imagen cabecera institucion

Noticias

Intervap y Universidad de Zaragoza diseñan una nueva generación de aparatos de ejercicio físico que mejoran la calidad de vida de mayores y pacientes con problemas de movilidad

Con una inversión de casi 500.000 euros en dos años, este proyecto ayuda a mejorar resultados en velocidad, coordinación, flexibilidad, resistencia y fuerza muscular, así como en capacidad aeróbica y autonomía personal

Los grupos de I+D “IDERGO” en biomecánica y ergonomía y “UIF” en fisioterapia y la empresa riojana Intervap Europa han desarrollado esta investigación, con el apoyo tecnológico de AITIIP
Los aparatos desarrollados, en proceso de patente, se comercializarán en residencias, centros de día y gimnasios. En un futuro se pretende que sean accesibles en puntos estratégicos de la ciudad

(Zaragoza, lunes 2 de diciembre de 2013). Dos años de investigación han sido necesarios para desarrollar una nueva generación de aparatos de control motor que de forma sencilla y práctica vienen a mejorar la calidad de vida, en su día a día, de los mayores y pacientes con problemas de movilidad. La vicerrectora de Transferencia e Innovación Tecnológica, Pilar Zaragoza, el gerente de Intervap Europa, José Ignacio Gómez, el director de la Unidad de Investigación en Fisioterapia, José Miguel Tricas y  el director del grupo Investigación y Desarrollo en Ergonomía (IDERGO) del I3A, José Javier Marín presentan este avance hoy en rueda de prensa.

Los grupos de I+D de la Universidad de Zaragoza “IDERGO” en biomecánica y ergonomía y “UIF” en fisioterapia, y la empresa riojana Intervap Europa SL, han desarrollado esta investigación, con el apoyo tecnológico de AITIIP. Esta colaboración ha permitido diseñar una nueva generación de máquinas más seguras, simples y de gran accesibilidad para promocionar la actividad física en los mayores y población con necesidades especiales como pacientes neurológicos, con enfermedades crónicas músculoesqueléticas o metabólicas. El nuevo diseño permite mejorar, mantener o recuperar las capacidades funcionales mediante la realización de movimientos globales de gran amplitud. Además, sirve de entretenimiento, mejora la autonomía personal y es una herramienta destacada de socialización.

El sistema de aparatos desarrollado, que ha supuesto una inversión de casi 500.000 euros, (493.532) de los que 345,5 mil han sido aportados por la empresa y el resto por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), está ya en proceso de patente. En breve se comercializará fundamentalmente en residencias, centros de día y gimnasios especializados, en los que las personas mayores pueden mejorar su movilidad mediante la realización de ejercicios controlados por personal cualificado. En un futuro, se pretende que las maquinas de control motor sean accesibles al público (tercera edad), en diferentes puntos estratégicos de la ciudad.

Las maquinas están diseñadas para trabajar determinados grupos musculares y articulaciones que se adaptan a cada paciente respetando su óptimo movimiento fisiológico. En general, se centran en el movimiento de extremidades y en el control central. Están provistas de un control con una pantalla táctil que el usuario puede manejar y controlar visualmente la coordinación en la ejecución del ejercicio, la velocidad, la resistencia/carga utilizada, el rango de movimiento articular máximo, las repeticiones/series y el tiempo utilizado.

La investigación que se presenta hoy se validó en un estudio clínico en el que participaron personas mayores de 65 años que desarrollaban algún tipo de actividad en centros cívicos de la ciudad de Zaragoza. Tras un programa personalizado de 12 semanas de duración utilizando estos aparatos, se constataron buenos resultados en la velocidad, coordinación, flexibilidad, resistencia y fuerza muscular, así como, en la capacidad aeróbica. Además se pusieron de manifiesto avances muy positivos en la capacidad funcional, la postura y ergonomía, la capacidad cardiaca y respiratoria, la tensión arterial, el peso corporal, la autonomía personal, el estado emocional y  la calidad de vida.

La empresa riojana Intervap Europa S.L, una de las grandes empresas españolas dedicadas a la salud, ha liderado este proyecto en el que han participado IDERGO y UIF y que ha contado con la colaboración tecnológica del Centro Tecnológico y de innovación de Zaragoza, Aitiip. La Unidad de Investigación en Fisioterapia (UIF) es un grupo de investigación en Fisioterapia formado por 48 profesores e investigadores de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza, dirigido por el profesor José Miguel Tricas Moreno. IDERGO es el grupo de Investigación y Desarrollo en Ergonomía, perteneciente al Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza, encuadrado en el área de Bioingeniería. El grupo, coordinado por el profesor José Javier Marín Zurdo, está formado por una veintena de profesores de distintas áreas de conocimiento de la Universidad de Zaragoza.


Compartir: