GineWeb: Sexualidad
Información sobre salud y bienestar de la mujer
The Spanish resource for women's health and well-being
| Home | Embarazo y parto | Ginecología | Menopausia y Climaterio | Esterilidad y Reproducción | Sexualidad | Estilo de vida | Condición femenina | Congresos |
 
Sexualidad y menopausia


Dr Faustino R. Pérez-López
Facultad de Medicina, Universidad de Zaragoza
_________________

Vínculos (Links) relacionados

La menopausia produce profundos cambios en el ciclo vital de la mujer. Sin embargo, no es el fin de la vida sexual. Para comprender que ocurre con la menopausia y envejecimiento, hay que tener en cuenta el ciclo de respuesta sexual. Cuando se produce la estimulación sexual, la región pelviana aumenta su contenido en sangre, la vagina aumenta su lubricación y el clítoris aumenta su turgencia. La parte superior de la vagina se expande y aumenta su calibre, mientras que la entrada vaginal se pone más firme. Durante el orgasmo se producen contracciones uterinas, y después del mismo se produce una relajación física. En la parte final de la estimulación, la zona genital es hipersensible y se pueden producir nuevos orgasmos.

Con el paso de los años la capacidad de respuesta requiere más tiempo y la excitación es menos intensa. Después de la menopausia se precisa más tiempo para conseguir la lubricación vaginal, los orgasmos son más breves, y las contracciones son menos intensas. La fase final de la estimulación también se acorta. Estos cambios son normales y ocurren en la mayoría de mujeres.

Cambios físicos debidos a la menopausia

Masters y Johnson Uno de los factores biológicos que alteran la sexualidad es la sequedad vaginal, dado que la capacidad de lubricación se reduce notablemente por la disminución de los estrógenos. El cuerpo del útero y el cuello uterino disminuyen de tamaño y en algunas mujeres provoca contracciones uterinas dolorosas durante y después del orgasmo. Estas molestias disminuyen el deseo sexual por el dolor que provoca la relación sexual. Sin embargo, estos cambios se pueden neutralizar con la aplicación local de cremas con estrógenos o el tratamiento sistémico con estas hormonas.

Pérdida del interés sexual

La respuesta sexual de la mujer menopáusica es muy variable. En el Estudio Stanford (1992) se encontró que el 72% de las mujeres notaron cambios en el interés sexual en los años próximos a la menopausia. En el 48% de los casos la alteración fue disminución del interés sexual, en cambio 23% notaron un aumento de la líbido, y 20% de casos no notaron cambios. Los pequeños cambios en el interés sexual, no suelen ser problemáticos y no requieren tratamiento si la pareja se adapta al cambio.

Las personas que notan una disminución del interés sexual, las causas pueden ser:

  • La existencia de una pareja
  • La calidad de la relación y comunicación con su pareja
  • La calidad de la vida sexual previa a la menopausia (cuanto más activa era su actividad sexual previa, es verosímil que sea en la actualidad)
  • Grado de fatiga
  • Aburrimiento sexual
  • La presencia de otros problemas psicológicos, com estrés o depresión
  • La presencia de otros problemas biológicos, como sequedad vaginal
  • El uso de determinados medicamentos, como antidepresivos
  • Calidad de vida global
Para las molestias físicas causadas por la menopausia, como la sequedad vaginal, el tratamiento con estrógenos produce notable mejoría. Otro aspecto importante es la realización de relaciones sexuales (o alternativamente masturbación). En este sentido es cierta la afirmación popular que "la falta de uso produce atrofía". Cuando persiste la falta de interés sexual a pesar de la corrección de las condiciones genitales, se pueden emplear pequeñas dosis de testosterona para recuperar la conducta sexual. Los ejercicios de Kegel también son aconsejables, dado que aumentan el tono muscular y la sensación placentera sexual.

En los problemas de comunicación personal es importante mejorar las habilidades y el diálogo para adaptarse a los cambios. Los problemas de pareja no resueltos constituyen un serio lastre para la sexualidad. Para los problemas psicológicos o la aversión sexual es importante el consejo psicológico especializada y replantear la relación de pareja. La variedad en la sexualidad puede contrarrestar el aburrimiento sexual.

Sexualidad después de la histerectomía

Parche de testosterona La mujer que ha sido sometida a una histerectomía (extirpación del útero) sufre cambio en su conducta sexual. Si se extirpan los ovarios la cantidad de estrógenos disminuyen y se favorece la aparición brusca de molestias vaginales. La histerectomía también afecta la calidad del orgasmo al desaparecer las contracciones uterinas. Algunas mujeres se perciben menos atractivas y deseadas. Además, algunos hombres tratan de forma diferente a las mujeres que han pasado por tratamientos quirúrgicos.

La sexualidad después de la cirugía genital puede mejorar:

  • Dando tiempo a que se produzca la cicatrización completa
  • Se pueden usar lubricantes e hidratantes vaginales
  • Se deben planear las relaciones sexuales para el momento del día en que las molestias son menores
  • Se deben buscar los puntos sensibles a la estimulación sexual
  • Se debe pensar en términos del placer sexual e intentar omitir el miedo
Si no se consigue el ajuste emocional necesario será necesario mejorar la autoestima y redifinir la imagen corporal. Los problemas de comunicación de pareja pueden mejorar mediante psicoterapia de la pareja.

Contracepción

Durante los años próximos a la menopausia, se pueden producir ovulaciones esporádicas y embarazos. Por eso, se recomienda el uso de métodos anticonceptivos para reducir la angustia y tensión relaciondas.

Las mujeres sin pareja pueden tener miedo a una nueva relación de pareja. En este sentido se debe tener en cuenta el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual, sobre todo las producidas por virus como el de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA), herpes y condilomas verrugosos. Estos virus son practicamente incurables una vez que se ha producido el contagio. Por eso se recomienda, las relaciones sexuales protegidas con condones.

Cambios físicos en el varón

Impotencia La respuesta sexual masculina también cambia con el paso de los años como consecuencia del envejecimiento, aparición de enfermedades y consumo de medicamentos. En general los cambios incluyen:

  • La erección tarda más tiempo en conseguirse
  • Se necesitan mayor variedad de estímulos para conseguir la erección
  • Se tarda más tiempo en conseguir la eyaculación, otras veces hay eyaculación precoz
  • La erección se pierde rápidamente tras la eyaculación
Estos cambios acomplejan a muchos varones y se retraen de las relaciones sexuales, que la mujer erroneamente interpreta como una pérdida de atractivo femenino. Estas situaciones crean un círculo vicioso si no se habla abiertamente de la situación de cada uno. La comunicación es fundamental en todo lo relacionado con la sexualidad.

Ultima revisión: 12 de diciembre 2006

Pulse aqui para volver arriba
HON code 191772 We subscribe to the HON code principles of the Health On the Net Foundation

© GineWeb - 1996-2008 - Todos los derechos reservados

GineWeb no se hace responsable del mal uso del contenido de esta web por parte del visitante.
Si se encuentra cualquier material ilegal, por favor, comuníquenoslo y será retirado inmediatamente. Gracias.