3/3/2017

CONGRESOS, CURSOS Y CONFERENCIAS

El Campus de Huesca recupera la figura del matemático José Mª Eyaralar con unas jornadas sobre su labor de renovación pedagógica

La Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación ha programado una exposición con las publicaciones de este profesor, que pasó su infancia y juventud en Huesca, una conferencia sobre su trayectoria y diversos talleres sobre didáctica de la geometría y la aritmética

Eyaralar fue una destacada figura de la innovación docente en, matemáticas en los niveles elementales y en la formación de maestros, en la “Edad de Plata” de la cultura y la educación españolas, durante el primer tercio del siglo XX

La Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca recupera la figura del matemático José Mª Eyaralar, con unas jornadas sobre la labor de renovación pedagógica de este docente, que pasó parte de su infancia y juventud en Huesca, y se formó en la Universidad de Zaragoza. Una exposición sobre sus publicaciones y las de autores coetáneos, que se inaugura el 6 de marzo; una conferencia sobre su trayectoria, que tendrá lugar ese mismo día; y varios talleres sobre didáctica de la geometría y la aritmética tendrán lugar en la sede de este centro del Campus oscense (calle Valentín Carderera, 4), como preámbulo de la celebración del 175 aniversario de los estudios de Magisterio en la capital altoaragonesa que se desarrollará durante los próximos meses.

José María Eyaralar (1890-1944), profesor de distintas Escuelas Normales de Maestros, fue una destacada figura de la innovación docente en la enseñanza de las  matemáticas, en los primeros niveles educativos y en la formación de docentes, durante el primer tercio del siglo XX, en la que se considera la “Edad de Plata” de la cultura y la educación españolas. Contribuir a rescatar del olvido su figura, y su vinculación con Huesca, poniendo de manifiesto la relevancia y la actualidad de sus propuestas educativas, explican desde la Facultad oscense, es el objetivo de estas iniciativas.

Programa

 José María Eyaralar: Huesca y la forja de una vocación por la formación matemática de los maestros”es el título de la conferencia que impartirán, el lunes 6 de marzo, a las 10:30 horas, las profesoras  de la Universidad de Murcia M ª Dolores Carrillo y Encarna Sánchez.

Una hora más tarde tendrá lugar la inauguración de la exposiciónRenovación en la enseñanza de las matemáticas por el profesorado normalista”. Esta muestra se acerca a la didáctica de las matemáticas de principios de siglo XX, mediante libros de la época y paneles informativos, revisando el papel de Eyaralar en ese periodo, junto al de otros autores e instituciones de la época. La exposición, se puede visitar, hasta el día 16 de marzo, de 9 a 21 horas, de lunes a viernes. La Facultad oscense organiza, además, visitas guiadas.

Finalmente, los días 6 y 7 de marzo, tendrán lugar talleres sobre didáctica de la Geometría y la Aritmética, que dirigirán las profesoras Dolores Carrillo y Encarna Sánchez. Diversas sesiones , en las que también se usarán materiales de Eyaralar, tendrán lugar de 12 a 14:30 horas el lunes; y de 10:30 a 14:30 y de 16 a 18, el martes.

José María Eyaralar

José María Eyaralar Almazán nació en Guadalajara en 1890. De niño fue a vivir a Huesca, donde pasó su adolescencia y juventud y donde publicó su obra poética. Se licenció en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza en 1912. Estudió en la Escuela Superior del Magisterio de Madrid entre 1915 y 1918, y acabó siendo el número uno de su promoción.

Fue profesor de Matemáticas y de Metodología de las Matemáticas en las Escuelas Normales de Barcelona y de Baleares, entre otras. Pasó un tiempo en Francia conociendo la enseñanza infantil, primaria y la formación de maestros, publicando posteriormente el volumen La enseñanza de las Matemáticas en las escuelas francesas, uno de sus numerosos textos sobre pedagogía. Su Metodología de la Matemática, publicada en 1933, fue un referente para la asignatura del mismo nombre, que había implantado el Plan de formación de maestros de 1931 

Sus inquietudes educativas, sociales y culturales hicieron que se implicara activamente en entidades como la Asociación para el Fomento del Civismo, el Ateneo Balear o el Mueso Pedagógico de Baleares. Fue encarcelado al comienzo de la Guerra Civil pasando dos años en prisión que debilitaron su salud. Más tarde se le “degradó”, destinándolo a ejercer como maestro de primera enseñanza. Murió en Mallorca en 1944.

 

 

    Compartir: