imagen cabecera institucion

Noticias

La Universidad de Zaragoza abre nuevas líneas de investigación en biomecánica para tratar lesiones y muertes producidas por impactos en el cuerpo humano

El Instituto Aragonés de Fomento (IAF), el Instituto de Investigación en Ingeniería (I3A) y la Mutua MAZ trabajarán conjuntamente para prevenir y tratar lesiones en accidentes laborales, de tráfico, deportivos, de ocio o domésticos

La enfermedad traumática es la tercera causa de mortalidad en la población adulta y la primera entre la población joven, entre los 15 y los 30 años.

La segunda fase del proyecto BIO-ADVANCE, para la realización de ensayos de biomecánica del impacto con cadáveres humanos, comenzará en octubre en el parque tecnológico Motorland

(Zaragoza, viernes 5 de julio de 2013). El rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López Pérez, el presidente del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), Arturo Aliaga y el director gerente de la Mutua MAZ, Guillermo de Vilchez, han firmado esta mañana un acuerdo de colaboración que servirá para unir esfuerzos y abrir nuevas vías de investigación en biomecánica, con el objetivo de evitar y tratar lesiones y muertes producidas por impactos en el cuerpo humano.
 
Así, el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) de la Universidad de Zaragoza y la MAZ, con el apoyo institucional del IAF, trabajarán conjuntamente para profundizar en el conocimiento de los mecanismos de lesión en el ser humano ante impactos, así como en su prevención y tratamiento, todo ello mediante la integración de diferentes disciplinas que incluyen la medicina, la mecánica, la fisiología, la física y la ingeniería. En esta línea, la biomecánica estudia la respuesta de las estructuras del cuerpo humano ante las cargas mecánicas producidas en un impacto. Lesiones de columna, de espalda, de codo o de rodilla, junto con traumatismos craneoencefálicos, son algunas de las lesiones por impacto más comunes que se tratarán en el marco de este acuerdo.
 
Actualmente, la enfermedad traumática es la tercera causa de mortalidad en la población adulta después de las enfermedades cardiovasculares y las neoplasias, pero, si se considera por grupos de edad, en la población joven constituirá la primera causa de mortalidad (entre los 15 y los 30 años). Y entre las causas de la enfermedad traumática en los países industrializados destacan los accidentes y, dentro de ellos, los de tráfico. En España se producen alrededor de 2.060 muertes y 11.347  heridos graves y104.280 heridos leves por accidentes de tráfico, con especial incidencia en el grupo de población joven.
 
Ante estos datos, a través de este acuerdo, se hará especial hincapié en los accidentes de tráfico. En concreto, se ampliarán líneas de investigación en el marco del programa BIO-ADVANCE para la realización de ensayos de biomecánica del impacto en Aragón con cadáveres humanos. De esta manera, arrancará en octubre en Alcañiz la segunda fase de este proyecto en el laboratorio de Tecnologías y Sistemas para la Seguridad en Automoción (TESSA) del I3A, ubicado en el parque tecnológico TechnoPark Motorland. Este laboratorio centra gran parte de su actividad en la realización de ensayos de impacto de componentes y sistemas que afectan a la seguridad del automóvil, de sus ocupantes o de otros usuarios de las vías de circulación (motociclistas, peatones, etc.).
 
Actualmente TESSA está adaptando sus instalaciones y en octubre estarán ya listos los dispositivos y la infraestructura necesaria para realizar investigaciones utilizando cadáveres humanos (Post Mortem Human Subject (PMHS) Testing). Esta línea de trabajo es fundamental para conseguir avances en seguridad del tráfico mediante la investigación de la tolerancia humana al impacto.
 
Sólo existen unos pocos centros en el mundo capaces de desarrollar este tipo de ensayos. TESSA es el primer laboratorio de biomecánica avanzada de impacto de España, el tercero de Europa y el octavo del mundo. Este tipo de laboratorios destacan por los avances conseguidos en prevención de lesiones y tolerancia al daño de tejidos, así como en la investigación aplicada en el desarrollo de conceptos innovadores para la protección de los ocupantes de automóviles.
 
Los accidentes de tráfico originan cada año 1,2 millones de muertes mientras que cada uno de estos ensayos biomecánicos salva 60 vidas. Los resultados de los ensayos se analizarán en colaboración con el “Center for Applied Biomechanics” de la Universidad de Virginia (EE.UU.)

Compartir: