Primeros Pobladores del Valle del Ebro

 
  1. 1.Salvar el Patrimonio: cuando las obras públicas amenazan a los asentamientos prehistóricos.


    Una de las actuaciones más relevantes del grupo en los últimos años ha sido el salvamento del poblado del Cabezo de la Cruz que iba a ser afectado por el trazado de la Autovía Mudéjar. Un equipo dirigido por Jose Mª Rodanés y Jesús Picazo no sólo han salvado una buena parte de las estructuras (casas, murallas, fosos) que denotan un urbanismo avanzado a finales de la Edad del Bronce, exponente de sistemas sociales complejos, sino que también han permitido documentar importantes cambios en las estrategias económicas de la época, como la incorporación de nuevos cultivos como la vid o la importancia del caballo como animal de tiro y probablemente de monta. Una excavación de 3.000 m2 que ha necesitado 24 especialistas de doce universidades en la elaboración de la Memoria Final en un excelente libro de casi 500 páginas (Picazo y Rodanés, 2008).


    La divulgación de esta actuación ha sido objeto de una exposición en el 2006 que tuvo su sede en la Escuela Taller de Muel, en cuyas cercanías se ubica el yacimiento: Caminos para el futuro. Ventanas hacia el pasado. El Cabezo de la Cruz. Una Comunidad agraria de la Edad del Hierro en el Valle del Ebro.


  1. 2.Vida y muerte en la Prehistoria reciente: de los lugares de habitación a los enterramientos.

   

  Otras actuaciones menos mediáticas, pero que igualmente han aportado notables avances al conocimiento del poblamiento prehistórico del Valle del Ebro en épocas recientes de la prehistoria (especialmente la Edad del Bronce) han sido protagonizadas por Rodanés (especialmente en yacimientos riojanos como Tragaluz o San Bartolomé), Picazo (en el sur de Teruel -Hoya Quemada- y recientemente en la Huerva) o Sopena (en el Cinca Medio, con yacimientos como Masada de Ratón que forman el núcleo de una tesis doctoral merecedora de premio extraordinario con un fuerte componente geoarqueológico).


    En cuanto al mundo funerario, las principales contribuciones del grupo PPVE vienen de parte de T. Andrés. Una reciente monografía de Andrés (2005) sistematiza buena parte de los conocimientos actuales sobre el fenómeno megalítico, bien conocido por ella a través de sus numerosas excavaciones en el Valle del Ebro (por ejemplo, los enclaves de Tres Montes, La Atalayuela o Guarrinza). Otros investigadores del grupo, como Utrilla, Rodanés, Mazo o Montes han excavado diversas cavidades con ocupaciones funerarias de la Prehistoria Reciente (Abauntz, Cueva de San Bartolomé, Drólica o los Cristales).

Prehistoria Reciente

NoticiasNoticias.html