GineWeb: Menopausia y climaterio
Información sobre salud y bienestar de la mujer
The Spanish resource for women's health and well-being
| Home | Embarazo y parto | Ginecología | Menopausia y Climaterio | Esterilidad y Reproducción | Sexualidad | Estilo de vida | Condición femenina | Congresos |
  Piel, sol y envejecimiento

Links relacionados

Al llegar la primavera la brisa y el calor invitan a salir al aire libre y tomar el sol. A pesar de la asociación salud y sol, la exposición prolongada causa deterioro de la piel, arrugas, manchas y envejecimiento de la piel. Los efectos se van acumulando a lo largo del tiempo: más sol sinónimo de envejecimiento más rápido de la piel. El efecto del sol se va acumulando a lo largo de los años.

Gran parte del deteriori es cosmético, pero también puede comprometer la vida. La exposición prolongada es la principal causa de cáncer. Sin embargo, se pueden tomar precauciones con cremas filtros solares y ropa de protección. Además, con cuidados apropiados, medicaciones aplicables localmente y modernas técnicas quirúrgicas se puede neutralizar o revertir el envejecimiento de la piel.

La piel la primera linea de defensa del cuerpo

La piel protege al cuerpo del medio ambiente, lesiones, infecciones y sustancias tóxicas. Además, ayuda a regular la temperatura corporal y participa en el sentido del tacto. La piel consta de tres capas, cada una con sus funciones específicas.

    La epidermis — Es la capa más externa, tan fina como papel de fumar, constituye la capa protectora de la piel que descama continuamente sus células. La parte más superficial corresponde a las células muertas que se descaman continuamente. Las células escamosas se situan justo debajo. Las células basales de la epidermis son las productoras de las nuevas células. La e epidermis contiene también los melanocitos que son las células productoras del pigmento melanina. La cantidad de melanina determina el color de la piel.

    La dermis — La dermis situada debajo de la epidermis corresponde al 90% del grosor de la piel. Contiene una densa red proteínas en forma de colágeno y fibras elasticas en la cual están situadaos los vasos linfáticos y sanguíneos, nervios, células musculares, glándulas sebáceas y sudoríparas y los folículos pilosos. El colágeno y la elastina dan la resistencia y elasticidad de la piel y las glándulas sebáceas producen sebo que mantiene la piel suave y húmeda.

    Tejido subcutáneo — Bajo la epidermis y la dermis se situa el tejido subcutáneo formado sobre todo por tejido adiposo. Esta capa actua como aislante y protección de los órganos y tejidos situados por debajo.

¿Cómo se forma la piel nueva?

Las células basales forman continuamente nuevas células que van subiendo hasta alcanzar la superficie. A medida que se van haciendo superficiales se aplanan y acumulan una proteína llamada queratina (la misma que se encuentra en pelos y uñas). Estas células permanecen poco tiempo en la superficie y se descaman. El ciclo de formación de piel, desde la profundidad a la superficie, tarda un mes.

Envejecimiento de la piel

Con los años la piel se hace más delgada y finamente arrugada, las glándulas sebáceas sn menos activas y producen menos sebo, de manera que la piel se reseca. Con el paso del tiempo también se reduce la circulación sanguínea de la piel, de forma que la dermis se hace más delgada y frágil y los signos de envejecimiento más evidentes. Además, las células viejas se renuevan más lentamente y la reparación celular es menos efectiva.

Los factores ambientales, como fumar o la excesiva exposición al sol (fotoenvejecimiento) acelera notablemente los cambios naturales de la edad. El fotoenevejecimiento causa disminución de elasticidad dando aspecto de cuero curtido y con mayor pigmentación.

Lesiones relacionadas con el envejecimiento

Las lesiones que pueden aparacer a partir de los 50 años son muy variadas. Afortunadamente la mayoría no comprometen la salud femenina y no requieren su extirpación.

    Manchas de la piel — También llamadas léntigo simple y léntigo senil, aparecen como manchas planas, grieses o marrones que aparecen en más del 90% de las personas a partir de los 50 años. Pueden ser de un tamaño casi invisible hasta de varios centímetros, aparecen sobre todo en las partes que han estado más expuestas al sol y pueden oscurecerse aún más por la luz solar. Estas manchas no se transforman en cáncer y no precisan tratamiento. Por razones cosméticas se pueden aclarar o extirpadas. La prevención de la aparición consiste en evitar la exposición solar.

    Elastosis solar — La exposición excesiva al sol durante muchos años lesiona las fibras colágenas y elásticas y aparece 10-20 años más vieja que la edad cronológica. La elastosis es más intensa en la gente de piel clara expuesta a luz intensa.

    Queratosis seborrheica — Son lesiones con aspectos de verrugas de color amarillas, marrones o negras de causa desconocida. y que no se transforman en cáncer. Se suelen extirpar con fines cosméticos, para evitar hemorragias y dolor al roce. Se pueden extirpar con nitrógeno líquido, cirugía o electrocirugía.

    Angiomas — Estas dilataciones benignas no producen síntomas y tienen aspectos de cerezas pequeñas. Se pueden extirpar mediante cirugía o láser por razones cosméticas.

    Marcas o líneas de la piel — Las marcas o líneas son pequeños crecimientos que hacen protusión en la piel, sobre todo en el cuello, brazos o ingle. Se desconoce la causa, pero son inócuas y deben extirparse si producen molestias por la ropa.

Cáncer de piel

El cáncer de piel es una lesión grave, casi siempre debida a una exposición prolongada al sol. El 80% corresponde a los cánceres de células basales o escamosos que suelen tratarse y curarse si se diagnostican precozmente. El melanoma es una forma más grave, con facilidad para diseminar, aunque si se diagnostica precozmente puede curarse.

Si detecta algún cambio en su piel acuda inmediatamente a su dermatólogo.

El riesgo de cáncer de piel si ha habido exposición prolongada al sol, lamparas ultravioletas para bronceado e irradiaciones de diferentes tipos. También aumenta el riesgo de cáncer si vive en altitud o sufre alteraciones del sistema inmune de cualquier tipo. Otros factores que influyen son historai familiar de cáncer de piel, exposición a contaminantes químicos ambientales como los herbicidas. También aumenta el riesgo de cáncer de piel si existe queratosis actínica, lesiones que tienen aspecto de parches gris a violeta que aparecen en la cara, cuero cabelludo y dorso de las manos, que inicialmente dan aspecto como de papel de lija y luego verrugoide. Estas lesiones deben extirparse en caso de crecer.

Como medidas preventivas del cáncer de piel se ha recomendado una dieta pobre en grasas y rica en antioxidantes, como vitáminas C y E, aunque no hay pruebas directas de la relación entre dieta y cáncer de piel.

Ultima revisión: 31 agosto 2002

© GineWeb - 2002 - Todos los derechos reservados

GineWeb no se hace responsable del mal uso del contenido de esta web por parte del visitante.
Si se encuentra cualquier material ilegal, por favor, comuníquenoslo y será retirado inmediatamente. Gracias.