Vanity Fea: Blog de notas de José Ángel García Landa  (Biescas y Zaragoza) — Noviembre  2009marilyn


 
Powered by Rollyo
Esto no puede ir en serio

Aquí mi clon
para poner comentarios 
O bien comentarios no públicos a garcialanda@gmail.com o por SMS al 646 141 379
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas  Enlaces y blogs    Mi web    Indice Free counter and web stats Estadísticas
Música que viene:  You Were Meant for Me (Ute Lemper) - Y vuelve -   Thunder on the Mountain (Bob Dylan)  -  y vuelve Bésame así (Sergio y Estíbaliz)

BLOG DE HOY AQUÍ

Lunes 30 de noviembre de 2009

Censura en AEDEAN

Envié hace un par de días un mensaje a la lista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos, AEDEAN, sobre "prácticas mafiosas en la Universidad". Denunciando la conjura que se ha producido en mi departamento con el fin de certificar que mi investigación vale un CERO, y excluirme así del Máster.  Una cuestión que es mobbing pero de manual, sobre todo habida cuenta de los antecedentes. Pero como sucede en estos casos, muchos eligen tomar partido por los acosadores, sin examinar los datos.

Hay cruces frenéticos de llamadas, peticiones de socorro, manejo de hilos para controlar la situación: ¡ojo, que se nos desmanda uno! —A ver si entre todos lo atamos corto.  El administrador de la lista se desentendía de mi mensaje, diciendo que no hay "filtrado previo", o sea, que no hay censura. Aunque sugería que mi mensaje podía caer en la categoría de "spam"— concepto que me parece que no tiene muy centrado. Me ha parecido que la cuestión merecía un comentario y explicación adicionales, y he enviado este correo a la asociación... pero ya había empezado a actuar la censura, contra lo que acababa de decir el administrador. Maniobra ya sospechosísima de por sí....


Estimados compañeros de AEDEAN:

Como se echa de ver por el mensaje aclaratorio del administrador de la lista, hubo "algunas personas" alarmadas o indignadas por mi anterior mensaje sobre las prácticas mafiosas en mi departamento de la Universidad de Zaragoza. Es conocida la tesis de que los trapos sucios hay que lavarlos en casa; también se apreciarán fácilmente las limitaciones de esta tesis, según quién sea el responsable de la lavadora.

En mi comentario sobre la cuestión he dado datos, y he ofrecido pruebas. A eso se ha respondido con un telefonazo al administrador de la lista, con sorpresa de que éste sea un foro de discusión libre ---insuficientemente utilizado, eso sí--- en lugar de disfrutar de una censura previa al gusto de quienes así bareman. Otra respuesta más ilustrativa para todos podría ser que que los responsables del Máster de Zaragoza, y los de esta baremación, explicasen sus criterios de Calidad, y los razonamientos que les han permitido valorar en CERO puntos mi investigación en mi campo, contabilizando publicaciones según baremo. La política, impulsada por los Dres. Susana Onega, Francisco Collado, Celestino Deleyto e Ignacio Vázquez, es muy clara desde hace años: se intenta reservar el terreno (de estudios oficiales) exclusivamente a los miembros de los propios grupos de investigación. No creo que tengan ningún empacho en reconocerlo públicamente, pues lo vienen haciendo como su política declarada. Ahora bien, es un criterio excluyente ilegal que ha sido anulado repetidamente por el Rectorado y por los tribunales de justicia.

Faltando esa apoyatura legal, se ha optado por pasar a la falsificación de valoraciones: las publicaciones de quienes no pertenecen al equipo valen CERO---o dos, o lo que sea, en todo caso se cuidará de que, con un simulacro de criterio objetivo o ya sin simulacro alguno, queden por debajo de las de los miembros del equipo. Esto se ha llevado a cabo con un seguidismo vergonzoso por parte del consejo de mi departamento. Todo con el fin de reservar el máster como un coto cerrado para un grupito de apoyo mutuo, independientemente de los méritos o categoría académica del profesorado. En mi departamento, que yo sepa, es en el único en el que tras elegir las asignaturas los profesores por orden jerárquico, puede un profesor más "reciente" pedir la asignatura que ya ha solicitado otro profesor, y exigir la aplicación de un baremo---con la objetividad en la valoración que aquí se ha visto.

Así pues, aclaro que mi mensaje a la lista no es uno de los mensajes de "spam" a que alude el administrador, sino un mensaje de una persona que lleva más de veinte años inscrito en esta asociación, y que informa sobre unas cuestiones de cierta trascendencia, por irrelevante que sea mi caso particular. Unas cuestiones que atañen a nuestra profesión en la Universidad. Se trata de establecer quién tiene derecho a impartir la docencia oficial, y con qué criterios. De establecer (inventando la rueda) qué es un baremo, y qué es baremar, y dónde están los límites a la hora de poner cero por la vía rápida, para obtener el resultado deseado. Se trata de si se pueden conocer y detener las prácticas mafiosas. Y se trata también de saber si se pueden denunciar públicamente en esta lista, o si la denuncia de las prácticas mafiosas causa más escándalo que las prácticas mafiosas mismas. Mal síntoma sería.

Un saludo,

José Angel García Landa
Universidad de Zaragoza
http://firgoa.usc.es/drupal/node/44042


Este mensaje lo envío y lo reenvío, sin éxito. Así que le pido una aclaración al administrador de la lista, Javier Pérez Guerra, de la Universidad de Vigo, también sin éxito. No me contesta.


Estimado compañero:

Soy el autor del mensaje "controvertido" que dio lugar a tu aclaración como moderador en la lista de AEDEAN, recordando que no hay un filtrado previo de los mensajes---es decir, que los miembros de la asociación pueden hablar en la lista sin censura previa.

Envié un mensaje al hilo del anterior, comentando sobre esta cuestión de la libertad de opinión y la censura. No se ha distribuido, a pesar de que según decías la distribución de los mensajes es automática. Lo he reenviado, y tampoco esta vez se ha distribuido.

Antes de volver a intentarlo, quería llamar tu atención sobre esta circunstancia. Te ruego me aclares si se trata de un fallo técnico, o si por alguna razón ha habido un cambio hoy en el sistema de moderación de la lista, a consecuencia de estos mensajes. En este último caso, y si te parece oportuno, también te agradecería que me comunicases si has recibido presiones o instrucciones a este respecto por parte de la directiva de la asociación, o de otras instancias.

Un cordial saludo,

José Angel García Landa
Universidad de Zaragoza


Hay que recordar que el 16 de febrero pasado el administrador nos comunicaba, y cito, que "Tal y como fue acordado en su momento por la Junta Directiva, el sistema distribuirá los mensajes de los socios/as automáticamente, sin moderación alguna. Los mensajes recibidos desde direcciones no suscritas a la lista serán retenidos para su aprobación por el administrador, labor que se efectúa a diario." ¿Se estarán vulnerando por iniciativa propia los acuerdos de la junta directiva?

No lo sabemos. El administrador guarda silencio hiperprudente.  No me contesta ni por educación [PS - Corrección. Por la noche me llega un breve mensaje remitiéndose a la respuesta de la presidenta—]. La que sí responde es la presidenta de la asociación, a la que también han llegado los telefonazos correspondientes.  Hay que ver con qué vocación, y qué innecesariamente, se apunta este país a la censura. Esto dice la presidenta de AEDEAN, Socorro Suárez, de la Universidad de Oviedo:

Mensaje enviado a través de la lista de correo electrónico de AEDEAN ========

A todos los socios y socias de AEDEAN:

En relación al mensaje enviado por el profesor García Landa el pasado sábado, la Junta Directiva de AEDEAN manifiesta su total desacuerdo con que haya sido distribuido a través de la Lista de la Asociación, que no puede ser un foro de descalificaciones ni un espacio para airear los problemas puntuales que surgen en el Área de Filología Inglesa en la convivencia cotidiana de los Departamentos. El propósito de la Lista es servir de espacio de INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN ACADÉMICA y de discusión de aquellos problemas estructurales que nos afectan a todo el Área.

Queremos, y debemos, añadir también, que poner en duda el honor académico y personal de cualquiera de las personas que conformamos AEDEAN no puede ser nunca un tema de nuestra Lista, en ningún caso ni bajo ningún concepto.

Al crear la Lista de distribución se decidió que no se cribaran los mensajes, debido a lo cual, siempre hemos dependido del buen criterio de quienes los envían. Se pidió al profesor Pérez Guerra que mantuviera la Lista, sin controlar el contenido de los mensajes, por lo que lo sucedido no es responsabilidad suya.  Teniendo en cuenta que en todos estos años nadie había abusado de la libertad de expresión, y que la Lista ha sido y es de gran utilidad para diseminar información importante, creemos que debemos seguir adelante con ella, en la confianza de que un suceso semejante no vuelva a suceder. En caso contrario se cancelaría su uso.

Puesto que este mensaje llegará a quienes han recibido aquel en que se ponía en duda la rectitud de nuestros compañeros, sirvan estas líneas para apoyarles y restaurar el entendimiento y la cortesía debida entre todas las personas de nuestra Asociación.

Socorro Suárez Lafuente
Presidenta


Bien, más claro agua: los censores cabalgan de nuevo. Le contesto a Socorro Suárez este mensaje personal—ya que, aunque no lo dice, han pasado a censurar mis mensajes en la lista:


Estimada compañera:

He leído con preocupación tu mensaje a la lista. En él se presupone que mis afirmaciones son difamatorias, sin que realmente conozcáis el alcance del agravio que se me ha hecho. Me ha parecido inapropiado tomar partido en la cuestión de fondo, que no entras a valorar, sólo porque quizá te haya molestado mi tono. Más preocupante es el anuncio que se nos hace de censura en la lista. Mis opiniones son responsabilidad mía, no de la lista, y no se tiene por qué interferir en ellas, sino en todo caso comentarlas.

- ¿Habéis recibido presiones al respecto? Yo por mi parte me he sentido y me siento muy presionado para silenciar muchas cuestiones en este departamento, que por supuesto son de gran relevancia académica y centrales para la actividad de nuestra profesión. No me gustaría verme presionado, o manipulado, en esta asociación a la que pertenezco desde hace veinticinco años. Y ese es el sentido de mi mensaje a la lista—informar a mis compañeros de profesión y especialidad de lo que no se puede hacer a un profesor con suficiente experiencia y trayectoria. Cuya opinión viene avalada por sentencia judicial, entre otras cosas.

- La próxima vez ajustaré mi tono a las expectativas de la lista, ya que no es mi naturaleza molestar por molestar. No estaría de más que especificáseis normas de estilo (que no de opinión) en la página de AEDEAN, en lugar improvisarlas ad hoc para este caso. Ahora bien, ¿se me autoriza a seguir usando la lista, pues veo que no habéis distribuido mis últimos mensajes? ¿O se va a censurar sistemáticamente todo lo que envíe? Creo que esto es algo que excede las atribuciones de la presidencia, y que merecería una seria reflexión por parte del conjunto de los miembros de la Asociación.

Un saludo,

José Angel García Landa



A la lista de AEDEAN le envío a la vez, como despedida me temo, este mensaje de prueba:

¿Puedo seguir utilizando esta lista, o no se van a distribuir mis mensajes "automáticamente"?

José Angel García Landa
Universidad de Zaragoza

—Con la ambigüedad sintáctica en el "automáticamente".  En efecto, no se distribuye el mensaje, y me doy por respondido: se censuran automáticamente aun las preguntas sobre el funcionamiento de la lista. Con una voluntad abusiva de silenciar y ocultar que no tiene justificación alguna, y menos en la Universidad.

¿Es tolerable este tratamiento en una asociación a la que uno pertenece? ¿Es posible semejante afición a la censura, con un listón más bajo, infinitamente más bajo, que el que se tolera en cualquier periódico?  Imaginen dónde estaría la libertad de prensa si no se pudiesen criticar las políticas y manipulaciones de Zapatero, o de Rajoy, me da igual. Aquí no se ha entendido por otra parte, me temo, el nuevo régimen de comunicaciones que supone Internet.

Del mensaje/circular enviado por la presidenta de AEDEAN, Dra. Socorro Suárez, se pueden colegir varias valoraciones y presuposiciones que hace la presidenta de la asociación, y que paso a comentar:

- Mi mensaje, dice la Presidenta, descalifica a ciertas personas. No especifica si es una descalificación con razón o sin razón: pero de todas maneras les apoya. Es más, se presupone que mi descalificación es, por ser ellos quienes son, difamatoria. Eso sin examinar las pruebas ni ofrecer una contraargumentación.

- Dice Socorro Suárez que lo que yo he intercambiado no es información académica. Sin embargo, he denunciado una cuestión central a la actividad de la universidad y de los departamentos de Filología Inglesa, sobre todo en este período de implantación de nuevos estudios. ¿No es relevante acaso conocer hasta qué punto pueden ser reservados para los grupos de investigación financiados? Es algo que debería importar a la Asociación. Es más: las personas a las que la presidenta apoya han visto cómo su postura es declarada ilegal por los tribunales; la mía, en cambio, se atiene a la ley pero no merece la defensa o consideración de la presidenta. La violación de los derechos académicos y docentes de un miembro de la Asociación se ve respondida por un apoyo ciego a los grupos de presión.

- ¿Ha habido presiones sobre la presidenta, o parte esta iniciativa de su propio criterio?  ¿Quién ha "culpabilizado" al Sr. Pérez Guerra, o lo ha "responsabilizado" de algo perfectamente tolerado, y esperable, en la normativa de uso de la lista?

- Presupone la Presidenta que he faltado a las normas de uso de la lista, que he abusado de la libertad de expresión, etc. Sin embargo, nada en los estatutos de la asociación limita la libertad de expresión de los miembros de AEDEAN en este foro, ni lo subordina al criterio de su presidenta.

- Dice la Presidenta que "se decidió que no se cribaran los mensajes", y amenaza con que si vuelvo a escribir un mensaje que no sea de su gusto, cancelará no ya mi cuenta, sino el uso de la lista en su conjunto. ¿No sería esto un abuso de sus atribuciones? Nada en los estatutos de la Asociación hace pensar que la presidenta pueda convertirse en censora oficial de la palabra de los asociados. Tampoco la página de AEDEAN dice nada sobre limitación a la palabra de los socios.

- No especifica la Sra. Suárez que ya ha censurado mi cuenta, por decir la verdad sin tapujos; sin encomendarse a ninguna normativa previamente establecida que le permita hacerlo.

- En suma, hay en el mensaje de la Sra. Suárez una serie de presuposiciones y de criterios que deberían ser muy preocupantes para quienes defendemos la libertad de pensamiento y de expresión. Y para quienes nos lo pensamos dos veces antes de apoyar prácticas mafiosas en la Universidad.

Sería muy grave que los socios de AEDEAN permitiesen que se les privase del uso de la palabra y de los instrumentos de comunicación, al arbitrio de quien resulte estar en la presidencia en un momento dado, y de sus opiniones particulares sobre la corrección política.  Debería ser materia de debate—y de análisis crítico del discurso.

Quedamos a la espera de su respuesta. Aprovecho para señalar que mi mensaje enviado a la lista no especificaba quiénes eran sinvergüenzas—eso lo ponía en un post en mi blog. Claro que al parecer la censura se hace extensiva a lo que se enlaza en la lista. O sea, que también pretenden quizá controlar lo que escribimos en nuestro blog, o quién sabe, en nuestros libros citados en la lista... ¡que quizá contengan información indeseable, Sra. Socorro!

Bien, a mí se me ha expulsado, por decretazo presidencial, de la lista de distribución de AEDEAN. Ruego que si algún socio de AEDEAN lee esto y está en contra de semejantes prácticas censoras, que opine en la lista a este respecto. O que, si lo estima oportuno, incluya un enlace a este mismo post,

http://vanityfea.blogspot.com/2009/11/censura-en-aedean.html

—y lo envíe a la lista de correo, aedean@uvigo.es —Sabiendo, claro, a lo que se expone. Creíamos algunos que era una asociación donde se respetaban las libertades, y mira lo que tenemos. Un encubrimiento automático e irreflexivo a prácticas falsarias e indecentes con los currícula, y una vocación desmesurada por la censura y el control, la rarefacción del discurso que decía Foucault.  Como esto no tome otro curso, y alguien plantee como mínimo un debate en la asociación sobre estos temas, para mí desde luego va a ser el final de mis veinticinco años en AEDEAN.


____________________


—Contesta la presidenta de AEDEAN en mensaje personal:

Estimado Jose Angel:
La única razón de mi escrito a la Lista es la que expongo en él: que la Lista es únicamente para intercambios de información académica o para dilucidar problemas estructurales de la especialidad.
Comprende que todos tenemos problemas puntuales en nuestros departamentos, porque somos muchos y con criterios muy diferentes, y a cada cual nos parece que nuestros desacuerdos son los más importantes. Pero no podemos darnos el lujo de desahogarnos en la Lista, porque siempre hay terceras personas, conocidas, que van a salir mal paradas de nuestro desahogo. Y en pocos meses acabaríamos teniendo un auténtico programa amarillo en vez de una Lista académica.
Siguiendo estos criterios, esa será la única censura que aplicaremos. Le he pedido a Javier Pérez Guerra que no admita mensajes de explicaciones ni de exculpaciones sobre el tema que tu has suscitado. Quizás esa sea la razón de que no se distribuya tu mensaje, si va en esa dirección. Le preguntaré esta noche.
En todo caso, te agradecería que te atuvieras a los dos supuestos del primer párrafo.
Yo no entro en el contenido ni en el fondo de la cuestión que suscitas, ni pongo en duda tu profesionalidad ni la de las personas que mencionas, como Presidenta sólo quiero que reine la cordura y las buenas formas, Jose Ángel. También porque se que hay varias generaciones ya en AEDEAN, que unas no saben de otras, y creo que no debemos predisponer a nadie contra nadie.
Espero que entiendas nuestras razones y que no tengamos más malentendidos en el futuro.
Un saludo cordial,


María Socorro Suárez Lafuente
Presidenta de AEDEAN

_____________________

Estimada Socorro:

Gracias por la respuesta, y por la intención de la misma. Se agradece una palabra amable. Por otra parte me gustaría que supieras que comprendo tu criterio, si bien no lo comparto (---no puedo compartirlo cuando da lugar a una actuación censora no prevista por las normas de uso de la lista---que en ningún caso mencionan la censura ni habilitan para ella al Administrador ni al Presidente de la asociación).

Además, creo que la cuestión que planteo es de interés general, y no de mero desahogo; sí tiene que ver, y muy directamente, con la puesta en práctica (y con la teoría también) de la organización de los nuevos estudios de Filología Inglesa, con los criterios de selección de personal permitidos en los másteres OFICIALES, con los límites de la actuación de sus coordinadores, con las buenas prácticas entre colegas, etc. Me temo que silenciar el debate es sencillamente una manera de descafeinar la lista, y de limitar su alcance e interés. Yo creo que las nuevas generaciones de nuestra profesión tienen derecho a saber dónde están los auténticos debates y conflictos en nuestra especialidad---no sólo a conocer de la organización de congresos en Polonia. Pero tú eres la presidenta, y administradora en jefe, y yo no, y es una interpretación respetable.

Por otra parte, sospecho que lo que ha podido causar más revuelo no es lo que escribí en la lista, sino lo que ponía en mi blog, al que se llegaba por medio de un enlace. Hay que considerar que en muchos casos llegan a la lista mensajes que remiten a publicaciones, libros, sitios web, etc., que quizá contengan opiniones con las que no estés de acuerdo. No veo motivo para censurar esos mensajes, ni tampoco el mío.

También me doy cuenta de que has podido recibir mensajes posteriores, de terceras personas, y quizá de tono más subido, a los que les has aplicado la misma norma. Gracias por la intención, si es éste el caso. En cuanto a mí, soy más partidario de una discusión abierta, donde aportar argumentos y contraargumentos, porque cada uno demuestra quién es en sus escritos y en sus actuaciones. Por desgracia no tengo razones para retractarme de lo que escribí. Y allí en mi página personal sigue, para quien quiera debatir al respecto, pues por suerte en el nuevo espacio digital de comunicación no han de faltar foros de expresión libre.

Un cordial saludo,

José Angel García Landa




Censura y libertad de expresión en la Universidad




Microblog de noviembre 2009

30 nov 09, 20:15autumnleaves
JoseAngel: Versión suavizada de "Expertos sinvergüenzas": http://firgoa.usc.es/drupal/node/44753
30 nov 09, 19:39
JoseAngel: Me censura Socorro Suárez http://www.aedean.org/board/president.htm
30 nov 09, 13:20
JoseAngel: Todos son replicantes, hasta Harrison Ford. Pero ¿quién vive?
30 nov 09, 13:18
JoseAngel: Novelas y profecías: http://www.20minutos.es/noticia/577512/0/novelas/profecias/libros/
30 nov 09, 08:23
JoseAngel: Etiquette of sneezing: http://islamqa.com/es/cat/396
29 nov 09, 16:46
JoseAngel: Expertos sinvergüenzas: http://firgoa.usc.es/drupal/node/44743
29 nov 09, 16:46
JoseAngel: Re-viendo BLADE RUNNER
29 nov 09, 01:01
JoseAngel: Expertos sinvergüenzas: http://zaragozame.com/2009/11/28/expertos-sinverguenzas/
28 nov 09, 18:32
JoseAngel: Billy: http://vimeo.com/7864286
28 nov 09, 18:18
JoseAngel: Google Friend Connect de Vanity Fea: http://www.google.com/friendconnect/admin/site/overview?id=16391062254930047330
28 nov 09, 17:49
JoseAngel: Farewell to Robert de Beaugrande: http://www.google.com/sidewiki/entry/garcialanda/id/S0poh1FtRtPywb0KowpJFykatb4
27 nov 09, 21:45
JoseAngel: Oscar ha hecho Dos Torres para sus gormitis: la "Torre Hacia Abajo" y la "Torre Nicolasa"
26 nov 09, 23:54
JoseAngel: Estudiando presupuestos de cocinas y gremios a tutiplén.
26 nov 09, 18:45
JoseAngel: Unanimidades, fraudes de ley y cierres de filas: http://www.youtube.com/watch?v=CrD3RNNWJbA&feature=sub
26 nov 09, 18:05
JoseAngel: Sale el nº 5 del Amsterdam International Electronic Journal for Cultural Narratology http://cf.hum.uva.nl/narratology/
26 nov 09, 14:44
JoseAngel: El departamento todo lo RATIFICA.
25 nov 09, 21:56
JoseAngel: Pagan a una bailarina epiléptica para que sufra un ataque en escena: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=11487
25 nov 09, 19:02
JoseAngel: Los ridículos, timos y desfalcos del caso Alakrana: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/2/Fvqbdyt0fC0
25 nov 09, 12:39
JoseAngel: Me envía la editorial de Gruyter el libro de Katrin Dennerlein NARRATOLOGIE DES RAUMES (sobre la representación narratológica del espacio).
25 nov 09, 11:47
JoseAngel: Un modelo de seriedad académica y corrillos de presión: http://ciencia.barrapunto.com/ciencia/09/11/24/100217.shtml
25 nov 09, 00:18
JoseAngel: La República de los maestros: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=11497
24 nov 09, 21:45
JoseAngel: Ça marche: http://vimeo.com/7793575
24 nov 09, 21:32
JoseAngel: 14 hombres asesinados por cada mujer asesinada: http://www.burbuja.info/inmobiliaria/politica/89512-14-asesinados-por-cada-asesinada-observatorio-de-la-violencia-contra-la-mujer-dixit.html
24 nov 09, 21:23
JoseAngel: Datos sobre delitos: http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t18/p466/a2008/l0/&file=03002.px&type=pcaxis&L=0
24 nov 09, 19:37
JoseAngel: Cambios en la ANECA. Serán las comisiones por sorteo, y no por dedazo de amigos y corrillos.
24 nov 09, 19:34
j: Ni idea de tantos suicidos en este país. Pensaba unos 20,30...algo de "minorías"...Me he quedado :O
24 nov 09, 11:11
JoseAngel: Suicidios poco serios: http://www.arcadiespada.es/2009/11/21/21-de-noviembre/
23 nov 09, 22:10
JoseAngel: Maestros y maestras de la II República: http://zaragozaciudad.net/dimas/2009/112301-memoria-para-los-maestros-y-maestras-de-la-ii-republica.php
22 nov 09, 21:56
JoseAngel: Farewell Angelina: http://vimeo.com/7758973
22 nov 09, 19:24
JoseAngel: Debate sobre el Plan Bolonia: http://www.youtube.com/watch?v=VGzIOCa0nTE&NR=1
22 nov 09, 12:00
JoseAngel: Han ganado los piratas: http://www.youtube.com/watch?v=tZhzCdnmcnM&feature=sub
22 nov 09, 08:42
anonimo: una guerra entre hermanos que nos ha dejado las heridas abiertas y ha impedido durante 40 años nuestro progreso y una digna convivencia que es dificil de recuperar.
22 nov 09, 08:41
anonimo: Franco fue y será siempre un asesino, recuerdelo y se lo dice un hombre de 30 años, y la lucha contra el era simple y llanamente legítima defensa.Olvidarlo es olvidar miles de españoles muertos por
21 nov 09, 16:17
JoseAngel: Ambición y codicia: http://www.youtube.com/watch?v=L84Xt2AeDsM&feature=sub
21 nov 09, 14:31
JoseAngel: Roots of language in gestural communication: http://www.scientificamerican.com/podcast/episode.cfm?id=roots-of-language-09-11-17
21 nov 09, 13:36
JoseAngel: Bajo dos tricolores: http://vimeo.com/7738598
20 nov 09, 20:53
JoseAngel: Ostras, ahora veo que esto es una herramienta puritana americana. God.
20 nov 09, 20:53
JoseAngel: Comentario en "Hit the *****" http://mguinaliu.wordpress.com/2009/11/19/hit-the-*****/#comments
20 nov 09, 11:05
JoseAngel: Adán y la Viagra: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/adan-y-la-viagra
20 nov 09, 00:17
JoseAngel: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/19/union_europea/1258655093.html
20 nov 09, 00:17
JoseAngel: Vaya, hay presidente europeo... de tercera. Van Rompuy. Y preside además un país medio roto, como su nombre indica. Menuda perspectiva para la Unión.
19 nov 09, 19:52
JoseAngel: Comentario sobre "La misión en la vida" http://zaragozaciudad.net/neoinnovando/2009/111901-la-mision-en-la-vida.php
19 nov 09, 13:09
JoseAngel: Le métèque: http://vimeo.com/7694249
19 nov 09, 12:55
JoseAngel: Me suscribo a Olivia Ruiz: http://www.youtube.com/user/OliviaRuizOfficiel
19 nov 09, 00:42
luiz: Agradou-me ter um pouco de suas indagações.Mas ando à busca duma palavra definitiva que me libere o tiempo para vivê-lo com flores.
18 nov 09, 23:29
JoseAngel: Equipos y sujetos (al equipo) en la Universidad: http://firgoa.usc.es/drupal/node/44643
18 nov 09, 20:34
JoseAngel: Vamos hacia China: Más FP y menos universidad: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=11326
18 nov 09, 15:04
JoseAngel: El caso Alakrana según el Grupo Risa: http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=3011
18 nov 09, 14:56
JoseAngel: Marbella University, a medida de Bolonia: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?idarticulo=11457
18 nov 09, 11:51
JoseAngel: Blogging as a tool for reflection and learning, in VIRTUAL BOOK: http://www.virclass.net/eped/index.php?action=static&id=29
18 nov 09, 09:24
JoseAngel: Kermode: The Sense of an Ending http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/kermode-the-sense-of-an-ending
18 nov 09, 00:45
JoseAngel: El eco de las descargas - llega hasta aquí: http://garciala.blogia.com/2006/052801-muertes-paralelas-no-se-fusila-en-domingo.php
17 nov 09, 16:19
JoseAngel: Abuelos y memoria histórica: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=9725&enlace=0911/091117_z0_epa7.pdf&via=m&fecha2=2009-11-17
16 nov 09, 22:33
JoseAngel: Angie: http://vimeo.com/7631068
16 nov 09, 21:43
JoseAngel: Consiliencia y retrospección: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?blog=226
16 nov 09, 20:11
JoseAngel: Comentario sobre chistes y microrrelatos: http://charrada.blogspot.com/2009/11/taller-de-escritura-3-el-microrrelato.html
16 nov 09, 14:51
JoseAngel: Más sobre el rey y el 23-F: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=9680&enlace=0911/091116_z0_h26.pdf&via=m&fecha2=2009-11-16
15 nov 09, 21:23
JoseAngel: Con Sitel alcanzamos a William Gibson. Ver última frase aquí: http://garciala.blogia.com/2007/113001--spook-country-de-william-gibson.php
15 nov 09, 21:13
JoseAngel: Sitel, el Big Brother español: http://www.youtube.com/watch?v=VA62WUntSs0&feature=sub
14 nov 09, 09:37
JoseAngel: Alucinando: http://www.ted.com/talks/oliver_sacks_what_hallucination_reveals_about_our_minds.html
14 nov 09, 09:13
JoseAngel: Chimamanda Adichie, "The Danger of a Single Story" http://www.ted.com/talks/chimamanda_adichie_the_danger_of_a_single_story.html
13 nov 09, 14:37
JoseAngel: Le reste du temps: http://vimeo.com/7591485
12 nov 09, 17:30
JoseAngel: Reseña de Salman Rushdie, EL ÚLTIMO SUSPIRO DEL MORO: http://zaguan.unizar.es/record/4318
12 nov 09, 11:16
JoseAngel: Más sobre el FOXP2- pero ojo con "el gen del lenguaje" http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=9626&enlace=0911/091112_z0_h27.pdf&via=m&fecha2=2009-11-12
11 nov 09, 23:18
JoseAngel: Vaya, vuelvo a tener dos artículos "Top ten": en la revista sobre CONSCIENCIA: http://papers.ssrn.com/sol3/topten/topTenResults.cfm?groupingId=1001718&netorjrnl=jrnl
11 nov 09, 13:28
JoseAngel: Sapolsky: The Uniqueness of Humans: http://www.youtube.com/watch?v=hrCVu25wQ5s
10 nov 09, 18:46
JoseAngel: La universidad de Zaragoza, ahogada por la deuda, reduce plantilla y estudios: http://firgoa.usc.es/drupal/node/44512
10 nov 09, 17:04
JoseAngel: Movie Narrative Charts (eg LOTR): XKCD. "Movie Narrative Charts." http://xkcd.com/657/
10 nov 09, 15:10golin
JoseAngel: Bardadrac: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/bardadrac-1
10 nov 09, 10:06
JoseAngel: David Deutsch on facts, truths, myths and scientific explanation: http://www.ted.com/talks/david_deutsch_a_new_way_to_explain_explanation.html
9 nov 09, 20:16
JoseAngel: Lili Marlene: http://vimeo.com/7514244
9 nov 09, 15:10
JoseAngel: Me dan un complemento. Bueno no, dos, pero uno de ellos se lo dan a todo el mundo.
9 nov 09, 10:18
JoseAngel: How to Comment a Critical Text: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/how-to-comment-a-critical-text
9 nov 09, 00:27
JoseAngel: Steven Pinker sobre lenguaje y pensamiento: http://terceracultura.cl/2009/09/28/steven-pinker-sobre-el-lenguaje-y-el-pensamiento/
8 nov 09, 20:12
JoseAngel: "Stay hungry; stay foolish": Un gran discurso de Steve Jobs: http://www.youtube.com/user/libertaddigitaltv#p/u/5/6zlHAiddNUY
8 nov 09, 20:03
JoseAngel: Oscar tiene que ir a misa. "Eso es lo malo de hacer la primera comunión", opina.
8 nov 09, 19:50
JoseAngel: España, como marca, no vende: http://www.elconfidencial.com/mundo/espana-vende-marca-mundo-20091107.html
8 nov 09, 14:06
JoseAngel: La hipocresía: http://www.youtube.com/watch?v=CW_Y9ZvaRCg
8 nov 09, 14:01
JoseAngel: Viendo Inglorious Basterds, corrigiendo la historia.
7 nov 09, 23:28
JoseAngel: Mi primer Wow: http://www.youtube.com/watch?v=wg0OEaSgnvY
7 nov 09, 21:36
JoseAngel: Actualizando mis actividades docentes: http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/teaching.html
7 nov 09, 17:18
JoseAngel: Acumulando méritos: http://firgoa.usc.es/drupal/node/44454
6 nov 09, 16:07
JoseAngel: Pobrecito... Le ha perdido ser tan buena gente. http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2009/11/06/ciclismo/1257505976.html
6 nov 09, 15:44
JoseAngel: Bermejo Barrera: "La fábrica de la ignorancia: la universidad del 'como si'" http://firgoa.usc.es/drupal/node/44336
5 nov 09, 23:38
JoseAngel: Más sobre el Hombre de Flores: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/28/sapiens/1256733011.html
5 nov 09, 21:42
JoseAngel: Mala semana para los centenarios. Muere Lévi-Strauss: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/03/ciencia/1257266372.html
5 nov 09, 20:27
JoseAngel: Podcasts de crítica y teoría narrativa en Project Narrative: http://projectnarrative.osu.edu/events/audio.cfm
5 nov 09, 19:53
JoseAngel: Los piratas tomándole el pelo a la Armada. Qué vergüenza de gobierno. http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/05/espana/1257417525.html
5 nov 09, 19:22
JoseAngel: Tras la visita del Rector al Departamento, no se sabe cuándo se va a derribar el Pabellón de Filología—ni si se va a derribar.
5 nov 09, 18:57
JoseAngel: Sir William Alexander, "An Echo": http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/materiales/poemas/Alexander,Echo.htm
5 nov 09, 11:39
JoseAngel: Angel López García, sobre "castellano" y español: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=9381&enlace=0911/091105_z0_16.pdf
5 nov 09, 11:31
JoseAngel: Homenaje a los maestros de la República: http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=9373&enlace=0911/091105_z0_11.pdf
5 nov 09, 11:14
JoseAngel: La subjetividad como máscara en las "Nouvelles" de Beckett: http://www.miscelaneajournal.net/images/stories/articulos/vol7/GarciaII7.pdf
4 nov 09, 23:38
JoseAngel: Nombrar en femenino: http://www.ibercampus.es/articulos.asp?blog=226
4 nov 09, 13:32
JoseAngel: PSOE y PAR votan contra el aumento de financiación a la Universidad de Zaragoza http://www.unizar.es/prensa/noticias/noticias.php?noticia=9322&enlace=0911/091104_z0_3.pdf&via=m&fecha2=2009-11-04
3 nov 09, 19:00
JoseAngel: "Almunia fue el Rajoy del PSOE" : Jiménez Losantos tan inteligente como siempre http://www.youtube.com/watch?v=eCSMVc80qHQ&feature=sub
3 nov 09, 18:52
JoseAngel: En la hit list: http://militeraturas.ning.com/profiles/blogs/en-la-hit-list
3 nov 09, 16:35
JoseAngel: Rosa Díez: sobre tribus, rebaños y perversión del lenguaje: http://www.letraslibres.com/index.php?art=11515
3 nov 09, 15:38
JoseAngel: Ivillo con gripe A, pero bien.
3 nov 09, 15:38
JoseAngel: Solicito mi quinto quinquenio de méritos docentes.
3 nov 09, 12:30
JoseAngel: La extinción masiva hoy: http://www.20minutos.es/noticia/556694/0/especies/peligro/extincion/
3 nov 09, 00:48
JoseAngel: Science and Literature: Some Critical Parameters: http://zaguan.unizar.es/record/4306
2 nov 09, 19:26
JoseAngel: Primera vuelta por Zaragoza en bicicleta con los nenes.
2 nov 09, 15:30
JoseAngel: Lili Marleen: http://vimeo.com/7390318
2 nov 09, 12:29
JoseAngel: Excelente la película de Terry Gilliam EL IMAGINARIO DEL DOCTOR PARNASSUS
1 nov 09, 21:50
JoseAngel: http://garciala.blogia.com/2008/112901-tombe-la-neige.php

Microblog de octubre 2009







Domingo 29 de noviembre de 2009

Whatever works

Con el cabreo que llevo por el tema de la mafia de mi departamento—se creerán ustedes que han hecho una baremación de mis publicaciones, numerosas y variadas, y que en conjunto han votado por darme cero puntos—  en fin, digo que con el cabreo que llevo por eso, —que cabrearía a cualquiera me imagino, y no sólo a un individuo con numerosas y variadas publicaciones —pues me olvidaba de comentar que he ido a ver la última de Woody Allen, una comedia optimista-feelgood—Whatever Works o Si la cosa funciona.

Y funciona básicamente bien, por lo menos a quienes nos gusta Woody Allen, y teniendo todos algo de intelectualoide neoyorquino, cómo no nos va a gustar, les gusta hasta a personajes atrabiliarios, arrogantes, prepotentes y malhumorados, que piensan que sus publicaciones son la releche y las de los demás no valen un carajo. Y no estoy pensando en mí precisamente. whatever works

El individuo que la protagoniza, un famoso cómico americano menos conocido por estos pagos, hace el papel de Woody Allen con curioso efecto en conjunto. Vamos, ya se conoce el efecto estrellato éste, sobre todo en Hollywood, por el cual a un actor se le van adhiriendo ecos de los papeles que ha interpretado antes, al menos si lleva una línea de investigación coherente— bien, en Woody Allen la cosa adquiere un tono especial al haber comenzado Woody Allen como chistoso que interpretaba a su propio personaje ya en la pantalla—con lo cual hay una cierta retroalimentación del efecto, tanto más al volverse el director/actor personaje especialmente mediático; cuando lo vemos en la vida real no sabemos si está intentando desprenderse de su personaje o si está imitando a Woody Allen desprendiéndose de su personaje, en una vuelta de tuerca—por ejemplo en esta entrevista con Woody Allen poco antes de rodar esta película, donde se aprecia perfectamente que de no ser por esos efectos intertextuales sería un tipo bastante aburrido.  Otra vuelta de tuerca se da cada vez que se interpreta a sí mismo en una nueva película, sin gran cosa de caracterización diferenciada con respecto a la anterior, y cuesta tragar que lo llamen Howard o Charlie o como lo llamen, y no Woody—¡cuando es, obviamente, Woody! –una variante del star effect que no sucede con otros actores en la misma medida. Se complica la cosa cuando, al ser su propio guionista, obviamente se supone que sus guiones no sólo hacen actuar al personaje-Woody, o le dan indicaciones, sino que lo caracterizan desde dentro, crean el mundo en que vive y las historias en que se mete, que son por tanto una complicada emanación de las neuras del personaje-Woody, un psicodrama que crea para atormentarse a sí mismo y demostrarse que por paranoico que sea, resulta que sí que tiene enemigos.  Otra variante más: cuando un personaje que no se le parece nada a Woody Allen hace de Woody Allen—como el protagonista de Hannah y sus hermanas, o, siguiendo su personaje más de cerca, Kenneth Branagh—en Celebrity creo que era. 

Variante distinta todavía del Zeligato éste se da en Whatever Works, con Larry David en el papel de Allen... y se le parece algo, humorista judío neoyorkino, parece Woody Allen un poco mejorado, o un poco estropeado, o algo distorsionado. Hay que decir que a mucha gente le rechina y revienta este juego de Allen con sus personas y personajes (ególatra, egocéntrico, egotcétera), y especialmente cuando "otro" hace de Allen, pero a mí me gusta, si no, estaríamos hablando de otra persona y otro personaje, de otro director.

En esta ocasión, es comedia de risas. Los chistes y situaciones son graciosos, quizá porque nos recuerdan al Woody de los años 70,  que es de donde viene el guión.  No tengo ánimos para resumirla, que la vea la gente. O aquí hay una reseña de James Berardinelli. Lleva adelante Allen su batallita particular, Nueva York contra la con la América profunda, primero encarnada por la encantadora rubia tontita Melody Celestine. ¿Que no gusta la América de majorettes? Pues si se casa con ella, vamos, whatever works; sobre gustos no hay nada escrito y si encima la chica está buenísima y es la única que cree que este Yellnikoff es un genio... Le compra además toda su filosofía nihilista y atea desengañada, y su angustia cósmica, y quieras que no algo se le despeja la frente a la chica, por las buenas influencias de la despejada frente de Yellnikoff. Continúa la venganza contra América luego con los suegros, que descubren a su hija huída a Nueva York, primero una y luego el otro. Los padres de Melody venían sin desbastar de la escuela dominical republicana, allí en el Sur. Se venga Allen, o su alter ego Boris Yellnikoff, a gusto: a la madre puritana la convierte en una fotógrafa decadente de Greenwich Village, arty-farty y ninfómana, que se monta camas redondas con los amigos de Boris. Y el señor Celestine descubre una reprimida vocación homosexual, y también se vuelve judío creo, y así le mejora el carácter.

Bien, termina la película en buena armonía de todas las parejas hechas y deshechas, algunas de ellas muy unlikely, pero coreando todos la filosofía de Yellnikoff, whatever works, oye, que aunque Melody lo deje plantado, ha aterrizado Boris encima de una vidente. ¿Una vidente para un ateo? Pues eso, para cuatro días que estamos aquí... es una filosofía bastante carpe díem y poco maximalista; después de tanto insistir en su visión personal, Yellnikoff transige y acepta un poquito a los demás como son—desde luego no vamos a intentar convertir a nadie; quien no vea el Absurdo por sí mismo, para qué ilustrarle.

El protagonista se considera un genio, y bueno, en los términos de la película no le falta razón, todo el mundo es especial en su propia película... "I was considered for a Nobel Prize in physics... I didn't get it. But, you know, its all politics. It's like every other phony honor. Incidentally, don't think I'm-I'm bitter because of some personal setback. By the standards of a mindless, barbaric civilization, I've been pretty lucky." Bien, yo me parezco a este en la calva, y Allen se le parece en el humor metafísico, la atmósfera de desengaño neurótico, y las fantasías de viejo verde en las que se cruzan la sátira personal y el wishful thinking.  Aunque no haya escasez de Melodies que se arriman a vejestorios cascarrabias, normalmente son más interesadillas y no es porque, como ésta, se enamoren de su cerebro privilegiado y de su carácter.

Un detalle divertido de la película deriva de los privilegios ontológicos de la Allen-figure. Boris es el único que sabe que está en una película, y se dirige al patio de butacas directamente, explicándoles que tiene esa perspectiva superior—vamos que le falta poco para hacernos un comentario sobre por qué lo han puesto a él y no a Woody Allen en el casting, eso de los juegos con alteregos—.  Los demás claro opinan que está chiflado, que igual que trata a la gente con desprecio y tiene el hombre sus rarezas, pues que será una rareza más. Ellos no saben que los están viendo desde las butacas. "See? I'm the only one that sees the whole picture. That's what they mean by genius."  Esto me recuerda que yo también hago una cosa parecida a veces, en broma claro, con mis hijos, no es que me considere tan genial como Yellnikoff, que a mí tampoco me han dado un Nobel, pero sí que le hablo al vacío cuando voy con los chavales y digo "Queridos lectores, voy a comentaros lo que me pasa por la cabeza..." y mis nenes me dicen, "¡pero qué lectores! ¡si no hay nadie!" Pero yo les digo que sí, que hay alguien, aunque no lo vean...—y hay alguien, ¿verdad, hipócrita lector?

Pero vamos, a pesar de su perspectiva cognitiva superior a la de la media, el pobre Boris sufre, y se tira por la ventana dos veces intentando suicidarse sin éxito; una vez lo para un toldo, y la otra la vidente... esa escena también es humorística / metaficcional, con el Boris tumbado encima de la pobre vidente, con varios huesos rotos ella e inconsciente, y él dirigiéndose a la cámara con voz en off y on a la vez, diciendo—"pues tampoco esa vez me maté", colapsando de nuevo narrador, guionista, personaje, cómico privilegiado... aunque nos aclara Allen en la entrevista de Time que él no tiene tendencias suicidas; y yo tampoco. Oye, y en cualquier caso mejor ir a ver esta película que saltar por la ventana, abrazado a las publicaciones de uno, como Poulantzas.  Aunque los críticos estemos para aconsejarle a Allen cómo hacerla mejor, que el hombre suele ser de solidez dudosa.

Whatever Works. Written and dir. Woody Allen. Cast: Boris Yellnikoff, Evan Rachel Wood, Patricia Clarkson, Ed Begley Jr., Michael McKean, James Henry Cavill, John Gallagher Jr., Jessica Hecht, Carolyn McCormick, Christopher Evan Welch. Sony Pictures Classics, 2009.*

Vicky Cristina Barcelona






Sábado 28 de noviembre de 2009

Prácticas mafiosas en la Universidad de Zaragoza

Correo enviado hoy a la lista de distribución de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos, AEDEAN, de la que soy miembro desde hace veinticinco años:

Estimados compañeros de AEDEAN:

Os remito un enlace a un artículo que puede ser de vuestro interés, sobre la manipulación que venimos sufriendo desde hace años en el proceso de implantación de los nuevos postgrados en nuestro departamento de la Universidad de Zaragoza. Comento aquí uno de sus últimos episodios de castigo, especialmente abyecto. El feudalismo, desdichadamente, es una de las realidades de nuestra profesión, y a veces tiene manifestaciones tan burdas como la que aquí comento.

http://vanityfea.blogspot.com/2009/11/expertos-sinverguenzas.html

Conviene no ignorarlas.

Un saludo,
José Angel García Landa

Aunque supongo que como (según arguye nuestro subdirector) no existe la objetividad, y todo depende de quién lo valora, esta protesta mía puede hacer subir en muchos puntos la consideración hacia las "políticas de Calidad" de nuestro departamento. Qué gente, cómo aseguran la calidad, exigen un nivelazo, etc. Cuanto menos, hay que suponer que los profesores de mi departamento, que votaron por ponerme un CERO en publicaciones de mi campo, no se avergüenzan para nada de esa valoración, y la sostendrían aquí y en Tombuctú. Pues hala, que se conozca bien su criterio—en lo que valga para cada cual. Si es motivo de orgullo, aún me deben una. Y si es motivo de vergüenza y sonrojo, que cada palo aguante su vela.

__________________________________

Tras unas 800 lecturas de este mensaje en la lista de correo de AEDEAN, se encienden las alarmas,
hay revuelo de telefonazos, y le consultan algunos "interesados" al moderador cómo es que ha dejado pasar sin censurar semejante mensaje. Porque claro, quieren hincar la pala del cristiano con patente de corso—sin que nadie se entere ni les pida cuentas, y estos trapos sucios querrían lavarlos en casa, o mejor dejarlos sucios....  Así que el administrador pasa este mensaje aclarando que en la lista no hay censura previa.

Mensaje enviado a través de la lista de correo electrónico de AEDEAN
Estimados suscriptores/as de la lista de AEDEAN:
Como gestor de la lista y tras varias consultas recibidas, una vez más os comento cuál es la política de moderación de la lista, acordada hace unos 15 años con la Junta Directiva de la Asociación:
- Los mensajes enviados por aquellos socios/as de la Asociación cuyas direcciones de correo electrónico están suscritas a la lista son transmitidos automáticamente por el sistema, sin mediación alguna del moderador. Por ello, la lista se actualiza prácticamente a diario, tras las correspondientes comunicaciones de altas y bajas realizadas por nuestro eficaz tesorero. Me gustaría insistir en el hecho de que no recibo, para su aprobación, ninguno de los mensajes escritos desde direcciones suscritas pues estos son distribuidos de un modo automático por el software del sistema.
- El moderador filtra únicamente los mensajes enviados desde direcciones de correo que no están suscritas a la lista. A pesar de los varios filtros anti-basura activados, la lista recibe unos 20 mensajes diarios, los cuales en su mayoría son "spam".
Un saludo,


Parece que si de algunos dependiese ya habría censura. Como canta un poco la cosa, eso de haber pedido censura por vía telefonazo, ahora sí que esperamos un email autojustificativo, explicando las políticas de Calidad aplicadas. Aunque igual no lo hay, si siguen esperando los Hombres y mujeres de Calidad que los receptores de la lista deduzcan que si se hacen oídos sordos debe ser que las palabras son necias... pero ojo, que hay ahí una falacia lógica que no todos cometen.

_________________

PS: Como consecuencia de este mensaje, se implanta la censura en la lista de AEDEAN. O, quizá, se pone de manifiesto la censura latente que allí había. En AEDEAN, como en muchos otros ámbitos bienpensantes, escandaliza más la denuncia del delito que el hecho de que se cometa, mientras tenga lugar la cosa entre "homines honesti".

Abyectos episodios, Part II





Farewell to Robert de Beaugrande

Farewell to Robert de Beaugrande en Google Sidewiki:

The author of this page, Robert de Beaugrande, died in 2008. The following obituary was published in the Linguist List (30 June 2008):

Dear Friends and Colleagues,

I am sorry to pass on the news of the death several days ago of Robert deBeaugrande, a good friend and an outstanding linguist who contributed much to the inception of text and discourse analysis and to critical discourse linguistics.

Robert helped to develop what was known at one time as the Vienna School of Textlinguistik, and also to some early work on cognitive linguistics. In his later work, he contributed to what we now call Critical Discourse Analysis, and wrote many insightful and incisive analyses of politically charged texts and issues, combining methods of functional linguistics with the emerging techniques of computer-based corpus analysis.

Robert had a flamboyant personal style and a strong commitment to progressive politics. He worked in and supported students in several developing African nations, in Asia, the mid-East, and Brazil, as well as having a prestigious appointment for several years at the University of Vienna.
Robert de Beaugrande
In semi-retirement, he devoted himself to producing a website with full text of many of his classic and newer publications, making it a treasure house of information especially for those around the world who cannot afford the exorbitant prices of academic books today.

The site is at:
http://www.beaugrande.com/

Sadly,
Jay Lemke
Educational Studies
University of Michigan
http://listserv.linguistlist.org/cgi-bin/wa?A2=ind0806E&L=linguist&P=R1133


It seems that Robert de Beaugrande went through personal hardship and anguish in his late years. It is unfortunate that such a remarkable scholar should disappear in silence after such outstanding academic work, activity and influence. His works remain: they have been influential on many people, and the author's generosity in making them available free of charge on the web can only be praised. Robert de Beaugrande was a pioneer in many ways, and also in promoting this use of the Internet to counteract some sclerotic trends in academic publishing.

Descanse en paz. Un saludo, Robert, through the time-warp of language—and thanks.
_______

MY biding drive in life imprinted mint beginnings
To gear the multi-tiered machinery of meaning;
Still I have grasped but hasps of facts I mapped,
Witting flinted wisdom with erosion’s slowness.

(From Robert de Beaugrande, "Epiphany")



Robert de Beaugrande




Viernes 27 de noviembre de 2009

Expertos sinvergüenzas

Son escenas sin duda para el recuerdo, en los anales departamentales. Cuando en el consejo de departamento del jueves le grité sinvergüenza al Subdirector del Departamento. O era caradura. El asunto es que este señor, Dr. Jesús Sánchez, junto con otras tres profesoras, dos ausentes allí, las Dras. Castro y Aguado, y la Secretaria del Departamento, flamante Dra. Mónica Calvo, ha hecho una baremación de mi currículum, con membrete oficial y sello y firma de Subdirector y Secretaria, poniéndome un cero en publicaciones académicas de mi especialidad. Un 0,75 para ser más exactos. Eso, con tres sexenios reconocidos de investigación acreditada que tengo dentro de mi área de conocimiento—etc.

Cero setenta y cinco puntos—a un punto el artículo y tres puntos el libro, según establecía el baremo.  Sinverguënzas.

Es un curioso procedimiento, éste de decidir la asignación docente por baremo y no por orden de prelación; es la primera vez que se hace en esta Universidad, y me tenía que tocar a mí. Se supone que no puntuaban en bloque, así mecánicamente, sino usando criterio, o mejor dicho buscando el perfil que deseaban hallar, .... un perfil que tiene los rasgos de unos colegas concretos del departamento de siluetas fácilmente reconocibles, puestos de perfil...  así que la Comisión empezó estableciendo que iban a valorar sólo las publicaciones afines o estrictamente relacionadas con la asignatura "La Representación: Formas, métodos y problemas"—materia del Máster de Estudios Ingleses cuya asignación estaba en conflicto (antecedentes largos aquí). Y perfilando más aún, decidieron valorar sólo lo perfectamente coincidente con el programa, programa que (siguiendo un procedimiento contrario a derecho) habían diseñado previamente esos profesores a quienes se deseaba asignar la docencia; profesores más recientes y con menos méritos que yo. Porque por supuesto tengo publicaciones, y muchas muchísimas, directamente relacionadas con "la representación, sus formas, métodos y problemas". Pero así estrechando estrechando el perfil cada vez se parece más.... y haciendo un último esfuerzo desaparece la noción de "afinidad" y resulta que no hay nada afín a esta materia que están valorando, y que (oh milagro) sólo hay unas personas que han trabajado en esa materia exactamente, y son idóneas para enseñarla, adivinen quién.... vaya, pues sí, quod erat demonstrandum: los que habían sido puestos a dedo allí por la coordinadora del máster y habían hecho el programa previamente, con procedimiento contrario a derecho. Procedimiento que fue anulado por los tribunales, que hasta allí ha habido que llegar... pero en este departamento se la trae al fresco eso, creen que son un reductillo de impunidad en el último rincón de la Administración, donde no llegará nunca la ley, y que las sentencias están para torearlas.

Todo esto, y tiene chiste, resulta de un procedimiento, ideado por la Dra. Onega, para garantizar la Calidad del máster y del doctorado favoreciendo a los grupos de investigación (por ejemplo al suyo). Como estreno del control de calidad, es desde luego para lucirse... y para cerrarles el chiringuito.

Bien. Que haya feudos y conjurados y grupos de apoyo y vivales que se hagan el juego entre sí, es normal. En todas partes los hay. Pero debería haber procedimientos para evitar que la cosa llegue a mayores: un control, unos criterios objetivos, etc. Para que donde hay muñidores de calidad, haya al menos legalidad en las actuaciones. Y de hecho la actuación de esta comisión ésta FANTOCHE que me valora en CERO las publicaciones que tengo, —publicaciones en la Universidad de Salamanca, en Routledge, en Longman, en Peter Lang, en Walter de Gruyter, en Rodopi, en Oxford, etc etc. todas cero puntos,—la comisión de comisarios, digo, sólo presenta una "propuesta" al Consejo de Departamento. Le presenta sus esfuerzos, y es el Consejo quien tiene que decidir si los da por buenos o no.

Y en una escena de éstas que no se olvidan, tras denunciar yo esta valoración inaudita, y la corrupción de criterio en que se basa, haciéndoles notar que jamás se ha aplicado un baremo de modo semejante...

...En una escena de esas que marcan un antes y un después—tras rogar yo al Consejo que considere muy seriamente lo que está votando, antes de dar semejante paso, tras recordarles que la idea que subyace a la aplicación de un baremo es hacer un recuento objetivo y numérico de los méritos de los candidatos, que toda actuación administrativa impugnada ha de someterse a revisión...

...el Consejo de Departamento en pleno ratifica por inmensa mayoría la valoración de la Comisión, y valora mi currículum investigador (sin mirárselo) en cero puntos. Con setenta y cinco centésimas. A punto por artículo, y tres puntos por libro. 
Aquí hay algunos artículos y libros míos—sobre la Representación ésa.

Para representación, la que tenemos en este consejo.  O farsa, o pantomima.  Lo de SINVERGÜENZAS lo hago por tanto extensivo a todos mis colegas del Departamento de Filología Inglesa y Alemana presentes en esta votación, excepto los cinco o seis que votaron en contra de semejante despropósito.* Nadie nos apoyó en público a mí y a la Dra. Penas (también castigada por votación), nadie sugirió que podía ser oportuno revisar la puntuación dada por la comisión. Sobre estos fenómenos de masas ya escribió de modo elocuente Victor Klemperer. Cuando se pervierte la cosa, se pervierte pero bien.

¿Qué sentido puede tener para estas personas su trabajo, o el ajeno, en qué lo valorarán, si creen que se puede actuar de esta manera, tan a la ligera —por apoyar a un grupillo, por seguir instrucciones, por cobardía (hay aquí muchos casos, aun con voto secreto, de pánico interiorizado) —o simplemente por pasar rápidamente a otro punto del Orden del día de la reunión?

¿Qué les parecería a ellos, uno por uno, si en cualquier proceso selectivo de su área se les diese una puntuación de CERO en su investigación?  Siendo para más inri que así, hablando pronto y mal, yo tengo más publicaciones que la mayoría de ellos cogidos de cinco en cinco—y esto hay que decirlo para que se entienda mejor la situación.


¿Qué hace gente como ésta en la función pública? ¿Cómo evalúan a sus alumnos?  ¿Y cómo los educan?

SINVERGÜENZAS— Y no sé qué es peor... si los casos en los que la corrupción es sólo moral—los que han votado esto a sabiendas de que es injusto— o aquéllos en los que la corrupción moral ya ha dado un paso más, y se ha convertido en sincera corrupción intelectual.

Aunque también es cierto que en este departamento hay muchas cabecicas que no dan para mucho, sin más. Ni para avergonzados ni para sinvergüenzas.




____________________


PS: Un mensaje enviado a la lista de distribución de la Asociación Española de Estudios Norteamericanos, denunciando este hecho y remitiendo a este artículo ha dado lugar a la introducción de la censura en una lista que quería pasar por libre de ella.  Los académicos necesitamos, a juicio de la presidencia de AEDEAN, que se nos vigile y se nos sujete la lengua, por si acaso decimos cosas que no son de su gusto.

Una versión "moderada" del texto que precede (atenuada a instancias del administrador) apareció en Fírgoa: Universidade Pública. Y otra ha aparecido en el Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza, que es un foro con censura previa.


_________________

* Aquí va la lista aproximada, según el acta de la sesión, de l
os allí presentes que no votaron contra esta valoración, o que la apoyaron con sus votos o con sus palabras. 29 votos a favor, cinco en contra, y cuatro votos en blanco. En sustancia, los votantes a favor fueron los miembros del Departamento de Filología Inglesa y Alemana allí asistentes que siempre han apoyado nuestra exclusión del Máster, por palabra, obra u omisión. Han venido siendo, en los últimos años y concretamente en el Consejo que nos ocupa, las siguientes personas: Ignacio Guillén (director y responsable de la legalidad del procedimiento), Jesús Sánchez (Subdirector y "baremador"), Mónica Calvo (Secretaria y "baremadora"), Elisenda Castro y Rocío Aguado ("baremadoras" in absentia), Carmen Pérez-Llantada (Subdirectora), Begoña Poveda (Jefa de negociado), Francisco Collado (supervisor del máster), Celestino Deleyto (supervisor del máster), Ignacio Vázquez, (supervisor del máster), Mª Dolores Herrero, Luis Miguel García Mainar y Marita Nadal (profesores del máster y "candidatos" favorecidos en esta baremación), Mercedes Jaime y Carmen Foz (profesoras que protestan cuando se tratan estos temas en el Consejo, alegando que no les importan ni les competen) —así como otros profesores y miembros de los grupos de investigación allí presentes. De éstos, asistieron a la reunión, además de los ya citados, los siguientes partidarios habituales de la nuestra exclusión: Bárbara Arizti, Mª Mar Azcona, Sonia Baelo, Chantal Cornut-Gentille, Isabel Corona, Maite Escudero, Hilaria Loyo, Mª Jesús Martínez, Mª Pilar Mur, Silvia Murillo, Peter Neumann, Elena Oliete, Ramón Plo y Constanza del Río. Entre todos no salen 29 votos. Así que alguno más, becarios y adláteres, supongo que también votaría por certificar que el currículum docente e investigador de un profesor titular con tres sexenios vale un cero.

Los miembros de los grupos de investigación se apoyan unos  a otros para ocupar puestos, sin echarse atrás a la hora de hacer normativas ilegales, o falsear datos en los baremos por lo visto. Ahora han certificado oficialmente que mis publicaciones, una vez baremadas, suman cero puntos, y también mi experiencia docente. Cuesta creer hasta dónde llega la gente cuando se embarca en huídas hacia adelante y vigilancias mutuas.

La catedrática Dra. Onega, coordinadora del máster, artífice de sus normativas y políticas, y máxima partidaria de nuestra exclusión, estaba ausente, así que no se puede decir cuál hubiera sido el sentido de su voto. Que cada cual se lo imagine. Si he cometido algún error, y alguna de estas personas que cito, y que siempre han apoyado nuestra exclusión del postgrado, votó en contra de este despropósito, le sugiero que en lugar de enfadarse conmigo lo haga saber públicamente. O privadamente. A los demás, es justo que sus acciones los retraten. Por otra parte, están muy orgullosos de su criterio, así que es de suponer que no tendrán empacho en seguir sosteniéndolo públicamente, como siempre han hecho.



Patología de grupo (de investigación)




Viernes 27 de noviembre de 2009

Curiosas evaluaciones del profesorado

Nos pasan un boletín de FETE-UGT sobre evaluación del profesorado—sobre un modelo de evaluación del profesorado universitario que se pretende impulsar desde las Altas Esferas. Me recuerda en algunas cosillas a otros modelos y modos de hacer que se pretenden impulsar desde más bajas esferas, en nuestro departamento. De hecho, son impulsados en última instancia por una catedrática que ha sido mucho tiempo una destacada evaluadora de la ANECA, la Dra. Onega, y para la dirección de nuestro departamento los criterios de la ANECA/Onega son siempre verbo divino. Igual les interesaba conocerlo, a los sindicatos, este modelo en miniatura de los Nuevos y Futuros Tiempos Que Nos Esperan. Claro que también hay diferencias—en nuestro departamento necesitamos un juez de guardia, más que un sindicato—o quizá una pareja de guardias civiles.

DOCENTIA: un modelo de evaluación del profesorado muy cuestionable

Antes de comentar detalladamente algunas
"glorias" del programa en las distintas universidades,
es importante destacar que se trata de un programa:

- IMPUESTO y a espaldas del profesorado.
-  NO NEGOCIADO con los representantes legales
del Personal Docente e Investigador.

Como otros grandes "atropellos"que está sufriendo
el PDI de las
universidades públicas, DOCENTIA
también sale de ANECA, y ya tenemos amplia
experiencia (aunque
esperamos que con la nueva
dirección
cambie) de cómo los programas
gestionados por ANECA sistemáticamente
vulneran (con el consentimiento implícito
del Ministerio de Educación) todos los
derechos
del profesorado.

Que la fundación privada ANECA no entienda que
está jugando con empleados públicos es un tema,
pero que el Ministerio de Educación se lo consienta
es "de juzgado de guardia", y por supuesto que
las universidades públicas, el Consejo de
Universidades, las Comunidades Autónomas, la
Conferencia de Rectores, etc. "entren en el juego
sin pensárselo dos veces" ya no tiene nombre.
Así pues, dicho lo anterior pasamos a comentar lo
que nos llega de las distintas universidades y que
advertimos, no sólo se presenta como paquete
DOCENTIA, sino que también se sirve "en cucharaditas"
en los diferentes programas de CALIDAD,
poniendo como excusa su presencia para que las
nuevas titulaciones puedan ser verificadas por
ANECA.

Las diferentes versiones de DOCENTIA se sustentan
en tres pilares:
1. Encuestas de opinión a los estudiantes.
2. Valoración institucional de la integración del
profesor en área-departamento-centro.
3. Iniciativas personales o colectivas emprendidas
por cada docente.

Conclusión, FETE-UGT considera que el objetivo
básico que esconde DOCENTIA es establecer
un marco institucional de control del trabajo
docente, no constituyendo, por tanto,
un verdadero programa de evaluación de la calidad.

Muchos profesores de "a pie" no logran comprender
esa manía convulsiva que les ha entrado a
numerosos compañeros por autoelegirse como
evaluadores de sus compañeros y se preguntan,
¿qué está pasando en la universidad pública?
Algunos sospechan que la respuesta es muy sencilla:
Pongo en marcha el juego y también pongo las
reglas, en consecuencia consigo llevarme el mérito
y quien se lleva el mérito se lleva el dinero.
Esperemos que esto no sea cierto, porque entonces…
¿dónde está la calidad?


(—Y les juro que no lo he redactado yo).

Si la ley no lo prohíbe explícitamente... estamos cubiertos

En defensa de la Constitución

Como si fuese un periódico catalán, yo tampoco tengo problemas en reproducir editorales ajenos cuando estoy de acuerdo con ellos. O básicamente de acuerdo. Este comentario sobre el Tribunal Constitucional y su aún hipotética sentencia sobre el estatuto de Cataluña lo pasa el Foro Ermua:

EN DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN


EL FORO ERMUA RESPONDE AL EDITORIAL CONJUNTO DE DOCE PERIÓDICOS CATALANES SOBRE LAS DELIBERACIONES DEL T.C.


Bilbao 26 de Noviembre de 2009

Doce periódicos catalanes han coordinado sus posiciones para aumentar la presión al Tribunal Constitucional ante la Sentencia sobre el nou Estatut. Renuncian así a su independencia, se ponen al servicio de determinados poderes políticos locales y se acercan a un modelo de prensa más propio del franquismo que de una democracia.

El editorial resulta tan burdo que funciona a modo de boomerang contra quienes lo suscriben; es el mejor ejemplo de cómo la constitucionalidad del Estatut es indefendible con argumentos jurídicos y sólo mediante la coacción y la presión política tiene posibilidades de superar el filtro del Constitucional.

Ampuloso y frívolo al considerar que es nada menos que la dignidad de Cataluña la que está en juego con la Sentencia del nou Estatut, el editorial no explica cómo es posible que sólo un 35,78 % de los ciudadanos de Cataluña con derecho a voto apoyara un texto en el que, según su propia hipérbole, radica su dignidad.

En todo caso en poco valora su dignidad quien la hace depender de una resolución sobre la inadecuación a la Constitución de su Estatuto autonómico en lugar de hacerla residir en el nivel de libertad de sus ciudadanos, en su solidaridad, en su capacidad para aportar al bien común o en la justicia de sus actos.

El editorial demuestra desconocimiento o mala fe y ánimo de desinformar cuando denuncia que el Tribunal Constitucional se va a convertir en una cuarta Cámara. Nada más falso. La función del Constitucional es bien clara : tiene que controlar el funcionamiento de las Cámaras y determinar si la normativa aprobada se adecua a la Constitución. Para eso fue creado y ésa es la función que debe cumplir frente a cualquier Ley, incluida la Orgánica del nou Estatut. Pretender lo contrario por el mero hecho de que una Ley haya sido aprobada por el Parlamento español y el catalán y refrendada por los ciudadanos catalanes es propio del populismo más antidemocrático: cuando el derecho no ampara, se viola la legalidad mediante la demagógica apelación al “pueblo”. No es nada nuevo, pero ése no es el sistema que las democracias reales nos hemos impuesto. Nuestros ordenamientos no son inmutables, pero existen unos procedimientos para su reforma que no pueden ser trampeados.

Porque lo que está pidiendo el editorial es que nos olvidemos de lo que dice la Constitución y que se dé el visto bueno al texto por motivos políticos. No argumenta de manera alguna sobre la hipotética constitucionalidad del nou Estatut, limitándose a anunciar grandes males si se declara inconstitucional y a calificar de irreductibles a los magistrados que no se muestran propicios a sus intereses. Desde el FORO ERMUA consideramos francamente positivo mostrarse irreductible si de lo que se trata es de oponerse a una mutación constitucional a través de la aprobación de un Estatuto. Y esta irreductibilidad sería positiva tanto porque supone una defensa de la Constitución y, por tanto, del Estado de Derecho, como porque en este caso beneficia a los ciudadanos al mantener espacios comunes con mayores oportunidades, más derechos, más igualdad y más libertad.

El dilema, como dice el editorial, se plantea entre avance o retroceso, poniéndose en juego la propia dinámica constitucional y el marco de convivencia que los españoles nos dimos.

Sin duda estaríamos ante un grave retroceso y una quiebra de la dinámica constitucional si se aceptara que Cataluña es una nación política cuando la Constitución diferencia claramente (arts. 1 y 2) entre la nación (considerada como ámbito de soberanía política) y nacionalidades (consideradas como ámbitos con particularidades históricas y culturales relevantes), sería un retroceso y rompería con lo dispuesto en la Constitución si se aceptara romper la unidad del poder judicial español que queda establecida sin duda alguna (arts. 117.5, 122, 123, 125 y 149.1 5ª) en la Constitución, sería un retroceso y rompería con lo dispuesto en la Constitución aceptar la obligatoriedad del catalán cuando la Constitución establece únicamente la obligación de conocer el castellano (Art. 3.1), habiéndose excluido expresamente la obligación de conocer las lenguas regionales en el debate constitucional al rechazar una enmienda en ese sentido del Sr. Trías Farga porque “sería clara la discriminación y sería romper el principio de libertad de comunicación y establecimiento de todos los españoles, incluso los funcionarios” (Diario de Sesiones nº 104, 5/7/78, pág. 3856), también sería un retroceso y rompería con lo dispuesto en la Constitución aceptar levantar difusas barreras entre los españoles, romper la unidad de los cuerpos de notarios, jueces, secretarios judiciales, registradores, etc., restringir la competencia del Parlamento para la realización del presupuesto, aceptara terminar con la igualdad en los derechos básicos de los españoles, romper los mercados laborales, o que las relaciones entre España y Cataluña se sometan al principio de bilateralidad, olvidando así la pluralidad de España que está compuesta por diecisiete autonomías y reduciendo el papel del Estado central al de mero coordinador entre diecisiete miniestados. Esos son los riesgos reales de retroceso y ruptura del marco de convivencia al que nos enfrentamos.

Tampoco conviene olvidar que frente a lo que pretende el editorial no será el TC cumpliendo con su deber quien rompa con la dinámica constitucional, sino que ha sido el propio procedimiento para la aprobación del nou Estatut el que ha roto la dinámica propia de la Transición donde los acuerdos sobre el marco jurídico básico eran adoptados por consenso. Por primera vez desde 1978 se ha aprobado un texto estatutario sin acuerdo entre los dos grandes partidos nacionales que representan a más del 80% de los españoles, con el rechazo expreso del 44,64% del Parlamento nacional y con un fuerte rechazo popular tanto en Cataluña como en el resto de España.

El unísono editorial no niega que se esté tratando de mutar la Constitución a través de un mero Estatuto de autonomía, pero exige que no se frene esta maniobra. Apela, como no podía ser de otra manera, no a argumentos jurídicos sino al miedo, anunciando problemas para la convivencia y respuestas por parte de Cataluña. Desde el FORO ERMUA podemos asegurar que una Sentencia acorde con la Constitución no provocará ningún problema grave de convivencia; el riesgo para la convivencia no se encuentra en una Sentencia ajustada a la Constitución, sino precisamente en la falta de respeto del marco constitucional. Las amenazas del nacionalismo siempre quedan en nada, entre otras cosas, porque ellos son los primeros beneficiados del sistema que pretenden torpedear. Por otro lado, los unánimes editorialistas no están legitimados para hablar en nombre de Cataluña, puesto que sólo son representantes de intereses más cercanos a la estructura caciquil del Antiguo Régimen que a los intereses de los catalanes: no olvidemos que el 64,22 % de los ciudadanos de Cataluña no apoyó el nou Estatut.

Por mucho que lo exija una docena de periódicos cuya independencia han sacrificado a favor del poder político, el Estado de Derecho no debe someterse a los intereses de unos pocos. No se trata de mirar airadamente a la identidad catalana como pretende el editorial. No hay nada más fácil que inventarse un enemigo para no tener que debatir con el adversario real y nada más fácil para ocultar los intereses propios que identificarlos con el de todos los ciudadanos.

La oposición al Estatuto de Cataluña de 2006 no tiene nada que ver con la animadversión hacia Cataluña ni hacia el catalán. De lo que se trata es de oponerse a discursos propios de los reaccionarios antidemocráticos del siglo XIX y a la reducción de derechos de los ciudadanos. Se trata, precisamente, de preservar en beneficio de todos el marco de convivencia fijado por la Constitución y que es puesto en peligro por el nou Estatut. Es este marco de convivencia el que tiene que defender el Constitucional. Es la libertad de los españoles, incluidos los catalanes, para establecerse sin barreras difusas en cualquier lugar de España y para optar por la educación y lengua que deseen, es la igualdad de derechos y la solidaridad interterritorial, es la unidad del poder judicial, es un Estado con competencias y medios para funcionar eficazmente, es España como ámbito de decisión común y de unidad frente al exterior, son los acuerdos alcanzados en la Transición los que deben ser protegidos y son las presiones desde el nacionalismo y parte del partido socialista las que ponen en peligro estos acuerdos.

El Tribunal Constitucional tiene la obligación de dictar ya una Sentencia fundada en derecho y que proteja el espíritu y la letra de la Constitución. Seguir retrasando la Sentencia sólo conllevará un mayor desprestigio del Tribunal, un aumento de las presiones y un incremento de las dificultades para revertir la normativa dictada al amparo de una norma inconstitucional. La situación resulta ya insostenible.


Nuestros prohombres (y nuestras promujeres)



Jueves 26 de noviembre de 2009

Sobre ciertas actuaciones y modos de este departamento

Muchas de las actuaciones del Departamento de Filología Inglesa y Alemana en su ordenación docente, y las actitudes, dinámicas de grupos y maneras de entender la universidad (o la vida) que subyacen a ellas, podrían calificarse de feudales y corporativistas. Realmente merecen más comentario del que se puede poner en un Sidewiki. Quienes estén interesados en conocer una visión disidente desde dentro, disidente no por vocación pero sí por necesidad ya desde hace varios años, pueden encontrarla aquí.
http://garciala.blogia.com/temas/departamento.php
Disculpen quienes se molesten por la crítica, pero falta crítica en esta universidad, y mucha. Y yo gané un concurso-oposición de esa especialidad. Algunos (ya van siendo los menos) hasta dicen que es sana, la crítica.

con referencia a: Departamento de Filología Inglesa y Alemana :: Universidad de Zaragoza (ver en Google Sidewiki)






Buen rollito y disidencias

Bien, pues hemos tenido hoy consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana, con los resultados esperados.  Entre las numerosas propuestas y sugerencias que hago, disiento casi por unanimidad de todos mis colegas, o quizá ellos de mí...  normalmente la reacción a mis propuestas es lo que se llama una "knee-jerk reaction".  Mis argumentos suelen quedar sin respuesta—o con una respuesta oficialista y llena de circularidades, dobles raseros y peticiones de principio, respuesta que es asentida sin chistar por todos los presentes; se resuelve el asunto con la fuerza de los votos, y a correr. Hoy casi todas las votaciones han ido así así: veinticinco/treinta votos contra dos/tres. Bueno, en una ha habido cierta desorientación, es cierto... pero aquí lo que prima frente a quienes sacan los pies del tiesto es la férrea disciplina.

Por ejemplo, en un par de tonterías. En el asunto de la visita del Rector. Por primera vez en toda su historia, se organizó una "visita del Rector al departamento", y varios profesores pedimos que fuese una visita a la que pudiesen acudir los miembros del departamento. Lo pidió por ejemplo la Dra. Penas, que es coordinadora de una de las secciones departamentales—pero ni a ella ni a mí ni a los miembros del consejo ni al resto del departamento se les invitó a la reunión largamente esperada y anunciada. El Rector fue "abducido" por un petit comité de cinco o seis personas de la Dirección (nos han pintado un retrato simpático y desenfadado de la reunión, y seguro que al Rector se le dijo que el departamento había acordado recibirle así).  Bien, pues, he preguntado, visto que es la primera y quizá última vez que un rector visita este departamento, ¿por qué se ha procurado que las menos personas posibles asistiesen, y sólo quien ha decidido la dirección? Pues, se me ha dicho, "porque no se quiere dar a estas visitas un carácter asambleario". Y vaya, que a todo el mundo le ha parecido muy bien que no se les autorizase a ir a la reunión "con el Departamento", y han aplaudido la iniciativa de la Dirección, con buen rollito general y encantados de la vida.  También ha parecido fantástico que aunque solicite una coordinadora de sección departamental estar presente en esa reunión, ni se le conteste ni se le autorice. Normal, ¿no? Como en todo en general, vamos—una dirección modélica. Menos cuando actúa contra la ley y los tribunales le ordenan deshacer lo hecho, que también le va pasando. Pero el rector seguro que se ha llevado una excelente impresión del departamento. [P.S.: cito del acta 104 del Consejo de Departamento: "El Director informa de que el Sr. Rector quedó encantado con la visita a nuestro Departamento, y procede a resumir las intervenciones del Sr. Rector. Éste explicó que el motivo de la visita era su deseo de poder escuchar las preocupaciones del Departamento, de cuyo prestigio a nivel nacional reconoce tener noticia. Tras felicitar al mismo por tener un Director magnífico, procede a explicar su postura...]

Otra "knee-jerk reaction", de esas donde no se examina la racionalidad del asunto, sino que se le vota en contra al disidente. Esta es de cuando se proponía establecer un baremo para evaluar los méritos de los profesores, hace ya tiempo. Se proponía establecer una diferencia entre dos tipos de publicaciones, primando "publicaciones académicas de alta categoría e impacto" frente a "otras publicaciones", puntuadas en la mitad. Bien, pues yo propuse, "Bueno, convendría distinguir entre 'publicaciones académicas de alta calidad',  'otras publicaciones académicas' y 'publicaciones no académicas' - o quizá sólo considerar entre los méritos las publicaciones que sean académicas y sometidas a un proceso de evaluación externa—pues las demás pueden ser autopublicadas, periodísticas, de libros de la editorial del amiguete, etc." Momentos de desconcierto y desorientación, miradas mutuas entre los formadores de opinión, señales de cabeza y tomas de postura.... y no, se decide, sin saber muy bien por qué, que esta propuesta, viniendo del Dr. García Landa, es altamente sospechosa. Y que mejor rechazarla en pleno, por si acaso hay gato encerrado en algún sitio. Así que rechazo masivo de las Filas: y queda nuestro baremo distinguiendo sólo entre "publicaciones de alto standing académico" y "otras publicaciones" que valen la mitad.  Cosa que me favorece, mire usted, porque publicaciones académicas buenas tengo algunas, bastantes, pero lo que se dice autopublicaciones, publicaciones en repositorios, páginas web y demás tengo lo que se dice a patadasY escasean notablemente entre mis colegas. Así que si me diesen los puntos que dice el baremo que dan por cada publicación, así en crudo, fácilmente les triplicaría la puntuación a cualquiera. Aunque en realidad da igual, porque si hay que aplicarme un baremo lo aplican como les da la real gana, y en última instancia por votación: "Este no—que hay que votarle en contra. Ponle un cero en todo." (Y eso han hecho—luego lo cuento con más detalle).

Debe ser esto a lo que se refiere nuestro Subdirector, Jesús Sánchez, cuando ha dicho que esta manera de actuar responde a una filosofía, a una manera de concebir la universidad. Y que, es más, es el futuro, lo que se va imponiendo. Seremos constantemente evaluados por nuestros compañeros, al parecer sin atenerse a otro criterio que el del resultado a obtener en la votación. Porque aquí se entiende así la democracia: lo que se vota en el corronchico es lo democrático. Y ¿leyes, razones, maneras generalmente establecidas de actuar?  Pero qué me dice usted. Será si les damos el visto bueno aquí. Este departamento necesita urgentemente un Estatut, para desarrollar todas sus posibilidades intrínsecas y expresar su filosofía. Aunque creo que esta filosofía, tenga el futuro que tenga, en realidad ya se inventó hace tiempo—en las épocas feudales.

______________________________

Ciertos materiales emanados del Consejo: una carta al Director, y nuestros votos particulares en contra de algunas decisiones.




Destinatario: Sr. Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
Remitente: Dres. José Angel García Landa y Beatriz Penas Ibáñez
Fecha: 27/11/2009
Asunto: Solicitud documentación baremación Master



Sr. Director:

Habiendo resuelto el Consejo de Departamento, por el sistema de votación, ratificar sin más examen la actuación de la Comisión de Ordenación Docente en lo relativo a la baremación de los méritos de los diversos profesores que optábamos a la docencia de dos asignaturas del Máster de "Estudios Textuales (etc.)", solicitamos una relación detallada de la puntuación otorgada por la Comisión a los diferentes méritos alegados por los candidatos. Esta información no aparece en la documentación entregada a los miembros del Consejo de Departamento, entre los que nos contamos, siendo ésta la única vía por la que se nos ha comunicado el resultado de la baremación, y no habiéndose establecido ninguna vía de garantías y reclamaciones al procedimiento.

Solicitamos por otra parte que nos comunique cuándo podemos retirar de Secretaría los currícula y materiales que entregamos para la evaluación por la Comisión.

Zaragoza, 27 de noviembre de 2009

José Angel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez






Voto particular razonado de los profesores José Angel García Landa, y Beatriz Penas Ibáñez en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 26 de noviembre de 2009 (Punto 5 del Orden del día)


Hacemos constar nuestro voto particular contra la ratificación del Acta de la sesión extraordinaria de Consejo de Departamento de fecha 6 de octubre de 2009, en concreto al punto 1.2 de la misma, atendiendo a las siguientes razones:

1) El Consejo de Departamento ha votado que no se efectúe la siguiente corrección al Acta (que en cualquier caso remitimos a la Profesora Secretaria para que conste en la documentación de este Consejo).

Solicitud de la Dra. Penas de corrección al Acta del Consejo de Departamento nº 103, de fecha 6 de octubre de 2009 para que el texto abajo entre paréntesis conste en acta de este consejo en el apartado correspondiente al punto 5, punto en el cual se formuló la petición (y que no se convierta en anexo).

(La Dra Beatriz Penas solicita que la redacción del punto 1.1 del acta 103 se corrija añadiendo un tercer párrafo en el que conste la petición –que ella misma efectuó en el Consejo de 6 de octubre 09 y que no consta en el acta 103 de dicho consejo– de que las bien conocidas líneas de investigación del Dr. José Angel García Landa –Crítica Inglesa y Norteamericana, Teoría de la Narración, Teoría de la Interpretación– y de la Dra. Beatriz Penas –Hermenéutica de la Traducción y del Texto Literario, Literatura Anglonorteamericana / Hemingway– , aparezcan en lugar adecuado de la memoria del Doctorado en Estudios Ingleses –en un apartado propio como profesores independientes que son, sin que se les excluya de las actividades formativas de Tercer Ciclo.)


2) El anexo 1 a que remite el acta, que es un extracto de la memoria del Doctorado en Estudios Ingleses en su versión modificada tras la sentencia, y que  los miembros del consejo de departamento vemos ahora por primera vez, restringe el alcance de nuestra inclusión en la lista de profesores que pueden dirigir tesis en dicho programa. El Dr. García Landa y la Dra Penas Ibáñez son  una excepción, son los únicos profesores en el listado de los que ni se menciona la línea de investigación que desarrollan. Con la modificación que se ha hecho  en la memoria del programa de Doctorado, lejos de cumplirse la sentencia, se ha establecido una diferenciación entre profesores de primera y profesores de segunda—

En el caso de todos los demás profesores constan sus líneas de investigación y la previsión de que tomarán parte en las actividades de formación, seminarios, etc. organizados dentro del  programa ; solicitamos por tanto que se especifiquen también las nuestras, a saber:

José Angel García Landa:
- Crítica inglesa y norteamericana
- Teoría de la narración
- Teoría de la interpretación

Beatriz Penas Ibáñez:
- Hermenéutica de la traducción y del texto literario
- Literatura anglonorteamericana / Ernest Hemingway

—especificándose además que podemos organizar seminarios en el marco del programa, al igual que los demás profesores.

Todo ello para que nuestra inclusión en el programa de doctorado se haga en condiciones de igualdad y sin primar de modo indebido a los miembros de los equipos de investigación—pues no otra cosa ordena la sentencia del juzgado de lo contencioso administrativo a la que se remite la actuación en este punto.

3) La Dirección, en cambio, ha defendido una interpretación de cómo aplicar la sentencia del Juzgado y la orden del Rector según la cual nuestra inclusión en el "listado de profesores que pueden dirigir tesis" no tiene otro alcance que el de que aparezcamos en el listado—es decir, no se nos permite participar en el programa en pie de igualdad con otros profesores, hasta el punto de negarse a que se mencionen  siquiera nuestras líneas de investigación. La misma postura ha sido defendida explícitamente por el Dr. Collado, y apoyada por una mayoría de los presentes.

Por ello votamos negativamente a la ratificación de este acta por la que el consejo de departamento acepta ejecutar parcialmente y de forma meramente nominal la orden del rector según sentencia judicial.


Zaragoza, 26 de noviembre de 2009

José Ángel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez





Voto particular razonado de los profesores José Angel García Landa, y Beatriz Penas Ibáñez en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 26 de noviembre de 2009 (Punto 6 del Orden del día)

Hacemos constar nuestro voto particular contra la actuación de la Comisión de Ordenación Docente del departamento, tal como aparece reflejada en el acta 209, punto 2, de la misma, y contra la ratificación de esta actuación por parte del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana (punto 6 del orden del día de hoy).

Estamos en desacuerdo con la valoración emitida por la Comisión de Docencia y rechazamos la puntuación otorgada a nuestros méritos. A título indicativo, al Dr. García Landa no se le otorga ni siquiera un punto por todas sus publicaciones acreditadas por tres sexenios de investigación. Una valoración igualmente injusta se da en el caso de la Dra. Beatriz Penas.

Rechazamos por tanto esta actuación de la Comisión por su patente arbitrariedad, pues no utilizado criterios objetivos, sino altamente sesgados por el resultado deseado que se buscaba obtener. Se han utilizado los términos de "afinidad" e "idoneidad" sin ningún contenido determinable y medible.

Se trasluce, por otra parte, un empecinamiento demostrado en contravenir la normativa universitaria y las sentencias judiciales, al ajustarse a los criterios establecidos en las memorias de máster y doctorado, que han sido repetidamente anulados por decisiones superiores.

Ante el desacuerdo de los candidatos con la valoración, y las reclamaciones expuestas en Consejo, al Consejo le ha faltado emitir, conocer y examinar la relación detallada de la puntuación otorgada por la Comisión a los diferentes méritos alegados por los candidatos. Esta información no aparece en la documentación entregada a los miembros del Consejo de Departamento, entre los que nos contamos, siendo ésta la única vía por la que se nos ha comunicado el resultado de la baremación, y no habiéndose establecido ninguna vía de garantías y reclamaciones al procedimiento.

Recordamos especialmente que en su sentencia relativa a la ordenación docente del Máster el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 recalcaba la obligación de atenerse a criterios objetivos, no subjetivos, para la asignación docente. Asimismo, declaraba contrario a derecho y anulaba el recurso a los criterios específicos establecidos en la memoria de Máster, aquí continuamente invocada por la comisión. Por otra parte, se desobedecen frontalmente la sentencia judicial y las órdenes del Rector al no haberse efectuado la retrotracción de la ordenación docente del Máster en los dos años académicos anteriores (por no haber sido aprobada en Consejo de Departamento de 6 de octubre, ni aparecer siquiera allí como punto del Orden del Día). Es éste un hecho que vicia de entrada toda la aplicación del baremo a los currícula presentados, y que (sobre todo habida cuenta del sistema de baremación seguido) afectaría exponencialmente al resultado de las baremaciones.  Las asignaturas objeto de conflicto han sido diseñadas para, y programadas por, los profesores que las han estado impartiendo irregularmente estos dos últimos años. Son materias extremadamente generales en su descriptor y título que diferentes docentes habrían podido orientar de manera muy diversa atendiendo a los mismos objetivos, pero en los diferentes apartados del baremo se han utilizado como medida de afinidad los currícula y líneas de investigación de los profesores que han venido impartiendo estas asignaturas—con lo cual su idoneidad perfecta e indiscutible venía establecida de antemano, y convierte el proceso de baremación de méritos es un mero simulacro de objetividad.

Zaragoza, 26 de noviembre de 2009


José Ángel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez





Voto particular de los profesores José Angel García Landa, y Beatriz Penas Ibáñez en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 26 de noviembre de 2009 (Punto 12)

Hacemos constar nuestro voto particular la aprobación de la "adecuación del texto del documento de bases y procedimiento" tal como aparece detallado en el punto 12 del orden del día del consejo de hoy.

Más en concreto, nuestras objeciones principales se refieren a estos puntos:

1) El inoperante sistema de "segunda vuelta" en la asignación docente establecido en el último párrado de la p. 15 de la documentación,

"No obstante lo anterior, el Departamento acuerda que un profesor del mismo Nivel que otro podrá manifestar su desacuerdo con la asignación resultante del uso de dicho orden, en grado y/o posgrado, y solicitar a la Comisión de Ordenación Docente que eleve informe de idoneidad al Consejo sobre la asignación de una asignatura concreta. Si el Consejo aprueba el informe de la Comisión, la asignación se realizará por idoneidad y no por orden de prelación. Este informe se basará en el Baremo de asignación en caso de conflictos aprobado en 2005 (vid. apartado 2.4 anterior). "

La inoperancia de este sistema, y su arbitrariedad, han quedado demostrados en la primera aplicación que se ha hecho de este procedimiento por parte de la Comisión de Ordenación docente, en actuación que hoy impugnamos.

2) En la sección de antecedentes, se restringe esta normativa a la Licenciaturas y diplomaturas, excluyendo los grados y másteres, con lo cual se crea un vacío por el cual el departamento se queda sin criterios ni normativa para la asignación docente en los nuevos estudios.

3) Con respecto a la contabilización de descargas docentes, se vuelve a utilizar doblemente el compromiso investigador de los miembros de los equipos de investigación, que a la vez lo "agrupan" optando al convenio IRDI, y luego lo reutilizan por su cuenta individualmente. Teniendo en cuenta el número de profesores integregrados en estos equipos con descargar IRDI, se produce una doble descarga muy onerosa para el departamento y la universidad,  sin razón que la justifique una vez aceptado el sistema del convenio.  Existe el precedente de las descargas Erasmus que se agrupan de modo similar y se hacen de forma rotativa y no duplicada, para beneficio de todo el profesorado implicado.

Zaragoza, 26 de noviembre de 2009

José Ángel García Landa        Beatriz Penas Ibáñez




Un Consejo de Oscuros Funcionarios













arcadia










 Miércoles 25 de noviembre de 2009

Se me pasa el lustro tontamente

 Vaya, si resulta que he cumplido sin enterarme más de cinco años blogueando casi a diario. Aquí hay unos archivos donde se ven panorámicamente, más o menos, mis afanes. Los archivos completos y collected papers estan al pie de mi Blog de Notas "versión original", que aún sigo manteniendo aunque sea poco visitado.

 Por visitas desde luego no es por lo que sigo dándole al blog, y menos por la conversación generada, nada lustrosa.  Rarísimos son los conocidos que me han puesto un comentario alguna vez—¡vade retro!—y casi igual de raros han sido los comentarios procedentes de desconocidos.  Aunque también puede que el raro sea yo—de hecho es una tesis bastante extendida. Los temas de conversación que saco suelen hundirse en el silencio más profundo como si cayesen en una laguna negra. Así que, como medio de "comunicación", cero patatero.  Como no sea de autocomunicación.

Porque sí me ha servido el blog, en cambio, para pasar el rato y expresar a gusto mis ideas y opiniones, en plan ah de la vida. Y para ordenarlas, y desordenarlas, y cambiarlas cuando ha parecido oportuno. Así que creo que seguiré de momento en esta línea... aunque también podría parar sin previo aviso, como la vida misma.

  Esta era mi primera entrada, con una macabra bromita retroprospectiva.

La Galaxia Internet, y su centro
















Como que no me salen las cuentas

Nuestro departamento ha inaugurado (conmigo) una nueva modalidad de ordenación docente, que es, en lugar de hacer que los profesores elijan asignatura por orden de jerarquía y antigüedad, organizar unas oposicioncillas, y que el que tenga más puntos sea el que imparta la asignatura, de entre los que lo solicitan.

Claro que el tema es un poco engorroso, así que a mitad de curso estamos y con las asignaturas todavía en participio de futuro, sin asignar. 

Pero por fin se ha puesto a ello la comisión de ordenación docente de nuestro departamento. Nos pidieron el currículum, la maleta de publicaciones y justificantes, etc., igual que en una oposición. Y han puesto el huevo antes que el Tribunal Constitucional, que ya es algo. Lo malo es cómo se hacen las contabilidades de puntos.... Quien maneja el baremo puede hacer milagros con él; igual que existe la ingeniería financiera, hay también expertos en ingeniería baremera. Y es nuestro caso, ahora que hemos solicitado la misma asignatura yo y otros profesores más recientes, y con menos méritos, pero con mejores contactos.

Porque por ejemplo, para impartir una asignatura llamada "La representación: formas, métodos y problemas",  resulta que según la comsión ésta yo no tengo ninguna publicación relacionada con el tema, central en mi especialidad: cero puntos. Y sólo tengo 0,75 puntos en publicaciones sobre temas afines. No llego ni a un punto.  Hay que decir que otros profesores, con muchas menos publicaciones representativas de la cuestión, han sacado treinta puntos, cuarenta... Las publicaciones cuentan, según el baremo a aplicar, como sigue:
- Sobre el tema en cuestión (o sea, "la representación: formas, métodos y problemas"): seis puntos por autoría de libro (y tres por coautor), dos por artículo en revistas "con impacto", cuatro por edición académica de libro (y dos por coedición), un punto por compilación de libro.  Si las publicaciones no son chachis "de impacto" en revistas académicas valoradas, en editoriales conocidas, etc., sino que son "otras publicaciones" cualesquiera, los puntos son 5 por libro, 1,5 por artículo, tres por edición y 0,75 por compilación.
- Sobre materias afines (o sea, publicaciones sobre cuestiones afines a "la representación...."):  habría que contar 3 puntos por libro chachi, 1 por artículo, 2 por edición de libro, 0,5 por compilación. Y si las publicaciones no son "de impacto", pues sólo son 1,5 puntos por libro, 0,5 por artículo, 1 punto por edición, 0,25 por compilación... y demás.

Ahora bien, yo les he presentado esta lista de publicaciones, y algunas más. Todas tienen que ver, ya sea directamente ya sea por afinidad, con la representación, sus formas, métodos y problemas. Y me cuentan menos de un punto —este simulacro de comisionados, explorando nuevas honduras de la manipulación.

¿Habrá que pensar que en la comisión no saben hacer la o con un canuto—o pensamos peor y acertamos?

Lo de este departamento está pasando ya, de la vulgar manipulación, a la falsificación de documentos.

________________

Precisamente dándole vueltas a estas cosas, me llega una notificación del Social Science Research Network donde me dicen que tengo un artículo (sobre Goffman) en sus listas de Top Ten, específicamente sobre el tema o sección, ríanse si quieren, Content, Intentionality, and ("oh yes") Representation.

Claro que en mi departamento el Social Science Research Network no saben ni qué es. 

Recomiendo, por cierto, los dos artículos más top of the pops de esta sección: uno de Mark Turner sobre "Frame Blending", y otro de Chris Guthrie y otros sobre cómo los jueces deciden sobre los casos. La respuesta es: en general, a ojímetro y basándose en preconcepciones. La reflexión y el razonamiento se emplean... poquito.

Equipos y sujetos (...al equipo)



Martes 24 de noviembre de 2009

Traduciendo los medios de comunicación, traduciendo la cultura

Tercera parte de la reseña del libro New Trends in Translation and Cultural Identity
(I. Cultural Identity, Ideology, and Translation; II. Popular culture, literature and translation; III. Translating the Media: Translating the Culture; IV. Scientific Discourse as Cultural Translation). Ed. Micaela Muñoz-Calvo, Carmen Buesa-Gómez, y M. Ángeles Ruiz-Moneva. Cambridge Scholars Publishing, 2008.

En el primer capítulo de esta sección, Natàlia Izard, de la Universidad Pompeu Fabra, examina la traducción en los doblajes cinematográficos, "una ecuación de tercer grado" según dice, debido a la complejidad de los textos audiovisuales y la complejidad concomitante de su traducción para el doblaje ("Translating for Dubbing: A Third Degree Equation. An Analysis of Dubbings in Spain" 313-23). Como señala Dirk Delabastita, cada uno de los dos canales (visual y auditivo) puede transmitir signos verbales o no verbales; hay que atender a códigos lingüísticos, paralingüísticos, proxémicos culturales, literarios; hay música, ruidos … (y esto por no mencionar las imágenes dentro de imágenes, o los sonidos reproducidos en segundo nivel). El papel del lenguaje como tal es más limitado que en la literatura. Pero el doblaje también debe atender a esa complejidad semiótica, no sólo a la traducción lingüística. Izard describe el proceso habitual de realización de un doblaje, en el que intervienen muchos responsables—productor, traductor, director, guionistas, adaptadores, actores, dobladores, cantantes, músicos, técnicos de grabación…. de modo que el resultado es de autoría colectiva, sin que el traductor tenga un papel dominante. También se toman en consideración la división en tomas y en pistas, las modalidades de doblaje (sincronizado o no con los movimientos de labios), los procesos de revisión, y los requisitos contextuales (censura, convenciones culturales, público de destino…). Las condiciones de trabajo de los dobladores son a menudo precarias e improvisadas. Se examinan aquí algunos ejemplos que muestran la complejidad situacional a que hay que atender en el doblaje y en su análisis, y los muy diversos condicionantes de las decisiones traductológicas que se toman en cada caso. La diversidad de registros sociolingüísticos (o el multilingüismo) de cada cultura, y su reflejo en la película y en la versión doblada, proporcionan varios ejemplos prácticos de las dificultades y de las soluciones siempre discutibles que se les dan. Aunque el traductor (…¡normalmente!) reciba una copia escrita del guión, sería un error juzgar la traducción audiovisual con los mismos criterios que la traducción de textos escritos.

Antonia Montes Fernández (Universidad de Alicante) examina las normas aplicables a la traducción de los textos publicitarios en tanto que género propio de un mundo globalizado ("Advertising Texts—A Globalised Genre: A Case Study of Translation Norms" 325-40). Los anuncios de las compañías multinacionales son un caso paradigmático de género discursivo propio de un mundo global: son difundidos internacionalmente en diversas culturas, a veces con mínimos cambios, y contribuyen a crear un sujeto de deseo globalizado, en un mundo "en el que los consumidores se sienten fascinados por el mensaje y estilo de vida que difunden" (326). Es quizá criticable la terminología de culture-free products "productos libres de cultura" utilizada por la autora para estos objetos comerciales del mundo global, aunque se entiende su sentido—no son específicos de una cultura local, sino que se hallan asociados a esta economía y modo de vida difundidos en todo el mundo por los procesos globalizadores y el márketing internacional. No están tan libres de cultura en el sentido de que estos discursos y anuncios "también enfatizan los valores de una cultura global moderna, en la que predominan los valores y estilos de vida anglonorteamericanos" (327). Si bien es también un anglosajonismo un tanto descafeinado, como señala la autora citando a Snell-Hornby:

"Está la lingua franca en estado de flotación libre (el Inglés Internacional) que ha perdido en gran medida la orientación de su identidad cultural originaria, sus frases hechas, sus connotaciones ocultas, sus sutilezas gramaticales, y se ha vuelto una forma reducida y estandarizada de lenguaje para la comunicación supra-cultural—el "McLenguaje" de nuestro "McMundo" globalizado." (Snell-Hornby 2000: 11)

Los anuncios en concreto son un discurso globalizado en el sentido de que (1) se modifican sólo verbalmente con vistas a una cultura de destino (traducción y adaptación del texto) mientras que el diseño gráfico e imágenes son idénticos; (2) las campañas de promoción y ejecución tienen lugar en un entorno global, siendo multinacionales los promotores del producto y los anunciantes; (3) la cultura consumista a la que se dirigen tiene también características globales, similares en países muy diversos.

Aplica la autora a los textos publicitarios las normas de traducción desarrolladas por Gideon Toury (1980, 1995) para textos literarios, y estudia un caso concreto, un anuncio de cosméticos. El objetivo es reconstruir las decisiones del traductor en cada paso del proceso de traducción, comparando un anuncio original en inglés con las traducciones española y alemana del mismo. Según Toury, las normas traductológicas pueden clasificarse en (1) preliminares, relativas a la información previa de que ha de disponer el traductor; (2) operativas, relativas a las decisiones efectivas tomadas por el traductor a la hora de producir su texto; se dividen éstas en matriciales (relativas a la presentación formal, tipográfica, multimedial y estética) y lingüístico-textuales, relativas a los cambios propiamente lingüísticos que se efectúen, decisiones sintácticas, semánticas, pragmaestilísticas…; (3) la norma inicial puede determinarse tras un análisis de las otras: "se refiere a la estrategia general seguida por el traductor para traducir el texto. Esta elección global puede consistir en o bien adherirse a las normas de la cultura de origen—la adecuación de la traducción con respecto al texto original—o bien atenerse a normas dominantes en la cultura de destino—la aceptabilidad de la traducción en el seno de la otra cultura" (330). Se siguen estos pasos en el análisis de un anuncio de Estée Lauder para promocionar su producto Equalizer Smart Makeup. La autora concluye que la traducción al español ha seguido la norma inicial de primar la adecuación al original, mientras que la traducción alemana del mismo anuncio tiende más a primar la aceptabilidad, con mayor transformación del original. Sobre las posibles razones de esto no se especula. Siendo un caso único el estudiado se echa en falta un enfoque más interpretativo—por ejemplo, no se da una indicación de si esto es un caso individual que no tendría mayor interés en sí, o si responde a condicionantes más generales de las culturas española o alemana; tampoco queda claro si se podría investigar esto último, o si el método propuesto sólo tiene sentido estudio de casos individuales. Por otra parte, en el análisis no se menciona un eco intertextual relevante en el anuncio, la referencia alusiva a las smart bombs empleadas por los ejércitos aliados en Irak, que supuestamente "seleccionan" (como el maquillaje éste) las áreas de ataque. La manera en que estas asociaciones bélicas serían recibidas no ya por "la cultura" alemana o española, sino por un determinado público femenino burgués sólo puede ser materia de especulación, pero son preguntas relevantes para el estudio en profundidad de un caso concreto.

Fernando Repullés Sánchez (Universidad de Zaragoza). "Shrek: When Audiovisual Humour Becomes a Lingua Franca." 337-56. Considera este el humor audiovisual a modo de una especie de lengua franca internacional—en una metáfora que implica una comunicación efectiva. El humor puede ayudar a la comprensión proporcionando un contexto transcultural para la comunicación. Se centra en una película de animación como Shrek (2001) para mostrar cómo la multiculturalidad es de gran ayuda en la traducción funcional de los materiales humorísticos, y contribuye al éxito de una película. El análisis de esta cuestión se lleva a cabo en el marco de los conceptos traductológicos desarrollados por Venuti, Baker, Mayoral, Hatim y Mason, Zabalbeascoa, Delabastita y otros, y con atención a las características contextuales específicas de la traducción audiovisual y la del humor en concreto; atención al género al que pertenece la película, y al efecto buscado. La supuesta imposibilidad de traducir el humor resulta de una noción de traducción centrada en el texto fuente: pero por supuesto resulta posible realizar una traducción libre o adaptación contextual centrada en el efecto buscado (no apta quizá para puristas de la traducción, pero aconsejable si se busca el éxito del producto final). Un elemento que facilita el humorismo internacional de Shrek es el trasfondo cultural común parodiado en la película (los cuentos de hadas para niños). Por otra parte, muchos gags son situacionales y no dependen de cuestiones verbales intraducibles. Repullés analiza diversos ejemplos significativos de cómo se han resuelto problemas traductológicos, según las tipologías de Zabalbeascoa y Delabastita—lo esencial parece ser la elección en cada caso de una estrategia funcional, adaptada al caso concreto, ya sea de humorismo verbal o cognitivo, y adecuada para lograr el efecto buscado. Los casos analizados se eligen al azar para minimizar el efecto del interés del analista sobre las soluciones adoptadas. En la notación de las soluciones adoptadas, mantiene el autor el término de Delabastita "pun", suponiéndole un sentido más amplio, cosa que no parece aconsejable: sería mejor usar un término más general y adecuado al contexto audiovisual. Resalta Repullés el nuevo tipo de dificultades que entraña esta aproximación funcional a la traducción: el renunciar al sentido literal a favor de un efecto similar requiere atención al contexto cultural y a lo que resulta humorístico en la cultura de destino. Si hay ciertos elementos de transculturalidad en el humor, que sirven de apoyo y justificarían la metáfora de la 'lingua franca', también parece claro que el éxito en la traducción del humor requiere una atención extremada a matices contextuales y al caso concreto.

María Rox Barasoain, aquí adscrita a la Universidad de León, escribe sobre "How 'Marujita Díaz' Became 'Julie Andrews': Idiosyncrasies of Translating Cultural References in the Filmography of Pedro Almodóvar." 357-67. Explora este capítulo las dificultades inherentes a la traducción de algunas de las referencias culturales usadas por Almodóvar en sus películas. Las versiones americanas son subtituladas. En la mayoría de los casos se muestra la imposibilidad de conservar el mensaje humorístico relativo a la cultura de origen, ya que los traductores se atienen por lo general a las normas de la cultura de destino a la que se dirigen las versiones traducidas: un público norteamericano que difiere del original en múltiples cuestiones como religión, estilo de vida, trasfondo cultural, contrastes generacionales, entre modernidad y tradición, campo/ciudad, etc. La elección traductológica es entre adecuación (fidelidad al original) o aceptabilidad (fluidez y claridad del texto meta). Los ejemplos analizados muestran cómo se renuncia a la especificidad cultural de las referencias originales a favor de la claridad y la sencillez; una elección que la autora considera adecuada al medio en cuestión (los subtítulos), primando la eficacia comunicativa sobre el purismo y la exactitud. Se suple en parte el problema sustituyendo referencias culturales comparables en la cultura de destino ("Julie Andrews" en lugar de "Marujita Díaz")—pero se paga sin embargo el precio de una notable pérdida de esa especificidad cultural cuya representación es tan característica en la obra de Almodóvar.

María Milagros del Saz Rubio (Universidad Politécnica de Valencia) y Barry Pennock-Speck (Universidad de Valencia) son coatores de "Male and Female Stereotypes in Spanish and British Commercials." 369-82. Examinan un corpus de anuncios británicos, españoles y norteamericanos para valorar el uso de estereotipos masculinos y femeninos a la hora de anunciar una determinada gama de productos. Prestan atención a las voces que los anunciantes dan a los personajes que participan en el anuncio televisivo (ya sea como voz en off o como participantes) para mostrar cómo el manejo cuidadoso de una imagen acoplado con la voz apropiada desencadena en el público determinadas asociaciones entre el producto que se anuncia y los personajes, con el fin de ayudar a vender o promover el producto—las sugerencias y asociaciones evocadas son más importantes que el mensaje que se transmite literalmente. Todo ello se hace con referencia a estudios sobre el género y el registro (Swales, Hasan, Biber…). En los anuncios, el fin comunicativo último es extralingüístico, y a él van subordinadas las estrategias tanto lingüísticas como de diseño visual, gestual y situacional del anuncio. Entre ellas, se centra el artículo en el uso de estereotipos sociales, como medio de conectar con el público de modo económico, rápido y eficaz. Comentan los autores la ambivalencia en el uso de los estereotipos—presentados como tales de modo consciente, pero con efectos que podrían suponer un refuerzo del estereotipo, antes que una crítica al mismo. Se presta especial atención a los estereotipos genéricos, femeninos, en el contexto de trabajos anteriores sobre el uso de estereotipos en publicidad. Es llamativa la manera en que, por ser conocido el estereotipo, puede invocársele con los indicadores más sutiles e indirectos (voces susurrantes o insinuantes, etc.). Encuentran los autores una similaridad básica entre el uso de estereotipos entre la publicidad británica y la española, y llaman la atención sobre los elementos negativos también presentes en los estereotipos masculinos. El juicio sobre el uso humorístico de los estereotipos da un balance negativo, para los autores, tanto en la cultura británica como en la española. En cuanto a diferencias culturales, si bien los estereotipos genéricos son similares, sí llaman la atención los autores sobre la escasez de acentos regionales en la publicidad española, en contraste con la variedad de acentos de los anuncios británicos.

IV. Scientific Discourse as Cultural Translation





Lunes 23 de noviembre de 2009

The Spanish Earth

En el desván de los recuerdos que es YouTube aparece este documental sobre la guerra civil española, rodado por Joris Ivens en 1937, a favor del bando republicano, cuando aún había una esperanza de ganar la guerra.  Está narrado por Ernest Hemingway, y proporciona una inmersión única en lo que era el ambiente y las escenas de la época, desde el día a día en los pueblos hasta los bombardeos aéreos o la guerra de propaganda—idealizando, cómo no, la causa republicana. Aquí van las seis partes en fila india:
















Antes cosas como esta había que esperar verlas si acaso en algún congreso sobre Hemingway, o quizá en algún cincuenta aniversario de la guerra civil, si le daba a alguna cadena televisiva por programarlas. Ahora, en YouTube, las emiten todo el día. Se dice pronto.


Los Congelados de Teruel


Domingo 22 de noviembre de 2009

Por qué te vas

Removiendo los años 70. Y los 80, y los 90.... En algún sitio seguirán.





La estatua del jardín botánico



Historia de la teoría y la crítica literaria en Estados Unidos

En este libro que editó Ricardo Miguel Alfonso—un hombre con dos apellidos y un nombre—tengo un capítulo titulado "El formalismo crítico académico durante las vanguardias". Versa sobre sobre la Nueva Crítica, que lo fue, nueva, y sobre la Escuela de Chicago, literaria y neoaristotélica, no la de sociólogos y economistas.  Ahora aparece por Google Books, que como siempre te lo permite insertar como si fuese un vídeo.  Lo malo es que es una vista previa incompleta—ya puestos, por mí que pusiesen todo el texto en condiciones.  Otro día pondré yo mi capítulo, en algún repositorio.




British Postmodern Fiction



Sábado 21 de noviembre de 2009

"Homenajes" a Franco

Aún han salido 300 o 400 personas a manifestarse contra Franco; parece que aún cabalga en alguna estatua mental. Mejor sería pasar del tema, por aquello del "que hablen aunque sea mal". A ver cuándo llega el día que no nos acordamos del Veinte Ene ni  los antifranquistas, ni los franquistas, ni yo tampoco.  A Fernando VII o a Pepe Botella ya no se les hacen manifestaciones en contra ni a favor, ni a la Primera República. Pero cuando sigue habiendo debate sobre estas cuestiones, y hay ánimos soliviantados, es porque están mal resueltos estos temas, mal que nos pese. Sigue habiendo historias alternativas e incompatibles, y las habrá mientras haya gente interesada en identificarse con uno de los bandos, y en minimizar sus crímenes.

Aquí hay una historia de horrores bastante tolerable, por así decirlo, en su ecuanimidad, un vídeo en cuatro capítulos de las matanzas de retaguardia en ambos bandos:




Esto es lo que sucede cuando se hacen con el espacio público los peores—salen criminales de debajo de las piedras, llenos de "intensidad apasionada" como decía Yeats—y se organiza un torbellino que ya no se puede parar.

Things fall apart; the centre cannot hold;
Mere anarchy is loosed upon the world,
The blood-dimmed tide is loosed, and everywhere
The ceremony of innocence is drowned;
The best lack all conviction, while the worst
Are full of passionate intensity.

Pero nadie piense que la gente era especialmente malvada en los años 30. Ni siquiera Franco. Las grandes maldades las cometen entre muchas personas, las menos de ellas con intención de hacer el mal; más con intención de hacer el bien; otros obedeciendo de modo indiferente, casi todos atrapados en su situación y su círculo de relaciones; unos disfrutando, otros sufriendo. Todos los que participaron en las atrocidades cometidas son malvados vistos de lejos—sus acciones los condenan para nosotros. Vistos de cerca, la cosa cambia y es mucho más complicada. Jonathan Littell escribió sobre esto algunas verdades desagradables.

Guerra civil: El vaivén de la memoria








Viernes 20 de noviembre de 2009

El hispanismo británico y el debate sobre la guerra civil

Notas sobre una conferencia de Ángela Cenarro (U de Zaragoza) en el seminario sobre "Hispanismo e historia en el mundo actual" (Biblioteca María Moliner, U de Zaragoza, 19/20-N 2009). Una conferenciante que ha publicado diversos libros y artículos sobre la guerra civil y posguerra, y sobre los hispanistas británicos; y que ha realizado estancias en la London School of Economics (en el departamento de Paul Preston, de donde guarda grato recuerdo), y en el Remarque Institute de la Universidad de Nueva York.

El hispanismo no es una disciplina rígida o perfectamente delimitada, pero sí una forma de trabajar que requiere una metodología y un rigor, una formación experta en lengua, literatura o historia, aunque los hay fuera del ámbito universitario. Hay una cierta identidad de colectivo, de participación en un ámbito experto y una serie de foros e instituciones, y por supuesto un gusto por el estudio de la lengua, historia y cultura española. Nos centraremos en los historiadores.

Veremos en qué contexto institucional (e histórico) surge la obra de los hispanistas británicos contemporáneos. Julián Casanova (en La historia social y los historiadores) dice bien que no son una escuela, pues los une el tema, no la perspectiva sobre él; éstas son diversas. Hay pluralidad: historia política, local... tanto en Inglaterra como en España.

El tema clave de los historiadores hispanistas británicos ha sido la guerra civil. Es imposible trabajar sobre la guerra civil en nombre de la objetividad, tanto en España como en Inglaterra, país que fue el adalid de la "no intervención". Hay en los historiadores hispanistas británicos un compromiso ético, además de una ideología ("de izquierdas", dice, lo cual parece demasiado generalizar... aunque claro, Stanley G. Payne es americano).

Con Hugh Thomas podríamos situar el punto de arranque; durante más de veinte años después de la guerra no hay una producción relevante, quizá por un exceso de proximidad al conflicto. Es en los años 60 donde se comienza más en serio. No se trata sólo de "contar" la guerra civil, sino de usarla para realizar una reflexión global sobre la historia mundial contemporánea. También se valoran la modernidad o no de España, las razones y consecuencias del fracaso republicano, etc. Es un gran episodio del siglo XX a nivel europeo, con todos los ingredientes (según dice Preston), al ser el primer enfrentamiento contra el fascismo a nivel internacional; es el prólogo de la Segunda Guerra Mundial. Y esto le da un eco de gran causa romática para el mundo anglosajón, con las Brigadas Internacionales, etc... Pasa así a debatirse la historia española contemporánea a nivel internacional. (Aunque antes se había comentado el imperio español y su decadencia).

La violencia de la retaguardia también impacta a la opinión pública internacional: primero la de la zona republicana, luego la del área franquista. Todo esto impacta sobre estereotipos recibidos ya de antaño y que ahora se consolidan: el atraso español, la leyenda negra, el fanatismo y crueldad nacionales... Se han estudiado los estereotipos (por parte de Enrique Moradiellos, Tom Buchanan, etc.) como maneras de atraer voluntades a uno de los dos bandos, acudiendo a mitos románticos y a la Leyenda Negra sobre la intolerancia española, y sobre el dominio de las oligarquías.

Desde el punto de vista romántico, la causa de la República enlaza con la herencia de la España de guerrilleros apasionados luchando por su liberacion y emancipación, "el pueblo", lenguaje utilizado tanto por la retaguardia republicana (la Pasionaria) como por parte de los propagandistas británicos. Son mitos compartidos, construidos tando desde fuera de España como desde dentro.

También se ve la guerra española, como ha mostrado Moradiellos, en el contexto de la crisis europea de los años 30 (España es "un espejo deformante" de la situación europea, según un editorial del Times de la época—quizá estuviese pensando en Valle-Inclán se me ocurre). Anarquistas, carlistas, pocos liberales, pocos republicanos.... Es un panorama que se ve como extremo. España es también "un país lejano del que apenas sabemos nada" para gran parte de la opinión pública británica.

Los hispanistas británicos se propondrán desmontar estereotipos y montar un estudio empírico y riguroso de la guerra civil. Esto empieza en los años 30 con Gerald Brenan, etc., sigue con la escuela de Raymond Carr en Oxford. Se sientan las bases de un estudio riguroso de la historia de España y la guerra civil. Y así se pondrán las bases para un debate importante que en los años 80 renovará el paradigma sobre los estudios no sólo de España, sino de Europa, reinterpretando los procesos históricos del siglo XX. Los hispanistas británicos son bien conocidos en España, pero hay que tener en cuenta que participan de otras tradiciones académicas de las que son deudores más que creadores; no son especialmente relevantes ni conocidos en el Reino Unido, donde hay más expertos en otros países europeos, y los hispanistas tienen un lugar más bien modesto y marginal; participan de las renovaciones historiográficas y nuevos paradigmas pero más bien como deudores que como impulsores de estos cambios.

Remontándonos más atrás, hay que nombrar a los viajeros británicos, a partir del XVIII; dan una visión exótica y romántica de España, mezclándose con los pueblos y la gente ordinaria o marginal, especialmente en Andalucía; pero hay que pensar que ellos mismos son personajes extravagantes o atípicos, como George Borrow, repartidor de biblias protestantes. La experiencia del viaje mediatiza mucho la perspectiva que dan de España; no son académicos, desde luego. También está Richard Ford, con el Manual para viajeros por España... España se asocia a lo romántico, lo clásico, lo atrasado, lo sentimental y pasional. La Península es un terreno neutral "entre el sombrero y el turbante". Brenan también está en esta tradición: allí era un escritor de poco éxito en Gran Bretaña, del grupo de Bloomsbury; hay una excelente biografía que muestra cómo no encajaba en la sociedad victoriana. En España encontrará un ámbito para su sed de experiencias vitales; escribirá estudios a medio camino entre la antropología, la literatura y la historia.

Algo de esto hay también en otros hispanistas, como Ian Gibson, Fraser; buscan el sur, el calor, el exotismo. Es importante la experiencia personal y vital del historiador, muchas veces producto del azar. O Paul Preston, tiene una cierta marca de esta experiencia del viajero por lugares exóticos. El clima, la comida, la calidez de los españoles, el paisaje... También importan otros factores: el peso del localismo que no favorece la producción de historias que no sean locales, y abren el terreno a los británicos.

Otra tradición quizá menos influyente ha sido la de la antropología social; Julian Pitt-Rivers aplica los modelos funcionalistas de la antropología a una comunidad andaluza como Grazalema. Es la primera vez que se aplica este modelo (de culturas "del imperio") a un ámbito español. Descubrirá Pitt-Rivers que necesita un enfoque más complejo que el utilizado para tratar con sociedades más primitivas; y será difícil el entronque de estos enfoques sociológicos con la historia. Pero será influyente sobre Carr, y en los estudios sobre caciquismo de Moreno Luzón y Varela Ortega (desde los años 70).

Tradición de la historiografía liberal: Son obras muy documentadas, bien narradas, literariamente bellas; es importante la atención a las dimensiones institucionales del poder. También la descripción de la sociedad y la economía, en Carr, etc., pero lo decisivo es la interpretación política: que el liberalismo no consigue imponerse. En Preston, se ve como la polarización entre la izquierda y la derecha. Es una concepción del poder en la que prima la lucha política, o el fracaso de la política. También se da gran importancia a la responsabilidad y la acción del sujeto, los líderes, los hombres que toman desiciones. Una gran paradoja de esta escuela historiográfica liberal para los españoles es que es la dominante en el Reino Unido. Y la renovadora escuela marxista y sociológica no se plantea sus estudios en términos nacionales, sino sociológicos. Por eso es desde el punto de vista liberal, atento a la historia política, desde donde se enfoca la historia de España.

España está muy presente en la Cambridge Modern History, pero cuando Hobsbawm escribe El corto siglo XX habla de España como país desfasado con respecto al resto del continente, que es anómalo, con un panorama político atípico, no con un partidos fascista y uno comunista, sino con una extrema izquierda anarquista y el carlismo a la extrema derecha. Lo cual es una visión que también deja que desear. Hay que tener en cuenta que para los británicos Gran Bretaña aparece como un modelo de progreso político frente al cual los demás países son atrasados o fracasados, malos seguidores de su estela hacia el progreso. Allí hay estabilidad constitucional, equilibrio capitalista... en otros países bandazos, desigualdades, etc. Todo esto condiciona en gran medida la visión de la historiografía liberal sobre España y sobre otros países (siempre aparecen "detrás" de Gran Bretaña).

Las tradiciones historiográficas de otras naciones han iniciado debates propios pero se han visto muy influidas por la perspectiva británica. Barrington Moore (Los orígenes sociales de la dictadura y la democracia, 1966) tiene un impacto tremendo, y causa una reinterpretación sobre el éxito o fracaso de la democracia en el período de entreguerras, acudiendo a razones que van a raíces muy remotas.

La historia de Hugh Thomas sobre la guerra civil (1961) es el primer trabajo serio sobre el conflicto, en un momento en que en España no se podía hacer historia. Spain de Carr (1966), etc. La idea de polarización entre fuerzas extremas es influyente en todas estas obras. Se interpreta que como consecuencia del atraso económico desigual en España no consigue imponerse el liberalismo—un fenómeno agudizado por la pérdida de las colonias y la crisis del 98. La democracia fracasa, tras el fracaso del liberalismo. Para Carr es una acumulación de fracasos. Al ampliar su trabajo con el estudio del franquismo, interpreta que es el franquismo el que moderniza la economía española. Claro, en el caso de Thomas o de Carr hablamos de personas de derechas, con un perfil social, familiar, conservador. La normalidad la ven como recuperada en el franquismo. Carr ha sido uno de los abanderados en este debate sobre el fracaso de la república (atribuido a los excesos demagógicos de la izquierda) y la polarización extremista. Lo mismo Richard Robinson, Stanley Payne, etc. Es decir, para ellos la izquierda es culpable de que el régimen democrático no se asiente: por la torpeza de los republicanos a la hora de pactar, eligiendo mal sus aliados.... Son debates que hoy se siguen tratando, pero que ya recibieron respuesta por parte de la escuela de Preston y otros. Éstos se posicionan contra "la nueva ortodoxia conservadora" y sitúan el problema en la derecha. El debate está muy posicionado ideológica y éticamente. En la obra de Preston et al. reciben más atención la resistencia de la derecha a la democratización del país, los métodos de presión y proapaganda, etc. En suma, es un debate con interpretaciones distintas sobre el proceso de modernización de España.

El cambio de paradigma será una crisis del modelo liberal y de la historiografía que lo acompaña (a resultas del fin del imperio británico). Un libro escrito por dos germanistas marxistas británicos, The Peculiarities of German History, de David Blackbourn y Geoff Eley, echa por tierra la famosa tesis del "peculiar camino" a la modernidad en Alemania. La revolución burguesa "desde arriba", o sea sin revolución, produce una sociedad burguesa moderna, dicen, al contrario de lo que argüía Barrington Moore. Dicen más bien que el fascismo surge no en sociedades donde la burguesía no se ha asentado políticamente, sino en sociedades burguesas, pero entre una burguesía que no acepta la democracia. Este paradigma será influyente sobre Preston y los hispanistas de izquierdas. Así, han difundido la idea de que España estaba plenamente inmersa en las tendencias modernizadoras del siglo XX, no era atípico. Hoy esto no se cuestiona ya: la crisis española no es atípica, y sus tendencias y crisis son las de otros países europeos.

Otras tendencias han renovado el panorama: la historia oral, la historia feminista, etc. Se crean centros dedicados al hispanismo: el de Carr en Oxford, el Cañada Blanch de Preston en la London School of Economics. Se difunde la historia de España en las revistas científicas. Y además los hispanistas británicos contemporáneos, aun siendo personajes "mediáticos", siempre han estado atentos a la historia que se hace en España, y han sido respetuosos con el trabajo de los historiadores españoles y participando en los debates de la historiografía española.

_________________

En la sesión de preguntas, ante la apariencia de que no iba a haber ninguna pregunta del público, me animo yo, y le pregunto a la conferenciante sobre un caso aparente de falta de debate en el ámbito que ha descrito. Más en concreto, la obra de los historiadores británicos ha sido criticada por algunos historiadores españoles como tendenciosa, romántica y poco rigurosa. Así por ejemplo (...aun sabiendo que en la Universidad suele ser motivo de escándalo...) menciono las obras bien vendidas de Pío Moa que son muy críticas al respecto—hace poco publicó Moa un libro, La quiebra de la historia progresista, donde era muy cáustico con varios hispanistas británicos, precisamente. O, por mencionar otro historiador quizá menos polémico, las críticas de González Cuevas a Preston, hace poco en un artículo de El Catoblepas. Comento que en una ocasión le oí a Paul Preston decir que él jamás aceptaría debatir con Pío Moa, y en cambio le oí a Moa que estaría encantado de debatir con Preston, pero que éste no quiere. ¿Hay un diálogo realmente con los historiadores españoles, o sólo con algunos?

Aquí contesta la conferenciante que ella tampoco sería partidaria de debatir con Pío Moa, a quien no considera un historiador; de hecho opina que debería existir más corporativismo entre los historiadores para hacer el vacío o ignorar totalmente a autores como éste, que escribe falsificaciones de la historia, llevado únicamente por una voluntad de oponerse al movimiento de la Memoria Histórica. No sé si utiliza la frase "cordón sanitario" para aplicársela a Moa, pero desde luego es la idea... Opina la ponente que el debate debe tener lugar entre auténticos historiadores, y que allí sí es posible la diversidad de opiniones—pero no con provocadores como Pío Moa.

Yo replico que poco corporativismo ya me parece mucho, o sea que no desearía yo más. Que líneas políticas tendenciosas seguramente las hay entre todos los interlocutores y .... (bueno, confieso que a mí los libros de Pío Moa, que tampoco he visto tantos, sí me parecen libros de historia: tendenciosos, quizá, como los de Preston por otra parte, pero no me han dado la impresión de ser "imitaciones" o "falsificaciones" de libros de historia, ahora que experto no soy, desde luego)... Lo que le pregunto a la conferenciante es si no sería bueno en todo caso el debate abierto, y no sólo en libros cuyos argumentos no llegan a encontrarse muchas veces o se ignoran deliberadamente. Y si sería ella de la misma opinión de desautorización total con respecto a González Cuevas. (Hay que decir que González Cuevas critica en sustancia a Preston por cuestiones muy parecidas a las de Moa—y que él mismo ha tenido sustanciosas peloteras publicadas contra Moa). Según González Cuevas, la historiografía de Preston es oportunista y tendenciosa en un sentido muy parecido al que aquí se atribuye a Moa, y sin embargo nadie cuestiona a Preston como "historiador" en sentido absoluto (bueno o malo). En opinión de la conferenciante, y de algún otro interviniente, González Cuevas sí es un historiador, con el que se puede disentir y se disiente, y se podría debatir con él—pero Moa es un simple falsario y provocador. Y en ningún caso habría que entrar a debatir con él—no porque no sea académico, sino porque no es historiador, no puede debatirse con alguien con quien no se comparte ni una mínima base que permita el entendimiento (¿?).

Una diferenciación tajante y unas posturas que a mí me parecen en exceso sectarias y simplistas.... esas líneas divisorias tan claras entre lo que está "in" y lo que está "out" no me convencen. Y menos en un caso como el de Moa, en el que hay precedentes de campañas organizadas de desprestigio, abucheos concertados y hasta peticiones sorprendentes de censurarlo o de enviarlo a la cárcel... ¡por el hecho de publicar sus ideas! Aunque repito que yo historiador tampoco soy, por mucho que me interese la historia, ni conozco el detalle qué datos supuestamente falsos se dice que presenta Moa; creo que es más bien una cuestión de interpretaciones  y de valoraciones o alineamientos políticos. La visión que hoy oímos a este respecto es, desde luego, la misma postura que ya le hemos visto defender a Paul Preston en esta misma facultad. Así que el debate está servido...

... O no.

Por la tarde hay una mesa redonda, en la que se habla de muchas cosas pero me interesa resaltar una en concreto: un historiador italiano observa con cierta retranca que parece que aquí en España a los hispanistas se les ofrece un papel predeterminado, desde las instituciones: el de cantar las loas de lo modélico de la democracia española, y de lo bien que se hizo la transición, bendiciéndola desde afuera por así decirlo. Y que él está de acuerdo que todo muy bueno, pero que aun con todo lo va a decir igual, y no le gusta que se le presuponga ese papel.

Paul Preston en Zaragoza






Jueves 19 de noviembre de 2009

Mini-récords en el Top Ten

Bato mi record, y quizá "el" récord, al colocar simultáneamente TRES artículos, TRES, en la lista de los diez más leídos "de todos los tiempos" (o sea, de los dos últimos años...) del área de literatura inglesa contemporánea. Esto es en el SSRN, que es uno de los repositorios en red que más utilizo. Pero no es "uno más", sino el más valorado de todos y número uno de ranking mundial de repositorios según el Cybermetrics Lab del CSIC (por encima de ArXiv, PubMed, etc...).  Ocupo en él, en popularidad, que no en importancia subjetiva, el puesto 7.669 de entre 126.925 autores. Y subiendo por la larga cola.

Esta es la carta que me llega, redactada por el cíborg Michael J. Jensen, cuya mitad humana preside el SSRN:


Dear José Angel García Landa:

Your paper entitled, "Ackroyd's Shakespeare" was recently listed on SSRN's Top Ten download list for ECL: Contemporary English Literature (Topic). To view the top ten list for the journal click on its name ECL: Contemporary English Literature (Topic) Top Ten and to view all the papers in the journals click on these links link(s) ECL: Contemporary English Literature (Topic) All Papers.

As of 11/19/2009 your paper has been downloaded 11 times. You may view the abstract and download statistics at the URL: http://papers.ssrn.com/abstract=1120404.

Your paper may be listed in the Top Ten for other networks or journals and if so, you will receive additional notices at that time. If your paper was classified for additional SSRN journals, you may receive this announcement prior to distribution of your abstract in those additional journals.

To view the any of the Top Ten lists, click the TOP button on: http://www.ssrn.com/Browse

To view your SSRN Author Page: http://ssrn.com/author=889468.

If you have any corrections or additions please use the email form available on your author page to send them to us.

You can use these URLs to refer readers directly to your paper and SSRN Author Page. Many authors include links to their SSRN papers and their SSRN Author Page on their own home pages, and in the signature on their emails. Here is an example of an email signature reference to your author page:

My papers are available on SSRN at: http://ssrn.com/author=889468

To view the Top Authors Lists:
http://ssrn.com/TopAuthors

Thank you for your participation in the Social Science Research Network. We welcome any comments or suggestions and hope you will submit additional papers to the SSRN eLibrary.

Sincerely, Michael C. Jensen
Chairman
Social Science Research Network

Otros sitios a donde van mis artículos en red son Academia (una red social para universitarios) y el repositorio de nuestra universidad de Zaragoza, alias Zaguán. También allí abundo. Hay que decir que en Filología Inglesa soy el único que se ha molestado en poner allí alguna publicación; 37 he puesto de momento. Y si nos hemos de fiar de las estadísticas, también allí tienen mis artículos cientos de lecturas, o cuanto menos de descargas. Cada día su minirrécord, oye. Igual un día hasta me cita alguien, aunque no parece nadie muy inclinado a hacerlo.

Ah, otra cosa; hemos colocado (digo hemos con la Dra. Penas y otros colegas) una publicación en Alemania, digo una de las tangibles y académicamente sustanciales; en la editorial Reichenberger saldrá, y se llamará al parecer Con/Texts of Persuasion. Pero las imprentas van más despacio que los repositorios.

Mensajes del cíborg


Foto de lluvia


Foto de lluvia, originally uploaded by JoseAngelGarciaLanda.

Una de mis mejores fotos, creo. Estoy probando la aplicación de conexión directa entre Flickr y Blogger. Y sigo poniendo fotos en mi fotoblog; ya van casi dos mil quinientas.

Album 2008


Miércoles 18 de noviembre de 2009

Era el 92

... creo. Hoy he encontrado esta foto en un baúl. Literal, de los de madera.

en el 92


Aún tengo otras más espectaculares, en álbumes que apenas me atrevo a mirar—por aquello de les neiges d'antan. Pero aquí hay otra de diez años antes, del ochenta y dos, o sea...

De la Prehistoria



La Décadanse

Me perdí el concierto de Jane Birkin, mais bof, en YouTube están amontonadas todas las cadencias éstas. Suffit de les chercher, ou de les trouver.




L'amoureuse



Martes 17 de noviembre de 2009

Interacciones en la interfaz digital/real

Virtualizando el mundo real, y llenándolo de información interactiva.  Recomiendo no perderse esta charla de Pranav Mistry demostrando la tecnología SixthSense, que busca una mayor integración de gestos, cuerpo y experiencias reales y digitales.  Es un vídeo más de los muchos interesantes que hay en TED (sobre temas muy diversos, todos de actualidad rabiosa, y muchos subtitulados en varios idiomas)—uno de mis sitios favoritos últimamente.

Spook Country


Lunes 16 de noviembre de 2009

La Javanaise

Primera prueba de grabación de esta canción de Serge Gainsbourg:




Ya la iré perfeccionando... o no, quién sabe. Para bailar abrazados, dans mon expérience, es mejor la de Juliette Gréco.


Probatinas y primeras versiones


Domingo 15 de noviembre de 2009

Beyond Retro





Eso era "Fuck me pumps", una bonita canción de Amy Winehouse  Aquí hay otra versión. También me gusta mucho "Back to Black"—recomiendo verla aunque sólo sea para comparar lo que se parece esta moza a Bob Dylan hace cuarenta y cinco años. En la cara digo.

Hablando de muertes y desgracias, he estado con los chavales viendo "2012", la llamada madre de todas las películas de catástrofes—con la ligera decepción de ver que el mundo no se acaba, ni siquiera allí; sólo nos morimos todos los que no tenemos billete de primera.  Suena bastante más plausible. Pero aún sigo esperando la película del fin del mundo, que me temo tampoco va a ser la anunciada de La CarreteraY es que (nos confirma Alex Rosenberg) todos nos resistimos a las malas noticias.

Mientras, proseguimos con la adquisición del piso en el acantilado ese de Pontevedra; si ha de haber tsunamis nos pillarán en primera fila de butacas. Por allí tenemos a Beatriz de viaje, en sesión de fontaneros y notarios.

Elsa:  Sous ma robe






Sábado 14 de noviembre de 2009

Equipos y sujetos (—al equipo)

—notas sobre "Teams", el segundo capítulo de The Presentation of Self in Everyday Life, de Erving Goffman.

Ya hemos visto que al analizar una situación hay que tener en cuenta también la definición e imagen de esa situación que proyecta cada uno de los actores—convirtiéndose así la situación y la actuación en las representaciones de sí mismas. Pero los actores no actúan solos: actúan en grupos organizados o equipos, que cooperan en el mantenimiento de las ficciones colectivas y roles sociales asignados a cada cual.

Estos roles son definibles, claro, según el tipo de interacción que se esté barajando. Goffman da un ejemplo interesante de la América de mediados del XX: estando a solas los dos, un trabajador negro suele llamar a su colega blanco por su nombre de pila, pero en presencia de otros blancos (o negros, me supongo) lo trata de usted. Es un caso más (aparte de la cuestión del racismo) de presentación colectiva de una fachada aceptable públicamente. Otros casos podemos pensar de redefinición de la situación y de las relaciones entre actores dada esa situación (es lo que Goffman llamará footing en un artículo posterior incluido en Forms of Talk. Podría traducirse como "en calidad de qué" o "a título de qué"—siendo amigos, podemos tratarnos a título de amigos o como profesionales por ejemplo). La expresión de intimidad entre colegas o amigos o parejas se modula según adaptan la teatralización de esta relación en una interacción social en público con otros—donde forman equipo frente a un público. Es un equipo, o equipo de actuación, para Goffman "cualquier conjunto de individuos que cooperan poniendo en escena el mismo número" (en el sentido de numerito, o espectáculo teatral-social) (79). power rangers

El grupo organizado es una unidad de análisis necesaria para el análisis que se propone Goffman—el análisis de la proyección, manejo y control de impresiones en público—pues aunque estas funciones las lleven a cabo actores individuales, lo hacen como miembros de una troupe. De hecho, visto que los roles trascienden a los individuos, podríamos considerar a los individuos que actúan solos como equipos de un solo miembro. Un actor puede llegar a creerse su función (de hecho es el caso habitual)—y parte de su papel en este sentido es proyectarse a sí mismo como público de su propia actuación, y ocultarse a sí mismo (con una especie de doublethink) ciertas cosillas de la función que sería mejor ignorar, cosas que conoce en tanto que actor y conocedor de las bambalinas, pero que suprime mentalmente para lograr así una mayor compenetración con el papel. Este análisis, desdoblando al sujeto en su función social o pública y "otros aspectos" no compatibles con ella, o irrelevantes para esa función, es una manera elegante de Goffman de desconstruir la unidad del sujeto—atravesado o diseminado por su función social—y para interpretar no sólo la dinámica de sujeción a las funciones sociales por parte de sujetos (o sujetables) muy diversos, sino también fenómenos como la mala consciencia, la hipocresía (incluida la hipocresía socialmente aconsejable) y la ceguera selectiva de los sujetos a ciertas dimensiones de su propia actuación. Es todo un análisis de la interioridad entendida en tanto que exterioridad, o interacción interiorizada. (Para más sobre esta teoría goffmaniana del sujeto remito a mi artículo sobre "Goffman: El teatro de la interioridad").

Incluso actuando solo, y hasta sin otro público que él mismo, el sujeto "guía su actividad privada de acuerdo con estándares morales incorporados"—es decir, con referencia a algún grupo del que forma parte (81). Incluso llega el sujeto a estar tan sujeto que, sin creer en su actuación ni desearla, la mantiene en honor al grupo cuyos valores ha interiorizado por afiliación. Y castigándose a sí mismo si es preciso. Así, Goffman propone tratar la insinceridad no como un "defecto" del sujeto sino como un fenómeno resultante de las funciones sociales que estructuran al sujeto, tanto en su comportamiento externo como en su interacción y comunicación consigo mismo. Es de notar que esta proyección de valores de grupo y esta creación de un observador interno encargado de mantenerlos es muy útil para dar cuenta del desarrollo de ideas religioso-morales como la conciencia, los castigos y recompensas del más allá, y la propia idea de un Dios omnisciente y vigilante—garantía y personificación de los valores del grupo y de esa auto-observación interiorizada. Aunque Goffman (quizá consciente de que escribe en un país de creyentes difíciles de redimir) no desarrolla explícitamente esta línea de razonamiento.

Las actuaciones en grupo adquieren solidez y entidad propia—de estos vapores cuajados y de estas coreografías se va haciendo la realidad humana. Y así vemos que los grupos montan el numerito dirigido a un tercero, a un público, aun cuando el público no esté presente—así se refuerza la calidad de la actuación. Goffman presenta el ejemplo de los funerales que se organizan para los pacientes solitarios de los asilos u hospitales—como si tuviesen deudos apenados.

En suma, que habiendo posibles inconveniencias que disimular, y una fachada pública que mantener, la coordinación dramatúrgica de la actuación en equipo es crucial:

"Parece claro, en primer lugar, que durante el transcurso de una actuación en grupo, cualquier miembro del grupo tiene la capacidad de estropear la función poniéndola en evidencia o interrumpiéndola con una conducta inapropiada. Cada miembro del grupo se ve obligado a confiar en la buena conducta y comportamiento de sus compañeros, y ellos a su vez se ven obligados a confiar en él. Hay pues un lazo de dependencia recíproca que liga a los miembos de un equipo entre sí." (82)

Por su situación frente a los espectadores, los equipos desarrollan un conocimiento "interno" de la situación, y adquieren así una familiaridad que los liga a una cierta visión interna de la función; están en el ajo, por así decirlo, y eso los define como personas para los otros.  Y así aun los aguafiestas que ponen en evidencia al grupo son parte de él, en la medida en que participan en la tarea y tienen un conocimiento interno de algunas cuestiones—aunque sean ninguneados o aislados por los demás.

Hay equipos más o menos institucionalizados, más ligados a la organización del trabajo, o más informales. Parte de lo que define al grupo formal frente a los informales es que los individuos se ven obligados a participar en él—y no se tratarían con los miembros del grupo, sean o no de su mismo status social, si no fuese por la función que tienen que representar conjuntamente. (Aunque realmente es todo una gama de grises, y hay elementos de función también no sólo en las familias, que son grupos oficiales, sino también en los grupos de amigos, pues son inestables y muchas relaciones vienen "de oficio" o por obligación al tratarse de amigos de un amigo. No aspiramos, sin embargo, a matizar, ni siquiera a entrar en toda la finura de los análisis de Goffman).

La imagen de la realidad proyectada por el individuo (es decir, por el "equipo-de-una-persona") puede ser polifacética: la del grupo (en tanto que grupo, y no como la suma de sus individuos) es más rígida, oficial y monocolor: podríamos decir que el grupo tiene "pensamiento único":

"Cuando pasamos de los equipos de una persona a otros más grandes, la naturaleza de la realidad que promueve el equipo cambia. En lugar de una definición rica y variada de la situación, la realidad puede reducirse a una estrecha línea partidista, ya que es de esperar que no todos los miembros del equipo congenien en la misma medida con la línea. Podemos esperar observaciones irónicas mediante las cuales un miembro del equipo rechaza en broma la línea seguida, mientras que en serio la acepta. Por otra parte, aparecerá el nuevo factor de que la lealtad al grupo de uno. y a los otros miembros del equipo, llevará a apoyar esa línea." (85)

Así que esas bromitas sobre el equipo, en privado por favor. De lo contrario no sólo se compromete la acción del equipo, sino que flojea la imagen de la realidad proyectada por todos. Hay que disciplinar y administrar las intervenciones, silencios y portavocías autorizadas.  No hay que mostrar desacuerdo en el equipo ante el público—ya hablemos de un partido político, o de un dúo de soprano y pianista.  Ahora bien, para que el acuerdo no sólo parezca tal acuerdo público, sino que parezca verdad, hay que arreglar y adornar ciertas señales de evidencia para el público. Se requiere que no sólo haya acuerdo, sino que parezca espontáneo, no pactado:

"puede ser necesario que los diversos miembros del equipo sean unánimes en las posiciones que toman, y que guarden secreto sobre el hecho de que no llegaron a estas posiciones de manera independiente" (88)
teamwork6
—y un paso muy útil es la activación en bien del equipo de lo que Sartre (en El ser y la nada) llamaba la mala conciencia. A saber la capacidad de ocultarse a uno mismo, en tanto que autoobservador, y no sólo al público externo, que las decisiones que uno toma son del equipo, y no de uno mismo—un concepto, ése de "uno mismo", que decididamente va dejando de tener utilidad y sentido plenos.

Siendo nuestro ser comunicativo, interactivo y posicional, la toma pública de posiciones es crucial para su manifestación. Una vez los sujetos están caracterizados por el grupo, con el grupo metido hasta la médula de su ser y constituyéndolo, es cruel aunque instructivo dejarlos sin referencias ni pensamiento que manifestar, creando confusión sobre cuál es la línea del grupo—es algo que atenta contra el alma del sujeto por así decirlo:

"Ocultarle a un miembro del equipo información sobre la postura que toma su equipo es de hecho privarle de su propio carácter, puesto que sin saber qué postura ha de tomar puede que se encuentre incapacitado para presentar un yo al público." (89)

Y téngase en cuenta que a veces el yo más preciado no es el yo íntimo y privado, sino preciamente el yo que puede ostentarse en público.

En suma, que mantener una línea de acción y una normativa de comportamiento clara es muy beneficioso para el grupo. También una serie de ficciones útiles, como los acuerdos aparentes frente a espectadores y a miembros subordinados del propio equipo (esto "en organizaciones autoritarias", especifica Goffman, pero todas lo son un poquito). No son aceptables las ironías hacia el equipo en público; hay que mantener una etiqueta y un espíritu de cuerpo—que en ocasiones se coloca por encima de la ley y de las normas externas al grupo.

El equipo actúa para un público, pero el público mismo es otro equipo: Goffman propone hablar de interacción dramática—y además no suele ser un barullo, sino adoptar la forma de un encuentro entre dos equipos—(ay esas polarizaciones automáticas—debe tratarse de una tendencia cognitiva inherente, de esas que heredamos de la Prehistoria—como la distorsión retrospectiva, o más claramente como esas tendencias al pensamiento dicotómico que comentaba Gould en The Hedgehog, The Fox, and the Magister's Pox).

"Así, en las grandes instituciones sociales, donde prevalece una diversidad de niveles de status, encontramos que mientras tiene lugar una determinada interacción, se espera que los participantes pertenecientes a muchos status diferentes se alineen provisionalmente en dos equipos agrupados" (92)

Aunque sí hay también encuentros de tres equipos: los arbitrajes, por ejemplo, o de equipos múltiples; pero prevalece especialmente la estructuración del encuentro como una interacción de dos equipos, que (siendo a la vez actores y público) se turnan para asumir un rol más activo u otro más propio del público—es decir, suele haber un equipo que es el que más contribuye a la interacción, o lo hace de manera más prominente o autoritativa. Suele ser este equipo el que controle el espacio de la interacción, su disposición, la estructuración de turnos, etc.–un control que le permite "introducir dispositivos estratégicos para determinar la información que pueda adquirir el público" (93). Los espacios de interacción (aulas, consultas, salas de reuniones, tiendas, etc.) ya se estructuran de modo que un equipo tenga en principio este dominio de la situación o esta ventaja perspectivística; cognitivamente es un intento de proporcionarles el topsight o dominio perspectivístico de la situación.

En los equipos hay quien manda, claro—y quien decide y organiza cómo ha de transcurrir la acción dramática durante una función o encuentro con otro equipo. A veces también se crea un cargo de director de la función, desvinculando la toma de decisiones relativas a la ceremonia o estrategia de interacción de las decisiones relativas a la línea de acción del equipo. A Goffman le llaman la atención los paralelismos interaccionales y ceremoniales en campos muy diversos, independientemente del tipo de actividad que se ventile—pues todos necesitan una etiqueta social y una coordinación y organización de turnos, intervenciones y voluntades:

"las similaridades estructurales de números teatrales aparentemente diversos quedan muy bien reflejadas en la comunidad de actitudes que surge en todas partes entre los directores de espectáculo" (97).

—aplicando disciplina y manteniendo el orden en las filas, cuidando de la apariencia y uniforme correcto, llevando la contabilidad del número de votos, etc. Y así aunque todos son corresponsables de la actuación, el director es más responsable que nadie—y se crea dentro del equipo una fisura entre el director de función y los miembros de a pie; es el síndrome del capataz. Hay que distinguir, recalca Goffman, la autoridad o dominancia teatral, la dirección de la función, de la auténtica dirección de la actividad del equipo, aunque en ocasiones coincidan. Un papel teatral comentado en este punto es el del empresario de pompas fúnebres, el undertaker, que suele tomar sobre sí el papel de dirigir y organizar una función que nadie más haría a gusto. Más sarcástico es este otro ejemplo, de chusqueros y oficiales del Ejército:

"cuando a unos responsables temporales o carentes de experiencia se les otorga una autoridad formal sobre unos subordinados experimentados, encontramos con frecuencia que a la persona formalmente investida de poder se le soborna con un papel que tiene hegemonía dramática, mientras que los subordinados tienden a dirigir el show. Así, se ha comentado a menudo sobre la infantería británica en la Primera Guerra Mundial que los veteranos sargentos de clase obrera llevaban a cabo la delicada tarea de enseñar, sin aparentarlo, a sus nuevos tenientes a que asumiesen un papel dramáticamente expresivo al frente de su pelotón, y a que muriesen rápidamente en una posición dramáticamente expresiva, como corresponde a hombres de colegio de pago. En cuanto a los sargentos, ocupaban un lugar modesto en la trasera del pelotón y tendían a sobrevivir para formar a otros tenientes" (102)


Más en general hay que distinguir en la actividad de un equipo entre las funciones dedicadas a la actividad productiva, comercial o "efectiva" del equipo, y las funciones de aliño, escaparate o presentación al público de esa actividad; como hemos visto hay cierto grado de coincidencia y solapamiento, pero también pueden crearse funciones específicas y cargos de pura representación. Los lacayos de los nobles, aparte de servir funciones prácticas, tenían una importante función de adornar la persona de su señor: estar rodeado de lacayos era demostrar un status. Algo parecido siente un director comercial con sus vendedores, o un empresario con sus trabajadores concienciados, o cualquier jefe de equipo con su equipo bien entrenado a su servicio.  Al margen de las funciones sociales o productivas desempeñadas, un equipo tiene una función cognosicitiva o metafísica:

"Un equipo (...) puede definirse como un conjunto de individuos cuya cooperación íntima se requiere si ha de mantenerse una determinada definición de la situación" (104)

—y por tanto hay siempre un cierto secretismo en cuanto a ésto, en cuanto al hecho de que la situación depende, para sus sustancialidad o su solidez, de la cooperación y disciplina del equipo— y "un equipo, por tanto, tiene algo de la naturaleza de una sociedad secreta" (104).  Sabemos que son miembros del equipo— por el puesto que tienen oficialmente allí, su trabajo, etc.—pero la sociedad que constituyen está basada en un pacto oculto sobre más cosas de las que se muestran en público.  Los miembros de los equipos son unos conspiradores natos, atentos a mantener la ficción de que las cosas son de hecho tal y como conviene al equipo que sean, de que son así por naturaleza—como decía Barthes, hay que crear un efecto de realidad—hay que mantener la impresion, de cara al público externo e interno, de que la realidad se sustenta por sí sola sin que hagan falta estas furtivas intervenciones para mantener el orden de la situación.


Teoría paranoica de la observación mutua


Viernes 13 de noviembre de 2009

En el concierto de Madeleine Peyroux

Tal que así:




Bueno, aquí está la canción entera—en otra version, claro:




Estaba inspirada ayer, la Madeleine, y le salió esta canción mucho, pero muuucho mejor que en el disco, que ya es decir.  También cantó muy bien "La Javanaise" que sigue:





Aunque no me resisto a poner también la original de Juliette Gréco, bueno, o de Gainsbourg para Gréco, que acabo de ver por la red—una de esas canciones con historia:






I'm all right




Jueves 12 de noviembre de 2009

Consiliencia y retrospección

espiral

Por los cerros de Úbeda se va descaradamente Stephen Jay Gould en uno de sus últimos libros, el póstumo The Hedgehog, the Fox, and the Magister's Pox (2003)... aunque siempre da gusto seguirlo. El título es una de esas huídas por los cerros—el libro da muchas vueltas a las estrategias comparadas del erizo, "que sólo sabe hacer una cosa, pero eficaz" y de la zorra, "que tiene muchos trucos diferentes". Son dos tipos de estrategias y actitudes, que en este caso se usan para comentar las diferencias entre las ciencias y las humanidades. El subtítulo aclara más el tema del libro: "Mending the gap between science and the humanities". En suma, Gould se presenta como el adalid de una reconciliación auténtica entre las ciencias "duras" y las humanidades, y por supuesto con las ciencias más "blandas" como la biología evolucionista que él practica. El obstáculo no son sólo la ignorancia mutua de las disciplinas y la desconfianza, sino las reconciliaciones forzadas o tendenciosas, a cuya crítica dedica los capítulos más interesantes.

En un mundo complejo no hay una única modalidad de conocimiento, dice Gould, y tanto el saber propio de las ciencias como el de las humanidades tienen su esfera legítima, mientras no se salgan de ella ni pretendan usurpar el puesto de otra disciplina. Por otra parte, aparte de invasiones, está el problema contrario de las fronteras mal puestas: también hay que tener en cuenta que la historia misma de las disciplinas lleva a levantar barreras inexistentes o absurdas:

"Nuestras taxonomías de las disciplinas humanísticas surgieron por razones en gran medida arbitrarias y contingentes de normas sociales y prácticas universitarias del pasado, creando así falsas barreras que obstaculizan la comprensión actual" (17 - traducciones mías). 

A veces en una disciplina se da vueltas a un problema desde una perspectiva errónea, cuando los instrumentos conceptuales para resolverlo existen en otra disciplina vecina... pero incomunicada. Pone Gould el ejemplo de su propia experiencia, aplicando la teoría narrativa al evolucionismo:

"Me di cuenta de manera explícita de que el aparato necesario para entender gran parte de los esquemas evolutivos de la vida se encontraban en las metodologías establecidas por los historiadores en los departamentos de nuestras facultades de humanidades, y no en los procedimientos experimentales y cuantitativos estándar que tan adecuados son para tratar con acontecimientos simples, atemporales y repetibles, en la ciencia convencional" (18)

En efecto, la teoría evolucionista trata con acontecimientos complejos, únicos e irrepetibles—es decir, históricos. Es por tanto en algunas de sus dimensiones al menos una ciencia histórica, que estudia algunos de los capítulos de la única gran historia.

La ciencia también es mítica. Su mito central, dice Gould, es la creencia de que la ciencia observa el mundo de modo puro y no distorsionado. Pero la ciencia es, podríamos decir, dialógica: no es un catálogo fotográfico del mundo sino un debate entre humanos y entre teorías diversas:

"Charles Darwin le escribió a un colega amigo sobre el mito del registro "objetivo" de hechos: 'Qué extraño es que la gente no vea que toda observación, para ser de utilidad, tiene que ir a favor o en contra de algún punto de vista'." (35)

Otro mito persistente es la idea de una guerra entre "ciencia" y "religión", o la de una oposicion dicotómica entre "ciencia" y "no ciencia". Gould dedica todo un capítulo a establecimiento de dicotomías como una costumbre o vicio mental: es una maniobra cognitiva quizá evolutivamente desarrollada por buenas razones prácticas, pero que tiende a entorpecer la percepción teórica adecuada. Así, es simplista la idea misma de las "dos" culturas enfrentadas, de la ciencia y de las humanidades. Hay modos y prácticas de conocimiento diferente legitimados o posibilitados por cada disciplina, de una manera bastante más compleja y borrosa de lo que sugeriría ese concepto abstracto e idealista de "ciencia". Y releyendo al mismo C. P. Snow, autor original del ensayo sobre el enfrentamiento entre las "dos culturas", Gould recalca que Snow mismo era consciente de la simplificación que suponía ese planteamiento—y también de que estaba generalizando un tanto indebidamente a partir de su experiencia personal de dicotomías humanístico-científicas muy marcadas en su entorno británico concreto. Y que había mucho terreno de continuidad entre esos dos polos de las ciencias duras experimentales por un lado y las letras por otro. Otros episodios recientes, como el artículo paródico que les coló Alan Sokal a Social Text, han servido por desgracia para enfatizar una dicotomía simplista, entre verborrea humanística y precisión científica, que ni es tal ni pretendía Sokal que lo fuese— Y aprovecha Gould para recalcar lo importantes que considera él los estudios de crítica social de la ciencia y de historia de la ciencia, algo que ciertamente se echa de ver en su propia aproximación al desarrollo de la teoría evolucionista.

Gould siempre está atento al carácter y circunstancias de los científicos como individuos, y al sentido de su labor en el contexto de la organización del conocimiento en cada época dada. Así por ejemplo contrasta aquí los gabinetes de curiosidades del Renacimiento con los museos que les sucedieron: dos instituciones con ciertas continuidades pero muy diferentes en sus presupuestos y economía intelectual, pues el museo pretende una organización sistemática del conocimiento, el gabinete no. El mismo contraste se echa de ver entre lo que Foucault llamaría ciencia "clásica" (la de Aldovandri, por ejemplo, que incluye todo tipo de saberes misceláneos sobre los fenómenos, sean factuales o míticos) y la voluntad de sistema y clasificación de los nuevos científicos de la Royal Society.

Los científicos separaron las cuestiones factuales de las morales:

"la ciencia debe insistir que, sea cual sea el estado factual de la naturaleza, nuestras ansias y búsqueda de moralidad y de sentido pertenecen a los dominios diferentes de las humanidades, las artes, la filosofía y la teología—y no pueden adjudicarse mediante los hallazgos de la ciencia" (106)

Y esta diversidad de criterios y aproximaciones es un punto central de la argumentación del libro, pero también se encuentra aquí su punto de ambigüedad o contradicción. Porque como se verá aquí reaparece la dicotomía tajante que Gould quiere contener o emborronar por otro lado. ¿No será más bien que la ciencia sí tiene algo que decir sobre las artes, la moralidad, etc.? Por allí van los razonamientos del los críticos evolucionistas y neuropsicólogos actuales, en la estela de la consiliencia de E. O. Wilson—intentando desarrollar esa "tercera cultura"—y allí se encuentra uno de los puntos de conflicto del pensamiento de Gould. Porque se encuentra defendiendo a la vez la ausencia de dicotomías tajantes, por un lado, y los campos y misiones separados de la ciencia y de las humanidades por otro. Quizá haya un terreno de encuentro, o de debate.

Y desde luego Gould es todo lo contrario de torpe a la hora de ver paradojas y dobles lógicas en los planteamientos de estas cuestiones. Por ejemplo, sobre la figura de Bacon, uno de los impulsores del método científico, cuya figura se asoció a la noción simplista de observación sin teoría, y la extracción inductiva de conclusiones—el supuesto "método baconiano".  Resulta que Bacon, lejos de creer en la posibilidad del puro objetivismo llevado casi hasta la caricatura, es precisamente quien nos avisa sobre "los impedimentos mentales y sociales que están demasiado profundamente e inerradicablemente interiorizados como para garantizar ningún ideal de objetivismo puro en la psicología o los estudios humanos" (109-10)—son los famosos "ídolos" baconianos, los prejuicios, tendencias o tradiciones que distorsionan y condicionan nuestro conocimiento. Aparte de los "ídolos de la caverna", propensiones y limitaciones de cada individuo, están los "ídolos de la tribu"—las maneras en que tendemos a distorsionar las cuestiones por la propia naturaleza de la mente humana, algo que Gould identifica con la manera en que ha evolucionado estructuralmente la mente humana:

"Entre estos ídolos tribales de la misma naturaleza humana, debemos incluir prominentemente nuestra legendaria dificultad para reconocer, o concebir siquiera, el concepto de probabilidad; y también el tema central de este libro: nuestra tendencia lamentable a taxonomizar situaciones complejas como si fuesen dicotomías de opuestos enfrentados" (112)

(—eso por no hablar de los "ídolos del foro", problemas de comunicación, de definiciones y significados, y  de ambigüedades del lenguaje; ni de los "ídolos del teatro", producto de sistemas filosóficos enfrentados, de escuelas y tradiciones de pensamiento diversas, y de modalidades disciplinarias-sectarias, ídolos éstos que aquí vendrían muy al pelo).

Dedica una bonita sección Gould a estudiar las representaciones en forma de diagrama de árbol, observando la tentación que suponen allí las divisiones dicotómicas.  Otros ídolos podrían ser los diversos cognitive biases que se vienen identificando en psicología o filosofía. Me interesa resaltar especialmente el hindsight bias, la distorsión retrospectiva: la manera en que nuestra comprensión de los fenómenos está condicionada por la temporalidad y por nuestras propensiones narrativas a interpretar los fenómenos como una secuencia de causas y efectos. Parece clara la ventaja "evolutiva", la aplicación cognitiva práctica de esta maniobra interpretativa, pues hindsight produce insight: viendo las cosas desde el final se entienden mejor; podríamos decir que el conocimiento retrospectivo, desde el final, proporciona una perspectiva superior, hindsight is topsight. Pero también se aprecia fácilmente cómo puede llevar a simplificar indebidamente la representación de los procesos complejos, identificando una causa donde hay una sobredeterminación o un complejo de causas.

Es muy consciente Gould de la falacia de la retrospección, y nos remite a un clásico historiográfico sobre esta cuestion, The Whig Interpretation of History, de Herbert Butterfield. El partido Whig juzgaba retrospectivamente la historia con sus criterios propios, de modo que toda la historia se movía hacia una culminación que para ellos desconocida, que eran las propias ideas Whig. En este sentido, me temo, todos somos Whiggish. Y hay mucho de whiggismo en la idea que la ciencia tiene de sí misma, según Gould—con frecuencia los científicos ignoran la implicación de la ciencia en las ideas de su tiempo (la teología de Newton, por ejemplo) y seleccionan retroactivamente sólo las partes "aprovechables" para el futuro, creando una imagen falsa de la Ciencia como un espacio de verdad, objetividad, racionalidad y de lucidez comparable a la presente, en medio de la ignorancia y prejuicios sociales de otras disciplinas. Una imagen totalmente falsa, claro, pues la ciencia tiene su historia complicada como todas las disciplinas. (En realidad, y por clarificar más la idea de Darwin sobre la utilidad de las teorías, habría que subrayar que la ciencia no es una descripción objetiva del mundo, sino un diálogo útil sobre el mundo—una aproximación al mismo que permite o su manipulación práctica para fines determinados, o la continuación del propio diálogo sobre bases inteligibles).

"Los científicos no firmarán una paz adecuada y armoniosa con los colegas de otras disciplinas hasta que reconozcan su propia vocación como una empresa quintaesencialmente humana, cargada con todas las idiosincrasias mentales de la especie que debe hacer el trabajo, y sin embargo capaz, y es ése su rasgo especial (pues toda disciplina puede gloriarse de alguna característica única e interesante), de alcanzar una comprensión más adecuada y profunda de la realidad material." (115)

Algunas virtudes tienen los científicos frente a los humanistas en esta panorámica comparativa que traza Gould. Una es su tendencia a explicar oralmente sus presentaciones, en lugar de leer textos escritos previamente. Los humanistas, paradójicamente, son poco conscientes del efecto mortífero que sobre la atención y la comprensión del público tiene el lenguaje escrito cuando se verbaliza.

Pero les envidia a los humanistas (y toma de ellos Gould) la explicación narrativa como instrumento conceptual para comprender situaciones complejas. La ciencia "dura" trata con abstracciones y generalidades, no con casos concretos:

"Pero una amplia gama de cuestiones factuales, que son evidentemente parte de la ciencia y son debidamente explicables (en principio) mediante métodos empíricos que operen bajo leyes naturales, trata diferentes tipos de sistemas extraordinariamente complejos e históricamente contingentes—por ejemplo la historia de los continentes y paisajes, o el esquema filogenético de la vida, por ejemplo—como algo no deducible, ni en absoluto predecible, a partir de las leyes naturales sometidas a prueba ya aplicadas en los experimentos de laboratorio, sino más bien como algo que depende crucialmente del carácter único e irrepetible de los estados históricos antecedentes, en una secuencia narrativa completamente sujeta a explicación a posteriori, pero impredecible con antelación. Las explicaciones narrativas de este tipo podrían haberse desarrollado en el seno de las ciencias, pero fueron relegadas o ignoradas en estos terrenos debido a que la historia particular de la especialización disciplinaria en las universidades occidentales asignó esta modalidad de conocimiento de manera prioritaria a los historiadores en los departamentos de humanidades." (137)

Las humanidades, arguye Gould, tienen algo que enseñar a las ciencias sobre todo en tres tipos de cuestiones: 1) en su consciencia de condicionantes sociales y distorsiones cognitivas sobre el las disciplinas de conocimiento, hasta sobre las más empíricas; 2) En la consciencia de la importancia de la organización retórica, estilística y argumentativa a la hora de exponer y sentar el conocimiento; 3) en su uso de estas modalidades de conocimiento y explicación (como la interpretación narrativa) aptas para tratar con fenómenos históricos y complejos.

El plato fuerte del libro de Gould (especialmente para los fines de este artículo) llega en la sección final con sus críticas al programa de E. O. Wilson sobre el tipo de reconciliación, integración o consiliencia que debería darse entre las ciencias y las humanidades. Ambos comparten la convicción de que "la mayor empresa de la mente ha sido siempre y siempre será el intento de conectar las ciencias y las humanidades" (Wilson, Consilience p. 3). Wilson recordaba que este desideratum se remonta al origen mismo de la filosofía, con Tales de Mileto. Gerald Horton llamaba a este sueño de alcanzar la unidad de las ciencias "el encantamiento jónico"—la noción de que el mundo es un cosmos ordenado que por tanto se puede explicar con un pequeño número de leyes naturales.

Un posible planteamiento de la cuestión es concebir los fenómenos del universo como manifestaciones de complejidad que hay que reducir a elementos más simples y comprensibles. El ideal del reduccionismo como programa para una coordinación de las ciencias consistiría en

"plegar las leyes y principios de cada nivel de organización dentro de otras leyes y principios que se sitúan a un nivel más general y por tanto más fundamental. Su formulación fuerte es la consiliencia total, que sostiene que la naturaleza está organizada por las leyes simples de la física, a las que se pueden reducir en última instancia todas las demás leyes y principios" (Wilson, en Gould 192).

(Sobre esta empresa reduccionista escribí, con relación a Herbert Spencer, en "Victorian Dark Matter", y con relación a la teoría cuántica en "Gell-Mann: Consciencia, reducción y emergencia"). Un problema se echa de ver en esta manera de plantear la cuestión: ¿sería una reducción concebible en abstracto, o efectivamente calculable? Por decirlo con términos de Gell-Mann, ¿podríamos hacer una descripción del jaguar no como jaguar sino como un montón de quarks? Parece que entre la reducción ideada y la efectivamente realizable hay ciertos problemas insalvables, y no sólo de cantidad y complejidad de cálculos, sino problemas relativos a la propia noción del sentido de las descripciones y explicaciones en el seno de las disciplinas. Un quark es un problema de física fundamental, un jaguar o un Jaguar no lo son, aunque (en cierto sentido al menos) estén hechos de quarks. La complejidad se extiende como un efecto mariposa haciendo inabarcable el cálculo detallado de la realidad.

El término consiliencia lo tomó Wilson de un filósofo de la ciencia del siglo XIX, William Whewell; y lo que Gould critica en esencia es que Wilson cambia su sentido—la consiliencia de Wilson no es lo mismo que la consiliencia de Whewell; y de hecho la noción de consiliencia de Wilson es una mala interpretación o modelo erróneo de lo que deberían ser las relaciones entre las disciplinas del saber (y más en concreto entre las ciencias y las humanidades).

El programa de Wilson está asociado a lo que últimamente se ha llamado tercera cultura, un programa activo y fructífero de investigación en la interfaz de las ciencias y humanidades que incluye como elementos prominentes (puentes tendidos entre ciencias y humanidades) la psicología evolucionista, la sociobiología humana, y la neurociencia cognitiva. Es un programa éste, y el de Wilson en Consilience, un tanto cientifista, y al entender de Gould poco atento a la especificidad de las humanidades. Vamos, una auténtica "reducción" de los objetos de estudio de las mismas a los planteamientos de las ciencias, pero no una auténtica reconciliación o cooperación entre ciencias y humanidades, atenta a las especificidades de cada disciplina del saber.

Al igual que Gell-Mann, Gould señala que el planteamiento clásico del reduccionismo no es realizable, debido a dos razones: la emergencia y la contingencia:

-  La emergencia la teorizó por ejemplo George Herbert Mead en La filosofía del presente, y Gould la define como "la entrada de nuevas reglas explicativas en los sistemas complejos, leyes que surgen de interacciones 'no lineales' o 'no aditivas' entre constituyentes y que en principio no pueden descubrirse a partir de las propiedades de las partes consideradas por separado" (202)

- La contingencia es para Gould "la importancia creciente [en los sistemas complejos] de "accidentes" históricos únicos, que no pueden en principio preverse, pero que siguen siendo plenamente accesibles para la explicación factual una vez han ocurrido" (202).

Una teoría de la retrospección (y del status de las explicaciones) parecería ser por tanto una pieza esencial del instrumental conceptual de la ciencia. Y con ello entramos en cuestiones de metodología y de metametodología y de reflexividad que ya serían muy del desagrado de un reduccionista—cuestiones que son planteables ya sólo en el contexto de un estudio de la historia de la ciencia...  con lo cual ya estamos de lleno en las humanidades.

El origen de nuestra propia especie es, observa Gould, una de estas contingencias históricas únicas, no repetibles, y sometidas a leyes naturales pero no deducibles a partir de ellas.

Esta es una cuestión que no queda bien conceptualizada en la teoría de la consiliencia de E. O. Wilson. De hecho, Gould se dedica a reexaminar la noción original de consiliencia, de William Whewell, en el siglo XIX, para mostrar que Wilson usa el término de otra manera, que contradice palmariamente los presupuestos y conclusiones de su inventor.

Whewell, nos recuerda Gould, fue no sólo un destacado científico a principios del siglo XIX, sino también un filósofo de la ciencia de primer orden, cuyas ideas fueron muy influyentes sobre Darwin. Entre otros pequeños detalles, le debemos a él el nombre de la profesión de científico; fue el primero que se refirió a los hombres de ciencia como científicos. O, para ser exactos, a las mujeres de ciencia, pues este primer uso del término scientist, en 1834, se refería a una mujer, Mary Somerville. También fue un influyente historiador de la ciencia, y un influyente metodólogo–y es aquí donde habla Whewell de consiliencia, aunque este término no cuajó y fue olvidado hasta que lo resucitó E. O. Wilson a finales del siglo XX (con un sentido bastante diferente....).

Whewell quería entender y analizar el proceso de inducción, o el paso desde observaciones repetidas a una conclusión general—la clave y actividad definida del éxito en la ciencia moderna, tal como él lo veía— más bien que los énfasis más fuertes en la deducción, o inferencia lógica del orden probable de la naturaleza a partir de principios de mayor generalidad (que quizá sólo más tarde se someterían a prueba empírica), favorecidos por los estudiosos premodernos del mundo material. (207)

La definición de consiliencia está en su Filosofía de las Ciencias Inductivas, fundada en su historia (1840). Se refiere no a la manera habitual en que entendemos la inducción—es decir, una repetición del mismo fenómeno dando lugar a la formulación de una ley capaz de predecirlo—sino a indicios provenientes de hechos diferentes, de naturaleza variada, no repetidos. La consiliencia entendida al modo de Whewell sería el hallazgo de una explicación que, de la manera más sencilla, económica y elegante, explica todos esos fenómenos en apariencia tan diferentes. La unidad oculta de todos esos fenómenos no se percibía hasta que la explicación consiliente a la vez los explica y muestra cómo responden a un principio que subyace a todos ellos. El nombre completo que dio Whewell a esta modalidad de conocimiento es consiliencia de inducciones.

Puesto de este modo, podríamos decir que esta consiliencia de Whewell es un poquito el equivalente en ciencias naturales de ese otro fenómeno perspectivístico-temporal comentado por Borges en "Kafka y sus precursores", la influencia retrospectiva. Es una cuestión que tiene un ángulo muy relacionado con mi tema favorito de estudio en teoría narrativa, la retrospección—esta vez en su modalidad de la atalaya retrospectiva más bien que en la cruz de la moneda, la distorsión retrospectiva. Como observó Borges, Kafka ejerce una influencia retrospectiva sobre ciertos escritores, convirtiéndolos, debido a su aparición, en algo que no eran antes: precursores suyos. En este artículo sobre El plagio por anticipación, de Pierre Bayard, trato más estas cuestiones en lo referente a la literatura.  El parecido entre los precursores de Kafka y la consiliencia de inducciones de Whewell es que en ambos casos los fenómenos precedentes son reinterpretados retrospectivamente: ya no son casos aislados, sino que se entienden como parte de una red estructural de relaciones; y en cierto sentido han sufrido una alteración retroactiva, al menos en su relación con nuestros sistemas de explicaciones.

Whewell admite que esta cohorte de hechos coordinados, explicados por una interpretación, no constituye una demostración propiamente dicha de esa teoría—y sin embargo tiene que tratarse como una verdad provisonal, o como algo que mejora la comprensión. Las ideas metodológicas de Darwin fueron muy influidas por Whewell, y Gould observa que "el sentar la teoría de la evolución como el principio unificador que hay tras las relaciones y la historia de los seres vivos proporciona el caso de consiliencia más instructivo de toda la historia de la ciencia" (211)—gracias al evolucionismo, muchos hechos que no tenían causa lógica aparente ni relación entre sí adquieren de repente una coherencia que supone el mayor apoyo concebible para la teoría. En contraste, el creacionismo no produce consiliencia—(Aquí hay una bonita charla de David Deutsch comparando muy gráficamente estos dos tipos de explicaciones: la científica y la mítica.  Frente a la arbitrariedad de las explicaciones míticas, las explicaciones científicas son difíciles de desplazar. Y de entre ellas las consiliencias de inducciones son explicaciones dífíciles de sustituir por otras, precisamente por la cantidad de hechos que contribuyen a explicar).

Las buenas teorías científicas, para Whewell, simplifican nuestro conocimiento, y armonizan fenómenos aparentemente distintos bajo una misma interpretación. En ese sentido son verdaderas. Puede relacionarse esta noción de la "verdad" científica con las formulaciones pragmáticas del concepto de verdad formuladas por William James o G. H. Mead. Podemos definir la verdad como la descripción o interpretación de los hechos más consistente con lo generalmente conocido o compartido—la más comunicable, por así decirlo, la que menos requiera de introducir elementos inexplicables o especiales para la ocasión. En ese sentido la ciencia es una vasta maquinaria cognoscitiva de generación de verdades—quizá no obvias para los no iniciados, pero congruentes con otras formulaciones en el nivel comunicativo adecuado.

Whewell distingue la consiliencia de inducciones antes mencionada de este proceso más general de simplificación, unificación y coordinación de la teoría. Gould señala que los dos procesos no están en realidad muy claramente separados en los escritos de Whewell. Pero que en cualquier caso Whewell  no pretendía que esta unificación de teorías englobase a las humanidades: más bien al contrario cuidó siempre de diferenciar los ámbitos de las humanidades y de las ciencias naturales; y Gould mismo subraya que el planteamiento reduccionista de Wilson le hace ignorar este aspecto de la teoría de Whewell—y los aspectos emergentes de la las humanidades. Es una actitud de supremacismo cientifista que se reconoce también en muchos debates actuales sobre la misión actual de disciplinas como la neurociencia cognitiva, o la psicología evolucionista, que habrían de barrer las humanidades despejándolas de teorías constructivistas, desconstructivistas y hermenéuticas y formalistas, e inaugurar un nuevo paradigma de estudio de las humanidades que supondría la desautorización global de todos los enfoques dominantes en las humanidades en el siglo XX.

Termina Gould su valoración de la relación entre ciencias y humanidades con una crítica al reduccionismo y a la supremacía de las ciencias que, según presupone Wilson, debería regir la supuesta "conciliación" entre ciencias y humanidades:

"El reduccionismo funciona descomponiendo estructuras complejas en las partes que las componen, y en última instancia explicando la complejidad como una consecuencia de propiedades y leyes que regulan a las partes.
     Ahora bien, y obviamente, el solo hecho de conocer las propiedades de cada parte en tanto que entidad separada (y todas las leyes que regulan su forma y actividad además) no te dará una explicación completa del nivel superior en términos de estas partes de nivel inferior porque, al construir la entidad de nivel superior, estas partes se combinan e interactúan. Así que uno debe también incluir esas interacciones como aspectos esenciales de una explicación del nivel superior que sea adecuada. ¿Cómo, pues, puede funcionar el reduccionismo si las interacciones entre las partes de nivel inferior deben figurar promienentemente en cualquier explicación de nivel superior?" (221)

Las interacciones que no sean previsibles (las no "aditivas" o "lineales") gobiernan de hecho los sistemas complejos, en opinión de Gould y otros, "impidiendo así en principio las explicaciones reduccionistas" (222). Estas propiedades que surgen únicamente en el nivel de interacción superior son las que se han llamado propiedades emergentes, intratables desde el punto de vista reduccionista. La individualidad es una de esas propiedades. Los objetos inanimados también son tan únicos históricamente como los individuos humanos, de hecho, pero no nos interesan a ese nivel, sino a un nivel de sus propiedades generales. Los acontecimientos históricos únicos, contingentes (y, por ejemplo, la aparición de la especie humana es uno), tienen una importancia central en muchas disciplinas, y no se tratan adecuadamente si no se reconoce ese carácter impredecible, contingente, e intratable para el reduccionismo.

El reduccionismo, arguye Gould, vendría a concebir a la inteligencia humana no como un fenómeno contingente, sino como el resultado predecible de una tendencia. (Esta insistencia de Gould en el carácter contingente e impredecible de los fenómenos evolutivos le gana por cierto muchos comentarios escépticos entre los nuevos defensores de la psicología evolucionista en la línea de Wilson, como Brian Boyd, que están interesados en agotar las posibilidades del reduccionismo).

"Esta visión equivocada de nosotros mismos como el resultado predecible de una tendencia, y no como una entidad contingente, nos hace perder el norte de maneras demasiado numerosas para nombrarlas. Pero en el contexto del plan de este libro de describir la mejor manera de ligar la ciencia con las humanidades, nuestro status como entidad contingente es un punto especialmente destacado como argumento fuerte contra la solución promovida por Wilson, la de conjunción por consiliencia reductiva" (226)


Sobre si somos pura contingencia o el resultado de una tendencia, quizá habría que volver contra Gould su propio argumento, y decir que si no era una tendencia lo que nos hizo humanos, ahora ya lo es, detectable en visión retrospectiva...

Según los defensores del nuevo paradigma evolucionista-cogntivo, si los fenómenos estudiados por las humanidades son en última instancia producto de tendencias naturales generalizables, deberían ser tratables por las ciencias, aunque se den en un solo caso o una sola especie. Aquí volvemos a encontrarnos con el problema de lo específicamente humano, y de hasta qué punto es tan específico. Recomiendo una bonita charla sobre el particular, "The Uniqueness of Humans", de Robert Sapolsky, que equilibra bastante bien una atención a las peculiaridades únicas del comportamiento de los humanos con otra atención correspondiente a sus bases en el comportamiento de otros primates u otros animales. Por tanto, diría yo que necesitamos las dos cosas: tanto el reduccionismo evolucionista, hasta donde pueda llevarse, pero siempre sin perder de vista esta complejidad de lo humano, y por otra parte el estudio de los fenómenos en su propio ámbito de las humanidades—pero siendo conscientes del panorama global de la formación y evolución de la cultura humana, y de sus bases biológicas, para mantener los pies en el suelo.  Para Gould, cuanto más nos adentremos en lo específicamente humano, en lo histórico y contingente, más nos atendremos a explicaciones narrativas y menos relevancia tendrá la explicación reduccionista. Los temas tradicionalmente tratados por las humanidades no son tratables en esta nueva clave, arguye Gould. Y en esto seguramente tiene su parte de razón, por mucho que esté aportando a la comprensión de lo humano el nuevo paradigma evolucionista y neurocognitivo. No se apoderará este paradigma de todo lo humanamente discutible—pero desde luego sí transformará sustancialmente la relación entre ciencias y humanidades. Y hay que decir que en esta reorganización de las disciplinas de estudios humanos y humanísticos, muchas de las cuestiones tradicionales de interés las humanidades quedarán resueltas no tanto la vía de la resolución sino como siempre lo han sido, por la vía del abandono o marginación.

Y de hecho es posible una cierta consiliencia, como no podía ser menos, entre las posturas de Gould y de los cognitivistas-evolucionistas. Así, aclara Gould,

"yo acepto que la información factual en forma científica será extremadamente útil y relevante para la discusión de casi cualquier cuestión importante en temas no científicos de las humanidades, de la ética, o de la religión" (235)

—y que quienes rechacen sin más esta relevancia han de ser pedantes o necios. Ahora bien, no se apea Gould de la batalla contra el reduccionismo simplista en cuanto haga su aparición, intentando nivelar estructuras complejas a componentes simples (o simplistas). Por ejemplo, una tendencia que aparece a menudo en la psicología evolucionista de la línea de El mono desnudopsicología evolucionista sin evolucionar, por así decirlo, cuando intenta explicar las reacciones de los seres humanos como si fuesen las de primates prehumanos, o australopitecos en la sabana: aquí se reconoce un modo de razonar precisamente ajeno al evolucionismo, pues en teoría evolucionista nunca hay que confundir el origen de un fenómeno con su uso o funcionamiento actual –debido en parte a ese fenómeno tan querido para Gould, la exaptación, o desplazamiento de funciones en los órganos o en los comportamientos y en las instituciones sociales. Vino nuevo en botellas viejas, por así decirlo: y muchas cosas hay de nuevo en los humanos, aunque los materiales básicos, como decía Sapolsky, sean materiales presentes en otros primates.

La teorización de este desplazamiento de tendencias psicológicas y funciones institucionales la atribuye Gould a Nietzsche en La Genealogía de la Moral—a partir de un instinto competitivo de dominación, y de ejercicio de "voluntad de poder", fenómenos como el castigo pasan a tener una diversidad de funciones y utilidades sociales: el control del crimen, de las transacciones económicas, etc. Origen y uso actual no deben identificarse. Del mismo modo, las teorías "paleolíticas" del origen del arte o de la literatura no deberían restringir nuestro análisis de sus usos, formas y funciones actuales, ni subordinarlo a esa explicación paleolítica. Del mismo modo, los dilemas morales quizá se entiendan mejor entendiendo sus orígenes evolutivos, pero no podemos reducirlos a esos orígenes, ni esperar que un estudio científico de la etología de los humanos en tanto que primates nos dé las claves de una moralidad científica—porque el comportamiento propiamente humano incluye toda la complejidad de las instituciones y disciplinas del saber desarrolladas por las culturas humanas. Evolucionismo sí: pero no a medias.

Gould aproxima su postura a la de Whewell, cuando arguye que la consiliencia ha de surgir como una inspiración o iluminación que nos hace ver la coherencia presente en una serie de fenómenos hasta entonces desconectados. No consiste en subordinar unos fenómenos a otros (las humanidades a las ciencias, pongamos) sino en reinterpretar su relación de una manera que no los reduce unos a otros, sino que logra una explicación de nivel superior:

"Las ciencias y las humanidades tienen todo que ganar (y nada que perder) de una consiliencia que respete las diferencias ricas, inevitables y valiosas, pero que también busque definir las propiedades más amplias que comparte cualquier actividad intelectual creadora, pero tan desanimada y tan a menudo relegada por fuerza a la invisibilidad por nuestra insensata (o al menos altamente contingente) división de disciplinas académicas." (258)

Como conclusión interdisciplinar, y consiliente, permítaseme insistir en la idea central que subyace a esta lectura del argumento y libro de Gould. Hay una estructuración narrativa en el progreso del conocimiento, una estructuración que se aprecia de diversas maneras, o en diversos "géneros narrativos", si se quiere, en el desarrollo de un experimento controlado siguiendo una teoría; en la observación de fenómenos repetidos que lleva a una inducción, o en la sucesión de paradigmas explicativos que nos llevan a apreciar que se ha producido una revolución científica.

Esta estructuración narrativa también aparece con otra forma, en la que tiene un elemento de intriga, de suspense, de detección, de formulación de un argumento o estructuración congruente de acontecimientos (remito aquí al argumento de Ricoeur sobre la congruencia del argumento aristotélico como instrumento cognoscitivo, en Tiempo y relato). Incluso tiene un elemento de epifanía—de esas iluminaciones estéticas que para los personajes de Joyce o Woolf repentinamente parecen hacer el mundo más congruente y desvelan un nuevo rostro de la realidad. Me refiero, claro, al fenómeno o experiencia de la consiliencia, a la unificación de diversos fenómenos anteriormente inconexos bajo la cúpula interpretativa de una teoría que les da un nuevo sentido y los hace comprensibles, convirtiéndolos retroactivamente en lo que siempre habían sido pero no lo sabíamos. Consiliencia y retrospección—he ahí dos fenómenos consilientes entre sí, con un parentesco descuidado pero que su aire de familia nos invita a establecer y a estudiar.

La consiliencia de inducciones es un fenómeno a la vez puramente narrativo—la clase de narración que sólo se puede contar una vez ha tenido lugar el fenómeno contingente que se narra— y a la vez es hermenéutica pura, un ejemplo del círculo hermenéutico de la comprensión tal como se puede aplicar a la lectura de un texto extraño, o a la búsqueda de coherencia entre los escritos de un autor. Es un proceso a la vez cognoscitivo y narrativo; competencia de las ciencias y de las letras. Y la dimensión que juegan en la consiliencia la retrospección y la reorganización narrativa del pasado y de la realidad es un aspecto bastante descuidado de la teoría del conocimiento: un caso ejemplar de esa invisibilidad disciplinaria a que alude Gould. Era él uno de los pocos pensadores que han prestado atención destacada al papel fundamental de las estructuras narrativas en las ciencias; razón de más para echarlo de menos.

Teoría de la contingencia




Miércoles 11 de noviembre de 2009

Mi recibimiento en Cannes




La SGAE contra los abusones


Formation of lasting memories

Scientists decipher the formation of lasting memories


Researchers at Karolinska Institutet have discovered a mechanism that controls the brain's ability to create lasting memories.

In experiments on genetically manipulated mice, they were able to switch on and off the animals ability to form lasting memories by adding a substance to their drinking water. The findings, which are published in the scientific journal PNAS, are of potential significance to the future treatment of Alzheimer's and stroke.

We are constantly being swamped with sensory impression, says Professor Lars Olson, who led the study. After a while, the brain must decide what's to be stored long term. It's this mechanism for how the connections between nerve fibers are altered so as to store selected memories that we've been able to describe.

The ability to convert new sensory impressions into lasting memories in the brain is the basis for all learning. Much is known about the first steps of this process, those that lead to memories lasting a few hours, whereby altered signalling between neurons causes a series of chemical changes in the connections between nerve fibers, called synapses. However, less is understood about how the chemical changes in the synapses are converted into lasting memories stored in the cerebral cortex.

A research team at Karolinska Institutet has now discovered that signalling via a receptor molecule called nogo receptor 1 (NgR1) in the nerve membrane plays a key part in this process. When nerve cells are activated, the gene for NgR1 is switched off, and the team suspected that this inactivation might be important in the creation of long-term memories. To test this hypothesis they created mice with an extra NgR1 gene that could remain active even when the normal NgR1 was switched off.

Doing this, we found that the ability to retain something in the memory for the first 24 hours was normal in the genetically modified mice, says Professor Olson. However, two different memory tests showed that the mice had serious difficulties converting their normal short-term memories to long-term ones, the kind that last for months.

In order to be able to switch the extra NgR1 gene on and off, the group attached a regulatory mechanism to the gene that reacted to a harmless additive in their drinking water. When the extra gene was then switched off, the mice retained their normal ability to form long-term memories. By subsequently switching it off at different times after a memory-forming event, they were able to pinpoint the effect of the NgR1 gene to the first week after such an event.

We know that concussion can cause someone to forget events that occurred in the week before the injury, what we call retrograde amnesia, even though they can remember events that occurred earlier than about a week before. This we believe tallies with our findings, says Alexandra Karlén, one of the scientists involved in the study.

The scientists hope that their findings will eventually be of use in the development of new treatments for memory impairments, such as those related to Alzheimer's and stroke. Medicines designed to target the NgR1 receptor system would be able to improve the brain's ability to form long-term memories. The studies were conducted in collaboration with American researchers at the National Institute on Drug Abuse (NIDA), NIH.
Publication:

A. Karlén, T. E. Karlsson, A. Mattsson, K. Lundströmer, S. Codeluppi, T. M. Pham, C. M. Bäckman, S. O. Ögren, E. Åberg, A. F. Hoffman, M. A. Sherling, C. R. Lupica, B. J. Hoffer, C. Spenger, A. Josephson, S. Brené, & L. Olson
Nogo receptor 1 regulates formation of lasting memories

PNAS, Online Early Edition, 9-13 november 2009

Source: http://info.ki.se/index_se.html





Nivel narrativo, status, persona y tipología de las narraciones

José Ángel García Landa

maquina imposibleEste artículo presenta una interpretación y una crítica de los conceptos narratológicos de nivel narrativo y persona narrativa, tal como son definidos por Genette, Bal y otros teorizadores. Estos conceptos quedan asentados con fundamentos más sólidos al relacionarlos con una teoría semiótica más amplia, en especial con la teoría de la enunciación. La estructura de la narración se basa en la construcción enunciativa de sujetos textuales y en la capacidad del relato de incorporar múltiples enunciaciones que pueden usarse para motivar su estructura discursiva. Algunas de las principales posiciones narrativas (la narración en primera persona, el narrador testigo, la narración autorial fiable o no fiable) se examinan desde esta perspectiva. También se redefine el concepto de metalepsis o ruptura de marco.

Texto completo (PDF)

Texto completo (html)

__________________

This paper is an interpretation and a critique of the narratological concepts of narrative level and narrative person as defined by Genette, Bal and other theorists. These concepts are placed on a firmer ground by relating them to a wider semiotic theory, especially to the theory of enunciation. The structure of narrative relies on the enunciative construction of textual subjects and on the story’s ability to convey multiple enunciations which can be used to motivate its discursive structure. Some of the main narrative positions (first-person narration, witness narration, reliable and unreliable authorial narration) are examined from this perspective. The concept of metalepsis or frame-break is also redefined.

Full text, in Spanish (PDF)

Full text, in Spanish (html)

_________________

Este artículo apareció en 1996 en el volumen 17 de Miscelánea: A Journal of English and American Studies. La revista tiene ahora una nueva edición en red que va completando volúmenes antiguos. También he subido una copia al repositorio digital de la Universidad de Zaragoza.
_________________

2011: Más ejemplares en otros repositorios: en Academia y en el SSRN.

Enunciación, ficción y niveles semióticos en el texto narrativo


Martes 10 de noviembre de 2009

Vive... siente... y aún más

Siente que vive... piensa que siente... y aún más–se dedica a hacer vida artificial.  He ido a una conferencia del ciborgsámbito cultural de El Corte Inglés:

Conferencia: Encuentros con la Ciencia
"¡VIVO, ESTÁ VIVO! EN BUSCA DE LA VIDA ARTIFICIAL"
Ricard Solé.
Zaragoza > El Corte Inglés de Pº de la Independencia > Sala de Ámbito Cultural > 2ª Planta
Martes 10 de noviembre a las 19.30 hrs.

¿Podemos crear vida? Esta es la pregunta que desde Mary Shelley y su Frankenstein ha emocionado, repelido o preocupado a muchos seres humanos. Y, en pleno siglo XXI, estamos a las puertas de dar respuesta a esa pregunta. Por supuesto, no será como el famoso monstruo de Shelley, pero... ¿en qué consistirá? ¿Qué están haciendo los científicos para conseguirlo?
De todo ello hablará uno de los más importantes científicos españoles embarcados en el proyecto, Ricard Solé, de la Universidad Pompeu-Fabra.
Coordina: Miguel Ángel Sabadell y organizan el Colegio Oficial de Físicos, Real Sociedad Española de Física, Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, Facultad de Ciencias de Zaragoza y Revista Muy Interesante.


Ha explicado Ricard Solé no únicamente su fascinación temprana con el Frankenstein  de Mary Shelley, un bonito caso de realidad imitando a la ficción... y los desarrollos de la robótica y "vida simulada" que se nos vienen encima—sino sobre todo los experimentos de diversos equipos de investigación (el suyo de Santa Fe, el de Craig Venter y otros) en dos direcciones básicas:
top-down, intentando modificar formas vivas elementales para "reprogramarlas" y convertirlas en herramientas manipulables—para producir proteínas, modificar las células (con aplicaciones médicas...), crear una computadora orgánica....
- y bottom-up, partiendo de modelos matemáticos de la complejidad y de estructuras combinatorias en ámbitos virtuales,  estudiando cómo se generan los fenómenos complejos que caracterizan a la vida. Darwin sale en términos generales ampliamente validado de estos experimentos de selección natural acelerada.

Una cosa que le hubiera gustado mucho a mi padre: la explicación en términos de física básica de muchas de las cuestiones. La física, como no podía ser menos, proporciona los parámetros básicos en los cuales se mueve la generación de las formas posibles de vida a cada nivel. Lo cual ha llevado a diversas cuestiones sobre la especificidad de la vida en unos estrechos parámetros físicos (nuestro universo con su peculiar equilibrio termodinámico, la química del carbono, etc.) o la posible existencia de otros fenómenos "vivos" divergentes que son difíciles de concebir con nuestros modelos actuales. (Me acuerdo yo aquí de las vidas de las estrellas y de las llamas solares en Stapledon...)

Yo le hago dos preguntas al respecto. Primero, si seguía siendo el paradigma aceptado la idea de Darwin según la cual la vida surgió una sola vez, y que su misma expansión ha hecho que el fenómeno sea irrepetible al transformar radicalmente las condiciones iniciales (otro bonito ejemplo de retroalimentación...–no de retrotracción, que en este caso sí es imposible). Y en efecto, es en lo que estamos: la aparición de vida no es planteable científicamente como algo que se esté dando "constantemente" a un nivel mínimo. La vida basada en el carbono es como un potente virus que se ha adueñado del ecosistema y no deja meter baza a nadie más. Pero en fin, es un paradigma, y el conferenciante tampoco quería ser muy maximalista al respecto, pues hay rincones mal explorados de la realidad.

También le he preguntado, ahora que la ciencia ya se preocupa por fenómenos complejos a diversos niveles, y por integrar la escala completa que va desde la física hasta la psicología social...

(... que por cierto, allí estaba la cosa un poco pez; ha mencionado el conferenciante los fenómenos emergentes, pero no hacía llegar la explicación de propiedades emergentes hasta el nivel estético, por ejemplo, o el afectivo, u otros niveles que son digamos prerrogativa de las humanidades. Una intervención magistral reciente que orienta estos temas de forma más adecuada es la de Brian Boyd en The Origin of Stories. Más sobre estas cuestiones emergentes, o de emergencia, en un próximo artículo, "Consiliencia y retrospección").

... pues eso, le he preguntado si no habría experimentado una cierta revalorización la figura de Herbert Spencer. Que a mi entender no sólo traza un gigantesco panorama global de la evolución global del universo y la vida—una teoría mucho más ambiciosa que la de Darwin— sino que tiende puentes muy interesantes entre ciencias y humanidades, y hasta tiene una teoría sobre el origen de la vida como fenómeno puramente físico, sin descender claro está hasta las matemáticas ni los RNAs, que estamos hablando de tiempos de la Reina Victoria.

Pues no; Darwin es reivindicado en su 200 aniversario (y Poe en el suyo—hablando de simulaciones de la inteligencia, le gusta al conferenciante el razonamiento de Poe para demostrar la falsedad de aquel famoso autómata, el Turco jugador de ajedrez).

Pero a Spencer en cambio no le ha llegado el turno; no proporciona ideas científicamente sometibles a prueba. Yo sin embargo lo veo muy sugerente, y muy consiliente... y muy relevante para las teorías de la complejidad y auto-organización. Aún lo veremos de vuelta.

Consiliencia, evolución, y anclaje narrativo









Lunes 9 de noviembre de 2009

Au bout de la route

J'ai branché l'auto-radio sur France Musique....




... ne quittez pas l'écoute!

Wayfaring Stranger



Domingo 8 de noviembre de 2009

Temporal analysis: From Micro to Macro

A dialogue stemming from the Narrative-L distribution list. It is about different time sequences in narrative and their structural relationship. I restore the sequential order of the exchange—otherwise e-mail responses, like blogs, have an analeptic structure and move steadily back in time:

Dear listers,
Could anyone here help me get in touch with the author (James Sellars) or give any information concerning the paper he presented at the following conference:
http://www.secol.org/auconference/program/program.html
http://www.secol.org/auconference/program/s5t1120.htmlrelojes
I would also like to hear your comments on the following quote from Sellars' paper:

My overall claim is that Genette's model needs to be adjusted so that it does not require a logical ordering of all story events, but only of a small number of core story events. Events that occur outside of the essential core need only be understood in (temporal) relation to the core, not necessarily in relation to each other.

 

My own feeling is that written fiction can indeed "roam" much more freely in time and space, especially in expository passages, that is, passages where the action is not set in any specific temporal-spatial (scenic) frame. Also, it seems to me that chronological/logical order is more important for those events that take place in the fictive present than for the events represented in retrospective or prospective passages. It is often quite difficult to arrange events evoked in flashbacks in various parts of the narrative in a chronological sequence, especially in novels with multiple story lines. On the other hand, it is usually less difficult to keep track of what is going on in the narrative present, since it unfolds more or less chronologically. Sellars formulation concerning "events that need only be understood in (temporal) relation to the core, but not necessarily in relation to each other" is IMHO a quite good description of the relation between main narrative and anachronies in many novels.

 

I would also like to mention list member I.S. Talib's fine article on "Nostromo" ("Conrad's Nostromo and the Reader's Understanding of Anachronic Narratives") where he puts forward the hypothesis that the fictive present (rather than the underlying fabula/story "per se") is the most important point of comparison or anchoring point for the reader in the processing of anachronic narratives. Accordingly, what makes "Nostromo" a somewhat difficult read is the fact that the narrator does not establish such a fictive present until quite late in the narrative:

 

"The narrative "now" is the Archimedean platform from which the past and future could be moved about in the reader's mind during textual response. Even if the chronology continues to move backwards or forwards after the narrative "now" has been found, these movements could be seen in terms of clear-cut analepses or prolepses from the "now", instead of unmotivated movements back and forth in time. I am convinced that this inability to find the narrative "now" during reading performance lies behind many readers' difficulties with the chronology of Nostromo, where, as Said has observed, "the present seems most reluctant to hold center stage".

 

Best, Eva



____________________

Dear Eva,

If you're interested in that line of criticism of Genette's model you might also be interested in this paper, which puts forward a similar proposal (the one in the quote from Sellars' paper):

Adams, Jon-K. "Order and Narrative." In Recent Trends in Narratological Research: Papers form the Narratology Round Table ESSE-4, September 1997, Debrecen, Hungary, and Other Contributions. Ed. John Pier. (GRAAT 21). Tours: Publications des Groupes de Recherches Anglo-Américaines de l'Université François Rabelais de Tours, 1999. 111-28.

Jose Angel Garcia Landa
http://unizar.academia.edu/JoseAngelGarciaLanda

____________________

Dear Jose Angel,


Thanks for the response. I have Adams' article, which I think is quite interesting and thought-provoking. Adams has also pursued this line of thought in " Narrative theory and the executable Text" (Journal of Literary Semantics. Volume 29, Issue 3). Adams does not refer to the differences between film and written fiction, though-that's why I thought it would be interesting to hear what film narratologists have to say on the matter.

Although Genette himself describes his method as involving a comparison between two different orders (story order versus discourse order), I would not consider this way of looking at anachronic narratives as a criticism of Genette's method-after all, the notion of a chronological "primary narrative" is a vital part of Genette's theory of narrative order as well. In fact, his categories of anachronies (external/internal, heterodiegetic/homodiegetic) more or less depend on a well-defined "narrative present", from which the anachronic segments can deviate in various ways. If there is no clear primary narrative, or if the narrative goes "backwards", it might be quite hard to decide whether a specific chunk of discourse should be regarded as a chronological deviation (deviation from what?).

As for the issue of absolute chronology, it might be that most readers do not consciously register that the analeptic or proleptic segments are "achronous" (in the sense that they cannot be arranged in a clear chronological sequence), as long as the background information they provide can be integrated into the ongoing action.

Another problem with regards to the analysis of narrative order is that "event in the fabula" and "narrated event" are still quite nebulous concepts in narrative theory-as you yourself have shown in your fine (Spanish) introduction to narrative theory. I have seen some quite odd applications of Genettian theory, where every element in the text that could conceivably be considered as an "evocation" of an earlier or later event is included in the analysis, with the result that even (in my eyes at least!) quite straightforwardly narrated passages are described as displaying complex anachronic movements between various temporal positions.

Best, Eva
____________________

dear Eva,
Well, Genette himself provides the model for "microscopic" analyses of temporal complexity in Narrative Discourse, just before he embarks on the "macro" analysis of prolepses, analepses, etc... and then he finishes the chapter on anachronies with a reference to "achrony", when temporal relationships become too vague or complex to track down. Still, perhaps we analysts are tempted by the most extreme cases (Proust, Memento, etc.) while most narrative is comparatively straightforward in this respect; thence the temporal disconnection of anachronies Adams alludes to. Both in films and in novels the notion you allude to, an "ongoing present" which serves as a basis for eventual anachronies, is crucial, since it provides for immersion, an essential ingredient in narrative, especially in popular narrative. Thanks for the answer!
Jose Angel
____________________

Eva Broman escribió:
> Hi again,
>
> Thanks for the personal reply! I had hoped that my query would generate some onlist discussion among the narratology mavens, especially since the fabula/sjuzhet dichotomy has been so influential *and* contested. However, it seems that nobody except you took the bait!;-)
>
> I have to admit that I find Genette's micro-analyses a bit problematic...I have the feeling that he focuses too much on relations between "temporal positions" rather than relations between events (characters' physical, mental etc. actions), which I think is the most important element of temporal analysis at the micro-narrative level.
>
> To me it seems as Genettes efforts to "date stamp" the text fragments he deals with and arrange them in elaborate arithmetic formulas doesn't really convey the reader's experience of temporality in these sample texts. Take this passage, for example, where Genette has marked the "narrative sections", which each belong to a specific temporal position in the "histoire":
>
> D) Swann interested Bloch greatly by telling him that the Prince de Guermantes was a Dreyfusard. "We must ask him to sign our appeal for Piquart; a name like his would have a tremendous effect". But Swann, blending with his ardent conviction as an Israelite the diplomatic moderation of a man of the world, (E) whose habits he had too thoroughly acquired (F) to be able to shed them at this late hour, refused to allow Bloch to send the Prince a circular to sign, even on his own initiative.
>
> In my reading experience, the marked sentences would be the ones I'd focus on when trying to assess the temporal order between the story events narrated in this passage; Genette's narrative sections E and F contain background information, which play a minor role in my understanding of "what is happening" in this particular passage. And yet Genette includes them in his scheme of the temporal relations between the events in the story and their presentation in the narrative, which results in (in my humble opinion, at least!) an overly complex representation. Furthermore, in Genettes scheme you get the impression that the events described in section D and F belong to the same chronological level (level 6, "the Swann-Bloch luncheon"). Such a notation misses that there is a chronological passing of time within that level. If you look at the segment in which this extract belongs, you see that all the events which are included in the "Swann-Bloch luncheon" section follow each other in diegetic time. At " F6" Swann does not allow Bloch to send the circular, then he repeats himself, then he refuses to sign it himself. At "N6" we find a summary account of the result of the action at F6. Genette's method of analysis suggests that "D6", "F6" and "N6", while progressing in presentational order, do not progress in chronological order. Although his method ostensibly deals with temporal sequencing on the narrative micro-level, it cannot account for "iconic sequence", which I would say is one of the most important features of narrative temporality at this level of analysis. Of course, it might be that Genette thought this type of (chronological) temporal sequencing so mundane and self-evident that he refrained from dealing with it, concentrating on miniscule anachronic movements instead!
>
> It might also be that Genette never intended these particular sample analyses from the 70's to be used a general model 30 years later-the problem is that many budding narratologists (e.g. PhD students!) regard them as the gospel truth and apply them mechanically on their chosen texts, which sometimes results in some rather bizarre descriptions of temporal structure. Anyway, I find Genette's examples and analyses of macro-structural anachronies more convincing and useful, and quite close to the work of Lämmert and other theorists of narrative time.
>
>
>
> Eva


____________________

Dear Eva,
Well, actually when one thinks of Genette's account of temporal structure one thinks of the "macro" analyses of time instead of the micro ones you mention, but I think both are useful and illuminating---although of course one may disagree (actually one disagrees at almost every step!) with the actual analyses carried out and even with the conceptual apparatus, which struck people as complex but in fact deals in a simplified way with the complexities involved in narrative. That is, I like both kinds of analysis, and the way they allow us to connect on the micro side with grammatical analyses of time at sentence level, anaphora, coherence, and the traditional "linguistic" approach to time; and on the macro side with large categories of textual organization such as narration and focalization.

I'll just focus on one of the cases you mention, to show that I also find them problematic, and how they should be even more complex. As to your objection that this does not account for the reader's experience of temporality... well, there is a problem with the notion of experience, because in a narrow sense experience is identified with the conscious, attentional aspects of consciousness. But what makes for the reader's experience, in a wider sense, is the whole, both what is consciously attended to, and what has been interiorized or "grammaticalized" and thus works unconsciously. I think that must be accounted for, too, although of course it is a different plane of analysis. For instance, in the passage you quote, take just the first sentence: "Swann interested Bloch greatly by telling him that the Prince de Guermantes was a Dreyfusard". We have a whole narrative sequence there, part of it by implication: 1. the Dreyfus case (a whole story in its own right). 2. The Prince de Guermantes becoming a Dreyfusard, a choice or significant response by one of the characters. 3. Swann's learning of it. 3. Swann's telling Bloch. 4. Bloch's reaction. In context, there is also the story of Swann's relationship to the Prince, and to Bloch, especially in the light of Swann's telling Bloch not to send the manifesto to Guermantes. So each micro event acquires its full sense in the context of larger events---including the Jewish diaspora in the larger historical background. And then, in the larger temporal frame, one must go beyond this particular episode in the Recherche to the larger frame, where the characters' actions and choices are seen in perspective from the authorial viewpoint. And this authorial viewpoint is itself situated in history—which is why Proust can write with a measure of hindsight and panoramic omniscience on the Dreyfus case. Of course this authorial dimension of temporality is another of the missing or faulty pieces in Genette's analysis, given that his model leads us to disregard Proust (even as an implied author) and concentrate at most on "Marcel" the narrator, as the most encompassing frame of narrative analysis, temporal or otherwise.

I suppose everyone must build their own model of temporal and structural categories for narrative analysis, depending on the needs, interests and priorities of their analysis. But the most comprehensive models, which find a place for the simpler ones, must necessarily be complex, and sometimes unwieldly, a way of "killing flies with cannon", as we say here in Spain!

Jose Angel

____________________

Hi!

Thanks again for your thoughtful response! I agree with your thoughts on the particular passage, which I think go far beyond the standard conception of narrative/sjuzhet order as a "distortion" of a pre-existing temporal sequence of events, which is Genette's main concern at this point. As I wrote, my comments were more focused on the reader's impression of temporal progression in the particular passage. It seems to me that the subordinate clause which Genette in his scheme indexes as containing two narrative sections/"events", does not really affect our sense of temporal progression/ordering in this particular episode-they function more as an explanatory background to the distinct event that follows (the fact that Swann refused to allow Bloch to send the circular). Genette's micro-structural analysis of narrative order doesn't really account for the alternation between more or less static background information and dynamic foreground in narrative discourse, which I think is vital for the study of narrative progression.

> But Swann,
> blending with his ardent conviction as an Israelite the diplomatic
> moderation of a man of the world, (E) whose habits he had too
> thoroughly acquired (F) to be able to shed them at this late hour,

Of course, I'm quite influenced by linguistic theories of foreground and background in narrative, such as those proposed by Reinhart, Dry and Fleischman. My personal reading experience is that in most narratives there is a "skeleton" of narrative clauses/dialogue sections which propel the action forward in the narrative now, and which we use as a kind of scaffolding to understand "where we are" in the evolving story. Other types of passages (thought representation/memory monologues, description, iterative sections etc.) do not convey the sense of time passing in the same way. Of course, in many novels the actional skeleton is not very important at all, while the inner fabula takes center stage (memories of things that happened in the narrative "past", projections of possible future events etc.). This multilayered nature of narrative discourse is not really accounted for in Genette's micro-analyses, although it is quite apparent in his description of Proustian "omnitemporality".

If you have the time, I'll give you an example of the kind of meticulous analysis of narrative time that I personally find somewhat misleading (the section concerning time is quite far down in the text):

http://etd.ohiolink.edu/send-pdf.cgi/FitzSimmons%20David%20Scott.pdf?acc_num=osu1061234845?

http://etd.ohiolink.edu/view.cgi?acc_num=osu1061234845

The question whether this type of analysis should be considered adequate or not obviously depends on our definition of "event" and "fabula". However, if event should primarely be considered as something someone does (thinks, says) in the fictional world, and fabula as a (reconstructed) coherent series of such events/episodes, I think FitzSimmons analysis is too wide-ranging. For example, if a person in the fictional now mentions a historical event in conversation or if someone sings a song that might be temporally indexed, should these mentioned "events" be included in a description of the "action" or "story" that the narrative conveys or represents?
FitzSimmons does include such instances as "events" in his paraphrase...I wouldn't deny that there is a complex layering of events and time schemes in Faulkner's fiction, but somehow I feel that this type of analysis makes it unnecessarily complex!

I don't want to take up too much of your time, so I'll stop here!

Best, Eva


____________________

Yeah, I agree with your view that there are lots of temporal structures and distortions but some are more relevant than others to account for the reader's experience---and also to characterize the author's style. I suppose part of the issue is the difference between the temporal structures that are "already" there as part of the characters' world (or as part of background stories, songs, etc.) and those that are the immediate concern (attentional one might say) of the narrative, and its own work as an exercise in temporal structuring. Although some authors are more attentive than others to the "received" time of objects, received stories, myths, and so on, it doesn't make sense to collapse all of those events of many different kinds at the same level, as events in a fabula. One could say that the universe is a big story which encompasses everything all right, and everything's a chapter of that sequence of events--- but then the differences between different frames must be attended to, and the cogs and wheels of narrative, so to speak, are also part of the story---a watch is not the same thing as the pieces which make it up, all in a row. So I think we agree on the way to deal with these issues in narrative analysis. Glad about this exchange, Eva, we'll be around I guess; greetings from Zaragoza, Spain.

Jose Angel

El anclaje narrativo








Sábado 7 de noviembre de 2009

Enunciación, ficción y niveles semióticos en el texto narrativo

José Angel García Landa

Este artículo examina algunas conexiones conceptuales entre las áreas de la narratología y de la pragmalingüística, con especial atención a las particulares características enunciativas del discurso de ficción. Se propone un modelo descriptivo de análisis semiótico, tomando en consideración la compleja estratificación estructural de la ficción narrativa y la diferencia entre los niveles de enunciación y los niveles de ficcionalidad.

__________

This paper examines some conceptual connections between the areas of narratology and pragmalinguistics, with a specific focus on the enunciative peculiarities of fictional discourse. A descriptive model for semiotic analysis is proposed, taking into account the complex and stratified structure of narrative fiction and the difference between levels of enunciation and levels of fictionality.
abyme
Full Text / Texto Completo (PDF)

También he subido un PDF de este artículo al repositorio de la Universidad de Zaragoza, Zaguán.

El artículo apareció en 1994 en el volumen 15 de la revista de Filología Inglesa de nuestro departamento, la Miscelánea, que por entonces editaba yo. Era un volumen voluminoso, de homenaje a Carmen Olivares, próxima entonces a la jubilación. Tuvo la revista una primera edición electrónica a mi cargo, en los noventa, que luego desapareció de la red; ahora reaparecen poco a poco algunos volúmenes antiguos en la nueva edición electrónica de la revista llevada a cabo por las actuales editoras. 



Reframing and Narrative Technique



But Soft!

poes
Acabo de descubrir en la página web de nuestra Facultad el enlace a la aplicación PeopleSoft, utilizada por la Universidad para gestión de datos del personal. Ya había oído hablar de ella, pero no me había picado la curiosidad de entrar. Hoy he perdido un poco el rato completando datos míos que no figuraban, cuando he visto un enlace que dice: "¿Te gustaría conocer a tus compañeros de trabajo?" Me quedo mirando, y aunque a algunos ya los conozco y a otros los voy conociendo, hago "click". En el departamento de "Filología Inglesa y Alemana" aparecemos una lista de profesores y empleados (que supongo no se verá sin clave de acceso), con unos pocos datos y hasta fotos, algunos con unas caras que dan que pensar; otras salen guapas, mira tú. Pondría un pantallazo de Selected Portraits, pero en fin, por lo de la atención a los datos personales nos cortaremos. En las universidades americanas esto suele ser público, sin embargo.

Más erróneas que las fotos, sin embargo, me han parecido algunos datos. Empezando por los cuatro catedráticos de Universidad, que encabezan la lista: Susana Onega, Celestino Sigifredo Deleyto, Francisco Collado, y Mª Mar Azcona. No conocía a algunos profesores titulares de los que allí figuran, entre ellos Oana María Carciu, José Manuel Soriano Sánchez y Catalina Sánchez Ballestín Cucala. A Fernando Repullés lo conozco, pero que yo sepa tampoco es profesor titular. Y hay otros muchos datos erróneos.

Me ha llamado la atención lo de que por primera vez este año hay profesores Eméritos en nuestro departamento. Y por fin les puedo poner cara a varios profesores a tiempo parcial que sólo conocía de nombre, al no haber ni un Consejo ni lugar en que coincidamos todos y podamos vernos las caras—sólo en la Red que Todo lo Cogerá. Es sin duda una aplicación útil, esto de PeopleSoft, y echaba yo en falta algo así, sin saber que lo tenía... pero habrá que darla a conocer mejor y cuidar más la exactitud de los datos que se introducen. Le envío una versión expurgada de este artículo al director de mi departamento, para que pida que se corrijan los errores.

Los 99






Viernes 6 de noviembre de 2009

La República de los maestros

república maestros
Había poco público en la jornada. Era un homenaje a los maestros aragoneses asesinados "por el franquismo"—aunque muchos, como mi abuelo, en realidad fueron asesinados antes de que existiera "el franquismo". Y la media de edad de asistentes rondaba los sesenta años. Parece que no hay mucha voluntad de memoria, como ha observado alguno de los ponentes. Y desde luego ningún interés por la cuestión entre los futuros maestros en formación.

Los maestros asesinados en Aragón, ya sea al principio del levantamiento derechista, o tras la victoria de los franquistas, fueron más de cien. Nos han contado los ponentes, desde un punto de vista mayormente izquierdista y republicano, la labor cultural y social de esos maestros en los pueblos,  muchos de ellos enfrentados a los poderes fácticos de caciques locales y curas. Había entre ellos mucha conciencia de la necesidad de una profunda reforma social, y fueron activos colaboradores en muchos casos de los partidos y sindicatos de izquierda. Al parecer mi abuelo estuvo afiliado a Izquierda Republicana, el partido de Azaña (ese que quería "triturar a la Iglesia"), aunque en una conferencia de hoy han aludido a él y han dicho que era conocido que era católico—lo cual no impidió que fuese una de las primeras víctimas de su región, denunciado como otros maestros por vecinos reaccionarios, rencorosos y criminales. "Les tenían ganas", dice otro de los conferenciantes.

Los maestros republicanos realizaron un considerable avance en la educación con pocos medios y mucha voluntad y dedicación; fueron agentes de alfabetización y de concienciación social para los derechos de los ciudadanos, además de maestros de escuela. Mi abuelo en concreto cambió su pueblo de sitio, bajándolo del monte hasta el valle y la carretera, y gestionó todas las ayudas y papeles necesarios. Otros muchos daban clases gratis a los mayores analfabetos, en las casas del pueblo y demás. E informaban a la gente de los derechos que les daba el nuevo régimen. No se equivocaba en cierto modo el franquismo al considerarlos agentes activos a favor de la República—y actuó en consecuencia con la mayor brutalidad, siguiendo los planes de Mola de sembrar el terror desde el principio y exterminar a cuantas personas políticamente comprometidas con la izquierda se pudiese.  Luego se expulsó en bloque a todos los maestros de sus puestos, y sólo se permitió reingresar a quienes tuviesen buenos informes de curas y demás, y jurasen lealtad al régimen franquista.

Historias terroríficas esconden las guerras civiles, de rencillas entre amigos y familias. Por eso no es extraño que este tema de los asesinatos, castigos y expulsiones no termine de digerirse, y que pase sin transición (o con Transición) del tabú al olvido. Claro que hay una cierta simpatía hacia el tema por parte del gobierno, y subvenciones y jornadas, y muchos esfuerzos ahora por parte de unas pocas voces destacadas (Vicenç Navarro por ejemplo en un documental proyectado aquí, La escuela fusilada). Pero el público está frío, y pasa como digo del silencio al desinterés. Se ha sido doblemente injusto con estos maestros, y con otros represaliados, primero con el tratamiento injusto y criminal que se les dio, y luego no reivindicando adecuadamente su memoria cuando se podía—en aras de la reconciliación, como si la paz social no fuese posible sin la continuación del olvido.

Los maestros de la República llevaron adelante, frente a las estremecedoras limitaciones de su tiempo y contexto, un ideal de educación pública, gratuita, laica, universal, igual para los sexos; una educación crítica y basada en la actitud activa de los alumnos... al menos en los mejores casos. Esa herencia (sin duda un tanto idealizada aquí) la ven olvidada y desperdiciada los conferenciantes: no se ha reconectado con la herencia de la escuela republicana, y no tenemos una escuela a la altura que requerirían esos ideales. Yo quiero pensar que todos estos años se han desarrollado otras cosas también, dentro de nuestras limitaciones: tolerancia, y también conocimiento. Pero sí falta conciencia de la ciudadanía, y quizá de ahí la renuencia de las instituciones a hacer un homenaje—una placa, una historia oficial—que recuerde lo sucedido en cada una de ellas en esos años de infamias, torcimiento de voluntades, y sometimientos obligados. (Por ejemplo, nuestra Facultad de Filosofía y Letras no creo que tenga la menor intención de escribir una historia de sus profesores represaliados).

Y de ahí también la indiferencia de los estudiantes de Magisterio a esta herencia de sus mayores. Casi podría decirse que han boicoteado las jornadas, para vergüenza de nuestra universidad. Y es que nuestro país en realidad tiene la educación que lo retrata. No es un país ni muy amante de lo público, ni de lo gratuito; ni es laico mayormente, ni se cuida mucho de valores universales y derechos ciudadanos, ni es consciente de su historia—a no ser con una mezcla nebulosa de trauma, olvido y frivolidad.


Muertes paralelas / No se fusila en domingo



La solución del Alakrana

Es una situación lamentable, la del pesquero secuestrado, que jamás debería haberse dado. Porque no hay que ir a pescar a costas de piratas—Y porque no debería haber costas de piratas. O porque no es competencia del gobierno español defender barcos con bandera de Euskadi, o de Cabo Verde, o de Panamá, o de la que lleve. Pero hay piratas, y han ido allí los pescadores, y ahora están prisioneros, y se ha hecho responsable de ellos el gobierno como si fuese un problema nacional, y ahora está prisionero el gobierno por haber aprisionado a dos piratas, porque hay que devolverlos para poder pactar.... y es legalmente imposible...
long john silver
La única solución decente sería dejar claras a los piratas dos cosas—por supuesto sin dejar que huyan con el barco a ningún sitio. Lo que tendrían que tener claro es:

- Que si se rinden y entregan a las tropas, tendrán un juicio justo según los tribunales españoles. Que igual hasta deciden que no es competencia suya juzgarlos.

- Y que si no se rinden, van a morir todos, esta semana: unos a tiros en un asalto, en cuanto dañen a algún rehén, y otros colgados del palo mayor. Que es lo que siempre se ha hecho con los piratas.

Pero ni el gobierno tiene esto claro, ni le permite la ley internacional tenerlo claro (pues a esos efectos los piratas no existen ya, son seres de ficción o de película camp).

Podría haberse dado una solución eficaz y maquiavélica, por la vía de los hechos, y corriendo un tupido velo los primeros días—y las quejas al maestro armero. Pero ahora el caso está publicitado, y el gobierno está prisionero de su propia retórica buenista. Por eso no tiene solución buena el caso. Ni éste ni el siguiente.

Otra solución, claro, es la que va a haber—la indecente: echarles una carretada de dinero a los piratas, el doble de lo que pedían,  y devolverles a sus colegas, y olvidarse de la vergüenza, y de la estrategia, y de la justicia, y de la dignidad. Eso es más factible: total, España y su justicia, por no hablar de su honor, son artículos de saldo. Y con esta "solución" se están poniendo las bases del próximo problema, del próximo secuestro.

________________


PS, 18-N: Se cumplen de momento nuestras previsiones, con el rescate pagado, la justicia retorcida para ver cómo se puede "liberar a Willy", y el gobierno echando nubes de humo y tinta de calamar en todas direcciones para eludir sus responsabilidades. Si este país tuviese criterio, o dignidad, esto sería la caída del gobierno Zapatero. Pero tantas otras cosas deberían haberlo sido ya antes... y donde no hay ni criterio, ni dignidad, entre los electores, sería perjudicial para un político tenerlos: y tanto mejor parado, y reelegido, sale el gobernante que actúa de modo indigno y carente de criterio.
________________

Aquí hay un debate entre gente informada y con criterio—no como los que echan por la SER y los medios del gobierno:






_________

Amedida que pasan los días nos enteramos de más extremos del ridículo grotesco a que han llegado el gobierno español y sus servicios secretos en el tratamiento de este caso. Como por ejemplo pagarle un millón de euros a un falso ministro somalí, para liberar a tres marineros que supuestamente habían llevado a tierra (y era mentira todo)—aquí lo cuentan.

.... Y con esto, a presumir de que estaban haciendo ¡hábiles gestiones diplomáticas!  Y luego a ocultarlo todo, claro. Lo de este gobierno no tiene calificativo.


De la Vega y los piratas







El foro como herramienta en la docencia universitaria

(Es un cursillo del ICE, impartido por Concepción Bueno García, que voy anotando en directo).

Utilizaremos el sitio de creación de foros "Forogratis", http://www.forogratis.es
Es una herramienta abierta, no limitada a la universidad, que permite la creación y administración de foros para cualquier finalidad. También veremos los foros de Moodle, que están integrados en la docencia universitaria. (También los hay en WebCT).

Puede ser apoyo el foro para la docencia presencial, semipresencial o a distancia. Estudiaremos sus procedimientos de gestión, los foros en Forogratis y en Moodle, y discutiremos ideas sobre cómo evaluar la participación de los alumnos en el foro (no siempre necesario, pero sí conveniente en muchos casos).

Un foro es una herramienta asincrónica en la que los mensajes pueden ser vistos por cualquiera de los participantes en el foro. Todos a todos, no como el correo "uno a muchos" o "uno a uno". Asincrónica porque no es "en directo", queda para consulta posterior, no como el chat.

Vamos a http://cursoforos09.forogratis.es

Contestamos en el foro a la pregunta "¿un foro en mi asignatura?" No hace falta registrarse en este foro, y se puede participar con pseudónimos. También se puede entrar como usuario registrado, y así se evita tener que introducir el nombre y el código de seguridad cada vez. Sólo los usuarios registados dejan un correo electrónico.

Observo que:
- No se tiene constancia de quién escribe realmente las participaciones. Como con cualquier trabajo escrito no presencial.
- Los participantes en el foro son entes virtuales, como los "autores" en literatura (George Eliot, Zane Grey, Gerónimo Stilton, etc.). No tienen entidad académico-administrativa.

Gracias al anonimato se pueden dar respuestas a veces más sinceras, o hacer preguntas "tontas" sin sentir la presión del grupo.

Pero registrándose se tienen los correos electrónicos realmente usados, que normalmente no son los asignados oficialmente en la Universidad (normalmente ignorados).

Se fomenta la participación, que en clases numerosas es difícil, y también la participación reflexiva, el trabajo en grupo, el aprendizaje cooperativo e intercambio de ideas, el debate... Se pueden tener en cuenta para la evaluación cuestiones como la coherencia y razón de los argumentos, los conocimientos mostrados, la ortografía... aunque siempre teniendo en cuenta que la autoría es dudosa por definición, y mejor que sea en todo caso una nota complementaria.

El número de alumnos también es un problema en los foros. Por ejemplo, valorar la originalidad de una respuesta entre 200 a la misma pregunta... puede ser difícil.

Puede establecerse y es muy útil un foro específico de dudas: para que se las respondan entre ellos, o que las responda el profesor. Requiere cierta supervisión, aunque lo normal es que si un alumno se atreve da una respuesta a la duda de un compañero sea con cierto fundamento. En todo caso hace falta una supervisión regular; lo mismo si es un foro para desarrollar un trabajo en grupo.

También es el foro una buena manera de publicar actividades, para que los alumnos tengan oportunidad de ver el trabajo de los demás. Por ejemplo, se puede hacer una compilación y valoración de recursos web sobre determinado tema, y enviar las páginas con la valoración de cada cual al foro. O se pueden hacer compilaciones de noticias recientes en la prensa escrita acerca de cuestiones de interés para la asignatura, para un trabajo sobre un tema específico...

Puede ser también el foro un sistema personal de evaluación de la propia docencia; saber cómo van las cosas... aquí sí es conveniente el anonimato, no optativo sino obligatorio.

También es un instrumento para recabar opiniones sobre fechas de examen, o el tiempo de exposición de trabajos, etc... cuestiones de organización práctica de la asignatura, dando un tiempo establecido para ello.

Así que en la página de Forogratis creo el foro http://garcialanda.forogratis.es

En el enlace del final, una vez creado el foro y entrando como administrador, puedes ir a la página de administración, y allí crear foros nuevos, administrar el foro... Importante: especificar que el foro está abierto. Cuidado con la "autopurga" que borra el foro. En Forogratis, cada foro se divide en diversos temas, que a su vez se subdividen. Inauguro el primer tema (o primer foro, que los llaman aquí) de mi foro, llamado "Dudas y preguntas".

Si queréis os podéis registrar, pero de momento garantizo más actividad en este blog.

__________________________

Hablaremos algo sobre la estructura de los foros y su ciclo de vida.

Lo foros tienden a enmarañarse, y es difícil mantener bien organizados los temas y sus respuestas. Se pierden los hilos de las discusiones. Conviene dar a los estudiantes unas normas de contribución lo más claras posible, para evitar mezclar temas. (O establecer preferencias, según el contexto... que sea sólo el profesor quien abra tema puede ser útil en unas actividades, y no en otras).

En un foro de dudas, por ejemplo: "Revisad primero los mensajes anteriores". "Ver si tu duda corresponde a algún tema de los ya abiertos". Conviene evitar en lo posible abrir temas nuevos si son repetitivos con respecto a hilos anteriores. En un debate sobre un tema dado, quizá convenga que todo sean respuestas a un tema, no "temas nuevos" de primer nivel. Todo lo que sea seguir un orden ayuda a localizar la información más fácilmente.

Si las asignaturas se tienen incluidas en WebCT y Moodle ya tienen allí un foro. Tienen la diferencia con respecto a las plataformas gratuitas de que no es posible la participación anónima, que puede ser interesante. Claro que alli se pueden hacer consultas y encuestas anónimas hasta cierto punto. Pero muchas veces se encuentra más conveniente usar los foros ya integrados en la asignatura. El problema de portabilidad a otras universidades, acceso de alumnos externos, es también un problema. Por otra parte, las herramientas externas no integradas en Moodle y WebCT son generalmente ignoradas por los alumnos, a menos que se insista mucho en su uso. Moodle y WebCT fomentan más la participación de los alumnos matriculados. Cada cual tiene que sopesar las herramientas más convenientes para su situación.

Con respecto al ciclo de vida de un foro, también depende del tema. Un debate, un foro de asignatura, etc. tienen un principio y un fin establecidos, no son indefinidos. Los foros de dudas pueden ser más abiertos en cuanto a su ciclo de vida. Es interesante cerrar el foro con un debate o una puesta en común, darle una clausura o una valoración global del profesor. También conviene especificar el tipo de participación que se espera de los alumnos, o un número de participaciones, etc.: en suma, definir los compromisos de los alumnos y los del tutor. Y vigilar que las intervenciones sean pertinentes respecto al asunto tratado. Conviene guardar todas las contribuciones en un histórico (para hacer listas de FAQs una vez se tenga perspectiva con varios cursos). Pueden pasarse las síntesis finales del foro a una página web vinculada que quede para consulta... filtrando las cuestiones más interesantes o dándole la forma que más convenga.

Vamos a nuestro Moodle, http://moodle.unizar.es

y ahí hemos abierto en un curso asociado un "foro sobre el foro" de demostración. En Moodle se pueden abrir tantos foros como se quieran en cada tema del curso. Así que abro también un foro de dudas y consultas en mi Moodle de la asignatura de comentario de textos de la Universidad.

En las opciones avanzadas de Moodle se puede activar la opción para establecer "agrupamientos", para dividir a los alumnos en grupos de trabajo; así se pueden crear grupos visibles mutuamente o separados; estos "agrupamientos" hay que distinguirlos de los grupos que puedes establecer en primer nivel.

Moodle da opción a calificar las intervenciones en los foros. Conviene que estas calificaciones sean orientativas para el alumno, para que tengan feedback del profesor sobre si han orientado bien la actividad, —más bien que algo que vaya a determinar realmente la nota final.

e-learning 2.0 y Universidad



Jueves 5 de noviembre de 2009

Resolución de conflictos autogenerados

Un escrito generado hoy, acompañando a 50 Kg. de currícula, para nuestras pseudo-oposiciones al máster:


Remitentes: Dres. José Angel García Landa y Beatriz Penas Ibáñez
Destinatarios: Sr. Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana; Sr. Subdirector de Ordenación Académica / Presidente de la Comisión de Ordenación Docente del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
Asunto: Resolución asignación docente en el Máster 2009-2010
Fecha: 5-11-2009


Sr. Director / Sr. Subdirector:

En respuesta al escrito del Sr. Director de fecha 26 Oct. 09, en el que se nos solicitaba entrega de currículum vitae y justificantes de méritos con vista a su baremación para la asignación docente pendiente del POD 2009-10 (relativa al "conflicto en la asignación docente" en el Máster de Estudios Textuales y Culturales en Lengua Inglesa), nos cumple manifestarles lo siguiente:

- Con fecha de hoy depositamos en Registro los documentos solicitados, para que se realice la asignación docente conforme a la normativa establecida en el Departamento.

- Consideramos sin embargo que el procedimiento está viciado de partida, pues tal y como hacíamos constar en nuestros votos particulares al último Consejo de Departamento, no se siguieron las órdenes del Rector de aplicar la sentencia del Juzgado relativa a la asignación docente de este Máster "en sus propios términos." Recordarán Vds. que ni siquiera se consideró en el Orden del Día la aplicación del punto 4 de la sentencia y de la orden del Rector, relativo a la retrotracción del procedimiento. Si la normativa surte efecto sólo a partir de este curso académico, no se ha retrotraído: se cambia ahora, y no se ha obedecido la sentencia judicial tal como ordenaba el Rector.

- Ha de tenerse en cuenta que, al habérsenos excluido contrariamente a derecho desde el inicio mismo del diseño del máster, las asignaturas en disputa, aun siendo de denominación general, han sido programadas específicamente ajustándose al perfil de las personas que las han estado impartiendo indebidamente. Esto también tiene consecuencias prácticas a la hora de la baremación, según interprete la Comisión el concepto de "afinidad" y perfil.

- Observamos que en el extracto del borrador del Acta de Consejo de Departamento incluido como anexo en el escrito se menciona la retrotracción en diversas ocasiones—pero ello no significa que se haya llevado a cabo, pues como todos sabemos no se ha reasignado conforme a derecho la docencia de los dos cursos anteriores al presente. Esto tiene consecuencias para la baremación de los méritos, en particular el punto relativo a la "antigüedad en la impartición de la asignatura".

- Por todo ello, consideramos que el Departamento debería reconsiderar su actuación y que, antes de embarcarse en procedimientos administrativos inútiles, debería atenerse estrictamente a la ejecución de la sentencia y a todos los puntos de la orden del Rector para ejecutarla en sus propios términos. Mucho nos tememos que de lo contrario este engorroso procedimiento de asignación docente pueda resultar nulo. Con el planteamiento que se le está dando a este asunto, no hay manera de que la Comisión de Docencia acierte en su actuación.

- Es ésta la primera vez que se aplica el procedimiento de asignación de docencia "por idoneidad", que aprobó hace años nuestro departamento. Creemos que más que un procedimiento de resolución de conflictos es un procedimiento de creación artificial de conflictos de asignación docente—pues idóneos somos por definición todos los profesores de los cuerpos docentes universitarios que dentro de la misma área, como en este caso, hemos pasado por acreditaciones y oposiciones repetidamente. Recordamos que en nuestro caso los perfiles docentes de la plaza sujeta a oposición fueron en su momento, respectivamente, Crítica Literaria Inglesa y Norteamericana y Comentario de Textos Ingleses.  Rogamos se considere lo que sucedería con el POD si una decena de profesores se viesen envueltos en estos conflictos artificiales cada año. Consideramos que será una buena ocasión para que la Comisión departamental de Ordenación Docente reconsidere, dado lo farragoso  del procedimiento, la oportunidad de mantener esta normativa peculiar. Rogamos se proponga al Consejo de Departamento su modificación para atenerse a las normas seguidas en todos los demás departamentos de esta y de cualquier otra universidad.

    Zaragoza, 5 de noviembre de 2009


Me readmiten al Doctorado






Acomodarse

Hoy estábamos entregando el material para nuestras "oposiciones" en el Registro—y ha habido que ir a otro registro, en la Facultad, porque en el de la Universidad les parecía una cosa rara y sin precedentes, preferían que se hiciese cargo la Facultad, que es un registro auxiliar igualmente válido.

Y de camino, llevando nuestros materiales, nos encontramos con el Subdirector del departamento, y hemos cambiado impresiones. Nos ha venido a decir que no entiende nuestra actitud de confrontación con el Departamento, no aceptando sus criterios y planteando recursos y pleitos—Que aunque somos muy libres de hacerlo, por supuesto, no es bueno para nadie; y pedir que intervenga la Justicia es una actitud de confrontación. Que lo mejor es acomodarse y llegar a un entendimiento con lo que quiere la mayoría: no entrar como un toro en una cacharrería exigiendo los derechos de uno, y que se cumpla la ley, sino ver cómo se hacen las cosas en ese sitio en concreto, y buscar un acomodo. Y que si quieren privarnos de algún derecho quienes allí mandan... pues que lo mejor es ceder, y pedir permiso, no insistir en que "tenemos derecho a tal cosa."

(Por ejemplo a pedir docencia en el máster, que es de lo que va el conflicto presente. El subdirector partía de la base de que el conflicto lo creamos quienes protestamos y defendemos nuestros derechos, no quienes se saltan las normas para excluirnos).

Yo sostenía que como mínimo, ante la disparidad de criterios, habría que atenerse a la legalidad y a las normas—que uno era muy libre de renunciar a derechos si lo estimaba oportuno, pero que había que respetarlos en cuanto alguien exigía que se respetasen. Sobre la base del marco legal. Pero no me concedía el subdirector la mayor—lo de que tiene uno derecho a que se le aplique la ley. Que eso es ir de maximalista, me decía; la ley no es algo objetivo—hay que interpretarla con flexibilidad, y si el grupo quiere aplicará otro tipo de normativa que vote "democráticamente". Que lo primero ha de ser acomodarse al grupo dominante, evitando enfrentamientos, y si no te quieren en un sitio, una opción personal posible es marcharse—aunque tengas derecho a estar allí.

Ojo, que hablamos de la función pública y de una institución oficial, no de un club de amigos...

Así que sobre esa base concluyo que es imposible que nos entendamos. Hablamos idiomas muy diferentes. Mi tesis es que si en un rincón de la Administracion un grupo está acomodado a hacer las cosas a su aire, y llega alguien exigiendo que se hagan según la ley, es el grupo quien tiene que acomodarse. No a ese alguien, sino a la ley—que no es un gusto personal.

Feudalismos y sociedades feudales





Agora 2.0

Agora 2.0 no es un videojuego sobre la película de Amenábar; es un blog de los alumnos de Filosofía de Filosofía—o sea, de los alumnos de la titulación de Filosofía de la facultad de Filosofía y Letras. Esperemos que tenga más continuidad que otras iniciativas anteriores—y que de una vez se anime la blogosfera en esta facultad, que es realmente llamativa su ausencia. Aprovecho para asociarme en la asociación interdisciplinar de filosofía que fundan allí, Arjé. Es gratis, aviso, cosa que no suele pasar ni entre filósofos.

Blogs en la Facultad




Miércoles 4 de noviembre de 2009

Currículum abreviado

Como nos pilalibroshan pedido el currículum para ver si somos "idóneos" para dar clases en nuestro departamento, ha habido ocasión de pegarle un repaso y hacer una edición corregida y aumentada del mismo. Y luego una disminuida, que si no me salía demasiado gordo—así que se me ha quedado en 245 páginas, encuadernadas en canutillo; con diez carpetones de méritos aledaños y diversos volúmenes suplementarios y addenda varia.

No me he podido resistir a la tentación de titularlo "Currículum abreviado", aunque lo cierto es que sí incluyo casi todas estas publicaciones. Y conste que lo siento por la pobre comisión que tenga que ponerse ahora a sumar puntejos.


__________


PS: Pues los julays de la comisión han acabado pronto de sumar. Hablaba yo de abreviar el currículum... ¡si antes lo digo! Porque me han puesto menos de un punto por todas mis publicaciones. Esto es de juzgado de guardia,  y ahí va a ir.

Los trabajos de Hércules



Martes 3 de noviembre de 2009

Haya paz

Me pregunta Oscar,
—¿Cuál es la bandera más simple de todas?
Yo—Pues... alguna que sea de un solo color. La bandera de la paz. Es una bandera toda blanca, que simboliza la paz.
Oscar—También es la bandera para rendirse.
Yo—Este chaval, cómo discurre.

La paliza de Mordred









correo basuraAcumulando méritos

Los propios méritos son algo que los académicos tenemos muy cerca del corazón—algunos hasta el extremo de Poulantzas, aquel crítico marxista que se suicidó tirándose por la ventana abrazado a sus obras completas.

Los méritos hay que acumularlos y luego reacumularlos. Aparte de acumularlos por la vía de hacerlos, luego hay que acumularlos registralmente en carpetas y clasificadores y currícula. Pocas cosas más características de la vida académica que llevar un registro ordenado y ridículum bitte de los méritos so-called que han ido cayendo sobre la carrera de uno. Es una mezcla entre pesadilla y orgía egocéntrica—como es por obligación, se dice, pues se hace, y hasta se le saca gustillo.  Es una incitación al ombliguismo. Un gustillo peligroso quizá–como  cuando empecé yo a hacer the bibliography to end all bibliographies precisamente porque aborrecía las bibliografías, por quitármelas de enmedio para siempre... y luego seguí haciéndola toda la vida, previsiblemente.

Bueno, pues hoy me ha llegado noticia de una reseña de un volumen colectivo en el que participé el año pasado, Paradojas de la interculturalidad: Filosofía, lenguaje y discurso; publicada en Daímon: Revista Internacional de Filosofía no. 46 (2009). Reseña favorable, así que es indicio de calidad—al montón que va.

Llevo una semana especialmente dedicada al estudio y clasificación de mis méritos, más de lo habitual, porque del departamento nos han solicitado que presentemos nuestro currículum y méritos y justificantes aledaños, para ver si deciden si me asignan una asignatura a mí, o a otra profesora que la quería dar también. En otros departamentos esto se decide por categoría académica y antigüedad de los interesados, pero el nuestro, buscando la calidad, estableció esta normativa propia—posiblemente absurda en su aplicación, pero es la norma que tenemos.

Digo posiblemente absurda porque esta normativa convierte la elaboración del plan de ordenación docente en una especie de concurso de méritos, o de oposición múltiple. Gracias que no se ha aplicado nunca hasta ahora (aunque lleva vigente la norma más de diez años...) —y es que la mera idea de lo que podría pasar si a la gente le diese por pedir la asignatura que ha pedido el vecino, vamos... que sería un caos. De hecho aquí estamos a mitad de curso y con la docencia sin asignar todavía.

No deja de hacerme cierta gracia que sea yo precisamente el que estrene esta norma inaudita e inédita...  cualquiera diría que en esta universidad todo lo que sucede por primera vez últimamente me viene sucediendo a mí. Bueno, la estreno como sujeto pasivo—que yo no he solicitado la misma asignatura que algún otro profesor más antiguo. (De hecho, aunque lo hiciese, no se aplicaría si el profesor era catedrático—que en todo hay clases, hasta en esta normativa). Lo que sí sé es que cuando comento con algún profesor de otro departamento estas cosas de las normativas propias de nuestro departamento—la exigencia de pertenecer a grupos de investigación, o esto de aplicar baremos para asignar la docencia, alucinan en colores.

—Desde luego vuestro departamento es de lo que no hay.

Porque podías tener todos los méritos del mundo, pero resulta que si no tenías la piedra filosofal de todos los méritos, la llave de todas las meritologías, el mérito meritorum que los activaba todos— que era la pertenencia a los grupos de investigación de los coordinadores, —pues si no tenías ése, todos los demás méritos no valían nada; ni te aplicaban baremo ni leches; eliminado de entrada, y como si querías tirarte por una ventana abrazado a tus clasificadores.  Esto de los méritos prioritarios con truqui parecía lógico y razonable—y en la Matrix departamental lo sigue pareciendo, sólo que llegó la cosa al juzgado y allí la prohibieron, menos mal. También eso me pasó a mí por primera vez.

Bueno, voy a ver si encuentro algún mérito más detrás de alguna esquina, y algo habremos hecho por currarnos el currículum.

Autobombo Project





Lunes 2 de noviembre de 2009

La orilla blanca, la orilla negra

Esperando que pase el puente.... En attendant, en attendant, me salgo al tocar la guitarra al sol, e intento sacar esta canción de Iva Zanicchi. También va de puentes. Me recuerda a "Strange Meeting" de Wilfred Owen.






I Want You



On FID, FDD, DD, ID, FIT, FDT, DT, IT

A question to the Narrative-L on represented discourse, and my answer:


maquillaje> *Dear All,*
>
> I have a rather basic question that comes from reading the Narrative website. I was looking at free indirect discourse and found this passage as an example:
>
> Gabriel could not listen while Mary Jane was playing her Academy piece, full of runs and difficult passages, to the hushed drawing room. He liked music but the piece she was playing had no melody for him and he doubted whether it had any melody for the other listeners, though they had begged Mary Jane to play something."
>
> -James Joyce, "The Dead"
>
> At first I thought that I couldn't distinguish this from indirect discourse, (I looked at the example on the website for that and indeed they seemed comparable to me) because in this passage I take the narrator to be simply describing the effect of the music on Gabriel. Then, upon further reflection, I thought perhaps its "indirectness" comes from the feeling that Gabriel himself is reflecting in these terms, suggested by the word "doubted," which shows thought. I now take it that he is thinking to himself at this moment "I like music, but this has no melody and I doubt whether it has any melody for the other listeners either." Am I right about this? If at this exact moment in time, Gabriel were listening to the music, but thinking "I'm rather hungry" while the narrator was telling us that the music is making no impact on Gabriel because of its runs and difficult passages, that would simply be the narrator's indirect discourse about Gabriel. I just want to make sure that I'm right in thinking the key to the indirectness of this passage rests on "doubted."
>
> Yours,
>
> Heather Morton
>
> Centre College


Dear Heather,
Yes, I think you describe accurately the way the passage might almost be read as the narrator's reflection, but with the reflection attributed to Gabriel thanks to that verb of thought, which makes it clear he's consciously reflecting about his perception, and that this reflection is "indirectly" conveyed through the narrator's discourse. However, I think the passage would be more accurately described as "free indirect thought", since it is clear that Gabriel isn't uttering anything: he doesn't say the music has no melody, etc.--- f.i.d. is about utterances, and free indirect thought is about perceptions, feelings, thoughts... although in some cases, not here really, there can be ambiguity or common ground (given that we think in part in words). As Dorrit Cohn and others made it clear, there can be free indirect / free direct / indirect or direct thoughts, or free indirect / free direct / indirect / direct discourse.

Jose Angel García Landa
http://www.garcialanda.net

James Phelan's answer is also of interest:

Heather,
 
At the risk of having your straightforward question--and the helpful responses from Jose and Ward--tip over into debates about  the passage or the concept of focalization, here are a few more thoughts.
 
1. While the verb "doubted" does cue us into Gabriel's thought, the earlier verb "listened," though followed by "not," can be read as already functioning to cue us into Gabriel's consciousness.  This cuing is reinforced by "liked," as Ward suggests, and that second sentence implies that the "not" that follows "listened" is less than an absolute negation: Gabriel listened enough to decide that the piece had "no melody for him."  Consequently, it's plausible to read the phrase "full of runs and difficult passages" as part of his thought: he is as much (or perhaps even more) the agent of this description/judgment as the narrator.
 
 
 2. The final clause of the second sentence offers a nice example of how indirection can extend "down" a level: that is, the blend of the narrator's and Gabriel's voices subsumes a blend of Gabriel's and the other characters' voices. In other words, Gabriel's thought indirectly represents what the others said--"play something" is plausibly part of the others' speech (as in "Mary Jane, please play something for us")--with "begged" as the equivocating word between his thought and their speech (did they say, "Mary Jane, please play something for us. We beg you"? or is he translating "please" or "please, please, please" into "begged"? We can't answer with any confidence, a situation common with free indirect techniques).
 
3. It's worth remembering that in the first sentence of the story, "Lily the caretaker's daughter was literally run off her feet," Joyce signifies indirection with the adverb rather than with a verb of speaking, thinking, feeling, or perceiving.  In other words, while such verbs are excellent cues to indirection, they are not the only possible ones.


Leyéndonos la mente: Dos artículos sobre narratología cognitiva


El Imaginario del Doctor Parnassus

Excelente película—del género onírico-fantástico, aviso. del guión se dirá lo que se quiera, pero lo importante aquí es el espectáculo y la ambientación. Fiesta visual para los sentidos, etc. Compensa por varios viajes olvidados al país de los sueños, y aunque no es policiaca tiene una genial actuación de la policía. Para amantes de los cuentos de hadas, de Fausto, de La Tempestad de Shakespeare, de La Historia Interminable, de El cielo sobre Berlín, de Dalí, de Brazil, de la Commedia dell'Arte,  de los cuentos de Grimm, de los cuentos grotescos de Poe, de las barracas y teatrillos ambulantes, de Heath Ledger, de las oscuras alegorías, de los enanos de feria o de chicas como esta casi monstruosa Lily Cole.

dr parnassus
Curiosamente, la cumbre de la felicidad e ideal casi inalcanzable en la película es una vida burguesa tal que la mía. Serán ideas que pone el diablo en la cabeza (el diablo es Tom Waits, y tampoco se le da mal).

The Imaginarium of Dr Parnassus. Dir. Terry Gilliam. Written by Terry Gilliam and Charles McKeown. Cast: Johnny Depp, Heath Ledger, Colin Farrell, Christopher Plummer, Jude Law, Lily Cole, Tom Waits, Andrew Garfield, Quinn Lord, Verne Troyer, Paloma Faith, Michael Eklund. Music by Jeff Danna and Mychael Danna. Cinematogr. Nicola Pecorini. Ed. Mick Audsley. Prod des. Anastasia Masaro. Art dir. Dan Hermansen and Denis Schnegg. Set decor. Carolin Smith, Shane Vieau. Costume des. Monique Prudhomme. Prod. Amy Gilliam, Terry Gilliam, Samuel Hadida. 2009.

El curioso caso de Benjamin Button







Domingo 1 de noviembre de 2009

Adam's Tongue 12: El arbolito se convierte en un roble


Reseña del libro de Derek Bickerton sobre el origen del lenguaje, Adam's Tongue (2009)

Adam's Tongue 11: De una bellota crece un arbolito

Hay dos maneras de unir palabras: con una mera secuencia como cuentas en un collar, o con relaciones de jeraquía aparte de la mera secuencia: o sea,
A + B + C ....
o bien
A + (B + C) ....
En el pidgin, el protolenguaje o el lenguaje infantil usamos la primera; luego se desarrolla la segunda para estructurar oraciones, y la primera queda relegada a unidades supraoracionales. Las oraciones tienen estructuración jerárquica. (Claro que habría que especificar que hay jerarquías de otro tipo para las unidades supraoracionales... la cuestión es que la jerarquización de la sintaxis está más rígidamente codificada, gramaticalizada. Pronto escribiré un artículo sobre esta cuestión: sobre unidades, límites sintácticos, marcos y signos complejos).

Bickerton cree que el desarrollo de la sintaxis jerárquica (o sea, de la sintaxis propiamente dicha) no se dio antes de la aparición de nuetra propia especie (Homo sapiens)—"y es por entonces cuando las primeras señales de comportamiento realmente humano se vuelven manifiestas" (232). Hay señales de herramientas más complejas, y de comercio—instrumentos hallados muy lejos de su origen. Esto requeriría contacto entre protolenguajes diferentes.

La psicolingüística del protolenguaje es diferente a la del lenguaje: en el lenguaje se estructura mentalmente el mensaje antes de emitir la primera palabra; en el protolenguaje no se construye una frase antes de emitir la palabra. Este nuevo proceso mental requeriría el establecimiento de enlaces neurales entre representaciones de diferentes palabras: de lo contrario no es posible una estructura jerárquica. También se require un proceso que por así decirlo fije la atención mientras se estructura la frase—puesto que la estructura jerárquica puede ser confusa: esto lo compara Bickerton a un coro—una sola voz puede desentonar pero no se nota. Así, el "coro de neuronas" coordinadas forma la atención necesaria para estructurar un mensaje complejo.  Esto es un desarrollo complejo, pero el resultado es más competitivo: la comunicación es más eficaz con estructuras jerárquicas, y por tanto es adaptativamente competitiva.

Es muy tajante Bickerton al distinguir estas dos modalidades (—y éste es un punto sorprendentemente flojo y arbitrario de su teoría). Insiste en que no hay pasos graduales entre estructura jerárquica y no jerárquica: o bien usas una o bien la otra—

"o bien usas protolenguaje, cuentas enhebradas, o lenguaje auténtico—fusión con estructura jerárquica. No podría haber habido, como algunos parecen suponer, una serie de cambios en el protolenguaje que lo acercaron gradualmente al auténtico lenguaje: o bien una enunciación está jerárquicamente estructurada o no lo está" (234)

(—pero claro, hay jerarquías simples, antes de haberlas compuestas, y no es difícil suponer de dónde pueden haber salido: de las combinaciones más frecuentes de términos, que pasan a percibirse como una unidad virtual compleja ya combinable en secuencia con otras. Parece claro que, contra lo que dice Bickerton, el desarrollo de estructuras jerárquicas fue gradual, con la aparición y difusión de formas sintácticas simples antes de la aparición de las complejas. La evolución no puede funcionar de otra manera).

Bickerton identifica la aparición del auténtico lenguaje, con su psicolingüística propia, con la aparición de la "fusión" o "ensamble" (merge) descrita por el minimalismo de Chomsky. Antes, sólo había protolenguaje con secuencias de unidades sueltas. Y era un tipo de estructura que de por sí no podría soportar un pensamiento complejo y claro. El lenguaje con sintaxis jerárquica sí lo permite, pues facilita la claridad de relaciones entre elementos y permite más anticipación mental a la hora de estructurar y de procesar. Se desarrollan marcas de estructura, líneas de entonación que marcan los límites de las unidades, etc.  Los individuos capaces de procesar el lenguaje complejo, arguye Bickerton, serían más competitivos socialmente que los otros, y serían seleccionados.

La estructura jerárquica se implementa y desarrolla en cada lengua mediante una serie de plantillas o esquemas gramaticales, que determinan las relaciones entre términos: por ejemplo el orden de núcleos y modificadores en la frase nominal, o los roles admitidos por un verbo (agente, objeto directo, objeto indirecto...) en la frase verbal—así hay verbos que no admiten agente, otros que sólo admiten agente y objeto directo, etc.

Extraña historia de recursión— Hace poco, se habló mucho del lenguaje Piraha, supuestamente un lenguaje sin recursión. Causó mucho debate la cosa puesto que los chomskianos veían en la recursión la característica fundamental del lenguaje humano. Ahora bien, Bickerton arguye que hay una gran confusión entre los lingüistas sobre el sentido y alcance de este concepto de recursión. Cuando lo propuso Chomsky por primera vez, tenía sentido en la primera versión de su gramática generativo-transformacional: una serie de reglas de reescritura se aplicaban recursivamente. Pero al simplificar su modelo, y reducir todas las operaciones al Ensamblaje  o fusión (merge), ya no estamos hablando de la misma recursión en la teoría chomskiana. El ensamblaje ensambla directamente palabras, no etiquetas categoriales... y aunque Chomsky dice no estar interesado en la psicolingüistica y en las operaciones efectivas de los cerebros, su "ensamble" o fusión sí proporciona un modelo creíble sobre cómo los las palabras se juntan en la mente para hacer frases en tiempo real. Con el concepto del ensamble, Chomsky, lo admita o no, mató su propio concepto de recursión.

Bickerton también arguye que con el ensamble o fusión se prescinde de la inserción de unidades dentro de unidades. (Aunque a mí me parece que vienen a ser dos maneras alternativas de describir la misma estructura—  y lo mismo la recursión, si hablamos de la complejidad jerárquica como una aplicación recursiva del proceso de fusión de unidades, para dar lugar a una jerarquía: en el ejemplo de Bickerton— [[la [chica [que [tú [conociste ayer]]]]]] [habla francés] todo es describible como fusión secuencial, o como recursión de inserciones—y si bien es posible que la fusión esté más próxima a una descripción psicolingüística del proceso, difícilmente se puede interpretar sin más como una transcripción directa de las operaciones cerebrales).

Sigue quitándole importancia Bickerton al concepto de recursión, arguyendo que "Contra lo que Chomsky ha sostenido y la mayoría de la gente ha dado por supuesto, no hay ninguna capacidad especial que haya evolucionado en la especie humana para desarrollar procesamientos recursivos" (244). Y asegura que en todo esto no hace sino aplicar la propia lógica de la última teoría minimalista de Chomsky: "Es precisamente la ausencia de cualquier restricción sobre qué tipo de objeto pueda ensamblarse la que permite que exista la ilusión de un procesamiento recursivo" (245). Y es inútil para Bickerton estudiar analogías del procesamiento recursivo en otros animales para entender el lenguaje. (Aunque esto no deja claro por qué no habría de ser útil estudiar capacidades de ensamblaje mental en otros animales, y capacidades mentales de creación jerárquica de signos complejos, en la medida en que las haya...)

Claro que, dice Bickerton, hay muchos más elementos en la gramática de un lenguaje: flexiones, concordancias, casos, anáforas... Pero con este instrumental minimalista de fusión se puede montar el esquema básico de un lenguaje humano. Y con esta capacidad de pensamiento complejo, nuestra especie empezó a producir artefactos novedosos. Un desarrollo que sería gradual desde la aparición de nuestra especie hasta el desarrollo de la cultura simbólica—aunque cada vez se encontrarán restos de cultura simbólica más antiguos, predice Bickerton, amortiguando así ese misterioso desfase entre el comienzo de la especie y el del desarrollo cultural. Fue la competencia con una especie de capacidades casi equivalentes, los neanderthales, la que estimuló el desarrollo de los cromañones: un cambio ya de comportamiento, no genético. Y a partir de allí, la conquista de nuevos nichos ecológicos siguió un ritmo imparable.

O parable: porque en la teoría de construcción de nichos de Odling-Smee et al., se contempla el agotamiento de un nicho en el que se encierra una especie. "Lo cerca que estemos de eso está abierto a especulación", dice Bickerton.

Y termina el libro con una especie de epílogo ominoso—"¿De simio a hormiga?"— Ya desarrolló nuestra especie un comportamiento parecido al de las hormigas al desarrollar a la vez el lenguaje y un tipo parecido de explotación ecológica del territorio. También las hormigas han desarrollado formas de agricultura y ganadería, y han construido enormes ciudades organizadas. No son coincidencias, arguye Bickerton. El nicho ecológico humano se está creando todavía, y habría que preguntarse si todavía nos sigue cambiando. ¿Acabaremos desarrollando un comportamiento y organización colectiva similar a las hormigas? Los mecanismos de disciplina colectiva, control social y regimentación llevan en esa dirección—eliminando sistemáticamente a los sujetos menos acomodables al orden social. Se han desarrollado sistemas de castas en muchas sociedades. Es prematuro creer que esto son aberraciones primitivas superadas—puede que no sean sino primeros ensayos de lo que serán las castas humanas en el futuro. La noción de que vamos a un mundo más democrático e igualitario puede que sea peligrosamente ingenua y optimista.

"Al menos hay un consuelo. El camino que lleva a la construcción acelerada de nichos nos arrastra con una corriente poderosa, pero no es necesariamente una corriente imposible de desviar. La idea misma de la construcción de nichos ecológicos afirma la autonomía del organismo, el poder que hay latente en las especies para influir en su propio destino. Nuestro nicho nos dio el lenguaje, y el lenguaje nos dio inteligencia—pero sólo si usamos esta inteligencia con sabiduría podremos seguir siendo libres y plenamente humanos" (249).
irobot2


CyberNetics











Más atrás—octubre de 2009




www.flickr.com

garciala1's photos

Otras fotos de

JoseAngel

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

También tengo el IBSN 0-000-0000-1

nada menos.

Archivos:  2009-10  2009-9  2009-8   2009-7  2009-6 2009-5  2009-4  2009-3  2009-2  2009-1  2008-12  2008-11   2008-10  2008-9  2008-8  2008-7 2008-6  2008-5  2008-4  2008-3   2008-2  2008-1  2007-12  2007-11 2007-10   2007-9   2007-8   2007-7   2007-6   2007-5   2007-4    2007-3   2007-2   2007-1    2006-12   2006-11 2006-10  2006-9   2006-8   2006-7   2006-6   2006-5   2006-4   2006-3   2006-2   2006-1   2005-3   2005-2   2005-1   2004  1995-2003