17/9/2015

ESTUDIANTES

CANDIDATURAS A RECTOR

El equipo español, segundo en el Concurso Mundial de Valoración de Suelos, celebrado en Hungría

Cuatro estudiantes recientemente titulados – entre ellos Noemí Mateo, graduada en Ciencias Ambientales en el Campus de Huesca–, seleccionados por la Sociedad Española de Ciencias del Suelo, integran este equipo que participaba por primera vez en esta competición internacional

Estados Unidos, un equipo multinacional africano y los representantes del país anfitrión han acompañado a los españoles en los primeros puestos de las distintas modalidades, en unas jornadas que han reunido a participantes de más de 20 países de los cinco continentes

Esta edición del concurso, organizado por universidades e instituciones científicas, se ha celebrado con motivo del Año Internacional del Suelo promovido por Naciones Unidas
El equipo español, formado por cuatro estudiantes recientemente titulados en Ciencias Ambientales o Ingeniería Agroalimentaria –entre ellos Noemí Mateo, graduada en el Campus de Huesca–, ha obtenido el segundo puesto en el cómputo global del Concurso Internacional de Valoración de Suelos, celebrado en Hungría. En él han participado jóvenes edafólogos de más de veinte países de los cinco continentes, distribuidos en 16 equipos nacionales o multinacionales. Estados Unidos, un combinado multinacional africano y los representantes del país anfitrión han acompañado, en los primeros puestos de las distintas modalidades, al equipo hispano, seleccionado por la Sociedad Española de Ciencias del Suelo (SECS), que participaba por primera vez en esta competición internacional . El encuentro, con una doble vertiente formativa y competitiva, se ha celebrado en la localidad de Gödöllő (Hungría), del 1 al 5 de septiembre, como parte de los actos del Año Internacional del Suelo, promovido por Naciones Unidas.
 
Noemí Mateo, Irati Laiseca, Joaquín Cámara y Andrés García,  cuatro jóvenestitulados, respectivamente,en las universidades de Zaragoza, País Vasco, Alcalá de Henares y Politécnica de Madrid han sido los integrantes del combinado español. Como entrenadora del equipo y representante de la SECS ha estado la profesora Rosa Poch, de la Universidad de Lleida.
 
El encuentro ha acogido competiciones por equipos y competiciones individualesde descripción y análisis de suelos, y de valoración de sus potencialidades para diferentes usos. La combinación  de los resultados de ambas modalidades ha conformado la clasificación global del concurso. En ella el grupo español ha quedado segundo, por detrás de Estados Unidos (país iniciador de este tipo de concursos, hace ya más de 60 años), y por delante de Hungría.
 
En las pruebas previas el equipo hispano ha conseguido el cuarto puesto por equipos; y Andrés García, uno de sus integrantes, el segundo en la competición individual. El ganador, en la primera de ellas ha sido uno de los equipos multinacionales africanos patrocinados por la FAO, seguido por Estados Unidos y Hungría. En la clasificación individual, García solo ha sido superado por la norteamericana Kristen Pegues, quedando tercero el ruandés Yves Uwiragiye.
 

Pruebas

Las pruebas han consistido en la descripción, clasificación y valoración sobre el terreno de diferentes perfiles de suelos, determinando sus características y estado, y analizando aspectos como sus horizontes genéticos, su profundidad efectiva, clase de drenaje, o capacidad de retención de agua; para evaluar posteriormente su mayor o menos idoneidad para distintos cultivos y los condicionantes que planteaba para la construcción de determinadas obras.
 
En los días previos a la competición los participantes recibieron formación específica sobre los suelos de Hungría, sobre la mecánica de la competición y sobre los sistemas internacionales de clasificación de suelos.
 
Noemí Mateo, ambientóloga formada en la Escuela Politécnica Superior de Huesca, destaca lo positivo de la experiencia, “en la que hemos aprendido mucho sobre unos suelos totalmente diferentes a los de España”, y la alegría de los integrantes del equipo español, que no esperaban, dice, “teniendo en cuenta la experiencia en campo” y la trayectoria de otros equipos, obtener una clasificación como la alcanzada.
 
Por su parte, la SECS, que ha comunicado este pasado lunes, 14 de septiembre, los resultados a sus asociados, ha expresado su satisfacción, resaltando “que es la primera vez que nuestro equipo participa en este tipo de concursos, y que ha superado a países con mucha experiencia y prestigio en edafología como Alemania, Japón o el Reino Unido”. También ha querido destacar el apoyo, como patrocinadores, de Tragsa y del Instituto Madrileño de Investigación, Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario, que han hecho posible la participación en esta cita.
 
Entre los participantes han estado jóvenes de Alemania, Reino Unido, Hungría, Corea del Sur, Japón, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Serbia, Estados Unidos, Brasil, Australia, Filipinas, Laos, Kosovo, Armenia , Montenegro, Turquía, Túnez, Afganistán, Tadjikistán , Kenia, Sudáfrica, Ruanda, Nigeria, Sudán o Uganda. Algunos de los equipos multinacionales acudían con el patrocinio de la FAO, promotora del Año Internacional del Suelo, que ha motivado la realización de esta segunda edición del concurso.
 
Éste se celebró por primera vez en Jeju (Corea del Sur) en el año 2014, con ocasión del Congreso de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo.Está previsto que en el próximo congreso de esta entidad, que tendrá lugar en Río de Janeiro en 2018, se celebre una nueva edición de esta competición internacional.
 

2015, Año Internacional del Suelo

La FAO (organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura) ha declarado 2015 como Año Internacional del Suelo. Con esta decisión se pretende sensibilizar a la población mundial sobre la importancia para la vida y la seguridad alimentaria de ese recurso natural limitado y frágil de apenas dos metros de espesor.
 
Para formar un milímetro de suelo se requieren entre 100 y 1000 años, de ahí que el suelo sea un recurso natural no renovable a la escala de la vida humana”, recuerda la Sociedad Española de Ciencias del Suelo. Por ello, concluye el profesor del Campus de Huesca, David Badía, es importante conservar y conocer los suelos sobre los que se asientan nuestros cultivos y nuestros ecosistemas naturales.
 
En Aragón, el Campus oscense acoge los estudios de Ciencias del Suelo, en sus titulaciones de Ingeniería Agroalimentaria y Ciencias Ambientales. Siendo también sede del equipo científico de la universidad pública aragonesa sobre esta materia, y de  parte de la investigación de la comunidad sobre la misma.
 
 
Clasificaciones de la competición:
Más información sobre el concurso:

    Compartir: