imagen cabecera institucion

La “Casa Pi” de la Universidad de Zaragoza, preparada para trasladarse a la competición internacional Solar Decathlon 2012

Es un prototipo de vivienda sostenible, diseñado por el Grupo de Energía y Edificación, que produce la energía que consume y no genera residuos

(Zaragoza, viernes 24 de agosto de 2012). La Casa PI, la vivienda energéticamente inteligente desarrollada por el Grupo de Energía y Edificación de la Universidad de Zaragoza, viajará la próxima semana a Madrid donde se construirá íntegramente para participar en el Solar Decathlon 2012, una competición internacional sobre diseño de viviendas sostenibles. El responsable de la obra, el profesor José Antonio Turégano, los coordinadores de instalaciones y arquitectura, Alejandro del Amo y Leonardo Agurto, respectivamente, y representantes de algunas de las empresas que patrocinan este proyecto han ofrecido esta mañana una visita a la casa, en la que han explicado el proceso de construcción de la misma y sus principales características.

La casa se ha diseñado teniendo en cuenta el impacto ambiental de todos los procesos implicados en una vivienda, desde los materiales de fabricación (extracción, elaboración y transporte de éstos), las técnicas constructivas que supongan un mínimo deterioro ambiental, el emplazamiento de la casa y el impacto en su entorno, los consumos durante toda su fase de funcionamiento y el reciclado de cada uno de sus elementos al terminar su ciclo de uso, por lo que se han incorporado sistemas energéticos eficientes y con fuentes renovables, materiales de construcción de bajo impacto, técnicas de reutilización de residuos y sistemas constructivos de fácil reversibilidad.

La Casa PI se presenta como una vivienda unifamiliar de dos alturas, progresiva y extensible en vertical. La planta baja, con 70 metros cuadrados, cuenta con habitaciones, baño, salón y cocina así como con terrazas y un jardín con una laguna para la fitodepuración. Además, dispone de un sistema de eliminación de aguas residuales a través de humedales artificiales. Por su parte, la primera planta, de 50 metros cuadrados, que dispondrá de grandes vanos, destinará la mitad de su superficie a instalaciones mientras que la otra parte contará con una terraza cubierta sobre la cual se instalará un techo cubierto con placas fotovoltaicas, que generarán casi 10 kilowatios de potencia.

El Grupo de Energía y Edificación ha trasladado a la Casa PI su experiencia en el proyecto Renaissance en Valdespartera, lo que le garantiza un diseño bioclimático con una demanda menor de 5KWh/día en verano e invierno. La clave está en la instalación de invernadero y aleros que garantizan los aportes necesarios en invierno y la sombra imprescindible en verano; una  masa térmica basada en hormigón que aprovecha las bajas temperaturas de la noche en verano para mantener el confort a lo largo del día (con el efecto contrario en invierno) y una ventilación cruzada nocturna. Asimismo, la casa está equipada con los electrodomésticos más eficientes del mercado y dotada con una iluminación micro LED (de 3 a 30 W) que se regula automáticamente en función de la luz natural.

La casa, además, dispone de una visualización de datos en tiempo real del confort térmico y del balance energético (consumo y producción de energía), que permite ayudar a los usuarios a identificar los mejores hábitos en términos de consumo energético. Asimismo, el recurso hídrico de la casa se gestiona de manera eficiente teniendo en cuenta tres criterios: uso de dispositivos reductores de caudal en baño y cocina, que permiten un ahorro del 40 al 60%, electrodomésticos de bajo consumo y WC con doble descarga; la recogida de aguas pluviales y, por último, la depuración del agua utilizada a través de un tratamiento biológico con microalgas y un sistema con ultrasonidos.

Se adjunta fotografía de la Casa PI durante el proceso de construcción.


Ver archivo adjunto

Compartir: