29/10/2014

INVESTIGACIÓN Y TRANSFERENCIA

INVESTIGACIÓN

Diego Gutiérrez, investigador del I3A, seleccionado por la Fundación BBVA dentro del programa de ayudas para investigadores, innovadores y creadores culturales

Tan solo 56 proyectos han sido elegidos, de un total de 1.664 que se presentaron a la convocatoria

El trabajo de este investigador permite capturar luz a una velocidad efectiva de un billón de fotogramas por segundo

Esta novedosa tecnología se está probando ahora incluso en la inspección lejana de cráteres en la luna por la NASA
Diego Gutiérrez, investigador del Graphics and Imaging Lab del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza, es uno de los seleccionados por la Fundación BBVA para formar parte de su programa de ayudas a investigadores, innovadores y creadores culturales. Una convocatoria a la que se presentaron 1.664 trabajos y en la que tan solo han sido elegidos 56.
 
El proyecto presentado por este investigador del I3A se enmarca dentro del área de la imagen computacional. En concreto, se centra en el desarrollo de un sistema tecnológico denominado femto-fotografía, que permite capturar luz a una velocidad efectiva de un billón de fotogramas por segundo. Esta tecnología se está probando ahora en diferentes campos, entre ellos en la inspección lejana de cráteres en la luna por la NASA.
 
El proyecto original se desarrolló en colaboración con el MIT Media Lab (EEUU), y fue presentado en la prestigiosa conferencia SIGGRAPH. Ahora, con este programa de ayudas de la Fundación BBVA, el grupo podrá continuar esta línea de investigación y avanzar el estado del arte teórico actual, explorando y formalizando científicamente el transporte de luz a escala de femto-segundos, y estudiar la viabilidad de nuevos métodos que permitan sacar esta técnica del laboratorio y que demuestren el potencial tecnológico de este avance.
 
“Consideramos que es el momento idóneo para replantearse algunas de las suposiciones básicas de partida asumidas en la actualidad en el campo de captura y análisis de imágenes e idear nuevos algoritmos y nuevas tecnologías que permitan alcanzar objetivos hasta ahora insospechados o tomados por imposibles”, señala Diego Gutiérrez. Algunos prototipos ya existentes en EEUU y que demuestran el potencial de este planteamiento incluyen cámaras que pueden ver objetos ocultos tras esquinas o incluso detectar cáncer, así como pantallas que adaptan su contenido a las deficiencias visuales particulares del observador. 
 
Según explica este investigador del Graphics and Imaging Lab, las posibles futuras aplicaciones de la femto-fotografía en los campos de la seguridad, defensa, control industrial o inspección remota de planetas “son muy prometedoras, aunque es necesaria mucha investigación en el campo antes de desarrollar un producto viable comercialmente”. Por ejemplo, expandir el sistema a otras longitudes de onda podría tener una aplicación directa en técnicas de imagen médica, para el diagnóstico de tejidos dañados o el análisis del impacto de la radiación sobre los tejidos a una escala imposible hasta ahora.

    Compartir: