INVESTIGACIÓN Y TRANSFERENCIA

INVESTIGACIÓN

Las vacunas contra el sida y la tuberculosis, cada vez más próximas

El congreso de Inmunología que se celebra en el Paraninfo con más de 350 expertos evidencia que aunque todavía hay vacunas que se resisten "no será por mucho tiempo"

Presentadas nuevas terapias contra enfermedades autoinmunes, con resultados destacados en ensayos en ratones

Alberto Anel, bioquímico de la Universidad de Zaragoza y organizador del comité científico, destaca la trascendencia de este foro científico que se celebra hasta el sábado
La posibilidad de disponer de una vacuna contra el sida y de una más efectiva contra la tuberculosis parece estar cada vez más próxima. Así lo ha destacado esta mañana Alberto Anel, bioquímico de la Universidad de Zaragoza y organizador del comité científico del congreso nacional de la Sociedad Española de Inmunología, que se celebra en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza hasta el sábado, con la participación de más de 350 expertos. En la primera sesión de este foro científico se han presentado además resultados alentadores en ensayos preclínicos en modelos animales respecto a nuevas terapias contra enfermedades autoinmunes.
 
El objetivo de este encuentro nacional es el de compartir resultados, actualizar conocimientos y establecer colaboraciones en el ámbito de la Inmunología, disciplina que estudia la respuesta del sistema inmunitario contra agresiones externas, normalmente agentes infecciosos, y contribuye a mejorar esas defensas, mediante vacunas o de otros tratamientos de inmunoterapia.
 
El congreso de la SEI, que analiza la relación entre el sistema inmunológico y las enfermedades autoinmunes, ha arrancado en su primera jornada con una sesión sobre vacunas que todavía se resistenCarlos Martín, investigador principal del Grupo de Genética de Micobacterias, y responsable de la línea de Investigación "Construcción de Nuevas Vacunas contra la Tuberculosis" de la Universidad de Zaragoza, ha expuesto los últimos avances de la vacuna aragonesa contra la tuberculosis, mientras que Mariano Esteban, del Centro Nacional de Biotecnología, ha compartido sobre los últimos avances logrados en la vacuna del VIH. "En un futuro no muy lejano dispondremos de una vacuna contra el sida que, además, contará con participación española", ha subrayado Alberto Anel, miembro del grupo de Excelencia en Investigación "Apoptosis, Inmunidad y Cáncer" de la Universidad de Zaragoza.

También durante estas primeras horas, en el congreso se han abordado aspectos clínicos relacionados con la Inmunología, como el tratamiento y detección de enfermedades autoinmunes, cada vez de mayor prevalencia entre la población, o de las inmundeficiencias primarias hereditarias. En este sentido, Balbino Alarcón, del Centro de Biología molecular Severo Ochoa. dee Madrid, ha presentado la ponencia "Un inhibidor parcial de la activación del TCR con efectos a largo plazo en modelos de enfermedad autoinmune", en la que ha destacado resultados importantes en la consecución de nuevas terapias contra enfermedades autoinmunes, tal como ha explicado el organizador del congreso, Alberto Anel.

En el encuentro también participarán expertos internacionales invitados a las conferencias plenarias (ver http://congreso-inmunologia.com/informacion-cientifica/ponentes-plenarias/), como Marina Dobrovolskaia, del National Cancer Institute de Estados Unidos, especializada en Nanotecnología; Federica Sallusto, del Institute for Research in Biomedicine, de Bellinzona en Suiza, especialista en los linfocitos T en la salud y la enfermedad, y Guido Kroemer, prestigioso científico austriaco ubicado en París y director del grupo "Apoptosis, Cancer and Immunity" del INSERM francés, creador del concepto de muerte celular inmunogénica, clave en los avances de la inmunoterapia del céncer.
 
El que este congreso se haya celebrado en Zaragoza respalda el importante trabajo que se viene realizando en Aragón, donde existen diferentes grupos de investigación relacionados con la Inmunología, como el de Luis Martínez, del Servicio de Inmunología del hospital Clínico Lozano Blesa, Alberto Anel, o el de Julián Pardo, investigador de la Fundación Aragón I+D (ARAID), que se ubica en el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA, centro UZ-IACS).
 
 

    Compartir: