GINE-web: Newsletter

Información online en español sobre salud y bienestar de la mujer
The spanish online resource for women's health and well-being

Issue/número 8: September/septiembre 1997

Indice / Table of Contents

1. Consejo Reproductivo

2. La Osteoporosis


1. Consejo Reproductivo

El consejo reproductivo (CR) tiene por objetivo que cada embarazo sea deseado y que culmine félizmente con la madre y el recién nacido sanos. Cada mujer y su pareja deben recibir toda la información que necesite para que tomen las decisiones oportunas en relación a su futuro reproductivo. El momento ideal para realizar ese CR es antes de que exista el embarazo, pero la realidad suele ser que se haga cuando la mujer se encuentre gestando. En la mayoría de casos de varias semanas, cuando ya ha ocurrido gran parte del desarrollo embrionario y han podido actuar negativamente influencias genéticas, ambientales y del género de vida.

Los aspectos fundamentales del CR incluyen:

Aspectos básicos de la concepción

En la visita previa al embarazo se debe informar de los aspectos básicos de la concepción: la mujer ovula cada 26-32 días, el óvulo es fertilizable durante 12-24 horas, y el espermatozoide puede fertilizar hasta las 72 horas después de la eyaculación. Habitualmente no ocurre el embarazo en el primer ciclo que se intente y no es motivo de preocupación que no ocurra en los primeros 4-6 meses de intentarlo.

Cuando existen ciclos menstruales irregulares es difícil establecer el momento más adecuado para que ocurra el embarazo. Aparte del consejo médico individual para cada mujer, se pueden emplear los reactivos disponibles para detectar los días fértiles con 12-24 horas de anticipación. La frecuencia de las relaciones sexuales (coito) es un motivo de controversia. Hay médicos que recomiendan el coito cada dos días, aunque en realidad a mayor exposición del óvulo a los espermatozoides mayores posibilidades de embarazo.

Una cuestión muy preguntada es si se puede seleccionar el sexo fetal en relación con el momento de la ovulación. No existe evidencia científica que garantice tal hecho y hay que saber que el coito muy tardio en relación con el momento de la ovulación puede aumentar la frecuencia de malformaciones fetales.

La ansiedad por el deseo de un embarazo puede alterar el mecanismo de la ovulación. Por eso se recomienda no angustiarse y actuar "deportivamente" los días de máxima fertilidad. Solo cuando hayan pasado 12 meses sin obtener embarazo con una buena técnica de coito se debe buscar ayuda médica.

En cuanto a la seguridad del coito durante el embarazo, mientras no exista hemorragia y la bolsa amniótica está íntegra no hay peligro para que el coito provoque la interrupción del embarazo.

El momento de vulnerabilidad

El momento de máxima vulnerabilidad para el feto en desarrollo es entre los 17 y 57 días contados desde la fertilización, es decir las primeras 10 semanas después de la última menstruación en una mujer con ciclos regulares. Durante esa época ocurre la organización celular, la diferenciación y la organogénesis, de forma que al final de dicha fecha se han desarrollado la mayoría de estructuras fetales. Cualquier agente tóxico, droga, virus o agente ambiental tendrá un efecto nocivo sobre los órganos que en ese momento se desarrrollan. Durante este periodo crítico ocurre el fenómeno "todo-nada", es decir: cualquier agresión sobre el feto durante las primeras 4 semanas resultará en un aborto, mientras que posteriormente suele aparecer defectos fetales sin que siempre ocurra el aborto espontáneo.

Historia familiar y genética

La historia familar obtenida antes del embarazo es un aspecto muy importante en el CR. La edad de la futura madre cuando supera los 35 años aumenta el riesgo de enfermedades genéticas como el síndrome de Down y otras alteraciones cromosómicas, mientras que cuando el futuro padre supera los 60 años de edad aumenta el riesgo de acondroplasia. La existencia de enfermedades congénitas o genéticas en la familia tienen tendencia a repetirse. La influencia racial puede tener importancia en algunas comunidades: la anemia de células falciformes es frecuente entre personas de origen africano, la enfermedad de Tay-Sachs es frecuente en personas de origen judio-europeo, la talasemia es frecuente en ciertas comunidades mediterráneas, el gen de la fibrosis quística ocurre en un caso cada 20 en determinadas personas de origen europeo, etc. Muchas de estas enfermedades se pueden detectar precozmente. Estos posibles padres con riesgo deben ser informados de las pruebas disponibles para el diagnóstico antes del embarazo.

Drogas y sustancias tóxicas

La mayoría de las cosas que pensamos que pueden actuar negativamente en el embarazo, desgraciadamente, en realidad son negativas. Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto espontáneo, de malformaciones fetales, parto prematuro y recién nacidos de bajo peso. El mecanismo de acción del tabaco es la inactivación de la hemoglobina por el monóxido de carbono, disminuyendo la perfusión placentaria por la acción vasoconstrictora de la nicotina, y por cambios en el apetito.

