Blog de notas de José Ángel García Landa
(Biescas y Zaragoza)— Febrero 2009
kate bush

Miscellanea 

(A journal of English and American studies)


Powered by Rollyo
Aquí mi clon para poner comentarios 
También se pueden enviar comentarios no públicos a garciala@unizar.es o por SMS al 685056264
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas  Enlaces y blogs    Mi web    Indice Free counter and web stats Estadísticas
Música que viene: Series of Dreams (Bob Dylan) - Y vuelve - World outside your Window  (Tanita Tikaram) - y vuelve: If not today (Days of Hope)

Blog de hoy AQUÍ

Sábado 28 de febrero de 2009
Miscelánea: A Journal of English and American Studies
La miscelánea

La Miscelánea de horrible título era y es la revista de Filología Inglesa de nuestro departamento, revista que dirigí durante varios años allá por los noventa. Como amagaban este año con trasladarnos de edificio, reflexionó la dirección del departamento sobre el destino que había que dar a los fondos de la revista que habían quedado sin vender ni intercambiar.  Y llegó a la conclusión "no muy acertada" de que lo mejor era tirarlo todo a la basura, y que la triturasen. Se nota que el Director no la había dirigido.

Pero la Subdirectora sí la había dirigido, y yo le escribí para ver si lo podían reconsiderar y actuaban con más cordura, o para que lo supiese ella si no le había llegado la noticia, que todo podría ser en nuestro glorioso departamento. En fin, que a resultas de eso, se lo pensó mejor la Dirección de nuestro departamento, y decidieron en lugar de tirarla, regalarla a los estudiantes.  Bravo. Me felicito por ello—lo que me extraña es que me hiciese caso la Dirección, viniendo de mí la sugerencia, con la de contenciosos que venimos teniendo. Igual llegaron a la conclusión por sí mismos, en paralelo, y les dio vergüenza lo que iban a hacer. Ójala.

Bien, pues de varios miles de misceláneas desde el año 1980 y otras publicaciones de poca salida que se acumularon en el rellano del pasillo de Filología Inglesa, ya van quedando menos miles, o menos cientos. Al menos sí hay estudiantes que se molestan en cogerlas, si se las regalan. Y si esto se hubiera hecho con más tino, a lo largo de varios cursos, habría ido yendo la revista al menos a gente potencialmente interesada en ella, se habrían hecho rebajas si interesaba irse librando de los fondos, o se habría donado a bibliotecas, etc.—en lugar de deshacerse de ella por la vía rápida. ¿Acaso esperaba el departamento forrarse vendiendo ejemplares? Pero en fin, así se hacen las cosas cuando se hacen mal—de prisa, o todo o nada, y corre corre de aquí a mañana (otra igual nos van a hacer con el diseño del plan de estudios). En los años que dirigí la revista, yo no paraba de escribir cartas buscando establecer intercambios con otras revistas, y supongo que al menos algunos de esos se mantienen. A mucho más no han ido, eso parece claro.

Una historia de estas te hace reflexionar a dónde van tus publicaciones, y lo que valen los esfuerzos que les dediques: no van desde luego a ningún empíreo académico, no. En todo caso van al currículum, que es lo más parecido a un empíreo virtual. Allí van sus títulos. Las publicaciones en sí, normalmente a un estante donde nadie las leerá ni (vana esperanza) las citará. Y ya puestos en el peor de los casos, van a la basura sin más. La Academia no para de darnos lecciones magistrales.

Aún quedan, por si alguien los quiere, varios cientos de ejemplares gratuitos de revistas con viejos artículos de lingüística y viejos ensayos de crítica literaria. Than which nothing is deader, según una opinión muy extendida.

Trituración de la Miscelánea





Totalitarismo, historia retroactiva y control interiorizado
stalin
En Vida y destino, la novela de Vasili Grossman sobre la Rusia comunista durante la Segunda Guerra Mundial, hay varios personajes pasmados por el giro que han dado los acontecimientos—cómo antiguos revolucionarios son ahora acusados de enemigos del pueblo, y cómo ellos mismos han acabado en un campo de concentración o con sus palabras y pensamientos amordazados por el temor a la vigilancia mutua que impone el totalitarismo.  Es un retrato de la opresión de un sistema que no quiere sólo controlarlo todo ahora y por siempre jamás, sino que también pretende someter incluso el pasado incluso:

La tranquilidad en el tono de voz de Madiárov no parecía de este mundo. El poder del Estado había construido un nuevo pasado; hacía intervenir de nuevo a la caballería a su manera, exhumaba nuevos héroes para acontecimientos ya sepultados y destituía a los verdaderos. El Estado tenía poder para recrear lo que una vez había sido, para transformar figuras de granito y bronce, para manipular discursos pronunciados hacía tiempo, para cambiar la disposición de los personajes en una fotografía.
    Se forjaba realmente una nueva historia. Incluso los hombres que habían sobrevivido a aquellos tiempos volvían a vivir la experiencia pasada, de valientes se transformaban en cobardes, de revolucionarios en agentes extranjeros. (346)


No sé si este pasaje de Vida y Destino de Vasili Grossman debe algo a Orwell, donde el protagonista Winston trabaja en una oficina de información estatal en la que se reescriben las noticias antiguas de los periódicos, corrigiendo la historia reciente a conveniencia del gobierno. 

Lo que está claro es que muchos se confundieron pensando que Orwell escribía no sobre su propia experiencia vivida, sino sobre algún futuro que amenazaba un día con llegar, si no en 1984, quizá en un momento lejano, o que quizá fuese una fantasía satírica...  El doublethink y la práctica de la historia retroactiva no hay que proyectarlos al futuro, pues en realidad siempre han estado entre nosotros. Los fenómenos patológicos extremos como el régimen estalinista que bien conoció Orwell no hacen sino permitir que se manifiesten plenamente esas tendencias al conformismo y la sumisión que genera todo sistema de poder y control, especialmente los aderezados por prácticas de vigilancia mutua. También es cierto que en esos casos, y en esos momentos, salen a organizar la vida pública los peores especímenes de burócrata chupatintas servil, y también se airean las peores tendencias servilistas de las buenas personas, simplemente por la presión ambiental—como cuando en Vida y destino el protagonista Shtrum contradice a un crítico del gobierno:

Shtrum, adoptando una actitud que ni siquiera él mismo comprendía, sintió la necesidad de contradecir a Madiárov, aunque compartía punto por punto sus observaciones.
—Hay algo en su razonamiento que no encaja —dijo—. ¿Cómo puede afirmar que los intereses del hombre no coinciden, no confluyen plenamente con los intereses del Estado que ha creado una industria bélica para la defensa? Creo que los cañones, los tanques, los aviones con los que se envía a combatir a nuestros hijos, nuestros hermanos, son necesarios para todos y cada uno de nosotros.
—Rigurosamente exacto —dijo Sokolov. (353)

Hay un fragmento comparable, muy bonito, en Orwell, cuando Smith por fin contempla actuar dentro de sí doublethink que le impone O'Brien, y reconoce los efectos internos del sometimiento en su propia mente:  la voluntad del Hermano Mayor, por no llamarlo el Gran Hermano, está no sólo por encima de la ley y de la historia, sino por encima de la lógica misma y de las matemáticas:

Almost unconsciously, he traced with his finger in the dust on the table:

2+2=5

'They can’t get inside you,' she had said. But they could get inside you. 'What happens to you here is for ever,' O'Brien had said. That was a true word. There were things, your own acts, from which you could not recover.

(George Orwell. Nineteen Eighty-Four, Penguin, 1989, p. 303)

También podemos ponerlo en alemán, para los de Filología Alemana:

Fast unbewusst malte er mit dem Finger in den Staub der Tischplatte:

2+2 = 5

"In dein Inneres können sie nicht eindringen", hatt Julia gesagt. Aber sie konnten in einen eindringen. "Was Ihnen hier widerfährt, gilt für immer," hatte O'Brien gesagt. Das war ein wahres Wort. Es gab Dinge, eigene Taten, die man nie wieder los wurde.

Porque esto pasa en Rusia, en Alemania, en Catalonia, y en todas partes donde haya consignas oficiales, una voluntad de control desmedida y un sometimiento irracional a una autoridad arbitraria.


Goldstein / Laden




Viernes 27 de febrero de 2009

Evolución de las lenguas (las de carne y las otras)

Ayer fui a una conferencia de José Luis Mendívil, "Darwin, la evolución de las lenguas y la evolución de las especies", organizada por el grupo de lingüística SYLEX, quizá con ocasión del año Darwin y de la publicación del libro Mendívil Origen, evolución y diversidad de las lenguas: Una aproximación biolingüística (Frankfurt: Peter Lang, 2009).

Expuso Mendívil los prolegómenos del enfoque biolingüistico en el XIX, señalando las concomitancias entre la gramática comparada, tan interesada en los procesos de filiación y transformación de las lenguas, y la teoría darwinista de la evolución biológica. Ya el propio Darwin estableció la analogía entre la formación de las lenguas y la de las especies en The Descent of Man, y Schleicher había dicho que la teoría darwinista se podía aplicar tal cual a la evolución de las lenguas. (Recordemos de paso que Ferdinand Brunetière aplicó también un derivado analógico del evolucionismo darwinista al nacimiento, desarrollo y muerte de los géneros literarios).

El conferenciante presenta una versión actualizada de dicha teoría para el siglo XXI,  valorando la analogía a los distintos niveles a que se puede estudiar el lenguaje: desde la Gramática Universal, que comprendería los elementos innatos de lo que Chomsky y otros han llamado el instinto del lenguaje o la capacidad innnata de lenguaje, hasta los aspectos transmitidos culturalmente y las manifestaciones individuales, idiolectos, etc. Mendívil establecía analogías entre estos fenómenos lingüisticos a distinto nivel de generalidad, y los niveles de individualidad en la evolución biológica, del ADN, al gen, al órgano, al individuo, la población y la especie (no llega creo a mencionar el ecosistema)—esto un poco como lo hacía Croft en Explaining Language Change: An Evolutionary Approach (2000), pero con otras analogías entre niveles lingüísticos y biológicos. El ADN es para Mendívil una gramática universal, o viceversa—se ve que sigue siendo un contacto digamos que analógico más que real entre las unidades evolutivas del lenguaje y las de la biología, aunque en algún punto sí se empiezan a tocar estas dos líneas de investigación, como en el famoso gen del lenguaje que ahora se está secuenciando en los neanderthales... Los parámetros de la gramática chomskiana son para Mendívil como los genes Hox, que organizan la distribución del "cuerpo" del lenguaje... y una familia lingüistica viene a ser como un género, un lenguaje  concreto viene a ser como una especie, y los distintos elementos lingüísticos vienen a ser como sistemas biológicos corporales, órganos, células... etc. Bueno, lo explico de modo panorámico, que no tomé notas, y el conferenciante cuidaba de distinguir bien sus propuestas de las de Croft que propone una escala similar en cierto modo.  

Nuestro decano ponía la objeción de que todo esto sigue siendo una analogía, que el ADN no es sólo información sino materia, materia significante, es un auténtico objeto, como lo es un cuerpo, o una especie, mientras que un lenguaje es un instrumento comunicativo abstracto. El conferenciante, sin embargo, un poco à la Schleicher del siglo XXI, enfatizaba la existencia física, a un nivel todavía no estudiado, de los elementos lingüísticos, en la mente que es cerebro y que por tanto es conexiones, estructuras, etc. Yo sugerí la analogía del hardware y el software: y también hice alguna observación para matizar lo que me parece el formalismo excesivo de las líneas de pensamiento inspiradas en Chomsky, que tienden a separar demasiado lo lingüístico de lo no lingüístico, y a pensar en términos exclusivamente gramaticales/formalistas, no funcionales o integracionalistas. Por ejemplo, le dije al conferenciante, la "inteligibilidad mutua" o "ininteligibilidad mutua" de dos idiomas, aparte de ser una cuestión perfectamente lógica, estudiable gramaticalmente, etc., desde un punto de vista—también es desde otro punto de vista una cuestión pongamos que metafísica, pues la inteligibilidad se da entre hablantes en situaciones comunicativas concretas, no entre idiomas. Vamos, que hay mucho en el funcionamiento del lenguaje que ignoran de entrada quienes acotan sólo la forma como objeto de estudio para la lingüistica. También, asimismo, se centra el problema del origen del lenguaje en el origen del procesamiento de secuencias, y de creación de formas gramaticales—cuando el iceberg sumergido del funcionamiento del lenguaje es la comprensión del mundo y de las situaciones (al igual que lo es en el funcionamiento comunicativo de una situación determinada). Y aquí la capacidad de uso del lenguaje, y también la gramática, hunden sus raíces en la estructura fenomenológica del mundo y en la semiótica animal hasta mucho más allá de donde les interesa estudiar a los lingüistas "lingüistas". Bueno, los cognitivistas como Pinker están ciertamente yendo mucho más allá, me estoy leyendo The Stuff of Thought y ciertamente es stuff for thought.

También me leí ayer este artículo de Kenny Smith sobre el protolenguaje,  referencia que encontré en Biolingüisticame pegué una tarde de lo más biolingüística. Sobre la teoría del protolenguaje holístico le puse este comentario a otro artículo de Biolingüistica sobre Fitch, Bickerton y Darwin:

Yo estoy más con los holistas, pero tan holistas que tengan en cuenta el complejo de sonido, gesto, y situación, y la posibilidad de comenzar un análisis de ese complejo al separar el sonido+gesto de la situación. Ejemplo básico: comer de verdad, e imitación de la comida. O, por utilizar un ejemplo más próximo a lo que piensa Fitch: el gesto y sonido de mamar, y la palabra “mamá” (que es la primera que se aprende) repetida fuera de ese contexto, pero que aún conserva la nasalidad y las bilabiales del bebé que puede mamar y respirar a la vez.

El artículo de Kenny Smith va en parte de una teoría matemática para medir la capacidad de análisis; defiende el uso de instrumentos experimentales (aunque sean un tanto formalistas, como en este caso) para debatir cuestiones del origen del lenguaje de modo científico y no especulativo. Ahora bien, yo como especulativo que soy, y habiéndome gustado el artículo, tengo que decir que hay un fallo conceptual en el concepto de "enunciado holístico" que presenta al principio—si se le define como hace Smith como un enunciado inanalizado que significa una proposición. Eso ya es una petición de principio, tanto al hablar de "proposición" como de "significado"—pues donde hay holismo no hay proposiciones todavía, ni significado del tipo al que nos referimos cuando hablamos de significado proposicional. La perspectiva retroactiva del analizador actual se tiene en cuenta insuficientemente al dar esta definición; es una versión más del otro problema general, la emergencia—como lo es el hecho que no se puede saber qué vas a decir hasta que lo has dicho y puedes volver sobre ello.  

De fenómenos emergentes, por cierto, no habló mucho Mendívil, interesado más bien en la reducción que en la emergencia—fue más bien el Decano el que señaló la importancia de considerar cada cuestión a su nivel de emergencia adecuado y con la modalidad disciplinaria relevante (así, para ciertas consideraciones, hablamos con individuos, no con conjuntos de órganos, ni con montones de genes, etc.).

Mendívil organizó parte de su conferencia como un comentario a un interesantísimo texto de Darwin sobre el lenguaje, del capítulo III de The Descent of Man ("Comparison of the Mental Powers of Man and the Lower Animals". Pongo aquí en versión original la sección completa, y lo comentaré yo a mi manera divagante:

Language.- This faculty has justly been considered as one of the
chief distinctions between man and the lower animals. But man, as a
highly competent judge, Archbishop Whately remarks, "is not the only
animal that can make use of language to express what is passing in his
mind, and can understand, more or less, what is so expressed by
another."*

Bueno, pequeña falacia de Darwin o del arzobispo o de los dos: si consideramos que el hombre es el único animal que utiliza lenguaje humano. Que es de lo que estábamos hablando.

In Paraguay the Cebus azarae when excited utters at least
six distinct sounds, which excite in other monkeys similar
emotions.*(2) The movements of the features and gestures of monkeys
are understood by us,

Partly,
diría yo.

and they partly understand ours,

Pero en menor medida.

as Rengger and others declare. It is a more remarkable fact that the dog,
since being domesticated, has learnt to bark*(3) in at least four or five
distinct tones. Although barking is a new art,

Entiéndase "art" en sentido lato—¡que luego dice que el lenguaje no es "an art"—en el sentido de haberse desarrollado de modo sistemático y deliberado!

no doubt the wild parent-species of the dog expressed their feelings by
cries of various kinds. With the domesticated dog we have the bark of
eagerness, as in the chase; that of anger, as well as growling; the yelp or
howl of despair, as when shut up; the baying at night; the bark of joy,
as when starting on a walk with his master; and the very distinct
one of demand or supplication, as when wishing for a door or window to
be opened. According to Houzeau, who paid particular attention to
the subject, the domestic fowl utters at least a dozen significant
sounds.*(4)

  * Quoted in Anthropological Review, 1864, p. 158.
  *(2) Rengger, ibid., s. 45.
  *(3) See my Variation of Animals and Plants under Domestication,
vol. i., p. 27.
  *(4) Facultes Mentales des Animaux, tom. ii., 1872, p. 346-349.

The habitual use of articulate language is, however, peculiar to man;

Articulate
language (ahí el interés de los chomskianos, mucho más específico que el de Darwin).

but he uses, in common with the lower animals, inarticulate cries
to express his meaning, aided by gestures and the movements of the
muscles of the face.* This especially holds good with the more
simple and vivid feelings, which are but little connected with our
higher intelligence. Our cries of pain, fear, surprise, anger,
together with their appropriate actions, and the murmur of a mother to
her beloved child are more expressive than any words.

Amaga aquí, quizá, la teoría del origen del lenguaje en un complejo vocal-gestual: aunque Darwin se centrará más bien en lo vocal, en esos cantos de pájaro y en la selección sexual (que me parece una cuestión de orden menor aquí).

That which distinguishes man from the lower animals is not the understanding of
articulate sounds, for, as every one knows, dogs understand many words
and sentences.

Perdón, no la liemos: no entienden lo mismo que nosotros en una palabra o una frase. Entienden en gran medida su dimensión inarticulada, holística, y su sentido situacional: bastante menos, o nada, de su aspecto articulado en cuanto tal.

In this respect they are at the same stage of
development as infants, between the ages of ten and twelve months, who
understand many words and short sentences, but cannot yet utter a
single word. It is not the mere articulation which is our
distinguishing character, for parrots and other birds possess this
power.

¡Ahora ya estamos viendo que el concepto de "articulate" de Darwin es bastante "inarticulado"! Desde luego no está pensando en términos chomskianos. Y eso que los loros son muy listos, eso no lo niego:

Nor is it the mere capacity of connecting definite sounds
with definite ideas; for it is certain that some parrots, which have
been taught to speak, connect unerringly words with things, and
persons with events.*(2) The lower animals differ from man solely in
his almost infinitely larger power of associating together the most
diversified sounds and ideas; and this obviously depends on the high
development of his mental powers.

  * See a discussion on this subject in Mr. E. B. Tylor's very
interesting work, Researches into the Early History of Mankind,
1865, chaps. ii. to iv.
  *(2) I have received several detailed accounts to this effect.
Admiral Sir. B. J. Sulivan, whom I know to be a careful observer,
assures me that an African parrot, long kept in his father's house,
invariably called certain persons of the household, as well as
visitors, by their names. He said "good morning" to every one at
breakfast, and "good night" to each as they left the room at night,
and never reversed these salutations. To Sir B. J. Sulivan's father,
he used to add to the " good morning" a short sentence, which was
never once repeated after his father's death. He scolded violently a
strange dog which came into the room through the open window; and he
scolded another parrot (saying "you naughty polly") which had got
out of its cage, and was eating apples on the kitchen table. See also,
to the same effect, Houzeau on parrots, Facultes Mentales, tom. ii.,
p. 309. Dr. A. Moschkau informs me that he knew a starling which never
made a mistake in saying in German " good morning" to persons
arriving, and "good bye, old fellow," to those departing. I could
add several other such cases.

En cualquier caso es fácil confundirse con estos ejemplos y creer que el loro, que funciona de modo mucho más holístico que nosotros y menos analizado, está usando lenguaje articulado meramente porque suena como el nuestro. Bueno, es la bien conocida falacia del loro. Pero como digo sí que hay loros muy inteligentes y capaces de analizar hasta cierto punto, como muestran los ejemplos mencionados por Darwin, y los recientes experimentos que salían en el artículo sobre inteligencia animal de National Geographic (Virginia Morell, "Minds of Their Own: Animals Are Smarter than You Think", marzo 2008: 36-61). Y si no entendimos mal lo que oímos en una ocasión, pues parece difícil de creer, yo también he conocido un loro genial—en un bar de carretera en Carballo, Galicia; "el loro más listo de la comarca" según su dueña.  Conversando alrededor de él, saludó a Oscar por su nombre, sólo de oírnos: "Hola, Oscar".  Aquí hace falta un cierto nivel de análisis, aparte de poder hablar como aquel loro de Beckett que gritaba "¡Nihil in intellectu!"

  As Horne Tooke, one of the founders of the noble science of
philology, observes, language is an art, like brewing or baking; but
writing would have been a better simile. It certainly is not a true
instinct, for every language has to be learnt. It differs, however,
widely from all ordinary arts, for man has an instinctive tendency
to speak, as we see in the babble of our young children; whilst no
child has an instinctive tendency to brew, bake, or write.

Primeros balbuceos de la Gramática Universal de Chomsky, y del Language Instinct de Pinker.

Moreover, no philologist now supposes that any language has been deliberately
invented; it has been slowly and unconsciously developed by many
steps.*

Hombre... sí. Pero maticemos, largely unconsciously, pero en parte, y en parte no poco importante, consciously. El papel de la reglamentación por ejemplo, del lenguaje correcto, es crucial en la formación de los lenguajes, y eso requiere una representación consciente y una acción consciente. El lenguaje también es fruto del arte.

 The sounds uttered by birds offer in several respects the
nearest analogy to language, for all the members of the same species
utter the same instinctive cries expressive of their emotions; and all
the kinds which sing, exert their power instinctively; but the
actual song, and even the call-notes, are learnt from their parents or
foster-parents. These sounds, as Daines Barrington*(2) has proved,
"are no more innate than language is in man." The first attempts to
sing "may be compared to the imperfect endeavour in a child to
babble." The young males continue practising, or as the
bird-catchers say, "recording," for ten or eleven months. Their
first essays show hardly a rudiment of the future song; but as they
grow older we can perceive what they are aiming at; and at last they
are said "to sing their song round." Nestlings which have learnt the
song of a distinct species, as with the canary-birds educated in the
Tyrol, teach and transmit their new song to their offspring. The
slight natural differences of song in the same species inhabiting
different districts may be appositely compared, as Barrington remarks,
"to provincial dialects"; and the songs of allied, though distinct
species may be compared with the languages of distinct races of man.

Ay, con lo bien que iba... y ahora nos pone una teoría de innatismo racial, que sin duda encantaría a sus lectores alemanes. No: los pájaros de una especie no aprenden los cantos de la especie de al lado (hablo en general y panorámicamente): mientras que los lenguajes de las distintas comunidades lingüísticas humanas no son lenguajes de especies biológicas diferentes.  Valga como analogía remota si se quiere pero no más: y analogía de las que llevan a confusión más que clarifican.

I have given the foregoing details to shew that an instinctive
tendency to acquire an art is not peculiar to man.

  * See some good remarks on this head by Prof. Whitney, in his
Oriental and Linguistic Studies, 1873, p. 354. He observes that the
desire of communication between man is the living force, which, in the
development of language, "works both consciously and unconsciously;
consciously as regards the immediate end to be attained; unconsciously
as regards the further consequences of the act."

Bueno, también hay finalidades inconscientes; y al revés: también hay, como ya he dicho antes, desarrollos conscientes de medios para llegar a fines comunicativos conscientes.

  *(2) Hon. Daines Barrington in Philosoph. Transactions, 1773, p.
262. See also Dureau de la Malle, in Ann. des. Sc. Nat., 3rd series,
Zoolog., tom. x., p. 119.

  With respect to the origin of articulate language, after having read
on the one side the highly interesting works of Mr. Hensleigh
Wedgwood, the Rev. F. Farrar, and Prof. Schleicher,* and the
celebrated lectures of Prof. Max Muller on the other side, I cannot
doubt that language owes its origin to the imitation and
modification of various natural sounds, the voices of other animals,
and man's own instinctive cries, aided by signs and gestures.

Ya lo decía Aristóteles en la Poética: somos un animal mimético

When we treat of sexual selection we shall see that primeval man, or rather
some early progenitor of man, probably first used his voice in
producing true musical cadences, that is in singing, as do some of the
gibbon-apes at the present day;

Forma esta teoría de Darwin un bonito dúo con la teoría de la evolución cultural de Giambattista Vico, ese protoevolucionista a veces tan injustamente olvidado. Si para Darwin empieza el lenguaje con el canto, para Vico empieza el lenguaje con la poesía y con la metáfora. Y los dos tienen parte de razón, seguramente. Para otra parte, me remite mi señora a Julia Kristeva, y su teoría de que lo "semiótico" (semiótico en el sentido kristeviano) es previo a lo "simbólico".

 and we may conclude from a
widely-spread analogy, that this power would have been especially
exerted during the courtship of the sexes,- would have expressed
various emotions, such as love, jealousy, triumph,- and would have
served as a challenge to rivals. It is, therefore, probable that the

La famosa teoría de los cantantes primitivos, que ligaban más con las señoras más monas. No la descarto, aunque creo que hay situaciones comunicativas o interactivas más relevantes para el desarrollo del análisis articulatorio: como la interacción social entendida en un sentido más amplio, la cohesión de grupo, la educación de los bebés que también es educación de los mayores... A lo que voy es que el origen del lenguaje hay que cuidar de reducirlo a una causa, porque surge de una situación compleja y global, con múltiples causas, sobredeterminada, holística, integracional. Quien insiste en destacar una causa de entre todas por encima de las demás debe ser por un afán de subrayar algo desatendido, o quizá sea porque se tiene no tanto una causa bien agarrada cuanto una teoría que vender en el mercado interaccional de las teorías.


imitation of musical cries by articulate sounds may have given rise to
words expressive of various complex emotions. The strong tendency in
our nearest allies, the monkeys, in microcephalous idiots,*(2) and
in the barbarous races of mankind, to imitate whatever they hear
deserves notice, as bearing on the subject of imitation.

Esta comparación entre los monos, los "idiotas microcéfalos" (supongo que se refiere a los discapacitados psíquicos aquejados de determinados síndromes) y las "razas bárbaras" de la humanidad o salvajes... esta colección de exabruptos políticamente incorrectos, es lo que permite a Darwin pensar con libertad algunas cosas que ciertas mentes privilegiadas de nuestra época se negarían a asociar por prudencia política; temiendo avanzar a regiones de tinieblas intelectuales que los desacrediten, se arriesgan demasiado poco—Here be Lions.

Since monkeys certainly understand much that is said to them by man,
and when wild, utter signal-cries of danger to their fellows;*(3) and since
fowls give distinct warnings for danger on the ground, or in the sky
from hawks (both, as well as a third cry, intelligible to dogs),*(4)


—(Los perros que hablan idiomas)

may not some unusually wise apelike animal have imitated the growl
of a beast of prey, and thus told his fellow-monkeys the nature of the
expected danger? This would have been a first step in the formation of
a language.

Exacto. El signo in absentia, primero quizá teniendo a la vista al leopardo (sin que este gruña), para delatarlo, y luego ya en ausencia completa (excepto mental) del leopardo. Ya es un primer paso: y no es sexual, a menos que el Hetero Erectus le gruña a la moza para impresionarla.

En todo caso, este "mito" de Darwin tiene una ligera tendencia a verse personalizado, individualizado (un poco como el relato de la Horda Primigenia de Freud en Totem y Tabú). Conviene entenderlo más bien como un proceso típico y gradual, basado en rituales sociales preexistentes, y no como una genialidad ocasional dependiente de un individuo concreto o de un momento determinable.

  * On the Origin of Language, by H. Wedgwood, 1866. Chapters on
Language, by the Rev. F. W. Farrar, 1865. These works are most
interesting. See also De la Phys. et de Parole, par Albert Lemoine,
1865, p. 190. The work on this subject, by the late Prof. Aug.
Schleicher, has been translated by Dr. Bikkers into English, under the
title of Darwinism tested by the Science of Language, 1869.

(Darwin aprendiendo darwinismo de los darwinistas alemanes. Esto es casi divertido, aunque no tiene nada de raro en realidad).


  *(2) Vogt, Memoire sur les Microcephales, 1867, p. 169. With respect
to savages, I have given some facts in my Journal of Researches,
&c., 1845, p. 206.
  *(3) See clear evidence on this head in the two works so often
quoted, by Brehm and Rengger.
  *(4) Houzeau gives a very curious account of his observations on
this subject in his Facultes Mentales des Animaux, tom. ii., p. 348.

  As the voice was used more and more, the vocal organs would have
been strengthened and perfected through the principle of the inherited
effects of use;

Este es el Darwin lamarckista, un personaje a veces olvidado.

and this would have reacted on the power of speech.

Sí debió haber diversos tipos de efecto de retroalimentación del lenguaje sobre el hardware biológico que llevaron a un mayor desarrollo de la capacidad del lenguaje—pero éste que dice Darwin es de los más dudosos. De los menos dudosos de entre otros que dice Darwin: la selección sexual. Y aún menos dudoso, la selección social continua que va eliminando a los peores habladores, y también la exterminación de los humanos o humanoides no habladores.

But the relation between the continued use of language and the
development of the brain, has no doubt been far more important.

Muy cierto sin duda, aunque todavía no esté bien entendido, ni prácticamente tocado por la teoría, cómo funciona ese desarrollo cerebral complejo (desarrollo físico, digo) posibilitado por el lenguaje. Poco sabemos sobre las condiciones de esa "encefalización" súbita—y no es descartable que convergieran diversos factores en ella: el desarrollo social y lingüístico, la neotenia, mutaciones de otro tipo... y que el lenguaje "colonizase" regiones y capacidades cerebrales de modo un tanto exaptativo.

The mental powers in some early progenitor of man must have been more
highly developed than in any existing ape, before even the most
imperfect form of speech could have come into use; but we may
confidently believe that the continued use and advancement of this
power would have reacted on the mind itself, by enabling and
encouraging it to carry on long trains of thought. A complex train
of thought can no more be carried on without the aid of words, whether
spoken or silent, than a long calculation without the use of figures
or algebra.

El signo articulado articula: limpia, fija y da esplendor al pensamiento; lo orienta y lo vuelve manejable. Y le da complejidad: los signos complejos son una invitación a crear formas de mayor complejidad, como un mecano.

It appears, also, that even an ordinary train of thought
almost requires, or is greatly facilitated by some form of language,
for the dumb, deaf, and blind girl, Laura Bridgman, was observed to
use her fingers whilst dreaming.* Nevertheless, a long succession of
vivid and connected ideas may pass through the mind without the aid of
any form of language, as we may infer from the movements of dogs
during their dreams.

Evidentemente: hay una narratividad no lingüística, y una lógica, que son la narratividad, y la lógica, de la experiencia, y de esas tienen bastante experiencia los animales, incluyendo a los animales humanos. Y también tienen su propia poética compleja de formas, secuencias ordenadas, recursiones... Para esto, la Frame Theory de Goffman es toda una "gramática" alternativa. Esa capacidad de procesar secuencias de acción y estructuras formales complejas también se ha beneficiado, cómo no, del desarrollo del lenguaje. Pero a la vez ella misma ha contribuido al desarrollo de formas lingüísticas complejas, en tanto que influencia adicional o convergente al desarrollo de la articulación lingüística. Porque su origen es al menos en parte distinto al del análisis de secuencias de sonidos.

We have, also, seen that animals are able to
reason to a certain extent, manifestly without the aid of language.

Pinker habla de algunos experimentos de monos razonadores (razonadores innatos, no por observación previa de los fenómenos) en The Stuff of Thought.


The intimate connection between the brain, as it is now developed in
us, and the faculty of speech, is well shewn by those curious cases of
brain-disease in which speech is specially affected, as when the power
to remember substantives is lost, whilst other words can be
correctly used, or where substantives of a certain class, or all
except the initial letters of substantives and proper names are
forgotten.*(2)

Darwin y las afasias—antes que Jakobson las usa como indicio para la ciencia lingüística, y saca conclusiones al menos igual de interesantes. Bueno, él y sus precursores a los que cita. Esto nos lleva a las teorías de la mente modular o por funciones especializadas. Parece darse a todos los niveles, en cosas que concebimos como hechas de una pieza (como sucede con la visión y el fenómeno de la visión ciega estudiado por Weiskrantz y otros; lo mismo el lenguaje tiene unos módulos donde los chomskianos quizá quieran encontrar ya codificados neuronalmente algunos capítulos de sus libros, directamente.

There is no more improbability in the continued use
of the mental and vocal organs leading to inherited changes in their
structure and functions, than in the case of hand-writing, which
depends partly on the form of the hand and partly on the disposition
of the mind;

Bueno, aquí tenemos otra vez al Darwin lamarckista que tanto debe avergonzar a los neodarwinistas... Yo he propuesto (medio en broma pero también medio en serio) rescatar el lamarckismo, ¡pero no éste!
(... y sin embargo sigue teniendo un ápice de verdad la cuestión del uso y la herencia de caracteres adquiridos. Pero ahora no entro en eso.)

and handwriting is certainly inherited.*(3)

Bueno, ésta me deja cuadriculado.

  * See remarks on this head by Dr. Maudsley, The Physiology and
Pathology of Mind, 2nd ed., 1868, p. 199.
  *(2) Many curious cases have been recorded. See, for instance, Dr.
Bateman On Aphasia, 1870, pp. 27, 31, 53, 100, &c. Also, Inquiries
Concerning the Intellectual Powers, by Dr. Abercrombie, 1838, p. 150.
  *(3) The Variation of Animals and Plants under Domestication, vol.
ii., p. 6.

  Several writers, more especially Prof. Max Muller,* have lately
insisted that the use of language implies the power of forming general
concepts;

Hombre, me parece que esto es anterior a Max Muller, en algunos milenios.

and that as no animals are supposed to possess this power,
an impassable barrier is formed between them and man.*(2) With respect
to animals, I have already endeavoured to shew that they have this
power, at least in a rude and incipient degree.

Y bien que hizo usted en hacerlo: aunque el concepto anterior al lenguaje no sea el mismo que el concepto pasado por el lenguaje, o en interacción con él.

As far as concerns
infants of from ten to eleven months old, and deaf-mutes, it seems
to me incredible, that they should be able to connect certain sounds
with certain general ideas as quickly as they do, unless such ideas
were already formed in their minds. The same remark may be extended to
the more intelligent animals; as Mr. Leslie Stephen observes,*(3) "A
dog frames a general concept of cats or sheep, and knows the
corresponding words as well as a philosopher. And the capacity to
understand is as good a proof of vocal intelligence, though in an
inferior degree, as the capacity to speak."

  * Lectures on Mr. Darwin's Philosophy of Language, 1873.
  *(2) The judgment of a distinguished philologist, such as Prof.
Whitney, will have far more weight on this point than anything that
I can say. He remarks (Oriental and Linguistic Studies, 1873, p. 297),
in speaking of Bleek's views: "Because on the grand scale language
is the necessary auxiliary of thought, indispensable to the
development of the power of thinking, to the distinctness and
variety and complexity of cognitions, to the full mastery of
consciousness; therefore he would fain make thought absolutely
impossible without speech, identifying the faculty with its
instrument. He might just as reasonably assert that the human hand
cannot act without a tool.

¡Excelente analogía! Aquí vemos en Darwin un precedente lejano quizá de la teoría de McLuhan de la interiorización de las tecnologías que lleva a transformar la mente. Ni McLuhan ni su discípulo Walter Ong, que habla de la interiorización de la tecnología de la escritura, llegan tan lejos como para llamar al propio lenguaje una "herramienta" que se ha hecho inseparable de la mano—pero bien podríamos proseguir esta línea de razonamiento y hablar del lenguaje como tecnología interiorizada.

With such a doctrine to start from, he
cannot stop short of Max Muller's worst paradoxes, that an infant
(in fans, not speaking) is not a human being,

Este es como nuestros teorizadores socialistas del aborto aquí en España, que reducen la humanidad de un ser a un único criterio favorito, en lugar de atender a un abanico de ellos. Formalistas, y tendenciosillos.


and that deaf-mutes do
not become possessed of reason until they learn to twist their fingers
into imitation of spoken words." Max Muller gives in italics (Lectures
on Mr. Darwin's Philosophy of Language, 1873, third lecture) this
aphorism: "There is no thought without words, as little as there are
words without thought." What a strange definition must here be given
to the word thought!
  *(3) Essays on Free Thinking, &c., 1873, p. 82.

Pues sí. El pensamiento, como ya hemos dicho, tiene una dimensión lingüística, pero tiene además otras dimensiones (de las elaboradas, digo) y otras bases y otros procesos no lingüísticos: es la primera plataforma multimedia. Aquí Darwin, surgiendo como McLuhan en Annie Hall, desautoriza la teoría simplista de Max Müller: "Usted no se ha enterado de nada".

  Why the organs now used for speech should have been originally
perfected for this purpose, rather than any other organs, it is not
difficult to see. Ants have considerable powers of inter-communication
by means of their antennae, as shewn by Huber, who devotes a whole
chapter to their language.

Ahora dicen que también hacen señales acústicas, las hormigas.

We might have used our fingers as efficient
instruments, for a person with practice can report to a deaf man every
word of a speech rapidly delivered at a public meeting; but the loss
of our hands, whilst thus employed, would have been a serious
inconvenience.

Y sin embargo, en caso de necesidad, la capacidad lingüística se desarrolla rápidamente en esa dirección, como señala Arbib (para él señal de un origen del lenguaje en un complejo vocálico-gestual).

As all the higher mammals possess vocal organs,
constructed on the same general plan as ours, and used as a means of
communication, it was obviously probable that these same organs
would be still further developed if the power of communication had
to be improved; and this has been effected by the aid of adjoining and
well adapted parts, namely the tongue and lips.*

Vamos, que tenemos aquí un caso de exaptación: las lenguas y los labios evolucionaron antes que las lenguas y las palabras, y fueron "reclutadas" para esta nueva función, a partir de un uso más limitado en la vocalización prelingüística.

The fact of the
higher apes not using their vocal organs for speech, no doubt
depends on their intelligence not having been sufficiently advanced.
The possession by them of organs, which with long-continued practice
might have been used for speech, although not thus used, is paralleled
by the case of many birds which possess organs fitted for singing,
though they never sing. Thus, the nightingale and crow have vocal
organs similarly constructed, these being used by the former for
diversified song, and by the latter only for croaking.*(2)

Y es que tampoco exapta el que quiere, sino el que ha podido... pues la exaptación de un órgano para otro uso es algo muy complejo, que no le sucede sólo a ese órgano, sino a las capacidades cerebrales conectadas con esos procesos, etc. Siempre es una historia irrepetible de convergencia de particularidades.

If it be
asked why apes have not had their intellects developed to the same
degree as that of man, general causes only can be assigned in
answer, and it is unreasonable to expect any thing more definite,
considering our ignorance with respect to the successive stages of
development through which each creature has passed.

Bueno, aquí Darwin es demasiado pesimista. La investigación sobre diversos rituales sociales de comunicación entre otros primates, por ejemplo, puede proporcionar indicaciones interesantes al respecto. Si no, los sociobiólogos se quedarían sin trabajo.

  * See some good remarks to this effect by Dr. Maudsley, The
Physiology and Pathology of Mind, 1868, p. 199.
  *(2) Macgillivray, Hist. of British Birds, vol. ii., 1839, p. 29. An
excellent observer, Mr. Blackwall remarks that the magpie learns to
pronounce single words, and even short sentences, more readily than
almost any other British bird; yet, as he adds, after long and closely
investigating its habits, he has never known it, in a state of nature,
display any unusual capacity for imitation. Researches in Zoology,
1834, p. 158.

  The formation of different languages and of distinct species, and
the proofs that both have been developed through a gradual process,
are curiously parallel.*

Aquí comenzaba el texto seleccionado por Mendívil para su conferencia, y es de especial interés naturalmente para su analogía entre los niveles de individualidad en el lenguaje y en la biología, y para la similaridad (relativa, vamos) entre las modalidades de "especiación". En la segunda edición Darwin moderó su afirmación de "paralelismo", desconfiando quizá del toque Schleicher.

 But we can trace the formation of many
words further back than that of species, for we can perceive how
they actually arose from the imitation of various sounds.

El origen onomatopéyico del lenguaje que ya había señalado antes: la imitación de ruidos de objetos inanimados o de otros animales, una base importante para el comienzo del análisis.

We find in distinct languages striking homologies due to community of descent,
and analogies due to a similar process of formation.

Como en biología: por una parte las homologías debidas a un origen compartido, y por otra las analogías o "convergencias evolutivas"—como las que hacen que ictiosaurios y delfines se parezcan, por soluciones adaptativas similares a un medio ambiente común.


The manner in which certain letters or sounds change when others change is very like
correlated growth.

OK—consecuencias estructurales. Pero obsérvese que esto es sólo una analogía, o un principio formal mucho más general. Hay consecuencias estructurales también en la disposición de las piedras en los arroyos, etc.

We have in both cases the re-duplication of
parts, the effects of long-continued use, and so forth. The frequent
presence of rudiments, both in languages and in species, is still more
remarkable.

Órganos rudimentarios, que llevan inscrita la historia evolutiva de la especie, por una parte; por otra, la historia del lenguaje detectable en formas aún visibles pero ya no funcionales, haches mudas, etc. Muchos fenómenos históricos llevan así su historia a rastras, para quien la sepa leer. Pero también las piedras de los arroyos que decíamos: quizá a Darwin le está fascinando aquí una cuestión más general que la teoría de la evolución o que la lingüística histórica, a saber, la dimensión histórica de la morfogénesis, y la hermenéutica de esos rasgos históricos acumulados: la posibilidad de leer una forma, cualquier forma, no como una estructura de relaciones simultáneas sino como un objeto histórico, que contiene estratos y más estratos de historia inscrita, de sentido no funcionalmente activo y sólo visible para quien está atento a esa dimensión diacrónica.

The letter m in the word am, means I; so that in the
expression I am, a superfluous and useless rudiment has been retained.

Ya. Es que estamos hechos de rudimentos conservados... si no, no tenemos sustancia propia, ni nuestros cuerpos, ni nuestro idioma, ni el suelo que pisamos.  Digámoslo con palabras de Emerson, en su teoría muy viquiana del origen del lenguaje, en "The Poet"

the poet is the namer or language-maker, naming things sometimes after their appearance, sometimes after their essence, and giving to every one its own name and not another’s, thereby rejoicing the intellect, which delights in detachment or boundary. The poets made all the words, and therefore language is the archives of history, and, if we must say it, a sort of tomb of the Muses. For though the origin of most of our words is forgotten, each word was at first a stroke of genius, and obtained currency because for the moment it symbolized the world to the first speaker and to the hearer. The etymologist finds the deadest word to have been once a brilliant picture. Language is fossil poetry. As the limestone of the continent consists of infinite masses of the shells of animalcules, so language is made up of images or tropes, which now, in their secondary use, have long ceased to remind us of their poetic origin.

Obsérvese que este tipo de razonamiento geológico pertenece a la época de Lyell y Darwin. Al que volvemos ipso facto:


In the spelling also of words, letters often remain as the rudiments
of ancient forms of pronunciation.

Aquí la lingüiística histórica le sirve a Darwin como otra apoyatura para exponer la plausibilidad de la teoría de la evolución: algo que a mediados del diecinueve es al menos tan prioritario como el desarrollar una teoría general de la morfogénesis y de la historia acumulada. Los organismos, viene a decir Darwin, son como lenguajes modernos en los que podemos discernir rasgos, casi borrados, de las antiguas lenguas muertas de las que provienen.

Languages, like organic beings, can
be classed in groups under groups; and they can be classed either
naturally according to descent, or artificially by other characters.

Excelente razonamiento. Y sin embargo la clasificación "artificial" también es natural en el sentido de que responde a presiones "naturales" como la funcionalidad, el desprenderse de herencias no suficientemente activas, etc.

Dominant languages and dialects spread widely, and lead to the gradual
extinction of other tongues.

"The survival of the Fittest", también aquí. Obsérvese que se puede perder fácilmente la perspectiva y creer que los idiomas que sobreviven son los más aptos funcionalmente en los términos estrictamente gramaticales en que se suelen debatir estas cuestiones. Pero no: la historia de los idiomas es la historia de los pueblos que los hablan, y lo que les hace más o menos potentes para extender su influencia, población y costumbres no es precisamente su idioma, aunque siempre sea un factor. Es un complejo histórico plagado de accidentes y catástrofes, no una lógica de las selección natural de rasgos favorecidos en un modelo formal preestablecido.

A language, like a species, when once
extinct, never, as Sir C. Lyell remarks, reappears.

Hay casos ambiguos entre la muerte y la vida. El vasco, el hebreo, el cornuallés. La voluntad de vivir hace mucho. Por cierto, el Uro Primigenio dicen que lo han reconstruido por selección genética: a mí me enseñaron uno en el zoo de Madrid. Intentan hacer lo mismo con la quagga. Y, exactamente, ¿qué es una cebra? Un clon de tilacino, ¿sería un tilacino? ¿Y qué es una lengua viva? ¿Está vivo el latín?

The same language never has two birth-places.
Distinct languages may be crossedor blended together.*(2)

Pidgins and Creoles. Ahora se ven estos fenómenos (antes considerados marginales) como un factor de primer orden en el cambio lingüístico.

We see variability in every tongue, and new
words are continually cropping up; but as there is a limit to the
powers of the memory, single words, like whole languages, gradually
become extinct.

Aquí parece estar Darwin mezclando indebidamente la memoria individual y la colectiva. Un idioma no cabe en la cabeza de nadie, a no ser en la de una sociedad en su conjunto. Lo que lleva a la muerte de palabras, etc. es el desuso de funciones y contextos, más bien que los límites de la memoria.


As Max Muller*(3) has well remarked:- "A struggle
for life is constantly going on amongst the words and grammatical
forms in each language.

Ay, estos alemanes, siempre aplicando el Lebensraum fuera de propósito. Vale, soy injusto, y tiene su punto lo que dice Max Müller y Darwin con él. Pero la lucha por la vida tiene lugar en otro ámbito, y el ámbito del lenguaje más bien resulta de las transformaciones en otros ámbitos sociales.

The better, the shorter, the easier forms
are constantly gaining the upper hand, and they owe their success to
their own inherent virtue."

Lo que nos plantea la cuestión de por qué surge entonces la complicación, o cómo no se ha logrado "acabar con ella" todavía. Y es que el proceso es más complejo. La dimensión discursiva del lenguaje se va volviendo cada vez más compleja, como más complejo se va volviendo su universo de referencia, a la vez que las formas gramaticales se simplifican.

To these more important causes of the
survival of certain words, mere novelty and fashion may be added;

Horacio también habla de esto en el Arte Poética—recomienda al poeta no ser ni el primero ni el último en usar una palabra de esas que se van renovando como las hojas de los árboles. Vico, o Emerson, dirían más bien que es poeta el primero que usa una palabra.

for there is in the mind of man a strong love for slight changes in
all things.

Mentes de mal asiento somos, o culos—de ahí esa expresión "culo veo, culo quiero". Esa tendencia a la novedad sí que es un rasgo evolutivo curioso, y en eso hay que buscar una de las principales causas del lenguaje.

The survival or preservation of certain favoured words
in the struggle for existence is natural selection.

  * See the very interesting parallelism between the development of
species and languages, given by Sir C. Lyell in The Geological
Evidences of the Antiquity of Man, 1863, chap. xxiii.
  *(2) See remarks to this effect by the Rev. F. W. Farrar, in an
interesting article, entitled Philology and Darwinism," in Nature,
March 24, 1870, p. 528.
  *(3) Nature, January 6, 1870, p. 257.

  The perfectly regular and wonderfully complex construction of the
languages of many barbarous nations has often been advanced as a
proof, either of the divine origin of these languages, or of the
high art and former civilisation of their founders.

Está fuera de duda la capacidad que han tenido todas las culturas para crear estructuras gramaticales complejas (si bien de distinto grado de complejidad en distintas áreas gramaticales). Esto hace perder de vista a veces que los idiomas no son igualmente complejos una vez tomamos en consideración otras cuestiones no estrictamente gramaticales: como los procesos discursivos, las estructuras narrativas, los lenguajes especializados, etc. Como no podía ser menos, la complejidad lingüística va unida en estas dimensiones a la complejidad de los procesos de interacción y organización social. Por ello hay que disentir con la perspectiva generativista (a la que se adhería Mendívil en la conferencia) de que las lenguas son todas igualmente ricas y valiosas. Perdón, pero no. Las más ricas y valiosas son el inglés, el español, el chino, el francés, el alemán, el ruso, el japonés, el árabe, el latín, el griego, y, en fin, las que se estudian de hecho.  Como dice mi padre, en cuestiones de lenguas hay autopistas internacionales de seis carriles (el inglés) o de dos (el español); hay carreteras nacionales de gran importancia, como el chino, hay carreteras regionales como el catalán, y hay caminos de cabras, como el vasco.  Mezclar unas con otras, como hacen nuestras autoridades autonómicas, es no tener sentido de las prioridades ni de las jerarquías. Sea dicho con el respeto adecuado a cada cultura.

Thus F. von Schlegel writes: "In those languages which appear to be at the
lowest grade of intellectual culture, we frequently observe a very
high and elaborate degree of art in their grammatical structure.
This is especially the case with the Basque and the Lapponian, and
many of the American languages."*

También Schlegel opinaba que el vasco es un camino de cabras... a pesar de su complejidad gramatical.


But it is assuredly an error to
speak of any language as an art, in the sense of its having been
elaborately and methodically formed. Philologists now admit that
conjugations, declensions, &c., originally existed as distinct
words, since joined together; and as such words express the most
obvious relations between objects and persons, it is not surprising
that they should have been used by the men of most races during the
earliest ages.

Darwin propone ir a las relaciones más obvias para buscar las bases de la gramática. Hoy estaría, sin duda, con Pinker et al. The Stuff of Thought me resulta altamente recomendable como libro que sigue esta pista.

With respect to perfection, the following
illustration will best shew how easily we may err: a crinoid sometimes
consists of no less than 150,000 pieces of shell,*(2) all arranged
with perfect symmetry in radiating lines; but a naturalist does not
consider an animal of this kind as more perfect than a bilateral one
with comparatively few parts, and with none of these parts alike,
excepting on the opposite sides of the body. He justly considers the
differentiation and specialisation of organs as the test of
perfection. So with languages: the most symmetrical and complex
ought not to be ranked above irregular, abbreviated, and bastardised
languages, which have borrowed expressive words and useful forms of
construction from various conquering, conquered, or immigrant races.

Importante cuestión que parece señalar Darwin: la auténtica complejidad (la "perfección" en el sentido de forma pulida por la historia y que ha desarrollado una mayor adecuación a una función) no es la complejidad gramatical, sino la complejidad histórica, expresiva y funcional.

  * Quoted by C. S. Wake, Chapters on Man, 1868, p. 101.
  *(2) Buckland, Bridgewater Treatise, p. 411.

  From these few and imperfect remarks I conclude that the extremely
complex and regular construction of many barbarous languages, is no
proof that they owe their origin to a special act of creation.*

Continúa la argumentación de Darwin contra el Diseño Inteligente de Paley et al. Tampoco el lenguaje es prueba de la creación por parte de un Creador, porque es un producto de la evolución, como lo es el hombre mismo.

Nor, as we have seen, does the faculty of articulate speech in itself offer
any insuperable objection to the belief that man has been developed
from some lower form.

Q.e.d.

  * See some good remarks on the simplification of languages, by Sir
J. Lubbock, Origin of Civilisation, 1870, p. 278.

Y no me resisto a terminar recordando la teoría del origen poético de las lenguas en Vico, que en la Ciencia Nueva (§ 444) pronuncia esta advertencia anti-saussureana:

Respecto a las lenguas vulgares se ha aceptado con demasiado buena fe por todos los filólogos el que su significación fuera por convención, porque éstas, por sus orígenes naturales, deben haber significado naturalmente. Lo cual se puede observar fácilmente en la lengua vulgar latina (...), que ha formado casi todas las voces a partir de objetos o de propiedades naturales o bien de efectos sensibles; y generlamente la metáfora constituye la mayor parte del cuerpo de las lenguas en todas las naciones. Pero los gramáticos, abrumados ante el gran número de vocablos que dan ideas confusas e indistintas de las cosas, ignorando sus orígenes, que debieron formarlas primeramente luminosas y distintas, para dar paz a su ignorancia, establecieron universalmente la máxima de que las voces humanas articuladas significan por convención (...)
(§ 472)  Por todas estas cosas aquí razonadas parece evidente que ha quedado refutado el error común de los gramáticos, que afirman que primero nació el habla de la prosa, y después la del verso; y en los orígenes de la poesía, que aquí se han descubierto, se hallan los orígenes de las lenguas y los orígenes de las letras.


Integrationalism, hindsight bias, and the pidgin primordial soup






Antony Beevor, La guerra civil española

Me acabo de leer otra historia de la guerra civil, la de Antony Beevor, La Guerra Civil Española (Barcelona: Crítica, 2005), revisión de un libro anterior del mismo autor escrito en tiempos de la transición. No sé si ese libro sería un alegato a favor de la República y contra el franquismo, aunque supongo que sí. En el prólogo a este nuevo libro, dice el autor que la masa de información disponible hoy es mucho mayor, y qual enemigoe además ha ido perdiendo "algunas apasionadas certezas de juventud" (13). No ciertamente a la hora de desarrrollar una visión más positiva de Franco y el franquismo, pues en este aspecto nos retrata a un inepto cruel, apoyado por una clase dominante tradicional corrupta y prepotente, y en esto le tiembla poco la mano.  Sí en cambio me parece que habrá perdido fe en las bondades del bando republicano. Franco ganó la guerra en parte por la mayor unidad de su bando: sus fuerzas "Eran de derechas, centralistas y autoritarias a la vez. La República, por el contrario, venía a ser un crisol de incompatibilidades y sospechas mutuas, con centralistas y autoritarios enfrentados a regionalistas y libertarios" (8)—con lo cual el tema del cainismo y la incompetencia republicana se va volviendo prominente. También observa que la historia de la guerra civil "la han escrito con mayor eficacia los perdedores que los vencedores" (8) y en eso debe haber ventajas e inconvenientes—es de suponer que parte de esa eficacia irá derivada a que los perdedores tenderán a justificarse ellos mismos, antes que a hacer justicia al bando vencedor. Que, por su parte, ya estaba repartiendo justicia de la suya no sólo en libros sino en decretos y sentencias.  

Todo ello hace difícil, si no imposible, la objetividad—por ejemplo, en esta frase: "Cada lado ha tratado de demostrar que fue el otro el que la empezó. A veces, incluso se tiende a pasar por alto factores neutros, como el hecho de que la República trataba de llevar a cabo, en muy pocos años, un proceso de reforma social y política que, en cualquier otro país, habría requerido un siglo" (9). En esta frase, uno podría pensar que al autor le chocaría la imposibilidad o desatino de intentar llevar a cabo en cinco años lo que hubiera requerido un siglo en cualquier otro país o en este—porque tampoco parece que esté alabando (a los resultados hay que remitirse) la especial flexibilidad de España para poder conseguir en un lustro el trabajo de un siglo. Y sin embargo queda en la frase un rastro de admiración a los visionarios que intentaron pisar el acelerador. Con lo cual ya no queda claro cuál es el "factor neutro" que ve el autor en todo esto. Factores neutros, pocos quedan, una vez se estudia la trabazón de todo con todo y se evitan los simplismos. 

Ahora el autor tiene más dudas sobre el carácter democrático de las fuerzas republicanas (y con razón). Pero eso le lleva a veces a curiosas quebradas conceptuales, o a corrientes cruzadas de ideas en las que no parece combinar bien un discurso de "buenos y malos" (donde los buenos son los republicanos y los malos los franquistas) con una visión más escéptica, un discurso de "malos y malos", una historia de enfrentamiento entre fuerzas totalitarias. A veces se producen remolinos de razonamiento contradictorio, por ejemplo en estas dos frases al final y al comienzo de un párrafo en la introducción donde se discuten las elecciones del 36:

Si la coalición de derechas encabezada por la CEDA hubiera ganado las elecciones (cosa que habría sucedido si los anarquistas también entonces se hubieran negado a votar), ¿habría acatado la izquierda el resultado legítimo? Uno no puede por menos que sospechar que no. Largo Caballero había amenazado abiertamente antes de las elecciones con que si la derecha las ganaba, se iría a la guerra civil.
    Desde el primer momento, los nacionales quisieron hacer creer a todo el mundo que sólo se habían sublevado para abortar un putsch comunista, lo que no era más que un montaje para justificarse, a toro pasado, por lo que habían hecho (...).  (10).

—Bueno, pues según acaba de decir el autor, si no había putsch comunista, ¿sí habría putsch socialista? Eso suponiendo que el término de "comunista" no le cuadrase a Largo Caballero, que gustaba de presentarse como "el Lenin español".  En fin, que en suma Beevor reescribe su propia historia personal de idealistas milicianos republicanos de sana izquierda, combatiendo a unos abyectos militares fascistas, y la matiza con un mayor escepticismo ante las credenciales democráticas de los republicanos, y un mayor sentimiento de asco ante el ensañamiento de todos, y las "profecías autocumplidas" de la retórica de la aniquilación que todos emplearon.

Especialmente llamativa a la luz de los nuevos documentos conocidos desde la caída de la URSS es "la determinación comunista de eliminar a sus aliados de izquierda una vez que la guerra contra la derecha hubiera sido ganada" (11) —cotéjese esto con lo que dice en la página 10 de que el "putsch" comunista era un montaje de la derecha.... en fin. La estrategia democrática del Frente Popular no era sino eso, un disfraz o una estrategia momentánea, destinada a engañar a muchos—y huellas aún quedan en este libro de la magnitud del engaño.

______________________

Algunas notas subrayadas sobre los capítulos del libro:

1) España a comienzos del siglo XX

2) La Segunda República










Francamente




Jueves 26 de febrero de 2009

Fragments of an argument with an Anti-Stratfordian

In the Shakespeare group in LinkedIn: trying to argue with someone who holds that there is no evidence to connect "the Stratford businessman" with "The Globe Theatre", that lots of other works have been unduly ascribed to Shakespeare anyway, that William Herbert and Mary Fitton wrote the sonnets... But one might as well discuss the angel Mormoni with a moron.

I begin rather hopefully though, with the basics on this issue:

—I will just note that this issue is a celebrated addle-brained locus, comparable to UFO abductions etc. It is not an issue at all in Shakespeare scholarship - the one done by scholars, I mean.

... but the argument goes on:

Well, all this has been said before, but anyway. The Sonnets were signed on the front page of the 1609 Quarto, but they were signed by Shakespeare, not by Mary Fitton or William Herbert. I am not aware that anyone is trying to ascribe "Sir John Oldcastle" to Shakespeare any longer. As to "The Passionate Pilgrim", we know it was a piratical venture which gave rise to Shakespeare's protest and to a cancellation of the title page.... etc. Can you show the "signatures" on the sonnets you mention? I confess they are beyond my interpretive powers.


(...)

—The logic behind your theory is wobbly. Why assume that a well-known author known as William Shakespeare to all his contemporaries shouldn't be the author of a work called Shake-Speare's Sonnets, given that none of his contemporaries ascribes the poems to Herbert, and all known testimonies ascribe the poems to Shakespeare? You might as well argue they were written by the Earl of Southampton. Why not? Or by Francis Bacon. Or by Queen Elizabeth, they might be posthumous. Or you might assume (perhaps you do) a gigantic plot by hundreds of unrelated people to make the world believe that there was someone born in Stratford called Shakespeare, that he made a fortune as actor, playwright and theatre owner in London... all a gigantic fiction! And perhaps his friend Hamnet didn't exist either. Why shouldn't we think so?

Oh—and we haven't seen the signatures in Sonnets 121 / 123 / 124 yet.

(...)

—Backward-reading indeed—and you think you find a bit of Mary Fitton's name somewhere in the Sonnets. But you may as well go and read the Bible backwards, and no doubt you will find some lonely insight about its Shakespeare, or Oxfordian, authorship—somewhere. You say there is no documentary connection between the Stratford Shakespeare and a famous London playwright. Well, I'm afraid you need to do some serious reading, which I can't do for you. I can only advise you to go and begin with the introductory material to the First Folio, or go and read Shakespeare's monument at Stratford. Otherwise, I can't think I can be of much help, so I'll just wave good-bye to this discussion.

But he still goes on: "Nowhere does it say Shakespeare's monument. The words are Stratford moniment which could just as well mean muniment, a place where old documents and books are kept. Too many people hide behind rhetoric and bluster, show me the evidence I asked for - I know you cannot."

—This is really getting too silly, Ben. Leonard Digges's poem, which speaks of "thy Stratford moniment", is addressed to "To the Memorie of the deceased Authour Maister W. Shakespeare", in a volume of his works performed by the King's men and published by two members of that company. If you are trying to play some kind of joke please quit because I'm stopping here. And if you aren't... well then God help your wits. I can only wish that in your everyday life you are better than this at reading evidence. All best wishes, anyway.


(Makes you skeptical about online discussion groups, yes it does).

Ever fixèd mark






Miércoles 25 de febrero de 2009

Abyectos Episodios,  Part II

Hoy, por enésima vez, nuestros Colegas del departamento de Filología Inglesa y Alemana de la Universidad de Zaragoza vuelven aprobar un programa de postgrado (de Doctorado esta vez) del cual quedamos excluidos por Decretazo.  

Ha habido reunión del Consejo de Departamento, y se ha aprobado sin tocarle una coma la propuesta presentada por la Coordinadora del Postgrado, Dra. Onega, que es por tanto the Brainsdetrás de nuestra exclusión contra todo derecho, exclusión que se viene repitiendo desde 2005. No me refiero por supuesto a que la Dra. Onega nos tenga manía—me refiero a que siendo la responsable de la propuesta es el primum mobile administrativo de toda esta cuestión. Los demás profesores, unos apoyan a la Coordinadora y otros siguen órdenes. Otros ni se enteran, que es seguramente lo más socorrido en este departamento. La Dirección (Dr. Guillén) no tiene dudas: se debe enteramente a los proyectos y propuestas de la Dra. Onega. Y de hecho es la Dirección quien resuelve excluirnos, pues sería responsabilidad suya (no de quien hace meras propuestas) el velar porque se cumpla la normativa, y porque no salgan del Consejo propuestas desatinadas ni contrarias a derecho. Aunque fuesen "democráticamente" votadas, con esa curiosa democracia que aplican los cuerpos colegiados cuando votan algo que excede sus atribuciones.

Como digo, se presentaba una memoria de Doctorado de Estudios Ingleses para su aprobación. Una reunión previa de la Comisión de postgrado del departamento, preparatoria de este consejo, nos excluyó a la Dra. Penas Ibáñez y a mí por simple votación, sin apelar a ningún criterio académico. Ante lo cual dirigimos un extenso escrito al Director del departamento (que bien conocía los hechos, pues era de los que habían votado por excluirnos), con vistas a este Consejo que iba a aprobar ("si procede") la propuesta de Doctorado presentada por la Dra. Onega y que la Comisión de postgrado del departamento hizo suya.  Voy a poner aquí el escrito dirigido al Director, anotando lo que ha resultado de él en la reunión del Consejo, pero para quien no disfrute de los detalles de los Abyectos Episodios le cuento ya el final del argumento: se aprueba la propuesta con los únicos votos en contra nuestros y de la Dra. Muñoz, que es la única que nos apoya contra este escandaloso proceso de acoso administrativo, liderado por los coordinadores del postgrado y por las sucesivas direcciones de departamento, tan sumisas a ellos. Quizá algunos quieran llegar a merecer. Y quienes ni se plantean llegar a vertiginosas alturas, saben que deben obedecer y no desmandarse.

Ya hablé el otro día de lo sucedido en la comisión de postgrado, que nos excluyó por simple votación y sin invocar ningún criterio, y de la opinión que me mereció eso. Sigue aquí el escrito previo a la reunión del consejo de hoy, en rojo, también relativo a esa reunión. Los Abyectos Episodios se dieron en ella y este Consejo de hoy; estos últimos los añado en forma de notas a esta carta al director, y así se ve en qué han quedado hoy nuestras propuestas (aparte de en nada, según previsto).

Ya sé que todo este rollo administrativo es aburrido según se mire. Pero también según se mire, es un living drama con figuras al natural, o una novela de campus, de esas que estudian nuestros colegas, pero esta vez protagonizada por ellos, y no en un papel muy lucido.


Destinatario: Sr. Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
Remitente: Dres. José Angel García Landa y Beatriz Penas Ibáñez
Fecha: 24/02/2009
Asunto: Convocatoria Doctorado 2009-2010 (Consejo Dpto. Filología Inglesa y Alemana 25/2/09)



Sr. Director:

Habiendo recibido copia del Acta nº 25 de la Comisión de Postgrado, deseamos manifestar lo siguiente para que Vd. lo traslade al Consejo de Departamento de mañana día 25/2/2009.

1) Solicitamos que se introduzcan las siguientes correcciones al Acta para reflejar lo que sucedió en la reunión:

- Donde dice (punto 2) "Atendiendo a los deseos de los presentes, se efectúa una votación a mano alzada" debería decir "A instancia del presidente de la Comisión, se efectúa una votación a mano alzada"—puesto que a lo que sí asentimos la Dra. Beatriz Penas y yo mismo es a que la votación fuera a mano alzada, pero en ningún caso a que la cuestión se decidiera por votación sin entrar a razonar las alegaciones que presentábamos en nuestro escrito que ahora se adjunta al Acta 25. (Nota 1)

- Debería constar en el Acta una importante razón que se esgrimió para reducir el procedimiento a una votación: a saber, que, según se dijo, el asunto esta "sub iudice" y que en tanto no haya una resolución judicial no procede replantear la cuestión. Solicitamos también que conste la petición de la Dra. Beatriz Penas de que sí se entre a valorar el fondo de la cuestión, siendo que ésta es una actuación administrativa diferente, para un curso académico diferente, y que la memoria es diferente a la de otros años—ya que no constan esta vez en ella criterios que nos excluyan, y sin embargo estamos excluidos. (Nota 2)

- En los resultados de la votación, deberían constar explícitamente nuestros nombres en los dos votos en contra, puesto que así lo solicitamos en la reunión.

- En el punto 4 sólo consta la pregunta que hizo la Dra. Beatriz Penas sobre si había habido otras solicitudes de inclusión en el programa de Doctorado; no consta la respuesta que dio Vd. (—que no las había habido).  También debe constar la pregunta que a continuación hizo la Dra. Beatriz Penas: "Si sólo ha habido nuestras dos solicitudes de inclusión, ¿cuál es el problema para admitirlas?" (Pregunta ésta que sí quedó sin respuesta clara).


2) Por otra parte, al margen de la exactitud del Acta, solicitamos que el Consejo no asuma la decisión adoptada en la reunión de la Comisión de Posgrado, ya que tuvo los siguientes defectos de forma, fondo y procedimiento: 

- En la reunión de la comisión (y tal como se ve en el Acta) no se aclaró la autoría de la propuesta que se discutía y que ahora se somete a la aprobación del Consejo: en sustancia, no se aclaró si era de la Dra. Onega, o si era de la Dirección, o de otra agencia; ni se explicó cómo se había llegado a ella. (Nota 3)

- Al aprobar esta propuesta rechazando alterarla para incluir a dos Profesores Titulares de Universidad que lo solicitaban con pleno derecho, la Comisión adoptó una medida arbitraria, contraria a derecho por no atender a criterios académico-administrativos (pues no constan criterios ni condiciones en la memoria propuesta). (Nota 4)

- La Comisión se arrogó atribuciones que no tiene ni ella ni el Departamento —las de decidir a dedo ( a dedo alzado ) qué doctores entre los que están facultados para ello han de participar en el programa de doctorado del departamento. En años anteriores se hacía un amago de justificación, invocando un criterio como la pertenencia o no a grupos de investigación; este año no hay criterio, sólo una exclusión injustificada.

Citamos de la resolución del Rector de diciembre de 2006 anulando la mencionada decisión que nos excluía del Doctorado alegando nuestra no pertenencia a equipos de investigación, etc.  Resolvía el Rector que los criterios establecidos por el Departamento

"exceden de los fijados por la Comisión de doctorado amén de introducir toda una serie de elementos de carácter discrecional que pugnan con la consideración de que la acreditación para la dirección de tesis doctorales ha de ser un procedimiento reglado, de acuerdo con criterios públicos y objetivos.

Por todo lo cual, cabe reputarlos como no conformes a derecho tanto por haber sido establecidos por un órgano que no es el competente como por desviarse de los establecidos por un órgano que sí es competente y que es, a todos los efectos, la Comisión de Doctorado de la Universidad de Zaragoza. siendo la normativa aplicable la determinada por ella y plasmada, hasta el presente, en sus Acuerdos de fecha 27 de septiembre de 2005 y 15 de febrero de 2006 en relación con el de 12 de julio de 2005 del Consejo de Gobierno, que han sido puestos en conocimiento de todos los órganos responsables de los Programas de posgrado como así consta.

(…) el Departamento no es órgano competente para establecer los requisitos que deben poseer los profesores susceptibles de dirigir tesis doctorales dentro de dicho programa."


Y resuelve el Rector (Nota 5)

"Ordenar al Departamento de Filología Inglesa y Alemana que ajuste su actuación, en esta materia, a lo establecido por la Comisión de Doctorado de la Universidad de Zaragoza y a la normativa vigente."

Es de notar que si en este Consejo se vuelve a rechazar nuestra petición de inclusión en el programa de Doctorado, estará una vez más este órgano excediéndose en sus atribuciones, de nuevo muy a sabiendas—atribuciones que son las de hacer propuestas ajustadas a derecho, y no usar la propuesta para hacer exclusiones arbitrarias y (es más) sin alegar razón alguna para ellas. Y que con ello estará de nuevo desobedeciendo una orden directa del Rector, y proporcionando un caso más al expediente judicial que ya hay abierto sobre esta cuestión.

- Al rechazarse nuestra petición sin dar razón académica o administrativa de ningún tipo, ni siquiera alegando una razón no válida, como sería la no pertenencia a equipos de investigación, se estaría dando un paso más allá, incurriendo en una arbitrariedad tan manifiesta  que no puede interpretarse sino como acoso laboral a funcionarios. La votación de la comisión recogida en el acta 25 se presta, lamentablemente, a esta interpretación. El Consejo por tanto no debería asumir esa actuación indigna de universitarios, sino en todo caso dar razón de sus actos y hacer constar los criterios que nos excluyen o, si existieran, los motivos de otra índole que lleven a nuestros compañeros a conducirse de este modo inaceptable. El argumento de que hay otra actuación similar sub iudice no es razón para volver a incurrir en actuaciones irregulares.

Si es por nuestra no pertenencia a equipos de investigación, como insinuó Vd. mismo en la reunión, y como se desprende de la lista de doctores incluidos, debería hacerse constar que es ése el criterio seguido. Sería peor que pareciese que no hay criterio alguno sino manías personales que vetan nuestra presencia en este programa.

Por último, solicitamos que en esta reunión del Consejo de Departamento se proceda a:

—Incluir como exige el Acuerdo de 6 de julio de 2006, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba la normativa de los estudios oficiales de posgrado de la Universidad de Zaragoza (Art. 8.4), que establece entre otros requisitos que:

"La memoria de solicitud de estudios oficiales de doctorado (Nota 6) deberá contener, al menos los siguientes apartados:
a) Líneas de investigación de los estudios de doctorado.  
b) Relación de profesores e investigadores encargados de la dirección de tesis doctorales, que deberán cumplir las condiciones especificadas en la normativa correspondiente. (….)"

entendiéndose por esa normativa, obviamente, la normativa de la Universidad, no la que estimen oportuno improvisar los redactores de la memoria, como ya dejó claro el Rector en dos resoluciones. La memoria que a esta reunión se presenta incumple estos requisitos, ya que las listas que se dan son listas de personas no en tanto que posibles directores de tesis, sino en tanto que miembros de unos equipos de investigación, y se incluyen tanto algunos muy antiguos como otros muy recientes, sin especificar si pueden o no dirigir tesis. Sólo se incluyen, inexplicablemente, las líneas de investigación de algunos equipos subvencionados, no las líneas de investigación de los doctores del Departamento que pueden dirigir tesis doctorales, con el consiguiente perjucio al programa de doctorado y a los posibles doctorandos. Observemos que la normativa no habla de proyectos de investigación subvencionados, sino de líneas de investigación, dos cuestiones que aquí se han venido confundiendo sistemáticamente de manera interesada.  (Nota 7)

—Solicitamos por tanto que figuren en el programa de postgrado las líneas de investigación del Dr. García Landa (Teoría Crítica y Teoría de la Narración) y de la Dra. Penas Ibáñez (Narrativa norteamericana / Ernest Hemingway, y Hermenéutica de la Traducción y el Texto Literario). Se observará que dichas líneas son perfectamente adecuadas para el programa propuesto.

—Solicitamos que la propuesta de programa de Doctorado que salga de la reunión del día 19 de febrero nos incluya en esa lista puesto que cumplimos los requisitos establecidos por la Universidad de Zaragoza (o por cualquier otra universidad europea).  Es decir, solicitamos ser incluidos como profesores encargados de dirección de tesis en el programa de Doctorado de Estudios Ingleses, dado que es un programa de doctorado departamental, no particular, ni de unos grupos determinados, y puesto que cumplimos sobradamente todos los requisitos legales y académicos para ello.

—Recordamos una vez más que la organización del programa de postgrado (Máster y Doctorado) atendiendo como criterio excluyente implícito a la pertenencia de los profesores a equipos de investigación subvencionados sería un proceder contrario a derecho que ha sido anulado por dos resoluciones del Rectorado que el Consejo bien conoce. (Nota 8)

—Por lo mismo, solicitamos que en la propuesta de programa que salga aprobada en consejo de departamento se modifique la redacción del programa de modo que no se presuponga que ha de girar enteramente en torno a los equipos de investigación subvencionados.  (Nota 9)

Y recordamos por último que toda actuación administrativa ha de ajustarse a normativa que la justifique, y en ningún caso puede basarse únicamente en una votación desinformada. (Nota 10)


Zaragoza, 24 de febrero de 2009

José Angel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez





Y estas son las NOTAS a lo sucedido en el Consejo de hoy
(Nota 11)

(Nota 1). El presidente de la Comisión de postgrado del departamento, Dr. Plo, ha puesto objeciones a que se le mencionase, y la corrección ha quedado así: "tras una votación a mano alzada".

(Nota 2). Estas inclusiones al acta se han aprobado con un leve cambio de expresión, y los dos puntos siguientes sobre correcciones al acta también se han aprobado.

(Nota 3). Nuestra petición de que el Consejo no asumiese la actuación de la comisión de postgrado no fue aceptada, aunque como veremos sí se explicitaron criterios para justificar nuestra exclusión. En cuanto a la autoría misteriosa de la propuesta, esta vez se nos dijo muy claramente lo que no se había dicho en la reunión anterior: que la propuesta de memoria presentada para su aprobación (o su "verificación", según matizaba el Director constantemente) venía en efecto de la Dra. Onega, coordinadora del Postgrado.

(Nota 4). Aunque no se modificó la memoria de postgrado para explicitar ningún criterio, sí debió estimarse prudente apelar en esta ocasión a algún criterio, y excluirnos sobre la base del criterio siempre alegado por la Dra. Onega : que no pertenecemos a un grupo de investigación que tenga un proyecto subvencionado (o vivo, como gusta de decir ella). Este criterio, repetidamente declarado por el Rector contrario a derecho, se supone que figurará en el acta para dar un barniz de legalidad (o de ilegalidad, supongo) a la decisión del departamento. No actuar según un criterio, y pasar a excluirnos por mera votación arbitraria era ya mobbing puro y duro, como decimos en el escrito. Detalle que se les pasó a nuestros colegas de la comisión de postgrado. No quiero decir que no haya efectivamente acoso laboral en este caso: sólo que el acoso laboral, aun el de manual, ya dicen esos mismos manuales que es difícil de probar, especialmente en sitios gobernados por feudos y pactos de silencio, como es la Universidad.  Pero olerse, se huele desde lejos.

(Nota 5). Aquí hay que citar al director del departamento, Dr. Guillén, que lejos de desconocer esta orden del Rector, nos la ha leído en el consejo, matizando que esa resolución provenía "del Rector o de quien hubiera redactado ese escrito". Vamos, que sigue nuestra dirección instalada en el negacionismo: al principio la Dra. Onega negaba que existiese resolución alguna del Rector, auque se la entregásemos fotocopiada—y ahora el Dr. Guillén sospecha que "alguien ha redactado la resolución del Rector"—que ya hace falta, ¿eh? Bien, pues el Dr. Guillén nos ha manifestado su extrañeza por la decisión del Rector: le extrañaba de que después de haberse aprobado el programa de doctorado del Departamento por parte de la Comisión de Postgrado de la Universidad, el Rector hubiese emitido una orden anulando estos criterios excluyentes que lo regían. Así que, guiado el Dr. Guillén por su extrañeza más que por la orden del Rector, ha propuesto desoírla una vez más y volver a aplicar de forma excluyente el criterio anulado explícitamente por el Rector, el que exige la pertenencia a grupos de investigación.  Y hay que decir que el Departamento en pleno, menos tres votos, ha dado por bueno semejante proceder que no es menos que delirante desde un punto de vista administrativo.

Por cierto que el Director insistía en que el criterio de pertenencia a grupos no es "exclusivo" sino "preferente"—considerando que con ello ya sortea con una verónica la orden del Rector.  Lo malo es que después de dar preferencia a todos los miembros de los equipos, nos sigue excluyendo sin criterio adicional que lo justifique.  En fin, una falacia más de las muchas que aquí se utilizan de modo sistemático, con el beneplácito silente de todos, y que deben hacer llorar a los ángeles en el cielo.


(Nota 6).  Esta ya es de traca. Atentos. Invocábamos en este escrito los requisitos que debe cumplir una memoria de programa de doctorado según la normativa de la Universidad; ésta no los cumple ni ahora ni en 2006 cuando se propuso por primera vez, pero la comisión de postgrado tiene tragaderas fáciles. Bien, ahora que se revisa de nuevo en el Departamento para el curso 2009-2010, pedimos de nuevo que cumpla esos criterios. Pues bien, el Director alega que ninguna de nuestras propuestas es relevante porque no es una propuesta de programa nuevo, sino una "verificación" de uno ya existente. Vamos, que si estaba mal al principio, ya ha de seguir así, y no se puede invocar la norma que la regula.  Es más, nos dice que invocamos normativa irrelevante en ese escrito, y lo utiliza como excusa para no someter a votación ninguna de nuestras propuestas de modificación del programa. Ni siquiera acepta que se sometan a votación cuando lo solicitamos ya no en el escrito, sino en la propia reunión. No sé si esto es una vulneración del procedimiento administrativo (pues siempre nos queda el recurso del voto negativo a lo que se acuerde), pero desde luego da prueba de muy poca disposición para discutir las cosas.  Tienen nuestros directores y presidentes de comisión una tendencia clara, en lo que toca a nuestras propuestas, a hacer un amasijo con todas ellas y rechazarlas en bloque. Con el visto bueno de los Agrupados, claro.

(Nota 7). Si hemos de creer a la Dra. Onega, nuestros datos no se pueden introducir en el programa de doctorado porque hay una aplicación informática que lo impide. Al parecer, en su ordenador aparece una casilla que exige obligatoriamente la introducción de un código de proyecto de investigación subvencionado, y si no no le deja proseguir. Esto, tal cual lo dice la Dra. Onega, no vayan a pensar que la estoy satirizando o atacando. Aclara además la Dra. Onega que si nos introdujese a mí o a la Dra. Penas en el programa de doctorado que ella coordina, le haríamos perder su Mención de Calidad, pues al parecer nuestros currícula son insuficientes. Lo que tiene mucho chiste, habida cuenta de que nuestros méritos en muchas ocasiones duplican a los de los miembros de su equipo que sí figuran allí, cogidos a pares. Nos reprocha la Dra. Onega que no dirigimos tesis doctorales—claro que, quod erat demonstrandum, no nos deja acceder al programa de Doctorado donde se pueden dirigir las tesis. Y nos queda la duda de que, si accediésemos, nos caería alguna migaja de tesis doctoral, pues rara es la tesis que se hace en estos equipos que no es dirigida por los propios catedráticos, que como se ve son especialistas en absorber recursos.  Pocas tesis dirigen los demás miembros de los equipos, ciertamente, pero a ellos no se les reprocha.

A toda esta demostración de lógica perversa asisten mudos los profesores de los equipos de investigación, como estantiguas, esperando pacientemente sólo a cuándo tienen que levantar la mano para votar lo que se espera de ellos. Como dice desde la mesa la Subdirectora, Dra. Herrero, con una sonrisa, "Nada de lo que aquí hagamos importa nada".

(Nota 8).  Bien lo conocen también todos los demás miembros del Departamento que la votan por lo que no convendría pensar que la Dra. Onega o el Dr. Guillén tengan ideas especiales sobre esta cuestión, aunque la propuesta parta de la primera y sea sacada adelante a instancias del segundo.  Lo malo, aquí como en otros casos, no es que alguien actúe mal, y vulnere la normativa, sino que la mayoría les apoye o les deje hacer a sabiendas, por ceguera voluntaria, interés egoísta, miedo o pasividad.

(Nota 9). Todas estas son las propuestas que se rechazan. Ni se nos incluye a nosotros ni a nuestras líneas, ni se modifica la memoria para que no incluya presuposiciones improcedentes, ni se incluye listado de profesores encargados de la dirección de tesis...

Como colofón de la reunión, una vez examinado nuestro escrito, y antes de votar la aprobación o no de la propuesta de programa, hay un Acto Fallido. Dice el Dr. Guillén: "Queda por tanto aprobado el programa de Doctorado de Estudios Ingleses por mayoría". Le digo: "Bueno, primero habrá que votarlo, ¿no?" Y ni me entendía. Hasta que al final cae en la cuenta de que no lo había sometido a votación: "Ah... ¿Votos a favor? Tantos... ¿Votos en contra? Tres. Queda aprobado..." —"Ahora sí", le digo.

(Nota 10).  Sobre el nivel de desinformación, o de inconsciencia, que hay, es muy reveladora esta guinda final.  Hay una compañera de los que no están muy ubicados, que ni es de los equipos que votan prietas las filas, ni nos tiene ninguna animadversión. De hecho en la Sala de Juntas viene y se sienta a nuestro lado con toda tranquilidad—con los apestados que votan contra la mayoría, digo (es que la distribución de asientos es muy reveladora, en estas reuniones).  Bien, pues esta compañera, cuando llega la hora de aprobar o rechazar el programa propuesto por la Dra. Onega y sus equipos y la Comisión de Postgrado y la Dirección, vota como todos los demás, a favor de aprobarlo. Con lo cual vota, como los demás, a favor de aplicar los criterios que nos excluyen, a favor de contravenir directamente las órdenes del Rector, etc.

Al final de la reunión, viene y nos pregunta, auténticamente preocupada, "Yo no entiendo por qué os quieren excluir—me parece fatal".

Le explico pacientemente que ella misma acaba de votar por excluirnos. Y sostiene que no era su intención, aunque admite que sí es el efecto de su voto.

¿Y entonces por qué has votado a favor, si sabías que era el efecto?
— Es que quiero que se apruebe el programa.
—Bueno, vale. Pero supongo que querrás que se apruebe conforme a derecho, con correcciones que no nos excluyan, que se haga conforme a  las normas. ¿Tú eres consciente de que se contraviene una orden directa del Rector? ¿De que se utilizan criterios falaces? ¿De que las razones últimas de todo esto son feudales?
— Sí, eso es así. Pero... quiero que se apruebe el programa. Me parece que no está mal, como programa.
— Bueno, yo también quiero que se apruebe, pero siguiendo las normas. ¿No prefieres que se apruebe conforme a derecho?
— Quiero que se apruebe el programa. Creo que volvería a votar lo mismo, no sé.

Y hasta allí llegamos.

(Nota 11). Una última corrección, mera anécdota sobre la que me han llamado la atención. Donde debía decir comisión de postgrado, yo había escrito comisión de postrado.



PS: Aquí nuestro voto particular a la sesión, enviado a la secretaria del departamento:


Los abajo firmantes queremos hacer constar nuestro voto particular negativo a la decisión adoptada en el Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de fecha de hoy, sobre el único punto del orden del día.

Los motivos son los siguientes:

1) El Director, Dr. Guillén, se negó a efectuar una serie de votaciones que habíamos solicitado, tanto por escrito como verbalmente en la reunión. Para ello invocó un supuesto tecnicismo, alegando que había un error en la redacción del escrito que la víspera le habían dirigido al Director los Dres. Penas Ibáñez y García Landa —pues donde allí decía "propuesta de progama de doctorado" debería haber dicho "verificación de la memoria del doctorado". En ese punto observamos en la reunión que (a)  todos los requisitos que el programa hubiese de cumplir en su solicitud inicial, procedía considerarlos en su verificación; y (b) que más allá de los términos en que se expresase el citado escrito, pedíamos (allí, en la reunión) que se sometiese a votación si procedía o no verificar la memoria. La negativa del Director a aceptar la posibilidad de esta votación se basa en un sofisma: que la reunión venía enteramente determinada por el escrito previo al Director de los Dres. Penas Ibáñez y García Landa. La  consecuencia fue que el Director planteó la votación del Consejo de Departamento como un sí o no a la propuesta de memoria presentada, utilizando un sofisma para confundir a los presentes y evitar que se pudiesen reformar los puntos conflictivos de la memoria—como si en este Consejo no se pudiesen considerar modificaciones a esa memoria por un error en el citado escrito de los Dres. Penas Ibáñez y García Landa, lo cual es un argumento falaz y un procedimiento administrativo inadecuado. Nada hay que impida someter a votación las propuestas presentadas por los miembros del Consejo en la reunión, si son relativas al Orden del Día.

2) Conste también nuestro voto particular contra la decisión del Consejo que da por buena la actuación previa de la Comisión del Postgrado relativa al único punto del orden del día (aun con las modificaciones introducidas en el Acta).
    La razón viene siendo que se vuelve a utilizar, como ya se ha hecho repetidas veces, un criterio excluyente para determinar qué profesores pueden y cuáles no participar en los programas de postgrado del Departamento. Este criterio excluyente, que viene aplicándose a las solicitudes de los Dres. Penas Ibáñez y García Landa, es el de la pertenencia obligada a equipos de investigación subvencionados. El criterio es excluyente, aunque el Director, la Coordinadora del Postgrado y otros miembros del Departamento quieran hacer creer que es un criterio "preferente"—pues no se admite en el programa sino a miembros de estos grupos, y es el único que nos excluye—sin ni siquiera pasarnos a la cola detrás de ellos, como sucedería si fuese "preferente". El criterio es excluyente porque se usa de forma excluyente. Es de notar que el Director conoce perfectamente, pues la ha citado expresamente en este Consejo, la resolución del Rector de fecha 22/12/06 que sienta que este uso de criterios es abusivo y contrario a Derecho, y que el Departamento se excede en sus atribuciones pues no le corresponde determinar cuáles son los Doctores capacitados para participar en programas de Doctorado. La decisión de este Consejo vuelve a contravenir la orden del Rector.
   Denunciamos asimismo la manipulación de la voluntad de los presentes que se ha podido derivar de las palabras de la coordinadora del Postgrado, la Dra. Onega, cuando ha argumentado que no se puede incluir a los Dres. Penas Ibáñez y García Landa en la memoria del Doctorado porque harían que éste perdiese su Mención de Calidad según los criterios de la ANECA que exigen la pertenencia obligatoria a equipos de investigación, argumentando además que la aplicación informática no permite la introducción de nuestros datos. Estas palabras nos parecen indignas porque buscan nuestro desprestigio de modo infundado.

Zaragoza, 25 de febrero de 2009

José Angel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez       




Recurrente






Narración y Evolución
Erasmus Darwin
Darwin, uno de los promotores de la Teoría de la Evolución de las especies
____________________________________________________


Me llega este Call for Papers a través de la Narrative List:

Hi everybody, here's the CFP for one of the SSNL sessions for next MLA:

Narrative and Evolution

We're looking for considerations of the evolutionary origins and functions of narrative thinking and/or imaginative story; or critical applications of evolutionary social science to specific narrative text(s). Please send proposals of 500 words or less to myself and Nancy Easterlin (we're both running the session): email to neasterl@uno.edu  and  tejackso@uncc.edu  by 3/10/09.

And feel free to pass this on to other lists as well, or, just as important, to scholars you know who might be interested.

Thanks,

Tony Jackson
Associate Professor, English
University of North Carolina, Charlotte
704-687-4216
tejackso@uncc.edu

Bueno, pues me temo que no voy a ir al congreso de la MLA, por falta de fondos gananciales y, en el fondo, por falta de ganas de congresos. Pero he de reconocer que el tema me va: de hecho, he descrito mi actual tema de estudio en algún sitio, en LinkedIn, creo, como "evolutionary narrative theory". Así que aquí voy a enlazar algunos escritos relacionados con el tema Narración y Evolución:

 "Interacción internalizada: El desarrollo especular del lenguaje y del orden simbólico"

 "Language Ability as Exaptation"

 "Integrationalism, Hindsight Bias, and the Pidgin Primordial Soup"

"Darwinian Logic—and History"

"El anclaje narrativo"

"Los blogs y la narratividad de la experiencia"

"Narrative Fiction and Evolution"

"Harry Thompson, This Thing of Darkness: El anclaje narrativo"

"Diez mil millones de años luz de evoluciones"

"Cuádruple superveniencia"

Si alguien me cita, que me avise y se lo agradeceré.


(Sobre la evolución, Juan Luis Arsuaga y El enigma de la esfinge)



Martes 24 de febrero de 2009

La estatua del jardín botánico

Sorprendentemente, ahora consigo ver este vídeo en YouTube, que lleva semanas desparecido para mí...  La canción ésta que me he ensayado a medias, "La estatua del jardín botánico", era de Radio Futura, y probablemente seguirá siéndolo. Le gustaba mucho a una chica con la que salía allá por los primeros ochenta, en aquellos tiempos en que nos pintábamos las uñas de negro.






— e inmediatamente vuelve el vídeo a desaparecer de mi pantalla. En fin. Aquí subo la canción a Vimeo, que me está resultando más fiable en conjunto, aunque todo está precario.



La estatua del jardín botánico from Jose Angel García Landa on Vimeo.




Yira, yira




Lunes 23 de febrero de 2009

Rat-ional pleasures

Comienza un blog Norman Holland en la columna sobre blogs de neurociencia de Psychology Today, con el artículo "Culture, Happiness, and a Laboratory Rat" —y anuncia que se va a plantear el problema de la felicidad que proporciona la cultura. Felicidad entendida desde un punto de vista psicológico, no filosófico… pone el ejemplo de una rata de laboratorio, que también tiene sensación de felicidad, como la tenemos nosotros con nuestras actividades culturales.

How do we know this is a happy rat? Because it keeps on. It spins the treadmill and pushes the lever five times and gets the sugar water and it spins the treadmill and pushes-it keeps on doing it.

It keeps on doing it-that’s exactly what we do with Culture-with-a-big-C. We keep on going to theaters, reading books, taking photographs, going to galleries and museums and concerts. We must be getting the same spritz of pleasure as the laboratory rat. For both of us mammals, that spritz of pleasure is something that occurs in our brains. And that will be my focus in this blog, the role that Culture-with-a-big-C plays in our brains and brains in our Culture-with-a-big-C. (Creo que aquí al final quería decir Norman Holland "our culture-with-a-small-c).

Le pongo este comentario:

Rats... only from a distance

Well, it’s good not to lose sight of basics, and at some basic level human happiness and rat happiness must have something in common. But don’t let’s lose sight of the frills and laces of culture and consciousness either, because that’s where real essentials lie in this case. Evaluation of the rat’s happiness can be done in much simpler terms (and I simplify!) but an account of human happiness must take into account many elements that are missing there, such as reflective consciousness (among the many meanings of being happy, surely an important ingredient is knowing that you are happy, and being able to represent oneself as happy—we don’t know much about the self-representation of rats). Or: human paradigms for the determination of happiness must be taken into account, as you do indeed here, historically changing conceptions, etc. That is, the cultural dialogue around happiness is much more complex in the case of humans, and I am confident it will be the case here too.

En suma, que no hay un enfoque psicológico correcto de la cuestión de la felicidad humana, al margen de las consideraciones filosóficas de la felicidad.

Ills Like White Elephants





Domingo 22 de febrero de 2009

En Biescas y vuelta

Pasamos un fin de semana soleado, con mucha familia distribuida en varias capas en casa de mis padres (la capa inferior incluye a un número indeterminado de primos muy pequeñitos). Ibamos a hacer una excursión a la frontera francesa pero mi padre estaba con pocas fuerzas y lo dejamos estar. A ver si se pone bueno para terminar de aprovechar la temporada de esquí, que ha subido bastantes veces este invierno a pesar de los pesares. También nos encontramos con nuestros amigos de Facebook Gerardo y Carolina—Gerardo me explica algunos misterios del iPhone, visto que él fue el primer iphonado de la familia y lo domina más. Consigo ver vídeos en él y es más, hasta los míos de YouTube que son invisibles para mí son visibles ya no digo en el iPhone, sino en el ordenador fijo con Telefónica que tienen mis padres. Me recomienda mi madre que hable seriamente con los de Telefónica, que me perjudican privándome de YouTube. Y lo haré, lo haré. Mientras, sigo subiendo vídeos a mi nuevo canal de Vimeo. Por ejemplo éste que es uno de mis superéxitos, la canción del partisano que todos creen que es de Leonard Cohen:


La complainte du partisan from Jose Angel García Landa on Vimeo.

Vamos a la ida oyendo música de Francis Cabrel, a la vuelta de Kate Bush.


Thunder on the Mountain




Sábado 21 de febrero de 2009

Cognitive Johnson

A question by Tony Jackson on the Narrative-L, and one possible answer I suggest:

—"How could we make the judgment that some metaphors are better than others unless we have somewhere in mind the notion that at some point in fact it's not just metaphor but some kind of actuality?"

As a partial answer to Tony Jackson's question, I think one should reconsider Samuel Johnson's discusson of wit in his "Life of Cowley":

If wit be well described by Pope, as being "that which has been often thought, but was never before so well expressed," they certainly never attained, nor ever sought it; for they endeavoured to be singular in their thoughts, and were careless of their diction. But Pope's account of wit is undoubtedly erroneous: he depresses it below its natural dignity, and reduces it from strength of thought to happiness of language.

If, by a more noble and more adequate conception, that be considered as wit which is, at once, natural and new, that which, though not obvious, is, upon its first production, acknowledged to be just; if it be that, which he that never found it, wonders how he missed; to wit of this kind the metaphysical poets have seldom risen. Their thoughts are often new, but seldom natural; they are not obvious, but neither are they just; and the reader, far from wondering that he missed them, wonders more frequently by what perverseness of industry they were ever found.

But wit, abstracted from its effects upon the hearer, may be more rigorously and philosophically considered as a kind of "discordia concors;" a combination of dissimilar images, or discovery of occult resemblances in things apparently unlike. Of wit, thus defined, they have more than enough. The most heterogeneous ideas are yoked by violence together; nature and art are ransacked for illustrations, comparisons, and allusions; their learning instructs, and their subtilty surprises; but the reader commonly thinks his improvement dearly bought, and, though he sometimes admires, is seldom pleased.


From Johnson's phrasing one might deduce that "wit is in the air"---that is, there is a communal pre-perception or readiness to acknowledge a perceived relationship as witty once it is established. That may involve some expenditure of semiotic energy, or intertextual power sometimes, on the part of the person who coins the metaphor, but part of the work was already done by the groundwork, or the situation, or a general perception of the way things are---now we know, now we see. It is a cognitive-psychological definition, /avant la lettre,/ of metaphor and wit as an instrument of cognition and communal awareness, of semiotic linking as a mode of social communication. Consciousness and cognition are big issues in Johnson's definition of true wit.

The Enthusiastick Fit



segelbootUpon this Bank and Shoal of Time

La frase es de Macbeth. Desde nuestro rincón tenemos una perspectiva de lo que es el resto del universo—no más engañosa que cualquier otra. El espacio es inmenso, no podemos ni imaginarlo, y sin embargo hasta desde nuestro sillón frente a la ventana podemos ver al menos parte de esas distancias inimaginables, estrellas que nadie jamás visitará, inmensidades fuera de toda proporción que sin embargo logran hacerse un hueco en nuestra retina. El tiempo también nos desborda, como el espacio: tenemos poco, y sin embargo a la vez tenemos todo el que podemos abarcar. Desde nuestro trocito de tiempo vemos, en perspectiva lejana, todo el tiempo: el principio de las cosas, la historia de lo que está sucediendo en medio, y también lo que será el final de todo. O, al menos, nuestra mente narrativa nos hace pensar que, aunque lleguemos al mundo in medias res y nos vayamos a retirar, como todas las personas, antes de que caiga el telón, de alguna manera ya conocemos no sólo nuestro papel, sino el conjunto del argumento. Nuestra vida, que es para nosotros todo, la vemos a la vez como una metonimia, una parte por el todo—curiosa relación, puesto que el todo tiene que caber en la parte. Así veía Sir Thomas Browne su propio Mapa del Tiempo en Christian Morals:

§ 22.
In seventy or eighty years a Man may have a deep Gust of the World, Know what it is, what it can afford, and what 'tis to have been a Man. Such a latitude of years may hold a considerable corner in the general Map of Time; and a Man may have a curt Epitome of the whole course thereof in the days of his own life, may clearly see he hath but acted over his Fore-fathers; what it was to live in Ages past, and what living will be in all ages to come.

He is like to be the best judge of Time who hath lived to see about the sixtieth part thereof. Persons of short times may Know what 'tis to live, but not the life of Man, who, having little behind them, are but Januses of one face, and Know not singularities enough to raise Axioms of this World: but such a compass of Years will shew new examples of old Things, Parallelisms of occurrences through the whole course of Time, and nothing be monstrous unto him; who may in that time understand not only the varieties of Men, but the variation of himself, and how many Men he hath been in that extent of time.

He may have a close apprehension what it is to be forgotten, while he hath lived to find none who could remember his Father, or scarce the friends of his youth, and may sensibly see with what a face in no long time oblivion will look upon himself. His Progeny may never be his Posterity; he may go out of the World less related than he came into it; and considering the frequent mortality in Friends and Relations, in such a Term of Time, he may pass away divers years in sorrow and black habits, and leave none to mourn for himself; Orbity may be his inheritance, and Riches his Repentance.

In such a thread of Time, and long observation of Men, he may acquire a Physiognomical intuitive Knowledge, Judge the interiors by the outside, and raise conjectures at first sight; and knowing what Men have been, what they are, what Children will probably be, may in the present Age behold a good part, and the temper of the next; and since so many live by the Rules of Constitution, and so few overcome their temperamental Inclinations, make no improbable predictions.

Such a portion of Time will afford a large prospect backward, and Authentick Reflections how far he hath performed the great intention of his Being, in the Honour of his Maker; whether he hath made good the Principles of his Nature, and what he was made to be; what Characteristick and special Mark he hath left, to be observable in his Generation; whether he hath Lived to purpose or in vain, and what he hath added, acted, or performed, that might considerably speak him a Man.

In such an Age Delights will be undelightful and Pleasures grow stale unto him; Antiquated Theorems will revive, and Solomon's Maxims be Demonstrations unto him; Hopes or presumptions be over, and despair grow up of any satisfaction below. And having been long tossed in the Ocean of this World, he will by that time feel the In-draught of another, unto which this seems but preparatory, and without it of no high value. He will experimentally find the Emptiness of all things, and the nothing of what is past; and wisely grounding upon true Christian Expectations, finding so much past, will wholly fix upon what is to come. He will long for Perpetuity, and live as though he made haste to be happy. The last may prove the prime part of his Life, and those his best days which he lived nearest Heaven.

(...)

§29. Think not thy time short in this World since the World it self is not long. The created World is but a small Parenthesis in Eternity; and a short interposition for a time between such a state of duration, as was before it and may be after it. And if we should allow the old Tradition that the world should last Six Thousand years, it could scarce have the name of old, since the first Man lived near a sixth part thereof, and seven Methusela's would exceed its whole duration. However, to palliate the shortness of our Lives, and somewhat to compensate our brief term in this World, it's good to know as much as we can of it; and also, so far s possibly in us Lieth, to hold such a Theory of times past, as though we had seen the same. He who hath thus considered the World, as also how therein things long past have been answered by things present, how matters in one Age have been acted over in another, and how there is nothing new under the Sun, may conceive himself in some manner to have lived from the beginning, and to be as old as the World; and if he should still live on 'twould be but the same thing.


To Keep our Metaphysics Warm





Viernes 20 de febrero de 2009

Sociobiological Key Largo

Reviviendo clásicos de Bogart, nos encontramos en Cayo Largo con un personaje desenraizado, Frank McCloud, individualista escéptico y desengañado, que al final sin embargo se arriesga por los demás y toma postura poniendo en peligro su vida... 

Frank ya tiene ciertos toques de delicadeza humana: es discreto, poco dado a peleas, atento y retirado; aparece por Cayo Largo porque no tiene nada mejor en qué ocuparse, pero también va para hacer una visita de cortesía al padre y la viuda de un compañero del ejército que murió en Montecassino. Conecta bien con ellos, y tras un momento de crisis que lo pondrá a prueba, restaura los valores de comunidad, la ley y la decencia, y se queda con la chica. Es por tanto un personaje seleccionado por esa selección natural del cine. Hay que decir que el gángster Rocco (Edward G. Robinson), negación de todos esos valores sociales, muere, pero que también lo hizo el pobre soldado de Montecassino.Key Largo

La película tiene una ambientación y ritmo teatrales, siguiendo el drama de Maxwell Anderson; y lo mejor de ella son los momentos inesperados en que los personajes parecen actuar de modo imprevisible y fuera de guión—pero no hay tantos de esos. Quizá el gángster gordo e insolente sea el mejor de todos. Bogart está muy bien cuando está lacónico—menos bien, cuando su papel le obliga a ser el teorizador explícito de la tesis de la película, dando voz a la indignación con el crimen organizado, y también al desengaño que renuncia a combatirlo y lo acepta como parte del sistema. Estos discursos son buenos para una obra de tesis, que lo es Key Largo, aunque se disfrace superficialmente de naturalismo a la Hemingway. Tampoco sé si tiene muy claro cuál es la tesis, exactamente. Quizá por eso sobran especialmente las situaciones en que se explicitan los discursos éticos—deberían ser más indirectas tanto la defensa del interés egoísta-simiesco como las actitudes de sumisión o de combate a ese interés.

Lo del individualismo egoísta y la cooperación social es lo que nos lleva al tema sociobiológico. Me leía hoy en Babel's Dawn este post sobre el origen del lenguaje como producto no sólo de la inteligencia individualista, sino de la cooperación de grupo. Y cómo estas dos características, la inteligencia para provecho propio, y el sentido de grupo, están en los seres humanos en perpetua tensión o contradicción, haciéndonos quizá lo que somos:

"So it looks like the evolution of language required two contradictory threads: creative intelligence and  a sense of we. I say contradictory because each thread pushes against the other. Intelligence provides advantage to the smarty pants with the clever insight and subverts group identity while a sense of we undermines the personal ambition that makes creative thought fruitful. The human condition is characterized by an I-we tension that underlies all comedy, tragedy, and moral quest."

Y de la sociobiología ya volvemos así a la moral quest,y por tanto a Cayo Largo. En McCloud hay inteligencia (es el "wise guy" que tanta gracia le hace al gángster Rocco) y por tanto hay escepticismo individualista, pero también hay inteligencia moral, responsabilidad social y toma de postura por defender el bien común, la polis y los ideales sostenibles del grupo. Rocco es la pura negación de la sociedad, destruyendo no sólo a la polis y a los polis, sino incluso matando a sus propios esbirros sin pestañear, cuando le estorban más que le ayudan en un momento dado.

Bien, pues la película nos presenta la lucha de esas dos tendencias sociobiológicas en Frank, "creative intelligence" para la supervivencia en un ambiente hostil, y también "a sense of we" que le lleva a ponerse en peligro (contradiciendo así en apariencia a la selección natural darwiniana) y a defender los valores del grupo: decide, y dice a Bacall y al suegro de ella, que no puede elegir, que tiene que luchar. Y lucha, y mata: podría haber muerto al enfrentarse a Rocco, como su amigo murió luchando en Montecassino contra los gángsteres del fascismo. Aunque todo caso hubiera también contribuido así a la selección de grupo que los darwinianos estrictos son tan aversos a tener en cuenta. Tal como sale la cosa, resulta que hay suerte, y vive. Parece que McCloud podrá perpetuar sus genes individuales, y no meramente sus memes sociales—visto que Lauren Bacall abre las ventanas, ilumina la casa y lo mira arrebatada.

En la película sin embargo hay tensión más fuerte (por involuntaria) entre altruismo y egoísmo. Digamos que Frank McCloud, una vez abandona su inercia y decide luchar, nos da una apariencia de moverse por valores sociales altruistas: es el mensaje que propone la película en la retórica de su guión y en el comentario explícito de los personajes. Y sin embargo, si nos atenemos a lo que hace Frank, y no tanto a lo que dice, sus acciones muy bien podrían deberse, como las de Rocco, a un estricto cálculo individualista.  Frank está bajo peligro de muerte (los matones de Rocco y sus pistolas) siempre que están en Cayo Largo: después de la tormenta que simboliza la crisis ética, se ve obligado a embarcar con todos los gángsters para llevarlos hasta Cuba. Allí será, en el barco, cuando actúe y los elimine a todos. Pero como digo, en realidad se interpreta mejor su acción (en contra de lo que nos quieren hacer creer Frank mismo, Bacall, o Huston)  como un estricto cálculo de supervivencia individual. Cuando decide enfrentarse a Rocco, no es puramente por sed de justicia, quizá ni siquiera impuramente: es que sabe, siendo inteligente como es, que Rocco lo eliminará tan pronto como lleguen a Cuba. Su única oportunidad de vivir no es someterse a Rocco, sino matarlo. Por eso mismo no acepta la trampa de Rocco ni sus pactos, y una vez gana ventaja no le da ya ninguna oportunidad sino que lo remata como a un perro.  

Creo que el mensaje sociobiológico de Cayo Largo es doble, uno más optimista en la superficie—la necesidad de cohesión social y de acción altruista, a lo Kropotkin— y otro más escéptico, en el que Bogart y Rocco son puros supervivientes, y no están tan lejos uno de otro, un mensaje en el que (quizá) el ideal americano de una sociedad compartida tiene muchos puntos oscuros, y el Estado de Derecho es una selva en la que conviene disfrazar nuestros móviles egoístas con un barniz altruista (es el que prefiere Bacall creer que nos mueve). Pero hay quienes son eliminados en esa lucha por la vida—y no son sólo los Rocco, sino también los indios seminolas que pasaban por allí, marginales en la comunidad americana, y que desde luego no reconquistarán Florida. La comunidad de blancos se ha reforzado con la crisis y la tempestad, pero la brecha con los indios se ha hecho mayor de lo que era al principio.  (Todo esto tiene una lectura política, claro, sobre el Estado como árbitro del altruismo—una lectura o dos quizá, la lectura que propone la película y la que la acompaña como su sombra, una interpretación menos altruista de América y sus ideales, quizá hasta en Montecassino, donde Occidente se enfrenta al gángster Arturo Ui...)

Porque hasta la solidaridad de grupo y el altruismo juegan sobre la base de un enfrentamiento básico, de esa lucha por la vida y por el poder (por los recursos, por los memes ideológicos) de individuos, de grupos, de comunidades o de especies. Y todos barren para casa, para sí o para su grupo. Y si se hace esto de barrer para sí, pero encima obteniendo puntos por solidaridad grupal altruista—eso ya es una actuación de calidad, digna de un auténtico wise guy.

Key Largo. Dir. John Huston. Screenplay by Richard Brooks and John Huston, based on Maxwell Anderson's play. Cast: Humphrey Bogart, Edward G. Robinson, Lauren Bacall, Lionel Barrymore, Claire Trevor, Thomas Gomez, John Rodney. Music by Max Steiner. Prod. Jerry Wald. USA: Warner Bros / First International, 1948. DVD Turner Entertainment, 2004.

Chimpanzee Attorney


No evolucionaremos










What makes a classic a classic? We do

This is part of a discussion in the LinkedIn Shakespeare group—on why should Shakespeare be the greatest author, as century after century passes:

I have got a partial answer to the question "How is it that this man Shakespeare after four hundred years is still the world's most popular author? Divine inspiration?". As a foreword to my answer I will readily grant that Shakespeare is the best writer in the world, at least the best I have read myself, insofar comparisons in this area make any sense, which they do only up to a point. But, let those who doubt this learn to read, and then to reread Shakespeare. With many of those worth arguing with I wouldn't need to go on debating after the experience. So much by way of prelude.

Now for the skeptical, Museless, Greatnessless part of the argument. The issue of "why are the great classics still the great classics" is explained in part by a communicative dynamics of information feedback. I am assuming that by 'the most popular author' we are speaking of the most popular enduring author, not of the latest marketing phenomenon which will be, following the same inflexible logic, a nine days' wonder. Classics are there to stay, not (just) because of their inherent greatness, because they are classics: the dynamics of cultural communication privileges certain texts in the sense of "certain modes of using texts", and there are some literary games (critical, interpretive, educational, etc.) that can only be played with this kind of ball, a classic. A classic which has been made, not just self-schooled and self-scanned, pace Arnold: classics are not just self-made men. A classic is made by his work, I'll have to keep repeating that, and by a dynamics of commentary, reference, intertextuality, adoration, cultural shibboleths, etc., which is the work of a whole culture or cultural complex. In that sense only, "the man of Stratford" is not the real author of his works—we all are. We are building Shakespeare here, or at least propping him up, even if simply by considering this question, however skeptically.

I have distinguished this informational feedback phenomenon which takes place around a classic from that which takes place around Dan Brown etc.—not that there isn't a canon of bestsellers, by the way! Well, now I have to admit that the cross-currents are different, but the informational vortex does have a similar shape after all. Classics and bestsellers are, all of them, much ado about something, a something which is little better than nothing if we leave out the much ado.

Witness all the good books unread and uncommented on the shelves.

La narración no fiable



Jueves 19 de febrero de 2009

Patología de Grupo de Investigación

Hoy había reunión de la comisión de Doctorado de mi departamento (Filología Inglesa y Alemana, Universidad de Zaragoza). Y hemos tenido una reunión más de esas que se vienen repitiendo como un ritual infernal desde el año en que se me expulsó del programa de Doctorado. Ahora que se requiere Calidad, resulta que (a juicio de mis colegas) no es suficiente prueba de Calidad tener una larga experiencia en Tercer Ciclo, y abundantes publicaciones de las de reconocido prestigio. No: hay un criterio determinante para ser admitido al programa de Doctorado, que es formar parte de un equipo de investigación subvencionado.

Y año tras año nos vienen excluyendo del Doctorado (y del Máster) a la Dra. Penas y a mí, que somos los únicos que tercamente insistimos en que el Departamento no improvise leyes ad hoc, sino que siga las normas universitarias y nos incluya en estos programas.  Y año tras año se nos rechaza—hoy la última vez hasta la fecha. Hemos tenido resoluciones a favor nuestro, del Rectorado, ordenando al Departamento que no use criterios excluyentes—pero el propio Rectorado se ha inhibido a la hora de aplicarlas, ha dado el pase a los programas que le llegan del Departamento aunque estén hechos con criterios ilegales, y estancada sigue la cosa. Hay dos juicios al respecto pendientes en los tribunales de lo contencioso administrativo de Zaragoza, en mayo y en junio próximos.

El máster y el doctorado del departamento se organizan de tal modo que giran enteramente en torno a los proyectos de investigación subvencionados—cosa inaudita, la subordinación de programas oficiales de estudios de una Universidad a un criterio puramente relativo a la investigación dirigida, como es la obtención de una subvención para un proyecto. Esto lo declaró ilegal el Rectorado, como digo (tampoco es que fuese necesario, pues ya canta bastante)—pero el Departamento, regido por los intereses de esos grupos, dirigidos por los catedráticos Dres. Onega y Deleyto (y el ahora catedraticable Dr. Vázquez), sorteó hábilmente la orden del Rectorado con un sofisma: el criterio de pertenencia a los grupos no sería excluyente sino preferente, o sea, que pasan por delante los que pertenecen a los grupos, y los demás no pasan. Y tan frescos— pero bien que hacen, que si en el Rectorado les han dejado pasar semejante sofisma, es que no hay ninguna voluntad de enmendar el grupismo éste.

Porque, no nos engañemos, toda esta cuestión es una cuestión de grupos y grupillos: de grupos de alianzas, apoyo mutuo e intereses. Interés sobre todo en arropar al miembro del grupo por encima de quien no está en el grupo. Vamos, hasta tal punto que aquí puede dirigir una tesis quien se haya doctorado la semana pasada, si es miembro del grupo, y no puedo yo, que me doctoré en los años ochenta y tengo bastante más trayectoria y publicaciones.

Esto es entre nuestros colegas un axioma: además un axioma no examinable, ni debatible. Sólo es un axioma votable: hay muchas dudas a la hora de afirmar si actuando como lo hacen actúan correctamente o no; nos dicen los colegas que en todo caso la cuestión es mejor no examinarla, porque está sub iudice. Ahora, a la hora de votar, como digo, no hay dudas: todo votos a favor de la propuesta de incluir únicamente a los miembros de grupos de investigación, con los dos votos en contra de la Dra. Penas y mío.

Se detecta en todo esto, y es lo más triste, una mala fe muy arraigada, una consciencia de que se está actuando mal pero se elige hacerlo por evitarse problemas, por inercia, por no significarse ante el grupo, por elegir el camino más socorrido—no voy a votar yo con estos y desdecirme ahora, retratarme ante los colegas. Bueno, retratarse, como digo, se retrata todo el mundo, velis nolis, ya que gustan los latinajos.

Comienza el director de la comisión de postgrado del departamento, Dr. Plo, anunciando el programa de doctorado cuya aprobación se debate, y abriendo un turno de palabras para comentar unas alegaciones hechas al mismo (las alegaciones de todos los años, que entregamos el otro día).

El director del Departamento, Dr. Guillén, continúa diciendo que la cuestión es en realidad irrelevante, que en realidad no vamos a aprobar nada puesto que esta es una mera comisión delegada del Consejo de departamento (esto no es nuevo—pasa esto con todos los trámites que se hacen en todas las comisiones, pero normalmente no hay que quitarles tanto hierro...). Que el programa es el de años anteriores, con leves actualizaciones para el curso 2009-2010, que fue aprobado: y que eso de aprobarlo ahora en realidad no es aprobar nada: que se trata de una mera formalidad burocrática en la que insistieron desde las oficinas del Rectorado, que en realidad es una pérdida de tiempo, y que puesto que será el Consejo quien dé el visto bueno, en realidad esta reunión es irrelevante y superflua.

Yo recalco que cada órgano toma las decisiones relevantes en cada momento, y que por supuesto que nos toca examinar la propuesta recibida (que no es una propuesta, según el Dr. Guillén) y decidir si se aprueba, o se modifica. Por cierto, no logro aclarar muy bien de quién viene ni quién la ha elaborado, esa propuesta que nos excluye—si entiendo bien al Dr. Guillén, viene de una oscura maquinaria burocrática que la procesa y que nos somete al proceso irrelevante de aprobarla.  En fin, en todo caso, la haya redactado o modificado quien la haya redactado o modificado, incluye sólo a los miembros de los equipos de los catedráticos y del Dr. Vázquez, y la "persona de contacto" es la Dra. Onega.

Al no haber otras voces que defiendan explícitamente la propuesta, y sólo mi alegación de que se modifique para respetar la normativa de la Universidad, la LOU, la ley de la función pública etc. etc.,—bien, el Dr. Plo propone una votación: propuesta aprobada tal cual, o propuesta modificada.  ¿Votación secreta? A veces pedíamos votación secreta, pues bien conocido es el temor a votar contra el propio equipo, pero en realidad el control está interiorizado: nadie se plantea hacerlo, ni públicamente ni en secreto. Hay muchos gestos de asentimiento mientras explico los absurdos de que no pueda yo dirigir una tesis y sí puedan quienes se han doctorado veinte años después, o (otro absurdo) que nuestro representante en la Comisión de Doctorado de la Universidad no pueda formar parte del programa de doctorado del Departamento, según esta normativa.  Pero como digo, a la hora de votar no hay dudas. Nadie defiende la lógica ni criterio de este programa elaborado con criterios inauditos. Normalmente lo hacen los catedráticos, el trío Onega-Collado-Deleyto, pero hoy no asiste ninguno a la reunión.  A los demás les falta fe, pero no les falta disciplina. Y eso es lo alarmante, en una universidad: todo el discurso de en realidad no estamos haciendo nada, esto nos supera o no depende de nosotros, etc— y el momento malo del trago, la votación no se sabe si contra conciencia o no de algo que ni se sabe si se piensa o no, pero sí que debe votarse—¡opus est!

Una manera de proceder muy universitaria y muy ética, si señor. (Recordemos que uno de los equipos de investigación investigaba sobre la ética de la ficción... seguramente con gran provecho).

Bien, pues propuesta aprobada (o papeleo procesado) con sólo dos votos en contra. Según lo esperado, pues a estas alturas ya no esperamos que nadie recapacite.

Aunque también oímos en la reunión que, visto que la cosa está sub iudice, se aceptará cualquier decisión con gran alivio. Vamos, que a algunos puede que hasta les encante en su momento que les quiten la razón y que una Compulsión Externa Mayor les obligue a actuar también con el menor posicionamiento personal posible, y sin tener que pensar sobre lo que están haciendo, para no merecer castigo.

Era el único punto a tratar hoy. Sigue un turno de preguntas, en el que la Dra. Penas ha reconvenido a los colegas por unas actitudes de exclusionismo a priori que ve injustificables, y sobre todo por la nula voluntad de examinarlas ni de actuar de modo más coherente, amparándose en que estas decisiones ya se tomaron en su día, que están sub iudice,  etc. Explicaciones pobres, que al parecer le inspiran a la Dra. Penas más pena que otra cosa.

El Dr. Vázquez aclara que no estamos excluidos de la posibilidad de dirigir tesis en otros programas—los programas antiguos que aún colean en estado virtual, a extinguir el año que viene. A lo que replico que elaborar una tesis viene a ser cosa de más de un año (en este departamento más bien diez años)—y que ningún alumno se plantea iniciar una tesis en un programa ya finiquitado y a extinguir, razonamiento que el Dr. Vázquez no parece compartir.

En este turno de preguntas, le pido a nuestro recién elegido representante en la Comisión de Doctorado de la Universidad, el Dr. Jesús Sánchez, que si no tiene inconveniente explique cómo ve él esta cuestión, y qué postura piensa adoptar si este tema se somete a debate en esa comisión.  Y me responde más bien por extenso. A ver si en lo que sigue no tergiverso demasiado su postura, que me ha parecido extremadamente característica—y a ver si no tergiverso tampoco la mía, claro.

Nos explica el Dr. Sánchez (a todos) que él no desea participar en este programa de doctorado del Departamento, ni tiene intención de dirigir tesis. Por el momento. Y que por lo tanto no considera que se estén vulnerando sus derechos. (¿¿¿¿ni los de nadie????—esto me lo pregunto yo, si sigue una cosa de otra). Explica el Dr. Sánchez que él acaba de llegar de fuera, de otra universidad, y que todavía está aprendiendo cuáles son aquí las costumbres del lugar y las maneras de hacer las cosas; una postura en principio prudente, por tanto. Que su voluntad no es desde luego buscar enfrentamientos ni "pisarle los callos a nadie". Que está en un centro periférico, alejado del núcleo del departamento en el que se toman estas decisiones, y que su criterio en estos casos, cuando las cosas no le afectan personalmente a sus proyectos, es votar con la mayoría.

(El Dr. Sánchez opina al parecer que lo más democrático es votar lo que piensa la mayoría— o sea, que no puede estar mal refrendar simplemente, sin tomar postura activa, lo que otros han votado por mayoría. Si no entiendo mal lo que dice. Esto me hace pensar que es posible que el Dr. Sánchez no conozca un concepto que yo llamo la falacia democrática de los órganos, que ciertamente se entiende mal con frecuencia en la Administración, y muy especialmente en mi departamento).

Le digo al Dr. Sánchez que lo de pisar callos quizá sea inevitable, unos callos u otros— y que en lo referente a las costumbres del lugar, antes de amoldarse a ellas, hay que determinar si son buenas o malas.

(Me intriga, por otra parte, que si el criterio de voto del Dr. Sánchez fuese de aplicación universal—aunque ya sabemos que es individual y ocasional—quizá todos los miembros de esta comisión votarían a favor de lo que votase la mayoría de ellos—¿y eso, qué sería, quién lo determinaría? ¿Quién empezaría, mirándose unos a otros? No se sabe. Habría que aplicar un axioma previo o una compulsión externa, en este caso, para iniciar el proceso. Claro que tampoco han dicho que sea ese el motivo de su voto: en este caso falta la explicación, explicación que al menos da el Dr. Sánchez, aunque yo vea que incurre en esta paradoja lógica).

Pero quizá este tipo de razonamientos sean mi manera de razonar sólo: no en todo caso la del Dr. Sánchez. Que aprovecha este diálogo para recalcar que en este caso ha votado a favor de la postura mayoritariamente aprobada, es decir, excluir del Doctorado a quienes (por muchas cualificaciones y antigüedad y jerarquía académica y méritos de investigación que tengan) no formen parte de un equipo de investigación. Incluido él mismo. Yo le hago notar que esto no se entiende bien—que me parece curioso, como poco, que el representante en la Comisión de Doctorado esté excluido (más bien se autoexcluya por norma) de la capacidad de dirigir una tesis en el programa de su departamento.  Por aclarar más su postura, me dice el Dr. Sánchez que esa es su postura ahora, que no intenta que sea de aplicación general, que en un futuro ya verá. Que estas cuestiones son delicadas, y que es difícil determinar por qué se llega a aceptar o a rechazar a una persona en un grupo (—observo que lo que es normas generales o leyes a todos aplicables no parecen pesar mucho en este razonamiento contextualista).  Y que cuando desee dirigir una tesis, sigue, ya verá cómo busca la manera de verse admitido al doctorado.

En fin, espero no tergiversar demasiado la postura del Dr. Sánchez, que como digo no me parece más sorprendente que la de todos los demás que han votado como él (de no ser porque los demás están incluidos en el programa y él no, siendo que él forma parte de la comisión de doctorado de la Universidad. Pero no le daré más vueltas a mi pasmo).

También le recuerdo al Dr. Sánchez que la comisión de Doctorado de la Universidad, de la que ahora forma parte, emitió un dictamen contra estos criterios excluyentes. (Cosa que no le obliga a él ahora, por supuesto.... pero me pregunto si en esa comisión de doctorado de la Universidad también votará lo que vote la mayoría, o si usará algún tipo de criterio que incluya un juicio personal sobre lo que se vota). En fin, hasta aquí la explicación de su postura, que me perdone si es que en algo la malinterpreto, pero es que es lo que me ha parecido entender. Espero que no sea motivo de escándalo el repetirla aquí, no más que el sostenerla públicamente.

Aquí aprovecha la Dra. del Río, que fue miembro de la Comisión de Postgrado de la Universidad (comisión que dio el visto bueno a este programa en su día, a pesar de que el Rectorado lo declaraba irregular)—aprovecha la Dra. del Río para puntualizar que este programa no era competencia de la Comisión de Doctorado de la Universidad, sino de la de postgrado, como digo—y que la Comisión de Doctorado no tuvo competencias para aprobarlo. A lo que le replico que esa comisión sí emitió sin embargo un dictamen recordando al Departamento la obligación de cumplir con la normativa.

Obligación que sigue sin obligar a nadie—aquí hay mucha ética parda, pero poco sentimiento interno kantiano. Hasta que venga el juez con su resolución, que naturalmente vencerá pero no convencerá. Porque el problema de fondo es que aquí no hay que convencer a nadie. No es cuestión de convencimientos, ni de juicios sopesados. Es cuestión de una situación, una situación que no podemos calificar sino como un mal muy asentado, una situación de actitudes fosilizadas de dependencia, vigilancia mutua, inseguridad e inercia— una auténtica patología de grupo, de la cual no vamos a salir por resolución judicial.

__________

ACTA DE LA REUNIÓN (PDF).


(PS: hoy en El Periódico, artículo sobre la endogamia en la Universidad, por Guillermo Pérez Sarrión. En mi experiencia, el Rectorado lo que hace con casos que se le denuncian y quejas que se le elevan es taparlos lo más rápidamente posible, y normalmente contestar con silencio administrativo).

(y re-PS: me pasan este enlace a un artículo de El Viejo Topo sobre las mafias universitarias disfrazadas de Escuelas y grupos, o sobre las Escuelas y grupos que actúan como mafias—viene a ser lo mismo: http://www.ucm.es/info/uepei/mafia.html).



Feudalismos y sociedades feudales





























Neurological analysis of narrative experience

"Readers build vivid mental simulations of narrative situations, brain scans suggest." News about developments in the study of brain reactions of readers of stories, through Emma Kafalenos on the Narrative-L. Some answers:

Michael Kimmel: 
The reference to cognitive linguistically inspired experimental research is highly relevant, yet it seems that most empirical work still needs to be done on literary simulation. I'd just like to touch on a few issues in this exciting field and mention how multifaceted I think the notion of simulation is.
   There is an important difference between simulations of figurative language (as in much of Gibbs' own work), of more abstract notions (e.g., protagonist emotions and introspections) and of simple action descriptions, as in this important fMRI study. All of these need to be addressed in specific studies. In addition, along the gamut from words/ phrases to whole scenes we need to understand experimentally what in a text makes readers simulate most vividly (cue structures, personal interest, etc.).
    Another open issue concerns whether reading activates quasi-percepts in all relevant respects, or only some. If I remember correctly, experiments by Rolf Zwaan and his colleagues with very simple narratives indicate that spatial storyworld "tracks" are not as obligatorily encoded as causality and intentionality. I wonder how these perhaps more abstract aspects of narrative would relate to changes in a scene's objects , if one would expect less vividness under some conditions, but not others, or if fMRI would be sensitive to any of this.
   I've recently begun working a bit on the simulation of causality scaffolds (via conceptual metaphors) as well as on the phenomenological differences between textual simulation cues, and would appreciate getting a discussion started with colleagues who share an interest in either of these topics.

Tony Jackson's commentary: there's substantial evidence that when we see others doing certain kinds of actions, we have brain activity that in a way mirrors that activity, which is to say that our motor centers are activated as if we were doing the action. Typically the observer's brain activity does not produce actual action, though there is the effect of almost taking action upon seeing for instance an engrossing action scene in a film or in a sports event, and also the tendency to yawn when others yawn, etc. in fact some cognitive psychologist types claim that this built-in imitative-ness is fundamental to human being, to the point that it has to be repressed in order to become a regular kind of mind (infants imitate other's faces within 48 hours of daring to come into our world).
—so this research on reading is leading to the idea that alphabetic signs can induce brain activity of a similar kind? interesting if true (though i confess with some relief that i never read in such conditions as these guys used to get the data), especially because it does not involve actually looking at an action. evidently just the concept communicated verbally can produce a similar kind of brain activity?
—now  I wonder what literary types might do with such knowledge?

J. A. García Landa—
Thinking about these narrato-neurological studies of "brain activity that in a way mirrors that activity, which is to say that our motor centers are activated as if we were doing the action. Typically the observer's brain activity does not produce actual action, though there is the effect of almost taking action"....
---This sounds to me like the experimental confirmation of what I. A. Richards called "attitudes", as a cornerstone of his materialist psychology in Principles of Literary Criticism (1924)---"imaginal and incipient activities and tendencies to action"; "imaginal action and incipient action which does not go so far as actual muscular movement are more important than overt action in the well-developed human being" (84-85).

It's great to know about the experimental confirmation, but for some of the aesthetic consequences waiting to be drawn out, perhaps Richards and others "been there, done that"!

(Not to mention Aristotle on the mimetic nature of man....)

—and finally a great post by Don Larsson (after a skeptical post by Peggy Phelan on the difficulty of  "reading" the brain and on the problematic hermeneutic moves in assigning meanings to those brain scans):

It seems to me that a common element in all of the various directions of this conversation is the brain's propensity to seek and use patterns (or models or templates, etc.--yes, those are metaphors too!), which would logically derive from an evolutionary necessity for survival.  If one could not "read" certain signs in nature--animal tracks, rock formations, cloud patterns, etc.--or "read" facial expressions and "body language"--of animals or humans--then one was less likely to survive.  Millions of people around the world still practice such "reading" every day, but in the modern era daily survival is less of an issue (or at least a different kind of issue) than it was thousands or millions of years ago.

Inherent in the recognition of patterns is the formation of links between cause and effect.  If I continually see tracks of a certain size and shape, I will assume the presence of some animal in the vicinity.  If I have encounters with those animals, I learn (or am taught by someone) to recognize the tracks as signs of a particular animal and as a threat of danger, a promise of dinner, etc.  Superstition (or religion, if you prefer) stems in part from such causal links.  The scientific method arose in part as a way to verify cause-effect relationships with greater certainty, but science also depends a great deal on different forms of pattern recognition.  With the proper training, one learns to "read" brain scans, infer the existence of sub-atomic particles, detect tumors, etc.  There can be social and political dimensions to such readings.  If one learns to read only certain patterns, one may not detect, say, certain kinds of tumors that tend to appear in X-rays of women.  !
 If one insists on a particular historical narrative as a model, one assumes that aerial photographs follow the detection of the V-1 and V-2 rockets and the discovery of ICBMs in Cuba and extrapolates that they prove that Saddam Hussein harbors weapons of mass destruction.

My own simplistic way of thinking about the "evolution" of literature and of brain activity suggests to me that literary criticism has also "evolved" in its own right as a way of creating new forms of pattern recognition, whether that pattern is formal, aesthetic, social, psychoanalytic, etc.  As this conversation has suggested, those patterns may mirror the actions of the brain and the physical self (a possibly fundamental evolutionary function), but reading also recognizes the patterns and models of literature itself and of the many sources of information that inform literature.  And this is why there are literature departments and majors!  At the heart of all our critical debates and culture wars lies the question, What kind of patterns, what kinds of models do we and our students need in order to live in this world? (however you care to interpret the question).

Literary criticism as pattern recognition... a promising notion, that one.  Although in some cases I would settle for literary criticism as APOPHENIA.


Strange Commotion in the Brain



Miércoles 18 de febrero de 2009

The Jane Austen Book ClubEmily Blunt

Hace poco me sacaron en Ibercampus mi artículo sobre la comedia romántica. Pues podemos añadir a la lista The Jane Austen Book Club, otra comedia romántica más que nos visionamos, y bien bonita que es para los literary-minded, sobre todo si ya han visto Pride and Prejudice, Emma, Sense and Sensibility.... o La joven Jane Austen, o Shakespeare in Love, que mucho tienen en común con este género cinematográfico libresco y desenfadado. Estamos a la espera de Persuasion—entre tanto nos conformamos con Possession.  Aunque para una película austeniana que comentan los personajes de este club literario, resulta que es la Mansfield Park de Patricia Rozema, y lo hacen desfavorablemente, qué desagradecidos con su propio género, cuando precisamente en esta película van a hacer lo mismo, mezclando vidas y obras. No les gusta que Sir Bertram tenga esclavos, tampoco.  

Bueno, es que no se dedican a las películas, el grupo de mujeres californianas protagonistas de este reading club, sino a las novelas. Jocelyn, una solteroncilla recalcitrante acaba de perder al compañero de su vida, un perro, y sus amigas organizan un club de lectura para consolarla. Entre pitos y flautas se va liando el argumento, hasta que la lectura Jane Austen es a freakin' minefield: mientras la mejor amiga de Jocelyn, Sylvia, está en una cena romántica con el marido, éste le dice que tiene una amante, y que se separan.  Parte de la comedia es que acabarán reunidos de nuevo, para alegría de todas las amigas y de la hija de ellos—una lesbiana impulsiva y aficionada a los deportes de riesgo, también miembro del club y frecuentemente accidentada en amores y en piñazos más tangibles.

Más austeniana, o en todo caso henryjamesiana (Henry es equivalente a Jane Austen) es la historia de Prudie, profesora de francés que sueña con ir a París, pero no se entiende con su marido futbolero ni para asuntos franceses ni románticos en general. Prudie es llorosa y seducible, una actriz genial. Tiene una madre hippie impresentable, con la que tampoco se entiende—esta suegra despide al yerno cuando se va de viaje de negocios diciéndole "Have fun! Get some ass!" Pero bueno, la pobre muere como el perro al principio, y vemos otro funeral atípico, el primero canino, éste flowerpower. Prudie está que no se tiene en casa (y la actriz, Emily Blunt, es excelente en sus pucheritos y medios gestos).  Tras ser tentada para un pase por el motel por un aventajado estudiante suyo (en una escena teatral pecaminosa como las de Mansfield Park), Prudie hace honor, se lo piensa mejor—What would Jane Austen do? Huye del motel, y corre a casa: persuade a su marido para que lean juntos Persuasion y empiecen the beginning de nuevo.

Cada amiga se encarga de una novela para las reuniones mensuales secuenciadas en la película: February: Emma - March: Mansfield Park - April: Northanger Abbey - May: Pride & Prejudice - June: Sense & Sensibility - July: Persuasion. Y todas encuentran en las novelas algo en lo que proyectarse. La tesis humorística del libro en el que se basa la película es que cada lector selecciona de un libro según sus intereses, y proyecta en la lectura sus deseos, prioridades, y preocupaciones, una teoría que debe mucho a la escuela de Norman Holland supongo—aunque aquí no hace falta un psicoanalista para interpretar por qué cada amiga ve en la novela lo que ve. Los diálogos son muy ingeniosos, cada cual barriendo para casa de modo tan bien hilado que peca de exceso de ingenio. Aunque como nos tranquiliza Roger Ebert, "No, it is not necessary to have read the novels or seen all the Jane Austen movie adaptations, but that would add another dimension to your appreciation of this film."

El argumento central es el emparejamiento de Jocelyn, la amiga imposible de casar, la del perro muerto, con el galán ("Grigg", sí, Grigg), único miembro varón del club, un ingeniero digital ciclista y un poco metepatas con sus cosas de hombre, simpático y constructivo, pero que se le resiste la rubia del perro—el plan de ella era que se líe el muchacho con su amiga la recién divorciada desconsolada. Pero bueno, al final las parejas acaban donde debían y hay celebraciones múltiples, como en una comedia de Shakespeare. Jocelyn se vuelve más flexible, y acepta las atenciones de Grigg, y hasta sus recomendaciones literarias (ciencia ficción, Ursul K. Le Guin). Hasta la lesbiana magullada, Allegra, liga en el hospital—con su traumatóloga china, la Dra. Yep.

Así que todos acaban emparejados y felices, todos menos Jane Austen—que sin embargo sí se dejó tentar una vez por una oferta de matrimonio sólo para romper el compromiso al día siguiente. Hay que decir que ya se lo debía haber pensado Jane Austen antes de aceptar, porque el nombre del pretendiente era todo un programa: Harris Bigg-Wither. Yep.



The Jane Austen Book Club. Written and dir. Robin Swicord. Based on the book by Karen Joy Fowler. Cast: Kathy Baker, Maria Bello, Marc Blucas, Emily Blunt, Amy Brenneman, Hugh Dancy, Maggie Grace, Jimmy Smits, Kevin Zegers, Lynn Redgrave. Music Aaron Zigman, music superv. Barklie K. Griggs. Ed. Maryann Brandon. Prod. des. Rusty Smith. Photog. John Toon. Co-prod. Kelly Thomas. Exec. prod. Marshall Rose. Prod. John Calley, Julie Lynn, Diana Napper. USA: John Calley-Robin Swicord / Mockingbird Pictures / Sony Pictures Classics, 2007. DVD UK: Sony Pictur
es Home Entertainment, 2007.


The Other Boleyn Girl







Martes 17 de febrero de 2009

Tanda de fotos

fl3urs

Cuelgo una nueva tanda de fotos en flickr— ahora que se me acumulan las cámaras, pues con el iPhone ya tengo una más. Después de estas voy a poner otra foto desconstruida en fragmentos, como la serie anterior—la cosa tiene posibilidades. De momento, muchos reflejos, ya se me conoce.

O cosas de este estilo:

transparent



De la Prehistoria








Dos alegaciones

—que he presentado hoy en la Universidad, en un día intenso en papeleo.

La primera, presentada conjuntamente con la Ilma. Dra. Penas, versa sobre el postgrado de Estudios Ingleses. Su coordinadora está empecinada en excluirnos, tanto del Máster como del programa de doctorado, a quienes no pasemos por el aro entrar en equipos de investigación organizados AMDG, para gloria de su director. Claro que excluirnos por no estar en un equipo de investigación es arbitrario e ilegal. Aunque en esta carta fingimos sorpresa de oficio, el asunto ya es bien conocido, y de hecho hay dos juicios pendientes sobre él en los tribunales de lo contencioso administrativo.


Destinatarios: Sr. Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
y Sr. Presidente de la Comisión de Postgrado del Departamento

Remitente: Dres. José Angel García Landa y Beatriz Penas Ibáñez
Fecha: 17/02/2009
Asunto: Convocatoria Doctorado 2009-2010 / Comisión de Postgrado


Sr. Director y Sr. Presidente:

Habiendo recibido copia electrónica de la propuesta de programa de Doctorado 2009-2010 presentada para su aprobación en la próxima reunión de postgrado del 19 de febrero, deseamos manifestar lo siguiente:

—No queda claro de quién es esta propuesta en la que aparece como persona de contacto la Dra. Onega: si es propuesta de la Dirección, de la Comisión de Postgrado, de la Dra. Onega, o de un grupo de profesores de los equipos de investigación.
—No hemos sido convocados a ninguna reunión para la elaboración de esta propuesta, que por tanto se ha elaborado a puerta cerrada por un grupo particular de profesores.
—Aun así, nos llega ahora, suponemos que para que los profesores que no han sido convocados para elaborar esta propuesta puedan optar a participar en el programa o proponer alguna modificación en el mismo.
—Observamos que la propuesta incluye unas listas de profesores integrantes del programa, sin que se especifique criterio ni método para su inclusión. Encontramos que cualesquiera que hayan sido los criterios académicos seguidos para la inclusión de estos profesores, igualmente podrían aplicarse para incluirnos a nosotros.
—No contiene la propuesta una lista de "profesores encargados de la dirección de tesis" ni ninguna otra que nos incluya,
—Solicitamos ser incluidos en el programa de Doctorado dado que es un programa de doctorado departamental, no particular, y cumplimos sobradamente todos los requisitos legales y académicos para ello.
—Recordamos una vez más que la organización del programa de postgrado (Máster y Doctorado) atendiendo como criterio excluyente a la pertenencia de los profesores a equipos de investigación sería un proceder contrario a derecho y anulable por dos resoluciones del Rectorado que Vds. bien conocen.
—Por lo mismo, sugerimos que se modifique la redacción del programa de modo que no se presuponga, como ocurre ahora,  que ha de girar enteramente en torno a los equipos de investigación subvencionados.
—También solicitamos que la propuesta de programa de Doctorado que salga de la reunión del día 19 de febrero nos incluya en la lista de profesores encargados de la dirección de Tesis.

Zaragoza, 17 de febrero de 2009

José Angel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez




La otra alegación se refiere a los famosos másteres que no son másteres... como descubrirá algún incauto, demasiado tarde. Es un tema que sorprendentemente todos sus responsables dejan rodar felizmente. Así que, por mí que no sea, allí va mi alegación.


Destinatario: Sr. Vicerrector de Política Académica (Sección de Estudios Propios y Títulos)
Remitente: José Angel García Landa (Facultad de Filosofía y Letras)
Fecha: 17/2/09
Asunto: Alegaciones contra propuesta estudios propios

Sr. Vicerrector:

Deseo formular una alegación contra la propuesta de los siguientes títulos de Estudios Propios de la Universidad presentada a información pública en la página http://wzar.unizar.es/servicios/epropios/legis1.htm

Máster de Diversificación Industrial y Tecnológica
Máster en Ecodiseño y eficiencia energética en edificación
Máster en Ingeniería de Tuberías
Máster en Ecoeficiencia y Mercados Energéticos
Máster en Energías Renovables
Master en Gestión Internacional y Comercio Exterior
Máster en Gestión de Políticas y Proyectos Culturales
Máster Europeo en Energías Renovables
Master on-line en Generación Termoeléctrica. Tecnologías de cero emisiones

La denominación de estos estudios propios no puede ser de "MASTER" pues esa es una denominación de estudios oficiales, tal como deja claro la LEY ORGÁNICA 4/2007, de 12 de abril, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades (BOE 13 abril 2007)

El artículo 88 de la LOMLOU, modificando la disposición adicional decimonovena de la LOU, establece lo siguiente:

1. Sólo podrá utilizarse la denominación de universidad, o las propias de los centros, enseñanzas, títulos de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y órganos unipersonales de gobierno a que se refiere esta Ley, cuando hayan sido autorizadas o reconocidas de acuerdo con lo dispuesto en la misma. No podrán utilizarse aquellas otras denominaciones que, por su significado, puedan inducir a confusión con aquéllas.

El uso de la terminología MASTER para estudios no oficiales viene siendo una vulneración continuada de dicha norma, puesto que puede fácilmente inducir a error al público a quien se ofrecen los títulos. El nombre MASTER es una denominación oficial de títulos oficiales, reservada por ley para ellos, y los títulos de estudios propios deberían tener otra denominación.

Zaragoza, 17 de febrero de 2009

José Angel García Landa
Profesor Titular de Universidad
Facultad de Filosofía y Letras


Reincidencia en la reincidencia


Lunes 16 de febrero de 2009

The Hanging

Hoy cuelgo en la red la 14ª edición de mi bibliografía, A Bibliography of Literary Theory, Criticism, and Philologyon the Web since 1995. La voy actualizando cada año, y compruebo con agrado que al menos hoy es el número uno en Google con los términos de búsqueda "Literary Theory Bibliography" —y que con muchos otros similares, por ejemplo "Bibliography of philology", o "Bibliography of Criticism", etc., estoy en primera página y no lejos del número uno mundial. Le añado esto a su página de información en español:

"Hay muchos sitios en red educativos y académicos que han enlazado con la bibliografía, así como importantes lugares de referencia. Entre ellos se encuentran: la Biblioteca del Congreso de los EE.UU., la Encyclopaedia Britannica, la Universidad de Harvard, el M.I.T., la Universidad de Chicago, la Universidad Brown, the Universidad de París, la Linguist List,  la Universidad de Hamburgo / NarrNet, el selector de recursos web Intute, la Association of College and Research Libraries, la Universidad de Oxford, el Humbul Humanities Hub, etc."

Cuesta un rato largo subir la bibliografía a la red, sobre todo si optas como yo hago hoy por eliminar primero la versión antigua para evitar duplicados indeseables. Posiblemente me cueste horas—son 200 megas, que es cosa de nada en imágenes y música, pero cosa seria si hablamos de archivos de sólo texto. Según cómo midamos, son unas 200.000 referencias mal contadas, o más de cuatro mil archivos, o doce mil páginas (de papel) o cuarenta volúmenes tipo tesis, o un estante largo de libros, o dos volúmenes de enciclopedia Espesa. Crece todavía, pero crece en progresión geométrica decreciente. No es la Masa Viscosa ("the Blob")—no cubrirá el mundo.

Últimamente no es muy visitada, al menos no tanto como yo querría. Tengo unas treinta o cuarenta visitas diarias por la puerta principal, es decir, por la página web de presentación y búsqueda, donde tengo contador. Son las únicas que puedo medir. Pero sospecho que llegan muchos más por los miles de puertas traseras que genera Google, que amablemente me convierte mis documentos de Word que va encontrando en páginas HTML, muchas muchas páginas web localizables luego por su buscador. De los que encuentran esas páginas mientras buscan información por la red, yo ni me entero, claro, ni son medibles, como no lo sean para Google. Es mi mejor aliado, el inquietante Google—y la Wikipedia, que también me envía muchas visitas.

Bien, pues mañana empezaremos a preparar la edición número quince, de 2010.


Visitas de La Red










Domingo 15 de febrero de 2009

Liane FolyMiles de discos gratis

—¿Le interesan a alguien? Y encima sin problemas de almacenaje. Tengo entendido que los que ocupan sitio aún se siguen vendiendo por las tiendas, hasta yo los compro algunas veces aún (en Amazon), o los regalo. Pero hoy regalo información: para quien no lo conozca, hay un programa llamado Spotify que si te lo bajas te permite escuchar la música que elijas (muchísimas canciones de muchísimos cantantes), sin pagar, y sin piratear discos. Bueno, hay también una versión de pago, a la que no me he apuntado aún, pero infinitamente más barata que comprarte discos o bajártelos (legalmente) de la Red. Otra opción es el pirateo, claro, pero no tengo yo mucha paciencia para eso, ni afición real.

En Spotify no te bajas los discos, sólo los oyes—pero oye, que los puedes oír todas las veces que quieras, así que ¿quién los quiere ocupando megas en el ordenador? Entonces es un poco como la radio, se dirá, pero claro, es una radio donde tú eliges lo que quieres oír, pones un intérprete o autor y te sale toda su música (o buena parte de ella) allí en fila en una lista de reproducción, con la portada de los discos—y la tocas en el orden que quieres, o lo dejas sonando. En eso le lleva ventaja a YouTube, donde me había puesto yo a oír música: no sólo porque aquí todas las versiones son de sonido límpido y original, sin bazofias subidas por los fans como yo, sino también porque en YouTube no hay manera de que eso suene continuo, se les podía ocurrir algo al respecto. Aparte, además, de que YouTube no funciona.... por lo menos para los sufridos usuarios de Telefónica.  También es mejor que Pandora, que me dejó oír música bastante de mi gusto un tiempo, antes de desaparecer para los no-americanos (o de desaparecer por completo, ya ni lo sé).

Nada se queda en su sitio. Hoy mismo acabo de tirar nos sé cuantos gigas de música a la basura, yo que guardo hasta los recibos de los bancos...  De repente se vuelven redundantes muchos discos de mis estantes, ¿para qué sacarlos de allí si ya están en el ordenador? También se vuelve uno más consciente de toda la música que te viene regalando la radio sin que la tengas, porque aquí tampoco la tienes, y es que ya ni la quieres tener... y ya te conformas con la radio, y ya deja de gustarte la música, y en general pierde la gracia todo el asunto... Pero está muy bien esto de Spotify.

Utilizan sus promotores una buena estrategia viral para difundir su producto, lenta pero segura. No te lo puedes bajar de golpe del sitio de Spotify, sino que o bien esperas a que te manden invitación, o bien te pasa alguien un código para bajarlo. Y así cada consumidor difunde el producto entre sus conocidos, como estoy haciendo yo ahora. Promoción asegurada, nosotros hacemos el trabajo. Clever.

—¿Alguien quiere un código para apuntarse,  y tener"miles de discos" virtuales de regalo? Tengo varios para regalar. A la gente que conozco no le interesa la música, realmente. Quizá se haya acabado lo de regalar música, por otra parte, con lo que me gustaba a mí hacerlo...

Y en cualquier caso apreciarían más mis amistades que les regalase un mísero cd de compra que toda la música del mundo junta, si es gratis—y sobre todo si no la puedes tocar y sólo la puedes oir, bah.

Make It Go Away or Make It Better



Sábado 14 de febrero de 2009

La clase

Me atrajo a esta película una reseña de RedAragón que decía así:

El cine lleva años tratando el tema de los conflictos escolares, ya sea en institutos de extrarradio con alumnos problemáticos, en colegios de élite, en las universidades o en la enseñanza primaria. Se han rodado películas para todos los gustos pero muy pocas han sabido captar tan bien lo que pasa en las aulas como La clase. El secreto de este impecable acercamiento a la realidad está en el material de partida. La novela de François Bégaudeau repasa un año escolar sin una estructura narrativa clara, simplemente acumulando incidentes e incidencias. Y es el propio autor quien interpreta al profesor del filme, reviviendo para el cine sus experiencias.

Sí que hay una estructura narrativa, por supuesto (aunque no sea "clara" en el sentido Hollywood del término). Un año escolar proporciona una estructura con comienzo, mitad y final: presenta también a un profesor de un instituto de barrio de inmigrantes teniendo una crisis con sus alumnos, crisis que termina en consejo disciplinario y con la expulsión del alumno más conflictivo (que ya iba de centro en centro).  Este alumno es un africano llamado Souleymane, un hombretón sin ningún interés por lo que le enseñan, y que obviamente debería estar en un sitio que le interesase más. La película contempla el fracaso del sistema, y reparte bastante ecuánimemente las culpas, o más bien no reparte culpas sino que constata cómo funcionan las cosas. El profesor, François, que enseña lengua y literatura, tiene buena voluntad pero quizá una dinámica inadecuada de trato con los alumnos, y surgen tensiones. Al final hay una escena violenta; Souleymane es expulsado, y la tragedia propuesta en la película es que su padre lo mandará a Mali si es expulsado—y aun con todo, el consejo toma esa decisión. Otra alumna negra le confía a François, como remate del año escolar, que no ha aprendido nada (pero nada) pero que tampoco quiere ir a formación profesional. Cosa que la película sugiere es comprensible—y que a mí no me parece tan clara. Hay quien si no le va la gramática o las mates está mejor en formación profesional. Y si al muchacho lo mandan a Mali, eso es una decisión familiar—que ellos conocen Mali, y su situación familiar, y hasta a su hijo, es de suponer, mejor que los docentes. entre les murs

La película trata pues sobre todo del lado triste de la educación reglada, como un proceso más bien mecánico, carcelario y alienante (un poco en la línea de Mal de escuela). Dando una de cal y otra de arena, la película y el sistema educativo muestran la cara y la cruz de intentar aprender cosas que ofenden a la vida, como la gramática o la literatura canónicas. Esto crea conflictos entre el hipotético interés formativo de estas materias, y el desinterés obvio e inmediato de los estudiantes, como es conocido. Pero aquí parece como si a los docentes les fuese a pillar todo de nuevas: ni hay programas de integración ni discusión de necesidades especiales: el plantel de profesorado es poco atractivo (en eso está muy realista la cosa) y parecen fuera de contacto con el mundo de los alumnos: doblemente, pues aparte del abismo de la edad, son prácticamente todos franceses blancos, y no inmigrantes (porque ir a París es para los que tienen puntos). Hace poco ha defendido, sobre la escuela ante la sociedad multicultural, una tesis doctoral José Luis Díaz Moreta en la UNED, examinando esta nueva situación en las aulas en España. Menos nueva en Francia, pero nadie lo diría viendo la película, que seguramente carga las tintas sobre la irrelevancia del sistema educativo y la desorientación de los profesores ante el multiculturalismo.

Es cierto que la película logra captar un aire de lo cotidiano imprevisible, evitando hábilmente el ritmo habitual de secuencias, escenas y transiciones. En parte se debe al elemento de improvisación en la filmación, cogiendo material de seminarios semiimprovisados que aprovechaban la auténtica experiencia de Bégaudeau como profesor llevando una clase. Aquí hay una entrevista muy interesante con el director y el autor/protagonista sobre la filmación, usando una cámara siempre sobre Bégaudeau, otra sobre el centro de atención de la clase, y otra captando acontecimientos y gestos colaterales. Por supuesto esto hay que montarlo luego, y muy bien hecho que está; en esta película se fusionan con una transición indiscernible lo auténtico y lo prediseñado, la espontaneidad y la actuación. Como sucede en cierto modo en una clase, vamos, que también tiene lo suyo de improvisación sobre el guión del programa.  

Entre las reseñas casi unánimemente rendidas a la película, aquí hay una más crítica de Jacques Merle en Politique autrement. Que es consciente de que la película tiene mucho de panfleto antipedagógico, que participa de muchos de los males que denuncia, con educación light que subestima a los alumnos, y que falsea la situación en la misma medida en que la documenta. La película misma denuncia la falsa mayéutica del profesor cuando una de las alumnas dice que ha leído la República,algo impensable en uno de estos estudiantes según los parámetros del profesor de lengua y literatura. El profesor es un Sócrates insuficiente: si bien hace lo que puede, a veces es él mismo el problema en lugar de la solución, y las preguntas socráticas de los estudiantes le deberían aportar a él tanto como las de él a ellos. Ellos sí que aprenden mucho unos de otros—y hasta del profesor, no lo descartemos. Pero él está menos dispuesto a escucharles, le falta consciencia de lo delicado de la diversidad, y los subestima bajo una apariencia de diálogo—como bien captan los estudiantes— y se encastilla a veces abiertamente, a veces subrepticiamente, en su papel privilegiado. Eso la película lo deja claro. También sugiere que parte del conflicto con los estudiantes puede deberse a represiones y tensiones de naturaleza homosexual. El profesor, al parecer, es homosexual, aunque lo niega cuando le preguntan sus alumnos— y tengamos en cuenta que estamos tratando aquí con mucho estudiante musulmán procedentes de culturas muy machistas y homófobas.  Quizá no sea casual que el conflicto estalle entre el profesor dentro de su armario y el alumno que se atreve a preguntarle sobre su orientación sexual—pero si hay aquí mala conciencia o resentimiento, es algo que la película trata tan solapadamente como el profesor. Como digo, hay circuitos inesperados en esta película entre la ficción y la realidad, y se prestan mucho a interpretaciones diversas.

En suma, una película sobre la educación atípica, polémica, a la vez realista e irritante, crítica e insuficiente, documental y tendenciosa; excelentemente realizada y con personajes y e interpretaciones complejos y bien llevados, partiendo de un planteamiento básico que sugiere interesantes cuestiones sobre la utilidad o no de la educación reglada, y sobre los límites de la realidad y la ficción. Siempre hay un drama de poder entre líneas, aparte de la cuestión que se esté tratando de modo explícito, en el aula o en el cine.


Entre les murs. Dir. Laurent Cantet, based on the novel by François Bégaudeau. Cast: François Bégaudeau, Nassim Amrabt, Laura Baquela, Cherif Bounaïdja. (Palme d'Or at Cannes 2008). English title: The Class. Spanish title: La clase.


Junebug




Viernes 13 de febrero de 2009

Soy un profesor de primera

O sea, de quinta categoría, según el proyecto de estatuto del PDI. Los sindicatos nos han pasado esta información-protesta:

estatuto PDI

Ahora que recuerdo, tengo tres sexenios. Debo ser de segunda categoría.


Ascensos horizontales








Qué gentucilla

Bermejo y Garzón


Por si la foto no habla por sí sola, aclararé que estos decadentes, estos nuevos ricos haciendo como los caciques de toda la vida, son el ministro de "Justicia" Mariano Fernández Bermejo, y el juez Baltasar Garzón, ya totalmente trastocado si alguna vez estuvo cabal. Fotografiados (y no a traición, como se ve) en un coto de esos a donde van los millonarios a divertirse masacrando ciervos. El motivo de la cacería era, según Garzón, para celebrar los próximos veinte años del PSOE apalancado en el sillón del gobierno.

Que divertirse un rato matando decenas ciervos es lo que les va, parece obvio.  Están en su ambiente. Y el retrato los retrata.


Qué vergüenza. ¿políticos de izquierda? ¿Esto? Mira que hay ciegos en España.  No votéis PSOE, nunca jamás. Fuera todos estos.

(A Garzón, por supuesto, lo incluyo entre los políticos del PSOE).

Maquiavelo: Sobre la fidelidad de los políticos a la palabra dada









Doctores desprogramados (y programados)

Han salido los resultados de las elecciones a la Comisión de Doctorado de la Universidad de Zaragoza, resultados curiosos en lo que a humanísticas se refiere (y vaya por delante mi enhorabuena a los elegidos, que no se diga).

El resultado es que han salido elegidos los doctores Fidel Corcuera, de Filología Francesa, y Jesús Sánchez, de Filología Inglesa.

Lo curioso es que Filología Francesa no tiene, que yo sepa, programa de doctorado. Por supuesto que eso no es ningún inconveniente para que un miembro de ese departamento desempeñe perfectamente una función en la comisión de doctorado de la Universidad. Pero no deja de ser curioso. Bueno, o me lo parece a mí, que algunos dicen que mis criterios son extraños.

Lo curioso también, en el caso de Filología Inglesa, es que aunque sí hay un programa de Doctorado de este departamento, con su lista (implícita) de doctores encargados de la dirección de tesis... entre ellos no se encuentra el Dr. Jesús Sánchez. Como tampoco me encuentro yo, por cierto, y bien que he protestado al respecto, y he llevado la cosa a los tribunales. (Los criterios de selección de profesorado de este Doctorado que figuran en este programa de "Estudios Ingleses", fueron declarados contrarios a derecho por esta resolución del Rector—pero ahí siguen, con toda la pachorra del mundo. Lean, lean.).

El Departamento parece que no tiene ningún inconveniente en elegir al Dr. Sánchez como su candidato y representante en la Comisión de Doctorado (hay que decir que los candidatos a esta comisión son propuestos por los departamentos). Ahora, dejarle participar en el programa.... tate. Bueno, eso suponiendo que quiera, aunque suponerle a un Doctor la voluntad de poder dirigir tesis viene a ser como eso del valor en la mili, que se le supone.

Yo también fui, por cierto, miembro de la Comisión de Doctorado durante unos años.  También propuesto por mi departamento. Y ya tuve agarradas muy desagradables con los criterios de mi departamento estando allí, que me obligaron a ser juez y parte, aunque juez no fui porque (claro) me ausentaba de las reuniones cuando se trataba algún tema que me afectaba directamente.

Y ahora, como digo, mi Departamento no se digna ni incluirme en la lista de doctores capacitados para dirigir tesis en su programa de doctorado de Estudios Ingleses. Pasé de coordinar los programas, y presidir durante años la Comisión de Doctorado del departamento, a no poder siquiera dirigir una tesis o impartir un seminario en el programa de mi departamento—aunque me doctoré en los años ochenta. Sí que puede hacer todo eso, en cambio, quien leyera la tesis la semana pasada,  siempre que sea admitido a la llamada "Plantilla del Postgrado", regida por esos criterios que el Rector anuló. Por supuesto, al establecer semejante normativa, el Departamento se pasa por el arco de triunfo tanto la legalidad (ley de universidades, ley de la función pública, etc.) como la normativa interna y específica de la Universidad.

Claro que la Universidad también se pasa por el forro su propia normativa, pues en lugar de corregir esas actuaciones de cosa nostra, no va a dudar en acudir a juicio en defensa de ellas. Pues hala, venga, a hacer universidad, si por tal se entiende cerrar filas y cerrar ojos con lo que hacen los catedráticos y directores de departamento, por muchas normas que contravengan.

Suerte a los elegidos en su puesto, y al resto de la Comisión de Doctorado. Pero que anden con cuidado al tratar temas de nuestro peculiar departamento, pues si se descuidan podrían ofender a alguien, como no paro de hacer yo.

Se aconseja rectificación estratégica




iphone
Hay Phone

Cada cual se enfrenta a la crisis a su manera. Yo me he comprado (Steve Jobs sabía que lo haría) un iPhone, así que me paso a Movistar y estreno número, que será el 646 141379. Apuntáoslo quienes me llaméis (o sea, nadie).  Mi antiguo número, 685056264, queda cancelado.

Todo esto porque mi viejo móvil ha aparecido hoy con la pantalla de cristal líquido realmente líquida—o sea, llena de gotitas de agua por dentro, un misterio—y con la batería agonizando.

Y también me lo habré comprado supongo, como digo, por la crisis esa, por alguna apoyatura psicológica consumista de esas que empiezan por i-, ay cómo somos, siempre buscando phony solutions.

Tornado Season






Jueves 12 de febrero de 2009

El hombre no desciende del chimpancé

Lo digo por poner un título polémico. A lo que voy es a que el genoma es sólo uno de los factores a tener en cuenta para determinar la medida de lo humano, y no es el más importante.
orangután resentido
Según un estudio publicado en Nature, los humanos y los chimpancés no nos parecemos tanto como se creía.

Ahora parece que van a afinar más: estupendo.  Pero decir que los humanos y los chimpancés somos un 99% idénticos es sólo cierto según ciertos parámetros de medición, que por fin no acaban por revelar sino las limitaciones del instrumento de medición. Según algunas balanzas, así a peso, los humanos y los chimpancés dan (algunos de ellos) el mismo índice, científicamente medido, y con toda exactitud.

Ya que estoy en ello, y cambiando un poco de tema, diré que Darwin fue un gran científico pero sus teorías son del siglo XIX, y sólo algunos de sus elementos siguen siendo válidos desde un punto de vista que no sea histórico. Su noción básica, de la evolución gradual de las especies por acumulación de rasgos competitivos producidos por la selección natural, es en sustancia errónea. Las variaciones se reabsorben en el común de la especie, a menos que intervenga una catástrofe o un aislamiento de un grupo. Darwin sobreestimó el gradualismo evolutivo, cuando de hecho la vida está regida por catástrofes y extinciones masivas. Las especies aparecen y se extinguen, pero en términos generales una vez asentadas no "evolucionan", sino que se mantienen fijas. Recomiendo leer sobre este punto la Estructura de la Teoría de la Evolución de Stephen Jay Gould, a quienes algunos llaman con el poco simpático término de antidarwinista.

(Comentario enviado a Ibercampus, en el 200 aniversario del nacimiento de Darwin)

Yo no desciendo de ningún chimpancé








Foto exprimida

Otra gente no sé qué verá al pasear por la calle, pero yo veo siempre cosas de este estilo:

foto grande

Pongamos que esta sea la típica foto que hago yo. Como estamos en crisis y hay que apretarse el cinturón, he pensado sacarle partido como a un cerdo, y exprimirla para sacar de ella una serie completa que acabo de colgar en mi flickr. Son fotos mayormente abstractas o abstractoides, claro, aunque también hay alguna impresionista.

Paisaje de Morás



Miércoles 11 de febrero de 2009

Google Error

Google error

La estética de la página de error de Google nos lleva a otro siglo, ay, the world was young, so much younger than today...

Google - Toogle - Woogle - Yahoogle - Googlefight




Academic Surveillance

A commentary to a blog post in The Auricle, on academic blogging:

I find it a sad reflection on the state of tolerance and critical thinking in the universities, that one should assume that negative criticism of policies, etc., can be expected not to be tolerated—and to be censored straightaway. The University should provide a freer, more tolerant, more diverse environment. Maybe blogs will help to change that—but academics are incredibly shy about blogging, which doesn’t help either.

I got there via this interesting survey of British academic blogging in The Times Higher Education Supplement.

And, by the way, a thesis on social networking interaction by Danah Boyd: OUT OF CONTEXT (PDF).  She's also got a blog, Apophenia—no less.  And she studied at Brown University, too. Well, there's links in everything, especially on the Web. From the abstract of the thesis on social networks:

My analysis centers on how social network sites can be understood as networked publics which are simultaneously (1) the space constructed through networked technologies and (2) the imagined community that emerges as a result of the intersection of people, technology, and practice. Networked publics support many of the same practices as unmediated publics, but their structural differences often inflect practices in unique ways. Four properties - persistence, searchability, replicability, and scalability - and three dynamics - invisible audiences, collapsed contexts, and the blurring of public and private - are examined and woven throughout the discussion.

While teenagers primarily leverage social network sites to engage in common practices, the properties of these sites configured their practices and teens were forced to contend with the resultant dynamics. Often, in doing so, they reworked the technology for their purposes. As teenagers learned to navigate social network sites, they developed potent strategies for managing the complexities of and social awkwardness incurred by these sites. Their strategies reveal how new forms of social media are incorporated into everyday life, complicating some practices and reinforcing others. New technologies reshape public life, but teens' engagement also reconfigures the technology itself.


—same thing for academics? Probably, but the vitality there's much lower I guess.

Apophenia / Referential Mania









Martes 10 de febrero de 2009

Los planes de Otas

Al pobre Otitas lo tengo ahora estudiando francés, pero en cuanto saca un rato libre se dedica a urdir planes como estos. Realmente este niño la tiene tomada con los rojos y con los verdes:

Planes de Otas

Actualización: "Los Rojos han atacado a los Verdes y han destruido totalmente su campamento. Es que han utilizado unos rinocerontes-avispa muy raros".

Armies Clash by Night




Lunes 9 de febrero de 2009

Sobre información y carencia de

ozymandias

Me leía esta tarde este artículo de Bree Nordenson sobre información, o más bien sobre sobreinformación, o incluso sobresobreinformación y sobrecarga mediática, que es lo propio de la supernova Internet.  Y luego me he ido a un acto cultural de la Universidad, después del cual se ha tocado en el coloquio el tema de la importancia de la divulgación científica, y también de que la Universidad haga conocer sus actividades y las difunda a la sociedad. El Vicerrector allí presente ha expresado la constante preocupación del Rectorado por estas cuestiones.

Y yo, por jorobar un poco, les he dado una idea gratis al respecto.

Hoy en dia hay que atender, les he dicho, a dos cuestiones relacionadas con la información científica (o con la información en general). Una es la cuestión de la sobreinformación, que es un problema para la atención: aquí Internet ha sido un problema al multiplicar la información accesible y nivelarla en cierto modo. Con respecto a la difusión de una idea, un contenido, un texto, se plantea el problema no menor de la estrategia publicitaria para atraer atención sobre él. Cuestión sobre la que otros darán lecciones mejor que yo, es obvio.

Otra cuestión, no menor, y en este caso facilitada por las circunstancias, es la disponibilidad universal, la accesibilidad inmediata, sin trabas, gratuita y mundial de los contenidos de la información. Esto no es problema. En este caso Internet trabaja a nuestro favor, pues hace posible esta difusión, y está escandalosamente infrautilizado por la Universidad para estas cuestiones. 

La Universidad de Zaragoza debería tener, por ejemplo, no digo ya un foro de opinión, que ni se sabe si lo tiene, y un sistema de publicación en línea, que acaba de desarrollarlo (se llama Zaguán y aún está por ver si se utiliza). Debería tener un canal de televisión propio—y como les he dicho a los asistentes, "esto no es nada difícil hoy en día—yo mismo tengo dos; así que creo que la Universidad debería tener uno, como poco".

Esto requerirá, desde luego, prestar una mayor atención a la difusión y divulgación de la producción, de maneras acordes a este medio, y no muy usadas hasta ahora por la Universidad.

La Universidad debería tener una videoteca pública, de contenidos producidos por la Universidad, y (puesto que han sido producidos con fondos públicos bien caros) deberían estar libremente accesibles al público.

No le cuesta ni un duro a la Universidad tener un canal de televisión propio—pero no se gasta ni siquiera ese duro que no le cuesta.

¿Tiempo? Ah, sí, tiempo.

Pero en la Universidad hay muchas personas produciendo "contenido" a ritmo constante, en jornada laboral. Supongo que parte de ese tiempo (muchísimas horas) se traducirá en contenidos visibles, difundibles—publicaciones, vídeos, colecciones de diapositivas, etc.  

Debería existir, en la página web de la Universidad, que es su escaparate público, un centro de difusión. De textos, vídeos, audio, imágenes, etc.—multimedia, seleccionados y destacados por su calidad.

Porque no dudo que muchos grupos de investigación, institutos, departamentos, sí que tienen sus blogs, sus cadenas de televisión, sus publicaciones en red.... ¿No puede hacerse una página html que las agregue?

—¿o debería entrarme la duda y resulta que ni a nivel de Universidad, ni a nivel de sus diversos organismos hay semejante producción visible y desagregada de contenidos de libre acceso? ¿Que resulta que ni los institutos ni las Facultades ni nadie tiene un triste blog o un canal de YouTube?

¿Y es nuestra Universidad una excepción? Es mala, sí —pésima (me refiero hoy a este aspecto de las comunicaciones)— es mediocre hasta decir basta.  ¿Pero son mejores las demás? ¿Existen la videoteca y canal de televisión de las demás universidades? ¿De la Complutense? ¿De la de Barcelona? Por nombrar dos, digo.  Sus canales de televisión no son muy conocidos, que digamos. Yo tengo dos, como digo, poco conocidos, que es lo que se merecen. ¿Se merecen aún menos la Universidad Complutense o la de Barcelona, que aspiran (no sé cómo, con estos mimbres) a estar entre las mejores del mundo?

Y la Universidad de Zaragoza, ¿por qué tiene que esperar a que todas las Universidades tengan su canal de televisión y su centro multimedia,  y su videoteca pública, para montar los suyos porque les dé vergüenza ser los últimos? ¿No podrían ser los primeros, por una vez?

Podíamos llamar a esta idea "Asalto a Unizar 2009". Tranquilos, que aunque es difícil de tomar, muros más altos han caído.

Asalto a Unizar 2008





Domingo 8 de febrero de 2009

La crisis 2009

Reflexiones que me envía mi padre desde Biescas:

Con el refranero en la mano:

1.- No hay mal que por bien no venga

2- La crisis nos trae el paro.

3.- Los parados disponen de tiempo.

4.- El tiempo es oro

5.- Ninguna circunstancia  en la vida es perfectamente buena ni mala, todo depende de saberla aprovechar mejor o peor.  Hay que aprovechar lo que abunda. En este caso,  los parados.

6.- Es impensable poner a reciclar o mejorar su formación a una persona que ha estado todo el día trabajando. Un parado puede recuperar su ilusión de vivir si espera encontrar más adelante un trabajo mejor.

7.- Debemos reconsiderar lo que entendemos por trabajo. Antiguamente sólo se consideraba trabajo lo que hacía sudar. Un peluquero, un sastre o un guardia, no trabajaban propiamente, puesto que no sudaban.

8.- El estudio, el reciclaje, el aprendizaje deben ser considerados como trabajo, pues sirven para realizarlo con más eficacia.

9.- Una nación, país pueblo o comunidad es tanto más válido cuanto más preparados están sus individuos y por tanto debían ser recompensados los que dediquen un tiempo a su preparación mayormente que los que sólo aspiren a un paro.

10.- Cualquier individuo que no tenga un medio de subsistencia por el hecho de pertenecer a esa comunidad debe tener derecho a una formación pagada que le ilusione y le conduzca a ocupar un puesto en el que sea útil a la sociedad y vivir autónomamente.

11.- La sociedad ha cambiado de ser predominantemente rural y agrícola a vivir en ciudades. En un pueblo todos tenían su huerto, su cerdo, sus cabras, sus gallinas, sus ovejas, sus vacas y su casa propia, con bodega, y podían subsistir: Hoy, en una ciudad, sin dinero, no hay manera de salir adelante. Una persona que no cobre el paro o un sueldo de subsistencia está condenada a la mendicidad.

12.- Las personas desesperadas pueden llegar a ser peligrosas. Es preferible alimentar una ilusión que crear un estado policial.
13.- Los menos dotados para el estudio o trabajos, pueden aprender a realizar “chapuzas” caseras o trabajar de ayudantes.

14.- Es más interesante e ilusionante  pagar la formación que el desempleo.

15.- Dado el avance de las nuevas tecnologías, todo trabajador, en cualquier rama, debería tener asignado, dentro de su horario de trabajo, un tiempo para su reciclaje. Hacerlo sobre la marcha, es tan peligroso como aprender a conducir sin pasar por la autoescuela.

16.- Tanto la formación de los parados como el reciclado de los profesionales, daría lugar a puestos de trabajo, para personas que se dedicarían a la formación u ocuparían los puestos de los profesionales que reciclan.

17.- Para  empezar a organizarse sería conveniente disponer de naves en un polígono industrial o similar donde también se pudiera comer, o incluso dormir algunos días de la semana  los que se desplazasen de más lejos.

18.- Dentro de lo posible, sería interesante que fuesen los  mismos parados los que aportasen su punto de vista en la organización de estos cursos.

19.- Todo esto daría trabajo a un número importante de personas, que de ningún modo pueden considerarse improductivas y que proporcionaría un colectivo preparado para cuando empezase la reactivación y para ayudar a otros países  en dificultades.

20.- Recomiendo leer la  Constitución española de 1978:

    Artículo 35.- Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo.

    Artículo 40.- (Sobre la Seguridad Social para todos los españoles en caso de desempleo).

    Artículo 47.- ( Sobre  el derecho de todos los españoles a disfrutar de una vivienda digna).

21.- Cumpliendo la Constitución con ilusión, saldremos de la crisis 2009.

22.- Final :  “Haz lo que debas, aunque debas lo que hagas”.

23.- Me canso y vale.

Elogio de la rutina





Sábado 7 de febrero de 2009

Yo hoy

yo hoy

































Hoy paseamos por la Plaza de los Sitios, al sol,  haciendo fotos experimentales, y hablamos de Benjamin Button, y luego... luego nada, realmente.  Me paso la tarde haciendo de carpintero, que se me caen las estanterías de libros encima. Y nos hacemos amigos en el facebook de Fabiola, veintisiete años después de hacernos amigos... Me dice que he puesto una foto muy tristona en mi facebook. Hale, en ésta estoy más sonriente.  Ahora los nenes ya están bañados, y mañana será lunes... a menos que el tiempo empiece a moverse hacia atrás.


De paseo





El curioso caso de Benjamin Button

Benjamin Button

Película que, dicen, está basada en un cuento de Scott Fitzgerald, aunque esa base es muy escasa, y el tono y la intención cambian por completo. Igual podía estar basada en Time's Arrow de Martin Amis, con la misma justicia—hay todo un género de narraciones de tiempo invertido de las que ya hablé aquí—"Backwards". Aquí hay una buena reseña de James Berardinelli.  Para quien opine que la película no funciona, mejor estará la reseña de Roger Ebert, o la del San Francisco Chronicle, muy certera con sus puntos débiles si nos ponemos en plan duro.  Pero no queremos: como decía Aristóteles, no hay que pedirle a la tragedia todos los tipos de placer sino sólo el que le es más propio, y desde luego esta película sí que tiene muchos valores propios para recomendarla.

Siendo una película de ambientación histórica y que requiere mucha habilidad en trucaje, hay que decir que destaca por su manera de llevarlo adelante, con recreaciones de ambientes y personajes acertadísimas desde el punto de vista técnico (irreprochable desde el maquillaje al CGA) y estilístico—con imitaciones de cine antiguo muy bien tratadas, que son un gusto de ver y le dan un toque elaborado y sofisticado a la película, a la vez irónico y melancólico, y todo con gran soltura. El detalle está mimado, algo que no agradecen bastante esos críticos crueles.

Es una película muy rica en escenas y situaciones, y su planteamiento básico da para pensar, o para dejar que las emociones se asocien en muy diversas direcciones, según quién  la esté viendo. En parte esto sucede por la imposibilidad del planteamiento, claro, que nos lleva a buscar posibles sentidos a una historia en la que el tiempo se mueve hacia atrás, y sin embargo y como no podía ser menos, también hacia adelante. Las reacciones de los espectadores a este kit de posibilidades parecen ser muy diversas, desde la repugnancia y las denuncias de falsedad y tongo, hasta las declaraciones de que es una experiencia conmovedora y misteriosamente inexplicable.

Parte de las quejas se deben a que Benjamin Button "no hace nada especial", que lleva una vida normal. No, nada, sólo se recorre el mundo en moto, y hunde un submarino alemán que acababa de torpedear a un transporte de tropas americano. Bueno, hay que decir que el recorrido del mundo suena mucho a postal panorámica de la vida de un tío ideal (ya Brad Pitt en sus buenos años por entonces), y que el hundimiento del submarino se debe más bien al patrono del remolcador en que trabaja Benjamin, un marinero artista de los tatuajes que aborrecía su remolcador y así se lo lleva al fondo.  Pero a lo que voy es que no hace falta que Benjamin haga nada especial: la película se basa en los encuentros periódicos con Daisy (Cate Blanchett) de niña a anciana, y en la dinámica de esa relación imposible.

Otros temas interesantes son el asunto interracial, pues el monstruoso bebé Benjamin es adoptado por una familia negra, y allí se cría, en la residencia de ancianos donde trabajaba su madre. "Al principio", dice, "no sabía que era un niño, creía que era como todos los demás", como los alzheimer inválidos que iban muriendo día sí día no. Pero va mejorando de salud y cogiendo fuerza, y de "septuagenario" conoce a su padre, propietario de una fábrica de botones, que lo había abandonado horrorizado tras intentar tirarlo a un canal. Está arrepentido, pero no le dice que es su padre (y le pasa el negocio) hasta más tarde, con lo cual Benjamin es Button sólo la segunda mitad de su vida. Hay una buena escena en la que aprende a andar, saliendo de la silla de ruedas a instancias de un predicador baptista milagrero, entre cantos de espirituales y alabanzas a Dios—con la ironía de que en el mismo momento cae fulminado el predicador por un síncope. Es una escena más de las muchas que hay en ambientes de época, todas ambientadas con talento, de tal modo que la película se queda en la mente de algunos como una colección episódica de escenas, que también lo es. Decía Aristóteles que el argumento episódico es malo pues le falta unidad: no basta la unidad de protagonista sino que hace falta unidad de acción—y para eso está la relación con Daisy. Que es seguramente insuficiente de por sí, pero que queda compensada por la dinámica propia que tiene el rejuvenecimiento gradual de Benjamin, toda una historia que se mueve hacia atrás, contra la corriente de la gente que conoce, hasta que vemos a Brad Pitt juvenil como cuando empezó su carrera, y luego a un niño y luego a un bebé de los que nos dicen que son Benjamin, aunque ellos ya no lo saben, pues tienen Alzheimer.  

Es una de las cosas que da la película, un cambio de perspectiva sobre la dependencia de la infancia y de la senilidad, hasta las conmovedoras escenas, breves y bien llevadas, de Daisy anciana paseando al pequeño Benjamin, que se está olvidando de cómo hablar y de cómo andar, hasta que muere como el bebé perfecto que nunca fue al nacer. Bueno, perfecto no: tiene una pequeña vieja cicatriz de Brad Pitt, bajo el ojo, última alusión al cuerpo estelar, y sus ojitos por supuesto.

Puede subestimarse, en el logro precario de la película, el acierto de las elecciones que se toman para sacar la historia adelante, precisamente no eligiendo mucho entre dos posibilidades que serían las Escila y Caribdis de esta historia: se evitan las inconsecuencias de mostrarnos a un anciano con mente infantil, y luego de mostrarnos un chaval que sea una persona hecha y modelada por la vida. Porque evidentemente en nuestro caso el cuerpo y el alma envejecen a la vez—pero aquí se esquivan los aspectos más grotescos del cuento de Fitzgerald, gracias a un uso hábil de un problema hoy muy visible como es el Alzheimer. Al principio Benjamin es un anciano extremo, pero también es como un niño. Y aprende pronto, pero está aislado de los demás niños—su relación con Daisy es como la complicidad con un abuelete que ya pasa de todo. Luego, es un chaval (anciano) que tiene su centro del mundo y su seguridad en la residencia, nunca tratando con otros niños, aunque juegue a los soldaditos o lea Ivanhoe. Y su entrada en el mundo laboral es gradual, como una jubilación al revés. Todo esto está muy bien llevado, como también su maduración inversa... viéndolo en sentido contrario, Benjamin crece como un bebé y un niño en un asilo, y se va haciendo mayor mientras todos rejuvenecen a su alrededor: es criado por Daisy, que le parece extremadamente anciana, y volverá tras años de separación para encontrar que es una señora mayor con la que puede tener una aventura erótica, pero es sólo en la madurez cuando la diferencia de edad no importa...  y tras los años mozos de él recorriendo el mundo en plan turista sin raíces, se establece, y funda una familia, y se separa... y lleva una vida de negociante, y acaba jubilado y decrépito en una residencia, adoptado por una familia negra, y jugando con Daisy como quien juega con su nieta.

Dos frases se repiten en la película, dos actitudes hacia el tiempo: una, que la vida está hecha de momentos (los famosos episodios) y es cierto, la película está también hecha de ellos, pero también queda claro que tienen (tanto la vida como la película) una estructura narrativa—y es la peculiaridad de la de Benjamin la que desfamiliariza la estructura narrativa de las demás vidas. Todos vivimos en momentos flotantes, fuera de la dirección de nuestras vidas, pero también somos conscientes del río en el que estamos. La segunda frase es que "nadie sabe lo que le espera"—the future is not ours to see, una cosa sí que sabemos, que moriremos, pero ni siquiera sabemos si lo sabremos entonces—por no hablar del cuándo y el cómo. Mientras tanto, enjoy the ride—aunque no sea perfecta, nobody's perfect. Y es el caso de muchos, no tan curioso en realidad, ese de "no soy tan viejo como parezco".

La película tiene una especie de prólogo, la historia de un relojero ciego (the blind watchmaker, quizá) que hace un reloj que funciona al revés. Ha perdido a su hijo en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, y hace el reloj que marcha hacia atrás como un homenaje y un deseo de volver el tiempo atrás y sacar de sus tumbas a los que no debieron morir entonces ("Por eso he hecho que mi reloj funcione hacia atrás. Ruego me disculpen si a alguien he ofendido"). La noche de la victoria nace Benjamin Button, y su vida durará lo que dure ese reloj, inaugurado ante Teddy Roosevelt, que se descubre ante el relojero... Cuando lo descuelgan de la estación de Nueva Orleans a finales del siglo XX, muere Benjamin; pero el reloj queda aparcado en un sótano, que se inunda durante el huracán Katrina. Es entonces cuando está agonizando Daisy en un hospital, y cuenta a su hija, hija de Benjamin, la historia del que fue su verdadero padre. Este aspecto de la relación con la hija es un tanto forzado, pues el personaje de ésta no queda desarrollado de modo significativo. El sótano se inunda con el Katrina y la película termina con el reloj que se va cubriendo de agua y se pone a funcionar de nuevo. Por una parte, todo esto subraya la dimensión que tiene Benjamin Button de "crónica americana", pasando por experiencias comunes a diversas generaciones de americanos. Esta dimensión colectiva resuena más en América que aquí, supongo. También el reloj que arranca de nuevo, como los colibríes, es un símbolo de trascendencia, esta vez quizá la trascendencia de las vidas que se cuentan. Porque por otra parte, la imagen del reloj que va hacia atrás es, por naturaleza, un icono metafílmico. Toda película es como Benjamin Button en cierto sentido, moviéndose en cuenta atrás hasta un nacimiento que también es una muerte. Porque toda narración tiene su nacimiento en su final, en la perspectiva retrospectiva que la organiza, y que sienta cúal es la historia que interesa contar, y cuál es su principio—y tras pasar por ese principio, se alcanza el final a sí mismo.

También hay una escena de reflexión sobre la causalidad: Daisy es bailarina, pero es atropellada por un coche y un accidente acaba con su vida de estrella disipada—y la reúne con Benjamin. Y la película muestra la conjunción de circunstancias contingentes que llevaron a ese accidente, a la vez evitable e inevitable. Todo está atado en la vida, como en una película, aunque sólo retroactivamente veremos, y siempre oscuramente, cuál es el argumento en el que nos hemos visto inmersos. Una película con una significativa dimensión retroactiva, como es ésta de Benjamin Button, nos hace pensar en la narratividad inherente a la vida. Nuestras vidas son relatos, que van a dar a la muerte, que es el principio del relato de lo que (ahora ya se ve, por fin) fue nuestra vida.

The Curious Case of Benjamin Button.
Dir. David Fincher. Written by Eric Roth, based on a short story by F. Scott Fitzgerald. Cast: Benjamin Button: Brad Pitt; Daisy: Cate Blanchett; Caroline: Julia Ormond; Elizabeth Abbott: Tilda Swinton; Monsieur Devereux: Elias Koteas; Queenie: Taraji P. Henson; Thomas Button Jason Flemyng. Paramount Pictures, 2008.
Next





A Self-begetting Question

(sent today to the Narrative-L e-mail distribution list)

Hi—can anyone think of work done on interaction patterns, such as posting spates, flame wars etc., in e-mail lists like this one?
Anyway, this would seem to be a subject ready for some research on it. I can't tweak Google search words to get the result I get, and the Wikipedia entry on e-mail lists is surprisingly poor for a "tech" subject.
http://en.wikipedia.org/wiki/Electronic_mailing_list
I found this, though, in Wired:
http://www.wired.com/news/technology/0,70179-0.html

Cheers,
Jose Angel Garcia Landa
http://unizar.academia.edu/Jos%C3%A9AngelGarc%C3%ADaLanda

Entre las respuestas, me sugieren que me suscriba a otra lista de distribución, PsyArt, sobre arte y psicoanálisis, que lleva Norman Holland, mi crítico psicoanalítico favorito—a quien recuerdo que hace años felicité por su iniciativa al poner sus libros en libre acceso en la red.

También me lleva la pregunta, de enlace en enlace, a estos sitios interesantes:

Susan Herring's Homepage.
    http://www.slis.indiana.edu/faculty/herring/

Language@Internet
    http://www.languageatinternet.de/

Digital Narratives (Ruth Page, Birmingham).
    http://www.digitalnarratives.blogspot.com/


John Battelle, The Search



Continúa la censura en la Universidad de Zaragoza

(Artículo que envío hoy al Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza):

La Universidad de Zaragoza continúa ejerciendo la censura en el lugar donde se supone se expresan libremente las opiniones de su comunidad, el Rincón de Opinión, dando así un pésimo ejemplo de hipocresía en la comunicación social.

Una vez más se ha censurado un artículo de opinión mío enviado al Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza. Como siempre, sin explicaciones ni comentarios ni respuesta por parte de los misteriosos administradores de este foro: misteriosos bajo Pétriz y misteriosos bajo López.

En ocasiones anteriores he protestado no sólo por la falta de claridad de las normas que rigen su uso, sino por que esas mismas normas, aprobadas en Consejo de Gobierno, vienen siendo vulneradas sistemáticamente desde que se creó este lugar de opinión: ni está libremente accesible por Internet (siendo sólo visible en la intranet de la Universidad), ni se da razón de lo que se acepta o se rechaza para su publicación.

En esta ocasión, mi artículo ("Impunidad los Expertos") opinaba sobre los abusos que se cometen en las oposiciones, con mucha frecuencia, y en concreto en una oposición a la que yo me presenté, cuando las comisiones utilizan la "discrecionalidad técnica" como excusa para cometer las mayores arbitrariedades, actuando no como expertos que sigan criterios objetivables, sino como reyezuelos arbitrarios que pueden hacer y deshacer a su gusto, y contar publicaciones o no según les venga en gana, sin atender a normas generalmente compartidas. Creo que es una experiencia bien conocida, y sobre la que existe un derecho a opinar—un derecho constitucional, por cierto. Y una cuestión que debería preocupar a esta universidad, en lugar de apresurarse a callar las voces que denuncian estas actuaciones manipuladoras y vergonzosas.

Yo por supuesto he hecho algo más que opinar sobre esto, y he planteado un contencioso administrativo contra la actuación concreta a la que me refiero: supongo que la Universidad tiene derecho a saber sobre esto, o yo al menos a darlo a conocer en un foro de opinión se supone que libre.

Ahora bien, alguien (ni se sabe quién, pues este foro no confiesa quién lo administra, vulnerando su normativa una vez más), alguien, digo, al parecer opina, y decide, que yo no puedo opinar sobre esta cuestión en el espacio público que para la expresión de las opiniones ha creado la Universidad a la que pertenezco tanto como él, supongo. Y se siente además autorizado a suprimir tal opinión sin dar razón de sus razones, sin publicar sus criterios, y sin encomendarse ni a Dios ni al diablo. Esto se llama, ahora y en tiempos de Franco, censura. Ahora con más vergüenza, porque Franco al menos sentaba su santo derecho a ejercerla de modo bien explícito. Aquí no: aquí hay mucha palabrería de respeto a los derechos humanos, mucho congreso sobre la opresión en el franquismo, y mucho cuento y mucha hipocresía. Y sin que a nadie parezca importarle, además.

¿Se publicará esta opinión, la de hoy, digo, en el Rincón? ¿O será censurada una vez más? ¿Tendremos el privilegio de recibir una respuesta, o una explicación de por qué se ejerce descaradamente la censura en esta Universidad? ¿De por qué las opiniones de sus profesores o estudiantes son tan sospechosas de entrada que tienen que pasar por un filtro encapuchado? ¿O tampoco se aceptan en el Rincón de Opinión las críticas al Rincón de Opinión? Mal vamos, entonces.

¿Cambiará la Universidad sus normas pacatas y frailunas sobre la libertad de expresión en este foro público?

O, cuando menos, ¿seguirá al menos fielmente de una puñetera vez esas normas pacatas y frailunas? Porque eso ya sería un avance: que se reconozca que el administrador está allí para seguir las normas y las leyes, y no para hacer lo que le pase por las narices con un servicio público.

José Angel García Landa
Facultad de Filosofía y Letras
http://garciala.blogia.com/temas/universidad.php
––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––


Contra la censura en la Universidad





Viernes 6 de febrero de 2009

Semilla Negra

Strumming & murmuring, aquí está mi primera versión de "Semilla Negra" de Radio Futura, una canción a la que me prometo volver una vez me la ensaye. Como sigo teniendo el YouTube invisible, la subo a Vimeo también, a ver si alguien me dice si se ve mejor uno u otro o ninguno.

ITubed:



Vimeo:



Semilla Negra from Jose Angel García Landa on Vimeo.



Man in the long Black Coat






Jueves 5 de febrero de 2009

The Fundamental Things Apply

He estado en una conferencia sobre "estructura y significado del género de la comedia romántica" a cargo de Ledger Grindon, de Middlebury College (Vermont), invitado por nuestros cinéfilos (de ese postgrado de nuestro departamento al que sólo los Subvencionados acceden).

Es la comedia romántica un género al que soy bastante aficionado, y la conferencia me ha hecho recordar algunas de las muchas que he visto, y me he puesto ganas de ver otras. Le ha dado un repaso muy sistemático y bien organizado a las convenciones fundamentales del género de la comedia, partiendo de la estructura central que podríamos llamar arquetípica del género: chico conoce chica, superan obstáculos, y terminan emparejados en final feliz. Sobre esto ha descrito las muchas variaciones posibles que han ido explorando los cineastas, ya que la novedad y sorpresa, y el reflejo de condiciones contemporáneas del cortejo y el emparejamiento son cuestiones esenciales en la comedia, tan esenciales como la centralidad de los esquemas cómicos básicos y de los ingredientes deseables como optimismo, humor, ironía, mascaradas, sorpresas y finales felices.pride & predator

Varía por ejemplo la naturaleza del tipo de relación que se establece—desde el matrimonio tradicional y quizá central, a formas de emparejamiento más relacionadas con lo que Giddens llama "confluent love", la pareja mientras dura podríamos decir. Ya le dicen a Woody Allen en Manhattan que igual no estamos pensados para una relación permanente sino para una serie de relaciones sucesivas; es la modernidad la que lo reconoce o (es más) lo vive como una vocación. También aparecen las relaciones homosexuales como una variante alternativa de la comedia romántica—y esto me recuerda que más allá de experimentos gaylésbicos muy concienciados como Go Fish, o de dramas románticos gay que poco tienen de comedia, como Brokeback Mountain, hace poco ví una comedia romántica "mainstream" bastante aceptable, Love and Other Disasters, que combinaba las aventuras de la chica (Brittany Murphy) buscando un hombre sensible que no fuera gay, con las aventuras de su compañero de piso, gay sensible buscando otro gay sensible.  También veremos más de éstas, previsiblemente—y ya hace años hicieron una española en esta línea, Allegro ma non troppo. Otras variantes del argumento romántico aparecen cada vez con más frecuencia—el triángulo final, el final indeciso o con separación... Aquí me acordaba de In Good Company; todas estas las recomiendo.

Por cierto, hablando del trabajo, señala Grindon la importancia del doble argumento laboral/sentimental en muchas comedias, con los personajes teniendo que elegir muchas veces entre el amor y la dedicación a su carrera en busca del éxito profesional. De hecho hay todo un subgénero diría yo que es la comedia laboral, sobre actitudes en el trabajo, relaciones con los jefes y sus demandas, con los compañeros y sus puñaladas, etc.—por ejemplo, The Devil Wears Prada y allí el argumento romántico puede ser tan secundario de hecho como en una de intriga o de espías. Working Girl es, supongo, una feliz conjunción de estos subgéneros. Muchas veces, el amor se descubre a la vez que se abandona una ética laboral, y vital, errónea (como en A Good Year). Tiene actualizaciones interesantes, esta línea de obstáculos, a medida que las mujeres se incorporan a nuevos puestos laborales y surgen nuevos conflictos muy de cada época y lugar.

Aparte del trabajo, la familia es una fuente tradicional de obstáculos: según Ledger, la historia tradicional es aquí el desafío a la autoridad paterna  que elige pareja para el chico o la chica; el relevo generacional de la comedia conlleva el elegir uno mismo su propia pareja fuera del círculo de intereses controlado por la familia. Grindon veía aquí una especie de variante arquetípica del tabú del incesto—buscar pareja fuera del círculo familiar. Aunque supongo que también se puede invertir la cuestión y bien habrá un puñado de películas donde se busque la pareja demasiado cerca, aunque no pienso en El Graduado precisamente, claro, que allí se trata precisamente de huir de Mrs. Robinson. Sí sería el caso de Moonstruck. La búsqueda de pareja "lejana" se puede llevar hasta romper las barreras de la comunidad étnica (Mi gran boda griega), la nacionalidad (French Kiss, o A Good Year), los tabúes familiares (Moonstruck), la corrección política y el ojo público (Love, Actually) o la raza (la famosa de Sidney Poitier, Adivina quién viene a cenar)—aunque también hay "tragicomedias románticas" como Jungle Fever donde se muestra la fuerza del círculo social para imponer conformidad. A veces se elige la inautenticidad y la seguridad frente a las incertidumbres del erotismo (al) descubierto, como sucede en Vicky Cristina Barcelona. O, quizá, la historia que se frustra en una línea argumental fructifica a través de los alter ego de esos personajes, en otra línea argumental, como sucede en Possession.

La familia también puede tener taras especiales como en Meet the Fockers, o arrastrar el peso del pasado, como en La boda de Racheldonde la comedia romántica está (acertadamente) apenas insinuada. Es una tendencia reciente, observa Grindon, que muchas veces el obstáculo social para la pareja lo marcan ahora el círculo de amistades más bien que la familia—se encuentra una pareja que "no pega" con Los amigos del novio, o con las amigas de la novia,  y eso lleva a una crisis que admite distintas soluciones—como sucede con la separación de la pareja por cuestiones de edad en Prime (Secretos compartidos)o quizá a un final en bonita amistad, o (más comúnmente) al tradicional emparejamiento del chico y la chica, dejando atrás el pasado, y que revienten los amigos y los ex. (Entre estos ex merece destacarse, para Grindon, la figura de la pareja inadecuada, que amenaza con llevar al[a] protagonista por los senderos ya trillados o atarla a falsos ídolos de respetabilidad y fortuna e hipocresía).

Así pues, más importante que lo del alejamiento del círculo familiar o social me parece la búsqueda de la autenticidad y la autorrealización, allá donde se hallen. Como sucede en muchas novelas (y no son las menores las de Jane Austen, ese paradigma de la comedia romántica en prosa), el protagonista ha de encontrar la pareja a la vez que se encuentra a sí mismo/a, recorriendo el camino que le pide el cuerpo, o el alma, más allá de las tentaciones de la comodidad, el acierto social, o el éxito profesional.  Están llenas las comedias de esos momentos cruciales donde todo un curso vital parece depender de una elección crucial entre lo auténtico y lo inauténtico, de un momento vivido muchas veces a la carrera, como en El Graduado.

Señalaba Ledger que aparte del conflicto externo con el obstáculo social se halla el conflicto interno que debe librarse en la mente del protagonista o de los protagonistas (él y ella, aunque a veces haya más énfasis en uno o en otra, es otra variable).  El enamoramiento lleva a, o procede de, una tensión interna, un conflicto sin resover, y la crisis social del personaje se corresponde con una crisis de personalidad que le lleva en direcciones inexploradas hasta entonces. También enlaza con eso el uso de la mascarada, ya magistralmente llevado en Shakespeare: la vida social es un juego de máscaras, y en el teatro o en el cine eso se subraya a veces mediante el disfraz, la superposición de identidades (Twelfth Night es el ejemplo arquetípico de comedia de disfraz, como La fierecilla domadaMuch Ado About Nothing proporcionan el modelo de combate de los sexos que termina en emparejamiento). La cuestión es que el cortejo, conllevando como conlleva la exhibición y confesión del deseo, se presta mucho a la creación de situaciones de vulnerabilidad que pueden ser a la vez conmovedoras y risibles, según el punto de vista adoptado. Los enamorados adoptan papeles, aun cuando no se disfracen, para aparecer más deseables de lo que son, y muchas veces esas máscaras son sólo obstáculos que entorpecen la relación.

Otra tendencia reciente me parece a mí la introducción de elementos fantásticos como expresión de la distancia inicial de la pareja, elementos que suponen un obstáculo aparentemente incongruente, insuperable, o irritante. Así sucede si la chica es un Macintosh y él es un PC, como en Wall.E.  O si ella es un fantasma intangible como en Ójala fuera cierto (Just like Heaven), si el chico viene del siglo XIX por una ventana temporal como en Kate& Leopold. O si están en años distintos y no hay manera de encontrarse acertadamente, como en The Lake House. Reese Witherspoon es la nueva Meg Ryan; en cuanto a Meg Ryan, añadió un toque de serial killing a sus argumentos de comedia romántica en In the Cut; varias películas de acción combinan de este modo el riesgo del enamoramiento y el riesgo del enfrentamiento a un desconocido peligroso que puede ser o puede no ser la persona amada (Twisted / Giro inesperado).

El género se disuelve y se combina bien, como digo. Podríamos decir que incluso desafía la ley de que si no acaba bien, no es comedia, siempre que el camino contenga amor, descolocamiento e ilusión, como Nicolas Cage en Leaving las Vegas...

¿Y por qué nos gustan las comedias románticas? Bueno, en parte porque todos hemos pasado por estas cuestiones, y es un placer revivirlas por persona interpuesta, y verlas desde la butaca, en terreno seguro, suave mari magno— porque las comedias son muy divertidas en la pantalla, pero en primera persona, love hurts.


El rayo verde






Publicaciones de veinte años

A vista de pájaro presentamos en este post nuestras publicaciones del siglo pasado.  El plural mayestático se debe a que esto viene una memoria de investigación que quedó sin utilizar—en la que resumía así el interés para la pragmalingüística de mis publicaciones entre 1984 y 2004. Así rezaba este documento perteneciente a un género poco modesto, en el que explico la orientación de mis investigaciones académicas. Muchas de las publicaciones aquí resumidas pueden encontrarse en red en mi página de escritos y ensayos. Qué años aquéllos, qué trabajos... O tempora, amores, etc.

____________

En los trabajos de investigación que hemos realizado en el área de Filología Inglesa hemos intentado combinar la coherencia y la variedad en la investigación. Así como nos resistimos a ser categorizado como profesor “de lengua” o “de literatura”, prefiriendo con mucho la denominación “de filología”, también hemos intentado evitar centrar nuestra actividad en un único autor o cuestión teórica, por mucha atención que hayamos dedicado a algunos de nuestros favoritos como Beckett o Nabokov. Se podría criticar esta opción argumentando que el centrarse exclusivamente en un punto del universo filológico, y cuanto más específico mejor, es imprescindible para realizar una investigación válida. Que podríamos, por ejemplo, habernos centrado únicamente, pongamos, en las variedades del estilo indirecto, o de las estructuras de tematización. Este argumento que imaginamos no necesita en realidad mucha defensa, pues basta con examinar la práctica de otros filólogos, tanto eminentes como menos conocidos, para ver que es muy frecuente en el àrea que se adopte la opción que hemos tomado. Y más frecuente todavía, quizá, entre los filólogos que trabajan en la interfaz lengua/literatura— examínense, por ejemplo, las publicaciones de Jonathan Culler, o de Monika Fludernik, o de Michael Toolan, por nombrar investigadores cuyos intereses coinciden en gran medida con los nuestros. Muchas veces es, por cierto, el conocimiento avanzado de otras cuestiones aparte de la que se está investigando, lo que proporciona una perspectiva novedosa, útil o relevante, y lo que evita que la especialidad se vaya fragmentando en subespecialidades cada vez más específicas e incomunicadas entre sí. No desearíamos llegar, por cierto, al punto en que sólo lingüistas cognitivistas se considerasen los únicos capacitados administrativamente para valorar una tesis de lingüística cognitiva.

    Centrándonos en las cuestiones metodológicas que han servido de base y con frecuencia de objeto a nuestra investigación, destacan dos líneas de trabajo principales: la teoría de la narración y la teoría de la interpretación, en las que hemos tratado de combinar las tradiciones académicas y conceptualización tanto de la narratología como de la hermenéutica y de la pragmalingüística.

    Una tercera línea de trabajo ha sido la elaboración de bibliografías en formato electrónico. Esta tercera línea fue surgiendo espontáneamente del manejo y organización de la gran cantidad de material bibliográfico utilizado para desarrollar las dos primeras líneas y la actividad docente. Más recientemente hemos emprendido la tarea de modo más sistemático para hacer este trabajo válido como un instrumento de referencia fiable y universalmente disponible para el conjunto del el campo de la filología, en la medida en que tal empresa sea factible. Remitimos para la exposición y muestra de A Bibliography of Literary Theory, Criticism and Philology al CD-ROM incluido en la documentación presentada por quintuplicado al tribunal, así como los volúmenes impresos, que representan aproximadamente dos tercios del total del material disponible en la red y en el CD-ROM. Es indicativo consultar el material que incluimos en los clasificadores de la documentación original, a los que remite el apartado sobre esta bibliografía en el currículum. También puede consultarse, por supuesto, la versión original disponible en Internet, en la siguiente dirección:
 http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/bibliography.html

    Las dos primeras líneas de investigación que mencionábamos, la teoría narrativa y la teoría de la interpretación, en las que nos concentraremos en lo que sigue, se hallan unificadas por un interés común: el estudio de las convenciones de representación, tanto en la estructura del texto narrativo como en la interacción de autor, lector y texto a la hora de la interpretación. Las hemos desarrollado en la interfaz de los estudios literarios y lingüísticos, en un área de investigación bien reconocida como relevante tanto para la lingüística como para la literatura. Es el área en la que se pueden situar los trabajos de teorizadores como Mijail Bajtín, Roland Barthes, Gérard Genette, Roman Jakobson, A. J. Greimas, Mieke Bal, Michael Toolan, Harald Weinrich, Norman Fairclough, Umberto Eco, Michel Foucault, Michael Hoey, Roger Sell, Friedrich Schleiermacher, Walker Gibson, Wayne Booth, Roger Fowler, T. A. van Dijk, Monika Fludernik, etc. No mencionamos estos nombres por supuesto para tirar piedras sobre nuestro propio tejado estableciendo comparaciones entre la importancia de su trabajo y la del nuestro, sino sólo como ilustración de un amplio abanico de orientaciones posibles en la investigación textual que sin embargo tienen un punto en común: el trabajo sobre narración escrita considerada en tanto que estructura y en tanto que comunicación, tendiendo puentes entre los estudios lingüísticos y los literarios. Es también la línea de trabajo de la cual son representativas revistas como Language and Literature, Narrative o Journal of Pragmatics. También podemos mencionar series de publicaciones como “Interface” o “Intertext” de Routledge, o la recién creada “Narratologia” de Mouton de Gruyter. En España podríamos mencionar a Tomás Albaladejo, J. M. Pozuelo Yvancos o Antonio García Berrio como nombres destacados en esta línea de trabajo, que no puede con justicia calificarse de menos “lingüística” que “literaria”.

    Con respecto al estudio de las convenciones narrativas e interpretativas, enfatizamos en nuestros trabajos el hecho de que estas convenciones no están totalmente predeterminadas. A pesar de la existencia de esquemas de conocimiento narrativo e interpretativo, las reglas del juego se van constituyendo y modificando con el uso. Desearmos enfatizar el carácter interactivo de la creación de significado; por ello deseamos conservar la atención al análisis estructural a la vez que criticamos ciertos extremos postestructuralistas que descuidan la función (entre otras) comunicativa del lenguaje y la literatura. Una ojeada a los trabajos mostrará, sin embargo, que nos hemos esforzado por asimilar al análisis textual heredado de la estilística y de la narratología estructuralista los valiosísimos desarrollos introducidos por diversas corrientes postestructuralistas (crítica desconstructiva, política, feminista, teoría de la recepción...). Con estos presupuestos metodológicos hemos trabajado sobre una variedad de textos de autores anglosajones: Spenser, Johnson, Dickens, George Eliot, Stephen Crane, Faulkner. También hemos escrito trabajos metodológicos sobre diversos críticos, entre ellos el mismo Johnson, los New Critics o sobre desconstructivistas como Stanley Fish y Gayatri Spivak.

    En cuanto al énfasis especial en la obra de Samuel Beckett, que fue el tema de nuestra tesis doctoral, al margen de su interés intrínseco, su carácter experimental la hace especialmente significativa como un fenómeno peculiarmente moderno, y su complejidad semiológica supone un reto que hace repensar en otro sentido muchas preconcepciones críticas referentes a la estructura narrativa y a la interpretación.  Otro tanto podría decirse a propósito de Nabokov, objeto de algunos trabajos recientes.

    Relacionamos a continuación los trabajos más relevantes que hemos publicado o defendido en instituciones académicas con un breve resumen de su orientación, destacando de modo especial su contribución a los estudios lingüísticos (para una relación más completa de nuestras publicaciones, véase el Currículum).


• “Aspectos de la técnica narrativa en Hard Times de Charles Dickens.” Tesis de licenciatura. Directora: Dra. Dña. Susana Onega Jaén. Universidad de Zaragoza, 1984.

Este trabajo es un primer acercamiento al método de análisis estructural de la narración en el que profundizaríamos en trabajos posteriores; estudiamos elementos de la estructura narrativa entendida básicamente como la relación entre una estructura de acontecimientos, la historia, y su representación en un discurso narrativo. El discurso narrativo articula con una segunda estructuración el tiempo y las diversas percepciones de las personajes, filtrándolas a través de la voz narrativa. Cada una de estas sucesivas articulaciones es susceptible de análisis detallados, que nos ayudan a comprender mejor la elasticidad del arte narrativo de Dickens y la variedad de recursos semiológicos de que dispone la narración novelesca “tradicional”.


• “Aspectos de la técnica narrativa en Hard Times de Charles Dickens”. Artículo-resumen del trabajo anterior:  Resúmenes de tesis de licenciatura: Curso 83-84. Zaragoza: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Zaragoza, 1986. 339-344.


• “El modo del género narrativo: diversas interpretaciones”. Artículo. Miscelánea 7 (Zaragoza, 1986): 61-67.

Entendemos aquí por “modo” en sentido amplio la mayor o menor filtración de la información narrativa a través de la actividad del narrador, siguiendo la analogía macroestructual con el modo verbal introducida por Genette. Al comparar distintas teorías de la narración contemporáneas, observamos una serie de recurrencias a la hora de oponer modos de presentación de la historia directos, inmediatos o “dramáticos” a modos de representación más distanciadores, que ofrecen la información narrativa al lector de una manera ya más procesada o unívoca, y presentamos una clasificación preliminar.


• “La subjetividad como máscara en las Nouvelles de Beckett”. Artículo. Miscelánea 7 (Zaragoza, 1986): 125-137.

Al encontrarnos trabajando en una tesis doctoral sobre la trilogía novelesca de Beckett Molloy, Malone Dies, The Unnamable, observamos cómo muchos de los rasgos de la escritura de madurez de Beckett comienzan a perfilarse en sus relatos de 1945, donde la historia y los personajes son máscaras de la escritura más bien que criaturas del realismo, pues la historia admite una doble lectura reflexiva, en la que el acto de escribir y las aventuras del personaje producidas por esta escritura establecen relaciones paradójicas que convierten a la aventura en un reflejo de la escritura, y a la escritura en una aventura metaficcional. Las investigación de la reflexividad en la narración ha constituido una parte importante de nuestra investigación, desarrollándose en numerosos trabajos posteriores y cursos de doctorado.


• “‘Unnullable Least’: La metaficción y el vacío en el Beckett de los ochenta”. Actas del X Congreso de A.E.D.E.A.N. Zaragoza: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Zaragoza, 1988. 321-330.

Junto con el anterior, este artículo enmarca el tema central de nuestra tesis doctoral (aunque estos trabajos no se incluyeron en ella); en este caso estudiamos algunas obras de Beckett posteriores a la trilogía de novelas, atendiendo a cómo la peculiaridad de sus estructuras narrativas se relaciona con la estética de depuración y reducción de la escritura preconizada por el autor.


• “‘Abstracted to Death’: estética del bilingüismo y la traducción en la prosa de Beckett”. Actas del XI Congreso de A.E.D.E.A.N. (Translation Across Cultures). Ed. Julio César Santoyo. León: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de León, 1989. 105-110.

Este trabajo también enmarca en cierto modo el tema de la tesis doctoral , al tratar un problema que allí dejaríamos de lado, como es la naturaleza bilingüe de la obra de Beckett. Comparando las versiones inglesa y francesa de la trilogía Molloy, Malone Dies y The Unnamable, intentamos demostrar cómo Beckett concibe su bilingüismo como una categoría estética y como un modo de enfrentarse más radicalmente al lenguaje, no como una mera circunstancia accidental. Una concepción tal le lleva a explotar en sus autotraducciones la naturaleza bilingüe de su escritura.


El relato en la trilogía de Beckett MOLLOY , MALONE DIES, THE UNNAMABLE. Tesis doctoral. Directora: Dra. Dña. Susana Onega Jaén. Universidad de Zaragoza, 1988.

Esta tesis consiste en la elaboración de un método de análisis de la narración y su aplicación a la trilogía novelesca de Samuel Beckett Molloy, Malone Dies, The Unnamable. La tesis consta, pues, de dos partes. La primera consiste un estudio avanzado en el área de la teoría de la literatura. Su objeto inmediato son las teorías de la narración, y, a través de ellas, los textos narrativos. Se trata de un estudio crítico y comparativo de los diversos enfoques narratológicos desarrollados por el formalismo y el estructuralismo, presentándolos en el marco de una teoría más integradora que permita a la vez esclarecer las relaciones entre teoría lingüística, semiótica, y teoría literaria. En este sentido, es central el concepto de pragmática, la disciplina que ha revolucionado la lingüística de las últimas décadas, introduciendo en el análisis del lenguaje conceptos tan centrales como los de cortesía lingüística, implicatura, interacción discursiva o acto de habla. En el marco de la pragmática, pues, estudiamos la narración literaria como actuación discursiva, como acto de lenguaje. También estudiamos las consecuencias pragmáticas de la ficcionalización y desdoblamiento de los enunciadores que se produce en las obras literarias, intentando así una mayor sistematización del estudio de los roles enunciativos textuales y más concretamente de las voces narrativas, un tema que aun en la narratología estructuralista adolece de cierto impresionismo. Esto en cuanto al análisis de la estructura superficial del discurso narrativo. La escala de abstracción que nos proporciona la teoría de los actos de habla (actos perlocucionarios, ilocucionarios, locucionarios) sirve de modelo para adentrarnos en la estructura narrativa, considerando el texto a diversos grados de abstracción. Así definimos otros niveles de análisis, como la acción y el relato, junto con las categorías que les son propias (perspectiva o aspecto en el relato, función o rasgo distintivo en la acción, etc.). Con estos presupuestos estudiamos las principales teorías narratológicas formuladas hasta hoy intentando resolver sus puntos de conflicto desde una perspectiva semiótico-pragmática más amplia. Esta primera parte de la tesis ha sido revisada posteriormente y publicada como el libro Acción, Relato, Discurso: Estructura de la ficción narrativa.

    La segunda parte de la tesis consiste en un análisis exhaustivo de la trilogía novelesca de Beckett, utilizando y especificando la metodología discutida en profundidad en la sección teórica. De ello no sólo resulta una mejor comprensión de la técnica utilizada por Beckett para transmitir su peculiar visión de la realidad, sino también toda una nueva gama de significaciones de estos textos. La escritura de Beckett se revela como una escritura reflexiva, que juega deliberadamente con las convenciones de la representación para trascenderlas y transformarlas. Significa, pero significa en gran medida a través de la parodia, la revelación de los procedimientos narrativos tradicionales. La metodología estructural desarrollada para el análisis narrativo resulta así ser especialmente adecuada para enfrentarse a la escritura metaficcional de Beckett: debido a la extremada reflexividad de esta obra, el poder explicativo del método va más alla de lo que tradicionalmente se considerarían cuestiones formales, ya que la forma se ha tematizado, ha pasado a ser el contenido mismo de la obra de Beckett, la base de su articulación narrativa. Estudiamos así en esta segunda parte las peculiaridades de la narración reflexiva, las transformaciones a que somete las categorías narrativas convencionales: los nuevos usos de la temporalidad y del punto de vista, la posibilidad de una clausura narrativa, el papel reservado al receptor implícito, los límites y paradojas de las tipologías estructuralistas de la enunciación. De este modo, la reflexión metodológica y la exégesis crítica se iluminan mutuamente, revelándose nuevas posibilidades de interpretación y articulaciones narrativas anteriormente inexploradas.


Reading ‘The Monster’: The Interpretation of Authorial Intention in the Criticism of Narrative Fiction. Tesis de maestría (Master of Arts). Director: Professor George Monteiro. Brown University (Providence, EE. UU.), 1989. Publicada en Ann Arbor: UMI, 1997.

Esta tesis también se divide en una introducción teórica y un análisis práctico. En esta ocasión, el problema teórico planteado es la validez y objetivos de la interpretación, tomando como eje central el concepto de intencionalidad. Tras un examen de las diversas teorías de la lectura historicistas, formalistas, estructuralistas y postestructuralistas, formulamos una teoría de la interpretación que combina la voluntad de un objetivismo regulador basado en los principios de la comunicación lingüística, con el reconocimiento de que toda interpretación es una reelaboración ideológica de su objeto en un marco institucional determinado. La segunda parte de la tesis examina la construcción del significado de la novela corta de Stephen Crane “The Monster” por parte de los diversos críticos lectores de la obra. Se ejemplifican las diversas maniobras interpretativas (selección de isotopías de coherencia, eliminación de formaciones semánticas marginales, etc.) y se propone una interpretación polémica a la luz de la teoría antes desarrollada.


• “‘Another Game in Vew’: The Representation of the Poet in The Faerie Queene”. Artículo. Revista Alicantina de Estudios Ingleses 2 (Alicante, 1989): 65-81.

Este estudio combina el análisis narratológico con el estudio histórico de las relaciones entre el autor y su obra. La persona narrativa no es un ente abstracto apriorístico, sino un constructo que se halla en relación dialéctica con las fuerzas sociales que actúan sobre el escritor y los géneros que éste utiliza. El acto literario concreto del poeta (entendido como interacción discursiva), la intencionalidad del género, la situación institucional del poema, todo ello contribuye a configurar la persona textual. Este artículo tiende puentes, pues, entre la narratología formalista y el análisis ideológico del discurso.


• “Reading Racism: The Interpretation of Autorial Intentions in Stephen Crane’s ‘The Monster’” Artículo. Miscelánea 10 (Zaragoza, 1989): 63-80.

Otro artículo (derivado de la tesis Reading the Monster) que extiende la narratología en dirección a la sociología, en este caso a través de la estética de la recepción. Tomando como ocasión la representación racial, afirmamos la relevancia del concepto de intención autorial dentro de la crítica entendida como una disciplina discursiva o “juego lingüístico” específico, basándonos en el uso efectivo y continuado que de este concepto de intención hace la crítica para hallar sentido a las obras, a la vez que mostramos cómo los límites de esa intención son ideológicamente determinados en el acto crítico. La interpretación aparece, pues, como práctica interactiva con frecuencia ciega a las convenciones discursivas que la hacen posible.


• “Samuel Johnson’s Rasselas: The Duplicity of Choice and the Sense of an Ending”. Artículo. Revista Canaria de Estudios Ingleses 19/20 (1989-1990): 75-99.

El problemático desarrollo narrativo de Rasselas se analiza aquí como el resultado de una tensión entre dos metafísicas en la obra; una vez más se afirma la relevancia crítica del concepto de intención. Las tensiones internas de la obra —y de la imaginacion filosófica de Johnson— le llevan a desconstruir el final “oficial” que se ofrece como asumido por el autor, dando lugar a una obra soterradamente abierta y existencialista. Se analizan aquí, pues, cuestiones relativas a la posible duplicidad o complejidad de la intención, y sus manifestaciones estilísticas.


• “Reflexivity in the Narrative Technique of As I Lay Dying”. English Language Notes 27.4 (Boulder, Colorado, 1990): 63-72.

Consiste el artículo en una lectura metaficcional de la obra que va más allá de la clásica interpretación mimética que se solía ofrecer de la misma como una exploración de la psicología de los personajes. La escritura de Faulkner también se explora y alegoriza a sí misma, creando formas narrativas paradójicas que suponen una meditación implícita sobre la problemática de la representación narrativa modernista.


• “The Chains of Semiosis: Semiotics, Marxism, and the Female Sterotypes in The Mill on the Floss.” Papers on Language and Literature 27.1 (Edwardsville, Illinois, 1991): 32-50.

Este artículo expone una teoría de la escritura artística como praxis de transformación ideológica. Como ejemplo se analiza la representación de los sexos en la novela de George Eliot, una representación que es intertextual, metaficcional y transformadora, más bien que meramente “realista” o espontánea. La teoría de la escritura como práctica de producción material sobre el campo de la intertextualidad se teoríza sobre la base de la lingüística materialista de Voloshinov (Bajtín) y la semiótica de Peirce; a la vez se señala el parentesco metodológico entre estos teorizadores, ignorado en los años 80 cuando se escribió este artículo. Este artículo ha sido recientemente reimpreso (sólo en su segunda mitad sobre George Eliot) en una selección de los mejores trabajos sobre dos novelas de George Eliot (THE MILL ON THE FLOSS and SILAS MARNER. Ed. Nahem Yousaf y Andrew Maunder. New Casebooks. Houndmills: Palgrave, 2002).


• “Personne: Aventuras de ‘yo’ en la trilogía de Beckett.” Artículo. Stvdia Patriciae Shaw oblata. Oviedo: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Oviedo, 1991. 1: 230-42.

Partiendo del trabajo de la tesis doctoral, analizamos en este artículo las maneras en que la escritura experimental subvierte el uso estándar de la persona pronominal, transformando al pronombre de primera persona y sus avatares en el protagonista de una línea argumental. Se expone así de modo gráfico cómo el valor estándar de un elemento lingüístico a nivel de sistema gramatical es infinitamente manipulable y “reprogramable” en un contexto discursivo adecuado, de tal modo que (contra Benveniste) sólo el análisis textual del uso efectivo y contextualizado permite determinar el sentido en que un elemento es “persona” o “no persona” y la manera en que constituye la subjetividad del hablante, en el caso concreto de los pronombres.


• “Science and Literature: Some Critical Parameters.” Artículo. In Science, Literature, and Interpretation: Essays on Twentieth-Century Literature and Critical Theory. Ed. F. Collado. Zaragoza: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Zaragoza, 1991. 239-64. Introducción general a la problemática del título, intentando establecer una tipología de las diversas relaciones posibles. A la vez se exponen críticamente algunas de las teorías más influyentes sobre el particular formuladas por críticos de nuestro siglo (Richards, Eastman, Barthes...).


• “‘Silence Once Broken’: Metalenguaje y clausura narrativa en Beckett.” Artículo. En. Miscel-lània homenatge Enrique García Díez. Ed. Angel López García y Evangelina Rodríguez Cuadros. Valencia: Universidad de Valencia, 1991. 117-28.

Otro trabajo derivado de la tesis. Estudiamos aquí el sentido en que puede decirse que el silencio es un elemento constituyente de la escritura de Beckett. Este fenómeno se presenta evidentemente como una paradoja, y se articula a través del uso artístico del metalenguaje.


• “Authorial Intention in Literary Hermeneutics: On Two American Theories.” Artículo. Miscelánea 12 (Zaragoza, 1991): 61-92.

En este artículo se examinan críticamente dos teorías antitéticas, la “intentional fallacy” de los New Critics y el objetivismo historicista de E. D. Hirsch. Se propone una tercera vía: un objetivismo regulativo que es producto del debate ideológico. Este planteamiento está en línea con la teoría crítica del discurso inspirada en Habermas y desarrollada más recientemente por Fairclough et al.


• “El centro ausente: El Innombrable de Beckett”. Artículo. Atlantis 12.2 (1991): 45-64.

Este “personaje” se toma como paradigma de la escritura del autor por su estructuración metalingüística y por el papel de operador metaficcional que desempeña en la trilogía Molloy, Malone Dies, The Unnamable. Se convierte en un centro productor de los sentidos múltiples que exploramos en este trabajo, precisamente por la negatividad de su caracterización. Se tienden puentes con la desconstrucción como teoría que ha explorado el papel de la negatividad a nivel discursivo.


• “Stanley E. Fish’s Speech Acts.” Artículo. Atlantis 12.2 (1991): 121-39.

Fish es el máximo exponente norteamericano de la estética de la recepción postestructuralista, y se cuenta entre quienes extendieron a la literatura la teoría pragmalingüística de los actos de habla. También es célebre su crítica de la lingüística formalista. Este artículo critica sus teorías sobre la arbitrariedad del significado literario tomando como punto de partida las insuficiencias de su teoría del lenguaje, y más en particular la interpretación que hace Fish de la estructura del acto de habla, en una discusión de los conceptos desarrollados por Austin y Searle.


• “Lenguaje y différance en El Innombrable”. En Actas de las II Jornadas de Lengua y Literatura. Logroño: Colegio Universitario de La Rioja, Departamento de Filología Inglesa y Alemana, 1992. 69-83.

Se sigue aquí la pista de ciertas analogías entre la escritura beckettiana y el pensamiento de Jacques Derrida, apuntándose una lectura postestructuralista de El Innombrable y una interpretación de la escritura de Beckett como práctica discursiva materialista, desconstructiva y eminentemente intertextual.


• “‘It’s Stories Still’: la reflexividad en las narraciones de Samuel Beckett”. Artículo. Revista Alicantina de Estudios Ingleses 5 (1992): 57-82. Partiendo de la tesis doctoral, se estudia aquí la manera en que la narración beckettiana es esencialmente reflexiva, es decir, que tematiza su propio medio semiótico (la narración y la escritura) y las convenciones genérico-discursivas que permiten su interpretación, creando una significación nueva y compleja mediante la reducción metalingüística y la autoparodia. Como en otros trabajos, enfatizamos aquí la importancia de los fenómenos semióticos reflexivos a nivel discursivo en la creación del sentido y en la evolución de las modalidades literarias.


• “‘The Enthusiastick Fit’: The Function and Fate of the Poet in Samuel Johnson’s Rasselas.” Artículo. Cuadernos de Investigación Filológica 17.1 (1991): 103-26.

 Nuevo artículo sobre Rasselas, esta vez examinando la teoría literaria de Johnson allí expuesta a la luz de sus otros pronunciamientos y del pensamiento estético de la época. Las relaciones de Johnson tanto con el clasicismo como con el prerromanticismo empirista se resisten a una interpretación que desdeñe la tensión entre la lucidez y el voluntarismo del autor. Este artículo vuelve por tanto, esta vez con ocasión de la teoría literaria de Johnson, al tema de la interpretación de los niveles de intencionalidad y sus huellas estilísticas en la estructura textual. En esencia se descubren dos modalidades diferentes de coherencia textual en Johnson, resultado de conflictos ideológicos y emocionales del autor.


• “Deconstructive Intentions: On the Critique of the Hermeneutics of Understanding”. BELLS 5 (1994): 19-38.

Este artículo revisa parte del material utilizado en la tesis de maestría. Examinamos el uso que se hace del concepto de intención en las teorías desconstructivistas (Derrida, de Man, Fish...) señalando algunas incoherencias entre teoría y práctica que ponen en cuestión la radicalidad de los planteamientos desconstructivistas. Como en otros trabajos, intentamos formular un concepto de intención que explique la práctica crítica que de él se hace y que a la vez tenga en cuenta el papel de la interacción interpretativa en la construcción de la coherencia intencional, en especial el valor realizativo del discurso crítico.

• “Speech Act Theory and the Concept of Intention in Literary Criticism”. Artículo. Revista Canaria de Estudios Ingleses 24 (1992).

Continuando con el análisis del concepto de intención desarrollado en otros artículos a partir de la tesis de maestría, se analizan aquí las convergencias entre los conceptos de intención en diversos teorizadores de la literatura y en la teoría de los actos de habla que parte de Austin y Searle, discutiéndose las posibles aplicaciones de la última en la teoría y crítica literaria. Se critican las limitaciones conceptuales de la SAT austiniana y searleana, que hacen necesaria una reestructuración conceptual de la misma no ya sólo para dar cuenta de la literatura sino también de otras modalidades discursivas.


Samuel Beckett y la narración reflexiva. Libro. Zaragoza: Prensas Universitarias de Zaragoza, 1992.

Se trata de una revisión de la segunda parte de la tesis doctoral, reelaborando la introducción metodológica sobre teoría narrativa y desarrollando el análisis de los elementos metaficcionales y metadiscursivos en la trilogía y otras obras de Beckett. Incluimos asimismo las revisiones introducidas en los artículos publicados sobre el tema.

    Un estudio narratológico de estas novelas nos  ayuda a poner de manifiesto de qué manera se lleva a cabo en ellas la subversión del género novelesco mediante la explotación de las dimensiones reflexivas de la narración. Esta explotación supone a la vez una ampliación de los límites del género, y un trabajo efectivo de desconstrucción de las estructuras narrativas.

    Aplicamos al análisis los instrumentos conceptuales de la narratología, que se obtienen especificando y precisando el sentido de cada uno de los elementos de la comunicación narrativa, partiendo ya de los necesarios para definir la narración.  Si entendemos ésta como la representación lingüística de una sucesión de acontecimientos,  disponemos de varios elementos de interés para la narratología:

•  La sucesión de acontecimientos, que denominaremos acción.

•  El texto   narrativo que representa a esos acontecimientos.  El texto es una estructura lingüística que debe entenderse en el marco de la actuación discursiva en la que se produce.  El texto es por tanto también discurso,  en nuestro caso discurso narrativo. 

•  De la interacción de estos dos niveles de análisis, acción  y texto, surge inmediatamente un tercer nivel, el relato.   La acción  no aparece íntegramente representada en el texto: el texto la perspectiviza, expande unos acontecimientos y comprime otros, elide algunas partes, insiste sobre otras.  Llamaremos relato  a la acción  tal como es representada en el texto.  Es este tipo de interacción el objeto central de análisis de la narratología, donde se atiende a fenómenos de estructuración textual que no quedan suficientemente descritos por otras perspectivas de análsis del discurso. Diversos tipos de transformación relacionan la acción  con el texto narrativo.  Las podemos agrupar en cuatro grandes conjuntos: transformaciones de tiempo, de aspecto, de modo y de voz, siguendo la tradición estructuralista de establecer paralelos entre las categorías de análisis narrativo y las categorías verbales.  Estos elementos son definidos, en su sentido específico narratológico, en la introducción, y son luego problematizados en el análisis concreto de un texto que busca precisamente cuestionar los límites y convenciones de la representación, siendo un buen ejemplo de cómo la producción discursiva efectiva (situada, histórica e intertextualmente) crea su propia “gramática” local del sentido y la forma basándose en las dimensiones estructurales y convenciones genéricas preexistentes (en el sentido de activadas interactivamente en la comunicación con un receptor implícito representada en el texto).



• “‘Till Nohow On’: The Later Metafiction of Samuel Beckett.” Artículo.  En British Postmodern Fiction. Ed. Theo D’haen y Hans Bertens. Amsterdam: Rodopi, 1993. 63-76.

    Este artículo analiza la narrativa tardía de Beckett (Company, Ill Seen Ill Said, Worstward Ho, Stirrings Still ) considerando la evolución de sus técnicas metaficcionales, en concreto la importancia creciente que adquiere la tematización del propio proceso compositivo, y la atención prestada a la clausura de la obra. Se interpretan estos textos como una exploración del elemento de lectura inherente a la escritura (recepción implícita). También procedemos al análisis estilístico de la prosa de Beckett y su significación. Por ejemplo,

“The difficulties of translation will be enormous; for a start, because of the text's abundant use of alliteration: "To last unlessenable least how loath to leasten" (WH  19). Also because of its peculiar syntax --some people would no doubt argue it is not written in English anyway.  It is an elliptical syntax which gradually teaches us how it should be read.  I don't know whether sentences like these make much sense read all of a sudden:

Least best worse.  Least never to be naught.  Never to naught be brought.  Never by naught be nulled.  Unnullable least.  Say that best worst.  With leastening words say least best worse.  For want of worser worse.  Unlessenable least best worse. (WH  118). 

 In order to understand them we must read them in their context, having grasped the work's syntactic habits, such as the suppression of the verb to be  and the peculiar use of nominalization and word formation.  We must also be familiar with the theme implied in the title, one which is dear to Beckett: the search for the ineffable through an aesthetic of reduction and failure, represented here by the reduction of the central image to a minimum, to a "worse".  The phrase then means something like this: the barest minimum of representation is the best way of enacting the paradoxical ascetical aesthetics evoked in this work, that is, of evoking nothingness through language -- although this whole aesthetic project is self-contradictory and doomed to failure, since the void can be represented only in a metalinguistic way.”


• “Deconstructive Intentions: On the Critique of the Hermeneutics of Understanding.” Artículo. BELLS 5 (1994): 19-38.

Examina este artículo las teorías de la interpretación de Derrida, Fish, de Man, Barbara Johnson y otros para insistir en la necesidad de manterner una conexión entre la actividad interpretativa avanzada y la comunicación ordinaria basada en la interpretación de intenciones. Se acepta la tesis postestructuralista de que el sentido de un texto es una función discursiva y está sujeto al debate ideológico (no se puede sostener como tal el concepto de interpretación objetiva expuesto por E.D. Hirsch. Proponemos redefinir el objetivismo como algo diferente al intento de reconstruir un significado en sí, un noúmeno histórico o textual. Una teoría objetivista del sentido, así entendida, no tratara de descubrir una “verdad” sobre el texto, sino más bien traduce distintas representaciones o teorías mutuamente, de tal manera que se alcance mayor comprensión del contexto discursivo global en que está implicado el acto de interpretación, de tal manera que se llegue a mostrar cómo dos o más áreas de investigación responden a una lógica subyacente común (pueden servir de ejemplo los propios debates críticos entre Derrida y Searle). Es decir, una interpretación concreta no sería objetiva sino objetivista: el papel de la verdad sería en esta teoría puramente ideal y regulativo, e interacciones sucesivas requeriràn soluciones nuevas, ya que los términos a subsumir en la interpretación serán también diferentes. Conviene este artículo en subrayar (como hace el análisis conversacional) la relevancia de los términos “locales” usados en la interpretación, muy particularmente en este caso el de “intención comunicativa”, aunque, a la manera del critical discourse analysis, enfatiza también la necesidad de no limitar las herramientas conceptuales usadas por el intérprete a lo “relevante para los implicados en el intercambio”, ya que el propio discurso interpretativo está situado histórica e institucionalmente y establece sus propias prioridades comunicativas.


• “Enunciación, ficción y niveles semióticos en el texto narrativo.” Artículo. Miscelánea 15 (1994): 263-300.

En este trabajo establecemos algunos paralelismos entre conceptos narratológicos y otros derivados de la pragmalingüística, con la esperanza de que esta comparación contribuya a clarificar las relaciones entre dos disciplinas tan próximas y que a la vez han trabajado tan aisladas. Examinamos algunas definiciones clásicas de la ficción en el campo de la teoría literaria y la teoría de los actos de habla. Partiendo de ellas, establecemos pautas de descripción estructural que tengan en cuenta la naturaleza compleja y estratificada de la ficción narrativa, teniendo en cuenta los casos fronterizos o problemáticos.  Se distinguen, por ejemplo, distintos tipos de inserción narrativa, caracterizados por una estructura semiológica diferente (inserciones de mundos ficticios, de textos, de otros objetos semióticos). Terminamos con unas consideraciones sobre las relaciones entre la lingüística ampliada (pragmalingüística) y la teoría literaria.


• “Gender, I-deology and Addictive Representation: The Film of Familiarity.” Capítulo introductorio. En Gender, I-deology: Essays on Theory, Fiction and Film. Ed. Chantal Cornut-Gentille D’Arcy and José Angel García Landa. Amsterdam: Rodopi, 1996. 1-54.

El libro Gender, I-deology  recoge una colección de trabajos relacionados con la representación de la diferencia de género, y las implicaciones ideológicas de las convenciones o estrategias de representación utilizadas. Hay artículos sobre cine, literatura, y teoría crítica, escritos desde diversas perspectivas asociadas con el feminismo.

    Nuestra contribución, que sirve de introducción al volumen, examina las líneas generales del discurso en torno al género. Examinamos uno tras otro distintos tipos de discurso social que contribuyen a determinarlo:  la sexualidad, las teorías culturales esencialistas y constructivistas, la masculinidad y feminidad, la individualidad, las circunstancias laborales, el discurso del amor, el de la familia y el matrimonio, el de la historia, y por último las implicaciones lingüìsticas de la diferencia genérica y el papel de la crítica ideológica feminista en el reconocimiento y desarrollo de una actitud crítica ante roles y estereotipos genéricos. Exponemos, a continuación una teoría del papel de los estereotipos y su uso compulsivo como un elemento relevante en la economía genérica actual. A nuestro juicio, la relevancia lingüística de este artículo está en la manera en que engrana el un aspecto del uso del lenguaje y un aspecto del análisis crítico del discurso en una teoría general de los procesos sociales que constituyen el género como objeto ideológico y cultural, estableciéndose así un continuo analítico entre discurso y prácticas sociales en el tema objeto de consideración. Recogemos algunas palabras de Linda Dittmar en una reseña del libro:

“An additional strength of this particular anthology is the clarity and accessibility of its essays. While the volume is just about bursting at the seams with its 465 pages which contains a richness of essays, the essays are clear and mostly short. Even the theoretical ones are clear and concise in a genre of scholarship notorious for its obscurantism. The commitment here is clearly to readability—to familiarizing readers with difficult but nonetheless important debates which have been guiding feminist cultural work since the 1960s, and to providing us with models of approaching these debates through applied critical readings. This goal is further assisted by a comprehensive introduction which lays out the book’s concerns in a systematic manner. As José Angel García Landa explains at the conclusion of this essay, at issue is ultimately the demystifying capabilities of literature, of feminist criticism and theory, and of cultural semiotics. In this volume, such demystification has a liminal function, for it helps expand readers’ awareness of ways figurative discourse guides our understanding and action.”


• “Speech Acts, Literary Tradition, and Intertextual Pragmatics.” Capítulo de libro. En The Intertextual Dimension of Discourse: Pragmalinguistic - Cognitive - Hermeneutic Approaches. Ed. Beatriz Penas. Zaragoza: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Zaragoza, 1996. 29-50.

Como resumen de algunos puntos lingüísticamente relevantes del nuestro capítulo en The Intertextual Dimension of Discourse, podemos reproducir aquí la descripción de Jef Verschueren en su prefacio al libro:

“José Angel García Landa discusses, as one among a wide range of pragmatic constraints on literature, the intertextual relationship between a work and the tradition it belongs to and which helps define it. It is argued that intertextual signals do not have to be overt even when deliberate, and that deliberate signals do not exhaust a work’s intertextuality (since, for one thing, it will itself give rise to new links).”

Este artículo ya fue publicado hace tiempo, y sin embargo nos interesa resaltarlo por su proximidad a la línea de investigación que desarrollamos en el proyecto “Narración, interacción e interpretación.” Incluimos en el capítulo 4 la versión previa en español que se expuso en el congreso sobre “The (Inter)Textual Dimension of Discourse” en el que participamos junto a conocidos lingüistas como Enrique Bernárdez, Jacob Mey o Francisco Ruiz de Mendoza entre otros. El título español era “Actos indirectos y en general poco serios: la tradición literaria como pragmática intertextual”.


• “Nivel narrativo, status, persona y tipología de las narraciones.” Artículo. Miscelánea 17 (1996): 91-122.

Se estudian en este trabajo diversos aspectos de la estructuración narrativa relacionados entre sí por la problemática común de la enunciación, su representación y su tratamiento específico en un género complejo como la narración literaria. Por ejemplo, la definición del autor-narrador es de gran complejidad teórica. Se presuponen en ella formas de narración estructuralmente más simples, como la narración homodiegética y la narración heterodiegética ficticia; la definición de ésta, a su vez, presupone la narración heterodiegética real. Es decir, el narrador, al menos en uno de sus roles, está realizando actos de habla, que se interpretan comunicativamente. El elemento de comunicación está implícito en la estructura de la narración ficticia, aunque otros se le hayan superpuesto. Señalamos, pues, en nuestro análisis algunas de las estructuras enunciativas que han de tenerse en cuenta para una caracterización semiótica de los diversos planos del relato literario. Que la narración literaria sea tan compleja estructuralmente es una indicación de su complejidad funcional y pragmática.


• “Arresting Deconstruction: On Gayatri Chakravorty Spivak’s Cultural Criticism.” Artículo. REDEN 8.14 (1997): 93-106. Publicado también en versión ligeramente revisada como “Arresting Deconstruction: “Observations on Gayatri Chakravorty Spivak’s Cultural Criticism” en Stvdivm 6 (1999): 93-109.
   
Es éste un artículo de teoría crítica donde se exponen las teorías de Gayatri Spivak, que han combinado la teoría crítica marxista, la feminista, la postcolonial y la desconstrucción en un paradigma crítico que ha gozado de gran prestigio en los últimos años del siglo XX. Examinamos en el artículo diversas tensiones que surgen en la práctica crítica de Spivak como consecuencia de las prioridades posiblemente incompatibles de los distintos discursos críticos que utiliza integrándolos sólo parcialmente.


• Reseña de Hyper/Text/Theory. Ed. George P. Landow. Miscelánea 18 (1997): 372-76.

Reseñamos aquí un libro de George Landow, cuyos primeros experimentos con estructuras hipertextuales ya tuvimos ocasión de examinar de primera mano durante nuestra estancia en Brown University, donde enseña. Algunos puntos tratados en la reseña:

“Podríamos definir la hipertextualidad como intertextualidad cibernética: una manifestación específicamente contemporánea de la intertextualidad, dado que la base material para esta modalidad intertextual se ha desarrollado sólo recientemente, especialmente en lo que toca a sus aplicaciones críticas y literarias (Nelson 1981, Delany y Landow 1991). Como herramienta informática la hipertextualidad ya tiene la venerable antigüedad de unas tres décadas, y su prehistoria se remonta de hecho a los primeros años de la cibernética (Bush 1945) (...) Uno de los aspectos más interesantes del volumen es el contemplar la relevancia que sigue teniendo la reflexión crítica (post)estructuralista en un área que podría parecer tan revolucionaria: Barthes, Genette, Eco, Freud, Lacan o Deleuze y Guattari son aquí referencias tan constantes como los son teorizadores de la informática propiamente dichos (como por ej. Michael Heim, Theodor H. Nelson, J. David Bolter o el propio Landow). La confrontación con un material tan candente suele resultar tan beneficiosa para la teoría como para el objeto de estudio; en este sentido este libro y esta área de reflexión son fascinantes e imprescindibles. Se encontrarán aquí artículos que ofrecen nuevas perspectivas en la teoría de la lectura y la actividad del papel del lector, anunciándose por ejemplo la llegada del “wreader” (“escrilector?”) hipertextual que combina efectivamente los papeles de autor y de lector” (etc.).

También criticamos, sin embargo, la nula atención que se dedica en el volumen al hipertexto por excelencia (Internet).


• “Sobre la competencia del narrador en la ficción.” Artículo. Atlantis 19.2 (diciembre 1997): 77-102.

Resumiremos la relevancia lingüística de este artículo reproduciendo parte de la reseña que ha aparecido del mismo en la bibliografía anotada ABES:

“Through a semiotic approach to the concept of narratorial competence García Landa proposes to bridge the gap between narratology and pragmatics. Calling upon many concepts developed by linguistic pragmatics, as well as Greimas's theory of modality, García Landa reconsiders concepts like narrative enunciation, voice, and person, and proposes a reinterpretation of classical theories of narrative. The semiotic tools valid for the analysis of agents and actions in general, are envisioned as equally valid for the reading of narrative fiction. (jesan)”


Acción, Relato, Discurso: Estructura de la ficción narrativa. Libro. (Acta Salmanticensia, Estudios Filológicos, 269). Salamanca: Ediciones Universidad de Salamanca, 1998.

Este libro desarrolla e incorpora perspectivas teóricas que veníamos desarrollando desde finales de los años ochenta en nuestro trabajo preparatorio para la tesis doctoral, buscando la integración de narratología y pragmática literaria. Reproducimos un fragmento ilustrativo de la introducción:

“La teoría de la narración, como la teoría de la literatura en general, ha prestado insuficiente atención al desarrollo de la lingüística, de la misma manera que la lingüística, en su exploración de unidades formales y de sentido superiores a la oración, no siempre ha sabido aprovechar el camino ya abierto en gran medida por la crítica literaria. Establecer una mayor comunicación entre las dos disciplinas es una necesidad constante. Hoy, el beneficio para la teoría literaria es evidente: una vez más, como sucedió en la época de la estilística de los años veinte-treinta, y del estructuralismo desde los años sesenta, la teoría literaria toma nuevo impulso y adquiere un mayor rigor formal. De esta toma de contacto resultará también una flexibilización de las categorías de la lingüística. Es lo propio y lo normal que los lingüistas de tradición formalista trabajen con ejemplos de laboratorio, abstraídos de la realidad comunicativa para aislar y centrar el problema teórico que presentan. Esto es obvio, por ejemplo, en las teorías de los actos de habla de J. L. Austin y J. R. Searle, basadas por conveniencia en una gramática oracional (y no en una gramática textual o discursiva). Pero la teoría literaria ha de explicar un fenómeno complejo en el que las estructuras lingüísticas se complican, se multiplican, se engastan unas dentro de otras o se superponen, dando lugar a una nueva gramática, una gramática de la acción discursiva. Las dos disciplinas, lingüística y teoría de la literatura, se hacen así mutuamente transparentes, traducibles, aprenden a hablar el mismo idioma y a encontrar su lugar en el marco más amplio de la semiótica. Los continuos avances en lingüística y teoría literaria se encargan de que este proceso de adaptación mutua sea una labor constante, que no puede tener un final en el que la integración de ambas disciplinas sea completa.”

    Puede leerse una entusiasta reseña de Kurt Spang, profesor de teoría literaria a quien no tengo el gusto de conocer, incluida en la documentación original. El libro también ha sido bien recibido en el ámbito del Forschergruppe Narratologie de Hamburgo, y es recomendado y utilizado en los cursos de teoría literaria de diversas universidades como libro recomendado, como puede comprobarse con una búsqueda en Internet.

• “Understanding Misreading: A Hermeneutic / Deconstructive Approach.” En The Pragmatics of Understanding and Misunderstanding. Ed. Beatriz Penas. Zaragoza: Universidad de Zaragoza, 1998. 57-72.

En este trabajo volvemos a tratar el problema de la crítica especializada (la desconstrucción en concreto) como interacción comunicativa, buscando una caracterización pragmalingüística de la misma. El concepto del círculo hermenéutico de Schleiermacher proporciona un puente adecuado entre crítica y producción lingüística, si se atiende a los posibles desarrollos de la dimensión temporal e interaccional del mismo. Dado que este trabajo ya plantea una perspectiva metodológica coincidente con la del proyecto “Narración, interpretación, interacción” lo incluimos más adelante entre las publicaciones relacionadas con este proyecto. Presentamos la versión preliminar, subtitulada “Hermenéutica de la relectura retrospectiva”, que expusimos en español en el congreso sobre “The Pragmatics of Understanding and Misunderstanding” (en el que participaron  también lingüistas bien conocidos como Leo Hickey, Jacob Mey o Gibson Ferguson). Puede consultarse una versión publicada en inglés en el material entregado por quintuplicado.


• Reseña de Giambattista Vico: The Art of Rhetoric (Institutiones Oratoriae, 1711-1741). From the Definitive Latin Text and Notes, Italian Commentary and Introduction by Giuliano Crifò. Ed. y trad. Giorgio A. Pinton y Arthur W. Shippee. Miscelánea 19 (1998): 224-29.

Se discute en la reseña la relevancia de la retórica para el conjunto del pensamiento de Vico, y más concretamente la (limitada) presencia  en este tratado temprano sobre retórica de la teoría tropológica del desarrollo cultural que formuló Vico. También se comenta la falacia retrospectiva, ya señalada por el mismo Vico, que nos puede hacer leer en un texto temprano conceptos que sólo se elaborarían más adelante. En este sentido, este trabajo también está relacionado con el énfasis en la función interpretativa de la retrospección que desarrollamos en otros trabajos.


• Reseña de Recent Trends in Narratological Research: Papers from the Narratology Round Table ESSE 4, September 1997, Debrecen, Hungary, and Other Contributions. Ed. John Pier. Miscelánea 22 (2000): 215-22.

Varios conocidos narratólogos europeos, con quienes hemos tenido ocasión de coincidir en otra parte, contribuyen a este volumen. En nuestra revisión de sus concepciones abogamos por una narratología más integrada con la crítica ideológica por una parte y con la lingüìstica por otra, y señalamos algunos de los conceptos fundamentales que, siendo cuestionados por algunos narratólogos actuales, son cruciales para mantener abierta la comunicación entre narratología, crítica y pragmalingüística: por ejemplo, el concepto del autor implícito. Rechazamos a este respecto la reformulación cognitivista de Ansgar Nünning por insuficiente para explicar los efectos comunicativos (ironía, etc.) e interpretativos que rodean al uso del unreliable narrator. También criticamos los elementos de formalismo abstracto e idealista que se encuentran en algunos de los modelos propuestos. Aunque es un trabajo ya publicado, por lo indicativo del mismo para diferenciar nuestra posición frente a la de los narratólogos formalistas incluimos esta reseña entre los trabajos seleccionados del punto 2.3 (puede también consultarse en la carpeta nº 5).


• “Catastrophism and Hindsight: Narrative Hermeneutics in Biology and in Historiography.” Capítulo de libro. En Beyond Borders: Redefining Generic and Ontological Boundaries. Ed. Ramón Plo-Alastrue y María Jesús Martínez-Alfaro. (Anglistische Forschungen, 303). Heidelberg: Winter, 2002. 105-119.

    Incluimos este trabajo recientemente aparecido entre las publicaciones seleccionadas por su relación con este proyecto. Su tema es la representación narrativa de procesos y el papel estructurador de la retrospección en esa representación  (en línea con los estudios sobre la configuración argumental que expone Ricœur en Time and Narrative). Nos interesa resaltar la dimensión interactivo-comunicativa que vemos en los fenómenos retrospectivos de reelaboración narrativa. Exponemos aquí los paralelismos de dos teorías “narrativizadoras” influyentes en biología y en hermenéutica de la historia. Estas teorías son paralelas en cuanto que buscan combatir el llamado hindsight bias, y mostramos algunas limitaciones del modelo alternativo que sugieren. Nuestra “defensa” del hindsight bias se basa en la estructura correctiva y subsidiaria que siempre tienen los discursos críticos que lo refutan, pues dependen argumentativamente hablando de una estructuración interpretativa que es siempre presupuesta en el intercambio comunicativo en cuestión, no pudiéndose invertir esa relación precisamente por el valor cognoscitivo que tiene la retrospección. Aceptamos, sin embargo, el valor de conceptos analíticos desarrollados en el marco de estas teorías, ya que contribuyen a una más compleja elaboración de las teorías narratológicas.


•  “El formalismo crítico académico durante las vanguardias.” Capítulo de libro. En Historia de la teoría y la crítica literarias en Estados Unidos. Ed. Ricardo Miguel Alfonso. Madrid: Verbum, 2001. 160-98.

    Se exponen aquí las concepciones estéticas, críticas y semiológicas de los New Critics y de los críticos de la Escuela de Chicago, con especial énfasis en delimitar el tipo de discurso crítico que pretenden instaurar y en la concepción de las estructuras formales de la obra relacionada con ese tipo de crítica. Los conceptos de los New Critics, a pesar de su carga idealista y esteticista, fueron un paso importante en el desarrollo de métodos para el análisis formal y estilístico de estructuras textuales, y más en concreto del tipo de coherencia textual requerido en un género concreto (la poesía). Citamos un párrafo representativo del artículo:

“Esta ‘nueva crítica’ estudia la obra como una unidad compleja, construida con elementos y fuerzas que han recibido una ordenación coherente. La obra (la obra lograda, se entiende) es un todo autónomo, un cuasi-organismo en el que cada elemento mantiene una relación dinámica con el resto. La armonía poética es una armonía de fuerzas divergentes, de tensiones muy diversas que se explotan y resuelven en la estructuración global. En poesía existe tensión entre el ritmo del poema y el ritmo del lenguaje, el argumento lógico y el tono emocional del poema, entre prosodia y sintaxis, entre la universalidad y la particularidad del poema, entre lo intencionalmente relevante y lo irrelevante, entre denotación y connotación... El crítico busca entender lo que hay de único en esta obra en concreto. La obra se ha construido sin duda a partir de elementos preexistentes; pero el crítico busca lo que hace que esta obra sea lo que es, analiza el uso del lenguaje que es característico de esta obra (y enjuicia lo adecuado de ese uso). La investigación histórico-bibliográfica de fuentes e influencias, la historia de escuelas y estilos literarios, no nos permitirán conocer la estructura de un poema o una novela; no nos explicarán la función de las imágenes y símbolos, los elementos ambigüos o paradójicos, o el funcionamiento de la ironía. Es precisamente todo lo específico de la obra lo que escapa a esos enfoques extrínsecos. El tipo de análisis que desarrollarán los Nuevos Críticos es por tanto detallado y cuidadoso en su descripción de la estructura de la obra, atendiendo a la función de diversos aspectos estructurales o subsistemas (métrica, lógica, connotación, etc), siempre con vistas a valorar esos elementos en la obra entendida como unidad.”


• “The Poetics of Subliminal Awareness: Re-reading Intention and Narrative Structure in Nabokov’s ‘Christmas Story’.” Artículo. European Journal of English Studies (en prensa, 2004). Ed. Roy Sommer.

Este artículo desarrolla una teoría de la integración de los diversos niveles de interacción comunicativa en el texto literario, que va desde la activación de elementos proxémicos al nivel de la acción hasta la interacción entre autor y lector, así como entre sus imágenes textualizadas. Mostramos cómo una determinada práctica estilística, la de Nabokov, es capaz de explotar con fines comunicativos altamente elaborados la complejidad de esta integración de múltiples niveles de representación en un continuo semiótico. Desarrollamos esta tesis con una argumentación detallada que tiene en cuenta la recepción efectiva de la obra, y la manera en que esta recepción evidencia la técnica estilística de Nabokov consistente en la activación subliminal calculada de tramas de lectura determinadas (intertextualidad, creación de memoria local, etc.). También apuntamos la posible relación entre las estructuras reflexivas de la narración y modalidades específicas de procesamiento neurológico asociadas a la generación de los fenómenos conscientes.

    Este artículo será publicado próximamente en un número del European Journal of English Studies, la revista de la Asociación Europea de Estudios Ingleses (ESSE), en un volumen dedicado a desarrollos interdisciplinares de la narratología. Consideramos importante resaltar que esta revista es una publicación de gran prestigio (institucionalmente hablando, la más central de nuestra área de conocimiento en Europa) donde han aparecido hasta ahora muy pocos trabajos de filólogos españoles.


• Reseña de Literature as Communication: The Foundations of Mediating Criticism. Por Roger D. Sell. Miscelánea (en prensa, 2002).

Sell ha desarrollado una teoría de la cortesía lingüística aplicada a la comunicación literaria, siendo por tanto su línea de trabajo similar a la nuestra en su intento de crear puentes entre crítica y pragmalingüística. Incluimos esta reseña en el capítulo 4.


• “Hindsight, Intertextuality and Interpretation: A Symbol in Nabokov’s ‘Christmas’.” Artículo. Symbolism: An International Journal of Critical Aesthetics (en prensa, 2005).

Se expone en este artículo una teoría interactiva de la intertextualidad, que tiene en cuenta la reelaboración cultural de los textos literarios en el debate crítico y el establecimiento a posteriori de lazos intertextuales.

****

    Las mismas líneas de investigación seguidas en estos trabajos han servido también de marco a diversas ponencias sobre literatura inglesa y teoría literaria presentadas en varios congresos, encuentros y jornadas. Por no alargar más esta sección incluimos sólo los títulos de las comunicaciones o ponencias no publicadas, remitiendo a lo ya dicho así como al curriculum vitae para más datos sobre las publicaciones que se originaron en ponencias.

• “Pragmática y teoría literaria”. Comunicación presentada en las Ias Jornadas de Pragmática organizadas por el Departamento de Filología Inglesa y Alemana de la Universidad de Zaragoza (1988). 

Expuse en esta ponencia una interpretación de la teoría literaria como teoría pragmática avant la lettre, debido a su intento de sistematizar el estudio integral de actos de discurso concretos (los textos literarios). Los ejemplos destacados para el comentario fueron la retórica clásica y la teoría fenomenológica de la obra literaria como signo estratificado propuesta por Ingarden.


• “Narratología: teoría y práctica”. Mesa redonda dirigida por la Dra. Dña. Susana Onega Jaén. XIII Congreso AEDEAN (Universidad de Tarragona, 1989).  Se expuso aquí la aplicación de algunos conceptos narratológicos, mostrando su utilidad para la comprensión de estructuras textuales, a la vez que se distinguía el análisis narratológico de la crítica literaria, para la cual es un instrumento.


• “Narratology and Rhetoric: Scientific Terminology?” Comunicación presentada en el seminario Susanne
Hübner,”Terminología de Uso Común en las Ciencias del Lenguaje, Crítica Literaria y Estudios Socio-Culturales”, organizado por el Departamento de filología Inglesa y Alemana de la Universidad de Zaragoza, del 30 de enero al 1 de febrero de 1991.
    Exponíamos, sobre una base metodológica remitente a T. S. Kuhn y H. G. Gadamer, si bien en última instancia de base peirceana, una teoría sobre el papel de la terminología y la construcción de modelos en las humanidades, en contraposición a las ciencias “duras”. El acto crítico-interpretativo queda conceptualizado como una intervención discursiva históricamente situada y como un proceso de mediación/traducción cultural, una postura en sustancia idéntica a la recientemente propuesta por Roger Sell en Literature as Communication: The Foundations of Mediating Criticism (2000), si bien nuestro énfasis recaía sobre la construcción de modelos teóricos antes que sobre la crítica aplicada. Concluíamos que el uso de vocabulario especializado y tecnicismos en el análisis de textos no puede conducir a un conocimiento definido y estable de los mismos, sino que de por sí vuelve más complejo el fenómeno estudiado y lleva a la aparición de nuevos problemas interpretativos.


• “La metafísica del postmodernismo.” Mesa redonda en el panel “Critical Theory”. Moderadora: Susana Onega. Con Francisco Collado y María Jesús Martínez. XXIV Congreso de AEDEAN (Ciudad Real, Universidad de Castilla-La Mancha, diciembre 2000).
Incluimos en el cap. 4 los puntos principales de nuestra intervención en dicho debate.


• “El lugar de la ética en la teoría literaria contemporánea.” Mesa redonda en el panel “Critical Theory”. Moderadora: Esther Sánchez-Pardo. Con Beatriz Penas y David Walton. XXV Congreso AEDEAN (Granada, 13-15 diciembre 2001).
Incluimos en el cap. 4 los puntos principales de nuestra intervención.


• “Using Resources for the Teaching and Research of Literature.” Taller en el marco del panel “Computers and Philology”, moderado por Andrew Monnickendam. XXV Congreso AEDEAN (Granada, 13-15 diciembre 2001). En este taller expusimos el trabajo realizado en torno a la Bibliography of Literary Theory and Criticism, su manejo práctico, las circunstancias prácticas que rodean en la actualidad la publicación de trabajos académicos en Internet, y el uso de algunas herramientas informáticas para valorar la recepción de los mismos por el público.


• “An Apocalypse of Total Communication: Utopian and Dystopian Perspectives in Star Maker and The Matrix.” Comunicación presentada al congreso Memory, Imagination, and Desire: IX Jornadas de Literatura y Cultura en Lengua Inglesa. (Departamento de Filología Inglesa y Alemana de la Universidad de Zaragoza, marzo de 2002). 

Este trabajo explora el uso de la reflexividad narrativa en su relación con las fantasías de la comunicación total en las obras mencionadas. Son fantasías que van ligadas al desarrollo en el siglo XX de nuevas modalidades comunicativas como la radio e Internet. Se estudia el papel de las modalidades reflexivas de la representación, la manera en que la narración que representa un proceso apocalíptico de comunicación total usa las características interactivas propias de su medio (la “realidad virtual” del cine en The Matrix, y la dualidad texto escrito espacializado / discurso narrativo temporalizado en el caso de Star Maker) para generar una experiencia de interacción comunicativa entre texto y receptor que refleja icónicamente el proceso de comunicación apocalíptica representado en el texto.

    Aparecerá próximamente una versión publicada en un volumen editado por Constanza del Río y Luis Miguel García Mainar en la serie Anglistische Forschungen de la editorial Carl Winter (Heidelberg).


• “Overhearing Narrative.” Ponencia presentada por invitación al VI Congreso de la European Society for the Study of English (ESSE), panel “Narratology” (Estrasburgo, 30 agosto-2 sept. 2002). Publicación prevista en el vol. 1 de la colección “Narratologia”, ed. Wolf Schmid, John Pier y Jannis Fotidis. Berlin: de Gruyter (en preparación).

    Exponemos una teoría sobre distintos niveles de recepción en la narración, así como sobre la representación textual de algunos de ellos, sobre la base de la teoría de la interacción desarrollada por Goffman en Forms of Talk  y por Alan Bell en “Language Style as Audience Design”. Se buscan en las modalidades básicas de la participación comunicativa descritas allí las raíces de las modalidades de interacción crítica (“resisting reading”, hermenéutica de la sospecha, o bien “intended reading”) y de conceptos frecuentes en narratología (“unreliable narrator”, “narratee”), contribuyendo así una vez más a tender puentes conceptuales entre narratología, crítica y pragmática comunicativa.


• “Tematización retroactiva, interacción e interpretación: La espiral hermenéutica de Schleiermacher a Goffman” Comunicación presentada en el XXVI Congreso AEDEAN (Santiago de Compostela, diciembre de 2002).

    Esta comunicación presenta una versión preliminar del trabajo que se encuentra más abajo, en el que apuntamos los elementos comunes entre la hermenéutica de Schleiermacher y la teoría interactiva de Goffman. Enfatizamos, siguiendo las conclusiones a que lleva la metodología expuesta, la estructura interaccional de la crítica interpretativa, que interviene retroactivamente sobre los textos para elaborar lingüísticamente una formulación de estructuras temáticas que descansan sobre la interpretación de relaciones entre elementos codificados y no codificados del texto sólo perceptibles a posteriori. Se enfatiza, por tanto, la relevancia de los procesos de recepción efectiva, de la interacción comunicativa  y de la perspectiva temporal para la determinación del significado.


    Los trabajos más recientemente elaborados se enmarcan en el proyecto “Narración, Interacción e Interpretación”, en la que vamos a seguir trabajando en el futuro  (...).


Más publicaciones


Miércoles 4 de febrero de 2009

Room at the Top

egolatry

Carta enviada hoy a los

Estimados compañeros de Ibercampus:
Os acabo de enviar un artículo más para el blog. ¿Consideráis que sea especialmente deseable algún tipo de frecuencia, diaria, dos veces por semana, semanal? Es que escribo mucho. Otra cosa os querría sugerir: veo que los demás blogueros son de "baja frecuencia", pues pasan semanas o meses antes de que añadan un nuevo artículo. Aunque sea haciendo honor a lo de la "vanity", y aunque yo lleve poco tiempo, creo que sería buena idea que me pusiéseis a mí el primero, o poner allí el último blog actualizado, pues visualmente da la impresión si no de que no hay ninguna actualización en la columna de los blogs. Bloguísticamente hablando, lo último siempre va arriba. Yo os voy a enviar de modo regular un artículo o dos por semana, y eso ayudará a hacer más dinámica esta sección. ¡En cualquier caso, como os parezca oportuno!
Un saludo,
Jose Angel García Landa

Veo que en el Blog Ciudadano de Zaragoza, donde se agregan los blogs zaragozanos que allí se han registrado, han suprimido la sección de "los blogs más actualizados", donde una serie de cuentistas se habían colado a la primera página mandando cinco mil pings seguidos, bendita paciencia. Enhorabuena por suprimirla. Ahora sólo sale una lista de los blogs recién actualizados por orden, con lo cual ya figuro siempre en primera página, donde me corresponde en justicia.

Como penitencia, recordaré que según otras consideraciones no bloguísticas los primeros serán los últimos; y pondré este texto de Sir Thomas Browne sobre la modestia
(Christian Morals, § 34) —donde sin embargo nos acaba diciendo que, aunque sea en nuestro fuero interno, ninguno nos libramos de la vanidad y el autobombo.

Since virtuous actions have their own Trumpets, and without any noise from thy self will have their resound abroad; busy not thy best Member in the Encomium of thy self. Praise is a debt we owe unto the Virtues of others, and due unto our own from all, whom Malice hath not made Mutes, or Envy struck Dumb. Fall not however into the common prevaricating way of self commendation and boasting, by denoting the imperfections of others. He who discommendeth others obliquely commendeth himself. He who whispers their infirmities proclaims his own Exemption from them; and consequently says, I am not as this Publican, or Hic Niger, whom I talk of. Open ostentation and loud vain-glory is more tolerable than this obliquity, as but containing some Froath, no Ink, as but consisting of a personal piece of folly, nor complicated with uncharitableness. Superfluously we seek a precarious applause abroad: every good Man hath his plaudite within himself; and though his Tongue be silent, is not without loud Cymbals in his Breast. Conscience will become his Panegyrist, and never forget to crown and extol him unto himself.

lo esencial al parecer es que no se enteren los demás.



____________

(Rooms at the top...)

En la reunión de comunidad de propietarios de Joaquín Costa 12 (Zaragoza) de fecha 4 de febrero de 2009,  los propietarios Beatriz Penas y José Angel García Landa exponemos lo siguiente sobre el asunto de los trasteros de la finca:

- Al parecer existen ambigüedad sobre el status de estos trasteros, ya que la mayoría no se hallan escriturados. Sería conveniente que este asunto se dilucidase, y que el Administrador comunicase a los propietarios de la comunidad de quién es exactamente la titularidad de cada trastero según las escrituras de la finca u otras.

- Sea cual sea la titularidad legal de los trasteros, resulta contradictorio que los propietarios que disfrutan de trastero y los que no disfrutan de él vengan pagando desde hace años exactamente la misma cuota de comunidad, cuestión ésta sobre la que hemos llamado la atención repetidas veces.

- Ante la situación diversa en la que se encuentran los propietarios de la finca sobre esta cuestión, y encontrándonos nosotros en la peor de las situaciones (dado que pagamos la cuota máxima de la propiedad, y no disfrutamos de ningún trastero en la finca), solicitamos que la comunidad estudie alguna de estas posibles soluciones a esta situación que nos perjudica. Queremos señalar que ya hemos contribuido durante varios años con una cuota desigual con unos gastos de los que ya se ha venido beneficiando la comunidad.

1) En caso de que los trasteros sean propiedad común de la finca, y que por tradición hayan venido siendo disfrutados por determinados propietarios, podría contemplarse un turno para que otros propietarios pasasen a disfrutarlos.
2) Si esto no se considera adecuado, podría por lo menos redistribuirse el espacio para que podamos disfrutar todos los propietarios algún espacio a partir de ahora.
3) Si tampoco esto se considera conveniente, debería contemplarse que los propietarios que se han venido beneficiando de este espacio común sin ser sus titulares deberían en adelante pagar alquiler a la comunidad por el uso de este espacio.
4) Otra solución podría ser llegar a un entendimiento reduciendo la cuota de comunidad proporcionalmente para aquellos propietarios que no disfruten de trastero. En este caso nuestra propuesta sería que se nos rebajase la cuota de la comunidad y el reparto de derramas en un  18%.
5) Todavía otra solución sería que la comunidad adecentase espacios para nuevos trasteros en el sótano, equivalentes a los de la planta superior. Como hay que tener en cuenta la mayor incomodidad de los accesos al sótano, y teniendo en cuenta que llevamos muchos años privados de trastero, solicitaríamos que se resorteasen los espacios comunes.
3) Si se demuestra la titularidad por escritura de los trasteros de la última planta, podrían recalcularse los enteros de una manera matemáticamente coherente: pues no es aceptable que existan sólo para disfrutarlos y no para contribuir a los gastos de la comunidad. O ellos tienen enteros de menos escriturados, o nosotros tenemos de más.

Solicitamos que se tengan en cuenta estas posibilidades y se llegue a un acuerdo en la reunión para alcanzar una solución equitativa para todos los propietarios. Solicitamos también que se anexe este escrito al acta de la reunión.

Zaragoza, a 4 de febrero de 2009

Gris funcionario, self-publishing


El cáncer—un cáncer

Demasiado nos estamos dando cuenta, y siempre es demasiado poco. Nos pasan esta información de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Zaragoza:

4 de Febrero. Día Internacional contra el Cáncer.-

Se estima que más del 40% de todos los cánceres se pueden prevenir. Sin embargo, el pronunciado aumento de algunos factores de riesgo, como el consumo de tabaco, la obesidad, la exposición solar y de exposición ocupacional (agentes físicos, químicos y biológicos), está contribuyendo a aumentar la incidencia de la enfermedad. Las rápidas transformaciones del entorno mundial, consecuencia de la globalización de los mercados y de la urbanización, están propiciando un aumento del consumo de alimentos elaborados ricos en grasas, azúcar y sal, así como de productos de tabaco; un menor consumo de frutas y verduras; y un estilo de vida más sedentario. El resultado es que la carga (incidencia) de cáncer y de otras enfermedades crónicas está aumentando. Otros factores de riesgo prevenibles son muchos carcinógenos ambientales y las infecciones que causan el virus de la hepatitis B y el papilomavirus humano.

Por otra parte, la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud brinda un marco multisectorial para reducir los factores de riesgo más importantes del cáncer y de otras enfermedades crónicas. El Programa de Seguridad de las Sustancias Químicas es una red mundial dirigida por la OMS cuyo objetivo es reducir la exposición a los productos carcinógenos, y los programas de inmunización contra la hepatitis forman parte de las estrategias mundiales de la OMS en materia de inmunización.

La Organización Mundial de la Salud propugna un enfoque integrado de la prevención, el tratamiento y la atención para las principales enfermedades crónicas. Es necesario aplicar enfoques integrados que combinen la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer con las correspondientes medidas para las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y otras enfermedades crónicas, dado que muchas de esas dolencias comparten factores de riesgo comunes (tabaquismo, dietas malsanas e inactividad física) y requieren respuestas similares del sistema de salud.

El pasado día 2/2/2009, la Sociedad Española de Oncología (SEOM) presentó su informe del Cáncer en España 2009, señalando que el cáncer sigue siendo la principal causa de muerte en España. Enfermedad que sufrirán uno de cada tres españoles y una de cada cuatro españolas. Por tumores, el más habitual es el cáncer colorrectal, seguido del de mama y pulmón. Actualmente hay 1.5 españoles/as que tienen o han tenido cáncer.

El envejecimiento de la población y la mayor supervivencia de los enfermos gracias a un diagnóstico precoz y a tratamientos más efectivos han supuesto un aumento importante de pacientes con cáncer.  Pero aunque cada año aumenta su incidencia, también disminuye su mortalidad.

Desde la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, en cumplimiento de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, y su normativa de desarrollo, y en especial su artículo 22, Vigilancia de la Salud, se recuerda que este día debe servir para concienciarnos todos de lo importante que es una buena alimentación, y que una actividad física adecuada tanto en el trabajo como en la vida familiar y un control del consumo de tabaco, puede beneficiar nuestra salud.

De todo esto puedo decir en mi descargo que no fumo.

La pinta calva



No mola el estatuto del PDI

No mola el estatuto del Personal Docente e Investigador de las Universiades que está negociando (o no negociando) el Ministerio de Ciencia e Innovación con los sindicatos. Estos nos han hecho llegar la propuesta unánime que sigue—sin por el momento anunciar medidas de presión.

comunicado pdi





Los profesores sobramos en la Universidad




Mil fotos

mil fotos




Con esta fotografía (y otra remesa que acabo de colgar) acabo de superar las mil fotos en mi fotoblog de flickr.
Hoja y lluvia
Y creo que debo batir ahí también algún otro tipo de récord: mayor número de fotos (y puestos a presumir mayor calidad) por menor número de comentarios—pues nadie me ha dicho ni que le gustan ni que no, aunque mis fans a veces me dicen en persona que sí que les gustan. Pero de los comentarios nadie ha hecho uso, ni he creado comunidad ni nada parecido, snif.

Bueno, me queda el consuelo de que esta foto de clásica simplicidad, si la hubiera hecho Mapplethorpe o Cartier-Bresson o cualquier otro de esos, estarían los críticos con la baba colgando, y les habría presentado el artista una factura de mil dólares como prueba de que era algo especial. Modestia aparte, como siempre. Pero yo se la regalo a quien la quiera, y así funciona el mundo; es sólo una hoja seca.

... o no: pues también es una demostración práctica de la teoría interaccionalista-simbólica del significado: el sentido y valor de los objetos semióticos no está en ellos, en absoluto, sino en la nube de discurso y ruido social que se genera en torno a ellos, y que a ellos se adhiere. Así, las fotos no sólo representan lo que en ellas aparece, sino lo que sobre ellas se va diciendo. Sirva esta hoja de emblema de esta teoría.






Flickr Profile






















Martes 3 de febrero de 2009

Promoviendo Academia

Mensaje enviado hoy a la lista de distribución de AEDEAN:

Estimados compañeros:

Desearía llamar la atención sobre una interesante herramienta que ha aparecido recientemente que permite establecer y mantener redes de contactos entre investigadores o docentes universitarios con intereses semejantes. Se llama Academia.edu:

http://www.academia.edu

Es una red social tipo Facebook (y que de hecho tiene una conexión directa a Facebook) pero que está pensada específicamente para universitarios. Es gratuita por supuesto, y es facilísimo registrarse, localizando la propia universidad, añadiendo el departamento si no está ya, y creando con un clic la propia página. Se pueden subir archivos para compartir con gran facilidad, intercambiar publicaciones, establecer contactos para estar al día, recibir noticias de actualizaciones organizadas por temas y áreas de interés... en suma, me parece un instrumento que permite utilizar de modo muy ventajoso las posibilidades de la red que os animo a visitar, pues está aún infrautilizado—y disculpas para quienes sea redundante este mensaje.

Un saludo muy cordial,

Jose Angel García Landa
Universidad de Zaragoza
http://unizar.academia.edu/JoséAngelGarcíaLanda

(Hasta ahora muy baja es la implantación de esta Academia... veremos si cuaja o no. He dado un repaso a las universidades españolas y algunas inglesas y americanas, y está la cosa en la primera fase todavía—si no es la última. A mis colegas dudo que los vaya a interesar yo por esta cuestión).

La Academia y los blogs



Lunes 2 de febrero de 2009

Valkiria

Película histórica con Tom Cruise en el papel del oficial alemán Claus von Stauffenberg que, parche al ojo, prepara un atentado con bomba contra Hitler—un atentado fallido al salir Hitler prácticamente ileso de la explosión. Stauffenberg y sus aliados pretendían utilizar para hacerse con el poder un plan de emergencia por el cual el ejército tomaría el mando—la operación Valkiria—utilizarían así los instrumentos del régimen contra sí mismo, y pactarían luego una paz con los aliados. Fueron todos fusilados (o ahorcados lentamente), pero hay quien dice que salvaron el honor de Alemania... Aunque eso es discutible, visto que para muchos alemanes son culpables de alta traición durante la segunda mitad del siglo XX. Que manda huevos, Alemania. Tardaron años en reconocerle la pensión a la viuda de Stauffenberg, en la nueva Alemania tras la guerra, y muchos opositores al régimen nazi fueron ignorados o despreciados toda su vida.

Películas sobre este tema había ya varias. Ya hice una reseña de lo que podríamos llamar la predecesora inmediata, la película original alemana de este remake, Stauffenberg u Operación Walkiria, o sea que procuraré evitar repetirme. En muchos puntos sigue a la historia, y a la película anterior con Sebastian Koch muy de cerca. En otros hay interesantes divergencias.

Esta versión de Hollywood es más estilo Hollywood, mientras que la europea era (creo que no sorprenderá a nadie) más tipo cine europeo. Siendo de Tom Cruise, es esperable que la crítica le zurre al remake sin piedad, como hacen en Salon o en Village Voice (así dice Robert Wilonsky de Valkyrie que la película, "Like the operation itself, it's a good idea—just not well-executed"). Como película de intriga y acción, el ritmo de la de Cruise es más trepidante, y está muy bien llevada la creación de suspense (y, teniendo en cuenta que sabemos no sólo cómo acaba, sino cómo se desarrolla punto por punto, es una obra de arte lograr esto).  Y la actuación de Cruise está muy medida, para nada tan chulonazi como esperaba yo—los fallos de exceso de arrojo suicida vienen del guión, como cuando le anuncia a un subordinado al que acaba de conocer que "voy a cometer alta traición, y espero que te apuntes". En general, bastante mejor que eso va la cosa. Valkyrie

Peor está la película hollywoodiense cuando decide heroificar a su héroe un poquito más todavía que la alemana, alejar posibles antipatías para fomentar la identificación. Así, no vemos que Stauffenberg fuese un imperialista militarista antidemócrata, lo que podría alienarnos al personaje; sólo se insinúa esto con los motivos aducidos para sus acciones, más de honor patriótico y militar que de naturaleza humanista o humanitaria.

También hace más romántico su personaje la película de Cruise a la hora del trato de Stauffenberg con su familia: mientras que en la película alemana hay fuertes tensiones y su esposa le reprochaba a Stauffenberg su actitud, como una traición a su familia (al ponerse a él y a ellos en peligro de muerte y deshonra pública), aquí la esposa de Stauffenberg es toda comprensión y abnegación, una mujer que no entra en política pero que no cuestiona las opciones de su marido. Puede que de todo hubiese un poco en la historia... aunque estas cosas de familia no salen a la luz con claridad, y se prestan a interpretaciones.

Otra cuestión es que si bien a muchos conspiradores les repugnaban los crímenes nazis, y eran un motivo de su rebelión, otros estaban más preocupados por el honor de Alemania, y era intención de los conspiradores pactar con los aliados que nos se juzgase a ningún alemán por crímenes de guerra—cosa que aquí no se menciona.

Estos detalles cuestionables del enfoque dado al personaje de Stauffenberg muestran que la película alemana es en general más compleja y realista en sus actitudes y en el retrato que da del personaje y su ambiente—la de Synger más de buenos y malos, la alemana más comprometida con la complejidad del asunto, que les toca de cerca.

Pero no desmerece la película de Singer en el aspecto caracteriológico, gracias a muchas excelentes actuaciones, por mucho que ladre la crítica. Está muy bien Tom Cruise, y también está muy bien su maquillador y amputador por cierto, según esperábamos. Está genial Bill Nighy dándole un toque temblón e indeciso a Olbricht, y Terence Stamp como un intenso y serenamente desesperado Beck, ambos dos jefes del complot; y también clava el papel Goebbels, digo, Harvey Friedman—es que deberían arrestar a este actor y juzgarlo por los crímenes de Goebbels. Muy bien muy bien Tom Wilkinson y su papel, el del ambiguo y vilmente oportunista general Fromm,  que ni se sabe ni quiere que se sepa si está a favor o en contra, según convenga—más de estos debería haber en la película, porque sin duda los hubo en la realidad: a patadas. Es la clave de la supervivencia en estas situaciones terroríficas, donde hay que tomar postura en una elección de vida o muerte. Que nos veamos libres de ellas.

Termina torpemente la película con unos títulos de crédito explicativos de cómo hubo 700 detenidos y 200 ejecuciones tras el fallo del plan Valkiria. Podrían mejor habernos mostrado alguna escena de la Alemania de postguerra despreciando el gesto de Stauffenberg y sus compañeros, y manteniendo contra ellos la acusación de alta traición.

Alta traición a la canalla, claro—que la hay bajo Hitler y también la hay sin Hitler.

El libro negro



Tiny URL

TinyURL was created!

The following URL:

    http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/bibliography.html

has a length of 79 characters and resulted in the following TinyURL which has a length of 30 characters:

    http://tinyurl.com/garcialanda
   

The following URL:

    http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/blog.html

has a length of 71 characters and resulted in the following TinyURL which has a length of 30 characters:

    http://tinyurl.com/blogdenotas

Hipertextualización total automatizada


Estreno Vimeo

Como no sabemos si peta YouTube o no, estreno nuevo canal en Vimeo: http://vimeo.com/joseangel
(o bien http://vimeo.com/joseangelgl). Fácil, ¿no? Y lo estrenamos con la enésima versión de Abandoned Love, que a ver qué tal se inserta aquí:



Abandoned Love from Jose Angel García Landa on Vimeo.

Lo que es la última versión que puse en YouTube yo no la veo. Me dicen que será porque soy de Telefónica... que pronto dejaré de serlo a este paso. Pero es que también Google se colgó este fin de semana. No, si al final petará Occidente, y nosotros tocando la lira...

One more time at midnight near the wall


Microblog de enero

31 ene 09, 22:08
JoseAngel: Denis Dutton: The Artistic Animal http://bloggingheads.tv/diavlogs/17452
31 ene 09, 16:39
JoseAngel: A consumir.
31 ene 09, 15:52
JoseAngel: Día lluvioso, pero día de cobrar. Paseamos con Oscar por la calle San Miguel y le compramos un libro de dragones.
30 ene 09, 12:03
JoseAngel: Más artículos en ACADEMIA: http://unizar.academia.edu/Jos%C3%A9AngelGarc%C3%ADaLanda/Papers
30 ene 09, 11:22
JoseAngel: Reseña de Giambattista Vico, THE ART OF RHETORIC http://zaguan.unizar.es/record/1984
30 ene 09, 10:39
JoseAngel: Conclusión de Ivo: "Tío Oscar es el antónimo de serio. Cosquilleitor... guasa..."
30 ene 09, 00:46
JoseAngel: Ya somos tres millones.
29 ene 09, 23:01
JoseAngel: Review of Recent Trends in Narratological Research http://zaguan.unizar.es/record/1976
29 ene 09, 22:40
JoseAngel: Ya ha vuelto Beatriz con bien.
29 ene 09, 18:50
JoseAngel: y me diga si el video principal se ve y se oye o no. Yo no lo veo, y esto es un misterio.
29 ene 09, 18:50
JoseAngel: A ver, por favor, alguien que vaya a http://es.youtube.com/user/JoseAngelGL
29 ene 09, 16:51
JoseAngel: Más fotos en Flickr http://www.flickr.com/photos/garciala/
29 ene 09, 16:29
JoseAngel: Y Beatriz se ha ido a un entierro de un tío suyo a Logroño.
29 ene 09, 16:29
JoseAngel: Oscar y Eva que han estado aquí unos días se suben a Biescas, de camino estarán.
29 ene 09, 16:28
JoseAngel: De repente nos quedamos solos.
29 ene 09, 00:01
JoseAngel: ... igual al final se han ido colando dentro.
29 ene 09, 00:01
JoseAngel: Pero si tenía entendido que había flautas, quizá, pero los perros no estaban incluidos...
28 ene 09, 17:10
Heidi Metal: Yo creo que hasta van a aparecer nuevas especies entre las pulgas y los piojos del inter a este paso...
28 ene 09, 17:09
JoseAngel: Ya he visto que se extiende la Revolución, Fer, jaja!
JoseAngel: Irène Némirovsky, SUITE FRANÇAISE: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/irene-nemirovsky-suite
28 ene 09, 14:04
fer: Se empieza a hablar de piojos, pulgas y sarna en el Inter. Be careful!
27 ene 09, 21:55
JoseAngel: Firma contra las lapidaciones en Irán: http://web.es.amnesty.org/iran-lapidaciones/
25 ene 09, 20:24
JoseAngel: Paralelismos traumáticos de Sánchez Dragó... http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/paralelismos-traumaticos
25 ene 09, 01:13
JoseAngel: No tendremos base de la OTAN en Zaragoza. Menos mal...
24 ene 09, 12:07
JoseAngel: "The Enthusiastick Fit": http://zaguan.unizar.es/record/1962
23 ene 09, 14:45
JoseAngel: Beca FPU para estudiar representaciones femeninas: http://web.micinn.es/contenido.asp?menu1=1&menu2=&menu3=&dir=03_Plan_IDI/00-LIAs/00@LIARRHH/00-Formacion/00-FPI/001Con09
23 ene 09, 11:47
JoseAngel: Experimentos con animales: http://es.youtube.com/watch?v=V2lA7Oyv864
23 ene 09, 09:20
JoseAngel: Crítica acrítica, crítica crítica en MiLiteraturas: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/critica-acritica-critica
22 ene 09, 18:34
JoseAngel: Alegaciones de mi Facultad al mapa de titulaciones: http://fyl.unizar.es/acuerdos_2008.htm
22 ene 09, 17:16
JoseAngel: Informe sobre la Universidad española: http://fernand0.blogalia.com/historias/61559
21 ene 09, 09:25
JoseAngel: Allí reconduce lo que en tiempos fue el blog de George Bush.
21 ene 09, 09:25
JoseAngel: En qué estado está el Partido Republicano, o su blog: http://www.gop.com/blog/
20 ene 09, 23:30
JoseAngel: Será para que no le acusen de tener toda su imagen calculada al milímetro.
20 ene 09, 23:30
JoseAngel: Obama se trabuca durante el juramento, jeje....
20 ene 09, 23:24
JoseAngel: DARWIN'S CONTRIBUTION: http://www.babelsdawn.com/babels_dawn/2009/01/darwins-contribution.html?cid=145662658#comments
20 ene 09, 11:21
JoseAngel: Carta de Obama a sus hijas: http://www.parade.com/export/sites/default/news/2009/01/barack-obama-letter-to-my-daughters.html
19 ene 09, 16:18
JoseAngel: Abierto plazo de alegaciones al máster de Profesor de Secundaria en Zaragoza: http://wzar.unizar.es/servicios/POPs/infor/profeSecun.pdf
19 ene 09, 13:00
JoseAngel: Podcasts sobre redes sociales http://cerrodelaslombardas.blogspot.com/2009/01/redes-sociales-y-educacin-podcasts.html
19 ene 09, 12:45
JoseAngel: Contra Facebook: http://www.guardian.co.uk/technology/2008/jan/14/facebook
19 ene 09, 04:01
JoseAngel: Lo que le faltaba ya.
19 ene 09, 04:01
JoseAngel: Lapsus oído en Radio Nacional: "BAGDAD Obama"
18 ene 09, 23:21
JoseAngel: preciosas fotos de Irán: http://www.irandefence.net/showthread.php?t=8550
18 ene 09, 20:25
JoseAngel: Podéis ver también las de Juan Tarancón, otro colega con flickr http://www.flickr.com/photos/juantarancon/page1/
18 ene 09, 20:24
JoseAngel: Colgada última remesa de fotos en Flickr: http://www.flickr.com/photos/garciala/
18 ene 09, 12:44
JoseAngel: nos vamos a ver a sesión golfa "Bienvenidos al Norte" - flojilla.
17 ene 09, 20:52
JoseAngel: Hoy ha habido partido de baloncesto con Ivo. Y tenemos visita de su amigo Vinicio.
17 ene 09, 20:51
JoseAngel: "Miserias de la guerra" de Baroja en MILITERATURAS http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/pio-baroja-miserias-de-la
17 ene 09, 09:03
JoseAngel: Ya pasan de 10.000 los IBSNs http://ibsn.org/
16 ene 09, 14:29
JoseAngel: Buscando por la red de Brown University... http://dl.lib.brown.edu/theses/theses.php
16 ene 09, 11:34
JoseAngel: Visto en fernand0 http://fernand0.blogalia.com/historias/61496#529984
16 ene 09, 11:29
JoseAngel: Sigue la ley contradictoria con los blogs: Ni ISBN, ni ISSN. Nos queda el IBSN: http://www.iurismatica.com/blog/el-isbn-y-los-blogs/
16 ene 09, 00:17
JoseAngel: Buenas noches.
16 ene 09, 00:09
JoseAngel: El presidente del Deutsche Bank sufre un colapso cerebral tras anunciar las pérdidas multimillonarias del banco: http://www.lavanguardia.es/economia/noticias/20090115/53619440640/el-presidente-de-deut
15 ene 09, 16:47
JoseAngel: Convocatoria de Becas Fulbright-Schuman, para estudio de relaciones USA-Europa.
15 ene 09, 16:30
JoseAngel: Y seguimos regalando la revista MISCELÁNEA de Filología Inglesa, para quien la quiera.
15 ene 09, 16:29
JoseAngel: ¿Algún licenciado en Filología Alemana por ahí? Hay contrato por urgencia en mi departamento.
14 ene 09, 11:13
JoseAngel: Llego al pie de una top ten list: http://papers.ssrn.com/sol3/topten/topTenResults.cfm?groupingId=1121187&netorjrnl=jrnl
12 ene 09, 16:19
JoseAngel: Beca FPI para estudiar Shakespeare en la Universidad de Murcia
12 ene 09, 12:35
JoseAngel: McEwan, SATURDAY: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/ian-mcewan-saturday
12 ene 09, 11:25
JoseAngel: Shakespeare Blog de hoy. http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/shak.html
11 ene 09, 19:42
JoseAngel: Más fotos en FlickR http://www.flickr.com/photos/garciala/
10 ene 09, 11:27
JoseAngel: Os recomiendo escuchar a Sol Skugga: http://www.solskugga.com/
9 ene 09, 11:59
JoseAngel: El VERGONZOSO Tribunal Constitucional: http://www.arcadiespada.es/2009/01/07/6-de-enero-2/
8 ene 09, 20:51
JoseAngel: Me he pedido un blog en Ibercampus.
8 ene 09, 18:32
JoseAngel: Vuelvo a escribir sobre mi doble.
8 ene 09, 18:32
JoseAngel: La página de otro José Angel García: http://www.joseangelgarcia.es/
8 ene 09, 13:11
JoseAngel: Hemingway frívolo en MiLiteraturas: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/hemingway-frivolo
8 ene 09, 00:18
JoseAngel: "A Longitudinal Content Analysis of Weblogs." http://indiana.academia.edu/LoisScheidt/Books/79327/Blogging--citizenship-and-the-future-of-media
8 ene 09, 00:17
JoseAngel: Pasemos a otra cosa.
7 ene 09, 21:45
JoseAngel: La gente es imbécil.
7 ene 09, 15:42
JoseAngel: El timo del siniestro Carlos Castaneda: http://www.salon.com/books/feature/2007/04/12/castaneda/
7 ene 09, 14:10
JoseAngel: Los mejores artículos de antropología de 2008: http://neuroanthropology.net/2009/01/01/the-best-of-anthro-2008-prizes/
7 ene 09, 12:15
JoseAngel: Concurso de mutantes: http://www.urbi-orbi.net/2008/10/a-bizarre-ritual/
7 ene 09, 11:26
JoseAngel: He puesto un ejercicio de vocabulario y ortografía inglesa en EL CURSO DE BLOGS QUE ICE: http://enelice.blogspot.com/
7 ene 09, 10:46
JoseAngel: A estas alturas aún exigiendo a las mujeres que lleven faldas. Qué país, por dios... A ver si aprenden.
7 ene 09, 01:24
JoseAngel: http://es.youtube.com/watch?v=Vb3IMTJjzfo
7 ene 09, 01:23
JoseAngel: Throw the Jew Down the Well:
6 ene 09, 20:53
JoseAngel: A published photographer: http://www.flickr.com/messages_read.gne?id=72157611649316335
5 ene 09, 22:57
JoseAngel: Culturas machistas: http://cronicasbarbaras.blogs.com/crnicas_brbaras/2009/01/culturas-machistas.html#comments
5 ene 09, 22:51
JoseAngel: Los mejores vídeos científicos de 2008: http://es.youtube.com/watch?v=6uDnmhKejqU
5 ene 09, 22:15
JoseAngel: Telepatía digital. Como en André Maurois, casi: http://philnelson.name/2008/03/13/radiotelepathy-talking-without-talking/
5 ene 09, 01:36
JoseAngel: Otra EVA GARCIA LANDA... http://ru-ru.facebook.com/people/Eva-Garcia-Landa/840697935
5 ene 09, 00:37
JoseAngel: Vuelve el universo eterno... que siempre nos ha gustado más que esa historia bíblica del Big Bang: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=8571
5 ene 09, 00:36
JoseAngel: La Universidad de Zaragoza, la PEOR FINANCIADA: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=8588
4 ene 09, 15:32
JoseAngel: Hoy me paseo al sol por Biescas: con mi padre por la Tornagua, con Bea y los nenes al lado del Gállego.


Chatterbox atrasado



Domingo 1 de febrero de 2009

Miracle on 34th Street

Es una película de Santa Claus, o dos. Como en Polar Express, se plantean estas películas en términos sentimentales la necesidad de mantener la ilusión en la vida, encarnada aquí (en las tres) en la cuestión de si existe o no Santa Claus. La negacionista de Santa Claus, la madre que le quita la ilusión a su niña, al final recibe una educación sentimental, y entra en el matrimonio y acepta la fe en la vida, abandonando su soltería resentida. Bueno, suponemos que se casa con el buen abogado, aunque en las películas no consta fehacientemente el matrimonio—en la segunda sí que han pasado la noche juntos haciendo un niño, un hermanito que quería la pequeña de regalo de navidad. Ni una ni otra dejan explícita la cuestión de si el buen anciano de barba blanca, Kris(s) Kringle, que trabaja de Santa Claus en unos grandes almacenes, es o no es realmente Santa Claus (es decir, si está chiflado o no). La lección, claro, es que no importa, mientras se mantenga la ilusión.

Como dice Roger Ebert, el remake llega a un mundo más desengañado, aunque intenta mantener el espíritu navideño just the same. Se nota el mayor desengaño en que, como sucede en Polar Express, hay un paso adelante en la autoconsciencia de lo que se está proponiendo. En la película de 1994 de Miracle on 34th Street hay un cambio significativo en la escena del jucio en el que se intenta determinar si Kringle está loco o no. Ahora se establece un paralelismo explícito entre dos buenos ancianos de barba blanca: Santa Claus, y Dios.  El descreimiento de la madre tiene ahora tintes más claros (si bien nunca explícitos) de ateísmo militante—y el final de la película es por tanto el "triunfo" de la fe sobre el descreimiento, y todos salen diciendo que "creen" por apoyar al Santa Claus convertido ahora en una causa mediática popular. En este remake, el buen abogado (de quien sospecho que creer en Santa Claus no cree pero se lo va a callar) apela explícitamente al lema de los Estados Unidos, "In God we Trust", el de los billetes, para establecer la analogía de que a veces es necesario creer sin pruebas—que hasta el Estado de derecho lo hace, de modo oficial.

Pequeño problema. La película desconstruye, queriendo o sin querer, la misma fe e ilusión que supuestamente pretende potenciar. Igualando a Dios y a Santa Claus (en cuanto a su posición en la economía moral del ser humano) se coloca en una posición ambigua: viene a decir que al igual que es bueno que los niños crean en Santa Claus—o los Reyes Magos—que para el mundo adulto es una ficción colectivamente mantenida, de igual manera es moral y políticamente conveniente mantener la ficción de la existencia de Dios, que como todo el mundo sabe... bueno, ¿qué es lo que sabe todo el mundo, realmente? La película es una inteligente y conservadora película sobre la fe religiosa diseñada por no creyentes—por no creyentes que consideran oportuno exponer de este modo el problema de la no creencia, y que (como Maquiavelos benevolentes) se sitúan en una metaposición más allá de los adultos, diciéndonos que hay verdades que quizá no convenga que el pueblo no conozca—incluyéndose ellos en el pueblo—y que Dios, la religión (y hasta quizá el Estado de Derecho y el valor del dinero y el sistema financiero) son ficciones útiles para engrasar la vida social. Que la manera más inteligente de encarar estos asuntos es con una especie de doublethink autoirónico. Y que mejor no plantear la cuestión de si es obligatorio que el Presidente de los Estados Unidos cree o ha de creer en Dios. Que crea en Dios por defecto o de puertas afuera, como todo buen ciudadano, y a correr.

Quizá sería más adecuado para mantener la fe que estas películas navideñas las hiciesen auténticos creyentes.

Suponiendo que los haya— ¿Porque existirán, digo yo?  Sí hay muchos que se indignan por lo del "autobús ateo" de Dawkins y demás, aunque podría ser una indignación de conveniencia. ¿Acaso ya todo el mundo (menos quizá los creyentes del Islam) cree en Dios como se cree en Santa Claus, y mejor sin examinar mucho la cuestión? ¿Acaso por lo que antes entendíamos por fe y creencia religiosa ahora hay que entender en ningún caso creencia como tal en sentido literal,  sino "una ficción pública colectivamente mantenida"?  Eso haría pensar esta película, entre tanto hou-hou-hou. Y Dawkins aún intentando subrayar las evidencias que la gente bien conoce, qué aguafiestas tan ingenuo...

Santa and God

... y yo sin enterarme de cuándo le hizo clic la cabeza al público en esta cuestión.

Miracle on 34th Street. Dir. Les Mayfield. Written by John Seaton and John Hughes, based on George Seaton's screenplay for the 1947 film and a story by Valentine Davies. Cast: Richard Attenborough, Elizabeth Perkins, Dylan McDermott, J. T. Walsh, James Remar, Mara Wilson, Robert Prosky. Music by Burce Broughton. Ed. Raja Gosnell. Prod. des. Doug Kraner. Photog. Julio Macat. Exec. prod. Wiliam Ryan, William S. Beasley. Prod. John Hughes. USA: Twentieth Century Fox, 1994. Spanish DVD: Milagro en la ciudad. Twentieth Century Fox Home Entertainment España, 2001.

Los Reyes y la mente modular






Misceláneas

Antes de los blogs, estuvieron las misceláneas... Del artículo "Miscelánea" en Wikipedia: La enciclopedia libre:

Se denomina con el nombre de miscelánea a un género literario perteneciente a la didáctica que se dio principalmente en el Renacimiento y en el Barroco en España, durante los siglos XVI y XVII. Constituye uno de los principales precedentes del ensayo o género ensayístico y consiste en una colección de materiales heterogéneos que sólo tienen entre sí en común el suscitar el interés del compilador y del público que presuntamente va a comprar la obra, mezclando la opinión, la instrucción y la diversión. Ello hizo de las misceláneas géneros sumamente populares.

Fueron traducidas y adaptadas a todas las lenguas y en ellas los escritores encontraban frecuentemente inspiración para obras mayores. En ellas podían encontrarse todo tipo de prosas, versos e incluso piezas dramáticas de la más variada procedencia, tanto culta como popular. La estructura de las misceláneas varia desde la forma dialogada a la colección de cartas o epístolas, la división por apartados temáticos o a la reunión de una serie de personajes que van divagando sobre temas propuestos por uno de ellos.

En el siglo XVI fueron especialmente leídas las Epístolas familiares de Fray Antonio de Guevara y la Silva de varia lección de Pedro o Pero Mexía, la Miscelánea de Luis Zapata, la Silva curiosa de Julián de Medrano, el Jardín de flores curiosas de Antonio de Torquemada, y, ya en el siglo XVII, Los cigarrales de Toledo de Tirso de Molina, las Cartas filológicas de Francisco Cascales, los Errores celebrados de Juan de Zabaleta, etc.

De las misceláneas clásicas, he disfrutado mucho releyéndome la Pseudodoxia Epidemica de Sir Thomas Browne. Y de las modernas ... en mi departamento dirigí varios años una revista, Miscelánea: A Journal of English and American Studies, que últimamente está de saldo. Por misceláneas y silvas varias, por muchas he pasado. De las más recientes, me gusta esta de Wellington Grey.

            Ensayando el blog





www.flickr.com

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

(también tengo el IBSN 0-000-0000-1

... nada menos)
 

Archivos:   2009-1  2008-12  2008-11   2008-10  2008-9  2008-8  2008-7 2008-6  2008-5  2008-4  2008-3   2008-2  2008-1  2007-12  2007-11 2007-10   2007-9   2007-8   2007-7   2007-6   2007-5   2007-4    2007-3   2007-2   2007-1    2006-12   2006-11 2006-10  2006-9   2006-8   2006-7   2006-6   2006-5   2006-4   2006-3   2006-2   2006-1   2005-3   2005-2   2005-1   2004  1995-2003