24/5/2016

INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

Discurso del acto de investidura del Rector Magnífico, José Antonio Mayoral

En la mañana de hoy ha tenido lugar el acto de investidura del Rector Magnífico, José Antonio Mayoral, y de toma de posesión de su Consejo de Dirección, que ha sido presidido por el Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

«Repensar nuestra Universidad, modernizarla y abrirla al exterior», el lema de su campaña electoral, ha sido el eje principal de su discurso de investidura como rector de la Universidad de Zaragoza.

Ha repasado los tres proyectos más importantes de su mandato. En primer lugar, la necesidad de reflexionar sobre la estructura y la organización de la Universidad, en la que, a lo largo de los años y de la exigencia de adaptarse rápidamente a las distintas reformas, se han ido superponiendo estructuras, comisiones y mecanismos que han generado algunas disfunciones. Es el momento de reflexionar, de consultar a la comunidad universitaria y al entorno social, y de trabajar por un amplio consenso que permita adaptar la estructura de la Universidad de Zaragoza al siglo XXI.

Por ello, se ha elegido el 24 de mayo para realizar el acto de toma de posesión. Por su valor simbólico. Fue el 24 de mayo de 1583 cuando la Universidad inició sus actividades y se ha querido que sea en la misma fecha cuando se inicie el proceso de modernización de la Universidad. Una modernización que no debe limitarse a la estructura interna, sino que debe extenderse a la relación con la sociedad, que ha de ser cada vez más intensa y transparente. Y, también a las infraestructuras, que permitan a la comunidad universitaria disponer de unas condiciones de trabajo y estudio cada vez mejores.

El Rector ha señalado que en la apertura al exterior desempeña un papel destacado la política de internacionalización, que debe permitir a la Universidad estar presente y hacerse visible en un entorno cambiante, siguiendo la estela de muchos grupos de investigación de la Universidad que han alcanzado gran proyección internacional. Para ello, es necesario presentar una oferta académica de calidad, atractiva, flexible y accesible, que incorpore de manera creciente la docencia en lengua inglesa.

La política científica pasa por mejorar aún más nuestra posición internacional. El conocimiento y la innovación que se generan en la Universidad deben servir de motor de desarrollo para una economía basada en el conocimiento y, cada vez más, a escala internacional. Esta apertura al exterior tiene otras numerosas facetas, de las cuales la política cultural -como la que se lleva a cabo en el Paraninfo, lugar de encuentro con la sociedad-, juega un papel destacado.

El Rector ha mencionado también el acuerdo de financiación recientemente firmado con el Gobierno de Aragón, que ha dado fin a una etapa de desencuentros entre ambas instituciones. El acuerdo permitirá abordar algunas de las tareas pendientes, mediante una financiación básica que debe completarse con otra por objetivos. En este terreno, el Rector ha señalado la necesidad de poner en marcha el plan de infraestructuras, que debe comenzar a aplicarse con el inicio de las obras de la Facultad de Filosofía y Letras, a la mayor brevedad posible.

 
Al finalizar ha mostrado su agradecimiento a las demás instituciones y empresas con las que trabaja la Universidad. También se ha dirigido a los distintos sectores de la comunidad universitaria y, en espacial, a su profesor Federico López Mateos, que fue rector de la Universidad de Zaragoza desde 1979 hasta 1984. Ha mostrado su reconocimiento a su grupo de investigación y a sus anteriores compañeros en el Consejo de Dirección sin los cuales, ha manifestado, no podría haber llegado a rector. De su predecesor en el cargo, Manuel López,  al que ha calificado de amigo, ha dicho que ha dejado el listón muy alto y le ha mostrado su gratitud por el trabajo realizado.

Compartir: