Isocara

Capítulo aragonés de la Internet Society

Feed RSS

Una prehistoria reciente

A finales de los años ’80, como muchas otras universidades europeas, la Universidad de Zaragoza (UZ) comenzó a organizar su red de computadores para responder a las necesidades de algunas áreas de gestión y a la discreta demanda por parte de unos pocos departamentos, para fines de docencia e investigación 1. Algunos miembros de la UZ involucrados en diferentes movimientos y colectivos sociales, pensamos que aquellas fabulosas herramientas de las que disponíamos (Telnet, ftp, email, finger, plan) merecían ser compartidas más allá del mundo académico. Nótese que los ficheros .plan y .finger de los sistemas Unix, y los servicios relacionados, constituían entonces una auténtica red social entre los privilegiados investigadores y estudiantes de la época2. Resultaba difícil, si no imposible, conseguir que la gente de la calle comprendiera de qué se le estaba hablando. Aunque la carta de beneficios obtenibles que presentábamos era razonable y comedida para la época, todo sonaba exagerado, complejo, privativo de expertos, y para muchos, deshumanizante.

En todo caso se consiguió permiso para instalar en la UZ un punto de acceso telefónico con un módem a 1200 bps atendido por un servidor muy modesto. A través de la red de la Universidad, daba acceso a lo que algunos nos atrevíamos a denominar Internet3. Organizaciones y grupos que cubrían todo el espectro de la participación social pudieron comenzar a utilizar de este modo el correo electrónico, el intercambio de ficheros y otros servicios rudimentarios. Tras un par de años de funcionamiento provisional, se constituyó en 1996 la asociación SPIE (Servicio Popular de Información Electrónica). Crear SPIE fue un ejercicio conjunto de ingeniería informática y social, que nos hizo pensar en formar un foro específico, más allá de los movimientos sociales, que permitiera reflexionar, aconsejar a empresas e instituciones, ayudar a los medios de comunicación, en relación con lo que Internet era, lo que no era, y lo que podía razonablemente llegar a ser. Entendíamos que las instituciones y el empresariado tenían que prepararse para para incorporarla a todos los niveles, y queríamos que Aragón no reaccionara demasiado tarde. Pero hablar de Internet en instituciones y empresas era, si cabe, todavía más difícil que en las organizaciones sociales.

En 1992 se acababa de formar la Internet Society (ISOC), con ánimo de arropar legal y socialmente a los grupos de trabajo que mantenían y desarrollaban el sistema de direcciones y nombres que constituye Internet, y los servicios que sobre éste funcionaban. Estos grupos estaban creando estándares de facto, trabajaban con financiación precaria, y se mantenían gracias a un delicado equilibrio entre el mundo académico e industrial bajo el amparo del Gobierno de los Estados Unidos de América. Como muchas organizaciones anglosajonas, decidió pronto organizarse en Chapters (Capítulos), que hicieran más fluido el trabajo a nivel local. En España pronto se fundó ISOCCAT (ISOC Catalunya). Aragón y Andalucía comenzamos casi en paralelo, en 1996, aunque el reconocimiento oficial de ISOC Aragón por parte de ISOC llegó un poco tardíamente, en 1998. La relación y colaboración entre estos tres Capítulos, con orientaciones diferentes, era muy estrecha.

ISOC Aragón ha mantenido siempre el objetivo de servir de conexión entre ISOC (a nivel internacional y europeo) y la realidad aragonesa, anticipar necesidades y lanzar ideas. Así, venimos participando de manera sostenida en reuniones y foros de los capítulos europeos. En 1998 se organizó el primer congreso aragonés relacionado con Internet. En 2002 se organizó una jornada debate sobre el proyecto de Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comecio electrónico que contó con el apoyo del Gobierno Aragonés así como de numerosos agentes sociales. Posteriormentes se realizaron otras jornadas sobre Derecho e Internet.

No obstante, la aportación más importante de ISOCARA, fue el convenio firmado entre la Universidad de Zaragoza, el Instituto Aragonés de Fomento y el Capítulo Aragonés de la ISOC en 2001 que permitió la creación del Observatorio Aragonés de la Sociedad de la Información, dos años más tarde.

En Mayo de 2008 ISOC Aragón tuvo el honor de celebrar sus diez años de existencia junto a Vinton Cerf, investido Dr. Honoris Causa por la Universidad de Zaragoza con la colaboración de ISOC Aragón y de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento.

La pertenencia a los Capítulos de ISOC no es exclusiva, por lo que a título individual también participamos en el Capítulo Español de la ISOC. En el ámbito de la Unión Europea este modelo de participación ha permitido intervenir en consultas efectuadas por eurodiputados, emitir opiniones sobre directivas europeas, o intercambiar experiencias con países hoy ya integrados en la UE.


1. Algunos grupos de investigación estaban ya enlazados por iniciativa propia con el espacio exterior a través de DecNet. TCP/IP sólo estaba disponible en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSIIZ), en donde los sistemas Unix crecían rápidamente sobre otros como VMS. En Mayo de 1989 la UZ quedó comunicada por protocolo X.25 a una infraestructura estatal, lo que permitió disponer de correo electrónico mediante protocolo EAN. Pocos meses después llegaron las utilidades Telnet y FTP . Para 1992 la UZ tenía ya todos sus campus conectados por TCP/IP, protocolo que coexistía con DECnet y AppleTalk nativo. La conexión con el exterior tenía lugar mediante TCP/IP empotrado en paquetes X.25.

2. También fueron redes sociales los Bulletin Board Systems (BBS), consistentes en un computador accesible mediante línea telefónica básica y modem, gestionado mediante un paquete específico de programas que proporcionaba servicios de conexión, mensajería y compartición de ficheros entre usuarios etc. En Zaragoza existieron varios, posiblemente el más importante de ellos localizado en la Escuela Técnica de Ingeniería Industrial de la UZ. Pero no había periodistas en el mundo digital para inventar nombres más o menos afortunados y dotarlos o privarlos de contenido.

3. El término como tal no fue definido con propiedad hasta el 24 de Octubre de 1995, por el Federal Networking Council (EEUU). Para entonces ya era ampliamente aceptado, pero algunos sectores académicos y empresariales eran muy críticos tanto con el término como con la continuidad del sistema.

No hay comentarios

0 comentarios en esta entrada ↓

  • Todavía no hay comentarios en esta entrada.

Deja un Comentario