imagen cabecera institucion

La Universidad de Zaragoza consigue por primera vez un proyecto europeo de investigación sobre Comunicación y Educación on-line

Durante los tres próximos años se estudiará el potencial de los MOOC, Cursos Masivos Abiertos En Línea, que ofrecen formación gratuita a decenas de miles de internautas

El Grupo de Investigación en Comunicación e Información (GICID) del campus aragonés analizará que la distancia física entre profesor y alumno no interrumpe el proceso de aprendizaje

El equipo aragonés es uno de los 24 socios de tres continentes que participan en este trabajo dotado con 2,3 millones de euros

(Zaragoza, martes, 18 de marzo de 2014). La Universidad de Zaragoza tiene mucho que decir en el futuro aún por escribir de la educación on-line, ya sea desde un ordenador o desde un móvil. Las Áreas de Comunicación Audiovisual y Publicidad y Periodismo de la Universidad de Zaragoza participarán durante los próximos tres años en una investigación de la Comisión Europea sobre el potencial de los MOOC, Cursos Masivos Abiertos En Línea, que ofrecen formación gratuita a decenas de miles de internautas.
 
Los investigadores de la capital aragonesa colaborarán con 23 instituciones de España y otros países de Europa y América en el proyecto e-Learning, Comunicación y Open Data (ECO), que cuenta con una financiación total de2.313.000 euros.En concreto, el equipo de Zaragoza se ocupará especialmente de "analizar la anatomía de las plataformas MOOC", para garantizar que la distancia física entre profesor y alumno no interrumpe el proceso de aprendizaje.
 
La investigadora principal del Grupo de Investigación en Comunicación e Información Digital (GICID) y profesora titular de Comunicación Audiovisual y Publicidad, Carmen Marta Lazo, coordinará durante tres años junto con el profesor José Antonio Gabelas Barroso el proyecto ECO, el primer proyecto europeo de la universidad conseguido en las Áreas de Comunicación, desde que se crearan hace tan sólo 6 años en el campus público aragonés. El desarrollo de la educación on-line se beneficiará así de la experiencia multidisciplinar de un equipo de más de 20 personas, entre investigadores de diferentes áreas de conocimiento, profesores, profesionales de medios de comunicación y personal administrativo del campus público aragonés.
 
La investigación, cuyo título oficial es "E-learning, Comunication and Open Data", se centrará en la educación a gran escala en entornos virtuales, con el objetivo de diseñar el mejor modelo pedagógico y tecnológico de acuerdo con los nuevos hábitos que ha traído la filosofía 2.0: completa accesibilidad en cualquier momento y desde cualquier lugar, sea con un ordenador o desde un móvil. En este sentido, la Comisión Europa deposita una gran confianza en los MOOC por su potencial para "rebajar o eliminar las barreras tecnológicas en el proceso de aprendizaje para aquellos con necesidades especiales o en riesgo de exclusión".
 
En concreto, el equipo de Zaragoza se ocupará especialmente de "analizar la anatomía de las plataformas MOOC", para garantizar que la distancia física entre profesor y alumno no interrumpe el proceso de aprendizaje. Desde las Áreas de Comunicación, junto con compañeros de Ingeniería, Educación, Sociología y Marketing, se trabajará también en el estudio de la arquitectura técnica de estas plataformas virtuales para asegurar, por un lado, una comunicación interna y horizontal entre los profesores y alumnos, y por otro, una comunicación externa, hacia fuera, que se desarrolle en las redes sociales.
 
Un proyecto europeo y tricontinental
Las videoconferencias periódicas y la constante comunicación en foros y chats eliminarán la enorme distancia física que separa a las 24 instituciones participantes repartidas en tres continentes. España es el país que más actores aporta al proyecto. Además de la Universidad de Zaragoza, participan la Universidad Nacional a Distancia (responsable del proyecto), el Centro Superior para la Enseñanza Virtual, las Universidades de Valladolid, Cantabria y Oviedo, la Fundación Universidad Loyola Andalucía, así como las empresas Telefónica Learning Services, Editrain, Prisma Vista Digital y Tabarca.
 
Del resto de Europa, el proyecto suma la participación, por Reino Unido, de la Universidad de Manchester; por Portugal, de la Fundación para el Estudio y Desarrollo de la Región de Aveiro y la Universidad Abierta; por Francia, de la Universidad Sorbona Nueva Paris III; por Holanda, de Open Universiteit Nederland, Reimer IT Solutions y la unión de universidades a distancia Vereiniging Van European; por Alemania, de las empresas Humance AG y Sunne Hanna Eichler; y por Italia, de la Politécnica de Milano.
 
Al otro lado del océano también trabajan los investigadores de la Organización de Estados Americanos (compuesta por 35 estados independientes), de la Universidad Nacional de Quilmes (Argentina) y de la Universidad Manuela Beltrán (Colombia).
 
España, líder en e-learning
España, además de aportar el grueso de investigadores a este proyecto de la Comisión Europea, es también el país europeo líder en oferta de MOOCs durante el año 2013, según el informe "Panorama actual de los Cursos Masivos Abiertos en Línea en las universidades españolas", publicado por la Universidad Pompeu Fabra en enero de 2014.
 
El número de cursos ofertados en España supera las cifras de Reino Unido, Alemania y Francia. Este hecho se corresponde con la demanda: según el mismo informe, España aparece dentro de los cinco países con más estudiantes que siguen este tipo de formación, teniendo por delante a países como EEUU, Reino Unido, Canadá o Brasil.
 
 
 
En la foto, Carmen Marta y José Antonio Gabelas, en una reunión del proyecto europeo ECO.

Ver archivo adjunto

Compartir: