Vanity Fea: Blog de notas de José Ángel García Landa (Biescas y Zaragoza)— Abril  2009wordle



A Diarhio
 
Powered by Rollyo
Aquí mi clon para poner comentarios 
O bien comentarios no públicos a garciala@unizar.es o por SMS al 646 141 379
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas  Enlaces y blogs    Mi web    Indice Free counter and web stats Estadísticas
Música que viene: You Can't Do Me (Madeleine Peyroux) - Y vuelve - Le tien, le mien (Najwajean)  -  y vuelve: Solvejg's Song (Grieg-Operatica)


Blog de hoy— AQUí

Jueves 30 de abril de 2009

Llevo un día darwiniano

I. Survival of the Fattest

Cada día luchando por la vida... Primero he presentado un recurso más defendiendo mi derecho a impartir postgrado, contra las maniobras de los Grupos de Investigación buscando Lebensraum y Anschluss  —grupos que pretenden sorber los recursos y dejarme sin espacio académico, por no Unirme a Ellos para engordarles el currículum.  


II. Haeckel-Raising

Luego, he estado en la Facultad de Ciencias en una conferencia del ciclo Darwin, impartida por Jordi Agustí, de la universidad Rovira i Virgili, sobre "Patrones evolutivos en la evolución humana"; y esta tarde igual me acerco a otra sobre la extinción masiva de finales del Cretácico. En la conferencia, Agustí ha observado una tendencia en paleonatropología a oscilar entre dos extremos: el de un árbol de homínidos complicado con múltiples especies y entrecruzamientos complejos (supongo que es el que ha venido dominando las últimas décadas, el que favorecería por ejemplo la línea de razonamiento de Gould), y un esquema más simple con una línea evolutiva más definida, que ahora parece que quiere ponerse de moda otra vez, y que en última instancia se remontaría supongo a los esquemas decimonónicos en forma de árbol en los que hay un tronco principal que asciende hacia la especie humana. Claro que sin muchas de las presuposiciones homocéntricas de esos esquemas que a veces son un tanto ombliguistas... pero supongo que incluso los que trazan un árbol complicado no escapan (no pueden escapar, siendo ellos los dibujantes del árbol) a esa tendencia a privilegiar entre todas las ramas y trayectos el que lleva directamente al homo sapiens, disimulado entre la hojarasca y el ramaje de los arbustos. Bien, pues Ernst Haeckel fue uno de los primeros autores de esos árboles genealógicos, y hoy nos podemos reír con demasiada alegría de él, viendo cómo dibujaba ese tronco ascendente hacia el Espíritu y la Razón y la Humanidad, etc.—pero básicamente seguimos en lo mismo. También nos podemos reír de los dos "eslabones perdidos" que inventó entre el mono y el hombre, el Pithecanthropus alalus y (agarraos bien) el Homo stupidus. Pero colocando las cosas en perspectiva, ¿qué serían los australopitecos más que la nueva versión de esos "hombres mono carentes de habla", y qué serían los primeros homo hoy en día, los antecessor, etc., sino el último de la clase? Así que menos risas con Haeckel, que a pesar de sus fallos y "creatividad", mucho hizo en su momento por avanzar el razonamiento sobre la evolución humana.

En alguna cosa he estado en ligero desacuerdo con el conferenciante, por ejemplo cuando dice que Darwin en realidad no explica el origen de las especies en su libro On the Origin of Species... Lo dice porque a su juicio Darwin no cree realmente en las especies—como unidad evolutiva con entidad propia: las considera simplemente una "variedad más" de las variedades, poblaciones... y su teoría sólo se basa en la competencia ecológica de los individuos. Yo disiento: Darwin sí que creía en las especies, cómo no, pues evidentemente reconocía la diferencia entre variedades y especies teniendo en cuenta el hecho de la imposibilidad de reproducción, que separa irremediablemente las ramas de los árboles evolutivos... Y es más, no es que no creyese en las especies en tanto que unidades evolutivas, lo que pasa es que también creía en las poblaciones y variedades en tanto que unidades evolutivas. Que no le diese suficiente peso a la dinámica de interacción de estos grupos entre sí... pues ahí ya podemos estar más de acuerdo, pero es que Darwin es mucho Darwin, y en su obra siempre se encuentra alguna aguda observación que muestra que también era consciente de estas dinámicas, por ejemplo cuando se crean especies por aislamiento.

Otra cuestión en la que disiento (aunque sobre esta no he podido preguntar) es cuando dice el conferenciante, mirando con un poquito de superioridad a las teorías decimonónicas sobre la recapitulación evolutiva, "que es falsa la teoría de que la ontogenia recapitula la filogenia—que hoy sabemos que en todo caso será al revés".  La teoría de la recapitulación proviene básicamente de Haeckel, y es tradición zurrarle cruelmente a la vez que se la utiliza... Esto de que "en todo caso será al revés" no lo alcanza mi entendimiento: si la especie existe antes que el individuo, y su evolución ha sido previa a la de un individuo dado, por supuesto que es el desarrollo embriológico del individuo el que recapitula (dentro de ciertos límites) el desarrollo de la especie: y así seguimos creciendo como embriones en un medio acuoso, pasamos por fases larvales e incipientemente vertebradas, con branquias, con cola y  proporciones cuadrúpedas, etc.  Mal me parece que se pueda contradecir esto. Gould dedicó un libro entero en Ontogeny and Philogeny a criticar las malas aplicaciones de este principio, así que se le erizan las plumas del cuello en cuanto oye hablar de Haeckel.  Escribe un ensayo ("Abscheulich! (Atrocious)") en I Have Landed, criticando las falsificaciones e invenciones de Haeckel. Pero en esencia me temo que en efecto la ontogenia recapitula en sus líneas generales a la filogenia, aunque sea en una formulación que prefiere Gould, la ley de von Baer (1828) según la cual las formas simples preceden a las complejas necesariamente—una teoría en efecto difícil de negar, bien evolutiva, bien emergentista, y que Gould explica así:

In a pre-evolutionary context, von Baer argued that development, as a universal pattern, must proceed by a process of differentiation from the general to the specific. Therefore, the most general features of all vertebrates will arise first in embryology, followed by a successive appearance of ever more specific characters of particular groups.
   In other words, you can first thell that an embryo will become a vertebrate rather than an arthropod, then a mammal rather than a fish, then a carnivore rather than a rodent, and finally good old Rover rather than Ms. Tabby. Under von Baer's reading, a human embryo grows gill slits not because we evolved from an adult fish (Haeckel's recapitulatory explanation) but because all vertebrates begin their embryological lives with gills. Fish, as "primitive" vertebrates, depart least from this basic condition in their later development, whereas mammals, as most "advanced", lose their gills and grow lungs during their maximal embryological departure from the initial and most generalized vertebrate form. (I Have Landed 317-18).

Von Baer bien, pero ¿por qué Haeckel mal? ¿Por aplicar este principio a una evolución que von Baer no reconocía? La teoría de Haeckel, si bien errónea en el detalle, sí que es acertada en líneas generales, al igual que sus embriones recapitulan la evolución del phylum no punto por punto sino en líneas generales. Sería injusto negarle esta percepción, e incluso Gould acepta, con Darwin, que "community in embryonic structure reveals community of descent" (318). Esto ya es algo, pero Haeckel aún va más allá (demasiado más allá incluso) y sienta el principio básicamente correcto de que el desarrollo embrionario, yendo de lo simple a lo complejo, necesariamente guarda una cierta correlación formal con el desarrollo histórico de un philum dado—de sus formas adultas antecesoras, y no sólo de sus embriones.

Haeckel ha tenido mala prensa, y la filogénesis/ontogénesis también, por esta cuestión que tomo citada de su artículo en la Wikipedia:

Haeckel propugnaba también que las razas «primitivas» estaban en su infancia y precisaban la supervisión y protección de sociedades más maduras, de lo que extrapoló una nueva filosofía, que denominó monismo. Sus obras sirvieron de referente y justificación científica para el racismo, nacionalismo y socialdarwinismo y estuvieron en la base de las teorías racistas del nazismo.

Claro que en la práctica nuestras sociedades avanzadas presuponen algo parecido cuando "protegen" (más en teoría que en la práctica) a las culturas de negritos o indios brasileños de las intrusiones de la sociedad moderna, o cuando ejercemos la nostalgia de los intelectuales, apreciando los "productos típicos locales" y los bienes culturales tradicionales por encima de los que son producto de la globalización y de la sociedad postindustrial. (Esta actitud misma es un producto postindustrial).

Como Haeckel, básicamente, seguimos pensando que procedemos del Homo stupidus, que la ontogenia recapitula la filogenia, que las culturas inferiores son filogenéticamente similares a las formas primitivas de las sociedades modernas, y que el árbol de la evolución humana lleva directo hacia nosotros (visto desde aquí). No lo subestimemos tan rápidamente.


III. Darwinian Goldsmith

En clase de comentario de texto hemos comentado el cuento de Oliver Goldsmith "Asem, The Man-Hater", en el que mucho habría que comentar, e igual un día escribo un libro sobre este cuento, que lo merece... Pero en fin, por abreviar, señalaré algunos elementos pre-darwinianos que tiene, y que les he señalado a las chavalas. Estos elementos están en una tradición dieciochesca, como no podría ser menos, y se podrían relacionar con las teorías de la economía política desarrolladas por Adam Smith, y con su tesis sobre los beneficios de la competencia mutua.

Como es sabido, Darwin también se inspiró tanto en Malthus como en la "mano invisible" de Adam Smith para formular su teoría de la Selección Natural. En la Teodicea de Darwin, la muerte, la extinción y la lucha por la vida son necesarias para el proceso evolutivo, y para que surjan formas complejas. De manera paralela, Goldsmith dedica su cuento sobre un misántropo idealista a luchar contra la tesis de que el mal y el bien se puedan separar. El misántropo Asem querría un mundo perfecto, pero cuando el Genio se lo hace visitar, ve que no es ni siquiera un mundo humano, ése en el que no hay ni competencia, ni vicio... ni virtud, pues la virtud necesita del vicio para surgir y contrastarse. Así que Asem vuelve de su retiro en las montañas a la civilización, y se dedica al comercio, no a la caridad como hacía antes. Ahora prospera, y hace prosperar a la sociedad con él.  Del interés propio del comercio (una lucha por la vida)  surgen beneficios para la sociedad; surgen la cultura y la prosperidad, y la humanidad se diferencia de las sociedades animales (y las domina y explota) precisamente en competencia con ellas, y buscando su propio beneficio, no adoptando la postura benevolente y buenista de Asem hacia las otras criaturas y otros seres humanos.  Una defensa muy dieciochesca de la vida en sociedad y del progreso, y del capitalismo liberal—nada sentimental-prerromántica. Un arranque victoriano, tuvo ese día Goldsmith.

Bien, pues todo esto que podría parecer bastante darwiniano, así en plan aire de familia, todavía se queda chiquito si comparamos un texto de Goldsmith y otro de Darwin sobre la lucha por la vida y sus beneficios ecológicos. En el primer texto, el genio explica a Asem cómo un equilibrio y tensión entre depredadores y presas es mejor desde el punto de vista "vital" que un ecosistema plácido y con menos competencia:

" Here," cried Asem, " I perceive animals of prey,
and others that seem only designed for their sub-
sistence ; it is the very same in the world over our
heads. But, had I been permitted to instruct our
Prophet, I would have removed this defect, and
formed no voracious or destructive animals, which
only prey on the other parts of the creation."
" Your tenderness for inferior animals is, I find, re-
markable," said the genius, smiling. " But, with re-
gard to meaner creatures, this world exactly resem-
bles the other ; and, indeed, for obvious reasons : for
the earth can support a more considerable number
of animals by their thus becoming food for each
other, than if they had lived entirely on her vegeta-
ble productions. So that animals of different na-
tures, thus formed, instead of lessening their multi-
tude, subsist in the greatest number possible. But
let us hasten on to the inhabited country before us,
and see what that offers for instruction."
    (de The Life of Oliver Goldmith, with Selections from His Writings).

Compárese con las ideas del Origen de las Especies, en especial con la imagen darwiniana del proceso de la vida como un "entangled bank" en el que la variedad y perfección de especies se debe a su coexistencia compleja, en la que subyace una competición a muerte, una lucha incesante por la vida y por la reproducción ventajosa. Así termina Darwin su libro:

It is interesting to contemplate an entangled bank, clothed with many plants of many kinds, with birds singing on the bushes, with various insects flitting about, and with worms crawling through the damp earth, and to reflect that these elaborately constructed forms, so different from each other, and dependent on each other in so complex a manner, have all been produced by laws acting around us. These laws, taken in the largest sense, being Growth with Reproduction; inheritance which is almost implied by reproduction; Variability from the indirect and direct action of the external conditions of life, and from use and disuse; a Ratio of Increase so high as to lead to a Struggle for Life, and as a consequence to Natural Selection, entailing Divergence of Character and the Extinction of less-improved forms. Thus, from the war of nature, from famine and death, the most exalted object which we are capable of conceiving, namely, the production of the higher animals, directly follows. There is grandeur in this view of life, with its several powers, having been originally breathed into a few forms or into one; and that, whilst this planet has gone cycling on according to the fixed law of gravity, from so simple a beginning endless forms most beautiful and most wonderful have been, and are being, evolved. (On the Origin of Species, 1859, conclusión)

En varios otros puntos de su libro, Darwin enfatiza esta observación: que una misma superficie de terrreno es capaz de sostener mayor volumen de vida si se mantienen en ella diversas especies en interacción que si es una sola especie vegetal la que se siembra allí.  Y de ahí llega por pasos a su teoría de que es de la lucha a vida o muerte de fondo, de donde salen todas las bondades y virtudes y excelencias que apreciamos en nuestro mundo humano.

Darwin tampoco inventó todo el darwinismo él sólo—descansaba sobre hombros si no siempre de gigantes, sí quizá de señores bajitos y regordetes, feúchos y generalmente despreciados como escritorzuelos demodés, tal que Goldsmith—que el día que escribió "Asem" también tuvo un día darwiniano.


Darwinian logic... and history







Conversores y conversiones

Para pasar de word a PDF, de PDF a html, de word a html, etc. etc... (Nunca me ha servido el comando ese de Word para esto último, y mira que tengo que hacerlo a veces)... Me pasan (¡gracias!) esta serie de recursos, que les servirán más a los Windowseros.  Jesus arms water

 
PDF Creator
    http://pdfcreator.softonic.com/
    2009

PDF2HTML http://www.fileheaven.com/bajar/pdf2html/23028.htm
    2009

PDF2HTM
    http://www.getpdf.com/pdf2htm.html

Programas gratis de PDF. En Fileheaven
    http://www.fileheaven.com/010017-1-1.htm

PRIMOPDF
    http://primopdf.softonic.com/

Y otro que utilizo mucho es este en red:

free PDF convert

Para pasar de Word a html, yo me he arreglado con lo que explica el último, haciéndolo online a través de Google.

                "Convertir de Word a HTML: Tips y recursos." Baluart.net 29 abril 2008.
    http://www.baluart.net/articulo/convertir-de-word-a-html-tips-y-recursos

En fin, una vez más que viva Google. Me va a ahorrar muchas horas de formateo a la hora de electrocutar y colgar mi libro Acción, relato, discurso.  Aunque no te conserva todos los formatos, no...  Esa piedra filosofal aún está por inventar me temo, como también the universal converter...  Quizá lo más parecido de momento sea Zamzar:

Zamzar: Free Online Conversion

—o Media Convert:
                    http://media-convert.com/

Hipertextualización total automatizada






Ángel caído Miércoles 29 de abril de 2009

El arcángel castigado

Un cuento de los que se va improvisando en voz alta Otas; se los cuenta a Pibo mientras volvemos del cole...

Sale Jesús y se encuentra a un arcángel, "Buenos días", "Buenos días, qué cansado estoy" — Y dice el arcángel, "Pues siéntate en esta nube y descansas", y Jesús, "¿En la nube? ¿Seguro?" —"Sí, sí, que estarás muy cómodo, ya verás que blandita"— y va Jesús y se sienta, y ¡¡¡¡WAAAAAaaaaaaaa.......!!!! Plof. Se cae, y sólo se ve una manchita en el fondo, del tortazo que se ha pegado. Y el arcángel, "Huy huy huy, es que me había olvidado de que las nubes son sólo vapor de agua, la que me va a caer encima.... " — Dice la que le va a caer encima porque ha hecho que se caiga el hijo de Dios— Y de repente, FRRRAP, un rayo viene y lo deja negro.  Sale Dios, y dice ¿qué te ha pasado?  Y el arcángel, ¡Hombre, Dios, pues que me has castigado con tu rayo, por haber hecho que se estrellara tu hijo!" — Y Dios, "¿Rayo? ¿Qué rayo, si yo no he tirado nada?" — Y el arcángel: "Ah, bueno, vale, entonces habrá sido sólo por casualidad, una tormenta".

Y yo que le veo cierta ideología desmitologizadora, al cuentecillo... Tiene su moraleja.

Otitas censurado





Martes 28 de abril de 2009

Gran Torino

Hace ya días que ví la última de Clint Eastwood (la última última dice que es como actor, espero que no sea el caso), y me había olvidado de comentar nada. Y eso que me gustó mucho: absolutamente recomendada. Sobre todo porque funciona de principio a fin, es absorbente, bien llevada, con la tensión medida, y mucho humor, y un retrato interesante de la América multicultural; una galería de personajes perfectamente retratados e interpretados, y un mensaje muy a la era Obama... pero derivo, lo importante es que funciona mejor que ninguna otra que haya visto este año.

Es, en esencia, la historia de un hombre que se redime antes de morir, el duro y gruñón, Walt Kowalski (Clint Eastwood, con un ceño escultural) que elige sacrificarse en parte por amistad y generosidad, en parte por desengaño ante lo que le queda por vivir, y en parte para liberarse de un sentimiento de culpa que lo reconcomía por dentro.  Kowalski está solo en el mundo: comienza la película con el funeral de su esposa, y se retratan sus relaciones tensas y distantes con unos hijos y nietos vulgares e interesados a los que desprecia. También está aislado en su barrio: todos sus vecinos se han mudado al convertirse el barrio en un guetto de una etnia indochina, los Hmong. Kowalski es racista y antipático, desprecia a sus vecinos y no se corta de espetarles lo mal que le caen y que se podían haber quedado en la selva, o en la montaña, o en el sitio que los parió.  Sólo se encuentra a gusto con algún viejo amigo con quien tiene relaciones así como de bar y fútbol, insultándose virilmente para demostrarse su confianza y su aprecio mutuo. Todo esto está muy bien llevado, con escenas cómicas que parecen también una sobrada verbal muy deliberada para hacerles un corte de mangas a los defensores de la corrección política—con un tono muy ambivalente, dándonos una juerga de xenofobia y lenguaje viperino, y eso que también se consigue criticar las limitaciones, intolerancia y cerrazón de Kowalski, y lo injusto que es con sus vecinos.

Bueno, con un par de ellos desarrolla una relación, con una chica, Sue, y su hermano Thao. Una banda de matones Hmong les acosa, y Kowalski los defiende en plan Clint Eastwood, en realidad un tanto por defensa propia y por asco incontenible hacia la escoria social. Y poco a poco se va tratando con ellos: el chaval había intentado robarle a Kowalski su adorado Ford Gran Torino del 72 (icono de sus mejores años) a instancias de los pandilleros: ahora se redime haciéndole al viejo trabajos caseros, y Kowalski se venga haciéndolo sudar pero bien—y poco a poco le va cogiendo aprecio, y lo encamina hacia una colocación en la construcción.  La hermana del chico, Sue, que es quien idea el castigo, también le debe una a Kovalski, pues éste le espanta a unos pandilleros negros que la acosaban, y descubren Kowalski y Sue un poco para sorpresa mutua que se entienden bien: ella no se deja arredrar por sus malos modos y le contesta deslenguadamente y tomándoselo a guasa, y a él le hace gracia la chica y vuelve a por más, desarrollando con ella una relación bruto-intimista extrañamente similar a la que tiene con sus colegas de los del manotazo en la espalda.  Y luego, además, resulta que le encanta la cocina Hmong cuando accede a regañadientes a probarla, jurando por lo bajo (es que ya no tiene cocinera en casa...).

Bien, pues Kowalski en última instancia se deja matar por esta parejita de Hmongs, cuando se da cuenta de que los pandilleros los van a acosar hasta la muerte (a la chica la violan y al chaval le dan una paliza). Kowalski no los ataca a tiros, sino que los asusta públicamente, y les hace creer ante muchos testigos que les iba a disparar... pero no iba armado, y cuando lo acribillan la policía los detiene y los empapela. Kowalski cae en actitud de Cristo Crucificado, una imagen en la que se le va un poquito la mano al director.  Elige hacerlo así Eastwood para subrayar que esta decisión va junto con un retorno a la religión, a hacer las paces con Dios antes de morir. Kowalski rechazaba los rituales católicos y los intentos de acercamiento del párroco (que lo perseguía por encargo póstumo de su mujer).  Al final también se ablanda por allí, sobre todo cuando también le ataca por otro frente el brujo de la tribu Hmong, que lee en él que arrastra un gran dolor interno. Era en realidad un trauma de guerra, desde Corea, donde mató más gente de la que le ordenaban, tirando de gatillo fácil, por miedo quizá y por error.  Ahora ve en su amistad con los Hmong una manera de purgar ese pecado, y mientras lo acribillan muerte agarrando un rosario y rezando a la Virgen. Bueno, el arte de Clint Eastwood es que esto logra no parecer ñoño, así que chapeau, descubrámonos ante su Cuerpo Yacente.

Es una alegoría de la Vieja América, este Eastwood, con sus virtudes y defectos, más virtudes que defectos resulta tener al fin; quizá donde dice coreanos esté diciendo también japoneses de Hiroshima, con quienes también aplicaron el gatillo fácil los americanos, o Vietnam, o Irak. Ahora la película busca una solución a esos traumas con una transmisión simbólica en el testamento de Kowalski. En lugar de dejar su Gran Torino, símbolo de las esencias, a su familia (a la pedorra pastillera de su nieta), pues se lo pasa a su vecino Thao, el chaval Hmong. Es toda una declaración simbólica contra la política de la identidad (versión americana de nuestros nacionalismos quizá). Thao se ha ganado su respeto demostrando que estaba dispuesto a luchar contra los pandilleros, y también buscándose un trabajo duro como el que tuvo Kowalski y sabiéndose ganar la vida honradamente. América para los americanos—y americanos son quienes se la trabajan, sean chinos o polacos, viene a decirnos Gran Torino, y todo encastillamiento en la propia comunidad es racista, y traiciona el sueño americano.

Una cierta fantasía (white mythology, quizá) sí que veo en ese paso casi sin transición del lenguaje del racismo al de la intimidad y camaradería, pero desde luego si non è vero, è ben trovato, y la película consigue en su espacio imaginario derribar las barreras no sólo de la incomprensión, sino de la hipocresía y la distancia que van unidas muchas veces a la corrección política "obligatoria" en el espacio multicultural. Recomiendo no intentarlo mucho fuera del cine, las reacciones podrían ser impredecibles. Mejor verlo por pantalla interpuesta, y en todo caso no perderse esta película.


Gran Torino. Dir. Clint Eastwood. Written by Nick Schenk and Dave Johansson. Cast: Clint Eastwood, Christopher Carley, Brian Haley, Geraldine Hughes, Dreama Walker, Brian Howe, John Carroll Lynch, William Hill, Brooke Chia Thao, Chee, Thao, Choua Kue, Scott Eastwood, Xia Soua Chang, Sonny Vue, Doua Moua. Music by Kyle Eastwood and Michael Stevens. Cinemat. Tom Stern. Ed. Joel Cox and Gary Roach. Prod. des. James J. Murakami. Art dir. John Warnke. Exec. prod. Jenette Kahn, Tim Moore, Adam Richman. Prod. Clint Eastwood, Bill Gerber, Robert Lorenz. USA: Matten Productions / Double Nickel Entertainment / Gerber Pictures / Malpaso Productions / Media Magik Entertainment / Village Roadshow Pictures / Warner Bros, 2008.


Unlocking Million Dollar Baby


Lunes 27 de abril de 2009

Un par de firmas

Un par de firmas de apoyo mando hoy, la primera a un manifiesto que hace circular la sección sindical de CGT, "Otra Bolonia es posible", redactado y presentado en busca de firmas por un grupo de profesores de la Universidad de Zaragoza que se presentan como Colectivo de profesores PerCAl (Perspectiva Crítica Alternativa)

Para ver el manifiesto aquí.

Para firmar el manifiesto online aquí.

Por cierto, que nos enteramos hoy de que Felipe Pétriz seguirá llevando todo este asunto boloñés, desde su renombrada y trasladada Dirección General de Política Universitaria.

Una segunda firma que mando por correo es un aval a la candidatura de Unión, Progreso y Democracia (alias UPD, alias UPyD, alias Rosa 10) para las Elecciones Europeas.  Necesitaban 15.000 firmas, que espero que puedan conseguir, faltaría más, de hecho espero que barran dentro de lo posible, que no es mucho.

Por cierto, sobre estas europeas, el otro partido que surgió con aire de renovación de la política la ha cagado pero bien presentando en cabeza de lista a un Gran Mangoneador como Miguel Durán. Hasta aquí llegaron, lamentablemente: un patinazo de tamaño espectacular que les va a llevar de golpe y porrazo a su techo de cristal.

Así que VOTA UP(Y)D PARA LAS ELECCIONES EUROPEAS. Si estás hasta el moño del chiringuito del PP y del PSOE, claro. Del gigantesco chiringuito.


Maculada Constitución





Domingo 26 de abril de 2009

Primer blog departamental

Trasteando trasteando por Facebook doy con el primer blog que versa sobre mi departamento de Filología Inglesa y Alemana—bueno, una red social en realidad. Extraoficial, claro. No va a montar el departamento un blog, para que los estudiantes comenten lo que les parece la carrera , o cualquier otro asunto de relevancia. Aquí está el grupo de Facebook de Filología Inglesa Zaragoza, no anda mal de miembros por cierto, el último yo mismo. No sé si los profesores seremos welcome, según los términos del grupo, pero desde luego la condición de antiguo alumno no me la quita nadie. ¿Se verá "desde fuera" este blog? Sería la primera página donde se pueden ver públicamente publicados comentarios sobre el departamento, y escribirlos.

Quitando la mía, quizás. Yo también tengo un blog que trata cosas del departamento a veces, pero es puramente personal—al menos ni alumnos ni profesores han colaborado poniéndome comentarios ni intercambiando opiniones, por lo general. Este otro de Facebook, si bien no es oficial, y ni casi ni siquiera es blog, al menos es colectivo y "público". No sé si tirará para adelante, de momento me ha resultado un poco decepcionante no averiguar allí cuál es mi mote. Puestos a no ponerme comentarios, ni allí los ponen, sobre mí digo, hay que ver lo que es pasar por invisible, con lo que abulto... (casi mejor).

PS: También hay otro grupo de Facebook al que me apunto: Antiguos alumnos de Filosofía y Letras de Zaragoza.  Sus comentarios tienden a ser del tipo "pasé por allí y Celestino aún sigue vivo," etc., pero más vale eso que nada.


El del blog

Your Photostream

Qué imágenes más bonitas se generan solas en las pantallas, sólo con las combinaciones que hacen nuestros chismes por su cuenta... Esta es una de las perspectivas sobre mi colección de fotos en Flickr.


photostream


Pinchando se puede visitar la página 13 de mi fotoblog.

Página 66




Facebook en Blogger

Lo que hace uno cuando tiene insomnio... Facebook en Blogger:

Jose Angel García Landa
La crítica autobiográfica: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/la-critica-autobiograficahace un momento borrar

¿Qué estás pensando?
   
    * Añadir:
    * Enlace:
    * Fotos
    * Vídeo
    * Soy de Aragón
    * FunSpace

    * Todas mis redes

¿Quién puede ver esto?
Todo el mundo en Facebook
Amigos
Todos tus amigos pueden ver esto.
Amigos de amigos
Mis amigos y sus amigos pueden ver esto.
Sólo amigos
Sólo tus amigos pueden ver esto.
Algunos amigos
Elige amigos específicos que puedan ver esto.
Sólo yo
Sólo tú y las redes seleccionadas podéis ver esto.
Redes
Todas las redes pueden ver ésto.
Universidad de Zaragoza
Excepto estas personas
Guarda este grupo de personas como una lista de amigos y podras utilizarla para comunciarte más facilmente con ellos y controlar tu privacidad en el futuro.
Asignar nombre a esta lista de amigos:
Editar configuración personalizada
Combinar publicaciones:
Mostrar entradas de amigos en la vista por defecto
Configuración de aplicaciones
Puedes controlar qué aplicaciones pueden publicar historias en tu muro en la página de configuración de aplicaciones.
Jose Angel García Landa
Eliminar

Jose Angel García Landa La crítica autobiográfica: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/la-critica-autobiografica
Hace 2 segundos · Comentar · Mola - Ya no me Mola -
Te mola  esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa Me voy con los nenes al cine ver La Montaña Embrujada
19:29 · Comentar · Mola - Ya no me Mola -  · Mostrar comentarios (2) Ocultar comentarios (2)
Te mola  esto.
Monica Stacconi
Monica Stacconi, el 25 de abril a las 19:44
ya han visto el Señor de los Anillos?
Jose Angel García Landa
Jose Angel García Landa, el 25 de abril a las 20:24
Sólo la primera de muchas veces.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa Actualizada mi página en BlogCatalog: http://www.blogcatalog.com/user/JoseAngel
19:24 · Comentar · Mola - Ya no me Mola -
Te mola esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa The Complete Shakespeare Reader: http://download.cnet.com/The-Complete-Shakespeare-Reader/3000-18495_4-10908984.html
16:26 · Comentar · Mola - Ya no me mola
Te mola esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa
Bajo dos tricolores
Estuve días ensayando sin mucho éxito esta canción de la Ronda de Boltaña; la encuentro endiabladamente difícil. Ayer me parece que me decía Montse que se iban con la Ronda a Bélgica, me los debí cruzar en el aeropuerto por lo que se ve mientras iba a buscar a Berta...
16:12 · Comentar · Mola - Ya no me mola ·
Te mola esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa Let the Sun Shine In: http://vimeo.com/4324847
15:42 · Comentar · Mola - Ya no me mola
Te mola esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa ¿Ir o no ir al Parque de Atracciones?
15:15 · Comentar · Mola - Ya no me mola
Te mola esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa
Jose uploaded a paper to their profile on Academia.edu
Jose uploaded the paper Adaptation, Appropriation, Retroaction: Symbolic interaction with HENRY V to their profile on Academia.edu
More Info:
In Books in Motion: Adaptation, Intertextuality, Authorship. Ed. Mireia Aragay. (Contemporary Cinema, 2). Amsterdam and New York: Rodopi, 2005. 181-99.
15:06 · Comentar · Mola - Ya no me mola
Te mola esto.
Escribe un comentario...
Jose Angel García Landa
Eliminar
Jose Angel García Landa
State of Play
Una descripción del thriller éste puede leerse en Roger Ebert por ejemplo, la primera de su lista de las reseñas reseñadas en IMDB. Si es que Internet nos deja sin nada que hacer... .....
Ayer a las 0:46 · Comentar · Mola - Ya no me mola ·

En Blogger mismo se conservan más formatos del Facebook con un simple cortaypega. Antes definía yo el Facebook como un "blog para tontos", definición que algunos considerarían redundante—pero bueno, destripado así, sí que lo parece...

Chatterbox y el blog dentro del blog


Sábado 25 de abril de 2009

Bajo dos tricolores

Estuve días ensayando sin mucho éxito esta canción de la Ronda de Boltaña; la encuentro endiabladamente difícil. Ayer me parece que me decía Montse que se iban con la Ronda a Bélgica, me los debí cruzar en el aeropuerto por lo que se ve mientras iba a buscar a Berta.  En fin, entre eso y los claveles rojos de ayer y de hoy, me ha vuelto la canción a la cabeza: aquí hay un primer intento.





Bajo dos tricolores

Viernes 24 de abril de 2009

State of Play

Una descripción del thriller éste, a.k.a. La sombra del poder, puede leerse en Roger Ebert por ejemplo, la primera de la lista de sus reseñas reseñadas en IMDB.  Si es que Internet nos deja sin nada que hacer...

... aunque esta película también tiene un cierto mensajillo de defensa de los medios tradicionales; el protagonista Crowe es un periodista investigador a la antigua, gordo y casposo. Le enseña cuatro lecciones a la marisabidilla bloguera que está subiendo como la espuma con la edición electrónica, mientras la edición de papel se está yendo a la porra con sus valores y criterios... para desesperación de la editora Mirren, que quiere calidad pero también (o mejor, si hay que elegir)—ventas.  La ventaja de la bloguera es que está dispuesta a aprender de Crowe que las noticias hay que trabajárselas, mirar debajo, no quedarse con lo primero sino reinterpretar, profundizar... que allí está el valor del periodismo de solera, y las grandes investigaciones requieren a veces contener la noticia y no publicar todo lo que se tiene sólo por dar un golpe de efecto.State of Play

Aquí el tema es una serie de crímenes que rodean al congresista Affleck y parecen amenazarlo. Affleck está investigando a unas empresas de externalización de servicios militares: vamos, una compañía de esas que rodeaban a Bush, como Blackwater, que van montando ejércitos privados y vendiendo sus servicios a Defensa y a la política exterior USA, haciéndoles el trabajo más sucio en Irak o donde los manden. Con contratos jugosos, conexiones poco sanctas para chupar recursos al Ejército, etc. Bien, pues el congresista Affleck va sacando trapos sucios, pero la Corporation ésta (PointCorp, la llaman) extiende sus tentáculos hasta el interior de la comisión que lleva el congresista; tiene comprados a sus colegas, y a él lo espían con una amante a sueldo que va comprometiendo su carrera y su posición... hasta que es asesinada. Y lo que investiga el periodista Crowe, viejo amigo del congresista, es esa muerte y otras aparentemente inconexas.  ¿Será Pointcorp quien está detrás?

Pues claro, pero allí es donde patina la investigación del periodista.... —y la película.

En realidad, resulta que las muertes eran resultado de las contramaniobras de protección del propio congresista Affleck, y de un fanático militar colega que lo protege más de lo debido.  Y el resultado, y final de la película, es que Crowe desenmascara lo que le ocultaba su amigo Affleck (amigo y más, Javier Marías lo llamaría cocoyundo o algo así, pues había tenido un rollo con la actual esposa de Affleck, debidamente cabreada ahora por el asunto de la amante asesinada).... A lo que voy, no perdamos el hilo sustancial: que hay mucha investigación colateral, y mucho rollo de "no me saques aún esta noticia", pero el resultado por el que digo que patina la película es que el congresista que investigaba las maniobras sucias de las multinacionales se ve envuelto en un escándalo ya no de amoríos, sino de asesinatos, como resultado de la modélica investigación de su amigo con quien piques viejos tenía...

... y se verá por supuesto desacreditado, y apartado de la comisión que ahora queda en manos de los políticos comprados por PointCorp.

Pero saben qué, y esto es lo raro.... que ni a los periodistas de investigación ni a los guionistas parece preocuparles esto en exceso. Affleck irá a la cárcel, y su amigo se pondrá una medalla, y seguramente hasta se tirará a la bloguera, con quien hay "deliciosa tensión" de esa, en realidad más profesional que erótica, será esa coyunda, quizá nunca materializada, una reconciliación entre los viejos y nuevos medios. ¿Piensan mientras redactan en silencio la denuncia del congresista, y aprietan el botón de "Send", que están haciéndole el juego a la multinacional, quitándole de enmedio al grano que les había salido? Si lo piensan, desde luego, no comment, y la película ahí se acaba, con el periódico de papel saliendo "como siempre" (imagen casi decimonónica) a cumplir su misión de alta política, que yo desde luego ni sé cuál es, a estas alturas. Contribuir a la confusión, quizá.

De este modo el argumento, retorciéndose para evitar la detección del espectador, acaba condenando al "bueno", al heroico Affleck que se oponía a los oscuros contubernios de los Militaristas Capitalistas. Resultado: que el thriller se resuelve satisfactoriamente desde el punto de vista de la detección, pero queda el campo libre para las maniobras de los McEjércitos privados en la trastienda de la comisión que los investiga, y en la trastienda del Estado. Han venido para quedarse.

Y así la película reproduce los tics americanos y las obsesiones americanas sobre todas estas cuestiones. Cuatro muertos americanos importan más que  los miles de iraquíes que (suponemos) son víctimas de los quehaceres de los señores de la guerra. Las denuncias de amenazas a la democracia y a la libertad se pierden en el escaparate de las noticias, mezcladas con escandalillos del tres al cuarto de faldas y de asesinatos irrelevantes (hablo a escala mundial) manipulados a primera plana, mientras la pasta sigue yendo a donde tiene que ir, y los lobbys siguen comprando a quien tienen que comprar, y los halcones hacen la política mundial a su aire como siempre, con las plumas apenas despeinadas por los mayores acosos judiciales y movimientos democráticos que se les monten en contra.

No sé si es esto lo que quería demostrar la película… pero demostrarlo, bien que lo demuestra.

State of Play. Dir. Kevin Macdonald. Screenplay by Matthew Michael Carnahan, Tony Gilroy and Billy Ray, based on the BBC TV series written by Paul Abbott.  Cast: Russell Crowe, Ben Affleck, Rachel McAdams, Helen Mirren, Robin Wright Penn, Jason Bateman, Jeff Daniels, Michael Berresse, Harry Lennix, Maria Thayer. Music by Alex Heffes. Cinemat. Rodrigo Prieto. Ed. Justine Wright. Exec. prod. Paul Abbott, Liza Chasin, Debra Hayward, E. Bennett Walsh. Prod. Tim Bevan, Eric Fellner, Andrew Hauptan. Andell Entertainment / Bevan-Fellner / Relativity Media / Studio Canal / Univeral Pictures / Working Title Films, 2009. Spanish title: La sombra del poder.



Twisted




Jueves 23 de abril de 2009

Le métèque

Seguimos unplugged en nuestro estudio, aunque como todos los supuestos unplugged, grandes falsarios, hacemos en realidad abundante uso de medios electrónicos y cibernéticos. Hoy toca esta canción de Moustaki, algo envejecida ya al sol de demasiados veranos.





Tower of Song




Node poetry

"Choose".
http://www.webexhibits.org/poetry/explore_21_node_examples.html#


Menos volúmenes


Miércoles 22 de abril de 2009

History of the Internet









Veinte años de Web




Más votos particulares

Es ésta una figura administrativa que vengo utilizando abundantemente estos últimos años, desde que el Departamento en el que trabajo ha juzgado oportuno dar por bueno el acoso a mi carrera universitaria, en una deriva pintoresca. Ayer presenté dos votos particulares:


VOTO Nº 1: Contra mi continuada exclusión de los programas de postgrado, por Decretazo de los catedráticos:

Los abajo firmantes hacemos constar nuestro voto particular en contra de la aprobación del punto 4 del Acta  nº 24 de la reunión de la Comisión de Postgrado, por la que se aprueba  una "Propuesta de procedimientos para garantizar la calidad de las tesis  doctorales del Departamento". Las razones de nuestro voto negativo son las siguientes:

- Consideramos que la propuesta aprobada (por los votos afirmativos de 18 miembros del  departamento en Consejo) no garantiza la calidad de las Tesis Doctorales del  departamento por los motivos que expusimos en el Consejo:

a) Consideramos que los requisitos exigidos a los directores de tesis son abusivos y contrarios a  derecho. Aparentan ser una garantía de calidad, pero vulneran la normativa universitaria. Es sólo una apariencia de calidad, ya que el efecto de la normativa es restringir el acceso a la dirección de tesis,  descuidando la calidad de la tesis en sí, como si ésta no dependiese fundamentalmente del doctorando que la presenta, sino  del currículum y relaciones de su profesor.
b) Consideramos que existe contradicción entre los altísimos requisitos exigidos a los profesores responsables de dirección de tesis y docencia en doctorado, y la supresión de todos estos criterios para quienes estimen oportuno los coordinadores.
c) Consideramos que la normativa es ambigua hasta el absurdo, pues admite profesores visitantes a los que sólo se les exige que sus méritos sean "similares" sin entrar en mayores  precisiones. La definición de los méritos "similares" queda al libre albedrío de los coordinadores.
d) Nos parece absurdo que se contemple la posibilidad de colaboración de "profesionales o  investigadores que no sean profesores universitarios" mientras se excluye la participación de  profesores universitarios del departamento que no pertenezcan a equipos de investigación.

* Se contraviene (a nuestro juicio) una orden directa del Rector de no utilizar como criterio excluyente la pertenencia a equipos de investigación. Por otra parte, se establece toda una jerarquía alternativa de cargos y cuerpos y figuras únicas a este programa, que se superpone y (a nuestro juicio) se contradice con la existencia de cuerpos docentes universitarios y categorías académicas reconocidas y sujetas a normativas generales garantes de su calidad y excelencia. Se excluye del programa de doctorado del Departamento a numerosos profesores del departamento de amplia experiencia en la dirección de tesis, con numerosos sexenios, etc. —todo lo cual nos lleva a denunciar que estos procedimientos contra los que emitimos voto negativo sólo llegan a garantizar el libre acceso a dirección de tesis a un grupo muy reducido de profesores de los equipos de investigación, que (a nuestro juicio) se han apropiado para sí de los recursos departamentales poniendo en riesgo la propia calidad del programa.




VOTO Nº 2: Contra  el nombramiento, para un nuevo tribunal de cátedras, de la misma Presidenta y el mismo Secretario que me suspendieron el examen de cátedras en 2003—en una actuación plagada de irregularidades ante la cual el departamento optó y opta por hacer los Tres Monos:

Los abajo firmantes hacemos constar nuestro voto particular en contra de la propuesta de comisión que juzgará el concurso de acceso entre acreditados relativo a la plaza de Catedrático de Universidad del área de Filología Inglesa (Punto nº 8 del Orden del día).

El sentido de nuestro voto particular se refiere a la propuesta departamental de Presidente y Secretario de la comisión, y merece el siguiente comentario:

Tanto la presidenta propuesta para la comisión Dra. Onega como el Secretario Dr. Garrudo formaron parte en 2003 del tribunal de oposición a cátedra que suspendió al candidato Dr. Vázquez, a instancias del cual se genera ahora la presente plaza. Esa prueba se refería a una plaza con idéntico perfil al actual, y en la prueba la comisión evaluadora pudo incurrir en irregularidades que motivaron una denuncia ante los tribunales de lo contencioso administrativo por parte del firmante Dr. García Landa, otro de los candidatos presentados a dicha plaza. Remitimos para la argumentación de estas irregularidades al procedimiento judicial que se encuentra actualmente en fase de recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Otra vez conseja de departamento









Asegurando la Pela

Zapatero prometió jauja para todos en la financiación autonómica, pero es previsible que sólo la habrá para las comunidades que más apuren en llevarse los muebles de la casa común. Con el planteamiento a la Zapatero se consagra el principio de "lo mío, mío, y lo tuyo, de los dos" que llevan aplicando vascos y navarros desde hace tiempo. Los catalanes, obviamente, quieren apuntarse a tan beneficioso plan, y es previsible que cuando lo hagan ellos ya se cierre la tómbola nacional, y se liquide al mejor postor el simulacro de país que quede, pues la incoherencia tiene un límite. No se puede construir un país a la vez sobre la solidaridad y sobre la insolidaridad.

"No es lógico que la financiación per cápita de Cataluña esté por debajo de la media" declara el vicepresidente Chaves, nombrado para hacer el apaño de la financiación autonómica. Para entender bien esta frase, hay que analizarla como sigue:

- hay que cambiar "Cataluña" por el nombre de cualquier otra comunidad, por ejemplo "Madrid", o "Valencia". A ver si suena igual de bien con todos.

- hay que cambiar la frase por otra que afirme lo que sí es lógico, por ejemplo, "Sí es lógico en cambio que la financiación per cápita de ________ esté por debajo de la media".

- hay que examinar esa reflexión a la luz de una nueva ley de la Estadística que se inaugurará para este caso, y que rezará así: "No es lógico que, sacando una media entre diversas cantidades, haya alguna que esté por debajo de la media". —Eso sin olvidar que en el caso de las comunidades autónomas hay dos que ya, por definicion, están por encima de la media, porque son mejores que los demás, son caso aparte, y así lo reconocemos todos humildemente.

Ahora se trata de estar todos por encima de la media, y tonto el que no se apunte. De aquellos fueros vinieron estos lodos, y así se fue el chiringuito a la ruina. El último en bajarse, que pague el taxi.

Patriotas y patriotas















Martes 21 de abril de 2009

Asegurando la Calidad

Hoy hemos tenido consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana,  y una vez más se ha aprobado una normativa que me excluye a mí (y a la mitad de los profesores) impidiéndonos dirigir tesis doctorales en el programa de doctorado de nuestro propio departamento.

En esta ocasión, se trataba de "asegurar la Calidad" de las tesis doctorales, y nuestro departamento ha aprobado asegurarla por este procedimiento:

Sólo podrán dirigir tesis doctorales profesores con amplia experiencia, currículum en el área, publicaciones reconocidas, sexenios y tramos bla bla bla,—cosas que todas ellas las tenemos—y que formen parte de un grupo de investigación subvencionado. Esto último no lo tenemos, pero se convierte para el departamento en el criterio primordial (lástima que este criterio fuese declarado contrario a derecho por el Rector, pero eso es pecata minuta, y se nos sigue aplicando). Los directores de tesis habrán de ser Profesores

"... con una trayectoria de investigación que se adecue a las líneas, los objetivos y la orientación académica del Progama de Posgrado, reflejada en su pertenencia a grupos de investigación reconocidos y con proyectos competitivos vigentes en las líneas ofertadas por el programa"

—o sea, que todos los demás méritos no cuentan de por sí, sólo cuenta su "reflejo" en la pertenencia a estos grupos con proyectos vigentes, entiéndase por vigentes, subvencionados. Grupos liderados por los catedráticos, cómo no—con una política agresiva de supresión administrativa de la investigación individual y de quien se les desmande.  Yo he propuesto que mejor que al reflejo, se atendiese a la sustancia—a la capacidad investigadora demostrada en resultados obtenidos, no en proyectos—pero no ha parecido convincente.  

Reflejos, reflejos de calidad: porque la norma anterior—garante de infinita calidad—tiene alguna pequeña excepción interesante:

—Al margen de los Profesores Responsables que cumplen estos criterios, hombres de Calidad, también hay unos Profesores Colaboradores, fijodalgos con menos nobleza, que se supeditan a ellos y son supervisados por ellos, aunque deben cumplir exactamente los mismos criterios. (Cierto es que dicho así no se aprecia cuál es la diferencia original entre Profesores Responsables y Profesores Colaboradores, o sea, quién debería supervisar a quién, y es lástima porque siendo figuras inexistentes en la Universidad, creadas ad hoc por la ingeniería normativa de nuestro departamento, será difícil acudir a otra norma que aclare quién es quién; igual tienen que presentar algún timbre de nobleza).

—Más abajo en esta Gran Escala del Ser hay otro Estamento académico, pecheros quizá, categoría cuyo nombre es, cito, "miembros doctores de los equipos que aún no son funcionarios pero han visto avalada su  excelencia investigadora con la consecución de al menos un sexenio de investigación..." —Ostras, que estos serán pecheros pero también pueden dirigir tesis (directores dirigidos, bajo la supervisión de sus mejores)—mientras que yo, que sí soy funcionario y profesor titular y tengo varios sexenios, no puedo... pues no pago peaje.   Y siendo que es el Peaje lo que garantiza la calidad, a éstos se les supone, aunque se acaben de doctorar, oiga, y tengan entre todos la cuarta parte de publicaciones que yo.  ¿Por qué este trato que podría parecer de favor? La normativa nos lo aclara: "Esta medida pretende consolidar la excelencia de los miembros más jóvenes de los grupos y potenciar la renovación generacional de los mismos".  ¿Será quizá que la consolidación de los grupos es el objetivo número uno, y pasa por encima hasta de la calidad y de la excelencia del programa?

— Pero es que aún hay más posibles excepciones.  No quiero contar entre ellas a los Profesores Visitantes (invitados extranjeros, etc.) porque a todos les exige esta normativa cumplir los mismos mínimos de calidad: amplio currículum, que tengan sexenios del ministerio de Educación—esto puede ser un problema para los americanos—que reciban subvenciones que serán cuidadosamente examinadas por los Responsables, etc... como se hace en toda universidad seria. "Je, je".

—No, las excepciones son más así en plan barra libre. Todos los que participen en el programa tienen que tener calidad, sexenios, o ser apadrinados, etc.... menos quienes decidan los miembros del Equipo de Coordinación. Hay que explicar que estos Miembros son los catedráticos y aspirantes, una cuádriga de coordinadores que están por encima incluso de los Responsables, y es que con tanta Jerarquía Celestial ya no le llega a uno la mirada.castellers

Pues bien, como digo, este equipo puede decidir invitar a todo bicho viviente que estime oportuno a participar en el programa: "profesionales o investigadores que no sean profesores universitarios"—supervisados por los Responsables—. Bueno, a todos no; quedan puntos ciegos o tierras de nadie. Entiendo que la única limitación es que bajo esta cláusula de excepción, tal como va redactada, no pueden invitar a profesores universitarios—por eso digo que yo que estoy excluido de entrada, no me pueden invitar aunque quieran, ni a mí ni a los profesores de países que no tengan Sexenios.

De todos modos, menudo compromiso, invitar a algún genio de talla internacional al programa, y tener que Sexarlo primero, a ver si tiene Sexenio o no tiene, o si le han pasado fondos—que enseñe las vergüenzas.... Yo creo que esta tarea se la encargarán a algún becario, que le pida el currículum y se lo revise.

Y si no da la talla, que no venga—no nos vaya a estropear la calidad.

En fin, que fuera bromas me parece una normativa ridícula, mal diseñada, desajustada como un traje mal medido—y sobre todo extremadamente tendenciosa, poniendo la pertenencia a grupos, y la mansa subordinación a sus jerarquías, exigencias y políticas, por delante de cualquier otra consideración. Para eso, se crea su propio universo administrativo paralelo, con una elaborada jerarquía de figuras que se superponen a los cuerpos docentes universitarios y categorías académicas generalmente reconocidas—todo hecho ad hoc no tanto para garantizar la Calidad como para montar un cotarro donde se apoyen los miembros de los equipos aupándose unos en otros, todos bien pillados en su acatamiento a estas normas inauditas y exclusivas de la casa nostra. Todo para que la gente aprenda Obediencia y desarrolle Espíritu de Equipo, y para que las tesis vayan a donde tienen que ir—todo un sistema alternativo de reorientación y succión de recursos humanos, superpuesto a las habituales estructuras universitarias.

No sé cómo funcionarán en otros departamentos de humanidades, pero en el nuestro los Grupos de Investigación han venido a suponer un instrumento para hacer cabalgar de nuevo a las viejas Cátedras—sí, a aquellas míticas cátedras de las que todos hemos oído hablar, de los tiempos heroicos— las del catedrático crecido y tiranuelo en su corralillo, con todos acoquinados por debajo, esperando merecer, y cuidado con moverse, que nos cuentan los votos. ¿Calidad y Espacio Europeo? Espacio chino, será—un mandarinato de la peor especie.



P.S.: En Consejo votamos unos pocos en contra esta norma, pero salió aprobada con los votos de los Agrupados. Unos pocos menos hicimos constar nuestro voto particular en contra. Y esos votos los hemos adjuntado, mis co-firmantes y yo, al siguiente escrito dirigido a la Comisión de Postgrado de la Universidad de Zaragoza. Comisión en la que, cómo no, la representante de nuestro departamento pertenece a estos grupos que generan normativas abusivas. Sigue la versión definitiva del voto enviado a nuestro departamento—pues otra peculiar normativa que ha emitido nos obliga a reescribirlo (y ya veremos si lo aceptan) pues no se aceptan explicaciones de voto que contengan "opiniones subjetivas"—algo que introduce una forma de censura y seguramente vulnera la ley general de procedimiento administrativo, sobre todo por la amplitud con la que se interpreta aquí lo que es "subjetivo".



Destinatario: Presidente de la Comisión
de Postgrado de la Universidad de Zaragoza

Asunto: Denuncia de contradicción en los
procedimientos de garantía de la calidad de
Tesis Doctorales del Postgrado de Estudios Ingleses

Fecha: 29/04/2009



Sr. Presidente:

Queremos poner en su conocimiento y el de la Comisión que Vd. preside lo siguiente:

En la reunión del último Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de fecha 21 de abril de 2009 se aprobaron unos procedimientos encaminados, supuestamente en este caso, a "garantizar la calidad de las tesis doctorales del Departamento". Los abajo firmantes emitimos voto en contra razonado ya que, los procedimientos que se introducen en el programa de postgrado de Filología Inglesa crean una normativa interna atípica y contraria a derecho, que, a otro nivel, ya ha sido objeto repetidas veces de la anulación expresa del Rector y sigue sin embargo perpetúandose.

Los procedimientos aprobados, figuran en el anexo al Acta 24 de la Comisión de postgrado del Departamento, que se incluye aquí como ANEXO 1. Adjuntamos en el ANEXO 2 copia del texto de nuestro voto particular presentado en el Consejo de Departamento. Hay que señalar que esta normativa se aprobó en consejo con sólo 18 votos, en un departamento que tiene más de cien profesores. Habría que reflexionar sobre si las ausencias, el desinterés, la desinformación, y el temor, son las razones de que estas actuaciones puedan llegar a aprobarse en consejo con tan pocos votos. Al ser actuaciones tendentes a favorecer a los equipos de investigación, los miembros de éstos sí votan sistemáticamente a favor, sin ausencias ni abstenciones. Pero son muchos los profesores y doctorandos perjudicados por estas medidas, al margen de los que presentamos nuestro voto particular en contra.

En sustancia, las medidas adoptadas no garantizan la calidad de las tesis, sino que sólo atienden a restringir el acceso a la direccíón de éstas, limitando indebidamente el derecho a la dirección de tesis a unos pocos miembros de los equipos de investigación. Es sabido que la calidad de una tesis depende de tres factores esenciales: la calidad del doctorando, la del director de tesis, y la relevancia del tema de investigación a tratar. En esta normativa del Departamento, de éstos sólo se tiene en cuenta el segundo factor, y de modo indebido, ya que no se contemplan los méritos individuales del profesor.

El párrafo aprobado en consejo de departamento es ofensivo para los profesores no catalogados en grupos de investigación—algunos de los cuales ya han dirigido tesis que han obtenido máxima calificación. Presupone que los doctores no incluidos en dichos grupos de investigación no tienen calidad suficiente para dirigir tesis. Se pretende que la calidad del profesor quede garantizada únicamente por la pertenencia a estos grupos de investigación, que arbitrariamente pueden decidir quién dirige tesis y quién no. Esta normativa en modo alguno garantiza la dirección de tesis de calidad en la Universidad de Zaragoza—más bien la dificulta cuando no la impide de entrada, y ahuyenta a otras universidades a posibles doctorandos.

Le agradeceríamos trasladara Vd. a la Comisión de Postgrado nuestra propuesta de supresión de la línea del texto del Anexo al Acta 24 que reza así: "reflejada en su pertenencia a grupos de investigación reconocidos y con proyectos competitivos vigentes en las líneas ofertadas por el programa". Así las medidas encaminadas a garantizar la calidad de las tesis no excluirán ni ofenderán a doctores excelentes de esta Universidad.

Zaragoza, 29 de abril de 2009





ANEXO 2

Voto particular (...)  en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 21 de abril de 2009.

(Corrección, a petición de la Secretaria, de la redacción del voto particular entregada el día 22 de abril de 2009).

Los abajo firmantes hacemos constar nuestro voto particular en contra de la aprobación del punto 4 del Acta  nº 24 de la reunión de la Comisión de Postgrado, por la que se aprueba  una "Propuesta de procedimientos para garantizar la calidad de las tesis  doctorales del Departamento". Las razones de nuestro voto negativo son las
siguientes:

- Consideramos que la propuesta aprobada (por los votos afirmativos de 18 miembros del  departamento en Consejo) no garantiza la calidad de las Tesis Doctorales del  departamento por los motivos que expusimos en el Consejo:

a) Consideramos que los requisitos exigidos a los directores de tesis son abusivos y contrarios a  derecho. Aparentan ser una garantía de calidad, mientras (a nuestro juicio) que vulneran la normativa universitaria.*

Es sólo una apariencia de calidad, ya que:

b) El efecto de la normativa es restringir el acceso a la dirección de tesis,  descuidando la calidad de la tesis en sí, como si ésta no dependiese fundamentalmente del doctorando que la presenta, sino  del currículum y relaciones de su profesor.
c) Consideramos que existe contradicción entre los altísimos requisitos exigidos a los profesores responsables de dirección de tesis y docencia en doctorado, y la supresión de todos estos criterios para quienes estimen oportuno los coordinadores.
d) Consideramos que la normativa es ambigua hasta el absurdo, pues admite profesores visitantes a los que sólo se les exige que sus méritos sean "similares" sin entrar en mayores  precisiones. La definición de los méritos "similares" queda al libre albedrío de los coordinadores.
e) Nos parece absurdo que se contemple la posibilidad de colaboración de "profesionales o  investigadores que no sean profesores universitarios" mientras se excluye la participación de  profesores universitarios del departamento que no pertenezcan a equipos de investigación.

* Se contraviene (a nuestro juicio) una orden directa del Rector de no utilizar como criterio excluyente la pertenencia a equipos de investigación. Por otra parte, se establece toda una jerarquía alternativa de cargos y cuerpos y figuras únicas a este programa, que se superpone y (a nuestro juicio) se contradice con la existencia de cuerpos docentes universitarios y categorías académicas reconocidas y sujetas a normativas generales garantes de su calidad y excelencia. Se excluye del programa de doctorado del Departamento a numerosos profesores del departamento de amplia experiencia en la dirección de tesis, con numerosos sexenios, etc. —todo lo cual nos lleva a denunciar que estos procedimientos contra los que emitimos voto negativo sólo llegan a garantizar el libre acceso a dirección de tesis a un grupo muy reducido de profesores de los equipos de investigación, que (a nuestro juicio) se han apropiado para sí de los recursos departamentales poniendo en riesgo la propia calidad del programa.


PS, 12 de mayo. Ante el silencio de la Comisión de Postgrado, presentamos un recurso al Rector sobre estas mismas bases.  Recurso que seguramente irá directo al silencio administrativo, pues hemos visto recientemente que el Rectorado (de López), por boca del abogado de la Universidad, ha decidido dar por buenas las actuaciones departamentales, contraviniendo la normativa y contradiciendo sus propias resoluciones (o más bien las del rectorado de Pétriz). Aún estamos a la espera de la resolución judicial.



Patología de grupo de investigación






Lunes 20 de abril de 2009

Republican

Sigo republicando mis escritos por triplicado…—en Academia, en el SSRN, y en Zaguán. Un largo proceso, que va a durar más de lo que duró la Tercera Republica.

Los últimos hasta ahora:

"Interacción internalizada: El desarrollo especular del lenguaje y del orden simbólico"

"Retroactive Thematization, Interaction, and Interpretation: The Hermeneutic Spiral from Schleiermacher to Goffman."

— y

"Ensayando el blog—Qué aporta tu post".

   
Más e-books

Domingo 19 de abril de 2009

Podrás probar de este libro este saber

—Mirando el centro de los Sonetos. (Texto escrito, o reescrito, para las Tertulias Poéticas de Irún, que esta semana se ocuparán, cómo no, de Shakespeare. Aquí pongo el último retrato que se le atribuye al autor—salido a la luz este año. Que los muertos siguen dando sorpresas, y, sobre todo, siguen diciéndonos más cosas a medida que aprendemos a leer sus escritos. Así que cualquier día es bueno para celebrar que Shakespeare aún no ha muerto—incluso el de su aniversario).

Shakespeare Cobbe

Ciento cincuenta y cuatro sílabas dicen que es soneto. Así a ojímetro: catorce endecasílabos. Shakespeare no escribía endecasílabos, al menos no muchos, pero sin embargo sí incluyó ciento cincuenta y cuatro sonetos en su colección SHAKE-SPEARES SONNETS (1609). No sabemos si esto es casual o numerológico. Algún soneto, como el número 60, sobre las horas y minutos y la vida y la eternidad, sí parece guardar correspondencia numerológica con su posición en la secuencia. Hay algún soneto especial entre los ciento cincuenta y cuatro, como el 126, tan especial que ni siquiera es soneto: y es especial, quizá, porque cierra la secuencia principal de sonetos dirigidos por el poeta a su amado amigo.

                        Sonnet 126

     O thou, my lovely boy, who in thy pow'r
     Dost hold time's fickle glass, his sickle hour,
     Who hast by waning grown, and therein show'st
     Thy lovers withering, as thy sweet self grow'st—
     If nature, sovereign mistress over wrack,
     As thou goest onwards still will pluck thee back,
     She keeps thee to this purpose: that her skill
     May time disgrace, and wretched minute kill.
     Yet fear her, O thou minion of her pleasure;
     She may detain, but not still keep, her treasure.
     Her audit, though delayed, answered must be,
     And her quietus is to render thee.
                     (                                        )
                     (                                        )

O quizá no cierra nada este poema, porque sus paréntesis finales nos indican que está inacabado, o que queda en suspenso y se niega a cerrar. Es memorable la traducción de Agustín García Calvo:


                    Soneto 126

Oh tú, mi niño, en cuya mano se demora
el voltario cristal del Tiempo y su hoz, la hora,

que, menguando, has crecido, y tus amantes viste
irse amustiando al par que tú en primor creciste,

Natura, reina de rüina y gran madrastra,
si a ti, según avanzas, para atrás te arrastra,

es que te guarda, con el fin de que su maña
minutos mate al tiempo y melle su guadaña,

Mas témela, oh capricho de su amor: que puede
su don hacer durar, mas no que quieto quede;

su audiencia, aunque aplazada, espera el finiquito,
y en su letra de deuda estás tú mismo escrito.


A esta secuencia de sonetos al Amigo, que empiezan ilusionados y terminan un tanto desengañados, le sigue una secuencia más desengañada todavía, los sonetos de confusión y desamor dirigidos y dedicados a su engañadora, su poco amada pero muy deseada amante, Mujer Morena o Dama Oscura. Ese soneto 126 por tanto también es un centro de la secuencia de sonetos. Si es que en efecto hay dos secuencias en esta secuencia, una dirigida a un hombre y otra a una mujer… que nada muy claro hay. Podría haber, igualmente, varios hombres y varias mujeres. O una personalidad cambiante.

Pero hay un soneto que sí nos invita a leer dos secuencias y se presenta casi como un centro: el soneto 144, que al menos sí nos presenta al poeta en el centro, en medio de su diablo y su ángel tentadores. Si los Sonetos son la historia de un triángulo amoroso, este soneto nos presenta el centro del triángulo:

                        Sonnet 144

     Two loves I have, of comfort and despair,
     Which, like two spirits, do suggest me still;
     The better angel is a man right fair,
     The worser spirit a woman colored ill.
     To win me soon to hell, my female evil
     Tempteth my better angel from my side,
     And would corrupt my saint to be a devil,
     Wooing his purity with her foul pride.
     And whether that my angel be turned fiend
     Suspect I may, but not directly tell;
     But being both from me both to each friend,
     I guess one angel in another's hell.
          Yet this shall I ne'er know, but live in doubt,
           Till my bad angel fire my good one out.

Otros sonetos podrían servir de centro a la secuencia—comenzando por el primero, en el que ya aparecen los principales temas de la fascinación con la belleza, la sexualidad egoísta, el despilfarro que sería no tener hijos que te honren, la desilusión con el enamoramiento y con el objeto de deseo, el paso del tiempo, y el ansia de inmortalidad.


                            Sonnet 1

     From fairest creatures we desire increase,
     That thereby beauty's rose might never die,
     But as the riper should by time decease
     His tender heir might bear his memory.
     But thou, contracted to thine own bright eyes,
     Feed'st thy light's flame with self-substantial fuel,
     Making a famine where abundance lies,
     Thyself thy foe, to thy sweet self too cruel.
     Thou that art now the world's fresh ornament
     And only herald to the gaudy spring,
     Within thine own bud buriest thy content,
     And, tender churl, mak'st waste in niggarding.
          Pity the world, or else this glutton be,
          To eat the world's due, by the grave and thee.

Quizá el centro dependa de dónde se sitúe uno para mirarlo… Porque en otro sentido también es un centro de los Shake-speares Sonnets el soneto que nos ocupará más aquí, el 77. Es el soneto central númericamente, el 77 de 154, y también es atípico, pues no habla tanto de amor o de relaciones personales como de la lectura, una cuestión que ciertamente está en el centro de la experiencia del lector. Es un soneto intensamente atento a la importancia de la lectura y de su lugar en el desarrollo de la personalidad y de la experiencia vital.
 

                    Sonnet 77

Thy glass will show thee how thy beauties wear,
Thy dial how thy precious minutes waste,
The vacant leaves thy mind's imprint will bear,
And of this book, this learning mayst thou taste:
The wrinkles which thy glass doth truly show
Of mouthèd graves will give thee memory;
Thou by thy dial's shady stealth mayst know
Time's thievish progress to eternity;
Look what thy memory cannot contain
Commit to these waste blanks, and thou shalt find
Those children nursed, delivered from thy brain,
To take a new acquaintance of thy mind.
    These offices, so oft as thou wilt look,
    Shall profit thee, and much enrich thy book.

A ver si me marco una traducción literal aunque no métrica, titulable "Soneto, espejo, reloj, bloc y libro":

                                        Soneto 77

Te mostrará el espejo cómo le va a tu hermosura
Tu reloj esos momentos que se echan a perder,
Las hojas llenarás con huellas de tu mente,
Y podrás probar, de este libro, este saber.
Las arrugas que tu espejo te muestra sin mentira
De tumbas como fauces memoria te traerán.
La sombra que callada se mueve por la esfera,
Cómo te hurta el tiempo que va a la eternidad.
Mira, lo que tu mente no pueda contener
Si a esos vacíos blancos lo entregas hallarás
Los hijos que soltaste, ya criados;
Viéndolos ante tí te vas a conocer.
    Tareas que te aprovechan, cada vez que miras,
    Y enriquecen el libro de tu vida.

Shakespeare era un poeta metafísico, claro—"conceptista", como se dice en Filología Hispánica hablando de Quevedo. Y construye este poema sobre una cuádruple analogía, un concepto complejo que establece relaciones de doble vía o de vaivén entre 1) un espejo, 2) un reloj, 3) un cuaderno vacío o un libro en blanco, y 4) un libro— este mismo libro que leemos, o quizá cualquier libro del que podamos sacar provecho.

Hay críticos que dicen que este soneto está pensado como una nota o dedicatoria: que acompañaba posiblemente a un regalo que hacía el poeta a su amigo: por ejemplo, un libro de poemas (al que se alude al parecer), o un álbum para escribir un dietario, o memorándum, o las dos cosas, libro y cuaderno. O las dos y un reloj quizá, aunque ya parecería demasiado ansioso por agradar el poeta, dando tanto regalo a la vez a su Amigo— o también además un espejo, para hacer más méritos.

Aunque se trasluce más bien, creo, que el muchacho ya tiene un espejo, y que además lo usa con cierta frecuencia. El poema le dice que mire más atentamente a ver qué ve en ese espejo. Es una llamada a la responsabilidad existencial, a través de la meditación, el conocimiento de uno mismo, la escritura y la lectura. El espejo de la vanidad puede servir como el primer paso en esta educación cuando lo miramos detenidamente y sentimos el horror que se esconde tras los espejos.
 
Yo creo que Shakespeare no es tan generoso con su amigo, y que le regala sólo el soneto. Pero el soneto es a la vez espejo, reloj, libro y papel en blanco (los sonetos dejan mucho margen vacío para anotaciones). El poeta le da a su amigo un soneto que es espejo, pero un espejo que es reloj, y un reloj que es un libro, y un libro que es una hoja en blanco. Le da una hoja en blanco que es un espejo donde reconocerse, y un espejo que es un libro de la vida, y un soneto que avanza con la precisión de un reloj.
 
El poema es como un  reloj que marca el tiempo. Todo texto es un reloj, que desgrana letras y palabras y contiene su tiempo preciso, un tiempo textual perfectamente encapsulado, como tras la esfera de un reloj. Ese tiempo del texto, tiempo del poema, también es a la vez una eternidad: podemos contemplar el texto ya como proceso que transcurre en la lectura—secuencia de sonidos, palabras o letras— ya como producto acabado en la página, simultáneo, una estructura que existe toda a la vez, al margen del transcurrir. Hay música en el poema aunque nadie lo esté leyendo, como decía Cowley:

Though no man hear't, though no man it rehearse,
Yet will there still be music in my verse.
                                                                    (Davideis)

 Y el poema contiene la eternidad en más de un sentido: la poesía perdura más que el poeta y más que sus amores, como no se cansa de decir Shakespeare. Existe en el tiempo más allá de la medida de nuestras vidas, hasta el punto que parece perderse en una dimensión trascendental—pero vuelve a ser palabra que fluye cada vez que la leemos. El texto es así una imagen de la vida humana a la vez como cuerpo sometido al tiempo y como alma eterna— un poema o una vida son a la vez un breve instante del tiempo, y una inscripción que queda en el libro de la eternidad, en ese registro imaginario de las cosas que fueron y por tanto siempre habrán sido. La responsabilidad de esa escritura de nosotros mismos, ever fixèd mark, daría escalofríos, si no porque sospechásemos que la eternidad es una invención de los poetas, y que no hay sino tiempo que pasa… al menos para nosotros.
 
Somos relojes vivientes, envejecemos ante nuestra mirada en el espejo. El espejo es un reloj que marca el tiempo: nos muestra el presente—lo que está presente, lo que tenemos (ahora) delante. Pero mirando más atentamente vemos también el pasado, pues el aquí presente ya no es el que era, nos dice el espejo. Esa arruguita es una línea, tiene su historia. Y mirando más vemos en el espejo presente, pasado y futuro, el futuro que no queremos ver, y menos en el espejo. Si todo reloj tiene algo de inquietante, más lo tiene ese reloj aún viviente que hay en el espejo.

El reloj es un texto—cifrado, hay que leerlo. Por ejemplo, leyendo vemos que el de Shakespeare es un reloj de sol; la shady stealth, la sombra que callada se mueve por la esfera, nos remite a la analogía entre la vida humana y el transcurso de un día, que subyace a otros sonetos de Shakespeare.

(Por ejemplo el soneto 60,

                                            Sonnet 60

Like as the waves make towards the pebbled shore,
So do our minutes hasten to their end;
Each changing place with that which goes before,
In sequent toil all forwards do contend.
Nativity once in the main of light,
Crawls to maturity, wherewith being crowned,
Crookèd eclipses 'gainst his glory fight,
And Time that gave doth now his gift confound.
Time doth transfix the flourish set on youth,
And delves the parallels in beauty's brow;
Feeds on the rarities of nature's truth,
And nothing stands but for his scythe to mow:
     And yet to times in hope my verse shall stand
     Praising thy worth, despite his cruel hand. 


—sesenta de sesenta minutos, o de sesenta segundos, también soneto de Tiempo).

La siniestra sombra de ese reloj del soneto 77 nos recuerda que mientras desciframos está pasando el tiempo, y nosotros aquí leyendo sonetos.

También el soneto nos contempla distintos, más viejos, cada vez que volvemos a él. El soneto es un espejo, en el que cada lector se proyecta a sí mismo—aunque espero que Shakespeare diga al menos algunas de las cosas que yo digo aquí. En cada lectura del poema nos leemos a nosotros mismos también, sobre todo cuanto más detenidamente miramos. Pero al releer un poema—o un libro, cualquier libro, que es un espejo— vemos en él cosas distintas, en él y en nosotros mismos. El libro es un reloj. También es una página en blanco, pues no sabemos qué es lo que el Tiempo va  escribir en él. Ahora nos dice cosas, sí, parece que está escrito, pero esas cosas que aún no dicen esas letras. Las enseñanzas del poema aparecerán completadas, o anotadas al margen, por la mano del tiempo, cuando volvamos a leerlo. Son hijos que se han criado solos, que crecen con vida propia sin que haya que tirar de ellos hacia arriba: el autor engendra un poema, pero (del mismo modo que hizo Shakespeare con sus hijos, cuando se fue  de Stratford) apenas lo reconoce cuando vuelve a casa y se lo presentan.  Aunque sea un hijo legítimo. Se lo han criado, o el tiempo se lo ha criado. Aún no sabemos qué pondrá en este poema cuando la vida nos haya cambiado y volvamos a él: pero seguo que ya no nos dirá lo mismo. Los clásicos adquieren nuevos sentidos cada vez que se releen, aquí por ejemplo. Nunca te sumergirás dos veces en el mismo libro. Por eso el soneto —(y cualquier libro con él, tanto más cuanto más nos diga) —es un libro en blanco. Sólo termina de escribirse con la experiencia del lector, del lector que es un escritor, igual que el ingenuo diarista que años después vuelve sobre sus escritos y encuentra que esos diarios los ha escrito otra persona que, para mayor sorpresa, es él mismo, o sea yo, un yo que posiblemente no me guste. Mirarse en el espejo de tinta es ver una cara distinta detrás de la nuestra, quizá esa cara que dicen que aparece en los espejos cuando te quedas mucho rato mirándolos.

El libro en blanco es como un libro… de hecho lo será. Observemos que cada verso del primer cuarteto, correspondiente a cada uno de los objetos (espejo, reloj, cuaderno y libro) se desarrolla en los cuartetos segundo y tercero con todo rigor, en dos versos que glosan cada uno de los objetos. Versos cerrados al principio, pero que al final del segundo cuarteto pasan sin transición, y con encabalgamiento, del cuaderno al libro—pues también el cuaderno pasa de modo natural y sin transición a ser un libro ya escrito, que un día volveremos a abrir. Nosotros—o alguien. Ya hemos dicho que aunque seamos nosotros, yo será otro–je sera un autre. Y al leer mis pensamientos, otro será yo.
 
Es una suerte que Shakespeare no fuese tan generoso con su amigo; le regaló sólo un soneto en lugar de regalarle un Rolex, una Moleskine, un ordenador portátil y un libro suyo con autógrafo de Shakespeare. Una suerte, porque salimos ganando nosotros: el soneto que le llegó al Amigo también nos llega a nosotros, al mismo título—ahora somos los Amigos del poeta, al menos en este soneto tan especial, y por tanto somos los afortunados destinatarios—propietarios incluso, por el momento—de un soneto que es un espejo que es un reloj que es una página en blanco. Página en blanco que ya se está escribiendo, como nosotros, y que será un día un libro de la vida, esperando en la eternidad de los estantes.

Ten Times Thyself (traduciendo poesía)



Sábado 18 de abril de 2009

Ici les Enfoirés

Ici les Enfoirés... vingt ans plus tard:



Face à la mer




Angie

Nueva canción... aunque la tocaba hace veinte años, y la escuchaba mucho cuando se llevaba, hace thirtysomething. Ainyi... remember all these nights we cried?






First of May



Viernes 17 de abril de 2009

Tai-Chi acelerado

Ay que se acaban las vacaciones del equinoccio de primavera... llega el fin de semana, y no sabe uno si aún son vacaciones o si sólo es fin de semana. Aunque con los nenes en el cole (y yo llevándolos y trayéndolos) son en cualquier caso vacaciones a medias. Por lo menos hace una tarde excelente y saldremos a la plaza del pueblo a tomar el sol con los vecinos. Aparte he currado de lo mío, y hasta he hecho un viaje, por eso de comprimir más cosas en el tiempo y ketekunda.

Un invento de cierto éxito en estas vacaciones ajetreadas ha sido el Tai-Chi acelerado,más propio para ajetrados occidentales que el Tai-chi clásico, pues el clásico requiere paciencia y calma de chinos, y más tiempo libre o más ganas de perderlo. El acelereado consiste, claro, en hacer los movimientos del Tai-chi pero en lugar de hacerlo lenta y pausadamente, con paz espiritual y en comunión con el cosmos, hacerlo todo a velocidad fast-forward, dando patadas giratorias, extensiones de brazo en arco y súbitas quebradas agachado, aterrizando con los pies en 180º mientas haces molinillos con las manos a toda prisa, y vuelta otra vez patada al aire como un poseso. De hecho adquiere un cierto parecido al kung-fu, si no fuera porque falta el rival, que eres tú mismo, o el Tiempo. Mientras la gente del parque mira pasmada la rabia con que despliegas tanta actividad frenética e inútil.

Para darle otro toquecillo occidental, a este Tai-Chi acelerado, se pueden introducir, entre vuelta y vuelta, unas rápidas consultas al reloj de pulsera.

Más arte espontáneo de la Red



Curly Locks



La robe et l'échelle




Jueves 16 de abril de 2009

Grandiosa secuencia de acontecimientos

Este es un artículo sobre narratología evolucionista, en el que releo y comento textos de Darwin de El origen de las especies y de El origen del hombre y la selección en relación al sexo.

Ayer vimos con los niños La Odisea de la Especie, un documental que le da un repaso a las especies ancestrales y sus homínidos vecinos, desde el Orrorin hasta el Homo sapiens, pasando por los australopitecos, los Homo habilis, Homo ergaster, Homo erectus y neanderthales. Lo siguieron los pequeños sin respirar, "una película que ha durado millones de años", decía Oscar, a medida que se extendían los homos desde Africa por todo el mundo; y lo cierto es que es un estudio de la Historia se entendería y contextualizaría mucho mejor en el seno de un estudio de toda la evolución de la humanidad.

Un aspecto curioso del documental es cómo no hace el menor intento de explicar cómo pudieron surgir las diversas especies que retrata. Simplemente damos un salto de miles de años, y allí han aparecido humanos más humanos, más parecidos a nosotros. Se pone un cierto énfasis en la transmisión cultural como agente del desarrollo, pero no aparece ni la menor explicación de cómo pueden haber surgido las diferencias físicas y de capacidad cognitiva entre las especies recientes de humanos y los anteriores. Nada sobre las causas o funcionamiento de la evolución, en suma.

Para eso está Darwin, claro. Del Origen de las Especies me ha gustado especialmente la manera en que desconstruye la noción de especie. La idea de especie es en realidad de raíz creacionista: en el relato del Génesis, Dios crea a las especies (falsedad nº 1) y éstas son entidades bien definidas, prístinas, inconfundibles entre sí (falsedad nº 2). Lo que viene a demostrar Darwin es que 1) todos los individuos difieren, 2) que las diferencias pueden dar lugar a variedades locales, grupos identificables de seres de una especie, y 3) que no hay diferencia radical, sino gradual, entre variedades y especies.

Las variedades son posibles especies en curso de diferenciación, o lo serían si no fuese porque normalmente una variedad se desarrolla de tal manera que elimina a las demás. Y así se van transformando las poblaciones de seres vivos, y así van surgiendo especies diferentes. La curiosa distribución de las especies y variedades, con grupos incluidos en clases, cajas dentro de cajas, con parientes más próximos y más lejanos, sólo puede explicarse mediante este éxito desigual de algunas variedades frente a otras. Es mediante la extinción de casi todas las variedades y líneas de desarrollo como las especies acaban siendo "tolerably well-defined objects" (139). Para Darwin es la selección natural el primer responsable del éxito de unas variedades frente a otras—aunque igual habría que añadir otros agentes como el azar y las extinciones masivas (pues para Darwin, si bien hay mucha extinción, las extinciones se deben a la competencia entre especies y variedades, no a catástrofes súbitas e incalculables).

Sea como sea, quizá el aspecto más llamativo de la teoría de Darwin sea su corolario de que muy pocos seres llegan a dejar descendencia a muy largo plazo: la inmensa mayoría de las líneas de evolución —la práctica totalidad, vamos— se extinguen. Esto puede parecer sorprendente, pero queda muy claro en su gráfico en forma de árbol de la sección "Divergence of Character" (del capítulo IV, "Natural Selection"). Establece Darwin "una tendencia constante en los descendientes mejorados de cualquier especie dada a suplantar y a exterminar en cada fase de la descendencia a sus predecesores y a su especie madre original" (130). De ahí la escasez relativa de "transiciones" y formas intermedias. Según la explica Darwin, la competencia por los recursos puede ser intensa entre diversas especies, pero es especialmente intensa entre las especies cercanas, y sobre todo entre individuos de la misma especie. Otra cuestión a tener en cuenta es que son grupos muy pequeños, o muy pocos individuos, los que son activamente seleccionados por la selección natural.

Si aplicamos esta teoría a la Odisea de la Especie, se discierne un panorama según el cual las variaciones "humanizantes" en los homínidos han supueso una ventaja evolutiva y competitiva, y han sido seleccionadas de modo natural. Esto ha conllevado una secuencia de selecciones graduales, en las que los grupos y formas humanas más competitivas han prosperado; las diferencias surgidas en el seno de un pequeño grupo han permitido su supervivencia, mientras que otros se extinguían, sobre todo al proliferar los descendientes de ese pequeño grupo. Así se ha arrinconado o barrido a australopitecos, Homines erecti, o neandertales. La especie descendiente, quizá sólo una variedad al principio, ha prosperado, extendido su cultura o su población, y ha acabado con los humanos antiguos—un poco de la misma manera en que actualmente compiten las culturas humanas entre sí, con cierta hibridación, pero también con abundante exterminación de formas culturales "atrasadas" a medida que las más nuevas, y más competitivas, se extienden. La globalización no es sino la aplicación estricta de los principios que siempre han regido la evolución. Lo mismo podríamos decir de la historia, vida y muerte de las lenguas—al final son unas pocas familias de lenguas las que prosperan y no sólo sustituyen a sus variedades antiguas, sino también a muchas otras menos directamente emparentadas, que no pueden sostener la competencia. En estas evoluciones humanas, ya sean lingüísticas, culturales o genéticas, hay mucho que es el producto de la cohesión social—es la sociedad más organizada, más industrialmente avanzada y más poderosa comunicativamente la que desplaza a las demás.

Muy pocas especies, y muy pocos individuos de esas especies, transmitirán descendientes a lo largo de miles de generaciones. La mayoría de los linajes divergen en variedades que van a la extinción. Darwin es modesto en su diagrama: no lo traza desde el origen de la vida, sino que nos muestra un mapa de especies original, y (varios miles de generaciones después) el mapa muy distinto, y las relaciones de parentesco muy distintas, a las que ha dado lugar. Pero la misma historia se volverá a repetir: es el proceso habitual de la evolución, dada la formación de especies a partir del juego de las variedades y de la extinción.

Si tenemos "en origen" las especies A, B, C, D, E, F, G, y cada una da lugar a variedades a1, a2, a3, b1, b2, b3, etc., que luego siguen bifurcándose y subdividiéndose, unos millones de años después quizá sólo tengamos descendientes de A y de G, y el mapa sea algo así como a1/1/1, a1/2/3,  a/5/3, y g/8/2. Son los grupos más grandes y más distribuidos los que más variedades producen, y los que tienen más posibilidades de dejar decendencia. Podemos extrapolar de este proceso e imaginar lo que será el futuro—será, a vista de pájaro, algo así como el pasado:

"Looking still more remotely to the future, we can predict that , owing to the continued and steady increase of the larger groups, a multitude of smaller groups will become utterly extinct, and leave no modified descendants; and consequently that of the species living at any one period, extremely few will transmit descendants to a remote futurity" (133)

Nosotros somos los últimos humanos, supervivientes de una rama antes más poblada de variedades. ¿Somos candidatos a la extinción, como "grupo pequeño", a pesar de lo que abundamos? Tal parece. El futuro corresponderá, según este plan, como siempre a las bacterias, y entre los animales más bien a grupos numerosos como los coleópteros—las famosas cucarachas que nos han de suceder, según algunos pesimistas autores de ciencia-ficción.

Otra extrapolación permite este diagrama, una extrapolación al pasado:

"I should infer from analogy that probably all the organic beings which have ever lived on this earth have descended from one primordial form, into which life was first breathed" (171).

Observemos el lenguaje "creacionista" que gusta de usar Darwin a veces, quizá por respeto a la ortodoxia, quizá porque no tiene una teoría científica sobre el origen de la vida. Nos dice así que el primer ser vivo fue "creado" (173); para más datos, que se le insufló vida ("life was first breathed") a una forma primordial de la cual descienden probablemente todos los seres vivos. En otra sección, hablando de órganos de extremada perfección, en el cap. VI, volvemos a encontrar al Darwin creacionista, arguyendo "Have we any right to assume that the Creator works by intellectual powers like those of man?" o de las obras del Creador que son muy superiores a las del hombre. O de las "leyes imprimidas en la materia por el Creador" (174). Es de notar que al margen de este lenguaje, Darwin, en su madurez, se consideraba a sí mismo agnóstico, más bien que ateo, y que siempre fue muy cauto en no formular sus ideas religiosas de modo ofensivo.

Admitiendo lo que puedan tener de retórica estas alusiones al Creador, quedan sin embargo como una inconsecuencia en la obra de Darwin, pues no se puede evitar desde el momento en que mencionamos a un Creador el atribuirle intenciones, precisamente de la manera antropomórfica que Darwin dice que quiere cuestionar, y que es incompatible con su teoría. Otro punto en el que parece patinar es cuando afirma que "as natural selection works solely by and for the good of each being, all corporeal and mental endowments will tend to progress towards perfection" (174). Aquí es contradictorio también, en la medida en que la selección natural selecciona a los supervivientes más adaptados al medio, no a los más perfectos según una noción un tanto metafísica o antropomófica que se le cuela a Darwin en la definición. En el futuro, las cucarachas estarán más adaptadas a determinados ambientes asquerosos.

Darwin presenta su teoría como algo que va a encontrar resistencia, aunque confía en que los jóvenes investigadores no se vean tan atenazados por los prejuicios e ideas preconcebidas, y pronostica que en el futuro parecerá increíble que naturalistas que conocen la morfología y distribución de las especies puedan haber creído en una creación separada de las especies, y dudado de la evolución (The Descent of Man, cap. 1). Dadas las "pistas" detectables en la estructura de los seres vivos, Darwin ve cualquier otra interpretación de los hechos como absurda—habría que suponer que Dios ha llenado de pistas falsas la naturaleza sólo para burlarse de nuestro intelecto, una hipótesis repugnante e inconcebible. El sistema natural ha de ser un sistema no meramente analógico, sino genealógico: el árbol de proximidad estructural de los seres vivos ha de entenderse como un árbol ligado por la descendencia común. (Y, por tanto, como un gran proceso, sólo cognoscible mediante una gran narración).

Otro pronóstico que hace Darwin, de algo apenas tocado en su libro, es el desarrollo de una teoría más completa de la evolución que incluya la evolución de la mente, algo apenas tratado en su libro y en su teoría: "Psychology will be based on a new foundation, that of the necessary acquirement of each mental power and capacity by gradation. Light will be thrown on the origin of man and his history" (173)—aunque también podríamos decir que éste es el plan de una psicología y teoría de la cultura evolucionista que ya había empezado a desarrollar Giambattista Vico en el siglo XVIII, sin esperar a Darwin ni al evolucionismo biológico.

Aún una conclusión interesante más nos guarda el final del Origen de las Especies—a saber, que las especies no existen. No existen como formas Platónicas, como Ideas divinas, y a eso ha ido el razonamiento de Darwin. Existen hasta cierto punto como hechos caóticos y contingentes, resultado impredecible de la historia y de la selección natural—y existen, en última instancia, como instrumento cognitivo, ideas después de todo, aunque ideas humanas.

"In short, we shall have to treat species in the same manner as those naturalists treat genera, who admit that genera are merely artificial combinations made for convenience. This may not be a cheering prospect; but we shall at least be freed from the vain search of the undiscovered and undiscoverable essence of the term species." (172)

Y es que, como observa en otro lado, según cuál sea el contexto de investigación y de clasificación, un negro y un blanco (pongamos un pigmeo y una sueca) podrían ser considerados especies distintas, o podrían serlo dos razas de perros, para un naturalista que no supiese nada de sus hábitos o de su capacidad de reproducción. Hay que señalar que el término "especie" significa algo muy distinto para un paleontólogo ("fósiles morfológicamente diferentes") que para un biólogo ("seres capaces de reproducirse entre sí"). Y como bien muestra Darwin, poblaciones aisladas pueden derivar en especies diferentes: quizá ya lo son, si de hecho no se reproducen entre sí, o lo hacen en una medida despreciable, aunque en potencia pudieran hacerlo. Todo depende cómo entendamos este término tan vago, "especie". En la medida en que están diferenciadas las especies, se debe a la lucha por la vida y a esa dinámica evolutiva que lleva a una variedad dominante a favorecer la extinción de sus parientes más próximos... una verdad incómoda, quizá.

A dos temas aparentemente diversos dedica Darwin su otro gran libro The Descent of Man (1871)—al origen del hombre, y a la selección sexual. La combinación puede extrañar, aunque tiene su lógica.

No sólo describe cómo el hombre desciende del mono, sino también del gusano (226). No se remonta tampoco más allá ni intenta formular ninguna teoría sobre el origen de la vida: sólo sobre sus transformaciones, y sobre cómo formas complejas pueden provenir de formas simples mediante la acción de la selección natural. (Y de la selección sexual, de la cual ya hablaba en El Origen de las Especies). Incluso en el campo de las "capacidades espirituales" muestra Darwin cómo "the mental faculties of man and the lower animals do not differ in kind, although immensely in degree" (223).

Y así encontramos argumentos para mostrar el parentesco del hombre con los animales—argumentos anatómicos, embriológicos, de comportamiento, comparación morfológica con los primates y otros seres… Es curioso cómo se fija Darwin hasta en detalles como el bultito que hay en el pabellón de la oreja, en la parte interna vuelta hacia adelante, un vestigio de antiguas orejas puntiagudas. Y se fija en otros muchos órganos vestigiales, desde el lanugo hasta el cóccix—entre los cuales tendrán un lugar aparte en su teoría los vestigios de un sexo que se encuentran en la anatomía del otro. (Antes que acudir a un estado ambisexual indiferenciado en seres primigenios, aquí especula Darwin que los órganos adquiridos por un sexo son transmitidos de manera imperfecta al otro).

En esta obra más tardía, The Descent of Man, Darwin hace un poquito de autocrítica y admite que quizá haya dado demasiado peso a la selección natural y de la adaptación al medio como agente de la evolución y haya descuidado el papel de otros factores, sobre todo estructurales, como son la existencia de estructuras que no son ni beneficiosas ni perjudiciales, y que no se deben a la selección natural, sino quizá a consecuencias estructurales de otros cambios—ni previstas ni buscadas por la selección natural.

Un par de frases provocativas de Darwin. En El origen de las especies evita tratar la cuestión del origen del hombre, a no ser por implicación.  E incluso en The Descent of Man es con frecuencia ambiguo al respecto, como correspondía por otra parte a una época en la que estaban perdidos todos los eslabones. Habla en estos términos vagos de antepasados humanos arborícolas, o con cola prensil, o con branquias, etc., y hasta dice que nuestros antepasados remoto se parecerían en estructura a un gusano. Pero en el momento clave, en la frase en cuestión, la del mono, se le va un poco la mano:

"The Simiadae then branched off into two great stems, the New World and the Old World monkeys; and from the latter, at a remote period, Man, the wonder and glory of the Universe, proceeded" (cap. VI, conclusión, 229)

La frase recuerda a un fragmento clave de Hamlet (o de Hair: "what a piece of work is man") o quizá también al Essay on Man de Pope, donde el hombre es "the glory, jest, and riddle of the world". Y se detecta en la frase como cierto retintín irónico, una recriminación a las pretensiones del hombre, ese presuntuoso que no reconoce que viene del polvo, por mucho que lo diga la Biblia y lo demuestren los polvos cotidianos. (Dice Darwin que no debería ser causa de escándalo el origen animal de la especie, no más de lo que lo es el origen de cada individuo en una sexualidad biológicamente animal—p. 241).

En los últimos párrafos de su libro, aun sin hablar de obispos como Wilberforce ni otros primates of the church, afirma Darwin que no se avergonzaría de descender de un viejo babuino valiente que defendió a un congénere—que eso no es más indigno descender de bárbaros crueles y supersticiosos, como ciertamente sabemos que descendemos y admitimos todos.  La última frase del libro también nos recuerda que con todas nuestras pretensiones de elevación, saber y benevolencia, "Man still bears in his bodily frame the indelible stamp of his lowly origin" (254).

El hombre es la quintaesencia del polvo, decía Hamlet sin hacer chistes, y sin salirse de la ortodoxia bíblica. La teoría de Darwin es más atea, o llámesela agnóstica si se quiere, pero también tiene un último resabio de teodicea—algo le queda en común con el Essay on Man o con la Natural Theology de Paley. Una teodicea sin Dios, si tal cosa es posible. La teodicea es ese género que pretende, como Milton en su Paraíso perdido, justificar los designios de Dios ante los hombres, y sobre todo justificar la existencia de imperfecciones en el plan divino del Universo, explicando por qué existe la muerte, por qué Dios tolera el mal y el sufrimiento, etc. Darwin, como digo, a su manera también entra en esta justificación: la crueldad de la existencia es necesaria porque de ella sale la excelencia. La complejidad de las formas vivas, su variedad, y la grandeza relativa del hombre ("the wonder and glory of the Universe") son posibles precisamente por esa competencia y lucha a muerte: lo humano está edificado sobre lo animal, hasta sus últimas consecuencias. No es posible sin esa base levantar tan bello edificio. Con esta reflexión termina el Origen de las Especies:

"Thus, from the war of nature, from famine and death, the most exalted object which we are capable of conceiving, namely, the production of the higher animals, directly follows. There is grandeur in this view of life, with its several powers, having been originally breathed into a few forms or into one; and that, whilst this planet has gone cycling on according to the fixed law of gravity, from so simple a beginning endless forms most beautiful and most wonderful have been, and are being, evolved." (174, énfasis mío).

Vemos otra vez el bíblico "aliento" divino aquí, aunque Dios se retira fuera de la naturaleza y deja que las formas evolucionen sin su intervención ni (quizá) su voluntad. Eso suponiendo que exista, pues se ha vuelto bastante más innecesario después de Darwin. Según Harry Thompson, Darwin, viejo antropoide descreído, suplanta a Dios dejándose una larga barba blanca. Aunque veremos que otras interpretaciones hay de la barba de Darwin: que es sexualmente atractiva y un bello atributo varonil.

Darwin no es sólo réprobo al dudar de la creación y la providencia divina: también es machista. Eso sí, con argumentos biológicos: se limita a constatar. No es políticamente correcto The Descent of Man, que nos dice que si bien las mujeres son más atractivas, el varón es más creativo, fuerte, valeroso, agresivo, dinámico e inteligente: superior a la mujer tanto en cuerpo como en mente. Hablando claro:

"Si se hicieran dos listas de los hombres y mujeres más eminentes en la poesía, la pintura, la escultura, la música (incluyendo tanto composición como ejecución), la historia, la ciencia y la filosofía, con media docena de nombres bajo cada materia, las dos listas no soportarían comparación" (235)

—y que, en fin, por término medio la mentalidad del varón está por encima de la de la hembra.  Además el varón es dominante sobre la hembra en su comportamiento, y observa Darwin que "en estado salvaje, la mantiene en un estado de esclavitud mucho más abyecto que el que aplica el macho de ningún otro animal" (242). En fin, nos queda el consuelo de que quizá el hombre está rehaciendo estas bases biológicas mediante la evolución cultural.  Se felicita Darwin de que entre los mamíferos predomine la ley de transmisión equitativa de caracteres a los dos sexos y no el dimorfismo pronunciado, "pues de lo contrario es probable que el hombre se hubiera vuelto tan superior en dotes mentales a la mujer, como el pavo real lo es en plumaje a su hembra" (235-36).Darwin

La selección sexual no sólo produce el dimorfismo existente entre los sexos, sino también, según Darwin, entre las razas humanas. Cada grupo humano desarrolla ciertos rasgos físicos como más deseables, y éstos se refuerzan mediante la selección sexual, llevando al desarrollo de variedades. Vemos por qué en la teoría de Darwin teoría es importante la selección sexual y va asociada de modo prominente al origen de los seres humanos—aunque por supuesto no la restringe a esta especie, y cuida de admitir que en muchos casos los efectos de la selección sexual y los de la selección natural convergen, o se mezclan, y no tiene sentido distinguir entre una y otra en según qué cuestiones. Sobre las razas, sin embargo,

"For my own part I conclude that of all the causes which have led to the differences in external appearance between the races of man, and to a certain extent between man and the lower animals, sexual selection has been the most efficient" (243).

Humanizados (y diversificados) por la selección sexual. Hay que pensar que algo hay en el comportamiento humano (quizá la componente cultural de creación y transmisión de modelos de belleza o idealidad) para que adquiera tanta importancia relativa la selección sexual precisamente en esta especie. Aunque no es una cuestión en la que entre Darwin en gran detalle. Quizá convendría ampliar el planteamiento, y enfatizar en el caso de los humanos no la selección sexual en exclusiva, sino el papel de la ideología en cuanto agente de la evolución y de la humanización. Promoviendo los caracteres y físicos socialmente deseables, y llevando gradualmente a la desaparición de los indeseables (o indeseados).

También formula Darwin junto con su teoría de la selección sexual una curiosa teoría sobre el origen musical del lenguaje, asociado a rituales de cortejo, al menos en cuanto a la capacidad de vocalizar. (Más sobre la teoría del lenguaje de Darwin en The Descent of Man hablamos en este otro post).

Me centraré un poquito más en detalle en el último capítulo de The Descent of Man, "XXI, General Summary and Conclusion".

Defiende Darwin su aplicación de la teoría de la selección para explicar los orígenes del hombre, arguyendo que aunque fuese errónea contribuiría a esclarecer la verdad, pues si bien los datos falsos crean error, las opiniones falsas sirven de acicate para debatir, presentar teorías alternativas que corrijan los fallos, y despejar el camino a la verdad. No deja de recordar a la noción de Popper de la falsación de las teorías científicas. De hecho Darwin resaltó en su propia metodología la importancia de las hipótesis y teorías en la investigación, que proporcionan una orientación muy superior a la mera cosecha de datos. Una teoría organiza en torno suyo al panorama, y resultará falsa o no, pero permite organizar los hechos y orientar la actividad del investigador. Así, resalta Darwin la manera en que la teoría de la evolución se impone como una necesidad para quien quiera percibir los hechos de la biología como conectados entre sí—sin esta teoría nada tiene sentido en ciencias naturales:

"Quien no se contente con contemplar los fenómenos de la naturaleza desconectados entre sí, a la manera de un salvaje, no puede creer ya que el hombre es obra de un acto de creación separado" (244).  

La lucha por la vida y la reproducción, y la selección que imponen, llevan a que las pequeñas variaciones entre individuos acaben dando lugar a razas, especies y géneros distintos de seres; nada hay en el hombre que no pueda explicarse a partir de la evolución de fenómenos más simples presentes en el resto de los seres vivos.

Al faltarle a Darwin una teoría genética, queda coja su teoría sobre el origen y transmisión de las variaciones. Se agarra en este punto a lo que puede, incluída la teoría lamarckista de la herencia de caracteres adquiridos mediante el uso y el desuso: "We may feel assured that the inherited effects of the long continued use or disuse of parts will have done much in the same direction with natural selection" (245).  Pero también señala una vía posible para el estudio de las variaciones y modificaciones, en especial mediante el estudio de las monstruosidades (es la vía que seguía el libro de morfología y genética que reseñé en este post, "Todos mutantes").

Hemos visto que Darwin es machista, o que sostiene que la naturaleza es machista. Pues bien, además de machista, Darwin es racista, en el sentido de que cree no sólo en las razas sino en diferencias inherentes a ellas, diferencias no sólo físicas sino de tendencias y capacidades mentales. En esto es muy siglo XIX—y ya veremos qué nos dice el siglo XXI al respecto, una vez remita la ola de corrección política. La tesis dominante hoy en día es que las razas no existen y que todas las poblaciones o variedades étnicas de seres humanos tienen las mismas capacidades. Aunque es una tesis ciertamente extremista, y los orientales destaquen en matemáticas, y los judíos en las cuestiones simbólicas y textuales, todo los datos que la contradicen se tienden a silenciar hoy en día. Una cuestión sí se atreve Darwin a postular: que las razas no se han "humanizado" separadamente, sino que todas derivan de un mismo antecesor que ya era "probablemente" de categoría humana.

La tesis de la Eva primigenia no parece atraer a Darwin—que nos dice que no hay que suponer una pareja original, sino una población con múltiples cruces gradualmente humanizada. Esto tiene plausibilidad teórica, claro, pero recordemos también que según la propia teoría de Darwin muy pocas variedades transmiten descendientes a la posteridad remota, puesto que la mayoría se extinguen. O sea, que en realidad la tesis de que descendemos todos de una pequeña o pequeñísima población no es en absoluto incompatible con el darwinismo de Darwin, aunque sí con este pronunciamiento en concreto (que quizá vaya más contra el dogma judeocristiano que a favor de su propia teoría).

La evolución de las facultades mentales sigue los mismos pasos que las variaciones físicas para Darwin: la distancia entre el hombre y los animales es de grado, pues éstos difieren enormemente entre sí pero hay una escala de transición entre lo simple y lo complejo. Las facultades intelectuales son primordiales en la competencia y la lucha por la vida, y sin duda (nos dice) han sido de importancia primordial para el hombre desde el origen, convirtiéndolo en la especie dominante.

Observa Darwin el interesante desarrollo de las cualidades morales, ligadas al instinto social (incluyendo los lazos familiares). Los animales se ayudan o protegen mutuamente en el seno no de su especie, sino de su grupo social. (Pero de hecho lo mismo hacen los humanos, aunque Darwin no lo diga. Sí existe una idea más o menos vaga de la humanidad como comunidad universal, eso es innegable, pero esta comunidad imaginaria es débil—suele ceder rápidamente ante los intereses egoístas o los del grupo más cercano, y de ahí virtudes como el apego a la familia, el espíritu de grupo, o el patriotismo, y también defectos como las guerras, crímenes, injusticias, xenofobias y genocidios).

El sentido moral lo define Darwin como "la capacidad de reflexionar sobre las propias acciones pasadas y sus motivos, de aprobar algunas y desaprobar otras"—al margen de las importantes consideraciones de cohesión y aprobación mutua social, lo que es propiamente humano en la moralidad es la elevada actividad mental, con capacidad de tener impresiones del pasado extremadamente vívidas,  y de cotejar las impresiones de las pasiones pasadas, o debilitadas, con el siempre presente instinto social—y asi de evaluar su comportamiento y trazar planes de actuación para el futuro.

Es de notar cómo en este análisis de Darwin se asocia la moralidad a la capacidad de imaginar, de trazar historias alternativas, y secuencias y proyectos de acción; es una teoría muy semiótica, por no decir narrativa, de la moralidad, y remite por tanto la capacidad moral no sólo a la presión del grupo social sino también a la capacidad de procesar secuencias e imágenes, y de transformarlas hipotéticamente en mundos alternativos representados mentalmente.

Darwin admite que la moralidad es una facultad más alta que el intelecto, pero subraya que la capacidad moral de los humanos se asienta en esta capacidad de representar vívidamente las impresiones pasadas, es decir, en una capacidad intelectual. También admite la importancia de las relaciones sociales y los valores del grupo en la conducta moral: los grupos humanos más desarrollados desarrollan asimismo una moral más refinada, racional y elaborada que las morales sociales frecuentemente arbitrarias y groseras de los salvajes.

Una cultura avanzada desarrolla una opinión pública racional y que estimula los sentimientos éticos y sociales mediante la educación, el ejemplo y la reflexión. Y aquí reflexiona un poquito Darwin sobre Dios.

"With the more civilised races, the conviction of the existence of an all-seeing Deity has had a potent influence on the advance of morality. Ultimately man does not accept the praise or blame of his fellows as his sole guide, though few escape this influence, but his habitual convictions, controlled by reason, afford him the safest rule. His conscience then becomes the supreme judge and monitor. Nevertheless the first foundation or origin of the moral sense lies in the social instincts, including sympathy; and these instincts no doubt were primarily gained, as in the case of the lower animals, through natural selection" (248)

Aquí parece sugerir Darwin, o podría hacer sugerir su teoría, que Dios es una especie de principio regulador de la racionalidad, o una proyección al cielo de la observación mutua en la que se basan los instintos sociales. Un resultado colateral de la sociabilidad humana. Observemos que los dioses más evolucionados tienden a ser dioses no de la tribu en cuestión, sino de la humanidad entera, con lo cual vendría a representar la divinidad el sentido de racionalidad social que une a todos los hombres—una personificación de una racionalidad que ya no es la del grupo social inmediato, sino que representa una sublimación de la socialidad humana en cuanto tal. Observa Darwin que la creencia en un Dios no es en absoluto universal o instintiva, sino que requiere una elevada elaboración cultural: lo que es más general es la creencia en espíritus malignos poco más poderosos que el hombre.

"The idea of a universal and beneficient Creator does not seem to arise in the mind of man, until he has been elevated by long-continued culture" (249)

Una vez más, Darwin sugiere aquí más de lo que dice.  La religión evoluciona, y la idea de Dios con ella. El dios de las religiones monoteístas es una fase de un desarrollo cultural, un producto cultural "avanzado". El dios de la religión Unitarista, credo que profesaba la familia librepensadora de Darwin, representa un paso más en la desmitologización y en la liberación de creencias supersticiosas, absurdas y groseras. Y sin embargo esta idea o noción avanzada de Dios es menos avanzada que su propia desconstrucción en la obra de Darwin, que muestra la génesis cultural de la religión y de la divinidad a partir de los instintos sociales, y en última instancia su origen en la selección natural.  El evolucionismo no se retira con una reverencia ante la dimensión espiritual del hombre, sino que examina los componentes de esa dimensión, analiza su origen y les da una explicación científica.

Lo mismo se aplica a la noción de la inmortalidad del alma.Qué sería de Dios sin la inmortalidad del alma, y viceversa... Son dos creencias que tienden a unirse, pues se refuerzan mutuamente y ambas surgen en una fase relativamente avanzada del desarrollo cultural. Podríamos pensar que Darwin considera estas dos ideas como dos ficciones desconstruibles, o explicables por una teoría evolucionista cultural. Pero en este punto su razonamiento es más prudente o ambiguo. Parece que (sin pronunciarse si él cree o no en la inmortalidad del alma) busca más bien tranquilizar a las personas que sí creen, y que se preguntan cuándo adquirió el hombre esa alma inmortal—en este punto busca Darwin más bien allanar objeciones a su teoría, o tender puentes con los creyentes: su prioridad no es, en absoluto, hacer proselitismo ateo, sino más bien mostrar que la teoría de la evolución no tiene por qué ofender a los creyentes. Arguye que si a pocos les preocupa en qué momento de la génesis del individuo se insufla el alma, no tiene tampoco por qué preocupar en qué fase del desarrollo humano a partir de una especie inferior se convierte el hombre en "un ser inmortal" (249). Aquí Darwin anda auténticamente de puntillas, y su retórica parece conceder la mayor, que el hombre es un ser inmortal, o al menos se escurre prudentemente.

Y este paralelismo entre la génesis del individuo y la de la especie, a partir de materia no humana, es un argumento en el que Darwin se hace fuerte. No olvidemos que "evolución" significaba en principio "desarrollo del embrión hasta alcanzar la madurez". La teoría de la evolución no tiene por qué ser más ofensiva que una comprensión de la reproducción humana. Uno de los principales argumentos de Darwin en la formulación de su teoría es la manera en que la ontogenia (la génesis del individuo a partir del embrión) recapitula en líneas generales la filogenia (la evolución de la especie, o su parentesco fisiológico con especies próximas)—recordemos aquí Ontogeny and Philogeny, de Stephen Jay Gould, que estudia esta cuestión, el origen del individuo como una representación o imagen del origen de la especie.

"The birth of both the species and of the individual are equally parts of that grand sequence of events, which our minds refuse to accept as the result of blind chance" (249, énfasis mío)

Aquí no está claro si Darwin está afirmando las limitaciones de nuestra mente, que sigue carriles intencionalistas y narratológicos y atribuye a los acontecimientos puramente casuales, fruto del azar ciego, un orden que no tienen. O si está prudentemente esquivando la cuestión y remitiéndose a las opiniones generalmente aceptadas sobre el propósito del universo. Probablemente está haciendo las dos cosas. Desde luego quiere librarse de la acusación de "irreligiosidad" que podría perjudicarle, a él y a la aceptación de sus ideas.

Pero lo que me interesa más que estas fintas es la noción de la grand sequence of events, la magna secuencia de acontecimientos que es el despliegue de las formas vivas y de sus capacidades cognoscitivas: esta magna secuencia o Gran Historia es un marco estructural que nos permite entender los hechos del universo no como fenómenos aislados, sino como un todo conectado, parte de una evolución cósmica. Esta capacidad de conexión y comprensión es el valor que tiene la teoría de la evolución y del origen de las capacidades mentales humanas propuesta por Darwin: permite una visión de conjunto, podríamos decir que añade narratividad a nuestra comprensión del universo, narratividad de esa que según Paul Ricœur permite relacionar acontecimientos y hacerlos comprensibles en relación unos a otros. Es un instrumento cognoscitivo—como lo eran por otra parte las narraciones bíblicas y míticas, de un modo más limitado. Esta narración tiene la ventaja de que es, además, científica. Es la gran narración por excelencia (y que cante misa Lyotard), en el seno de la cual encuentran su anclaje narrativo las pequeñas narraciones—las secuencias de acontecimientos que constituyen el orden humano de las cosas.

Velada queda la sugerencia de que esta capacidad explicativa puede llevar también a atribuir intencionalidad, argumento deliberado, teleología y teología donde no la hay—que la narración tiene sus propias falacias narrativasque la acompañan y que limitan su poder explicativo. Puede asimismo haber verdades demasiado desagradables para comprenderlas plenamente, sugiere Darwin—para que las comprendan sus contemporáneos victorianos, o su esposa, o incluso Darwin mismo.  Puede que el sentido que vemos en el mundo, y en nuestra vida, puede que la existencia de Dios y la inmortalidad del alma que postulamos (o que han pasado a ser presuposiciones socialmente aceptadas) sean sólo ilusiones de nuestro cerebro, productos colaterales de nuestros hábitos cognitivos, en su búsqueda de conexiones y de sentido. Hay así hoy, más claramente que en tiempos de Darwin, una teoría sociobiológica sobre el origen biológico de la creencia en Dios (ver "La fe como exaptación"). La idea de Dios sería la consecuencia de la sociabilidad humana y de la reflexividad comunicativa que nos ha hecho humanos—y que nos lleva a proyectar intencionalidades a la naturaleza, y a ver planes trazados allí donde no hay más que acontecimientos fruto del azar. Algo sucede, sin más, y nuestros hábitos cognitivos nos llevan a decir "alguien ha hecho que suceda—era el destino", y a contar una historia organizada al respecto.

Y las grandes narraciones se juntan con las pequeñas incluso en la vida de Darwin y la génesis de su obra. Termina el capítulo final con una vuelta a considerar la importancia de la selección sexual no sólo en los animales sino muy particularmente en el hombre: a ella hay que atribuir en gran medida según Darwin el dimorfismo sexual, y las distintas capacidades y tendencias mentales y anímicas de hombre y mujer.  Darwin eligió lucir una enorme barba que marcaba bien su dimorfismo y su pertenencia al género masculino, un ornamento sexual según su propia interpretación. También las diferencias entre las razas son originadas en gran medida por cuestiones estéticas guiadas por la selección sexual—o tal es la tesis de Darwin.  Aprovecha Darwin para redondear su "incorrección política" abogando por la eugenesia voluntaria, aunque reconoce que en sus tiempos todavía se sabe muy poco de las leyes de la herencia. Y aquí hay una pequeña salida de tono por cuestiones personales:

"When the principles of breeding and inheritance are better understood, we shall not hear ignorant members of our legislature rejecting with scorn a plan for ascertaining whether or not consanguineous marriages are injurious to man" (253)

Darwin se había casado con su prima, y esta cuestión de la consanguineidad le atormentaba y preocupaba especialmente por motivos personales:

El matrimonio Darwin tuvo diez hijos. Dos de ellos murieron en la infancia, y especialmente el fallecimiento de Anne Darwin con diez años dejó una huella indeleble en sus padres. Charles era un padre cariñoso y extraordinariamente atento con sus hijos. Cuando enfermaron siempre sospechó que la consanguinidad podía empeorar la tendencia genética a la enfermedad que él sufría desde su juventud. Estudió el tema en sus libros, contrastándolo con las ventajas asociadas al cruce entre muchos organismos. (Wikipedia)

Desde luego las dudas sobre la consanguineidad no le llevaron a Darwin a moderar su reproducción. La explicación se encuentra quizá en los párrafos finales de The Descent of Man.Allí discute Darwin una paradoja sobre la reproducción humana: los humanos más prudentes, racionales y capacitados, lo mejor de la especie, tienden a asegurar el futuro de sus hijos antes de casarse; los imprudentes e irracionales en cambio se reproducen alegremente sin pensar en las consecuencias. Y esta última estrategia, paradójicamente, tiene más sentido evolutivo—con frecuencia, las personas prudentes no se casan o no tienen hijos por escrúpulo, y los hijos de los imprudentes, de la peor clase de gente, pasan a dominar la Tierra. Pero así no se contribuye a elevar a la humanidad sobre su estado actual. Darwin sin duda hizo cuanto estaba en su mano por contrarrestar la tendencia, y se pronuncia en contra de la anticoncepción y de la abstinencia sexual:

"Hence our natural rate of increase, though leading to many and obvious evils, must not be greatly diminished by any means. There should be open competition for all men; and the most able should not be prevented by laws or customs from suceeding best and rearing the largest number of offspring." (253)

Aquí también parece que está pensando en alguien en concreto.

Termina Darwin con una defensa de su teoría y un recuerdo de su viaje en el Beagle en su juventud. Cuando vio a los habitantes de la Tierra del Fuego, quedó horrorizado al ver a la humanidad primitiva de la cual descendemos, en nada más atractiva que los animales para él, aunque los compadeciese y reconociese la humanidad que le unía a ellos.

Y se comprende, dice, que pueda resultar desagradable a algunos pensar en los orígenes bestiales del hombre. La elevación actual de nuestras capacidades por encima de la animalidad es promesa, a su entender, de algún destino aún superior al actual en algún futuro lejano. Hasta allí llega, imaginativamente, el Gran Relato de la evolución en The Descent of Man.

Entre tanto, afirma Darwin, el apego a la razón y el respeto a la verdad le obligan a atenerse a los hechos y a  exponer lo que ha podido llegar a entender del ser humano: que junto con sus cualidades elevadas, nobles y espirituales, el hombre arrastra y arrastrará siempre consigo la huella de su origen humilde en los simios y en los animales inferiores. Es quizá lo mejor que podemos hacer, el intentar comprender cuál es la naturaleza y origen de nuestros motivos, acciones, e ideales: sólo así podremos evaluarlos y conocernos a nosotros mismos al margen de ilusiones y de mitos. A los que no hay por qué echar demasiado en falta, pues posiblemente siempre seguirán con nosotros.


La Odisea de la Especie II


Miércoles 15 de abril de 2009

Querría trabajar en la Universidad

Le contesto a un lector que me pregunta sobre los primeros pasos a dar para conseguir un puesto de profesor universitario...

Hola, Javier:

Nos podemos tutear si no te importa; ningún problema en contestarte lo que buenamente pueda sobre lo que me preguntas. Lo cierto es que debe haber gente más informada que yo, pero bueno, ahí va. Dices que eres ingeniero técnico; actualmente hay ingenieros técnicos impartiendo docencia en la universidad, pero son un poco herencias del pasado, cuando no había tantos requisitos. No conozco bien todas las figuras de contratación, pero entiendo que para concursar a las plazas de profesor no permanente, que es la manera de ir entrando en la universidad, se requeriría que fueses como mínimo licenciado (o ingeniero, arquitecto, etc.), o de cara al futuro, ahora que están cambiando las titulaciones y se extinguen las licenciaturas, que tengas un máster. Cada vez hay más competencia por las plazas; antes solía suceder que no se presentaban candidatos, o uno o dos, ahora está todo mucho más reñido y los requisitos mínimos no bastan. Se utilizan baremos en los que dan muchos puntos las publicaciones en revistas de investigación, o publicaciones de libros. Es cierto que para las plazas más temporales (sustituciones, plazas a tiempo parcial, etc.) a veces las obtienen candidatos que aún no tienen muchos de esos méritos, pero en cuanto se opta a una plaza mínimamente estable se hace necesario pasar por varios filtros. El primero es presentar el currículum a una agencia de acreditación (hay una en cada comunidad autónoma, ligada a la consejería de universidades). Y estos te dan la acreditación, el "visto bueno" para optar a una plaza de las de categoría superior. Luego está el concurso de méritos y la entrevista a los candidatos en la propia universidad, y decide una comisión nombrada para las contrataciones---todo con anuncios públicos, plazos para reclamaciones, etc. Las plazas o contratos para cubrir vacantes se hacen públicos antes de cada curso, se anuncian en las páginas web de cada universidad. Pero lo cierto es que hasta llegar a ese punto hay un largo camino previo: conviene que te matricules en un programa de postgrado o de doctorado, pues para las plazas de profesor titular o de contratado doctor hace falta haber hecho la tesis doctoral. Esto es cuestión de varios años, y requiere trabajar en estrecha colaboración con algún profesor preferentemente del departamento en el que quieras entrar. En realidad deberías empezar aconsejándote allí, quizá en la universidad donde hayas estudiado o cerca de donde residas, pues ellos conocerán mejor los requisitos para esas plazas y el tipo de méritos que se aprecian para obtenerlas, y te podrán decir las perspectivas de colocación que hay si emprendes un programa de doctorado allí o en otra parte. Ojo, que en todos los departamentos hay gente más informada y otra menos informada sobre estas cuestiones; pide que te remitan a alguien que esté en la comisión de contratación para hablar y que te explique cómo ve la cuestión en esta área y universidad. Hay que elegir director y grupo (y que te acepten en el programa, etc.) y sólo así y con trabajo de varios años en algún equipo de los que sean influyentes en ese departamento conseguirás obtener una colocación estable. Hay plazas con menos requisitos, y es el primer paso, pero son precarias y mal pagadas, y hay que trabajar mucho preparando clases a partir de cero en ellas. Eso sí, necesitarás una licenciatura para todas (o título equivalente), y un buen expediente académico. Si te puedo aclarar algo más pregúntamelo tranquilamente; y quizá suene un tanto desalentador todo esto que te digo, pero lo cierto es que es una carrera de fondo, esto de entrar en la Universidad, un auténtico maratón de aguante. Suerte y un saludo,
Jose Angel

No sé si debería haber enfatizado más la necesidad de rendir pleitesía a algún catedrático y hacerse su siervo de la gleba durante unos años... pues quien no vaya informado del feudalismo y la endogamia universitarias, que hacen requisito el apoyo mutuo de los grupos para colocar a sus candidatos, va mal informado.


Endogamia y corrupción



Strani amori

Strani amori che vanno e vengono
Nei pensieri che li nascondono
Storie vere che ci appartengono
Ma si lasciano come noi



Kol Haneshama


Me paso

Un amable robot de la Universidad me comunica que utilizo demasiado espacio público. Mi Lebensraum en los servidores de la Universidad es necesario para otros, al parecer. Me envían un mail del servicio de informática diciéndome que el espacio básico asignado para mi hospedaje es de 200 Mb, y que tengo más de 800. Que borre lo que no utilizo, o que desaloje.

Intentaré negociar, a ver si es posible que no me borren. Es que nada más con la bibliografía ya ocupo más de los 200 megas de entrada... y bueno, "lo que no utilice"... eso es debatible. Si pongo mis publicaciones en la red, no es para "utilizarlas" yo, sino para que las utilicen los demás. Supongo que tendré que ir derivando cada vez más hacia repositorios tipo Zaguán, o deslocalizarme directamente, irme a Google, o comprarme un dominio, si no quepo en la Uni.

Dominio tengo ya (www.garcialanda.net) pero es que es de los de Juan Sin Tierra, va asociado directamente al espacio de hospedaje de la Universidad de Zaragoza. Me multiplico demasiado: publico y republico el blog... pero claro, es que a veces los blogs desaparecen sin más, proveedor incluido. Cualquiera se arrriesga. Tendré que grabarme todo mi cerebro electrónico en un dvd, como ese colega de Neuromancer, esto no es vida...

Por cierto, curioseando por el dominio de los del hospedaje, he llegado a esta lista de dominios de la Universidad de Zaragoza. Sería bonito tenerla en alguna página con enlaces propios.  Observo que algunos de estos dominios más importantes tienen muchas menos visitas que yo. Llegó el momento de pedir un ascenso—o un despido.

De momento, les envío este mail:

Estimados compañeros:

Acabo de recibir el mensaje al que respondo, señalándome que he excedido ampliamente la cuota disponible para el alojamiento de páginas web. Lamento los
inconvenientes que esto pueda causar. Mi dominio es el nº 351, http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/

Desearía hacer algunas preguntas al respecto:

- ¿Existe la posibilidad de solicitar una asignación de espacio mayor?

Hay que tener en cuenta que si bien algunas personas utilizan sus 200Mb, otras  no utilizan nada, y quizá no sea lógico tratar por el mismo rasero a quienes
trabajan constantemente en la red y a quienes no la utilizan. En mi caso, por  ejemplo, nada más con una bibliografía que vengo editando en la red desde 1995,
ya ocupo más de los 200Mb. Se me hace un espacio excesivamente limitado.  ¿Hay  posibilidad de solicitar un dominio de nivel superior y tener allí más espacio
disponible?  Hay que considerar que mi sitio tiene más visitas que muchos de los  dominios, según los datos que que aparecen en la página  http://hospedajeweb.unizar.es/estadisticas.jsp

- De no existir posibilidad de obtener más espacio en la Universidad de  Zaragoza, ¿de cuánto tiempo dispondría para retirar materiales antes de que los
borréis "de oficio"?

Hay que tener en cuenta que necesitaría realojar contenidos en otros sitios y  eso puede ser muy laborioso, sin contar con la distorsión que supone el alterar
las direcciones web existentes para esos contenidos. Requeriría aparcar trabajo  que estoy realizando, para deshacer y volver a hacer otro que ya tengo hecho.
Espero que comprendáis por tanto que no conviene realizar el cambio a menos que  me vea realmente obligado a hacerlo.

- ¿Podría subvencionar yo mismo el espacio, o compraros un disco duro adicional  para alojar mis contenidos en el servidor? ¿Está contemplada alguna posibilidad  de esta naturaleza?

Os agradecería que me aclaráseis estas cuestiones, o me digáis otras posibles  soluciones que quizá no se me ocurran a mí.

Un cordial saludo,

José Ángel García Landa

También podría hacerles observar que Google, para quien no trabajo yo ni en docencia ni en investigación, me regala 7316 megas nada más que en Gmail. Claro que Google no se fundó en el siglo XVI. Pero un poquito más de espacio, o de nivel, no vendría mal, ¿eh?

Zaguán







Alegaciones al Reglamento de Calidad

El Colectivo de profesores pasó un proyecto de reglamento de calidad para titulaciones de grado y postgrado, pidiendo alegaciones al mismo. Contestamos a su lista de distribución:


Estimados compañeros:
Algunos profesores hemos observado puntos mejorables en el proyecto de reglamento de calidad de grados y postgrados. Enviamos adjuntas unas breves alegaciones (y el proyecto de reglamento que se nos hizo llegar) para que el Colectivo las considere y presente en Consejo de Gobierno si le parece oportuno.
Un saludo,
José Angel García Landa

Y éstas son las alegaciones:

Alegaciones a la propuesta de
 REGLAMENTO DE LA ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN DE LA CALIDAD DE LOS ESTUDIOS DE GRADO Y MÁSTER
Para su presentación en Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza

(incluimos reglamento en PDF anexo)

Puntos mejorables:

Sobre la figura y atribuciones del Coordinador.

Sobre la opacidad de la gestión:

Art. 2. 1.a) Donde dice "aprobación de sus propuestas" (ambiguo: ¿de la titulación? ¿del Coordinador?) debería decir "aprobación de LAS propuestas", abriendo así la posibilidad de que las propuestas de modificación provengan de una variedad de fuentes, asegurando así la transparencia del proceso y la calidad de la titulación.

Art. 2.2. c). Donde dice "acciones de mejora que se consideren adecuadas" (en la propuesta del Coordinador) debería añadirse "para su consideración junto con las alegaciones que puedan provenir de otras instancias"—puesto que la Comisión de Garantía de Calidad no tiene por qué ceñirse al Coordinador como única fuente de propuestas para la mejora de la titulación, so pena de caer en un círculo vicioso que comprometería la calidad de la misma.

Art. 2.2. d). Sobre los criterios generales orientativos del Manual de Calidad: En esta normativa debería aludirse ya explícitamente, como directrices para la elaboración de este manual, a la sujeción de la actuación de los Coordinadores y de las Comisiones (CECT, Comisión de Evaluación de la Calidad de la Titulación, y CGC, Comisión de Garantía de Calidad) a normas superiores o de aplicación general vigentes en la Universidad y en la Administración y que deben ser respetadas en todo caso, y a otros criterios que sirvan para juzgar las buenas prácticas, como son las prácticas habituales en otras instituciones comparables o que sirvan de referencia por su calidad. Otros fuentes de criterios podrían ser las prácticas reconocidas como habituales y generalmente reconocidas o usadas en otras titulaciones y programas de esta misma universidad.

Art. 3. Donde dice "aprobar sus propuestas" debería decir "aprobar las propuestas del Coordinador y tomar en consideración las alegaciones procedentes de otras instancias", para garantizar que sus propuestas para la implantación, planificación, organización y evaluación de los estudios no se vean estatutoriamente limitadas a una sola fuente (el Coordinador). Todo ello con vistas a la transparencia del proceso y la calidad del programa.

Art. 4.2.b. Igualmente, donde dice "las propuestas de éste para su modificación, que derivan…" debería decir "las propuestas para su modificación, que incluyen las que derivan…".

(Por no limitar las propuestas de mejora a las que presente sólo el propio Coordinador de la titulación).

Estas modificaciones facilitan la aplicación del Art. 4.2, al no restringir al Coordinador la actuación para la mejora de la titulación.

Art. 11. Donde dice "prorrogables por periodos de igual duración" debería decir "prorrogables por otro periodo de igual duración"

Art. 12.4 Donde dice "la descarga docente que considere oportuna" debería decir "la descarga docente que establezca la Universidad".

Art. 15.1. Donde dice "funciones evaluadoras relacionadas con" debería decir "la evaluación y/o aprobación de"

Art. 17.1 Donde dice "periodos de igual duración" debería decir "otro periodo de igual duración".

(Esto último de los "periodos" va a que el Coordinador de cada Grado, para el que se prevén categoría y prerrogativas de Director de Departamento, podría ser reelegido ad infinitum, según este proyecto de reglamento; y el de cada postgrado también. Por ejemplo, en nuestro departamento la misma catedrática lleva periodos y periodos organizando—enteramente a su gusto—los programas de postgrado, renovándose automáticamente, sin normativa ni criterio que prevea un relevo, ni nadie que se atreva a sugerirlo, cosa que sería ofensiva).

También he enviado las alegaciones a más grupos de Consejo de Gobierno, por si deciden asumirlas. De momento, la lista del Colectivo está "moderada" (o sea, moderada con censura previa) y ni siquiera pasan directamente los mensajes que se envían a ella. Ya me dijeron que uno anterior que envié no lo pasaban porque "podría crear polémica". (PS.—Aunque esta vez me contestan amablemente que sí que van a presentar mis alegaciones—¡gracias!)

Por otra parte, mis alegaciones suelen caer en el silencio más atronador o en el fondo del cajón. Así por ejemplo envié unas sobre todos esos títulos de "Máster Universitario" incorrectamente denominados, pues no son títulos oficiales, llevan a error, y vulneran la ley frontalmente, que prohíbe que se llamen de manera similar a los títulos oficiales.... pero que si quieres. Vistazo a la alegación, y a la papelera, sin acuse de recibo—"Es que te pones a toda la universidad en contra", me dicen.

¿Se le ocurre a alguien la posibilidad de que la Universidad ofertase también "Doctorados" no oficiales, o "licenciaturas" no oficiales, o "titulaciones de Grado"  sin validez oficial? Igual tiene futuro la idea, ya ni sabe uno.

Dos alegaciones







Martes 14 de abril de 2009

Simple Truth Suppressed
bellucci1
Capítulo 11 del libro de James Shapiro 1599: A Year in the Life of William Shakespeare (Londres: Faber and Faber, 2005)

(Capítulo 10: The Passionate Pilgrim)

11. Simple Truth Suppressed.
La nueva complejidad de Shakespeare en As You Like It.

Con este verso del soneto 138 se refiere Shapiro a la nueva visión del amor romántico que se nos presenta en As You Like It.

"At the heart of As You Like It is the relationship of Orlando and Rosalind, which moves from a love that is self-centred to one that is complex and mutual. Like the revised version of 'When my love swears', As You Like It achieves this through role-playing and the suppression of simple truths" (228).

"We may love Romeo and Juliet and agonize over their fate, but we respond to the intensity, not the complexity, of their feelings. With As You Like It that's no longer the case; intensity has become a liability" (228).

Ahead of its time? "The play, one of the most frequently staged today, was not published until the 1623 Folio and over a century would pass before it was mentioned or staged again" (229).

Orlando empieza como mal poeta y amante obsesionado que en realidad ignora a su amada y usa imágenes petrarquistas obsoletas. Rosalind critica estos defectos:

"By mid-play Shakespeare stacks the decks against his lovers, the distance between this artificial poetry and genuine intimacy seemingly unbridgeable. In a comedy otherwise lacking much conflict —there are no rival suitors or angry fathers here to divide the lovers— this is the obstacle that must be overcome" (232).

Shakespeare toma la idea central y el tema de los disfraces de la Rosalind de Thomas Lodge (1590), pero desarrolla enormemente las potencialidades de ese argumento, al que le faltaban ironía y humor. El petrarquismo desfasado de Rosalind no tiene allí una dimensión paródica ni autoirónica. Shakespeare parece haber parodiado ya esta obra años atrás, en la obra de Bottom en El sueño de una noche de verano ("the pap of Pyramus"). Ahora retoma su vieja lectura y le extrae posibilidades que su autor no vio (quizá a eso se refería Greene cuando lo denunciaba como "un cuervo advenedizo" que "se embellecía con plumas ajenas").

Aquí Rosalind disfrazada ("Ganymede") convence a Orlando de que imiten dramáticamente a los amantes, cada uno asumiendo la parte contraria, para que se le pase su mal de amor—y ya desaparecen los malos poemas de Orlando, y aparecen las pullas mutuas y la autoironía. Gran parte de la autoconciencia e inteligencia del juego depende de cuándo descubre Orlando que "Ganymede" es Rosalind, y a pesar de eso sigue jugando el juego. Es un momento variable e interpretable, y es mejor que sea ni pronto ni tarde ni de modo marcado, una transición gradual. De modo que al llegar al "ensayo" de los desposorios, Orlando se despose de verdad con Rosalind, aun haciéndolo "en broma"—es curioso que este desposorio a la vez representado y real es el único que aparece directamente en los dramas de Shakespeare.

(Aunque en la lectura de Shapiro, queda totalmente relegado otro sentido sugerido por el cruce de disfraces en As You Like It—la dramatización "provocativa" o juguetona de la atracción erótica entre hombres. El Shakespeare de Shapiro bien poco tiene de homosexual, o de bisexual, o de aficionado a los bellos jóvenes).

"Like Shakespeare's other great creations—Falstaff, Hamlet, Iago and Cleopatra—Rosalind loves to plot, to banger, to direct and play out scenes; and, like these other unforgettable characters, she begins to take on a life of her own, and in doing so comes close to wrestling the play away from her creator" (242)

Otro aspecto de la obra menos atractivo para el público (un defecto para Shapiro) es sus alusiones a debates literarios ahora oscuros y periclitados (como sucede también en Love's Labour's Lost). Pero aun aquí es interesante la alusión explícita a Marlowe, citando de su Hero and Leander:

"Dead Shepherd, now I find thy saw of might,
'Who ever loved that loved not at first sight'? (III.v.80-81)

Lo llama "shepherd" como el autor de la canción que de Marlowe que se le atribuyó erróneamente a él en The Passionate Pilgrim.  También cree ver Shapiro una alusión a Marlowe (y a la factura, o "reckoning") que le costó la vida, en esta frase: "When a man's verses cannot be understood, nor a man's good wit seconded with the forward child, understanding, it strikes a man more dead than a great reckoning in a little room" (III.iii.10-13). Si es así, habrá que pensar que el "understanding" no ha llegado hasta ahora, por desgracia… Marlowe hablaba en The Jew of Malta de "infinite riches in a little room", En estos ecos ve Shapiro el enfrentamiento de Shakespeare con la sombra del estilo de Marlowe, todavía un conflicto en 1598-99 e incluso en Hamlet—luego ya no siente esa ansiedad frente a su rival más destacado. Otra alusión a Hero and Leander nos muestra que Shakespeare encuentra su voz propia para hablar sobre el amor por el procedimiento de reducir a clichés o ideas preconcebidas lo que otros han escrito. Así, aquí Leandro no muere por amor, sino por accidente, un calambre le hace ahogarse, y la gente culpa a Hero y edifica un mito romántico—que Rosalind y Shakespeare desmontan.

Otro rival más presente era Ben Jonson. A finales de verano de 1599 representaron los Chamberlain's Men (y Shakespeare con ellos) su obra Every Man Out of His Humour, en la que hay diversas alusiones paródicas a Shakespeare—tanto a Julio César como a su recientemente adquirido escudo de armas. Prohibida la sátira impresa, el teatro se volvió más satírico, y de ahí quizá el personaje de Jaques y este comentario: "for since the little wit that fools have was silenced, the little foolery that wise man have makes a great show" (I.ii.85-87). Jaques es un satirista amargado y frustrado; todos resultan más ingeniosos que él. Al final queda excluido del final feliz, y no se une al baile, un personaje en la línea de aguafiestas como Shylock y Malvolio.

En esta obra Shakespeare posiblemente representó el papel del decrépito anciano Adam, un papel secundario como los que al parecer solía escibir para sí mismo. El papel estelar corresponde—aparte del muchacho que interpretase Rosalind, al que Shakespeare dio una importancia y responsabilidad inusitada—a un nuevo actor, Robert Armin, que había sustituído a Kempe como actor cómico. Las canciones y la ironía son su fuerte; en As You Like It es suyo el papel de Touchstone (una alusión privada, porque la "piedra de toque" era el símbolo de los orfebres, y Armin lo era).

Comienza por esta época el auge de las compañías teatrales infantiles de las que habla Hamlet en una escena con Rosencrantz y Guildenstern—una seria comptetencia para los actores profesionales. De ahí quizá también la sobreabundancia de niños actores en As You Like It, y de música—es en cierto sentido una obra con vocación de comedia musical.  En el siglo XVIII se representaría con muchas más canciones, pero ya tiene bastantes de entrada, y sobrevive la música original de alguna, "It was a lover and his lass" con partitura de Thomas Morley, con quien parece que debió colaborar alguna vez más Shakesperare.

As You Like It termina con Ganymede saliendo y "haciendo entrar" a Rosalind, junto con Hymen, dios del matrimonio. Dice Shapiro es la primera de las escenas al estilo de mascarada cortesana que introduce Shakespeare en sus obras (aunque habría que tener en cuenta el precedente de A Midsummer Night's Dream y sus bodas cortesanas)—dando al público popular una muestra de teatro cortesano y mezclando géneros. Las obras teatrales  (incluso Julio César) terminaban con un baile: aquí Shakespeare lo introduce como parte de la obra misma. Es un caso interesante de innovación mezclando planos de realidad y representación: y otra innovación sigue, en el epílogo hablado por el actor que representa a Rosalind. Nos recuerda así una vez más la convencionalidad y provisionalidad de la representación, y de la vida:

"Nowhere else in his works does Shakespeare break the frame in quite so disconcerting a way, confronting us with the fact that we are watching cross-dressed actors and that we are complicit in the lie upon which Elizabethan theatre depends. Even as we believe that Shakespeare's plays are made of truth, he reminds us that we know he lies. We are left, in the end, in Orlando's shoes: educated and delighted by Rosalind, forgetful at times that we are listening to a boy playing the part of a woman, and in danger of being a bit too comfortable with conventions—with how we like it.
   The suppression of simple truth—cousin to what Coleridge called 'the willing suspension of disbelief'—turns out to be at the core of theatrical experience. In exchange for forgetting that Rosalind is really a boy playing a woman's part, we, like Orlando, are rewarded with more complex truths. In the end play is what's real, and in the epilogue, Rosalind—or whoever it is that is speaking to us—won't let us forget it" (256)

(Una vez más esto es muy acertado, aunque una vez más Shapiro se las ingenia para esquivar las implicaciones homoeróticas de toda esta escena. Rosalind demuestra, al pronunciar su epílogo, la teatralidad del género, la convencionalidad del deseo sexual. Lo que habla en este epílogo es una voz puramente teatral, un ser que no es ni hombre ni mujer, algo a lo que ha ayudado evidentemente el juego de disfraces por el que ha pasado. Hay aquí un énfasis muy buscado en mostrar la sustancia teatral no sólo de la personalidad humana en general, sino muy concretamente de la identidad sexual).

"On the sign the Chamberlain's Men displayed outside the Globe was a reminder: 'Totus mundus agit histrionem'—'We are all players'" (257).

(El lema de los Chamberlain's  Men se debe sin duda a Shakespeare, y está especialmente conectado con As You Like  It y el famoso parlamento de Jaques sobre las edades del hombre, el que empieza "All the world's a stage / And all the men and women merely players" (II.vii.138-9). El "mundo" a que se alude es también el Globe Theatre, que así se revela como un proyecto "global" de Shakespeare, muy orientado por su visión del mundo, y del teatro. En el parlamento de Jaques los seres humanos aparecen representando, quizá inconsciente o involuntariamente, papeles que son los que inevitablemente vamos asumiendo a través de la vida; muestra que mucho hay de Shakespeare en ese Jaques irónico, cínico y desengañado. Pero también en Rosalind y su habilidad para seducir mediante el uso inteligente del drama. Shakespeare es a la vez el que se va de la fiesta y el que se casa; y esa fluidez imaginativa es quizá también la que le lleva a expresar ese erotismo teatral e indefinido del parlamento final, y a ver en toda identidad sólo una máscara provisional o un juego de apariencias. Y es en el análisis y disección de esas apariencias, en su teatro, donde Shakespeare  dramatiza y multiplica su propia identidad. El lema en latín del Globe, por cierto, se presta a más traducciones que "Todos somos actores". No es sólo que todo el mundo sea un teatro, indiferenciado entre actores y público. También quiere decir que el público imita a los actores, se comporta como ellos o reproduce en la vida lo que ve en el escenario—un sentido éste que enfatiza más bien el vaivén, la retroalimentación necesaria entre el teatro y la vida social; al contrario que el primer sentido, según el cual quizá no hagan falta actores ni teatro porque ya lo tenemos, ya lo somos,  este otro sentido establece una diferencia problemática pero necesaria entre el escenario y la vida—tiene que haber una diferencia para que pueda habar una retroalimentación y una gradual complicación de la función, mediante la distancia intelectual que proporciona el verse a sí mismo en un escenario).


Capítulo 12: The Forest of Arden



Lunes 13 de abril de 2009

The Passionate Pilgrim

Capítulo 10 del libro de James Shapiro 1599: A Year in the Life of William Shakespeare.
(Capítulo 9: The Invisible Armada)

10. El peregrino apasionado. Shakespeare y los piratas. Las revisiones del Soneto 138.

En primavera de 1599 Shakespeare se encontró con que un libro "suyo" salía a la venta: The Passionate Pilgrime, by W. Shakespeare, publicado por William Jaggard—sin conocimiento ni beneficio del autor. De los poemas que contenía, había cinco sonetos de Shakespeare: dos que reaparecerían revisados en los Sonnets de 1609, y tres flojos sonetos hechos para personajes de Love's Labour's Lost. Junto con otros muchos poemas que no eran de él.  El editor Jaggard ayudaría a producir el First Folio, más de 20 años despúes, pero era un desconocido para Shakespeare.  Los autores no tenían copyright en la Inglaterra isabelina; eran los editores los propietarios del texto, y Shakespeare no se beneficiaba de esta publicación.
dark woman
Los sonetos de Shakespeare estaban inéditos, no habían aparecido otros poemas suyos que Venus y Adonis en 1593 y The Rape of Lucrece en 1594, con mucho éxito, y cuidadosamente editados por el propio Shakespeare. Sí circulaban sonetos, que venía escribiendo y reescribiendo desde hace años, entre sus amistades, pero visto que no aparecen en ninguna colección privada hay que suponer que Shakespeare no deseaba que ciculasen mucho.

Jaggard vendió estos libros no directamente sino a través de Leake, que era el librero que vendía Venus y Adonis, ahora en la 5ª edición y pronto reeditado. Y pronto se reimprimió The Passionate Pilgrim, que descaradamente se hacía pasar por obra de Shakespeare, incluyendo otros poemas sobre Venus a continuación de los sonetos de Shakespeare.

Shapiro imagina a Shakespeare frecuentando las librerías de Londres, donde debía trabajar mucho tomando notas sin comprar los libros. Hay una anécdota conocida al respecto: George Buc, aficionado a las letras y hombre influyente, le consultó a Shakespeare sobre la autoría de George a Greene, una de varias obras de teatro que compró en 1599. Su copia contiene esta anotación: "Written by ……..  a minister, who acted the pinner's part in it himself. Teste W. Shakespeare" – indicando quizá que Shakespeare no recordaba en aquel momento el nombre del sacerdote, o que se lo diría más tarde".  Indicación de que las obras de teatro empezaban a ser apreciadas para colección, y que interesaba su autoría.

El título de The Passionate Pilgrim alude al soneto de encuentro entre Romeo y Julieta; sabemos por un comentario de Marston , y por otra obra de 1599, The Return from Parnassus, Part One, lo muy de moda que estaban esta obra y Shakespeare entre los jóvenes. Debió ser especialmente irritante el ver publicados "en serio" como suyos los malos sonetos que Shakespeare había compuesto para los poetastros de Love's Labour's Lost: "Shakespeare was left to wonder which was worse: readers dismissing it as one of his weaker efforts or, alternatively, thoroughly enjoying its conventional style and hoping he'd write more like it" (220).

Otro poema mejor que aparecía era la canción de Marlowe "Come live with me", mezclada con una de las respuestas que escribieron varios poetas a este poema, ésta seguramente de Ralegh. Al ser por entonces anónima, muchos creyeron, y siguieron creyendo, que la canción era de Shakespeare. Pero Shakespeare seguramente conocía tanto la autoría de Marlowe como la parodia del propio Marlowe que aparece en The Jew of Malta. Y él mismo había escrito una escena alusiva con este poema en The Merry Wives of Windsor, donde un cura mezcla la canción de Marlowe con el salmo 137: "This kind of direct quotation of another Elizabethan writer—mispronunciations and confusions notwithstanding—is unusual in Shakepeare's work, and until now in his plays virtually unprecedented. Even before the publication of The Passionate Pilgrim Marlowe, though dead for six years, was still on Shakespeare's mind" (222).

Fue posiblemente el ver dos de sus sonetos en The Passionate Pilgrim lo que le llevó a Shakespeare a revisar el soneto "When my love swears she is made of truth". Con pocos toques lo convierte en un poema mucho más complejo tal como aparecería en 1609, y esta transformación es señal de una nueva visión cómica, que desarrollará en As You Like It.

SONNET 138
When my love swears that she is made of truth
I do believe her, though I know she lies,
That she might think me some untutor'd youth,
Unlearned in the world's false subtleties.
Thus vainly thinking that she thinks me young,
Although she knows my days are past the best,
Simply I credit her false speaking tongue:
On both sides thus is simple truth suppress'd.
But wherefore says she not she is unjust?
And wherefore say not I that I am old?
O, love's best habit is in seeming trust,
And age in love loves not to have years told:
Therefore I lie with her and she with me,
And in our faults by lies we flatter'd be.

Seguramente Shakespeare revisó sus sonetos continuamente durante años ("papeles amarilleados de viejos" los llama en el soneto 17). Algunos de los publicados en 1609 no parecen acabados; otros están muy calculados. Otros como Drayton y Daniel revisaban sus sonetos pero los iban publicando; Shakespeare se los guardaba en privado, lo cual sugiere que tenían otro valor para el, en parte quizá como ensayos y pruebas de temas que desarrollaba en sus dramas. No sabemos cómo escribía—pero en los retratos de escenas de escritura en sus obras hay mucha revisión, ideas pugnando por ser expresadas a la vez, e insistencia en lograr la expresión exacta. En Lucrece, la heroína se "prepara a escribir",

First hovering o'er the paper with her quill.
Conceit and grief an eager combat fight;
What wit sets down is blotted straight with will;
This too curious-good, this blunt and ill.
Much like a press of people at the door
Throng her inventions, which shall go before.  (1297-1302)


No es tanto escritura como revisión—y así sabemos de hecho que trabajaba Shakespeare normalmente en su teatro, revisando cosas ya escritas más bien que inventando de cero.

La revisión del soneto "When my love" lo transforma; el primer soneto nos encerrraba en la perspectiva del hablante, sin reciprocidad; sólo había sexo y engaño, es un soneto desilusionado (como el 129), y en su comprensión del engaño de su amada el hablante ejerce una ironía amarga. Con muy pocos cambios, por ejemplo "I know my years are past their best" cambiado a "she knows my years are past my best" en el verso 6, se complica la perspectiva y entra en juego una compleja reciprocidad de entendimiento y engaño mutuo, se ve el hablante a través de los ojos de su amada. Con los versos "Simply I credit her false-speaking tongue / On both sides now is simple truth suppressed" crea la noción de una verdad más compleja que puede incluir el engaño, y que define el amor específico de estos amantes. Ahora el engaño no es tanto malintencionado como deliberadamente juguetón; la relación parece no tanto imposible como inevitable (según E. A. Snow). Se sugiere no una relación sin amor, de mentira y de autoengaño, sino una relación compleja, que incluye la tolerancia y el perdón, y la complicidad mutua. "This sense of mutuality, of merging selves, rings out in the chiming sounds of the concluding couplet: 'She . . . me . . . we . . . be".

(Llama la atención sin embargo, en un autor tan dado a la reconstrucción y a la especulación como Shapiro, que en ningún momento se sienta tentado a interesarse por las relaciones amorosas de Shakespeare ni por las posibles motivaciones autobiográficas de los Sonetos—como si todo fuese un drama imaginario y actitudes barajadas por Shakespeare estrictamente en su cabeza, sin relaciones amorosas ni humanas que le llevasen a sentir y pensar de esta manera. Tras mucho "Shakespeare in love", quizá sea esto una sobrerreacción por su parte).

Capítulo 11: Simple Truth Suppressed





Domingo 12 de abril de 2009

The Invisible Armada

Capítulo 9 del libro de James Shapiro 1599: A Year in the Life of William Shakespeare (Londres: Faber and Faber, 2005).
(Capítulo 8: Is this a holiday?)

Elizabeth9. La Armada Invisible. Los preparativos ante el temor de un ataque español.

Capítulo que versa sobre la amenaza, por fin no materializada, de un nuevo intento de invasión española contra Inglaterra, en el verano de 1599.

La campaña irlandesa de 1599, liderada por Essex, no iba bien; había problemas de abastecimiento y paga, y se veía que no iba a tener un éxito rápido según previsto. Señal de ansiedad: se prohibió terminantemente comentar o publicar noticias sobre Irlanda. "Se murmura en la corte", dice una carta, "que tanto Essex como la reina han amenazado con la cabeza del otro". Y también se comenta que aprovechando la sangría de recursos en Irlanda, los españoles están planeando un nuevo ataque, once años después de la Armada Invencible. Se temía que atacasen directamente Londres subiendo desde el mar, con un desembarco simultáneo en la costa sur.

Hubo preparativos de defensa, planes para bloquear o fortificar el río, movilizaciones de milicias, paranoia, y muchas falsas alarmas este verano. Corrían rumores de la muerte de la reina, que había suspendido su gira de verano, y de desastres en Irlanda. Había vigilancia mutua, sospechas de los criptocatólicos, de los espías infiltrados; se venteaban temores de invasiones coordinadas de escoceses, de daneses; rumores de futuras matanzas, saqueos (como el de Amberes) y conversiones masivas forzosas… Quizá parte de esta ansiedad la recoja Shakespeare, años más tarde, en Otelo, en la escena de las noticias falsas y contradictorias sobre el trayecto de la flota turca; "such crises were rich in drama", observa Shapiro.

Shapiro describe vívida y extensamente este ambiente de preparaciones, temores, y rumorología. No sabemos qué hacía Shakespeare mientras: si fue movilizado, si volvió a Stratford… posiblemente siguió en Londres, con su actividad teatral, que debió ser especialmente intensa, a juzgar por la de sus colegas que este verano no detuvieron sus actividades. Enrique V debió reponerse, sin duda, y quizá desempolvasen los Chamberlain's Men otra obra (mediocre) de su repertorio, El asedio de Amberes, con escenas de matanzas y estímulos al patriotismo y a la movilización popular, avisando contra el egoísmo individualista que había perdido a los de Amberes.

Por otra parte, los reclutamientos habían llegado en la época de la cosecha, y creaban descontento en el campo; había temor de reveltas populares…  Para mediados de agosto, la reina ordenó que se desmontasen los preparativos…. sólo para dar lugar a más falsas alarmas, contraórdenes y rumores y movilizaciones y entrenamientos. Pero en fin, para primeros de septiembre fue cayendo la alarma. Elizabeth se retiró a Hampton Court, donde alguien la vio bailar sola con su dama al son de la melodía "The Spanish Panic".

Otros rumores corrían: que las movilizaciones de Londres iban dirigidas no sólo a un posible ataque español, sino como aviso a Essex, no se viese tentado de volver con su ejército irlandés a hacerse con el poder en casa. Bacon mismo sostuvo posteriormente que las preparaciones habían sido tanto para disuadir a Essex como a los españoles, y dice que la gente hacía bromas al respecto, "saying that in the year '88 Spain had sent and Invincible Armada against us and now she had sent an Invisible Armada" (208). El contraste era también visible en la reina y en las reacciones populares: Isabel había adoptado en el 88 actitudes heroicas, al frente de las tropas; ahora no se había dejado ver; y por otra parte el pueblo, quizá aleccionado por los dramas de Shakespeare primordialmente, veía con mayor desconfianza los motivos de sus gobernantes.

Hay alusiones dramáticas a la tensión de ese verano. Es llamativo el Edward IV de Heywood, que retrata preparativos similares contra la invasión en Londres… pero el invasor es aquí otro inglés, Falconbridge (quizá otra alusión a los rumores relativos a Essex). Otra obra de esta temporada, The Overthrow of Turnhold, era una abierta dramatización de la victoria reciente sobre los españoles en los Países Bajos. En cuanto a Shakespeare, el ambiente de incertidumbre y preparativos marciales del principio de Hamlet, obra que empezó a escribir a finales de año, recordaba quizá la atmósfera opresiva y de inseguridad del verano de 1599.

Capítulo 10: The Passionate Pilgrim




Sábado 11 de abril de 2009

Is this a holiday?

Capítulo 8 de James Shapiro, 1599: A Year in the Life of William Shakespeare (Londres: Faber and Faber, 2005).
(Capítulo 7: Book Burning)

8. ¿Es fiesta hoy? —La agitación popular en Roma y Londres, en Julius Caesar.

Versa este capítulo sobre algunos contextos de la inglaterra de 1599 oportunos para la comprensión del drama de Shakespeare Julio César. En Julio César las alusiones al ambiente político de Roma aparecen llenas de "anacronismos" y alusiones religiosas fuera de lugar—cosa que muchos críticos posteriores intentaron excusar en Shakespeare. Pero según Shapiro lo que hace Shakespeare es muy deliberadamente imbuir a su argumento de Roma antigua con una ambientación que nos recuerda más la atmósfera de intriga política y tensión religiosa del Londres contemporáneo.

La relación entre autoridad religiosa y política era una fuente de conflictos e incertidumbres desde la secesión de la iglesia anglicana. El papa Pío V excomulgó a Isabel I en 1570 y liberó a sus súbditos de obediencia. A medida que se hizo claro que no iba a tener descendencia, quienes temían una sucesión católica se acercaron gradualmente a posiciones cuasi-republicanas para defender una sucesión protestante (por ejemplo las de Thomas Wilson en su inédito "The State of England", 1600). Se debatía aquí la fuente de autoridad política—si es el rey o el pueblo. Se volvió políticamente imprudente hablar para nada de la cuestión de la sucesión de Isabel; se publicaban especulaciones al respecto en Escocia o el continente; en Inglaterra estaban prohibidas. Los principales sucesores in pectore eran Jacobo de Escocia (el que en efecto la sucedió), el conde de Essex, y la infanta de España. De Jacobo era dudoso su compromiso con el protestantismo. Otro peligro eran los asesinos católicos—tras el fracaso de la Armada en 1588, hubo diversos intentos de asegurar una pronta sucesión de la corona inglesa por el procedimiento de eliminar a la reina. O a su posible sucesor Jacobo. Las intrigas políticas y religiosas eran las mismas.

Shakespeare introdujo el término "assassination" en la literatura inglesa, en Macbeth. El tema le era familiar. Quizá fuese pariente lejano suyo (por la rama Arden) John Somerville, que en 1583 había intentado asesinar a la reina; fue asesinado en la cárcel antes de su ejecución, pero otros conspiradores fueron ejecutados en esa ocasión, incluyendo al suegro de Somerville, Edward Arden. Shakespeare le puso el nombre de Somerville a un paisano de Warwickshire en Henry VI 3; no sabemos con qué ojos vio en su momento este complot.

Justo en los meses previos al estreno de Julio César hubo varios intentos de magnicidio, usados por el gobierno para volver al pueblo contra los conspiradores y predicadores infiltrados por los jesuitas. Edward Squires, uno de los asesinos, corsario con Drake, había caído prisionero de los españoles y se le había sometido a un lavado de cerebro. Volvió a ser corsario inglés una vez liberado, esta vez con Essex, y en este año de 1597 envenenó la silla de Essex y también la silla de montar de la reina—sin éxito. Otros hubo, capturados, torturados y ejecutados (hanging, drawing & quartering). Hubo un panfleto de Bacon aireando esta conspiración, y contrapanfletos jesuitas negándola. También el gobierno inglés jugueteaba con el asesinato como arma poítica—estudiando la posibilidad de asesinar al rebelde Tyrone en Irlanda.

El Julio César de Shakespeare dramatiza el uso político del asesinato como una medida extrema que da lugar a consecuencias imprevisibles e incontrolables. En el drama parece quedar claro que a pesar de sus buenos motivos Bruto no ha calculado las consecuencias—o sea, la guerra civil que ocupa la segunda mitad de la obra. Los argumentos a favor del tiranicidio van seguidos de la demostración de las sangrientas consecuencias que tuvo.

Otra cuestión de las que se traslucen en Julio César son los conflictos sobre el calendario y las fiestas. Por el solsticio de primavera de 1571, pudo ver Shakespeare cómo se cambiaban las vidrieras de la iglesia de Stratford por ventanas de cristal simple. Quizá lo del solsticio fuese coincidencia, o quizá quedase recuerdo de los antiguos festivales populares ahora suprimidos bajo el protestantismo. Ya años antes (siendo John Shakespeare miembro del ayuntamiento) se habían eliminado las imágenes de santos del interior de la iglesia; aunque el pueblo estaba desorientado y desconfiado ante estos cambios, visto que recientemente se había pasado de los extremos protestantes de Eduardo VI a los extremos católicos de María Tudor. Bajo Isabel era el ayuntamiento quien decidía cómo ordenar la iglesia, prohibiéndose actuaciones de espontáneos reformistas. Se ha hablado de Shakespeare y su familia como criptocatólicos: de hecho la mayoría del país tenía en su pasado familiar el peso o recuerdo de la tradición católica aunque se hubiese hecho a los nuevos modos del culto oficial. De entre las pinturas blanqueadas de la iglesia de Stratford, San Jorge parece haber tenido especial predicamento; también en las fiestas locales en su honor, con dragón y pólvora y todo. Shakespeare pudo haber nacido el día de San Jorge—la lanza de su blasón incluso recuerda a la de la pintura de San Jorge de Stratford, observa Shapiro. Pero la fiesta había sido eliminada, y también el desfile con dragón. Se había mantenido la festividad en la reforma del santoral de Enrique VIII, ya importante; pero Eduardo VI redujo más las fiestas y suprimió a San Jorge. Con Isabel volvió sin embargo el día de San Jorge como festivo brevemente; luego se quitó de nuevo. El 23 de abril, quizá su cumpleaños, bien podría Shakespeare preguntarse si era fiesta o no.

En los días festivos, por orden del Parlamento de 1571, los no gentilhombres debían llevar una gorra especial de lana; esto duró hasta 1591. La gente era consciente de que el calendario y las fiestas obedecían a tendencias y presiones políticas. El mismo calendario juliano usado en Inglaterra (el tradicional, vigente desde su institución por Julio César precisamente) era distinto del calendario gregoriano introducido en el continente en 1582. La reina hubiera seguido la reforma del papa Gregorio, pero sus obispos estaban renuentes a dar ninguna señal de sumisión al Papa, e Inglaterra se quedó con el calendario juliano hasta bien entrado el siglo XVIII. En Julio César hay preguntas sobre las fechas, sobre si es fiesta o no, alusiones a las gorras de fiesta…  No es casual quizá que las distintas rebeliones de esta época que han pasado a la historia iban unidas a nombres de fiestas o antiguas fiestas. La cuestión de "si es fiesta o no hoy" estaba políticamente cargada. Los reformistas habían introducido ansiedad en el calendario.

La reforma protestante había suprimido espectáculo de la religión, imágenes y ceremonias; el teatro religioso popular, la música, y era aversa a las fiestas populares. No es extraño que el teatro pasase a ocupar un espacio ritual y de creación de imágenes públicas que antes iba asociado al ritual católico. Había emergido, de hecho, del drama religioso. Y al retener esta energía semiótico-social, pronto se hizo el teatro blanco de las sospechas e irritación de los reformadores. Philip Stubbes es indicativo a este respecto, tronando contra la disposición de la gente a asistir a obras de teatro en lugar de a sermones.

"As it turned out, in the hands of Shakespeare and his fellow playwrights, this theatre not only absorbed social eneriges that had become unmoored in a post-reformation world, but also explored in the plays it staged the social trauma that had enabled it to thrive, the repercussions of which the culture had not fully absorbed". (172)

Le atraen a Shakespeare los momentos de cambio, de transición; se ve en sus historias "de romanos" anteriores, Tito Andrónico y Lucrecia, momentos de cambios de régimen. También lo es el asesinato de César. Pero Shakespeare lo reimagina en términos contemporáneos, como un duelo de "púlpitos" entre Bruto y Antonio. También las alusiones a las vestimentas de días festivos, y al boca a boca de las noticias populares, todo esto nos hace pensar en el Londres contemporáneo. También las alusiones a la Lupercalia, a las "Ceremonias" y a los adornos puestos y quitados a las estatuas, añaden una atmósfera de tensión religiosa, política y popular muy contemporánea. "Los polemistas católicos y anglicanos llevaban décadas batallando sobre el tratamiento de las imágenes políticas. Pocas cosas les parecían a los católicos más hipócritas que la adoración que dedicaban los protestantes a los iconos políticos, y la supresión que hacían de los religiosos" (177). Invitaba a malentendidos y confusiones entre lo sagrado y lo secular; es célebre la difusión y uso de las imágenes de Isabel, idealizadas y rejuvenecidas. En Julio César se llama la atención al contraste entre la debilidad física efectiva de César y su imagen idealizada; esto parece una alusión indirecta a Isabel y su obsesión con proyectar una imagen adecuada para fines políticos.

"The opening scenes of the play feel more contemporary than classical. The theologically tinged language, the casual references to Elizabethan dress codes, professions, guilds and shops, chimney tops and windows, and soon enough to pulpits, clocks, books with pages, and nightgowns, all contribute to a sense that either Shakespeare cared little about historical accuracy, or wanted to collapse the difference between classical Rome and Elizabethan London" (178-79).

Incluso en "triunfo" de César, el gran desfile público, recuerda a los espectáculos londinenses organizados por la corte o por el Ayuntamiento — espectáculos alegóricos y alusivos a los que habían contribuido muchos de los colegas de Shakespeare, aunque no él, significativamente. Una descripción de un "triunfo" semejante figura en su obra, en la recepción del victorioso Enrique V, con imágenes que enfatizan los paralelos con los triunfos romanos. Nos recuerda esto el mítico origen troyano, como Roma, de los británicos con el mítico Bruto (otro Bruto), y la supuesta atribución de la Torre de Londres a Julio César, otras cuestiones éstas a las que alude Shakespeare. La imaginería romana como fuente de autoridad y tradición ya se usaba en tiempos de Isabel—tenía ella en sus estancias un tapiz con el asesinato de César, de hecho. César era una figura simbólica potente y conocida.

El comienzo con las Lupercales nos proyecta a un ritual religioso-político, ligado a la identidad colectiva y al sacrificio—como preludio de la acción central, el asesinato de César, que repite y actualiza esa escena sacrificial. También es significativamente ambiguo cómo presenta Shakespeare la escena política central (en la que César rechaza la corona) de modo indirecto, a través de la narración que hace Casca a Bruto y Casio. No sabemos si César es realmente ambicioso o si es todo la interpretación de Casca. Es curioso que en Plutarco César es mucho más intrigante, realmente había preparado este espectáculo para sondear la opinión popular, y decide que no es favorable a que se haga con la corona, a pesar de haber infiltrado a partidarios suyos entre la multitud para que liderasen las aclamaciones. Shapiro observa que esta escena de Plutarco recuerda mucho a la escena de Richard III en que Ricardo y Buckingham manipulan a la multitud, sin éxito, con agentes infiltrados… En Julio César, en cambio, elige Shakespeare suprimir este asunto de la manipulación, y no cargar la balanza contra César. Bruto y César

César se apropia de una festividad religiosa para fines políticos. Esto también es un signo de los tiempos nuevos, tras la Reforma; como lo es en Enrique V la idea de una celebración popular de San Crispín que conmemore una victoria militar. Las fiestas patrióticas asociadas a la nación son un invento nuevo asociado al nuevo auge del Estado como propietario del calendario. Los isabelinos tenían el 17 de noviembre,  día del Acceso de la reina al trono, como fiesta política semirreligiosa (también un antiguo santo). Fue probablemente la primera fiesta política nacionalista del calendario anglófono, que iría seguida de otras como el día de Guy Fawkes, días de la Independencia, etc. Y el gobierno emitía instrucciones sobre los temas deseables a tratar ese día en los sermones, La pervivencia, reutilización, reciclaje o supresión de las antiguas fiestas católicas era motivo frecuente de debates, tensiones o tomas de posición por parte de puritanos, anglicanos o católicos, ya fuese para criticar al gobierno o para tomar posiciones junto a él. Los críticos puritanos rechazaban la manera en que los anglicanos y la reina reconvertían para sus fines los rituales y fiestas del catolicismo. Así por ejemplo un sermón "a dos voces" frente a San Pablo, en noviembre de 1599, donde un predicador defendió la fiesta de Acceso de la reina, y otro, Richardson, criticó veladamente la política que se estaba llevando en Irlanda.

Se llamó al orden al predicador Richardson en esta ocasión. El gobierno era sensible a las insinuaciones de que la reina fuese equiparable a un tirano, y también a las críticas de que había un culto político en torno a ella. Isabel estaba muy atenta a la importancia política de los sermones, y hacía lo posible por controlarlos con instrucciones ("tuning the pulpits", lo llamaba). En Julio César se reconoce una tensión muy isabelina entre la festividad religiosa popular tradicional, y su manipulación o reutilización con fines políticos y personalistas. Fue llamativa la manera en que se apropió Shakespeare de la historia romana para hacerla resonar con ecos presentes. Quedó memoria (en poemas de Weever, de Digges) especialmente del duelo de los oradores Bruto y Antonio, y de la intensidad con que sus personajes se grabaron en la mente del público—no abundan semejantes alusiones a obras contemporáneas. (Señal quizá de la importancia creciente que estaba adquiriendo la oratoria pública sobre temas políticos como instrumento de creación de opinión y manipulación de masas).

Capítulo 9: The Invisible Armada


Viernes 10 de abril de 2009

Book Burning

Capítulo 7 de James Shapiro, 1599: A Year in the Life of William Shakespeare (Londres: Faber and Faber, 2005).
(Capítulo 6: The Globe Rises)

7. Quema de libros. Por orden de los obispos: la historia de Henry IV de Hayward.

Dos libros sobre el reinado de Enrique IV se vendían en Londres en la primavera de 1599: uno era el drama de Shakespeare, The First Part of the Life and Reign of King Henry IV, y el otro era The History of the Reign of Henry the Fourth de John Hayward.

Este segundo libro había hecho alguna pequeña finta para pasar la censura sin pena ni gloria, y luego había sido dedicado por su autor al conde de Essex con ocasión de su expedición a Irlanda: "You are great indeed, both in present judgment and in expectation of future time" (134). Esto en un momento de incertidumbre dinástica cuando muchos sospechaban de las intenciones del conde (futuro rebelde decapitado) para hacerse con la corona. Ante el éxito de ventas que tuvo este libro, el conde le escribió al arzobispo Whitgift, pidiéndole que investigase esa dedicatoria — distanciándose así del libro, o, según sugiere Shapiro, jugando a dos cartas, disfrutando de la dedicatoria y de los rumores a la vez que se separaba prudentemente de la iniciativa. Sus  enemigos le criticaron más adelante que no sólo le había gustado el libro sino que había estado presente varias veces "en su representación"— ¿prueba quizá de que la gente confundía el drama de Shakespeare con el libro de Hayward?

Shapiro alude a alguna posible representación privada de una obra teatral para el conde—pero no queda claro si se refiere a Henry IV de Shakespeare, o (como me parece más probable) a Richard II, que también narra el principio de la historia de Enrique IV y de su usurpación de la corona. Recordemos que en vísperas de su conspiración, Essex encargaría a la compañía de Shakespeare una representación (pública) de Ricardo II. Vistas las alusiones que se reconocían en esta obra con el reinado de Isabel, milagro parece que Shakespeare salvase la cabeza, y es un paso atípicamente arriesgado en su carrera; pero recordemos que la reina favorecía la toma de posiciones a su lado. Lo hizo con Bacon, consejero de Essex, que se vio oblidado a liderar la acusación contra el conde; y lo hizo con los Lord Chamberlain's Men, cuyo castigo y humillación (y premio, supongo) fue hacer otra función de vísperas: actuar para la reina con antelación a la decapitación pública del conde, una vez fracasó su conspiración. (—Pero en este asunto de Ricardo II no entra mucho Shapiro).

Sea como sea, el arzobispo Whitgift ordenó que en el libro de Hayward se arrancase la dedicatoria a Essex de la mitad de la edición que aún no se había vendido. No es que la dedicatoria fuese especialmente llamativa ni provocadora, pero el hecho mismo de que se eliminase, y de que se chismorrease sobre el asunto, sugiere que el tema se prestaba a susceptibilidades. Es, después de todo, una historia que narra la deposición de un rey debilitado por un súbdito poderoso—algo que Essex se vería tentado a hacer en un futuro, si no le rondaba ya por la cabeza por estas fechas.

Una segunda edición de la obra de Hayward salió, con un prólogo defendiéndose de imputaciones fantasiosas… pero dando una vez más pie a que se viesen paralelos entre el reinado de Ricardo II y el de Isabel, ambos reyes sin hijos… y con problemas similares en Irlanda, cuestión ésta resaltada por Hayward. Shakespeare y Hayward seguramente fueron lectores atentos uno de otro por estos tiempos. Hayward era un historiador dramático, que utilizaba generosa y eficazmente los parlamentos inventados en boca de sus personajes, y prestaba gran atención a la caracteriología y su influencia en decisiones y acontecimientos históricos. Y su versión de la historia de Enrique IV se había visto influenciada por el Ricardo II de Shakespeare—pues de ahí y no de las crónicas viene el Enrique populista que retrata. Y es un escritor osado, en la línea de Tácito, ajeno a la historia providencialista, pesimista y realista en cuanto a los motivos humanos… cosa que debió hacer reflexionar a Shakespeare, necesariamente más tradicional por el género en el que trabajaba, de cara al público. "En comparación," nos dice Shapiro, "sus propios dramas históricos parecían anticuados y algo mansos".

En la época de la Reforma y de las guerras de religión se redescubrió la obra de Tácito y su retrato de enfrentamientos políticos sin ambages ni idealizaciones; Justus Lipsius lo editó en 1574 y veía en él "un teatro de la vida cotidiana". Sidney había comentado sobre el "veneno de maldad" que se encontraba en sus páginas; Henry Savile, secretario latino de la Reina, lo había editado en 1591, y se reeditó en 1598, completado por Richard Grenewey con una dedicatoria a Essex comparándolo a Vespasiano. Según Jonson, era el propio Essex quien había dictado esta dedicatoria, que alude a la decadencia del reino y las intrigas de los políticos contrapuestos a hombres de acción y de honor (tal como gustaba él de verse).  Shakespeare debió conocer esta traducción de Tácito: el episodio de Enrique V con el rey disfrazado hablando con sus soldados recuerda un episodio parecido en Tácito, una anécdota sobre Germánico. Y Hayward había reutilizado o copiado mucho Tácito en su historia de Enrique IV; la Reina (nos dice Bacon) no creía que Hayward fuese el autor y amenazó con hacerlo torturar para que confesase quién era el auténtico autor (quizá sospechando de Essex). Bacon le repuso que traición no veía en el texto, pero sí felonía literaria, por los hurtos a Tácito.

Shakespeare podía sospechar que el clima político amenazaba con una nueva ola de censura y prohibiciones que podía poner en peligro su teatro; por otra parte, no podía resistirse a tratar los temas que interesaban a sus contemporáneos; era un dilema. Había escarmentado en cabeza ajena con el interrogatorio brutal de Kyd, el asesinato de Marlowe posiblemente instigado por las autoridades… Lo que eligió hacer fue escribir sobre la censura, en lugar de arriesgarse a incurrir directamente en sus iras.

Es significativa la escena de Cinna el poeta en Julio César. La muchedumbre lo confunde con Cinna el conspirador que había participado en el asesinato, y lo linchan; ve Shapiro aquí una alusión al peligro para los escritores en estos tiempos de conspiración política; pero Shakespeare muestra poca simpatía por este poeta y por otro que se interpone intentando reconciliar a Bruto y Casio—Casio intenta excusarlo, pero Bruto dice "I'll know his humour when he knows his time. / What should the wars do with these jigging fools?" (IV.iii). Para Shapiro, "el mensaje parece ser que un poeta sabio es el que conoce su lugar y su tiempo, y no anda buscándose problemas en el peligroso mundo de la política". (Luego nos dirá Shapiro que Shakespeare entendía perfectamente su lugar y su tiempo—de ahí lo calculado de sus riesgos).

Hayward había prestado especial interés, en su Historia, a la búsqueda de "popularidad" por parte de los aspirantes políticos—de una popularidad populista, retratada por Shakespeare en el Bolingbroke de su Ricardo II (también hay alusiones a estrategias populistas en Enrique IV  1 y Enrique V). Ahora la idea estaba en el aire, y Shakespeare vuelve a ella en Julio César—allí Bruto es popular entre los romanos, y Antonio manipula al pueblo con los favores de César en su testamento. En Inglaterra era Essex quien cultivaba la "popularidad", y la reina y Cecil estaban vigilantes al respecto. Bacon aconsejó repetidamente a Essex sobre su imagen pública, avisándole de que se desvinculara de las causas "populares" y del uso de la religión para estas cuestiones.  Años más tarde diagnosticaría Bacon este mismo deseo populista en Julio César. Y las comparaciones de César con Essex ya aparecían en Enrique V. Ahora, en Julio César, evita Shakespeare referencias directas a Essex y a la política del momento, pero impregna la historia romana con ecos del ambiente político contemporáneo.

Hayward incluye en su historia un debate sobre si se puede ser leal al Estado sin ser leal al rey—una teoría política peligrosa para la monarquía, aunque Hayward se cuida de presentar en debate argumentos contrarios a estas ideas, de tal modo que mal se le puede condenar por traición… y Shakespeare tomará buena nota de cómo tratar estos debates de modo que no quede claro de qué lado de la argumentación se posiciona el autor. En Julio César encontraremos argumentos a favor y en contra del regicidio; también sabía Shakespeare que podía permitirse más latitud que Hayward puesto que la censura isabelina sólo examinaba con extremo cuidado lo que quedaba impreso, no lo que se decía en un escenario. (Es significativo que Julio César no se imprimiría hasta el First Folio, veinticuatro años después—y también que se titulase con el nombre de César y no con el de quien es más bien su protagonista, el regicida y republicano Bruto).

Los conceptos de tiranía, abuso del poder, tiranicidio, resuenan en la obra constantemente. Pero Shakespeare modula cuidadosamente la figura de César para alejarla de la imagen de un tirano; es el debate en torno a César el que le interesa; quiere presentar de modo dramático el conflicto y la diferencia de valoraciones y opiniones, sin que pueda decirse que está a favor de los conspiradores o en contra. "Shakespeare no concebía su tragedia en términos aristotélicos—es decir, como la caída de un gran hombre que tiene defectos—sino más bien como la colisión de principios profundamente asentados e irreconciliables, encarnados en personajes que son destruidos cuando entran en colisión estos principios" (147). Es el tipo de tragedia que describirá Hegel en su Estética, en relación a la Antígona de Sófocles.

Hay en Julio César además un elemento vívido y dinámico que suele faltar en las obras sobre la Antigüedad clásica. Es muy visible en la descripción del asesinato, que Shapiro relaciona con otros dos episodios shakespeareanos: uno, la anécdota de Aubrey al efecto de que Shakespeare había sido aprendiz de carnicero, y que pronunciaba discursos solemnes antes de matar un becerro. Si su padre trataba con pieles y curtidos, no es disparatado que algo tenga de cierto... Otro, en Hamlet: la comparación del asesinato de César a la muerte de un becerro, cuando Hamlet comenta con Polonio los días de actor de éste, en la Universidad (por cierto, que esto es una alusión no sólo a los días de estudiante de Polonio sino también a algo que estaba mucho más reciente cuando se estrenó Hamlet—el propio drama de Julio César interpretado por los mismos actores en ese mismo escenario poco tiempo antes, una broma metateatral).

Quizá este asunto de Hayward animó a Shakespeare a tratar temas políticos no en relación a la historia inglesa como venía haciendo, sino con temática romana. (Hubo también pronto una prohibición gubernamental de tratar temas de historia reciente).

Para tratar el tema de César estudió Shakespeare a Plutarco (monárquico y del gusto de la Reina, que lo traducía) más bien que al republicano Tácito. Venía leyendo las Vidas paralelas desde hacía años, y aprendió allí psicología, el retrato de la interioridad de los personajes. Tras la lectura de Plutarco adquiere Shakespeare (en comparación a alusiones anteriores a este asunto den sus obras) una visión más compleja del asesinato de César—ahora pone el acento en el dilema político, no en las relaciones familiares "parricidas". Ahora, en la primavera de 1599, escribió Julio César deprisa, casi de un tirón, una obra intensa y centrada en este nuevo tipo de invención que conjunta la tensión política, la interioridad de los caracteres, las alusiones a la atmósfera contemporánea.

Por ejemplo, el debate interno de Bruto sobre cómo llegar a una decisión terrible (II.i. 63-69): se asocia la tensión interna del personaje a la insurrección política entre fuerzas distintas; se asocia lo real y lo fantasmático, anunciando los fantasmas que atormentarán a Bruto; el parlamento anticipa parlamentos similares en Macbeth—es aquí donde nace el germen de esta obra también. Aprende también Shakespeare a sugerir callando, con frases de los personajes que sugieren más que dicen: "Portia is dead", etc.—evitando los excesos de expresión explícita de Enrique V.

La segunda edición de la obra de Hayward fue secuestrada y quemada por orden del obispo de Londres, Richard Bancroft, a mediados de mayo. Y para principios de junio, muchos más libros se ordenaron quemar: sátiras de Hall, Giulpin y de Middleton, de John Davies; se prohibió imprimir más libros de Nashe y de Gabriel Harvey. Pusieron fin así las autoridades al auge que estaba alcanzando la sátira sobre asuntos contemporáneos. También se prohibió la publicación de libros de historia a no ser con licencia especial del Privy Council, con lo cual se desalentaba a la mayoría de los autores. También se restringía la publicación de obras de teatro. La compañía de Shakespeare optó por publicar versiones "autocensuradas" de la Segunda parte de Enrique IV y de Enrique V (suprimiendo las alusiones a Essex), y por retirar estas obras del repertorio para no dar lugar a sospechas ni debates, en un momento delicado como era la apertura de su nuevo teatro del Globe.

Capítulo 8: Is this a holiday?






Jueves 9 de abril de 2009

Por la Playa del Trabucador


trabucador


Primera tanda de fotos tomadas con mi iPhone. Podrían salir peor. Desde luego, las cámaras de fotos para hablar por ellas dan peor resultado.

Tanda de fotos




Miércoles 8 de abril de 2009

La Universidad mareada

Estrenamos ministerio, y pronto supongo Dirección General de Universidades y Secretaría General de Universidades—que en la política de este país parece que lo importante es ir distribuyendo carguillos entre amigos, conocidos y personajes de la misma cuerda y que sepan decir amén.  Así que ahora que no tenemos a Pétriz de ministro de puro milagro, me pregunto cuánto durará en su puesto...  

Ahora las Universidades dejan de estar en Ciencia e Innovación, y vuelven escarmentadas y mareadas al lugar de donde salieron, el Ministerio de Educación. Según El País, "- La Universidad vuelve a Educación. Zapatero dio un mal paso al sacar las competencias sobre universidades de Educación para cargar de contenido el nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología. Ayer rectificó, según reconoció él mismo, para devolver esa competencia a su destino lógico y original. Además, eligió a Ángel Gabilondo, rector de la Universidad Autónoma de Madrid y presidente de la conferencia de rectores, para dar un nuevo impulso a ese ministerio. Gabilondo es un hombre de reconocido prestigio, elocuente, brillante y con probada capacidad de gestión, según quienes le conocen."

Angel Gabilondo, el nuevo ministro, estaba en el Consejo de Universidades cuando el primer patinazo de Bolonia, el que organizó el ministerio de Sansegundo, cuando los rectores se pusieron a diseñadores de titulaciones como si hubiesen sido elegidos a títulos de expertos en sus áreas respectivas.  Y me parece que fue de los que no les gustaba la traza que tomaba el asunto—se le acusó de filtraciones para descarrilarlo—aunque si estaba presidiendo una de las subcomisiones que hicieron ese plan, algo tendría que ver en él, digo yo.

Esperemos que ponga un poco de orden en el desbarajuste de Bolonia  el tiempo que ejerza, que visto lo visto por sus predecesores no será mucho. Porque lo que sí es indicativo de este cambio es que con las universidades no hay ni plan ni criterio; que se va a palos de ciego, dando cabezazos a un lado u otro en la oscuridad—siguiendo improvisaciones e iluminaciones súbitas, planes propagandísticos en luces de neón, consignas biensonantes, y simplismos a corto plazo. La reforma de Bolonia se la pasan como una patata caliente de unos a otros ministros y ministras, aliviados y aliviadas de perder de vista semejante marrón apocalíptico. ¿Que cambiará esto y habrá actuaciones más meditadas, ahora que el ministro es de hermenéutica? Pues ójala, y a ver si no es para invertir las tornas un rato antes del siguiente bandazo propagandístico.

Que se retraten los Rectores


Martes 7 de abril de 2009

Pendant que le monde bavarde

à rien d'important, moi je pratique cette chanson de Francis Cabrel, "Le reste du temps", une de mes favorites. Ouais, il faudrait que je prenne sinon le reste du temps, au moins un bon bout pour l'améliorer, mais peu importe, voilà ma version d'aujourd'hui:






Celebro también que mi YouTube vuelve a funcionar, después de una larga interrupción.

Where Are You Tonight?





Lunes 6 de abril de 2009

Internet Public Library

Antes a mi bibliografía llegaba la gente primordialmente a través de un enlace puesto en su sitio por Jack Lynch; luego empezaron a llegar a través de Google. A estos les sucedieron la Linguist List y la Wikipedia, cuando  me enlazaron. Sigo teniendo muchos visitantes que llegan a través de estos sitios, y de algún enlace especialmente bueno de entre la lista de de instituciones y sitios en red que me han enlazado—en especial quizá destaca el de la Library of Congress.

Pero hoy veo que el primer lugar lo ocupa ya no la Wikipedia, sino la IPL, la Internet Public Library, llevada por un consorcio de universidades americanas (Drexel, Florida, Illinois, Rutgers, Syracuse, North Carolina, Washington, etc.)—y es que me han colocado en una posición especialmente buena, en el primer lugar de su página de Crítica Literaria.

Albricias y otras palabras alegres.

_______________

Aparte estamos por aquí con las vacaciones cambiadas de lugar: los niños tienen esta semana de vacaciones, los mayores la siguiente. Así que de momento no vamos a ningún sitio, aparte de al balcón a ver procesiones de Semana Santa. Ah, y viendo gente de la que se ve en vacaciones. Paseando por el centro nos encontramos contra toda probabilidad con Teresa Force, con quien me es fácil encontrarme contra toda probabilidad, por lo que tengo visto; y hoy ha estado toda la tarde en casa. Ayer fuimos a ver con los niños Monstruos contra Alienígenas, que naturalmente les encantó; Ivo está entusiasmado con la idea de ser una gelatina que no necesite cerebro. Y luego estuve guitarreando un rato en la plaza, que hacía sol. Hoy está la cosa más de Semana Santa; pero lo llevamos bien. 

Me citan en HARVARD


Domingo 5 de abril de 2009

Bajo dos tricolores

La Ronda de Boltaña es mi favorito entre los grupos aragoneses: es, además, la banda en que toca ahora mi cuñada Montse—¡hola, Montse!—. Acabo de descubrir su página web, y de ahí me he sacado la letra (y hasta los acordes) de esta canción, "Bajo dos tricolores". Muy propia ahora que se conmemora el final de la guerra civil... Siempre me ha recordado esta canción a mis abuelos, que tanto sufrieron la guerra. Y mis abuelas también, por la parte que les tocó.... Mi abuelo paterno fue asesinado en la matanza de maestros que organizaron los franquistas. Y en Francia acabó mi abuelo materno Severiano Landa, que cruzó la frontera con una pandilla de requetés persiguiéndolo, y allí aterrizó enseguida en la Segunda Guerra Mundial.  Luchó en la Resistencia contra los nazis y los fascistas de Pétain, ¡y ganó la guerra, hala, sin que lo matasen! —Aunque jamás llegó a París, y vivió toda la vida trabajando en su granja. Allí lo veía yo algunos veranos, en Chez Gouet, una aldea diminuta del centro de Francia. Pero pocas batallitas me contó—era más aficionado a despotricar contra los nacionalismos y contra los gobiernos que se dedican a organizar guerras.

          Bajo dos tricolores

Tu nombre no sé, nunca lo he de saber;
no he hablado contigo y ya no hablaré.
Ni tan siquiera sé si tu casa está en pie,
o al faltar tú y los tuyos a tierra se fue.

Sólo sé que al partir se te vió sonreir
otro niño soldado que juega a morir...
Viendo a madre sufrir te abrazaste al fusil;
el futuro era negro, la mañana, gris.

Con la Cuarenta y tres, (madre, no llore usted),
por el mundo en que creo con fe lucharé!
¡No pienso vivir sus inviernos sin fin,
ni arriar tricolores banderas de Abril!

De Escalona a Parzán nada te hizo reblar,
de trinchera en trinchera avanzando hacia atrás.
Resistir es ganar Bastará un día más
Y por Junio, en las mugas pudiste llorar.

No, no fue fácil deciros adiós:
Pobres sueños en ruinas, adiós
casas bombardeadas, adiós
días de sangre y pólvora, adiós
chamineras en llamas, adiós
camaradas y amigos, adiós
sucias páginas rotas, adiós
A la falsa, recuerdos, y adiós

Volvió a amanecer, quién lo iba a creer
Tú mirabas Sobrarbe por última vez.
Volvió a alborear, quién lo iba a pensar
Y la Bolsa de Bielsa llegó a su final.

Te tocaba jugar a qué carta apostar
el exilio delante, la guerra detrás...
El Destino, feroz, su jugada cantó:
Tras la guerra, el exilio, otra guerra peor

Y no era un farol, pero no le sirvió
Encontraste otro idioma, otra patria, el amor.
Supiste sufrir, y venciste, por fin:
Bajo dos tricolores entraste en París.

Cuánto tiempo hace ya, y de ti... nada más.
¿Qué destino burlón te impidió regresar?
Descubriste, tal vez, que no basta volver—
Los recuerdos y Bielsa no dejan de arder.

Tu nombre no sé, ni lo quiero saber;
al ser nadie, eres todos: la Cuarenta y tres.
Sin rostro ni voz; ni francés, ni español,
sólo un hombre partido por la muga en dos.

En vez de una flor, clavel rojo en tu honor,
subiré al Puerto Viejo a dejar mi canción.

—oOo—

Me la ensayaré, a ver si también yo se la puedo dejar aquí en ninguna parte.

Antonio Ramos, Los sátrapas de Occidente



Sábado 4 de abril de 2009

Essay towards a Real Character, and a Universal Translator

He estado revisando unas traducciones para la presentación de la plataforma de traducción Zirano, desarrollada por Miguel Santolaria, antiguo maestro mío y a real character. Es un proyecto con el que colaboro ocasionalmente aunque menos de lo que debería, dado su interés.  Es que uno no llega a todo, y a veces ni a lo básico.

Zirano es algo así como un diccionario conceptual multilingüe pensado para ser expandido y desarrollado por los propios usuarios, a partir de una base conceptual y una herramienta accesible en red. De este modo podría accederese a las acepciones de cada palabra en todas las lenguas, a partir de cualquiera de las lenguas que hayan introducido sus usuarios.

Este es el fragmento que he estado revisando hoy, que explica un concepto central para posibilitarlo: el símbolo conceptual que permite mediar entre los distintos idiomas. En versión multilingüe, como corresponde a este artefacto multilingüe que es Zirano.

La doble representación del concepto

NORMALMENTE, decimos que ‘caballo’ es SINÓNIMO de ‘corcel’. Digo ‘normalmente’ porque lo normal hasta ahora es hablar de sinónimos DENTRO DE UNA SOLA LENGUA. Hasta ahora la semántica ha sido básicamente monolingüe, plana.

Otra terminología utilizada con el mismo enfoque monolingüe:
ANTÓNIMO (subir / bajar).
HIPERÓNIMO. 'Mueble' es un HIPERÓNIMO que contiene varios HIPÓNIMOS (silla, mesa, armario, etc.).

NUEVA SITUACIÓN.
El hecho de construir el Árbol Conceptual (potencialmente) Universal, en el que los elementos de cada idioma se extienden superficialmente en capas paralelas y en contacto en múltiples puntos hace que TENGAMOS QUE pasar a hablar de SEMÁNTICA ¿pluridimensional? ¿multifacética? ¿en relieve? ¿estéreo? ¿nuevo término?

¿Qué es ‘mesa’ [cas] con respecto a ‘table’ [ing] y con respecto a ‘taula’ [cat]?. Si perteneciesen a la misma lengua serían sinónimos.
¿Qué es ‘monter’ [fra] con respecto a ‘descendre’ [fra], ‘baxar’ [ara], ‘baixar’ [cat], ‘come down’ [ing]?. Si TODOS  perteneciesen a la misma lengua serían antónimos.

Para enfocar adecuadamente el tema tenemos que introducir un elemento que en la ¿semántica plana? (al menos para la cuestión que nos ocupa) no suele ser tenido en cuenta. Me refiero al ‘concepto’. Por supuesto que sí que se tiene en cuenta, pero aparece como algo dado, el juego de relaciones se establece entre significados, no entre significante(s) y significado(s).

El concepto es lo que se dibuja o aparece en la mente de una persona cuando / oye / lee / ve / le es sugerida // el nombre / la imagen de un // ‘caballo’ [cas], ‘cheval’ [fra], ‘caball’ [cat], horse [ing], etc.

En todos los casos,  [cas], [fra], [cat], [ing], etc. el concepto (imagen mental) ES UNO y EL MISMO (aunque pueda diferir accesoriamente, no esencialmente, (por causas ¿culturales?, ¿de experiencia personal?) de unas personas a otras).

NUEVA METODOLOGÍA.
Representamos cada CONCEPTO con un SÍMBOLO que tiene ciertas propiedades y características.
Un SÍMBOLO es la PRIMERA REPRESENTACIÓN de un CONCEPTO. Sustituye, en el esquema tradicional de Saussure, a lo que él llama ‘significante’.

El SÍMBOLO es bipolar, por la izquierda enlaza con el concepto al que representa (significado, Saussure), por la derecha enlaza con tantas formas o SEGUNDAS REPRESENTACIONES como idiomas en los que sus hablantes posean ese concepto.
Cada símbolo actúa como una VARIABLE SEMÁNTICA.

Por una parte REPRESENTA (primera representación) al concepto.
Por otra, (segundas representaciones) a todas y cada una de las palabras o expresiones con que el CONCEPTO se representa en todos los idiomas del mundo donde exista ese concepto.

Con la ‘doble representación’ cada CONCEPTO tiene una PRIMERA representación que es su SÍMBOLO y múltiples SEGUNDAS representaciones.

Cada SÍMBOLO es ÚNICO y representa a un solo CONCEPTO.

Cada SÍMBOLO está incluido en otro (excepto los símbolos primigenios, aquellos constituidos por un solo elemento discreto) formando una estructura inclusiva en árbol.

/DEA/ es el SÍMBOLO (primera representación) del CONCEPTO que en [cas] se expresa así: “Cualquiera de los objetos transportables ... que hay en una casa, ...” y cuyas segundas representaciones son ‘supellex’ [lat], ‘meuble’ [fra], ‘furniture’ [ing], ‘moble’ [cat], ‘mueble’ [cas].

/DEAD/  es el SÍMBOLO (primera representación) del CONCEPTO que en [cas] se expresa así: “Mueble constituido por una superficie horizontal ...” y cuyas segundas representaciones son ‘mensa’ [lat], ‘table’ [fra], ‘table’ [ing], ‘taula’ [cat], ‘mesa’ [cas].

Situada en esta nueva dimensión, la pregunta ¿Qué es ‘mesa [cas]’ con respecto a ‘table’ [ing] y con respecto ‘taula’ [cat]?, adquiere sentido.
Aparece un nuevo tipo de relación (relación interlingüística por oposición a relación intralingüística) que antes no existía: ¿Cómo llamamos a la relación que existe entre ‘mesa’ [cas], ‘table’ [ing] y ‘taula’ [cat]? No son sinónimos porque no pertenecen al mismo idioma. 

¿Qué es ‘monter’ [fra] con respecto a ‘bajar’ [cas], ‘baixar’ [cat], ‘come down’ [ing]? No son antónimos porque no pertenecen a la misma lengua.

Siendo consecuentes con el planteamiento de la SEMÁNTICA ¿estéreo?, hay un tercer elemento que les da unidad a pesar de pertenecer a idiomas diferentes: el CONCEPTO (imagen mental) y su primera representación (forma física), su SÍMBOLO.

Nos encontramos con que en SEMÁNTICA ¿PLANA? ‘mueble’ es HIPERónimo de ‘mesa’, ‘silla’, ‘armario’.
En semántica esterea?

Semántica Plana—                    Semántica Estéreo—
sinónimos:    caballo corcel            sinonotios:    caballo  horse  cheval 
antónimos:    subir   bajar               antinotios:    subir   descendre
hiperónimo:    mueble                    hipernotio:    mueble
hipónimos:    silla mesa armario     hiponotios:    mesa chair table cupboard

¿Qué aplicaciones tiene este desarrollo teórico?

Recuperación de la información en múltiples idiomas por medio de un solo símbolo (ciencias de la información, bibliotecas, buscadores de internet).

Localización de ocurrencias de campos conceptuales COMPLETOS en lingüística de corpus. Una busca /DEA%/ nos permitiría recuperar ‘mensa’ [lat], ‘table’ [fra], ‘table’ [ing], ‘taula’ [cat], ‘mesa’ [cas] y silla, taburete, armario, cama, etc. en múltiples idiomas.

La realización y computación automática de encuestas con cuestionarios abiertos, cerrados o con preguntas abiertas en todos los idiomas de la plataforma multilingüística partiendo de un idioma, sin necesidad de conocer los otros idiomas ni de traducir los resultados. Los resultados son accesibles desde todos los idiomas, cada consultante en su idioma, sin necesidad de traducción. Este tipo de encuesta permitiría agrupar todos los hiponotios (hipónimos) en su hipernotio (hiperónimo). Por ejemplo, una respuesta abierta del tipo ‘devorar’ [cas] podría ser agrupada con otras como ‘engullir’, ‘tragar(se)’, ‘zampar(se)’, ‘to gulp’, ‘to swallow’, ‘to cram down’, ‘engloutir’, ‘avaler’, ‘boufrer’, ‘abalar’, ‘trusquir’ y todas ellas asimiladas a su hipernotio (hiperónimo) ‘comer con voracidad’ / ‘to eat voraciously’ / ‘manger avec voracité’ / ‘minchar con angluzia’  y éste con el superhipernotio (superhiperónimo) ‘comer’ / ‘to eat’ / ‘manger’ / ‘minchar’ … simultáneamente en todos los idiomas de la plataforma lingüística.



The double representation of the concept

USUALLY you say that ‘horse’ is SYNONYMOUS of ‘steed’. I said ‘usually’ because until now the usual thing is to speak of synonyms WITHIN A SINGLE LANGUAGE. Until now semantics has been basically monolingual, flat.

Further terminology used with the same monolingual approach: ANTONYM (to raise/to lower). HYPERONYM: 'Furniture' is a HYPERONYM that contains several HYPONYMS (chair, table, wardrobe, cabinet, etc.).

NEW SITUATION.
The construction of the Conceptual (Potentially) Universal Tree, in which the elements of each language extend superficially in parallel layers in contact at multiple points entails that WE NEED to speak of a SEMANTICS which is —multi-dimensional?  multifacetic? in relief? stereo? new term?

What is ‘table’ [cas] with respect to ‘table’ [ing] and ‘taula’ [cat]? If they belonged to the same language they would be synonyms.
What is ‘monter’ [fra] with respect to ‘descendre’ [fra], ‘baxar’ [ara], ‘baixar’ [cat], ‘to come down’ [ing]?. If ALL them belonged to the same language they would be antonyms.

In order to focus this subject adequately we must introduce an element that in —flat? semantics (at least for the question that occupies us) usually is not considered. I mean the ‘concept’. Of course it is considered but it appears as something given, the relations are established between meanings, not between significant(s) and meaning(s).

The concept is what draws itself or appears in the mind of a person when he or she hears/reads/sees/ a horse or the name ‘caballo’ [cas], ‘cheval’ [fr], ‘caball’ [cat], ‘horse’ [eng], or the image of a horse is suggested to him or her.

In all cases, [cas], [fr], [cat], [eng], etc. the concept (mental image) IS ONE and THE SAME —although it can differ accessorily, not essentially (due to cultural causes or personal experience— from one to another person).

NEW METHODOLOGY.
We represent each CONCEPT with a SYMBOL that has certain properties and characteristics. A SYMBOL is the FIRST REPRESENTATION of a CONCEPT. It replaces, in the traditional scheme of Saussure, what he calls the ‘signifier’.

The SYMBOL is bipolar, on the left it connects with the concept which it represents (signifier, Saussure), on the right it connects with as many forms or SECOND REPRESENTATIONS as languages in which speakers know or ‘use’ that concept. Each symbol acts as a SEMANTIC VARIABLE.

On the one hand IT REPRESENTS (first representation) the given concept.

On the other, (second representations) each and every one of the words or expressions whereby the CONCEPT is represented in all the languages of the world where that concept exists.

With the ‘double representation’ each CONCEPT has one FIRST representation that is its SYMBOL and multiple SECOND representations (or at least one).

Each SYMBOL is UNIQUE and represents a single CONCEPT.

Each SYMBOL is included in another one (except the original symbols, those consituted by only one discreet element) forming an inclusive treelike structure.

Located in this new dimension, the question "What is ‘mesa’ [cas] with respect to ‘table’ [ing] and with respect to ‘taula’ [cat]?" makes now sense.
A new type of relation appears (interlinguistic relation by opposition to intralinguistic relation) that before did not exist: How do we call the relation that exists between ‘mesa’ [cas], ‘table’ [eng] and ‘taula’ [cat]?. They are not synonyms because they do not belong to the same language. What are ‘monter’ [fr], ‘baxar’ [ara], ‘baixar’ [cat], ‘to come down’ [eng]. They are not antonyms because they do not belong to the same language.

In consequence with the assumptions of —stereo? SEMANTICS, there is a third element that unifies them in spite of belonging to different languages: the CONCEPT (mental image) and its first representation (its physical form), its SYMBOL.

/DEA/ is the SYMBOL (first representation) of the CONCEPT that in [ing] is expressed thus: “Anyone of the movable articles of a house …” and whose second representations are ‘supellex’ [lat], ‘meuble’ [fra], ‘furniture’ [ing], ‘moble’ [cat], ‘mueble’ [cas].

/DEAD/ is the SYMBOL (first representation) of the CONCEPT that in [eng] is expressed thus: “A piece of furniture consisting of a flat smooth top …” and whose second representations are ‘mensa’ [lat], ‘table [fr], ‘table’ [ing], ‘taula’ [cat], ‘mesa’ [cas].

In FLAT? SEMANTICS ‘furniture’ is a HYPERonym of ‘table’, ‘chair’, ‘sofa’, ‘cupboard’.
In STEREO SEMANTICS?

Flat Semantics—                                              Stereo Semantics—
synonyms:    horse   steed                                synonotios:    horse caballo  cheval 
antonym:    go up   come down                        antinotios:    go up    descendre
hyperonym:    furniture                                    hypernotio:    Furniture
hyponyms:    chair table cabinet                      hyponotios    table chair mesa cupboard

Which applications does this theoretical development have?
Information retrieval in multiple languages by means of a single symbol (information sciences, libraries, Internet search).

Location of occurrences of COMPLETE conceptual fields in corpus linguistics. One search for /DEA%/ would allow us to recover ‘mensa’ [lat], ‘table’ [fra], ‘table’ [ing], ‘taula’ [cat], ‘mesa’ [cas] and 'chair', 'stool', 'closet', 'bed', etc. in multiple languages.

The accomplishment and automatic computation of surveys with /open / closed questions or open /closed  questionnaires in all the languages of the multilinguistic platform starting off from any language, without needing to know the other languages nor to translate the results. The results are accessible from all the languages, each user in his or her own language, with no translation being required.

This type of survey would allow to group all the hyponotios (hyponyms) in their hypernotio (hyperonym). For example, an open answer of the type ‘to devour’ [ing] would be grouped with others like ‘to gulp’, ‘to swallow’, ‘to cram down’, ‘engloutir’, ‘avaler’, ‘boufrer’, ‘engullir’, ‘tragar(se)’, ‘zampar(se)’, ‘abalar’, ‘trusquir’ and all of them assimilated to their hypernotio (hyperonym) ‘to eat voraciously’ / ‘comer con voracidad’ / ‘manger avec voracité’ / ‘minchar con angluzia’ and this one with its superhypernotio (superhyperonym) ‘to eat’ / ‘comer’ / ‘manger’ / ‘minchar’ … simultaneously in all the languages of the linguistic platform.



La double représentation du concept

NORMALEMENT, nous disons que ‘cheval’ est SYNONYME de ‘coursier’. Je dis ‘normalement’ parce que ce qui est normal jusqu'à présent est de parler de synonymes DANS une SEULE LANGUE. Jusqu'à présent la sémantique a été principalement monolingue, plate.


D'autres termes utilisés avec la même analyse monolingue : ANTONYME (monter/baisser). HYPERONYME: Meuble est un HYPERONYME qui contient plusieurs HYPONYMES (chaise, table, armoire, etc.).

NOUVELLE SITUATION. Le fait de construire l'Arbre Conceptuel (potentiellement) Universel, dans lequel les éléments de chaque langue sont superficiellement étendus dans des couches parallèles et en contact dans de multiples points fait qu'IL NOUS FAUT parler d'une SÉMANTIQUE —pluridimensionnele?  multifacétique? en relief? Stéréo? nouveau terme?

Qu'est-ce que c'est ‘mesa’ [cas] à l'égard de ‘table’ [ing] et à l'égard de ‘taula’ [cat]?. S'ils appartenaient la même langue ils seraient des synonymes. Qu'est-ce que c'est ‘monter’ [fra] à l'égard de ‘descendre’ [fra], ‘baxar’ [ara], ‘baixar’ [cat], ‘to come down’ [ing]?. Si TOUS appartenaient la même langue ils seraient des antonymes.

Pour focaliser adéquatement le sujet nous devons introduire un élément qui dans le sémantique —plate? (au moins pour la question qui nous occupe) n'est pas généralement pris en considération. Il s'agit du ‘concept’. Évidemment qu'en effet il est pris en considération, mais comme quelque chose de donné: le jeu de relations est établi entre des significations, pas entre significant(s) et signification(s).

Le concept est ce qui est dessiné ou apparaît dans l'esprit d'une personne quand elle entend/lit/voit/lui un de // ‘caballo’ [cas], ‘cheval’ [fr], ‘caball’ [cat], ‘horse’ [ang], etc.// ou l'on lui suggère l'image d'un cheval.

Dans tous les cas, [cas], [fra], [cat], [ing], etc. le concept (image mentale) EST UN et LE MêME (même s'il peut différer accessoirement /pour des causes culturelles?, d'expérience personnelle?— d'une personne à une autre).

NOUVELLE MÉTHODOLOGIE.
Nous représentons chaque CONCEPT avec un SYMBOLE qui a des propriétés et caractéristiques données. Un SYMBOLE est la PREMIÈRE REPRÉSENTATION d'un CONCEPT. Il remplace, dans le schéma traditionnel de Saussure, ce qu'il appelle le signifiant.


Le SYMBOLE est bipolaire, à gauche il est relié au concept qu'il représente (signification, Saussure), à droite il est relié à tant de formes ou REPRÉSENTATIONS SECONDES comme il y a des langues dans lesquelles les personnes parlant cette langue possèdent ce concept. Chaque symbole agit comme une VARIABLE SÉMANTIQUE.

D'une part il REPRÉSENTE (première représentation) le concept. D'autre part, (secondes représentations) chacune des mots ou expressions avec lesquelles le CONCEPT est représenté dans toutes les langues du monde où ce concept existe. Avec la ‘double representation’ chaque CONCEPT a une PREMIÈRE représentation qui est son SYMBOLE et de multiples représentations SECONDES. Chaque SYMBOLE est UNIQUE et représente un seul CONCEPT.

Chaque SYMBOLE est inclus dans un autre (sauf les symboles primitifs, ceux qui sont constitués par un seul élément discret) en formant une structure inclusive en arbre.

Située dans cette nouvelle dimension, la question "Qu'est-ce qu'est ‘mesa’ [cas] à l'égard de ‘table’ [ing] et à l'égard de ‘taula’ [cat]?" acquiert un sens. Il apparaît un nouveau type de relation qui n'existait avant pas (une relation interlinguistique par opposition à une relation intralinguistique): Comment appelons-nous la relation qui existe entre ‘mesa’ [cas], ‘table’ [ang] et ‘taula’ [cat]?. Ils ne sont pas synonymes parce qu'ils n'appartiennent pas à la même langue. Qu'est-ce c'est ‘monter’ [fra] à l'égard de ‘bajar’ [cas], ‘baixar’ [cat], ‘to come down’ [ang]? Ils ne sont pas antonymes parce qu'ils n'appartiennent pas la même langue.

En étant conséquents avec l'approche de la SÉMANTIQUE —stéréo?, il y a un troisième élément qui leur donne unité bien qu'appartenant à des langues différentes : le CONCEPT (image mentale) et sa première représentation (forme physique), son SYMBOLE.

/DEA/ est le SYMBOLE (première représentation) du CONCEPT qui en [fra] est ainsi exprimé : « Chacun des objets transportables… qui ont dans une maison,… » et dont les secondes représentations sont ‘supellex’ [lat], ‘meuble’ [fra], ‘furniture’ [ing], ‘moble’ [cat], ‘mueble’ [cas].

/DEAD/ est le SYMBOLE (première représentation) du CONCEPT qui en [cas] est ainsi exprimé : « Meuble constitué par une surface horizontale… » et dont les représentations secondes sont ‘mensa’ [lat], ‘table’ [fra], ‘table’ [ing], ‘taula’ [cat], ‘mesa’ [cas].

En SÉMANTIQUE PLATE ? nous trouvons que ‘mueble’ est un HYPERonyme de table, chaise, armoire.
En sémantique stéreo?

Semantique Plate                                    Semantique Stéreo
sinonymes:    cheval coursier                    synonotios:    caballo  horse  cheval 
antonymes:    monter  baisser                   antinotios:   subir   descendre
hyperonyme:    meuble                                hypernotio:    meuble
hyponymes:    chaise, table, armoire        hyponotios:    mesa chair table cupboard


Quelles applications a ce développement théorique ?
Récupération d'information dans de multiples langues au moyen d'un seul symbole (sciences l'information, bibliothèques, chercheurs d'internet).


Localisation de présences de domaines conceptuels COMPLETS en linguistique de corpus. Une cherche /DEA%/ nous permettrait de récupérer ‘mensa’ [lat], ‘table’ [fra], ‘table’ [ing], ‘taula’ [cat], ‘mesa’ [cas] et 'chaise', 'tabouret', 'armoire', 'lit', etc. dans de multiples langues.

La réalisation et le calcul automatique d'enquêtes avec des questionnaires ouverts, fermés ou avec des questions ouvertes dans toutes les langues de la plate-forme multilinguistique en partant d'une langue, sans avoir besoin de connaître les autres langues ni de traduire les résultats. Les résultats sont accessibles depuis toutes les langues, chaque consultant dans sa langue, sans avoir besoin de traduction. Ce type d'enquête permettrait de grouper toutes les hyponotios (hyponymes) dans leur hypernotio (hyperonyme). Par exemple, une réponse ouverte du type ‘dévorer’ [fra] pourrait être groupée avec d'autres comme ‘engloutir’, ‘avaler’, ‘boufer’, ‘engullir’, ‘tragar(se)’, ‘zampar(se)’, ‘to gulp’, ‘to swallow’ ‘to cram down’, ‘abalar’, ‘trusquir’ et toutes autres assimilées à son hypernotio (hyperonyme)  ‘manger avec voracité’ / ‘comer con voracidad’ / ‘to eat voraciously’ / ‘minchar con angluzia’ et celui-ci avec le superhypernotio (superhyperonyme) ‘manger’ / ‘to eat’ / ‘comer’ / ‘minchar’ … simultanément dans toutes les langues de la plate-forme linguistique.


Se verá que esta propuesta tiene algo en común con los proyectos de lenguaje universal de los siglos XVII y XVIII, en especial con el idioma analítico de John Wilkins, expuesto en su obra An Essay towards a Real Character and a Philosophical Language (1668). Por cierto que Wilkins, como Cyrano de Bergerac, también es un precursor de la idea de viajes espaciales; fue quizá el primero que propuso seriamente viajar a la luna (ahora que la NASA dice que lo va a intentar otra vez imitándose a sí misma), y predijo (y ayudó en parte a efectuar) la invasión tecnológica de cacharros móviles y voladores y automáticos que ahora nos rodean.

Bien, se recordará el idioma analítico de Wilkins fue ridiculizado por algunos, visto que era totalmente imposible aprenderlo. Hasta el artículo de Borges sobre Wilkins, en Otras Inquisiciones, "El idioma analítico de John Wilkins", se mueve entre la admiración y la ironía. De hecho, muchos seguramente creen que John Wilkins es producto de la imaginación de Borges.

Pero Zirano tiene varias ventajas con respecto al idioma de Wilkins, aparte de que Miguel Santolaria sí existe: primero, no hace falta aprender los símbolos universales en que se basa, pues su estructura está informatizada, y se consulta en el propio idioma de cada cual. Aparte, tiene una utilidad práctica factible: no pretende sustituir a las demás lenguas ni sistemas de escritura, sino que es sólo una herramienta que permita compararlas y ayudar así a la elaboración de diccionarios y a la traducción.

¿El inconveniente? Bueno, pues que requeriría el trabajo de muchas personas, en muchas lenguas diferentes. No puede ser desarrollado, excepto en forma muy limitada, por una persona ni por un equipo pequeño: está pensado para que crezca por la participación espontánea de los usuarios—un fenómeno en torbellino al estilo wikipedia le vendría bien y sería su medio natural. Pero no está todavía en fase de arrancar así exponencialmente. Y cómo se pone en marcha un torbellino viral de ese estilo, es una ciencia que de momento nos supera. Si lo supiésemos, nos dedicaríamos al márketing, o seríamos personajes de alguna novela de William Gibson.


Zirano





Viernes 3 de abril de 2009

Lili Marleen

Hoy tenemos fiesta por aquí; es San Isidoro, el de las Etimologías. Otro que pensaba, como mi padre, que hay enormes saberes ocultos, acumulados en la forma misma de las palabras y en su origen. Por aquí aprovechamos la fiesta para seguir dándole siempre a lo mismo: acabo de terminar de subir a la red el texto completo de Acción, Relato, Discurso; luego habrá que formatearlo, allí duele. Y también volviendo siempre a lo mismo, wie einst, le doy un viaje a uno de mis clásicos musicales, "Lili Marleen". No es mi versión definitiva, aunque quién sabe nada:



Lili Marleen from Jose Angel García Landa on Vimeo.


En efecto: no era la última versión. Aquí hay otra a la que no tiene nada que envidiar.


Lili Marlene from Jose Angel García Landa on Vimeo.



Nada de nada





Jueves 2 de abril de 2009

Este sí ha evolucionado

aboriginal
Aunque a primera vista pueda engañar, este aborigen sí ha evolucionado. Se le nota en los adornos del cuerpo, señal de que es hombre simbólico, y sobre todo en la avanzada tecnología del paño de la cabeza—que debe ser de importación. También, claro, en el blanco de los ojos: te mira con desconfianza (justificada, supongo—los cazaban como a perros) pero con inteligencia.

La barba no sé si es señal de evolución o no. Según Darwin, el hombre le debe la barba a la selección sexual, es un atributo de atracción sexual. Él, desde luego, se la dejó bien larga, por si acaso. "El tío barría para casa como quien no quiere la cosa", me dicen. Aunque a la calva no le aplica Darwin el mismo razonamiento.

A pocos de nuestros antecesores los pintan ahora con barba, los antropólogos: debe ser que los cavernícolas barbudos hacen demasiado decimonónico. Hasta a los neandertales los afeitan últimamente. Algún homo tuvo que haber que no fuera lampiño precisamente—pero la barba hace más homo sapiens que otra cosa, en la imaginería actual.

De hecho, el de la imagen podría bien ser un homeless californiano con una mano de pintura, algún último eslabón de los hippies de los sesenta, o un Hell's Angel que tuvo que empeñar la Harley ya hace tiempo.  

O quizá sea éste un hombre del futuro. En la esquina de mi calle me acabo de encontrar, de hecho, a un cazador-recolector muy parecido a éste.

Diez mil millones de años luz de evoluciones



Miércoles 1 de abril de 2009

Doce últimos hombres

Planet of the Apes



El año Darwin pega fuerte. Y el gripazo. Ayer se conjuntaron de tal modo que no pude asistir a la conferencia que tenía previsto en la Universidad, sobre la extinción masiva del Cretácico o finales. Así que en su lugar me escuché esta conferencia virtual de Carl Zimmer, "Darwin and beyond: How Evolution Is evolving" en Blip.tv, que no me ha traicionado como YouTube (ahora parece ser que es mi ordenador, el traidor, el único que no me deja ver YouTube). De hecho hay toda una colección de conferencias sobre evolución de Carl Zimmer en Blip, enlazadas a esa.  Menos mal que tenemos a Zimmer para consolarnos malamente de la desaparición de Stephen Jay Gould. Hoy he empezado uno de sus últimos libros, I Have Landed, y me he emocionado con su dedicatoria, y he llorado porque ya no escribirá más libros...  Adiós y hola desde aquí, Stephen.

Este libro me lo encargué en cuanto salió, pero lo aparqué mientras le hincaba el colmillo a The Structure of Evolutionary Theory, increíble arquitectura de palabras y conceptos en la que Gould integra en un razonamiento ordenado e increíblemente complejo, que hasta Hegel debería envidiar, todo lo que parecían curiosidades dispersas en sus anteriores libros. Como riff final para su obra, desde luego se debió quedar ancho, él que le gustaba asociar cosas aparentemente disparatadas de maneras sorprendentes, y ver que se tenía junto el castillo cada vez más alto de fichas de dominó, y subía y subía.
Australopithecus Afarensis







Otro libro que me acabo de encargar en cuanto lo he visto es The Last Human: A Guide to Twenty-Two Species of Extinct Humans, de G. J. Sawyer y Viktor Deak—una espectacular obra de divulgación sobre casi todos los humanos y homínidos conocidos. Hay que reconocer que varios de los "humanos" a que se refieren son primos muy lejanos: de los que ves y piensas "gorila", o "chimpancé" antes que "semihumano inquietante".  Los ardipitecos y australopitecos y parántropos que ocupan la mitad del libro no son, probablemente, ni siquiera antepasados nuestros... más bien sus primos, quizá, aunque bien pudiera ser que alguno sí sea un tatarabuelo remoto. Y nada de esto es muy muy seguro.




Boisei



Así por ejemplo el Paranthropus boisei hasta hace poco era el Australopithecus boisei; y antes fue el Zinjanthropus. Parece claro que pertenece a una línea derivada que no está entre nuestros antepasados, aunque sí tengamos un antepasado común, como lo tenemos con los chimpancés y gorilas. No llega tan lejos por cierto este libro, pues aunque es generoso con lo que considera "humano" no llega hasta los antepasados comunes con los simios—Oreopithecus o sus familiares próximos. Comienza en Sahelanthropus, que ciertamente no tenía que vivir en lo que hoy llamamos el Sahel, pues bien distinto sería en sus tiempos (aunque el libro subestime los cambios en la climatología africana). Y Sahelanthropus desde luego es un auténtico chimpancé a la vista—aunque en realidad no sepan si colocarlo mucho antes. La cuestión es que tenía al parecer caninos pequeños... un dato que lo aproxima a los humanos. Pero su fotografía es la de un chimpancé. Digo fotografía porque las ilustraciones son clave en el libro, admirables falsificaciones digitales que ayudan a imaginar lo que pudieron ser estos humanoides. La foto del boisei que nos muestran es la del cuñado de un gorila, no la de un humano, ni siquiera uno muy muy paleto. Estos aún no habían llegado ni siquiera a la fase de la caverna y el garrote.

Tampoco había alcanzado mucha inteligencia—ni mucha belleza, como su nombre indica—el Orrorin. Poco sabemos de él. Que era implume, sí. Bípedo, puede.

Y también son simiescos los diversos australopitecos: chimpancés que andan de pie—y que parecen por tanto extrañamente presuntuosos o con resabios de elegancia, como queriendo lucir tipo.
Australopithecus Afarensis

Aunque, allí está el arte del ilustrador, basta ponerles ojos humanos, con mucho blanco, a los photoshops de los australopitecos, para que adquieran inteligencia, y si no inteligencia para hacer sudokus, sí al menos un alma humana, una personalidad capaz de sentimientos y de amistad hacia nosotros.

De las ilustraciones que aquí figuran, el Homo rudolphensis del lago Turkana (antes lago Rudolph) es el primero al que en este libro se le concede blanco de los ojos, o quizá sólo amarillo, pero con un poquito basta. rudolphensis


orangután
Es importante, el blanco de los ojos. Sirve para ver a dónde está mirando la otra persona, de modo que contiene todo un programa de reflexividad y de "teoría de la otra mente" consigo. Instintivamente reconocemos, en alguien que mira de reojo, a un congénere. Las miradas de reojo son por tanto especialmente chocantes en los rostros no humanos, como el de este orangután—


o el de este otro australopiteco:  
Afarensis











Estas ilustraciones no vienen de The Last Human: como digo, allí es el Rudolfensis el primero que mira meditativamente. ¿Serían capaces de reconocer los sentimientos e intenciones del otro, de trazar planes maquiavélicos, de proyectar el futuro? La mayoría no sabe, no contesta—su mirada es inexpresiva. planet of the apesLa mirada de Boisei, aunque mire un poquito de reojo, es opaca, indicativa de encefalograma plano detrás, o de vocación de mascador de plátanos y tallos tiernos, todo lo más. A Lucy y a su hija se les concede cierto encanto en The Last Human, un poquito a lo Helena Bonham Carter en El Planeta de los Simios. Pero por muy monas que sean, son monas y nada más. No tienen aquí vida interior.





























Mirad en cambio, qué sabiduría resignada, y qué melancolía profunda de cantante de blues, en este Homo Erectus reojado:

Homo Erectus
Por contra, a este aborigen más moderno no le han sacado el blanco de los ojos en la foto, y como resultado está el hombre demasiado poco comunicativo, cejijunto:

aboriginal

Hay que recordar que el blanco de los ojos fosiliza mal.

Lo de la vida interior, por cierto, supongo que depende de un rico universo social y simbólico; depende primero de tenerlo fuera, y luego de interiorizarlo. O de desarrollarlo en una dialéctica dentro-afuera, entiéndaseme. Aquí hay una teoría sobre la interiorización de nuestro trato con los demás, o sobre cómo nos amueblamos por dentro con los símbolos del mundo externo: "Goffman: El teatro de la interioridad". Esto me recuerda que había una teoría semejante sobre la creación de una interioridad en Nietzsche, en La Genealogía de la Moral. Allí iba más ligada la creación de esa moral y de esa interioridad a la violencia, la dominación y las relaciones de poder. En todo habrá un ápice de verdad, al menos.

A lo que iba–en este libro, no hay gran cosa de la interioridad, no llegamos hasta ahí, pero sí sobre la aparición de la capacidad simbólica. Un fenómeno que prefieren no describir como evolutivo (en el sentido de "lento", por selección natural, etc.) sino como emergente, una súbita explosión de capacidades que sin embargo quedan así, a bote pronto, muy mal explicadas. Una vez más, tendremos que integrar la evolución del simbolismo en el seno de la evolución, supongo.

Es inevitable que dentro de cien años se reirán (si les queda risa) de las magníficas ilustraciones de este libro, que les parecerán como nos parecen ahora las de neandertales jorobados, con nariz de borrachín y con garrota (que igual sí eran así...). Pero entre tanto, es una historia plausible que nos cuentan los antropólogos e ilustradores. Insisto sin embargo que de los ventidós "humanos" sólo hay aquí doce con luz en los ojos, y —será casualidad—son todos los homos. Creo que sólo a éstos se les concederían hoy derechos humanos, en lugar de derechos de los Grandes Simios. O igual habría que inventar unos derechos menos erectos... Por suerte o por desgracia, la extinción y el genocidio nos han librado del dilema.

Así pues, veo en The Last Human algunos humanoides, primates y parántropos, pero sólo doce especies humanas: Homo rudolfensis, Homo habilis, Homo ergaster, Homo georgicus, Homo erectus, Homo pekinensis, Homo floresiensis, Homo antecessor, Homo rhodesiensis, Homo heidelbergensis, Homo neanderthalensis, Homo sapiens.

Curioso elemento, éste, el Homo sapiens. A veces vive tan en cueros como un australopiteco, y sus conocimientos de cibernética no van mucho más allá. Pero tiene sin embargo un universo simbólico que le hace acicalarse, y ponerse piercings, y contarse historias de cómo los Dioses crearon al primer hombre—del barro salió, dicen.

Siempre me han gustado las historias de últimos hombres—desde el Planeta de los Simios—y luego First and Last Men de Olaf Stapledon, Earth Abides de George R. Stewart, y también, antes de todas éstas venía, The Last Man, de Mary Shelley.  He pensado muchas veces en cuál debió ser el fin de los neanderthales, y de los Hombres de Flores, las últimas especies humanas con las que hemos coexistido. Quizá unos eran ogros para nosotros, y los otros enanitos... ¿Fueron exterminados? ¿Esclavizados? ¿Arrinconados? ¿Ignorados en la medida de lo posible?

 En todo caso, la idea de la evolución como un ascenso gradual de los simios a los humanos queda transformada con esta sobreabundancia de eslabones perdidos que han surgido en el último siglo.  Ahora se plantea la relación de coexistencia o rivalidad no sólo entre tribus o naciones de la edad de piedra, sino también entre distintas especies de humanos y humanoides que coexistían, expandiéndose algunos de ellos fuera de África. Como sigue dándose todavía, esa extraña coexistencia, aunque algo más desdibujado queda el tema, entre nosotros y los grandes simios. No me olvidaré del imponente gorila del zoo de Madrid, sentado como el Pensador de Rodin, mirando al público que lo miraba, con una tristeza, una impotencia, y un resentimiento infinitos—a menos que me los esté imaginando yo.

El Último Hombre... el último hombre ha existido ya muchas veces: once veces, al menos. También el último parántropo. Y una vez extintas todas las especies queda, esta vez sí, por vez primera... el último hombre, hipócrita lector, monstruo refinado al que conoces. Al que le sujetas la mirada en el espejo.

En este libro The Last Man sale el último hombre plantando una bandera en Marte, wishful thinking de momento. Y quizá, quizá la pinche... un lasting last man.  Pero eso no le librará de la extinción, a la que todo va abocado. parade Esta mañana andaba por el campus, veía muchos homo sapiens como yo, afanándose aquí y allá, haciendo sus planes y acuerdos, hablando por sus teléfonos móviles, organizando la distribución del trabajo, andando entre esas curiosas conchas móviles, multicolores, que de repente han ido apareciendo por todas partes. Y me ha parecido una cosa tan rara, tan atípica, una demencia súbita (fascinante, eso sí), una burbuja de actividad frenética después de dos millones de años de caminar por la sabana....  La realidad cotidiana que tan sólida nos parece es una apariencia, es nuestra Caverna, la Caverna de la que creíamos haber salido para estudiar filosofía.

... no durará, no. Nada dura, por largas que sean las historias de la Historia, ese noticiario de anteayer.  El Último Hombre, todos lo somos.


No evolucionaremos






Más atrás—marzo de 2009




























www.flickr.com

garciala1's photos

Otras fotos de

JoseAngel

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

También tengo el IBSN 0-000-0000-1

nada menos

Archivos: 2009-3  2009-2  2009-1  2008-12  2008-11   2008-10  2008-9  2008-8  2008-7 2008-6  2008-5  2008-4  2008-3   2008-2  2008-1  2007-12  2007-11 2007-10   2007-9   2007-8   2007-7   2007-6   2007-5   2007-4    2007-3   2007-2   2007-1    2006-12   2006-11 2006-10  2006-9   2006-8   2006-7   2006-6   2006-5   2006-4   2006-3   2006-2   2006-1   2005-3   2005-2   2005-1   2004  1995-2003