5/10/2018

ESTUDIANTES

La Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia (EUPLA) lleva a Motorland su nueva versión de moto de competición 100% eléctrica

16 ingenieros y alumnos de Ingeniería Mecatrónica de la EUPLA han desarrollado una moto eléctrica que participará la próxima semana en el campeonato internacional de motociclismo MotoStudent. En el circuito de Alcañiz para ganar se valora “la competición” académica, ya que los equipos deben presentar un proyecto tecnológico, y la competición deportiva al más puro estilo de Moto GP, aunque con motos eléctricas. El prototipo desarrollado por la EUPLA alcanza una velocidad de 190 km/h y su innovadora batería le permite una autonomía de hasta 200 kilómetros.

Un grupo de 16 ingenieros y estudiantes y dos profesores del grado de Ingeniería Mecatrónica de la Escuela Politécnica Universitaria de La Almunia de Doña Godina (EUPLA) han diseñado y desarrollado una moto eléctrica de alta tecnología para participar en una nueva edición de MotoStudent, una prueba internacional muy exigente en la que compiten no sólo universidades españolas sino también de otros países. Se trata de una moto que competirá en el circuito de Motorland de Alcañiz (Teruel) del 4 al 7 del próximo mes de octubre.

Es un reto deportivo, pero sobre todo es tecnológico y educacional, que está desarrollado íntegramente por los alumnos e ingenieros de la EUPLA conjugando las disciplinas de electrónica, mecánica e informática, mostrando su compromiso con la alta investigación. El proyecto se ha presentado este fin de semana en un acto celebrado en el centro almuniense.

MotoStudent es una competición internacional entre universidades en la que se valora, por un lado “la competición” académica, ya que los equipos deben presentar un proyecto tecnológico con sus memorias, planos, cálculos, y también de viabilidad económica, y en segundo lugar la competición deportiva motociclista al más puro estilo de Moto GP, aunque en este caso con motos eléctricas, una energía que abre mucha oportunidades en el futuro más inmediato.

Al frente del equipo humano y técnico formado en la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia está Daniel Suñén, graduado en Mecatrónica y en Organización Empresarial por la EUPLA, quien destaca que tras la primera aventura de hace dos años (MotoStudent es bienal) “este llevamos una moto de las más fuertes, con un equipo muy poderoso de 16 personas con experiencia y con la tutoría de dos profesores”.

MotoStudent es una prueba reconocida por la Federación Internacional de Motociclismo, y al campeonato de Alcañiz, el equipo de los universitarios de la EUPLA acude con una moto muy sofisticada. Daniel Suñén explica que no parten de cero, ya que con los datos obtenidos en la primera competición del 2016 “nos ha permitido tomar decisiones de gran calado. Hemos diseñado un chasis nuevo, un moderno basculante, y sobre todo hemos preparado una batería, que yo defino más del año 2020 que no del 2018, por lo avanzada que la tenemos, lo que nos permite presentarnos a una competición de entre los mejores equipos”.

Daniel Sunén argumenta sus afirmaciones indicando que los ingenieros que han visto las características de la moto “nos dicen que es muy sofisticada con un desarrollo altamente tecnológico, porque hemos estudiado desde el primer tornillo a la última unión electrónica”.

Para el coordinador del proyecto, “el verdadero éxito de la primera participación de la EUPLA en esta prueba internacional de motociclismo en el 2016, es que ahora estemos compitiendo otra vez, y que MotoStudent crezca a la vez que nosotros también crecemos”.

A esta competición deportiva y académica se han sumado 16 ingenieros y estudiantes de Mecatrónica en la EUPLA que su “jefe de filas” define como un grupo humano con “diferentes mentes, cada día que pasa más locas, con distintos modos de pensar, cada uno con sus ideas, pero todo junto es la verdadera innovación que trasladamos a la moto”.
No en vano, el ganador de la competición no lo será solo por el puesto que obtenga el piloto profesional que lleva su moto en el circuito de Alcañiz, sino que también se valoran aspectos como por ejemplo la elaboración y diseño de la moto, su tecnología, los sistemas de seguridad, la relación de costes en términos de euros, y especialmente la aplicación docente, porque se trata de una competición universitaria.

David Asiain, uno de los profesores que lidera la parte educativa y subdirector de Investigación de la Escuela Universitaria, destaca que se trata de un proyecto “muy importante desde el punto de vista tecnológico, pero también para los alumnos de la EUPLA, ya que les permite adquirir conocimientos tecnológicos muy elevados y sumarse a los ámbitos de la innovación y la investigación que se desarrollan en la Escuela”. Asiain reitera que a esta nueva edición de MotoStudent “presentamos un proyecto integral que une los conocimientos de la electrónica, la mecánica y la informática con el software para que la moto eléctrica compita al más alto nivel”.

Y todo este trabajo tendrá su prueba de fuego en el circuito Motorland, en Alcañiz. El jueves día 4 de octubre deberá superar unas exigentes verificaciones técnicas, ya que se trata de un prototipo. Tras ello, los entrenamientos libres y la clasificación oficial, y el domingo la carrera pura y dura. El equipo de la EUPLA acude al circuito de Alcañiz con una moto eléctrica con un motor que rinde 65 caballos y llega a las 7.000 revoluciones, y que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora, con una batería de última generación que aporta una autonomía que puede incluso llegar a los 200 kilómetros.

La presencia de la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia en el ámbito de la investigación del área del deporte ya se manifestó en el diseño del sistema de navegación Racing Bravo, que participó en la construcción de cascos de alto rendimiento para la alta competición de vela. Asimismo,  colaborando en la Copa América de Vela con el desarrollo del sistema de navegación del equipo nacional y de otros países. También estuvo presente en los ensayos de choque en la lanzadera espacial Ariane 5 de EADS CASA-Espacio, del sistema de seguridad pasiva en vehículos de transporte y en la construcción de un kart de competición propulsado por hidrógeno (Fórmula Zero).

Compartir: