Vanity Fea: Blog de notas de José Ángel García Landa  (Biescas y Zaragoza) — Enero 2011

asco de obras
Ex-Futuro
 
Aquí mi clon
para poner comentarios
O bien comentarios no públicos a garcialanda@gmail.com o por SMS al 646 141 379
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas   Enlaces y blogs    Mi web    Indice Free counter and web stats Estadísticas Música que viene:  Seize ans déjà (Michel Rivard) — Y vuelve —  Dijo Beatriz (Malamente)  ... y vuelve:  On ne change pas (Céline Dion)

Blog de hoy AQUÍ
Lunes 31 de enero de 2011

La caída de ojos de Oscar


La caída de ojos de Oscar, originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda.

Totalmente su gesto. Pero la foto es de Beatriz.








Mighty Boulder

Mighty Boulder, originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda.

 a.k.a. un pedrolo.







Pesa una orden

Nos convocan a Consejo de Departamento:

De orden del Sr. Director, quedan convocados a la Sesión Extraordinaria del Consejo de Departamento (...) en la que se tratará el siguiente

ORDEN DEL DÍA:
1. Fase 2 de POD 2010-2011 del área de Filología Inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras: Asignación a profesorado o plaza de la docencia de las asignaturas 23421 Introducción a la  Literatura Norteamericana, grupos de mañana y tarde (baja por IT de la profesora Silvia Martínez Falquina) y 23409 Lengua Inglesa II (*), grupo de tarde (desasignación de docencia de la profesora Beatriz Penas Ibáñez a resultas de los acuerdos de Consejo de 23 de diciembre de 2010) y, si procediera, reasignación de otra docencia a resultas.

(*)Sobre la asignatura 23321 Literatura de la Segunda Lengua (inglés) (profesor José Ángel García Landa), aunque también fue docencia asignada de oficio por Consejo, pesa una orden no solo posterior sino de mayor rango, por proceder  del Sr. Rector de la Universidad directamente a dicho profesor, de fecha 29 de septiembre de 2010 "de que, de inmediato proceda a impartir la docencia asignada en la asignatura en cuestión", por lo que esta Dirección entiende que su desasignación no es un trámite que entre dentro de las competencias del Consejo.



Zaragoza, 31 de enero de 2011

LA PROFESORA SECRETARIA DEL DEPARTAMENTO
_____________

Bien, por lo menos se ha resuelto parcialmente el enigma.

Lo cierto es que esta asignatura por la que se me nombra ya está impartida en el primer cuatrimestre, y lo mejor será que ponga yo las notas, ya que la he impartido.  Entiendo que lo oportuno sería, visto que el Rector me ordenó dar la asignatura sin mucha lógica y a resultas de una asignación irregular, que el mismo Rector anulase su orden y la cambiase por una PETICION para que me haga cargo de la asignatura, ya que no hay justificación para la orden, y sí parece haberla para la petición.  Ahora bien, no tengo ni idea de si el Rectorado cuenta con hacer eso, o no. Tampoco estaría de más, ya que el Rector instaba a cumplir una asignación docente irregular del departamento, que el departamento desasignase ahora, en lo que a ellos respecta, lo que en su momento asignó o intentó asignar.

Por otra parte, le hemos escrito hoy a la Coordinadora del Máster, Dra. Onega, para ver si cuida de que aparezca correctamente la información sobre profesorado del máster, a cuenta de la sentencia, que sigue siendo incorrecta en una decena de páginas web, o sea en toda la información pública que depende del departamento—donde todavía no figuramos como profesores del dichoso máster.

También presentaremos alegaciones sobre estos asuntos a la Comisión de Control de la Calidad del Máster—que al parecer no se ha enterado de las sentencias judiciales que afectan al máster cuya calidad controla.

Nulidad de pleno derecho








Microblog de enero 2011

31 ene 11, 20:24
JoseAngel: Universitarios adictos a la autoestima - o a los halagos: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13859
31 ene 11, 13:39
JoseAngel: Me enlazan en la enciclopedia de Opentopia: http://encycl.opentopia.com/term/Literary_theory
31 ene 11, 13:16
JoseAngel: Me enlazan en la Universidad de California, San Diego: http://libraries.ucsd.edu/sage/asset?asset=171011
31 ene 11, 09:34
JoseAngel: La Calidad Bolonia, certificada: http://firgoa.usc.es/drupal/node/48373
31 ene 11, 01:31
JoseAngel: Los gustos literarios de Hitler: http://www.nytimes.com/2011/01/30/books/review/Nicholson-t.html?_r=1
30 ene 11, 23:20
JoseAngel: Fotos de los disturbios (quizá revolución) de Egipto: http://www.facebook.com/album.php?aid=268523&id=586357675
30 ene 11, 20:02
JoseAngel: Mise en abyme versus metalepsis: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/mise-en-abyme-versus
30 ene 11, 14:33
JoseAngel: La prohibición del matrimonio homosexual se mantendrá en Francia al ser declarada no anticonstitucional: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=671066
30 ene 11, 13:21
JoseAngel: Jiménez Losantos, sobre la hípica millonaria de Bono: "¿De dónde 'jaca' pa tanto como 'dejtaca'?
29 ene 11, 01:41
JoseAngel: Las memorias de Santiago Carrillo: http://libros.libertaddigital.com/que-fue-de-los-viejos-camaradas-1276238617.html
28 ene 11, 21:24
JoseAngel: ¿Trescientos mil secuestrados en España, dicen los medios tan anchos, y nos cae esto de nuevas? ¿Pero en qué país más raro vivimos?
27 ene 11, 22:30
JoseAngel: Firma por la libertad de expresión en Internet, contra la ley Sinde: http://www.hazteoir.org/firma/35520-firma-libertad-expresion-en-internet
27 ene 11, 16:49
JoseAngel: Economía global y reforma constitucional: http://www.youtube.com/watch?v=1vFYqIvr_e0
27 ene 11, 16:40
JoseAngel: Me enlazan en Instructional Design: http://www.instructionaldesign.org/public_domain.html
27 ene 11, 15:19
JoseAngel: El legado de Cajal: http://ilevolucionista.blogspot.com/2011/01/el-legado-de-cajal-entrevista-juan-de.html
26 ene 11, 16:02
JoseAngel: Hoy conferencia sobre "la verdad" http://www.ibercaja.es/obrasocial/detalle.php?id=a213529ee2bffcb2c09ed09eef5d17b22354927838c25a9ff2d8ea393984b338
26 ene 11, 15:46
JoseAngel: Mi vídeo más popular según el público: https://docs.google.com/leaf?id=0B7JxG9MG2R4-Nzk2MzAzMmMtZmNhMy00MGI4LTgxYTctODg4YmZlZjU0Mjc3&hl=en
26 ene 11, 14:49
JoseAngel: Crecimiento descomunal del lenguaje en años recientes: http://www.onfiction.ca/2011/01/research-bulletin-what-do-millions-of.html
26 ene 11, 11:36
JoseAngel: Enunciation, Fictionality, and Semiotic Levels in Narrative Texts: http://ssrn.com/abstract=1748404
26 ene 11, 11:14
JoseAngel: Parece que había ratas rondando. Esperaremos a la desinfección.
26 ene 11, 11:08
JoseAngel: http://unizar.academia.edu/Jos%C3%A9AngelGarc%C3%ADaLanda/Papers/402057/Enunciacion_ficcion_y_niveles_semioticos_en_el_texto_narrativo
25 ene 11, 18:15
JoseAngel: Narraciones generadas automáticamente: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/narraciones-generadas
25 ene 11, 17:47
JoseAngel: Review of Recent Trends in Narratological Research http://ssrn.com/abstract=1747793







25 ene 11, 11:29
JoseAngel: Me enlazan en la Universidad de Frankfurt y en Germanistik im Netz: http://www.germanistik-im-netz.de/ginfix/2469
24 ene 11, 23:22
JoseAngel: Toda la noche conduciendo un autobús altísimo, con el puesto del conductor en el sexto piso lo menos, y que se me iba para atrás cuesta abajo.
24 ene 11, 22:41
JoseAngel: Toda la noche escondiéndome de King Kong, en una especie de catedral llena de mesas gigantes.
24 ene 11, 22:01
JoseAngel: La "Gobernanza" empresarial de la función pública: http://firgoa.usc.es/drupal/node/48319
24 ene 11, 17:40
JoseAngel: Probando Spotify Premium. Con Sophie Zelmani: http://open.spotify.com/track/32ydPek4nsZRM9jJdpHcxc
24 ene 11, 17:30
JoseAngel: En estos momentros entra a casa el Televisor Plano, al fin caemos.
24 ene 11, 17:24
JoseAngel: Ahora habría que filmarnos a nosotros viendo este corto, y seguir la rueda: http://jlborra.blogspot.com/2011/01/entralegorias-nueva-exposicion.html
24 ene 11, 00:44
JoseAngel: Invierno, un invierno.
22 ene 11, 20:38
JoseAngel: La novela histórica: parámetros para su definición: http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/publicaciones/novelah.html
22 ene 11, 11:45
JoseAngel: Una foto que me gusta: http://www.flickr.com/photos/garciala/5375521910/
21 ene 11, 23:32
JoseAngel: Blog (la película): http://www.redaragon.com/ocio/cine/pelicula.asp?id=24336
21 ene 11, 21:36
JoseAngel: Clases de inglés fácil en YouTube: http://www.youtube.com/user/undostresingles
21 ene 11, 19:03
JoseAngel: Minuto 7.30: Observen qué caras, o pintas, tienen los magistrados del Tribunal Constitucional. Una carrera llevan. http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/8/AWt8rAZ5OXo
21 ene 11, 17:02
JoseAngel: Quién preside el Tribunal Constitucional: http://www.youtube.com/watch?v=shqmHets5Xw&feature=feedu
21 ene 11, 13:38
JoseAngel: Review of Giambattista Vico, The Art of Rhetoric: http://ssrn.com/abstract=1744788
21 ene 11, 09:44
JoseAngel: Los cegatos selectivos, los que corrompen el cargo para ponerlo al servicio del poder -- esos son los que ascienden en este país hasta los más altos puestos.
21 ene 11, 00:07
JoseAngel: La cobardía: http://www.youtube.com/watch?v=uO0iPLrMa6c
20 ene 11, 18:48
JoseAngel: Tanto hablar de "castellano" ahora resulta que los políticos creen que hay varias lenguas que son el español, o quizá ninguna. Para esto sirve la terminología.
20 ene 11, 18:23
JoseAngel: CSIF protesta por las rebajas del sueldo a los empleados públicos: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=640421#EnlaceComentarios
20 ene 11, 13:27
JoseAngel: Tu vida en un día: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/tu-vida-en-un-dia
20 ene 11, 13:25
JoseAngel: XD... Además ya le echamos guasa, como ves.
20 ene 11, 11:36
fer: Es curioso: he leído tu último post y sólo me viene a la cabeza la película "Todos a la cárcel". Ánimo y no cejéis! Que cejar es malo
19 ene 11, 11:57
JoseAngel: Savage-Rumbaugh, "Human language - Human consciousness" http://onthehuman.org/2011/01/human-language-human-consciousness/
19 ene 11, 11:36
JoseAngel: Y dale con la dichosa "gobernanza", siempre copiando como loritos ideas recibidas: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=19178&enlace=1101/110119_z0_3.pdf&via=m&fecha2=2011-01-19
19 ene 11, 10:46
JoseAngel: Me retiran mi viejo iMac redondeado y semitransparente, modelo Yo Robot...
18 ene 11, 20:35
JoseAngel: El mapa y el territorio: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13816
18 ene 11, 19:00
JoseAngel: Bueno, si quieren lo harán... ahora que hay facebooks, igual hasta incluyen esos.
18 ene 11, 15:15
fer: Parece que se plantean un registro de blogs... Y se preguntan qué criterios utilizar para admitir unos u otros...
18 ene 11, 15:14
fer: http://www.bne.es/webapp/verPostBlog.htm?idPost=54&urlCms=/es/ComunidadBNE/Blogs/El_Blog_de_la_BNE/index.html
18 ene 11, 08:11
JoseAngel: Más respuestas, y bastantes visitas, al método de los Cubos de papá: http://dislexia-breal.blogspot.com/2010/11/cubos-iniciacion-la-lectoescritura.html
17 ene 11, 20:22
JoseAngel: Lo que nunca debemos publicar en Facebook: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13804
17 ene 11, 18:53
JoseAngel: "El Clon", serie sobre musulmanes, hispanos en Miami, y clones, la favorita de Ivo y Oscar.
17 ene 11, 17:00
JoseAngel: 'Personne': Aventuras de 'yo' en la trilogía de Beckett: http://zaguan.unizar.es/record/5526
17 ene 11, 12:51
JoseAngel: Acoso a los católicos en la Universidad de Barcelona: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=19072&enlace=1101/110117_z0_abc.pdf&via=m&fecha2=2011-01-17
16 ene 11, 17:32
JoseAngel: Vida conyugal de Aragorn: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/vida-conyugal-de-aragorn
16 ene 11, 13:36
JoseAngel: Se vuelve Chelo a Galicia, que ha estado una semana de visita en casa.
16 ene 11, 01:57
JoseAngel: Viendo Shrek IV, película diseñada para consolar a papás frustrados por tener que someterse a la disciplina familiar.
16 ene 11, 01:21
JoseAngel: Estuve en la conferencia de Carlos Jordán sobre lenguas ibéricas prerromanas: http://zaragozalinguistica.wordpress.com/2010/12/13/proxima-actividad-enero-de-2011/
15 ene 11, 21:31
JoseAngel: El Gobierno se hace el tonto con las sentencias de l Tribunal Supremo: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/10/XT2ys363RJ0
15 ene 11, 14:04
JoseAngel: Foto en color: http://lamiradaindiscretafotoblog.blogspot.com/2011/01/foto-en-color.html
15 ene 11, 12:05
JoseAngel: Prevaricaciones, minuto 11: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/18/PKXbjxItw_c
14 ene 11, 22:49
JoseAngel: Zenkiu, edu.
14 ene 11, 11:17
edu: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=639065
14 ene 11, 10:59
JoseAngel: El departamento defiende (es un decir) su manera de ordenar la docencia en el Periódico: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=19035&enlace=1101/110114_z1_8.pdf&via=m&fecha2=2011-0
14 ene 11, 10:53
JoseAngel: Me ponen un enlace a la bibliografía en Westminster Christian School, Miami: http://wcsmiami.org/academics/high_school/media_center/english_resources.dot
13 ene 11, 13:31
JoseAngel: Nuestro departamento, unificado, en ACADEMIA: http://unizar.academia.edu/Departments/Department_of_English_and_German_Philology
12 ene 11, 20:20
JoseAngel: Les pagarán menos a los profesores que pongan malas notas: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13784
12 ene 11, 11:54
JoseAngel: Más críticas al Máster de Secundaria: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=18921&enlace=1101/110111_z1_juanuno.pdf&via=m&fecha2=2011-01-11
12 ene 11, 11:32
JoseAngel: BECKETT FILMS en el CAAC de Sevilla: http://aperezmorte.blogia.com/2011/011201-exposicion-beckett-films-en-el-caac-de-sevilla.php
12 ene 11, 01:02
JoseAngel: Hum..... Delete.
10 ene 11, 22:22
JoseAngel: Canal de Regina Spektor: http://www.youtube.com/user/ReginaSpektor
10 ene 11, 20:03
JoseAngel: El mito de la igualdad y la violencia de género: http://www.terceracultura.net/tc/?p=2645
10 ene 11, 16:30
JoseAngel: Eclipse lunar en el solsticio de invierno: http://www.youtube.com/watch?v=vMw7yamP4Rw
10 ene 11, 16:14
JoseAngel: John Cornford, 'por el comunismo y la libertad' http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/john-cornford-por-el-comunismo
10 ene 11, 16:12
JoseAngel: Eskerrik asco: http://garciala.blogia.com/2006/032201-eskerrik-asco.php
10 ene 11, 11:43
JoseAngel: Ha muerto Maria O'Neill, de la Universidad de Lérida. Filóloga del Renacimiento inglés: http://www.miscelaneajournal.net/images/stories/articulos/vol18/oneill18.pdf
9 ene 11, 13:30
JoseAngel: El nuevo look de mi blog en FÍRGOA: http://firgoa.usc.es/drupal/taxonomy/term/335
9 ene 11, 01:00
JoseAngel: Buenas noches.
8 ene 11, 17:14
JoseAngel: La literatura utópica de H. G. Wells: http://blip.tv/file/4606460
8 ene 11, 05:30
JoseAngel: Primer vídeo en Google Docs: Semilla Negra https://docs.google.com/leaf?id=0B7JxG9MG2R4-YTA3YWU5YjAtM2ZlNS00MDJlLThlMzItMzJhZTVkM2NkMGNm&sort=name&layout=list&num=50
8 ene 11, 03:15
JoseAngel: Bibliografía de las obras de Samuel Beckett: http://ssrn.com/abstract=1736784
8 ene 11, 02:42
JoseAngel: Mirad las fotos de Matt Burke: http://www.flickr.com/photos/matt_burke/4725891048/
7 ene 11, 21:44
JoseAngel: Epílogo al Asunto: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13761
7 ene 11, 18:06
JoseAngel: Bibliografía de las obras de Samuel Beckett: https://gestiona.unizar.es/sideral/si011articuloficherobajar.jsp?num_articulo=60296
7 ene 11, 12:42
JoseAngel: Parece que vamos a tener currículum electrónico: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=18854&enlace=1101/110107_z0_abccu.pdf&via=m&fecha2=2011-01-07
7 ene 11, 11:46
JoseAngel: Hoy subo la 16ª edición (2011) de la bibliografía, con unos 290 Mb de archivos de texto. (Unos 5000 archivos).
6 ene 11, 20:55
JoseAngel: Encore et encore: http://www.youtube.com/watch?v=dE0FI5Lx3NE
6 ene 11, 16:51
JoseAngel: "Outside of a dog, a book is man's best friend. Inside of a dog, it's too dark to read" (Groucho Marx)
6 ene 11, 15:00
JoseAngel: Mis fotos más vistas. 500 veces la que más: http://www.flickr.com/photos/garciala/stats/allphotos/
5 ene 11, 13:11
JoseAngel: Vamos rozando el minimalismo: http://www.flickr.com/photos/garciala/5326327653/
4 ene 11, 23:47
JoseAngel: Monsieur Verdoux (Notas sobe un caso ambiguo) http://ssrn.com/abstract=1734979
4 ene 11, 18:29
JoseAngel: Los placeres de la crítica: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/los-placeres-de-la-critica
4 ene 11, 14:32
JoseAngel: Sí, gracias.
3 ene 11, 16:43
me: por si te gustan los cómics: http://comicaton.es/?p=162 jeje
3 ene 11, 09:32
JoseAngel: Cuando fumaban: http://www.arcadiespada.es/2010/12/23/23-de-diciembre-2/
3 ene 11, 00:23
me: jajajajaj, hilarious la felicitación de año nuevo jajaj
2 ene 11, 23:51
JoseAngel: Aprobado el Estatuto del Estudiante Universitario: http://www.educacion.es/horizontales/prensa/notas/2010/12/consejo-estatuto-estudiantes.html
2 ene 11, 12:48
JoseAngel: Epílogo al Asunto: http://firgoa.usc.es/drupal/node/48162
2 ene 11, 11:24
JoseAngel: A lingotazos de Frenadol.
2 ene 11, 02:15
JoseAngel: Empiezo el año con un buen trancazo. De gripe, digo.
1 ene 11, 20:41
JoseAngel: Felis Navidad y brosbero año nuevo. Te deseo un 2011 lleno de bas y brosberidad. No estoy borracho (aún), es que estos años he cogido alergia a las letras Z y P. Un abraso.
1 ene 11, 20:36
JoseAngel: Una sombra, una ficción: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/una-sombra-una-ficcion
1 ene 11, 15:07
JoseAngel: ¡Igualmente gracias! Feliz año a todos mis lectores, incluido yo.
31 dic 10, 21:54
yo: feliz año JAGL!!

Rock & Ría

Rock & Ría, originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda.
Aún me quedan como quinientas fotos atrasadas por mirar a ver cuáles cuelgo, antes de alcanzar el presente. Si es que el presente es alcanzable—en todo caso, en el futuro será.





La Calidad Bolonia, Certificada

Estudiado el sistema de los créditos ECTS (European Credit Transfer System) de Bolonia, con sus horas teóricas presenciales, sus horas de actividades no presenciales, sus tutorías grupales, sus grupos de prácticas, sus metodologías activas y su discurso de la Calidad....

... deduzco que para que cuadren las cuentas, jamás se podría poner en el programa de una asignatura de literatura que los estudiantes lean diez o quince libros (cinco novelas, dos dramas, un libro de poesía, una colección de ensayos críticos, y el manual de clase). No salen las horas. Pero ni con mucho. La planificacion de actividades da para que se lean y discutan en clase, como mucho, unos recortillos y selecciones (poemas sueltos, capítulos de aquí y de allá) qumortadela bolognae no creo que sumen entre todos ni siquiera el volumen de un libro. Ni de medio Quijote.

Un curso de literatura entendido a la manera tradicional, como los que yo hice en Brown, y sin ir tan lejos, en Zaragoza mismo, a mí me suponía leerme una pila de libros. No diez, sino quizá veinte por asignatura. Con respecto a la infinitud de la literatura eso era un chiste, claro, pero eso era la Universidad. Y yo era el primero de clase, lo reconozco.

¿Incluir la lectura del Ulises de Joyce, por ejemplo, en una asignatura con veinte horas asignadas para lectura? ¿Con ocho libros más, de Dickens y Thackeray y George Eliot? ¿Y un manual o dos de historia literaria? No me hagan reír.

Con este nuevo plan no sé qué hará el primero de clase—pues en realidad siempre tiene cancha libre, there's room at the top. Pero le acaban de rebajar la exigencia teórica a la quinta parte. Que se dice pronto. El plan está adaptado ahora a las capacidades del último de la clase. Que saldrá, eso sí, con su certificado de experto en literatura inglesa.

Todo esto, con mucho discurso pedagógico, mucho humo y tinta de calamar y cháchara sobre competencias y objetivos y guías docentes, y Comisiones de Garantía de la Calidad, etc. etc., para envolverlo y distraer la atención.

La derecha del caso, es que hay que rebajar el nivel universitario a nivel de FP, o de bachillerato light—y organizar unos talleres prácticos. Y aprobar por supuesto a todos los clientes que sepan juntar la pe con la a—que saldrán contentísmos de haber cumplido los Objetivos Docentes, y realizado unos estudios con Certificación de Calidad Europea. Y el ministerio, feliz de haber acabado con el Fracaso Escolar.

Así que permítanme que me ría un poco de la lista de lecturas y de la Calidad de bote.

Zeitgeist




Domingo 30 de enero de 2011

Tres, Uno, Dos, Dos

Tres, Uno, Dos, Dos, originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda.
Cerca del cabo de Udra—muy al oeste.







à la Magritte

à la Magritte, originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda.

Probando, probando, el compartir fotos de Flickr. Creo que a partir de ahora las voy a integrar más, esas fotos, en mi blog y en Facebook. Veremos.





Jacuzzi 3


Jacuzzi 3 Originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda
Probando la función de compartir fotos de mi fotoblog de flickr. Esta es de los últimos días de agosto pasado, en playa Moureira.
Flickr & Facebook

Acabo de enlazar mis cuentas de Flickr y Facebook. A ver si funciona—que creo que ya lo hice en tiempos y debió desactivarse.

This is a test post from flickr, a fancy photo sharing thing.
 
has uploaded a photo to Flickr
17 minutes ago via Yahoo! · · · View on Flickr



De Guías

Estoy en medio de un cursillo del ICE sobre Guías Docentes. (Anécdota: el profesor comenta, sobre los líos que hay con las nuevas titulaciones, que a un departamento le han obligado a rehacer la ordenación docente de los últimos años.... ¡les digo a la clase que yo soy el presunto implicado!). Eso, el sábado, y de vuelta el lunes, programando una guía para el grado y de paso viendo las guías del postgrado

Y entretanto, reunión familiar, con tío Agus primero y luego con Gerardo y Carolina, que andaban de visita por Zaragoza.




Sábado 29 de enero de 2011

Changing of the Guards (2)

No es que el público lo haya pedido exactamente, pero visto que esta es mi la canción mía que más se ha visto en YouTube, ahí va una segunda versión. Bueno, reconozco que la compuso Bob Dylan, pero de eso nadie se acuerda ya.



You're a Big Girl Now




Viernes 28 de enero de 2011


Stand by me (2)




Mis greatest hits





Blogs de Zaragoza

Buenos días (escribo):

Si sigues llevando el blog de "Blogs de Zaragoza" quizá pudieras incluir el mío. Se llama "Vanity Fea" y se publica por triplicado en estas tres direcciones:

http://vanityfea.blogspot.com
http://tinyurl.com/blogdenotas
http://garciala.blogia.com

Un saludo,
Jose Angel García Landa

____

¡Gracias!

Los barrios de Zaragoza y sus blogs






The King's Speech

Aquí hay una buena reseña (en inglés) de The King's Speech, en The Economist—película que por cierto fuimos a ver ayer. Una bonita película del género heritage, al que ya puede acceder el siglo XX y la gente viva—y con toda la dinámica de stuffiness y ligeras pseudo espontaneidades de los personajes navegando entre las convenciones de clase, que son propias del género. Junto con una ambientación admirable. En realidad la película es francamente laudatoria con la monarquía británica, pues nunca la suegra de Diana salió más favorecida en pantalla, ni siquiera en The Queen. La promesa de tanto Oscar parece francamente exagerada, pero la película sí va cogiendo cierta fuerza conforme avanza, culminando en el famoso discurso al principio de la Segunda Guerra Mundial, en el que la voz del rey acaba coincidiendo, un poco a trancas y barrancas, con la de la institución que encarna a la nación. (El título prepara esa coincidencia y juega con ella, pues significa a la vez "la manera de hablar del rey" y "el discurso del rey").

En toda narración monárquica sobre la Monarquía moderna, debe justificarse la institución haciendo que el heredero, aparte de recibir la Corona, se la gane. La ceremonia de coronación es ritual (festiva o artificiosa) pero emocionalmente vacía. El nuevo rey debe hacerse con la corona en un gesto que lo caracterice como un líder ante su pueblo. El Discurso del rey se atiene a esta mitología monárquica: al final el pueblo inglés, dispuesto a sufrir sangre, sudor y lágrimas en su lucha contra el gran orador Hitler, escucha por la radio el discurso del rey como si oyera a Churchill (cosa que desafía a la memoria histórica). Hacia esa coincidencia de voces, o esa asunción del papel Real, se mueve la película, y también hacia la amistad entre el rey y su terapeuta del habla australiano—una cierta humanización de un personaje envarado no sólo en sus cuerdas vocales. Viene a ser, en tonos shakespeareanos convenientemente rebajados, el acto de ganarse la corona en la batalla y en el contacto con la sabia savia del pueblo llano.  Sugerencia trabajo de curso: el uso de Shakespeare en The King's Speech, a nivel obvio y a nivel menos obvio... Eh, qué queréis... —que es una película conservadora, tradicionalista y nacionalista, The History of King George VI. Para eso mantenemos a la monarquía.

Sobre las rebajas: obsérvese por cierto que en ningún momento se sugiere aquí que el rey sea el autor de los discursos que pronuncia o intenta pronunciar. Igual eso es lo que le ata la lengua, aparte de sus propias frustraciones infantiles. Por aquí, por cierto, también hay problemas de fonación y elocuencia, y aún estamos a la espera de tener una buena película sobre los negros que escriben los discursos del Rey, o sobre lo que pasó en relación al propio discurso histórico de nuestro rey... aquél que también se hizo esperar, el del 23-F. Cuando se gestó el mito de la Conquista de la Propia Corona. Para desmitificarlo un poco, digo. Pero el cine está más para cosas laudatorias, alegorías de la unidad, y mitologías y propagandas nacionales.


the king's speech

Ills Like White Elephants





Sigue sin figurar el cambio de profesores

Después de sentencias judiciales, autos de ejecución, órdenes del Rector, cartas al Decano, Consejos de Departamento al respecto, intercambios de correspondencia entre la Dirección del Departamento y la Coordinadora del Máster, etc.... la información de estas páginas sigue siendo errónea:

http://titulaciones.unizar.es/est-text-cult-leng-ing/profesorado.html
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/master/Prof_esp.htm
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/master/Prof_ing.htm
http://titulaciones.unizar.es/asignaturas/60707/infor_basica.html
http://titulaciones.unizar.es/asignaturas/60707/basic_infor.html
http://titulaciones.unizar.es/asignaturas/60705/infor_basica.html
http://titulaciones.unizar.es/asignaturas/60705/basic_infor.html
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/master/programa_master_new.pdf
http://wzar.unizar.es/servicios/ciclo3/Documentos/OfertaDoctoEEES%20pdf/Estudios%20Ingleses.pdf
http://fyl.unizar.es/ckfinder/userfiles/files/Master/Plan%20estudios%20Estudios%20textuales%20y%20culturales%20lengua%20inglesa.pdf

Los profesores de la asignatura La representación / Issues in Representation no son los Dres. Luis Miguel García Mainar y María Dolores Herrero Granado, ni tampoco las Dras. Herrero y Loyo, sino únicamente el Dr. José Angel García Landa. Y la profesora de la asignatura Alternativas al canon / Alternatives to the English Canon no es la Dra. Marita Nadal, sino la Dra. Beatriz Penas Ibáñez.

Aquí hay más información sobre este dilatado asunto, que merecería un cero de conducta para la Universidad y para la Coordinadora del Máster.
http://vanityfea.blogspot.com/2010/12/epilogo-al-asunto.html

________
con referencia a: Oferta de titulaciones :: Universidad de Zaragoza (ver en Google Sidewiki)


(PS: El vicedecano de ordenación académica de la Facultad me dice que no controla él esas páginas que sin embargo sí figuran como información sobre los estudios que ofrece la Facultad, y me sugiere que le haga la petición del cambio... a la coordinadora del Máster. Le pido que sea él quien le haga la solicitud del cambio a la coordinadora del máster, ya que es más que probable que a mí no me va a hacer ningún caso, si nos atenemos a la experiencia de los últimos años).


________


Re-PS. En efecto, le escribimos a la coordinadora Dra. Onega y nos contesta (algo es algo) que no es responsabilidad suya hacer esos cambios en la información pública sobre el máster, ni pedir que se hagan. 

En febrero, volvemos a dirigir la petición de que se corrija la información, esta vez al Director del departamento Dr. Guillén. Por cierto, la información sobre el profesorado en los tablones de anuncios del departamento sigue siendo errónea, creo que iré yo a tacharla con un boli.

_____

El Director del Departamento nos comunica que se han cambiado las páginas que él administra, pero que no puede dar instrucciones sobre las guías docentes (y la coordinadora al parecer tampoco; ambos nos remiten al Vicerrector de Profesorado).

Y el 15 de marzo, visto que nadie se hace responsable de corregir las guías docentes ni emite instrucciones a nadie sobre cómo hacerlo, comunicamos esta situación al Vicerrector, pidiéndole que se corrijan las guías docentes. El Vicerrector no contesta, aunque el Rectorado sí escribe al Juzgado comunicando que toda la sentencia relativa al Máster se ha cumplido según las instrucciones del Juez. A eso alega nuestra abogada que no es así—que los cambios en las guías siguen sin hacer, a pesar de nuestras reiteradas solicitudes.

____


Y Post-scriptum muy post, en abril: No sólo estaban sin cambiar esas webs, sino también las aplicaciones Odile y Sigma, de ordenación docente, relativas a los años anteriores, a los que supuestamente se había aplicado la retrotracción. Pedimos al Decano de la Facultad de Filosofía y Letras que corrija eso...

... y entretanto, el Juez emite un nuevo auto que nos viene a dar la razón una vez más. La sentencia está sin cumplir todavía plenamente, y el Juez ordena que se corrijan los datos en la información pública de las guías docentes, una instrucción que al parecer el Vicerrector de Profesorado se resistía a dar, por motivos que desconocemos. Lo que sí parece claro es que les resulta muy desagradable cumplir la normativa por obligación... pero eso nos toca a todos, ¿no? Y normalmente nos resistimos menos.


Cada centímetro contra la Autoridad Fáctica hay que batallarlo





Me presento a un premio

—hala. Cosa que no suelo hacer. De hecho acabo de caer en la cuenta de que no me gusta recibir premios.... y normalmente mis deseos suelen quedar ampliamente satisfechos. Pero en esta ocasión me he dejado tentar por la tentación. Es el Premio Santander para la Colaboración en las Nuevas Tecnologías en la Formación Universitaria. Supongo que habrá tecnologías más innovadoras, o más colaboradoras, que las mías, pero... al menos yo las uso mucho. Y cada cual presenta lo que tiene. Aquí está mi solicitud y exposición de actividades. Como en cualquier hipertexto, los enlaces son sólo la entrada del laberinto y te llevan mucho más lejos de donde empiezas.



labyrinth
Datos generales:


Título del trabajo:
Comentario de textos literarios ingleses

Responsable:  García Landa, José Angel    
Facultad de Filosofía y Letras / Filología Inglesa y Alemana /

Descripción del trabajo:
Síntesis:

El proyecto realizado en este año y otros anteriores consiste en el uso de blogs y de otros recursos en red para la gestión del trabajo de clase y para la integración de docencia en comentario de textos y crítica literaria, de investigación en estas materias en Filología, y para la difusión de las mismas dentro y fuera del ámbito universitario.

Descripción detallada: objetivos, contexto, ... (si la información, materiales, etc. están accesibles en red, indíquese la dirección):

Importancia de las TIC en los objetivos declarados en la actividad (cómo se han formulado los objetivos dependiendo del uso que se ha realizado de las TIC, qué objetivos se ven potenciados por las TIC, etc..). Renovación de la metodología docente por medio de las TIC (en qué medida la metodología tradicional se ha modificado por medio de las TIC).

El proyecto que presento es el uso de páginas web, blog y publicaciones en repositorios como apoyo docente para el desarrollo del trabajo de curso y como medio de difusión de la actividad realizada en torno al ejercicio de la actividad docente e investigadora, en concreto la que vengo llevando a cabo en relación a la asignatura "Comentario de textos literarios ingleses", y que puede centrarse (en la medida en que una red tiene un centro) en la página web de la asignatura http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/comentario.html

A lo largo del curso, esta página sirve de punto de referencia para el trabajo realizado durante la semana en la asignatura: se planifica el orden de exposición, las lecturas a realizar, las exposiciones o presentaciones en clase de los estudiantes. Se introducen enlaces a recursos de internet útiles para el estudio, y muy especialmente a explicaciones adicionales, comentarios de texto, recursos bibliográficos, etc. que a la vez aligeran considerablemente la información que se hace necesario transmitir en clase, y por otra parte permiten su expansión y abren al estudiante el camino al trabajo realizado por el profesor en relación menos inmediata con la asignatura—a las investigaciones en curso sobre semiótica y teoría narrativa, a perspectivas críticas adicionales sobre otros textos, comentarios críticos sobre películas o libros de actualidad, etc. Sobre todo, resulta un ejemplo práctico de cómo los diversos recursos de Internet pueden servir como portafolio personal de organización de información y gestión de recursos para el aprendizaje.

Es de notar que algunos de los recursos facilitados a los alumnos, como por ejemplo la bibliografía "A Bibliography of Literary Theory, Criticism, and Philology", suponen una labor ingente de organización de información, llevada a cabo a lo largo de muchos años.

Bibliografía de Teoría, Crítica y Filología
infinite pipes
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/bibliography.html

Este recurso en concreto ha sido enlazado por numerosísimas webs académicas en todo el mundo, incluyendo algunas de las más prestigiosas universidades: Oxford, Harvard, el M.I.T., Universidad de Chicago, Brown University, Universidades de Hamburgo, de Frankfurt, París, etc. Un listado de los principales sitios que han enlazado la bibliografía puede encontrarse aquí:

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/bibliography/links.htm


En cuanto a la sección crítica y teórica del blog personal del autor, hay que decir que es uno de los blogs más antiguos y voluminosos realizados en nuestro entorno, y de mayor constancia y regularidad en su actualización desde 2004. Nuestra intención no es hacer un blog estrictamente académico, sino un entorno que sirva de mediación entre las actividades académicas y su difusión en la sociedad para lectores con intereses culturales, empezando por los propios estudiantes, pero no limitándonos a ellos. Por esa vocación de no establecer barreras hemos mantenido el blog en páginas web de diseño propio y en plataformas de publicación abiertas, sin limitarlo a los sistemas docentes (Moodle, etc.) de acceso restringido a la Universidad. Las principales webs del autor pueden encontrarse en estas direcciones:

Página web académica en el Departamento de Filología Inglesa y Alemana:

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/personal/profesorado/garcialan/garcialan.htm

Página web personal:

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/index.html

Blog de notas:

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/blog.html


(Este blog se publica también, con el título "Vanity Fea" en dos plataformas de blogs, Blogia y Blogger:)

http://garciala.blogia.com

http://vanityfea.blogspot.com

Los artículos allí se clasifican temáticamente, siendo los más relevantes para la enseñanza de comentario de textos y crítica literaria las siguientes secciones:

Artículos sobre literatura y crítica:

http://garciala.blogia.com/temas/literatura-y-critica.php

Artículos sobre semiótica, lingüística y narratología:

http://garciala.blogia.com/temas/semiotica.php

Otra web con numerosos recursos y publicaciones se encuentra en la red social ACADEMIA, que he procurado difundir entre los profesores de filología inglesa:

http://unizar.academia.edu/Jos%C3%A9AngelGarc%C3%ADaLanda

Y por último, la página de comentario de texto y el blog remiten con frecuencia a publicaciones personales sobre crítica y narratología que se encuentran en diversos repositorios digitales. Destacaremos el Social Science Research Network:

http://papers.ssrn.com/sol3/cf_dev/AbsByAuth.cfm?per_id=889468

También están las páginas que reúnen las principales publicaciones del autor en red, por ej.:

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/publicaciones.html

Orientamos a los estudiantes (así como a los lectores de los blogs) a cada uno de estos recursos y de los trabajos concretos contenidos en ellos según las oportunidad del tema estudiado en cada momento.

Aspiramos, más que a la realización de un proyecto acotado, a la integración de todos esos recursos como parte del trabajo de docencia, de investigación, y de difusión de la misma en el nuevo ámbito de la información posibilitado por las nuevas tecnologías. Por cierto, la reflexión sobre estas nuevas tecnologías y su impacto en la labor filológica constituye una parte significativa de nuestro trabajo en filología. Véase por ejemplo dos trabajos incluidos en publicaciones internacionales y accesibles aquí en versión electrónica que versan sobre la nueva ecología mediática:

Linkterature: From Word to Web

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/publicaciones/linkterature.doc

Los blogs y la narratividad de la experiencia

http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/publicaciones/losblogs.html

 
Metodologia Docente utilizada:
Importancia de las TIC en la metodología usada (desarrollo de las clases teóricas, de las prácticas, tutorías, método de evaluación y/o autoevaluación, trabajo colaborativo entre los estudiantes, seminarios, etc..).

La asignatura Comentario de Textos Literarios, en concreto el cuatrimestre que tengo asignado, se organiza en clases teóricas y prácticas. La web de la asignatura permite un seguimiento y ordenación del trabajo de las clases teóricas: llevar al día las lecturas que trabajamos cada semana, explicar cuestiones suscitadas en clase, expandir temas de interés con lecturas adicionales, proporcionar información bibliográfica sin perder tiempo en clase, etc. Sirve como un punto de referencia al que puede acudir el alumno, integrado con las consultas al profesor por correo electrónico, para llevar al día el trabajo de clase y solventar dudas. Por otra parte, las prácticas consisten, aparte de los comentarios de texto realizados en clase, en seminarios presentados por los propios estudiantes donde comentan textos que ellos seleccionan entre los propuestos. La web sirve para llevar al día qué textos se van a comentar, completar las perspectivas ofrecidas en los seminarios, y planificar el trabajo del curso.

Tecnologías usadas:
Valoración de las TIC usadas en el diseño y desarrollo de la actividad tanto desde el punto de vista de la implementación de las mismas por parte del profesor como de la sencillez, amigabilidad y utilidad por parte de los estudiantes.

Correo electrónico: para consultas, dudas, y organización del trabajo en clase. Ocasionalmente para la entrega de trabajos, aunque se estimula el intercambio de trabajos impresos.  El correo electrónico suple perfectamente la falta de un sistema de comentarios en el blog de la asignatura—una posibilidad que estudié pero que rechacé por centrar más a los estudiantes en los textos a comentar que en el medio de comunicación (evitar que adquiera excesivo protagonismo, pues pretende ser auxiliar y con el correo cumple su cometido a la perfección).

Página web de la asignatura, actualizada varias veces por semana durante el curso, añadiendo recursos, lecturas, instrucciones, etc. Como se ha señalado, la web de referencia para la asignatura no admite comentarios (con lo cual se evitan también problemas de suplantación de identidades, etc.).

Blogs, en diversas plataformas (Blogger, Blogia) a los que se remite para cuestiones auxiliares, lecturas suplementarias, explicaciones de cuestiones concretas... En estos blogs sí es posible la participación de los estudiantes con comentarios, por otra parte como la de los demás lectores, pero esto no forma parte del sistema de evaluación, que se centra en torno al trabajo de clase, de los seminarios y exámenes. Con lo cual se obvian, insistimos, algunas posibles complicaciones del uso de la comunicación mediada por ordenador como método docente—se trata, después de todo, de una asignatura presencial, donde las TICs son un apoyo y no el medio fundamental de comunicación.

Repositorios de publicaciones en red (Zaguán, SSRN, etc.), bibliografías online, etc., que permiten acceso a materiales de apoyo para la asignatura. Otros recursos (plataformas de vídeo, podcasts, etc.) se usan de modo más esporádico.

Por otra parte, en los seminarios se utilizan con frecuencia las presentaciones de PowerPoint, según las preferencias de los estudiantes.


Carácter innovador a destacar en la actividad:
Desde el punto de vista docente en todo el sistema de enseñanza- aprendizaje (innovación en el sistema de evaluación, de tutorías, de aprendizaje continuo por parte de los alumnos, de desarrollo de competencias genéricas, de planificación de la asignatura por parte del estudiante, etc..).

El carácter innovador a destacar es, entiendo, una mayor integración entre la docencia de la asignatura, la investigación del profesor, y la difusión cultural a partir de la Universidad mediante la web, sin que se establezcan barreras fijas entre estas actividades, sino más bien se potencie la fluidez. Por otra parte, hay que señalar que en el trabajo de día a día de la asignatura no siempre es lo más innovador lo que más contribuye a mejorar la docencia mediante las TICs, sino precisamente el uso continuado y familiar de un recurso de apoyo que en sí poco tiene de innovador. (Por ejemplo, un blog de una de las plataformas más habituales, o un repositorio que permita al estudiante acceder a textos en red desde su domicilio).


Indicadores que permitan cuantificar las mejoras obtenidas en el proceso de aprendizaje de los alumnos:
Contemplar indicadores objetivos como pueden ser el número de estudiantes presentados y aprobados en la asignatura en relación con otros cursos en que no se haya llevado a cabo la actividad innovadora que se presenta, encuestas realizadas a los estudiantes sobre dicha innovación, opiniones de los profesores implicados en el proceso, etc.. . En general, todo aquel indicador cuantificable que se acompañe a la solicitud.

No dispongo de indicadores cuantificables específicos. Unicamente puedo aducir la utilidad que me dicen los estudiantes que encuentran en ver una mayor integración de su trabajo en clase con la experiencia de la web. El apoyo en la web va integrado con un trabajo continuado basado en la evaluación continua, y aunque así hay mayor proporción de estudiantes presentados y aprobados es difícil atribuir lo que corresponde a cada elección metodológica. Renuncio por ello a aportar datos al respecto, aunque dispongo de copias de actas de los años anteriores al uso de este sistema y de los posteriores que puedo adjuntar si se solicita, y sin duda podrían presentarse de modo que apoyasen estas afirmaciones. Los cambios en el diseño de la docencia de la asignatura a lo largo de los últimos años, con más énfasis en la evaluación continua y en el trabajo de los seminarios, van en línea con las recomendaciones docentes de la adaptación al plan de Bolonia, y puede considerarse que (aunque se trata de una asignatura de Licenciatura) ya está preadaptada a la modalidad de docencia en los nuevos Grados—también en lo referente a la incorporación de recursos informáticos.

Puedo aducir asimismo que mis evaluaciones tanto de docencia como de investigación han resultado uniformemente positivas, habiéndoseme concedido cinco quinquenios de docencia y tres sexenios de investigación, todos ellos recientes.


Sostenibilidad de la actuación a lo largo de otros cursos:
Obviamente, a valorar el número de cursos en que se lleva realizando esta actividad así como la posibilidad real de continuar (mejorando) desarrollándola en cursos posteriores.

En concreto, para la asignatura "Comentario de textos literarios en lengua inglesa" el apoyo en recusos web se viene realizando desde hace unos cuatro años, y evidentemente tengo intención de continuar haciéndolo. Cada año se integran nuevos recursos (blogs, plataformas...) según se prestan espontáneamente a su uso (por ejemplo es de reciente creación la red social Academia, o la sección de humanidades del SSRN). Los recursos centrales siguen siendo los originales: la página web de la asignatura y el correo electrónico, aunque han crecido enormemente los recursos adicionales que he hecho disponibles a través de blogs y repositorios, en concreto durante el último año. La bibliografía por otra parte sigue actualizándose regularmente.  Experiencias similares a la de esta asignatura pueden extenderse a otras en el futuro, y ya en el pasado se ha llevado a cabo una tarea similar durante varios años en la asignatura "Shakespeare" (también de Filología Inglesa) que en la actualidad no imparto por cambios en la ordenación docente.



Transferibilidad de los diseños y tecnologías a otras materias o disciplinas:
Posibilidad real de extrapolar el diseño de la actividad a otras materias y disciplinas, debidamente justificada.

El diseño no es sino un uso integrado de recursos fácilmente disponibles, pero que a mi entender no suelen usarse por parte de los profesores con la intensidad y asiduidad con que los vengo usando e integrando en la docencia: webs, blogs, repositorios, publicación en red. Algunos materiales son directamente utilizables en otras asignaturas: por ejemplo, la bibliografía (no la específica de la materia, sino la gran bibliografía de teoría, crítica literaria y filología), es un recurso de utilidad para cualquier materia filológica, en especial para los estudios literarios y textuales de Filología Inglesa. Las tecnologías son de uso común y están disponibles para todos: lo que se ha intentado es hacer un uso más sistemático e integrado de ellas, y usarlas para pasar de modo natural del trabajo de clase a la investigación y a la difusión cultural, estimulando además a los propios alumnos a que organicen sus estudios mediante un blog o portafolio en red.

_________

PS: La hacemos buena. Un fallo informático me destroza la página inicial de Comentario de Textos que presentaba como "proyecto realizado" para el concurso éste. La reconstruyo a partir de la del año pasado como buenamente puedo, pero... it's not the same.  Se repite la eterna lección de hacer copias cada día de todo lo que hagas... pero claro, no acabaríamos nunca, ni haríamos nada.


Hipertexto en retrospectiva





Millonario en Bing

Rompemos de un cabezazo súbito el techo de cristal de un millón de resultados de búsqueda—en Bing:

bing million

En Google, voy por los 215.000 resultados. Ojo: búsqueda de cuatro palabras del nombre, con comillas. Sin comillas no vale. Y Yahoo nos da sólo 32.000 resultados—todo es relativo, y lo que aún no lo es, pues será relativizable.

I'm del.icio.us




Miércoles 26 de enero de 2011

Opiniones sobre la verdad

Voy a una conferencia de Ángel Cristóbal Montes sobre La verdad, en Ibercaja. El conferenciante es catedrático emérito de derecho civil de la UZ, y antiguo presidente de las Cortes de Aragón. Inaugura un ciclo titulado "Tres nuevas lecciones sobre lo trascendente" con conferencias sobre lo verdadero, lo bueno, y lo bello. El año pasado, en un primer ciclo, dio "Tres lecciones sobre lo trascendente" y trató sobre Dios, hombre, y la idea del mundo. Las nuevas conferencias versarán sobre la verdad, la bondad, y la belleza.  Presento aquí notas sueltas con algún comentario marginal mío en cursiva:

Verdad, bondad y belleza son valores permanentes en la filosofía occidental,  y a ellos se dedican cada una de las 3 Críticas de Kant.

Crítica de la Razón Pura, o de la conducta teórica, trata lo relativo a la verdad. Un tema complicado.

La sensación de lo verdadero, es fácil tenerla o sentirla—pero es difícil explicarlo, aunque el sentimiento sea claro.
Históricamente, en Occidente, 3 (o 4) versiones de la Verdad:

-    En la antigua Grecia, la noción de la verdad como "no ocultamiento" (Heidegger), desvelamiento, desocultamiento, lo que se arranca al ocultamiento. Aletheia. Es una conquista contra los factores que la ocultan: hay que desvelarla con esfuerzo y capacidad de penetración. (Yo apuntaría que a veces se desvela sola para nosotros, por la fuerza de los hechos, por la acción de los otros, o por azar... Por cierto que hay una interesante dimensión retrospectiva y narratológica, en la verdad como desvelamiento.)

-    Pese a Heidegger, no todos los griegos vieron así la verdad. Aristóteles decía que la verdad y la falsedad no están en las cosas, sino en la mente de los hombres ("in intellectu", dirán sus seguidores). En sí no son las cosas ni verdaderas ni falsas. Es nuestra mente la que encierra la verdad o falsedad. 

- Una derivación particular y hegemónica de esta noción aristotélica fue la de la Escolástica, p. ej. En Santo Tomás de Aquino. La verdad se alcanza mediante la indagación del sujeto pensante: no está oculta en las cosas, sino en nuestra mente. La verdad como adecuación entre el intelecto y la cosa, "Adequatio intellectus ad rem". Hay un importante cambio, el protagonismo cambia. Se llega a la verdad trabajando, como en los griegos, pero es un trabajo más tranquilo y cómodo: trabajo de reflexión que busca adecuar el pensamiento a la cosa.

(Claro que es una noción inadecuada de la verdad: porque ¿qué concepción tenemos de la cosa aparte de la que podamos tener en nuestro intelecto? La cosa que nuestro intelecto compara con "lo que tenemos en nuestro intelecto" tiene que habérsenos aparecido de alguna manera, para ejercer este criterio. El problema es que "la cosa" así definida también es una "cosa" intelectual, y esta definición no está lo bastante atenta a las consecuencias de ese hecho).

-    Tercera (o cuarta) concepción: frente a la verdad metafísica,  la verdad social. Una noción que también puede remontarse a Aristóteles (toda la filosofía da vueltas en torno a Aristóteles). (Tenía Aristóteles por cierto una gran desconfianza de la historia – la ficción, dice, es más verdadera que la historia).

(Esto lo dice en la Poética. Y esta noción de la verdad como opinión también explica algunas expresiones extrañas de la Poética: por ejemplo, la noción de que las cosas verdaderas no son siempre verosímiles. Aquí vemos contrapuesta la verdad "objetiva" o vista por el pensador a la verdad "comúnmente aceptada" que es la que rige más adecuadamente para Aristóteles en poética. Por cierto que este gusto aristotélico también tiene sus límites. Podríamos decir que el realismo entendido así es poco realista, desde un punto de vista más filosófico. Las imágenes de la realidad auténtica suelen herir o trastocar nuestra concepción de la realidad verosímil o comúnmente aceptada, y son una de las vías hacia el arte innovador—y casi siempre feísta).

La verdad, dice Aristóteles, está en la apariencia. (Podríamos decir que lo que es verosímil es la verdad comúnmente aceptada, aunque Aristóteles lo opone a lo "verdaderamente verdadero" que es lo que sabe el filósofo, o el que sabe más que la media, por oposición a la opinión común). Parece una boutade o contradicción, pero señala a la noción de una verdad social. "lo que aparezca como verdadero debe ser tenido como verdadero". La realidad nos muestra en efecto, que en los EEUU ha funcionado esta noción en la filsofía actual: el pragmatismo. Busca cosas que funcionen en la sociedad—y así se define la verdad en términos sociales. La apariencia es lo que cuenta, a todos los niveles. Un asesor de Carter decía que en Washington se tiene el éxito que se aparenta tener. (Sería una verdad democráticamente entendida… Pero claro, los pragmatistas también distinguen entre tipos de consenso, y es distinto el consenso de los expertos que el consenso popular). Cuando algo aparece públicamente como verdad, desconocerlo como tal e intentarlo sustituir por una verdad venida de fuera es tarea casi imposible. La verdad, en esta concepción, se nos muestra, no hay que desescombrarla. La vemos contemplando la apariencia.

(Yo creo que esto no es así ni siquiera para un pragmatista convencido, porque para el pragmatista nunca va a haber un consenso global sobre la verdad. Lo que va a haber es un conflicto de verdades a distintos niveles, todas contestadas en algún contexto o por algún grupo. La verdad que un grupo se construye como seña de identidad es verdadera, claro... dentro de ese grupo. Desde fuera, es ideología, o consigna, o fe injustificada, o autoengaño). sanfermines

Así para Richard Rorty ("pragmatista vivo" dice Cristóbal Montes por error, cuando murió en 2007) la verdad es aquello que aparenta ser verdad , "es lo que funciona" (cf. Stanley Fish... o Woody Allen, whatever works). Pero añade: "¿funciona para qué?"  Cf. el Utilitarismo europeo de hace 200 años. Lessing decía ¿cuál es el uso del uso? por entonces).

Para los pragmatistas, la libertad de la sociedad va unida al razonamiento filosófico, una noción extraña a la filosofía occidental. Esta asociación no se había hecho en la tradición occidental. Los pragmatistas ligan la reflexión filosófica a la sociedad libre. Mientras que los mejores filósofos europeos, observa Cristóbal Montes, han vivido en sociedades autoritarias.

Un enunciado verdadero es aquél en que una sociedad libre se muestra de acuerdo en que es verdadero. Rorty dice, "cuidemos la libertad, que la verdad se cuidará sola". Vendrá por añadidura, no tendrá enemigos. Así se dice que el hombre no es "descubridor" de la verdad, como en las concepciones anteriores, sino autor o fabricante de la verdad.

(Lo es—pero hay que enfatizar que no es el hombre aislado quien fabrica la verdad, sino que se genera en el seno de grupos sociales—ideologías que los cohesionan, a veces por el procedimiento de enfrentar esa verdad a la verdad de otro grupo. La noción de conflicto de las verdades es esencial, porque ¿a quién interesa una verdad que no es discutida o contestada en modo alguno? Ni siquiera nos paramos a pensar en ella, no nos llega a la atención. Es en la dialéctica verdad/error donde vive más propiamente la verdad, donde se alimentan sus consensos, y también sus iluminaciones retrospectivas).

Probablemente los hombres somos, para Montes, a la vez autores y descubridores de la verdad. Autores porque la formulamos y la emitimos, y descubridores porque se requieren datos e indicaciones de algo externo a la mente.

Todo esto debería matizarse con afirmaciones como las de Goethe: que la verdad ha estado siempre con la minoría. Y para Einstein, el mejor conocimiento no es más que una maraña de sospechas. Algo que poco tiene que ver con lo dicho hasta ahora.

(Pero que sí tiene mucho que ver con la verdad entendida como conflicto entre verdades sostenidas por grupos diferentes. Contra Goethe, yo diría que la verdad mayoritariamente creída siempre ha estado con la mayoría. Y que sólo deja de ser verdad vista desde fuera. —¿Y nosotros? A veces somos mayoría, a veces minoría).

Verdad e intuición:


Parecen contradictorias, en principio. Reflexión vs. intuición. Se pueden tener intuiciones, pero la intuición no es un proceso de descubrimiento, es un relámpago, un golpe de luz, no se basa en indagaciones previas. Es una aparición. ¿Para qué pensar, pues? Es una pregunta falaz, porque la intuición respecto a la verdad no se da para todas las personas. (Los filósofos, como los poetas, han de ser pocos, dice Cristóbal Montes). La intuición sólo suele darse para aquellas personas que tienen por costumbre pensar. No se dan las súbitas intuiciones entre aquellos que no se dedican a la reflexión—y esto supone la conjunción de ambas modalidades de acceso a la verdad. El ejemplo de Descartes: una noche de 1616, tuvo un golpe de intuición que le llevó al cogito ergo sum. No llegó allí reflexivamente, pero llevaba muchos años reflexionando, y la intuición se producce sobre la base de una conjunción de pensamiento hondo y reflexivo. Poincaré también encontraba la solución al problema que buscaba, por intuición súbita…. Pero "la cuestión es cómo encontrar el camino para llegar a ella". Todavía faltaba trabajo de razonamiento. La intuición, pues, es una forma de conocimiento—para Kant: todo conocimiento no es intuición, la mayor parte es reflexión, pero en cambio toda intuición es conocimiento.

Admitida la verdad— que estemos en posesión de ella, una cualquiera (que a veces ha costado mucho llegar a ella o conservarla). Por ej. la concepción astronómica de la tierra. (Se atiene Cristóbal Montes a la noción un tanto simplista de que la Tierra geocéntrica era plana—cuando no lo era así para muchos de los entendidos, fuese cual fuese el concepto popular más generalizado). Para los árabes como los romanos, se temía el occidente donde se pone el sol. Esto  se juzgó verdadero durante siglos, hasta la revolución copernicana.  Esta nueva verdad, la del heliocentrismo, le costó la vida a Giordano Bruno, y casi a Galileo.

¿Qué sucederá pues con la contraposicón entre estos conceptos—
-    verdades absolutas / verdades relativas
-    verdades temporales / eternas?

Lo primero parecería un requisito de la verdad, el absolutismo. Pero de hecho es más bien al contrario. Es más bien "verdad absoluta" lo que es una contradicción en teérminos. Si la verdad emana del hombre (como lo hace en las tres concepciones discutidas, por unos u otros caminos).

(Aclara repetidamente Cristóbal Montes que no está atacando a ninguna creencia, que es un punto de vista filosófico, no un ataque a la relición. Es otro campo. Aunque me quedo con las ganas de observar que la noción misma de un concepto filosófico de la verdad desacredita de entrada las verdades reveladas, como el logos racional desacredita al mito—nos resulte incómodo o no para los tabiques mentales de cada cual).

Si el hombre es finito, temporal, limitado—entonces la verdad absoluta también está fuera de lugar, en un ser relativo por sustancia.

(El ergo que extraigo es que las verdades dogmáticas decretadas por la religión están fuera de lugar en esta concepción. Aunque, siendo ficticias, siempre gozarán de predicamento en determinadas comunidades: después de todo es nuestra especialidad, la de los humanos, vivir en una realidad virtual o ficción consensuada).

Karl Popper decía que no hay saber seguro, que todo saber o verdad es contingente, aleatorio, o acomodado a las circunstancias. Ingluso las leyes naturales, son verdades hipotéticas o relativas, son conjeturales. También Wittgenstein decía que seguramente "mañana amanecerá" pero que no tenemos la seguridad. Es una verdad conjetural o contingente. En Grecia, decía Popper, había dos tipos de saberes: el saber absoluto, de los dioses, episteme, y el saber de los hombres: doxa—opinión, conjetura.

Para Cristóbal Montes, toda verdad humana es relativa. Una verdad absoluta no nos serviría sólo para abocarnos al estancamiento, para caer en la excesiva confianza y en la soberbia iintelectual. La verdad relativa es una verdad estimulante. Constituye acicate para continuar avanzando. Lleva a mayores honduras en el pensamiento.

¿Es temporal o es eterna la verdad? (Insiste el conferenciante en respetear el plano religioso, muy respetable, etc., cuando un subtexto de su conferencia lleva a su descrédito intelectual para seres pensantes—no para beatas o integristas, claro. El conferenciante quiere muy deliberadamente evitar esta alternativa. A mí las religiones me parecen respetables a un nivel emocional, ético, en su contexto adecuado, etc.—pero intelectualmente hablando, no son presentables ni cotejables—me parece mucho más respetable la verdad que la creencia errónea que a otro le dicte su dogma de turno, o sus compromisos con la tradición).

Filosóficamente, no hay verdades eternas. Toda verdad corresponde a un tiempo, brota cuando puede brotar y refleja las circunstancias del momento. La verdad eterna trasladaría a su autor a un campo distinto de la estricta humanidad. (Cuando yo creo que la verdad absoluta es precisamente muy humana.... si bien es contemplada como un error humano por el filósofo). Para Heidegger, "cada verdad tiene su tiempo", y esto es así. Nace cuando tiene que nacer, asume las características que ha de asumir, y dura lo que tiene que durar, y se esfuma cuando le toca desaparecer. Einstein negaba haber llegado al fin del conocimiento, los sistemas se suceden, e indefectiblemente vendrá otro que será mejor que el de Einstein.

¿Sufre quebranto la verdad con esta noción? - ¿su santidad?

No, más bien lo contrario. Esta concepción engrandece la verdad, a juicio del conferenciante. El hombre no puede contar más que con verdades relativas y temporales. Para las verdades absolutas y eternas existe el camino de la fe y la creencia (Si es que eso son verdades.... son verdades sólo para la comunidad de creyentes, porque para los demás serán creencias, no verdades), o la resolución de que hay una verdad revelada, absoluta (Es decir: la resolución de creer en un error, si nos atenemos al punto de vista filosófico... contraposición que como digo Cristóbal Montes quiere a toda costa evitar). Creer no es pensar, decía Wittgenstein. Ratzinger dice que a Dios se le puede ver con el corazón, la simple razón no basta. (Pues allí no es tomista, Ratzinger). Schopenhauer decía: o creer, o filosofar—lo que se elija, que sea del todo. (Pues hay que decir entonces que el conferenciante no está con Schopenhauer, pues pretende compatibilizar ambas opciones. Claro que yo tampoco estoy con Schopenhauer, pues en unas cosas filosofamos, y en otras creemos sin plantearnos más cosas. Y además tenemos la mente modular que nos permite continuamente el credo autem impossibile... Insiste el conferenciante en que la fe y la razón son compatibles—y lo son en la misma cabeza, pero difícilmente si van referidas a la misma cuestión. Y más importante, por compatibles que sean con la razón, sobre todo para quien no la ejerza a fondo, por desconexión selectiva, y no explore sus últimas consecuencias, PARA MÍ es más importante el hecho de que las creencias infundadas o irracionales son combatibles con la razón. No siempre con éxito, pues la creencia busca sobrevivir, y desconecta oportunamente la razón, o le prohíbe el acceso a ciertas circunvoluciones cerebrales).

La fe trae consuelo y seguridad, que son valiosos (aunque sean falsos consuelos, es cierto, a veces se necesitan... "miénteme, Pinocho" como decía el chiste).  La filosofía trae dudas y problemas, pero la duda es la quintaesencia del hombre: "Señor, dame la duda" decía Unamuno.

Juvenal: vitam impendere vero. Dedicar su vida a la verdad.

(Es loable, pero verdades hay muchas como hemos visto. Quizá más loable sea dedicarla a la duda, o a la verdad que se descubre, no a la verdad que se cultiva o que se protege celosamente contra la crítica. Pero no hay tribunales de última instancia de la verdad, ni de lo loable. Lo que yo sé es que siempre me ha parecido un sarcasmo tremendo el lema cristiano de "la verdad os hará libres". Y no, sobre todo, porque no comparta yo esas concretas verdades reveladas—sino porque creo que la verdad no te hace necesariamente más libre. Ni tampoco más feliz—y menos aún, más popular).

Filosofía de la Verdad





Medio, Mensaje y Sujeto Parlante

Un aspecto importante de cambiar de medio de comunicación—del papel académico, pongamos, al blog en la red—es el cambio de género que supone. En tanto el género se mantiene fluido, también se vuelve posible decir muchas cosas que no había dónde decir antes, y adoptar muchos tonos de voz que estaban out of the question en el antiguo género y en el antiguo medio. Tengo pocas dudas de que estas sacudidas súbitas dinamizan el discurso—una expansión de las convenciones de la comunicación es también una expansión del pensamiento. Por eso no es suficiente limitarse a seguir escribiendo artículos académicos (hijos de la era del Papel y la Revista) y usar la red sólo para difundirlos o colgarlos en repositorios. Aunque desde luego el cambio de actitudes académicas aún va mucho más despacio que eso.

Porque al menos en lo que se refiere a la Universidad de Zaragoza, pocos investigadores usan el repositorio digital—y me parece que yo soy el que encabeza la lista.  También en la web social Academia, de momento he subido yo más de cien artículos, frente a cincuenta y tantos del resto de mis colegas del departamento juntos. Por otros repositorios no he visto aún a nadie de mi entorno local, ni académico ni geográfico.

Y los blogs se utilizan menos aún—con una mano se cuentan. Tampoco ho he visto hasta ahora por mi entorno ningún blog más abundante, persistente, variado y trabajado que el mío. Antes la gente se hacía blogs—ahora ya no, con el facebook se apañan en general para la dosis diaria de interacción virtual. Y en mi blog, la verdad, es que la interacción brilla por su ausencia, al menos en relación al esfuerzo que le echo. Con lo cual... casi retiro lo dicho, sobre el medio que transforma la comunicación, pues no sé qué es lo que ha cambiado en el panorama, realmente. Quizá sólo yo, y se me haya transformado sólo la autocomunicación.


broken screen



Blogs académicos




Martes 25 de enero de 2011

Stand by Me

Aparte de dar la última clase de este cuatrimestre, hoy me he dedicado a más cosas que no voy a listar, y entre ellas a guitarrear un poco. Aquí probando suerte con "Stand By Me", que aún le falta un hervor o dos.




Les rois du monde (3)



Lunes 24 de enero de 2011

sandokanSando-¿qué?

Estaba Oscar mirando un viejo tebeo de Sandokán, y le digo, "Vaya, ese me lo regalaron cuando yo tenía tu edad más o menos".  Y me dice:

—Ah, pues te cuento un chiste de Mafalda. Está el papá de Mafalda y oye jugar a Mafalda, y Miguelito y Felipe, en otro cuarto, y se oye "¡Pum! ¡Craaak! ¡AAaaaah! ¡Zass! ¡BANG!..."  y el papá de Mafalda piensa con una lagrimita en el ojo, "Ah, esto me recuerda cuando era niño..."

—¡Sí, sí—le digo—el papá de Mafalda sí que es muy dado a pensar estas cosas!

—Y va el papá y coge una regla larga de madera como si fuera una espada y entra corriendo en el cuarto: "¡SANDOKAN AL ATAQUEEE!" —y los niños se paran y lo miran y se callan todos, que están vestidos de vaqueros, y dice Mafalda—... "Sando...¿qué?
—y se va el papá de Mafalda triste, arrastrando la regla, y pensando, "¡...cuando YO era niño!"

—Hum... Sando-qué. Muy bueno... eh, ¿te lo has inventado tú, Oscar?

—¿Yo? No...

La paliza de Mordred








La "Gobernanza" empresarial de la Función Pública

Ahora culmina la implantación del Plan Bolonia en la Universidad, y como complemento nos anuncian (partiendo de Cataluña) una transformación total del sistema de gobierno de la Universidad, de la toma de decisiones y del establecimiento de prioridades en el sistema universitario—lo que tantas veces se ha venido llamando la "venta de la Universidad al mercado laboral". Ya sonaban campanas desde hace tiempo, asociadas a la Bricallización de la universidad encaminada a hacerla sostenible y eficaz. Desde el discurso plausiblemente loable de que la Universidad se debe a la sociedad, de que debe ser socialmente responsable, algunos pasan pronto al pronto al ergo de que la Universidad debe dedicarse a la formación profesional. Y al ergo ergo de que esto tiene que funcionar como una empresa de proveedores de servicios a las empresas.

Ya hablé algo de estas cuestiones en artículos de este blog como Se Vende  o Que llega la Gobernanza. Ahora me parece oportuno presentar una crítica al discurso de la gobernanza (nos llega el palabro a la vez que el conceto), recordando un artículo que escribió Paul du Gay hace quince años. Y la cosa viene de mucho antes, del thatcherismo. En Inglaterra lo llevan todo mucho más adelantado, y aquí vamos a remolque.

Lo que pasa en la Universidad no es por otra parte, bien lo muestra du Gay, sino un caso más de la empresarialización de servicios públicos, parte sin duda de este aligeramiento del estado del bienestar que se nos promete como plan de vida para este siglo que ya ni siquiera se puede decir que esté comenzando. El mismo fenómeno se da en todo tipo de instituciones antes dirigidas por funcionarios y ahora dirigidas por funcionarios atentos a la mercadotecnia, si no por unidades deslocalizadas y externalizadas que ya más bien son proveedores de servicios contratados.

El artículo en cuestión aparecía en Questions of Cultural Identity, ed. Stuart Hall y Paul du Gay (Sage, 1996), pp. 151-69, y se titula "Organizing Identity: Entrepreneurial Governance and Public Management". Añadiré comentarios en cursiva relativos a la Universidad española y su boloñización en curso. Traduciré lo que pueda, comenzando por el principio, y conservaré en la traducción la horrenda palabra gobernanza, que tanta fortuna está teniendo entre nuestros rectores, asesores y gestores.

Paul du Gay:
Organizando la identidad: La gobernanza empresarial y la empresa pública

Estos días parece cada vez más difícil desentenderse de la "cultura". En el seno de la academia, por ejemplo, el tema de la "cultura" viene a dominar debates en las ciencias sociales y humanas. Al mismo tiempo, cuestiones de importancia sustancial en otros ámbitos de la existencia vienen a representarse en términos "culturales". En el ámbito de la política propiamente dicha en el Reino Unido durante los años 80, el programa de reformas radicales del Partido Conservador en el gobierno se representó en gran medida como una cruzada "cultural", involucrada con las actitudes, valores y formas de autoconceptualización que iban inscritas tanto en las actividades individuales como en las públicas. En otros términos, el proyecto político de reconstrucción que tenía el gobierno se definió como un proyecto de reconstrucción cultural—un intento de transformar al Reino Unido en una "Cultura de la Empresa".

(También aquí se nos habla a menudo de actitudes que hay que cambiar—por ejemplo actitudes ante la formación, ante la conceptualización del alumnado como clientes, y del propio profesor como un proveedor de servicios a los clientes... actitudes, instituciones y procedimientos van, naturalmente, unidos).

A mi entender, uno de los casos más interesantes, muy notable de hecho, del giro contemporáneo hacia lo cultural ha ocurrido en el ámbito del discurso prescriptivo relativo a la organización. En años recientes, es muy probable que las personas que trabajen en grandes organizaciones se hayan visto expuestas a programas de "cambio de cultura" como parte de los intentos de hacer a las empresas más eficientes, eficaces y rentables. Incluso en los ámbitos más explícitamente "materiales"—como los de la empresa y la organización—los programas de reforma han venido a definirse en términos culturales.
entrepreneur
Un rápido examen de cualquier conjunto de textos empresariales recientes revela la primacía que se concede a la "cultura" a la hora de gobernar la vida contemporánea de las organizaciones. En esta literatura se concede a la "cultura" un lugar privilegiado porque se considera que estructura la manera en que las personas piensan, sienten y actúan en las organizaciones. El problema es de "normas", "actitudes" y "valores" cambiantes, de modo que la gente esté capacitada para contribuir de la manera necesaria y correcta al éxito de la organización para la que trabajan. Con este fin, se estimula a los directivos a ver que las organizaciones más eficaces o "excelentes" son las que tienen la "cultura" adecuada—aquel conjunto de normas y técnicas de conducta que capacita al potencial de actualización de sí mismos que tienen los individuos, de modo que se alineen con los fines y objetivos de la organización para la que trabajan.

Este centrarse en la "cultura" como medio de producir entre los miembros de una empresa una relación específica a su propia identidad sugiere que su despliegue como técnica de gobierno está íntimamente ligado con cuestiones de identidad. Como ha sugerido Renato Rosaldo (1993: xi), es una característica prominente del presente el hecho de que "cuestiones de cultura (...) rápidamente se convierten en (...) cuestiones de identidad", algo que parecen confirmar los recientes desarrollos en el contexto de las modalidades de organización.

Según el popular gurú de técnicas de dirección Tom Peters (1992: 227), los intentos contemporáneos de gobernar la "cultura" de una organización tienen implicaciones cruciales en el tipo de identidades que pueden florecer en el seno de una empresa. Arguye que "las formas organizativas emergentes" convertirán a cada empleado en un "negociante" o "empresario". Es decir, la actual reforma de las organizaciones concede prioridad ontológica a cierto tipo de persona—el "negociante" o "empresario"—proporcionando a este menslichen Typus con lo que Max Weber llama "las oportunidades óptimas de convertirse en el tipo dominante" (cit. en Hennis, 1988: 59).

En este capítulo, examino las nuevas normas y técnicas de conducta—o "cultura" que se están instituyendo en las organizaciones, y la prioridad que otorgan al "empresario" como tipo de persona. De modo más específico, interrogo los efectos políticos y éticos que tiene el reimaginar a los burócratas del sector público como "empresarios", prestando atención especial a la cuestión de si semejante paso es suficientemente pluralista (considerando que presupone una única jerarquía ética que tiene al empresario en su vértice).

(A este examen dedica du Gay el resto de su artículo—y a una defensa del antipático concepto de burocracia del sector público como un baluarte contra intereses particularistas y una garantía de equidad social. El enfoque de du Gay es certero y adecuadamente generalista—incluyendo no sólo a las transformaciones de la "gobernanza" en la educación del sector público, sino también a lo que sucede para todas las burocracias y funcionarios de empresas públicas y semipúblicas. La cuestión se vuelve más específica y aparecen tonalidades problemáticas más concretas cuando nos centramos en la Universidad en tanto que "empresa" rentable y sometida a una gobernanza empresarial. Sobre el lugar especial que ocupa la Universidad como un espacio acotado donde las normas sociales de relevancia y eficacia a la vez actúan y no actúan, recomiendo leer los ensayos de Jacques Derrida "La Universidad incondicional" y "La Universidad en los ojos de sus pupilas: el principio de razón y la idea de Universidad". Algo al respecto de este último artículo comentaba yo en "La Universidad al servicio de la sociedad").

Explorando el ethos de la empresa

En enero de 1994, la Comisión de Cuentas Públicas (PAC) de la Cámara de los Comunes del Reino Unido emitió un informe sin precedentes titulado Gestión Adecuada de la Empresa Pública. El informe se publicó a secuelas de una serie de fallos muy publicitados en los "sistemas y controles administrativos y financieros" en el seno de secretarías del gobierno y en otros entes públicos, que habían hecho que "se derrochase dinero o hubiese otro tipo de gastos inadecuados" (1994: v). Según la comisión, estos fallos suponían un desvío significativo de las normas de gestión pública que era de esperar en las sociedades democráticas en general y en el Reino Unido en concreto.

Jonto con muchas secciones de la prensa británica (Financial Times, 28 de enero: 17; Guardian, 28 enero: 1 y 6; Independent, 28 enero: 1), la Comisión de Cuentas Públicas indicó que estos fallos habían ocurrido a la vez que se introducían sistemas de organización más empresariales y más orientados al mercado en el seno del sector público. También se mostraban de acuerdo en que los dos fenómenos estaban de alguna manera emparentados. Sin embargo, a diferencia de algunos sectores de la prensa, la Comisión de Cuentas Públicas no dio crédito alguno a la posibilidad de que la "revolución cultural" que estaba teniendo lugar en el sector públido estimulase entre los funcionarios conductas que puediesen considerarse "impropias". De hecho, se trató con pocas contemplaciones a quienes se hacían preguntas sobre la adecuación ético-política de las reformas en curso. Se les reprendió por no querer "aceptar el reto de lograr un cambio que ha de resultar beneficioso" (1994: v).

El lenguaje del "cambio"—que inevitablemente plantea retos—es un elemento constitutivo del discurso empresarial contemporáneo. Forma parte de una cadena discursiva de equivalencias que comprende entre otras "empresa", "capacitación", y "cliente". Este discurso tiene, naturalmente, un carácter relacional—sus elementos constitutivos llegan a significar lo que significan por relación a lo que no son. Por ejemplo, las normas y valores de conducta inscritos en el discurso empresarial contemoráneo se articulan en oposición explícita a las que constituyen la identidad de las organizaciones "burocráticas". Mientras que el ethos burocrático estimula en sus sujetos el desarrollo de capacidades y predisposiciones concretas—la adhencia estricta al procedimiento, la renuncia al entusiasmo moral personal, y así sucesivamente—el discurso empresarial contemporáneo enfatiza la importancia de que los individuos adquieran y exhiban rasgos y virtudes más "proactivos" y más "emprendedores".

Poca duda hay de que el informe de la Comisión de Cuentas Públicas habla desde el universo del empresarialismo contemporáneo. En el informe, el ethos empresarial, con su "mayor delegación de responsabilidades, líneas más aerodinámicas, y (...) enfoque más emprendedor", se compara favorablemente con el "ethos de la función pública" tradicional, siendo asociado este último invariablemente con el despilfarro, la inercia y la reglamentación innecesaria (1994: v-vi).

Como he indicado, empero, aunque expresa su confianza en los beneficios del actual cambio organizativo, el informe lamenta la disminución de los "principios y estándares" de conducta que se esperan de los servidores públicos en las democracias liberales (1994: v). Que estos "principios y estándares" han surgido y se han promovido en gran medida en un contexto burocrático no parece ser algo relevante. En lugar de eso, la comisión parece dar por supuesto que las reformas organizativas encaminadas a hacer que las instituciones públicas sean menos burocráticas y más empresariales son uniformemente positivas; que aumentarán la eficacia económica y proporcionarán mejoras en los servicios reduciendo los costes—sin afectar a "los valores tradicionales del sector público".1 Esto, sin embargo, puede interpretarse más o menos como un acto de fe, si no como una obvia incongruencia.

Para empezar, suponer que la identidad de un ámbito determinado siga siendo la misma a lo largo de todos los cambios que experimenta es algo extremadamente cuestionable. Como ya he señalado, dado que cualquier identidad es básicamente relacional en lo que se refiere a sus condiciones de existencia, cualquier cambio en éstas ha de afectarle. Si, por ejemplo, la gestión (burocrática) de la administración se reimagina en términos de principios empresariales, entonces en lugar de quedar la misma identidad—la administración pública (burocrática)—en la misma situacion, se establece una nueva identidad.

Además, la producción de esta nueva identidad inevitablemente conllevará ventajas y desventajas. En lugar de suponer, como parece hacer el informe de la CCP, que la gestión empresarial de lo público es de modo incontrovertible "algo bueno"—que es inherentemente positivo—podría ser más productivo examinar las condiciones de su emergencia, para analizar qué debe necesariamente ser excluido por su instauración, y para evaluar cuáles podrían ser los efectos político-éticos de esta exclusión.

La gobernanza empresarial, y la crítica de la cultura burocrática

La crítica a la burocracia, en favor de las formas y prácticas "flexibles" y "emprendedoras", tal como se concibe en los discursos contemporáneos sobre reforma de las organizaciones, empieza con cambios en lo que se denomina "el entorno externo". Las condiciones de la existencia de esta formación discursiva descansan en diversos desarrollos que a menudo se reunen bajo el epígrafe de "la globalización". Aunque textos diferentes llaman la atención sobre diferentes combinaciones de fenómenos—los efectos de dislocación que se derivan de la introducción cada vez más generalizada de las "tecnologías de la información"; los asociados a las presiones competitivas que resultan de los sistemas globales de comercio, finanzas y producción, et.— todos coinciden en que la intensificación de los lazos de interconexión global tiene repercusiones serias para la vida en las organizaciones, tanto en el sector público como en el privado.

(En la Universidad, una materialización obvia de este entorno globalizado es el Espacio Europeo de Educación Superior, marco de las reformas denominadas a veces "plan Bolonia"—un espacio globalizado en el que se pretende no sólo reconocer, sino estimular la competitividad entre universidades. Porque a su vez es un espacio que (aun siendo continental) se presenta como agobiado por la necesidad de mantener la competencia y la competitividad frente a las universidades norteamericanas—quizá por la vía de imitar en lo posible su modelo—y asiáticas. El razonamiento de Du Gay, según el cual la 'burocracia' (en este caso de la enseñanza universitaria tradicional) se presenta como enteramente negativa, y se tiende precipitadamente a ignorar sus valores positivos y constructivos de un entorno propio, parece totalmente aplicable a nuestro caso. Este razonamiento sobre la universidad "burocrática" como un entorno con ritmo propio, generador de dinámicas autónomas con respecto a las del mercado globalizado, debería leerse en conjunción con la defensa que hace Jacques Derrida de la Universidad como un entorno a la vez integrado en la sociedad, pero problemáticamente separado, acotado, por una dinámica propia y un tiempo propio que sería un error reducir al resto del tiempo social. Véanse los artículos arriba mencionados.  Observemos que son tanto los gobiernos socialistas como los del Partido Popular, idénticos en esto, los que quieren estimular la especialización, competitividad, Calidad, y ránking relativo de las universidades).

Si la "globalización" constituye la "situación problemática", la "burocracia" se representa como el impedimento crucial para la gestión adecuada de los efectos de aquélla. La globalización, se razona, crea un entorno caracterizado por una incertidumbre generalizada.  En semejante entorno, sólo las organizaciones que puedan cambiar rápidamente su conducta y aprender a volverse cada vez más emprendedoras, vivirán y prosperarán. Como "la burocracia" se considera una forma "mecánica" de organización más adecuada para condiciones de relativa estabilidad y predecibilidad", se convierte en la primera víctima de un entorno tan incierto.2

En este entorno, las instituciones burocráticas (...) —públicas y privadas—nos fallan cada vez más. El entorno actual exige instituciones que sean extremadamente flexibles y adaptables. Demanda instituciones que sean extremadamente flexibles y adaptables. Exige instituciones que produzcan resultados en forma de bienes y servicios de alta calidad, exprimiendo cada vez más ruido y más nueces de cada duro [sic]. Exige instituciones que respondan ante sus clientes, ofreciendo una gama de servicios no estandarizados; que lideren por perusuasión e incentivos, no por órdenes; que den a sus empleados un sensación de sentido y de control, incluso de sentido de la propiedad. Exige instituciones que den poder a los ciudadanos, en lugar de simplemente servirles. (Osborne y Gaebler, 1992: 15)

Los efectos dislocatorios generados por la intensificación de los lazos de interconexión global, requieren una "creatividad" constante y una construcción continua de espacios operativos colectivos que descansen menos en formas objetivas mecánicas y en las prácticas con ellas relacionadas—la "burocracia"— y cada vez más en el desarrollo de organizaciones y tipos de conducta más empresariales o emprendedores.

La noción de "empresa" ocupa una posición absolutamente crucial en los discursos contemporáneos sobre la reforma de las organizaciones. Proporciona una crítica de la "cultura burocrática" y se ofrece como una solucón a los problemas planteados por la "globalización" por la vía de delinear los principios de un nuevo método para gobernar la conducta tanto de la organización como de las personas.

De modo muy obvio, un rasgo clave de la "empresa" en tanto que principio de gobierno es el papel central que le asigna a la "empresa comercial" en tanto que modelo preferido para cualquier forma de organización institucional de bienes y servicios. Sin embargo, igualmente importante es la manera en que el término se refiere a los hábitos de acción que manifiestan o expresan "cualidades emprendedoras por parte de los implicados", ya sean individuos o colectividades. Aquí, "empresa" se refiere a una plétora de características tales como la iniciativa, la toma de riesgos, la autogestión, y la capacidad de aceptar responsabilidades propias y por las propias acciones (Keat, 1990: 3).

Así pues, como ha observado Burchell (1993: 275) la característica definitoria de la gobernanza empresarial es "la generalización de una 'forma empresarial' a todas las formas de conducta—a la conducta de las organizaciones que hasta ahora se veían como no económicas, a la conducción del gobierno, y a la conducción de los propios individuos". Mientras que los modos concretos en los que esta racionalidad gubernamental se ha gestionado operativamente en la práctica han variado de modo muy considerable, las formas de acción que hacen posibles para diferentes instituciones y personas—escuelas, médicos de atención primaria, comunidades de vecinos, prisiones y demás—sí que tienen en común una consistencia general y un estilo.

Tal y como ha argumentado Burchell (1993: 276, siguiendo a Donzelot), un rasgo característico de este estilo de gobierno es el papel fundamental que le otorga al "contrato" a la hora de redefinir las relaciones sociales. (Por ejemplo, ahora se nos dice a los profesores que la programación de clase es un contrato—que las nuevas "guías docentes" elaboradas para las materias de estudio del Plan Bolonia tienen un carácter contractual: la Universidad ofrece el servicio a un cliente, el estudiante, y el profesor es un mero dependiente que atiende al cliente según las especificaciones del contrato. El discurso que reconceptualiza a los estudiantes como clientes estaba satirizado ya en la novela de David Lodge Small World. Pero eso no ha hecho que deje de proliferar. En nuestra universidad en concreto, puede datarse el momento en el que el Director de nuestro departamento volvió con las nuevas instrucciones, y el nuevo papel, y lo presentó a los profesores como un cambio de terminología crucial. Ibamos a ser proveedores de servicios a unos consumidores que eran los clientes, ya no los estudiantes. Lo mismo se aplica, por supuesto, al diseño de los planes de estudio según especificaciones, y a los propios procesos y agencias de control de tales planes de estudio, en una escala ininterrumpida y estandarizada de control y evaluación de objetivos). Los cambios que afectan a las escuelas, los hospitales, los departamentos del gobierno y demás, a menudo conllevan la reconstitución de los roles institucionales en términos de contratos estrictamente definidos y, con mayor frecuencia todavía, suponen el representar de una manera contractual las relaciones entre las instituciones y entre los individuos y las instituciones (Freedland, 1994: 88). Un ejemplo de lo primero se da, pongamos, cuando los servicios médicos a los que se conceden fondos contratan compañías hospitalarias para proporcionar atención sanitaria a pacientes concretos, cuando antes esa atención la proporcionaba directamente el Servicio Nacional de Salud. Ejemplos del segundo tipo son las relaciones entre departamentos del gobierno central y las nuevas agencias ejecutivas del programa Next Steps—donde no existe contracto como tal, pero donde la relación entre los dos está regida por un "Documento de Base" de tipo contractual, que define las funciones y objetivos de la agencia, y los procedimientos mediante los cuales el departamento determinará objetivos para la agencia y controlará su consecución.

Así pues, la "contractualización"consiste típicamente en asignar la realización de una función o de una actividad a una unidad de gestión concreta—individual o colectiva—que se contempla como alguien a quien se pueden pedir cuentas de la realización eficaz de esa función o del desempeño de esa actividad. Al asumir una responsabilidad activa por estas actividades y funciones—tanto por su desempeño como por sus resultados—estas unidades de gestión están de hecho afirmando un cierto tipo de identidad o de personalidad, que es de carácte esencialmente empresarial. La contractualización requiere que estas unidades de gestión adopten una cierta forma empresarial de relacionarse consigo mismas "como condición de su efectividad y de la efectividad de esta modalidad de gestión" (Burchell 1993: 276). O, por decirlo con el lenguaje de Tom Peters (1992. 273), la contractualización "empresarializa" a los individuos y a las colectividades.

Como ha sostenido Colin Gordon (1991: 42-5), las formas empresariales de gobernanza, como la contractualización, suponen la reconceptualización de lo social concibiéndolo como una forma de lo económico. "Esta operación funciona", dice, "mediante la ampliación progresiva del territorio de la teoría económica por medio de una serie de redefiniciones de su objeto".

La economía se convierte así en un "enfoque" capaz en principio de tratar sobre la totalidad del comportamiento humano, y en consiguiente, capaz de plantear un método coherente puramente económico para programar la totalidad de las acciones de gobierno. (Gordon 1991: 43)

La función niveladora llevada a cabo por este proceso hace que instituciones, prácticas, bienes, etc., que antes eran diversos, se sometan a juicio y cálculo en términos exclusivos de criterios económicos—dando lugar a un dominio cada vez mayor de lo que Lyotard (1984: 46) denomina como "el principio de rendimiento". Sin embargo, sería erróneo ver este desarrollo como simplemente la última y más pura manifestación del auge irresistible del homo economicus.

Como ha indicado Gordon (1991: 43), el sujeto de la "empresa" es a la vez una "reactivación y una inversión radical" del "hombre económico" tradicional. La reactivación consiste "en sentar una capacidad humana fundamental, la de elección, como principio que capacita efectivamente al cálculo económico para barrer a un lado las categorías económicas y los esquemas de las ciencias humanas y sociales." La gran innovación se da, sin embargo, en la conceptualización del agente económico como una creación inherentemente manipulable. Mientras que originalmente el homo economicus se concibió como un sujeto cuyas motivaciones, la fuente de su actividad, eran en última instancia "intocables para el gobierno", el sujeto de la empresa se imagina como un agente "que está constantement respondiendo a las modificaciones de su entorno". Como señala Gordon, "El gobierno económico aquí se da la mano con el behaviorismo" (ibid.). El sujeto resultante es, en un sentido nuevo, no sólo una "empresa" sino "el empresario de sí mismo o de sí misa". En otras palabras, el gobierno empresarial "construye" al individuo como tipo de persona concreta—como "empresario de la propia identidad" (Gordon, 1987: 300).

Esta idea de una vida humana entendida como "empresa de la propia identidad" sugiere que sean cuales sean las cartas que el azar de las circunstancias haya repartido a una persona, él o ella se está siempre perpetuamente comprometida (aunque esté técnicamente "en paro") con esa empresa concreta, y que es "parte del negocio continuo de la vida el prever adecuadamente la conservación, reproducción y reconstrucción del propio capital humano de uno mismo" (Gordon, 1991: 44).

Como se considera que un ser humano está continuamente comprometido en un proyecto para dar forma a su propia vida como individuo autónomo, sujeto de elecciones, impulsado por el deseo de optimizar la valía de su propia existencia, la vida para esa persona se representa como una arena única y básicamente indiferenciada en la que llevar a cabo la consecución de dicho empeño. Como las formas de vida antes diferenciadas ahora se clasifican en primer lugar, si no exclusivamente, como "formas de empresa", las concepciones y prácticas de la personalidad a la que dan lugar tienen una consistencia notable. Al reimaginarse las escuelas, las prisiones, los departamentos del gobierno, etc., en tanto que "empresas", en todas partes se concede una prioridad mayor al "emprendedor" como tipo de persona.  En este sentido, el carácter del emprendedor ya no puede representarse como uno má entre una pluralidad de personalidades éticas, sino que debe considerarse que asume una prioridad ontológica.

(Un ejemplo muy directo en la Universidad es el cambio que se dió durante los años 90 hacia la gestión de la investigación exclusivamente a través de "proyectos de investigación", y la gestión empresarial que se lleva a cabo de dichos proyectos, en términos de rentabilidad, organización del personal, promoción del "empresario-jefe" o director del proyecto... Pero este discurso y transformacion alcanza, como bien dice Du Gay, a todos los aspectos de la organización universitaria, a los departamentos o titulaciones concebidos como "proyectos" o "empresas a gestionar", y a las propias universidades como proyectos colectivos que han de justificar y gestionar su sostenibilidad en un entorno competitivo—perpetuamente revisables y condenados a desaparecer si no prueban continuamente su rentabilidad inmediata. Como señala la Dra. Penas, esto conduce a una desnaturalización y una destrucción de la noción misma de universidad—de la "idea de Universidad" que decía Newman. O Derrida. Si el fin es la rentabilidad y la sostenibilidad, pierden sentido y valor los fines tradicionales de la Universidad… la producción, sea de caramelos o de papel higiénico, es lo principal, y lo que justifica la continuidad de la empresa; los valores definibles mediante otros criterios—criterios de valor—quedan arrinconados.).

Esta concepción del individuo como "empresario del yo" está firmemente establecida en el centro de los programas contemporáneos de reforma de las organizaciones. A juego con la imbricación empresarial de economía y behaviorismo, los programas contemporáneos de reforma organizativa caracterizan al empleo no como una penosa obligación impuesta a los individuos, ni tampoco como una actividad que se desempeña para responder a necesidades puramente instrumentales, sino antes bien como un medio de desarrollo personal. El éxito de la organización se funda pues en que ésta comprometa los impulsos de auto-optimización de todos sus miembros, sea cual sea su papel formal. Esta ambición ha de hacerse practicable en el lugar de trabajo mediante una variedad de técnicas como son la "externalización" y los emolumentos por incentivos. Estos últimos, que se han extendido de modo dramático en el empleo público durante la década pasada, a menudo suponen el desarrollo de un "contrato" entre un empleado individual y su jefe de sección, según el cual la paga de un empleado se hace depender en mayor medida de si ha cubierto o sobrepasado determinados objetivos productivos (Millward et al, 1992: 268, 361; Marsden y Richardson, 1994).

Así pues, la gestión del desempeño de las funciones laborales y las técnicas relacionadas con ella conllevan una relación característicamente "contractual" entre los empleados individuales y la organización para la que trabajan. Esto supone "ofrecer" a los individuos que se impliquen en actividades—como el control de presupuestos, formación de personal, prestación de servicios— que antes se consideraban responsabilidad de otros agentes como inspectores o departamentos de personal. Sin embargo, el precio de esta implicación es que los propios individuos deben asumir responsabilidadesa para desempeñar esas actividades y por sus resultados. A tono con los principios constitutivos de la empresa entendida como una racionaliddad de la actuación de gobierno, la gestión empresarial y las técnicas a ella asociadas funcionan como formas de "responsabilización" que se consideran económicamente deseables y que a la vez "dan poder" a nivel personal.

La gobernanza empresarial de las organizaciones, por tanto, supone la reconstrucción de una amplia gama de instituciones y de actividades, en línea con los principios de la empresa comercial. A la vez, el garantizar que resulten óptimas ventajas de la reestructuración de las organizaciones en línea con los principios del mercado requiere producir de formas particulares de conducta por parte de los miembros de una organización. En este sentido, el gobierno de la vida de la organización al modo empresarial supone "inventarse" nuevas maneras de ser para la gente; se refiere a la importancia de que haya individuos que adquieran y exhiban ciertas actitudes y capacidades que sean "emprendedoras".

Refractada a través de la mirada de la empresa, la "cultura burocrática" aparaece como contraria al desarrollo de esas "virtudes" y por tanto a la producción de personas emprendedoras. La dedicación de los burócratas a normas de impersonalidad, de adherencia estricta a los procedimientos, y la aceptación de la subordinación y de la superordinación jerárquica se ve como algo antitético al cultivo de esas destrezas y sensibilidades empresariales que son la única garantía de un futuro "gestionable" y por tanto sostenible.

Mientras que los partidarios de la gobernanza empresarial no son aversos a admitir que las normas y técnicas burocráticas han demostrado ser eficaces y efectivas en determinadas circunstancias, está claro que creen que esas circunstancias ya no se dan, y que no es probable que se den en un futuro previsible. Lo que se deduce es que la supervivencia de las organizaciones y su florecimiento en los dislocados entornos del presente requieren el cultuvo de una competencia y un estilo empresariales adecuados, que a la vez sirva para que las organizaciones lleven a cabo su función, y para que las personas se conduzcan en el seno de esas organizaciones.

Como he expuesto antes, dado que el discurso de la empresa presupone que no hay ningún contexto organizativo que sea inmune a los efectos de la "globalización", da por hecho que organizaciones aparentemente diferentes—como hospitales, sociedades caritativas y de ayuda, bancos, departamentos del gobierno—tendrán que desarrollar normas y técnicas de conducta similares, porque si no lo hacen les faltará la capacidad para llevar a cabo los proyectos que desean. El apremio con el que se difunden estas afirmaciones transmite una impresión muy clara de que "No Hay Alternativa". Como declara enérgicamente Kanter (1990: 356), las organizaciones "deben o bien desplazarse abandonando las garantías burocráticas hacia una flexibilidad post-empresarial, o (...) estancarse—cancelando así por definición cualquier misión a la que se hayan comprometido".

Si bien una singularidad tan insistente tiene atractivos obvios—por decir sólo uno, ofrece el tipo de Weltanschauung fácilemente captable y comunicable que puede actuar como catalizador para el cambio—descuida el hecho de que la generalización de la forma de la empresa a todos los tipos de conducta puede de por sí servir para incapacitar la capacidad de una organización para llevar a cabo sus proyectos prioritarios, por la vía de redefinir su identidad y por tanto la naturaleza efectiva de sus proyectos.

En el sector público, que es una parte del gobierno y que por tanto debería estar sometido al imperio de la ley, las organizaciones se ocupan de cosas como la equidad y tratar los casos similares de manera similar. Esto no son valores que sean atendidos prioritariamente por las empresas comerciales,  y no hay razón obvia por la cual deberían serlo. Sin embargo, son centrales para el gobierno y para el imperio de la ley en los regímenes democráticos liberales. Hay aquí un claro peligro de que la introducción de principios empresariales en las organizaciones del sector público pueda socavar esos principios básicos del servicio público, y esto sirve para destacar el hecho de que en las sociedades democráticas liberales hay buena razón para suponer que los mercados tienen límites políticos y morales, y que "trazar algunos de los límites de los mercados también supondrá poner a la empresa en su lugar legítimo" (Plant, 1992: 86).

El empresarialista puede replicar que sin "activar empresarialmente" las organizaciones del sector público, las libertades e igualdades que los ciudadanos dan por sentadas podrían tener costes inasumibles; pero este argumento una vez más supone que la generalización de formas empresairales a la gestión de la administración pública, por ejemplo, no afectará a la identidad ni a la integridad de la administración pública, sino que simplemente la hará "funcionar mejor". Sin embargo, en lo referente al informe de la Comisión de Cuentas Públicas, es extremadamente problemático dar por sentado que la identidad de un ámbito de actividad puede permanecer igual cuando sus principios organizativos básicos sufren una alteración fundamental.

En lugar de simplemente aceptar la posición de que la "empresarialización" que hoy se está dando en el sector público es una evolucón uniformemente positiva además de inherentemente necesaria, pretendo proponer una perspectiva que no está muy de moda, a saber, que hay diversas razones políticas y éticas importantes para representar a la burocracia como la forma de organización del sector público más eficiente y eficaz. Al presentar argumentos para sostener esta postura, empezaré por especificar en qué consiste el ethos burocrático, indicando a qué tipo de concepciones y prácticas de la personalidad da lugar la burocracia, y delineando la relación entre éstas y lo que Michael Walzer (1984) denomina "el arte liberal de la separación".


La función pública como vocación

La idea de que las organizaciones del sector público necesitan una reforma ha adquirido un status casi axiomático. En qué medida y en qué direcciones, sigue siendo un asunto bastante debatido. En años recientes hay un enfoque concreto que se ha vuelto dominante, y es este enfoqu el que subyace a muchas de las reformas del sector público que ahora están teniendo lugar a lo largo y ancho de las economías "avanzadas".

A este nuevo modus operandi se le denomina con frecuencia la "Nueva Gestión Pública", y más recientemente la "gobernanza emprendedora". Según dos de sus promotores más a de moda —Osborne y Gaebler, 1992: 19-20)— la "gobernanza emprendedora" consiste en diez "principios esenciales" que se engarzan entre sí para "reinventar" el sector público:

Las gestiones emprendedoras promueven la competencia entre los proveedores de servicios. Dan poder a los ciudadanos, al retirar el control a la burocracia y dárselo a la comunidad. Someten a medida el rendimiento de sus agencias, centrándose no en lo que se invierte sino en los resultados. Se impulsan en base a sus objetivos—a sus misiones—no en base a sus reglamentos y normas. Redefinen a sus clientes como consumidores y les ofrecen elecciones—entre escuelas, entre programas de formación, entre posibles tipos de vivienda. Impiden los problemas antes de que surjan, en lugar de simplemente ofrecer servicios después. Invierten sus energías en ganar dinero, no simplemente en gastarlo. Descentralizan la autoridad, abrazando una gestión participativa. Prefiern los mecanismos de mercado a los mecanismos burocráticos. Y se centran no simplemente en ofrecer servicios públicos, sino en catalizar a todos los sectores—públicos, privados, y voluntarios—llevándolos a la acción para resolver los problemas de la comunidad. (160)

(Puesto así es bellísimo, claro. Y me suena mucho como un plan que, si no en toda su pureza, es el que viene orientando la política universitaria que nos afecta desde hace años. En interferencia, eso sí, con las actitudes y normativas burocráticas tradicionales. Se me ocurre que el conflicto docente que nos ha enfrentado durante cinco años con el departamento de Filolología Inglesa y la coordinadora de su máster, en la Universidad de Zaragoza, puede leerse en en parte en estos términos. Se nos ha vendido el Plan Bolonia como un nuevo modelo de gestión, en el que dejaban de valer las normas administrativas tradicionales, en aras de una mayor Calidad y Competitividad. Así, la empresarial catedrática ha gestionado su Máster, en parte, como si de un proyecto privado se tratara, ignorando por ejemplo las normativas administrativas para la selección de profesorado. Al final (por lo de las interferencias) intervinieron los tribunales, y hubo que deshacer todo lo hecho. La clave del asunto venía siendo que se primaba indebida y desproporcionadamente la pertenencia a grupos de investigación. La pertenencia obligatoria a grupos que recibían proyectos subvencionados. Naturalmente, aparte de la buena gestión empresarial y competitiva, en esta dinámica de grupos de investigación convergían los intereses tradicionales de camarillas burocráticas por promoverse a sí mismas, amén de actitudes feudales más primitivas todavía.  Pero esto tiene lugar en un ambiente de notable confusión administrativa, en el que los gestores universitarios han dado una especie de manga ancha o carta blanca a los gestores locales... un laissez-faire normativo en el que el catedrático venía a dictar las normas en su propio corrillo, como en los viejísimos tiempos— Y eso, ¿por qué? Quizá porque aparte de generar gasto, generaban dinero. Primar a los grupos subvencionados era la idea original y la piedra de toque de todo el plan (que por fin se ha visto desautorizado). Naturalmente, esto no era un proyecto empresarial puro, pues estamos hablando de un contexto de subvenciones procedentes de organismos públicos que tienen sus propias historias burocráticas detras... y además nada hay más codiciado que infiltrarse en los organismos de concesión de proyectos y acreditaciones, CNEAIs, ANECAS, y demás, y controlar hacia dónde van los fondos y recursos, si es posible hacia mi grupo o sus aliados. Pero todo el entorno universitario actual, con la precariedad de financiación de la Universidad de Zaragoza, las maniobras de reducción de costes del Gobierno de Aragón, el desarrollo del Espacio Europeo/plan Bolonia, etc., la promoción de competitividades y ránkings entre las universidades, y las continuas noticias y planes anuales al respecto... todo crea un ambiente de competencia agudizada, en el que interesan las enseñanzas que sean si no rentables, al menos no inmediatamente gravosas. Interesa primar las actuaciones que atraen fondos a la Universidad. E interesa recortar las enseñanzas no demandadas —suprimiendo asignaturas optativas minoritarias, promoviendo titulaciones poco académicas pero sí rentables, etc. Y los estudiantes, desde luego, se conceptualizan como clientes desde hace tiempo, con los sistemas de evaluación de las titulaciones y la competencia instalada entre los distintos estudios.  Sometiendo, en suma, la Universidad a la ley del mercado, de la oferta y la demanda, como criterio si no todavía único, sí mucho más prominente de lo que venía siendo en el burocrático sistema anterior).

El blanco principal de la "gobernanza empresarial"—es decir, aquello en oposición respecto a lo cual se define—es la burocracia del sector público. Ésta se representa como el enemigo de la "buena gobernanza" por muchas de las razones antes esbozadas. Por jemplo, el "modelo burocrático" se ve como inadecuado a la dinámica del "mercado global", de la "era de la información" y de la "economía basada en el conocimiento", al ser demasiado "lento, ineficaz e impersonal" para responder a sus imperativos. (1992: 14-15).

Aunque quienes abogan a favor de la gobernanza empresarial, como Osborne y Gaebler, son críticos con todas las formas de conducta burocrática, lo que recibe algunas de las críticas más duras es lo que se considera como la incapacidad de la burocracia para implicar la acción personal y los ideales de las personas—para "darles poder".

Según Osborne y Gaebler (1992: 38) muchos empleados de las organizaciones burocráticas "se sienten atrapados":

Atados por normativas y reglamentos, entumecidos por tareas monótonas que saben que podrían hacerse en la mitad de tiempo si se les permitiese emplear las mentes, llevan unas vidas resignadamente desesperadas. Cuando tienen la oportunidad de trabajar para una organización que tiene una misión clara y un mínimo de papeleo... a menudo sienten que renacen. Cuando se les traslada al sector público, con frecuencia experiementan el mismo sentimiento de liberación.

Puede uno reconocer una cierta dosis de verdad en su afirmación inicial—que la organización burocrática puede crear, y a menudo crea, problemas de "motivación" para los individuos, en particular para los que se hallan en los peldaños inferiores de la jerarquía—pero parecen desatender el hecho de que algunas formas de organización tienen "defectos" como resultado de producir "virtudes" políticamente deseadas. Las normativas y reglamentos contra los que protestan Osborne y Gaebler no se inventaron con el propósito único de inhibir la actividad emprendedora individual, sino para impedir la corrupción y para asegurar la equidad, la probidad y la fiabilidad en el tratamiento de los casos. El arrojar por la borda normativas y reglamentos a la búsqueda de la innovación empresarial no erradicará los problemas sino que simplemente los cambiará. En lugar de ofrecer una situación de permanentes "ganancias frente a ganancias", en oposición a una situación burocrática en la que "nunca se gana nada", las formas empresariales de conducta manifiestan tanto "virtudes" como "defectos". La cuestión es si en el balance global los "defectos" asociados con la administración ordenada, cauta y fiable son más generalmente aceptables que los asociados con un estilo más creativo, arriesgado y empresarial (Jordan, 1994; du Gay, 1994).

Una cosa es segura: quienes abogan por la gobernanza empresarial no pueden ni siquiera concebir la cuestión en estos términos. Parecen incapaces de representar a la "burocracia" en términos que no sean negativos. La incitación a los lectores a que alimenten un "odio público y apasionado a la burocracia" (Peters, 1987: 459) deja poco espacio para ninguna evaluación positiva de la conducta burocrática. De hecho, textos como los de Osborne y Gaebler (1992) o Peters (1987, 1992), les dicen a sus lectores muy poco sobre la organización técnica, ética o social de las instituciones burocráticas, y punto. En lugar de eso, su papel principal parece ser representar la diferencia entre la la ética vocacional del burócrata y la del empresario, desde la perspectiva de los principios empresariales. En lugar de describir el ethos de la función pública, la crítica empresarializante busca evaluar la burocracia en términos de la incapacidad de ésta paa realizar objetivos que sólo le son impuestos por la empresa.

Delineando el ethos burocrático

Según los promotores de la gobernanza empresarial, la burocracia está desacreditada tanto económica como moralmente. Sostienen que la organización burocrática significa siempre con toda probabilidad costes humanos, y por tanto financieros, puesto que el privilegio que concede a la "racionalidad instrumental" conlleva simultáneamente la represión y marginalización de su Otro—lo personal, lo emocional y demás.

En la organización burocrática tradicional, los roles estaban tan circunscritos que la mayoría de las relaciones tendían a ser más bien formales e impersonales. Unos empleos estrictamente definidos, constreñidos por reglamentos y procedimientos, también tendían a ahogar la iniciativa y la creatividad, y la atmósfera era emocionalmente represiva. (Kanter, 1990: 280)

Según esta interpretación, la organización burocrática se basa en una serie de exclusiones "fundacionales" cuya "presencia ausente" irrumpe a la superficie de la organización en la forma de una serie de "disfunciones" que sumadas la invalidan. Para respaldar esta afirmación, los abogados de la gestión empresarial continuamente señalan, entre otras cosas, a lo que ven como faltas de compromiso, de motivación y de identificación en la fuerza laboral burocrática, faltas que atribuyen directamente a los sistemas "racionalistas", "que aprecen calculados para destruir la auto-imagen de sus empleados" (Peters y Waterman, 1982: 57).

La ineficiencia, el despilfarro y la inercia son relacionadas directamente con el hecho de que la organización burocrática no funciona como un instrumento de "auto-optimización" para sus miembros. En lugar de eso, su "esencia" misma se percibe como basada en una separación de "la razón y de la emoción" y de "el placer y el deber", que es desastrosa para la salud productiva de la nación, de la organización, y para el carácter moral y emocional de los individuos empleados.

Aunque al defender su argumentación la crítica empresarializante instrumentaliza algunos elementos (muy seleccionados) de la obra del más importante teorizador de la cultura burocrática, Max Weber—en concreto aquellos párrafos en los que se ve la burocratización como equivalente a un proceso general de desencanto y de deshumanización: la infame "jaula de hierro" de la burocracia—sus conclusiones sobre los defectos éticos de la burocracia son de hecho precisamente las contrarias de las expresadas por Weber.

En su estudio clásico sobre la cultura burocrática, Weber (1968) se niega a caracterizar el carácter impersonal, experto, procedimental y jerárquico de la razón y de la acción burocrática como ineficaz y moralmente desacreditado. Antes bien, deja bien claro que la función burocrática consiste en un ethos concreto, o lo que él llama Lebensführung—no sólo un conjunto de propósitos e ideales en el seno de un determinado código de conducta, sino también modos y maneras de conducirse en un determinado "orden vital". Insiste que la función burocrática debe ser juzgada en sus propios términos como una institución moral específica, y que los atributos éticos del burócrata deben contemplarse como logros contingentes y a menudo frágiles de esa esfera de existencia moral socialmente organizada.

Según Weber, la burocracia comprende las condiciones sociales de una organización de la persona que es distintiva e independiente. Entre las más importantes de esas condiciones están: que el acceso al puesto público depende de una larga formación en una especialización técnica, normalmente certificada por un examen público; y que la función pública misma constituye una "vocación", un foco de compromiso ético y de deber, con autonomía (y superior) frente a los lazos extraoficiales del burócrata a su clase, parentela o conciencia. En el análisis que Weber hace de la burocracia, estas condiciones definen a la función burocrática como un departamento específico de la vida social, y le proporcionan al burócrata un porte ético, y unas modalidades de conducta, específicos.

Los atributos éticos del buen burócrata—la estricta adherencia al procedimiento, la aceptación de la jerarquía superior e inferior a él, la dedicación a los propósitos de su puesto— no representan una sustracción incompetente efectuada sobre una concepción empresarial de la persona "completa". Antes bien, deberían contemplarse como un logro moral positivo en sus propios términos. Representan el producto de determinadas técnicas y prácticas éticas mediante las cuales los individuos desarrollan la disposición y la capacidad de conducirse según el ethos del puesto público burocrático (Hunter, 1991; Minson, 1993).

En lugar de apoyar el estereotipo empresarial que entiende a la burocracia como enemiga de la realizacion personal, Weber señala la especificidad histórica del carácter "racional" de la burocracia. En lugar de representar la negación de la implicación personal en el desempeño del puesto, o la posibilidad de derivar un placer personal de eso, el énfasis de Weber (1968: 359) en la naturaleza "impersonal", "funcional" y "objetiva" de las normas y técnicas burocráticas se refiere simplemente a dejar a un lado las formas pre-burocráticas de clientelismo (...)

(Inciso. En nuestro departamento de la Universidad de Zaragoza nos ocupó largos años un contencioso administrativo, defendiendo las atribuciones de nuestro puesto docente frente a una gestión de corte "empresarializante" promovida por los catedráticos. Estos querían organizar el acceso a la docencia sobre la base de la pertenencia a sus grupos de investigación—prioritariamente sobre los criterios "burocráticos" del puesto, jerarquía y otros méritos de los profesores. Y aquí denunciamos repetidamente, de hecho, que los "nuevos" criterios de Calidad, de Competitividad, etc. que invocaban dichos catedráticos, entroncaban de manera más que sospechosa con "viejos modos" que no eran sino clientelares y feudales: los catedráticos se reservaban el derecho de dar prioridad en los puestos a quienes les rendían pleitesía y apoyo perteneciendo a sus grupos de investigación—frente a profesores superiores jerárquicamente (y en méritos, por cierto) pero que no pertenecían a esos grupos. Es decir: el clientelismo y el favoritismo, plaga de la función pública y que pervierte sus principios, adoptaba aquí la retórica de la Calidad y de la Competitividad, típicas de la Gobernanza Empresarial, para seguir perpetuando esas relaciones en un ecosistema cambiante. Y continuamos en el mismo párrafo:)

(...) Lo que ha de excluirse como "irracional" mediante esta forma de conducta no son los sentimientos personales de por sí, sino una serie de prerrogativas e intereses "privados" de grupos, que "gobernados como estaban por un ethos enteramente distinto, en otros tiempos se habían considerado una conducta legítima y 'razonable'" (Minson, 1991: 15). El ámbito normativo de la racionalidad burocrática es muy particular. Como observa Weber (1968: 973) observa: "esta administración libremente creativa no constituiría un ámbito de acción y discrecionalidad libre y arbitraria, de favor y valoración personalmente motivado, como el que encontramos en las formas pre-burocráticas".

Weber procede a indicar que la racionalidad burocrática no funciona de manera que excluya todos los sentimientos de la existencia en las organizaciones. Semejante acusación (lanzada por quienes abogan por la empresa, entre otros muchos) pierde de vista por completo el hecho esencial de que la cultura burocrática no engendra antipatía hacia las relaciones personales o emocionales en el seno de la función pública en tanto que éstas no abran camino a la posibilidad de corrupción, por ejemplo mediante el uso inadecuado del clientelismo, la tolerancia a la incompetencia, o la traición a la confidencialidad. Como arguye Minson (1993: 135), "la suposición de que existe una antipatía esencial entre la burocracia y las relaciones informales, como la amistad, se basa en una identificación romántica de tales relaciones con verse libre de sujeción a normas, con la atracción espontánea, con la intimidad, y la libre elección". Por tanto, cuando Weber describe la conducta burocrática como algo que impide las acciones "personalmente motivadas" es importante no seguir aquí a los promotores de la empresarialización, que extienden la intención de Weber fuera de su ámbito propio, relativo al ejercicio del clientelismo personal, para referirla a una exclusión universal de los ámbitos personales o "privados".

En un paso similar, Weber también indica que lejos de ser moralmente y emocionalmente vacuos, los modos de conducta "formalmente racionales" sí que tienen una base ética. Como ha argumentado Charles Larmore (1987: xiii-xiv), el concepto de "racionalidad formal" de Weber ha sido indebidamente apropiado de manera continuada, y se le ha hecho servir para unas funciones que nunca estuvieron en sus intenciones. Se diferencia de su concepto gemelo de "racionalidad sustantiva" no por el hecho de ser estrechamente "instrumental" y dependiente de fines asignados arbitrariamente—como sugieren los abogados de la empresarialización—sino por tener en cuenta la heterogeneidad de la moralidad. En otras palabras, mientras que es cierto que el ethos asociado con la racionalidad formal sí se basa en la premisa del cultivo de la indiferencia a ciertos objetivos morales, esa misma indiferencia se predica sobre la base de una consciencia de la pluralidad irreducible, y de la frecuente inconmensurabilidad, entre creencias morales que son objeto de adhesión apasionada—y por tanto, sobre los posibles costes morales de atenerse a cualquiera de entre ellas. Vista en este marco, la racionalidad formal va asociada no al desarrollo de un instrumentalismo amoral, sino al cultivo de una "ética de la responsabilidad" pluralista y liberal, que sí tiene en cuenta las consecuencias de intentar realizar unos valores esencialmente contestables y que frecuentemente entran en conflicto con otros valores.

En este sentido, la función burocrática representa un importante instrumento ético y político en los regímenes democráticos liberales, porque sirve para efectuar una separación entre la administración de la vida pública por una parte, y el absolutismo moral privado por otra. Se ha convertido, como indica Larmore (1987: 41-2) en "una condición de libertad", porque permite "una separación significativa y liberadora de lo público y de lo privado". Sin la emergencia de la esfera ética de la burocracia y del rol del burócrata, jamás habría sido posible establecer un amortiguador entre las virtudes cívicas y los principios personales (uno de los principios constitutivos de la democracia liberal moderna). Como arguye Michael Walzer (1984: 320), el "arte liberal de la separación" que desempeña la burocracia es una fuente de pluralismo, igualdad y libertad:

Bajo la égida del arte de la separación, la libertad y la individualidad van juntas. De hecho, invitan una definición única: podemos decir que una sociedad (moderna, compleja, diferenciada) disfruta tanto de libertad como de igualdad cuando el éxito en un ámbito institucional no es convertible en éxito en otro—es decir, cuando las separaciones se mantienen.


Empresarializando la burocracia: La empresa y la gestión pública

El ethos de la función pública, junto con su punto de honor principal, que es la capacidad de dejar a un lado los otros compromisos privados de uno, políticos, morales, regionales y de otro tipo, no deberí contemplarse como algo obsoleto.4
Sigue en pie, por tanto, la cuestión de qué efecto posible tendrá sobre este ethos un desplazamiento hacia formas de gestión empresariales.

La identidad misma de la gobernanza empresarial se constituye como una oposición a la cultura burocrática. Quienes abogan por la empresa tienden a representar a la burocracia en un lenguaje que no deja lugar para evaluaciones positivas. Sin embargo, sólo es posible comenzar a contestar la pregunta arriba formulada indicando las maneras en que las normas y técnicas de la gobernanza empresarial podrían suponer una amenaza para el "arte de la separación" burocrática.

Según la filósofa Amélie Rorty (1988: 7), el arte liberal de la separación queda socavado, con frecuncia, cuando las prioridades de un contexto determinado de ordenación vital se imponen sobre otros ámbitos diferentes de la existencia. El discurso de la empresa está implicado precisamente en ese tipo de "opa hostil", intentando como lo hace que distintos tipos de ámbitos éticos queden reducidos a un mismo método de gobernanza.

El rasgo definitorio de la gobernanza empresarial es la generalización de la forma de la empresa a todas las formas de conducta: públicas, privadas, voluntarias, etc. De este modo, una determinada concepción de la persona como emprendedor,  que se deriva de un determinado ámbito de la existencia y pertenece propiamente a él (el ámbito vital del mercado) se impone sobre otras esferas de la vida (cada una de las cuales ha dado lugar a su propia concepción y sus propias prácticas y modalidades de persona). Esto difumina los límites entre las diferentes esferas de la existencia y, a mi entender, las libertades e igualdades que se basan en el "arte de la separación" quedan puestas en entredicho.

Como argumentaba Weber (1968: 1404), el ethos que gobierna la conducta del "burócrata", el del "empresario" y el del "político" no son idénticos. Al examinar los distintos tipos de responsabilidad que estas "personas" tendrían por sus acciones, Weber insistió en la irreducibilidad de diferentes ámbitos de la vida ética y en la necesidad concomitante de aplicarles diferentes protocolos éticos:

Un funcionario que recibe una directiva que considera equivocada puede, y debe, presentar sus objeciones a ella. Si su superior insiste en que se ejecute, es su deber e incluso su honor el llevarla a cabo como si correspondiese a su convicción interna y demostrar de esta manera que su sentido del deber está por encima de sus preferencias personales. (...) Éste es el ethos de la función pública. Un líder político que actuase de esta manera merecería desprecio. A menudo se verá obligado a hacer compromisos, lo que quiere decir sacrificar lo menos importante a lo más importante.  (...) "Estar por encima de los partidos", en verdad, mantenerse fuera de la lucha por el poder—es el papel del empleado público, mientras que la lucha por el poder personal, y la resultante responsabilidad política, es la sustancia vital del político, como también del empresario (énfasis añadido)

(Siendo los catedráticos funcionarios, tienen también fama de ser un cargo político infiltrado en la academia—no necesariamente de la gran política, pero sí desde luego de la búsqueda de poder y de influencia.  Así, no es sorprendente que sean los catedráticos los mayores promotores de la gobernanza empresarial—sus instrumentos y sus capataces—máxime cuando esta nueva gobernanza entronca con viejas tradiciones feudales que también casan mal con el arte liberal de la separación a que se refiere du Gay. No cabe duda de que las separaciones entre político, funcionario y empresario señaladas por Weber son hasta cierto punto ideales, y que política hay en todos los ámbitos de la vida, y políticos también—pero hay grados. En la academia, son los más políticos quienes llegan a catedrático, y quienes son detectados por otros catedráticos como los que pueden pertenecer al club. Y esto se hace detectando en los candidatos su disposición al intercambio de favores mutuos, y al respeto del feudo ajeno—o sea, precisamente por la corrupción de su papel como funcionarios. Y la hipotética promoción a cátedras es el mejor instrumento de manipulación de que los que ya son catedráticos disponen, para torcer las voluntades de funcionarios ya aposentados, y tentarlos con el intercambio de favores).

Al exigir —en nombre del "mercado", del "cliente" o de lo que sea— que la conducta ética del administrador público se juzgue según el ethos de la emprendedor, el discurso de la empresa exige a los burócratas del sector público que asuman el rol de hombres de negocios. Como aduce Larmore (1987: 99), semejante "confusión de ámbitos" puede tener consecuencias desastrosas. Al buscar instilar un fuerte sentimiento de "propiedad" personal para determinadas políticas entre los administradores públicos, por ejemplo, quienes promueven a los "emprendedores" (Osborne y Gaebler 1992) parecen haber perdido de vista por completo el crucial papel cívico y ético de la función pública a la hora de separar la administración pública de los entusiasmos morales personales.5

(A este respecto, casi no hace falta añadir que en la Universidad española, no hay que esperar a la Gobernanza Empresarial para que determinados departamentos, o "cátedras" como los llaman aún algunos, o determinados programas, se vean como una cuestión de propiedad personal de la figura en cuestión que resulte ser el mandamás de determinado corral. Es curioso que desde las propias administraciones universitarias se conocen estas actitudes, y se promueven por la vía de no ponerles coto. En mi propio departamento, repetidamente he tenido que oír que mi departamento pertenece en realidad a tal persona catedrática, o que el máster es el máster de Cual... y no sólo he tenido que oírlo, sino tambien hay que apechugar día a día con las consecuencias de estas actitudes y presuposiciones. A esto me refiero cuando digo que la Gobernanza va a encontrar terreno abonado para estas políticas de implicación personal, por no decir de apropiación personal de ámbitos de actuación públicos—si bien en este terreno abonado va a toparse con un ingrediente de continuidad con el feudalismo que no sé si entrará en los cálculos de quienes promueven la Gobernanza, pero que desde luego nunca aparece reconocido como un posible problema en sus entusiastas planteamientos. Añádase a esto que cuando hablamos de empresa en la Universidad pública, habría que ponerlo muy entre paréntesis, pues es una empresa fuertemente subvencionada—la habilidad empresarial estriba no tanto en atraerse clientes, como en lograr que sigan derivándose fondos públicos al ámbito en cuestión, aduciendo su valor estratégico, su papel cultural, o su ubicación estructural).

Semejante "olvido" se inscribe en el marco de demasiadas de las reformas del sector público que están teniendo lugar en la actualidad en todas las sociedades democráticas liberales. En el Reino Unido, por ejemplo, la introducción de normas y técnicas "empresariales" en la función pública como resultado de la iniciativa Next Steps ("Próximos Pasos") parece destinada a socavar el ethos burocrático. Los funcionarios de alto nivel, según parece, se ven cada vez más alentados a adoptar un estilo "yo puedo" de conducta, caracterizado por "una actitud decidida y una capacidad de sacar los asuntos adelante, en lugar del estilo más tradicional que pone mayor énfasis en el análisis de opciones y en recomendaciones de actuación basadas en ese análisis" (RIPA, 1987). El peligro obvio aquí es que a los empleados públicos se les exige ahora que desarrollen entusiasmos "personales" hacia determinadas políticas y proyectos, y como consecuencia el "ethos de responsabilidad" burocrático (liberal y pluralista) se está erosionando. Como ha comentado Richard Chapman (1991b: 3) en relación a estas reformas, "El énfasis que se pone en el carácter emprendedor, en la iniciativa, y en un estilo de gestión más empresarial (...) parece estar extrañamente en desacuerdo con las expectativas de los funcionarios que trabajan en una burocracia".

El paso central de Next Steps—la sustitución de una función pública "unificada" para reemplazarla por una multitud de agencias "autónomas"—está explícitamente representado como una manera de empresarializar el sector público. (Esto de las "agencias autónomas" no sólo nos recuerda en España a todas las privatizaciones y "externalizaciones" por capítulos de antiguos servicios centrales del Estado—Hacienda, Renfe, Telefónica, Correos, Aena, etc... sino a otro fenómeno emparentado con éste que ha tenido lugar en la Universidad: la profusión de agencias evaluadoras, ANECAS, Anequillas locales, CNEAIs, etc. para organizar la competitividad del sector público, la adjudicación de incentivos a la producción, de ayudas a proyectos, etc. Y, de modo más general, la orientación exclusiva de los fondos de investigación no a través de las estructuras de las universidades, sino únicamente a través de "concursos" de proyectos. La proliferación de universidades privadas que ofrecen títulos oficiales es otra cara de este proceso. En el futuro, al igual que la Academia Militar de Zaragoza llegó a contratar a una empresa de seguridad privada para controlar la seguridad en la Academia y vigilar y proteger a los soldados (¡!), el Estado planificará —sin duda a través de una agencia de éstas— las características de los servicios educativos, titulaciones, etc. que haya que ofrecer al ciudadano, y seleccionará a las empresas educativas que hayan de ofrecerlos, ya completamente externalizados, tras un concurso que ganará quien mejor recorte gastos). Se aduce que las "nuevas" agencias están estructuradas para permitir que los funcionarios públicos "obtengan una sensación de propiedad y de identificación personal con el producto" (Goldsworthy, 1991: 6). Antes que buscar moderar los entusiasmos perfectamente comprensibles de los funcionarios públicos hacia determinados proyectos y políticas, el sistema de las agencias parece diseñado para incitarlos.

(Ver aquí dos comentarios jocosos más, de mi blog, sobre esta cuestión de los proyectos y equipos de proyectistas. Uno: IDI OT; otro: Esto apesta; otro: Investigaciones oficiales; y otro: Investigación en grupo... o tribu. José Carlos Bermejo Barrera ha comentado certeramente la extraña lógica que produce la interferencia de criterios financieros y competitivos en el seno de la función pública, hablando del "capitalismo imaginario" de los proyectistas universitarios).

El personal, se nos dice, ahora con frecuencia se conciben a sí mismos como miembros de un departamento o agencia específica, no a un cuerpo funcionarial más amplio.  (En nuestro departamento, al menos, sí se ha llevado mucho el discurso de contraponer los intereses del departamento o la filosofía del departamento a los intereses o normas o filosofía de la Universidad. O a la filosofía, sin más). Trabajan en unidades que, lejos de manifestar un espíritu de equipo con un ethos común, compiten entre sí (...). Se hacen ahora esfuerzos por estimular en ellas sentimientos de empresa e iniciativa, y no puede haber duda de que éstos han resultado en un cambio fundamental, abandonando un ethos (...) que contribuía a la identidad de la función pública (Chapman 1991b: 3).

Los defensores de estas reformas parecen incapaces de imaginar que la gestión empresarial y la administración pública no son idénticas en todo punto. Aunque sí hay un sentido en el que el estado y la empresa privada son tanto uno como otro "empresas" racionales—deliberada y explícitamente dirigidas a la promoción de objetivos y fines de una manera eficaz y efectiva—la administración pública difiere de de la gestión empresarial ante todo por las restricciones impuestas por el entorno político en el seno del cual los procesos de gestión se llevan a cabo. Como ha sostenido Neville Johnson (1983: 193-4) entre otros:

Sin duda, el funcionario del sector público (...) está ocupado en gran medida en el uso y despliegue de recursos que se han quitado al público al que sirve, y que se le devuelven en forma de prestaciones y derechos legitimados por el sistema de gobierno. Está claro que en estas circunstancias tiene una responsabilidad respecto del uso eficiente de los recursos, y con este fin debe estar dispuesto a (y ser capaz de) usar los métodos de gestión que ofrezcan las mejores perspectivas de funcionamiento óptimo. Pro la función de los empleados públicos no puede definirse sin más en términos de lograr resultados de manera eficaz. También existe el deber de respetar los diversos límites impuestos sobre su acción por las instituciones públicas y de satisfacer los imperativos políticos de la gestión pública—la lealtad a quienes son políticamente responsables, la deferencia hacia la opinión parlamentaria y pública, una sensibilidad ante la complejidad de los intereses publicos, honestidad a la hora de dar consejo, y demás. A partir de estos compromisos es de donde se formó una ética profesional en la función pública. Aunque en los últimos años se ha debilitado, no podemos permitirnos el prescindir de ella. Y eso porque un sistema de gobierno representativo exige que los funcionarios custodien los valores relativos al proceder que en van encanados en él. No debería permitirse que este hecho quede oscurecido por la actual preocupación por una gestión eficaz, por la productividad, y por la obtención de resultados. La busca de una gestión mejor en el gobierno, por importante que sea, tiene que reconocer los límites políticos a los que va subordinada.

El representar a la burocracia simplemente en términos económicos como una forma ineficaz de organización, no tiene en cuenta el papel ético y crucial de la función pública en las sociedades democráticas liberales. Si la burocracia ha de reducirse o abandonarse, y se va a adoptar una modalidad de gestión empresarial, entonces ha de reconocerse que aunque la "eficiencia económica" podría mejorar a corto plazo, entre los costes a largo plazo asociados con esta aparente "mejora" podrían encontrarse la equidad, la probidad, la igualdad compleja, y otros rasgos "cualitativos" cruciales del gobierno democrático liberal. Como aduce Chapman (1991a: 17):

Cuando se centra la atención en la gestión del sector público como algo diferente de la gestión en otros ámbitos, un tipo claramente burocrático de organización, con ordenación de la responsabilidad tanto en la jerarquía como frente a los representantes electos, puede significar que lejos de ser ineficaz, es de hecho el tipo más adecuado de organización. (...) Consiguientemente, el contemplar a la burocracia como un tipo de organización ineficaz puede reflejar una comprensión superficial de la burocracia y, quizá, una perspectiva miope sobre la gestión del sector público. Puede que la burocracia sea más costosa que otros tipos de organización, pero no es sorprendente, visto que la democracia tampoco es necesariamente la forma de gobierno más barata.

No hay peligro de que olvidemos los desastres y riesgos a que son proclives las democracias si de vez en cuando hacemos memoria de las amenazas contra las que nos protegen—entre otras, la que plantea un empresarialismo desbocado.

Observaciones finales

Bien puede ser que haya motivos apremiantes para hacer que ciertas burocracias respondan más al los públicos a los que sirven. También es posible que determinados enfoques "emprendedores" a este proyecto no carezcan de mérito—ciertos servicios de entre los que ahora proporcionan las burocracias estatales podrían quizá estar mejor gestionados por organizaciones cívicas, de  forma que se potenciase, en lugar de ponerse en peligro, el arte liberal de la separación. Sin embargo, estas decisiones deberían tomarse atendiendo caso por caso. El admitir la sagacidad de este paso en un caso no significa que todos los servicios puedan o deban eliminarse de las burocracias públicas para entregarlos a organizaciones cívicas. Alimentar el deseo de que sí debería hacerse esto es perder de vista el crucial papel ético y político de la función pública a la hora de separar la administración pública del absolutismo moral.

La burocracia pública es una institución clave de las sociedades democráticas liberales. Las reformas de esta institución—por ejemplo las reducciones de su tamaño y costes—pueden ser bienvenidas, en tanto no socaben su papel ético y político arriba expuesto.

De modo paralelo, el sostener que hay límites claros para la eficacia de la difusión de normas y técnicas empresariales en el sector público no supone decir que semejantes formas de gobernanza sean uniformemente malas. Quiere decir simplemente que esas normas y técnicas, y las concepciones de la persona a que dan lugar, no deberían imponerse de modo unilateral en otros ámbitos de la existencia.

Sectorializadas de modo adecuado, tanto la forma burocrática de gestión como la empresarial pueden conciliarse, aunque nunca sea de manera definitiva. No será de manera definitiva porque el "arte de la separación" democrático liberal nunca consigue lograr algo parecido a la sectorialización total. Dado que las fronteras son ambiguas, siempre pueden ser trazadas de nuevo aquí o allá, de modo experimental y a menudo equivocado. Es el riesgo inevitable de la democracia liberal. Como ha expuesto Lefort (1988: 19), el surgimiento de los regímenes democráticos liberales significa "la disolución de los marcadores de certidumbres".

Sin embargo, aun en los casos en que las separaciones sí se mantienen, siempre han de estar en tensión, puesto que los hábitos de acción característicos de los diferentes "ámbitos" constitutivos tenderán a entrometerse uno con otro. Es dudoso que lleguen jamás a estabilizarse las líneas fronterizas, y el carácter cambiante de los estados y de los mercados requiere, en cualquier caso, su revisión constante, "de modo que no hay final previsible a la debate y a la lucha por la demarcación  de los límites" (Walzer, 1984: 328-3).







Notas

1. William Waldegrave, el ministro responsable de administraciones públicas, admitió que "le resultaba muy reconfortante el decidido apoyo expresado en el informe al convencimiento por parte del Comité de Cuentas Públicas de que no hay en absoluto ninguna contradicción entre las nuevas estructuras de eficiencia que hemos incorporado y el mantenimiento de los estándares adecuados" (citado en el Guardian del 28 de enero de 1994, p. 1).

2. Es interesante observar que la burocracia siempre se representa como una forma enteramente pasiva. Jamás hay reconocimiento alguno de las capacidades productivas de las organizaciones burocráticas—del hecho de que la "burocracia" construye activamente un entorno predecible, en lugar de simplemente "acomodarse" a algún espacio estable ya existente.

3. A este respecto hay que recordar que en el momento en que surgió—en la época de las guerras religiosas llevadas a cabo en nombre de absolutos morales— la capacidad de la burocracia consistente precisamente en divorciar la administración pública de los entusiasmos morales privados, fue lo que ayudó a establecerla como el instrumento privilegiado de las políticas gubernamentales pragmáticas. La capacidad burocrática para establecer un amortiguador entre los principios personales y las virtudes cívicas es un logro político siempre fácil de subestimar. (Querría agradecer a Ian Hunter el hecho de atraer mi atención sobre este punto y sobre el siguiente).
 
4. Piénsese en los escenarios políticos en los que la conducta pública y los ideales personales no están divorciados—entre ellos la antigua Yugoslavia y el Líbano. Es demasiado fácil, sobre todo para los "radicales" de las ciencias humanas y sociales, olvidar que la capacidad que tiene la burocracia de divorciar la política de los principios absolutos es un logro histórico contingente y frágil, que no deberíamos dar por sentado quienes vivimos en sociedades pacificadas.

5. Hay varios ejemplos famosos de los desastres que pueden acaecer cuando los funcionarios públicos actúan de formas propias de un empresario o de un político. Con respecto a la administración pública británica, puede verse por ejemplo la exposición que hace Richard Chapman del caso de Crichel Down.  (Y para un caso local, hispano-zaragozano, aquí está el "Epílogo al Asunto"— comentario sobre un contencioso administrativo que nos enfrentó, en la Universidad de Zaragoza, a los profesores que sin éxito solicitábamos docencia en un máster oficial gestionado de modo altamente "empresarial",  "competitivo" y "personalista"—un caso que se resolvió, al cabo de cinco años, cuando un juez ordenó aplicar los criterios generalmente vigentes en la función pública, y no los criterios "de calidad competitiva" generados por la propia unidad para uso interno).





Referencias

Burchell, G. "Liberal Government and Techniques of the Self." Economy & Society 22.3 (1993): 266-82.
Chapman, R. A. Ethics in the British Civil Service. London: Routledge, 1988.
_____. "Concepts and Issues in Public Sector Reform: The Experience of the United Kingdom in the 1980s." Public Policy and Administration 6.2 (1991): 1-19.
_____. "The End of the Civil Service?" Teaching Public Administration 12.2 (1991): 1-5.
Du Gay, P. "Colossal Inmodesties and Hopeful Monsters. Pluralism and Organizational Conduct." Organization 1.1 (1994): 125-48.
Freedland, M. "Government by Contract and Public Law." Public Law (Spring 1994): 86-104.
Goldsworthy, D. Setting Up Next Steps: A Short Account of the Origins, Launch and Implementation of the Next Steps Project in the British Civil Service. London: HMSO, 1991.
Gordon, C. "Governmental Rationality: An Introduction." In The Foucault Effect. Ed. G. Burchell, C. Gordon and P. Miller. Hemel Hempstead: Harvester Wheatsheaf, 1991.
Hennis, W. Max Weber: Essays in Reconstruction. London: Allen & Unwin, 1988.
Hunter, I. "Personality as a Vocation: The Political Rationality of the Humanities." Economy & Society 19.4 (1991): 391-430.
Johnson, N. "Management in Government." In Perspectives on Management. Ed. M. J. Earl. Oxford: Oxford UP, 1983.
Jordan, G. "Reinventing Government: But Will It Work?" Public Administration 72 (1994): 1271-9.
Kanter, R. When Giants Learn to Dance. London: Unwin Hyman, 1990.
Keat, R. "Introduction." In Enterprise Culture. Ed. R. Keat and N. Abercrombie. London: Routledge, 1990.
Larmore, C. Patterns of Moral Complexity. Cambridge: Cambrige UP, 1987.
Lefort, C. Democracy and Political Theory. Cambridge: Polity Press, 1988.
Marsden, D., and R. Richardson. "Performing for Pay? The Effects of 'Merit Pay' on Motivation in Public Service." British Journal of Industrial Relations  32.2 (1994): 243-61.
Milward, N., M. Stevens, D. Smart and W. R. Hawes. Workplace Industrial Relations in Transition. Aldeshot: Dartmouth, 1992.
Minson, J. Bureaucratic Culture and the Management of Sexual Harassment. (Institute for Cultural Policy Studies Occasional Paper, 12). Brisbane: Griffith U, 1991.
Minson, J. Questions of Conduct. Basingstokee: Macmillan, 1993.
Osborne, D., and T. Gaebler. Re-Inventing Government. Reading (MA): Addison Wesley, 1992.
Peters, T. Thriving on Chaos. Basingstoke: Macmillan, 1987.
_____. Liberation Management. Basingstoke: Macmillan, 1992.
Peters, T., and R. Waterman. In Search of Excellence. New York: Harper and Row, 1982.
Plant, R. "Enterprise in Its Place: The Moral Limits of Markets." In The Values of the Enterprise Culture: The Moral Debate. Ed. P. Heelas and P. Morris. London: Routledge, 1992.
Public Accounts Committee. The Proper Conduct of Public Business. London: HMSO, 1994.
RIPA [Royal Institute of Public Administration]. Top Jobs in Whitehall: Appointments and Promotions in the Senior Civil Service. London: RIPA, 1987.
Rorty, A. Mind in Action. Boston: Beacon Press, 1988.
Rosaldo, R. Culture and Truth. London: Routledge, 1993.
Walzer, M. Spheres of Justice. Oxford: Blackwell, 1983.
Weber, M. Economy and Society. 3 vols. New York: Bedminster, 1968.



Diseño de Destrezas










candledarknessDomingo 23 de enero de 2011

Que poco se sabe

Siendo que nunca podemos saber cuándo nos falta información esencial para entender una situación—o la estructura de la realidad—hay que reconocer que poco se sabe, que todo conocimiento es provisional y falible, y que nunca sabemos a ciencia cierta que entendemos algo correctamente.

Que cuando se nos abren los ojos o salimos del error se produce un efecto de verdad luminosa por contraste—pero que eso no garantiza la solidez de nuestras suposiciones en aquellos casos en los que no se produce una iluminación retrospectiva.

Mucho de lo que consideramos conocimiento es ignorancia compartida. Y de la mayoría de nuestras ilusiones no nos veremos liberados.

Things that Might Have Been



















Exudación de autorretratos

creepy self portraits






En asuntos como éste, se retrata muy bien quién es cada cual–con un realismo casi insoportable.

Inducción a la aquiescencia por disonancia cognitiva

















Cambalache

Hoy estoy que parezco un discípulo de Discépolo...





Observaremos únicamente que el siglo XXI, en nuestra experiencia, no promete mucho más.


Ça marche (2)






Yira, Yira (2)

Y sigue yirando, desde 1930:





Le reste du temps




Word Square


D  E  S  C  E  N  D  A  N  T

E  C  H  E  N  E  I  D  A  E

S  H  O  R  T  C  O  A  T  S

C  E  R  B  E  R  U  L  U  S

E  N  T  E  R  O  M  E  R  E

N  E  C  R  O  L  A  T  E  R

D  I  O  U  M  A  B  A  N  A

A  D  A  L  E  T  A  B  A  T

N  A  T  U  R  E  N  A  M  E

T  E  S  S  E  R  A  T  E  D



De pequeño ya me llamó la atención el famoso cuadrado Sator Arepo, y también el "Silo Princeps Fecit". Aquí hay una variante:

siloprincepsfecits
iloprincepsfecitsi
loprincepsfecitsil
oprincepsfecitsilo
princepsfecitsilop
rincepsfecitsilopr
incepsfecitsilopri
ncepsfecitsiloprin
cepsfecitsiloprinc
epsfecitsiloprince
psfecitsiloprincep
sfecitsiloprinceps
fecitsiloprincepsf
ecitsiloprincepsfe
citsiloprincepsfec
itsiloprincepsfeci
tsiloprincepsfecit
siloprincepsfecit.


Ver también en la Wikipedia la categoría de Constrained Writing.


Cinco años de pentominós



Sábado 22 de enero de 2011

De dioses y hombres

Pues no me ha gustado tanto como esperaba la película de Xavier Beauvois, "Des hommes et des dieux."  Síntesis para quien no sepa de qué va: Unos benedictinos franceses viven en un pequeño monasterio de un pueblo de Argelia, a mediados de los años 90—tienen excelentes relaciones con la gente del pueblo. Pero empieza a haber asesinatos fundamentalistas que horrorizan al gobierno, a la población y (claro) a los propios monjes. Tienen miedo y dudas de si correr el riesgo de seguir, o si marcharse por no arriesgarse al "martirio". Deciden quedarse, no por voluntad de mártires sino por seguir su trabajo y su vocación, sobreponiéndose al temor. Al final, son asesinados (todos menos dos que se esconden a tiempo). Unos títulos de crédito finales nos informan sobre la realidad de la película y el destino de los personajes.

La película tiene la Palma de Oro de Cannes de 2010, o sea que muy mala no va a ser, partamos de eso. Pero es excesivamente lenta, minimalista, basando gran parte del argumento en los rituales estáticos de los monjes, que a ellos (y al espectador por identificación) le comunican serenidad, estabilidad, buena voluntad y paz de espíritu. Está muy bien logrado el retrato de la comunidad, sus relaciones con los vecinos, la confusión que rodeó a las matanzas de Argelia—no quedaron bien explicadas entonces, no las interpreta más la película, no se entienden aún hoy, y seguramente no hay quien las entienda. El conflicto humano consiste en el compromiso que retoman los monjes con su fe y con su elección de vida, cada cual con sus matices—hay quien ha perdido la fe, hay quien no tiene otra vida a la que volver... en realidad ése es el caso de todos. Al principio, el abad, Christian (nombre casi propio de Pilgrim's Progress), un punto iluminado, impone a los demás la decisión de quedarse y de no pedir protección policial. Se lo reprochan—y llegan a entederse, y los que tenían dudas eligen quedarse. Los conflictos en la comunidad son tan minimalistas como los cantos religiosos de la banda sonora y como la vida austera de rezos y trabajos que llevan. En la fila de atrás comentaba un espectador despistado a su vecino "Pues de tías no es la película precisamente"....  En muchos aspectos, en el retrato de una comunidad religiosa bajo el terror, en las actitudes ante la muerte y de renovación de compromiso con la vocación, parece la película una adaptación o remake de Diálogos de las carmelitas de Georges Bernanos.
de dioses y hombres
Bien, pues hasta aquí, cine de cineclub, acción lenta y repetitiva, visión religiosa y modestamente abnegada ante el mundo y ante los dilemas de la vida y la muerte, le dan el premio, todo bien. No es el cine que más me va, pero pase.

Lo que no me ha gustado es algunos gestos estilísticos que llevan al director a ser más papista que el papa, o sea, más buenista que los monjes mismos, en su representación de los terroristas y de la actitud de los monjes hacia ellos. Los monjes son buenistas, a la vez que resignados y críticos con la violencia ambiental que enfrenta a los terroristas con la sociedad. Bueno, críticos podrían ser más—pero un monje no está sobre todo para ser crítico, sino supongo que para aceptar lo que ellos interpretan como la voluntad de Dios. Dicho sea de paso que interpretar la vida como resultado de la Voluntad de Dios es la mejor receta para una empanada mental que te impida entender nada en el mundo, y lleva inevitablemente a la renuncia de todo lo terreno porque acaba siendo un valle de lágrimas—los monjes viven orientados al más allá imaginario, viviendo por anticipado la redención y la salvación y compensando con eso la frustración de sus vidas reales, a las que por así decirlo han renunciado por anticipado.  Una receta vital lamentablemente errónea, esta de vivir en el otro mundo (para mí, no para la película), y remito a la crítica que hace Nietzsche de estos mundos transcendentales. Claro que los monjes también han de seguir viviendo en este mundo, y sus acciones han de seguir teniendo sentido humano a pesar de estar con un pie fuera de la realidad. Este mundo nuestro está hecho, en gran medida, de personas que actúan según normas de mundos imaginarios en él incluidos—los fundamentalistas también, por ejemplo—y en este sentido los monjes son muy preferibles. En sus propios términos, ni siquiera son mártires vocacionales, aunque tenga gran dignidad y aún mayor mérito su elección de seguir allí. En este sentido no critico a los monjes ni a sus opciones (una vez aceptado que son monjes). Pero sí a algunas cosas que hace el director con ellos. Acepto también como maniobra retórica cristiana el paralelismo que hace entre la pequeña comunidad y Cristo con sus apóstoles—ver ilustración—aunque Christian es, claro, un Cristo muy humano, limitado y falible. Medita sobre su influencia en las vidas y destinos de sus compañeros, pero elige el camino de la coherencia y del riesgo, antes que la retirada o que doblegarse ante el terrorismo, y acepta su destino aunque no lo hubiera deseado. Ahí poco que criticar, aunque dan pena estas gentes, cuya identidad depende tanto de su grupo, no tiene en realidad ningún otro asidero, que unos por otros acaban tomando una decisión que les resultará fatal, no buscada pero no prudentemente evitada tampoco.

Pero el director va más allá, y presenta a los monjes como casi equidistantes entre los terroristas y el Estado argelino, o igualmente ajenos a ambos. La policía es desagradable, se sugiere que es opresiva y brutal—aunque de modo poco coherente, porque aquí no se les muestra en realidad oprimiendo a la población. Matan a un líder terrorista, y les parece mal que Christian rece por él. Tienen pocas contemplaciones con la gente—pero se nos dice que la gente es a los terroristas a quienes odian, porque los masacran indiscriminadamente. No parece apropiada una equidistancia, ni los gestos del director de contemporizar con esas bestias con dos patas que van degollando extranjeros o nacionales, mujeres u hombres, musulmanes o cristianos. Son los bandoleros de siempre, matones subidos de testosterona y bajos de empatía, que aquí cuentan además con ciertas esperanzas de apoderarse del poder y poner a todo el país a bailar a su son. Quienes los condenan sin paliativos son los más lúcidos o elocuentes miembros de la comunidad musulmana. Pero la película contemporiza con ellos: pasa de mostrarlos bajo esta luz—canalla sanguinaria— a presentarlos como unos guerrilleros en lucha contra un régimen opresivo—para al final, identificarlos casi con los monjes en un destino común. La película termina con una fila abyecta (nunca personas han andado así en fila) de monjes y terroristas perdiéndose en la niebla—compartiendo una humanidad por así decirlo, y la voz en off los perdona en boca de Christian, cosa que, puestos a perdonar, se le perdona a un monje, pero no a un director de cine. El director no es monje que yo sepa, pero es un buenista occidental, de eso no me cabe la menor duda, y está más que dispuesto a hacer gestos de cristianismo excesivo para decirnos que estas bestias pardas del kalashnikov son sólo pobres pecadores que merecen el perdón tan pronto como cualquiera, o antes. La procesión que se pierde en la niebla parece que vayan rezando juntos y en paz, pero unos son los que van a cortar la cabeza del que va con ellos, y otros a que se la corten mansamente. El tono es, trágicos pelillos a la mar, aquí estamos todos en la Tierra cada cual con sus penalidades y pasando nuestro calvario, pero en el Cielo todos nos reconciliaremos. Es ofensivo y grotesco que una película sobre este tema adopte este tipo de buenismo aguachinado—al menos es propio de una marca de cristianismo que no comparto yo en absoluto.

En otros aspectos de la película se ve esta inexplicable contemporización del director con la peor canalla, por prurito de cristiandad—esforzándose por hacernos entender su humanidad y sus posibilidades (hipotéticas) de redención. Cuando vemos al terrorista muerto, una especie de mezcla entre Barrabás, Jesucristo y el Che. O, también, es un detalle pero afea a la película como un grano, cuando uno de los terroristas heridos se nos presenta en escorzo calcando la postura y perspectiva exactas del escorzo de Cristo muerto pintado por Mantegna. Pues no, señores, de Jesucristo nada tiene ese mozarrón paleto asesino, y la cámara que nos lo intente mostrar bajo esa luz está bastante desenfocada, y los que la premian también. Este tipo de prédicas yo, al menos, las dejo para la Iglesia vasca.

En fin, que el éxito inesperado de la película es, además, poco justificable. Y, por otra parte, debería traducirse el título como Hombres y diosesno De dioses y hombres. Los dioses por cierto se echan poco de ver, a no ser en las fantasías de los hombres; aquí todos son humanos, demasiado humanos, aunque piensen otra cosa. Ya se sabe que los humanos habitamos en un mundo virtual—estos terroristas y estos monjes, aún más que los demás, y es humano hacerlo—pero sólo en eso se parecen unos a otros, y no hay que ponerlos en el mismo saco ni en la misma fila india.

Des hommes et des dieux. Dir. Xavier Beauvois. Written by Xavier Beauvois and Etienne Comar. Cast: Lambert Wilson, Michael Lonsdale, Olivier Rabourdin, Philippe Laudenbach, Jacques Herlin, Loïc Pichon, Xavier Maly, Jean-Marie Frin, Abdelhafid Metalsi, Sabrina Ouazani, Abdellah Moundy, Olivier Perrier, Farid Larbi, Adel Bencherif, Benhaïssa Ahouari. Photog.France: Why Not Productions / Armada Films / France 3 Cinéma, 2010.

Sophie Scholl  
 




Viernes 21 de enero de 2011

Origen y estructuración emergente de la interioridad

Distintas teorías sobre el origen de la interioridad se pueden encontrar, pero según las mejores autoridades donde hay que buscar el origen de la interioridad es en la exterioridad—en las relaciones sociales. La interioridad sería, pues, una exterioridad internalizada, una especie de socialidad virtual que, desplazada y convertida en una representación, divide al sujeto por dentro en varios papeles que vienen a representar dentro una especie de psicodrama simbólico de lo que sucede fuera—de las relaciones sociales que han constituido al sujeto como tal en primer lugar.

Esta noción se puede encontrar en la teoría freudiana de la constitución del sujeto: es a través del establecimiento de relaciones y de la ubicación en la pequeña comunidad de la familia como el sujeto va generándose, estructurándose, y desarrolla un ego que es una especie de representación o relación a sí—un sistema de relaciones agónicas del sujeto consigo mismo y con otras partes del conjunto psíquico que lo constituye, partes que también son resultado de una interiorización de fuerzas de relación entre el sujeto y lo que le rodea—el superyó por un lado, el inconsciente o el ello por otra, etc., en las diversas formulaciones de la teoría freudiana. A la teoría de Freud se le achaca que se centra demasiado en la infancia y en las estructuras más básicas de constitución del sujeto, y es cierto que el pequeño teatro del drama familiar se vuelve asfixiante si queremos reducir a él los matices y la complejidad de la constitución interna del yo. Necesitamos tener en cuenta relaciones sociales mucho más complejas.

Otra teoría clásica de la génesis de la interioridad, muy influyente sobre el pensamiento postestructuralista del siglo XX, es la de Nietzsche, tal como la expone en La Genealogía de la Moral. Este es una pasaje clásico, en el que expone cómo la conciencia compleja de sí se genera a través de la mala conciencia y de la frustración—que a su vez resulta de un proceso de internalización de relaciones sociales de conflicto, dominio, leyes y poder—y una psicomaquia que enfrenta al sujeto autorrepresentado a las figuras de autoridad simbólica, jefes o dioses, interiorizadas por la imposición de la norma social:

16. Al llegar aquí no puedo dejar de formular provisionalmente mi hipótesis respecto al concepto de "mala conciencia". No es fácil conseguir que se escuche esta hipótesis, que aspira a ser meditada largo tiempo, custodiada y rumiada. (Yo recuerdo cómo leí este pasaje a los dieciséis años y desde luego me ha vuelto a menudo a la cabeza y lo he rumiado con frecuencia—y a los cincuenta vuelvo sobre él, para relacionarlo con otras teorías de la subjetividad. Ya me vale, como rumiar). Creo que la mala conciencia es la profunda dolencia a la que habría de sucumbir el hombre bajo el peso de la más radical modificación de todas las experimentadas, la cual no es otra que la que se produjo cuando se vio definitivamente encerrado en el sortilegio de la sociedad y de la paz. Lo mismo que hubo de pasarles a los animales marinos cuando se vieron ante la alternativa de o transformarse en animales terretres o perecer, les ocurrió a estos medio animales adaptados felizmente a la selva, a la guerra, a andar errantes y a la aventura. De golpe, todos sus instintos quedaron degradados e "inutilizados". A partir de ahoradebían andar de pie y "cargar consigo mismos", cuando hasta ese momento les había sostenido el agua. Una terrible pesadez les aplastaba. Se veían incapaces de realizar las más sencillas funciones; para este mundo nuevo y desconocido, no disponían ya de esos viejos guías suyos que eran los instintos reguladores e inconscientemente infalibles. Estos desdichados se veían reducidos a pensar, razonar, calcular, combinar causas y efectos: se verían reducidos a su "conciencia", su órgano más pobre y más expuesto a errar. Creo que nunca se ha dado en la tierra una sensación tal de miseria ni un malestar tan pesado. Por otra parte, los viejos instintos no habían dejado, de golpe, de reclamar sus exigencias; sólo que era difícil, y pocas veces posible, satisfacerlas. Para lo principal, hubo que buscar formas nuevas y subterráneas, por así decirlo, de apaciguarlos. Todos los instintos que no se descargan hacia fuera se vuelven hacia el interior. A esto le llamo la interorización del hombre. Sólo con esto se desarrolla en él lo que más tarde se denominará "alma". Todo el mundo interior, originariamente enjuto, como encerrado entre dos pieles, se fue separando y creciendo, fue logrando profundidad, anchura y altura, en la medida en que se fue inhibiendo la descarga del hokmbre hacia fuera. Los baluartes con los que se protegía la organización social de los viejos instintos de libertad—los castigos, principalmente, entran dentro de tales baluartes—lograron que todos los instintos del hombre salvaje, libre y vagabundo retrocedieran y se volvieran contra el propio hombre.  El origen de la "mala conciencia" no es otro que la vuelta contra su poseedor de los instintos de hostilidad y de crueldad, del placer de perseguir, agredir, trastocar y destruir. A falta de enemigos y de resistencias externas, encerrado en la estrechez opresora y en la regularidad de las costumbres, el hombre se desgarraba a sí mismo, se persuguía, se mordía, se intranquilizaba y se hacía daño con impaciencia. El inventor de la "mala conciencia" fue ese animal al que se trataba de "domesticar" y que se golpeaba enfurecido contra los barrotes de su jaula, este ser al que le faltaba algo, devorado por la nostalgia del desierto, que hubo de crearse a partir de sí mismo una aventura, una cámara de torturas, una comarca insegura y peligrosa, este loco, este encarcelado lleno de añoranza y de desesperación. Pero con la "mala conciencia" se había introducido la mayor y más siniestra enfermedad, una dolencia de la que hasta ahora no se ha curado la humanidad: el hombre enfermado por el hombre, por sí mismo. Y ello como resultado de su separación violenta de su pasado de animal, de un salto y una caída, por así decirlo, en nuevas situaciones y en nuevas condiciones de existencia; como resultado de una declaración de guerra contra los viejos instintos en los que hasta ese momento descansaban su fuerza, su placer y su fecundidad. Añadamos inmediatamente, por otra parte, que, al volverse un alma animal contra sí misma y tomar partido contra sí misma, y tomar partido contra sí misma, había surgido en la tierra como algo tan nuevo, profundo, inaudito, enigmático, contradictorio y lleno de futuro, que el aspecto de la tierra cambió radicalmente. De hecho se necesitaron espectadores divinos para que valoraran en sus justos límites el espectáculo que entonces empezó y cuyo final resulta todavía totalmente imprevisible. Era un espectáculo demasiado admirable y demasiado paradójico como para que pudiera representarse en un ridículo astro cualquiera, siendo absurdo que no lo presenciara nadie. Desde entonces el hombre es una de las más inesperadas y apasionantes jugadas de suerte que juega el "gran niño" de Heráclito, llámesele Zeus o Azar. Desde entonces suscita un interés, una tensión, una esperanza y casi una certeza, como si con él se anunciara o se preparara algo, como si el hombre no fuera una meta, sino sólo un camino, un incidente, un puente, una gran promesa...

(En este párrafo final se verá naturalmente, en Nietzsche, como un anuncio del Superhombre, sea eso lo que sea. Me interesa más mostrarlo como evidencia de la consciencia de Nietzsche de que el hombre es un ser en evolución—evolución que lo constituye primero, y evolución cultural y conceptual después que lo convierte en un ser maleable, flexible, en proceso, un ser cuya organización social y psíquica no es estable sino fundamentalmente, inherentemente, emergente. E inestable, claro. Por otra parte, se aprecia claramente una continuidad entre este razonamiento de Nietzsche, profundamente evolucionista para la época en que se formuló, y las perspectivas actuales de la sociobiología—quizá más reconocibles aquí en su vertiente un tanto extremista que ve en el hombre al mono desnudo, un primate con jet lag cuya evolución acelerada le ha dejado un tanto desorientado, acarreando a cuestas muchos instintos aptos para la vida del Paleolítico pero que están fuera de lugar en el ambiente urbano civilizado, o en las formas sociales complejas sin más. O, más bien: que estarían fuera de lugar si no fuese porque esas formas sociales no son todo lo civilizadas que parecen a primera vista, sino que de hecho son, de principio a fin, obra del mono loco que juega a ser civilizado, y que está en ellas en su salsa (de ahí la diferencia crucial entre la gramática y la gramática parda. Ver para más debate sobre esta cuestión del Cromañón que llevamos a cuestas el artículo Ficción narrativa y evolución).

17. Como condición de esta hipótesis sobre el origen de la mala conciencia se incluye, ante todo, la afirmación de que esa modificación no fue sensible ni voluntaria, y que no se dio como una adaptación orgánica a nuevas condiciones, sino como una ruptura, un salto, una coacción, una fatalidad inevitable, contra la cual no se luchó y ni siquiera suscitó resentimiento. Pero, en segundo lugar, el hecho de que la inserción de un pueblo, no sometido hasta ese momento a formas ni a inhibiciones sociales, en un contexto riguroso no sólo se inició con un acto de violencia, sino que fue un proceso que sólo se consumó mediante otros actos de violencia.  En consecuencia, la forma más antigua de "Estado" surgió como una tiranía terrible, como una máquina implacable y trituradora, que siguió actuando así hasta que la materia bruta del pueblo sumido en la animalidad no sólo acabó siendo maleable y quedar bien amasada, sino que adquirió también una forma. Ya se entiende a qué me refiero cuando uso la palabra "Estado": a una horda cualquiera integrada por rubios animales de presa, a una raza de conquistadores y de señores que estaba organizada para la guerra y que tenía la capacidad de organizar, y que pone sin ningún escrúpulo sus terribles zarpas sobre un pueblo tremendamente superior en número, pero sin forma y vagabundo aún. Así es como empieza, efectivamente, el "Estado" en la tierra. De este modo creo que queda rechazada la tesis fantástica que veía sus orígenes en un "contrato". ¿Qué tiene que ver con contratos quien tiene capacidad de mando, quien es "señor" por naturaleza, quien se muestra despótico en actos y en gestos? Con seres así no se cuenta; llegan, como el destino, sin motivo ni razón ni contemplaciones ni excusas; existen como el rayo; son excesivamente terribles, repentinos, convincentes y "distintos" para que ni siquiera se les odie. Su acción consiste en crear e imprimir formas de una manera instintiva; no hay artistas más involuntarios e inconscientes que ellos. Donde aparecen, surge al poco tiempo algo nuevo, una concreción de dominio dotada de vida, en la que han quedado delimitadas y conectadas partes y funciones, en la que no tiene sitio nada a lo que no se haya conferido previamente un "significado" en relación al conjunto. Estos organizadores natos desconocen la culpa, la responsabilidad y la consideración; en ellos domina el egoísmo espantoso del artista que mira las cosas con broncíneos ojos y que se siente justificado, previamente y para toda la eternidad, por su "obra", al igual que le sucede a la madre con respecto a su hijo. Ya puede suponerse que la "mala conciencia" no nace en ellos, no existiría si, con sus martillazos y su violencia de artistas, no hubiera quedado fuera del mundo—o por lo menos fuera de la vista—una ingente cantidad de libertad que , por así decirlo, quedó en estado latente. Ya he explicado que ese instinto de libertad que se volvió latente a la fuerza y que fue repreimido, apartado y aprisionado en el interior, acabó descargándose y desahogándose sólo contra sí mismo. En sus comienzos, sólo eso es la mala conciencia.

(Lo de las "bestias rubias" como artistas "a martillazos", prefiero pensar que lo dice Nietzsche
cum grano salis. En todo caso, son artistas inconscientes, y la consciencia interior que surge por la represión violenta que imponen no es buscada ni calculada por ellos. El amo no pretende crear nada ni se hace esas reflexiones—las reflexiones son más bien para el esclavo.

Estos capítulos de Nietzsche son un puente muy conveniente entre el protoevolucionismo, o evolucionismo cultural, de Giambattista Vico, y las perspectivas actuales sobre el origen de las estructuras sociales.  También tienen estas reflexiones un aire de familia más que notable con otros capítulos famosos de la historia de la filosofía—los de la Fenomenología del Espíritu de Hegel que narra otra versión de la épica de la interioridad. Una versión que, en sus reflexiones sobre la dialéctica del Amo y del Esclavo, está muy próxima en este caso a Nietzsche. Observemos que Nietzsche cita muy raramente a Hegel—bueno, tan raramente que no recuerdo yo ninguna cita, aunque sin duda las habrá; quizá sea un caso de Angustia de la Influencia, de los que decía Bloom en The Anxiety of Influence; quizá similar a la modalidad de represión que comentaba tan deliciosamente Pierre Bayard en lo referente a la relación tortuosa de Freud con el propio Nietzsche—en El plagio por anticipación.

Sobre Vico, Hegel, y otros protoevolucionistas, que muestran cómo lo complejo deriva a partir de lo simple, puede leerse El orden natural y la complejidad: Paley, Vico, Lamarck y el Génesis. Esta noción básica—lo complejo evoluciona a partir de lo simple— un modo de pensamiento evolucionista que no tiene que esperar a Darwin, ni siquiera a Vico, es la que permite concebir una derivación de la complejidad de la vida social y de las formas psíquicas actuales a partir de estructuras sociales y psíquicas más sencillas. Si nos atenemos a nuestro principio básico basado en la
interiorización de lo externo, este proceso funciona por retroalimentación. Una vez las relaciones sociales simples "externas" o interpersonales se han interiorizado en la autorrepresentación del sujeto, ese sujeto transformado, con consciencia psíquica expandida—ese esclavo resentido de Hegel o Nietzsche—transforma también las relaciones sociales en las que interviene, y esto da lugar a relaciones más complejas, que a su vez se interiorizan).chrome stare

Bien, el tema del del origen, desarrollo y emergencia de la interioridad puede llevar en muchas direcciones. Pero por señalar sólo un par más, me referiré a dos. Una es la teoría del sujeto de Goffman, o quizá la que yo extraigo de Goffman, y que desarrollaba en este artículo: "Interacción internalizada: el desarrollo especular del lenguaje y del orden simbólico". Aquí parto de la idea básica goffmaniana de que el sujeto tiene una estructura relacional, o sea, que está estructurado por dentro como por fuera, por así decirlo—por interiorización de las relaciones sociales en las que interviene. Y relaciono esta constitución del sujeto (humano, se entiende) con el origen interactivo del lenguaje, que posibilita y retroalimenta esta estructura interaccional del sujeto. Es una reflexión que lleva a cuestiones neurológicas a través fundamentalmente de las ideas sobre el origen del lenguaje de Michael Arbib. En cuanto a la noción de Goffman del teatro interno del yo como resultado o reflexión de la organización teatral del mundo social, también ayudará otra obra de Goffman a percibir ciertos aspectos de cómo llega a constituirse este sujeto, por la interacción grupal en la que participa. Es La presentación del yo en la vida cotidiana— y aquí hay unos comentarios iniciales sobre este libro y sobre la teatralidad social interiorizada por el yo:

a) "El mundo social como presentación y re-presentación."

b) "Actuaciones"

c) "Equipos y sujetos (… al equipo)"


Bien, ésta es una dirección de las que quería hilar con las reflexiones de Nietzsche et al. La otra se encuentra en un autor de la escuela postestructuralista foucaultiana, Nikolas Rose—que presenta lo que es a grandes líneas una teoría foucaultiana del sujeto (que por tanto es de por sí una teoría algo nietzscheana del sujeto), en su artículo "Identity, Genealogy, History" (en Questions of Cultural Identity, ed. Stuart Hall y Paul Du Gay, Sage, 1996). Ayer comentaba algunas de sus observaciones sobre las tecnologías de generación del yo.  Al proceso de interiorización de la exterioridad que venimos señalando lo denomina Rose con el bonito nombre de pliegues en el alma— "folds in the soul", una noción que adapta de Deleuze. El exterior social se "pliega" dando lugar a la interioridad subjetiva. Traduzcamos un trocito, en el que Rose expone muy foucaultianamente su noción de la genealogía del sujeto (pensemos en una genealogía del sujeto moral y veremos lo cerca que estamos de Nietzsche, también. La ventaja es que no tenemos aquí sólo amos y esclavos, sino un mundo más complejo de identidades sociales más diversas y variadas, un mundo complejo que pasa a estructurar, desde dentro, la identidad personal del sujeto que debe habitarlo.

Una genalogía tal, propongo, requiere sólo una concepción mínima, débil o delgada, del material humano sobre el que escibe la historia (Patton, 1994). No nos ocuparemos aquí de la construcción social o histórica de "la persona"o de narrar cómo nace la moderna "identidad personal". Nos ocuparemos de las diversas estrategias y tácticas de sujetificación que han tenido lugar y se han desplegado como prácticas diversas en diferentes momentos, y en relación a diferentes clasificaciones y diferenciaciones de personas. El ser humano, aquí, no es una entidad con una historia, sino el objetivo de una multiplicidad de clases de trabajo, más bien algo así como una latitud o una longitud en la que se interseccionan vectores diferentes de velocidades diferentes. La "interioridad" que tantos se sienten impelidos a diagnosticar no es la interioridad de un sistema psicológico, sino una superficie discontinua, una especie de plegamiento hacia adentro de la exterioridad.

Extraigo esta noción de plegamiento de modo general de la obra de Gilles Deleuze [Foucault, Pourparlers, The Fold....] El concepto de pliegue o plisado sugiere una manera en la que podríamos concebir al ser humano sin postular ninguna interioridad esencial, y por tanto sin sujetarnos a ninguna versión particular de la ley de esa interioridad cuya historia buscamos incomodar y diagnosticar. El pliegue indica una relación sin un interior esencial, tal que lo que está "dentro" es meramente la involución de una exterioridad. Esghtamos familiarizados con la idea de que aspectos del cuerpo que normalmente concebimos como parte de su interioridad—el tubo digestivo, los pulmones—no son sino la invaginación de un exterior. Esto no les impide que sean valorizados en términos de una imagen corporal aparentemente inmutable que se toma como norma para nuestra percepción de los contornos y límites de nuestra corporeidad. Quiza, pues, podamos concebir la presa que sobre los seres humanos hacen los modos de subjetificación, en términos de un plegamiento interior similar. Los pliegues incorporan sin totalizar, internalizan sin unificar, reúnen conjuntamente de modo discontinuo, en forma de plisados que hacen superficies, espacios, flujos y relaciones.

En el seno de una genealogía de la sujetificación, lo que se plegaría hacia dentro sería cualquier cosa que pueda adquirir autoridad: instrucciones, consejos, técnicas, pequeños hábitos del pensamiento y de la emoción, toda una serie de rutinas y normas para ser humano—los instrumentos mediante los cuales el ser se constituye a sí mismo en diferentes prácticas y relaciones. Estos pliegues internos están parcialmente estabilizados en la media en que los seres humanos han venido a concebirse a sí mismos como sujetos de una biografía, a utilizar ciertas "artes de la memoria" para volver estable esa biografía, a emplear ciertos vocabularios y explicaciones que les hagan esto inteligible a ellos mismos. Sin embargo, esto revela los límites de la metáfora del pliegue. Porque las líneas de estos pliegues no corren por un dominio que coincida con las mismas fronteras que los límites físicos del individuo humano. El ser humano es situado, realizado o actuado, mediante un sistema complejo de dispositivos, miradas, técnicas que se extienden más all´de los límites de la carne, a los espacios y reuniones de individuos. El recuerdo de la biografía de uno mismo no es una simple capacidad psicológica, sinosino que está organizado por medio de rituales de narración de historias, está sustentado por artefactos como los álbumes de fotografías, y demás. Los regímenes de la burocracia no son meramente procedimientos éticos plegados al interior del alma, sino que ocupan una red de oficinas, archivos, máquinas de escribir, hábitos de control del tiempo, repertorios conversacionales, técnicas de notación. Los regímenes de la pasión no son meramente pliegues afectivos en el alma, sino que se realizan en ciertos espacios recogidos o valorizados, mediante un equipamiento sensualizado de camas, sábanas y sedas, rituales de vestirse y desvestirse, instrumental estetizado que proporcina música y luz, regímenes de división del tiempo, y demas [O. Ranum, "Los refugios de la intimidad", en Chartier, Historia de la vida privada].

Podríamos de este modo contreponer una espacialización del ser a la narrativización del ser emprendida por los sociólogos y los filósofos de la modernidad y de la postmodernidad. Es decir, necesitamos volver inteligible al ser, en términos de la localización de comportamientos, hábitos o técnicas rituales o repetitivos, en el seno de ámbitos específicos de la acción y de los valores: las bibliotecas y los estudios; los dormitorios y casas de baños; los tribunales de justicia y las aulas, los consultorios y las galerías de los museos; los mercados y grandes almacenes. Los cinco volúmenes de Historia de la vida privada compilados bajo la dirección de Philippe Ariès y Georges Duby proporcionan una abundancia de ejemplos de la manera en que las capacidades humanas novedosas, tales como los diversos estilos de escritura o de sexualidad, dependen de, y dan lugar a, formas particulares de organización espacial del hábitat humano (Veyne, 1987; Duby, 1988; Chartier, 1989; Perrot, 1990; Prost y Vincent 1991 [—a estas les sumaría yo, y de modo muy destacable, la teoría dramatúrgica de los espacios humanos formulada por Goffman: ver Redes, regiones y públicos]. Sin embargo no hay nada privilegiado, en lo que se ha venido a llamar "vida privada", para el emplazamiento de regímenes de sujetificación—es en la fábrica al igual que en la cocina, en el ejército tanto como en el estudio, en la oficina tanto como en el dormitorio, donde se requiere al sujeto moderno que identifique su subjetividad. A la aparente linealidad, unidireccionalidad e irreversibilidad del tiempo [N.B: sólo aparente— ver p. ej. Tecnologías de manipulación del tiempo], podemos contraponer la multiplicidad de lugares, planos y prácticas. Y en cada uno de estos espacios, se activan repertorios de conducta que no quedan limitados por la envoltura formada por la piel humana, y que no se llevan de modo estable en el interior de un individuo: son más bien redes de tensión a través de un espacio, que proporcionan a los seres humanos capacidades y poderesen la medida en que las captan mediante ensamblajes híbridos de conocimientos, instrumentos, vocabularios, sistemas de juicios, y artefactos técnicos.

En esta medida, una genealogía de la sujetificación necesita concebir al ser humano como una especie de artefacto maquinado, un híbrido de carne, conocimiento, pasión y técnica [Donna Haraway, Simians, Cyborgs, and Women: The Reinvention of Nature]. Una de las características de nuestro actual régimen del yo es una manera de reflexionar sobre y de actuar sobre todos estos diversos ámbitos, prácticas y ensamblajes, en términos de una "personalidad" unificada que hubiera de revelarse, descubrirse, o sobre la que hubiera que actuar en cada uno: un artefacto maquinado del ser que hoy form el horizonte de lo pensable. Pero es necesario reconocer a este artefacto maquinado como régimen específico de la subjetificación que tiene un origen reciente—y la finalidad de una genealogía de la sujetificación es alterarlo lo suficiente como para revelar la fragilidad de las líneas que lo han construido y que lo mantienen en su sitio.  (143-44)

La fragilidad—o la fuerza, añadiría yo. Porque no todas las líneas y pliegues son igual de profundos, ni todas las instituciones igual de estables. Una consciencia de esta génesis diferencial, o un estudio geológico de la antigüedad y profundidad de los plegamientos que constituyen al sujeto humano—qué estratos de estos pliegues se originan después de cuáles otros, y reposan sobre ellos— sería también una de las finalidades de una genealogía, una arqueología, y una geología, del sujeto humano. Una que no presente todos los pliegues del alma como un plisado uniforme y superficial, sino como un complejo sistema de pliegues dentro de pliegues.


erectus

Retrospective Prospections (Archaeologies of the Self)







Jueves 20 de enero de 2011

Tecnologías informáticas del yo

Leyendo un artículo de Nikolas Rose, "Identity, Genealogy, History", se ve lo interesante que sería pensar los procesos de autorrepresentación (y de mutua representación) en las redes sociales, blogs e Internet, como una de esas "tecnologías del yo" que generan y acotan al sujeto desde el punto de vista foucaultiano, en el análisis que desarrolla Rose. Traduzco aquí un fragmento al respecto:

Estas direcciones de investigación vienen inspiradas, en gran medida, por los escritos de Michel Foucault. Más en concreto surgen, naturalmente, de las sugerencias de Foucault sobre una genealogía de las artes del gobierno—entendiendo por gobierno, en el sentido más general, todo lo que incluye los programas o estrategias más o menos racionalizados relativos al "control de la conducta"—y también en su concepto de la gobernación—que se refiere a la emergencia de racionalidades políticas, o mentalidades de gobierno, donde el gobierno es una cuestión del manejo calculado de los asuntos de cda cual y de todos para conseguir ciertos objetivos deseados. (...). El gobierno no se refiere aquí a una teoría, sino más bien a cierta perspectiva desde la cual se podrían hacer inteligibles la diversidad de intentos por parte de autoridades de diversos tipos, intentos de intervenir en las acciones de los otros con vistas a objetivos de prosperidad nacional, armonía, virtud, productividad, orden social, disciplina, emancipación, autorrealización, etc. Y esta perspectiva es significativa también porque dirige nuestra atención hacia las maneras en que las estrategias de conducción de la conducta operan, con harta frecuencia, tratando de dar forma a lo que Foucault también llamó "tecnologías del yo"—"mecanismos para el gobierno de sí", es decir, a las maneras en que los individuos tienen experiencias de sí mismos, se entienden a sí mismos, se juzgan o se conducen [Foucault, Histoire de la séxualité—le souci de soi; "Technologies of the Self"... etc]. Las tecnologías del yo adoptan la forma de la elaboración de ciertas técnicas para la conducción de las relaciones de uno consigo mismo, por ejemplo requiriendo a uno que se relacione consigo mismo epistemológicamente (conócete a tí mismo), despóticamente (domínate a tí mismo), o de otras maneras (cuida de tí mismo). Se encarnan en prácticas técnicas concretas (la confesión, la escritura de diarios, las discusiones en grupo, el programa de doce pasos de Alcohólicos Anónimos). Y siempre se practican bajo la autoridad efectiva o imaginada de algún sistema de verdad y de algún individuo que ejerce la autoridad, sean de carácter teológico y sacerdotal, psicológico y terapéutico, o disciplinario y tutelar. (Rose, en Questions of Cultural Identity, ed. Stuart Hall y Paul du Gay, 135).
spektor 1
En el caso de Facebook, los blogs, etc., los aspectos tecnológicos tienen un lado evidente, pero la autoridad en referencia a la cual se definen no son tanto los propietarios de las redes (Zuckerberg etc.) o los gurús de Internet, cuanto la comunidad virtual generada en el seno de la comunidad global.  Para el caso concreto de la autorrepresentación del yo en los diarios en Internet era muy interesante el libro de Viviane Serfaty The Mirror and the Veil. Una reseña de éste publiqué en tiempos en Atlantis.

Luego volví sobre el tema en parte en "Los blogs y la narratividad de la experiencia" o en "Narratividad del fotoblog"—observando mi propia práctica sobre todo, supongo. Esta reflexión sobre la narratividad de las nuevas tecnologías viene también enmarcada en una consciencia más generalizada sobre la narratividad del yo y de la experiencia personal—la "vida como historia" representada, concebida y comprendida a través de esquemas narrativos, convenciones genéricas y técnicas de autorrepresentación. Sobre este concepto narrativo del yo escribía estos artículos: "Out of Character: Narratología del sujeto y su trayectoria vital" ; "Potocki: Formalización del trayecto vital"  y también en  "Nuestras vidas, ¿son relatos?"

O, ayer mismo, "Construcción del espacio-tiempo humano"—que nos hace derivar a cuestiones como habilitación de una realidad simbolica en la que habitar, generada socialmente, y que tiene algunas dimensiones específicamente narrativas. Obsérvese cómo Blogger va colocando trackbacks a todos estos artículos, haciendo su propia red de conexiones entre estas cuestiones, complementando la que aquí trazamos. Only connect, eso lo decía Forster, y también lo dice Turner en sus artículos sobre la integración de esquemas conceptuales.

Bien, pues de la convertencia entre el yo narrativizado y el yo tecnologizado surge el ámbito específico al que aquí quería señalar, el que se refiere a la narratividad de las tecnologías informáticas del yo. Una narratividad en gran medida ya inscrita en la propia estructura informacional de los espacios en red, y de su conectividad intrínseca y en gran medida automatizada. Sobre la base de esa automatización, que viene a sentar las reglas del juego, luego cada cual juega sus propias variaciones. Y el trayecto de todo ello va quedando inscrito en la red, a la manera en que una conversación mediada por ordenador pasa de ser una interacción en tiempo real, a ser una pieza dramática autogenerada y archivada.

Hace poco leía una reflexión interesante en esta línea sobre las tecnologías y la narrativización del yo en el artículo "¿Qué somos? La convergencia del yo y de las tecnologías de la comunicación"regrettably en inglés, en el que Mark Turner lleva a este terreno su teoría de la fusión de esquemas conceptuales o "blending":

Communications technologies frequently include a representation of self: a videoconference, for example, presents a virtual self. This representation of the communicating self can be viewed either as an instrument that is deployed by the "true" self or as a being with a mind of its own. The general self and the communicating self, unpacked into separate but related selves, can be recaptured by a human-scale blend. The blend might have the two related selves in conversation. Or it might have a new version of the self that inherits aspects of both the general self and the communicating self. This
unpacking and repacking of the self has been imagined in many fictional works, ranging from stories of avatars or disguises or masked performances to the explicit separation of self and daimon in Philip Pullman's His Dark Materials.
Second Life contains a representation of the communicating self: an on-line avatar, a digital citizen. The avatar presents many possibilities for unpacking and reblending the self. The avatar can be designed so as to be a separate self, a site of experimentation with selfhood. (...)

Traduzco:
"Las tecnologías de la comunicación frecuentemente incluyen una representación del yo: una videoconferencia, por ejemplo, presenta un yo virtual. Esta representación del yo comunicante puede verse ya sea como un instrumento desplegado por el yo "auténtico" o bien como un ser con mente propia. El yo general y el yo comunicativo, desembalados en forma de yos separados pero relacionados, puede recapturarse mediante una fusión a escala humana. La fusión podría presentar a los dos yos relacionados conversando. O podría presentar una nueva versión del yo que hereda aspectos tanto del yo general como del yo comunicativo. Este desembalaje y reembalaje del yo ha sido imaginado en muchas obras de ficción, que van desde historias de avatares o de disfraces o representaciones con máscaras, hasta la separación explícita del yo y el daimonion en La materia oscura de Philip Pullman [--Que es, por cierto, el libro que les estoy leyendo a los niños por la noche estos días]. Second Life contiene una representación del yo comunicante: un avatar en red, un ciudadano digital. El avatar presenta muchas posibilidades para el desembalaje y nueva fusión del yo. El avatar puede diseñarse para que sea un yo separado, un lugar de experimentación con la identidad. (...)"

Cierto es que aparte de las tendencias generales, cada red social o cada blog y cada elemento concreto de representación o de interacción en red podrían merecer un análisis individualizado, de la manera en que el yo se filtra o reelabora o conduce dentro de los márgenes acotados por las capacidades del medio, y en el seno del entorno social a la vez real y virtualizado o tecnológicamente filtrado que a su vez se ha formado en un contexto "externo" histórico, social y tecnológico muy específico. Aquí sucede como en otros casos: las tecnologías de la representación multiplican y enriquecen la realidad de tal manera que el fenómeno emergente (el yo virtualizado frente al "real", la comunidad virtual y sus normas cambiantes, o la interacción virtual de que se trate en concreto) está tan sobredeterminado que el análisis promete ser interminable una vez se emprende.

Serfaty: Los blogs y la construcción del ciberyó













Enigmático encargo docente

Carta enviada al director del departamento:

Destinatario: Sr. Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
Asunto: Asignación docente 2010-11
Fecha: 19/01/11



Sr. Director:

El Dr. José Angel García Landa solicita que Ud. le comunique por escrito, para su necesaria información y conocimiento, cuál es su asignación docente real o efectiva (y horario correspondiente) para el curso 2010-2011, en cada uno de sus semestres.

Quedando a la espera de su comunicación para poder hacerse cargo de su encargo docente.

Fdo.: José Angel García Landa


Esto viene a que en los horarios publicados no se ha introducido ningún cambio a consecuencia de la aplicación del Auto judicial que nos dio acceso al Máster. Ni en los tablones de anuncios ni en la web del departamento, donde seguimos sin aparecer, aunque supuestamente el Consejo de Departamento aceptó acatar la orden del Juez en diciembre pasado.

Tampoco sé qué ha pasado con la asignatura que se me impuso irregularmente, y luego por orden del Rector, por encima de mi docencia—si la tengo que evaluar o no o qué. Según el Auto judicial, esta asignación ha quedado anulada, pero... vaya usted a saber. Desde luego no hemos recibido noticias de que la orden se haya hecho efectiva, ni instrucciones sobre sus consecuencias. Al Vicerrector le preguntamos lo mismo, por escrito, el mes pasado— y no sabe/no contesta.
cant take it
Por otra parte, en una reunión de la Comisión Permanente de la semana pasada, veo que dan por todavía no ejecutada la orden del Juez de cambiar la normativa departamental que se utilizó para excluirme del Máster. Dice el acta (nº 213), de hecho, que "se suprime el párrafo" en cuestión pero no el acuerdo mismo, o sea, no la norma recogida en él (y anulada por el juez). Que se estudiará su supresión en Consejo de Departmento... "si procede", cágate lorito, cuando lo suprimía el juez directa y literalmente, ver auto. Y cuando pensábamos que el Consejo de departamento se había reunido de urgencia, la víspera de Nochebuena, para hacer precisamente esto.

Con los antecedentes que hay en este asunto, desde hace cinco años (por contar sólo los cinco últimos)—y con la querencia demostrada que tiene este departamento a reincidir en la reincidencia ¿me dirán que soy desconfiado por preguntar? Además no es una pregunta retórica precisamente, la que le hago al Director y al Vicerrector, sino muy práctica. ¿Quién va a clase el día tal, quién firma las actas el día cual?

Enseñanzas pasadas, presentes y futuras



Miércoles 19 de enero de 2011

Construcción del espacio-tiempo humano

Un interesante artículo de Susan Savage-Rumbaugh en On the Human, "Human Language—Human Consciousness", comparando las modalidades de cognición humanas con las de los bonobos, parientes biológicos cercanos pero cognitivamente lejanos. Enfatiza la importancia del lenguaje en la construcción de un orden simbólico virtual que es el que habitan los humanos (ver más en "La caverna del cerebro: el lenguaje como realidad virtual"). El punto central y más debatido es su aserción de que el contacto con el lenguaje transforma de por sí la cognición de una especie como el bonobo, si se le expone a él desde edad temprana, aproximándola un tanto a la cognición humana (lo cual parece innegable, pero... en qué grado, allí es demasiado optimista Savage-Rumbaugh).

Me interesa este párrafo que especifica las consecuencias del logos para la autoconceptualización vital humana, mostrando cómo somos seres cognitivamente narrativos, que construimos una historia particular en la que habitamos.

A personal narrative then arises through the vehicle of language. Indeed a personal narrative is required, expected and placed upon every human being, by the very nature of human language. This personal narrative becomes organized around the anticipated bodily changes that it is imagined will take place from birth to old age. The power of the bifurcated mind, through linguistically encoded expectancies, shapes and molds all of human behavior. When these capacities are jointly executed by other similar minds — the substrate of human culture is manufactured. Human culture, because it rides upon a manufactured space/time self-reflective substrate, is unique. Though it shares some properties with animal culture, it is not merely a natural Darwinian extension of animal culture. It is based on constructed time/space, constructed mental relationships, constructed moral responsibilities, and constructed personal narratives — and individuals, must, at all times, justify their actions toward another on the basis of their co-constructed expectancies.

Hoy mismo, por cierto, ponían este enlace en el grupo de LinkedIn de Narratividad: you are a living story, nos dice Juliet Bruce, y el trabajo de construir y reconstruir y reescribir la historia personal—aparte del de vivirla—es continuo. El libro de Gary Saul Morson Narrative and Freedom: The Shadows of Time analiza algunas maneras patológicas, y otras críticas y saludables, de vivir la relación con el tiempo y el pasado y el futuro, y de construir una imagen de nuestra experiencia temporal que sea habitable y no nos encarcele en nuestras propias ficciones.

En el seno de otras historias la construimos esa historia personal, claro, y esto me hace insistir en la importancia de la noción de anclaje narrativo, sobre la que pienso volver próximamente. El anclaje narrativo de unas historias en otras, es parte de una construcción cognitiva de la realidad—más en concreto parte de la dimensión narrativa de esa construcción cognitiva de la realidad, lo que podríamos llamar narrative mapping o la construcción de mapas narrativos.

En "Interacción internalizada: El desarrollo especular del lenguaje y del orden simbólico" comentaba más aspectos de esta interacción entre cognición y lenguaje que crea la realidad simbólicamente estructurada propia de los humanos.
klimt 2
Podríamos concebir La Máquina de E. M. Forster como una expresión límite de dicha construcción humana de una realidad virtual en la que habitar. La Máquina, la Caverna, Matrix—se le pueden dar distintos nombres a la realidad mental en que habitamos. Y cierto que elijo unas versiones inquietantes o sofocantes, de esa realidad artificial que creamos—versiones que se han vuelto en exceso artificiales. Pero es difícil concebir la vida humana en un espacio y en un tiempo no amueblados y habilitados por las tecnologías de generación social. El espacio en que habitamos está socializado, estructurado artificialmente e interaccionalmente—y asimismo el tiempo. (Sobre la teoría del tiempo social de Julio Iglesias de Ussel escribí en Tecnologías de sincronización).

Y también es una construcción social la interioridad humana—el espacio y el tiempo interiores. En este artículo sobre la realidad como expectativa autocumplida desarrollo más esta idea: la realidad en la que habitamos es, en principio, la que esperamos encontrar, la pactada socialmente—y ese pacto social se aplica a nuestras relaciones con nosotros mismos. Son consecuencias ulteriores de ese carácter construido del espacio-tiempo humano al que se refiere Savage-Rumbaugh. 

(Lo que no me queda claro es el matiz antidarwinista de Savage-Rumbaugh—por qué no habría de estar la capacidad cognitiva humana sometida a leyes darwinianas. Si ha resultado seleccionada hasta ahora la cognición humana, es precisamente por sus beneficios competitivos en el ecosistema en el que competían los humanos. Otra cosa es que den lugar esa cognición humana y esa socialidad humana a otro ecosistema emergente, propiamente humano).

________


Y otro corolario más, sobre esto de habitar espacio-tiempos virtuales. Una observación sobre la vida personal como historia o narración me ha venido a la cabeza, a cuenta de La Carte et le territoire de Michel Houellebecq. Oyendo hablar a su padre, observa el protagonista de la novela cómo la obra y carrera de su padre, un arquitecto, parecen resumirse en la recreación y reelaboración de una obsesión infantil. Las vidas son resumibles: lo que tienen de característico o individual, si es identificable o reconocible, se resume al fin en poco espacio:

Son père se tut à nouveau, resta comme suspendu dans ses souvenirs, pus se tassa sur lui-même, parut se rapetisser, s'amenuiser, et Jed prit alors conscience de la fougue, de l'enthousiasme avec lesquels il avait parlé pendant ces dernières minutes. Jamais il ne l'avait entendu parler ainsi, depuis qu'il était enfant—et jamais plus, songea-t-il aussitôt, il ne l'entendrait parler ainsi, il venait de revivre, pour la dernière fois, l'espérance et l'échec qui formaient l'histoire de sa vie. C'est peu de chose, en général, une vie humaine, ça peut se résumer à un nombre d'événements restreint, et cette fois Jed avait bel et bien compris, l'amertume et les années perdues, le cancer et le stress, le suicide de sa mère aussi. (229)
(...) Les derniers dessins réalisés par son père n'évoquaient en aucun cas un bâtiment habitable, en tout cas par des humains. Des escaliers en spirale montaient vertigineusement jusqu'aux cieux, rejoignant des passerelles ténues, translucides, qui unissaient des bâtiments irréguliers, lancéolés, d'une blancheur éblouissante, dont les formes rappelaient celles de certains cirrus. Au fond, se dit tristement Jed en refermant le dossier, son père n'avait jamais cessé de vouloir bâtir des maisons pour les hirondelles. (406)


Nuestras vidas ¿son relatos?


Martes 18 de enero de 2011

So Many Facebook Friends

Ahora que tanto se lleva la crítica a las redes sociales, y a Facebook (por ejemplo a cuenta de la película La Red Social), comentábamos hoy en clase con los estudiantes de tercero la primera referencia (y primera referencia negativa) a las redes sociales virtuales, en el relato Bienvenido a la máquina, uf qué digo, en el relato The Machine Stops, de E. M. Forster. Aunque no existe allí la Web como texto en red, ni existe el email (eh, que este relato se escribió hace más de cien años...) sí existen las redes sociales virtuales, una especie de videochat o Skype, en el que las personas que viven aisladas se conectan con multitud de "amigos de facebook" a quienes sólo conocen a través de la Máquina.

Observa Forster a propósito de Vashti, la protagonista que vive colgada de la Máquina en ese mundo futuro, y que cuando ve a alguien cara a cara le dan los terrores de la experiencia directa, que a través de su máquina tiene miles de contactos, como estos compulsivos coleccionistas de amistades que nos coleccionan a veces en Facebook si nos dejamos.

"En algunas direcciones" observa el narrador, "las relaciones sociales se habían desarrollado enormemente", y Vashti "conocía" a miles de personas. Demasiadas sin duda, diría Robin Dunbar, que le ve un límite a toda red social operativa...

ozymandias 2

Por cierto, hoy me hago amigo de Facebook de la Universidad de Zaragoza.

Internet en 1908





En el ránking de Shanghai

Me ponen un enlace a la Bibliografía Que Elaboro, ¡en la Universidad de Shanghai! Más en concreto, en la Universidad Jiao-Tong de Shanghai, en un centro de estudios culturales, el Graduate Institute for Social Research and Cultural Studies. Aquí está mi enlace en concreto, entre los sitios web recomendados para teoría crítica y cultural:
http://www.srcs.nctu.edu.tw/srcs/link/link_02.htm

Por cierto, ésta es la universidad que elabora
el famoso ránking mundial de universidades de la universidad de Shanghai—el más reconocido internacionalmente. En el ránking de 2010, observo que la Universidad de Zaragoza aparece entre las ocho o diez mejores universidades españolas que figuran allí—bueno, la última figura de las allí seleccionadas, que son pocas:

ranking universidades 2010

En tercera fila nacional, por así decirlo. Y a nivel mundial está entre el puesto 400 y el 500. No es tan mal puesto, con las que hay, pero... eh, que casi parece como si ayudase yo a subir el ránking... B-]

Se Vende








Recuerdos de mi viejo Mac

modelos herb ritts


Me he topado con esta foto por Lagüés, y me ha traído recuerdos de mi primer portátil, hace unos quince años... o más. Tenía esta foto de pantalla de arranque. 

Las modelos aún deben estar de buen ver, supongo, y lo que es la foto sigue como estaba, pero al fotógrafo le ha ido peor—Herb Ritts era, se murió a mi edad, a los cincuenta. En cuanto a mi Mac, ni se sabe por dónde andará.

Una vez consiguió ese ordenador asomarse a la red, y ver una página web, con Netscape.... y no más. Fue, en palabras de la condesa de Pembroke,

as the embryo, whose vital band
Breaks ere it holds, and formless eyes do fail
    To see the sun, though brought to lightful land.

Aquí más literatura renacentista








Vuelve el IBSN

ibsn

Me recuerda esto del posible registro de blogs de la Biblioteca Nacional el episodio aquél cuando se puso de moda el IBSN para los blogs...

—a los que se les negaba el derecho a tener un ISSN, al parecer por desconfianza a que no fuesen regulares en el futuro .... (criterio que al parecer no se aplicaba a las revistas de papel, que con un número publicado ya les valía).

Lo cierto es que si Internet es inabarcable, también lo es el mundo de la edición. Siempre se puede seleccionar lo que más destaque entre el maremágnum, por muy discutible que vaya a ser todo seleccionador.

Les pongo este comentario a los del blog de la BN. Aún me acuerdo de ese episodio del IBSN hace cinco años—es lo más cerca que he estado de hacer algo viral en Internet.  Mi segundo minuto de fama ha llegado esta semana pasada, cuando tras una vida de ausencia aparecí nombrado en un periódico y fue ésa la noticia más leída en mi universidad.

IBSN 0-000-00000-1






Lunes 17 de enero de 2011

Infancias terribles

Ivo y Oscar nos aclaran que todos los libros que les mandan leer en el cole, a todos los niños, en todos los cursos, son horribles y aburridísimos. Y Álvaro concurre. —Se refieren a los típicos libros de lectura de esas series para niños— con ilustraciones feas y desagradables, argumentos y personajes carentes de interés. Vaya, qué fracaso, digo, si se supone que están escritos con la intención de combinar la moralización de los niños con el entretenimiento. Es la idea, vamos...
Parece que aún hay algún hueco en el mercado para alguien que escriba algo que pueda gustar de verdad a los niños, y no por obligación...  Pero Oscar va más allá, y exclama:

—¡Esos escritores de libros para niños debieron pasar unas infancias terribles, si se imaginan que a los niños les puede gustar eso que escriben!


Cappo di Mafia




Pasan corriendo unos perros
rockwell connoisseur

Me pregunta Oscar por las diferencias de cotización entre las obras de Picasso y las de otros pintores. Lamento haber perdido el cuento "El Conejo", uno que tenía Álvaro de pequeño. Era una obrita crítica, con cierta penetración satírica en el mundo del arte, similar a la que se muestra en la última novela de Houellebecq, La Carte et le territoire.  Reconstruiré el texto de memoria, aunque lástima de las ilustraciones, no desmerecían de los cuadros de Rabanito. El Topo como crítico era impagable.
Y los Perros vienen a simbolizar, a mi entender, el funcionamiento azaroso de los Torbellinos de Información.


El Conejo

El artista Rabanito
trabaja con gran ardor;
nuestro amigo el Conejito
quiere ser un gran pintor.

Expone con ilusión

sus cuadros para venderlos:
pero, ¡qué desilusión!
Nadie se acerca a mirarlos.

Pasan corriendo unos Perrosrabanito
sin mirar por dónde van.
—¡Mis cuadros!—grita el conejo—
¡Que me los vais a ensuciar!

—¡Gamberros!—llora el conejo
con la mayor amargura—
¡Habéis dejado mis cuadros
buenos para la basura!

Cuando ya iba a tirarlos,
surge el primer comprador:
—¡Esto es Arte!—dice el Topo—
¡Qué armonía! ¡Qué color!

—¿Borrones quiere la gente?
¡Pues vaya gustos más raros!
Cuantos mamarrachos pinta
Se los quitan de las manos.

Rico y famoso el artista,
de nada se ha de privar.
Con zanahorias y alfalfa
hoy se podrá regalar.

¡Rabanito está contento!
Y como pintar borrones
le lleva muy poco tiempo,
pasa el resto en diversiones.






El efecto Mateo y la calidad retroactiva



Domingo 16 de enero 2011

Le Temps des cerises

Una canción que ya era vieja cuando nací yo. Y joven no soy.





Lune (4)




Conversación de anónimos sobre el Asunto

No había visto esta página con la noticia de El Periódico donde se informó sobre nuestro contencioso. Si llego a saber lo de la edición en red pongo algún comentario, ahora están cerrados.  Es curioso ver las opiniones de la gente al respecto; unos desprecian todo lo que tenga que ver con jerarquías académicas (claro que habrá que verlos a ellos en la cola del supermercado, si alguien quiere pasar antes...) y otros critican bastante al departamento. Las intervenciones van en orden blog, las más recientes arriba.


gentuza - 13/01/2011 - 18:50:38 h.
Los servicios jurídicos de la Universidad han tenido que defender a una catedrática que se negaba a acatar las órdenes del rector???? PUES QUE SE LE PASE LA MINUTA Y SE PUBLIQUEN SUS NOMBRES Y APELLIDOS, que no tenemos que pagar sus cacicadas el resto de gente. Marcar como inadecuado

Universitario. - 13/01/2011 - 18:43:55 h.
ESte proceso ha puesto en evidencia cómo se las gastan los poderes fácticos en esta universidad de provincias, a la que no hace mella La Constitución. Los de siempre siguen mandando a su modo, cubriendo sus actos con apariencias de legalidad.
Esto es una universidad cazurra. Así llegará al núm 1 del ranking mundial... de cazurrez.

fede - 13/01/2011 - 18:21:58 h.
Esta gente que quiere imponer sus criterios desluce el papel de la Universidad y dice mucho de su calidad humana e investigadora. Ahí quede en el recuerdo, en prensa escrita y digital para el resto de sus vidas. Que todos los estudiantes sepan who is who entre sus profesores.

reverte - 13/01/2011 - 18:14:26 h.
Menuda novedad... universidades españolas politizadas y con enchufismo galopante...

