25/5/2016

ESTUDIANTES

Estudiantes del Grado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos presentarán alimentos innovadores este viernes a las 13h en la Sala Polivalente de Veterinaria

Sucedáneo de pulpo y crema deshidratada de lentejas con chorizo, entre las creaciones que optan al I Premio a la Innovación Alimentaria

Durante tres minutos los participantes expondrán su trabajo de la asignatura Practicum Planta Piloto
Un total de 12 alimentos innovadores, desarrollados por alumnos del Grado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Veterinaria, optarán este viernes al I Premio a la Innovación Alimentaria. Desde sucedáneo de pulpo, salchichas de hortalizas para veganos hasta cuajada con esferificaciones de hidromiel pasando por crema deshidratada de lentejas con chorizo son algunos de las creaciones diseñadas por 40 estudiantes dentro  de la asignatura Practicum Planta Piloto.
 
Los alumnos expondrán durante dos o tres minutos sus desarrollos ante un jurado en un acto que tendrá lugar a las 13 horas en la Sala Polivalente (Edificio Aulario de la Facultad de Veterinaria, junto a la cafetería). La empresa Lallemand, líder mundial en producción de probióticos y fermentos microbianos, realizará la entrega del I Premio a la Innovación Alimentaria a los estudiantes que hayan elaborado el alimento más original e innovador.
 
Estas creaciones han sido elaboradas en la Planta Piloto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Zaragoza dentro de la asignatura Practicum Planta Piloto, coordinada por  los profesores  Rafael Pagán y Diego García. Son ellos los que proponen el alimento innovador, y deben desarrollar un plan de producción y de organización industrial del proceso, encontrando las condiciones óptimas y promoviendo su creatividad y trabajo en equipo.
 
Los estudiantes han transformado sus ideas originales en alimentos innovadores mediante el diseño de un proceso de elaboración semi-industrial, a lo largo de tres semanas de trabajo intensivo.
 
Los alimentos que se presentarán incluyen:
·         la revisión de un clásico como es la cuajada con miel en una cuajada con esferificaciones de hidromiel;
·         otros productos lácteos basados en la elaboración de queso, yogur o labneh rellenos de frutas de Niza, mermeladas gelatinizadas, esferificaciones de chocolate o recubiertos de zumo de tomate sólido;
·         nuevos productos vegetales como patatas bravas a la inversa, espirales de pasta con setas o snacks de hortalizas;
·         alimentos destinados a colectivos con necesidades especiales como sucedáneo de pulpo, salchichas de hortalizas y margarina con mermelada para veganos;
·         alimentos para dietas hipercalóricas para expediciones de alta montaña como una crema deshidratada de lentejas con chorizo.
 
La realización de estos proyectos ha permitido a los estudiantes integrar los conocimientos adquiridos durante su formación, así como desarrollar la creatividad y su capacidad de organización, de trabajo en equipo y liderazgo.
 
Por otro lado, varias empresas agroalimentarias de la región han colaborado como proveedores de materias primas y se han interesado por los resultados de estos proyectos, dada la importancia de la innovación en el aumento del valor añadido y la competitividad de las empresas.

    Compartir: