imagen cabecera institucion

Más de 300 personas asisten a la conferencia del Premio Nobel de Física, el profesor Douglas Osheroff, en la Facultad de Ciencias

El científico ha destacado aspectos de la vida y obra científica de otro premio Nobel, Richard Feynman, uno de los últimos mitos de la Física del siglo XX

D. Osheroff ha firmado en el Libro de Honor de la Universidad de Zaragoza, durante la recepción ofrecida en el Paraninfo por el rector Manuel López Pérez

(Zaragoza, miércoles, 6 de febrero de 2013). Más de 300 personas, entre investigadores, profesores, estudiantes y público en general, han asistido esta mañana a la conferencia impartida por el Premio Nobel de Física, el profesor Douglas Osheroff, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza.
El ponente ha analizado la figura de otro Nobel, el célebre físico Richard Feynman  y sus importantes contribuciones a la Física, desde un punto de vista personal e íntimo, en una sesión presidida por el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López Pérez, la decana de la Facultad de Ciencias, Ana Isabel Elduque, y el director del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA), Javier Campo.
Horas antes, Douglas Osheroff ha firmado en el Libro de Honor de la Universidad de Zaragoza, durante la recepción ofrecida en el Paraninfo por el rector Manuel López Pérez, en la que ha estado acompañado por Luis Miguel García Vinuesa, vicerrector de Política Científica, y Javier Campo, director del ICMA, instituto mixto de investigación UZ-CSIC, organizador de la visita.
En esta conferencia, el ponente ha destacado las importantes contribuciones a la Física de Richard Feynman, que, en ocasiones, quedaron desapercibidas frente a su impactante personalidad y su peculiar carácter. Así, durante la charla, ha recorrido episodios de la vida de Feynman, desde su paso por el MIT como estudiante hasta su muerte debida a un cáncer de estómago en 1988. Sus contribuciones a la ciencia incluyen su propia versión de la Electrodinámica Cuántica, por la cual compartió el Premio Nobel en 1965, y su desarrollo de un tercer formalismo de la Mecánica Cuántica basado en el principio de mínima acción (el formalismo de la integral de camino que complementa los formalismos de Schrödinger y Dirac).
 
D.Osheroff ha podido conocer también de cerca el trabajo puntero que se desarrolla desde el ICMA, un centro pionero en el desarrollo de la Física de Bajas Temperaturas en España.
 
El profesor Douglas Osheroff, que desde 1987 es Profesor de Física en la Universidad de Stanford, es en la actualidad miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos y compartió el Premio Nobel de Física en 1996 por el descubrimiento de la superfluidez del Helio-3 cuando hacía su tesis doctoral en la Universidad de Cornell.
 
Osheroff se incorporó en 1967 a la Universidad de Cornell como estudiante de posgrado. Previamente, como estudiante de grado, asistió a los famosos cursos de R. P. Feynman titulados Feynman Lectures on Physics. Mientras realizaba su doctorado, fabricó un instrumento para investigar las propiedades magnéticas del helio-3 sólido a temperaturas muy cercanas al cero absoluto. Osheroff descubrió pequeños cambios en la curva de fusión del helio-3 y demostró que ocurren en el helio-3 líquido y son debidos a transiciones en un peculiar estado llamado superfluido.
 
El descubrimiento de las distintas fases superfluidas del helio-3 le llevó a compartir el Premio Nobel de Física en 1996 con su supervisor D. M. Lee y con R. C. Richardson. Al finalizar su tesis doctoral en 1972, Osheroff empezó a trabajar para Bell Labs. Osheroff realizó importantes aportaciones a varios temas de gran actualidad en el campo de la física de materia condensada. En 1987, Osheroff aceptó un puesto de catedrático en Stanford. Desde entonces, se ha convertido en uno de los profesores más prestigiosos de dicha universidad. Ha impartido cursos de introducción a la Física para estudiantes de primer año y ha sido premiado por su labor como profesor en varias ocasiones. Osheroff participó en la comisión investigadora del accidente en el transbordador espacial Columbia.
 
Se adjuntan dos fotografías. El Premio Nobel, en el centro, acompañado por el rector de la Universidad de Zaragoza y otras autoridades, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias. Y durante su conferencia.

Ver archivo adjunto
Ver archivo adjunto

Compartir: