Usted está aquí

¿Quiénes son los profesores eméritos?

El profesor emérito es una figura de singular importancia y es el reconocimiento que la Universidad debe a quienes han dedicado a ella su actividad profesional con esfuerzo y ejemplarida.

La razón última del nombramiento de profesores eméritos debe ser la conveniencia académica de mantener entre sus activos a quienes, en el pleno uso de sus capacidades, alcanzan la edad de jubilación y pueden aportar su producción científica, su experiencia en la formación y dar continuidad a proyectos y equipos investigadores. La Universidad, y la sociedad en general, obtienen un claro beneficio al seguir contando con ellos en lo que representa uno de sus objetivos: el avance del conocimiento.

A finales de 2006, un grupo reducido de Profesores Eméritos de la Universidad  cesaraugustana llevó a cabo una serie de reuniones con el fin de conseguir un mayor conocimiento y reconocimiento de la labor de dicha figura profesoral, hasta ese momento  muy desdibujada  y  bastante desconocida, amparada en una normativa escasa y a veces poco clara.

En virtud de aquella iniciativa fue gestándose, poco a poco, la que se denominaría “Asociación de Profesores Eméritos de la Universidad de Zaragoza” (en adelante APEUZ), que acabó viendo la luz el 25 de febrero de 2009. Como consecuencia se eligió la correspondiente Junta Directiva, de la que fueron Presidente y Secretario los Profesores Isidro Sierra y Agustín Ubieto, respectivamente.

La condición de profesor emérito, se alcanza al llegar a la edad de jubilación como miembro de los Cuerpos Docentes universitarios, previa solicitud al Rector, que somete la petición a una Comisión Evaluadora, para su informe, y si este informe es favorable, se somete la propuesta al Consejo de Gobierno, para su aprobación.

Los requisitos para poder ser nombrado Profesor Emérito son los siguientes:

  • a) alcanzar la edad de jubilación forzosa en el curso en que se realice la solicitud;
  • b) pertenecer a los cuerpos docentes universitarios; 
  • c) hallarse en servicio activo; 
  • d) haber prestado servicios destacados en la Universidad de Zaragoza durante un período de mínimo de quince años; 
  • e) haber obtenido, al menos, cuatro períodos de actividad investigadora o haber demostrado méritos excepcionales en el ámbito de la docencia y la gestión universitaria, la divulgación científica, la proyección social o la transferencia del conocimiento; 
  • f) no haber sido evaluado negativamente en su actividad docente; 
  • g) expresar su compromiso de continuar con la actividad investigadora y de colaborar en la docencia asignada al departamento.

Aunque la denominación de Profesor Emérito es vitalicia, hay un periodo de vinculación contractual con la Universidad, por un periodo máximo de 4 años. Terminado este tiempo, el Profesor Emérito, si desea continuar colaborando en la docencia, puede solicitar el nombramiento de Colaborador Extraordinario, o bien optar al reconocimiento de Profesor Honorario, mediante solicitud al Rector, que tras los informes pertinentes la somete para aprobación de la Comisión Permanente del Consejo de Gobierno.

Los requisitos para poder ser nombrado Profesor Honorario son los siguientes:

  • a. Acreditar una actividad académica y científica de dimensión y proyección internacional relevante como la presencia en comités científicos, participación en congresos, integración en grupos de trabajo o actividades científicamente asimilables.
  • b. Disponer de publicaciones científicamente acreditadas en los dos años anteriores a la solicitud.

De igual forma, se podrá considerar y valorar particularmente, a los efectos del citado nombramiento, la colaboración en proyectos de investigación obtenidos en concurrencia competitiva, especialmente de dimensión internacional.