La entrevista

Introducción

Es el instrumento de selección por excelencia.. En ella se trata de recopilar información acerca del candidato, y en el caso de que se hayan realizado otro tipo de pruebas de contrastarla.

Se hace un repaso al curriculum, haciendo hincapié en los puntos débiles del candidato respecto al puesto de trabajo. Conviene tener preparadas las respuestas para aquellos puntos dónde se pueda cuestionar nuestro curriculum como:

  • falta de formación
  • lagunas académicas o laborales
  • falta de experiencia
  • cambios de trabajo
  • juventud
  • disponibilidad para el trabajo

Temas a tratar en la entrevista:

  • Datos personales y familiares
  • Datos académicos
  • Datos profesionales
  • Datos complementarios

Tipos de entrevista

Uno o dos entrevistadores intentarán contrastar la información que ya poseen del candidato y hacer un diagnóstico de una serie de rasgos de personalidad.

Puede ser de cuatro tipos:

  • Entrevista estructurada: El entrevistador se prepara una serie de preguntas, y realiza sólo esas preguntas a los candidatos, comparando las respuestas entre ellos.
  • Entrevista no estructurada: El entrevistador no prepara las preguntas, las realiza en función del candidato, o bien le pide que le cuente lo que desee.
  • Entrevista mixta: Es la más frecuente, el entrevistador se prepara una serie de preguntas, y en función de las respuestas del candidato le realiza otras diferentes.
  • Entrevista de tensión: Se trata de entrevistas en las que a través de las preguntas o de la situación en sí, se pone al candidato en una situación de tensión para ver cómo reacciona.

Consejos prácticos

Antes de la entrevista:

  • te aconsejamos que intentes recopilar la mayor información posible acerca de la empresa y del puesto de trabajo al que optas.
  • Repasa el cv que enviaste a la empresa.

Durante la entrevista:

  • Escucha con atención las preguntas, y tómate un pequeño tiempo para contestar.
  • Relaciona las respuestas con el trabajo al que optas.
  • Trata de hacer evidentes cuáles son tus puntos fuertes, y sobre todo
  • Convence al entrevistador de que eres el candidato más adecuado para el puesto.

En cuanto a los aspectos formales:

  • Cuida tu vestuario.
  • Sé puntual, es preferible llegar 5 minutos antes. (Causa buena impresión, y además evita que te pongas más nervioso al pensar que llegas tarde).
  • Procura sonreir y mostrarte atento durante la entrevista.
  • Muéstrate amable, respetuoso y educado.
  • Acude sólo a la entrevista.