imagen cabecera institucion

La Universidad de Zaragoza lleva “Ciencia de cine” a las cárceles

Investigadores de Aragosaurus participan en un coloquio con 50 internos de la prisión de Daroca tras visionar “La maldición del cocodrilo de Ricla”

El documental “El aroma del vino” permitirá abrir un cine-fórum sobre química en el centro de Zuera el próximo día 17

(Zaragoza, jueves 5 de diciembre de 2013). La Universidad de Zaragoza ha puesto en marcha “Ciencia de cine”, una actividad de divulgación científica en las cárceles de Daroca y Zuera, a partir de los documentales realizados por los propios investigadores en los últimos años. Juan Manuel Gasca y Eduardo Puértolas, investigadores del grupo Aragosaurus, han participado hoy en el primer coloquio celebrado con 50 internos de la prisión de Daroca, a partir de la proyección del minidocumental  “La maldición del cocodrilo de Ricla”.

Durante más de una hora, los asistentes, alumnos de Educación Primaria, Secundaria y de acceso a ciclos formativos superiores, han podido conocer de cerca el trabajo de los paleontólogos así como la descripción del primer cocodrilo marino de España, Maledictosuchus riclaensis, es decir, del más antiguo y mejor preservado de la Península Ibérica, que habitó los mares hace unos 164 millones de años. Este trabajo científico se relata en el documental que ha obtenido cuatro premios nacionales en los últimos meses, como el Prismas 2013.

El documental “El aroma del vino” permitirá abrir un cine-fórum sobre química en el centro de Zuera el próximo día 17, de la mano de los profesores e investigadores Juan Cacho y Ricardo López. Ambos científicos expondrán el trabajo del  Laboratorio de Análisis del Aroma y Enología, ubicado en la Facultad de Ciencias, que se ha convertido en un referente internacional. Este laboratorio, como se describe en el audiovisual, debe enfrentarse en ocasiones a retos como la búsqueda de la molécula que llega a estropear el vino de toda una bodega.
 
Con “Ciencia de cine”, la Universidad de Zaragoza quiere ampliar el abanico de público al que normalmente dirige su divulgación, gracias a la colaboración del  Área de Formación de los centros penitenciarios de Zuera y Daroca, así como de  la Asociación Ciencia Viva. Se trata de un paso más en la andadura de concienciar a la sociedad sobre el trabajo de los científicos, una tarea que la Universidad de Zaragoza realiza habitualmente con jóvenes de Secundaria y Bachillerato de Zaragoza, de la mano del Programa Ciencia Viva del Gobierno de Aragón, a través de sus sesiones CINE-tíficas.

Con este tipo de iniciativas se busca promover el interés por la ciencia y rentabilizar los minidocumentales científicos que se producen íntegramente dentro del Taller de Guión y Produccción del Documental Científico, organizado por la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la Universidad de Zaragoza, y financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Compartir: