22/4/2016

CONGRESOS, CURSOS Y CONFERENCIAS

El impacto del arte de Japón en España, eje de la XV Semana Cultural Japonesa de la Universidad de Zaragoza

Kenji Hirata, ministro de la Embajada de Japón en España, impartirá la conferencia inaugural el lunes a las 19,30 horas

La Universidad de Zaragoza inaugura el próximo lunes, 25 de abril, la XV Semana Cultural Japonesa, un encuentro organizado por el Departamento de Historia del Arte cuyo objetivo es divulgar el conocimiento del arte y la cultura japonesa entre universitarios y público general a través de actividades de calidad y elevado nivel académico. En esta ocasión, la programación se centrará en el impacto del arte de Japón en España, analizando el fenómeno conocido como “japonismo” y la gran atracción que suscita el arte japonés en nuestro país.

La XV Semana Cultural Japonesa se inaugurará el lunes a las 19 horas en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras y, a continuación, el ministro de la Embajada de Japón en España, Kenji Hirata, impartirá la conferencia inaugural “Historia de las relaciones entre Japón y España”. La primera jornada finalizará con la intervención de Fernando García Gutiérrez, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla y uno de los pioneros en los estudios sobre arte japonés, que hablará, a las 20,30 horas, sobre “Influencias del arte japonés en el arte occidental”.

La programación de la XV Semana Cultural Japonesa incluye conferencias, visitas a exposiciones y proyecciones y se prolongará hasta el viernes 29 (se adjunta la programación completa). La organización cuenta con el apoyo de la Embajada de Japón en España, la Fundación Japón el Servicio Cultural de Caja de Ahorros de la Inmaculada y la Fundación Torralba Fortún.   

El arte japonés en España

El arte es fiel reflejo y perfecto exponente de las relaciones interculturales.  Desde el momento en que Japón y España establecieron sus primeros  vínculos a mediados del siglo XVI hasta la actualidad, mutuas influencias han enriquecido las manifestaciones artísticas de sus pueblos.  El  fenómeno conocido como Japonismo, que se expandió por los países occidentales durante la primera mitad del siglo XIX y  primeras décadas del XX, tuvo una notable presencia en España. La estética decorativista y las exóticas imágenes de las estampas y pinturas, lacas y cerámicas  japonesas que  el comercio y  los viajeros trajeron hasta Europa influyeron en  la obra de nuestros artistas. E incluso en las artes escénicas (óperas, operetas y zarzuelas) y en la música, el País del Sol Naciente dejó su impronta.

Entrado el siglo XX, desde Pablo Picasso y Joan Miró hasta Antoni Tàpies fueron seducidos por la belleza del arte nipón. En especial la estética vinculada a la espiritualidad del Budismo Zen,  tendente a la simplicidad y la  aparente imperfección,  causó un enorme impacto en los pintores occidentales que  quedaron fascinados por la  fuerza expresiva de la pincelada de la pintura sumie. ambién el denominado movimiento Mingei, teorizado por el filósofo y diseñador Yanagi Sōetsu (1889–1961) que reivindicó las tradiciones artesanales japonesas como respuesta a la industrialización de la sociedad japonesa, dejó su huella en los creadores españoles.

Hoy el arte japonés sigue suscitando gran atracción en España y no solo el tradicional sino también el contemporáneo: desde las artes plásticas y otras manifestaciones artística actuales hasta los últimos productos de la cultura popular audiovisual son muy apreciadas en nuestro país.  

Compartir: