El LCI dispone de un completo conjunto de instalaciones experimentales, que permiten realizar una amplia gama de ensayos de combustión, así como de otros aspectos relacionados con la fluidodinámica industrial. Desde el inicio de su construcción, en 1988, se ha dedicado un notable esfuerzo en la ampliación y mejora de las instalaciones, de forma que las capacidades del laboratorio aumentan continuamente.

Existen tres plantas experimentales de combustión, que permiten utilizar combustibles gaseosos, líquidos (incluyendo combustibles pesados) y sólidos pulverizados (carbón, biomasa, residuos), con potencias térmicas de hasta 0.5 MW. Actualmente está en construcción un nuevo sistema para el estudio de la combustión en turbinas de gas. Estas instalaciones se complementan con la instrumentación para la realización de medidas dentro de la llama o en los productos de la combustión.

Los combustores se encuentran dotados con las instalaciones auxiliares necesarias para su operación: alimentación de combustibles, circuitos de aire de combustión, sistema de refrigeración, etc. Gracias a su flexibilidad, estos sistemas auxiliares constituyen, además, instalaciones de propósito general que se utilizan para numerosos estudios relativos a equipos y procesos no relacionados directamente con la combustión.

En los siguientes enlaces puede encontrarse información adicional sobre los principales medios e instalaciones disponibles.

    1. Combustor semi-industrial
    2. Combustor de laboratorio
    3. Combustor de turbina de gas
    4. Reactor de flujo laminar
    5. Banco de ensayos aerodinámicos
    6. Instrumentación
    7. Instalaciones auxiliares