Blog de notas de José Ángel García Landa (Biescas y Zaragoza) - MAYO 2008

hamletAutointerpretaciones

 (Playing Myself )

Aquí mi clon para poner comentarios. 

También se pueden enviar comentarios no públicos

garciala@unizar.es o por SMS al 685056264

Blog de hoy


Archivos: 2008/4  2008/3   2008/2  2008/1  2007/12 2007/11  2007/10   2007/9   2007/8   2007/7   2007/6   2007/5   2007/4    2007/3   2007/2   2007/1    2006/12   2006/11   2006/10 2006/9   2006/8   2006/7   2006/6   2006/5   2006/4   2006/3   2006/2   2006/1   2005/3   2005/2   2005/1   2004


Voy  leyendo...
 FOTOBLOG   Enlaces y blogs   Mi web   Indice  Free counter and web stats Estadísticas

Música que viene: Mes malles (Enzo Enzo) - Y vuelve - Tango 'til they're 

sore (Holly Cole) - y vuelve: Planète (Juliette Gréco)



Sábado 31 de mayo de 2008

De currícula hasta el gorro

Traslado gustosamente esta circular recibida hoy, para quien quiera adherirse. Es una gozada repasar los propios méritos en repitiendo el currículum una y otra vez, pero (por ser realistas) también es ocasión de mortificación, penitencia y sonrojo. Así que firmo:

Estimadas/os compañeras/os,

 La Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad de Sevilla (ADIUS) y el Comité de Empresa del PDI Laboral hemos puesto en
marcha una campaña de recogida de firmas para que los Ministerios a los que correspondan así como las Comunidades Autónomas, se pongan de acuerdo y establezcan un único modelo de Currículum Vitae para el PDI y una ÚNICA base de datos. Todas/os estamos sufriendo en los últimos años (y cada vez más) la enorme pérdida de tiempo que supone tener que cumplimentar en innumerables ocasiones nuestro propio currículum en varios formatos distintos e incompatibles, cada vez que tenemos que iniciar algún trámite como solicitar una acreditación, un proyecto, complementos, sexenios, etc.

Para ello, os pedimos que firméis la carta de solicitud dirigida a la Sra. Ministra, directora de la ANECA y responsables de las CC.AA., que
ha elaborado Juan José Murillo Fuentes, en la siguiente dirección web:

http://www.petitiononline.com/BDPDIES/petition.html


y que la hagáis llegar a cuántos conozcáis dentro del panorama investigador y docente-universitario en España, ya que nuestra idea es que esta petición se haga desde todo el sistema universitario español.

Nota: por motivos de protección de datos, en la página web de firmas sólo se mostrará el número de adhesiones.

Muchas gracias de nuevo

LOS CLAUSTRALES DE ADIUS Y EL COMITÉ DE EMPRESA DEL PDI LABORAL

Y añado este comentario: "Utilícense por favor con talento los medios informáticos de que se dispone, que en sí son ampliamente eficaces si se les da buen uso."

Descentralizaciones



Viernes 30 de mayo

Opino demasiado, opino

Demasiada opinión repele, convengo en ello. Opino demasiado por extenso (en Internet, lo bueno sí breve)—ya me lo han dicho. Pero hoy me concentraré en mi dispersión: opino demasiadas cosas, sobre demasiadas cosas. Esto no es un blog temático—bueno, sí, pero el tema soy yo y mis opiniones sobre lo que entiendo y sobre lo que no entiendo. Qué limitación sería, limitarnos a opinar sobre lo que entendemos. Vamos, se nos cortaría en seco la opinión, a poco que reflexionásemos. Así que hay que opinar también sobre aquello en lo que no somos Expertos de Reconocido Prestigio. Bajar un poco la guardia, ¿no? Si un blog no sirve para eso, es que no sirve para nada.

Qué lamentable esa gente que sólo opina cuando puede dar una opinión bien pertrechada, autorizada, o incluso autoritaria. Sobre las demás cuestiones, encefalograma plano,  o ideas secretas y confidenciales, ns/nc. Eso es más seguro, desde luego, menos comprometido y más educado. Opinar demasiado es presuntuoso, se pone uno en evidencia, pero sobre todo pone a los demás en evidencia (estas cosas, ya lo decía Goffman, suelen ir juntas). A veces sí opina la gente sobre temas variados, como yo, no lo negaré. Pero se dosifican cuidadosamente las opiniones, en general. Esta opinión la reservo para Juanito y Periquito, ésta otra, para Pedrita y Mariquita. Porque no todas gustan a todos, ni les interesan. Que no se nos junten los círculos: quedaríamos en evidencia, y quedarían en evidencia nuestros familiares y conocidos y colegas y lectores.gioconda Nuestras opiniones desagradan cuando son muchas y diversas y salteadas—sobre todo si no siguen una lógica identificable, una línea del Partido, o una doctrina optimista y buenista. La variedad y combinación de temas y tonos ofende y disgusta. Bueno, igual a alguien también le atrae y gusta, pero esos no parecen muchos. ¿A quién le pueden interesan mis opiniones sobre J. L. R. Zapatero? ¿O sobre Ibarreche y la Eta? ¿O mis especulaciones neuronales? ¿O la problemática de la prosopagnosia? ¿O mi informe sobre esta película que nadie ha visto, con perdón? —¿O mis despotriques sobre los malos rollos de mi departamento? De esas cosas se habla a la hora del café, con una audiencia selecta y clasificada—en un blog están fuera de sitio, se entera demasiada gente, y no gusta, en la Administración en concreto es más elegante murmurar por lo bajini y si es posible evitar poner recursos contra nadie. La Administración lo agradece. Vocear opiniones, así en público... nono, hay que especializarse, hoy en día si no eres un especialista no eres nadie. Si eres un escritor famoso, o un político o un actor, pues igual puedes soltar alguna opinión de más en una entrevista, pero mejor que sea pintoresca y simpática, y no dispersarse mucho, podrías desagradarle a los lectores, al público, a los votantes que compran las entradas. Mis opiniones políticas son sin duda ofensivas para personas que de lo contrario me considerarían una bellísima persona. Mis gustos literarios me desacreditan una vez salen a la luz. Mis ateas ideas sobre religión y el sentido de la vida son descorazonadoras, mejor no conocerlas. 

Claro que menudas ilusiones la gente en su trato habitual—nos tratamos con imágenes retocadas, filtradas; con ilusiones con patas. Los soponcios que nos llevaríamos si supiésemos lo que piensa la gente con quienes nos tratamos. Las personas a veces se hablan tan tranquilas y como si fuesen aliadas intelectuales o emocionales, sin saber que su interlocutor es un votante del PP, o que este otro es gay, y si no, es partidario del matrimonio entre homosexuales, o fan del Che Guevara. O que éste que parece tan inteligente resulta que cree en la reencarnación. O que es un ateo, o un mormón. Que este otro opina que los funcionarios son unos vagos y chupópteros. Que tal otro considera medio subnormales a los que ven la telebasura, o a los que siguen la Liga. Que este otro—ostrás, todo es ofensivo. Mejor no enterarse... la ignorancia mutua engrasa el trato social. Para que no rechinen los engranajes, lo mejor es hablar del tiempo—mientras no digamos cosas demasiado originales sobre él. Y si haces un blog, que sea estrictamente temático, y si no, un blog rosa y smiley.

El obsceno blog




Jueves 29 de mayo

Preguntas capciosas

ibarretxe


Les va a preguntar el presidente de la autonomía vasca a sus administrados un par de cosillas:

- Si están a favor de una "solución negociada" con la Eta.
- Si están a favor de que los partidos vascos elaboren un plan de autodeterminación.

Son preguntas capciosas.

La primera es capciosa porque se aprovecha de la buena fe de la gente y del discurso buenista y de la memez y sumisión ambientales, para dar privilegios especiales a quienes los exijan a tiro limpio—en lugar de ponerlos en su sitio, que es la cárcel. Los gobernantes tienen el deber de saber mejor que sus gobernados cómo se tratan estas situaciones. Pero... el nacionalismo vasco, y los demás, se han aprovechado siempre de la violencia de Eta y de las debilidades de las autoridades, para barrer para casa.

La segunda es capciosa—y aún más que capciosa, traidora—porque utiliza una institución constitucional como es la autonomía vasca para proponer un plan independentista que atenta contra esa constitución en la que se apoya su propio cargo y de la que emana su autoridad. Se hace decidir al parlamento vasco algo que no tiene entidad legal ni atribuciones para decidir. Es lo que hemos llamado la Falacia Democrática de los Órganos. O también—una declaración de independencia.

Pero estos desmantelamientos graduales del estado de derecho se hacen con el visto bueno de las autoridades, del gobierno, parlamento y Tribunal Constitucional. Recordemos que lo primero que hizo Zapatero al llegar al poder fue derogar las leyes que penaban explícitamente este uso fraudulento de las instituciones autonómicas. Y el Estatuto de los privilegios catalanes tiene pronto vía libre.

La segunda pregunta, por otra parte, incluye en el feliz consenso tanto a los que ponen el tiro en la nuca como a los que ponen la nuca, sin distingos—todos vascos al fin y al cabo, oye. Capciosa es también la presuposición (en la primera y en la segunda pregunta) de que la Eta es fiable—gente de palabra que puede dar garantías que la ciudadanía y gobernantes habrían de creer. Sinvergüenzas interesados, y bellacos, son los que a estas alturas pretenden vendernos estas motos.

Son preguntas capciosas, las de Ibarretxe, pero van a ser muy bienvenidas por los vascos, que quieren ser (cómo no) aún más vascos, gustan de este tipo de gobierno y total ya se han acostumbrado a sentir el cuchillo a la espalda. A estas dinámicas perversas les auguro una buena recepción y un gran futuro en la España de la sopa boba.

PS: Comunicado de prensa del Foro de Ermua:

El FORO DE ERMUA se opone frontalmente al contenido de la Ley sobre el
prerreferendum de Ibarretxe, por ser absolutamente inconciliable con nuestro
Orden Constitucional, y por pretender con él que los partidos vascos se
adhieran a sus objetivos secesionistas, llegado el caso bajo la amenaza de
ETA, ignorando a aquella parte de la sociedad vasca, presente o exiliada,
que no comparte la locura sabiniana.
 
Bilbao 30 de mayo de 2008
 
 
Ante la puesta en escena del proyecto de Ley por el que el Gobierno vasco
pretende poner en marcha su prerreferendum y el conocimiento público de las
dos preguntas protagonistas de esa consulta, el FORO ERMUA quiere manifestar
a la opinión pública española su más absoluto y radical rechazo.
 
A nuestro juicio son tres las claves que permiten descifrar el significado
verdadero de esta última actuación nacionalista:
 
Primera: Las trampas del lenguaje. Nada hay más antidemocrático que actuar
al margen de una legalidad constitucional instaurada democráticamente por el
pueblo español: pues ese supuesto acuerdo democrático -- del que previamente
quedan excluidos quienes en el País Vasco no son nacionalistas, o los vascos
que han tenido que abandonar su tierra por la misma causa y, por supuesto,
el resto de los españoles a los que corresponde decidir qué es España --
pretende concluir en algo diametralmente opuesto a la Constitución, que en
ningún caso ampara ese supuesto derecho a la autodeterminación de ninguna
parte de la población española.
 
Segunda: La ambigüedad calculada. Lo que la segunda pregunta de ese
prerreferendum entraña es que pura y simplemente se firme un "acuerdo" que
sólo pueda tener por contenido y fin la afirmación del derecho de
autodeterminación. No se trata de negociar para discutir si procede o no
afirmar y pedir tal derecho. No es por tanto un proceso de negociación, sino
de adhesión a un objetivo ya previamente determinado. Y cuando lo que se
pide es una simple adhesión, automáticamente se está rebajando la posición
de quien se adhiere respecto de la quien establece ese objetivo, se está
definiendo un reparto de poderes no igualitario en el que, en este caso, los
partidos nacionalistas o los que asumen sus planteamientos gozan de una
situación de superioridad.
 
Tercera: La amenaza. ¿Cómo se consigue esa adhesión?. En algunos casos con
la expectativa de golosos beneficios políticos o económicos. En otros, con
las consecuencias funestas que derivan de la primera de las preguntas, y que
nos conduce directamente a la "tercera pregunta" que ayer manifestamos a los
medios: ¿Por qué ETA no ha matado nunca a un político nacionalista? Pregunta
que evidentemente nos lleva inmediatamente a otra: ¿Por qué ETA sólo mata
(cuando mata políticos, dado que la mayoría de sus víctimas no lo eran)
políticos no nacionalistas? Esa primera pregunta del prerreferendum sobre la
negociación con ETA es una funesta herencia de la política del Sr. Zapatero
en la pasada legislatura ahora empleada por Ibarretxe con un grado de
cinismo insuperable. Pero lo que ahora queremos resaltar es que esa pregunta
no está vinculada a la segunda, en el sentido de que no se condiciona la
formación de ese acuerdo para la autodeterminación a la obtención de ese
"final dialogado de la violencia" (donde propiamente estaría la verdadera
negociación cuyo contenido no se quiere hacer público). Pase lo que pase con
esa última versión de la "tregua", el acuerdo para la autodeterminación y la
convocatoria del referendum siguen su calendario. Y en consecuencia, la
amenaza de ETA, cuyos frutos tan bien sabe recoger el PNV, sigue latente y
se convierte en un útil instrumento para la necesaria adhesión.
 
Todo esto no dejaría de ser un lastimoso y pobre ejercicio de maquiavelismo
político de no ser que la letra de ese ensayo está escrita con tanta sangre.
Ni la memoria de las víctimas, ni los ideales y valores de la sociedad
española, perfectamente encarnados por nuestra Constitución, consienten esta
aberración.


A mí que me gobiernen








Libertad de crítica y "derecho a la imagen"

Interesante está el juicio contra Federico Jiménez Losantos, a quien el Alcalde de la Villa y Corte, Alberto Ruiz Gallardón, ha llevado a los tribunales. Jiménez Losantos, mosca cojonera de Libertad Digital, y abrigado de momento por la Cope y El Mundo, es un artista de la radio, y parte de su arte (siempre orientado a la crítica del PSOE y de las actitudes PSOEísticas dentro del PP) consiste en una verborrea coloquial, un stream of consciousness improvisado que vuelve y vuelve a los mismos temas con variaciones humorísticas in crescendo, que exploran cada vez más el lado grotesco de los personajes o situaciones que denuncia. Y así le da un fregao cotidiano no sólo a Gallardón, sino también a Rajoy, a Zapatero, a Ibarreche, a Montilla o a Piqué—que todos podrían sin duda llevarlo a juicio con la misma razón que Gallardón.

Jiménez Losantos es para muchos un cañón suelto, que rueda por la borda y va disparando a la redonda siguiendo una lógica propia pero igualmente peligrosa para propios y ajenos. Los propios son la Cope (pero Jiménez Losantos no es cristiano) y un ala del PP representada por Acebes, Zaplana y Aguirre (pero ayer estos se desmarcaron de él en el juicio). También El Mundo y su director Pedro J. Ramírez (con quien sin embargo disiente a veces a voces) y que sí le apoyó ayer en el juicio, como lo hizo el ex-presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Francisco José Alcaraz.  A esta asociación pertenece Jiménez Losantos, que tuvo que huir de Cataluña porque amenazaban con matarlo los terroristas de Terra Lliure (actualmente integrados en el partido de gobierno Esquerra Republicana)—y le dieron un tiro para demostrar que "no" iban en serio. Se fue Jiménez Losantos a tierras supuestamente más seguras, pero la lengua se le desató todavía más contra el nacionalismo y el terrorismo. jimenez losantos

Y vaya, que no corren tiempos de criticar al nacionalismo y secesionismo—que uno es facha si lo hace. Y a los terroristas, se les reprende con fórmulas ceremoniales pero se busca pactar con ellos en cuanto sea posible—como hacía espectacularmente Zapatero hace sólo un año, o propone hacer hoy el presidente de las vascas y los vascos. Así que la fórmula Federico de denunciar a los terroristas sin remisión como alimañas, de señalar el frente común antiespañolista que forman nacionalismo y terrorismo, digamos como que no se lleva. No se lleva en un país donde decir que alguien tiene planes para liquidar España (la pe con la a, vamos, y la evidencia misma para quien escuche cinco minutos a un nacionalista) hace levantar un coro de "facha, facha". Decir que España es un valor o una institución a conservar y proteger es, vamos, el fascio mismo, según la ideología que prima entre muchísimos votantes de este gobierno. Una extraña dinámica autodestructiva, ciertamente, con pocos paralelos que se le ocurran a uno. Y de ahí siguen engordando las dinámicas y administraciones nacionalistas.

Lo que se lleva en España es seguir la dinámica bienpensante de sacar tajada a la chita callando, navegar con la corriente, lleve a donde lleve, respetar el consenso entre caballeros y barones cada cual con su proyecto, y llamar la atención lo menos posible para que el dinero presupuestario circule a donde tiene que circular, con buen entendimiento común de la clase política. Estas escandaleras del Federico no gustan ni a propios (cada vez menos) ni a ajenos. Jiménez Losantos no sigue disciplinas de partido ni protocolos cortesanos: está contra el secesionismo nacionalista, contra la ETA y la dinámica de sumisión que impone, contra la igualdad de derechos de inmigrantes, contra la equiparación legal de homosexualidad y heterosexualidad, y contra el oportunismo político; está a favor del nacionalismo español, de la independencia del poder judicial, de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, y del liberalismo. Ah, y contra el Islam: ante la Sumisión, insumisión. Parece comprensible que con este equipaje, coincidirá con algunos sí, con otros no, en esto sí, y en esto otro no. Si el PP está allí, está con el PP; si no, no. Y le aplicará la misma crítica deslenguada a Rajoy que a Gallardón—o a Aguirre, si cierra filas con ellos.

El razonamiento va así: sobreentiende la casta política que términos como "traición" o "vileza" no se pueden aplicar a actuaciones políticas. No cabe hablar de traición ni vileza en política (ya no es que no haya posibilidad de que estemos de acuerdo en que tal o cual actuación sea traidora o vil—no, no. Se trata de que son términos inaplicables, inutilizables en el debate público, off limits). Por tanto quien denuncie actuaciones traidoras o viles es un antisistema—tanto más si suma dos y dos, y dice con todas las letras que quien comete vilezas y traiciones es un vil traidor. Estas cosas no es ya que no guste oírlas a la clase política, o que haya acuerdo tácito de no decirlas así en crudo—ahora se pasa a dirimir si se prohíbe decirlas o no. Todo una cuestión clave donde se ventila el conflicto entre la libertad de expresión—y el derecho a la imagen de quienes son denunciados como viles traidores oportunistas, como Gallardón, o favorecedores de los terroristas y secesionistas, como Zapatero.

No podemos tener las dos cosas—derecho a la imagen de cada cual a su gusto, y a la vez libertad de expresión. Hay que elegir, y lo que resuelvan los jueces en este caso va a ser bastante relevante para determinar los límites de la libertad de expresión. Como dice Losantos, parece que España ya está  madura para esta especie de dictadura disimulada—la dictablanda de los poderes fácticos y del consenso entre poderosos. La libertad de expresión siempre está limitada por las leyes—el tema es hasta qué punto está limitada; hasta qué punto es censurable. En el asunto Jiménez Losantos, creo que ofende más la forma que el fondo: si Federico dijese la sustancia de lo que dice, pero en un discreto artículo y no más, en vez de volver día tras día sobre la cuestión, o si formulase sus protestas en términos discretos, educados y alambicados, a Gallardón por un oído le entraría y por el otro le saldría. Pero evidentemente no habría comunicado Federico lo que quiere comunicar: para eso es inseparable decirlo como lo dice, el raca raca de todos los días, con inteligencia, mala baba y humor hispano. gallardonCuando lo hace con el lenguaje de la calle, repetidamente y a través de un programa de gran audiencia, es cuando llega el mensaje—y es cuando ofende y molesta de verdad. En parte es también eso lo que se ventila en este juicio: si es aceptable utilizar en un medio de gran audiencia los términos y expresiones que se consideran aceptables en una conversación particular. Gran parte del éxito radiofónico de Jiménez Losantos radica en esto (el de otros también, pero son más inofensivos y sumisos con el poder).  También es cierto que  aquí se ventilan de modo muy evidente cuestiones de caracteriología más que de ideología: personas que no aguantan la libertad de expresión del vecino las hay de todos los partidos. Pero sí sigue habiendo una cuestión ideológica de fondo, relativa a la tolerancia y a los límites a la libertad de expresión que puede poner el Estado. Como muy bien ha señalado en el juicio Pedro J. Ramírez, lo que se dirime aquí no es si Federico tiene o no razón en sus opiniones sobre Gallardón, o si tiene derecho a opinar como opina, sino ante todo si tiene derecho a expresar esas opiniones en un medio de comunicación.

En suma, que si pierde Federico, pierde, que no lo dude nadie, la libertad de expresión y de crítica, y se amordaza un poco más la libre circulación de ideas y juicios—tanto es decir la libertad de pensamiento, porque atenazar las comunicaciones atenaza el pensamiento. Los juicios e ideas libremente expresados pueden ser ofensivos para otras personas, cómo no. Los que no lo son no cuentan como casos relevantes para determinar límites. Y si gana Gallardón, gana la corrección política, y el derecho a la propia imagen de los "hombres públicos", y el control del Estado sobre la crítica. Es decir: gana el derecho a prohibir a los demás que vulneren la imagen de uno con opiniones y expresiones desfavorables.. aunque sean verdaderas. El derecho a la propia imagen y la libertad de expresión son valores si no incompatibles, sí antagónicos: hay que elegir, pues todo lo que se le dé a uno se le quita a la otra. Insisto en que tampoco es nunca cuestión de todo o nada: la libertad de expresión siempre está limitada, y el derecho a la propia imagen nunca es absoluto. Y sin embargo éste es un juicio importante sobre los límites de la libertad de expresión en España.

Y me parece que un elemento importante en la decisión de la juez va a depender de si tiene o no esta juez ambiciones de hacer carrera en las altas esferas de la política judicial. Porque si absuelve a Jiménez Losantos, que se vaya despidiendo de pasar a tribunales superiores.

Yo, por supuesto, en este asunto estoy con Jiménez Losantos: que critique a quien quiera y como quiera, pues su crítica tiene un fundamento político y un criterio, y aunque sea ofensiva no es arbitraria ni se basa en la animadversión personal—antes bien está muy fundamentada en su visión de la política española, se esté o no de acuerdo con ella. Y de los tupidos velos que quiere correr Gallardón para cubrir las vergüenzas propias y de la clase política en su conjunto, cuantos menos tengamos, mejor. Si la juez decide castigar a Jiménez Losantos, los miopes que disientan de él se felicitarán, pero ya pueden poner sus barbas a remojar, pues es también su propia libertad de criticar la que queda amenazada. Claro que muchos ejercen no la crítica sino la consigna, y a éstos poco les preocupará que haya o no libertad de crítica. Les parecerá prescindible—sobre todo la del vecino.

Y es que, una vez enterrado Montesquieu (como se jactaba Alfonso Guerra) hay que ir a por Voltaire.



PS: Sin sorpresas, la juez o jueza decide condenar a Jiménez Losantos, y a la vez guardar la ropa salomónicamente condenándolo sólo a la mitad de lo que pedía Gallardón. Y así todos contentos, parece sugerir la sentencia. Pues no: al menos no las asociaciones de víctimas del terrorismo que han apoyado a Jiménez Losantos y han denunciado este juicio como un juicio político para amordazar a los pocos que los defienden.  Pero la carrera de la juez está a salvo, y Federico siempre puede acudir (sin muchas garantías, la verdad) a un tribunal superior. La justicia en España es (.... completar). Y ahora, a amedrentar a la crítica política y a la libertad de expresión, contradiciendo la letra de la Constitución. Eso se les da bien últimamente, a la judicatura.




España y Libertad






Miércoles 28 de mayo

La índole y volumen del libro

Sorprendente la definición de libro de la Real Academia Española en su diccionario en red (vigésimo segunda edición)—obra que no sé si será un libro o muchos libros o ningún libro...

Desde luego la versión en papel que tengo (vigésimo primera edición, dos volúmenes) no contemplaba explícitamente la posibilidad de libros electrónicos o libros en red—un libro eran muchas hojas cosidas o encuadernadas—aunque éstos podían caber en la segunda acepción, a saber "obra científica o literaria de bastante extensión para formar volumen"—si es que lo electrónico forma volumen. Vamos, que con esa definición estaba muy fácil el decir que un texto electrónico no puede ser un libro.
ebook
Veamos y apostillemos la nueva definición pergeñada por nuestros Inmortales, ahora que tienen red y diccionario electrónico. Primero, según el buscador, no existe la palabra "Libro", pero hay otra muy parecida, que quizá sea la que busque usted: "libro". En rojo, el texto de la Academia, y mis comentarios (aclaratorios o pugnaces) en cursiva cuchicheadora.

libro.


(Del lat. liber, libri).
(... será más bien de librum... que hoy estoy picajoso)

1. m. Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen.
(¿O dos, como el diccionario de la Academia? Ni entrar quiero a mirar la definición de códice,  volumen o tomo. Quedémonos con que un libro puede estar en blanco, entonces, o ser un libro de fotos. No es para nada un escrito, sino meramente un encuadernado. Ahora habría que ver si
si las páginas web son suficientemente parecidas a las hojas de papel, o si se puede encuadernar un montón de pdfs, "material semejante al papel", en un disco duro o en un sitio web. Las semejanzas son libres, y a muchos efectos, semejantes son. A otros, no. Los límites de esta acepción son borrosos—por no hablar del muchas. Todo es borroso en la vida).

2. m. Obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte. Voy a escribir un libro. La editorial presentará el atlas en forma de libro electrónico.
(Alguien les dijo, su conciencia quizás, que esto había que corregirlo. Según la definición de la anterior edición eran sólo obras científicas o literarias. Jamás la guia de teléfonos o un "libro" de cocina. Ahora sí, pero se han ido a la otra esquina. Ahora es una obra "de cualquier otra índole". ¿Se presupone en todo esto la palabra "texto escrito"? Uno diría que sí, pero vaya usted con presuposiciones a los juzgados. Veamos... ¿es una
obra cinematográfica ("cualquier otra índole") un libro? Desde luego, si bien no aparece impresa, sí puede aparecer en cualquier otro soporte, por ejemplo una cinta, o por ejemplo un disco—como cualquier otro libro. "Voy a esculpir un libro—sus bellos volúmenes." Observemos que se han introducido ejemplos aclaratorios, incluso sutilmente aclaratorios. El libro que "voy a escribir" igual nunca lo publico. Vaya, se quedará en mi ordenador, pero será un libro. Al menos será un texto con letras. La sutileza del otro ejemplo, el del atlas, es que aparte de introducirnos gráficos y mapas explícitamente, introduce algo más de tapadillo la noción de producto comercial de una editorial—y aquí llegamos a los ISBNs y otros criterios cualitativos/comerciales que aún reinan, y cómo reinan, en nuestro panorama conceptual sobre lo que es un libro. Por ejemplo, ¿es esto un libro? ¿O esto otro?—el blog, digo: ayer recogí dos volúmenes de mi blog de la encuadernadora, unas 600 páginas correspondientes a 2007. Volumen sí que tiene (seis tiene ya, unas 1800 páginas impresas) pero claro, no lo vende ningún editor. ¿Hará falta el aval de un editor para que sea un libro? ¿Que sufrague su coste con sus perricas? Bueno, entonces lo sufraga Blogia, que me lo edita gratuitamente, o la Universidad de Zaragoza, que también le da soporte—aunque algunos no lo soporten. ¿Será necesario que el libro requiera un desembolso mínimo por parte del editor? Me parece que esta conceptualización es, por así decirlo, obsoleta. Tendrá que tener en todo caso (como criterio mínimo de calidad) el aval de alguna opinión que lo apoye, al margen de su autor. Mi tesina sobre Dickens sí es un libro según ese criterio, pues recibí por ella el Grado de licenciado, la califiacación de Sobresaliente cum laude, y, es más, el Premio Extraordinario de Licenciatura. Menos da un editor. Esta otra cosa, por su parte, Objects in the Rearview Mirror May Appear Firmer Than They Are, ha pasado por capítulos por un buen número de peer reviewers. Entonces, ¿es un libro? ¿Que no tiene ISBN? Pero si me lo puedo sacar en un pispás, por Dios. Además, el ISBN es un identificador comercial, y yo regalo mis escritos. Será que no valen nada. Por libro se entiende siempre, en mayor o menor medida, libro publicado por una editorial de prestigio... Claro que también es cierto que el prestigio lo recibe de sus autores—la editorial de prestigio es una compleja sociedad de aval mutuo, como la Academia).

3. m. Cada una de ciertas partes principales en que suelen dividirse las obras científicas o literarias, y los códigos y leyes de gran extensión.
(Ya. Libro IV de la Eneida, Libro XII del Paraíso Perdido, Libro III de Vanity Fea... Ups, no, que en esta acepción no entran las obras "de cualquier otra índole"–sólo las científicas o literarias. Aunque sí es obra literaria mi blog en el sentido de referirse a la literatura, y también, por qué no, en el sentido de que "emplea como instrumento la palabra" o es obra "en la que caben elementos estéticos" (admitiendo que su estética sea discutible y discutida). En cualquier caso, cuando en SIDERAL, nuestro archivo de producción científica, te preguntan "cuántos libros has escrito" no se refieren a esta acepción, sino a libros libros... Bueno, en realidad no sé a qué se refieren. De eso iba en parte este post o libro).

4. m. libreto (‖ obra dramática).
(Sófocles y Shakespeare, autores de libretos. El libreto Macbeth, en el que basó su libreto Francesco Maria Piave su libreto para el Macbeth de Verdi).

5. m. Contribución o impuesto. No he pagado los libros. Andan cobrando los libros.
(Paul Ricoeur decía que no hay metáforas en el diccionario; se precipitaba. Metonimias también hay, como vemos. Igual para tener un libro publicado alguien tiene que pagar los libros...).

6. m. Der. Para los efectos legales, en España, todo impreso no periódico que contiene 49 páginas o más, excluidas las cubiertas.
(Impreso... ¿impreso? ¿O "escrito producido con tecnología de reproducción textual literal"? Me temo que cuando se lo pregunten al Sr. Juez le llegará de nuevas. Cada vez. Y si se le ocurre nos vendrá a vueltas con el ISBN, aunque el Diccionario no lo mente ni nos aclare si la ley o la SGAE lo requieren. Total, que acabo de echar un vistazo a mis "artículos"—si es que son artículos—del SSRN, y al menos este de "Los blogs y la narratividad de la experiencia" resulta que es un libro, pues pasa de 90 páginas).

7. m. Zool. Tercera de las cuatro cavidades en que se divide el estómago de los rumiantes.

(Esto está más claro. De estos aún no tengo—aunque mira que rumio).

Tecnologías del texto

Martes 27 de mayo

Myst IV: Revelation



Este es el segundo vídeo de Álvaro, que lo ha hecho con el iMovie grabando trozos del videojuego con Snapz Pro X, y con vídeos de YouTube que se baja con Flash Video Downloader 2; los convierte de .flv a .mov con Zamzar, y los mezcla con la banda sonora obtenida en Mininova... hasta títulos de crédito le ha puesto el muy Freak.

Pero que tenga en cuenta que le enseñé yo el juego de Myst allá por el Año de García de 1997...

En ese mismo año se sacó Riven— puntualiza.

Es que yo voy con más que un poco de retraso. Menos mal que Alvarete pronto me alcanza, jeje... Durante mucho tiempo creyó equivocadamente que yo tenía dominadas y ocultas todas las claves del juego.

— Ya se lo he enviado a Juan.
— ¿Y qué te ha dicho? ¿"Penas, me descubro ante tí"?
— Mm... No. No es su estilo.

Visiten, y comenten, por favor, su canal de YouTube, primer canal televisivo de la familia.

Vídeo de Myst III: Exile


Márgenes de maniobra

Estoy estos días intentando poner orden en el aluvión de trabajos de comentario de texto que me caen a final de curso: aunque se supone que son trabajos de evaluación continua las primeras semanas casi nadie me entrega nada; luego se acelera el ritmo, en mayo ya caigo bajo una lluvia de trabajos las últimas semanas de clase, y por estas fechas se ponen las pilas encima los que no han entregado nada en todo el año, y contribuyen a la inundación con sus esfuerzos de última hora.

Encima, no les pongo fecha fija (sólo fechas deseables) y les dejo hasta justo antes de la entrega de actas para que terminen de entregarme trabajos... con lo cual van y lo hacen, todo sea por evitar el examen, que es la otra opción, universalmente aborrecida.

Me dice mi Patronio que no debería actuar así: que debería ponerles fecha fija y punto, flagelar a los alumnos un poco más, y no darles tantos detalles sobre las notas, que sólo causa confusión y que me discutan si les parece bien o mal o mucho o poco. Que rinde mucho más ir de profe faraónico e inaccesible en su catafalco, me dicen—limitarse a sacar una breve lista de notas sin explicaciones, y poner una fecha y hora límite para la entrega de trabajos.

Hasta algún alumno me lo ha sugerido de hecho, que sería mucho mejor ponerles límites antes—para que se pongan las pilas desde el principio, o den por perdida la asignatura ya al mes de empezarla. Y yo que creía que la gente agradecía esto de tener márgenes de maniobra...

Pues igual el año que viene todo a fecha fija, y junio despejado. Por lo menos no me han enviado a la selectividad, crucemos los dedos... 

Comentario de textos literarios ingleses






Lunes 26 de mayo

Gods and Monsters

Esta es una película de la tradición solidaria gay—ya se sabe, Dios los cría y ellos se juntan, como hombre y mujer. Así tenemos a Benjamin Britten interesado en hacer óperas sobre obras de Henry James o de Melville: Billy Budd, una de marineros pero sin ballenas, con libreto de E. M. Forster, y cantada por Peter Pears. O aquí en Gods and Monsters tenemos a Ian McKellen, que hace tiempo dejó el armario (si es que jamás examinó sus interioridades) interpretando a James Whale, adaptado por Bill Condon (—que ostras qué nombre el de este hombre, en español—), y sobre una novela de Christopher Bram, vamos, que entre todos deben ser medio lobby gay. Aunque la historia termina con Brendan Fraser como padre de familia, y empieza con Mary Shelley que tampoco era gay, o con el monstruo de Frankenstein, que como todo el mundo sabe era heterosexual vocacional—vamos, si hasta Whale se molestó en buscarle novia. De eso va la peli también, vamos—que a fin de cuentas los gays están rodeados, son minoría vista con suspicacia, y hay sus muchas dificultades de encaje en la sociedad heterosexual, cuando no persecuciones de esas típicas de la horda de labriegos con horcas y guadañas y horcas de las otras corriendo tras el monstruo para emplumarlo o empalarlo o sacarlo del armario o meterlo en él o lo que juzguen oportuno.  Da gusto ver una película tan cuidada hecha por semejante equipo, y merecía sin duda varios oscars, empezando por el de McKellen tremebundo como Whale, viejo gay retirado ya de la vida loca pero aún arriesgando a su manera, y siguiendo por el director (que de hecho se llevó un oscar como guionista adaptador), por el fotógrafo, por el maquillaje, ambientación.... vamos, que hay que verla por gusto. Especialmente divertidas son las escenas que juegan a recrear el rodaje de La Novia de Frankenstein, o los versionados de la Frankenstein original, con Whale/McKellen como monstruo...  película metafílmica pues, para vocacionales de las de terror clásico, ese género que ya en los años 50 daba risa, como le da al propio Whale aquí. Y su criada, Lynn Redgrave, qué maravilla de actuación, haciéndole asquillos a los vicios de su patrón, debería casarse con ella, que le quedase la casa. Total, con el joven jardinero Boone (Brendan Fraser) no liga, que es hetero-duro: y éste es el centro de la película, la relación entre un viejo gay artístico (Whale/McKellen) y un viril homófobo (Brendan Fraser/Boone) que se sienten atraídos mutuamente aunque no precisamente de  la misma manera. Tiene sus momentos-denuncia, naturalmente, con divertidas parodias de los prejuicios homófobos del público de a pie. Otras veces en cambio parece que se les cae demasiado la baba conjuntamente a Whale, McKellen, Condon y Bram juntos, cuando ponen al joven cachas hetero en situación de vulnerabilidad erótica frente a McKellen—recuerdan estas escenas ("ay cámbiate la ropa, que te has mojado, huy, no tengo pantalón de pijama para prestarte", etc.) a comedias heterosexuales parecidas, con la tía buena artificialmente exhibida, o más exactamente, a alguna película machota sobre una lesbiana que está buenísima y que hay que convertirla al sexo del bueno. Vamos, que el equipo no se corta de ensoñaciones gayescas, reubicando al macizo jardinero Boone fantasiosamente en un promiscuo paraíso de orgía piscinera, o poniéndolo en situación casi casi de sufrir agresiones sadomasoquistas, en cueros y con una máscara de gas puesta, con fálicos tubos colgando... Allí el white Whale de la película no se puede reprimir y ya le salta encima al jardinero a meterle mano gods and monsters("ups, le ruego me perdone usted"). Allí ya no se sabe quién fantasea, una fantasía colaborativa quizá, pero va sugerida con la fea máscara el tema ese del sado peligroso, y hasta eso que hacen los gays ingleses de cortarse la respiración y medio asfixiarse para disfrutar más—eso no es sexo seguro, Bill. La máscara que le pone Whale al jardinero le ponía a Whale porque le recordaba las trincheras de la Primera Guerra Mundial, donde aparte de las cartas a la novia había todo un universo gay subterráneo entre sacos terreros—que le pregunten a Wilfrid Owen y Pat Barker. A esos recuerdos regresa Whale cada vez más frecuentemente, por disfunciones y colapsos cerebrales, que sirven de excusa focalizadora para bonitos flashbacks—Aunque le criticaría yo aquí al decorador que las trincheras están demasiado limpias y nuevas. En fin, en cualquier caso es inverosímil que el homófobo semidesnudo se deje meter la máscara de gas por el peligroso vejete—aquí desbarra un poco la fantasía. E incluso es inverosímil, también, que se preste a acompañarlo a la fiesta de Hollywood como un equívoco amante; eso está out of character después de los gritos que le había echado a Whale por mirarlo lujuriosamente, y pertenece como digo a la fantasía ésta gay de "ójala los pudiésemos convencer, a estos estrechos de heterosexuales, ójala les pudiésemos cambiar el cerebro", un poco como lo de convertir lesbianas macizas a base de besazos viriles y castigadores, vamos...  Este Whale, deseoso de acabar su vida ya, por sus problemas neuronales, quería terminarla en un espasmo orgiástico y un regreso simbólico a la trinchera, mientras es estrangulado por su bello jardinero. Cosa que no consigue, y mira que se esfuerza. Me parece una relación ésa menos recomendable que la otra escena que comparten de "vive y deja vivir" mientras se fuman un puro juntos. Bueno, dos puros, guardemos las distancias, que con el simbolismo púrico ya va servido Condon. En cualquier caso la película es tristemente realista cuando Whale recurre a ahogarse en su piscina gay, a falta de muerte más dulce. Y después de pescarlo lo vuelven a echar al agua, el buen jardinero y el ama de llaves, para no involucrar al Boone que en efecto es ficticio y así se libra de salir en la Historia. Flota Whale casi con gracia y abandono, pero... Al parecer la nota de suicidio de Whale era también más pesimista en la realidad que en la película. De esta experiencia el jardinero parece sacar la conclusión de buscarse vida de pareja (hétero) en lugar de la vida promiscua y hetaira que llevaba hasta entonces. Se casa y hace un niño en vez de un monstruo—no sé si se desprende todo esto de la relación con Whale, realmente. Sí le había quedado claro eso de que no es bueno que el hombre esté solo, pero igual más bien aprende de la novia que se echaba Frankenstein. Pues insistamos que en cuanto al monstruo (a quien termina imitando a solas por la noche el jardinero Brendan/Boone), si bien es buena alegoría del perseguido, y de reproducciones sin mujeres, no es para nada gay: es feo, romántico y heterosexual. No me acaba de convencer el final para una película de gays militantes—por lo menos no para una alegre. Cierto también que un gay viejo y enfermo y sin pareja es con frecuencia un gay triste; la película hace lo que puede por endulzarlo, pero al fin y al cabo culmina en un suicidio, y la expresión sweet suicide sólo me suena de aquella canción de Patti Smith.
 
Gods and Monsters. Dir. Bill Condon. Screenplay by Bill Condon, based on Christopher Bram's novel Father of Frankenstein. Cast: Ian McKellen, Brendan Fraser, Lynn Redgrave, Lolita Davidovich, David Dukes, Kevin J. O'Connor. Regent Entertainment, 1998. Spanish DVD: Dioses y monstruos. Madrid: Columbia Tristar Home Video, 1999.* (Oscar for best adapted screenplay).

Introducing Frankenstein




Domingo 25 de mayo

Autoescaneo
autorretrato
Tenía el escaner changao, con lo cual he inundado la red menos de lo que habría querido con materiales viejos, analógicos, escaneados, y vigesimonónicos. Pero volveré a la carga cuando tenga uno bueno, que este lo partí no sé cómo, y escanea todo agrietado—aunque Leonard Cohen dice que por las grietas es por donde entra la luz.  Entretanto, por lo menos, he conseguido que vuelva a funcionar con un ordenador más viejo (con el mío de ahora no se entiende) y aquí va mi autoescaneo de hoy, un retrato del autor del Año de García de 1982—cuando "paraba" en el Colegio Mayor Cerbuna, y cuando los usuarios de Internet se estaban dedicando más a nacer que a otra cosa, supongo. Por entonces debió comprar mi padre el primer Spectrum de la historia...

De la prehistoria





Sábado 24 de mayo

FlickR Profile

A través de Reflexiones e Irreflexiones llego a este sitio donde cogen tus fotos de FlickR y te las analizan un tanto; es como dicen "a high-level overview of any Flickr member's public profile and recent and most interesting photos." Y se genera casi una página personal tuya automáticamente: ésta es la mía. Supuestamente con mis fotos más populares, interesantes, "mejores", etc. Cada vez más veremos por la red estas versiones robotizadas de nuestras webs—cuanto más abundemos por sitios sociales de éstos, tanto más, supongo. Compruebo desconsolado que al parecer nadie me ha pillado aún ninguna foto para su uso, y mira que las hay buenas. Últimamente lo bueno abunda demasiado. Lo excelente, poco—como siempre.

Syndetic Solutions



Viernes 23 de mayo

Marienbad

Le siècle dernier à Marienbad....




Une chanson de Barbara, qui chante bien loin de Marienbad—au grand château de jadis.

Sing & sing









La representación: formas, métodos y problemas

Se han convocado elecciones a nuestro Consejo de Departamento, para renovar a aquellos representantes que lo sean de alguien (y no se representen a sí mismos, como es mi caso,  playing myself).

Y de la convocatoria se desprende que este departamento tiene un censo teórico de 6372 estudiantes. No está mal, ¿eh? Con menos se apaña más de una pequeña universidad. El consejo consta de 92 miembros, de los cuales el sector mayoritario son los 65 profesores funcionarios y/o doctores. Representantes de estudiantes sólo hay 15, menos de la mitad de los que hubieran tenido antes de la LOU. Así que tocan a un representante para cada 424 estudiantes máomeno.

Pero aún están peor representados los estudiantes de lo que parece, porque en los últimos años no recuerdo haber visto jamás a un solo representante de estudiantes en los Consejos de Departamento.

Aquellos tiempos reivindicativos de los estudiantes (y manipulativos, que de todo había, en un sentido y otro) han pasado a la historia. Es mucho más prudente al parecer para un estudiante (o más cómodo, no sé, seguramente también) ni aparecer por estos sitios tan comprometidos y tan poco agradecidos.

Así, que los 3672, no se molesten ni en ir a votar. Porque casi les digo desde aquí, y ójala me equivoque, que si eligen algún representante, no lo vamos a ver ocupar su "escaño" en ningún momento. Pues es lástima, porque sería toda una iniciación a la política y sus triquiñuelas, altamente formativa.

Por otra parte, hay que notar un mal que aqueja a las representaciones en todos estos órganos y organillos. Al no haber partidos ni programas ni proyectos hablados, cada representante, una vez resulta elegido, es más bien una muestra qu un representante. Quiero decir que la opinión de un estudiante es sin duda la opinión de un estudiante, pero no la de los demás estudiantes. No existe ni amago de comunicación de los representantes con los representados, o de informe sobre su actuación, ni nada de nada. Por supuesto, cómo va a existir en este caso si ni aparecen—pero es que algo parecido pasa en la Junta de Facultad. A instancia mía se incluyó en la normativa un punto que decía que los representantes establecerían canales de información y contacto con sus representados—pero el único que hay es cuando un representado le pide algo a un representante. Ya sabemos que hoy hay blogs, foros, listas de email... pero al parecer sólo se emplean para frikadas. Por no poner, en la Facultad ni siquiera ponen en la red las actas, y eso que son totalmente inocuas y "mundo perfecto"—cuánto menos ningún debate real de los que haya. Si los hay, que a veces parece que me los invente yo todos.

Me dice Fer en un comentario:

Yo creo recordar que hubo un grupo de estudiantes hace unos años que estaban en Junta de Facultad y tenían una web o un blog. Yo conocí a uno de los del grupo y, por la chapa me me dio en su momento, me pareció que sus intenciones eran buenas. Pero fueron desapareciendo de escena y como quedaron pocos  parece ser que les iba grande...

—Y ciertamente, los había, y aún los hay (otros) si no me equivoco, aunque son otros. La candidatura única de estudiantes que se presentó tiene este blog: e.d.u. - Filosofía y Letras. Que aunque tampoco está muy activo, debe ser por el ambiente general, que no da más de sí. En todo caso aclaro que lo de los representantes de estudiantes que no cumplen lo decía yo únicamente por nuestro Consejo de Departamento. En la Junta de Facultad, o en el Consejo de Gobierno, como ni he ido nunca ni tengo información al respecto, pues no tengo ni idea de cómo va la cosa.

La falacia democrática de los órganos




Jueves 22 de mayo

Kartoo karma

Esta es la pinta que tiene una autobúsqueda mía en Kartoo. Un mapa neuronal de nuestras actividades en la red, supongo. Pero parcial, parcial. Y a veces también trabajamos sin red—hop.

kartoo
Observen que al menos según Kartoo he dedicado más esfuerzos a ScientificCommons y al Social Science Research Network que al blog. Que ya es decir.
 


Visitas de La Red








Preferencias exclusivas

Hoy ha habido reunión de la comisión de Postgrado, donde se cambia la presidencia de la Dra. Herrero por la del Dr. Plo. Pues enhorabuena, y que Vd. la presida bien. Pero ojillo, que yo también la presidí esta comisión durante años, el siglo pasado, y ahora ni me autorizan a dirigir tesis en el programa de postgrado.

Bien, pues en la reunión no se tenía o no se quería tener noticia de este escrito contra nuestra exclusión del postgrado, y eso que lo habíamos entregado con sello de entrada dirigido a tres de los asistentes. (Luego resulta que algunos sí sabían de él). Pero no se quería contestar—y de hecho en eso han quedado la presidenta de la comisión, Dra. Herrero, y la directora del postgrado, Dra. Onega: en que no se pensaba darnos ninguna contestación por escrito. Y cuando hemos pedido que se hiciese constar en acta que no se pensaba dar ninguna contestación por escrito, también nos han dicho que nanay, que no constaría. (¡¡!!—Aunque eso habrá que verlo. Porque aún estamos obligados a seguir los procedimientos administrativos, me parece).

Sin embargo el nuevo director, Dr. Guillén, ha dicho que haría una consulta al (también nuevo) rectorado sobre este tema que quedó mal resuelto y sin respuesta el año pasado.

La Dra. Onega nos ha explicado (pero sin querer poner su explicación por escrito) que los durísimos criterios de la ANECA impiden que participe en los programas de doctorado de calidad nadie que no pertenezca a un equipo de investigación financiado.

El año pasado, nos ha explicado la Dra. Herrero (pero también sin quererlo poner por escrito), como los muñidores del postgrado "no entendían" que el Rector hubiese declarado contrario a derecho esto de excluir a funcionarios de carrera de la docencia por el hecho de no pertenecer a sus equipos de investigación, hicieron una consulta al Secretario de la Universidad. Respuesta que no nos consta, porque tampoco está puesta por escrito, y sin embargo surten efecto estos oráculos cuando interesa...

Pues les contestó, así improvisando, el Secretario (nos dicen) como sigue: que podría entenderse que si era contrario a derecho el utilizar la pertenencia a grupos de investigación como criterio EXCLUYENTE, en cambio igual colaba (el término es mío) utilizar esa pertenencia como criterio PREFERENTE:  es decir—que se da la PREFERENCIA a los que pertenecen a los grupos, y se excluye a los demás. Y listo. ¿Ven qué fácil es interpretar lo que nos conviene? En cambio la resolución del Rector, que esa sí está escrita, "no se entiende".

Esta interpretación tergiversadora y prestidigitadora, que se le atribuye al Secretario, deja la resolución del Rector en letra muerta. Así que le gustó a la coordinadora, a la presidenta de postgrado y dirección, o la encontraron práctica, y entonces, PREFERENCIA EXCLUYENTE que te casco—y se vuelve a utilizar este criterio "preferente" como único determinante, contra la letra y contra el espíritu de la resolución del rectorado. Que es lo único que hay como resolución por escrito al respecto.

O sea, que ya puedo tener trienios, quinquenios, sexenios o libros o lo que quiera: el único criterio que va a misa aquí—pero que no me sienta excluido, por favor—sigue siendo la pertenencia a los equipos de catedráticos y adláteres, o sea, el criterio que el Rector declaró ilegal.

A este nivel de prestidigitación lingüistica estamos... y es que aquí hay gente que ha leído a Orwell—o mejor dicho, a Napoleon—con provecho:

"Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros".

A esos, démosles la PREFERENCIA. Los demás quedarán automáticamente excluidos, si no han tenido la prudencia de excluirse a sí mismos de antemano, como se espera de ellos.



... y criterios sin criterio

Una cierta clarificación de criterios sí ha salido de la reunión de hoy, sin embargo:  la Dra. Onega ha declarado que hace suyos los criterios de calidad de la ANECA, adaptándose a los nuevos tiempos, y ateniéndose a lo que le pidan: su criterio de lo que es calidad no es determinado por su cerebro y juicio, sino por la ANECA, al menos entendida a su manera (que llamaremos ANECA/Onega): la medida de la calidad no es (por ejemplo) obtener resultados de investigación, hacer publicaciones, obtener sexenios de evaluación positiva, etc.: sino que la medida única y exclusiva de calidad y excelencia es "tener un proyecto vivo de investigación" (vivo quiere decir subvencionado por organismos oficiales, en el lingo Newspeak éste). Todo otro criterio sobra o no cuenta. Ah, no: también dirigir tesis es criterio—claro, porque ese es otro que yo no cumplo. Si no se me admite al programa de postgrado, es cierto que mal podré dirigir ninguna tesis. 

Yo he observado que parece existir entonces una ligera confusión de criterios: si los criterios que el Rectorado declara abusivos y contrarios a derecho son por el contrario exigencias mínimas para la ANECA.... aquí hay un desencuentro o algo que no casa, ¿no? Por no mencionar los Estatutos de la Universidad de Zaragoza, que dicen en su artículo 119 que el fomento de la investigación en grupos es deseable, pero jamás obligatorio, y que "La pertenencia a grupos no podrá ser requisito absoluto o excluyente de adjudicación de recursos" dinerarios—¡cuánto menos, supone uno de adjudicación de docencia en un segundo ciclo, o de habilitación para dirigir tesis doctorales!

La explicación de la Dra. Onega es que el Rectorado no se entera de los nuevos vientos que soplan y nuevos tiempos que corren, y de ahí que se le pongan objeciones a su proceder, al menos con la boca pequeña.
doubledummy
La Dra. Onega, desde luego, lo tiene claro y ha hecho una declaración muy explícita al respecto, diciéndome que yo estaba anclado en los años 80, y que ella es el futuro.  "¿No ves que no tienes Calidad, JoseAngel?" —Aunque ha reconocido que igual la ANECA se cae con todo el equipo próximamente, pues sus criterios durísimos tampoco son universalmente aplaudidos... —y entonces supongo que si llega otro viraje y patinazo ministerial, ella cambiará de criterio súbitamente, al desaparecer la fuente de las instrucciones y del criterio. Y todo el departamento en fila india detrás.

¿Así que ahora la Universidad debe aparcar su criterio experto, y plegarse al que ya le viene dado por los dictámenes de la ANECA/Onega, y orientarse exclusivamente por las directrices que le lleguen de esta agencia—aun cuando lleguen como mercancías averiadas?  Hombre, faltaría más. Pues todos los que apoyan esta manera de actuar, asintiendo en silencio, también están haciendo una cierta dejación de criterio, permítanme que les diga.

Conmigo que no cuenten para estas dejaciones de criterio. Yo, por el contrario, he manifestado hoy también muy claramente mi desacuerdo con la calidad entendida de esa manera, o reducida al absurdo de esa manera: hay muchos otros indicios y criterios posibles de calidad. Y, en cualquier caso, para determinar qué es calidad y qué no lo es, me atendré a mi criterio, que para eso soy Doctor, a lo que yo vea relevante en la realidad multiforme, y no a las instrucciones que me manden cuadriculadas en un impreso inspirado por el proyectista ministerial de turno.

Qué se fizo de la ministra Sansegundo. Las Pilares del Castillo, qué se fizieron...

Dó son los libros blancos de antaño. Y aquellos proyectos chapados que traían...

Nuevos directores, nuevas directrices





Miércoles 21 de mayo

Soy candidato a Decano

Nuestro Decano deja el puesto, llamado a nuevos cargos unipersonales (se supone que voluntariamente). Nos comunican a los profesores de la Facultad de Filosofía y Letras:

Finalizado el plazo de presentación de candidaturas para la elección de Decano y no habiéndose presentado ninguna, la Junta Electoral del Centro, en aplicación del Reglamento de la Facultad de Filosofía y Letras, proclama elegibles a todos los profesores doctores pertenecientes a los cuerpos docentes universitarios adscritos al Centro, salvo aquellos que renuncien expresamente y por escrito* ante la Junta Electoral de Centro en el plazo establecido, que finaliza el 30 de mayo a las 14 horas.

Así que no habiendo candidatos, me veo nombrado candidato, yo y todos los demás. Aunque por la presente renuncio (y lo haré también *según modelo que pueden recoger en Secretaría).

Por prudencia renunciaré, oigan. Porque al Decano lo elige la Junta de Facultad, elegida hace unos días (también sin candidatos). Y está claro que de la Junta de electos ninguno es candidato (voluntario) a Decano, aunque ahora ya lo son todos los no que no renuncien.

Así que no siendo ninguno candidato—igual querrían vengarse eligiendo a algún tercero, no sea que les toque a ellos.

Uno se pregunta—¿Por qué no hay voluntarios para presidir esta antigua y augusta Casa? ¿Al menos de entre los que han sido elegidos para la Junta de Facultad, qué menos? Una interpretación popular es que es algo así hecho por elegancia, por dejar pasar a los demás y falta de ganas de aparentar querer nada.

Aunque estudiando el ambiente, casi duda uno de que de un Decano nombrado por obligación, por electores que lo son sin desearlo, vaya a salir el nuevo Cincinato...

Como que está de tono bajo, la cosa.


Ranking de popularidad



Abscondita sapientia

Abscondita Sapientia es un juego de ingenio extremadamente friki que me ha enseñado Álvaro—también lo ha recomendado en su foro de D'ni (ya os digo que está frikifriki la cosa). Él ha llegado hasta el nivel 16 con la ayuda del tutorial: yo creo que no paso del nivel uno.

Yo siempre en el primer nivel de tantas cosas.

Y eso que me despedía de mi curso de crítica y teoría literaria enfatizando lo imprescindible que es hoy en día la alfabetización informática, o cyberliteracy...

El 10, la medida de todas las cosas




Martes 20 de mayo

Férrea disciplina


Obedience Ignorance Fear
En el día de la fecha redactamos este escrito sobre el tema de siempre: nuestra estúpida exclusión del postgrado, por pacto previo, o férrea y marcial disciplina, de un grupo de catedráticos y adláteres—grupo de investigación y de apoyo mutuo.

Remitentes: Dres. José Ángel García Landa, Beatriz Penas Ibáñez (Departamento de Filología Inglesa y Alemana).
Destinatario: Sra. Presidenta de la Comisión de Postgrado del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
Asunto: Petición de docencia en el postgrado de Estudios Ingleses y de inclusión en su Doctorado conforme a derecho.
Fecha: 21/5/2008



Sra. Presidenta de la Comisión de Postgrado del Departamento de Filología Inglesa y Alemana:

En la memoria del Doctorado del postgrado en Estudios Ingleses publicada por la Universidad de Zaragoza
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/
se definen así los requisitos y características del profesorado encargado de su impartición y de la dirección de tesis:

"Con carácter general, para ser profesor del Doctorado perteneciente al Programa de Postgrado en Estudios Ingleses se requiere un mínimo de cinco años de experiencia docente universitaria en el campo de los estudios ingleses, además de un currículo docente e investigador adecuado y suficientemente relevante en dicho campo. Los profesores responsables de la dirección de tesis serán Doctores en Filología Inglesa (o equivalentes), con capacidad para dirigir tesis según la normativa vigente en la Universidad de Zaragoza (un sexenio de investigación positivo como mínimo) y con una trayectoria de investigación que se adecue a las líneas, los objetivos y la orientación académica del Programa de Doctorado."

Estas líneas han sido definidas como sigue en esa misma memoria:

"tres grandes campos: la literatura moderna y contemporánea en lengua inglesa; la cultura y el cine en los países de habla inglesa; y el análisis retórico intercultural del discurso académico en lengua inglesa y su impacto en la construcción y difusión del conocimiento científico. Estas tres áreas corresponden a tres líneas punteras de investigación del Departamento de Filología Inglesa y Alemana, desarrolladas por tres de los equipos de investigación actualmente existentes, reconocidos tanto a nivel nacional como autonómico, y que serán responsables de la docencia del Programa de Postgrado en su conjunto."

Se observa en este párrafo la insinuación de que únicamente los miembros de los tres equipos mencionados podrán ser profesores en el postgrado y Doctorado—y a este planteamiento se atiene la lista efectiva de profesores incluidos, únicamente los pertenecientes a esos equipos.

Este requisito fue declarado contrario a derecho por el Rector en sus resoluciones de fecha 22/12/06 (relativa al Doctorado) y de 14-5-2007 (relativa al postgrado) El mismo Departamento, en consejo de fecha 15/2/07 modificó su memoria de doctorado para suprimir (al menos en apariencia) estos requisitos abusivos que como vemos no han desaparecido de hecho. (ANEXO I: Resoluciones y acta del Consejo de Departamento).

La decisión del Rectorado iba determinada por el hecho de que existen profesores habilitados por la normativa de la Universidad de Zaragoza para la participación en programas de Doctorado, que además cumplen el requisito académicamente comprensible de trabajar en estas líneas—y que de hecho han compartido muchas publicaciones con los miembros de estos equipos en dichas líneas de investigación. Lo que el Rectorado consideró abusivo es la exigencia de que se pertenezca a unos equipos de investigación determinados—criterio que como se ve es el único que nos excluye, antes como ahora.

Solicitamos que la coordinadora del programa, la Dra. Onega, junto con los demás profesores del programa, revisen sus criterios para ajustarlos a las resoluciones del Rectorado mencionadas, y que nos incluyan entre los profesores del postgrado, ya que cumplimos todos los requisitos exigibles y hemos expresado reiteradamente nuestra voluntad de participar en este programa.

En concreto, la Dra. Penas solicita impartir docencia en la asignatura de "Alternativas al Canon", y el Dr. García Landa en la asignatura "La representación: formas, métodos y problemas".

Pedimos por tanto que el turno de elección de docencia en asignaturas de postgrado por parte del profesorado de este departamento no se interrumpa al llegar a nosotros, tal como viene sucediendo desde la entrada en vigor de este programa, y que no seamos objeto de un acoso administrativo y laboral siempre injustificable, pero aún más en este caso en el que ya existen dos resoluciones del Rectorado al respecto.

Exigimos que, de no atenderse a nuestra petición, la coordinadora del programa proporcione una explicación razonada y académicamente coherente de los motivos de nuestra exclusión. Queremos hacer notar que este asunto quedó mal resuelto el curso pasado, lo cual motivó que fuese sometido a recurso contencioso administrativo, proceso que se va a ver en Juzgado Contencioso/Administrativo nº 3 de Zaragoza el 6/5/2009. A este proceso judicial tenemos intención de aportar la respuesta que den a este escrito la coordinadora del Postgrado o el Consejo de Departamento.

Aunque la coordinadora no puede tener dudas sobre la existencia de abundantes publicaciones de Calidad Reconocida en nuestros currícula, y en las líneas maestras del programa, gustosamente los ponemos a su disposición, así como a la disposición de las comisiones relevantes. (ANEXO 2: Currícula). Después de tantos años trabajando en el mismo departamento, asistiendo a los mismos congresos y publicando en los mismos libros, y una vez se nos apliquen igualitariamente los criterios de cuerpo y antigüedad que rigen férreamente en la elección de docencia para los demás profesores, puede constarle perfectamente nuestra mayor idoneidad que la de otros profesores actualmente participantes en este programa. Esto es, si se emplean criterios objetivos y ecuánimes, los únicos válidos en la Administración Pública.

Protestamos una vez más enérgicamente por el maltrato recibido y por la falta de voluntad general para solucionarlo.

Enviamos este escrito, además de a la Dra. Onega, al Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana, y a las dos comisiones competentes de la Universidad, la de Postgrado y la de Doctorado, esperando que alguna de estas instancias ampare nuestra petición en este asunto que ya debería estar más que resuelto para la Universidad.

Zaragoza, 21 de mayo de 2008



José Angel García Landa            Beatriz Penas Ibáñez

Es de notar que en ningún punto de la cadena de profesores, Gran Cadena del Ser en la que se elige docencia por turno de jerarquía y antigüedad, nadie disputa la docencia a nadie de mayor antigüedad en el puesto—excepto en lo que se refiere a nuestro caso: ahí hay consigna de barra libre, y voto masivo en contra nuestra. Al igual que hay consigna (consigna jamás mentada, entiéndanme—es que no es preciso ni hacerlo) de no cuestionar la precedencia jerárquica en ningún caso sino en éste que ha sido señalado por los catedráticos.

Y si es posible, se nos echa además en cara que pedimos estas asignaturas sólo porque somos más antiguos, y no porque tenemos mayor currículum—que lo tenemos. O incluso se dice, y se hace constar en acta, con el visto bueno de la Dirección del departamento, que no somos asignables para la docencia en un máster de "Estudios textuales y culturales en lengua inglesa" ni somos especialistas en estas materias, cágate lorito.

O, viceversa, que como no hemos sido admitidos al postgrado así porque no, nuestras líneas de investigación (las nuestras y sólo las nuestras) no son relevantes para este postgrado. Cuya coherencia académica y disciplinaria exige que se vea integrado únicamente por especialistas en narrativa inglesa, en cine, y en la función metadiscursiva del discurso académico—como quien dice un cóctel de patatas, coca cola y chanel 5.

¿A esto, cómo se le llama? ¿Hipocresía, quizá? ¿O la conjura de los disciplinados?




PS (5 de junio):

Al igual que hicieron la Dra. Onega y la presidenta de la comisión de postgrado, Dra. Herrero, el director del departamento, Dr. Guillén, decide en el Consejo de hoy ignorar el escrito que le habíamos dirigido, y no darle trámite, alegando que es el mismo asunto de siempre y que seguimos a la espera de una respuesta más clara del Rectorado, o de la resolución judicial. Así que no se elaborará, como pedíamos, ningún informe dando razón de por qué (según declara la Dra. Onega) no somos especialistas capacitados para impartir docencia en postgrado, ni hacemos una solicitud de docencia coherente. El director ha intentado escurrirse, no diciendo ni que sí ni que no ni todo lo contrario—sin querer que constase en acta ni siquiera su negativa a elaborar ese informe o a contestarnos—vamos, ni siquiera lo que acababa de decir. Para que no quede ni rastro administrativo de nuestra solicitud. Ante eso, pido que se incluya en el acta este texto, en la sección de Ruegos y Preguntas:

"Ruego conste en acta mi pregunta a la Dirección sobre el informe solicitado en escrito de fecha 21/5/2008 pidiendo que se dé una justificación académicamente coherente de nuestra exclusión del postgrado (de la Dra. Penas y mía) y de las palabras de la Coordinadora del Postgrado en el Acta 8 de la Comisión de Postgraod aduciendo que "no somos especialistas" en esas materias—un criterio supuestamente experto que nos excluye.

Ruego conste asimismo mi protesta ante la negativa de la Dirección a tratar esta cuestión o elaborar dicho informe, así como ante las evasivas de la Dirección para evitar que haya siquiera mención de su postura en el acta de esta u otra sesión del Consejo de Departamento."

Una actitud que me ha parecido inaudita—adjetivo éste que ha molestado al Director, al parecer. Más nos molestan a otros que se den semejantes actitudes inauditas por parte de esta dirección, y de la anterior, y de la anterior, todas sumisas a los dictados e instrucciones de la Dra. Onega—pues estas medidas de acoso administrativo a quienes exigen que se respeten sus derechos y se les trate con equidad tienen efectos muy negativos sobre nuestro trabajo y sobre la atmósfera que se respira en nuestro departamento.

Aclaremos, por fin, para terminar, que el asunto sometido a juicio es la asignación de docencia del año pasado. Y que ahora protestamos por la asignación de docencia para el año que viene, que promete seguir exactamente los mismos criterios.


Inactividad de la Administración





Lunes 19 de mayo

Scientific Commons

Aparecen cuatro publicaciones mías así al azar en un sitio llamado ScientificCommons—al parecer procedentes de este Repositorio Institucional de la Universidad de Alicante, donde también me han repositado. Este ScientificCommons no lo conocía pero debe ser de buen tamaño: aparece entre mis primeros resultados buscando por Yahoo. Donde valgo hoy unos 59.200 resultados Yahoo.

Observo también que en el directorio de Google está la bibliografía en primer lugar (para bibliografías de literatura)... en primer lugar alfabético: claro, para eso la titulé astuta y alfabéticamente A Bibliography of Literary Theory, Criticism, and Philology. Pero oigan: en la clasificación por PageRank está la quinta, cosa que (si Google no es un bluff) tampoco es moco de pavo: la primera está la de la MLA, cómo no, la segunda una de la Universidad de Georgetown. Pero es que son muchos contra uno, muchísimos, vaya. La tercera y la cuarta de la lista, en cambio, son pesos pluma comparados con la mía.

Ego-ogle










Números

Después de jubilarse como maestro, mi padre se está dedicando a repensar la manera de enseñar a leer y a contar a los más pequeños. Se inventó un sistema para aprender a leer rápidamente con letras mayúsculas a la vez que juegan los niños con cubos; y ahora enseña a los pequeños a escribir números y a contar con estos ejercicios de matemáticas que acabo de poner en la red: Números para niños. Pero cuidado: es para que un mayor se lo mire primero cuidadosamente, y luego guíe al niño mientras los hace. Como toda buena educación, ésta requiere atención personalizada.

Cubos






Domingo 18 de mayo

Duffy - Warwick Avenue

"Es que es como Elvis Presley, pero en mujer":



Zaragozando y tarareando




Mis debates de hoy

– En Babel's Dawn, a cuenta de este artículo sobre la evolución del lenguaje y sus bases biológicas—en especial la evolución de la laringe en los homínidos:

Interesting about the hyoid. Can we establish a sequence of hyoid bone evolution for the different homo species? Are there any hyoid remains from Homo Erectus, Homo habilis or the australopithecines? Can the evolution of the larynx have something to do with the erect posture (no doubt it has, but are there studies which try to reason to which extent)? So many questions, sorry...


– En Mi Literaturas, en la discusión sobre si "¿Publicar es necesario?"

Creo que a estas alturas habría que reformular la pregunta, para extraer su auténtica intención:

¿publicar en papel, y vender esos libros, es necesario?

Parece que para unos sí y para otros no. Pero para todos es deseable.

En mi opinión, corriendo tras ese objeto de deseo, más de uno se va a dejar los cuartos (o invertir muchas horas, un número desproporcionado, para obtener pocos cuartos como la prueba de que se ha llegado a algún sitio).

Es una manera como otras de engañarse a uno mismo. De ese esfuerzo extra invertido por los autores que se autoflagelan, los editores harán su agosto. Y un escaso agosto, que la competencia está fuerte.

(Me recuerdan la importancia de soñar y proponerse metas de superación personal, como Pablo Coelho...):

Ah... pero, ¿y cuando no se logra? Porque es muy bonito para los optimistas como Coelho proponerse metas muy altas, y soñar, etc., pero luego llegan los despertares, y si las metas eran muy altas resulta que la mayoría se han quedado por el camino. Nos fijamos en los que llegan, pero a mí me llaman igualmente la atención los demás. Y sobre todo, como digo, el aspecto de zanahoria para nuestras vanidades que tiene toda este juego de la literatura y la publicación. Más de uno le labra el campo entero al vecino, y al final ni siquiera se come la zanahoria.

– Y en Tecnocidanos, a cuenta de esos nuevos juegos de ordenador que hacen a la gente colaborar en proyectos de investigación complejos haciendo de curritos mientras se entretienen matando marcianos o resolviendo puzzles— "Ciencia Tetris":

Bueno, los jugadores serán en todo caso mano de obra barata (gratuita) para el proyecto de investigación, pagados en entretenimiento. O igual una vez plegada la proteína se publica el resultado con una lista de firmantes encabezada por el diseñador del programa y tres millones de nombres más. O igual se incluye sólo al que le sonó la flauta... lo cual sería injusto quizá con los demás. En todo caso sí son maneras de coordinar esfuerzos colectivos muy interesantes, y posibilitadas por la Red. Aunque en medio de tanta cooperación, la idea misma de darle el Nobel a alguien va perdiendo sentido. Claro que aún están a tiempo de premiar a Cerf y a Berners-Lee, y a Brin y Page, y a unos cuantos más que llevan de retraso en este sentido.

No-vedades






 Sábado 17 de mayo

Le reste du temps

Une chanson et une vidéo à couper le souffle.




Les chemins de traverse



Viernes 16 de mayo

Complainte du partisan

Chanson d'Emmanuel Astier de la Vigerie ("Bernard") et Anna Marly. Bien que je mélange les paroles anglaises (après tout, elle a été écrite à Londres en 1943) je lui rends sa fin désabusée, en supprimant les espérances futures ajoutées par cet optimiste de Leonard Cohen.






C'était bien


la pluie
Les années d'autrefois

Chanson de Richard Cannavo et de Gérard Jouannest, qui m'accompagne depuis... depuis...
Non, je ne m'en souviens plus. Depuis les années d'autrefois. Avec Juliette Gréco bien sûr.







Non monsieur, je n'ai pas vingt ans


Jueves 15 de mayo

Bardadrac

Bardadrac (2006) es una especie de autobiografía o blog o cajón de sastre escrito por Gérard Genette, que no tiene otra autobiografía conocida, ni blog, ni quizá otro cajón de sastre. Consta de recuerdos, escenas, asociaciones, evocaciones de sitios favoritos, ideas que le rondan, notas sobre viajes y estancias, personas de su vida, aficiones, curiosidades, chistes, observaciones irónicas sobre la gente, definiciones paradójicas, a la manera del Diccionario de Ideas Recibidas o del Diccionario del Diablo... todo ordenado alfabéticamente a modo de diccionario, o quizá más bien desordenado alfabéticamente, pues la palabra que titula cada entrada y la ubica en el conjunto tiene a veces una relación indirecta con su contenido: "de ses entrées, on pourrait dire, comme l'auteur des Coches: 'Les noms de mes chapitres n'en embrassent pas toujours la matière; souvent ils la dénotent seulement par quelque marque'. Reste parfois, si l'on y tient, à deviner laquelle, et selon quelle figure". Bajo el signo de Montaigne (primer bloguero), pues, se coloca este bric-à-brac mental, una de esas obras light en las que los autores se relajan y se dan rienda suelta.

Resulta de esta estructura alfabética un curioso efecto de autobiografía simultánea, vida vivida en muchos tiempos a la vez, no lineal sino complejamente anacrónica: lo cual es en muchos sentidos más fiel a la verdad que otras estructuras más lineales. Los episodios se suceden sin orden cronológico, es verdad, pero es que en nuestra vida sólo se suceden en orden cronológico la primera vez. Luego, todas las veces que volvemos a un episodio, un recuerdo, un verano, una escena—(¿y para qué valen aquéllos a los que no volvemos nunca?)—todas las demás veces, digo, el orden es imprevisible y caótico. Cuántas veces habré estado yo este año, mentalmente, en la granja de los abuelos en Francia... Otro efecto de experiencia auténtica revivida se produce con la inclusión de ideas fijas, curiosidades, y aficiones. Nuestra vida está repleta de estas cosas, que en una autobiografía normal quedarían también por los márgenes, si la autobiografía se preciaba, o desaparecerían para dejar sólo un trayecto de crecimiento, trabajo, familia y amistades—sin las ideas, paisajes y observaciones que nos rondan la cabeza, y de las que está tan hecho el día a día y el momento a momento. Así empieza la entrada correspondiente a Bardadrac:

Bardadrac. Par ce vocable de sa façon, Jacqueline désignait un sac aussi vaste qu'informe, qu'elle traînait partout, au-dedans comme au-dehors, et qui contenait trop de choses pour qu'elle pût jamais y en trouver une seule. Mais la certitude trompeuse qu'elle y était la rassurait, et le mot s'appliquait par métonymie à son improbable contenu, par métaphore a toute espèce de désordre, et par extension à l'univers entier, environs compris. Il faisait tache d'huile, en extension, en compréhension, en usage et en mention. Il devait rester dans l'idiome de la famille, et même un peu du village. Je souhaite qu'il s'étende au-delà.

Pues aquí contribuiremos diciendo que la vida, y las obras que a ella se amoldan, como los blogs, son también un bardadraque de éstos. Los acarreamos a cuestas y sus contenidos reaparecen y vuelven a salir a la luz en orden impredecible.bardadrac

Hay en este libro también, como se ve, mucha semántica, mucha reflexión estética y mucha calderilla semiótica, curiosidades y excepciones que no han cabido en los libros de teoría crítica de Genette; a veces en un tono desenfadado, escéptico o menos serio, ironiza sobre la profesión profesoral y la disciplinada disciplina, sobre sí mismo, o sobre sus críticos, sus maestros y sus "admiradores". Me gusta esta anécdota sobre Roland Barthes:

en estos mismos años setenta, al acabar una larga defensa de tesis, antes de levantarse y salir de la sala, rasga una hoja de papel y, a falta de papelera, deja los trozos en la mesa del tribunal. Como yo aún no había salido, me pregunta una estudiante si puede recoger el precioso manuscrito. Le contesto que desde luego yo no tengo ninguna autorización ni para dar ni para negar nada, pero que puede en todo caso hacer como si yo no estuviera allí. Recompone ella la hoja rasgada, y constatamos juntos que —grado cero absoluto— está virgen de toda inscripción. La estudiante fetichista se lleva sin embargo esos fragmentos, que quizá un día aparezcan en alguna exposición realmente exhaustiva. Poco después le pregunto a RB la clave de este misterio. "Muy fácil", me contesta: "no quería que viesen que no había encontrado nada digno de anotar en toda la sesión. Pero sin duda mejor habría hecho llevándome esa página en blanco."
Vamos, que la ausencia de huella sigue siendo una huella. (433).


También se compara el bardadrac a los platos culinarios misceláneos, tipo zarzuela de pescado u olla podrida, donde todo cabe. Invita Genette asimismo a desarrollarlo mediante la lectura, pues al texto acumulativo del autor se suman las propias asociaciones del lector. Que tiene que traer algo de su parte si quiere sacar algo en limpio también—al menos empatía.  A mí no me es difícil empatizar con el libro éste: Genette siempre me ha parecido ameno aun escribiendo teoría literaria (fue toda una revelación intelectual encontrarse con sus libros en los ochenta) y ahora muchas veces me he reído a carcajadas si es que con el humor socarrón se puede reír uno a carcajadas, y se puede.

También es un libro nostálgico, sin embargo, que nos lleva constantemente a sus recuerdos de infancia, esos que se vuelven más insistentes con los años, a las casas que hemos perdido de vista, a los baños en el río con los amigos, y a los coches que teníamos el siglo pasado. Y los avatares de la profesión, las visitas internacionales, los éxitos críticos, aun en un personaje tan destacado como Genette, quedan como una curiosa ilusión, esfuerzos y ajetreos casi insustanciales, dreams, empty dreams, que han pasado en un suspiro, vistos desde la atalaya desengañada de la jubilación. La luz del verano brilla más en los recuerdos cuanto más atrás nos remontamos.

Escríbanse unas memorias parciales; divídanse en secciones; únase esto a un batiburrillo de notas, divagaciones y observaciones, mézclese con los intertextos de hace años que nos rondan por la cabeza. Extráiganse palabras clave (clave secreta, clave obvia, o no clave, para despistar) al azar, procurando que las haya abundantes, comenzando por todas las letras del alfabeto. Ordénese (desordénese) alfabéticamente... y bardadrac personal al canto. Y se verá que en la vida llevamos a cuestas un equipaje de recuerdos adquiridos al azar, por las circunstancias, por los avatares de la vida y de la gente que nos ha tocado al lado. Y que vuelven y vuelven a reaparecer, con una lógica a la vez arbitraria e inflexible, porque no nos hemos librado de todo eso, que es lo que nos iba haciendo y no lo sabíamos, y nos enteramos ahora que (habiendo llegado al final) sabemos por fin quiénes íbamos a ser, y quiénes hemos sido.

The Stone Diaries


Everybody knows

Canción que era de Leonard Cohen, hasta que la hice mía





Ahem... Segunda toma:
 
Dance me to the end of love


Miércoles 14 de mayo

Désormais

Ou bien dorénavant.


C'est écrit



Concentraciones silenciosas

Hoy nos llega al personal de la Universidad de Zaragoza este mensaje:

Se comunica que a las 12 h. de hoy, miércoles, 14 de mayo, habrá una concentración silenciosa de 1 minuto como manifestación de condena por el último atentado terrorista.

La concentración se celebrará:

- Los centros del Campus de la Plaza de San Francisco se concentrarán en la parte trasera del edificio Interfacultades, junto al estanque,
- En el Campus Río Ebro, el acto tendrá lugar en la Plaza de las Ingenierías.
- En el resto de centros, la concentración se hará en la puerta  de cada uno.

Se invita a toda la comunidad universitaria a sumarse a esta concentración.

También he visto otras convocatorias a concentraciones de ayuntamientos, del Foro Ermua, etc.

Ya llevábamos varios años sin estas convocatorias y concentraciones: hace unos años, sin embargo, eran moneda corriente estas concentraciones, y yo solía ir. Pero ya no iré más, me parece. Me parece que me parece... contraproducente. O, como poco, perfectamente inútil.

Ahora bien, me parece bien que la gente vaya si les ve alguna utilidad, o si es así como mejor expresan su rechazo al terrorismo. Nada que objetar en ese sentido—y sin embargo también yo tengo derecho a expresar lo que me parecen.

Estas concentraciones son ambiguas. Por una parte, son un gesto de apoyo a las víctimas, de rechazo del crimen, una manifestación de solidaridad social y de apoyo a la convivencia en paz en el orden político generalmente aceptado. Hasta ahí, bien y amén, como he dicho.

Por otra parte, el interlocutor de estas concentraciones es (en parte al menos) la banda terrorista, a la que se pide que deje de matar, que se inserte en vías de convivencia, etc. Y esto ya me parece menos bien. Entiéndase: lo que me parece menos bien es que se sitúe a la banda terrorista en la posición de interlocutor de nada. A los terroristas no hay que hablarles ni hacerles razonar: hay que detenerlos, juzgarlos, etc.—en todo caso y a una mala hay que hablar de ellos, en tercera persona, como hago yo aquí, pero incluso eso debería sobrar en una sociedad bien ordenada. No deberían ser cuestión en absoluto, y sus acciones no deberían ser más relevantes que las de cualquier acuchillador de esposas o conductor kamikaze. A esos no les hacemos concentraciones, ni los tomamos como interlocutores, ni intentamos razonar con ellos en plan "¡Deponga su actitud, señor! ¡Sea razonable!" Al trullo, y punto.

Así pues, en la medida en que estas concentraciones dialogan con el terrorista (e insisto en que su interlocutor es ambiguo, o flotante, o múltiple), cometen un error de base.

Un error de base, el diálogo con el terrorismo, que ha sido el numerito central de la pasada legislatura Zapatero: espectáculo grotesco con mentiras públicamente emitidas por las pantallas, fiasco monumental con traca final en Barajas, repetición abyecta de la jugada tras la "ruptura de la tregua", insultos a quienes denunciaban que el rey iba en cueros, y, en fin, más indignidades y ridiculeces de las que nadie quiere recordar. Un ridículo abyecto, inmenso, nacional —qué digo, internacional, con el traslado de la cuestión al Parlamento Europeo. Un plató para piruetas legales, iluminado ante el votante embobado, donde el también iluminado presidente protagonizó el espectáculo del mayor de los ridículos y la puesta en evidencia, en público catafalco, de su total falta de criterio y de visión política—diga lo que diga el Rey, otro que va en cueros, éste.  

Fiasco grotesco, el plato fuerte de la pacificación de Euskalherria,que sólo se ha vuelto más grotesco cuando el memo del electorado da por bueno todo lo hecho. y reelige al Talento para que repita. Para que repita todo. Y es que, bravo por el show, ha logrado no sólo lucirse él sino que se ponga en evidencia el borreguismo global de la nación de naciones, ceguera voluntaria, a conciencia y con repetición de la jugada. Pero con brío, vamos: tapándose los ojos con los puños y cogiendo carrerilla para abalanzarse a tropezar con la misma piedra.

Bien, de eso ya hemos hablado por aquí mucho, demasiado (por mucho que nos sorprenda el tener que volver a hablar del tema), pero era por dejar claro en qué contexto y en qué país tienen lugar estas concentraciones silenciosas.

Es útil que sean silenciosas las concentraciones, porque así cada cual piensa que está haciendo lo que quiere. La autoridad se despacha con unas generalidades que no compromenten políticamente a nadie, y luego aplauso y a correr. Y cada cual es libre de seguir pensando que esto se arregla suspendiendo la autonomía vasca (unos), o renovando el pacto antiterrorista (otros) o dándole a la Eta lo que pide, "por qué no lo hacen de una vez" (otros—de estos patéticos hay muchos). Y así el expediente queda cubierto y aquí no  ha pasado nada de nada. Si tomase la palabra cualquiera de éstos, uno para insultar a los etarras, otro para criticar a Zapatero, otro para poner verde al gobierno vasco por sus subvenciones y apoyo al entorno etarra, otro para pedir que les den la independencia ya, otro para aclarar que esto es un episodio indeseable pero inevitable en un contexto de colonialismo, etc.—pues se vería que el tema no tiene solución, y que toda unidad es fingida a poco que se rasque la superficie.

Las concentraciones de protesta comme il faut se hacen contra el gobierno, siempre contra el gobierno, no contra los carteristas y rateros. O mejor dicho contra el desgobierno: contra las autoridades torpes que causan problemas en lugar de solucionarlos. No así estas concentraciones: estas son inspiradas por la Autoridad, y van destinadas más que a otra cosa a evadir responsabilidades y confundir la cuestión—en el silencio donde no se sabe qué es lo que condena cada cual. Vamos, que aunque la intención de los que van sea buena, tanto da ir como no ir.

De hecho, la mayoría de la gente (el 99'9 %, supongo) no va a estas concentraciones. Y desde luego no cabe suponer que apoyan a la Eta, ni que la condenan, ni todo lo contrario. En todo caso cabe suponer que así, a ojo de buen cubero estadístico, participan de un sistema social que a la vez que condena mayoritariamente al terrorismo, sí que favorece su actuación con ciertas actitudes—las famosas subvenciones al entorno, las famosas mociones de censura que no llegan, el famoso proceso de paz tan cacareado y usado contra el PP y contra los críticos de ese proceso...

En una república bien ordenada, estas cosas no sería cuestión. No habría alcaldes y concejales y diputados que jalean a los terroristas, o los comprenden o defienden o justifican. Habría terrorismo, eso sí, en la quinta página del periódico, porque no sería cuestión de posicionamiento político relevante—como los cortacarnes de la violencia doméstica. No habría concentraciones de este estilo, porque serían redundantes: la condena al terrorismo vendría de oficio con el orden social decente—y por tanto no habría la menor ambigüedad sobre si se está cometiendo una vez más el error de tomar a una banda de facinerosos como interlocutores políticos. Con buena intención o con ignorancia.

Por desgracia, esta idea, que hay que negociar con los facinerosos, o que hay que ponerles puente de plata a los piratas, está a la orden del día. Es lo que opina la mayoría de la población española, o es lo que apoya con su voto. Y en esas estamos. En estas circunstancias es imposible concentrarse.

El gobierno no acepta chantajes

















Martes y trece de mayo de 2008

Incestos: ¿en el mismo cesto?

Tras su defensa del suicido como (el) acto que nos hace más humanos, Víctor Gómez Pin protesta contra el apelativo de "monstruo" aplicado al ogro Fritzl, y arguye que el hecho de la consanguinidad de violador y violada es (prácticamente) irrelevante. El incesto es puramente cuestión de relaciones legales entre roles familiares legalmente definidos, no realmente entre parientes consanguíneos en primer grado, arguye. Lo contrario sería para Gómez Pin (una vez más) someternos a la facticidad del hecho biológico y renunciar a la ley social que edificamos como algo diferente de las leyes biológicas:

"desde luego esta variable cuenta... pero cuenta en menor grado. Estamos obligados a que cuente en menor grado; lo contrario equivaldría a tirar por tierra lo que caracteriza a la sociedad humana en relación a las demás sociedades animales, a saber, que la ley prima sobre el orden biológico. Por decirlo llanamente: el caso Fritzl no sería menos tremendo si Elisabeth fuera hija adoptiva, y no biológica, de Joseph."

Y yo, como siempre, disiento y comento:

Creo que no son totalmente exactas estas apreciaciones sobre el incesto. Obsérvese que la ley social presupone la biológica, aun en los casos en que parecería escapar a ella. Edipo no se acostó con su madre "oficial", ni mató a su padre "social", pero sí a los biológicos— y por tanto a los sociales, q.e.d. Es una de las lecciones del mito: que lo social no puede escapar totalmente a lo biológico ni anularlo, o, si se prefiere, que no podemos trascender totalmente nuestra naturaleza animal por mucho que la sociedad pretenda edificar un orden puramente humano. No hay tal.

Y puntualizo además que, diga lo que diga el Filósofo, desde luego que Herr Fritzl es un monstruo—un monstruo moral. No es que a Fritzl se le llame monstruo metafóricamente, como parece creer Gómez Pin, sino al contrario muy literalmente. No tiene, en efecto, una trompa en la frente. Pero desde luego no ha desarrollado ciertas potencialidades humanas que muchos consideramos mínimas, mientras que sí ha obtenido un título de ingeniero (como nos recuerda el filósofo). Y allí está la monstruosidad, en esa descompensación muy real—y peor que una microcefalia.

Dicho esto, me parecen muy interesantes (conceptualmente hablando) todas las zonas de gris entre incesto y sexo legal, así como entre la normalidad y la monstruosidad—que quizá sean todo tonos de gris. Así, por ejemplo, los incestos entre hermanastros de padres y madres distintos, en parejas recasadas, que se crían como hermanos pero luego se casan ellos al divorciarse sus padres. O los morreos entre hermanos. O el caso Byron. O el caso Woody Allen, otro monstruito según quien lo mire. Monstruos hay, pero lo que no hay es una frontera tajante entre los monstruos y los no monstruos. Algún monstruito más o menos grande siempre se pasea por nuestro interior. Y los monstruos también son gente normal en gran medida, o muchas horas al día. Que le pregunten si no a los vecinos de Fritzl.

¿Qué nos hace sujetos humanos?





Lunes 12 de mayo de 2008

La opinión brilla por su ausencia

(Comentario enviado hoy al Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza)

¿Hay algo sobre lo que opinar o debatir en esta universidad? Es pasmoso el nulo uso que se hace de este foro de opinión (el Rincón de Opinión) único en su género en nuestra Universidad.

¿Será que no hay nada públicamente opinable? Porque seguro que la gente en corrillos o pasillos o cafés o reuniones de grupitos sí que opina. Pensar lo contrario sería ya dudar de la realidad en la que vivimos (aunque a veces entran ganas), y tener que preocuparse muy seriamente sobre las capacidades de pensamiento independiente del personal.

La cuestión es: ¿Por qué no existe debate público en esta universidad? Yo he pensado a veces que el Rincón de Opinión no es adecuado para muchos tipos de información o debate posibles o relevantes y que cumplirían mejor esa tarea foros más específicos para cada centro o titulación. En una entrevista con el Adjunto al Rector para la informática y comunicaciones me dijo que era totalmente imposible desarrollar estos medios. En su ausencia, uno pensaría que el Rincón de Opinión debería estar sobrecargado, a pesar de sus obvias limitaciones: pero espeluzna (a mí me espeluzna) su falta de uso—siendo que no hay nada más.

¿Por qué no opina nadie en esta universidad? ¿Por qué en el blog de uno de los candidatos a rector no había comentarios, y en el otro sí había, pero la gente escribía comentarios anónimos en general? ¿A qué tanto miedo? ¿Feudalismo? ¿Paranoia? ¿Hiperprudencia y discreción? Puede ser muy loable la discreción, pero un exceso de ella puede petrificar el ambiente y el pensamiento crítico.

Más relevante, quizá: ¿Por qué los grupos de "pensamiento político" o "corrientes ideológicas" de nuestra universidad tampoco tienen un foro público de debate—ni siquiera un ideario o programa contrastable? ¿Qué pasa aquí? ¿Le extraña a alguien? ¿Le preocupa a algún representante o representado todo esto? ¿Opina alguien al respecto?

Perdonen, pero es que me cabreo.

Buenos días.

PS: Me pasa fernand0 esta página del grupo Plataforma donde hay enlaces a páginas de otros grupos
http://www.unizar.es/plataforma/
También parecen un poquito monodireccionales las que veo, sin embargo...

—y así le contesto a fernand0:

gracias por la información. A veces hablo sin saber, claro que ese es el problema, por qué no sé... ¿Hay enlace a estas cosas en la página de la universidad? A veces me parece que hay una voluntad deliberada de borrar pistas o de impedir que sean accesibles fácilmente desde la Universidad o desde los centros las cosas que hay por Internet que les afectan. ¿Para cuando una sección de blogs de la universidad en la página universitaria? (...)  No una plataforma de blogs, sino una página que los recopile. Como plataforma de blogs ya están los "Arablogs" del CATEDU aunque creo que hay pocos de la Universidad, igual me equivoco. Claro que si en la universidad no van a poner una de blogs, si no hay ni siquiera una página que recopile a esos "grupos de pensamiento" polí­ticos... porque yo no la he visto; hay una de colectivos culturales pero tampoco es que haya mucha web por ahí­. Supongo que si interesase los blogs ­ se enlazarí­an unos a otros, pero yo no veo tampoco muchas redes de ese estilo, al menos no en mi facultad. Igual es que me entero de poco, o no está muy visible lo que hay. Si algo se mueve, o se va haciendo visible, que supongo que sí, es muuuy despacito. Saludings.

Blogs en la Facultad




Domingo 11 de mayo de 2008

De romería

hemos estado por Santa Elena; de ahí viene esta foto de Bea y Álvaro, y unas cuantas más que he puesto en el fotoblog.

bea y abo

I, an eye


Sábado 10 de mayo de 2008

Monsieur Verdoux

Una de las últimas películas de Chaplin, una película curiosamente fallida pero interesante precisamente por su tono ambiguo y la autodramatización ambivalente, casi chirriante, del viejo cómico en el papel de un asesino en serie. Esta película puede verse en el contexto de los problemas de Chaplin con la ley, investigado por su conducta sexual inmoral y por sus relaciones problemáticas con jovencitas (sin contar las sospechas de comunismo, etc.):

"Chaplin’s biggest public-relations misstep may have been the film he released in 1947: Monsieur Verdoux, a parable about a poor Frenchman (played by Chaplin, who also co-wrote and directed the movie) who marries and kills rich widows for their inheritances so he can support his crippled wife and young son. In the movie’s climactic courtroom speech, Chaplin asks, “As for being a mass killer, does not the world encourage it? Is it not building weapons of destruction for the sole purpose of mass killing? Has it not blown unsuspecting women and little children to pieces? And done it very scientifically? As a mass killer, I am an amateur by comparison.” American moviegoers spurned what seemed like a justification for murder and an indictment of the United States. The audience at the New York premiere actually hissed."

Adding injury to insult, the House Un-American Activities Committee subpoenaed Chaplin that September; he responded by sending each of its members an invitation to Monsieur Verdoux. He was never called on to testify. A bill that could have led to his deportation had been introduced on the Senate floor two years earlier, and after it failed, the sponsor, William Langer of North Dakota, asked in March 1947 how “a man like Charlie Chaplin, with his communistic leanings, with his unsavory record of law-breaking, of rape, or the debauching of American girls 16 and 17 years of age,” could be allowed to remain in the country."

Esto viene de "Charlie Chaplin: Banned from America" en American Heritage.

En la película se presentan en clave de comedia un tanto agriada las aventuras de Monsieur Verdoux, asesino en serie de viudas. Chaplin recicla su personaje charlotesco (asociado con Monsieur Verdoux en diversos carteles promocionales, y en manera de actuar en las escenas cómicas), y lo convierte en un refinado asesino de señoras que al parecer también debe algo al Wainewright glosado por Wilde en "Pen, Pencil and Poison", y quizá a su Lord Arthur Saville. La película era políticamente incorrecta: tuvo célebres problemas con la censura por su planteamiento de base, intentando hacer simpatizar al espectador con el asesino, frente a las desagradables, feas o ridículas víctimas. El punto de vista crea simpatía, decía Wayne Booth, y si Chaplin no lo consigue del todo hay que reconocer que lo intenta mucho. Cuando Monsieur Verdoux renuncia a matar a una de las mujeres (no por casualidad una chica joven, bonita, algo ladronzuela y sin dinero)... bueno, es que casi parece el hombre un sensible y un dechado de ternura, un modelo de humanidad. Desorientadora sí que es la película, pues, deliberadamente, y provocadora. Chaplin toreó a los periodistas y críticos que lo acosaban como sospechoso de comunismo, y a los censores que le exigían cambios en el guión, y lo hizo casi con deleite.

También ofendió el que no se dejase consolar o confesar por el cura, ante quien se presenta como quien no tiene de qué arrepentirse; y con su abogado aún es más explícito: él mata sólo por "negocios" y es un insignificante aprendiz al lado de los héroes nacionales, que organizan guerras y matan a millares. "Los números santifican", es una crítica directa de Chaplin al poder coercitivo del Estado y al belicismo... pero ay, lo dice en justificación propia un asesino múltiple y estafador sentimental, un terrorista secreto de la violencia doméstica. Y su ánimo autoexculpatorio (es ésto lo que realmente ofende y turba de la película) parece en buena parte compartido por el director. Es revelador que los actos de asesinato nunca se presentan directamente, sólo se mencionan, con lo cual Monsieur Verdoux queda bastante exonerado, y el tono de su autoexculpación final lo presenta no tanto como el monstruo que dice el juez señalándolo (se vuelven todos a mirar, hasta Verdoux mira atrás), sino más bien como la víctima inocente de un sistema penal arbitrario e hipócrita.

En suma: que si es posible que cuando acusaban a Chaplin de filocomunismo no anduviesen desencaminados, cuando lo acusaban sus críticos de presentar una tesis inmoral o provocadora, hay que reconocer que lo hacía a sabiendas y quizá buscando pelea. Y sí: la tesis es políticamente incorrecta: se piense lo que se piense del antibelicismo, es hipócrita y abyecto, o deliberadamente ofuscatorio, el utilizarlo para justificar asesinatos domésticos—es curioso que tantos intelectuales defensores del Chaplin "perseguido por MacCarthy" no vean esto.  Un paso en falso tan deliberado requiere quizá una explicación más allá de lo meramente político.

 Chaplin no era asesino de viudas, evidentemente, pero en las vidas múltiples de polígamo de Monsieur Verdoux se presenta en clave de farsa una especie de versión alternativa de su propia vida de mujeriego y engañador. La trasposición es un tanto provocadora, y desde luego en su autoexculpación Chaplin no piensa por un momento en presentar a su personaje como otra cosa que un manipulador frío y despiadado, y a la vez sin embargo procura que simpaticemos con el personaje al hacernos compartir su punto de vista y tribulaciones. Las mujeres a las que manipula son patéticas, ridículas o carentes de interés. Y los asesinatos...  bien, Chaplin no asesinó a nadie, ¿no? Pero aparte de los "cadáveres" simbólicos que iba dejando atrás, al parecer sí forzó en diversas ocasiones a abortar a sus múltiples parejas. Y también a eso quizá se aplique la autoexculpación de que en efecto es un matador, pero a pequeña escala.

Hay una escena reveladora (para quien busque revelaciones) en este sentido. La única chica por la que parece sentirse atraído, y a la que sin embargo pensaba matar simplemente para probar su nueva receta de veneno, es como decimos una de las que se libran. Acababa de salir de la cárcel, y en sus maneras un tanto ligeras, acompañando a un caballero a su casa sólo porque la lleva con el paraguas, reconoce Monsieur Verdoux a una muchacha marginal, recién salida de la cárcel. Bien, pues simpatizan, y la chica le enseña un gatito que se había encontrado por la calle y llevaba escondido en su gabardina, criaturita que "adoptan" durante unos segundos. Le dan leche (que les sienta fatal a los gatos)—vamos, es como un bebé simbólico. Y OK: la chica es perdonada, Verdoux no le da el veneno, y la deja ir. Pero ni ella ni él se vuelven a acordar de que se tiene que llevar el gato: éste se ha volatilizado. Ojo, que la película está cuidadosamente diseñada y escrita y dibujada previamente escena a escena. El gato desaparecido parece un símbolo desplazado de ese hijo imposible que no va a tener Verdoux, o Chaplin, con esta chica.

Otra escena reveladora, en otro sentido, es con el hijo que sí tiene el Monstruo de Crueldad. Se nos presenta a Verdoux como un asesino que mata para mantener a su auténtica familia. Esto se hace con un poco de ambivalencia mental—a la vez aceptando y no aceptando sus explicaciones en este sentido. Y hay una escena en la que sí sale su mujer "real", paralítica, a los que sí quiere... o eso nos dicen; otras también lo apreciaban y acabaron en el horno. En todo caso estos personajes son presentados un poco de refilón y mala gana: no se desarrolla la relación de Verdoux con ellos, y desaparecen casi como el gato: en un momento dado se nos dice que Verdoux los perdió. Claro, ha perdido a tantos.... y sin embargo se espera (la película espera) que no cuestionemos esta versión. Se nos dice que vivió Verdoux su vida "necesaria" de crímenes como un sueño o una compulsión.... Y muerta la causa, desapareció el asesino. ¿Algo nos impide especular con que el propio Verdoux los mató, como a tantas otras personas? ¿No por necesidad, sino por gusto o adicción? Absurdo, claro... pero el que esto sea absurdo sólo demuestra hasta qué punto la película da por buena la versión del asesino en serie. Hay un partido decidido de aceptar sus autojustificaciones y su versión de los acontecimientos—no puede uno sino pensar que el director/guionista ha proyectado en el personajes más energías emocionales de las que parecen justificables, y quizá por una afinidad que diríamos no confesada si no porque está precisamente tan confesada, a su manera.

Es sólo medianamente interesante analizar Monsieur Verdouxdentro del marco de su ficción que nos propone. Su significado más revelador surge, como no podía ser menos, en relación a la autobiografía emocional y política de su director y protagonista. Y es un significado más bien desagradable, y que termina de aclarar por qué esta película es incómoda y rechina tanto. Una hipócrita denuncia de hipocresías muy reales, hipócritamente rechazada por el establishment e hipócritamente loada por la intelectualidad progre. Todo un caso, el caso Verdoux...

Rien de rien


Viernes 9 de mayo de 2008

Les amours perdues

Cantados por Juliette Gréco:



Seis mujeres de negro

 

Jueves 8 de mayo de 2008

Look at That!

Edmund Blair Bolles has been emphasizing in many posts of his blog Babel's Dawn the primacy of the linguistic function of directing someone's attention in order to explain the origin of language. In his post "Speech Includes Gesture" he comments on a paper by Simone Pika which compares children's and apes' use of gestures. He argues

"that the really peculiar aspect of speech is the presence of what this blog calls the speech triangle, and what Pika calls triadic form. That is, humans are peculiar in having a speaker, a listener, and an outside topic.

Dyadic gestures—actions used to attract attention to the actor—are common enough among apes, but informative triads among apes in the wild are almost unknown. (The one exception: a free bonobo once was observed probably pointing out human observers hiding in the bushes.) Pika says a little ambiguously, “It is therefore quite puzzling why only human beings comment on outside entities simply to share experiences.” I would put it a little differently. It’s quite puzzling how we came to comment on outside entities when no other animal seems to share the need. Once we can give a solid explanation for that puzzle, we will have come a long way in understanding why humans are different.

Because of the thoroughness of the Pika’s review I feel confident in taking the dyadic/triadic distinction as settled. A human peculiarity is our interest in and attention to neutral topics that have nothing to do with the brute facts of survival."

My commentary:

Quite illuminating. I would like to point out (ahem) that the ability to point outside the situation of dyadic interaction in a "triangular" way, peculiar to humans, has to do with the peculiar specular quality of dyadic communication. That is, if I am interactant A, I can only point out C to interactant B once I can take for granted that B can see what I can see, that is, that B is a subject like myself and constructs a perceptual world much like mine but "mirrored" (in the sense that he recognizes me in the same way). Some philosophical reflections about mutuality, the Other, and reciprocal recognition would seem to stretch their roots back to some neurological mechanism which allows this specularity (and I'm thinking of mirror neurons). In a nutshell: the third in question can only appear in a process of interaction which is mutually reflexive (Ok that sounds redundant, but then reflexivity leads you into infinite regress, unless you bring in some third element into the situation, that is).

Interacción internalizada: El desarrollo especular del lenguaje y del orden simbólico



Ránking de popularidad

Celebradas las elecciones a Junta de Facultad en Filosofía y Letras, y descontando a las personas que renunciaron explícitamente a ser miembros de la Junta...

... (como los tres desdichados miembros de la mesa electoral que sufrieron ese castigo en plan ah sí pues ahora verás)...

... he aquí el ránking de popularidad, sea entendida en términos administrativo-políticos, del profesorado de nuestra Facultad, en función del número de votos recibidos:


BARLÉS BÁGUENA, Elena        49
CUADRAT PRATS, José Mª        49
RIVA FERNANDEZ, Juan Ramón de la        49
SOLANO CAMON, Enrique        48
FRUTOS MEJIAS, Luisa Mª        45
MARTIN ZORRAQUINO, Mª Antonia        45
REDONDO VEINTEMILLAS, Guillermo    43
HÜBNER, Daniel            42
MAGALLON BOTAYA, Mª de los Angeles    38
ALVARO ZAMORA, Mª Isabel        37
ARCE OLIVA, Ernesto            37
ARMILLAS VICENTE, José Antonio        37
LORÉS SANZ, Rosa            37
RUIZ CARNICER, Miguel Ángel        37
ECHEVERRIA ARNEDO, Mª Teresa        36
BELTRÁN CEBOLLADA, José Antonio    35
DELEYTO ALCALA, Celestino        33
GARCIA LARRAÑAGA, Mª Asunción        32
VAL ALVARO, José Francisco        32
CORCUERA MANSO, Juan Fidel        31
MARCO SIMON, Francisco        31
BELTRÁN LLORIS, Francisco        29
CALVO CARILLA, José Luis        29
BIEL IBAÑEZ, Pilar            27
FORCADELL ALVAREZ, Carlos        27
ONEGA JAEN, Susana            27
ESCOLANO UTRILLA, Severino        26
MAESTRO ZALDIVAR, Elena Mª        26
RUBIO JIMENEZ, Jesús            26
BUESA GOMEZ, Mª Carmen        25
ENGUITA UTRILLA, José Mª        25
COLLADO RODRIGUEZ, Francisco        23
ESCOBAR CHICO, Angel        23
MUELA EZQUERRA, Julián        23
ESCRIBANO PAÑO, Mª Victoria        21
LOYO GOMEZ, Hilaria            21
RODRIGUEZ GARCIA, José Luis        21
ROMERO SALVADOR, Carmelo        21
VAZQUEZ ORTA, Ignacio Simón        21


Suplentes

ALMAZÁN TOMÁS, David    20
CASANOVA RUIZ, Julián    19
MARIN PINA, Mª Carmen    19
RODANES VICENTE, José Mª    19
BOROBIO ENCISO, Pilar    18
BURGOS DÍAZ, Elvira    18
MONTANER FRUTOS, Alberto   18

Luego están los que no figuramos ni nos pasan palabra de que hay que votar a tal o cual. Sería interesante ver el ránking completo de la lista (había unos 340 "candidatos" si mal no recuerdo)—Yo debo estar entre los últimos puestos, supongo, dado mi alto índice de cinismo y mi bajo índice de corrección política.

Consultando el recuento de votos, averigüo que han confiado en mí cuatro personas en la Facultad, una de ellas mi esposa (que ya es decir). De lo cual tengo que deducir que mis ideas repugnan o no convencen—pues conocidas hay que suponer que son, siendo que en el único foro de opinión de la Universidad soy el autor de la mitad de los artículos, mientras que todos estos candidatos electos, no sé de qué conocerán sus votantes lo que piensan, no habiendo candidaturas organizadas ni programas. Será del boca de druida a oído de druida. (O igual en realidad es que no interesa lo que se piense). Un hecho probado en todo caso es que la Junta de Facultad tiende a perpetuarse bastante, suelen salir los que ya estaban, en general. Como si esto fuese el Congreso, y hubiese partidos.... secretos.

