mmBlog de notas de José Ángel García Landa (Biescas y Zaragoza)    -  SEPTIEMBRE 2008

Blog encontrado en Zaragoza 

Aquí mi clon para poner comentarios 
También se pueden enviar comentarios no públicos a garciala@unizar.es o por SMS al 685056264
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas  Enlaces y blogs    Mi web   Indice Free counter and web stats Estadísticas

Música que viene: Dijo Beatriz (Malamente) - Y vuelve - Petit barbare (Juliette Gréco) - y vuelve: La Monture (Notre Dame de Paris)


BLOG DE HOY AQUI

Martes 30 de septiembre de 2008

Interviú

Sale hoy en el blog POE una entrevista que me hacen, relativa a la carrera y disciplina de Filología Inglesa: será la primera de una serie de entrevistas con otros profesores. Iré poniendo enlaces a ellas, pero la mía la pongo entera a continuación:

Entrevista al profesor José Ángel García Landa

Comenzamos una serie de entrevistas a profesores de Filología Inglesa de diversas asignaturas y universidades y lo hacemos con José Ángel García Landa de la Universidad de Zaragoza.

1. ¿Qué asignaturas imparte?
- Shakespeare (quinto curso de Filología Inglesa)
- Comentario de Textos literarios Ingleses (tercer curso de Filología Inglesa)
Solía impartir además un curso de doctorado, pero últimamente se instaurado una singular normativa en mi departamento que me inhabilita para impartir postgrado.

2. ¿Cuántos años lleva en la enseñanza universitaria?
Desde 1987. Pongamos veinte.

3. ¿Cómo definiría usted 'filología'?
Me gusta la definición del Diccionario de Autoridades: "PHILOLOGIA. s.f. Ciencia compuesta y adornada de la Gramática, Rhetórica, Historia, Poesía, Antigüedades, Interpretación de Autores, y generalmente de la Crítica, con especulación general de todas las demás Ciencias."
Este vaporoso estudio humanístico sin embargo resulta poco adaptable a las exigencias de una titulación universitaria moderna. Es más manejable la definición de Filología como el estudio en profundidad de una lengua en relación con su literatura y (más en el trasfondo) con la historia y cultura de los pueblos que la hablan.

¿En qué ha cambiado, si es que lo ha hecho, el significado del término desdeque usted empezó a estudiar hasta el momento actual?
El significado no ha cambiado, pero tiende a arrinconarse como plan de estudios académico en favor de otras denominaciones como "Estudios ingleses" (franceses, alemanes, etc.), "Traducción", "Lingüística (inglesa, francesa, etc.)" Filología ya no gusta a mi profesión, les suena a decimonónico, a Historia de la Lengua, a Anglosajón. Hay aquí una cierta neurosis de no perder la comba de los tiempos, y lleva a veces a curiosas declaraciones de filólogos, en un departamento de filología, diciendo que la Filología es cosa de otros tiempos.

¿Cuál sería el futuro inmediato de las filologías?
No sé otras, pero la Filología Inglesa ha decidido mayoritariamente remozarse como "Estudios ingleses" a instancias de los acuerdos adoptados a través de la asociación nacional de anglistas, AEDEAN (Asociación de Estudios Ingleses y Norteamericanos). Cada universidad puede, sin embargo, diseñar sus propios grados, y veremos también grados (y másteres) en lingüística, en traducción, etc. En filología, creo que no. En mi despacho tengo una estatuilla de un Stegosaurus, y encima del cartelito de su peana he pegado un letrero que pone "Philologia". No es lo que yo pienso, obviamente, pero es lo que piensa y ha decidido hacer la profesión en pleno.

¿Hacia dónde se dirige la disciplina?
El nombre, hacia su extinción, supongo. Los estudios, hacia una reordenación según líneas más orientadas a una disociación entre estudios lingüisticos teóricos, traducción, y estudios culturales (la literatura pierde peso y se engloba aquí). La conciencia del espacio común o de interacción entre estas disciplinas no se ha perdido totalmente, pero no interesa mucho una titulación que ponga énfasis en ello, ni que se llame"Filología".

4. ¿Qué criterios sigue usted a la hora de elaborar el contenido de las asignaturas? ¿Cómo elige los autores y obras que forman parte del programa?
Dos criterios, de los cuales el primero tiene mayor peso: a) Lo que "se espera" en un típico programa de estudios universitario de literatura, crítica literaria, o lo que sea la asignatura. b) Con menor peso: mis gustos o preferencias personales, que siempre orientan la elección de contenido, pero no conviene que pasen a ser el librillo que tienen que estudiar los sufridos estudiantes.

5. ¿Qué ventajas e inconvenientes ve a la reforma de los estudios de Filología Inglesa?
Ventajas: una mayor adaptación a las necesidades del mercado de trabajo. Quizá un mayor reconocimiento de las otras vías existentes hoy en día para una formación en inglés. Inconvenientes: la pérdida de identidad de la disciplina como tal, y del trabajo más propio de ella, en favor de estudios más estandarizados de secretariado multilingüe, traducción, lingüística o "estudios culturales". He escrito bastante en mi blog sobre los avatares e incidencias de esta reforma, incluida la amenaza (que la hubo) de suprimir la titulación de Filología Inglesa o Estudios Ingleses http://garciala.blogia.com/temas/filologia-inglesa.php

6. ¿Qué le recomendaría a alguien que se plantea matricularse en Filología Inglesa?
Que escoja una buena universidad. Y que tenga claras sus perspectivas de carrera: quizá para ser profesor de enseñanza secundaria le valga más un título de máster específico y quizá, para ser traductor, le sirva más una titulación en traducción. Son tiempos de crisis e incertidumbre en la filología, y se nota en el alumnado. Muy distinto es ahora de cuando yo terminé la carrera, y estudiar Filología Inglesa era una garantía de colocación.

—Bueno bueno... tan perdida está la noción sobre de qué va esto de la Filología Inglesa, que el otro día tuve que hacer la observación en nuestra Comisión de Postgrado de que tal como está planteado ahora nuestro postgrado en Estudios Ingleses, puede salir doctorado alguien que no sepa inglés. Se reconoció que era un pequeño problema en el que no se había caído... pero que bah. Es un caso extremo, pero a los estudiantes se les pide que salgan formados en el tema de su investigación en concreto, y no en "filología inglesa" en general. Que un profesor universitario domine mínimamente todas las materias de la carrera, en especial las más centrales a la noción misma de Filología, es algo que está fuera del horizonte de la universidad actual, que pide "especialistas". Y en el caso de la Filología Inglesa, se piden "lingüistas" o "literatos"—nunca "filólogos".

No me extrañaría que otros profesores fuesen más optimistas que yo. Después de todo, el inglés es un idioma que no corre peligro, pase lo que pase con la Filología Inglesa.


(PS: Otras entrevistas en POE: Entrevista a la profesora Mª Angeles Escobar; Entrevista a la profesora Laura Alba Juez; Entrevista a María Magdalena García Lorenzo)

Supresión de la Filología Inglesa







La foule / Que nadie sepa mi sufrir

Cantada por Agnès Jaoui y Jacques Higelin. Uau. Muérete de envidia, Piaf.



 


PS: Hoy es el día en el que nos enteramos del secreto mejor guardado de la familia, durante muchos muchos años.... "Que nadie sepa mi sufrir", en efecto. Hablaré de esto cuando calibre bien que se puede, en algún futuro.

L'amour n'est rien


Lunes 29 de septiembre de 2008

Herramientas

Ahora que es el cuarenta aniversario de 2001: Una odisea del espacio vamos a superponer tecnologías: me he acordado de este artefacto que me encontré antes del verano mientras me daba un paseo con los chavales por cerca de la desembocadura del Gállego. Bueno, en realidad creo que lo encontró Pibo, y nos llamó la atención inmediatamente.
hacha

Para mí que es un hacha de piedra pulimentada, posiblemente de muchos miles de años de antigüedad, y no un producto de la casualidad. No se me ocurre una tecnología más reciente que necesitase artefactos de piedra de esta forma y acabado, aunque claro, igual estoy equivocado.

Si la agarras, es ergonómica—aunque se nota que está hecha para una mano más pequeña que la mía. Pigmeos ibéricos, quizá...

Language, Toolmaking, Reflexivity





Domingo 28 de septiembre de 2008

Tecnologías de sincronización

Estoy leyéndome el muy interesante libro de Julio Iglesias La dimensión social del tiempo (Madrid: Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, 2005)—otra "historia del tiempo" que si bien tiene algunos puntos de contacto con la de Hawking, se refiere más bien a la organización, uso y conceptualización social del tiempo. Y atiende sobre todo a las transformaciones del tiempo en la modernidad, en la ciudad, y en el contexto globalizado que vivimos, así como a los efectos de la sociedad de la información en la reorganización de la experiencia temporal. Un índice:

I. Del tiempo y su ordenación: los calendarios.
II. El tiempo en el pasado.
III. La conciencia moderna del tiempo.
IV. El tiempo del tiempo. (Einstein o la relatividad del tiempo; Piaget y el tiempo en la infancia; El reloj biológico; Políticas del tiempo y ahorro económico; La política de reducción del tiempo de trabajo; La necesidad de medidas temporales muy breves; La sociedad del instante en la sociedad de la información).
V. Tiempo y familia.
VI. Tiempo y trabajo.
VII. De la política y el tiempo.
VIII. El tiempo en perspectiva: pasado, presente y futuro.
Epílogo: La actualidad del tiempo.
Sigue un discurso de contestación del académico (oximorónicamente llamado) Salustiano del Campo Urbano.

Durante mucho tiempo la sociedad vivió "de espaldas al tiempo", o más bien en un tiempo común y natural regulado por los ciclos del día, la noche y las estaciones. La apropiación y manipulación social del tiempo puede seguirse a través de los instrumentos de medición y sincronización de actividades que se van desarrollando: calendarios, relojes, horarios de trabajo, y recientemente, en una apoteosis de milimetración temporal, los sistemas informáticos que detallan el tiempo de cada transacción social.  El desarrollo de la medición y sincronización temporal va unido al desarrollo del capitalismo, local primero y global después, y de su concepción del trabajo y de las actividades como algo medible, a medida que pasamos del campo a la urbe. Una concepción que deriva de Simmel.

Son excelentes las relaciones que establece Iglesias entre el desarrollo de procesos económicos y sociales a gran escala y las manifestaciones locales de las nuevas concepciones temporales. Por ejemplo, el reloj como arquetípico regalo burgués simboliza la regulación temporal del matrimonio. O el libro de Julio Verne La vuelta al mundo en 80 días, con su argumento cronométrico, es un síntoma de una nueva concepción global de las comunicaciones—Y todo efecto de la globalización o sincronización universal, y de la división (sincronizada) del trabajo. Desde los cambios en los patrones de ocio a las modalidades de horarios laborales y de negociación sindical, o el desarrollo de planes de estudio con asignaturas optativas, todo logra hilarlo el autor en un razonamiento magistral y panorámico.

Los blogs y foros, se me ocurre, son un caso no nombrado por Julio Iglesias, pero que ciertamente es paradigmático de esta universalización del tiempo contemporánea. Ningún texto antes ha llevado un registro temporal tan estricto (y automatizado) de su difusión y de sus comentarios, y se materializa en ellos (así como en la telefonía digital y en otros fenómenos informáticos) la apropiación del tiempo a la vez a escala milimétrica y global. También son un síntoma de lo que señala Iglesias: el avance de la regulación y medición temporal hacia esferas de la intimidad y de la privacidad antes ajenas a esta sincronización universal del tiempo.

En el ordenador puedes perder la noción del tiempo, pero sin embargo estás registrado por toda una serie de protocolos de control y de medición que registran tu actividad. Tienes el reloj delante, en una esquina de la pantalla, permanentemente, pero más allá de eso, estás trabajando dentro del reloj. Eres controlable, te registras a una hora, sales a otra, hasta tus clics quedan ubicados en un espacio-tiempo cibernético, en el que tu trayectoria, su velocidad y sus reposos, quedan recogidos en un registro temporal que además es inmediatamente procesable, para extraer estadísticas e implementar acciones correctivas a través del mismo aparato. Esto en cuanto el teletrabajo, o más generalmente el trabajo por ordenador, se implanta. Las consecuencias que extrae Iglesias de este potente cronómetro que es el ordenador me parecen insuficientes. Con los ordenadores no habrá teletrabajo: estaremos más bien inmersos en el espacio de trabajo en todo momento, estemos donde estemos; y Matrix será el resultado lógico de la sincronización universal.

Tiempo estimado de lectura de este artículo: un minuto y catorce segundos.

(PS: Más sobre sincronización, cronometría y ordenadores en este artículo de Nicholas Carr: Is Google Making Us Stupid? What the Internet Is Doing to Our Brains).

Time Out of Joint



Sábado 27 de septiembre de 2008

L'important c'est la rose

Me las he visto y me las he deseado para dar al mundo una versión de esta canción que, sin pecar de vanidad, diría  que puede compararse con la interpretación de Gilbert Bécaud.




No se me rían, que sudado tinta he. Y es que la cancioncita de marras tiene, en la versión ésta, no menos de diecisiete acordes diferentes, cuando la mayoría cumplen con tres o cuatro. A la versión que intentaba en veintidós acordes, arrenuncio.

Marienbad



Viernes 26 de septiembre de 2008

Todos mutantes

Tognina Gonsalvus (Lavinia Fontana)Los feos son mutantes.
Y las pelirrojas. Los monstruos de dos cabezas, que existen, son mutantes. Los gordos, mutantes gordos. Son mutantes asimismo las personas de color (negros, chinos, blancos, etc.)—y los humanos son peces mutantes.

Este retrato de una mutante fue pintado por Lavinia Fontana en la segunda mitad del siglo XVI. Es Tognina Gonsalvus, hija del igualmente peludo Petrus Gonsalvus, oriundo de Canarias pero acogido por diversas cortes europeas. Al parecer, Tognina "acabó casándose y engendró varios hijos que fueron tan peludos como ella" (271).  Me ha encantado el libro de Armand-Marie Leroi Mutantes: De la variedad genética y el cuerpo humano (Anagrama, 2007), que la tiene en portada. Ahora que Stephen Jay Gould ya murió, es bueno saber que hay divulgadores científicos tan amenos como Leroi, que cita a Gould con simpatía aunque le contradice en algunos puntos. Se lo recomiendo a todos los amantes del evolucionismo, de los monstruos, y de los mutantes.

I. Mutantes. La cuestión de las mutaciones es una vía privilegiada de entrada a un tema más general del libro "la construcción del cuerpo humano" (13). Porque aunque todos somos mutantes, no somos todos igual de mutantes, y hay casos más llamativos que yo. El libro comienza con las teratologías del Renacimiento, desde el Monstruo de Rávena hasta los de Paré y Fortunio Liceti (De Monstrorvm natvra cavssis et differentiis libri duo, 1634), pasando por las reflexiones sobre la monstruosidad de Montaigne, Browne y Bacon.

Browne, en su Religio Medici (1642), es amable y admirativo con los monstruos: "en la Monstruosidad (...) hay una suerte de Belleza. La Naturaleza ha creado las partes irregulares de una manera tan ingeniosa que a veces son más extraordinarias que la estructura principal" (en Leroi, 24). Y Bacon, en su clasificación de todas las formas del conocimiento, dedicaba un capítulo especial al conocimiento de los monstruos, por las perspectivas que ofrece para el desarrollo de la ciencia: "pues una vez una naturaleza haya sido observada en sus variaciones, y la razón que las origina haya quedado clara, será materia fácil aplicar la ciencia a esa naturaleza y llevarla al punto que alcanzó mediante el azar" (27). Todo un programa para el Dr. Moreau avant la lettre, y Leroi no parece totalmente averso a esta creación programada de mutantes, aunque observa que "Con la prohibición global de clonar humanos no es probable que este experimento se lleve a cabo pronto" (317). Peor para los periodistas, y para la ciencia; mejor quizá para el pobre mutante, aunque quién sabe.

De hecho el autor duda en calificar de mutantes a un grupo determinado de personas por oposición al resto: "Decir que la secuencia de un gen concreto presenta una "mutación", o llamar "mutante" al portador de ese gen, es realizar una distinción odiosa. Es dar a entender, como mínimo, que se desvía de un ideal de perfección"(30). Aunque por supuesto también lo hace continuamente, y de hecho al final nos hace partícipes de su curiosa teoría según la cual los guapos no son mutantes—o más bien, que los feos son más mutantes que los guapos, pues la belleza consistiría en una especie de neutralidad o bajo índice de mutaciones. Un punto que es de los más cuestionables del libro, y síntoma del mal endémico de los biólogos, buscar explicaciones estrictamente biológicas a fenómenos culturales muy complejos. Conste que bien me parece que se busquen las condicionantes biologicas de los fenómenos (el cerebro masculino contra el femenino, etc.) siempre que no perdamos de vista otras dimensiones (culturales y constructivistas) de la cuestión.

Las personas comparten casi (casi) el 100% de su genoma. En el resto está la variación: y el resto puede ser varios millones de pares base, puesto que hay casi tres mil millones de ellos en el genoma humano. Las mutaciones afectan con frecuencia a "uno de los enormes segmentos del genoma humano que parecen carecer de sentido" (31). Otras son menores, y otras por fin son espectaculares. "Cada nuevo embrión cuenta con un centenar de mutaciones que sus padres no tenían"( 32). Algunos nacen con un bajo número de mutaciones nocivas, otros con muchas. En suma: "Todos somos mutantes. Pero algunos somos más mutante que otros" (33).

II. Una unión perfecta. Capítulo que trata sobre gemelos, siameses y monstruos dobles, como Ritta-Christina Parodi. Hay interesantes datos sobre las representaciones de monstruos desde tiempos antiguos, y teorías clásicas de la monstruosidad: así la querelle des monstres, la disputa sobre si la monstruosidad forma parte del plan divino, o es un accidente de ese plan. Lo que nos lleva a dos teorías distintas sobre los embriones: la preformación o la epigénesis. El desarrollo del embrión es un tema fascinante, que nos conduce a la teoría de la evolución (el primer sentido de evolución fue precisamente "desarrollo del embrión"). En los años 90, estudiando la recombinación del ADN, se llegó por fin a identificar los genes que controlan el desarrollo. Un gran paso adelante desde las teorías de Geoffroy Saint-Hilaire, coleccionista de monstruos, que pretendía deducir los principios del desarrollo a partir de sus manifestaciones anómalas. Y nos cataloga Leroi las variedades de anomalías que pueden darse: gemelos unidos, personas "invertidas" (¡no homosexuales!) por situs inversus... El organizador de todo este desarrollo es el organizador, "un grupo de células mesodérmicas localizadas en un extremo de la línea primitiva del embrión", que con unos movimientos ciliares distinguen izquierda de derecha y así orientan el desarrollo del organismo hacia uno y otro lado.

III. El juicio final (de las primeras partes). Donde se trata del museo de monstruos de Amsterdam; de cíclopes y ciclopia, en mitología y en teratología renacentista. El desarrollo defectuoso del cerebro frontal y la cara afecta a 1 de cada 16.000 nacidos, y 1 de cada 200 abortos espontáneos: el mundo está lleno de cíclopes y paracíclopes. En algún sitio los guardarán—aunque otras fuentes nos dicen que muchos son asfixiados por los médicos, discretamente y sin preguntar a nadie, y clasificados como "nacidos muertos". Mejor que nadie llegue a verlos, a juzgar por las ilustraciones del libro de Leroi. Muchos de estos casos se deben a mutaciones en los genes que producen una proteína llamada "erizo sónico"—la que debía producir dos hemisferios cerebrales divididos. Otro tipo de trastornos puede producir una duplicación total o parcial de la cara—y hasta individuos con dos cabezas. Otra monstruosidad estándar es la sirenomelia, un defecto en la línea media de las extremidades posteriores. "Los morfogenes que atraviesan el embrión en desarrollo—sean proteínas o anillos de hidrocarburos—proporcionan a las células una especie de retícula de coordenadas que éstas utilizan para averiguar dónde están y qué deberían estar haciendo y ser" (93).
La homeosis, fenómeno "en el que una parte del embrión en desarrollo se transforma de manera anómala en otra", dándonos por ejemplo orejas en el cuello.Y así, viendo el proceso de construcción y la manera en que es organizado por los morfogenes, y la manera en que se puede distorsionar este proceso, va ordenando Leroi distintos tipos de monstruosidades.  Con el estudio de las moscas de la fruta Drosophila se halló la combinatoria informática de las proteínas que rigen el crecimiento. "La calculadora segmental es algo hermoso. Posee la económica lógica booleana de un programa de ordenador. Cada una de las proteínas codificadas por los genes homeóticos se presenta en ciertos segementos" (98). Los genes pueden crear proteínas, pero necesitan ser activados o desactivados por el ARN mensajero , "una molécula muy parecida al ADN, sólo que no es doble ni es una hélice, sino tan sólo una larga serie de nucleótidos" (99). El núcleo organizador de esta información, la homeocaja, es "la piedra de Roseta" de la genética del desarrollo, y están presentes en todo tipo de animales. La presencia y ausencia ordenada de genes Hox (numerados) regula la formación de segmentos del cuerpo—en su debido número o con anomalías. Son universales anatómicos: organizan tanto los segmentos de las moscas como de los humanos, y en el mismo orden. Aunque también hay disimilitudes, como la inversión arriba-abajo entre artrópodos y cordados que tanto intrigaba a Geoffroy Saint-Hilaire. Quizá pudiese explicarse con una mutación en un remoto antepasado. Pero al margen de estos genes Hox hay muchos más instrumendos de señalización: "los factores de transcripción vienen en familias, de las que lo genes homeocaja son sólo una" (105).

IV. Atrofiados (de brazos y piernas).

Aquí se tratan fenómenos como la ectrodactilia, o manos y pies en forma de pinzas de langosta; el famoso semi-mito de la tribu africana "con pies de avestruz", la aqueiropodia o atrofia de las piernas, y el violinista sin brazos Hermann Unthan. También los estragos de la talidomida... Aquí puede verse por cierto un vídeo de Tony Meléndez, admirable guitarrista sin brazos:





John Saunders estudió la manera en que las extremidades de desarrollan creciendo hacia afuera, a la manera de los brotes de las plantas, y cómo se pueden transplantar o alterarse su crecimiento. Alteraciones "naturales"....  La focomelia, como la del malabarista "Le Petit Pepin". Los dedos extra, y la polidactilia simétrica, que duplica las manos. Todo ello producto de alteración de las señales que envían determinados genes.

El sistema de activación de los genes depende a su vez de otros genes, cuestión que plantea un problema teórico, elegantemente (aunque sólo parcialmente) resuelto:

"A primera vista, las jerarquías de este tipo parecen enredarnos en una regresión infinita en la que la carga de producir orden simplemente recae en una serie anterior de entidades que deben, ellas mismas, ser ordenadas. Pero este dilema es más aparente que real. El orden del embrión se crea iterativamente. La precisa presencia del sónico en el ZPA viene definida en parte por la actividad de los genes Hox en el mesodermo del tronco del que brotan las extremidades. Pero el orden geométrico que estos genes dan a la extremidad es tosco; la tarea del sónico es pulirlo. Aparte del sónico hay, por supuesto, otros niveles de refinado en los que el orden se crea a escalas cada vez más pequeñas,  y cada una de ellas requiere sutiles e interminables negociaciones, la naturaleza de las cuales apenas comprendemos" (135)

Las extremidades se forman por condensaciones de células que se agregan guiadas por complejas señales que van y vienen, en localizaciones señaladas por los genes Hox que regulan la segmentación del cuerpo. "Muchas de las moléculas que forman las extremidades crean también los genitales,  y no debería sorprendernos que algunas mutaciones afecten a ambos" (137)—o sea, que lo de que el pitilín sea el dedito número veintiuno no es tan descabellado como parecía.

V. Carne de mi carne, huesto de mi hueso (De los esqueletos).
En los que hay deformidades como la del chino Arnold y sus descendientes sudafricanos, con falta de huesos en el cráneo y clavículas. El crecimiento de los huesos es controlado por la familia de proteínas BMP. Un transtorno en su inhibición puede dar lugar a la esclerosteosis o a la fibrodisplasia osificante progresiva, como la que sufría Harry Eastlack, invadido de depósitos de huesos. Los experimentos con salamandras de Victor Twitty transplantándoles patas demostraron que los reguladores del crecimiento no están centralizados: "cada pata de salamandra contiene dentro de sí misma la construcción de su propio destino" (153). Otros experimentos más terribles narrados en este capítulo son los del nazi Mengele con las víctimas de Auschwitz: aunque sí sobrevivió a su curiosidad la familia Ovitz, pseudoacondroplásicos que habían formado la "Banda de Jazz de Liliput" y a los que exhibió Mengele con frecuencia. A Mengele nunca se le juzgó ni se le capturó, manda huevos. La pseudoacondroplasia es uno entre varios transtornos causados por mutaciones que inhiben el crecimiento de los huesos. Está la acondroplasia, más frecuente, y la displasia tanatofórica, mortal, resultado de un exceso de la molécula de señalización FG (que regula qué está cerca y qué lejos en el eje de la extremidad del feto). Todo órgano debe poseer señales semejantes que le indiquen cuándo dejar de crecer—y es concebible que haya alteraciones del crecimiento de otros órganos, como músculos extra... aunque estén sin documentar. Otras mutaciones dañan el colágeno de los huesos y dan lugar a osteogénesis imperfecta (como la de Michel Petrucciani). El equilibrio entre crecimiento y destrucción que mantiene el hueso, si se trastoca, da lugar a la conocida osteoporosis o a su contrario, la osteopetrosis, sufrida levemente por Toulouse-Lautrec.

VI. La guerra con las grullas (Del crecimiento).
Los enanos, tan apreciados por los monarcas absolutos—quizá como emblema de sus deseos de superioridad absoluta sobre sus súbditos... Aunque el testimonio del diminuto y longevo Joseph Boruwlaski (ss. XVII-XIX) es optimista, presenta una mirada maravillada ante el mundo "desde abajo". Quizá por un fallo en la hipófisis, siguió creciendo hasta los treinta años, pero sin llegar al metro de altura. A los quince años medía 62 centímetros y medio. En 1782 le presentaron a un gigante en Londres: "mi coronilla apenas alcanzaba la altura de su rodilla". Quizá fuera uno de los dos O'Brien que andaban por londres a fines del XVIII, proclamándose descendientes de Brian Boru. Ninguno se llamaba O'Brien; de uno se sabe que tenía un tumor pituitario.
    Hasta bien mediado el XIX no se acreditó la existencia real de los pigmeos, que habían pertenecido a la mitología clásica, con su guerra contra las grullas, desde Homero y Plinio. No se sabe hasta qué edad crecen los pigmeos, pues ellos no saben su edad ni les interesan los calendarios ni cumpleaños. El ritmo humano de crecimiento en la adolescencia es curioso, no se da en otros primates. Al parecer en los pigmeos hay una escasez relativa de la hormona del crecimiento que dse descarga en la adolescencia. Hay otras diversas poblaciones bajitas, por factores que deben combinar la alimentación y la genética. Los negritos, los darus o taron de Brimania—(y más recientemente se ha hablado de los pueblos de pigmeos de la isla de Flores, a cuenta del descubrimiento del hombre de Flores). Es posible que los taron de Birmania sean cretinos—el cretinismo es una alteración neurológica y del crecimiento. Hay una fuerte tendencia al cretinismo en unas poblaciones del norte del congo: el crecimiento y desarrollo sexual se paran a los nueve años—puede que los taron tengan una variedad más suave de lo mismo, sin esterilidad claro. En el Valais suizo también solía haber abundancia de cretinos—por falta de yodo. El bocio es otra afección relacionada—"cuello de Derbyshire" en Inglaterra. Y a esas tribus de hipotéticos cretinos, ¿habría que integrarlos a la modernidad y medicarlos, o respetar su atraso y precario modo de vida?
    Crecimiento extra es proporcionado por la castración. Historias de castratos altos, y cantantes célebres, con pechos—y no se quedaban calvos. "El último eunuco de la corte china, Sun Yaoting, no fue enterrado hasta 1996, junto con sus testículos, que habían sido meticulosamente conservados en un tarro" (205). Los eunucos tienden a conservar huesos en estado adolescente—con placas terminales de crecimiento aún activas. "Pero debe haber algo más que detenga el crecimiento aparte del estrógeno" (206). El IGF hace que proliferen las células, pero este crecimiento es regulado entre otros mecanismos por una proteína llamada PTEN. La alteración de este equilibrio entre crecimiento y contención puede dar lugar a alteraciones como el síndrome de Proteo, en el que formaciones óseas crecen descontroladamente—quizá el caso del "Hombre Elefante" James Merrick. Los perros grandes y los niños altos son más susceptibles al cáncer—¿quizá sólo porque tienen más células? O quizá por una descompensación de entrada del IGF—"una hipótesis es que el IGF impide que las células enfermas mueran" (210). Pero por otra parte la estatura en los humanos va asociada a la prosperidad y la salud; las clases altas y pueblos prósperos tienden a ser más altos—de ahí el atractivo omnipresente de la estatura en las figuras públicas. "Pero ¿qué tamaño deberíamos tener?" (215). "Los límites entre lo normal y lo patológico no son sólo borrosos; son móviles, siempre cambiantes, siempre impulsados por la tecnología" (216).

VII. El deseo y la búsqueda de la totalidad (del género).

Nos cuentan la historia de Herculine Barbin, tan cara a Michel Foucault—Herculine, hermafrodita que se crió como mujer, pero al salir, ay, "lesbiana", por así decirlo, le hicieron un cambio de sexo. Cambio sobre el papel (como los que se hacen ahora a voluntad en España), porque sus partes múltiples no se las tocaron.  Versa el capítulo sobre la diferenciación sexual, estados intersexuales... y teorías al respecto. Para Vesalio (De humani corporis fabrica, 1543) los órganos sexuales masculino y femenino venían a ser una "inversión" o exteriorización (como un guante reversible, vamos). Esta teoría le llevó a malinterpretar o describir mal lo que veía en sus disecciones.

Otro anatomista de Padua, Renaldo Colombo, "descubrió" (o más bien "describió") el clítoris en 1559. Y hasta 1998 no lo anatomizaron con atención, descubriendo sus raíces y tamaño real. Pero la correspondencia auténtica entre partes masculinas y femeninas se estableció en el XIX: "Las correspondencias ahora quedan claras: pene y clítoris; escroto y labios mayores; uretra y labios menores; y la vagina única para las hembras" (230)—una diferenciación que se hace mediante un "viaje a la masculinidad" a partir de una estructura más bien femenina: "convertirse en hembra es viajar por una autopista recta y ancha" (230). Pero si hay un cromosoma Y, "a la hora de determinar el sexo, como en el tango, el Y manda y el X lo sigue" (231). Así hay varones que tienen más de un cromosoma X, pero al tener un Y, no son varones ambiguos. En concreto es una región del cromosoma Y, la SRY, la que determina el sexo, y varones con cromosoma Y defectuoso pero con esa región intacta siguen siendo varones aunque "de sexo invertido". Y hay hembras XY, "hembras de sexo invertido", que son hembras porque no tienen el SRY donde debía estar. Lo que hace el SRY es controlar las gónadas, y de allí sale la testosterona que altera el ADN para convertir al macho en macho. Si el receptor de la proteína no funciona, lo que iba a ser un macho se convierte en una hembra... sin útero.

"A menudo se dice que estas chicas son excepcionalmente femeninas, al menos externamente. Al carecer de un receptor de testosterona, están incluso menos expuestas a las hormonas que masculinizan que las mujeres de verdad, que invariablemente poseen alguna. Su único rasgo masculino obvio es su estatura: de adultas suelen ser bastante altas, lo que sugiere que la diferencia entre macho y hembra se debe a algo distinto de la testosterona (aunque aún se está discutiendo qué es exactamente). La combinación de aspecto femenino y estatura masculina significa que las mujeres sin receptores de testosterona a menudo son extraordinariamente atractivas. En la década de 1950 al menos hubo una mujer en Francia con carencia de testosterona que se ganó la vida como modelo de pasarela, mientras que un par de gemelas idénticas sin receptores de California fueron azafatas de avión." (236)

Muchos pseudohermafroditas machos no están completamente feminizados al nacer, y tienen genitales ambiguos. Y ha habido frecuentes casos de "cambio de sexo" con el desarrollo de la pubertad...

el fenómeno de las chicas que se vuelven hombres es bien conocido en ciertas partes remotas del mundo. Hasta hace poco, los habitantes de Salinas (4.300 habitantes), emplazada en una región remota de la República Dominicana, asignaban el sexo femenino de manera incorrecta a uno de cada noventa muchachos, sólo para hacerle cambiar de sexo en la pubertad. El fenómeno era tan correinte que los aldeanos le pusieron un nombre: guevedoche, o "pene a los doce". (237)

También en Papúa Nueva Guinea es familiar el caso (más mutantes....: por falta de la enzima 5-alfa-reductasa).

Un exceso de testosterona en la madre puede también masculinizar al feto. Todo esto son mutaciones, pero las mutaciones de identidad sexual suelen dar a esterilidad—callejones sin salida de la evolución... normalmente. El caso de las hienas moteadas es curioso: hay poco dimorfismo sexual, un clítoris que parece un pene, con conducto genitourinario y erecciones... y dan a luz copulan las hembras a traves del clítoris, por carecer de vagina. Una historia dolorosa, en la que lo patológico se ha vuelto normal. Enormes cantidades de testosterona y deficiencia de aromatasa.

Platón narraba en El Banquete un mito sobre el origen del deseo, que tendría un objeto "innato" y no construido, por la divisió nde esos seres esféricos dobles de sexo diferente o igual.  La antropología del siglo XX (Boas, Margaret Mead) enfatizó el constructivismo sexual, pero "dichas ideas constructivistas del género están perdiendo fundamento rápidamente ante el estudios genético molecular del comportamiento sexual" (243).

VIII. Una frágil burbuja (de la piel).

Nos llamamos homo sapiens desde 1758 gracias a Linneo (Systema Naturae, 10ª ed.). Estuvo a punto de llamarnos homo diurnus, porque creía en la existencia de los míticos trogloditas, ahora exiguos supervivientes de una antigua raza numerosa—ellos serían el homo nocturnus; "Linneo injertó en su imagen una antigua tradición que hablaba de una raza remota y oculta de gentes antinaturalmente blancas, de ojos dorados, e intensamente fotofóbicas" (250). Tomó Linneo el grabado de la humanizada "orangutana" blanca de Jacob Bontius (Historia naturalis indiae orientalis, 1658) y lo rebautizó Homo troglodytes. (Sería interesante seguir la pista a estas leyendas de trogloditas fotofóbicos tras el descubrimiento del Hombre de Flores, y las leyendas en torno al Ebu gogo... ¿quizá aún no extintos en tiempos de Linneo, al menos en la memoria? Quién sabe. Es interesante en todo caso esta vieja edición del ensayo de Tyson sobre los pigmeos. De los trogloditas de Linneo también habla Huxley en "The Man-Like Apes"). A Leroi le parece que Linneo estaba pensando en albinos al hablar de estos trogloditas—aunque claro se mezclan más historias en la mente de Linneo.

Buffon también se interesó por los albinos, habla de la negra albina Geneviève, blanca como la tiza, en su Histoire Naturelle—"Buffon le midió las extremidades, la cabeza, los pies, el pelo: dedica todo un párrafo a sus pechos, observa que era virgen, y luego, con interés, que era capaz de ruborizarse" (252). Había mucho albinismo al parecer entre los negros del caribe. (Y últimamente llegan muchas noticias de los albinos perseguidos en algunos países africanos: al parecer muchas malas bestias ignorantes los quieren para matarlos ritualmente y bebérseles la sangre—que suponen les dará no sé qué beneficios vitales). Los picazos son un caso también frecuente en el Caribe (piel a corros o manchas, albina y negra). Los melanocitos, células que dan color a la piel, derivan de las mismas células de la cresta neural que forman la cara—algunas se desplazan y dan lugar a nervios, músculos, glándulas, y a los pigmentos de la piel. "La piel picaza es causada por mutaciones en, al menos, cinco genes distintos, y cada una de ellas desactiva uno o más dispositivos de ésos" (259)—y en los casos graves hay complicaciones variadas, intestinales, o sordera, por conexiones genéticas en la formación de todos estos sistemas.

Hay varios genes que determinan el color de la piel. Y es un tema delicado por su asociación a la concepción que se tiene de la raza. En Sudáfrica, con las leyes raciales, había cierta vaguedad en la cuestión: que fueses "de color" dependía tanto de tu círculo social que del tono exacto de la piel. Pero a pesar de eso una ciudadana "blanca", Rita Hoefling, tuvo problemas al volverse negra espontáneamente.... y luego se convirtió en blanca de nuevo. Sufría del síndrome de Nelson, frecuente tras la extirpación de la glandula suprarrenal. Un exceso de hormona pituitaria, controlada por esa glándula, hizo oscurecerse su piel. La falta de melanotropinas, por el contrario, va asociada a pelo pelirrojo y gordura: la misma molécula tiene efectos distintos en distintas partes del cuerpo, y en este caso va asociada también a la señal neuronal que nos ordena dejar de comer cuando estamos saciados.

Pero la mayoría de los pelirrojos, no gordos, se deben a otra cuestión: unos receptores inactivos en sus melanocitos: la actividad les haría fabricar eumelanina, pigmentos marrones; la inactividad da lugar a fabricación de feomelanina (pigmentos rojos):

"Los celtas pelirrojos poseen receptores que están inactivos de manera más o menos permanente, algo que comparten con los setters rojos, los zorros rojos y el ganado de las Highlands de pelo rojo" (265)

¿Pero por qué llamar a los pelirrojos mutantes, en lugar de considerarlos un polimorfismo? "las mutaciones son raras y perjudiciales, los polimorfismos no suelen ser ni una cosa ni otra" (265). Globalmente considerados, los pelirrojos son raros; la mutación podría ser adaptativa en los climas con poco sol del norte, o al menos no ser dañina allí, con lo cual el gen del pigmento entra en desuso, pero es muy dañina en los trópicos.

Los chinos estaban extrañados por la pilosidad de los europeos y los aínos. Y las pilosidades excepcionales han atraído siempre la atención. Petrus Gonsalvus, de las Canarias, vivó en varias cortes europeas en el siglo XVI; sufría de hiperetricosis lanuginosa, y varios de sus hijos (retratados con frecuencia, como él) fueron también peludos. El cuadro que pintó Lavinia Fontana de la hija de Petrus, Tognina, ilustra la portada del libro de Leroi, y este artículo. El viajero John Crawfurd describe a otra familia extraordinariamente velluda en Birmania. Estos acabarían viajando a Europa para exhibirse como curiosidades.





CONTINUARÁ....








m/f / s/z : transexualas y hermafroditos, monstruas y prodigios



Jueves 25 de septiembre de 2008

Recordás aquel pasado

Ayer hablaba de Borges; hoy, un tango. Es curioso, pero los tangos, después de leer a Borges, adquieren un toque de Borges, que a su vez se inspiró en ellos. Nos prometemos volver a este Ventarrón cuando nos arrastre la vida como una galerna de fuerza ocho.





If gale-force Fortune sweeps you off your feet
Let it, ride it, and admit defeat.
There's no point in resisting, it's too strong—
Willy-nilly, you'll get swept along.

—Este otro tango es de Tony Harrison.


La bohème



Miércoles 24 de septiembre de 2008

Retrospección, Prospección, Eternidad

Si la escritura de Borges es una escritura de la eternidad, no será porque sea indiferente al tiempo. Más bien podría ser por el complejo juego de perspectivas temporales que ofrece, como en estos poemas de El Hacedor, donde la retrospección se imbrica con la prospección y la página crea un lazo de tiempo que atrapa al lector: precisamente porque éste ya está atrapado a la vez en el tiempo, y en la eternidad.



        La lluvia

Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto

Patio que ya no existe. La mojada
Tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto.



Este poema transcurre en un tiempo eterno que a la vez no existe (paradójica continuidad del presente y del pasado) y sin embargo no es sino el tiempo ordinario en el que vivimos, que así mezcla lo inmezclable. También, también a mí me trae esta lluvia de Borges, y este poema, la voz de mi padre que vuelve. Aunque no ha muerto: no más que yo, al menos. Espero no releer este poema nunca en otras circunstancias—pero ya lo he releído.



A la efigie de un capitán
de los ejércitos de Cromwell

No rendirán de Marte las murallas
A éste, que psalmos del Señor inspiran;
Desde otra luz (desde otro siglo) miran
Los ojos, que miraron las batallas.
La mano está en los hierros de la espada.
Por la verde región anda la guerra;
Detrás de la penumbra está Inglaterra,
Y el caballo y la gloria y tu jornada.
Capitán, los afanes son engaños,
Vano el arnés y vana la porfía
Del hombre, cuyo término es un día;
Todo ha concluido hace ya muchos años.
El hierro que ha de herirte se ha herrumbrado;
Estás (como nosotros) condenado.


¿Qué es artístico aquí? El paso de la pintura a la vida, situándonos en una dimensión en la que son intercambiables el cuadro y su espectador. La utilización que hace Borges de su propia muerte (muerte futura entonces, muerte pasada ahora) como la mejor prueba del memento mori que llega hasta el lector y le demuestra fehacientemente la verdad de lo que aquí se dice. El uso del cuadro como tercer término que da profundidad a la relación entre el lector y el poema: el cuadro es una inerte simulación de lo que fue la vida en su momento, como lo es el poema de Borges, que así saca partido de su propio hieratismo atemporal y logra romper su marco para herir al lector con ese hierro herrumbroso.

Y tantas otras cosas son artísticas en este soneto, tantas adquieren una profundidad inquietante precisamente por este juego del tiempo. Esa penumbra, por ejemplo, en la que se mezclan la penumbra del fondo del cuadro, y la penumbra de la historia que apenas nos deja atisbar la verde región de otro siglo. El contraste entre el optimismo heroico-bíblico herreriano de los primeros versos, y el paso a otra Biblia más pesimista en el cierre, el Eclesiastés que nos recuerda la vanidad de los empeños, y que vivir es caminar breve jornada. Y ver cómo otros la han caminado antes, y sacar de ello enseñanzas y poemas que no nos impedirán volver al fragor de la batalla, mientras dure.


Things that Might Have Been







Martes 23 de septiembre de 2008

Evierte el ciberespacio

De esa eversión va en parte este artículo que he colgado en el SSRN, basado en un post que escribí sobre la última novela de William Gibson. Ahora se titula, en versión expandida, "'Cyberspace Everting': Spook Country, de William Gibson".

Internewroman






Lunes 22 de septiembre de 2008

Not tan "WANTED"

Dice el mito popular que a Bin Laden se le busca por el ataque a las torres gemelas del World Trade Center y por otros actos terroristas. Bien, se le buscará por otras cosas, pero no por ésta.

Si ya decía Michael Moore que la familia Bin Laden tenía cierta bula en América. Aquí está la página de "WANTED" del FBI, a la que llego por un comentario en Crónicas Bárbaras. En ellas "se busca" a Bin Laden por otros crímenes terroristas, pero curiosamente no por este: "Usama Bin Laden is wanted in connection with the August 7, 1998, bombings of the United States Embassies in Dar es Salaam, Tanzania, and Nairobi, Kenya. These attacks killed over 200 people. In addition, Bin Laden is a suspect in other terrorist attacks throughout the world."
Vamos, que según la información que da el FBI no hay cargos contra Bin Laden por participar en el ataque del 11-S, ni por conspiración para  asesinar a ningún norteamericano en suelo americano.  Quizá se le tenga en cuenta a nivel de "sospechoso", pero ni siquiera eso se especifica. La misma información se da en otra página del FBI sobre Bin Laden.

terbinladen

"WANTED"?

Difícil de creer, ¿verdad? Lo que es difícil de creer es que esto sea un lapsus. Y la foto la tienen anticuada, que Bin Laden ya peina canas, si es que se peina la barba. Por lo que se ve, el FBI sólo es infalible en las películas. Lo que es a Bin Laden, lo busquen o no lo busquen, lo cierto es que no lo han cogido.

Incompetencia, ya sea estimulada o espontánea... sus razones habrá para ella.

Por cierto, más cerca de España que esas montañas y desiertos de Afganistán: ayer la ETA planta tres coches bomba. Si a estos no los detienen, también es por algo: porque los partidos nacionales están más interesados en tirarse los trastos a la cabeza, y en pactar con los nacionalistas vascos, que son la vaca lechera de la ETA. En lugar de ponerse de acuerdo para hacer una ley electoral decente, que reduzca los nacionalismos a lo que deberían ser, y que elimine los fueros vascos, implantando una ley única para todos los españoles, sin discriminaciones ni vacas lecheras para que mamen de ellas los separatistas. Que ya va siendo hora. Si los terroristas medran, es por la pasta que se mueve invisible por las trastiendas del poder.

Goldstein / Laden








Domingo 21 de septiembre de 2008

If you could read my mind

Dejé aparcada esta canción antes del verano.  De Gordon Lightfoot es.






Early mornin' rain


Sábado 20 de septiembre de 2008

Guitarriando y canturriando

Que es el último fin de semana de este verano. Todo el día hoy al sol dándole a las cuerdas, primero en la plaza de los sitios, donde una clocharda guitarrera me saca un euro, y luego en el parque grande, mientras los chavales pedaleaban un rato. Me ensayo algunas endiabladamente difíciles como "L'Aigle noir" o "L'important c'est la rose", pero en tanto no las domine... voy repitiendo esta de Katie Melua, "It's only pain", que está más a mi alcance.





Y ando, también; andar, ando... pero esto de andar mal va para largo, me dicen. Esta semana vuelvo al trauma.

Home of the Blues



Viernes 19 de septiembre de 2008

Me disciplino

Aunque sea sólo un poco. Como me comunica la Universidad que no considera mérito alguno mis publicaciones en el Social Science Research Network, voy cogiendo algunas y enviándolas a revistas y libros de filología, para que cambie su naturaleza.

- Una, a un volumen de homenaje a Enrique Alcaraz.
- Otra, a The Grove, revista agradablemente miscelánea de la Universidad de Jaén.
- Otra, a SEDERI, anuario de la Sociedad Española de Estudios Renacentistas.

—aunque, oops, de aquí me contestan inmediatamente que sólo publican cosas en inglés. Lo malo es que he dejado de escribir en inglés, y ahora estamos en la fase de que es el inglés lo que mola por todo, y el español está de capa caída como idioma científicamente deseable—además de en otros aspectos. Veremos en qué va parando la cosa. Porque a azotarme mucho para escribir lo que no me apetezca no llego—y ahora no me apetece (intelectual y políticamente hablando, digo) escribir en inglés por imperativo profesional. En España, digo. Hagamos patria, hagamos lengua—o por lo menos no echemos piedras sobre nuestro propio tejado, en aras de la calidad entendida según los parámetros del vecino.

Y en español está, a pesar de las apariencias, esta reseña "Sobre la narración conversacional" que acabo de colgar en el mentado SSRN.


(PS: También me dicen las editoras de SEDERI que no publican nada que haya aparecido en Internet. Con lo cual la idea de un "working paper" difundido en Internet no tiene sentido para quienes sigan esta política editorial).

Net prof it




Jueves 18 de septiembre de 2008


Contra Darth Pibo

Jedi fight
Álvaro sigue practicando sus artes frikis—la foto es suya. Aunque me ha dicho que en este post hay un fallo que los frikis detectarán fácilmente.


Más Edipo








Falacias de Monty Hall / Savant

Curioso problema el que nos describe este post de Un barco más grande. Y más curiosas aún las soluciones ofrecidas, como la de Marilyn vos Savant, la  Persona Con Mayor Cociente Intelectual.

Sin pretender aspirar a esa categoría o distinción del libro Guinness, pues ya no existe, sí manifestaré sin embargo que me parecen erróneas (si bien no completamente...) tanto la solución de Savant como las que ofrecen el autor del blog, y la mayoría de sus comentaristas.

Comienza el post con un epígrafe que alude a la dificultad de la mente humana para enfocar correctamente los problemas de probabilidad. Y la discusión que sigue, con el post y sus cincuenta y tantos comentarios a estas alturas, es una buena demostración de ello. (Como lo es también este post). Yo tampoco tengo la mente muy hecha a las matemáticas (un poco más a la lógica) pero tras una breve reflexión,  ofrezco estas conclusiones provisionalmente definitivas sobre el problema.

Quien quiera participar debe parar de leer en este párrafo, leerse el post donde se describe el juego, y pensar su solución. Luego volver, si le interesa la mía—que no es la más defendida en ese post, ni en el artículo de la wikipedia sobre esta paradoja de Monty Hall. Pero para quien sea perezoso, pongo el planteamiento del problema, copiado de Un barco más grande:

A lo largo de los años Marilyn se ha atrevido con todo. Así, no es de extrañar que en algunas ocasiones sus respuestas hayan causado cierta polémica y en otras directamente hayan sido erróneas. Pero hubo una columna que destacó sobre las demás debido a la enorme repercusión que tuvo la respuesta de la señora Savant. Mas de diez mil cartas llegaron a su dirección, todas con el mismo objetivo: decirle que estaba equivocada. Y no todos los remitentes lo hacían de buenas maneras. Marilyn fue ridiculizada por varios profesores de universidad que escribieron artículos mofándose de la respuesta publicada en Parade.
Pregunta y respuesta recibieron el nombre de El Problema Monty Hall

La pregunta

La pregunta del lector estaba basada en un conocido concurso norteamericano llamado Let´s Make a Deal (Hagamos un trato) El programa, presentado siempre por el showman Monty Hall, estuvo en antena desde 1963 hasta 1991, aunque no de forma ininterrumpida. Durante la fase final los concursantes tenían ante ellos tres puertas entre las que debían escoger una. Tras una de las puertas estaba escondido el premio gordo, mientras que las otras dos estaban vacías. La cuestión enviada a Parade partía de una situación que se daba cada semana en el concurso:

Imaginemos que estamos en la fase final de Let´s Make a Deal y tenemos ante nosotros las tres puertas. Monty nos informa de que tras una de ellas se esconde un impresionante Ferrari (o un apartamento en Torrevieja o lo que sea que dieran como premio en ese concurso). Por supuesto, tras las otras dos nos espera el fracaso absoluto. Cuando hemos elegido una de las puertas, da igual cual, Monty se acerca a una de las otras dos y la abre. Dentro no hay nada. Ahora quedan dos puertas cerradas. Monty nos hace una oferta: podemos quedarnos con la puerta que hemos elegido o cambiarla por la otra. ¿Cómo tendríamos más posibilidades de ganar el Ferrari, cambiando la puerta o manteniendo la que escogimos al principio?


La respuesta

Parece una pregunta bastante estúpida. Si solo hay dos puertas, una con premio y otra no, está claro que da igual la puerta que escojamos. Siempre tendremos un cincuenta por cien de posibilidades de ganar. Pero no fue eso lo que Marilyn vos Savant respondió al lector de Parade. Según la inteligente columnista, si cambiamos la puerta que escogimos al principio por la que nos ofrece Monty Hall tendremos dos tercios de posibilidades de ganar el Ferrari; mientras que si nos quedamos con la primera puerta tan solo tendremos un tercio.

La reacción a la respuesta de Marilyn no se hizo esperar. Como he dicho, recibió miles de cartas de lectores ofendidos por su ignorancia. Mas de mil de esas cartas estaban escritas por doctores, matemáticos en su mayoría, que consideraban indignante el error de Savant y le pedían que rectificase.

Para el autor del blog Un barco más grande, en conclusión,

 Está claro que o bien el 95% de los estadounidenses, incluyendo a importantes matemáticos, estaban en un error o lo estaba Marilyn. ¿Quién cometió el traspié en esta historia?

Este fue un ejemplo perfecto para ponernos en guardia frente a la falacia de autoridad. Por más expertos que sacaran las uñas y mostrasen sus títulos para refutar a la escritora, lo cierto es que Marilyn tenía razón y todos ellos estaban equivocados. Si cambias de puerta tienes 2/3 de posibilidades de ganar el Ferrari mientras que si conservas la puerta original tus posibilidades son tan sólo de 1/3.

Lamento tener que ofrecer una solución menos democrática. Muchos matemáticos que se opusieron a este planteamiento es posible que tuviesen razón, pues el problema y su solución requieren muchas matizaciones. De hecho, tanto la postura del autor del blog como la de los comentaristas supone una nueva versión del argumento de autoridad—en este caso de la autoridad "no académica" de vos Savant, pero pocos usan el sentido crítico necesario para ver dónde radica el origen de la paradoja. Que es en cierto modo lingüístico. (En lo que sigue, pongo en redonda mi acercamiento inicial a la cuestión, y en cursiva el resultado de la relectura del problema—como demostración práctica de las interesantes confusiones y complejidades a que conduce este problema).

— Para centrar el problema: la probabilidad de un tercio que parece darse en la primera elección es falsa, pues no tiene posibilidades de materializarse, al ir vinculado el problema a una segunda elección. Sólo en experimentos de control y no en el juego en sí se comprueba que existía en esta primera ronda una posibilidad de un tercio de acertar la puerta correcta. Pero eso, insisto, no es el juego. Podríamos decir, por simplificar, que la primera vez no eliges nada, pues la única elección que haces (eliminar una puerta que pueda elegir Monty Hall para tu segunda vuelta) es indiferente, pues siempre habrá otra puerta sin premio para que la elija Monty.

(Sí le prohíbes a Monty elegir "tu" puerta. O sea, aunque Monty no te vaya a dar directamente información sobre la puerta que dejará cerrada, pues su elección es compulsiva, sí te da necesariamente información sobre la que abre, y esa información revierte sobre la que ya tenías, a saber: - que en tu primera elección tenías dos tercios de posibilidades de fallar, y que ahora tienes un 50% de posibilidades de acertar... en la puerta que Monty ha dejado cerrada, pero no un 50% en la tuya, pues sobre esa has inhabilitado a Monty para que te proporcione información)

— La solución de porcentaje de personas premiado en la segunda vuelta, como no podía ser otra, es un 50%—y no el porcentaje que parece indicar la solución de Savant. Este se aplica al conjunto del problema, no a la elección de un jugador concreto en la segunda vuelta, aunque se sugiera lo contrario. En la segunda vuelta hay dos puertas, una elección y un solo premio, o sea, 50%. Aquí es donde entran en juego lo que llamo las falacias de Monty Hall / Savant, al mezclar dos perspectivas sobre la cuestión: la perspectiva estadística de lo que sucede globalmente a una población de jugadores, con la perspectiva de lo que sucede a cada jugador en la segunda vuelta.

(Falso me parece esto al releerlo, pues las dos puertas no tienen probabilidades iguales de ocultar el premio: no existe un 50% más que en apariencia. Sólo hay un 50% si se suprime una regla implícita del juego: que para la segunda vuelta NO VALE cambiar al coche de puerta. Esto parece presupuesto por todo el mundo, pero conviene especificarlo, porque no se le ha explicitado al concursante, ni éste notaría ninguna diferencia si se introdujese la regla del cambiazo: que mientras Monty abre una de las puertas rechazadas, el premio se cambia o no se cambia a la otra con un azar del 50%. La probabilidad, sin embargo, se alteraría con esta regla, sin que el concursante se diese cuenta).

— La solución ofrecida por Savant es por tanto simplista y poco comunicativa, y (quizá deliberadamente) confunde al personal haciéndole creer algo que no está en modo alguno implicado en esa solución. No se puede ofrecer una caracterización matemática idéntica para la media de la población jugadora y para un jugador en concreto en la segunda vuelta, y en ello radica la falacia. Ninguno de los comentaristas, creo, llama la atención sobre este aspecto de la cuestión.

(En efecto, la media de la población jugadora acertará un 50%... mientras cambie de puerta un número adecuado de veces. Exactamente el número de veces que, al azar, recaería su elección en una puerta distinta, en una elección al azar sobre tres y dos puertas sucesivamente. Si se atiene a un plan que reduzca la proporción de azar, como por ejemplo no cambiar nunca de puerta, acertará sólo un tercio de las veces. Y esto es lo que implicaba la solución de vos Savant, que tenía razón aunque expresaba su solución de modo quizá deliberadamente paradójico).

— Y en lo que no cae ninguno de los explicadores: de lo que sí hay mayor probabilidad es de que la mayoría de las personas cambiarán de elección. Al haber una mayoría que cambia, y tener iguales posibilidades de acertar se cambie o no (según hemos dicho, un 50%)... pues evidentemente "las personas que cambian", que son la mayoría, aciertan más. O, mejor dicho, aciertan más personas que han cambiado su elección. Pero sólo porque hay más personas que cambian su elección, no porque el hecho de cambiar les haga acertar más.

(Corrección corrección... como no hay iguales posibilidades de acertar en la segunda tirada, pues el 50% era falso a menos que se introduzca la regla del cambiazo, habrá más personas que acierten precisamente porque habrá más personas que cambien. Lo que sí oculta de manera un tanto desorientadora la solución de vos Savant es que hay mayor número de personas que cambian: nos lleva a creer, erróneamente, que la mitad de la gente cambia y la mitad no, y que los relativamente "pocos" que cambian tienen más posibilidades de acertar).

— Muchos pierden la perspectiva al interpretar este juego por no tener en cuenta su desarrollo temporal. Las fórmulas matemáticas que dan una caracterización atemporal de sus probabilidades también llevan a engaño, pues no describen la manera en que la gente interpreta el juego: teniendo en cuenta cuestiones no matematizadas, como son la temporalidad, la información superior del narrador del juego, y la retrospección.

— Pocos comentaristas son tan refinados, pero alguno sí que llama la atención sobre la posibilidad de que la retroalimentación reflexiva, una teoría sobre el juego altere el comportamiento de las personas y les lleve a acertar más. Es decir, si hay muchas personas que conocen la pseudo-solución de van Savant, pues esos cambiarán de puerta para así "mejorar" sus posibilidades de acertar. Sin embargo, esto sólo nos conduce (contrariamente a lo que piensan estos refinados) a que una proporción estadísticamente anómala de personas cambiarían su elección, en números superiores a lo que nos daría una probabilidad estadística al azar. Pero resulta indiferente para el porcentaje de posibilidad de aciertos, que se mantiene en un 50% tanto para los que cambian en la segunda vuelta como para los que no cambian.

(Matización: si una proporción estadísticamente anómala de personas cambian su elección con respecto a lo que sería una elección al azar —es decir, con respecto a un mayor número de veces de cambio al elegir la segunda vez— entonces es cuando se distorsiona el número de aciertos. Si hay muchos con el plan de no cambiar, bajará el número de aciertos, tendiendo a un tercio en esa población. A la larga larga, sin embargo, las grandes cifras dan más número de gente que cambia de puerta y se tiende al 50% de aciertos. Esto sucede tanto con plan como sin plan, pues puede haber planes erróneamente enfocados tanto en el sentido de cambiar sistemáticamente como en el de no cambiar nunca. Lo que nunca tendrá casi nadie es el ideal 50% de aciertos, siga un plan o no—y los planes erróneos también pueden llevar engañosamente a rachas de aciertos).

— Por supuesto, los que presuponen otras variables para el juego (que si Monty tiene opción o no de darte a elegir una puerta, que si puede abrir una puerta que sí tenga premio, etc., están hablando de otro juego. En este, Monty no tiene libertad de acción, y eso es lo que mantiene las probabilidades en lo que son. 

— Algunos comentaristas dan una explicación para justificar a vos Savant estableciendo una analogía con un juego similar pero en el que hay un millón de puertas, se elige una, y se abren a continuación 999.998. Hay que cambiar a la que queda sin abrir, dicen—y tienen razón. Pero comenten la falacia (la estadística engaña) de pensar que estamos hablando de un juego comparable. En este juego del millón la elección de Monty señalando a una puerta (la premiada probablemente) por el procedimiento de abrir 999.998 puertas es muy significativa: hay una fuerte señal que indica que debemos cambiar de puerta, pues nuestra elección inicial, menos informada que la de Monty, es de una entre un millón de posibilidades de acertar: la suya es de prácticamente un millón contra una de posibilidades de acertar, o sea, todo lo contrario. En el juego de las tres puertas, y luego dos, sin embargo, la señal que nos envía Monty no es significativa, al haberse equilibrado las probabilidades a un 50%. Con cuatro puertas (abriendo dos), ya es ventajoso cambiar. Con tres (abriendo una), no.

(Relectura: Con tres, abriendo una, también... porque ahora veo que las probabilidades no estaban equilibradas al 50% a pesar de haber dos puertas. Con lo cual sí estaríamos ante el mismo juego, o más bien ante un juego parecido pero más taimado, al estar disimulado por una apariencia falsa de 50% de azar).

—Esto es sólo un ejemplo de las muchas falacias que cometen quienes se embarcan en este juego.
Tampoco es de descartar que muchos de los que aparentemente dan con la solución correcta (o sea, la mía) lo hagan por las razones equivocadas, sin pasar por los razonamientos aquí expuestos ni enterarse de la misa la mitad. La lectura de los comentarios al post de Un barco más grande es toda una lección de cómo la gente puede estar acatando la autoridad, y cometiendo una falacia lógica, en el mismo momento en que creen estar desenmascarando las falacias de otros, y resistiendo el argumento de autoridad, y felicitándose por ello. Irónico, e ilustrativo.

(Me parece que he ofrecido sin querer otra ilustración... De todos modos tiene el juego una cuestión interesante en lo que atañe a la reflexividad sobre la acción del conocimiento estadístico. Quienes conocen que trae ventaja cambiar, cambian, y eso mismo, que les ayudaría la mayoría de las veces, les perjudica si se convierte en un método fijo que corrija el azar... En cambio, quienes no tienen teoría al respecto cambian la mayoría de las veces, un número que resulta ser el estadísticamente idóneo para acertar. Quizá haya aquí un profundo mensaje sobre el valor de las teorías y del conocimiento reflexivo, para quien lo sepa extraer).

Aunque tal vez sea todo una broma... in fake we trust.

Exactamente en el centro del mundo







Miércoles 17 de septiembre de 2008

Mushaboom

Feist rocks:



Un vídeo que alegra la vida. No os perdáis el detalle del espejo...

Mad about you


Martes 16 de septiembre de 2008

La mejor página sobre Shakespeare

La escribió Borges, en El hacedor (1960). Como Kafka, Borges tiene sus precursores: pueden leerse algunas páginas de Biographia Literaria en que Coleridge compara a Milton y a Shakespeare como dos tipos de poetas antitéticos: el que lo asimila todo a sí, y el que tiene capacidad de volverse él mismo en todas las cosas. Y Keats, en sus cartas, habla de la capacidad negativa de Shakespeare, su capacidad de contradicción y autoanulación podríamos decir, o de contener en sí mentalidades distintas y para otros incompatibles. Así lo vio Borges, que habla también, por supuesto, de Borges, y de cualquiera que entienda esta página y su final inquietante, casi aterrador.

Everything and Nothing

Nadie hubo en él; detrás de su rostro (que aun a través de las malas pinturas de la época no se parece a ningún otro) y de sus palabras, que eran copiosas, fantásticas y agitadas, no había más que un poco de frío, un sueño no soñado por alguien. Al principio creyó que todas las personas eran como él pero la extrañeza de un compañero con el que había empezado a comentar esa vacuidad, le reveló su error y le dejó sentir, para siempre, que un individuo no debe diferir de la especie. Alguna vez pensó que en los libros hallaría remedio para su mal y así aprendió el poco latín y menos griego de que hablaría un contemporáneo; después consideró que en el ejercicio de un rito elemental de la humanidad, bien podía estar lo que buscaba y se dejó iniciar por Anne Hathaway, durante una larga siesta de junio. A los veintitantos años fue a Londres. Instintivamente, ya se había adiestrado en el hábito de simular que era alguien, para que no se descubriera su condición de nadie; en Londres encontró la profesión a la que estaba predestinado, la del actor, que en un escenario, juega a ser otro, ante un concurso de personas que juegan a tomarlo por aquel otro. Las tareas histriónicas le enseñaron una felicidad singular, acaso la primera que conoció; pero aclamado el último verso y retirado de la escena el último muerto, el odiado sabor de la irrealidad recaía sobre él. Dejaba de ser Ferrex o Tamerlán y volvía a ser nadie. Acosado, dio en imaginar otros héroes y otras fábulas trágicas. Así, mientras el cuerpo cumplía su destino de cuerpo, en lupanares y tabernas de Londres, el alma que lo habitaba era César, que desoye la admonición del augur, y Julieta, que aborrece a la alondra, y Macbeth, que conversa en el páramo con las brujas que también son las parcas. Nadie fue tantos hombres como aquel hombre, que a semejanza del egipcio Proteo pudo agotar todas las apariencias del ser. A veces, dejó en algún recodo de la obra una confesión, seguro de que no la descifrarían; Ricardo afirma que en su sola persona hace el papel de muchos, y Yago dice con curiosas palabras "no soy lo que soy". La identidad fundamental de existir, soñar y representar le inspiró pasajes famosos.
chandos
    Veinte años persistió en esa alucinación dirigida, pero una mañana lo sobrecogieron el hastío y el horror de ser tantos reyes que mueren por la espada y t
antos desdichados amantes que convergen, divergen y melodiosamente agonizan. Aquel mismo día resolvió la venta de su teatro. Antes de una semana había regresado al pueblo natal, donde recuperó los árboles y el río de la niñez y no los vinculó a aquellos otros que había celebrado su musa, ilustres de alusión mitológica y de voces latinas. Tenía que ser alguien; fue un empresario retirado que ha hecho fortuna y a quien le interesan los préstamos, los litigios y la pequeña usura. En ese carácter dictó el árido testamento que conocemos, del que deliberadamente excluyó todo rasgo patético o literario. Solían visitar su retiro amigos de Londres, y él retomaba para ellos el papel de poeta. 
    La historia agrega que, antes o después de morir, se supo frente a Dios y le dijo: "Yo, que tantos hombres he sido en vano, quiero ser uno y yo". La voz de Dios le contestó desde un torbellino: "Yo tampoco soy; yo soñé el mundo como tú soñaste tu obra, mi Shakespeare, y entre las formas de mi sueño estás tú, que como yo eres muchos y nadie".

Nought but Shows (Music for a While)






Lunes 15 de septiembre de 2008

Curso de Moodle

En el ICE de la Universidad de Zaragoza:

http://moodlepru.unizar.es/formacion/


Tengo acceso con correo y su contraseña al curso de prueba.

Para el curso de verdad, hago ya una solicitud en add@unizar.es; lo utilizaré como apoyo para las asignaturas. Sólo las webs en Moodle o WebCT se consideran oficialmente parte del Anillo Digital Docente de la Universidad.

Los cursos se alojarán en el servidor http://moodle.unizar.es

PS: Y a los pocos días tengo ya mi página con perfil, http://moodle.unizar.es/user/view.php?id=51276&course=1 ... y cursos todavía vacíos de contenido. Iremos añadiendo poquito a poco.




Cursillo de CMS



Epidemia tribal

nacionalismo no


De las páginas finales de
Adiós Cataluña, de Albert Boadella (premio Espasa Ensayo 2007). Libro con el que me he reído mucho, aunque esta página que pongo no es humorística. Narra el resultado de su indiferencia o burla a la religión nacionalista de los catalanes y de su ofensa a las esencias patrias:

"Josep Pla distribuía su estima por la gente que trataba en tres grupos: amigos, conocidos y saludados. Esta clasificación, que me parece muy eficaz, la mantengo de forma parecida, pero con ligeras variantes, debido a los avances electrónicos de la época. Están los que tienen mi teléfono privado, los que tienen sólo el móvil y los que conocen mi correo electrónico. Pues bien, inmediatamente después de la irrupción de Ciutadans, el descenso de comunicaciones en los tres apartados fue impresionante. De la noche a la mañana me había convertido en un apestado del que era prudente distanciarse y evitar los contactos. Lo asombroso es que, sin haber dado nadie la orden explícita, todos parecían obedecer a un poder oculto de dimensión planetaria que, mediante procedimientos paranormales, habría filtrado la siniestra consigna.

"Esta circunstancia provocó una importante reducción de nuestra agenda de direcciones y, al mismo tiempo, supuso el descubrimiento de agentes del enemigo en mi propio entorno personal, familiar y profesional. Primero era algún vecino que dejaba de saludar. Otro día era el amigo de tantas comidas en nuestra mesa que, sin previo aviso, se despachaba con un artículo en el que venía a justificar el asalto violento en mi presentación de Girona. Después ya eran los familiares de mi primera y difunta mujer, que azuzaban a mi hijo contra el traidor de su padre. La espiral no cejaba y se acercaba por vericuetos cada vez más retorcidos, porque hasta un cualificado trabajador de mi propia compañía escribía en un periódico un artículo con seudónimo en el que me ponía verde y exigía que saliera inmediatamente de Cataluña. En resumen, lo que iba aconteciendo en mi propio entorno me recordaba lo que algunos escritores alemanes cuentan de la lenta y sinuosa implantación del nazismo en su país.

"Cuando la tribu se entrega a esos arrebatos irracionales y las naturales discrepancias políticas acaban creando en el entorno personal un avispero de enemigos activos es difícil mantenerse invulnerable, porque contra esas acciones de la quinta columna no hay contraataque posible. Son de naturaleza especialmente temible, pues, además de dañar los afectos, pueden algunas veces incluso conseguir inducirte a la paranoia. Enzarzado en este ambiente corrompido, resulta muy fácil interpretar el largo silencio de un amigo como un acto de censura personal relacionado con el tema tabú. Para acabar, lo que es más grave, descubriendo que solo estaba de viaje. Y es que el contacto con esta modalidad de epidemia tribal, que se introduce en todos los recodos del pensamiento, comporta mucho riesgo de contagio. Es una auténtica guerra bacteriológica que va eliminando paulatinamente la totalidad de los anticuerpos, de forma que lo más prudente en estos casos es poner tierra por medio, tanta como para que la acción del virus no tenga alcance".


El principio de funcionamiento del sistema




Reflexividad
aeroport
 Reflejos y reflexión: para mí están unidos. Me fascinan las fotografías que contienen dentro de ellas el mundo virtual de un reflejo: como Nabokov, veo en un charco una ventana a otro mundo, o a otra manera de ver el nuestro. Un reflejo es la primera intuición del microcosmos en el macrocosmos, o viceversa: es la primera obra de arte, la primera representación del mundo que se enmarcó y se encastró en otra, como un niño en el vientre de su madre. worlds within worldsSe me ocurre que la consciencia se originó por el estremecimiento que causa un ojo en el espejo de otro ojo, light seeking light.O tratando de diferenciar un reflejo de una imagen real, cruzando el marco que las separa.

La asociación entre reflejo y reflexión no es casual, sino antigua y profunda. 
De ahí que un reflejo siempre nos haga meditar, y que me parezca irresistible la conjunción de reflexividad estructural y de espejos en las imágenes o en la literatura. Por eso me gusta este poema de Shakespeare, o este de Marvell





O este de Borges, rotundo:




                 


   Los espejos


Yo que sentí el horror de los espejos
No sólo ante el cristal impenetrable
Donde acaba y empieza, inhabitable,
Un imposible espacio de reflejos

Sino ante el agua especular que imita
El otro azul en su profundo cielo
Que a veces raya el ilusorio vuelo
Del ave inversa o que un temblor agita

Y ante la superficie silenciosa
Del ébano sutil cuya tersura
Repite como un sueño la blancura
De un vago mármol o una vaga rosa,

Hoy, al cabo de tantos y perplejos
Años de errar bajo la varia luna,
Me pregunto qué azar de la fortuna
Hizo que yo temiera los espejos.

Espejos de metal, enmascarado
Espejo de caoba que en la bruma
De su rojo crepúsculo disfuma
Ese rostro que mira y es mirado,

Infinitos los veo, elementales
Ejecutores de un antiguo pacto,
Multiplicar el mundo como el acto
Generativo, insomnes y fatales.espejo

Prolongan este vano mundo incierto
En su vertiginosa telaraña;
A veces en la tarde los empaña
El hálito de un hombre que no ha muerto.

Nos acecha el cristal. Si entre las cuatro
Paredes de la alcoba hay un espejo,
Ya no estoy solo. Hay otro. Hay el reflejo
Que arma en el alba un sigiloso teatro.

Todo acontece y nada se recuerda
En esos gabinetes cristalinos
Donde, como fantásticos rabinos,
Leemos los libros de derecha a izquierda.

Claudio, rey de una tarde, rey soñado,
No sintió que era un sueño hasta aquel día
En que un actor mimó su felonía
Con arte silencioso, en un tablado.

Qu haya sueños es raro, que haya espejos,
Que el usual y gastado repertorio
De cada día incluya el ilusorio
Orbe profundo que urden los reflejos.

Dios (he dado en pensar) pone un empeño
En toda esa inasible arquitectura
Que edifica la luz con la tersura
Del cristal y la sombra con el sueño.

Dios ha creado las noches que se arman
De sueños y las formas del espejo
Para que el hombre sienta que es reflejo
Y vanidad. Por eso nos alarman.




interiores










Todo es misterio para Borges. De hecho, en última instancia todo es misterio en el mundo, y a ese misterio insondable que "se oculta detrás" nos conducen los espejos y la reflexión. Pues el mundo no lo conocemos siquiera sino reflejado en ese espejo que es la mente, esa forma especular, o waking dream, que somos
nosotros mismos.

Más consciencia








Domingo 14 de septiembre de 2008

Prioridades estúpidas y criminales

Un paso gigantesco para la ciencia será el LHC, la máquina de colisionar hadrones que han arrancado esta semana en Suiza. De lo que no estoy tan seguro es de que sea un paso comparablemente beneficioso para la humanidad.

No creo que, según las teorías físicas hoy en boga, sea probable, o siquiera posible que se genere un agujero negro como producto de estas colisiones de partículas. Aunque según los físicos implicados "reproducen situaciones comparables a las condiciones iniciales del Universo", y crean singularidades que quizá no se produzcan hoy en otro lugar del cosmos.

No creo, como digo, que vaya a generarse un agujero negro que devore la realidad.

Pero sí creo que no tengo datos suficientes para saberlo con certeza.

Y también creo que tampoco los tienen los científicos. De lo que sí estoy seguro es de que dentro de cincuenta años su física será muy distinta de la de hoy. Gracias en parte al cacharro éste.

Y quizá entonces (sólo quizá) se lleven las manos a la cabeza de la alegría con que se embarcan hoy en un experimento semejante, conociendo tan poco sobre los fenómenos que producen—
conociendo tan bien que lo que se da por ciencia segura y probada en un momento, se vuelve un quimera de la imaginación un paradigma más tarde.

Ahora se habla con cierta alegría de una probabilidad fraccionaria, o casi despreciable, de que fuese el planeta entero el que desapareciese como consecuencia de la generación de una singularidad para un proyecto de investigación. El cálculo de riesgos y beneficios parece muy mal hecho. Sobre todo si hay denuncias de insuficientes estándares de seguridad. Y sobre todo cuando sus beneficios inmediatos son inciertos, y prometer prometer sólo nos prometen mayor conocimiento de incierta aplicación. Cuando hay muchas aplicaciones concebibles (más) que son más de temer que de agradecer.

Me parece que el balance de prioridades que han hecho quienes financian proyectos de tal potencia sobre fenómenos tan mal conocidos, y sopesando lo que se podría perder a cambio, ha perdido un tanto el oremus. Avanzarán su proyecto de investigación, sí, pero hacen un cálculo estúpido y criminal, y juegan a Prometeo contra los dictados de la prudencia más elemental. También el monstruo de Frankenstein andaba por los Alpes.

Más grande parece la irresponsabilidad cuando se conocen tan bien, además, las consecuencias terroríficas que se extraen al fin de estas investigaciones subatómicas. ¿Alguien duda que la humanidad estaba en mejor situación, y con mejores perspectivas de supervivencia, antes de que se inventase la bomba atómica?  Quizá el siglo que empieza veremos, en lugar de la amenaza nuclear, una guerra fría equilibrada por la amenaza del suicidio global por agujero negro. Las estupideces de la humanidad hasta la fecha no lo hacen descartable.

Me interesa el estudio del origen del universo como al que más. Pero sin embargo no hubiera financiado yo, jamás, la construcción de un artefacto como éste. Si mis impuestos van a financiarlo, lo lamento profundamente—y aquí protesto.

Pero el tiempo está out of joint, y no sólo en el tubo éste. Y nadie lo puede enderezar.


lhc


PS: Lo del agujero negro no lo descarta Hawking, aunque descarta que pueda hacerse peligroso. Serán irresponsables todos, con su proyectito macromillonario y su premio Nobel... Tampoco lo descarta, y es bastante más cauto, Walter Wagner:





De momento ya se les ha averiado. Y quizá lo mejor que salga del proyecto en última instancia es este Large Hadron Rap:






Historia del tiempo





Me zumban los oídos

Deduzco que hablan de mí por la blogosfera:  

"Que yo sepa, solo leo a un hombre, porque es colega y porque se supone que dice cosas bien interesantes, aunque el día que no me parece un pestiño, me fascina, y entonces me deprimo, por agravio comparativo. Además, desde que no transcribe a sus hijos hablando con lengua de trapo (los años pasan, los niños crecen y hacen comuniones y eso) le tengo abandonado. Miro su fotoblog. (...)"

Bueno, no todos los días podemos ser fascinantes, o como decía Umbral, "sublimes sin interrupción", jeje... y menos aún para las chicaXX.

A ver a quién más le zumban los oídos... sin trackback.

Yo, mi otro yo, y el de más allá




Katie Melua, "It's Only Pain"

Un vídeo que expresa muy bien, y utiliza de modo muy eficaz, la teatralidad de la autocompasión, y la crisis de división de personalidad que producen las rupturas y separaciones cuando hay una mitad que sigue enamorada. Nuestro yo socialmente integrado contempla al teatrero y desgarrado yo privado producido por la separación, que a su vez contempla la existencia ahora fantasmal de una pareja que ahora son otros. El espectador del vídeo es colocado aquí, por paralelismo estructural, como espectador de este teatro interno del yo, en un eficaz ejercicio de identificación.







Kol Haneshama

Sábado 13 de septiembre de 2008

Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer

Leerme Infinite Jest de David Foster Wallace, ficción postmoderna americana descrita así por sus editores: "A gargantuan, mind-altering comedy about the Pursuit of Happiness in America, from one of the most admired young writers of our time". 1070 páginas sobre...

- Una academia de tenis y la familia de su fundador y directora (familia disfuncional y con hijo monstruoso bien integrado socialmente)

- Los problemas con las drogas de muuuucha gente, incluyendo a Hal Incandenza, segundo hijo de esta familia, a Don Gately, antiguo matón drogota reconvertido a la penitencia y al amor, y mucho me temo incluyendo también al autor mismo, que nos forra a datos detalladísimos sobre las drogas y el pastillamen y su composición química, comercio y distribución, con una dedicación que roza el desquiciamiento.

- Una Reconfiguración política en los EE.UU., parte de cuyo territorio de Nueva Inglaterra sufrió una contaminación nuclear y pasó al Canadá—si bien ahora está habitado por mutantes y bebés gigantes. El presidente USA es un showman de políticas delirantes. Por ejemplo, la supresión de la numeración de los años, para introducir un Tiempo Subvencionado por espónsors comerciales. Estamos, creo, en el Year of the Depend Adult Undergarment.

- Distintos servicios secretos buscando una película extremadamente adictiva que hizo el padre de Hal y fundador de la academia de tenis, el cineasta experimental James O. Incandenza. Destruye la mente de quien la ve. Hay planes de un grupo terrorista canadiense (todos amputados de las piernas por un juego de saltar trenes) para emitirla y destruir la mente de los americanos.

- Y muchas más cosas y personajes marginales perdiendo el tiempo muy a la americana con las actividades más disparatadas, muchas de ellas muy adictivas—como las reuniones tipo Alcohólicos Anónimos, y de grupos de apoyo mutuo para exdrogotas, muy bien satirizadas aquí.

- Pero lo importante es la textura, que es lo que lo convierte en "uno de esos raros libros que renuevan la idea misma de lo que es posible hacer en una novela", como dice su presentación: hay digresiones, y fórmulas matemáticas, rituales locales y juegos que simulan guerras nucleares, modernidad desquiciada y parodias literarias, y mucha escoria social y vilezas límite, y chicas deformes que están buenísimas, y pseudo-historia paralela, y artículos académicos imaginarios... Y en conjunto, es una mezcla desorientadora e indigesta de trozos geniales, como este sobre la dinámica de la innovación y la adopción tecnológica o este sobre los límites de la reflexividad en el cine experimental—junto con otros llevados más allá de toda proporción razonable, como en un chiste infinito de 1070 páginas, con final en ninguna parte.  No se lo recomiendo a nadie—aunque sí, a americanistas a quien les gusten las cosas quintaesencialmente usanianas de la América desquiciada, eso sí; pero yo ya he estado y no tengo interés en volver por allí.

PS: Mientras yo escribía esta nota sobre Infinite Jest, David Foster Wallace se suicidaba en su casa de California.

Spook Country de William Gibson








Free Four

En la plaza hemos estado dándole a la guitarra, aprovechando el sol de la tarde, aprendiendo acordes con Abo, y cantando Pink Floyd. Tal que así:




Thunder on the Mountain

Si no sinónimo...

Pibo llega hoy a esta cogitación:

—Papá, ¿sabes cuál es el antónimo de sinónimo? Pues antónimo.

Un bonito caso de reflexividad. Lo cual no quiere decir que funcione al volverlo del revés: los dos lados del espejo no son lo mismo.

Dark sarcasm in the classroom


23-F, la verdad

Es un libro de Francisco Medina (De Bols!llo, 2006) muy ilustrativo sobre aquellos años de caos y conjuras, y trae a la memoria cosas que la mitología oficial de la historia española, o la conveniencia oportunista, hacen a menudo olvidar. Algunos elementos a tener en cuenta según los expone Medina:

— La política económica de Suárez estaba siendo desastrosa; las huelgas promovidas por unos sindicatos aliados con la izquierda eran irresponsables y desestabilizadoras. Ni entonces ni ahora hay una ley de huelga. Los empresarios no querían a Suárez que "era muy socialista" y los socialistas tampoco lo querían allí, en el lugar de ellos. 

—  A Suárez lo quiere echar todo el mundo: hasta su partido, que lo ve embarcado en una carrera personalista hacia no se sabe dónde, pedaleando para mantenerse. Su política exterior recuerda, si a la de alguien, a la de Zapatero. Suárez, dice uno de los confidentes, "no quería ser el líder del centro derecha español".

— El PSOE estaba con el culo inquieto por llegar al poder, aunque fuese a través de un gobierno de coalición, y estaban dispuestos a dar su apoyo al plan para poner al general Armada a la cabeza de un gobierno de concentración.

Antonio Cortina y su hermano del CESID José Luis Cortina, el coronel José Ignacio San Martín, el comandante Pardo Zancada, fueron de los más activos factótums que impulsaron un golpe. (También el enconces capitán Joaquín Tamarit, hoy en la Jefatura de Estado Mayor del Ejército—p. 345, n.3). Aparte estaban Tejero y sus autobuses, y por otro lado todos los políticos urdiendo una manera de quitar a Suárez de enmedio, con el apoyo del Rey. Pero el punto de contacto de todos estos planes, golpistas o no, era mínimo, y los esfuerzos de los intrigantes para ocultar información a unos y otros a la vez que conjugaban voluntades y compromisos medio hablados, sólo consiguieron llevar al fracaso y al ridículo todo el plan. Como muestra un botón, "Se habló incluso de crear una unidad militar puramente vasca, en la que se integrarían los etarras tras dejar las armas, una especie de Legión..." (192) !!!!

— El tejerazo fue a la vez "el 23-F" y lo que acabó con el 23-F, o sea, fue la manifestación grosera, chapucera, decimonónica y absurda de un deseo muy extendido entre muchos de dar un giro radical a la política española. Y acabó con cualquier posibilidad de impulsar el "gobierno de concentración" que aunase a las fuerzas parlamentarias. Saldría de allí el breve gobierno de Calvo Sotelo, y pronto unas elecciones ganadas por un PSOE que ahora ocultó cuidadosamente sus contactos con Armada y su disposición al gobierno de un militar. Pero vamos, en el año anterior, parece claro "no sólo que en la Zarzuela se conocía que había algo parecido a lo que luego se denominaría la Operación Armada, sino, sobre todo, que se apoyaba semejante operación" (174). Pero los métodos impresentables elegidos por Armada, y sobre todo el Tejerazo televisado en directo, obligaron a reconducir toda la cuestión y a ocultar una metedura de pata gigantesca de mucha gente.

—Hubo contactos y vistos buenos confidenciales de los EE.UU. No es casual que el 23-F suceda justo tras la llegada de Reagan a la Casa Blanca. "Había una dependencia muy evidente del CESID con respecto a la CIA", dice Perote (301).

— El Rey tenía conocimiento del plan para llevar a Armada al gobierno, y confiaba en la capacidad de éste para "reconducir" un golpe militar, con el que prácticamente se contaba. Entre militares se era muy consciente de lo que convendría hacer o no hacer si había levantamiento: pero había enorme desorientación, mentideros por doquier y vigilancia mutua. Sorpresas sorpresas, pocas. Más bien, "un problema de estética" para liderar lo que se vio por la tele (352).

— Hay que colocarse en contexto retrospectivamente. La Eta estaba matando por entonces a decenas y decenas de militares: algo que en aquellos años de postfranquismo inmediato se toleraba con la inconsciencia del "algo habrá hecho" o del "todo vale"; con una falta de criterio y un embotamiento en la reacción política que hoy serían impensables. O eso es preferible pensar.

— Suárez había perdido la confianza del rey (por asuntos "de celos" nos dice Medina, sin especificar mucho más, aunque alude a líos de todo tipo). En parte se le estaba subiendo a las barbas no sólo al monarca, sino a su propio partido, y al país: un corredor por libre pedaleando en el aire, vamos—pensemos en la locura del rey Jorge, vamos, o en las escapadas de Ibarreche. Su buen criterio y su eficacia salen bastante en entredicho del panorama pintado aquí.

—Suárez fue quien, a su manera, dio también un "golpe", en el sentido de que nombró a su sucesor, Calvo Sotelo, invadiendo lo que el Rey consideraba una competencia suya (un rey que todavía tenía extendido el dedo que había nombrado a Suárez, y que quizá no había asumido plenamente su papel cuasi-nominal en la nueva Constitución). El rey esperaba que Suárez dimitiese a sugerencia suya, para nombrar a "alguien" sugerido por los partidos, posiblemente Armada: y le irritó que Suárez se resistiera y luego que organizara su propia sucesión ("Arias era un caballero, me bastó con insinuarle la necesidad del cambio para que él actuara en consecuencia"). Suárez le pidió a Felipe González apoyo para resistir estas ideas del rey, pero Felipe no deseaba otra cosa que la dimisión de Suárez... y participar en el gobierno Armada.

— La mitología según la cual unos militares se salen del tiesto por cuenta propia, y el rey los pone firmes en un gesto de heroica autoridad... es una simplificación notable, aptar para consumo popular. Ignora todas las tramas civiles, militares y reales para dar un "golpe de timón" a la situación caótica y descabalgar a Suárez. El verle las orejillas al lobo hizo que se calmase un poco quizá todo el mundo: el rey, que pasó a intervenir menos en política nacional, y el PSOE, que esperó a ganar las elecciones en lugar de apuntarse a un bombardeo—es un decir.

—Armada por supuesto emerge como un notable intrigante, contando a cada cual lo que quería oír y haciéndoles presuponer más acuerdos de los que había; al tanto de planes golpistas semicoordinados, e intenta rentabilizarlos y que jueguen a su favor. El golpe de extrema derecha de Tejero, el de los militares descontentos liderados por San Martín, y el de la "trama civil" habrían de culminar en su persona. Otro que pedaleaba por el aire, aunque no tanto. Todo era bastante inestable e imprevisible, y parte al menos de este comportamiento sorprendentemente estúpido y optimista de Armada habría que atribuirlo a las peculiaridades de la comunicación de un monárquico con el Rey: a la necesidad de no involucrarle y a la vez de interpretar sus deseos y llevarlos a cabo de la manera que él consideraba más factible, mediante la presión del Ejército y una amenaza de golpe similar a la que llevó a De Gaulle al frente de la V República francesa.

— Como curiosidad, Suárez "presumía de no haber leído nunca un libro", dice uno de sus antiguos amigos (213).

— Y otra curiosidad: el gabinete que iba a ser propuesto por Armada si el Rey le pedía que interviniese. Gabinete que tampoco le gustó a Tejero:

"Presidente: general Alfonso Armada; vicepresidente para Asuntos Políticos: Felipe González; vicepresidente para Asuntos Económicos: José María López de Letona; ministro de Asuntos Exteriores: José María de Areilza; ministro de Defensa: Manuel Fraga; ministro de Justicia: Gregorio Peces-Barba" etc, etc... Un gobierno en el que estarían no sólo los otros frustrados miembros de la terna de la que salió Suárez (Fraga y Areilza), sino también  Javier Solana, Ferrer Salat, Solé Tura, Tamames, Múgica, Herrero de Miñón, Garrigues, Luis María Anson, y supervivientes todoterreno del franquismo como Pío Cabanillas... Vamos, suficiente como para que a nadie le interesase airear demasiado los detalles. A Carmen Echave, que tomó nota de la lista, le recomendó Rosón, el ministro del Interior, que no la diera a conocer a los jueces que investigaron el golpe. Y hubo instrucciones, y consenso, de encausar al mínimo número posible de implicados en las diversas tramas ilegales o de dudosa legalidad.

La limitación mayor del libro... pues sin duda la ocultación de las fuentes, de los nombres de varios de los personajes que hacen confidencias políticas a Medina, exigiéndole que mantenga su intervención en secreto. Y siempre hay quien sabe más de lo que circula. Aún está demasiado cercano el asunto, parece—por ejemplo, tenemos aún el mismo rey, y que nos dure muchos años cumpliendo sus funciones.

Narratología del 23-F








Wordle

Este sitio, Wordle, hace imágenes con las palabras más frecuentes de tu blog, o del texto que pongas. Esta es la radiografía de lo que ha salido de mi cabeza este verano—se supone que son mis preocupaciones, o prioridades:

wordle

Qué poquita playa...

Flock y la integración total en red


Viernes 12 de septiembre de 2008

¿Nadie quiere tele?

Estamos (no me refiero a mí) desbordados, conmocionados y atontados; desbordados y descriteriados, por la transformación súbita que ha sufrido la televisión por Internet. Y la música. Por ejemplo, ninguno de mis conocidos parece interesarse por YouTube más que como un sitio donde ver vídeos chuscos o curiosos ocasionalmente. Cuando les explicas que es mucho más: que es una plataforma de videoblog que puedes manejar para tener tu propia cadena de televisión, no lo procesan.

Les muestras: "mira, como Televisión Española, o como Telecinco: tengo un sitio en el espacio mediático que controlo. Y pongo contenido autoproducido, o selecciono del producido por otros—igual que otras cadenas." No reaccionan. No entienden para qué puede uno querer un canal propio, como si el mismo concepto estuviese realmente más allá de sus entendederas. O se bloquean deliberadamente, casi alarmados, si les sugieres que ellos también se podrían abrir su canal particular de televisión: "No no, que prefiero no saberlo. Ya veo la tele cuando quiero..." —o algo así.  The shock of the new, o un capítulo más de la tecnofobia. Por una persona que esté interesada en poner algo en la tele, hay mil que prefieren que les echen algo. Esto tarda en calar: a veces, ni cala. Parece que la gente, con el móvil, va que arde. O con el mando para zapear: que fue el inicio y fin de la televisión dinámica, para muchos.

Bueno, pues a quien le guste ver la tele, o tener música de fondo, aquí están mis canales. Primero, mi canal por excelencia, claro: JoseAngelGL's Channel. Donde se pueden ver mis vídeos guitarrísticos y mis cancioncillas. Pero muchas más cosas: comentarios a ellos, puntuaciones, suscripciones a otros canales... y también los vídeos que he estado viendo recientemente. Y si alguien considera que la tele tele es cuando te sientas coflao en el asiento y no tocas ningún botón de "play" más que al principio, a ver qué te echan—pues entonces están las Playlists: un enlace que pasa desapercibido a muchos, para ensartar vídeos en serie. Por ejemplo, esta secuencia de algunos vídeos musicales favoritos.

Hale, que quien no tiene tele propia es porque no quiere, o porque pasa demasiado tiempo viendo la tele.

La aporía de Shandy




Jueves 11 de septiembre de 2008

La robe et l'échelle





Francis Cabrel -- La robe et l'échelle

T'avais mis ta robe légère,
Moi l'échelle contre un cerisier
T'as voulu monter la première
Et après
Y'a tant de façons, de manières
De dire les choses sans parler
Et comme tu savais bien le faire
Tu l'as fait
Un sourire, une main tendue
Et par le jeu des transparences
Ces fruits dans les plis du tissu,
Qui balancent
S'agissait pas de monter bien haut
Mais les pieds sur les premiers barreaux
J'ai senti glisser le manteau de l'enfance

On n'a rien gravé dans le marbre
Mais j'avoue souvent y penser
Chaque fois que j'entends qu'un arbre
Est tombé
Un arbre, c'est vite fendu
Le bois, quelqu'un a du le vendre
S'il savait le mal que j'ai eu
A descendre.
D'ailleurs en suis-je descendu ?
De tous ces jeux de transparence
Ces fruits dans les plis du tissu
Qui balancent
J'ai trouvé d'autres choses à faire
Et d'autres sourires à croiser
Mais une aussi belle lumière
Jamais.

A la vitesse où le temps passe
Le miracle est que rien n'efface
L'essentiel
Tout s'envole en ombres légères
Tout, sauf ce goût de fièvre et de miel
Tout s'est envolé dans l'espace
Le sourire, la robe, l'arbre et l'échelle.
A la vitesse où le temps passe
Rien, rien n'efface
L'essentiel.

J'ai trouvé d'autres choses à faire
Et d'autres sourires à croiser
Mais une aussi belle lumière
Jamais.
Et voilà que du sol où nous sommes
Nous passons nos vies de mortels
A chercher ces portes qui donnent
Vers le ciel.



C'est écrit




Miércoles 10 de septiembre de 2008

La mauvaise réputation

Mi último cuelgue en Youtube. Podría mejorarse—tanto la reputación como el estilo. Pero no me especializo en cosas inmejorables.





Espero que no me critiquen demasiado los que siguen otros caminos, pues tampoco les brassens n'aiment pas que / l'on suive une autre route qu'eux

All along the Watchtower




La Isla de los Recuerdos

Isla de los recuerdos

Es un título que se acaba de inventar Oscar, mientras dibujaba el mapa de una isla en la que ha puesto su propio esqueleto ("me morí de viejo"), con un casco de guerrero al lado. Esta de arriba es una de las fotos de Galicia que cuelgo en mi fotoblog. Aparte de eso, he ido renqueando al traumatólogo y me ha puesto su tratamiento. Dice que volveré a buenas. Espero que sea antes de que vuelva el verano, se me hace un poco lejos ahora el próximo. Y el verano pasado, aún no pasado, sí, parece ya la Isla de los Recuerdos.

Mapas de otro planeta




Martes 9 de septiembre de 2008

Judas y Matrix

Acabo de colgar en el Social Science Research Network un artículo sobre el Evangelio de Judas—Judas ha abundado estos días por aquí a cuenta de Jesucristo Superstar, y también sale en Y entonces llegó ella. Pues el artículo, en español a pesar del título inglés, es "La Visión del Templo: Espiritualidad Antieclesiástica en el Evangelio de Judas y la Batalla por la Realidad" http://ssrn.com/abstract=1265207
Y sí, también aparece por ahí Matrix, y Borges el de "Tres versiones de Judas".

Los del SSRN han cambiado por cierto la interfaz, y está más cómoda e intuitiva, aunque sigue sin avisar de en qué idioma están los artículos allí colgadas. Sigo tan viciado por las capacidades de autogestión de esta red, que no envío mis artículos a ningún otro sitio—aunque me digan que aquí no están publicadas. La publicación sin publicar—es otro de los refinamientos angélicos a que vamos llegando en esta escolástica universidad. En realidad a lo que se refieren es que no les han dado el visto bueno dos expertos en la disciplina en cuestión, y por tanto no tienen esa garantía de calidad disciplinaria. Es cierto: lo malo es que los expertos, aparte de asegurar la calidad disciplinada, también acotan la discusión posible sobre los temas que tan celosamente guardan. Y en las humanidades esto me parece especialmente pernicioso o contraproducente: así que yo, como Judas y Cristo, he pasado a desconfiar del Sistema y de su sacerdotes y sanedrines.

Jesus Christ Superstar




Librofilia

Hola amigo—me dicen—

Hemos estado visitando tu blog, y por su contenido hemos creído que te podría interesar un proyecto que estamos arrancando con gran ilusión desde Zaragoza.

Acabamos de crear Librofilia.com, una red social de recomendación literaria en castellano. Básicamente es una página con una extensísima base de datos de libros, que los propios usuarios se encargan de incrementar y mejorar. Para cada libro, el usuario puede dar una votación numérica, y en base a sus votos se le recomiendan, mediante un complejo algoritmo, libros que a buen seguro le gustarán. También puede agregar notas personales a los libros, que sólo el propio usuario puede ver, o escribir críticas que podrán ser vistas por todos los usuarios.

La web permite además agregar a los amigos y conocer el grado de compatibilidad literaria con ellos, ver a usuarios con gustos similares a los propios ("almas gemelas") y muchas otras funcionalidades que poco a poco iremos creando. Un sistema propio de puntuación, el "karma", mide la actividad de cada usuario para mejorar la comunidad.

Esperamos que este mensaje sea de tu interés (si no lo es, disculpa las molestias, por la temática de tu blog pensamos que te podría interesar), y te animamos a pasar por la web y a darnos sugerencias para mejorar esta comunidad virtual. Al ser un sistema de recomendaciones, necesitamos que la gente vote para que las recomendaciones que da nuestro sistema sean precisas, por lo que cualquier entrada sobre nuestra web en tu blog sería de gran ayuda para nosotros, y para que esta comunidad pueda dar sus primeros pasos.

Un saludo y suerte con el blog.

Héctor
Librofilia.com
info@librofilia.com

Pues ya me he registrado en Librofilia y les he enviado mi reseña de The Road de Cormac McCarthy.

Mi Literaturas






Lunes 8 de septiembre de 2008

Contabilizando publicaciones

Nos llegan por la lista de AEDEAN dos correos seguidos anunciando estas publicaciones:

López-Couso, María José & Elena Seoane (eds.) in collaboration with Teresa Fanego. 2008. Rethinking Grammaticalization: New Perspectives. (Typological Studies in Language 76). Amsterdam & Philadelphia: John Benjamins.

Seoane, Elena & María José López-Couso (eds.) in collaboration with Teresa Fanego. 2008. Theoretical and Empirical Issues in Grammaticalization. (Typological Studies in Language 77). Amsterdam & Philadelphia: John Benjamins

Me parece interesante en cuanto síntoma de la mecanización administrativa que se ha extendido a la manera de valorar nuestras publicaciones. Reconozco que no conozco los libros—y sin embargo me parece obvio que en otro tiempo y lugar hubieran sido un solo libro en dos volúmenes, o sea, una sola publicación, no dos libros distintos (con distinto ISBN, y contabilizables obligatoriamente como dos publicaciones). Según las convenciones actuales de nuestros diversos baremos (que podrían perfectamente cambiar) no cuenta el volumen de la obra, sino sólo las unidades de valoración: tantos libros, o tantos artículos ya valorados. Un libro en dos volúmenes no tiene sentido en la academia española hoy en día, si es publicable con más provecho como dos libros.

Otro síntoma más dañino del mismo síndrome es que el mismo artículo (a veces con un ligero cambio de título) es dos o tres o doce publicaciones diferentes a efectos de currículum, siempre que lleve el marchamo de la diferencia oficial. Además, esta otra línea de ataque tiene el valor añadido de que si tienes doce artículos sobre tonos de gris del mismo tema, pero del mismísimo, tu línea de investigación es "altamente especializada" y "sólidamente coherente".

Me pregunto si mi bibliografía generalista en cuarenta volúmenes virtuales valdría más si la subdividiese en cuarenta bibliografías... que tendrían además la ventaja de ser más especializadas. Aquí va a haber que rentabilizar.


Sideral... pero en papel





Domingo 7 de septiembre de 2008

La conjura de los mediocres

Voy leyendo las muy entretenidas memorias de Albert Boadella, Adiós Cataluña: Crónica de amor y guerra (Espasa, 2007), que en efecto alternan capítulos de "amor" y capítulos de "guerra". Una de las guerras narradas, guerra intestina y local, es la que le enfrentó a los otros componentes de Els Joglars cuando las divergencias les llevaron a dirimir a quién le correspondía el nombre de la compañía, si al director Boadella o a los actores de quienes ahora se quería desembarazar por considerar que eran plomo en las alas. Y allí diagnostica un fenómeno bastante frecuente en tiempos de reacción contra el conservadurismo, la mediocridad disfrazada de igualitarismo, y "la doblez que se esconde bajo esa generalización que el vulgo llama hoy progresismo". In extenso:

"¿Por qué he descrito con abundancia de detalles lo que podría considerarse un simple conflicto casero? Me ha parecido fundamental relatar este desencuentro, porque, al margen de la anécdota gremial y la frustración artística que supuso, las actitudes de los jóvenes participantes que intervinieron en aquel episodio constituyen un fiel reflejo de lo que posteriormente ha sido la implantación generalizada de la impostura progre. Gente poco preparada en general, que acostumbra a ver enemigos en todo lo que no está fuera de sus excelsas letanías de libertad, paz, solidaridad, y bla, bla, bla. Por ello fuerzan siempre la cohesión entre mediocres, con el fin de conseguir por la mayoría lo que no pueden realizar individualmente. Es verdad que entonces se adjudicaban el papel de víctimas, fingiendo despreciar al maligno poder, pero la edulcorada exhibición de filantropía que se ha instalado hoy en España, desde los gobiernos hasta las protectoras de animales, tiene precisamente su germen en actitudes como las que me tocó soportar. Empezaba a emerger una nueva casta cuya clave de actuación se apoya en la destrucción del mérito y, por consiguiente, en la alianza entre fervientes mediocres, lo cual lleva como objetivo una selección en la que los peores siempre tienen las mejores oportunidades de medrar.
    Paradójicamente, aquellas víctimas crónicas del maléfico sistema capitalista se han transformado ahora en un nuevo poder sectario que actúa impunemente bajo la franquicia de la verdad absoluta. En concreto, al huir de esta gente estaba rompiendo definitivamente con una generación de la que, con toda franqueza, me exasperaba sobre todo su doblez." (p. 94).

Dinámica de grupos ésta descrita por Boadella que sin duda puede observarse, con las variaciones de matiz que corresponda, en muchos otros lugares y contextos.

El contexto de Boadella en concreto era el momento en que los catalanistas se instalan en el poder e imponen la ideología oficial y las señas de identidad obligatorias; y así nació (contra la nació) la parodia antipujolista de Ubú president, derivada de Ubú rey que a su vez derivaba de Macbeth.

Las nuevas circunstancias me planteaban un dilema: o bien optaba por volver a emigrar a otro territorio o me decidía a presentar batalla en pro de la supervivencia. Mi irrefrenable belicosidad me llevó a decidirme por lo segundo, aunque consciente de que sólo podría proyectar el combate bajo una estrategia de guerrillas, pues ahora ya no eran los fingidos antifranquistas de antes, sino que el nuevo panorama autonómico de España los había convertido en el prepotente ejército del poder. Tampoco podía confiar en los colegas del gremio, porque andaban todos a la caza de alguna prebenda que les permitiera vivir del erario público. La milicia de volatineros se hallaba dedicada por entero a colaborar entusiásticamente en la implantación de la nueva patología endogámica, y nadie quería pasar por desafecto a la causa. (p. 106).

Vigilancia al disidente, localismo, clientelismos y prebendas, feudalismo, grupos de protección mutua, balcanización que permite las normativas locales... Vamos, que el nacionalismo no es sino un ingrediente apestoso más en este nauseabundante caldo de la dieta mediterránea.

Ganado lanar







Sábado 6 de septiembre de 2008

Les faux soleils

Mi arreglo de una canción de André Manoukian, Liane Foly y Philippe Viennet—arreglo a su vez (opino) de otra de Cole Porter, "You'd be so nice to come home to". El disco era un regalo ¿de cuándo? De 1994.  Mais qu'ils sont gris, les murs de la ville...






So wired



Viernes 5 de septiembre de 2008

Una amnesia selectiva del PSOE

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, nos anuncia una nueva ley del aborto, o de interrupción voluntaria del embarazo, que aquí no aborta nadie. Se hará "la mejor ley con el mejor consenso"; será "muy avanzada" (whatever that means) y según todos los rumores será una ley de plazos, con plazos muy tolerantes hasta los cinco meses de embarazo, y con generosas excepciones para casos excepcionales, como ya las hay en la presente ley. Por lo que se ve, la intención es consolidar la libertad de aborto que existe de facto en España, dándole apoyatura legal.

Y dice la ministra que esta ley velará por la salvaguardia de los derechos de todas las partes: a saber, de las mujeres que deseen interrumpir su embarazo, y de los profesionales que practiquen estas intervenciones (o abortos). Dos partes: mujeres, y profesionales.

De lo que se ha olvidado la ministra es del tercero en discordia: el nascituro. Lo que nos da a entender que para ella (diga lo que diga la ley) no es sujeto de ningún tipo de derechos. Quizá esta ley venga a aclarar o a cambiar la definición de qué es una persona humana, término que queda muy vago en la Constitución. Lo que sí parece claro es que un feto no es sujeto de ningún derecho para la ministra, como no sea del derecho a que lo aborten.

Será una opinión personal (y ampliamente sostenida en la España de la cuerda del PSOE)—pero es ahora mismo una negación palmaria de la ley, según la cual el aborto es ilegal y criminal, está penado, excepto en algunos supuestos despenalizados, y los fetos tienen derecho a no ser abortados, o (quizá) la sociedad tiene derecho a que no se aborten los fetos. Una postura de un ministro tan contraria a una ley actualmente vigente, y negando por vía de la amnesia selectiva unos derechos existentes, o reduciendo a la inexistencia o a la inhumanidad a muchos sujetos de derechos, merecería como poco una aclaración. En mi opinión merecería otra cosa, claro.

Pero no es cosa de la ministra Aído sólo: como digo, es el proyecto del PSOE (y de Izquierdas y Esquerras varias, no lo duden). La vicepresidenta Fernández de la Vega ha tenido exactamente el mismo lapsus selectivo que Aído: hay derechos de mujeres desembarazables, y de "profesionales": en ningún caso se alude a los derechos de los no nacidos, o de su vida como un bien posible a proteger. Ni tres meses ni nueve: pasas de ser mujer libre que se libra de unos kilos sobrantes, a ser asesina infanticida—en un minuto, según haya nacido el niño o no. Y en cuanto al aborto por parto provocado, doctores tendrá el PSOE para decir que no se mata a nadie.

Y aún lo peor son las mentes marcando el paso de la consigna, y la desconexión del lóbulo cerebral que mande el partido. Eso sí es de Auschwitz.

Humano, demasiado poco humano







La misteriosa paternidad

El diario electrónico marroquí L'Observateur daba una "noticia" con tono burlón y de mala baba atribuyendo a Aznar la paternidad del hijo de la ministra francesa Rachida Dati, de origen magrebí. Eso en cuanto al tono: no iba firmada la noticia, ni citaba fuente alguna, por lo que entra en la categoría de cotilleos. Sin embargo la noticia es interesante (aparte del morbo en sí) por el eco mediático que ha tenido y por la manera de tratarlo que se ha elegido en cada sitio, valorando tanto la fuente original como las reacciones a ella.

Al parecer Aznar ha desmentido la noticia, pero ha elegido hacerlo a través de un comunicado de su fundación FAES—una vía harto indirecta, pues no se sabe qué pinta FAES en este asunto, ni qué información tiene (oficial e institucional, se entiende) sobre la verdad o falsedad de la noticia. Podría aplicarse aquí el principio de excusatio non petita, con lo cual habrá que deducir al menos que el inmiscuir a FAES en este asunto es una torpeza: bastaba (y quizá sobraba) con el desmentido personal de Aznar. Ahora la cosa adquiere un tono de cerrar filas y actos de fe impropiamente requeridos.

Habiendo elegido la vía de los desmentidos, queda ahora en mal lugar también la ministra Dati, pues al parecer su postura es no decir nada sobre la identidad del padre. Cosa comprensible y allá ella cuando no se ha señalado a nadie en particular, pero habiéndose señalado a un eminente líder político, casado y conservador, y habiéndose molestado el interesado en negar su implicación, no estaría de más que por cortesía hiciera lo mismo la ministra—sin necesidad de señalar a nadie como el padre. Por supuesto es muy suya de hacer lo que le dé la gana, pero estando activamente en política parece que bien merece la cosa un pequeño desmentido—siquiera sea por cortesía con Aznar. Y por supuesto demandar también a L'Observateur.

Todo esto presuponiendo que se trata de un bulo. Las políticas de información mal llevadas crean tanta confusión como los bulos mismos, y los alimentan. Y si no se trata de un bulo, la ministra habría hecho bien en callarse si lo prefiere— pero en cuanto a Aznar y FAES, quedarían a la altura del betún.  
Ahora bien, siempre es posible, sea por voluntad de una parte o por mutuo acuerdo, desvincularse de una paternidad no deseada, y eso se hace mediante declaraciones y negativas de este tipo. En el caso hipotético de que la noticia fuese cierta, un desmentido de los dos interesados significaría (al margen de su falsedad factual) un acto oficial de desvinculación: referencialmente falso, pero performativamente auténtico en el sentido de que no se admitiría públicamente nada al respecto. Es la postura que ha tomado Aznar. La ministra, al respecto, ni afirma ni niega.Por eso sería muy inoportuno para Aznar y para FAES que en estas circunstancias no hubiese un desmentido de la embarazada ministra. (Señora que, al margen de este lado de la polémica, merece una enhorabuena por su arrojo).


Una apostilla al matrimonio unisexual








Jueves 4 de septiembre de 2008

En qué hora

Esta va de quejas. Ya se sabe las pesadillas que se pasan al cambiar de compañía telefónica; bueno, yo pardillo de mí me las prometía muy felices con un cambio ventajoso y sin complicaciones de Ono a Telefónica, visto que ya me maltrataban como a cliente viejo, dándome precios que van destinados al parecer a que yo les pague las rebajas que les hacen a los clientes nuevos.

Pues los de Ono, a pesar de haber recibido notificación por escrito de la baja, no se dan por aludidos, y me pasan la última factura, diciéndome que "si la pago, me vuelven a dar de alta". Vamos, dejándome de oficio de moroso, o dándome de alta—a elegir.

Y los de telefónica, aparte de ponerme un wifi que sólo funciona en un radio de cuatro metros—me dicen que mal lo pueden solucionar, porque tengo un Mac, y ellos sólo trabajan con Internet Explorer y con PCs de windows.

Yo no sé si soy yo el que no me entero, o si son ellos. Pero que hay alguien que no se entera, eso seguro.

Aunando datos







Miércoles 3 de septiembre de 2008

Reconstruyendo poquito a poco

estoy, el blog de este verano que perdí... menos mal que lo tenía colgado aquí. También vamos apareciendo ya por la Universidad con paso tentativo... para que no haya shock postvacacional, que amaga. Esta tarde ya cae el primer examen, y aún tenemos todas las maletas por medio. Y seguimos con la rehabilitación del cojo, con lo cual lo del paso tentativo ya no es sólo por la universidad sino por todas partes. Peor está mi hermano Eduardo, que se iba de vacaciones a Cádiz y se ha tenido que quedar en el fisioterapeuta de Zaragoza con la espalda hecha polvo. A los noventa habrá que vernos, le decía yo. "A los noventa estaré bailando jotas", dice. Un optimista. Atrás va quedando el verano—qué depre. A mí me van a empezar a dar lloreras inexplicables cualquier rato.

Agosto 2008






Martes 2 de septiembre de 2008

SSRN, insuficientemente académico

A juicio de la Universidad de Zaragoza. Lástima, porque lo que aquí figura como inconvenientes son precisamente las ventajas que me gustan. Cierto que no son los procedimientos académicos habituales... Será que me gustan más los procedimientos académicos inhabituales. No todos, claro. Este es el escrito que me han enviado a la consulta que les hice.

INCORPORACION DE DOCUMENTOS DE SSRN A SIDERAL

En relación a los documentos depositados en SSRN Social Science Research Network [http://www.ssrn.com] y dados de alta en Sideral-UZ  debo informarle que  entre los documentos aceptados en SIDERAL  se recogen los artículos científicos o académicos publicados en revistas científicas o publicaciones académicas reconocidas como tales, tanto impresas como electrónicas, sujetas al habitual procedimiento de selección, revisión y publicación.
En el caso concreto de SSRN, este repositorio no puede considerarse una revista o publicación periódica ya que no cumple con los requisitos de las mismas:

1.    No posee un sistema de aceptación y revisión de originales, siendo libre la incorporación de documentos al repositorio. [http://www.ssrn.com/update/forms/absubmission.html]
2.    Los artículos pueden ser o no  originales, es decir que artículos publicados o en proceso de publicación en revistas pueden ser depositados en SSRN, lo que supondría, de ser aceptada SSRN como publicación académica, una duplicación en los artículos recogidos y valorados en SIDERAL.
El propio SSRN recoge esta posibilidad y define claramente su función de “deposito-agregador”.

 http://www.srn.com/update/general/ssrn_faq.html#include_paper

Is submission of a paper to SSRN tantamount to prior submissions by scholarly refereed journals?
 We are unaware of any journals that consider SSRN's eLibrary or the email abstracting journals to be "prior publication" since our services are basically an aggregation of working papers and not a refereeing process. If an author requests it, we will immediately remove their paper from the SSRN eLibrary. 

3.    Los artículos depositados en SSRN pueden ser continuamente revisados y modificados a diferencia de los trabajos recogidos en cualquier publicación científica que mantienen su integridad tras su publicación

How do I Revise my previously submitted paper?

To revise one of your submissions, log in at http://hq.ssrn.com. Click on the "My Papers" link in the menu to the left. Click on the blue "Revise" button located to the left of the Abstract ID number of the corresponding submission and make the necessary change

4.    A diferencia de las publicaciones académicas, en SSRN un artículo puede ser borrado por el autor en cualquier momento, desapareciendo del repositorio temporal o definitivamente

http://www.ssrn.com/update/general/ssrn_faq.html#no_leave

Once I submit a paper to SSRN do I have to leave it on SSRN for any given period of time?

No, we will immediately remove an author's paper anytime he or she requests it.

Por todo ello estas publicaciones, al igual que ocurre con repositorios como ArXiv ( http://arxiv.org ) en el campo de la Fisica, RePEc (economía) o institucionales, solo tiene cabida en SIDERAL cuando han sido publicadas originalmente en publicaciones periódicas.
Si alguna de sus publicaciones recogidas en SSRN fue aceptada y publicada anterior, o posteriormente, en una de estas publicaciones, vuelva a darla de alta en SIDERAL a través del ISSN o título de la revista reconocida incluyendo, volumen, páginas y aquellos datos que nos permitan localizar el original publicado.


Rate One Another



Lunes 1 de septiembre de 2008

Ills Like White Elephants

He estado leyéndome una divertida historia de Francisco Medina sobre el fallido golpe del 23-F, del cual me acuerdo todavía "como si fuera hoy". Se me ha ocurrido hacer este juego literario alusivo a la cuestión:

- The hills across the valley of the Ebro were long and white
- on to Madrid
- like white elephants
- Anís del Toro. It’s a drink.
- That’s the way with everything. Especially all the things you’ve waited so long for.
- You started it.

- It’s really an awfully simple operation.

- Then what will we do afterward?
- We’ll be fine afterward. Just like we were before.
- And you really want to?
- I think it’s the best thing to do. But I don’t want you to do it if you don’t really want to

- I don’t care about me.
- Well, I care about you.
- We’ll wait and see.
- I don’t feel any way. I just know things.
- Can’t we maybe stop talking?
- I’m perfectly willing to go through with it if it means anything to you.
- And I know it’s perfectly simple.
- Will you please please please please, please please please please stop talking
- I’ll scream.

- I’d better take the bags over to the other side.
- He looked up the tracks but he could not see the train.
- They were all waiting reasonably for the train.
- I feel fine. There’s nothing wrong with me. I feel fine.

- Operation aborted.

Un relato instructivo sobre el aborto, por cierto, éste de Hemingway. No sé si nuestras ministras lo entenderían.

Narratología del 23-F




The longest journey

Nuestro coche aprovecha los días de los largos viajes de ida y vuelta de vacaciones para petar. Esta vez emprendemos viaje desde la ría de Pontevedra a Zaragoza, y antes de perder de vista la ría nos fallan las bujías y la pieza amiga en la que se encastran. Y aún menos mal que encontramos un taller llevado al parecer por un judío y una vikinga, que nos soluciona el problema por la mañana. Comemos con vistas a la ría que queríamos perder de vista—un paisaje de maravilla—y luego conducimos sin pausa y sin incidentes hasta llegar a Zaragoza, según previsto, a la 1 de la madrugada.

Los Guardianes del Sueño



Más atrás: agosto 2008






 










 

www.flickr.com

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

(también tengo el IBSN 0-000-0000-1

... menos)

 

Archivos:  2008/8  2008/7 2008/6  2008/5  2008/4  2008/3   2008/2  2008/1  2007/12  2007/11 2007/10   2007/9   2007/8   2007/7   2007/6   2007/5   2007/4    2007/3   2007/2   2007/1    2006/12   2006/11 2006/10  2006/9   2006/8   2006/7   2006/6   2006/5   2006/4   2006/3   2006/2   2006/1   2005/3   2005/2   2005/1   2004