GineWeb: Obstetricia
Información sobre salud y bienestar de la mujer
The Spanish resource for women's health and well-being
| Home | Embarazo y parto | Ginecología | Menopausia y Climaterio | Esterilidad y Reproducción | Sexualidad | Estilo de vida | Condición femenina | Congresos |
 
Inducción del parto


Links relacionados

El parto es el mecanismo por el cual se produce la expulsión del feto y sus anejos ovulares en un tiempo relativamente breve. La inducción del parto (IP) consiste en estimular las contracciones uterinas antes del inicio espontáneo del trabajo del parto con la finalidad de terminar el embarazo. La IP está indicada cuando sus beneficios maternos y/o fetales superan a los de la continuación del embarazo. Es decir, al realizar un balance entre los beneficios y los riesgos, aquellos superan a estos. Si no fuera así, los peligros y las complicaciones de la IP pudieran ser graves e irreversibles. El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos ha dado a conocer en 1996 el informe técnico número 217 sobre la inducción de parto, cuyo contenido es muy interesante. Entre las motivaciones para realizar la IP se incluyen entre otras: la hipertensión inducida por el embarazo, la rotura prematura de la bolsa amniótica, la corioamnionitis, el retraso del crecimiento fetal, las enfermedades maternas graves (diabetes, nefropatias, etc), la muerte fetal, el embarazo prolongado, motivos psicosociales y los motivos derivados de la distancia del domicilio al centro sanitario.

Las contraindicaciones para la IP son las mismas que las del parto espontáneo por vía vaginal: placenta o vasos previos, situación fetal transversa, prolapso de cordón, incisiones uterinas, y el herpes genital. Otras situaciones obstétricas requieren una atención especial, pero no contraindican necesariamente la IP. Es el caso de las gestaciones múltiples, el hidramnios, las cardiopatias maternas, los patrones cardiotocagráficos anormales que no requieren parto urgente, la gran multiparidad, la hipertensión grave o la presentación de nalgas. El intento de IP no está contraindicado en las mujeres con cesáreas segmentarias bajas previas. Siempre que se controle la actividad uterina, la IP no aumenta el riesgo de parto vaginal instrumental, dehiscencia uterina, transfusión, traumatismo del parto y mal desenlace perinatal en comparación con el parto espontáneo.

Para proceder a la IP se deben reunir unos requisistos. Se debe realizar una exploración completa de la madre y el feto, se debe estar ante un embarazo a término con feto maduro y obtener el consentimiento informado. Las características del cuello uterino condicionan las posibilidades de éxito de la IP y la necesidad de usar medidas alternativas. Cuando la puntuación del test de Bishop es superior a 8 la posibilidad de parto vaginal tras IP es similar al parto espontáneo. La puntuación cervical inferior se acompaña de fracasos en la IP, partos prolongados y una elevada frecuencia de cesáreas. El riesgo de hiperestimulación del útero y de alteraciones de la frecuencia cardiaca fetal durante la IP se debe vigilar mediante cardiotocografía.

 

HON code 191772 We subscribe to the HON code principles of the Health On the Net Foundation

Ultima revisión: 28 de septiembre 2003

© GineWeb - 1996-2003 - Todos los derechos reservados

GineWeb no se hace responsable del mal uso del contenido de esta web por parte del visitante.
Si se encuentra cualquier material ilegal, por favor, comuníquenoslo y será retirado inmediatamente. Gracias.