El consumo de alcohol durante el embarazo produce secuelas en el feto que van desde la hiperactividad hasta el retraso mental, sin olvidar las malformaciones fetales, muerte intrauterina, retraso del crecimiento fetal, abortos y desprendimiento prematuro de la placenta. Por la gravedad de estos peligros se debe evitar el consumo de alcohol.

Durante mucho tiempo se ha debatido el efecto del consumo de cafeina y su repercusión sobre el feto. Varios estudios han demostrado que el consumo de un par de tazas de café o te no entraña riesgos para el feto. El consumo de bebidas gaseosas o chocolates con cantidades equivalentes de cafeina se pueden consumir durante el embarazo.

El consumo de drogas que producen adicciñn se debe evitar durante el embarazo. Fumar mariguana produce deformidades de los espermatozoides y es teratogénico a altas dosis en animales de experimentación. La cocaina favorece el desprendimiento placentario a traves de su acción vasoconstrictora y aumentando la tensión arterial. El consumo de heroina puede producir retraso del crecimiento fetal y anomalías fetales, y si la mujer comparte agujas o tiene promiscuidad sexual se arriesga a la infección por el virus del SIDA.

Todas los medicamentos pueden producir alteraciones fetales y por ello cualquier medicación debe consumirse bajo prescripción y control médico.

Nutrición de la embarazada

Durante el embarazo se debe producir un aumento de peso corporal adecuado, armónico y progresivo. La dieta debe contener suficiente cantidad de hidratos de carbono, proteínas, ácidos grasos esenciales. La ingesta calórica debe ser suficiente, pero no exagerada, entre las 2200 y 2500 calorias diarias con una cantidad apropiada de vitáminas. Estas necesidades se satisfacen con cualquier dieta en los países desarrollados. Cuando no se cumplen estos requisitos se produce hiponutrición fetal e hipoxia, y a partir de esta situación aumenta la desnutrición fetal, el riesgo de alteraciones neurológicas y de dificultades intelectuales. El aumento exagerado de peso favorece la diabetes gestacional y el nacimiento de niños obesos. Por otra parte las dietas de adelgazamiento están contraindicadas durante el embarazo por el riesgo de cetosis y de alteraciones neurológicas en el feto. Los suplementos de vitáminas se piensa que no son imprescindibles cuando se consume una dieta equilibrada, a excepción del consumo de hierro y ácido fólico.

Prevención y tratamiento de enfermedades generales

Antes de que ocurra un embarazo es conveniente comprobar la inmunidad de la mujer ante aquellas enfermedades que pueden dar problemas en caso de gestación. Por ello se recomienda comprobar el grado de inmunidad frente a la rubeola y varicela, y si fuese necesario proceder a la vacunación evitando el embarazo en los 3 meses siguientes. Se debe comprobar si la mujer ha recibido dosis de vacuna contra el tétanos en los últimos 10 años. También se recomienda vacunar a las personas con riesgo de contagio del virus de la hepatitis B antes de que se queden embarazadas. Si la mujer encaja en un grupo de riesgo para el virus VIH se debe recomendar la prueba correspondiente antes del embarazo o lo más precozmente si ya está instaurado.

Las mujeres que tienen enfermedades generales deben ser evaluadas antes de quedar embarazadas.


Gine-web is produced by "Fundación Científica de la Salud Femenina".
All material on this server Copyright 1997
Pulse aqui para volver al principio


2. La osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por la pérdida de masa ósea y como consecuencia se producen deformidades del esqueleto y se reduce la resistencia de los huesos. En Estados Unidos afecta a 25 millones de personas, de las cuales el 80 % son mujeres. La época en que se presenta con más frecuencia esta enfermedad es después de la menopausia.

En condiciones normales se está formando y destruyendo tejido óseo continuamente bajo la acción de dos tipos celulares: los osteoblastos (formadoras de hueso) y los osteoclastos (destructoras del hueso). En el primer paso de la formación de hueso, los osteoblastos forman una proteina llamada colágeno que forma una matrix que rellena las cavidades producidas por los osteoclastos. El colágeno se endurece mediante un proceso de calcificación. El proceso de remodelado permanente de los huesos está controlado por las hormonas paratiroides y tiroides que favorecen la destrucción ósea cuando la cantidad de calcio de la sangre se reduce. Cuando el fosfato cálcico se ingiere aumenta su concentración en la sangre y la vitámina D favorece su fijación en los huesos.

