GINE-web: Newsletter

Información online en español sobre salud y bienestar de la mujer
The spanish online resource for women's health and well-being

Issue/número 8: November/noviembre 1997

Indice / Table of Contents


1. Herpes genital

El herpes genital es una infección producida por el virus herpes simple tipo 2 (VHS-2). Es una de las principales causas de ulceraciones genitales. El primer episodio infeccioso se denomina herpes genital primario, mientras que la infección recidivante ocurre hasta en el 80% de pacientes. La prevalencia de infección es difícil de establecer porque no todos los individuos infectados por el virus desarrollan sintomas clínicos.

El virus

El VHS es un agente viral muy corriente que produce lesiones vesiculares, con tendencia a formas ulceradas, dolorosas en la boca, labios y mucosas genitales y anal. Existen dos formas víricas diferentes cuya forma de transmisión no se conoce muy bien porque los síntomas pueden tardar en manifestarse. El VHS-1 afecta comunmente a la boca y labios produciendo el herpes labial, en cambio el tipo 2 afecta a los genitales y región anal. Además, la infección puede transmitirse a partir de personas que no tienen síntomas. A veces hay síntomas atípicos como eritema vulvar, dolor, prurito, fisuras, escoriaciones, o lesiones extagenitales (ganglios, gluteos).

Frecuencia

La prevalencia de la infección se desconoce con exactitud. El virus se puede desprender a partir de la mucosa genital con apariencia normal o a partir de regiones invisibles como puede ser el cuello uterino. Se ha documentado la transmisión sexual a partir de individuos asintomáticos. Con métodos de diagnóstico como la PCR se llega a demostrar hasta un 20 % de casos. En la citología vaginal rutinaria se puede detectar en 1 % de mujeres sin historia previa de contagio. Cuando hay ocasión de estudiar al varón se comprueba que como ocurre en la mujer hay casos asintomáticos. Más información online sobre temas relacionados en:
Nota: Las siguientes páginas se verán en una nueva ventana-browser


Gine-web is produced by "Fundación Científica de la Salud Femenina".
All material on this server Copyright 1997
Pulse aqui para volver al principio


2. Infección urinaria durante el embarazo

En un 4 a un 7 % de mujeres en edad reproductiva se puede demostrar la presencia de 100.000 bacterias por mililitro de orina, pero raramente tiene repercusión clínica. Esta situación se denomina bacteriuria. Durante el embarazo los cambios que ocurren determinan que la bacteriuria sea de valor clínico. El riesgo de que una bacteriuria se transforme en pielonefritis es de 1.4 % fuera del embarazo, mientras que en la gestación aumenta hasta el 28 %. Además de la importancia intrínseca de la infección urinaria, en estas gestantes aumenta la frecuencia de anemia, eclampsia, partos prematuros, infección amniótica, y recién nacidos de bajo peso. Por lo tanto la identificación y tratamiento precoz de la bacteriuria permite mejorar los resultados del embarazo.La infección urinaria es muy frecuente en el embarazo, siendo 5 veces más frecuentes las fiebres por este motivo que las provocadas por infecciones virales.

En las gestantes asintomáticas la presencia 100.000 gérmenes del mismo tipo de microbios, o bien la presencia de menos gérmenes en las mujeres con síntomas clínicos debe ser estudiada. La prevalencia de bacteriuria no difiere entre las gestantes y las no-gestantes de la misma edad. En las adolescentes es de aproximadamente de 1.1 %, con aumentos de 1 % por cada década de edad que se aumente, llegando al 10 % a los 50 años. Con estos datos se puede predecir que 4-7 % de mujeres en edad reproductiva presentan la bacteriuria según el tipo de población considerada.

Factores de riesgo.

Varios factores de riesgo se asocian con mayor posibilidad de infección urinaria durante el embarazo. La prevalencia se duplica en las mujeres con nivel socioeconómico bajo, anémicas, y diabéticas. Sin embargo, el factor más importante es haber padecido alguna infección urinaria previa.

Microbios.

Los gérmenes patógenos cultivados durante el embarazo son los mismos que se encuentran en las infecciones urinarias de las mujeres no-gestantes. En el 82 % de los casos en el urocultivos se encuentran Escherichia coli, en 5 % hay Proteus, en la mayoría del resto de casos hay Klebsiella y Staphylococcus saprophyticus. Cuando se hacen cultivos especiales se aislan Ureaplasma urealyticum y Gardnerella vaginalis, aumentando la prevalencia de hasta el 25 %, aunque se desconoce el significado patológico de estos microorganismos.

Complicaciones de la bacteriuria.