Generalmente sociatas ya doctrinadoras.

Filólogo - 13/01/2011 - 15:12:57 h.
Bravo por los dos profesores.

Bebo - 13/01/2011 - 14:46:30 h.
Pues no hay mas que buscar en el blog del que ha ganado el juicio:

http://garciala.blogia.com/2007/021803-reincidencia-en-la-reincidencia.php

Elo - 13/01/2011 - 14:15:11 h.
Sería bueno que se publicase nombres y apellidos de las personas que querían imponer sus criterios, nada de ampararse en departamentos.

María - 13/01/2011 - 13:56:51 h.
Quien lea lo sucedido aquí sabe que esto no es más que la punta del iceberg.
Un caso en el que los afectados no se han dejado pisotear, como es sana costumbre si quieres salir en la foto en la Universidad española.
Lo malo es que el resto de estas situaciones siguen en el mayor de los silencios porque si pides justicia, ya puedes ir buscando otra profesión, dado que la universidad española, por medio de llamadas telefónicas entre amigos, te habrá cerrado las puertas.

Traviesa ( http://www.sitiosdezaragoza.com ) - 13/01/2011 - 13:27:20 h.
Hay mas mamoneo en unizar que en el tranvia...
Que retiren al fumador!

Gothic - 13/01/2011 - 13:11:32 h.
Ahora podrían investigar si algún doctorando ha plagiado trabajos y encima ha aprobado, porque es vox populi y vergüenza ajena da a los que defendemos a capa y espada a nuestra institución universitaria.

Preguntón - 13/01/2011 - 13:02:58 h.
La endogamia con la que funciona la universidad, unida a la arbitrariedad departamental en asignación de asignaturas es algo clásico que perdurará ad aeternum.

Una pena...es lo que tenemos. Así se llega al ejemplo de que un profesor especialista en X le asignen otra asignatura Y que nada tiene que ver con su especialidad por el mero hecho de haber llegado el último al departamento.

Atención atención - 13/01/2011 - 12:52:30 h.
Es que hasta alumnos han ido al defensor del universitario por cuestiones que atañen a este departamento. Y cuestiones graves. A ver en qué queda la cosa.

Qué penica - 13/01/2011 - 12:40:37 h.
A mí tampoco me sorprende...Burocracia universitaria en estado puro. Quinquenios por aquí, sexenios por allá...jerarquías...No conozco un sitio con más jerarquías y escalafones...y sin embargo no manda nadie. Todos saben quién está por encima -y elige antes- y quién por debajo -y se queda con los restos-. Pero allí no hay nadie que mande, gestione, de instrucciones...y se responsabilice de ello. Así va la Universidad, que es un refugio de incompetentes donde el que menos importa es el alumno.

por desgracia - 13/01/2011 - 12:21:50 h.
A mi tampoco me sorprende la noticia, por desgracia gran parte de la universidad funciona asi.....

no me extraña - 13/01/2011 - 11:46:09 h.
A mí no me sorprende nada esta noticia por lo que tengo entendido de este departamento.

En mi blog de Blogia también me han puesto algún comentario, así como en la página de El Periódico en la que figuraba la respuesta del Director justificando la actuación del departamento.


Javier - 14/01/2011 - 17:16:15 h.
Blablabla, profesores, doctores, catedráticos de universidad y lo que quieran ser, dando pena y ningún ejemplo de inteligencia.
Uno espera algo más de la docencia universitaria.

elenita - 14/01/2011 - 13:36:01 h.
No se puede justificar lo injustificable. Vergonzoso.

Cada centímetro contra la Autoridad Fáctica hay que batallarlo






Sonetik

Elena Frolova cantando un poema de Joseph Brodsky. Se siente uno como uno de esos rusos de la salita, recordando aquellos años imaginarios en Crimea.




How She Could Sing The Wildwood Flower


Sábado 15 de enero de 2011

El Gran Diseño y Hacedor de Estrellas (4): Historias alternativas


El Gran Diseño y Hacedor de Estrellas (1)
(2) La ley de la ley
(3) ¿Qué es la realidad?


En el capítulo 4 de
The Grand Design, Hawking y Mlodinow equiparan el comportamiento del universo al de un sistema subatómico regido por leyes cuánticas.

La física cuántica nos presenta un panorama extraño sobre el comportamiento de la naturaleza a escala atómica y subatómica. Por ejemplo, el famoso experimento de las dos ranuras lelvado a cabo por Davisson y Germer, del que parece deducirse que cada partícula puede interferir consigo misma, y pasar por las dos ranuras a la vez... O el principio de incertidumbre de Heisenberg, que formula la imposibilidad de medir simultáneamente la posición y la velocidad de una partícula.

"La física cuántica parecería socavar la idea de que la naturaleza está gobernada por leyes, pero no es así. En vez de eso, nos lleva a aceptar un nuevo tipo de determinismo: Dado el estado de un sistema en algún momento dado, las leyes de la naturaleza determinan las probabilidadesw de varios futuros y pasados, en lugar de determinar el futuro y el pasado con certidumbre". (72).

Estas probabilidades cuánticas revelan la estructura aleatoria de la realidad—por mucho que nuestra "realidad aparente" sea menos aleatoria. Lo subyacente pocos lo entendemos—nadie entiende la mecánica cuántica, dijo Feynman, supongo que incluyéndose a sí mismo.  Feynman sin embargo explicó cómo un mundo de apariencia newtoniana (o sea, "de andar por casa") puede surgir a partir de un universo regido por leyes cuánticas.

En el caso de la partícula que pasa por las dos ranuras, decía Feynman, lo que sucede es que las partículas siguen todos los trayectos, y los siguen simultáneamente:

"Suena a ciencia ficción, pero no lo es. Feynman formuló una expresión matemática (la suma de historias de Feynman) que refleja esta idea y que reproduce todas las leyes de la física cuántica. En la teoría de Feynman las matemáticas y la representación física son diferentes de la formulación original de la física cuántica, pero las predicciones son las mismas" (75).

En sustancia, aunque las partículas individuales tienen este comportamiento pongamos que impredecible, "para los objetos grandes, las trayectorias muy similares a la trayectoria predicha por Newton tendrán fases similares y se sumarán para dar un resultado cuya contribución a la suma es la mayor con gran diferencia, así el único destino que tiene una probabilidad efectivamente mayor que cero es el destino predicho por la teoría newtoniana, y ese destino tiene una probabilidad que es casi de uno. De ahí que los objetos grandes se muevan igual que predice que lo van a hacer la teoría de Newton." (79).

Esto parece una manera razonable de reducir la mecánica newtoniana a mecánica cuántica. Lo que parece más dudoso (y contradictorio) es la suposición continuada que se insinúa en este libro de que cualquier sistema es en principio igualmente azaroso, sea subatómico o no. Por ejemplo cuando se dice que

"Feynman mostró que, para un sistema general, la probabilidad de cualquier observación se construye de todas las historias posibles que podrían haber llevado a esa observación. Por eso su método se llama la formulación de 'suma de historias' o de 'historias alternativas' de la física cuántica" (80).scalestri

Insistamos sólo en que la observación de objetos grandes no es lo mismo que la de partículas subatómicas, y que por tanto la relevancia de esas historias alternativas es proporcionalmente tanto menos relevante en un ámbito que en otro. Más confusión puede surgir todavía si la noción de "pasado" definido en términos físicos, de física cuántica, se extiende indebidamente a la construcción del pasado en otros ámbitos o disciplinas—además de otras escalas. Por tanto, cuando Hawking/Mlodinow reescriben el pasado newtoniano, habría que ser muy prudentes y no extenderlo indebidamente del modo que decimos:

"Esta idea [las historias alternativas de Feynman] tiene importantes implicaciones para nuestro concepto del 'pasado' En teoría newtoniana, se presupone que el pasado existe como una serie definida de acontecimientos. (...) La física cuántica nos dice que por muy exhaustiva que sea nuestra observación del presente, el pasado (no observado), como el futuro, es indefinido, y existe sólo como un espectro de posibilidades. El universo, según la física cuántica, no tiene un único pasado, o una única historia" (82)

Perdón: pero yo diría más bien que sí tiene una sola historia a gran escala, aunque sea borrosa, o un jardín de senderos que se bifurcan, a pequeña escala.

"En este capítulo hemos ilustrado la física cuántica empleando el experimento de la doble ranura. En lo que sigue aplicaremos la formulación de Feynman de la mecánica cuántica al universo en su conjunto. Veremos que, como una partícula, el universo no tiene una única historia, sino todas las historias posibles, cada una con su propia probabilidad; y nuestras observaciones de su estado actual afectan a su pasado y determinan las diferentes historias del universo, igual que las observaciones de las partículas en el experimento de la doble ranura afectan al pasado de las partículas. Ese análisis mostrará cómo las leyes de la naturaleza surgieron del Big Bang". (83)

Cada una con su propia probabilidad: la desigualdad de probabilidades es aquí crucial, y sus implicaciones podrían pasar desapercibidas en la formulación de Hawking/M, que peca un tanto de matematizar la cuestión en exceso (cosa no sorprendente, claro, viniendo de un matemático). El Universo no es un entorno subatómico, y no lo conocemos del mismo modo que a las partículas. Aquí el peligro sería pasar alegremente a presuponer que todos los universos imaginables existen al mismo título
—como en Star Maker de Stapledon—, y al mismo tiempo, sólo que estamos en uno de ellos nada más—una biblioteca de Babel de tiempos diferentes e historias entrecruzadas. Mientras que la conclusión más correcta quizá sea la opuesta: que el pasado no existe (en el sentido en el que existe el presente). La indeterminabilidad del nivel subatómico no implica, ni mucho menos, la existencia cierta de muchas líneas de pasado y futuro en la evolución del universo macroscópico—más bien muy al contrario. Para más detalles sobre la no existencia del pasado, y del futuro, encuentro conveniente remitir a la Filosofía del Presente de George Herbert Mead.  Puesto que el pasado no existe (ya), habrá que construirlo, constantemente—pero ese pasadoh construido existe en tanto que operación cognitiva en unos agregados macroscópicos llamados astros, cuerpos, seres vivos, humanos, etc.  Por supuesto reconstrucciones de ésas habrá muchas y alternativas—incluso las hechas por científicos, cuando se topan con la imposibilidad de determinar el nivel subatómico. Como se ve, es compleja la cuestión de a qué nivel y en qué medida existe el pasado, y en qué muchos sentidos puede decirse que es un espectro de posibilidades según a qué nivel de abstracción hagamos el corte. Y en una teoría física, cuántica o no, no cabe una epistemología, ni una hermenéutica. La cuestión del pasado no quedará otra solución que tratarla al nivel macroscópico o microscópico adecuado para cada circunstancia y necesidad, y disciplina.  O, lo que es lo mismo, con los instrumentos cognitivos apropiados para cada uno de los fenómenos emergentes que se dan a los distintos niveles de escala física.

Nuestro espacio-tiempo, y el otro





Viernes 14 de enero de 2011

Welcome Again to the Hotel California

Volvemos al Hotel California, uno de esos sitios suspendidos fuera del tiempo que solemos visitar—y en los que quizá siga embebido nuestro fantasma, tomando champán rosa, cuando nosotros pasemos a otros asuntos.





Vaya, me ha salido tolerable. Me voy a tomar un Château d'Ayud para celebrarlo.

Angie



Valoraciones e idoneidades

La noticia de ayer de El Periódico sobre la resolución del contencioso docente en Filología Inglesa aparece hoy recogida de nuevo en la sección de "las noticias más valoradas" del periódico de ayer. Enlace que también nos pasa el resumen de prensa de la Universidad (excelente servicio, éste). También aparece como la noticia de ayer más leída en el dossier de prensa de la Universidad.  O sea que algún eco ha tenido la cosa. También me han escrito unos pocos colegas que habían pasado por asuntos parecidos, para felicitarnos por la resolución favorable del asunto.

Otra noticia recogida en El Periódico y el dossier es la respuesta que al parecer ha dado la Dirección del departamento (o sea, Ignacio Guillén) al periódico en relación a la noticia publicada ayer.  Merece un pequeño comentario—en puridad merecería una notita enviada al periódico, pero tampoco están las naciones pendientes del tema. Y es difícil enfocar el asunto de modo breve para quien no esté dentro de la Universidad. Dice la nota de hoy que Filología defiende su forma de adjudicar la docencia , aunque acata la sentencia del Juez, y el meollo de la argumentación del Director del departamento de Filología Inglesa y Alemana para "defender su método" es como sigue:

"Seguramente sea más práctico recurrir a la jerarquía académica o a la antigüedad en el cuerpo, pero nosotros creemos que, por ejemplo, impartir una asignatura que tiene que ver con la Commonwealth sea impartida por alguien con experiencia en la lengua inglesa", advirtió Ignacio Guillén, director del departamento y sobre quien recaen las principales acusaciones vertidas por los dos profesores que llevaron la adjudicación a los tribunales.

Este razonamiento cambia de modo grotesco las proporciones del asunto, pues ignora que la adjudicación se hace siempre entre profesores de la misma área de conocimiento. Vamos, que parece sugerir como si yo no supiera inglés, cuando soy Profesor Titular de esta materia, me doctoré en ella en los años ochenta, tengo un máster en ella en una universidad americana, y cinco quinquenios de experiencia docente reconocida y tres sexenios de investigación.

El ejemplo sugiere que mi único mérito es la jerarquía o antigüedad en la función pública. Pues no, señores. En la función pública y en el área de conocimiento a la que pertenece la materia. Y con abundantes méritos en ella, bastantes más que los demás candidatos reunidos. Lo que pasa es que ante la imposibilidad demostrada de que el departamento valore estos méritos de manera objetiva, pues por votación decidieron que yo tenía cero publicaciones y cero años de experiencia docente, y ante nuestras reclamaciones al respecto, el Juez optó por anular todo el proceso y atenerse a los criterios más objetivables. O sea que el criterio experto del Departamento, al que parece aludir el Director, se ha aplicado de manera tan torcida que ha habido que prescindir de él. Pero no llegará la sangre al río, ni vendrán a hablarnos de la Commonwealth los viejos catedráticos de teología, porque créanme que todo profesor de Filología Inglesa es experto en Filología Inglesa, acreditadamente.

Otra cosa es que quizá a estos profesores a los que les hemos pasado por delante, por currículum, o sea por  jerarquía y antigüedad, hubiesen trabajado más en los detalles del temario que ellos habían programado. Pero es que ese temario y programa lo habían hecho ellos, y no nosotros, porque los pusieron allí a dedo mientras que a nosotros se nos excluía de entrada, en plan "no tienen ustedes derecho". Así que hay una cierta petición de principio en toda esta cuestión de quién es experto en lo suyo y quién es más idóneo para qué. Sobre estas cosas guarda el Director un tupido silencio.

También defiende su postura el Director acudiendo a las cifras y al voto popular (pues todos sabemos que las mayorías democráticas nunca se equivocan): el Consejo de departamento, arguye, "votó con una balance de 25 a favor de lo que defendíamos nosotros por sólo dos votos en contra". Pues vaya, mire, resulta que los veinticinco se equivocaron, y los veinticinco decidieron desoír la sentencia anterior del juez. Son cosas que también pasan, que veinticinco vayan agarrados de la mano hacia no se sabe dónde.


brueghel ciegos


Y, por cierto, sí hemos señalado al Dr. Guillén como máximo responsable a nivel administrativo de esta cuestión, porque lo es— él o la Universidad que no enmendó su actuación. Eso no es una opinión nuestra, es la responsabilidad atribuida por el Auto judicial, que no ha sido recurrido. Pero la inspiración de esta política no proviene del Dr. Guillén, eso también lo hemos dicho. Él, que no es catedrático, se ha limitado, como los otros veinticinco y otros tantos más que dejaron hacer, a seguir los deseos de los catedráticos en lugar de atenerse a la normativa o a las órdenes del Juez. Pero la inspiración originaria de todas estas actuaciones erróneas proviene, y eso es de dominio público, de la Dra. Susana Onega, que es la que siempre ha defendido la primacía docente e investigadora de los profesores que pertenecen a los grupos de investigación, por encima de los derechos de los demás profesores. El mérito de pertenecer al grupo de investigación de los catedráticos había de eclipsar y anular todos los demás. Esto es también no una opinión sino un hecho que ella misma supongo que no tendrá ningún problema en reconocer, pues ha sido siempre su postura explícita y decidida y transmitida a todos los demás profesores. Que sepamos, la sigue sosteniendo a pesar de la sentencia del juez.  Y lo mismo los Dres. Francisco Collado y Celestino Deleyto, que han defendido lo mismo también por activa y por pasiva, cosa que yo no me invento, en absoluto. En múltiples actas consta. En la última acta que hemos recibido vuelve a defender el Dr. Collado la "idoneidad" (entiéndase: definida por los catedráticos) como criterio para asignar la docencia, frente a la jerarquía y a la antigüedad que ordena utilizar el juez.

Lo que no consta en acta, pero también es muy cierto, es que si estos doctores cambiasen de criterio, todos los demás irían de la mano detrás, el Director el primero. Y por esa dejación de criterio pasa lo que pasa, y acaban las cosas como acaban.


Retrotracción sin retractación


Jueves 13 de enero de 2011

Alérgico a los deadlines

Nos pasan esta propuesta de call for papers por la lista de distribución Narrative-L:

As editor of an upcoming volume of literary criticism, I am looking for scholars interested in contributing essays on the theme of technology and humanity. The book will be published in 2011 as part of Salem Press' and EBSCO's Critical Insights series, a literary criticism series designed to introduce high school and undergraduate students to commonly studied works, authors, and literary themes. Forty volumes in the series have appeared in the past two years, and an additional twenty books are scheduled for publication by the end of 2012.

Original essays will cover a range of authors, works, genres, and technologies; most will consist of approximately 5,000 words. Each writer will receive $250 for his/her completed essay, which is due June 15, 2011. (This deadline is inflexible due to the series' publication schedule.) Topics, works covered, and order of the essays will evolve based on writers' preferences, but here is a draft table of contents that includes press suggestions of works and authors familiar to high school and college students:

Technology and Humanity [Draft Table of Contents]

About This Volume [by Carol Colatrella]

On Technology and Humanity [by Carol Colatrella]

Critical Contexts

1. Critical Reception: an essay surveying major criticism about technology and literature

2. Critical Lens: a close reading of an exemplary text that explores technology and explains a particular critical standpoint

3. Cultural/Historical Contexts: an essay surveying how works from different cultures and periods reference technology and literature

4. Compare/Contrast: comparative analysis of technology as a feature of two to three literary works
 
Critical Readings

5. Technology in Classical Mythology

6. Narratives of Exploration, Discovery, Spaceles atenderá

7. Landscape and Agriculture in Romantic Literature

8. Industrialization, Business, Domestic Technologies in 19th-century Literature (Dickens, Gaskell, Zola)

9. Technology and Modernist Literature

10. Inventions in Literature: Wells, Verne, Twain, C.P. Gilman, Telegraph Romances

11. Monsters: Frankenstein's Legacy

12. Robots and Cyborgs in Fictions and Films (Stanislau Lem, Gibson's Neuroromancer, Blade Runner)

13. Technologies in Utopian Literature (Bellamy, Piercy's He, She, and It)

14. War and Machines (Vonnegut, Pynchon)

15. Narratives about Detectives, Spies, and Surveillance (Eco's The Name of the Rose, Cory Doctorow's Little Brother)

If you are interested in writing one of the essays to appear in Technology and Humanity, please email me your choice of topic and a one-paragraph description of what you propose to write along with your contact information by February 1, 2011.
 
thanks,
Carol

-- Carol Colatrella Professor, School of Literature, Communication, and Culture Co-Director, Georgia Tech Center for the Study of Women, Science, and Technology office phone: 404 894 1241 email: carol.colatrella@lcc.gatech.edu


—¡Unos que pagan! Lo nunca visto. Y el tema es interesantísimo—me tienta escribir el número 12, o el 13. Pero quizá soy ya demasiado alérgico a los deadlines, y además voy a tener un semestre ajetreado, así que no sé.  Otra cosa que en cambio igual acepto es una invitación que me ha llegado, personal ésta, del grupo de narratología de la Universidad de Hamburgo, para colaborar con ellos en el Manual Viviente de NarratologíaEs una responsabilidad, no crean, unirse a tan selecto club.

Cinco mil páginas de blog





El mapa y el territorio

Me he leído con mucho interés la última novela de Michel Houellebecq, Premio Goncourt 2010, La carte et le territoire. Me dijo mi amiga Tere que había una polémica a cuenta de que había copiado a la Wikipedia, y en efecto, la había—en la Wikipedia mismo puede encontrarse el debate, en el artículo dedicado a Michel Houellebecq, el cual no ha copiado el autor, a pesar de su notable interés por sí mismo. Realmente merece un artículo en Vanity Fea, el tema éste del uso de sí mismo que hace Houellebecq. En líneas generales supongo que se le puede ubicar en la línea de este razonamiento que hacía yo a cuenta de David Lodge y Quin Dai, hace poco. En una sociedad mediática en la que la literatura es espectáculo, los best-sellers son espectáculo, y los autores son parte del espectáculo, era de esperar que surjan usos experimentales de la figura del autor, o curiosidades si se quiere, como el caso de Houellebecq, que es uno de los principales personajes de esta novela, ficcionalizado en parte, no puede ser de otra manera porque está ambientada en el futuro, dentro de unos años.  Si Houellebecq copia a la Wikipedia, ha dicho, es en parte buscando un estilo neutro y objetivo—quizá también como parodia anticipada del tipo de literatura que puede tener éxito hoy en día. A Jonathan Littell lo llamaban novelista de wikipedia (por su documentación): bien se ve que merece mucho más el calificativo Houellebecq, que a ratos también aspira al estilo de la Wikipedia (a veces hay trozos mal pegados incluso, pero no les criticaré yo el gusto a los jueces del Premio Goncourt).

En suma, la novela va (al menos en parte) sobre la carrera artística de Jed Martin, primero fotógrafo, luego pintor y luego cineasta experimental por llamarlo algo. El título se refiere en parte a los mapas Michelin que fotografiaba Jed, en una fase que le lanzó como artista, después de unos estudios de arte un poco pasmados. De hecho Jed está algo pasmado toda la vida, mira la vida pasar, como si no tuviese mucho que ver con él. En realidad es un artista muy dedicado, aunque a un nivel se tome su arte tan poco en serio como su vida—como Houellebecq copiando cachos de Wikipedia y haciéndolos pasar por arte. A Jed le acaban lloviendo los millones cuando su obra (por efectos del capitalismo) alcanza cotizaciones extravagantes y ridículas, es un pintor bueno, lo sabe él mismo, pero en cuanto a la lluvia de millones, dice, "Il ne faut pas chercher de sens à ce qui n'en a aucun" (395). Y so it goes, en efecto. El dinero no hace más feliz a Jed, ni más desgraciado. Se aísla y vive el resto de su vida solo, dedicado a hacer unas películas experimentales sobre la vegetación invadiendo las obras humanas, una especie de pronunciamiento cósmico sobre la falta de sentido no sólo de su existencia, sino de la existencia humana en general—lo superfluo de las aspiraciones humanas vistas desde fuera, un punto de vista que Jed (y su sosias Houellebecq) logran atisbar. Por cierto que la narración simpatiza abiertamente, en la medida en que la simpatía es una emoción de su registro, con este personaje totalmente carente de calor humano, de empatía y de interés por sus semejantes. Suponiendo que los haya. Pero tampoco es tan raro, Jed—le llega una carretada más de millones mientras veía La Bande à Picsou en Disney Channel, a falta de cosas más interesantes que hacer con su vida. Conoce a una mujer hermosísima, inteligente, que lo aprecia—Olga, que trabajaba para Michelin—pero la deja irse de su vida sin mover un dedo. Cuando tiene oportunidad de volver con ella años después, una vez medida la profundidad del vacío que ha dejado, vuelve a rechazarla, y elige el absurdo de su existencia solitaria—más fiel quizá a la última realidad humana, no sé, pero en todo caso más fiel a su vocación de solitario.  Con Olga había explorado el territorio, además del mapa. Francia, la Francia rural en la que acabará viviendo—por cierto, parece ser que Houellebecq había ido a parar al cabo de Gata, como José Angel Valente, no sé si aún seguirá por allí. En Jed vemos una versión parcial del propio autor, sin duda. Otra la vemos en el propio personaje de Houellebecq, con quien siente Jed una afinidad temperamental, y que será el tema de su último cuadro, de precio disparatado.  Se lo va a entregar a Houellebecq—y la siguiente vez que volverá a su casa será para decirle a la policía que el cuadro falta. Un detalle que permitirá resolver el crimen que investigaba la policía.rockwell pollock

Bien, porque otro episodio central de la novela es el asesinato espectacular de Houellebecq, a quien encuentran en su casa hecho jirones de carne, distribuidos por todo el salón imitando un poco una pintura de Pollock. Su cabeza, y la de su perro, las han dejado contemplando la escena. La policía pensaba en un asesinato ritual, maníaco—y no sé por qué revisan sus ideas cuando descubren que lo ha matado un coleccionista, por el cuadro al parecer. Cada cual que piense lo que quiera—el asesino sí era un maníaco, un fabricante de monstruos aunque a su manera es otro eco más del propio autor, con su mundillo inhumano separado de la humanidad.  Insisto en que estos Houellebecq y Jed son sólo avatares o humores del autor, aunque con el primero coincidan ciertos hechos autobiográficos (como su estancia en Irlanda, o su depresión). Espero, y supongo, vamos—el mapa nunca coincide con el territorio, aunque esta novela juegue con la idea—por muy hiperrealista que sea la pintura del mapa. Y desde luego Houellebecq tiene aparte de mucha indiferencia a muchos intereses humanos, un gran sentido del humor y una ironía olímpica sobre sí mismo, o sobre la persona en la que podría convertirse en una vida posible. Se presenta a sí mismo, en las visitas de Jed y en la investigación policial, como un personaje asocial, aislado del mundo y de la amistad, borracho, desorganizado en su vida personal—probablemente ve mucho La bande à Picsou en Disney Channel entre cheque y cheque de sus editores. Aunque su vida social es mucho más intensa, como se ve por el frenesí de nombres de personajes reales, mediáticos, periodísticos etc. de Francia que aparecen por la novela. El name-dropping del que habla la Wikipedia: por una parte es una estrategia transparente para lanzar la novela, para que hablen de ella los famosos que en ella aparecen (Beigbeder, Sollers, etc.) y todos los que les siguen la pista—parte del márketing mediático bien estudiado que decíamos. Por otra, es obvio que es una estrategia interesante, y que en cierto modo Houellebecq está cogiendo por los cuernos el toro de la realidad con la que tiene que lidiar, en su labor de artista. El arte aparece aquí como algo divorciado de la inteligencia—digamos que sigue su propio instinto, su visión u obligación inexplicable, y son los críticos (en el caso de Jed, el propio Houellebecq y otros) quienes aportan una justificación intelectual para las labores del artista. El mismo artista está viendo las aventuras del tío Gilito; y por supuesto es el mercado quien decide la cotización, un absurdo del cual no hablaremos más, como Wittgenstein (395).

"Nous aussi, nous sommes des produits", le dice Houellebecq a Jed, viendo su coche, "des produits culturels. Nous aussi, nous serons frappés d'obsolescence. Le fonctionnement du dispositif est identique—à ceci près qu'il n'y a pas, en général, d'amélioration technique ou fonctionnelle évidente ; seul demeure l'exigence de nouveauté à l'état pur" (172)

—Y a eso aspira la novela, a estar atenta a su tiempo, y al futuro inmediato que la va a desplazar y a revelar su irrelevancia.

houellebecq

Otros hilos tiene la novela, que como digo es un retrato rico, sarcástico, de la soledad occidental hipermediatizada e hiperrepresentada. Por ejemplo la relación de Jed con su padre. Es también tema de un cuadro suyo (de la serie de cuadros hiperrealistas sobre profesionales que lo hace multimillonario). Lo ve una vez al año, un ritual absurdo de comida navideña, y poco más. El propio Houellebecq tampoco tuvo buena familia, y podría decirse que se ve. El padre de Jed va a morir, no tiene apego a la vida, le parece una triste broma que le hayan tenido que poner un ano artificial, y se va a Suiza a una floreciente empresa dedicada a la eutanasia—mucho más floreciente que el burdel de la puerta de al lado, al parecer atiende esta empresa a cien clientes diarios. Jed va a preguntar por su padre, que fue "atendido debidamente"—y acaba dándole una paliza a la gerente. Pero sin gran pasión tampoco, sólo quizá por justicia estética o sentido del deber. Las despedidas de los padres suelen ser malas e insuficientes; ésta capta lo malo de modo muy logrado.

Bueno, quizá me despida yo con una descripción de Houellebecq visto por Jed visto por Houellebecq. Tenía el autor unos cincuenta años aquí, es varios años antes de su muerte que tendrá lugar en el futuro inmediato, hacia 2015, y esperemos que no esté calculada. Jed llama a la puerta de Houellebecq, en Irlanda:

Tocó y redobló durante al menos dos minutos a su puerta, bajo una lluvia violenta, antes de que Houellebecq viniese a abrirle. El autor de Las Partículas Elementales iba vestido con un pijama rayado gris que le daba una vaga apariencia de presidiario de culebrón televisivo; llevaba el pelo revuelto y sucio, la cara colorada, casi como si tuviese rosácea, y apestaba un poco. La incapacidad de asearse es una de las señales más seguras de la caída en estado depresivo, se acordó Jed. (....) Las cajas de las mudanzas seguían sin abrir. Había echado barriga desde la última vez, pero su cuello, sus brazos, seguían igual de descarnados; parecía una tortuga vieja y enferma. (166)

¡La figure de l'auteur, indeed! Como decía, no le falta humor ni autoironía, dentro de la desolación. Cierto que es un experimento literario logrado, La carte et le territoire, aunque adolezca de obsolescencia prevista, si no planificada. Take it sudden as it flies / Though you take it not to hold...


Le dangereux contrat de non-fiction






Hotel California

And still those voices are calling from far away....
Así sin ensayar, agarro la guitarra y esto es lo que sale bajo el epígrafe "Hotel California". Siempre prometo que algún día las ensayaré más, y a veces cumplo.






L'Aigle Noir


Llegamos al Periódico

Me pasan por debajo de la puerta una fotocopia de una noticia de El Periódico de Aragón de hoy, en la que se habla de nuestro contencioso administrativo y de su resolución. La firma J. Oto, y remite como fuente a este blog; pues al parecer la Universidad sólo ha querido comentar que el conflicto responde a una 'cuestión interna'.

Quizá no esté de más aclarar que no conozco al periodista ni he tenido ningún contacto con él, aunque desde luego le agradezco que dé a conocer la cuestión a sus lectores.

 La noticia ha sido difundida a través del servicio de prensa de la Universidad (también está en este enlace). Se señala que "La asignación de la docencia en Filología acaba en los tribunales. El juez da la razón a dos profesores contra la ordenación seguida por el departamento. La sentencia obliga a apelar a la jerarquía académica y a la antigüedad".

Una pequeña inexactitud en la formulación de El Periódico es que yo no digo que haya trato de favor "hacia los catedráticos" (lo hay de oficio y por norma, vamos, que no es de favor sino de sistema)—a lo que iba es que hay trato de favor a los miembros de los equipos de los catedráticos -- no catedráticos ellos mismos, pero que ejercen como tales con el único mérito decisivo de tener alianzas adecuadas.

Este departamento sigue estando infradotado de catedráticos, aunque la cosa se va remediando (es un decir) con las promociones de estos últimos años. Yo recomiendo a los catedráticos que si tan interesados están en promocionar a los miembros de sus equipos, que los hagan catedráticos, en lugar de hacerlos pasar por delante por la puerta falsa. Se lo agradecerán ellos, los primeros.

En cuanto a mí, diría yo a lo Groucho Marx que es un club, el de los catedráticos, al que prefiero tener el honor de no pertenecer, visto lo visto. Les envidio (un poquito, tampoco es para tanto) su sueldo, pero sus maneras son detestables, y el criterio que ejercen es casi invariablemente torcido, parcial e interesado, guiado únicamente por alianzas pasadas, presentes y futuras, favores mutuos y dependencias feudales. Un mismo mérito puede valer cien o cero, indistintamente, según sople el viento, en el tipo de valoración en que es especialista un catedrático. El instrumental requerido para la profesión es un embudo de tamaño natural, y en la medida en que se puede vender efectivamente el alma, es en estos tratos donde se vende.

Además, las uvas de la promoción a cátedras están verdes: otros tienen más "méritos acumulados" que yo, con todo este asunto a cuestas; van mucho mejor encaminados a la cátedra, y sería necedad pretender competir con currículos tan abultados.

La sentencia de la cátedra (VI)




Miércoles 12 de enero de 2011

On the Radio

Tarareando una canción de Regina Spektor:


Me and Bobby McGee

perro goya


Graves daños te encumbrarán

Podría ser el título de algún grabado de los Caprichos de Goya. Y tiene ironía la cosa. Ahora resulta que algunas de las mejores pinturas de Goya, de las más geniales y originales, son como son porque resultaron gravemente dañadas en su traslado y "restauración".

Graves daños que, como se ve, las mejoraron y las hicieron menos convencionales de lo que eran en un principio. Así, el famoso perro enterrado que pintó Goya era menos abstracto y minimalista que el que ahora se exhibe en el Museo del Prado. Y la Pelea a Garrotazos no presentaba a los dos personajes enterrados en el suelo hasta las rodillas.

Era una pelea más vulgar y menos expresionista. Parece que los desperfectos les sentaron bien a las pinturas, y el pincel de Goya se volvió más suelto y atrevido, retroactivamente.

Aquí hay una noticia de El Heraldo de Aragón que da más detalles, y que sin embargo no capta la deliciosa ironía de la situación. Sic transit Goya...


____


PS, febrero 2011:

Aún mas sobre las pinturas negras de Goya, en La Vanguardia y en The Times. Tampoco la mirada del Saturno era de Goya—luego sí, y ahora, menos.


Todo contexto y ritual


Martes 11 de enero de 2011

Eet

Me suscribo al canal de YouTube de Regina Spektor. Eh, que sólo tiene 33544 suscriptores, conmigo. Merece más—me recuerda algo a Kate Bush, en lo chiflada e imaginativa. En Spotify también hay mucha Regina Spektor—lástima, así no le voy a comprar ningún disco.



It’s like forgetting the words to your favorite song
You can’t believe it
You were always singing along
It was so easy and the words so sweet
You can’t remember
You try to move your feet

It was so easy and the words so sweet
You can’t remember, you try to feel the beat...


Ça marche














Lunes 10 de enero de 2011

La posición del sujeto

Me ha gustado pasablemente este fragmento de Lawrence Grossberg sobre el posicionamiento y constitución social del sujeto.  Más en todo caso que la conclusión global del artículo, que termina con un suspiro utópico en pos de una política de la identidad en la que el Sujeto fuese totalmente autónomo y eligiese sin condicionante alguno a qué grupos o colectivos se habría de adherir para autodefinirse y autoarticularse. (Supongo que la admisión a todos los clubs también sería libre y sin condicionantes, jjj...). Mundo celestial,  parece mentira que un materialista cultural admita siquiera semejante planteamiento angélico. En fin, aquí "la cuestión del sujeto" según Grossberg, traduzco:

La cuestión del sujeto es una cuestión epistemológica, en el sentido más amplio del término. El sujeto describe una posición en el seno de un ámbito de subjetividad o de un ámbito fenomenológico, producida por una maquinaria subjetivizadora específica (ya que no todas las subjetivizaciones son sujetificadoras). En la medida en que todos tienen una experiencia del mundo, la subjetividad debe ser en cierto sentido un valor universal (que de hecho puede ser accesible a más seres además de los humanos). Todos tienen alguna forma de subjetividad y así, en al menos un sentido, existen como sujeto, aunque investigaciones más detalladas habrían de especificar las diferentes formas de la existencia del sujeto. Todos existen en el centro de un ámbito fenomenológico y por tanto tienen algún tipo de acceso a la experiencia, a algún tipo de conocimiento sobre sí mismos y sobre su mundo. Por supuesto, bien puede ser que la subjetividad en tanto que valor necesario para la vida esté también desigualmente distribuida, que algunos individuos puedan tener la posibilidad de ocupar más de una de esas posiciones, que algunas de esas posiciones ofrezcan perspectivas específicas sobre la realidad que sean diferentes de otras, o que algunas posiciones vengan a ser más valoradas que otras. napoleon sarkoPodemos especificar algo acerca de la forma moderna de la subjetividad remitiéndonos al argumento de Althusser (1971) —y releyéndolo: la subjetividad moderna ha de funcionar, hasta cierto punto, en el sentido de "autorizar" la experiencia misma, aunque, de nuevo, algunas posiciones bien pueden ser más capaces que otras de dar expresión a su "autoridad" y de defenderla. En este sentido, la subjetividad no es una cuestión ontológica sino un valor epistemológico contextualmente producido. En términos de Deleuze, es el producto de una máquina estratificadora que produce lo real como una relación de contenido (cuerpos) y de expresión (subjetividad como valor).

    Naturalmente, la subjetividad en este sentido es abstracta. Y al menos en el seno de las sociedades humanas, siempre está inscrita o distribuida en códigos culturales que organizan a los sujetos definiendo identidades sociales. Tales códigos valoran de modo diferencial determinadas posiciones concretas en el ámbito de la subjetividad. En otros términos, aunque todo el mundo existe en los estratos de la subjetividad, también están localizados en posiciones particulares, cada una de las cuales capacita dando posibilidades de experiencia y limitándolas, posibilitando la expresión de esas experiencias, y proporcionando legitimaciones para esas representaciones. Así, la cuestión de la identidad es una cuestión de poder social y de su articulación, de su anclaje, en el cuerpo de la población misma. En ese sentido, el yo en tanto que encarnación material de las identidades, los puntos materiales en los que los códigos de diferencia y distinción se inscriben en el ente social, existe sólo tras la inscipción de las diferencias históricas. Hall (1992: 16), por ejemplo, describe la función del racismo como "dirigida a sujetarnos a nosotros 'aquí' y a ellos 'allá', para fijar a cada cual en el lugar designado para su especie". En términos deleuzeanos, el yo es el producto de una maquinaria diferenciadora.

Aunque está claro que las estructuras de la subjetividad y del yo pueden influir en, y pueden articularse con cuestiones de poder y posibilidades agentivas, no hay razón para suponer que sean las mismas o equivalentes. De hecho, la cuestión de la agentividad es cosa de acción y de la naturaleza del cambio. En su forma más común, es la cuestión de Wittgenstein: ¿Qué diferencia hay entre que yo levante el brazo y que mi brazo se levante? Plantea cuestiones de intencionalidad pero sin presuponer una respuesta mentalista ni voluntarista. Obviamente, en el ámbito de los estudios culturales la cuestión de la agentividad supone más que una simple pregunta sobre si la gente controla sus propias acciones mediante algún acto volitivo. En términos de la modernidad clásica, la cuestión de la agentividad plantea cuestiones sobre el libre albedrío, o sobre cómo puede ser que la gente sea responasable por sus acciones determinadas. Pero en términos culturales más amplios, las cuestiones de agentividad implican la cuestión de las posibilidades de acción como intervenciones en los procesos mediante los cuales la realidad se está transformando continuamente, y en los que se ejerce el poder. Es decir, en términos de Marx, el problema de la agentividad es el problema de comprender cómo la gente hace la historia en condiciones que no son obra suya. ¿Quién llega a hacer historia?

(de "Identity and Cultural Studies", en Questions of Cultural Identity, ed. Stuart Hall y Paul Du Gay. Sage, 1996, pp. 98-99).

Aún no había escrito esto Lawrence Grossberg cuando adquirí mi primer libro suyo—sin comprarlo, por cierto. Era Marxism and the Interpretation of Culture, y servía de tope para mantener abierta una puerta en mi residencia de estudiantes, en Providence, Rhode Island. En 1989, cuando aún no había caído el Muro. La URSS cayó, recuerdo, años después—un verano, mientras yo limpiaba una piscina cerca de Chimillas.

Redes, regiones y públicos



Domingo 9 de enero de 2011

Degustación de libros

Volviendo de la plaza con Ivo y Oscar me explican sus gustos literarios—aclarándome que no incluyen a Jane Austen, pero sí en cambio exquisita literatura como por ejemplo Tolkien. Y especifica más Ivo:
pibo
Ivo:—El otro día probé los libros, para ver a qué sabían. Y los de Tolkien saben salados, muy bien sabían. Los de Christopher Tolkien, que me estoy leyendo ahora Los hijos de Húrin, saben dulces. Los de C. S. Lewis saben agridulces; los de Terry Pratchett casi agrios. Y los de J. K. Rowling saben ácidos.

Oscar: —Hum, pues es una suerte que así los ciegos podrán también disfrutar de esta literatura, sobre todo si se les agudizan los sentidos, incluido el gusto.

Desarrollo cerebral






Welcome to the Machine

Oía yo ésta en Wish You Were Here... creo. Allá por 1980, o antes. Entonces no tenía hijos, ni máquinas a las que dar la bienvenida. Ahora... bienvenidos a la máquina.



Vera Lynn



Leyendo intenciones

backfrontLlevo años ya republicando mis viejos escritos, sin llegar a alcanzarme. Cierto es que lo hago por triplicado. Hoy subo a Academia un viejo artículo, escrito en los ochenta y publicado hace veinte años, sobre teoría de la interpretación.

"Authorial Intention in Literary Hermeneutics: On Two American Theories"

Apareció en la Miscelánea departamental, pero veo que ese volumen no está en red. Ya en tiempos lo colgué en html, y ahora con Zamzar lo he convertido limpiamente a PDF para subirlo a mis repositorios habituales como el SSRN y Zaguán.

Otro artículo procedente de mi tesis de máster de Brown sobre "El Monstruo" de Stephen Crane, también de la misma época, y que también apareció en la Miscelánea.

Reading Racism: The Assumption of Authorial Intentions in Stephen Crane's 'The Monster'

En html está aquí. También lo subo al SSRN.  Mucho escribí sobre cuestiones de intencionalidad por esa época, y aún sigo en ello a veces. Algunos artículos más sobre el tema hay en mi página de publicaciones.

Jerárquica mente







Sábado 8 de enero de 2011

La llave de Sarah

Recomiendo no perderse esta película, en especial a quien le gusten las películas de judíos perseguidos y de nazis—más en concreto el tipo de público al que le gustó La decisión de Sophie, con la que tiene algunos puntos estructurales de contacto. O, por traer la cosa más cerca, a quien le gustase Il y a longtemps que je t'aime, de Philippe Claudel, que no es de nazis pero sí de secretos y culpas del pasado enterrados largo tiempo. Y que es otra película francesa reciente que también recomiendo mucho. Por cierto que en las dos hacen papeles memorables tanto Frédéric Pierrot como Kristin Scott-Thomas.

Aquí siguen muchos spoilers, no suelo avisar yo de estas cosas. En IMDb hay más datos sobre esta película, llamada allí Her name was Sarah.

Tiene mucho mérito la película al retratar el colaboracionismo y antisemitismo francés, con ocasión del episodio del Velódromo de Invierno, de París, en el que miles de judíos fueron hacinados tras una redada por los barrios parisinos en el verano de 1942, y fueron deportados luego a los campos de exterminio. Todo a cargo de la policía francesa, a las órdenes de los nazis.

La película se origina en torno a dos personas que ocupan sucesivamente el mismo piso del barrio del Marais—Sarah Starzinsky, una niña, es apresada allí con sus padres—pero antes de salir deja a su hermanito Michel escondido en el armario y lo encierra con llave, diciéndole que volverá, que espere...

El piso es ocupado desde ese verano por la familia Tezac, y muchos años más tarde, la protagonista de la película, Julia Armond (Kristin Scott Thomas) va a trasladarse a él, con su marido Bertrand Tezac (Pierrot), hijo de los viejos ocupantes. Pero Julia está escribiendo un artículo sobre los judíos deportados de París, y decide investigar qué pasó para que ese piso quedase libre en el verano del 42.  Descubre Julia un esqueleto en el armario de la familia, por así decirlo.  Sarah consiguió escaparse del campo, y consiguió volver con su llave a colarse en el piso y abrir la puerta a su hermanito—pero lo encontró allí muerto, y de eso fueron testigos el abuelo de Bertrand y su padre. Éste le cuenta a Julia lo que sabe, un secreto bien guardado, del cual Bertrand no sabía nada. La película alterna entre la historia de Sarah y la de Julia, sacando poco a poco a la luz los años ocultos.

Julia investiga, 
y descubre en los archivos, entre tantos y tantos muertos con nombres, apellidos y fotos, la constancia de la muerte de los padres de Sarah, en los campos nazis. Pero Sarah no consta; ha desaparecido. Tras las revelaciones de su suegro, descubre Julia que Sarah estuvo unos años en el campo con una familia que la había recogido tras su fuga, pero luego se fue a América. Allí le sigue la pista Julia,  y acaba descubriendo más cosas—que Sarah se casó allí y que se suicidó poco después de tener un hijo. Su familia americana no sabía nada de su pasado europeo. También localiza al hijo, para quien todo era secreto—ni idea de su identidad judía oculta, pues Sarah temía las persecuciones. Algún trauma mal asumido la llevó a suicidarse—posiblemente la angustia que siente por la muerte de su hermanito.  Trae a la vida a un niño, y luego se suicida, inexplicablemente, como Primo Levi, una más de los salvados ahogados.

Al principio el hijo de Sarah, William, no quiere saber nada de esta historia que le descubre un secreto de familia doloroso, y le vuelve irreconocible a su madre. Son cosas que pasan—a veces la gente más próxima arrastra estos secretos, y nos da sorpresas póstumas.  Hay que reescribir la historia recibida, como decía Oscar Wilde—es un deber. Con el tiempo comprenderá mejor William su propia historia, y se reconciliará con Julia, a quien había despachado con malos modos. Quizá incluso acaban juntos como pareja.

Porque aquí interviene la otra línea argumental de la película: la crisis matrimonial de Julia. Tras muchos años de intentar tener un niño con Bertrand, se ha quedado embarazada—y éste no lo quiere. De hecho, la presiona para que aborte. Y a punto está Julia de hacerlo, por él, porque ella sí quiere tener el niño... (cosas que hace la gente, también, incluso gente supuestamente inteligente). Pero se interfiere la otra historia, y sale corriendo de la clínica abortiva. Y tendrá a su niña, y se separará de Bertrand. La niña se llamará Sarah.

La película es una soterrada polémica contra el aborto. Es la convergencia entre las persecuciones judías y la práctica del aborto gratuito donde se apoyan tanto el argumento como el simbolismo de la película. Establece un paralelismo, en su doble línea argumental, entre la chocante indiferencia de los parisinos a la persecución y exterminio de los judíos, y la indiferencia y falta de sensibilidad de todos los civilizados occidentales que rodean a Julia, frente a la cuestión del aborto. Julia paseándose entre las fotos de los judíos exterminados también se está paseando en cierto modo entre las fotos de quienes podrían haber nacido y no lo hicieron por decisión de los que habrían sido sus padres. La lista de judíos masacrados no es más larga que la lista potencial de bebés que fueron abortados.  Hay una continuidad en la ceguera selectiva y en la aceptación cotidiana de la crueldad—muchas personas viven esto con angustia y ven en la cultura del aborto contemporánea una "cultura de la muerte" con más analogías de las deseables con otros exterminios industriales masivos del siglo XX.
(No nos centraremos ahora en las diferencias que por supuesto también hay).

sarahskey


Y analogías hay —la película las señala de modo no insistente sino más bien indirecto y simbólico. Lo que da fuerza a Sarah para huir del campo y vivir es la llave que tiene, la que sacará a su hermanito del armario donde lo ha encerrado—a la vez un útero acogedor y protector, y una tumba que le espera sin él saberlo. La existencia de su propio hijo, William, quizá se deba al recuerdo traumático de ese pequeño tío suyo, Michel, del cual nada sabía. Sarah se quita la vida cuando William tenía aproximadamente la edad de Michel—quizá demasiado hastiada de responsabilidades, o abrumada sin más por un profundo trauma. Y la historia de Sarah, al entrecruzarse subliminalmente con la del embarazo de Julia, hará que ésta tome la decisión de seguir por su cuenta y marcar distancias con respecto a un marido que la quiere hacer abortar. Julia consigue hacer salir del armario de su vientre a la pequeña víctima simbólica. A la niña que nace le pone de nombre Sarah, en homenaje consciente a la pequeña superviviente.  La película propone que con la salida a la luz de los secretos ocultos el trauma se supera, y se puede seguir adelante, siendo conscientes del peso de la historia pero también liberados en parte de él. Bertrand era partidario de enterrar los secretos de familia; Julia prefiere enfrentarse a ellos, aunque las consecuencias sean desagradables. Asumir las responsabilidades del pasado a veces requiere reorganizar el presente, y tomar una dirección que quizá nos transforme y nos haga ver las cosas de otra manera, y nos separe de la gente a la que queríamos. Entretanto, han quedado víctimas por el camino.





Her Name Was Sarah. (La llave de Sarah).
Dir. Gilles Paquet-Brenner. Screenplay by Gilles Paquet-Brenner and Serge Joncour, based on Tatiana de Rosnay's novel Elle s'appelait Sarah. Cast: Kristin Scott Thomas (Julia Armond), Mélusine Mayance (Sarah Starzynki), Niels Arestrup (Jules Dufaure), Frédéric Pierrot (Bertrand Tezac), Michel Duchaussoy (Édouard Tezac), Dominique Frot (Geneviève Dufaure), Gisèle Casadesus (Mamé), Aidan Quinn (William Rainsferd), Natasha Mashkevich (Mme. Starzinski), Arben Bajraktaraj (M. Starzinski), Sarah Ber (Rachel), Karina Hin (Zoe Tezac), James Gerard (Mike Bambers), Charlotte Poutrel (Sarah jeune femme). Music by Max Richter. Cinemat. Pascal Ridao. Ed. Hervé Schneid. Prod. des. Françoise Dupertuis. Exec. Prod. Gaetan Rousseau. Prod. Stéphane Marsil. France: Hugo Productions – Studio 37 – TF1- France 2 (…), 2010.*


Caché



Internetquellen zur Komparatistik

Enlazan mi bibliografía entre los recursos recomendados de Internet para el estudio de la literatura comparada—en la Universidad Goethe, de Frankfurt.

Estoy en buena compañía con lo mejorcito de la Filología—entre asociaciones de prestigio, referencias a otras universidades alemanas, y publicaciones como éstas:

Stanford Encyclopedia of Philosophy
Diccionario de la Lengua Española
Encyclopaedia Britannica
Encyclopedia of Judaism
Internet Encyclopedia of Philosophy
The Living Handbook of Narratology
Oxford English Dictionary
Oxford Reference Online... etc.

Mi enlace está al final, entre las bibliografías, que además de la mía son éstas:

Annotierte Bibliographie zur Literaturtheorie
Bibliographie der Deutschen Sprach- und Literaturwissenschaft (BDSL Online)
Les bibliographies annotées de ADARR
MLA International Bibliography
Studienbibliographie zur Neuskandinavistik

Tampoco es sean del mismo nivel todas, pero... —"albricias y otras palabras alegres", como decía Leoncio el León.

Ordenando enlaces









Artículos en Sideral

Nos anunciaban ayer la puesta en marcha remozada de la aplicación Sideral, para poner el currículum en red. (Ya arrancó en 2007, y ahora han introducido más datos). "Además se han completado todos aquellos campos necesarios para el desarrollo del Currículum Vítae Normalizado (CVN) y se han establecido los procedimientos de carga y validación de datos coordinando a las diferentes unidades". Está en la intranet universitaria en https://gestiona.unizar.es/sideral

Tiene algunas arbitrariedades incorporadas por sistema: por ejemplo, se puede subir un ejemplar en PDF de los artículos, pero no de los capítulos de libro. No sé por qué para la evaluación habrían de requerirse unos sí y otros no. Tampoco
puedes elegir entre opciones de visionado, público o privado—es de uso confidencial y limitado a cada funcionario y sus evaluadores, con lo cual, como base de datos, deja bastante que desear. No sé ni por qué me he molestado en subir una copia de los artículos, pero allí ha ido—a la lista de artículos que me admiten, que entiendo son estrictamente los publicados en revistas académicas.
north pole sun moon
Por lo que veo el aspecto más antipático de Sideral no va a ser la interfaz, sino esta separación con tiralíneas entre lo académico y lo no académico, lo que ha recibido el visado de algún editor o revista y lo que no. Como principio me parece (y hablo desde el punto de vista de las humanidades) un tanto pernicioso—aunque supongo que precisamente esa es la misión de estos sitios web, y de hecho de la Academia: estandarizar, poner filtros formales, y encauzar las actividades y esfuerzos del personal hacia los procedimientos y actividades (supuestamente) deseables, que serán lo único que cuente en estas evaluaciones administrativas, o sea evaluaciones de lo ya evaluado: artículos ya aceptados, proyectos de investigación subvencionados, etc.

Aquí está una lista de mis artículos supuestamente válidos, según las reglas del juego de Sideral—los demás no cuentan, es el all-or-nothingism que es inherente a estas Normalizaciones y Estandarizaciones. No se molesten en pinchar en los enlaces.


60308 Gilgamesh y la escritura García Landa, José Ángel 2008 Narrativas (Zaragoza)

60404 Book Review: Children’s Literature as Communication: The ChiLPA Project (Studies in Narrative, 2) García Landa, José Ángel 2005 Language and literature (Harlow)

60402 Silvia CAPORALE BIZZINI, ed. 2003: We, the "Other Victorians": Considering the Heritage of 19th-Century Thought García Landa, José Ángel 2005 Atlantis : Revista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos

60403 Viviane Serfaty 2003: The Mirror and the Veil: An Overview of American Online Diaries and Blogs. Amsterdam Monographs in American Studies, 11. Amsterdam and New York: Rodopi. García Landa, José Ángel 2005 Atlantis : Revista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos

60302 Hindsight, Intertextuality and Interpretation: A Symbol in Nabokov's 'Christmas' García Landa, José Ángel 2004 Symbolism (New York, N.Y.)

60303 The Hermeneutic Spiral from Schleiermacher to Goffman: Retroactive Thematization, Interaction, and Interpretation García Landa, José Ángel 2004 BELL - Belgian journal of english language and literatures

60301 The Poetics of Subliminal Awareness: Re-reading Intention and Narrative Structure in Nabokov's 'Christmas Story' García Landa, José Ángel 2004 Revista Española de Microbiología Clínica

60401 Mediating Criticism: Literary Education Humanized by Roger Sell, 2001 García Landa, José Ángel 2003 Language and literature (Harlow)

60400 Roger Sell, ed. LITERATURE AS COMMUNICATION: THE FOUNDATIONS OF MEDIATING CRITICISM (Reseña) García Landa, José Ángel 2002 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

14238 Recent literary theory and criticism in Spanish Anglistics: Some observations on its institutional context and practices García Landa, J. A. 2001 Links and Letters

60399 Steven G. Kellman and Irving Malin, eds., TORPID SMOKE: THE STORIES OF VLADIMIR NABOKOV (Reseña) García Landa, José Ángel 2001 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

60398 Recent trends in narratological research: papers from the narratology round table / Esse4 - september 1997 - Debrecen. Hungary / and other contributions. John Pier (ed.)Pier, ed., García Landa, José Ángel 2000 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

60299 Arresting deconstruction: observations on Gayatri Chakravorty Spivak's Cultural criticism García Landa, José Ángel 1999 Stvdivm (Teruel)

60397 The Art of Rhetoric (Institutiones Oratoriae, 1711-1741). From the Definitive Latin Text and Notes, Italian Commentary and Introduction by Giuliano Crifò Giambattista Vico Ed. and trans. Giorgio A. Pinton and Arthur W. Shippee. (Value Inquiry Book Series 37). Amsterdam: Rodopi, 1996. García Landa, José Ángel 1998 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

14239 Arresting deconstruction: on Gayatri Chakravorty Spivak's Cultural Criticism García Landa, J. A. 1997 REDEN. Revista española de estudios norteamericanos

60396 George Landow, ed, HYPER/TEXT/THEORY García Landa, José Ángel 1997 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

14240 Sobre la competencia del narrador en la ficción García Landa, J. A. 1997 Atlantis: Revista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos

3992 NIVEL NARRATIVO, STATUS, PERSONA Y TIPOLOGIA DE LAS NARRACIONES GARCIA LANDA, JOSE ANGEL 1996 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

60395 Salman Rushdie, The Moor's Last Sigh García Landa, José Ángel 1995 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

60298 Deconstructive Intentions: On the Critique of the Hermeneutics of Understanding García Landa, José Ángel 1994 BELLS: Barcelona English Language and Literature Studies

14241 Enunciación, ficción y niveles semióticos en el texto narrativo García Landa, J. A. 1994 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

60297 'It's Stories Still': La reflexividad en las narraciones de Samuel Beckett García Landa, José Ángel 1992 Revista alicantina de estudios ingleses

60296 Bibliografía de las obras de Samuel Beckett (1906-1989) García Landa, José Ángel 1992 Revista alicantina de estudios ingleses

7186 Speech Act Theory and the Concept of Intention in Literary Criticism GARCIA LANDA, JOSE A. 1992 Revista Canaria de Estudios Ingleses

8030 'The Enthusiastick Fit': The Function and Fate of the Poet in Johnson's "Rasselas" GARCIA LANDA, JOSE ANGEL 1991 Cuadernos de Investigación Filológica

14242 Authorial intention in literary hermeneutics: on two american theories García Landa, J. A. 1991 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

14243 El centro ausente: el Innombrable de Beckett García Landa, J. A. 1991 Atlantis : Revista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos

14244 Stanley E. Fish's speech acts García Landa, J. A. 1991 Atlantis : Revista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos

60295 The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Sterotypes in The Mill on the Floss García Landa, José Ángel 1991 Papers on Language and Literature

60294 Reflexivity in the Narrative Technique of As I Lay Dying García Landa, José Ángel 1990 English language notes

14245 Reading racism: the assumption of authorial intentions in Stephen Crane's "The Monster" García Landa, J. A. 1989 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

9079 Samuel Johnson's "Rasselas": The Duplicity of Choice and the Sense of an Ending García Landa, José Ángel 1989 Revista Canaria de Estudios Ingleses

14246 El modo del género narrativo: diversas interpretaciones García Landa, J. A. 1986 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

14247 La subjetividad como máscara en las "Nouvelles" de Beckett García Landa, José Ángel 1986 Miscelánea: Revista de estudios ingleses y norteamericanos

Su ordenación, como se ve, es caótica—tampoco puede cambiarse. Luego, aparte, están los capítulos de libro. Y los congresos, proyectos subvencionados, méritos de gestión, etc. No hay ninguna sección para publicaciones en repositorios. Bien, yo venía pidiendo que nos pusiesen un sitio centralizado para el currículum en red, y se han cumplido mis deseos, pero como suele pasar, no es exactamente lo que se esperaba uno. No sé si este paso adelante hacia la Normalización me producirá el efecto de normalizarme, y volver al redil de las publicaciones académicas en revistas, o si quizá precisamente pasará todo lo contrario...

La investigación en Humanidades




Viernes 7 de enero de 2011

Of Writing Many Books

A Bibliography
of Literary Theory,
Criticism and Philology
 

16th edition 

(2011)

by

José Ángel 
G
ARCÍA LANDA


Universidad de Zaragoza 

Facultad de Filosofía y Letras
50009 Zaragoza - Spain

almez

Of writing
many books
there is no end



—oOo—



MÁS SOBRE ESTA BIBLIOGRAFÍA
Los trabajos de Hércules
Una pila de libros como yo de alta
Bibliografía, Webliografía, Blogblografía
Vanity Fea (tags): Bibliografía

El volumen de información es relativo al uso que se hace de ella. Doce segundos de película de alta definición tienen tantos bits como las obras completas de Shakespeare. Las imágenes y el sonido son especialmente golosos de megas; el texto no. Mi bibliografía sólo tiene la ilustración de arriba. Según los cálculos de J. T. Huggins ("How Much Data Is That"?) los cerca de 300 megas de texto de esta bibliografía ocuparían, en letra impresa, unos dos metros y medio de libros en una estantería. Permítanme observar que en mi bibliografía no figura ninguna otra obra más extensa de un solo autor. Suponiendo que una bibliografía pueda tener un solo autor.

Empecé a hacerla, me parece recordar, en 1989, con mi primer Macintosh, cuando vivía en la calle Albareda. Comencé reuniendo referencias que ya tenía recogidas para el máster que hice en Brown, otras de la tesis doctoral, desde 1985, y de la tesina, desde 1984. Luego aún he incluido los libros que he tenido desde siempre—total, que (retroactivamente hablando) no se puede saber cuándo empecé a hacer esta bibliografía. Supongo que terminarla la terminaré cuando se me acaben las fuerzas, o la vida. Ganas y motivaciones no es que me queden, realmente, pero en ello seguimos.

(Rendimiento del trabajo y long tail)





Jueves 6 de enero de 2011
holly cole
Waters of March

Os regalo, de Reyes, una bonita canción de Holly Cole, Waters of March (en realidad una bossa nova jazzeada). Recomiendo oírla con el volumen más bien alto. La he encontrado con el buscador de canciones BeeMP3, donde se puede bajar gratis, ésta y varios miles más. http://beemp3.com/download.php?file=8464725&song=Waters+of+March
A tu iPod, si lo tienes.

Ma préférence














Francis Cabrel, African Tour





La robe et l'échelle






Miércoles 5 de enero de 2011

Los Reyes Magos, pillados in fraganti

Este es el cuento escrito por Oscar, para Deberes—es un deber, esto de los Reyes Magos. En el cuento se juntan el cariño y la nostalgia por los abuelos...  y la Sospecha que corroe a los chavales, y que tan unida va a estas ceremonias y tradiciones. Pero alguien ha decidido entrar en un pacto de silencio, no me cabe la menor.


Los reyes magos

Había una vez un niño llamado Daniel.
Daniel esperaba con ganas la Navidad. Le gustaban los regalos y también le gustaba el acto religioso. Unos días después llegó su abuelo. Quería mucho a su abuelo, que tenía una gran barba blanca y espesa.
Justo el 5 de Enero, el anterior día a los reyes, dijo que tenía cosas pendientes con sus dos amigos. Daniel no quería que su abuelo se fuese. Al final se fue, y Daniel se puso a buscar la razón por la que se había ido. Buscó en su agenda de cosas pendientes. Buscó en el 5 de Enero y decubrió una cosa muy interesante. Decía: 
Ir con Gaspar y Baltasar. Esos nombres le sonaban;
- ¡ah!, exclamó. Ya se acordó de esos nombres tan extraños.
Eran dos de los reyes magos.
-¿Qué tendrá que ver mi abuelo con los reyes magos? Se preguntó.
Quizá tenga unos amigos con esos nombres, pero; que casualidad que se vaya el 5 de Enero, se parezca a como describen a Melchor y tenga DOS amigos llamados Gaspar y Baltasar ¿no?

A la Navidad siguiente, solo que aún en Diciembre, sus amigos Gaspar y Baltasar fueron a comer a casa de su abuelito, y Daniel le preguntó a su abuelito:
¿Puedo ir contigo?
Y su abuelo dijo
-Vale Daniel, y se fueron. En esa casa se entretuvo mucho, y cuando Gaspar y Baltasar llegaron, Daniel vió que también se parecían a la descripción de la mayoría de personas sobre los reyes magos.
 Después de una partida de parchís, le dijeron a Daniel que viese la tele.
Daniel se fue, pero se puso a escuchar por detrás de la puerta.
Hablaron de que tenían que comprar todos los regalos que necesitaban. 
A Daniel le extrañó todo lo que dijeron.
También dijeron que esa noche prepararían los camellos.
Cada vez estaba más seguro de que su abuelo era Melchor, o que trabajaba con los reyes magos. Subió a la buhardilla y vió unas túnicas lujosas de seda oriental de gusano de seda. Ahora sí que estaba seguro de que su abuelo y sus dos amigos eran Melchor, Gaspar y Baltasar, pues decía los nombres en cada túnica.
En el siguiente 5 de Enero el abuelo también dijo que tenía que hacer cosas con sus amigos, pero Daniel se escondió en el maletero del coche donde  el supuesto Melchor iba a reunirse con sus amigos. Llegó a donde sus amigos esperaban con unos camellos con bolsas. Como a Daniel le adelantaron sus regalos por ser bueno,había espacio.Se metió en una de las bolsas y empezó el viaje. En unas horas que parecieron segundos ya casi habían repartido todos los regalos del mundo, quitaron el último regalo de la bolsa, descubrieron a Daniel,y al mismo tiempo gritaron los cuatro:
¡AAAAAAAAAAhh!  . Desde entonces solo Daniel y los reyes magos saben quién es Melchor, y Daniel no se lo dijo nunca a nadie.

FIN

rockwellsanta


Babas de camello




Martes 4 de enero de 2011

El Gran Diseño y Hacedor de Estrellas (3): ¿Qué es la realidad?

El Gran Diseño y Hacedor de Estrellas (1)
(2) La ley de la ley

Arguyen Hawking & Mlodinow que si nuestro mundo fuera una burbuja de realidad, una ilusión contenida en el seno de otra realidad, todavía tendría sentido hablar de nuestra propia realidad, limitada, en la medida en que la ilusión fuera consistente y siguiera leyes. Un pez en una pecera ve la realidad distorsionada, pero en la medida en que la distorsión es coherente, su realidad es real. Si hubiese un más allá de nuestra realidad pero esta mantuviese consistencia perfecta, no podríamos deducir si existía o no una realidad detrás de la simulada. Es de hecho lo que sucede en Matrix: para todos los habitantes de Matrix, la realidad ilusioria en la que viven es la única que hay, y son sólo las inconsistencias que se infiltran "desde afuera" hasta individuos como Neo lo que les permiten romper la ilusión y descubrir la auténtica naturaleza (limitada y derivada) de la realidad en que vivían. No es una experiencia ajena a la humanidad: de hecho construimos realidades autocontenidas, y a veces una ruptura del marco que rodea o acota esas realidades nos permite ver la naturaleza construida de la realidad que tomábamos por "natural" o espontánea: charadas, bromas pesadas, espionaje… lo que Goffman analiza en Frame Analysis bajo la denominación de fabrications.

Una realidad, en la medida en que es consistente, depende pues de las leyes que aseguran su consistencia. Los sueños son una realidad efímera e inconsistente, pues no enlazan unos con otros, de una noche para otra, y es nuestra experiencia despierta la que los enmarca y los acota, no viceversa: los sueños no tienen la continuidad necesaria para llegar a rivalizar con la realidad, por muy vívida que sea la realidad limitada que se genera en el seno de cada cual. Vemos pues que la naturaleza de la realidad es cognitiva, comunicativa, estructural, y semiótica. Dicho al modo de Hawking y Mlodinow,

"no hay un concepto de realidad que sea independiente de una representación o de una teoría. En lugar de esto adoptaremos un punto de vista que llamaremos realismo modelo-dependiente: la idea de que una teoría física o una imagen del mundo es un modelo (generalmente de naturaleza matemática) y un conjunto de reglas que conectan los elementos del modelo con observaciones. Esto proporciona una infraestructura con la cual interpretar la ciencia moderna" (42-43).

El problema (aunque no parece un problema a Hawking y Mlodinow) a la hora de definir la naturaleza de la realidad de este modo es que puede haber varios modelos que justifiquen la existencia y apariencia de los fenómenos que observamos: así,

"teorías diferentes pueden describir con éxito el mismo fenómeno mediante infraestructuras conceptuales diversas. De hechom, muchas teorías científicas que habían tenído éxito probado fueron más adelante reemplazadas por otras teorías igualmente exitosas, basadas en conceptos de realidad totalmente nuevos" (44)

Claro que el cambio y el desplazamiento no era caprichoso o arbitrario. Las nuevas teorías y el nuevo modelo global del mundo era más consistente con otras observaciones o fenómenos que escapaban al marco del primero. El realismo modelo-dependiente no elige lados entre el realismo filosófico y el idealismo, entre Johnson y Berkeley.

"Según el realismo modelo-dependiente, no tiene sentido preguntar si un modelo es real, sólo hay que preguntar si concuerda con las observaciones. Si hay dos modelos que concuerdan con las observaciones, como el del pez en la pecera y el nuestro, entonces uno no puede decir que uno sea más real que el otro" (46)

Se advertirá aquí la tendencia matematizante y formalizante del argumento de H&M: si los modelos son matemáticamente consistentes, son igualmente válidos de por sí.  A la vez, queda la pregunta de qué pasa con el conflicto que se da entre el modelo más simple y natural a aplicar en una situación (por ejemplo, "el sol gira alrededor de la Tierra") y el modelo más complejo pero que más fenómenos ayuda a explicar, aunque la relación entre ellos no sea obvia para la mayoría de los observadores ("la tierra gira alrededor del sol"). ¿Qué observaciones son las que hemos de tener en cuenta? La respuesta de H&M es, "depende del fenómeno que queramos explicar". Hay de hecho un continuo entre la construcción secondlifede modelos por parte del científico y los modelos mentales tanto conscientes como inconscientes que generamos y aplicamos para entender el mundo—de hecho para generar su representación en el cerebro, pues el mundo es a la vez el entorno físico en el que nos movemos y el modelo mental de dicho entorno:

"No hay manera de separar al observador—a nosotros—de nuestra percepción del mundo, que se crea mediante nuestro procesamiento sensorial y mediante la manera en que pensamos y razonamos. Nuestra percepción—y por tanto las observaciones en las que están basadas nuestras teorías—no es directa, sino que más bien recibe forma a través de una especie de lente, la estructura interpretativa de nuestros cerebros humanos". (46)

El cerebro combina la información de los sentidos, llena huecos, construye hipótesis, y en suma genera una versión viable y coherente de la realidad. De modo similar, una hipótesis científica formula un modelo coherente de la realidad, y el único criterio para elegir entre modelos alternativos es la simplicidad (siendo preferible el modelo más simple que sea coherente con las observaciones, y que permita hacer predicciones).

Así, los modelos van incluyendo no ya sólo cosas difícilmente observables, como los electrones, sino también objetos en principio inobservables, como los quarks, con tal de que permitan hacer predicciones correctas. No se puede decir que los quarks existan como objeto perceptible, pero, "según el realismo modelo-dependiente, los quarks existen en un modelo que concuerda con nuestras observaciones del modo en que se comportan las partículas subnucleares" (49).

Dicen, de paso, H&M que el modelo de universo del Big Bang es más explicativo que el del Génesis pero que "no se puede decir que ninguno de los dos sea más real que el otro" (!). Y que los criterios sobre "simplicidad" de los modelos son "obviamente subjetivos" (!!). Aquí no puedo estar de acuerdo, aunque matizando siempre entramos en complicaciones. Hay modelos de realidad más generalmente aceptados que otros entre quienes usan un criterio coherente… aunque sea ésta una comunidad borrosa.

Sobre los límites de lo observable, en Historia del Tiempo Hawking mostraba cómo el horizonte de acontecimientos para la ciencia humana se encuentra entre el Big Bang y los agujeros negros, que son efectivamente los límites posibles para nuestro universo…  y reducen en cierto modo al absurdo la cuestión de si hay otros universos:

"Hay quienes sostienen un modelo en el que el tiempo se remonta más allá del big bang. Todavía no está claro si un modelo en el que el tiempo continuase hacia atrás más allá del big bang sería mejor explicando las observaciones presentes, porque parece que las leyes de la evolución del universo pueden dejar de ser efectivas en el big bang. Si lo hacen, no tendría sentido crear un modelo que comprenda el tiempo anterior al big bang, porque lo que existiese entonces no tendría consecuencias observables para el presente, y así daría igual atenernos a la idea de que el big bang fue la creación del mundo" (51).

En suma, que nuestro mundo, aparte de fantasías y gustos particulares, tiene límites desde el punto de vista científico, sea o no una pecera, sus límites son opacos. Parte importante del saber es reconocer los límites de hasta dónde pueden llegar nuestros conocimientos, y qué cuestiones son pseudo-cuestiones… aunque, naturalmente, esos límites del conocimiento también están sujetos a variación de modo no previsible.

La coherencia y simplicidad de los modelos existentes está sujeta a debate. El modelo estándar sobre la interacción de las partículas elementales no está generalmente aceptado, pues "contiene docenas de parámetros ajustables cuyos valores han de fijarse para atenerse a las observaciones, en lugar de ser determinados por la propia teoría" (52).

Es decir, es un modelo "poco elegante"—un hecho que suele anunciar el fin próximo de un modelo, como pasó con el ptolemaico y sus epiciclos, o con el modelo del universo estático, tras la llegada del modelo de Hubble a final de los años 20. El ejemplo de la luz (con los modelos ondulatorio y corpucular) nos muestra cómo dos modelos pueden coexistir mucho tiempo puesto que cada uno ayuda a explicar aspectos distintos del fenómeno que no pueden ser explicados por el otro—eso hasta que los integró Einstein.

Con respecto a los principios básicos de la física, la cosa está como sigue:

"No parece haber un modelo matemático o teoría única que pueda describir todos los aspectos del universo. En su lugar (…) parece estar la red de teorías conocida como Teoría-M. Cada teoría de la red M explica bien fenómenos de un cierto ámbito. Cuando los ámbitos se solapan, las diversas teorías concuerdan, así que pueden considerarse parte de la misma teoría. Pero no hay una única teoría de la red que pueda describir todos los aspectos del universo—todas las fuerzas de la naturaleza, las partículas que experimentan esas fuerzas, y la urdimbre de espacio-tiempo en la que todo se juega. Aunque esta situación no cumple el sueño tradicional de los físicos de una única teoría unificada, es aceptable dentro del ámbito del realismo modelo-dependiente" (58)

H&M anuncian a continuación que van a exponer una teoría en la cual está basada "nuestra visión moderna de la naturaleza" – y el problema está en "nuestra", que no queda claro si se refiere a los dos autores o a la "generalidad de la comunidad científica", si es que puede generalizarse hasta este punto en este ámbito de la reflexión, y no se puede, ni siquiera hablando de "la comunidad de los físicos", otra comunidad más o menos imaginaria. En fin,

"un principio fundamental en el que se basa nuestra visión moderna de la naturaleza: la teoría cuántica, y en particular el enfoque sobre la teoría cuántica llamado historias alternativas. Según esa visión, el universo no tiene una sola existencia o historia, sino que más bien cada versión posible del universo existe simultáneamente en lo que se llama una superposición cuántica. Eso puede sonar tan disparatado como la teoría según la cual la mesa desaparece cada vez que salimos de la habitación, pero en este caso la teoría ha pasado todas las pruebas experimentales a la que se ha sometido." (59)

Dos puntos me parecen dudosos en este párrafo que termina el capítulo 3 de The Grand Design. Uno, el grado de consenso científico en torno a esta teoría. Pasan Hawking y Mlodinow de hablar una teoría "estándar" (la física cuántica) a una versión especial de la misma (la teoría del multiverso) de modo un tanto solapado, como si hubiese igual consenso en torno a ambas. En cuanto a la comprobación experimental, habrá que especificar si es la teoría cuántica la que ha superado las comprobaciones experimentales (en cualquiera de sus versiones) o si esta teoría del multiverso ha superado comprobaciones experimentales que otras versiones de la teoría cuántica no han superado.

El problema viene a ser que todas nuestras nociones de la realidad, religiosas, científicas, históricas, de andar por casa… todas, excepto en algunas ficciones marginales, se basan en la noción de que la realidad es una: cognoscible o incognoscible, pero una. Existen, en esta noción comúnmente aceptada del mundo, otras líneas paralelas de realidad, cómo no—pero son ficticias, o hipotéticas, o falsas, o potenciales. Van marcadas con respecto a la realidad efectiva que es aquella en torno a la cual se articulan los consensos y las percepciones.

Una de esas subrealidades alternativas que destacaremos, por su interés para la noción del multiverso, es la novela de Olaf Stapledon Star Maker. Es una ficción en nuestro mundo, pero es una ficción generadora de mundos. La divinidad que el narrador llega a conocer al final de la novela, el Hacedor de Estrellas, hace un mundo tras otro, y aunque para las criaturas de ese mundo sea ése el único mundo real, desde el punto de vista panorámico u omnisciente en que nos sitúa la novela no puede decirse que un mundo de entre ellos sea más real que otro.

Esa divinidad de Star Maker es una figura desplazada del propio autor–con quien comparte la responsabilidad e irresponsabilidad a la vez de crear múltiples invenciones, mundos paralelos o alternativos, cada uno con sus propias leyes y su propia consistencia. (Más sobre esta perspectiva sobre Star Maker en este artículo, "An Apocalypse of Total Communication").

El multiverso propuesto por Hawking y Mlodinow seguiría manteniendo, supongo, esta jerarquía de realidades que distinguimos entre los distintos mundos que hay en este, pero ya se trataría de una jerarquía puramente perspectivística: todos los mundos son equivalentes o coexistentes desde el punto de vista de la teoría, si bien nuestra perspectiva nos sitúa solamente en uno, desde el cual concebimos los demás como coexistentes—sin muchas posibilidades, sin embargo, de interferencia o comunicación con el nuestro. Si la única comunicación entre estos mundos es la que se da en los parámetros de una teoría matemática, hay que decir que tienen una realidad muy tenue, apenas más densa (en términos de interacción humana) que las ficciones de Stapledon.

Porque desde el punto de vista del formalismo matemático, todas las soluciones de la ecuación pueden ser igualmente viables, pero nuestra experiencia del mundo no está matematizada. La realidad humana inmediata compartida mediante la existencia corpórea, la comunicación, y la interacción social, son la base de la realidad primaria que habitamos, y sobre la base de la cual se edifican todas las demás hipótesis en tanto que mundos posibles subordinados a éste. Tiene el mundo éste que llamamos real una solidez considerable, en comparación a ficciones, sueños, imaginaciones y teorías matemáticas sobre multiversos—y sin embargo es también, él mismo, un espacio múltiple y problemático—de coherencia siempre provisional y límites borrosos. Vivimos los humanos en un mundo de sentido elaborado colectivamente, una compleja realidad lingüística de presuposiciones e interacciones, que consta en realidad de muchas realidades presupuestas entrelazadas entre sí, y parcialmente solapadas: la realidad en la que yo vivo, y la realidad en la que tú vives, y la realidad de este tercero que es musulmán, y en ella nos comunicamos, pero es una realidad con bordes deshilachados y borrosos, sólo lo que más nos une a la experiencia física directa es la base más cierta que podemos presuponer como el centro de la realidad. Sus fronteras más remotas ya derivan hacia conflictos de ecuaciones, ficciones hipotéticas y paraísos de huríes, realidades alternativas que van unidas de modo cada vez más remoto a la experiencia de cada cual. Es el espacio de interacción comunicativa el que llamamos la realidad, y es a la vez predecible e impredecible, conocido y familiar pero desfamiliarizable, es sólido y a la vez evanescente—una sombra, una ficción.

En el sentido más generalmente humano del término "realidad", entendido como un espacio común de interacción y comunicación, ya vivimos en una realidad múltiple, o en diversas realidades cuyas fronteras inciertas podemos atravesar a veces en con un gesto, asumiendo otro papel. Decía Christine Kenneally con relación a los científicos que empiezan a hablar de un multiverso, que gracias al lenguaje ya vivimos los humanos en un multiverso. (Era en el capítulo final de The First Word). Realidades, las hay de muchos tipos, en el seno de la realidad: las hay más y menos acotadas, más y menos aisladas. Si es la existencia de conexiones entre unas realidades y otras (la islámica y la occidental, por ejemplo) la que nos permite hablar de una única realidad que engloba a todas esas realidades humanas, hay también que hacer notar que esas conexiones (por el mero hecho de existir) no existen con la misma fuerza entre todas las realidades humanas. Así, el llamado "Descubrimiento de América" suposo el establecimiento de contactos entre dos realidades, la América precolombina, más difusa de por sí, y la civilización europea—dos realidades culturales cuyos puntos de contacto directos eran mínimos hasta ese momento, en la medida en que existían. (Porque haberlos, los había indirectos y abundantes, en la medida en que ambas se fundaban en un base común de experiencialidad humana). Así pues, las realidades se solapan, se infiltran unas a otras, tienen puntos críticos de circulación—la traducción, pongamos por ejemplo. De modo parecido, los universos múltiples de la física, si son totalmente autocontenidos, vale decir que no existen para nosotros sino como una hipótesis matemática, sin puentes que permitan pasar de uno a otro o puntos mínimos de conexión directa. Ahora bien, si la ciencia llega a formular las bases comunes de la generación de múltiples universos, bases que sustenten tanto el nuestro como otros potenciales, en ese sentido los multiversos estarían conectados con el nuestro de modo objetivo, tal y como lo estaban los aztecas y los alemanes (sin ellos saberlo) durante la Edad Media. La máxima conexión posible sería con todo, como vemos, muy tenue, y estaría justificada la noción de universos diferentes en el seno de un universo más global y remoto.

La formulación extrema de la noción del multiverso humano podríamos remontarla (dice la Dra. Penas) a Protágoras, con su aserto de que el hombre es la medida de todas las cosas—cuando la entendemos en el sentido relativista de que cada individuo vive en un mundo a su medida, incomunicado o imperfectamente comunicado con los demás (una interpretación frecuente en los testimonios de Sexto Empírico, Platón, o Aristóteles sobre Protágoras). Protágoras negaba el criterio y la razón—que son las vías que permiten comunicar estas diversas realidades o mónadas humanas. Los diversos solipsismos, relativismos y subjetivismos también participan de esta percepción. (Recordemos por ejemplo la formulación crítica de Anatole France en La Vie Littéraire). Cada sujeto sería el centro definitorio de una realidad aislada de los demás sujetos. La moderna teoría del sujeto, naturalemente, hace mucho por refutar semejantes nociones—el sujeto es más bien un efecto de una realidad colectivamente producida—será en todo caso un nódulo fenoménico en el que se puedan entrecruzar diversos sistemas de generación de realidades normativas. Más sobre esto podemos leer en la teoría de Goffman sobre la identidad social, explicada por ejemplo en "Equipos y sujetos... al equipo".  Bien entendida, la teoría de Goffman imbrica de modo muy interesante la interacción social, como generadora de diversos planos de realidad (o "marcos") y la estructura interna del sujeto. La profundidad individual del sujeto, su experiencia subjetiva, aun siendo hasta cierto punto original e intransferible, está generada por la interacción social: viene a consistir en la complejidad con que se interioriza y se gestiona esa realidad social colectivamente elaborada. Más diserto sobre esta extensión de la teoría goffmaniana en "Goffman: La realidad como expectativa autocumplida y el teatro de la interioridad".

Muy lejos nos estamos yendo de la física—pero no. Vista desde la sociología interaccional, la física teórica es una actividad comunicativa que, como tal, genera sus propias realidades y marcos de referencia. En un sentido, la realidad definida desde el punto de vista de la física poco se toca con la realidad definida desde el punto de vista del interaccionalismo simbólico. La física tiene sus propios criterios para definir qué es una realidad—y ya hemos visto que hasta muy recientemente (Feynman, etc.) no entraba en sus presupuestos la noción de que pudiese haber "otras" realidades en un sentido físico—de hecho, el concepto de universo físico era la negación misma de la noción de multiverso. Ahora vemos que los universos de la experiencia humana y los de la física, tan aislados entre sí, pueden tener un tenue punto de contacto a través de esta noción de multiverso.
myst4

Desde el punto de vista físico, y mientras no se alternen sustancialmente las teorías hasta hoy existentes, nuestro universo está autocontenido en todos sus elementos, excepto en la Fuerza original e inanalizable que traza su límite, y que podría interpretarse como la ventana a un universo más allá del nuestro. Pero esa ventana está fuera del alcance de nuestra ciencia—entra el viento con demasiada fuerza para asomarse. Otros universos, y por tanto un multiverso, que sería la Realidad más allá del universo, pueden concebirse, como modelos teóricos, en la mente de algunos científicos. Como en cualquier noción semiótico-comunicativa del término realidad, esa realidad puede concebirse como la misma que la nuestra en la medida en que existen vías de comunicación. Pero los puntos de contacto son escasos y sujetos a debate—las matematizaciones presentes en teorías que muy pocas personas entienden. Y si son puntos que tengan alguna solidez, o puedan servir de apoyo a una comprensión más firme de la realidad, y mayores capacitaciones para manipularla, eso lo habrá de decidir el desarrollo posterior de la ciencia. Hay quien dice que la hoy la física teórica se agota y halla sus límites en los límites de lo medible y computable—que habiendo llegado a las fronteras del tiempo y del universo, la ciencia nada más tiene que decir sobre la naturaleza de la realidad. Pero el tiempo es largo, y el progreso que se ha hecho en el último siglo no hace suponer que pronto vayamos a dar por cerrado el debate sobre la realidad. Que se sigue transformando día a día, y ya no es la que era.

Alucinación consensuada





Lunes 3 de enero de 2011

Vídeos caseros, percepción almacenada

Que el cine es percepción almacenada y organizada es obvio. Pero viendo viejos vídeos caseros se tiene una visión especialmente desfamiliarizada de este hecho—desfamiliarizada precisamente por la familiaridad de lo representado (o sea, por la familiaridad de la familia).

Mi padre era muy aficionado a la tecnología. De hecho estudió electrónica, con la ayuda de mi tío Agustín que era un hablante nativo-- de los que se montaban televisores caseros, por entretenimiento, allá por los años sesenta. Aparecía mi tío con un magnetófono de esos de bobinas, como un maletín gordo, y mi padre empezaba a grabar allí lecciones de inglés y francés, para organizar grupos simultáneos de clases a hijos y sobrinos. O grababa entrevistas a los abuelos que se dejaban y colaboraban. Luego, apenas llegados los setenta, apareció con el primer "radiocassette"—¿Qué es eso?, le preguntábamos. O la primera calculadora Hewlett-Packard que aparecía por el horizonte. Luego, el primer ordenador Spectrum, y hala, a dar clases de programación, que era lo que se hacía entonces. Luego ya perdió la comba tecnológica, pero aún les animaba a sus cuñados setentones a ponerse videochat para seguir en contacto.

Bien, pues a la fotografía fue moderadamente aficionado -- tenemos varios cientos de fotos de cuando éramos críos, pero de lo que verdad se hizo asiduo es de los vídeos caseros. Muchos han comprado el aparato, pero pocos lo han utilizado. Mi padre, desde luego, le hizo gasto, aunque la mitad de sus grabaciones consistan en familiares quejándose de que los estan grabando—"déjalo ya, Ángel" -- "Papá, para de grabar, ven a comer". "Las mismas frases toda la vida", dice mi madre-- "no sé cuándo comía, si se pasaba la vida grabando". En los vídeos caseros, como en las fotos viejas, queda retratado quieras que no el ambiente de la época, el estilo de cada cual, los gestos que revelan personalidad y actitudes... no son películas con guión, pero tienen el guión sin ensayar que va escribiendo la vida, y por tanto, a su manera, no les falta ni puesta en escena, ni argumento ni actuaciones memorables. Además llevan grabada, estas grabaciones caseras, una experiencia vívida del paso del tiempo a la que no puede imitar ninguna película de ficción, ni siquiera las que versan sobre el paso del tiempo y los contrastes y superposiciones entre presente y pasado. Porque aquí es nuestro tiempo, nuestro presente como espectadores y nuestro pasado como figurantes el que proporciona la tensión a esta narratividad tan irrepetible del vídeo casero.

Les amenazaba a los vídeos de mi padre la obsolescencia tecnológica, pero mi hermano Gerardo (ahora en pantalla, en versión más juvenil) encontró un conversor automático de vídeos magnéticos a digitales. Si no, la pereza nos puede. Nadie volverá a ver las filminas de aquellos proyectores que deben estar en algún trastero, probablemente averiados.

Hemos estado viendo a Ivo de pequeño, en el año 1999. A Álvaro aprendiendo a nadar en la piscina de Biescas, también el milenio pasado. Saltamos ahora a la boda de Eva en 2006. Ahí aparezco yo como patético fotógrafo oficiante—son mucho mejores los vídeos, qué vas a comparar.

"¿A que no te suponías que esto había quedado registrado para la eternidad?"—Pero allí estaba el tío del vídeo, otro oficiante imprescindible.

En el caso de los vídeos de mi padre, que murió el año pasado, tiene la experiencia almacenada en los vídeos una dimensión añadida. Una persona ha muerto, y de repente reaparece una porción de su experiencia resucitada—porque estos vídeos los grababa mi padre, pero jamás los veía nadie. De repente, ves en ellos a mi padre—no desde fuera, porque allí poco abunda él—sino desde dentro, ves lo que él veía exactamente, miras lo que miraba, te ves a tí mismo tal como te filmaba. A veces le pasaba la cámara a alguien, para aparecer él, mínimamente—a nadie le interesaba especialmente la filmación ni el proyecto del Vídeo Casero, aunque ahora los vemos con más interés del que esperábamos. "¡Mira Pinza!"- "Y esta es Elsa". "Pero no llevas coletitas". Era un mal necesario, y eso que la gente sí se compra vídeos para comparar sus prestaciones, o humillar a los cuñados-- pero pocos los emplean. Los pequeños tampoco les prestan ahora mucha atención, están más interesados en jugar a videojuegos que en verse a sí mismos en la pantalla jugando a videojuegos. "¿Os dais la mano como entonces, niñas, que le hago una foto?"  Al vídeo, y a las niñas dándose la mano delante.

Los demás pasamos por delante de la cámara, pero es el punto de vista de mi padre el que se mantiene, y el que vemos desde dentro, tal y como era entonces.

Es una pequeña incursión contra el tiempo, de las que permite la tecnología, recuperando el pasado o viajando por él con nuestras limitaciones. Si toda narración es una máquina del tiempo, el vídeo casero lo es de una manera muy vívida y directa. Y es además una máquina intersubjetiva: te introduce en la experiencia desde otro punto de vista, viendo otro ángulo de la situación, cuando parecía irremediablemente perdido, parte de una vida que desapareció. Fast forward. Retroceso. Pasa la primera cinta otra vez. Se descubren nuevos matices de la realidad mediatizada por la tecnología, del pasado y de la nostalgia filtrados tecnológicamente. Porque sí es una experiencia nostálgica, inherentemente melancólica, aunque también da para ratos divertidos. Nos estamos acercando al presente irremediablemente, nuestra cara en la pantalla empieza a parecerse a la que lucimos, allí reflejada, cuando apagamos el ordenador.

esquiadores

Tiempo congelado


Domingo 2 de enero de 2011

Álbum de fotos 2010

En 2010 me ha dado con especial virulencia el síndrome fotográfico, y he hecho muchísimas fotos. En mi fotoblog de Flickr ya llevo colgadas 5000 fotos, y la mitad de ésas son de este año pasado.  Habrá que moderarse, por falta de megas, o por temor al absurdo.  El otro día le decía a una amiga que este proceso tiene un fin lógico e irremediable: a medida que hago fotos, se me despierta la atención e interés por las cosas, y pasan a parecerme fotografiables cosas que antes no me hubieran parecido fotografiables. En potencia, todo es fotografiable, pero de hecho nunca lo puede ser. El problema de la selección es por tanto acuciante como siempre. Además, está el otro problema asociado--que el afinamiento de tu percepción, derivando por derroteros particulares, puede que se vaya separando del gusto de la generalidad. Este otoño pasado yo hubiera inventariado cada hoja que caía, pero por muchas fotos de hojas que haya hecho, no lleva camino de cumplirse ese proyecto—todo lo más aburriré al personal. Y sin embargo me han dicho dos o tres personas que les gustan mucho mis fotos, y a mí mismo me gustan. Que por qué no organizo una exposición, me dicen. Yo respondo que la exposición ya está allí, en Internet, qué digo allí, aquí está. De las cerca de dos mil quinientas fotos subidas a Flickr en 2010, hay en este album una selección de trescientas cincuenta—supongo que muchas de las mejores, aunque varias de las mejores también se habrán quedado por el camino. Una manera cómoda de navegar por mi fotoblog es poner este enlace en la  barra del navegador:
http://www.flickr.com/photos/garciala/page137/
Este en concreto lleva a la mitad de mi fotoblog—a las fotos que ponía yo a principios de 2010. Cambiando el número de página al final, se va rápidamente a la página que se quiera. Con los enlaces de a pie de página de Flickr es más lento.

Acabo de acordarme de que esto es un blog temático llamado "Vanity Fea", así que, volviendo a lo de la exposición, es forzoso decir que a pesar de las ventajas de las exposiciones virtuales, las fotos lucirían mucho más, a efectos de engordar el ego, en una exposición real y física, con vino español de inauguración. Las mías o las de cualquier aficionado entre miles que presentase una buena selección de su Obra. Muchísimo más lucirían, a dónde va a parar, y especialmente si era cara la exposición: montadas las fotos en paneles de metro y medio por dos, y en una sala de exposiciones enorme, céntrica y prestigiosa, con carteles y banderolas gigantes fuera anunciando a los cuatro vientos la muestra, con críticos y reseñistas enviados por los periódicos, unos minutejos en el cultural del telediario, y entrevistas en la radio no al artista, que estaría apartado del vulgo y no concedería entrevistas, sino a los organizadores de la muestra, que disertarían sobre la importancia, variedad y originalidad de la obra, y su significado en el contexto de las artes visuales hoy en día. Vamos, todo el envoltorio que en tantas exposiciones de fotografías viste un contenido no siempre normalito, pero muchas veces no mucho más interesante ni bonito de ver que el que se ve en mi exposición virtual, modestia aparte. Ni más variado. Bueno, todo el mundo es variado dentro de unos límites, y yo fotografío demasiados reflejos y demasiadas hojas—pero por otra parte, la variedad es más dañina que beneficiosa para el pretencioso o aspirante a artista. En arte, para mercar tu mercancía, debes hacerte un estilo fácilmente identificable, inconfundible, aunque sea estricto o estrecho, o perjudique la especialización estilística a tu propia percepción de las cosas. Un producto tiene que tener una marca—y Picasso no puede pasar a hacer Warhols, estaría fuera de tiesto. El artista debe mimar su figura construida. Además, debe dosificarse y hacerse escaso, no producir demasiado. Los auténticos esfuerzos del artista han de ejercerse en un arte a veces más difícil y oculto—han de ir encaminados a la autopromoción, a la búsqueda de contactos, intercambio de favores con políticos y comisarios culturales, contratos bajo mano, aperitivos en las jornadas culturales, tirar de hilos para mover reseñistas, formar parte de algúna generación o movimiento identificable y socializar a distancia con otros que tal.... hay que dedicarse mucho más a eso que a hacer arte, por dios. Es lo que se llama una carrera artística, que pocos tienen el tiempo o la dedicación o las ganas o el talento de emprender. Podríamos llamarlo una técnica y estrategia para la gestión de la atención—de esa atención sin la cual el arte vale decir que no existe.  Y parte del arte por allí va: es puro envoltorio organizado, para encauzar la atención concertada de un público que quiere asegurarse de que lo que ve es Arte, y que atrae la atención de otros. Otra faceta del arte, por supuesto, se encuentra donde menos espera uno, muchas veces en una hoja tirada en el suelo, a la que nadie le hace una foto.

album 2010

Narratividad del fotoblog


El espectador real

Esta noche he tenido un sueño cibernético. Muchas veces, producto de pasar demasiadas horas ante la pantalla, sueño con paisajes modulados por la experiencia de navegar por la red, donde se pueden desplegar menús para encontrar rincones ocultos, aparecen objetos que contienen enlaces hipertextuales a otros objetos o dan paso a nuevos niveles del sueño o diversos planos de realidad irreal. Hoy no era un paisaje informático el de mi sueño, sino la calle Santa Teresa de Zaragoza, por la que yo iba andando, hacia el parque, por la acera de la derecha. Al pasar frente a la casa nueva de ladrillo y ventanas metálicas me doy cuenta de que había un grupito de gente que al parecer me miraban y hablaban de mí, en la otra acera. Paso de largo, y unos dicen, "¡Eh, Landa!"  y cruzan la calle, para ponerse delante de mí. Unos mocetones jóvenes, como de la ribera, coloradotes y con pintas de jugar mucho al guiñote, no los conocía yo.

—Qué pasa, les digo.
—Nada, tío. ¿Eres Landa, no? Sólo que te queríamos decir, que nos caes de puta pena.
Yo, algo demudado:
—Pues no veo cómo os puedo caer tan mal, si no nos conocemos.
—Tú a nosotros no nos conocerás. Pero nosotros a ti sí, y mucho.
—Que leemos tu blog, dice otro. Y nos caes de puta pena.

Un inconveniente, siempre me lo han dicho, éste del exceso de publicidad de uno mismo. Con mis hermanos lo comentaba hoy, y les contaba el sueño. A algunos les horrorizaba la idea de que se pudiese localizar información sobre ellos buscando con Google.

Y es cierto que el blog, como cualquier escrito, va dirigido a una especie de lector implícito, uno que si no es totalmente idéntico al propio autor (pues entonces no habría nada que contar) sí comparte con él ideas, valoraciones, presupuestos, emociones... al menos en gran medida, la cuestión puede variar de un artículo a otro. En todo texto está el lector implícito, el que Walker Gibson llamaba mock reader. Es una de las estrategias retóricas usadas por el escritor para organizar su discurso. Como tal estrategia puede ser usada por el lector también para comprender el discurso, reconociendo y reconstruyendo la figura del lector implícito, e incluso adoptando esa máscara a ver si le va, situándose en la piel del lector implícito a ver qué efectos de coincidencia y no coincidencia hay, entre el receptor implícito y el real. También desarrolla la empatía, eso de situarse en la posición del receptor implícito de un discurso que no va dirigido a nosotros.

En su Teoría de los sentimientos morales habla Adam Smith de cómo este espectador virtual que generamos puede no coincidir con los receptores reales de nuestro discurso. Y ve Smith en esa no coincidencia ciertas virtudes educativas, no en este caso para el receptor, sino para el autor o emisor.  Traduzco:

"En soledad, tenemos tendencia a sentir con demasiada fuerza cualquier cosa que esté relacionada con nosotros: tendemos a sobrevalorar los buenos servicios que podemos haber prestado, y las ofensas que podemos haber sufrido. (...) La conversación de un amigo nos conduce a un temperamento mejor, y la de un extraño, a uno todavía mejor. El hombre que tenemos dentro del pecho, el espectador abstracto e ideal de nuestros sentimientos y conducta, a menudo requiere que lo despierten y le recuerden su deber, mediante la presencia del espectador real: y es siempre de ese espectador, del que podemos esperar menos simpatía e indulgencia, del que podemos aprender la lección más completa de dominio de nosotros mismos".

Total, que ateniéndonos a la tesis de Smith igual debería yo estar agradecido a mis mocetones de la ribera, a quienes les había causado una pésima impresión, y que veían todos mis razonamientos e intereses con desagrado.  Parece una lección demasiado dura—sobre todo habida cuenta de que el grado máximo de desacuerdo (pienso ahora en Internet) es la respuesta del troll, el que rechaza gratuitamente y ofensivamente, sólo por buscar la confrontación. También se puede aprender, de tratar con trolls, pero no parece la lección más importante a aprender sobre uno mismo. Un espectador comprensivo pero crítico, inteligente y constructivo pero no favorable a nuestras tesis, es desde luego mucho más educativo.

De hecho, en el sueño aún dialogaba yo más con mis lectores desconocidos:

—Bueno, decís que me conocéis pero en realidad no me conocéis. Porque sólo habéis leído lo que he escrito, pero nunca habéis entrado a dialogar conmigo. Así no es como se conoce a la gente.

Supongo que de lo que me quejaba era que los mocetones no me habían puesto comentarios. El otro día comentábamos con JMC, por cierto, que había ahora menos trolls y menos comentarios, que casi nadie comenta nada en los blogs, puesto que todo el mundo tiene ya su propio medio, y no se ocupa del del vecino, es la reducción al absurdo del ombliguismo. Las redes sociales también han hecho mucho por desviar la cháchara hacia otro sitio.

Aquí los dejo, y allí los dejaba, a mis disgustados espectadores. No sé si me daban una paliza luego entre todos o no. Me interesa más ahora apuntar en la teoría de Adam Smith esta noción dialógica del espectador interno, creado a nuestra imagen y semejanza, que nos acompaña. Y de cómo viene a modularse y retroalimentarse con el contacto con los receptores reales de nuestro discurso. Es especialmente interesante la manera en que expone el contraste entre el interlocutor virtual o ideal, cortado a medida de uno mismo, y el interlocutor efectivo, menos dócil a las intenciones del enunciador—y cómo valora la no coincidencia entre uno y otro. En Smith encontramos una valoración muy positiva de la disensión. Sobre esta cuestión, la adecuada distancia crítica, entre la confrontación y el asentimiento acrítico, escribí aquel artículo sobre "Crítica acrítica, crítica crítica", que pronto sale en papel. Y sobre el papel de la disensión y de los lectores imprevistos inesperados y sobrevenidos, también escribí un artículo sobre narratología que tengo que colgar cualquier día de estos ("Overhearing Narrative," en The Dynamics of Narrative Form: Studies in Anglo-American Narratology, ed. John Pier, 2004).

En la ausencia de disensión efectiva, todo discurso requiere que se elabore una disensión parcial o virtual, para tener lugar, o cuanto menos que se establezca una no-coincidencia, una distancia operativa entre el emisor y un receptor al que haya que explicarle algo, o convencerle de algo. Esto es necesario, como mínimo, para permitir que la explicación tenga lugar, y que el debate comience, aunque luego el receptor ideal se parezca como una gota de agua al emisor implícito. También podemos dirigirnos a un interlocutor "resistente", pero no demasiado resistente, a lo largo de ciertas líneas ideológicas que nos permiten establecer un debate argumental que probablemente ganaremos llevándolo a una conclusión satisfactoria para nuestros puntos de vista.

Contenemos, si no multitudes, sí al menos una consciencia de cuáles son otras miradas que pudieran echarse sobre nuestro discurso, u otras respuestas que pudieran darse a él. Eso permite que el pensamiento tenga curso, por autosocratismo a veces, y también hace que soñemos con lectores ideales, o menos ideales.


Múltiples lectores implícitos












Sábado 1 de enero de 2011

Microblog de diciembre 2010

31 dic 10, 14:54
JoseAngel: Il pleut sur Nantes: http://www.youtube.com/watch?v=lsmZk3-M8Qc
30 dic 10, 20:44
JoseAngel: Mark Turner :"What Are We?" - La tecnología y la identidad del sujeto. http://ssrn.com/abstract=1293219
30 dic 10, 11:51
JoseAngel: Ivo y sus deberes: "Primero me dicen, Halla sus divisores. Luego me dicen, Halla EL CONJUNTO de sus divisores. Creo que lo hacen para liarme".
30 dic 10, 00:39
JoseAngel: Se acaba el 2010, y se acabará el 2011, y tantas cosas seguirán sin resolver.
28 dic 10, 00:53
JoseAngel: Extraña aplicación: http://lamiradaindiscretafotoblog.blogspot.com/2010/12/extrana-aplicacion.html
27 dic 10, 19:22
JoseAngel: Me enlazan la biblio en Reference.com (Philology) http://www.reference.com/browse/Philology
27 dic 10, 11:21
JoseAngel: Understanding Misreading / Intertextual Pragmatics: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/understanding-misreading
26 dic 10, 17:46
JoseAngel: Por enésima vez, llegamos (por abajo) a un top ten: http://papers.ssrn.com/sol3/topten/topTenResults.cfm?groupingId=949561&netorjrnl=jrnl
26 dic 10, 13:28
JoseAngel: Somethin' Stupid (2): http://vimeo.com/18187086
26 dic 10, 13:05
JoseAngel: Qué manera de dormir.
25 dic 10, 22:29
JoseAngel: Zadie Smith contra Facebook: http://www.nybooks.com/articles/archives/2010/nov/25/generation-why/
25 dic 10, 21:28
JoseAngel: Only Connect (A diavlog on Facebook): http://bloggingheads.tv/diavlogs/33107?in=05:08&out=12:05
25 dic 10, 13:29
JoseAngel: Somethin' Stupid: http://vimeo.com/18167602
24 dic 10, 18:44
JoseAngel: Dinosaurios en Huesca: http://www.unizar.es/noticia/noticia.jsp?unid=03CEE5054689BEDEC12577F5003092B7&site=/
24 dic 10, 11:59
JoseAngel: Las cuentas falsas de la economía: http://www.youtube.com/watch?v=2DT5h74asnM
23 dic 10, 20:25
JoseAngel: Tal como lo veía yo... hace cuatro años: http://firgoa.usc.es/drupal/node/31404
23 dic 10, 19:45
JoseAngel: Christmas 2.0: http://www.youtube.com/watch?v=vZrf0PbAGSk
22 dic 10, 17:21
JoseAngel: Más sobre la reforma universitaria en inglaterra: http://www.lrb.co.uk/v32/n21/stefan-collini/brownes-gamble
22 dic 10, 11:14
JoseAngel: Las familias neandertales se intercambiaban a las niñas: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=18661&enlace=1012/101221_z0_PU.pdf&via=m&fecha2=2010-12-21
21 dic 10, 20:16
JoseAngel: Plazas de profesor de español en USA y Canadá: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13725
21 dic 10, 18:37
JoseAngel: Autor, autor, autor: http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1729272
21 dic 10, 12:38
JoseAngel: Al parecer despediremos el año con Consejo de Departamento, el 23 de diciembre.
20 dic 10, 20:42
JoseAngel: El Gran Diseño y Hacedor de Estrellas (1): http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13712
19 dic 10, 17:03
JoseAngel: Procedimiento de ejecución definitiva: http://firgoa.usc.es/drupal/node/48096
19 dic 10, 14:23
JoseAngel: Las incoherencias de Zapatero (minuto 8): http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/2/al2xC8UhszU
18 dic 10, 18:06
JoseAngel: Tres artículos tengo en un Top Ten All Time Hits. Es un pequeño récord. http://papers.ssrn.com/sol3/topten/topTenResults.cfm?groupingId=949570&netorjrnl=jrnl
18 dic 10, 17:30
JoseAngel: Resistiré: http://vimeo.com/17949790
18 dic 10, 13:26
JoseAngel: Helga Hufflepuff: http://fc03.deviantart.com/fs16/i/2007/171/a/1/Helga_Hufflepuff_by_leelastarsky.jpg
18 dic 10, 13:26
JoseAngel: Vemos con los niños LA TRAVESIA DEL VIAJERO DEL ALBA, de la serie de Narnia. Muy recomendable.
18 dic 10, 11:52
JoseAngel: Bibliografía sobre RETROSPECCION Y COMPRENSIÓN RETROSPECTIVA: http://narrative.georgetown.edu/wiki/index.php/Retrospection_and_Hindsight
18 dic 10, 11:21
JoseAngel: Writer Pops Out of Text: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/writer-pops-out-of-text
17 dic 10, 20:18
JoseAngel: Avances científicos del año: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13709
17 dic 10, 16:57
JoseAngel: Neurotheology: http://www.npr.org/2010/12/15/132078267/neurotheology-where-religion-and-science-collide?sc=fb&cc=fp
17 dic 10, 00:07
JoseAngel: Financial economy as parasite: http://therealnews.com/t2/index.php?option=com_content&task=view&id=31&Itemid=74&jumival=6002
16 dic 10, 21:15
JoseAngel: Otra red social académica: ResearchGate http://www.researchgate.net/profile/Jose_Angel_Garcia_Landa/
16 dic 10, 14:01
JoseAngel: Me enlazan en la Wikipedia china: http://zh.wikipedia.org/zh-cn/%E8%A5%BF%E6%96%B9%E6%96%87%E5%AD%B8%E7%90%86%E8%AB%96
16 dic 10, 00:53
JoseAngel: Isa-Poetisa http://www.isa-poetisa.blogspot.com/
16 dic 10, 00:35
JoseAngel: El nuevo FRANKENSTEIN: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/2/rPlGbQ2RE3w
15 dic 10, 22:08
JoseAngel: Entrevista con mi sobrino David: http://carlibiris.blogspot.com/2010/12/charrando-con-david-garcia.html
15 dic 10, 21:02
JoseAngel: Savvy, blasé, slick film reviews at Cinepassion: http://www.cinepassion.org/Archives/SocialWallHereafter.html
15 dic 10, 13:01
JoseAngel: Referenciado en el Journal of English Studies, a quien referencio: http://www.unirioja.es/servicios/sp/revistas/jes.shtml
15 dic 10, 00:40
JoseAngel: Nulidad de pleno derecho: http://firgoa.usc.es/drupal/node/47512
14 dic 10, 23:40
JoseAngel: Donald Barthelme: http://www.docstoc.com/docs/35869030/Donald-Barthelme
14 dic 10, 11:27
JoseAngel: Un plagio "rescatado": http://www.scribd.com/jlanda_5
14 dic 10, 09:56
JoseAngel: Ayaan Hirsi Ali: http://vimeo.com/15168994
14 dic 10, 09:34
JoseAngel: Twelve Theses on Wikileaks: http://networkcultures.org/wpmu/geert/2010/12/07/twelve-theses-on-wikileaks-with-patrice-riemens/
13 dic 10, 20:05
fer: http://www.youtube.com/watch?v=zZtc2ma2GEQ
13 dic 10, 19:22
JoseAngel: No Woman No Cry (2): http://vimeo.com/17766788
13 dic 10, 16:52
JoseAngel: Existencias fantasmales: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=13676
13 dic 10, 00:31
JoseAngel: No Woman No Cry: http://vimeo.com/17740381
12 dic 10, 23:53
JoseAngel: El juego de Ender: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/el-juego-de-ender
11 dic 10, 21:28
JoseAngel: En Biescas. Funeral y entierro de tía Pilar.
11 dic 10, 10:03
JoseAngel: Oscar haciendo su trabajo de inglés: una entrevista a Chewbacca.
10 dic 10, 19:34
JoseAngel: Los jueces, otra vez echando una manita a los batasunos (minuto 28) http://www.youtube.com/watch?v=U2jDMURQhIo
10 dic 10, 19:16
JoseAngel: Este gobierno nos pone, y nos mantiene, en estado de alarma.
10 dic 10, 15:28
JoseAngel: El Gran Diseño y Hacedor de Estrellas (1): http://elblogdefulbright.es/index.php/2010/12/el-gran-diseno-y-hacedor-de-estrellas-1/
10 dic 10, 01:01
JoseAngel: En el blogroll de la Red Fulbright: http://elblogdefulbright.es/index.php/blogroll/
9 dic 10, 09:13
JoseAngel: Diagnóstico prenatal sin amniocentesis: http://www.abc.es/20101208/sociedad/diagnostico-prenatal-amniocentesis-201012081805.html
8 dic 10, 20:59
JoseAngel: Predicting the brain in 2100: http://www.psychologytoday.com/blog/brain-cuttings/201012/the-once-and-future-brain
8 dic 10, 16:17
JoseAngel: Tengo DOS artículos en un diminuto top ten del SSRN: http://papers.ssrn.com/sol3/topten/topTenResults.cfm?groupingId=949570&netorjrnl=jrnl
8 dic 10, 10:39
JoseAngel: Mario Vargas Llosa: Elogio de la lectura y de la ficción http://es.noticias.yahoo.com/9/20101207/ten-discurso-completo-del-ganador-del-pr-83fc80c.html
8 dic 10, 00:29
JoseAngel: Me siguen saliendo, a veces, fotos muy buenas - sobre todo si ayuda el paisaje: http://www.flickr.com/photos/garciala/5241895328/
7 dic 10, 22:23
JoseAngel: Por la UCI, nada nuevo, ni bueno.
7 dic 10, 19:16
JoseAngel: El secreto del 23-F (del rey y del PSOE): http://www.cotilleando.com/f6/libro-el-23f-el-rey-y-su-secreto-jesa-s-palacios-49261/
7 dic 10, 16:09
JoseAngel: Sufriendo estamos un ataque masivo de terrorismo informático, con miles de mensajes de spam.
6 dic 10, 13:10
JoseAngel: La sublevación de Jaca de 1930: http://www.youtube.com/watch?v=HX7W32BZ6VE
6 dic 10, 12:41
JoseAngel: La desilusión del comunismo en Pepe Díaz: http://www.youtube.com/watch?v=I2MVVAbTUng&feature=related
6 dic 10, 11:49
JoseAngel: Presentación de la Nueva Historia de España de Pío Moa: http://www.youtube.com/watch?v=CKNJUatdVg0
5 dic 10, 18:51
JoseAngel: Potocki: Formalization of Life Paths: http://ssrn.com/abstract=1720503
5 dic 10, 18:23
JoseAngel: Contra los rescates de la eurozona: http://www.bbc.co.uk/worldservice/business/2010/12/101202_markuskerber.shtml
5 dic 10, 13:55
JoseAngel: Oigo pasar un helicóptero por encima. Quizá sea el que la lleva.
5 dic 10, 13:25
JoseAngel: Tía Pilar ha sufrido un derrame, y la ingresan en el clínico. Esperamos noticias... aunque mucho me temo que pocas buenas.
5 dic 10, 13:21
JoseAngel: La structure de La Mort Le Roi Artu: http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/publicaciones/mort.html
4 dic 10, 12:58
JoseAngel: La rebelión de los controladores aéreos: http://www.youtube.com/watch?v=nurqSFslOYA
4 dic 10, 11:05
JoseAngel: ¿Vas a fumigar Aragón, o qué?
3 dic 10, 21:40
edu: Yo no ire a Zaragoza ese día http://www.boa.aragon.es/cgi-bin/EBOA/BRSCGI?CMD=VERDOC&BASE=BOLE&PIECE=BOLE&DOCS=1-22&DOCR=14&SEC=FIRMA&RNG=200&SEPARADOR=&&PUBL=20101202
3 dic 10, 19:26
JoseAngel: Apuntaos GREED: http://moncayo.unizar.es/unizara/actividadesculturales.nsf/9e4c20ac2f9a29bac12570d6002b8fd3/6375863668d514c3c12577de0045b1ea?OpenDocument
3 dic 10, 18:48
JoseAngel: Noticias de hoy: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/3/b7l9wgGcNQo
3 dic 10, 13:26
JoseAngel: Julián Casanova, a favor de Wikileaks: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=18290&enlace=1012/101203_z0_elp43.pdf&via=m&fecha2=2010-12-03
3 dic 10, 10:58
JoseAngel: Última carta de Ted Hughes a Sylvia Plath: http://poe1809.blogspot.com/2010/10/newly-found-poem-by-ted-hughes.html
3 dic 10, 00:29
JoseAngel: Otro paseo, esta vez por mi pueblo: http://www.vpike.com/?place=Biescas+Huesca+Spain
3 dic 10, 00:21
JoseAngel: Por lo menos nos libramos del mundial de fútbol. Buena limpia.
2 dic 10, 22:59
JoseAngel: Paseo por la Plaza San Francisco... antes de que la levantasen: http://www.vpike.com/?place=Plaza+San+Francisco+Zaragoza
2 dic 10, 21:30
JoseAngel: ¿Ahora resulta que el Presidente del Congreso quiere censurar a los parlamentarios que hacen crítica política? http://www.youtube.com/watch?v=AVta4tRZQ3w
2 dic 10, 20:24
JoseAngel: Bueno, a ver si os canto una de Grease...
2 dic 10, 19:37
JoseAngel: Los hijos: http://www.youtube.com/watch?v=ej0BVirZ1PA
2 dic 10, 18:50
JoseAngel: Tiempo congelado: http://militeraturas.ning.com/group/teoriadelanarracion
2 dic 10, 17:19
JoseAngel: El Rey del Glam, dos: http://vimeo.com/17404332
2 dic 10, 16:37
JoseAngel: La Universidad, tomada por los bandarras y matones: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=18241&enlace=1012/101202_z0_4.pdf&via=m&fecha2=2010-12-02
2 dic 10, 16:36
JoseAngel: El gobierno empieza la liquidación de MUFACE. Después de la rebaja de sueldo, nos vienen más rebajas de condiciones laborales a los funcionarios.
2 dic 10, 16:32
JoseAngel: Paseo virtual por la Capilla Sixtina: http://www.vatican.va/various/cappelle/sistina_vr/
1 dic 10, 16:03
JoseAngel: Su favorito: http://www.flickr.com/photos/garciala/5222744803/
1 dic 10, 11:51
JoseAngel: Continúa la integración (problemática) entre Universidad y Formación Profesional: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=18200&enlace=1012/101201_z0_3.pdf&via=m&fecha2=2010-12-01



















Microblog de noviembre 2010


Visto desde Erata

En el número 6 de Erata, la revista de la asociación cultural de Biescas, salen unas páginas de homenaje y recuerdo a mi padre. Aparece allí un poema suyo sobre el otoño en Biescas, creo que el único que escribió, en el que se aprecia lo bien que conocía mi padre el paisaje de su pueblo, y lo mucho que lo disfrutaba.

En estos versos de Ramón J. Duaso, fechados en agosto, se ve el buen recuerdo que dejó en él, como en todas las personas que lo conocieron.


Poema dedicado a Don Angel, a título póstumo, con afecto

Te has marchado de este mundo
Y huérfanos nos has dejado
a numerosa familia
Y a los que te hemos amado.

Muchos hombres como tú
el mundo los necesita
como necesita el sol
o el agua bendita.

Con tu tesón y constancia
has hecho una gran labor,
educando y enseñando
para el mundo hacer mejor.

No sé si te han valorado
tus proyectos e inquietudes,
tu sencillez y humildad
y tus enormes virtudes.

Pues de sobras es sabido
que somos incomprendidos,
—falta sensibilidad—
valores que se han perdido.

Sin embargo, tú has cumplido
todo aquello que Dios quiere:
trabajo, paz y honradez,
y dar pan al que no tiene.

La huella que tú has dejado
es difícil superar
en la docencia y deportes
y en otras facetas más.

Quedaste huérfano niño,
por el odio y el rencor,
sin causa justificada,
tal vez por un malhechor.

Pero has sido generoso
y no has guardado rencor,
Le has dejado la justicia
a Jesús el Salvador.

Biescas ha tenido un hijo
de los que siempre dan suerte.
Te admiramos en la vida
y hemos llorado tu muerte.

La perfección nunca existe
entre los seres humanos.
Sin embargo tú tuviste
un buen puñado en tus manos.

Tus proyectos y trabajo
te hicieron muy valioso,
por algo fuiste un año
en la fiesta el Pregonero.

Ahora tu cuerpo descansa
después de tanto luchar
para criar a tu prole,
educar y alimentar.

Por esto y por tantas cosas
que no se te han valorado,
ahora en el más allá
las estarás disfrutando.

Dar ejemplo