imagen cabecera institucion

Noticias

“Zaragoza, cuna de la imprenta”, nueva exposición en la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza

La muestra reúne una selección de 43 obras de primeros impresos zaragozanos entre las que se incluyen 16 incunables.

Destacan Manipulus curatorum, primera obra salida de las prensas zaragozanas, el libro de salmos Expositio super toto psalterio, incunable con orla xilográfica coloreada a mano y el Misal de Tarazona, uno de los primeros libros con notación musical impresa

Pretende dar a conocer la labor de los primeros impresores afincados en Aragón y destaca la importancia de Zaragoza como uno de los emplazamientos cruciales en la difusión de la imprenta en España

(Zaragoza, 27 de marzo de 2013). La Universidad de Zaragoza inaugura el día de la fiesta de su Patrón, San Braulio, una exposición bibliográfica de primer orden, en la que se podrán contemplar los primeros y más bellos ejemplares salidos de la imprenta en la ciudad de Zaragoza durante su primer siglo de existencia. El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López Pérez y la consejera de Educación y Universidad, Dolores Serrat, han inaugurado la exposición esta mañana.

La exposición “Zaragoza cuna de la imprenta, los primeros impresos zaragozanos, 1475-1549”, organizada por la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza, tiene como fin dar a conocer la labor de los primeros impresores afincados en Aragón y destacar la importancia de Zaragoza como uno de los emplazamientos cruciales en la difusión de la imprenta en España. A su vez quiere señalar la relevancia de la colección de primeros impresos zaragozanos que conserva la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza, algunos de los cuales son únicos o es muy escaso el número de ejemplares conocidos.

La muestra reúne una selección de 43 obras, entre las que se incluyen 16 incunables. Merecen especial mención, por ser piezas destacadas, el Manipulus curatorum, primera obra salida de las prensas zaragozanas, el libro de salmos Expositio super toto psalterio, magnífico ejemplo de incunable con orla xilográfica coloreada a mano y el Misal de Tarazona, uno de los primeros libros con notación musical impresa

La colección expuesta se organiza en torno a dos apartados.

El primero de ellos (vitrinas 1 a 10) destaca los elementos esenciales que identifican estas primeras ediciones a través de los ejemplares conservados en la Biblioteca Universitaria, y a su vez ofrece una idea ajustada de la producción zaragozana en los primeros años de su historia.

El itinerario se inicia con ejemplos de las primeras portadas (o de su ausencia); le siguen los diferentes tipos de letra gótica y romana; los elementos estructurales de las páginas, como son las signaturas tipográficas, los reclamos y la foliación; las iniciales xilográficas en sus diferentes estilos; los grabados a toda página, un elemento en el que los primeros impresos zaragozanos destacaron por su riqueza; los textos preliminares, especialmente los que contienen dedicatorias; los colofones y las marcas de impresor, elementos en los que la imprenta de Zaragoza demostró su carácter innovador; finaliza el recorrido con unas muestras de encuadernación de estilo mudéjar.

A través de estos ejemplos se puede apreciar hasta qué punto los primeros impresos pretendían emular en su apariencia a los manuscritos, y cómo adquirieron progresivamente entidad propia a medida que sus artífices fueron conscientes de la importancia de la nueva técnica.

El segundo apartado (vitrinas 11-19) está dedicado a los primeros impresores establecidos en la capital del Reino de Aragón. Junto a breves apuntes biográficos se exponen muestras de las ediciones salidas de sus talleres. Nada mejor que estos ejemplares para transmitir el ímpetu y la iniciativa de sus artífices

La Biblioteca de la Universidad de Zaragoza conserva muestras de los maestros impresores más conocidos que se establecieron en Zaragoza de 1475 a 1549. Siguiendo el orden marcado por la cronología de su labor tipográfica, se han organizado con el siguiente resultado:
·         Mateo Flandro (1475)
·         Enrique Botel y Juan Planck (1476-1484)
·         Pablo Hurus (1476-1499)
·         Juan Hurus (1485-1491)
·         Leonardo Hutz y Lope Appentegger (1499-1503)
·         Jorge Coci (1499-1539)
·         Pedro Hardouyn (1528-1536)
·         Juana Millán (1537-1544) y (1448-1550)
·         Diego Hernández (1545-1548)
·         P. Bernúz y B. de Nájera (1540- )

La exposición concluye con un último apartado (vitrina 20) dedicado a las obras de Jerónimo Borao y Juan Manuel Sánchez, dos grandes bibliógrafos zaragozanos, pioneros en el estudio de los primeros impresores aragoneses.

El camino que ellos iniciaron ha sido continuado por otros investigadores, que han incorporado nuevos datos y referencias bibliográficas, como Manuel José Pedraza y Miguel Ángel Pallarés. Sus estudios han servido de gran ayuda para documentar la exposición y profundizar en el conocimiento de este revolucionario invento que se instaló en tierras aragonesas el año 1475 y, más allá de satisfacer una demanda, actuó como un revolucionario factor de cambio de consecuencias insospechadas.

Ver archivo adjunto
Ver archivo adjunto
Ver archivo adjunto

Compartir: