Vanity Fea: Blog de notas de José Ángel García Landa  (Biescas y Zaragoza) — Marzo 2010

big brother watchingThe myself Review:
a monthly journal of garcia landa studies
 
Aquí mi clon para poner comentarios
O bien comentarios no públicos a garcialanda@gmail.com o por SMS al 646 141 379
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas  Enlaces y blogs    Mi web    Indice Free counter and web stats Estadísticas Música que viene:  Cold song (Sting)  — Y vuelve — Vérone (Roméo&Juliette)  …  y vuelve Rollin'on (Emmylou Harris & Mark Knopfler)

Blog de hoy AQUÍ


Miércoles 31 de marzo de 2010

Inconscientes, o quizá canallas

Estrenado ya, después de sus averías, el Gran Colisionador de Hadrones, los científicos brindan con champán y se felicitan de que no se creó ningún agujero negro ni ninguna reacción en cadena imparable. Aquí hay más información al respecto, con el comentario de los que se ríen de los agoreros.

Desde luego, es para felicitarse que (al menos en esta ocasión) no hayamos petado todo el planeta para avanzar unos cuantos currícula y proyectos de investigación.

Viene a ser como quienes, con los primeros experimentos con reacciones en cadena, se reían de quienes hablasen de la construcción de bombas atómicas, o de quienes temiesen que iba a volar por los aires la pila atómica. Estos científicos que desarrollaron la bomba atómica tampoco estaban construyendo ningún artefacto letal, eran gente de ecuaciones.

Que le cuenten esos chistes a los de Hiroshima, o a los de Nagasaki.

O a todos los que nos hemos criado en la guerra fría, con el mensaje (inaudito antes para la Humanidad) de que podíamos morir de modo súbito, nosotros y todo lo que conocíamos, en unos pocos segundos, quizá sin aviso previo.

Los arsenales atómicos allí siguen, "reducidos" (en sus cabezas obsoletas) por Obama y otros benefactores de la Humanidad. La espada de Damocles ésta no se irá—más bien se le irán sumando otras. A ver quien cree que el asunto éste de los hadrones no va a tener aplicaciones militares. Que levante la mano.

Así que sigan brindando, que corra el champán. Y enhorabuena por el currículum. Me atrevo a decir, por poco que entienda yo de colisiones de hadrones, que los que están llevando a cabo estos experimentos no conocen ni la milésima parte de lo que deberían conocer para estar manejando la energía que manejan, y jugando con los peligros hipotéticos que (quizá sólo quizá) se corren. Que vuele ya no la civilización, sino todo el planeta, por ejemplo. Eso sí sería un mérito histórico en cualquier currículum.

Así que muy contentos de que no se haya formado un big bang ni un agujero negro, satisfechos de que sus ecuaciones resultaron acertadas.... Canallas.


Prioridades estúpidas y criminales


Martes 30 de marzo de 2010

Understanding Misreading // Intertextual Pragmatics
too many books
He subido al Social Science Research Network este viejo artículo sobre crítica y retrospección: "Understanding Misreading: A Hermeneutic-Deconstructive Approach". Una versión preliminar en español está aquí: "Understanding Misreading: Hermenéutica de la Relectura Retrospectiva".
       
Abstract:
This paper puts forward a conception of specialised literary criticism, more specifically deconstructive readings, as a mode of communicative interaction which can be described through a pragmalinguistic account. Schleiermacher's conception of the hermeneutic circle provides an adequate bridge between literary criticism and speech production, once we attend to the possible developments of the theory of the hermeneutic circle understanding it as both a temporal process, and an interactional one. This paper, therefore, presents for the purpose of comparison several critical conceptions originating in different schools and dealing with a range of objects of study in criticism. The comparison yields a common element whose outline becomes gradually visible as we proceed, as each of these conceptions (hermeneutics, deconstruction, modernist aesthetics, pragmalinguistics...) brings out aspects which are implicit in the others. This exercise might be compared to the drawing of lines between stars to form a constellation, allowing us to see a previously invisible figure. The lines in constellations may seem too insubstantial as a term of comparison, but the paper will go some length towards the deconstruction of the clear-cut opposition between what is substantial and what is constructed by the imagination, at least as far as the field of interpretive theory is concerned. The thread connecting the critical approaches examined here is the retrsopective rereading of a narrative and its hermeneutic consequences. These consequences might be summarized by saying that the passing of time alters everything, even the past itself, once so safely stored.

Keywords: Criticism, Interpretation, Pragmalinguistics, Pragmatics of literature, Interaction, Hermeneutics, Hermeneutic circle, Eliot, Borges, de Man, Wilde, Hillis Miller, Schleiermacher, Interpretation, Interpretive theory, Deconstruction, Retrospection, Hindsight bias.


También he subido la versión inglesa de este otro artículo: Speech Acts, Literary Tradition, and Intertextual Pragmatics—cuya versión en español estaba aquí.  Este es el abstract en inglés:

Abstract:    
There is a potential kinship between some central concepts of classical literary criticism (such as tradition, genre, originality, allusion) and some more recent ones developed by formalist/structuralist criticism (intertextuality, defamiliarization) and by linguistic pragmatics (illocution, indirect speech acts, pragmatic principles and communicative maxims). Reflecting on the common ground shared by these notions may shed some light on the relationship between linguistics and literary theory. This paper discusses, as one among a wide range of pragmatic constraints on literature, the intertextual relationship between a work and the tradition it belongs to and which helps define it. It is argued that intertextual signals do not have to be overt even when deliberate, and that deliberate signals do not exhaust a work’s intertextuality (since, for one thing, it will itself give rise to new links).

Keywords: Literature, Literary pragmatics, Pragmalinguistics, Speech acts, Speech act theory, Fictionality, Tradition, Intertextuality, Semiotics of literature, Literary theory.

Últimamente voy subiendo todos los artículos por triplicado a dos sitios además del SSRN: Academia y Zaguán. Allí van estos también.

Objects in the Rearview Mirror May Appear More Solid Than They Are





Lunes 29 de marzo de 2010

A cántaros

Acabo de oír esta canción por Facebook, y ya me han picado, visto que llevo más de treinta años canturreándosela a las muchachas... que ahora ya son señoras.  Así que aquí cuelgo la mía. La original era de Pablo Guerrero, y hasta hoy mismo no se la había oído al autor.







Otro día la ensayo más, si la lluvia esa aguanta un poco todavía.

PS: Ahora sí que va a llover a cántaros... cuando me pongo a cantar ópera. Y es que uno le pega a todos los estilos, abarcando mucho y apretando poco. En mi descargo diré que ésta tiene fama de ser una pieza durilla.  Es el "Air de Nadir: Je crois entendre encore", de Les Pêcheurs de Perles de Bizet.








You're a Big Girl Now


Domingo 28 de marzo de 2010

The Ghost Writer

El escritor han titulado en España a esta película muy recomendable de Roman Polanski. Debería llamarse mejor El escritor fantasma, o El negro, o La negra. Como siempre hay una buena reseña de Roger Ebert antes de que los demás nos pongamos a escribir la nuestra; ésta de Andrew O'Hehir también es interesante. ghost writerRecuerda esta película al Hitchock de obras de intriga política como Topaz—pero tanto tanto que podría ser ésta una película de Hitchcock ambientado en el siglo XXI y transmigrado al alma de Polanski. Con esto queda dicho que no hay que perdérsela bajo ninguna circunstancia.

Básicamente, trata de un negro, un personaje sin nombre ni vida personal, para enfatizar más su insignificancia, que es contratado para darle un repaso a las memorias de un ex-primer ministro británico, más en concreto de Tony Blair, que aquí se llama Adam Lang. Lo interpreta Pierce Brosnan con el toque exacto de inteligencia, superficialidad, dinamismo y fatuidad que requiere el personaje. Lang no es el autor de sus memorias—las había escrito un negro anterior, que aparece ahogado en la playa en la primera secuencia de la novela. Buenas perspectivas para su sucesor, que tras ser contratado y presentado al jefe, va descubriendo secretillos inconvenientes de su pasado, o eso cree él... Básicamente, cree descubrir que este pseudo-Blair es un agente encubierto de la CIA, y que de ahí su seguidismo abyecto con la política de Bush. (Es una película sobre la periferia de la guerra de Irak, y que denuncia las conexiones entre la administración Bush, los servicios secretos manipulados, y la Halliburton—añadiéndole a ello los escándalos de cárceles secretas y torturas en Irak.).

Bien, pues resulta que se había equivocado en cierto modo el detective aficionado éste, el negro—pues el primer ministro británico no era de la CIA, sino que lo era su mujer, ya desde los años 70: que fue quien lo metió en política y quien le "orientaba" las opiniones. De ahí lo de "la negra"—en realidad, detrás del primer ministro está el negro que le escribe la biografía, y la otra negra, la infiltrada, su mujer, que le dicta las tomas de decisiones en la sombra.

Todo esto lo va descubriendo primero un escritor fantasma, y luego su sucesor, y ambos corren la misma suerte: aquí la CIA y sus miembros asociados—muy bueno por cierto Tom Wilkinson como profesor corrupto y mafioso—el mentor de la pseudo-Cherie Blair. Que se sepa, Cherie no metió a Tony Blair en ninguna sociedad secreta que no fuese la Iglesia Católica, pero... vaya usted a saber qué contactos non sanctos hay en estas sociedades de gente excelente como la que llevaba el profesor, o en las diversas logias y mafias y clubes y masonerías que son la política detrás de los partidos. Y los entendimientos personales súbitos, claro (como en el trío Aznar-Bush-Blair) que no parecen requerir en realidad ninguna pertenencia común a la Comisión Fulbright.  En fin, mucha conspiración y contra-conspiración: el escritor negroide éste no respeta mucho su contrato de confidencialidad, y pacta también con un ex ministro que denuncia la política de Blair (igualito igualito también que en el mundo real). El tipo no se calla nada, lo larga todo, y desde luego no es de sorprender que acabe asesinado por no saber controlar la sinhueso. (En otro orden de cosas, hay que decir que si bien su contrato de confidencialidad no incluía seguramente en la letra pequeña lo de no acostarse con la mujer del jefe, hay cosas que conviene dar por presupuestas...). Recuerdan un poquito las visiones de trastienda del gran político un artículo que escribió Martin Amis sobre Blair, aparecido en The Second Plane. Quizá lo leyó Thomas Harris, en cuya novela se basa el guión, o Polanski.

Aparece Google, dando información al parecer fácilmente accesible sobre los contactos industriales entre Halliburton/Blackwater y los agentes secretos de la CIA. Y otro recurso tecnológico, un GPS, lleva al negro siguiendo los pasos de su predecesor, el otro fantasma que se pasea por la película, hasta la puerta de "su destino": la casa del profesor Ellis/Wilkinson, que ordenará su asesinato por hurgarle en las narices. Aunque ciertamente nunca he visto un GPS que funcione así, sin invitación previa—pero de todo puede haber en el mundo.  También es extraño (por no decir un fallo de guión) que la policía no hubiese investigado el trayecto del coche del primer negro asesinado—pero bueno, todo se puede justificar por secretismos o contraórdenes si se quiere.  La película mantiene la incertidumbre y la tensión en todo momento, y está llena de escenas memorables.

Aunque algunos elementos del guión no parecen muy coherentes—por ejemplo el papel de la secretaria y amante de Blair, que no se sabe en qué bando está. Tampoco se explica cómo el negro no pierde su contrato por mediación de la CIA, a pesar de su indiscreción deslenguada, ni tampoco se entiende su decisión final de comunicarle a la Ruth Lang/Cherie Blair que ha descubierto su implicación en la CIA. A no ser por pura estupidez y deseo de lucimiento. La escena está filmada de un modo un tanto amanerado que tampoco resulta creíble, con el negro pasándole un papel a la viuda en una recepción donde se presenta el libro póstumo de memorias de Blair/Brosnan y su negro (—sí, al final también asesinan a Blair/Brosnan—). El papel con el secreto pasa en la recepción de mano en mano, bonita escena, pero inverosímil procedimiento y como digo algo incoherente, a menos que sea coherente con la idea de mostrar al protagonista metiéndose en aguas en las que pierde pie.  Pero defectillos, defectillos—el conjunto está muy logrado, y hecho con gran eficacia.  Al final no triunfa la justicia y el esclarecimiento de los hechos—sólo quedan esclarecidos para el público, pero el protagonista es asesinado, en una bonita escena fuera de cámara, antes de que salga a la luz la verdad. Con lo cual se interpreta la versión pública del mundo como una gran pantalla de encubrimiento, y sin duda es así en gran medida. No podemos seguir la pista a todas las conspiraciones, y haberlas haylas hasta en donde no las intuimos—algunas saldrán a la luz cuando ya no interesen a nadie.

Un aspecto interesante de la película es sin duda lo cerca que anda de cuestiones históricas y personajes concretos a la vez que las mezcla descaradamente con ficción. No puede decirse que en este sentido sea satisfactoria, pues más bien desorienta sobre las fuentes del auténtico problema de por qué la política de Bush tuvo tal predicamento con Tony Blair. (Cherie supongo que es más bien inocente de colaboración con la CIA y la Halliburton, o de enrollarse con los negros de Blair). Eso requeriría otra película, otro género y otros personajes. Estos son de thriller, no de historia, eso que quede claro.


The Ghost Writer. Dir. and screenplay by Roman Polanski, based on Thomas Harris's novel The Ghost. Cast: Ewan McGregor, Pierce Brosnan, Olivia Williams, Jon Bernthal, Kim Cattrall, Tim Preece, James Belushi, Timothy Hutton, Tom Wilkinson, Eli Wallach. Music by Alexandre Desplat. Cinematogr. Pawel Edelman. Ed. Hervé de Luze. Prod. des. Albrecht Konrad. Art dir. Cornelia Ott, David Scheunemann, Steve Summersgill. Coprod. Timothy Burrill, Christoph Fisser, Henning Molfenter, Chrarlie Woebcken.  Prod. Robert Benmussa, Roman Polanski, Alain Sarde. RP Films 7 France 2 / Elfte Babelsberg / Runteam / Medienboard Berlin-Brandenburg, 2010.

Oliver Twist



Sábado 27 de marzo de 2010

The Hurt Locker

Pues ví por fín la oscarizada película de la ex de Cameron, Kathryn Bigelow—The Hurt Locker, a.k.a. En tierra hostil, y es decididamente una buena película de guerra, un poquito en la línea desmitificadora de películas como Jarhead o La Chaqueta metálica, o sea, evitando tanto el mensaje patriótico como esa noción de que la guerra te hace mejor persona por el procedimiento de darte experiencias profundas o de enfrentarte con la realidad de las cosas (crítica que se le podría hacer a la crítica Zona Verde). El protagonista sí que se transforma por la guerra, y se aliena de la realidad consumista americana (en una escena en un hipermercado). Pero la experiencia del protagonista en The Hurt Locker parece más compulsivo-adictiva que realmente crítica. Podría tomársele como alegoría de América, embrutecida en sus guerras en las que se ve embarcada, y perdiendo la noción y el horizonte de lo que hace, ya sea en el hipermercado, ya sea en las barriadas de Bagdad. Pero la película parece tanto síntoma como análisis de los desastres de la guerra. Aquí los iraquíes aparecen como una extraña colección de personajes incomprensibles e impenetrables, casi todos pillados en redes de intrigas y vigilancias extrañas—sospechosos observadores que no se sabe si son curiosos y víctimas o si han colocado ellos la bomba que quieres desactivar. El retrato de ese ambiente (Irak visto desde esa experiencia paranoica) está bien hecho, pero lo cierto es que la película presenta la paranoia sin más, no busca más análisis. Me parece un poco demasiado suponer el suponer que la situación se analiza a sí misma. Lo que llama la atención, y de ahí el título español, es más bien la hostilidad ambiental. No me parece típico ni representativo el protagonista (sí alegórico, como digo)—aunque por supuesto puede haber todo tipo de síndromes mentales bajo la tensión de la guerra. Para prosaica, podría haber bastante más prosaísmo, sin tanta inyección de paranoia ni tanta demonización de lo iraquí. El estilo de dirección es entrecortado, tipo "super ocho" muchas veces. Desde luego va con la impresión buscada, y queda una buena película, pero no una película memorable. Y que me perdonen, pero como trabajo de dirección es mucho más impresionante el del frustrado Cameron en Avatar, puestos a comparaciones odiosas. Y como película sobre Irak, quizá sea más comprometida en su análisis Avatar, vaya usted a saber... al menos no demoniza a los Na'vi, y expulsa a los americanos, en su fantasía—e irakiza al protagonista, que se pasa de bando.  The Hurt Locker a fin de cuentas no se posiciona explícitamente: simplemente registra una situación en la que uno está pillado, y sin visos de solución. También viene a ser un cierto análisis, no lo negaré.

Zona verde








N-Bea

N-Bea

Alguna foto me sale más redonda que otras, y esas aún las voy destacando en este blog, que ahora cada vez es menos fotoblog, al haberle salido una sucursal especializada en fotos—allí en Flickr, donde van las que más tolerables me salen. Qué rollo la especialización por secciones, con videoblog, fotoblog... casi me parece más divertido un blog misceláneo, en el que hay un poco de todo, así revuelto, como en la vida en general.



Narratividad del fotoblog



















Viernes 26 de marzo de 2010

Acoso laboral y personas susceptibles

En la última columna de su blog, Javier Marías critica la próxima reforma del código penal para dar cabida al acoso laboral—lo que llama "la ley de los susceptibles". Lo ve como una tendencia contemporánea a hiperreglamentar todo comportamiento, y como un desnortamiento de la norma legal, pues tiende a introducir como criterio las nociones particulares que la gente tenga de honor, o su susceptibilidad:

"En el momento, así pues, en que se da entrada a la subjetividad de cada cual a la hora de condenar y castigar, las bases de la justicia están siendo pervertidas desde su raíz, y se está dando un instrumento de persecución a cualquier idiota o locatis 'con mucha sensibilidad'. Y como ya no cabe confiar en la sensatez de los jueces españoles en general, muchos de los cuales se distinguen por sus peregrinos veredictos y sus estupefacientes “consideraciones” en la redacción de sus sentencias, más vale que, en previsión de demencias mayores, toda reforma del Código Penal se abstenga de meterse en psicologismos y de hablar de nociones tan oscilantes y vagarosas como la humillación y la dignidad."

Me parece que estoy bastante de acuerdo con él, y que el acoso laboral tendría que tipificarse en base a la vulneración de leyes o normas generalmente aplicadas excepto en el caso concreto de quien está siendo acosado. O, viceversa, en base a la creación de normas ad hoc que sólo se aplican en el caso de la persona que está siendo acosada. (Como por ejemplo esta norma de nuestro departamento que se aplicó por vez primera a mi caso, y a la vez se derogó, en el mismo consejo de departamento).

Si no se tiene en cuenta la vulneración de leyes y normas, se abre la puerta a que quien más ofendido esté sea quien acuse a los demás de acosarlo.  Acoso laboral existe, por supuesto, en muchos ámbitos, y cualquier denuncia exigirá la atención a las circunstancias del caso concreto y requerirá un buen criterio por parte de los jueces. Como ése no puede darse por supuesto en gran parte de los casos, es especialmente importante que sea sustanciable la existencia de acoso basándose en la vulneración de otras leyes que no sean éstas específicas del acoso. 

Si no, los abogados van a hacer fortuna, pues gente susceptible, y susceptible de querellarse, hay mucha. Además, en una situación de acoso revertido, está claro que no van a faltar testigos acosadores y acusadores, todos a una, continuando el mobbing en los tribunales—con lo que la reglamentación del acoso podría convertirse un caso perfecto de hecha la ley, hecha la trampa—no tendrían los acosados ni capacidad legal de protestar, por miedo a verse acusados de acoso a la comunidad a quien ofenden con sus protestas.

El acoso laboral en la Universidad







Jueves 25 de marzo de 2010

Producción y promoción del yo públicomaggie 6

Se inaugura la revista Celebrity Studies—revista interdisciplinar sobre la celebridad, el estrellato, y la fama. Esta es la publicidad que nos pasan por PsyArt: el primer número está en acceso libre aquí:

CELEBRITY STUDIES - FIRST ISSUE NOW AVAILABLE

Routledge are pleased to announce that the inaugural issue of Celebrity Studies is now free to download online.
Celebrity Studies focuses on the critical exploration of celebrity, stardom and fame. It seeks to make sense of celebrity by drawing upon a range of (inter)disciplinary approaches, media forms, historical periods and national contexts.


Volume 1, Issue 1: Table of Contents

Editorial: A Journal in Celebrity Studies (Su Holmes and Sean Redmond)

Articles:
-       Approaching Celebrity Studies - Graeme Turner
-       The Adventures of the Bridge Jumper - Jacob Smith
-       The promotion and presentation of the self: Celebrity as marker of presentational media - P. David Marshall
-       'A trust betrayed': celebrity and the work of emotion - Heather Nunn and Anita Biressi
-       The 'place' of television in celebrity studies - James Bennett and Su Holmes
-       Avatar Obama in the Age of Liquid Celebrity - Sean Redmond
-       Celebrity, Ageing, And Jackie Chan: Middle-Aged Asian In Transnational Action - Chris Holmlund

Celebrity Forum:
-       Introduction - James Bennett
-       Public Personas, Private Lives and the Power of the Celebrity Comedian: A consideration of the Ross and Brand 'Sachsgate' affair - Lisa Kelly
-       Female Celebrities and the Media: the gendered denigration of the 'ordinary' celebrity - Milly Williamson
-       Celebrity Diplomacy, Spectacle and Barack Obama - Douglas Kellner

Book Reviews:
-       Seeing Stars: Spectacle, Society and Celebrity Culture - by Pramod K. Nayar reviewed by Steve Spittle
-       Fame by M
ark Rowlands - Reviewed by Emma Bell

Me ha interesado especialmente este artículo de P. David Marshall sobre la producción, presentación y promoción del yo público en los medios sociales. Que en eso estamos. Va mucho en la línea de Goffman, cómo no—y en la de P. D. Marshall, Celebrity and Power.

La idea central es que las celebridades han venido siendo modelos para la producción del yo y para comportamientos, estilos, consumo, etc.  Esta misma dinámica se traslada y perpetúa a la construcción y presentación de los sujetos en las redes sociales.  El discurso público sobre la intimidad que va a asociado a las vidas de los famosos ejerce de modelo para el nuevo discurso semipúblico sobre la intimidad en el seno de las redes sociales.  Las celebridades clásicas han sido un producto de una determinada cultura mediática (cine, televisión, revistas...)—ahora no es que desaparezca esa cultura, sino que se reorganiza, se remediatiza y se filtra a través de los medios sociales—que tienen su propia dinámica de representación del yo y de interacción:

"The intercommunicative self provides links to YouTube videos or samples of popular music or interesting articles that are extensions of the self's identity that are articulated through friends. The intercommunicative self also acknowledges the necessity of linking one's own identities into some sort of pattern, from Twitter to Facebook, from YouTube and Flickr to MySpace, from blogs to Digg."

Los famosos crean ahora en los nuevos medios un discurso de una supuesta identidad privada para consumo público—y los demás actuamos no sólo expandiendo la onda de atención sino recreando nuestras identidades semiprivadas y semipúblicas a imagen y semejanza.
watling
El efecto Mateo y la calidad retroactiva








Miércoles 24 de marzo de 2010

Marlango for free

en Spotify. Entre ellos su disco nuevo, Life in the Treehouse. ¿Mi grupo español favorito? Supongo que sí. Por cierto, entre Spotify, iTunes, y YouTube... mi aparato de música y mi colección de discos cada vez suenan menos.

Atylantos


















Martes 23 de marzo de 2010

Más ANECA

Nos comunican en el consejo de Departamento hoy que un miembro del Departamento, la catedrática Dra. Susana Onega, ha sido nombrada presidenta de una comisión de Humanidades de la ANECA— "no de la comisión de Filología Inglesa", nos ha aclarado, "sino de la comisión de todas las áreas de humanidades." Es una buena noticia sin duda para la Dra. Onega—y para mi departamento, siempre atento a sus criterios y dictámenes.  Además de ser la directora extraoficial del departamento, la Dra. Onega dirige su principal programa de máster y el de doctorado.

No me parece, sin embargo, una buena noticia para mí. Tras haberme prestado mucha ayuda y orientación en mis primeros años en el departamento, ya hace años que la Dra. Onega viene obstaculizando activamente mi carrera académica y mi trabajo.  Y es de esperar, me temo, que continúe haciéndolo desde cualquier puesto que ocupe.... visto que he optado por protestar ante estas actuaciones y denunciarlas, en lugar de callarme y esperar que cambie el viento, como es costumbre hacer por aquí.  Aclararé que no tengo nada en absoluto contra la Dra. Onega cuando actúa conforme a derecho y siguiendo las normas. Sí cuando se saca criterios y normativas de la manga para favorecer a sus socios y aliados, vulnerando mis derechos y los de otras personas.

Está el caso de unas infaustas oposiciones a cátedra hace algunos años, en las que la Dra. Onega presidía el tribunal, y en las que se eliminó a muchos candidatos con méritos más que suficientes, entre ellos yo mismo, con criterios bastante vergonzosos (—puede verse aquí un comentario por extenso de este caso). Bien es cierto que allí la Dra. Onega votó a favor de todos los candidatos, al menos sobre el papel—aunque en el acta quedasen todos suspendidos por acuerdo unánime de la comisión.

Y está el otro contencioso que me viene enfrentando a las actuaciones de la Dra. Onega últimamente: su determinación de aplicar criterios ilegales para la organización docente. En concreto, viene reservando el máster que coordina y el doctorado del departamento (estudios oficiales en un centro oficial) exclusivamente para los miembros de su grupo de investigación—y los de sus otros catedráticos-aliados. Esto lo apoyan por votación los miembros de esos grupos, con lo cual se organiza así la docencia, excluyendo a profesores titulares que no somos "del grupo"—por ilegal que sea el sistema. Esto también ha llegado a juicio, y en esta ocasión lo hemos ganado. La postura que han defendido por activa y por pasiva la Dra. Onega y los demás catedráticos (Collado-Deleyto-Vázquez) para favorecer a sus grupos ha sido declarada contraria a derecho y anulada por orden judicial. Pero la ley es de reflejos lentos, y esta mayoría "democrática" de nuestro departamento cambia las normas rápidamente, y obtiene los mismos efectos deseados, con un ligero ajuste del procedimiento.

Por ejemplo, para la ordenación docente de este año, se me volvió a excluir del máster, por el procedimiento de hacer una baremación de mis méritos docentes e investigadores—y, por votación, decidieron valorar mi carrera con una puntuación de CERO puntos en experiencia docente, y CERO puntos en publicaciones de investigación. Esto, con tres sexenios que tengo de reconocimiento oficial a la investigación, con más de veinte años de antigüedad como docente y doctor en este departamento, etc.  La baremación la hicieron una "miembra" de los equipos que se doctoró el año pasado, Mónica Calvo, y un profesor recién aterrizado este curso en el centro—pero que sabía bien dónde aterrizaba, Jesús Sánchez. Los demás la ratificaron, por votación no sé si diga democrática o feudal.

He de aclarar que no fue la Dra. Onega quien votó esta aplicación de sus criterios, sino únicamente sus acólitos—pues ella estaba ausente de la reunión.  Mis demás colegas, sin embargo, no tuvieron empacho en certificar que tengo cero puntos en publicaciones, y cero años de experiencia docente—votándolo por amplísima mayoría.

Así de corruptos están los criterios, y así funcionan los procedimientos de garantía de la calidad en nuestro departamento, a instancias de la Coordinadora del máster y doctorado. Y de la dirección del departamento, que en todo la apoya. Por cierto, que a nuestro departamento le venía diciendo la Dra. Onega que estos criterios excluyentes no provenían de su inspiración personal, sino que eran una exigencia de la ANECA.  (Pues ya tenía cierta trayectoria la Dra. Onega en la ANECA, y hablaba al departamento como buena conocedora de estos criterios de calidad). En concreto, nos repitió varias veces que la aplicación informática de la ANECA no permitía introducir los nombres de los profesores que no perteneciesen a equipos de investigación, pues había que añadir la clave del proyecto y si no el ordenador no lo autorizaba. Hasta ese punto exigía la ANECA, según se nos decía, este criterio de calidad preferente y determinante, el tener un proyecto de investigación "vivo" como dice ella (subvencionado, quiere decirse en este lingo).

No puede decirse que en la ANECA se desconozcan del todo estas originales versiones que de sus criterios daba la Dra. Onega. Por supuesto, todo esto de la obligatoriedad de pertenecer a equipos, etc., es falso—mercancía averiada que nuestro departamento compra ávidamente desde hace años, y aplica de modo inflexible—ya hace más de cinco años que viene excluyéndosenos con este único criterio, pues todos los demás méritos exigibles los tenemos. (Por mucho que nos pongan cero votando por disciplina de partido).

Hace poco estuvo la directora de la ANECA, Zulima Fernández, dando una conferencia sobre los procedimientos de evaluación de la calidad docente, en el ICE de Zaragoza.  Asistieron muchos profesores, varios de ellos evaluadores de la ANECA. Es una lástima que no asistiese la Dra. Onega, pues allí tuve ocasión de preguntarle a la directora de la ANECA, que debe estar bien informada, sobre si en efecto la pertenencia a grupos de investigación era utilizada por la ANECA como un criterio excluyente.  Por supuesto me contestó que no, en absoluto—y manifestó su sorpresa de que alguien pudiera decir o hacer eso—sorpresa para ella y para otros evaluadores de la ANECA allí presentes. A mí me parece una manipulación de la normativa —¿no?

Sin embargo, ya ven. Calidad acreditada, y a seguir acreditando.  A la Dra. Onega le molesta que escriba yo estas cosas— no sé por qué, visto que son tomas de postura suyas bien públicas. Igual es que no conviene que se sepa mucho que aplica estos criterios—aunque visto que los viene defendiendo apasionadamente y aplicando a rajatabla desde hace años, supongo que serán motivo de orgullo más bien. Pues que se sepa.  Se queda uno con la duda de si la Dra. Onega ahora intentará que sus normativas propias se vuelvan de verdad oficiales—haciendo que recibir subvenciones y pertenecer a grupos organizados sea obligatorio para moverse en la Universidad–o si seguiremos teniendo dos normativas de calidad, la de uso interno y la de puertas afuera.  Espero que en todo caso, visto que va a evaluar a todo cristo, se informe mejor sobre la normativa aplicable, antes de aplicarla con tanto empeño como viene haciéndolo.

Menos calidad y más legalidad








En el fondo del placard

—tenía guardada esta canción, y hoy sale:









Tango 'til they're sore



Notre Dame de Paris

Highlights - en Spotify

Les Sans-papiers - Condamnés - Finale



Más sobre Les Bienveillantes

En el blog The Reading Experience, una reseña positiva e interesante de Les Bienveillantes de Jonathan Littell—esa novela narrada por un inteligente psicópata nazi. Especialmente atenta está la reseña a la cuestión narratológica del "narrador no fiable" (unreliable narrator). Es por cierto una novela que sigue siendo recomendable, aunque ya no haya montones de ella en las librerías.

Somos la peste



Lunes 22 de marzo de 2010

Capitanes Nemo

Supongo que a la Odisea habría que remontarse para encontrar el antepasado del Capitán Nemo.  Aquí hay unos pocos que también van siendo antiguos ya: el de Ace of Base, el de Dive, y su versión by Sarah Brightman.





Hay otros capitanes Nemo por ahí, pero no me gustan.

Curly Locks





Domingo 21 de marzo de 2010

Luis Alberto García Landa: La bicicleta y la vida

Luis García Landa:La bicicleta y la vida (Cicloturismo en la 5)



Luis García Landa II (Cicloturismo en la 5)



Fiera viviente




Zona verde

Película de Paul Greengrass, sobre los primeros días de la guerra de Irak, hasta que Bush proclamó prematuramente eso de que que "la guerra estaba ganada". Bourne, una vez superados sus problemas de identidad, es aquí un alférez del ejército americano, aunque suene raro eso de "alférez del ejército norteamericano". Un muchacho dedicado, vocacional, activo, honesto y directo, nada de esos soldaduchos de mucha mili tipo M.A.S.H. o Jarhead. Tiene que encontrar armas de destrucción masiva en Irak, siguiendo los planos que les han pasado la "Inteligencia" americana so-called. Y claro, no encuentra más que mierda de paloma, pues si se hubiese leído los informes de los inspectores de la ONU, que habían hecho inspecciones mucho más exhaustivas, habría sospechado ya desde el inicio que no había tales armas de destrucción masiva, y que todo era una mera cabezonada voluntaria de los llamados Halcones neocon, de Bush y Cheney para abajo, que querían chafar una pasta en armas y hacerse con unas contratas petrolíferas y de multinacionales de seguridad. Bien, esto lo sabía CASI todo el mundo, hasta yo, pero no lo quería saber Bush, ni Aznar que le tomó la palabra, ni Colin Powell, que aún lo recuerdo dando una conferencia de prensa patética en la que no se creía ni él mismo lo que estaba presentando como "pruebas" de la existencia de laboratorios de armas químicas móviles montados en camiones. La película va de la denuncia de este montaje, siendo el bueno Matt Damon/pseudo-Bourne, que descuida su trabajo inútil de inspección para investigar unas intrigas neocon para situar a su candidato-paracaidista en Irak. Se suma el alférez Bourne a un plan de un viejo agente de la CIA, que preferiría no desmontar el sistema del partido Baas y el ejército, y pactar con ellos para mantener la coherencia del país y evitar el caos. Bien, pues Bourne fracasa en su misión de captar al gran figurón J de la baraja, un general que podía ser la clave de ese pacto... pero para sorpresa suya, su traductor y aliado, Willy, un patriota iraquí, le vuela los sesos al general cuando Bourne acababa de hacerse con él y de arrancarlo a las garras de los mercenarios neocón que quieren eliminar a todo enlace con el régimen anterior (estos cuerpos especiales si no son de la Blackwater al menos se montan su guerra particular dentro de la guerra). En fin, que Willy también lleva su propia guerra, y le  dice al alférez Bourne, "Vosotros no tenéis que desidi lo que pase aquí". Él sí, por lo visto. En cualquier caso, ni Bourne, ni su amigo el perro viejo de la CIA, pintan nada allí ni tienen mando ni rango ni son quién para hacer ningún pacto con el Baas ni con el ejército iraquí, claro— precisamente los acaba de desmovilizar la autoridad americana oficial, que aquí es un malo muy malo, trasunto del malo muy malo histórico y real, que todavía ahora mismo acaba de sacar un libro diciendo que bah, qué más da lo del motivo para la guerra, lo que importaba era montarla y ganarla y quitar a Saddam. Pero oye, un alférez yendo allí por libre... yo creo que más bien acabaría en un consejo de guerra, por muy honesto que sea. Ahí deriva la película en fantasía-ficción. Este alférez no se ha enterado de que está en el ejército para obedecer órdenes, está claro; no sé para qué se ha metido ahí. Bueno, total que viene a ser una historia entonces de cómo un inocente descubre los entresijos del sistema y se entera que "la democracia es engorrosa y complicada", como le dice un superior suyo, más engorrosa y complicada y sucia de lo esperado. Más que eso, ve que hay quien manipula el sistema y lo corrompe por intereses oscuros que se pierden en las altas esferas. A pesar de la reconocida falsedad de los informes, de la manipulación interesada, de las mentiras públicas, ni en la película ni en la realidad se ha juzgado a Bush ("un buen hombre" según Obama) —ni a Aznar por supuesto, ni siquiera al organizador directo del cotarro en Irak, a pesar de que sus acciones y tergiversaciones han tenido cientos de miles de muertos de consecuencia. Pecata minuta: sólo tocan a un americano muerto por cada doscientos iraquíes, y es una cuenta que al parecer aún resulta satisfactoria. A lo que voy es que la película aún podría pasar por exoneracionista: presenta todo el asunto de las mentiras y manipulaciones como si fuese un secreto que hay que sacar a la luz, un descubrimiento total que se realiza únicamente sobre el terreno, a cargo de un hombre honesto (americano cómo no). Cuando en realidad todos sabían que la guerra era precipitada, ilegal e injustificada (si nos atenemos a los inspectores oficiales de la ONU): es decir, las mentiras eran bastante más públicas, bastante más descaradas que en la película, y todo bastante más vergonzoso: una carrerilla hacia adelante cogida entre todos, militares, servicios de inteligencia, lobbys, administración Bush, trío de las Azores, Blair et al, todos cogidicos del brazo y corriendo en plan no-te-quedes-atrás, a ver quién era el majo que los paraba, aunque el rey estuviese desnudo y bien desnudo. Bien, no le voy a hacer peros a Greengrass por hacer una película denunciando el montaje, aunque esta cuestión de limitación del punto de vista, limitación al de un ingenuo, limite también el alcance crítico de la película. Por algo se empieza. Y la película es un buen thriller, eficaz, con unas escenas iniciales impactantes, angustiantes, una cámara temblona e inquieta, una música de tambores retumbantes que no dejan el espíritu tranquilo— y un Irak totalmente creíble en su complejidad aquí simulada. Un poquito se le va la mano en el tema de las persecuciones, como tanto thriller, pero bueno, se queda uno con el ritmo, la idea de engaños y manipulaciones, y el contraste entre las calles caóticas de Bagdad y la decadencia occidental, esos falsarios de la zona verde de hoteles, ruedas de prensa y piscinas. Muy visible, no se la pierdan si les sobran unos euros.

Stauffenberg


Sábado 20 de marzo de 2010

My Melancholy Blues

Mi canción favorita de Queen era ésta, allá por los ochenta...





Flaca



Viernes 19 de marzo de 2010

Nosotros dos

Aquí ensayando otra vez "La orilla blanca, la orilla negra", a coro con mi otro yo.





Hmm... demasiada resonancia de fondo.  Otro intento, me alone:






Lune (2)


Jueves 18 de marzo de 2010

Dreamland

Edgar Allan Poe

By a route obscure and lonely,
Haunted by ill angels only,
wuthering heights
Where an Eidolon, named NIGHT,
On a black throne reigns upright,
I have reached these lands but newly
From an ultimate dim Thule-
From a wild clime that lieth, sublime,
   Out of SPACE- out of TIME.

Bottomless vales and boundless floods,
And chasms, and caves, and Titan woods,
With forms that no man can discover
For the tears that drip all over;
Mountains toppling evermore
Into seas without a shore;
Seas that restlessly aspire,
Surging, unto skies of fire;
Lakes that endlessly outspread
Their lone waters- lone and dead,-
Their still waters- still and chilly
With the snows of the lolling lily.

By the lakes that thus outspread
Their lone waters, lone and dead,-
Their sad waters, sad and chilly
With the snows of the lolling lily,-
By the mountains- near the river
Murmuring lowly, murmuring ever,-
By the grey woods,- by the swamp
Where the toad and the newt encamp-
By the dismal tarns and pools

   Where dwell the Ghouls,-
By each spot the most unholy-
In each nook most melancholy-
There the traveller meets aghast
Sheeted Memories of the Past-
Shrouded forms that start and sigh
As they pass the wanderer by-
White-robed forms of friends long given,
In agony, to the Earth- and Heaven.

For the heart whose woes are legion
'Tis a peaceful, soothing region-
For the spirit that walks in shadow
'Tis- oh, 'tis an Eldorado!
But the traveller, travelling through it,
May not- dare not openly view it!
Never its mysteries are exposed
To the weak human eye unclosed;
So wills its King, who hath forbid
The uplifting of the fringed lid;
And thus the sad Soul that here passes
Beholds it but through darkened glasses.

By a route obscure and lonely,
Haunted by ill angels only,
Where an Eidolon, named NIGHT,
On a black throne reigns upright,
I have wandered home but newly
From this ultimate dim Thule.




Tierra de sueños

(Traducción de Andrés Ibáñez)

Por una ruta triste y solitaria
hechizada por ángeles malvados,
donde un Ídolo al que llaman NOCHE
reina sobre un trono oscuro,
he regresado hace poco a esta tierra
desde mi Tule última y sombría,
cuyo clima salvaje se extiende, sublime,
fuera del ESPACIO, fuera del TIEMPO.

Valles sin fondo, corrientes sin margen,
abismos, cavernas, bosques de titanes,
formas que eluden al ojo que inquiere
borradas por humores que por doquier rezuman;
montañas despeñadas en mares sin orillas,
mares que se levantan hacia cielos de fuego;
lagunas que extienden sin cesar sus aguas muertas,
sus aguas solas y muertas,
sus aguas calmas y frías,
heladas con la nieve de sus lacias ninfeas.

Por la orilla de los lagos
que extienden sus aguas muertas,
sus aguas solas y muertas,
sus aguas tristes y frías
heladas con la nieve de sus lacias ninfeas;
por las montañas, por el río
que murmura suave, que murmura siempre;
por los bosques grises, por el pantano
donde la salamandra y el sapo campean;
por las fétidas pozas donde viven los duendes,
por parajes impíos y melancólicos rincones,
allí el viajero aterrado se encuentra
fantasmas embozados del pasado que vuelve,
endriagos que saltan a su paso y suspiran,
blancas formas veladas que son las de amigos muertos
hace tiempo entregados a la tierra, y al cielo.

Si hay en tu corazón una legión de dolores
te será esta región apacible y benigna.
¡Oh, espíritu que vagas perdido entre las sombras,
he aquí tu Eldorado!
Mas para el desdichado viajero que cruza,
el rey de estos lugares ha dispuesto que nada
de cuanto aquí se oculta sea visible a sus ojos,
y todos sus misterios, para el alma que pasa,
sean sólo sombras vagas en un cristal oscuro.

Por una ruta triste y solitaria
hechizada por ángeles malvados,
donde un Ídolo al que llaman NOCHE
reina sobre un trono oscuro
he regresado hace poco a esta tierra
desde mi Tule última y sombría.

Sueños de Poe





Pro narrative theory blog, again

A comment sent to the Project Narrative blog and the Narrative List:

It's now more than one year since there's been any movement on the Project Narrative Blog. I think this should give us food for though (I almost said pause, but one year's pause is more than enough!). Is there any way the administrators of Project Narrative could open the blog to members of the Narrative list, or could somehow liven up participation, by commissioning posts, or something? It is a pity that many discussions which might benefit from the blog format may not be taking place through this blog, which ought to hold such a central place. There are no major narratology blogs that I can think of. Why shouldn't this one become the first? It's in an excellent position to do so, but something is missing. Why are narrative theory people so averse or indifferent to the blog format? Or perhaps there is some problem with access, usability, etc.? If there were too many potential writers, some control would be in order; as it is, I think that the blog needs some livening up—perhaps, it would be my suggestion, through a closer interaction with the Narrative-L distribution list. Active communication technologies are important to the development of thought, and it seems a pity that they should be available but underused. I am sending this comment to the list as well.

Humanities Research Network



Tais-toi mon cœur

Vídeo-canción de Dionysos y Olivia Ruiz:




Belle à en crever



Miércoles 17 de marzo de 2010

English Verona

No lip-synch... but anyway this video is half-way between a trailer and an Elizabethan dumb-show.



Btw, this is my greatest hit in France today, according to YouTube's Insight:

Vérone (2)



Martes 16 de marzo de 2010

El realismo como idolatría

Existe en la tradición teológica medieval, ya procedente de la patrística clásica, una argumentación en defensa del uso de ficciones, recursos literarios, imágenes y lenguaje figurativo en la Biblia. La idea central es que la divinidad no se nos manifiesta de modo inmediato, sino siempre indirectamente, a través de una representación. Así, decía San Pablo, en la epístola a los Corintios, que tal visión indirecta es inherente a la existencia mortal:

"Pues conocemos en parte, y profetizamos en parte. Pero cuando llegue la perfección, nos desprenderemos de lo parcial. Cuando era niño, hablaba como un niño, pero cuando me hice hombre, dejé a un lado las cosas de niños. Porque ahora vemos como a través de un cristal, oscuramente, pero luego cara a cara; ahora conozco en parte: pero luego conoceré del mismo modo que soy conocido" (13. 10-13)

Esta línea de razonamiento favorecía la interpretación no literal de la Biblia, y fue influyente especialmente a través de la obra del Pseudo-Dionisio Areopagita, autor de Las Jerarquías Celestiales, a quien siguen y citan muchos ilustres escolásticos como Thomas Gallus, Roberto Grosseteste, o Santo Tomás de Aquino. Sostenía Pseudo-Dionisio que la Biblia muchas veces representa a Dios con signos no congruentes o inadecuados, para así impedir la confusión entre la representación y la realidad. Esta tradición de la teología cristiana formula una idea de un dios trascendente, que no se confunde con sus representaciones. De hecho, sería idolatría el interpretar literalmente la representación, creyendo que Dios tiene barba, o cara, o que los ángeles realmente son como ejércitos celestiales.

Sugiere pues esta tradición teológica una definición semiótica de la idolatría: es idolatría la confusión entre el signo y el objeto significado, cuando el objeto significado es de naturaleza sagrada. Y aparece lo sagrado como modelo de aquello que escapa a la inmediatez y a la presencia, y que no tiene representación que no sea indirecta y parcialmente inadecuada. Es lo que se dio en llamar teología negativa.

Así lo dice uno de los comentaristas del Pseudo-Dionisio Areopagita, Thomas Gallus:

"Por tanto, dado que todos los atributos de Dios pueden con verdad y propiedad negarse y eliminarse, y nada puede propiamente afirmarse sobre Él, es mucho más apropiado que los secretos ocultos de la divinidad se revelen mediante formas más humildes y desemejantes, que son accesibles a los sentidos, antes que mediante formas más preciadas. Así cuando la Escritura designa cosas celestiales y divinas mediante formas inferiores, no las deshonra sino que antes bien las honra, y al hacerlo muestra que sobrepasan a todas las cosas materiales de una manera que está en un plano superior al del mundo.
Pero no creo que ninguna persona prudente fuese a negar que las figuras disimilares elevan nuestra mente de modo más eficaz que las similares. Porque la mente torpe podría fácilmente descaminarse por figuras de una naturaleza más preciada, de modo que terminaría pensando que algún objeto tal existe en el cielo en términos literales: por ejemplo, que hay seres con forma humana brillantes y relucientes, vestidos de manera excelente con suntosos ropajes y emitiendo llamas de fuego, que ni queman ni causan daño, sólo porque en Ezequiel se diga que 'su aspecto es como el carbones encendidos,' etc. La mente podría igualmente engañarse cuando encuentra preciosas figuras basadas en la similitud, como las que se encuentran en las Escrituras cuando se designan las inteligencias celestiales" (Extractio de La Jerarquía Celestial, cap. ii).

Otro comentarista del siglo XIII, Roberto Grosseteste, a quien leyó Gallus, dice así, anticipando al Wittgenstein del Tractatus: "Todo lo que sobrepasa nuestro entendimiento debe ser honrado por nuestro silencio" (o sea, que de lo que no se puede hablar, más vale callarse)—y sin embargo, estos teólogos sí hablan de Dios, aun avisando de la falibilidad e indirección de nuestro conocimiento (nunca nos callamos del todo, sobre lo que no se puede hablar). Así termina Grosseteste su comentario de La Jerarquía Celestial:

"Concluyendo este capítulo, y el libro sobre la jerarquía celestial, sugiere brevemente por qué ha reunido todo esto, observa que no ha mencionado todos los atributos de los ángeles que aparecen en la Escritura, y da sus razones para dejar fuera algunos. Dice ESTO ES LO QUE TENGO QUE DECIR en este capítulo, a saber SOBRE LAS IMAGENES DE COSAS SAGRADAS es decir, sobre las formas corpóreas como símbolos sagrados de realidades espirituales. Esto, dice, QUEDANDOME CORTO EN CUANTO A UN TRATAMIENTO DE ELLAS, es decir, de los símbolos, PERO APARTANDONOS, CREO, DE UNA ADHERENCIA SERVIL A LAS IMÁGENES DE LA IMAGINACIÓN. Puesto que aunque sus sugerencias sobre la adaptación de las realidades materiales a los seres espirituales en absoluto proporcionan una descripción perfecta de la naturaleza espiritual de los seres inteligibles, sí proporcionan suficiente aviso para que pensemos, cuando oímos que se atribuyen cosas materiales a las espirituales, no en términos de imaginación y de fantasía, que sugeriría que existe en ellas algo material, o con una forma material, sino más bien que toda su realidad es inmaterial y perteneciente a otro mundo.... (xv; citados los dos en A. J. Minnis et al., Medieval Literary Theory and Criticism c. 1100-c.1375: The Commentary Tradition).

En teología de las imágenes, o semiótica sacra, sería pues idolatría la confusión entre la representación y el objeto representado, y por contra es teología fina y sutil una sana consciencia de la falta de adecuación entre los signos y el objeto transcendente que representan.

Y pasamos ahora, dando un salto de siete siglos, a la actual teoría de la mente, la psicología cognitiva desarrollada por George Miller, Robin Dunbar y otros autores, que sostiene que los seres humanos conocemos de un modo más elaborado que otros animales (o que "los" animales)—porque elaboramos representaciones del mundo altamente complejas entre cuyos contenidos están otras representaciones del mundo. 

(Así pues, a modo de excurso, podríamos decir que no hay solución simple a a la cuestión de si Dios existe o no, dado que aun si no existe de modo naïf en nuestra representación del mundo, sí existe en otras mentes y en otras representaciones que están incluidas en la nuestra, o en diálogo e interacción con la nuestra si así se prefiere. A esta cuestión como digo no hay solución simple, aunque sí puede haberla simplista).

El hecho de que conozcamos el mundo mediante teorías de la mente, o intencionalidad interaccional, complica notablemente los conceptos de realidad y de representación. Aprendemos ya de niños a distinguir entre la realidad y lo que los otros creen que es la realidad, e incluso entre la realidad y lo que nosotros creemos que es la realidad. Experimentos de psicología muestran cómo se desarrolla pronto en los niños la capacidad de pasar de una visión "directa" del mundo a una visión mediatizada por una teoría de la mente (de la mente ajena). Así, un niño que ve que alguien no ha visto algún objeto de su entorno se adapta rápidamente en su respuesta ajustando sus interpretaciones a lo que sabe que la otra persona sabe, y a lo que sabe que no sabe.

Ahora bien, leía yo en el libro Stumbling on Happiness, de Daniel Gilbert, cómo esta teoría de la mente se construye sobre la base más intuitiva o primitiva de una percepción sin teoría de la mente. Imaginemos por ejemplo un experimento, en el que hay dos sujetos, uno a cada lado de una estantería, en la que hay tres camiones: grande, mediano, y pequeño. El pequeño sólo lo puede ver el sujeto A, porque ese estante tiene un panel de fondo (los otros no lo tienen). Así, A sabe que hay tres camiones, pero sabe también que B, al otro lado, cree que hay dos camiones. Si B le pide, "dame el camión pequeño", A le dará el mediano, adaptándose a la visión del mundo de B, interpretando lo que "en realidad quería decir". Así se demuestra experimentalmente... Y sin embargo, los experimentos muestran también que, antes de centrarse en el mediano, A mira casi imperceptiblemente al camión pequeño. Según Gilbert, el sujeto se comporta como un idealista, adaptándose a la visión del mundo del otro, pero el movimiento del ojo muestra que eso es una segunda fase, y que el cerebro actúa en primera instancia como un realista naïf. Y bien pensado, quizá no pueda ser de otra manera: nuestras complejas capacidades cognoscitivas humanas son una superestructura que descansa sobre la base de la percepción, acción e interacción que tenemos en común con otros animales más terrenales y menos idealistas.

Lo que la mente hace es (entre otras cosas) transformar las impresiones sensoriales y el mundo percibido—para convertirlos en una representación. Una representación que no es necesariamente fiel al objeto, porque es susceptible de ser interpretada—por otra mente, por ejemplo. Nos acercamos aquí a la cuestión de en qué sentido el realismo ingenuo sería una idolatría, una confusión simplista entre el signo y la cosa representada. Hemos hablado antes de las teologías negativas que previenen contra la confusión entre la apariencia y la realidad. Pues bien, de modo similar, el idealismo de Platón, o el inmaterialismo de Berkeley, fueron importantes episodios en la desmitologización de lo real y la des-sustanciación de la sustancia y de la realidad física del mundo—aun si lo hicieron a costa de mitologizar y sustancializar la dimensión de lo ideal.spectatrix

Para Gilbert, experimentos similares al de la estantería hacen pensar que nunca nos desprendemos del realismo ingenuo, sino que más bien aprendemos a despistarlo, y que incluso como adultos nuestras percepciones se caracterizan por un momento inicial de realismo ingenuo:

"Según esta línea de razonamiento, asumimos automáticamente que nuestra experiencia subjetiva de una cosa es una representación fiel de las propiedades de esa cosa. Sólo más tarde—si tenemos tiempo, energía y capacidad para hacerlo—repudiamos rápidamente esa suposición, y tomamos en consideración la posibilidad de que el mundo real puede que no sea, de hecho, tal y como se nos aparece. Piaget describió el realismo como 'una tendencia espontánea e inmediata a confundir el signo y la cosa significada' (en The Child's Conception of the World) y la investigación demuestra que esta tendencia a identificar nuestro sentido subjetivo de las cosas con las propiedades objetivas de esas cosas se mantiene espontánea e inmediata a lo largo de nuestras vidas. No se va para siempre, ni se va a veces. Más bien es breve, inarticulado, y rápidamente resuelto, pero es el primer paso en nuestra percepción del mundo. Creemos lo que vemos, y luego dejamos de creerlo cuando tenemos que hacerlo" (88).

Y tenemos que hacerlo constantemente, claro, para ajustar nuestra perspectiva inmediata a otras perspectivas que deben alojarse en ella—las de los otros: a veces perspectivas especializadas, como las de la ciencia, que no se cansa de decirnos que el mundo no es lo que creemos que es (y nos dice, por ejemplo, que está hecho básicamente de nada).

Decía George Miller que "el máximo logro intelectual del cerebro es el mundo real" — pero aquí hay una paradoja, pues si bien el mundo real ya es una construcción en su aparente consistencia que le da el pensamiento naïf, tras ese logro intelectual de la construcción del mundo ha de venir el logro intelectual de desconstruir el mundo, para no confundirlo con lo que parece ser—ni con ninguna de sus representaciones, incluida la científica.

Sólo vemos la realidad oscuramente, aunque parezca que la tengamos cara a cara. Y no parece ser ésta una limitación (si limitación es) que podamos trascender. A no ser que lo hagamos mediante la idolatría, que es nuestra relación directa, a la vez engañosa y auténtica, con lo real.

Irrealidad de lo real













Lunes 15 de marzo de 2010

D'autres vies que la mienne

Me ha gustado bastante este libro de Emmanuel Carrère, D'autres vies que la mienne, "Vidas que no son la mía" (2009)—sobre el duelo, el luto y la pérdida descritos con precisión aunque vistos desde fuera—pues cuenta, igual que otros libros anteriores del autor, experiencias reales de conocidos suyos, conjuntando aquí la mayor comprensión y respeto hacia los sentimientos, con el detalle basado en entrevistas personales y observaciones suyas—agarrándose a la realidad un poco machaconamente, como si fuese un escritor que no puede inventar y tiene que escribir sobre lo que le pasa porque es más urgente, más "tema", la realidad de las emociones de la gente que conoce, y el juego entre el punto de vista de él sobre ellos y el de ellos sobre sí mismos. También se entremezcla a estas historias de pérdidas y dolor la historia de cómo él mismo alcanza la felicidad y la estabilidad emocional:dance me 14

"Cada día desde hace seis meses, voluntariamente, he pasado algunas horas ante el ordenador escribiendo sobre lo que más miedo me da en el mundo: la muerte de un hijo para sus padres, y la de una mujer joven para sus hijas y su marido. La vida me hizo testigo de estas dos desgracias, una tras otra, y me encargó, o al menos así lo entendí yo, que las relatase. A mi me las ha ahorrado; rezo porque continúe haciéndolo. He oído decir algunas veces que la felicidad se apreciaba retrospectivamente. Uno piensa: no me daba cuenta, pero entonces era feliz. En mi caso no es así. Mucho tiempo fui desdichado, y muy consciente de serlo; hoy me gusta lo que me ha deparado la vida, no tengo mucho mérito en eso de tan amable que es, y mi filosofía entera cabe en la frase que según se dice mumuró, la noche de la coronación, Madame Letizia, la madre de Napoleón: 'Ójala que dure'.
    Ah, y, además: prefiero lo que me asemeja y aproxima a otros hombres antes que lo que me distingue de ellos. Eso también es nuevo."  (308)

Un aspecto interesante del libro es cómo exhibe (o no oculta) sus mimbres, la relación un tanto precaria del escritor con su material, sus dudas ante el tratamiento, la manera en que lo sacó adelante a base de entrevistas, y las reacciones de los propios personajes ante la lectura del manuscrito—y la del autor ante la reacción de sus personajes.  Esta metatextualidad es característica del estilo de Carrère (ver este artículo de Frank Wagner sobre L'Adversaire). Da un poco la sensación de un escritor que se fuerza a ver tema donde no lo había en principio, y luego resulta que lo hay. El tema siempre está delante, al parecer, aunque no promete lo que hay delante, o no lo hemos visto ahí—es también una historia de amistad entre un juez cojo y una jueza coja—y qué más se puede pedir a un novelista en busca de tema, que lo saque de la nada como un prestidigitador sin trucos.

Irène Némirovsky, Suite française










Domingo 14 de marzo de 2010

Log in before you register

Dear cndls administrators,

There is a problem with login and access at one of the sites you host, the International Society for the Study of Narrative's website. I am a member of the association, but I cannot create an account although I am invited to do so by the website on its main page:
http://narrative.georgetown.edu/wiki/index.php/Main_Page

As you can see on the page linked to "create an account"---

http://narrative.georgetown.edu/wiki/index.php?title=Special:Userlogin&type=signup

---members are required to log in before they create an account, which is a logical impossibility. Also, there is no webmaster or contact e-mail provided on the ISSN page other than a general reference to the cndls. I would be grateful if the actual administrator of the ISSN website might be notified about this problem. I am afraid otherwise the use of this website will stagnate.

Best regards,

Jose Angel García Landa
Universidad de Zaragoza (Spain)
garciala@unizar.es

(Lo cierto es que entre estas y otras cuestiones la web de narratología no ha cogido la marcha que sería de esperar.  Si no me contestan aquí enviaré un mensaje a la lista de distribución...)

_________

Por fin me dan de alta los administradores y empiezo a editar el wiki de la ISSN—inaugurándolo con una referencia a mi bibliografía.

Narratology blog(s)


Vérone


Vérone (3) from Jose Angel García Landa on Vimeo.

Thunder on the Mountain



Sábado 13 de marzo de 2010

Crazy Heart

Bonita película sobre una vieja gloria de la canción country, borracho y desorganizado, que por un error pierde la última oportunidad de acabar su vida felizmente casado con la última mujer de la que se enamora. Así como quien no quiere la cosa, más que tener una buena banda sonora, la película es un musical excelente—cantado por los propios actores Jeff Bridges y Colin Farrell.




La idea de base es que las buenas canciones de amor (o sea, las tristes) salen de las desgracias, fracasos y arrepentimientos de la vida. Corazón loco sería mejor traducción que corazón indomable, por supuesto.  En fin, por lo menos el bueno de Bad Blake se desintoxica, y reencauza su carrera. Aunque lo mejor de la película está en sus momentos de vieja gloria arruinada y desengañada.  A partir de ahí, para arriba él y para abajo la película.

Esta canción es Fallin' and Flyin':

I WAS GOIN’ WHERE I SHOULDN’T GO
SEEIN’ WHO I SHOULDN’T SEE
DOIN’ WHAT I SHOULDN’T DO
BEIN’ WHO I SHOULDN'T BE

A LITTLE VOICE TOLD ME IT’S ALL WRONG
ANOTHER VOICE TOLD ME IT’S ALL RIGHT
I USE TO THINK THAT I WAS STRONG
BUT LATELY I JUST LOST THE TIME

IT’S FUNNY HOW FALLIN’ FEELS LIKE FLYIN’
IF ONLY FOR A LIITLE WHILE
FUNNY HOW FALLIN’ FEELS LIKE FLYIN’
IF ONLY FOR A LITTLE WHILE

I GOT TIRED OF BEIN’ GOOD
STARTIN’ THAT OLD FEELIN’ FREE
STOPPED ACTIN’ LIKE I THOUGHT I SHOULD
WENT ON BACK TO BEIN’ ME

I NEVER MEANT TO HURT NO ONE
I JUST HAD TO HAVE MY WAY
IF THERE’S SUCH A THING AS TOO MUCH FUN
THIS MUST BE THE PRICE TO PAY

IT’S FUNNY HOW FALLIN’ FEELS LIKE FLYIN’
IF ONLY FOR A LITTLE WHILE
FUNNY HOW FALLIN’ FEELS LIKE FLYIN’
IF ONLY FOR A LITTLE WHILE

NEVER SEE IT COMIN’ TILL IT’S GONE
IT ALL HAPPENS FOR A REASON
EVEN WHEN IT’S WRONG
ESPECIALLY WHEN IT’S WRONG

FUNNY HOW FALLIN’ FEELS LIKE FLYIN’
IF ONLY FOR A LITTLE WHILE
FUNNY HOW FALLIN’ FEELS LIKE FLYIN’
IF ONLY FOR A LITTLE WHILE

I WAS GOIN’ WHERE I SHOULDN’T GO
SEEIN’ WHO I SHOULDN’T SEE
DOIN’ WHAT I SHOULDN’T DO
BEIN’ WHO I SHOULDN’T BE




Tower of Song




Viernes 12 de marzo de 2010

Publicaciones académicas y atención

Leyendo estaba a Rohan Amanda Maitzen, "Academic Publishing Again (or, Still)" en The Valve. Se desalienta de lo poco que nos leemos los académicos unos a otros, de la poca conversación que hay alrededor de las publicaciones, y del poco impacto que ha tenido la Promesa del Blogueo Académico, como si se le hubiese ido el gas después de las esperanzas de hace seis u ocho años. Y pregunta quién va a seleccionar lo que valga la pena leer cuando desaparezcan las revistas de papel, que van a desaparecer.castellers

Pues bien, a mí me parece claro que seguirá habiendo revistas destacadas, y libros destacados. Cada vez más destacados, de hecho, y ganará todavía más importancia el reconocimiento de otros expertos, en forma de peer reviewing, de reseñas, de citas o en otras formas (enlaces, visitas, googles, etc.). En suma, yo creo que la atención, en la academia o en cualquier otro sitio, seguirá cuidando de sí misma. Decía Foucault que el discurso académico se basa en la rarefacción, en limitar el uso de la palabra, y en darles privilegios especiales a algunos hablantes. Hacer grandes reverencias alrededor de lo que dicen, o presentarlos con bombo y platillo, o enmarcar su discurso con oropeles y cortinajes. Seguirá habiendo rarefacción, a pesar de la abundancia y explosión de publicaciones. Decía otro, Horace Walpole, que there's always room at the top. Y estoy de acuerdo, con una matización: siempre hay sitio en la cima, pero siempre hay poquito. Y además normalmente te dejan estar poco rato en la cúspide picuda, si tienes la suerte de llegar allí.

Con tanta publicación académica, seguirá habiéndolas que destaquen y que sean centros de atención.  La larga cola de ellas tendrán tiradas quizá de 400 ejemplares, pero lecturas de 40 y me quedo largo. Eso las que lleguen al nivel de libro. Sin embargo, unas poquitas serán leídas por cuatrocientos especialistas. Y unas poquísimas serán leídas por muchos más—si la lógica de la larga cola no nos engaña.  Por ejemplo, yo destacaría a Brian Boyd con On the Origin of Stories—para empezar, ya tiene una reseña en The Evolutionary Review, y otra en The Literary Theory Journal, no es mal arranque.  Y también en The Valve, por cierto. Que hablen, aunque sea mal. La cabeza se sitúa en cabeza, y The Big Babble of the World la empuja a ser más y más leída y atendida.  (Boyd también teoriza sobre la atención, por cierto, aunque en una línea muy distinta).

Y también los sitios web cuidarán de su propia atención y reputación. The Valve no anda mal servida, con artículos constantemente interesantes, muchos comentarios, etc. Y aquí en On the Human he estado leyendo un interesante artículo evolucionista sobre el origen del lenguaje y la cognición humana, de Terrence Deacon, "Rethinking the Natural Selection of Human Language", con interesantísimas contribuciones de Derek Bickerton, Mark Turner, Talmy Givón, Slawomir Wacewicz, Susan Savage-Rumbaugh, Ajit Varki, y otras gentes de primera línea. Este tipo de formato sí promete haber llegado para quedarse, y para desarrollarse: combina de modo útil y flexible el lenguaje académico y el coloquial, y es pensamiento en vivo y en directo, interacción potenciada de las ideas.  Vamos, que lo recomiendo, y lo practico en la medida en que pueda yo. Y con enlaces como este, y con Google, se va gestionando la atención. Yo no me quejo. Suscito una atención rarita y errática, pero suficiente para mis necesidades.  En el SSRN ando cerca del puesto 7000 entre sus 134.000 autores, con varias publicaciones entre los top ten de mi área en concreto. Cosa que no está mal, aunque lo de estar el número siete mil de algo sólo nos enorgullece a los ególatras modestos. Y aunque tengo pocos comentarios en el blog, sí me va llegando alguna respuesta ocasional al correo. Para más suerte, tengo buena sinergia con los buscadores, que me localizan en primera página constantemente para muchas búsquedas, ya sea por la bibliografía, por el blog, o por alguno de mis artículos más academicoides.

Y por otra parte, una cosa segura sí que hay—esto que he escrito lo ha escrito un académico, y sin embargo lo está leyendo alguien.

Mediocridades: La buena y la mala





Jueves 11 de marzo de 2010
lisbeth salander
Por cierto, sobre Lisbeth Salander

Igual soy el único que se está leyendo aún la famosa Trilogía. Sólo decir que es un thriller como tantos tantísimos, y que nada interno a él justifica el éxito que ha tenido. Yo lo atribuyo a uno de esos caprichos de la información globalizada, torbellinos de atención creados por este Internet que nos tiene mareados. La atención y la moda súbita siempre han funcionado así, tanto en cuestiones vestimentarias como literarias… sólo que ahora se ha acelerado el ritmo y acrecentado el diámetro del torbellino. Antes una moda literaria atrapaba a unos cientos de miles de lectores a lo sumo, y duraba unos años. Ahora las ventas máximas pueden ser súbitamente por cientos de millones, y a nivel mundial.  E igual que sube, baja, como la espuma—a un ritmo de aceleración nunca visto, siguiendo la lógica de los fenómenos extremos que rige la cabeza de la larga cola. Este año aún aguantamos el tirón con las películas (que han tenido éxito comparativamente menor), e igual apuramos un par de meses más con las novelas de las películas de las novelas... pero es muy posible que el año que viene, y ya de aquí a la eternidad, nadie se acuerde de Millennium, como nadie se acuerda de Trilby. Más les vale mantener abierto el caso judicial de los derechos de autor. Porque, como digo, lo que es literariamente considerado, Stieg Larsson es uno más del montón (también conveniente es ésto para el éxito masivo, claro), y no merece la cosa más análisis. Como prueba aduciré que este artículo mío ya suena a anticuado.

Author, author




Miércoles 10 de marzo de 2010

Sobre la organización docente de este máster y doctorado

Se resolvió la organización docente del Máster por este año. Con medios torticeros, nuestros colegas departamentales les asignaron las asignaturas a los Muy Puntuados (Marita Nadal, Dolores Herrero y Luis Miguel García Mainar) en lugar de a los que Sacan Cero (yo mismo y la Ilma. Dra. Penas). Y allí están impartiendo sus clases, mientras los papeles se siguen moviendo en el Juzgado—pues la sentencia favorable que nos dieron la han toreado, en lugar de cumplirla. Ya veremos si cuela. Yo de vez en cuando voy poniendo un recordatorio de cómo está la cosa, para quien quiera saberlo.


La ordenación docente de este Máster y Doctorado deja mucho que desear desde su creación, ya que ha venido incumpliendo sistemáticamente la normativa aplicable y vulnerando los derechos docentes del profesorado de los cuerpos docentes universitarios. En esencia, este programa de estudios oficial ha sido copado, contrariamente a derecho, por los miembros de unos grupos de investigación específicos (en esta página vemos cómo lo presenta uno de ellos como parte de sus actividades de grupo), que han creado una normativa propia ad hoc para excluir a quienes no perteneciesen a su grupo. Este asunto ha llegado a contencioso administrativo y la ordenación docente seguida desde la implantación del máster sido anulada por sentencia judicial. Sin embargo, los grupos de investigación se siguen protegiendo mutuamente por medios inaceptables en la Universidad: ahora han hecho una valoración falsaria del currículum de los profesores que presentamos el contencioso administrativo, declarando contra toda evidencia (por votación simple) que tenemos CERO puntos tanto en experiencia docente como en investigación y que eso nos incapacita para enseñar en este máster: cuando de hecho tenemos un extenso currículum docente e investigador en esta área. Somos además, por cierto, los únicos profesores de todo este grupo que tenemos el título de Master, por las prestigiosas universidades norteamericanas State University of New York y Brown University. La coordinadora de este máster y doctorado, y los catedráticos y directores de equipos de investigación han actuado como si fuesen los propietarios de estos estudios, en lugar de hacerlo como gestores regidos por una normativa oficial. En cuanto a los que han baremado mi currículum de esta manera, por votación, algo más diré. Valorar mi carrera en cero puntos en lugar de (simplemente) darme una nota más baja que a sus favoritos (algo que igualmente hubiera cubierto el expediente) es algo que, aparte de torpeza estratégica, indica una cierta autosuficiencia y prepotencia en quien lo hace—una cierta chulería, vamos. Y también resentimiento, zafiedad y bajeza moral. Estos modos de actuar son procedimientos feudales inaceptables en la Universidad, y que desacreditan tanto a quienes así actúan como a la supuesta "calidad" de sus enseñanzas. Aquí hay más detalles sobre este asunto, que ha sido pésimamente conducido por la dirección del departamento de Filología Inglesa y Alemana—por la dirección de facto y por la nominal.
http://vanityfea.blogspot.com/2009/06/sentencia-dos.html
http://vanityfea.blogspot.com/2009/12/baremando-la-baja.html
con referencia a: Contemporary Narrative in English Research Group - Teaching Activities (ver en Google Sidewiki)

Menos calidad y más legalidad




Martes 9 de marzo de 2010

Livin' Thing

Higher and higher, baby... La de veces que escuché esta canción de la Electric Light Orchestra en la sinfonola, cuando iba al instituto. No ha envejecido, ni bien ni mal—más bien la oyes y estamos en aquellos años setenta. It's like magic.





Them Heavy People







Ma réputation

"La reputación, hoy" — es el último artículo de Arcadi Espada, sobre el anonimato, insultos, y sentimientos sin disfrazar en la red. Le fascina ese cruce airado de opiniones anónimas porque ve entre toda la basurilla de los anónimos una cierto contacto estimulante con la verdad de las cosas—con una parte al menos.  No estoy de acuerdo, sin embargo, con la frase quedona ésa de que "en Internet todo es mentira mientras no se demuestre lo contrario." No más mentira que en el mundo en general, en todo caso.

Yo antes participaba ocasionalmente en sitios de éstos donde la gente firma anónimamente o pseudónimamente por sistema. Pero nunca jamás he escrito nada en Internet sin firmarlo con mi nombre y remitiendo a mi sitio web o correo electrónico (auténtico). Lo cierto es que he dejado de frecuentar los sitios por donde pululan los anónimos; y tampoco me gusta que me pongan comentarios anónimos. Aunque si son civilizados por supuesto tienen un pasar: también hay gente educada que al parecer jamás se atrevería a opinar nada sobre nada si tuviese que firmar su opinión. Una hiperprudencia, en la mayoría de los casos. De hecho creo que hay mucha gente que tampoco se atreve, o le da cosa, poner cualquier tipo de comentario en Internet, aunque sea con seudónimo. Es curioso que con las redes sociales ha cambiado un poco esto, y muchos le van perdiendo el miedo; tanto más curioso cuanto que en Facebook la gente sí suele apuntarse con su nombre auténtico, hale a las bravas, supongo que porque es lo que se lleva allí, sin más, por convención occidental.

El otro día me maravillaba yo de lo que abundo por Internet (hoy 124.000 resultados de búsqueda según Google) pero es curioso que it's crowded and cold, in my public life: de tantísima página casi ninguna opina sobre mí, si exceptuamos las de mi blog. La mayoría son enlaces a páginas que he escrito yo mismo, o que remiten allí de segunda mano. Debate sobre lo que digo, cero (o sea, que reputación cero) tanto en mi sitio como fuera de él en general. Al principio tuve alguna invasión de trolls, pero salvo algún sarpullido ocasional, los dejo en paz yo a ellos y ellos a mí.  Y raro es el artículo mío que suscita algún comentario. Total que nos quedamos mano a mano mi reputación y yo, como Moustaki con sa solitude. 

Unlinked and unliked blogs












Lunes 8 de marzo de 2010

Miscreants

O: sobre ateos, bellacos, escépticos, herejes y aguafiestas. Sobre la creencia en mitos oficiales, dice Brian Boyd en On the Origin of Stories: "Si vemos la creencia como la marca de una voluntad de comportarse respetando las prácticas colectivas del grupo, y un potente apoyo para la cooperación, incluso podemos ver la renuencia a creer como un reto a la unidad del grupo y equivalente en la práctica a la traición" (206).

Sea como sea, parece claro que la creencia funciona más en el sentido inverso que en el que ingenua o interesadamente le atribuimos (y es que la ideología borra sus propias huellas...). A saber, lo que sucede no es que creemos en alguna religión y por tanto practicamos sus rituales y pertenecemos a su comunidad, sino que es al revés: pertenecemos a una determinada comunidad y por tanto creemos en sus mitos y practicamos sus rituales. Esto, que parece fácil de comprender, e incluso generalmente aceptado, no lleva sin embargo al descreimiento general. angels cry¿Por qué? Lo acabamos de explicar.  Sin embargo, la consciencia de que nuestras creencias son las que son porque somos quienes somos y vivimos donde vivimos, sí hace que estén siempre a un paso de tambalearse, al menos en Occidente y en la modernidad. En cualquier caso, cada cual ha establecido un compromiso confeso o inconfeso entre la ortodoxia oficial y los límites de lo que está dispuesto a creer en privado, o en público, sobre inteligencias divinas y sobre el más allá: "Algo tiene que haber—etc."

De una letter to a friend, el otro día:

"En un mundo de creyentes, y en una educación mayormente de creyentes que es la que recibimos, creo que quien se hace ateo o agnóstico es porque rechaza en cierto modo aspectos importantes de la educación recibida. Y eso puede hacernos desagradables o incorrectos para quienes no cuestionan esas cosas, o para quienes buscan un acomodo menos "confrontacional" con la comunidad. En lo que a mí respecta, no intento convertir a nadie. Antes era más militante (ateo militante quiero decir) aunque nunca mucho; ahora evito discutir sobre estos temas con creyentes porque me dan un poco de penica: nunca son coherentes, y como se han montado un chiringuito mental de creencias muy ad hoc, les resulta molesto intentar aplicarle la racionalidad. No es entender el mundo lo que buscan, sino algún tipo de apaño o consuelo mental, y me parece poco elegante hurgarle a la gente en eso. A poco que les hagas hablar, la mitad no están seguros de creer en nada, tampoco, pero no les gusta admitirlo. No lleva a mejores relaciones con ellos, normalmente. Vamos, que me parece un punto flojo en la cabeza humana, uno de otros si quieres, y es mejor no meneallo mucho. Vamos pasando por la vida en equilibrio precario, como transportando una pila de platos mal puestos, y casi es mejor que no se caigan, aunque a veces sea divertido el espectáculo de la vajilla rota..."

Delusions también se vive








Domingo 7 de marzo de 2010

Flor de Luna

Ensayando a dos guitarras, with my self. Cuánto nos falta ensayar aún, para dejar en su lugar a Carlos Santana...



El buen sonido no viene de mi guitarra, sino del micrófono que me ha prestado JMC.


Entre mis recuer-DOS


Nuestro propio garbanzo

Es lo que nos llamaba la atención de Ivo cuando nació: lo muchísimo que se parecía su cabezola a un garbanzo.  Ya dio problemas a la hora de salir, ya, ese memorable Bolo.  Acabamos de celebrar su once cumpleaños—y ahora he desenterrado y escaneado unas fotos de hace diez años (fotos de las de química eran aún) con buena profusión de Ivos pequeños. Y eso que al segundo hijo apenas se le fotografía, comparado con el primero.

Querido hermanito





El lector implícito del periódico

Me pregunta un estudiante argentino sobre la teoría del lector implícito y su aplicabilidad al estudio de la prensa—tras haber leído mi artículo sobre "Múltiples lectores implícitos"

Estimado Andrés:

Yo creo que se puede realizar un trabajo muy interesante y muy oportuno aplicando la teoría de los receptores implícitos al periodismo. Que por supuesto me parece que sí es aplicable, aunque naturalmente teniendo en cuenta que muchos de quienes han escrito sobre lectores implícitos, etc., están pensando en un género diferente, como es la ficción narrativa. Cada género (y de hecho cada texto, si nos ponemos a hilar fino) hace un uso distinto de los recursos que permiten orientar las actitudes del lector. Así pues, en periodismo habrá que tener en cuenta el posicionamiento político del periódico, si va dirigido a un público lector más liberal, conservador, izquierdista, etc.; qué tipo de conocimiento se supone al lector ya sea en noticias que el periódico viene siguiendo día a día o en noticias que aparecen por vez primera (conocimientos de historia, de geografía, de instituciones políticas y de costumbres, de nombres de personajes públicos, etc.). these timesEl análisis de los juicios valorativos explícitos dirá mucho sobre la línea editorial del periódico, o sobre la ideología de sus redactores, y también será crucial el análisis de las presuposiciones que se utilicen. La mejor manera de orientar el juicio de un lector implícito es mediante el uso de las presuposiciones--dime qué presupones y te diré quién eres. ¿Cómo podemos reconstruir los juicios, implícitos y explícitos, del periódico sobre el mundo? Así formaremos una imagen del sujeto lector ideal de ese periódico, del ciudadano al que se dirige. También habrá que tener en cuenta si el periódico se dirige a este ciudadano como alguien que /presupone cosas distintas/ de las que el periódico quiere que presuponga---como efecto quizá de la lectura de otros diarios. Así entramos también en el debate muchas veces implícito entre la versión de la realidad que da un periódico y la que da otro; pues muchas veces un periódico escribe (sutilmente o descaradamente) contra lo que escribe otro. Algo que hay que tener en cuenta en un trabajo académico es también los criterios del tribunal que vaya a juzgarlo. Puede haber tradiciones muy distintas, e ideologías muy distintas también allí, y un posicionamiento político explícito puede resultar arriesgado para el éxito del trabajo, es algo a tener en cuenta---ya que todo juicio sobre la ideología es también ideológico, y en ocasiones es inevitable el posicionamiento del analista frente a tal o cual cuestión. Esto hay que llevarlo con cuidado en un trabajo académico, que no va dirigido al público en general ni a su público ideal, sino ante todo al receptor implícito que es el tribunal evaluador.

En España hay un blog interesantísmo sobre el lenguaje e ideología de la prensa, el que lleva desde hace años Arcadi Espada, columnista de El Mundo, http://www.arcadiespada.es/ (También lleva otro blog sobre la presentación de las noticias en el propio diario El Mundo). Creo que su lectura y seguimiento es muy recomendable para una comprensión del periodismo actual.

En cuanto a bibliografía, creo que resultará procedente leer teoría textual, sobre pragmática comunicativa, teoría narrativa, teoría de la recepción, estudios lingüísticos sobre la presuposición, la relevancia o la implicación... pero luego releer literatura sobre periodismo (de periodistas o académicos) una vez sepamos qué buscar en ella para nuestra teoría, es decir, releerla con atención viendo en qué medida sus observaciones pueden ser relevantes para una pragmática textual del periodismo, "traduciéndolas" por así decirlo al marco de la teoría del lector implícito que queremos desarrollar. Y por supuesto releer atentamente los editoriales, noticias y de hecho todas las secciones del diario a analizar, desde este punto de vista. Es un trabajo que puede resultar inmenso, por lo que habrá de ser la propia marcha del proyecto la que te indique cómo acotarlo y en qué puntos concentrarte con mayor provecho o lucimiento.

Con respecto a bibliografía, en mi bibliografía en red http://tinyurl.com/garcialanda se encuentran en la sección de /géneros-teoría narrativa/ muchos listados relativos a "voz narrativa", a "lectura de la narración", etc. También hay secciones específicas sobre periodismo, y en la sección de lingüística hay listados sobre "ideología y lenguaje", "presuposición", "relevancia", "dialogismo", etc. Yo recomendaría quizá empezar por estos, y cito cuatro variados.


Cresswell, M. J. "Presuppositions and Point of View." Linguistics and Philosophy 2 (1978): 1-41.

Dijk, Teun A. van. Ideología: Un enfoque multidisciplinario. Barcelona: Gedisa, 1999.

Hoey, Michael. Textual Interaction: An Introduction to Written Discourse Analysis. London: Routledge, 2001.

Sperber, Dan, y Deirdre Wilson. Relevance: Communication and Cognition. 2nd ed. Oxford: Blackwell, 1995.
__________

(PS, abril 2010:)

Sobre la cuestión del lector implícito escribió mucho Wolfgang Iser, y quizá una lectura de sus ensayos al respecto podría clarificar algunas cuestiones...  A mí en concreto también me gusta mucho el ensayo de Walker Gibson sobre el "mock reader",

Gibson, Walker.  "Authors, Speakers, Readers, and Mock Readers." College English 11 (February 1950): 265-69.
_____. "Authors, Speakers, Readers, and Mock Readers." In Reader-Response Criticism. Ed. Jane P. Tompkins. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1980. 1-6.*
_____. "Authors, Speakers, Readers, and Mock Readers." Selection. In Narratology: An Introduction.
Ed. Susana Onega and José Angel García Landa. London: Longman, 1996. 155-60.*

El problema de los "espacios en blanco" a que aludes es el siguiente:  lo que el autor presupone (para construir su discurso, construir la imagen del receptor implícito, comunicarse con él...) no es, naturalmente, algo que podamos delimitar con precisión, visto que no es algo muy tangible ni explícito. Está sujeto a interpretación.  Y por tanto es una cuestión que nos puede embarcar en direcciones bastante complicadas, aunque es un problema inevitable cuando queremos leer en detalle y en profundidad.

Un concepto muy útil para centrar en cierto modo la cuestión es el de "presuposición", en efecto. ¿Qué presupone el escritor que sabe, cree, desea, etc. su interlocutor o receptor? ¿Podemos identificar eso con cierto grado de certidumbre? (Supongo que en unos casos es así, y en otros es más debatible). Por ejemplo, ¿se le presupone familarizado ya (en el caso de los periódicos) con los nombres de personas, con su trayectoria u orientación política, con las instituciones, con los procedimientos políticos o con la trascendencia e implicaciones de las noticias? Lo que se explicita se hace sobre la base de lo que YA se da por sabido o por supuesto. Es, al menos una manera de comenzar el análisis.

Lo cierto es que es una cuestión más para escribir un ensayo largo que un correo.... ¡espero que consigas llevarlo adelante de manera satisfactoria para ti!
_________


Por último, incluyo a continuación, completa, la sección bibliográfica sobre "lectores implícitos e ideales" por ser la más inmediatamente relevante al tema. Buena suerte con el trabajo, y un saludo cordial.
Jose Angel García Landa


Beckett, Sandra L., ed. Transcending Boundaries: Writing for a Dual Audience of Children and Adults. (Children's Literature and Culture). New York: Garland, 1999.
Booth, Wayne C. The Rhetoric of Fiction. Chicago: U of Chicago P, 1961.*
_____. The Rhetoric of Fiction. 2nd. ed. Chicago: U of Chicago P, 1983.
_____. The Rhetoric of Fiction. 2nd. ed. Harmondsworth: Penguin, 1987.*
_____. La retórica de la ficción. Trans. Santiago Gubern. Barcelona: Bosch, 1974.*
Collado Rodríguez, F. "On the Easy Difficulties of Commenting on an English Poem when One Does not Know Which Implied Reader to Be." (Wyatt). Actas de las II Jornadas de Lengua y Literatura Inglesa y Norteamericana. Ed. Pedro Santana. Logroño: Colegio Universitario de La Rioja, 1993. 31-8.
Compagnon, Antoine. "Le lecteur." In Compagnon, Le démon de la théorie: Littérature et sens commun. Paris: Seuil, 1998. 2000. 147-76.* (genre, resistance, implied reader, open works).
Couturier, Maurice. Textual Communication: A Print-Based Theory of the Novel. London: Routledge, 1991.*
DeMaria, Robert, Jr. "The Ideal Reader: A Critical Fiction." PMLA 93 (1978): 463-74.
Eco, Umberto. The Role of the Reader: Explorations in the Semiotics of Texts. Bloomington: Indiana UP, 1979.
_____. The Role of the Reader: Explorations in the Semantics of Texts. London: Hutchinson, 1983.
_____. Lector in fabula. Milano: Bompiani, 1979.
_____. Lector in Fabula. Paris: Grasset, 1985.
_____. Lector in Fabula - Le Rôle du lecteur. Paris: Le Livre de Poche.
_____. Lector in fabula. Barcelona: Lumen, 1981.*
_____. "Introduction" (0.1, 0.2, from The Role of the Reader). In Twentieth Century Literary Theory. Ed. Vassilis Lambropoulos and David Neal Miller. Albany: State U of New York P, 1987.423-34.*
Fetterley, Judith. The Resisting Reader: A Feminist Approach to American Fiction. Bloomington: Indiana UP, 1978.*
García Álvarez, María Felicidad. "El lector intratextual en las columnas de Rosa Montero." In El columnismo de escritores españoles (1975-2005). Ed. Alexis Grohmann and Maarten Steenmeijer. Madrid: Verbum, 2006.
García Landa, José Ángel. "El lector textual." In García Landa, Acción, Relato, Discurso: Estructura de la ficción narrativa. Salamanca: Ediciones Universidad de Salamanca, 1998. 415-26.*
_____. "Overhearing Narrative." Paper read at the VI Conference of the European Society for the Study of English (ESSE), "Narratology" panel (Strasbourg, Aug. 30 --Sept 2, 2002).
_____. "Overhearing Narrative." In The Dynamics of Narrative Form: Papers in Narratology from ESSE6 (Strasbourg, September 2002) and Other Contributions. Ed. John Pier. (Narratologia: Contributions to Narrative Theory). Berlin and New York: Walter de Gruyter, 2004.
_____. "Múltiples lectores implícitos." In García Landa, Vanity Fea 19 Feb. 2008. (Brian Richardson).
http://garciala.blogia.com/2008/021901-multiples-lectores-implicitos.php
2008
_____. "Multiple implied readers / Múltiples lectores implícitos." Online PDF at Social Science Research Network 4 June 2009.*
http://ssrn.com/abstract=1414174
2009
Gibson, Walker. "Authors, Speakers, Readers, and Mock Readers." College English 11 (1950): 265-269.
_____. "Authors, Speakers, Readers, and Mock Readers." In Reader-Response Criticism. Ed. Jane P. Tompkins. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1980. 1-6.*
_____. "Authors, Speakers, Readers, and Mock Readers." Selection. In Narratology: An Introduction. Ed. Susana Onega and José Angel García Landa. London: Longman, 1996. 155-60.*
Ingen, F. van. "Die Revolte des Lesers oder Rezeption versus Interpretation." In R. Labroise 1974. 83-148.
Iser, Wolfgang. "Die Appellstruktur der Texte." In R. Warning 1975. 228-52.
_____. "Appelstruktur der Texte." Trans. as "Indeterminacy and the Reader's Response in Prose Fiction." In Aspects of Narrative: Selected Papers from the English Institute. Ed. J. Hillis Miller. New York: Columbia UP, 1971.
_____. "Indeterminacy and the Reader's Response." Select. in Twentieth-Century Literary Theory. Ed. K. M. Newton. London: Macmillan, 1988. 226-30.
_____. "The Reading Process: A Phenomenological Approach." New Literary History 3 (1971): 279-99.
_____. "The Reading Process: A Phenomenological Approach." From The Implied Reader. In Reader-Response Criticism. Ed. Jane P. Tompkins. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1980. 50-69.
_____. "The Reading Process: A Phenomenological Approach." In Twentieth Century Literary Theory. Ed. Vassilis Lambropoulos and David Neal Miller. Albany: State U of New York P, 1987. 381-400.*
_____. "The Reading Process." In Issues in Contemporary Literary Theory. Ed. Peter Barry. Houndmills: Macmillan, 1987. 105-18.*
_____. "The Reading Process: A Phenomenological Approach." In Modern Criticism and Theory: A Reader. Ed. David Lodge. London: Longman, 1988. 211-28.*
_____. From "The Reading Process." In Modern Literary Theory: A Reader. Ed. Philip Rice and Patricia Waugh. 3rd ed. London: Arnold, 1996. 76-80.*
_____. "Der Lesevorgang: Eine phänomenologische Perspektive." In Rezeptionsästhetik: Theorie und Praxis. Ed. Rainer Warning. Munich: Fink, 1975. 253-76.
_____. "El proceso de lectura: Enfoque fenomenológico." In J. A. Mayoral 1987. 215-43.
_____. "The Interaction between Text and Reader." In The Reader in the Text. Ed. Susan R. Suleiman and Inge Crosman. Princeton: Princeton UP, 1980.
_____. Der Implizite Leser: Kommunikationsformen des Romans von Bunyan bis Beckett. Munich: Fink, 1972.
_____. The Implied Reader: Patterns of Communication in Prose Fiction from Bunyan to Beckett. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1974.*
_____. "Talk Like Whales". Diacritics 11.3 (1981): 82-87.
_____. "Problemas de investigación de la recepción." In J. A. Mayoral 1987. 215-44.
_____. "Interaction between Text and Reader." In Iser, Prospecting: From Reader Response to Literary Anthropology. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1989. Pbk. 1993. 31-41.*
_____. Prospecting: From Reader Response to Literary Anthropology. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1989. Pbk. 1993.*
Kamerbeer, J. "Le concept de Lecteur idéal." Neophilologus 41 (1977): 2-7.
Lotman, Y. M. "The Text and the Structure of Its Audience." New Literary History 14.1 (1982): 81-7.
Malmgren, Carl D. "SF and the Reader." In Malmgren, Worlds Apart: Narratology of Science Fiction. Bloomington: Indiana UP, 1991. 23-51.*
Nystrand, M. The Structure of Written Communication. London: Academic Press, 1986.
Ong, Walter J. "The Writer's Audience Is Always a Fiction." PMLA 90 (1975): 9-21.
_____. "The Writer's Audience Is Always a Fiction." In Twentieth Century Literary Theory. Ed. Vassilis Lambropoulos and David Neal Miller. Albany: State U of New York P, 1987. 401-22.*
Phelan, James. Narrative as Rhetoric: Technique, Audiences, Ethics, Ideology. Columbus (OH): Ohio State UP, 1996.*
_____, ed. Reading Narrative: Form, Ethics, Ideology. Columbus (OH): Ohio State UP, 1989.
Rabinowitz, Peter J. Before Reading: Narrative Conventions and the Politics of Interpretation. Ithaca: Cornell UP, 1987.
Richardson, Brian. "The Other Reader's Response: On Multiple, Divided, and Oppositional Audiences." Criticism 39.1 (1997): 31-54.*
_____. "Singular Text, Multiple Implied Readers." Style 41.3 (Fall 2007): 259-74.*
Ricœur, Paul. "Monde du texte et monde du lecteur." In Ricœur, Temps et récit: Tome III: Le temps raconté. 1985. Paris: Seuil, 1991. Rpt. 2001. 284-328.* (1. De la poétique à la rhétorique. 2. La rhétorique entre le texte et son lecteur. 3. Phénoménologie et esthétique de la lecture).
_____. "The World of the Text and the World of the Reader." In Ricœur, Time and Narrative vol. 3. Chicago: U of Chicago P, 1988. 157-79.*
Ruthrof, Horst. The Reader's Construction of Narrative. London: Routledge, 1981.*
Sell, Roger D. "Dickens and the New Historicism: The Polyvocal Audience and Discourse of Dombey and Son." In The Nineteenth Century British Novel. Ed. Jeremy Hawthorn. London: Arnold, 1986. 67-79.
_____. "Literature as Communication." In Sell, Literature as Communication. Amsterdam: Benjamins, 2000. 119-76.* (Contexts of reading; co-adaptation; protean self and communicative personae).
_____. Literature as Communication: The Foundations of Mediating Criticism. (Pragmatics & Beyond New Series, 78). Amsterdam and Philadelphia: John Benjamins, 2000.*
Stepto, Robert Burns. "Distrust of the Reader in Afro-American Narratives." In Literary Criticism and Theory: The Greeks to the Present. Ed. Robert Con Davis and Laurie Finke. New York: Longman, 1989. 827-41.*
Stoll, Pamela. "La relación entre el autor y su lectora en el género de la 'revista femenina'." In Autor y texto: Fragmentos de una presencia. Ed. Ángeles Sirvent, Josefina Bueno, and Silvia Caporale. Barcelona: PPU, 1996. 429-34.*
Suleiman, Susan R., and Inge Crosman, eds. The Reader in the Text: Essays on Audience and Interpretation. Princeton: Princeton UP, 1980.
Villanueva, Darío. "Narratario y lectores implícitos." In Estudios en honor de R. Gullón. Ed. L. T. González del Valle and D. Villanueva. Society of Spanish Studies, 1984. 343-6.
Wolff, Erwin. "Der intendierte Leser." Poetica 4 (1971): 141-66.


Narración, identidad, interacción—relectura








Sábado 6 de marzo de 2010

Sigo millonario en Bing

Hoy he estado en Biescas, con mi padre que está flojillo, y viendo el desfile de hermanos que pasan cada uno con nuestro rollo. Bertita estaba, que  hemos coincidido unas horas antes de que se volviese a Amsterdam con Franca y Nolan puestos. Antes he tenido ocasión de ir a llevar al pequeño Nolan, con su casco y su monopatín y sus primos (Victor el Poeta incluido), a la ex-piscina de Biescas, ahora pista de skate, a hacer unas probatinas.  Bueno, Oscar que no tiene mucho equilibrio se ha pegado un culetazo. Ivo mientras practicaba tiro con un arco casero. Por cierto, hoy es su cumpleaños: le han caído, además de once, unas zapatillas de los tíos, "¡Gracias!" y se ha ido corriendo a zancadas con la caja bajo el brazo. Un personaje, Ivo.

Bien, que un momento que he tenido para curiosear en uno de los ordenadores que andan allí por las esquinas tirados, me he autogugleado o autobingeado en Bing, y veo que sigo teniendo una cantidad inexplicable de resultados de búsqueda: pasan del millón—en concreto, un millón setenta mil resultados de búsqueda. Sigue siendo versión beta, pero no sé si es suficiente explicación. Algunos catedráticos tienen menos resultados (XD). 

E inesperadamente, la vecina me ha invitado a pasar a ver su piso, que yo estuve en un tris de comprar hace unos meses, porque caía al lado del de mis padres y quizá lo hubiera hecho... de no ser porque soy millonario sólo en resultados de Bing. Viendo el piso, valía la pena. Una lástima, pero como no reoriente mejor mis resultados, también la siguiente ocasión será una lástima. Creo que a este paso me quedo sin piso en mi pueblo, emigrante definitivo.

El país de las Ts




Viernes 5 de marzo de 2010

Nexting People

We do that all the time, nexting people, and getting nexted. Only in slo-mo. The social world is a huge Chatroulette. Fortunately, some people keep returning as well.

Si yo me metiese en Second Life...




Jueves 4 de marzo de 2010

El pensamiento de los poetas

Hemos estado en la FNAC en la presentación del libro El pensamiento de los poetas, editado por Luisa Paz Rodríguez Suárez y José Luis Rodríguez García (Zaragoza: Editorial Eclipsados, 2009). Tiene allí la Ilma. Dra. Penas un capítulo sobre Wallace Stevens. Hay otros sobre Rilke, Eliot, Ajmatova, Char, Celan, Pasolini y Juarroz.  Y con él se inaugura la colección de ensayo Herramientas, dirigida por José Luis Rodríguez. También se ha presentado allí el segundo volumen de la colección, Amar la fluidez: Teoría feminista y subjetividad lesbiana, de Aránzazu Hernández Piñero. El tercero será de un colega de la Facultad, José Luis Calvo Carilla: La vanguardia emocional: La literatura española en la Europa de entreguerras, 1918-1936.

Yo debería haber participado en el volumen éste, pero uno no llega a casi nada. De hecho a veces dudo que me vuelva a ver entre dos tapas. "Quitando la del ataúd", me apostillan por aquí.

Aventuras en Bañales









Pensamiento simbólico y nicho ecológico

Un artículo de Terrence Deacon en On the Human: "Rethinking the Natural Selection of Human Language". Con más reflexiones sobre el nicho simbólico que ha desarrollado para sí la especie humana, y que ha impulsado su peculiar evolución. Somos la especie simbólica, con un cerebro desarrollado en torno a la actividad lingüística y simbólica. Tenemos tendencias innatas a ver las cosas como símbolos, lo sean o no. "With it comes an irrepressible predisposition to seek for a cryptic meaning hiding beneath the surface of appearances." Y habría que decir que (como los paranoicos), muchas veces acertamos. La apofenia parece ser un caso extremo de predisposiciones muy generales y muy humanas. "Estamos hechos a imagen de la palabra".

Los nichos no son todo (son lo único)






Canción sobre los hijos

De José Mota, el cantante favorito de Pibo y Otas.




Vivir en mi ilusión



Miércoles 3 de marzo de 2010

La ANECA aprueba el grado de Estudios Ingleses

Nos pasa esta información el director del departamento de Filología Inglesa y Alemana:

Estimados/as compañeros/as:

Mediante el presente mensaje tengo el gusto de comunicaros que la Universidad de Zaragoza ya ha recibido el informe definitivo de la ANECA sobre la Memoria de Verificación del Grado en Estudios Ingleses, siendo dicho informe FAVORABLE (vid. attachment). El texto final de la Memoria figura en http://wzar.unizar.es/servicios/planes/memgr/mgrv4/01v4.pdf.

Aprovecho para felicitar a los miembros de la Comisión de Elaboración de la Memoria de Verificación y en especial a su Presidenta, la Dra. Susana Onega, por el excelente trabajo realizado, en tan poco tiempo y con tantas y diversas tareas (no sólo "de pensar", sino también y sobre todo "de hacer"). Ahora ya sólo quedan cuatro pasos o etapas para que el próximo septiembre el Grado en Estudios Ingleses se pueda iniciar con todas las de la ley:

09. Resolución Verificación Consejo de Universidades
10. Solicitud de Autorización para la implantación al Gobierno de Aragón
11. Autorizada implantación y puesta en funcionamiento por el Gobierno de Aragón
12. Publicación en B.O.A. autorización de implantación y puesta en funcionamiento

Un cordial saludo,
Ignacio Guillén Galve
Director del Departamento

También vamos a tener la semana que viene una reunión para la "Ordenación Docente" de este grado. A ver qué nos ordenan.

La Calidad, según la directora de la ANECA




Martes 2 de marzo de 2010

Comentar un texto

Algunas notas volanderas sobre lo que supone comentar un texto, ahora que estoy comenzando una vez más la asignatura de Comentario de Textos Literarios Ingleses.

Podríamos distinguir, en la actividad del comentario, entre
1) cosas que le hacemos al texto,
2) cosas que le hacemos a nuestro interlocutor / interlocutores,
3) cosas que nos hacemos a nosotros mismos, los comentadores.
Quevedo espía
El comentario sigue varias direcciones contrapuestas a la vez.

Por una parte generaliza, mostrando cómo el texto es un caso específico de fenómenos más generales que lo constituyen, generan, o explican. Un idioma, un estilo, unas convenciones, unos fenómenos históricos - la civilización, la individualidad moderna, la globalización, la evolución, etc.

Por otra parte, el comentario debería identificar los aspectos más individuales e irreductibles del texto, y profundizar en ellos: ayudarnos a ver el texto (o incluso nuestra lectura de él) como un fenómeno único e irrepetible. Explicable, sí; constituido por procesos más generales, quizá. Pero en una confluencia única y contingente. Hay que moverse en las dos direcciones a la vez, explorando tanto la generalidad como la individualidad del texto.

En lo referente al lenguaje también por una parte simplificaremos y normalizaremos: explicando puntos oscuros, palabras o expresiones difíciles, etc., reducimos el texto al lenguaje corriente. Establecemos alusiones literarias o referencias históricas, fijamos sentidos. Cerramos el sentido del texto, en un sentido.

En otro, la dirección contraria: abrimos posibilidades, identificamos ambigüedades donde todo parecía estar claro, hallamos dobles sentidos o actitudes complejas donde parecía haber sólo un sentido o una simple actitud. Exploramos potencialidades, o las creamos.

Contextualizamos el texto: histórica, ideológicamente. Pero a la vez nuestra idea de ese contexto puede resultar transformada por nuestra comprensión del texto como un fenómeno complejo. "El Renacimiento" como contexto se vuelve más complejo cuando le incorporamos algunos análisis en profundidad de obras de Shakespeare.

Identificamos y establecemos lazos intertextuales, de muy diverso tipo. La intertextualidad puede ir desde estructuras literarias compartidas, o el uso de géneros, hasta citas y referencias, alusiones muy específicas, ya sean explícitas o implícitas. Relacionar un texto con una galaxia intertextual ayuda a contextualizarlo intelectualmente: y no sólo hemos de relacionarlo con sus fuentes o predecesores, ni con otros textos "hermanos", del mismo autor o de la misma época o cultura o género -- sino también con textos posteriores, que el autor no conocía pero nosotros sí, y que nos permiten darle una perspectiva prospectiva a toda esta exploración.

Lo mismo podemos decir de los lazos del texto con la biografía del autor. El texto es explicado por la biografía, pero sólo en parte. También ayuda (también sólo en parte) a explicar la biografía. Y quizá no sólo la que precede al texto, sino la que siguió al texto y no era aún conocida (por no vivida) por el autor cuando escribió esta obra.

Analizaremos relaciones formales, y qué instrumentos se usan para crear forma. Es útil la noción de "marco": qué marcos se usan para estructurar el texto internamente, en secciones que se utilizan como elementos de montaje para configurar la estructura global. Y cuál es la sustancia, o cuáles los protocolos, que constituyen esos marcos. Cómo se consigue trazar una línea (imaginaria) alrededor de ciertos sectores textuales para que todos los signos que quedan dentro de ella formen parte de esa sección o marco. (Por ejemplo el uso de un marco narrativo o perspectivístico será un caso posible).

Análisis retórico: analizar el texto como discurso, como acto de habla o fenómeno comunicativo. Quizá destacando un aspecto especialmente interesante del texto: el "momento lingüístico" del mismo, por utilizar un término de Hillis Miller. O sea, la manera en que el texto reflexiona sobre su propias condiciones como acto comunicativo, literario, etc., y se problematiza a sí mismo, por así decirlo, como fenómeno representacional o semiótico. (Así, por ejemplo, en este poema de Sidney, el momento lingüístico es el que lleva al texto a generarse a sí mismo, a contar la historia de su propia autogénesis, tras enfrentarse al fracaso expresivo que se produce inicialmente, al intentar el poeta seguir modelos para la expresión de los sentimientos. Reciclando ese fracaso y haciendo de él materia literaria, tenemos soneto reflexivo).

De ahí pasaremos al análisis crítico-teórico: el texto puede contemplarse desde muchos ángulos críticos distintos, siguiendo los protocolos de lectura de las diversas escuelas críticas (formalistas, fenomenológicas, materialistas, feministas, historicistas, etc.).

Luego está la dimensión interactiva. Cómo se ha usado este texto para la comunicación social, en la tradición crítica, o cómo se está usando.

Esto nos lleva a la manera en que el texto que estamos comentando puede proporcionarnos conocimiento sobre el proceso mismo del comentario de texto. En qué consiste comentar (usar, leer, explicar) un texto. La actividad de comentario habría de reflexionar sobre sí misma a la par que sobre el texto comentado.

Y clarificar nuestras ideas mutuamente, puesto que el comentario se hace con alguien y para alguien, en un contexto determinado que se presta a la colaboración y al intercambio de ideas. A la negociación entre interpretaciones, pensando de modo interactivo, pues todo comentario es una intervención sobre el texto, sobre nosotros mismos y sobre las ideas que puedan tener nuestros interlocutores (oyentes, lectores, estudiantes, profesores) sobre el texto. También es una intervención sobre las ideas de estos interlocutores sobre qué es comentar un texto, sobre sus ideas sobre nosotros mismos y quizá hasta sobre sí mismos.

Docencia e investigación en Filología



Lunes 1 de marzo de 2010

Todas las lenguas NO son iguales

De hecho igual no lo es ninguna, ni consigo misma. Ni todas las lenguas son iguales, en categoría y consideración, ni lo son todas las hablas dentro de una misma lengua. En todas partes hay clases y categorías. Y al margen de su riqueza gramatical o léxica, las lenguas (y las hablas) están permeadas de esos valores simbólicos que decía Bourdieu, material delicado.

El jueves pasado estuve en una conferencia que daba una catedrática de Lingüística General e Hispánica de mi facultad, Mª Antonia Martín Zorraquino, "La determinación de la lengua ejemplar: sobre el problema de la corrección idiomática en las lenguas humanas." La Dra. Zorraquino repasó los pronunciamientos de algunos ilustres normativistas y pulidores de la lengua española, en especial R. J. Cuervo, Lázaro Carreter y Mariano de Cavia. Recordó, con L. Trask, que la fijación de una lengua estándar va ligada a una norma escrita, que no siempre se extiende a la pronunciación, y que es algo que requiere un desarrollo: no todas las lenguas desarrollan un estándar culto o lengua ejemplar (de hecho muchas lenguas no tienen forma escrita).

Veamos algunos criterios y pronunciamientos sobre el estándar lingüístico allí citados. Cuervo prescribe, como criterios esenciales y jerarquizados para determinar la corrección idiomática (que se plasmará en la lengua ejemplar) el uso general y respetable de la lengua— es decir,

"lo que de todos y donde quiera es usado y entendido es parte integrante de la lengua; puesto en contradicción el uso general de hoy con el de épocas pasadas, hay que sujetarse al de hoy; cuando discrepan el común de la gente culta y el vulgo, la práctica de aquélla da la ley".

Criterios éstos que son a un nivel sensatos y comprensibles, no lo negaré. Pero se les pueden también buscar las cosquillas rápidamente. Por ejemplo, aceptando que lo que de todos y donde quiera es usado y comprendido es parte integrante de la lengua (ejemplar), queda la pregunta de si únicamente eso es parte de la lengua ejemplar. Si algo no es usado y entendido de todos, ¿entonces ya no será estándar o ejemplar? Porque se nos va a quedar la lengua en muy poco, visto que hay poco realmente que todos conozcan y, aún menos, usen. Quitando las mil palabras básicas y los rudimentos de la gramática—y aún me quedo largo.

Por otra parte, también hay una dinámica más compleja con el pasado de lo que sugeriría la definición de Cuervo. A veces necesitamos usar una forma desusada. Otras veces se nos planteará el dilema siguiente: si somos gente culta, ¿debemos seguir la norma de la gente culta? ¿O sólo la de los demás, quitándonos a nosotros? ¿Hasta dónde llevar la independencia de nuestro propio criterio? Si sólo vamos a decir lo que dicen los demás cultos, muchas veces tendremos que callarnos, también. El normativismo no se lleva bien con la creatividad verbal, desde luego. Ésta nunca es normativista y se salta lo gramático cuando lo estima.

A mí siempre me ha llamado la atención cómo la preocupación por la corrección lingüística va unida casi infaliblemente a una rigidez mental preocupante y a una voluntad de hacer corregirse a los demás, insistiendo en la incorrección de su expresión en lugar de atender a las circunstancias o voluntad expresiva que dan lugar a esa incorrección. Sirva de ejemplo el vocablo ostentóreo acuñado creo que por aquel Jesús Gil al que retrataba. Evidentemente, ni ostentoso ni estentóreo ni separadas ni juntas expresan al discurso del personaje en sus dimensiones adecuadas. Otras veces, el señalar la incorrección es un mero congratularse en la norma marcada como prestigiosa, de una manera un tanto arbitraria. En español se dice tanto, o más, habían fiestas en el pueblo como había fiestas en el pueblo; la principal diferencia es que el primero nos gana un abucheo, y nos caracteriza como de floja educación—y sin embargo a veces lo importante son las fiestas, y no que las haya o las haiga. Lo mismo con el relativo deque, intolerable para muchos, que al parecer no creen en su existencia y lo confunden con una preposición antepuesta innecesariamente al relativo que (variante libre suya en muchos casos). En fin, que nos ponemos etiquetillas todo el rato unos a otros, endeque abrimos la boca. Y esa es al parecer una de las funciones más importantes del lenguaje en una sociedad compleja: ponernos en el brete de demostrar que somos capaces de sonar completamente convincentes escribiendo o hablando en su caso el estándar culto y correcto. Es un examen permanente, y estamos sometidos a vigilancia propia y ajena.

Tenía lo suyo el programa de Radio Cinco "Hablando en Plata", en su formato antiguo. Allí, dos presentadores se dividían los papeles. Él iniciaba el programa en broma o informalmente, usando incorrectamente alguna forma o aludiendo de manera graciosa a esa incorrección, o yéndose por los cerros de Utebo. Ella, a modo de bibliotecaria con moño y gafas, explicaba a continuación la norma más estricta de la corrección. Y terminaba el programa él, con una pulla lanzada al uso correcto, con un juego de palabras, o con una puesta entre comillas de lo dicho por la bibliotecaria. Es curioso que en su formato reciente (más soso y rígido) nos hemos quedado sólo con la parte normativa.

Y es una tendencia universal pero casi una obsesión española—el usuario de a pie acude siempre a la Real Academia para darle en la cresta a alguien con el diccionario, o con la gramática—¡Habla bien! —y la Academia no se limita a observar lo que se dice, como si fueran gramáticos ingleses sin academia, sino que reglamenta lo que es correcto y no decir. Somos realmente aficionados a separar el lenguaje bueno del mediano y del malo, por difícil que esté la cosa a veces y por contradicciones en que incurramos con estas operaciones.

El más destacado y popular normativista reciente fue Fernando Lázaro Carreter, con sus obras sobre El dardo en la palabra, despotricando contra todos los que atentasen contra el genio y usos de la lengua. El uso ejemplar del idioma según Lázaro surge, cito según Martín Zorraquino, de

"un sentido profundo de los recursos de la propia lengua, que sólo se logra con la lectura abundante de quienes antes la han empleado, combinada con un sentimiento claro de sus deficiencias y necesidades, y también con algo tan indefinible como es el buen gusto idiomático, la capacidad para discernir si la novedad casa bien con lo llamado antiguamente 'genio de la lengua'."

Muchos normativistas se indignan con el uso de extranjerismos inútiles, pero todos cuidan de subrayar que aceptan la evolución del idioma y el neologismo necesario, cuando realmente lo es. Así, Mariano de Cavia decía,

"Suponer (...) que yo soy un enemigo en seco y sin discernimiento de toda clase de neologismos, echándomelas de purista intolerante y arcaico, es lo mismo que suponerme enemigo del petróleo, del gas y de la luz eléctrica, porque Cervantes escribía a la luz de un velón o de un candil."

Recomienda Cavia desarrollar los neologismos a partir de los clásicos, del griego y del latín, y mantener un equilibrio razonable entre corrección y modernidad:

"¡Pero mucho cuidado con abusar de la lengua madre y del idioma abuelo! Sería lamentable (...) que en el punto mismo de haber alcanzado el castellano su plena soltura (...) tornásemos a encadenarlo (...) con las rigideces de una lengua muerta. (....). Todo es cuestión de pulso, de buen gusto y (...) de verdadero amor a nuestra lengua. El mejor estilo es el que Juan de Valdés, adelantándose a Cervantes, recomendaba con su propio ejemplo: "(...) Escribo como hablo." (1922)

Aunque se me ocurre a mí que si escribiésemos como hablamos, sin cuidar a la vez de hablar como escribimos, se iba a acelerar bastante la depravación evolutiva ésta del idioma.  Otros normativistas clásicos aconsejan: No seas el primero en utilizar una palabra, ni el último en hacerlo—excelente consejo para la áurea mediócritas, aunque yo tengo tentaciones irrefrenables de ser el primero en utilizar tal vocablo, y el último en utilizar tal otro—y a veces las dos cosas a la vez con tal o cual hapax que no cuajará ni conmigo.

En la sesión de preguntas, observé que en este apego a la lengua unificada y modélica y a la norma había no sólo actitudes lingüísticas y gramaticales, sino cuestiones ideológicas y políticas de mucho calado que los normativistas muchas veces no reconocen. Las usan implícitamente, pero pocas veces teorizan de modo explícito la dimensión ideológico-política de sus políticas y policías lingüísticas. Sería útil acudir al concepto de comunidad imaginada, o de utopía incluso, para explicar esta voluntad de unidad, de regulación y de regularización. Las cosas que la gente dice de dos o más maneras, ¿por qué habría que decirlas de una sólo? En muchos casos es ésta la dinámica a que conduce a la gramática normativista, o la que la conduce a ella más bien. Unificar, y si es preciso movilizar los recursos de la ignominia y la vergüenza para que una de las dos formas sea inaceptable. Claro que a veces es un problema saber cuál ganará la batalla. Una asistente observó que ella era la única persona que conocía que usaba los imperativos plurales en -d, en lugar de la forma pseudoinfinitiva en -r: y admitía la Dra. Zorraquino que puede existir simultáneamente el estigma de incultura asociado a la segunda forma, y el estigma de pedantería o desuso asociado a la primera. Son casos en movimiento, al parecer.

A mí me parecen especialmente interesantes como objeto de estudio las instituciones concretas, y los actos de discurso concreto, en los que se invoca, requiere o impone el estándar. Y su relación con el ejercicio del poder, con los actos de dominación, con los grupos étnicos, políticos o sociales dominantes, etc.—cosas que normalmente evitan tratar los normativistas, o no les interesa mucho fijar su mirada en ellas.

Otra cuestión que surgió en el debate fue el caso práctico del catalanoaragonés de la Franja (algo que había estudiado la Dra. Zorraquino en tiempos). Yo observé el caso práctico de intervención legislativa que se ha producido: donde había unas variedades mal definidas, unas hablas sin nombre ni gramática aparte del "chapurriao", ahora había no una lengua, sino una variedad mal hablada del catalán, por decreto. Vendrían los educadores catalanoparlantes ahora a enseñar a los de la Franja a hablar buen catalán. He de decir que la Dra. Zorraquino no aceptó este planteamiento de la cuestión, y señaló que hay muchas variedades en el catalán, más allá de la franja, y que con buena voluntad se puede aceptar la ventaja que suponga para los hablantes del "chapurriao" sumarse a una comunidad lingüística más numerosa que también contiene otras variedades. Y también para los aragoneses aceptar el catalán como lengua propia de Aragón. (En fin, a mí me sigue pareciendo una cuestión de normativización muy polémica).

Otra intervención más tuve: la comparación entre idiomas y carreteras. Esta gusta de hacerla mi padre, para quien las lenguas son como vías de comunicación. Son, de hecho, vías de comunicación, literalmente. Unas lenguas son autopistas de muchos carriles, para comunicaciones internacionales con alta capacidad y alto tráfico—como el inglés. Otras, siendo también autopistas internacionales, son más modestas, como el español. Hay lenguas que son como carreteras nacionales (el catalán pongamos)—o regionales. Y hay lenguas que son caminos de cabras. Para transportar determinado volumen de mercancía, o determinado tipo de mercancía, no es adecuado el camino de cabras. Esta es una noción que algunos asistentes calificaron de "peligrosa", pues supone una desigualdad de las lenguas, y el mito (o dogma) de la igualdad de todas las lenguas es particularmente característico de la lingüística moderna (estructural). No de la clásica, naturalmente, que tenía muy claro que hay lenguas mejores que otras. Pero la gramática estructuralista, y quizá especialmente la superestructuralista de los chomskianos, ha llevado a apreciar desmedidamente la "igualdad" de las lenguas, una igualdad basada (paradójicamente quizá) precisamente en su diferencia: cada lengua es por definición estructuralmente disimilar (si no no sería otra lengua) pero esas estructuraciones son en cierto modo "gratuitas" o irrelevantes: tan buena es una como otra.

Esto es así, claro está, si sólo nos fijamos en aquellos aspectos de la lengua favorecidos por los estructuralistas o generativistas. O por los "lingüistas" en sentido estricto. Pero los filólogos (o sea, lo que solían ser los lingüistas) tienen una noción diferente, en la que se incluyen la historia, vida y avatares de la lengua, y también la literatura aneja a la misma y que la constituye. También los analistas del discurso y los sociolingüistas. Y bien harán los filólogos en fijarse también en la capacidad de una lengua dada para crear discursos especializados, capaces de adaptarse a las diferentes necesidades expresivas y contextuales de las disciplinas, de las ciencias, de las profesiones, de las subculturas... Sólo las lenguas relativamente potentes desarrollan una gama apreciable de estas variedades. Volviendo a nuestra analogía de la carretera, si hay que transportar una mercancía muy voluminosa o que requiere un vehículo adaptado, el camino de cabras no será buena opción.

Lo de que todas las lenguas son igual de buenas, o igual de dignas, a mí me suena tan buenista y tan realista como la frase parecida de que todos los seres humanos son iguales o que todos los seres humanos son igualmente dignos.  Algo que sin duda gusta oír a muchos, y decir también y repetir, pero que tiene poco sentido si se contrasta con la realidad.  Tampoco es sólo que unas lenguas sean más afortunadas de modo puramente cuantitativo, porque tienen muchos hablantes, más masa digamos—no.  El número de hablantes va relacionado con una mayor potencia discursiva. Una lengua poderosa arrastra consigo gran cantidad de textos y discursos, y eso la hace más rica cualitativamente, no sólo cuantitativamente. Le da más plasticidad, variedad y potencia de expresión, más precisión. Al margen de que, siendo que ningún hablante domina toda la lengua, sino una pequeña parte de ella, una lengua con muchos hablantes es una lengua muy trajinada, muy explorada y activa, mucho más dinámica. Comparar según qué lengua con según qué otra es equiparar, como decía el tango Cambalache, a un burro con un gran profesor. Los dos igualmente dignos, sí, a un cierto nivel. Pero sólo a un cierto.

A quienes crean que todas las lenguas son iguales, no puedo sino remitirles a las bibliotecas: ¿en qué lenguas están los libros allí contenidos? ¿En qué lenguas están las revistas científicas, especializadas, etc.? En muchas, naturalmente. Pero no en todas. Y allí donde no se aprecian muchas diferencias cualitativas a simple vista (pues podemos aceptar en principio que en húngaro se pueden decir tantas cosas como en español) sí se apreciarán las cuantitativas. El inglés, naturalmente, domina y arrasa, como lengua mundial que es—no sólo lengua de los angloparlantes.

Es extraño que la lengua mundial no tenga una consideración más especial dentro del sistema educativo, y que se la eche en el saco de las "segundas lenguas". Otra ficción conveniente, u otro piadoso mito contemporáneo. Pero es que, donde hay clases, la lengua poderosa y privilegiada despierta tanto deseo como hostilidad.

El monopolio del inglés



Más atrás—febrero de 2010




www.flickr.com

garciala1's photos

Otras fotos de

JoseAngel

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

También tengo el IBSN 0-000-0000-1

nada menos.

Archivos:  2010-2  2010-1  2009-12  2009-11  2009-10  2009-9  2009-8   2009-7  2009-6 2009-5  2009-4  2009-3  2009-2  2009-1  2008-12  2008-11   2008-10  2008-9  2008-8  2008-7 2008-6  2008-5  2008-4  2008-3   2008-2  2008-1  2007-12  2007-11 2007-10   2007-9   2007-8   2007-7   2007-6   2007-5   2007-4    2007-3   2007-2   2007-1    2006-12   2006-11 2006-10  2006-9   2006-8   2006-7   2006-6   2006-5   2006-4   2006-3   2006-2   2006-1   2005-3   2005-2   2005-1   2004  1995-2003