imagen cabecera institucion

Noticias

Estudiantes de Bachillerato y Secundaria analizan pruebas halladas en la escena de un “crimen imaginario” en los laboratorios de la Universidad de Zaragoza

El ICMA y el ISQCH, junto a la Obra Social de Ibercaja, ponen en marcha el proyecto CSI-Zaragoza, para despertar el interés de los jóvenes aragoneses por la ciencia

Medio millar de alumnos de los IES Zurita, Grande Covián, Pablo Serrano, Blecua y Fuentes de Ebro deben descifrar el contenido de tres pruebas químicas y una de materiales

(Zaragoza, martes, 30 de octubre de 2012). Medio millar de alumnos aragoneses de Bachillerato y de Secundaria han comenzado a actuar como investigadores en la escena de un “crimen imaginario” en los laboratorios de la Universidad de Zaragoza. Los estudiantes, en grupos, participan --desde ayer y hasta mediados de noviembre-- en el análisis de tres pruebas químicas y una de materiales, dentro del proyecto CSI-Zaragoza, puesto en marcha por el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA) y el Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea (ISQCH). Esta actividad científica se realiza en colaboración con la Obra Social de Ibercaja y cuenta con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), con el objetivo de acercar el método científico a los jóvenes y despertar su interés por la ciencia.

Para resolver el misterio, los alumnos de Bachillerato usan técnicas avanzadas de caracterización y análisis en los laboratorios del campus, con la ayuda de investigadores de los dos centros mixtos de la Universidad de Zaragoza y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), así como de técnicos de los Servicios de Apoyo de ambos Institutos y del Servicio General de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Zaragoza.
 
La actividad comienza cuando en la escena de un crimen se encuentran varias muestras de origen desconocido y los alumnos deben averiguar su origen y composición. Tras situar a los alumnos en el contexto de la investigación de un crimen, ellos deben actuar como técnicos del CSI realizando las diferentes pruebas y elaborando un informe detallado con los hallazgos que vayan obteniendo.
 
De este modo, los estudiantes no sólo tienen la oportunidad de conocer de primera mano el método científico y algunas de sus técnicas, como la difracción de rayos X, la microscopía, la cromatografía o la espectroscopia, sino que también son  los protagonistas de resolver un misterio.
 
Por su parte, los estudiantes de Secundaria también tendrán que resolver un enigma, realizando una serie de experimentos que se llevarán a cabo en las instalaciones de Ibercaja-Zentrum. La documentación y el resultado de la investigación estarán alojados en la web del laboratorio Virtual Ibercaja.
 
Finalmente, el próximo 18 de marzo se realizará una jornada de clausura con todos los alumnos participantes que constará de una sesión de Sesión de pósters. Dos alumnos de cada centro se encargarán de explicar el póster presentado por su clase y que quedarán expuestos en el Hall de IberCaja Zentrum. Además se celebrará una proyección de vídeos seleccionados entre los presentados por los propios alumnos, así como una lectura del microrrelato ganador de un concurso convocado al respecto. Para cerrar la actividad se ha previsto una conferencia de clausura relacionada con el tema de investigación “Grabación Magnética”.
 
Esta actividad divulgativa se realiza en colaboración con el Programa Ciencia Viva del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, con quien se han diseñado varias actividades y talleres adaptados al nivel de los estudiantes y relacionados con la actividad investigadora del ICMA y el ISQCH. Gracias a esta experiencia, los estudiantes podrán conocer la relación directa que existe entre la investigación científica más sofisticada y los objetos más comunes, y también comprender la importancia del trabajo colaborativo en la investigación científica para conseguir el objetivo común.
 
Los responsables de este proyecto, Luis Alberto Angurel Lamban, catedrático de la Universidad de Zaragoza, Agustín Camón Lasheras, científico titular del CSIC y José Ignacio García Laureiro, profesor de investigación del CSIC, esperan que este formato innovador despierte el interés por la ciencia y fomente  las vocaciones científicas entre los estudiantes.
 
 
 
 
Pie de foto1. Una de las supervisoras (a la izquierda), junto con dos de las alumnas (la de la derecha hace fotos para el trabajo posterior que tendrán que preparar) analizando las pruebas químicas.
 
Pie de foto 2. Momento en que los alumnos participan en el análisis de una prueba mediante microscopia de fuerza magnética.

Ver archivo adjunto
Ver archivo adjunto

Compartir: