Formación Permanente UZ (Estudios Propios)

En el mundo globalizado actual y en la sociedad de la información y la comunicación en particular, se pone de manifiesto con nitidez una de las características que mejor define al ser humano: la capacidad para adquirir competencias y desarrollar conocimientos, destrezas, hábitos y actitudes; es decir, su capacidad para aprender independientemente de la edad, el espacio y el tiempo. Es lo que en la actualidad se denomina aprendizaje a lo largo de la vida y en el ámbito del conocimiento especializado se identifica como Formación Permanente, que no es ningún tipo de educación particular, sino una manera de entender la educación en su dimensión dinámica, una orientación o sentido de la educación.

La incorporación del sistema universitario español al Espacio Europeo de Educación Superior ha significado un gran número de cambios y adaptaciones de las enseñanzas al nuevo modelo. Paralelamente se han desarrollado nuevas acciones y líneas estratégicas de trabajo en el seno de las Instituciones de Educación Superior.

La importancia de la Formación Permanente y su incorporación plena a la Educación Superior se ha planteado desde la misma Declaración de Bolonia en 1999.

En el contexto actual, la Formación Permanente impartida desde la Universidad Zaragoza se configura como una oferta sólida, coherente y cualificada en todos los ámbitos del conocimiento.

El desarrollo de la Formación Permanente está muy relacionado con la función social de la universidad al coincidir en objetivos como: proporcionar una formación que facilite el aprendizaje autónomo, divulgar el conocimiento, impulsar el desarrollo profesional y/o personal, promover el conocimiento del entorno, facilitar el acceso a estudios universitarios en cualquier época y momento de la vida, mejorar la calidad de vida o potenciar la colaboración, la participación o el desarrollo de las relaciones intergeneracionales.

Legislación y Normativa