(PS: Me hace observar Fer que en la web de la Facultad no sale ni mención del proceso electoral... Típico, y en esas estamos, y seguiremos. Como anuncio de las elecciones a los estudiantes se pinchó un papel en un tablón de anuncios).



La Universidad Digital, Reloaded






Miércoles 7 de mayo de 2008

Estancia gratis en América

Me llega esta información:

La Universidad de Salamanca acaba de poner en marcha en colaboración con la Fundación de la Lengua Española el Programa de Formación Continua "Prácticum en Estados Unidos" que es, como se puede ver a través del enlace que aparece aquí abajo, un programa de prácticas remuneradas de 10 semanas para Asistentes de Español como Lengua Extranjera en centros educativos de Estados Unidos, y que lleva asimismo asociado un curso previo de formación en Didáctica del Español como Lengua Extranjera para Niños y Jóvenes de 30 horas de duración.

http://www.fundacionlengua.es/files/actividades/practicum/inicio.html

El plazo de matrícula para participar en este programa estará abierto hasta el 30 de mayo.

Hale, estudiantes de Filología Inglesa, (corrijo: si sois recién graduados de educación infantil, primaria, educación física, educación musical o educación especial)— ¿a qué esperáis? Yo por aquellos años me moría por ir a USA, lo intenté un par de veces sin conseguirlo. Luego se me pasó, y entonces fui.
Más calidad-precio





Martes 6 de mayo de 2008

Agotamiento, cinismo e ineficacia

He completado la encuesta de la Universidad sobre quemazón en el trabajo, que no sé si me la habrán enviado como caso selecto o modélico—decía el mensaje que he sido elegido al azar. Es una batería de preguntas automáticas y a veces repetitivas sobre si notas alteraciones en tu comportamiento o emociones, si tomas drogas, si te encomiendas a Dios, si crees que desempeñas bien tus labores, etc. Me envían esta solución o puntuación obtenida:

El "Síndrome de Quemarse por el trabajo" o "burnout" es una respuesta prolongada a estresores crónicos a nivel personal y relacional en el trabajo, determinado a partir de los aspectos: agotamiento, cinismo e ineficacia profesional".

Agotamiento: altas puntuaciones indican sensación de no poder dar más de sí a nivel emocional.

Puntuación obtenida: Media(baja)

Cinismo: altas puntuaciones indican actitud distante ante el trabajo, las personas objeto del mismo y compañeros.

Puntuación obtenida: Alta [mi mejor puntuación]

Eficacia: bajas puntuaciones indican sensación de no hacer adecuadamente las tareas y ser incompetente en el trabajo

Puntuación obtenida: Media(baja)

Aclararé que mi sentido de incompetencia es más bien de impotencia: no puedo ser competente en mi trabajo por las convenciones y exclusiones absurdas que se le aplican, y que yo no puedo cambiar: por ejemplo si me excluyen del programa de doctorado mi departamento por no formar parte de un equipo de investigación, o si no se reconoce como válida mi investigación por no formar parte de un equipo de investigación. (Ya sé, ya sé: asóciese usted a un equipo... "Ven con Nosotros", como dicen los abducidos en Los Simpson).

Claro que aquí sólo se mide la reacción del quemado en el puesto de trabajo: no se evalúa para nada si las circunstancias de ese puesto contribuyen a la quemazón o no. Se convierte todo en una problemática psicológica individual del sujeto en cuestión por el planteamiento mismo de la encuesta. Tiene por tanto sus limitaciones este estudio, que no solucionará ninguna encuesta automática. Ni ninguna investigación sobre el terreno, me temo, si nos atenemos al interés demostrado por el Rectorado en los mangoneos de los grupos de investigación de nuestro departamento.

El acoso laboral en la Universidad




Se me acumula el chollo

Que no doy abasto. Debería reseñar la última película que he visto, Johnny Mnemonic, con guión de William Gibson ná menos, y que me perdí hace dieciocho años (ya digo que llevo retraso—al menos tanto como Gibson lleva de adelanto). Pero no sé si debería más bien contar la conferencia sobre Dinópolis y dinosaurios Turiasáuridos que he escuchado esta tarde con Álvaro aquí enfrente de casa, en iberCaja Zentrum. O si debería hacer una desconstrucción del programa de Doctorado en Estudios Ingleses de mi departamento, programa que me sigue excluyendo, con retórica y blablabla de pseudo-calidad y coherencia, pero coherencia con pies de barro (y, como digo, altamente desconstruibles). No me da tiempo a todo. También me he requeteleído esta tarde el artículo de Foucault "¿Qué es un autor?" para su explicación en clase, y han salido interesantes interesantísimas conexiones con el tema de la retroactividad y la emergencia: que no estaban antes allí la última vez que me lo leí, y sin embargo ahí están ahora. De hecho se referieren a esta misma cuestión hermenéutica de "lo que no estaba antes en el texto y ahora está allí": si al final voy a salir más foucaultiano de lo que pensaba, y eso que no me va el sadomaso ni las máscaras de cuero (ni el fuck all, actually). Tengo también que contestar un par de interesantes encuestas en red, una sobre la proyección internacional de nuestros estudios, y otra sobre la manera en que reacciono a las situaciones de stress y burnout en mi entorno laboral, que las hay como bien saben mis sufridos lectores. Otra novedad de hoy es que la Universidad vuelve a la carga con su gestión informática de la investigación, y apenas terminaba yo de lanzar un sarcasmo sobre cómo la red investigadora pierde fuelle, resulta que ahora vuelve con energía redoblada, en forma de la web Sideral, que nos pone nuestro currículum en red pero sólo en parte, con lo cual ahora tengo que rellenar y completar mi currículum en red, uf. Que no llego. También tengo que archivar de momento y sólo hablo de las que tengo entre manos, 340 páginas de referencias bibliográficas que se me han acumulado a pesar de mis esfuerzos (para la Bibliografía Famosa), y corregir unas docenas de trabajos de comentario de texto, que no sé qué hago que no las corrijo en vez de escribir este memorándum. También me he dado hoy de baja de Ono y me apunto a Telefónica, más barato y con más interneses y wifis. Y hay que bañar y pasear a mis nenes y hacerles un poco de casico, pequeño detalle. Y reseñar que van a aparecer un par de reseñas de publicaciones mías en CLC Web, revista de Purdue University, según me comunican; y tengo completar un par de artículos que tengo en el escritorio, sobre teoría crítica, que hay pocos en el mundo.  La vida social por supuesto ni la atiendo. Creo que hoy no me da para nada más que terminar este post aquí mismo.

Últimos cuelgues


Lunes 5 de mayo de 2008

How to Comment a Critical Text

Some guidelines on how to comment a critical text:

• Read the text carefully. Make sure you understand the meaning of all the words and the contextual sense of the sentences. Use the dictionary.

• If you are given the name of the author, use your knowledge of the author's work as background information for your commentary. Point out the relationship between the text and the author's main ideas, but do not drift away from the text at hand. You are required to write a commentary of a specific text, not an essay on the author in question.

• Is the text an original text or a translation? Does the language of the text give you any clue as to its possible origin or date?

• If you do not know the author of the text, do not write as if you did. Be more tentative, find ideas, concepts, etc. which can be related to theories or to the work of authors you do know.

• Try to point out the main idea of the text.

• How is this idea developed through the text? Is there an exposition? a conclusion? Examples? Try to analyse the rhetorical structure of the text. Does this structure tell you anything about the author's style, method or approach?

• Be especially attentive to the author's assumptions about a shared context, and the presuppositions used in the text. Do they enable us to determine the expected ideology, ideas, attitudes, etc. of an implied reader or addressee? Can we share those presuppositions, or should they be questioned in any way? Does the text's argumentative concerns enable us to reconstruct a critical conversation or an ongoing debate, a critical or literary problematics beyond the limits of this specific text?

• Which are the main critical concepts, whether explicit or implicit, which are used in the passage in question? Locate these concepts in the history of ideas. You can also comment on the relationship between these concepts and the intellectual and cultural milieu of the period you think they belong to: to the work or contemporary or near-contemporary authors.

• Do not read the text as a statement which is simply and literally true (or false). Try to see these ideas as the product of a given mind, a given culture and intellectual milieu. Point out the aspects of the text which support your decisions.

• Does the text include a discussion of previous works, previous theories or ideas? Try to read the passage as an implicit dialogue with other critical conceptions, in order to determine its aims and the historical significance of its ideas in a given period. Find, if possible, the “implicit texts” behind the text you are reading. (Intertextual dimensions).

• Compare these ideas with other critical theories or statements which may clarify or modify them. Are there any similar or contrary positions in other authors, other periods or schools?

• Which are the main strengths / the main weaknesses of the author's analysis? The most striking or memorable passage? (–and why?) Which are the reasons for those strengths /weaknesses? (the author's preconceptions, ideology, aims, etc.). Do your views on this issue differ from the author’s? Which is the reason for these differences?

• Evaluate the conceptions in the passage. Which is the present-day significance of these ideas? Are they still relevant in any way? Do they comment significantly on critical practices or ways of thinking which are still in use? Try to point out, if possible, parallels or equivalents in the critical or literary scene of our own period, whether in popular or in academic reception.

This is a tutorial I published today in Wikilearning. Here's another to complement it (in Spanish): Cómo se comenta un texto literario.

Múltiples lectores implícitos



A mí que me rijan

Comentario a una nota del Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza, en la que se quejaba nuestra compañera Marta Gómez de Valenzuela de la bajísima participación de los estudiantes en las elecciones a Rector: un diez por ciento de participación—ni llega.

Es cierto, como dice Marta Gómez de Valenzuela, que es preocupante la abstención de los alumnos y su pasotismo-- en todo lo que tiene que ver con la organización de la universidad, y no sólo con las elecciones a Rector. Otro síntoma, más grave si cabe, que vengo observando, es que los representantes elegidos por los estudiantes, al menos en el Consejo de mi departamento, ni aparecen ni se les espera. Cada ciudadano hace uso de su voto o no según vea conveniente. Hay quienes prefieren sin duda no tener derecho al voto, o más bien no prefieren nada de nada, y merecen por tanto lo que hay. Pero un representante, una vez elegido, debería ser más consciente de que no es únicamente su opinión o sus intereses los que va a defender a un órgano colegiado. Con una "élite" ciudadana así (pues hay que suponer que los estudiantes universitarios son los ciudadanos más intelectualmente preparados, y que sus representanntes son los más políticamente motivados)-- da lástima pensar a qué nivel está la consciencia y responsabilidad política del país, y hacia dónde se dirige.


Himno de la Universidad, versión King Africa




Nueva Dirección

No, no me traslado, aunque igual debería. Es sólo que esta mañana hemos tenido Consejo de Departamento (de Filología Inglesa y Alemana, Universidad de Zaragoza), y se ha elegido nueva dirección. Había una única candidatura, la del Dr. Ignacio Guillén, y ha salido votada con amplísima mayoría: 52 votos a favor, uno en contra (el de siempre, supongo), y dos votos en blanco (que curiosamente tenían que marcarse como "voto en blanco" en una tercera casilla de la papeleta). Con muchos votos "por correo" por si hubiesen sido necesarios. Al parecer no ha habido votos en blanco blanco de verdad; y las abstenciones y ausencias no se han contabilizado pero deben ser unas 15 o 20 así a ojímetro. Personas sin derecho a voto debe haber unas 30, sin contar a los estudiantes. Ya sé que tienen representantes, pero, si no me equivoco, no había ni un solo representante de los estudiantes presente.

Tras un aplauso, el nuevo director ha recordado cuál iba a ser su equipo: la Dra. Mª Dolores Herrero, Subdirectora de ordenación académica; la Dra. Martínez Falquina, secretaria, y la Dra. Pérez-Llantada, Subdirectora de gestión departamental. Enhorabuena y que Vds. lo subdirijan bien.

Cuando una elección es así a la soviética, con candidato único (o a la búlgara, que se dice últimamente), puede atribuirse a dos razones: una, que hay una situación de enquistamiento que se ve insalvable, con lo cual es inútil la presentación de otras candidaturas, o dos, que la situación sea ideal, la armonía plena y unánime y la felicidad perfecta. Yo siempre he sostenido la hipótesis del enquistamiento, pero a la vista de estos resultados creo que voy a reflexionar y me atendré a la hipótesis de la perfecta felicidad sobre la tierra. Está claro que nuestro departamento así en conjunto está encantado con el director elegido y no le ve peros.

Yo alguno más, por eso de mantener la llama del espíritu crítico. Mis objeciones a la vieja dirección (y a la nueva supongo, ya que el nuevo Director era antes Subdirector) eran en sustancia:

1) Se siguen criterios feudales en este departamento a la hora de asignar de docencia, al haberse convertido la pertenencia a los grupos de investigación de los coordinadores del máster en criterio excluyente para poder optar a la docencia de postgrado. No sabemos si esto va a cambiar este año o no.

2) Se vulnera la normativa universitaria, al no permitir la dirección de tesis doctorales en el programa de doctorado del departamento a profesores que cumplen sobradamente los requisitos legales para ello (como es mi caso). También para esto se saca el departamento una normativa ad hoc del bolsillo—hasta ahora con el visto bueno del antiguo y del nuevo director. Y por mucho que esa normativa la anulase el Rectorado, ahí sigue la misma lista de doctores "bien vistos" incólume, sin invocar criterio alguno que la justifique. Únicamente que no me quieren incluir, así por democracia. A mí y a tantos otros doctores de este departamento—claro que la mayoría parece que hacen este razonamiento, "¿Que me excluyen los Propietarios del Postgrado? Ah, bueno, sus razones tendrán. Yo por si acaso los voy a seguir votando".

3) Se tolera que se invadan las competencias estatutarias del Departamento, como es organizar la docencia en su área de conocimiento. LA DOCENCIA, digo, no LA DOCENCIA EN TITULACIONES OFICIALES, que es la única que parece existir para este Departamento, o al menos la única que se discute y reparte públicamente y siguiendo procedimientos administrativos (aunque sean incorrectos). Los estudios propios se organizan en clubes de amigos, y el Rectorado crea un Centro de Lenguas Modernas en el que el Departamento ni pincha ni corta, digan lo que digan los Estatutos. Creando serias interferencias de criterios y competencias, como no podía ser menos, e incertidumbres sobre la función de los profesores de lengua inglesa. Pero a la Dirección antigua esto le daba igual, o al menos no puso ninguna objeción administrativa a ese Centro de Lenguas Modernas. La nueva creo que hará lo mismo.

4) Se ha permitido que las enseñanzas ("reformadas") se organicen en reuniones a puerta cerrada de grupitos, sin discusión pública de ningún tipo ni política departamental conocida sobre cuál es la orientación que hay que dar a los estudios, titulaciones y postgrados. El resultado de esas reuniones es luego votado a la voz de ’¡AR! en el Consejo, o aprobado en reunión de urgencia por alguna comisión cuyo cometido no es ese. Todo sin discusión pública de objetivos, criterios, orientación, materias... Y repartiendo el pastel sólo a los previamente convocados. Veremos si en el diseño del grado ahora en curso se hace lo mismo otra vez.

Claro que ahora que se estrena un nuevo período de cuatro años hay ocasión de enmendar estos vicios. No es imposible que el nuevo Director se aplique a ello; así que démosle la enhorabuena por una elección tan unánime, y a ver si ahora se siguen los procedimientos administrativos de verdad (aunque el personal ya es feliz y parece que pasa del tema), y llegamos a la auténtica felicidad perfecta.

Únicamente le recomendaría, caso de que piense hacer algo más que subdirigir, prudencia en la manera de llevarlo a cabo. Si quiere ser un día catedrático—¿Y quién no quiere?

Mí no comprender




Domingo 4 de mayo de 2008

El testimonio de Calvo Sotelo

"Su testimonio nos va a enriquecer" dice el presidente del gobierno. Pero lo que queda como la última intervención pública de Leopoldo Calvo Sotelo fueron sus declaraciones en contra del insensato proyecto del gobierno PSOE de buscar un modelo de futuro para España nada menos que en los oscuros años 30 y en la torpe gestión de la República.  Denunció Calvo Sotelo la voluntad del gobierno de ignorar o desautorizar la transición de los años 70—que sigue siendo la base en la que se funda este gobierno, o la rama que asierra estando sentado en ella.

Así que eso, a enriquecerse, que falta hace. Lástima que en Zapatero sea esto, como tantas otras cosas, palabrería y hablar por hablar.

Y dos notas más que no dicen nada bueno de los tiempos. El Rey, en Móstoles, diciendo eso de que "España va bien" y felicitándose de lo unida que está la patria, contra toda evidencia.  Cegueras voluntarias, vamos—o irresponsabilidades borbónicas, para seguir la costumbre, como ya hicieron sus ilustres, en tiempos del Alcalde de Móstoles, o en los del otro Calvo Sotelo.

La otra viene del Tribunal Constitucional, o de sus filtraciones y cañerías agujereadas: que en efecto se dará por bueno eso de que Cataluña es una "nación". Bueno, si no lo ha sido nunca, ahora lo será. Y mientras, a la otra nación, qué digo nación: estado, lo van desguazando, o haciendo una voladura más o menos controlada, los mismos responsables de mantenerlo. Pero desde luego no se podrá decir que no lo hacen a la luz pública y que se vea bien.

Tres naciones distintas y un solo Estado verdadero


Camino Soria

Veinte años hace que me compré el disco, pero la canción debe tener más años. Recuerdo oírsela cantar en la tele al cadavérico cantante e Gabinete Caligari cuando vivíamos en el piso de la calle Jesús Comín... o sea, el ochenta y cinco/ochenta y seis. A Soria aún no había ido.




Abandoned Love




Sábado 3 de mayo de 2008

En la Hit List

Por extraño que parezca, no son mis canciones en la televisión lo que ha llegado a una hit parade, sino mis artículos académicos en el Social Science Research Network. Aquí está la lista de los mayores éxitos del SSRN en el campo de la crítica literaria y literatura inglesa y americana: aún no he llegado a la columna de la izquierda, me falta un poquillo, para entrar en la lista de los all time hits, pero a cambio soy el único que tiene dos peipars en la lista de éxitos recientes, de los dos últimos meses (columna derecha). Como sic transit gloria, me guardo una copia permanente de la página aquí.


Author, Author





Wikipedia como fuente única

Comentario en un artículo en Tecnocidanos sobre la Wikipedia—ahora que ésta supera los diez millones de artículos:

Si sirvo como ejemplo de académico desconfiado ante la Wikipedia, diré que por mi parte admiro enormemente el funcionamiento, éxito y calidad general de la Wikipedia: ninguna otra enciclopedia está a su altura en actualidad y en cantidad de información; las comparaciones ya ni se plantean cuando sobre un tema dado NO EXISTE un artículo en otra enciclopedia y sí en cambio en la Wikipedia. Eso para empezar. Ahora bien, lo terrible de la Wikipedia es su mismo éxito—amenaza con convertirse en la fuente única de conocimiento no ya para el hombre de la calle, sino para el estudiante universitario. Y eso sí que puede tener efectos tremendos sobre la capacidad crítica del personal, y empobrecer el panorama que la circunda, por imposibilidad de competir. Cuando es, como dices, la primera y ÚLTIMA referencia, ya hay que temblar. Y es el caso de muchos de nuestros estudiantes, no sólo por sus defectos de carácter o de tiempo, que los tendrán, sino por la lógica misma de las cosas.

La Wikipedia como globalización apisonadora del conocimiento... tiene otras facetas, pero ésta es quizá la más característica.

Y, de hecho, en la nueva economía de la información, lo único que nos libra de la globalización cognitiva de la Wikipedia es otra globalización cognitiva que la modera o matiza: la de Google. Tiene interés el artículo de Tecnocidanos por lo que habla de la interacción entre estos dos gigantes. Detrás de la Wikipedia hay otra enciclopedia todavía más grande, la Web, y Google es su índice. A todo el conocimiento se le aplicará la lógica de la cola larga: unos pocos sitios serán intensificados y destacados desproporcionadamente (ahí está la Wikipedia) mientras que el resto se difuminarán en una asíntota decreciente pero que cada vez está más pegada al eje inferior de coordenadas, dejando sólo a unos pocos sitios en la cada vez más gigantesca cabeza.

PS: no os perdáis, también en Tecnocidanos, este post que muestra en directo las adiciones a la Wikipedia y a Flickr.

Lovecraft y la ansiedad de la Red


Viernes 2 de mayo de 2008

Iron Man

Película totalmente prescindible de la factoría Marvel, que esta vez no va de estudiantillos arañados por el amor, sino que nos lleva directos al corazón hueco del Establishment. Tony Stark playboy/millonario, rey de la industria armamentística, que "se vuelve bueno" (a la vez que se vuelve Iron Man) y tiene que luchar a la vez contra malvados afganos guiados por un calvorota cruel que quiere reconstruir el imperio de Gengis Khan, y contra el trepa de su segundo de a bordo en la multinacional, que quiere seguir vendiendo armas a todo quisque. Observemos que lo criticable era que las armas iban a parar a los enemigos de Améirica. (Aquí hay una confusa alusión a los antecedentes usanianos de subvencionar a Bin Laden y a los muyahidines—y eso que el Islam brilla por su ausencia en esta película, sólo quedan de él las cuevas y montañas y kalashnikovs). Vamos, una peli mala mala de esas de soltar adrenalina matando moros malos, y luego un aburrido combate contra el segundo de a bordo, otro calvorota que ha conseguido hacerse en un pispás una armadura más gorda aún que la de Aianmeen. Todo como que no convence mucho: ni su amistad picajosa con el militar negro, ni sus soledades y desamparos repentinos, ni su timidez vergonzante (un pipiolo de repente) con su secretaria Pepa Paltrow, a la que por supuesto tiene en el bote, pero se corta, se corta... un mal rollo más falso que falso, vamos; la película como que hace gestos falsos de criticar el imperialismo agresivo USA para luego dejarlo intacto o más reforzado. Iron Man es como la derecha americana regenerada por el sufrimiento ahora que ve los efectos destructivos de su apoyo a las guerrillas tercermundistas, y más decidida que nunca con Bush a mantener un control propio sobre la supertecnología de la información y las armas inteligentes, restringiendo la capacidad de las empresas para comercializar estas tecnologías. Pero el enemigo está en el corazón del propio sistema, y de hecho el sistema no tiene corazón sino tecnología determinista, y que como hemos visto se difunde (por necesidades del argumento) más rápido que un meme.

Hay que reconocer que la peli tiene sus golpes, como cuando se sube Stark a su convoy militar en Afganistan y manda al negro al coche de atrás: "No, YO voy en el diverti-jeep; el aburri-jeep es el de atrás". Hombre, como políticamente incorrecto, ya se pueden quedar anchos, ya: les sale solo a poco que suelten.

Los Cuatro Fantásticos






Jueves 1 de mayo de 2008

Todos estamos invitados

Es una película bastante buena sobre la ley del silencio, la ETA y el tribalismo en el País Vasco. Extraño que no se haya filmado hace veinte años ya, pero bueno, así están las cosas. Esta es la sinopsis que da la distribuidora:

Todos estamos invitadosEl joven Josu ha resultado herido al intentar saltarse un control de la guardia civil despúes de haber incendiado un camión. Una bala ha impactado en el lóbulo izquierdo y ha perdido la memoria. Es tratado en un hospital penitenciario, a la espera de lo que decidan el juez y la autoridad competente. Él no sabe muy bien quién es, por lo que las monjas que lo atienden le enseñan a rezar y a ser un buen cristiano. Pero otros internos—de su misma organización—le ayudan a recordar que él es, en realidad, un valiente gudari, y que pronto podrá reincorporarse a la lucha, si es que consigue salir de la cárcel.
Mientras tanto, los sucesos siguen su curso en el País Vasco. Un profesor de Universidad, Xabier, es amenazado por sus opiniones muy críticas sobre la situación en Euskadi. Es un poco donjuán. Tiene amores con una de sus alumnas, Francesca, italiana, que naturalmente se sorprende todos los días ante lo que está sucediendo por las calles y lugares de Euskadi. Francesca, bella y simpática, es además psicóloga en un establecimiento psiquiátrico.
Xabier no renuncia a ir a las cenas de sus sociedad gastronómica pese a las advertencias que recibe por parte de la policía.
Una serie de comidas y cenas se repiten mientras Josu Jon, el activista desmemoriado, vuelve a escena, pero siempre bajo la supervisión de un centro psiquiátrico, precismanete el centro psiquiátrico en el que trabaja Francesca.
Entre Francesca y Josu Jon hay una corriente de simpatía. Francesca quiere ayudarle a recobrar la memoria. Pero ¿quiere Josu Jon recobrar la memoria o prefiere olvidar quién ha sido?

Llama la atención, en contraste con la película, que es abiertamente antietarra, la estudiada equidistancia de este resumen: "el joven" en lugar de "un pandillero terrorista", "su misma organización" en lugar de "los etarras", "gudari", "la lucha", "el activista"...

Las opiniones "muy críticas" de Xabier eran sólo atreverse a hablar a la prensa, y decir que si los etarras querían que se les perdonase tenían que pedir perdón por sus crímenes, en lugar de seguir ordenando atentados desde la cárcel. Claro que decir eso en el País Vasco es muy crítico: en su universidad le organizan pintadas y pitadas (patético el retrato de la Universidad del País Vasco que se ofrece en la película, y por desgracia se ven cosas así con bastante frecuencia). Tiene que llevar guardaespaldas, recibe amenazas y avisos, unos anónimos otros no, y empieza a morirse de miedo.

En el club gastronómico, muy bien retratado, no se habla de política. Xabier les molesta porque saca alusiones al respecto. Y es en el propio club gastronómico, donde uno de los socios, abogado de los etarras, le dice que disfrute de las cocochas, que serán las últimas que se va a comer. Los demás hacen como que no han oído nada, ante el horror de Xabier. En el baño, un viejo colega le confiesa que tienen que callar todos por miedo, como en efecto les echaba en cara Xabier. Es mejor para vivir en el País Vasco seguir la corriente, atenerse a los rituales tribales y no andar contra corriente. Hay una escena espeluznante en el club gastronómico, una vez se ha ido ya Xabier definitivamente, en la que están todos los colegas, hombretones de cincuenta y sesenta años todos, practicando toques de tambor para su desfile, tocando todos a una como zombis. La escena, grotesca y patética, capta a la perfección el insondable borreguismo colectivo de fondo del País Vasco, que es el que permite que la mafia etarra y los grupos nacionalistas lleven al país de la nariz a donde quieran, una vez desenchufado medio lóbulo cerebral de toda la población. Y encima todos tan contentos de estar haciendo patria y hay que ver qué vascos que somos.

Hay otras escenas bastante logradas: el principio de la película, con unas colinas primigenias del país Vasco, paraíso de los verdes valles, hasta que la cámara se mueve ligeramente hacia abajo y aparecen los característicos bloques de apartamentos de obreros (donde vive Josu) encajonados entre las colinas. O examínese la foto que he cogido: aparece Josu, antes perfectamente integrado en la pandilla de borrokas, un chico de la gasolina más, con el encefalograma plano como ellos. Ahora está con las ideas confundidas, medio subnormal (aunque en su caso es un progreso), y con los instintos divididos pues algo dentro de él le dice que pierda de vista a la banda. Pero estos lo presionan, lo vigilan... la imagen capta muy bien cómo el fantoche de la Eta, medio imaginario, medio pintado por ellos mismos, le apunta a la cabeza al propio "activista" que flojea. Y que es la misma pintada, con su presencia en la calle, la que recuerda quién manda allí.  (Hay que decir que lo primero que necesita el País Vasco para ir a buenas es una brigada de arrancacarteles y borrapintadas—con manguera de pintura).  En suma, que son los mismos vascos muy vascos quienes presionan y amenazan a los otros vascos muy vascos, y que en suma "todos están invitados" a los siniestros banquetes gastronómicos y peñas de chiquitos, que son la pantalla de humo nacional para no pensar en otra cosa—como decía Savater hace poco en un artículo muy atinado. (Por cierto, ha desaparecido la web de Basta Ya... mal síntoma, malo...). Para escenas que logren retratar vívidamente en una imagen la infinita hipocresía de tantos ambientes vascos, no tiene igual esta película.

Pasa con toda fluidez del realismo documental a escenas emblemáticas, simbólicas u oníricas. Por ejemplo, la siniestra llamada a la puerta con la que termina la película (—son sus colegas que vienen a pasar factura a Josu Jon). O las escenas en las que Xabier se siente perseguido y vigilado por todo el mundo al pasear por la ciudad: es un sueño paranoico, pero no tan distinto de las mismas escenas cuando se filman de modo realista. El mundillo asfixiante donde "todos se conocen", todos los ambientes están cercanos, y donde nadie mueve ficha porque todos saben que quedará fichado, todos haciendo como que no saben ni piensan nada, pero mirando con el rabillo del ojo al vecino—uf. No es de extrañar que el éxodo vasco se cuente por decenas de miles. Pero el terreno va quedando tomado por quienes se someten, o por quienes someten. Todo un viaje a ninguna parte, que queda aquí retratado de modo espeluznante.

El atentado contra Xabier tiene lugar, a modo también de contraste para la atención, enmedio de las fiestas: entre desfiles de cocineros, pachangas y alardes de fusileros decimonónicos, los bravos gudaris le dan un tiro por la espalda. Pero la gente sólo ve los fuegos artificiales. Lástima que esta escena de la película está montada de manera desmañada y confusa, y tiene (como alguna otra también) fallos de sonido—ahí hay que esmerarse más.

Como otros puntos flojos de la película, quizá la trama amorosa siempre viene a complicar todo un poco, introduciendo Hollywood donde quizá quedaría mejor una cosa más prosaica e hiperrrealista cutre, que es lo que le va al batasunamen. Josu Jon sabe que quieren asesinar a la Incontrada, la novia de Xabier, pero a él le gusta.... así que va siguiendo a los perseguidores, y les pega un tiro por la espalda cuando ellos la iban a matar. Vamos, que este será más candidato que Yoyes para pasar por la piedra. Esto hace dramático pero no es típico del ambiente borroqueño éste, para nada. El que un personaje haga un cambio de bando tan espectacular queda pues eso, más espectacular que atento al paisaje (y tampoco es que cambie Josu de actitud política, por la confusión de ideas del muchacho éste, que ahora parece medio lelo… pero eso no acaba de arreglar la cuestión).  Hay una escena alegórica sobre una psicomaquia en la mente de Josu, donde una víctima del terrorismo hace de ángel bueno y la borroca batasuna de ángel malo, y esta escena también rechina un tanto.  El personaje del cura no se entiende bien su actitud, parece inconsistente entre un apoyo más o menos implícito a la Eta o un disgusto por sus acciones. Aunque igual eso lo hace más realista, no sé. La actuación falla un poco en estas escenas, aunque en general están bien los actores. El tema lingüístico en cambio está mal orientado. No queda clara la poética traductológica de la película en sus escenas, no sabemos si los personajes saltan del vasco al español inopinadamente, o si sólo se nos indicaba con unas frases iniciales que están hablando en vasco. Quedaría mejor en vasco el vasco, todo el tiempo que hiciera falta, y con subtítulos.

El defecto más grande de la película no es su intencionalidad política, que es muy deliberada y necesaria, y en eso estamos y es un género. Es más bien que a pesar de su precisión en el retrato ambiental en tantas ocasiones, queda desdibujado el paisaje político. Vamos, creo que ni se menciona a la Eta—aunque igual podrías estar un año en el País Vasco sin que nadie la mencionase, no digo que no. Pero tampoco a ningún grupo, y mira que es un lugar de grupos y grupillos, que tienen tomada la vida pública, un vasco medio sin su peña no es nadie. Tampoco se nombra ni al gobierno vasco, ni a los partidos políticos—en este sentido queda un tanto incorpórea la historia. También este Xabier está totalmente aislado, al margen de sus cocinadores y co-cenadores: no está en contacto con ningún movimiento ciudadano ni político... para enfatizar el acorralamiento de fondo, supongo. Pero esto resulta en una extraña deslocalización que no me parece un acierto, queda una ficcionalización un tanto desetiquetada. Claro que... vete a mencionar a grupos y grupúsculos en el guión, supongo que sería una pesadilla legal: que para eso tienen sus abogados.

E igual hasta le cae algún pleito aún, al director, por ofender a la patria y al pueblo vasco, vete a saber. Porque la verdad es ofensiva. El retrato, desde luego, queda clavao—y es penoso, penoso de dar vergüenza ajena por las dobleces e hipocresías que llevan tantos vascos alrededor de sí, como un campo de fuerza, impregnando toda la atmósfera de mala conciencia cuando se juntan. Y decir que en la mitología nacional antes pasaban por sanotes y directos, los vascos...

Todos estamos invitados. Director: Manuel Gutiérrez Aragón. Intérpretes: Oscar Jaenada, José Coronado, Vanessa Incontrada, Iñaki Miramon... España: Cipi Cinematográfica / Telecinco / Telemadrid / Alta Films, 2008.

Eskerrik asco


Escalando puestos

Nos llega esta noticia a través de la lista del Colectivo de Profesores:

Estimados compañeros:
Una excelente noticia para la Universidad de Zaragoza y que nos abre la puerta en el nuevo ministerio de Ciencia e innovación.  A Felipe Petriz le acaban de nombrar Director General de Universidades del Gobierno de Madrid (Ministerio de Ciencia e Innovación)

http://www.la-moncloa.es/ConsejodeMinistros/Referencias/_2008/refc20080430.htm#Pétriz

COLECTIVO DE PROFESORES

De algo le han servido al rector Pétriz sus buenas relaciones con las más altas esferas, visto lo visto. La financiación externa de la universidad parece que va a ser una piedra angular de la nueva política ministerial, ahora que ya no estamos en Educación sino en Ciencia e Innovación—con lo cual ahí tenemos a Botín y sus planes de infiltración a gran escala en la Universidad.

En cuanto a que vaya a tener "mano" la Universidad de Zaragoza en el "Gobierno de Madrid", como tan curiosamente sugiere el mensaje—pues vaya usted a saber. No tanto la universidad como algún universitario—que aquí todo va por conocidos y grupillos.

En lo que a mí respecta, lo que sí tengo acreditado es la capacidad del (ex-)rector Pétriz para cubrir el expediente, quedar bien con todo el mundo o hacer como que, y dejar que las cosas sigan su curso y que mande quien manda—toreando a la ley todo lo que haga falta. Es lo que aplicó hace cinco años con las diversas protestas, recursos y denuncias que le hice llegar por actuaciones fraudulentas en oposiciones, contestadas con silencio administrativo. Y es lo que aplicó el año pasado cuando un corrillo de nuestro departamento se ha apoderado de los estudios oficiales de postgrado, reservándolos para los miembros su grupo de apoyo mutuo ("equipo de investigación"). El Rectorado saliente les afeó su conducta así como con la boca pequeña, pero les dejó hacer. ¿Por qué? Pues porque eran más numerosos e influyentes los perjudicadores que los perjudicados.

Recomiendo esta línea de actuación a todo el que quiera medrar en la vida. Y ascender, ascender como un globo...

Contestamos al silencio




















www.flickr.com
garciala1's photos More of garciala1's photos
IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

(también tengo el IBSN 0-000-0000-1
... ná menos)