Durante la infancia la formación de hueso supera a la destrucción hasta alcanzar la madurez, mientras que a partir de los 40 años de edad la situación se invierte. Sin embargo, con una serie de precauciones este fenómeno se puede neutralizar.

En las mujeres la pérdida de masa ósea se agrava de una forma notable a partir de la menopausia al disminuir las hormonas ováricas que protegen al hueso. Mientras que los hombres pierden tejido óseo a un ritmo de 1 % por año, la mujer menopáusica pierde hueso a un ritmo de 3 % anual (!). Si al mismo tiempo se tiene en cuenta que el esqueleto femenino tiene menor cantidad de masa ósea que el varón, se explica la preponderancia femenina de la osteoporosis.

El ejercicio físico es una medida muy conveniente para prevenir la osteoporosis. Durante el ejercicio aumenta el flujo de sangre a los huesos, y aumenta el flujo de nutrientes usados en la reconstrucción ósea. En cambio la ausencia de ejercicio físico agrava el fenómeno de osteoporosis y aumenta el riesgo de fracturas. Para prevenir la osteoporosis se recomiendan ejercicios como pasear, jogging, bicicleta, aerobic, y ejercicio moderados para aumentar la masa muscular.

Está perfectamente demostrado que fumar reduce las hormonas ováricas y acelera la pérdida de masa ósea. El consumo de alcohol interfiere con la formación normal de tejido óseo. La falta de calcio en la dieta tiene también efectos negativos sobre el hueso. La mujer debe consumir diariamente un gramo o algo más de calcio, si ingiere menos el calcio necesario para la sangre se obtiene destruyendo hueso. Las fuentes naturales de calcio son los derivados lacteos, las sardinas, salmón, ostras, brocoli, soja, tofu y almendras. Cuando se quiera garantizar las necesidades de calcio se debe tomar un suplemento medicinal bajo control médico.

Algunas enfermedades pueden favorecer la osteoporosis, entre las que cabe mencionar: enfermedades tiroideas, síndromes de malabsorción, enfermedades del hígado, y la delgadez extrema. También ciertos medicamentos pueden favorecer el debilitamiento del hueso, especialemente los corticoides, antireumáticos y anticoagulantes sobre todo cuando se consumen durante periodos prolongados.

En la prevención de la osteoporosis tiene gran importancia el uso de hormonas ováricas a partir de la menopausia para enlentecer la pérdida de hueso. Estos tratamientos hormonales deben realizarse bajo control médico. Cuando la enfermedad ya se ha instaurado el tratamiento suele ser mucho más difícil y de menor eficacia. Por eso es muy importante la prevención a partir de la menopausia y la instauración de un tratamiento hormonal adecuado a las características de cada mujer. Más información online sobre temas relacionados en:
Nota: Las siguientes páginas se verán en una nueva ventana-browser


Gine-web is produced by "Fundación Científica de la Salud Femenina".
All material on this server Copyright 1997
Pulse aqui para volver al principio


Gine-web es una fuente de información para los profesionales sanitarios y consumidores, incluye artículos médicos seleccionados, novedades terapéuticas, avances tecnológicos, estudios sociológicos, y enlaces de Internet. El contenido de Gine-web se debe emplear con responsabilidad y no debe substituir el consejo de su especialista médico. La información de Gine-web es propiedad de la "Fundación Científica de la Salud Femenina" y está  protegida por los derechos de autor y otras leyes de la propiedad intelectual. La información recibida a través de Gine-web se puede utilizar solo para uso personal no comercial. La información contenida no se puede retransmitir, distribuir, reformar, diseminar, vender, emitir o circular incluso dentro de una institución. Cualquier copia obtenida debe incluir los derechos de propiedad intelectual. Todo el material de Gine-web Copyright 1997.

Gine-web (the service) for health professionals and interested consumers, features peer-reviewed articles, medical news, technical advances, and links to Internet resources. The information contained in Gine-web is for information purposes only and you assume full responsibility and all risk for the appropriate use of the medical information contained in the service. Nothing contained in the service is intended to be for medical diagnosis or treatment or in lieu of consulting with a physician or competent healthcare professional for medical diagnosis and/or treatment. The information available through the service is the property of the "Fundación Científica de la Salud Femenina" or its licensers and is protected by copyright and other intellectual property laws. Information received through Gine-web may be displayed, reformatted and printed for your personal, non-commercial use only. You agree not to reproduce, retransmit, distribute, disseminate, sell, publish, broadcast or circulate the information received through the service to anyone, including but not limited to others in the same company or organization. Any copy made of information obtained through the service must include the copyright notice.


Pulse aqui para volver al principio

[email]gine@posta.unizar.es

Página Principal
Home Page
Enlaces de Salud
Health Links
Sala de Lectura
Reading Room
Gine-web
Newsletter
Revista Científica
Scientific Topics