La mayoría de las embarazadas presentan bacteriuria en la primera visita prenatal. Solamente un 1 a 2 % desarrolla infección habiendo tenido un urocultivo negativo. Es decir, en la mayoría de casos los gérmenes ya están posiblemente desde antes del embarazo. De las mujeres que en la primera visita tienen bacteriuria asintomática, el 28 % desarrolla un cuadro de pielonefritis frente al 1.4 % de las mujeres con urocultivo inicial negativo. El 75 % de las gestantes manifiestan la bacteriuria en el tercer trimestre. Todo lo cual pone de manifiesto la importancia de la detección y tratamiento de la bacteriuria asintomática.

¿Por qué aparecen las infecciones urinarias?

El aumento de infecciones urinarias durante el embarazo guardan relación con los cambios anatómicos y funcionales que ocurren: los riñones aumentan de tamaño por aumento del líquido intersticial, la vejiga aparece congestiva y es desplazada de su sitio habitual, el aumento de la hormona progesterona produce relajación de la musculatura de la vejiga y de los uréteres, y el aumento del tamaño uterino contribuye a un hidroureter, especialmente en el lado derecho, acumulándose en los uréteres hasta 200 ml de orina. Este estancamiento urinario favorece el crecimiento de las bacterias. Otros factores que contribuyen para la multiplicación de bacterias es la mayor eliminación de proteínas por la orina conforme avanza la gestación.

Antimicrobianos en el embarazo.

Las infecciones urinarias y las complicaciones acompañantes se pueden corregir con el tratamiento oportuno. La elección del tratamiento debe tener en cuenta el eventual riesgo que los antibióticos puedan tener sobre el feto. Así, las tetraciclinas pueden causar malformaciones congénitas y cambios en la coloración dental, la eritromicina puede causar ictericia, el cloranfenicol puede provocar anemia aplástica, las sulfamidas alteran el metabolismo de la bilirrubina fetal, los nitrofuranos pueden provocar anemia hemolítica y las fluorquinilonas pueden causar alteraciones en los cartílagos. Estos preparados, por lo tanto, se deben evitar en la mujer gestante.


Gine-web is produced by "Fundación Científica de la Salud Femenina".
All material on this server Copyright 1997
Pulse aqui para volver al principio


3. Penciclovir en el tratamiento del herpes genital

Penciclovir (PCV) es tan eficaz como aciclovir en el tratamiento del primer episodio del herpes genital, siendo la dosis recomendada de 250 mg tres veces al día durante cinco días. Además, PCV alarga el periodo libre de recurrencias sintomáticas en el herpes genital.

PCV es el primer antivírico que ha demostrado eficacia en todos los síntomas del herpes genital recurrente. PCV logra mayor persistencia en las células infectadas por el virus herpético, lo cual se traduce en menos dosis diaria y más comodidad frente al antivírico tradicional. A continuación se presenta la concentración de trifosfato para la administración de PCV y aciclovir.

PCV posee un excelente perfil de seguirdad similar a aciclovir y placebo, es compatible con otros tratamientos, y los alimentos no alteran la biodisponibilidad del fármaco.


Gine-web is produced by "Fundación Científica de la Salud Femenina".
All material on this server Copyright 1997
Pulse aqui para volver al principio

Gine-web es una fuente de información para los profesionales sanitarios y consumidores, incluye artículos médicos seleccionados, novedades terapéuticas, avances tecnológicos, estudios sociológicos, y enlaces de Internet. El contenido de Gine-web se debe emplear con responsabilidad y no debe substituir el consejo de su especialista médico. La información de Gine-web es propiedad de la "Fundación Científica de la Salud Femenina" y está  protegida por los derechos de autor y otras leyes de la propiedad intelectual. La información recibida a través de Gine-web se puede utilizar solo para uso personal no comercial. La información contenida no se puede retransmitir, distribuir, reformar, diseminar, vender, emitir o circular incluso dentro de una institución. Cualquier copia obtenida debe incluir los derechos de propiedad intelectual. Todo el material de Gine-web Copyright 1997.


Gine-web (the service) for health professionals and interested consumers, features peer-reviewed articles, medical news, technical advances, and links to Internet resources. The information contained in Gine-web is for information purposes only and you assume full responsibility and all risk for the appropriate use of the medical information contained in the service. Nothing contained in the service is intended to be for medical diagnosis or treatment or in lieu of consulting with a physician or competent healthcare professional for medical diagnosis and/or treatment. The information available through the service is the property of the "Fundación Científica de la Salud Femenina" or its licensers and is protected by copyright and other intellectual property laws. Information received through Gine-web may be displayed, reformatted and printed for your personal, non-commercial use only. You agree not to reproduce, retransmit, distribute, disseminate, sell, publish, broadcast or circulate the information received through the service to anyone, including but not limited to others in the same company or organization. Any copy made of information obtained through the service must include the copyright notice.

Pulse aqui para volver al principio

[email]gine@posta.unizar.es

Página Principal
Home Page
Enlaces de Salud
Health Links
Sala de Lectura
Reading Room
Gine-web
Newsletter
Revista Científica
Scientific Topics