ACCIDENTE DE CUBATAO

Accidente de Cubatao, Brasil, 1984

El 24 de febrero de 1984, justo antes de la media noche se produjo un gran derrame de petróleo del oleoducto de la empresa Petrobras en la zona que atravesaba la colonia de chabolas de Vila Soca, en Cubatao, estado de Sao Paulo, Brasil. El petróleo derramado generó un incendio en la colonia que devastó las chabolas. Al menos 508 personas, muchos de ellos niños murieron por el incendio.

Vila Soca era una colonia de unas 2.500 chabolas. El número de personas que vivían allí era difícil de calcular pero podrían oscilar entre 8.000 y 12.000 personas. El oleoducto tenía 30 años de antigüedad y los directivos de Petrobras habían protestado a las autoridades brasileñas de la ilegalidad de la existencia de la colonia y del riesgo que corrían sus pobladores. No había ni agua ni electricidad.

Un derrame se notificó a la compañía por teléfono un día antes de que ocurriera el incendio por un residente que telefoneó a la compañía. En el derrame que condujo al desastre, se fugaron aproximadamente 700 Tm de petróleo. El líquido inflamable se extendió a través de una zona de agua embalsada por debajo de las casas ayudado por una pequeña corriente de agua. Se avisó a la población 2 minutos antes de que comenzara el incendio, lo que evitó la evacuación de la mayoría de los habitantes. El incendio destruyó todo el poblado y la brigada de incendios acudió al mismo 45 minutos después del comienzo, cuando ya se había destruido prácticamente todo.

La causa del derrame parece ser que se debió a un error en la presión interior y a que no existía ningún sistema de medida de presión en el oleoducto.