imagen cabecera institucion

Endesa presenta por primera vez en España la carga rápida sin cables para vehículos eléctricos

Este proyecto, desarrollado junto con la Fundación CIRCE, permite cargar el 80% de la batería del coche eléctrico en 15 minutos

Este nuevo sistema permite al usuario cargar sin bajarse del vehículo y que la carga se realice sin que el vehículo tenga que estar exactamente sobre la bobina emisora

Con el desarrollo realizado con la Fundación CIRCE se ha conseguido que la carga a altos niveles de potencia sea totalmente segura

(Zaragoza, lunes, 3 de diciembre de 2012). Endesa y la Fundación CIRCE han presentado por primera vez en España el primer sistema de recarga sin cables de vehículos eléctricos que permite cargar el 80% de las baterías en 15 minutos.
 
Con la tecnología de inducción, el usuario solo tiene que colocar su vehículo eléctrico, dotado de un elemento receptor bajo el coche, sobre una plataforma de carga ubicada en el suelo. Cuando el sistema detecta que el coche está encima, se conectan de forma inalámbrica y comienza la transferencia de energía. El proceso termina de forma automática cuando se cumplen las condiciones del servicio, si se interrumpe el proceso de forma manual, o al mover el coche y alejarse del punto de recarga.
 
Este nuevo sistema está desarrollado para esta transferencia de energía a 50 kilowatios de potencia y ha alcanzado ventajas significativas:
 
Apantallamiento: se ha conseguido que la carga a esos altos niveles de potencia sea totalmente segura, manteniendo las emisiones a niveles muy inferiores al límite permitido.
 
Desalinemamiento: permite un margen aproximado del 30% para que el emisor  detecte que el vehículo está encima, se conecte y comience la transferencia de energía y no que tenga que estar exactamente en una posición concreta.
 
Comodidad: se evita el uso del cable tradicional para iniciar el proceso de carga que, en el caso de la carga rápida, es además grande y pesado y el usuario puede cargar su coche sin ni siquiera bajarse del vehículo.
 
Seguridad. La estación de recarga puede ser fácilmente integrada prácticamente en cualquier sitio, lo que las convierte en casi invisibles y las protege eficazmente contra el vandalismo y la climatología
 
Una vez desarrollada la tecnología base presentada hoy se podrá incorporar y adaptar para las distintas necesidades de carga estática, tales como paradas de autobuses o cabeceras de línea, camiones o vehículos de servicio en zonas específicas o carga rápida de turismos en estaciones de servicio, posibilitando el aumento de la autonomía sin tener que bajarse del vehículo. Además, en un futuro será más fácil realizar aumentos de potencia con el fin de adecuar la solución a las distintas necesidades de recarga.
 
   
Proyecto Unplugged
 
Enel y Endesa participan en varios grupos de trabajo del proyecto Unplugged, una iniciativa europea para el desarrollo de la carga rápida sin cables. Endesa y la Fundación Circe de Zaragoza lideran, dentro del proyecto Unplugged, el grupo de trabajo que construirá la estación de carga rápida por inducción, así como su integración con el dispositivo necesario dentro del vehículo. Enel también participa en el desarrollo e instalación de un sistema para la gestión y control del punto de recarga.
 
El proyecto Unplugged es una iniciativa europea respaldada por el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico (7PM) en la que participan 17 socios entre ellos empresas privadas como Enel y Endesa, centros de investigación y universidades europeas y, además, colaboran ciudades como Barcelona y Florencia. Cuenta con un presupuesto de 2,3 millones de euros y una duración de dos años y medio.
 
 

Compartir: