imagen cabecera institucion

Un investigador de la Universidad de Zaragoza logra una ayuda “Starting Grant” de 1,3 millones de euros para potenciar la capacidad regenerativa de los tejidos

José Manuel García Aznar, catedrático de Ingeniería Mecánica de la EINA y subdirector del I3A, ha obtenido este respaldo financiero, dirigido a los mejores talentos de Europa en sus inicios

Su proyecto INSILICO-CELL busca acelerar el proceso de autoregeneración de las células, así como detener o frenar un proceso degenerativo o la evolución de una enfermedad

Esta distinción es la tercera otorgada a la universidad pública aragonesa desde el 2009, con un reporte económico global de 4 millones de euros

El campus aragonés también ostenta desde el 2011 una “Advanced Grant”, dotada con 1,8 millones de euros

 
(Zaragoza, jueves, 5 de julio de 2012). El investigador de la Universidad de Zaragoza, José Manuel García Aznar, ha obtenido una ayuda “Starting Grant”, concedida por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), por valor de 1,3 millones de euros con la que estudiará la capacidad regenerativa de las células en los tejidos durante los próximos cinco años. Precisamente, las “Starting Grants” son ayudas que se conceden a aquellos investigadores jóvenes, que destacan ya en sus comienzos, con el fin de respaldar a los mejores talentos en su trayectoria profesional.
 
Con esta distinción, la Universidad de Zaragoza ha conseguido de forma competitiva una financiación global de 5,8 millones de euros del ERC desde el 2009, gracias a la concesión de tres Starting y una Advanced Grant, ésta última otorgada a un investigador senior, con posibilidades de optar a un Premio Nobel.
 
José Manuel García Aznar, catedrático de Ingeniería Mecánica de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza (EINA) y subdirector del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), profundizará en el movimiento de las células para estimularlas de la forma más adecuada para acelerar el proceso de regeneración. De la misma manera se podría detener o frenar un proceso degenerativo o la evolución de una enfermedad, tal como ha explicado hoy García Aznar en rueda de prensa, acompañado por el vicerrector de Política Científica, Luis Miguel García Vinuesa; el director de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza (EINA), Rafael Bilbao, y el director del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), Ignacio Garcés.
 
Estos retos son los que se plantea desarrollar el científico aragonés con su proyecto INSILICO-CELL (“Modelado y simulación predictiva en mecano-quimio-biología”). Este trabajo, pionero e innovador, permitirá avanzar en el entendimiento de cómo las células trabajan conjuntamente interaccionando con los tejidos y con el microambiente en el caso sano y ante diferentes patologías o enfermedades degenerativas. La característica de su proyecto es que combina e integra la utilización de modelos computacionales de simulación por ordenador con experimentos celulares in-vitro, mediante dispositivos microfluidicos. Por tanto, se trata de un proyecto multidisciplinar que pretende entender cómo los factores microambientales regulan el comportamiento celular.
 
De hecho, el desarrollo de múltiples enfermedades (osteoporosis, osteoartritis, enfermedades cardiovasculares, cáncer u otras) o de diferentes fenómenos de regeneración del propio organismo (consolidación de fracturas, cicatrización de heridas) dependen de aspectos microambientales, tales como las propiedades mecánicas de los tejidos que rodean a las células y las propiedades mecánicas de las mismas. Existen múltiples evidencias que muestran que los organismos vivos tienen capacidad para auto-regenerarse: el caso más claro es el de la salamandra, a la que se le puede amputar un miembro y éste se regenera completamente.
 
El cuerpo humano también tiene capacidad de auto-regeneración, pero ésta es muy limitada. El científico de la Universidad de Zaragoza, José Manuel García Aznar, intentará con su proyecto averiguar si sería posible estimular las células de la forma adecuada para conseguir amplificar su capacidad regenerativa. En su opinión, si se pudiera conocer lo que realmente sienten las células y cómo responden ante diferentes factores, se podría estimularlas y entrenarlas para acelerar el proceso de regeneración o, por el contrario, detener o frenar un proceso degenerativo o la evolución de una enfermedad.
 
José Manuel García Aznar (Zaragoza, 1970) realizó los estudios de Ingeniería Industrial en el Centro Politécnico Superior de la Universidad de Zaragoza, siendo Doctor en Mecánica Computacional por la propia Universidad. Realizó una estancia posdoctoral en la Universidad de Keele (Reino Unido) en el Centro para Ciencia y Tecnología en Medicina. Desde el año 2008 es VicePresidente de la Sociedad Europea de Biomecánica.
 
Una convocatoria europea muy competitiva
Las “Starting Grants” forman parte de un programa de excelencia del Consejo Europeo para la Investigación (ERC), que pertenece al programa IDEAS del Séptimo Progama Marco de la Unión Europea. Se trata de una convocatoria junior, dirigida a investigadores individuales (no grupos ni colaboraciones), jóvenes (menos de 12 años de experiencia postdoctoral) y que buscan consolidarse como investigadores independientes, iniciando su propia línea de investigación original en la frontera del conocimiento. El panel de expertos juzga el currículum del candidato pero, sobre todo, el potencial de innovación y originalidad de las ideas aportadas. La convocatoria es exigente, busca la excelencia en investigación y el número de concesiones es limitado.
 
La convocatoria Starting Grants del Consejo Europeo para la Investigación (ERC) nació en el año 2007. En las cuatro ediciones anteriores, hasta el 2011, se presentaron un total de 18.623 proyectos, de los que finalmente fueron financiados 1.465. Es decir, apenas el 7,8%, lo que muestra el alto nivel de competitividad existente. Para la actual convocatoria de 2012, que financiará el proyecto de José Manuel García, se han presentado un total 4.741 propuestas.
 
Con esta última distinción, la Universidad de Zaragoza cuenta ya con tres jóvenes investigadores que, desde el 2009, han obtenido una ayuda “Starting Grant”, con una financiación global de 4 millones de euros.
 
La concedida a José Manuel García Aznar se suma a las conseguidas por Igor García Irastorza, del Grupo de Física Nuclear y Astropartículas en la Facultad de Ciencias, que logró 1,2 millón de
euros para su proyecto Trex, y por Jesús Martínez de la Fuente, que trabaja en el Instituto de Nanociencia de Aragón y mediante un convenio con la Fundación Araid (DGA), que logró 1,5 millón de euros para el proyecto Nanopuzzle.
 
Además, Jesús Santamaría, catedrático de Ingeniería Química y subdirector del Instituto de Nanociencia de Aragón, recibió en enero del 2011 una Advanced Grant, en la vertiente senior, para aquellos investigadores con grandes posibilidades de optar a un Premio Nobel, y con una financiación de 1,85 millones de euros para su proyecto Héctor.
 
 
 
 
Se adjunta fotografía:
De izquierda a derecha, Ignacio Garcés, Luis Miguel García Vinuesa, José Manuel García Aznar y Rafael Bilbao, en el Paraninfo.
 

Ver archivo adjunto

Compartir: