GineWeb: Menopausia y climaterio
Información sobre salud y bienestar de la mujer
The Spanish resource for women's health and well-being
| Home | Embarazo y parto | Ginecología | Menopausia y Climaterio | Esterilidad y Reproducción | Sexualidad | Estilo de vida | Condición femenina | Congresos |
  Cáncer de colon y tratamiento hormonal de la menopausia

Dr Faustino Pérez
_________________

Links relacionados

El cáncer de colon es un tumor maligno bastante frecuente originado en el intestino grueso (los últimos dos metros del tubo digestivo). En algunos pacientes con cáncer de colon existen alteraciones genéticas, pero en la mayoría no se puede demostrar causas hereditarias. El diagnóstico precoz se basa en pruebas de screening como la detección de sangre en heces, exploración rectal, proctoscopia y colonoscopia. Estas pruebas se suelen realizar a partir de los 50 años de edad cuando existe historia familiar de cáncer de colon, cáncer de los organos genitales femeninos, poliposis intestinal o historia de colitis ulcerosa o hemorragia intestinal. Si se detecta alguna lesión se debe confirmar el diagnóstico mediante biopsia.

El cáncer de colon es una enfermedad curable cuando se detecta precozmente. La cirugía consigue la curación en el 50% de casos. Las recidivas del tratamiento quirúrgico representan un problema que puede llegar a causar la muerte.

El pronóstico del cáncer de colon depende del grado de penetración de la pared del intestino y de la presencia o no de ganglios invadidos. Cuando hay obstrucción o perforación intestinal el pronóstico suele ser malo. Existe un marcador de significado pronóstico que es el antígeno carcinoembrionario (CEA). Las condiciones comórbidas juegan un papel importante en las diferencias geográficas o étnicas que se han detectado.

Figura 1. Aspecto macroscópico (izquierda) e histológico del cáncer de colon.
 

Población con riesgo de cáncer de colon

La identificación de las personas con alto riesgo de padecer el cáncer de colon es importante para obtener el máximo beneficio de las pruebas de screening al menor coste posible, para detectar las lesiones más pequeñas, conseguir la menor mortalidad y la mayor efectividad del tratamiento. Las pruebas de screening se deben aplicar a partir de los 50 años, especialmente en las personas con familiares de primer grado con cáncer de colon.

Hay grupos que tienen mayor predisposición para el citado cáncer, entre los que se incluyen algunas condiciones hereditarias como la poliposis familiar, el cáncer de colon hereditario sin poliposis (HNPCC), síndromes de Lynch I y Lynch II, y la colitis ulcerosa. Todas estas condiciones se encuentran en el 10 al 15% de los casos de cáncer de colon. Sin embargo, estos resultados obtenidos de forma retrospectiva y con diferentes criterios son difíciles de interpretar. En un sentido más amplio, el riesgo está aumentado cuando hay una historia personal de cáncer colorrectal o adenomas de colon, un familiar de primer grado con cáncer colorrectal o adenomas de colon, y una historia personal de cáncer de mama, de ovario o de endometrio. Todas estas condiciones de alto riesgo afectan al 23% de las personas con cáncer colorrectal. Es decir, la aplicación de técnicas de screening sólo a estos grupos de riesgo determinarían que se perdiesen la mayoría de casos de la enfermedad.

Cáncer de colon, menopausia y tratamiento hormonal

Desgraciadamente muchas mujeres piensan que el cáncer colorrectal es una enfermedad masculina. Sin embargo, el riesgo es muy parecido para ambos sexos y las mujeres de más de 50 años tienen riesgo significativo de padecer cáncer de colon. La Asociación Norteamericana de Gastroenterología calcula que cada año mueren 50.000 personas de cáncer de intestino grueso, la mitad de las cuales son mujeres

El tratamiento hormonal de la menopausia puede proteger contra el cáncer de colon. El análisis de los estudios publicados indican que el tratamiento con estrógenos durante la menopausia puede reducir hasta un 34% el riesgo de padecer dicho cáncer en comparación con las mujeres de la misma edad que no han recibido hormonas. La Dra. Grodstein, de la Universidad de Harvard, calcula que los estrógenos reducen 20% el riesgo de cáncer de colon y 15% el rectal.

Dado que el cáncer de colon es mucho más frecuente que el cáncer genital femenino y solo es superado por el cáncer de mama (y tal vez por el de pulmón), la atención de la salud femenina merece tener en cuenta la citada relación entre estrógenos y el cáncer colorrectal. El screening de este tumor merece la misma atención que la citología vaginal o el uso de mamografías tan habituales en ginecología.

Prevención del cáncer colorrectal y tratamiento hormonal

Además de las medidas de screening disponibles, se pueden tener en cuenta algunas recomendaciones que pueden reducir el riesgo.

  • Es recomendable consumir una dieta rica en fibra y pocas grasas de origen animal. El consumo de 5 servicios (un servicio equivale a media taza) diarios de vegetales, frutas y cereales, junto con la reducción paralela de las carnes rojas y las comidas grasa, puede reducir un tercio el riesgo de cáncer de colon.
  • El ejercicio regular y vigoroso (correr, bicicleta, nadar, aerobic) durante al menos media hora casi todos los días, puede reducir el riesgo posiblemente por la digestión más rápida dejando menos tiempo para que las tóxinas actúen localmente.
  • Reducir el consumo de alcohol de de tabaco también es aconsejable.
  • Mantener el peso dentro de los limites normales.
  • El uso de tratamiento hormonal de la menopausia reduce el riesgo como ya se ha señalado.
  • La suplementación dietética con calcio, vitámina D, ácido fólico, aceites de pescado, selenio y otros antioxidantes pueden reducir el riesgo de cáncer de colon.
  • El consumo de determinados vegetales ricos en fitoquímicos (espinacas, crucíferas, te verde semillas de lino) pueden también ser útiles.
  • Los antinflamatorios del tipo de la aspirina.
Alguna evidencia reciente cuestiona las recomendaciones dietéticas que no tendrían tanta relevancia preventiva. Dado que la prevención secundaria no es tan efectiva como se quisiera, no se deben omitir las medidas de screening periódico a partir de los 50 años.

Bibliografía

  • Women's Cancer Network News
  • Colon Cancer and Hormone Therapy
  • Colon Cancer. Enlaces a sitios y novedades sobre cáncer de colon cancer
  • Preguntas y respuestas sobre cáncer de colon
  • OncoLink
  • Polyps and Colon Cancer
  • WRAL OnLine - Treating Colon Cancer
  • Colon cancer: Med News and the National Cancer Institute
  • Confronting Colon Cancer
  • Two Genes Cause Colon Cancer
  • Hereditary Non-Polyposis Colon Cancer Syndrome (Clínica Mayo)

  • Ahnen DJ. Colon cancer prevention by NSAIDs: what is the mechanism of action? Eur J Surg Suppl 1998; 111-4.
  • Bushman JL. Green tea and cancer in humans: a review of the literature. Nutr Cancer 1998; 31: 151-9.
  • Campagnoli C, et al. Potential impact on breast cancer risk of circulating insulin-like growth factor I modifications induced by oral HRT in menopause. Gynecol Endocrinol 1995; 9: 67-74.
  • Campagnoli C, et al. Effect of progestins on IGF-I serum level in estrogen-treated postmenopausal women. Zentralbl Gynakol 1997; 119 Suppl 2: 7-11.
  • Dashwood RH, et al. Cancer chemopreventive mechanisms of tea against heterocyclic amine mutagens from cooked meat. Proc Soc Exp Biol Med 1999; 220: 239-43.
  • Fournier DB, Gordon GB. COX-2 and colon cancer: potential targets for chemoprevention. J Cell Biochem Suppl 2000; 34: 97-102.
  • Grodstein F, et al. Postmenopausal hormone therapy and the risk of colorectal cancer: a review and meta-analysis. Am J Med 1999; 106: 574-82.
  • Gryfe R, et al. Tumor microsatellite instability and clinical outcome in young patients with colorectal cancer. N Engl J Med 2000; 342: 69-77.
  • Jenab M, Thompson LU. The influence of flaxseed and lignans on colon carcinogenesis and beta- glucuronidase activity. Carcinogenesis 1996; 17: 1343-8.
  • Ji BT, et al. Green tea consumption and the risk of pancreatic and colorectal cancers. Int J Cancer 1997; 70: 255-8.
  • Kim JM, et al. Chemopreventive effects of carotenoids and curcumins on mouse colon carcinogenesis after 1,2-dimethylhydrazine initiation. Carcinogenesis 1998; 19: 81-5.
  • Kohlmeier L, et al. Tea and cancer prevention: an evaluation of the epidemiologic literature. Nutr Cancer 1997; 27: 1-13.
  • McLeod HL, Murray GI. Tumour markers of prognosis in colorectal cancer. Br J Cancer 1999; 79: 191-203.
  • Paganini-Hill A. Estrogen replacement therapy and colorectal cancer risk in elderly women. Dis Colon Rectum 1999; 42: 1300-5.
  • Patrignani P. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs, COX-2 and colorectal cancer. Toxicol Lett 2000; 112-113: 493-8.
  • Reddy BS, et al. Chemoprevention of colon cancer by specific cyclooxygenase-2 inhibitor, celecoxib, administered during different stages of carcinogenesis. Cancer Res 2000; 60:293-7.
  • Schut HA, Yao R. Tea as a potential chemopreventive agent in PhIP carcinogenesis: effects of green tea and black tea on PhIP-DNA adduct formation in female F-344 rats. Nutr Cancer 2000; 36: 52-8.
  • Serraino M, Thompson LU. Flaxseed supplementation and early markers of colon carcinogenesis. Cancer Lett 1992; 63: 159-65.
  • Slattery ML, et al. Carotenoids and colon cancer. Am J Clin Nutr 2000; 71: 575-82.
  • Steinberg SM, et al. Prognostic indicators of colon tumors: the Gastrointestinal Tumor Study Group experience. Cancer 1986; 57: 1866-70.

Ultima revisión: 20 de junio 2001

© GineWeb - 2001 - Todos los derechos reservados

GineWeb no se hace responsable del mal uso del contenido de esta web por parte del visitante.
Si se encuentra cualquier material ilegal, por favor, comuníquenoslo y será retirado inmediatamente. Gracias.