8/11/2017

CONGRESOS, CURSOS Y CONFERENCIAS

Las prácticas al servicio de la comunidad que realizan los universitarios, a análisis en Huesca

Distintas experiencias realizadas por alumnado de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación han servido, este martes, para analizar la utilidad formativa y el papel social del llamado aprendizaje-servicio.
Este centro del Campus oscense, que lleva dos décadas incorporando estas iniciativas en la formación de sus estudiantes, ha revisado las posibilidades que ofrece esta línea de innovación educativa, que ha recibido un nuevo impulso a través de los fundamentos pedagógicos del Espacio Europeo de Educación Superior.
Colaboraciones con asociaciones de afectados por el síndrome de Down; labores de apoyo e integración escolar; iniciativas de transformación urbana; propuestas de intervención artística o proyectos de abordaje del cyberbullying, están entre las experiencias que se han abordado.

La ‘II Jornada de Aprendizaje-Servicio y responsabilidad social’ de Huesca se celebraba este martes, 7 de noviembre, organizada por la Facultad de Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación. Distintas experiencias de aprendizaje-servicio, realizadas por alumnado de este centro del Campus oscense, servían de punto de partida para analizar en esta cita la utilidad formativa y el papel social de estas prácticas universitarias que ofrecen un servicio de la comunidad. El vicerrector José Domingo Dueñas, la decana de la Facultad Marta Liesa, y Pilar Arranz, directora del Secretariado de Proyección Social e Igualdad de la Universidad de Zaragoza, abrían esta jornada que se desarrollaba, a lo largo de la tarde, en el Casino de la capital altoaragonesa (plaza de Navarra), con numeresos público.

La Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, que lleva cerca de dos décadas incorporando iniciativas de aprendizaje-servicio en la formación de sus estudiantes, ha programado este acto en el programa del 175 aniversario de los estudios de Magisterio en Huesca’, en el que, entre otras iniciativas, está revisando diferentes líneas de innovación educativa.

Una decena de sus profesores intervenían en esta jornada revisando algunos de los hitos oscenses de esta práctica docente  que permite, explican, desarrollar contenidos curriculares, logrando una mayor formación profesional y personal de los estudiantes, a la par que devuelven a la sociedad una parte de sus conocimientos en forma de corresponsabilidad y compromiso solidario.

La jornada se completó con una actuación de los coros de Atades y del Hogar de Mayores del IASS en Sabiñánigo; y con la inauguración de la exposición ‘Miradas’, realizada por personas con síndrome de Down y estudiantes de Magisterio, dentro de sus asignaturas de Expresión Plástica –que podrá visitarse hasta el 24 de noviembre en el Salón Rojo del Casino–.

El aprendizaje-servicio, que se desarrolla a partir de diferentes métodos de aprendizaje activo, como el experiencial, el cooperativo o el basado en el constructivismo, cuenta en la Universidad de Zaragoza con un proyecto permanente de innovación educativa, que se desarrolla en facultades de las tres provincias aragonesas. Los fundamentos pedagógicos que demanda el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) ofrecen un nuevo impulso a esta línea docente.

Ponencias

Tras la inauguración de la jornada Pilar Arranz ofrecía una introducción sobre la responsabilidad social de la Universidad y sobre las características y el papel del aprendizaje-servicio. Posteriormente, distintos profesores del Campus oscense  expusieron experiencias en las que trabajan. Alfonso Revilla revisó algunas de las desarrolladas en Educación Plástica, como las realizadas con personas con diversidad funcional o para la integración de escolares de origen africano en Educación Primaria, a través del arte del vecino continente. María Jesús Vicén explicó la labor de apoyo escolar en centros educativos con una línea de trabajo intercultural que realizan los estudiantes; Rafael Díaz, las tareas de apoyo y refuerzo extraescolar con alumnos de primaria; y Alberto Aibar, el proyecto de recreos cooperativos. Ester Ayllón y Azucena Lozano revisaron la tarea realizada a través del proyecto de ‘La ciudad de las niñas y los niños’, y Elías Vived los distintos programas impulsados en colaboración con las asociaciones de personas con síndrome de Down.

Por su parte Sandra Vázquez habló sobre el desarrollo de competencias del profesorado en Atención a la Diversidad desde la metodología del aprendizaje-servicio. Y Eva Lira expuso un proyecto para realizar en torno al cyberbullying y la  inteligencia emocional.

Más información:

http://unizar.es/aprendizaje_servicio/

Programa

    Compartir: