magritteBlog de notas de José Ángel García Landa (Biescas y Zaragoza)— Noviembre  2008

Hay días I have I-deas...


Powered by Rollyo
Aquí mi clon para poner comentarios 
También se pueden enviar comentarios no públicos a garciala@unizar.es o por SMS al 685056264
 FOTOBLOG    Videoblog   Lecturas  Enlaces y blogs    Mi web   Indice Free counter and web stats Estadísticas

Música que viene: Say, Gypsy, Say (Days of Hope) - Y vuelve - Ça valait la peine  (Coralie Clément) - y vuelve: Tango 'til they're Sore (Holly Cole)


Lucía bautizoBLOG DE HOY AQUI







Domingo 30 de noviembre de 2008

El padrino

biescas noruega¡He sido padrino! Y lo soy, vamos. De mi sobrinica Lucía, que ha opuesto una resistencia insuficiente a su bautizo hoy, y ya no se cuenta entre los paganos.  Todavía abundan éstos en la familia, pero el tiempo irá reduciendo sus filas, no lo duden.  Todo con reunión familiar acompañada de un imponente paisaje noruego en Biescas, y nevadas intensas: Álvaro, Ivo y Otas han aprovechado para rodar por la nieve, ellos en persona, y unas bolas gigantes. Ivo ha hecho un ángel de nieve. Y hemos conseguido bajar sin poner las cadenas en el coche, si bien rodando un poco de puntillas hasta pasar Sabiñánigo... Y Álvaro ha obtenido un ordenata Windows, el primer Windows de la familia, por gentileza de Gerardo—¡gracias desde aquí! Así Álvaro ya no será un maquero cien por cien, y mejorará su vida social. Mañana se saca el DNI—y yo lo acompaño, así que a la cama que habrá que madrugar. Todo sea por la famiglia...

World outside your Windows
















Son ya ceniza

Una bonita película de Hollywood hicieron con la novela de A. S. Byatt Possession. Es un ejemplo cumbre del "neovictorianismo": tanto la novela como la película se basan en la alternancia de escenas situadas en la Inglaterra victoriana con otras situadas en la actualidad, pero resonando hacia el pasado que se investiga o redescubre—a la manera de aquel Hawksmoor de Peter Ackroyd, o de The French Lieutenant's Woman con guión de Harold Pinter. El pasado del cual sólo quedan cenizas (ashes) cobra vida otra vez, y vemos lo que fue el árbol de donde proceden (Ash, un árbol vivo, también). Ophelia - Millais

Las escenas victorianas cuentan la historia de amor adúltero vivida entre el poeta Ash, modelo de marido fiel à la Browning, y la poetisa Christabel LaMotte, una especie de trasunto o variante de Christina Rossetti, o alguna otra poetisa victoriana a quien no se le conocen hombres. LaMotte está emparejada con una poetisa lesbiana o amiga sentimental agobiante, que se suicidará al estilo Virginia Woolf (o como lo intentó Mary Wollstonecraft) cuando descubra la infidelidad de su pareja, o el espacio de desconfianza que se ha abierto entre ellas. Por su parte, la mujer de Ash, cuando se entera por la despechada se negará a poner a su marido en evidencia, y respetará el secreto que él decidió guardar, o el espacio que se reservó para otra relación. Ash y Christabel, tras escribirse durante años, hicieron una escapadad juntos al norte de Inglaterra, y a consecuencia de esto tuvieron una hija, que Christabel crió como sobrina suya, manteniéndola oculta de Ash, y sufriendo por la distancia que la separa tanto de él como de la niña. La película termina sin embargo con un paseo de Ash cerca de la casa donde se criaba su hija, y adivinando que es hija suya. Es una historia de encuentros apasionados, de enamoramiento literario y erótico, y también de desencuentros fatídicos—cuando el remordimiento tras el suicidio de su compañera lleva a Christabel a distanciarse, cuando tiene su hija en secreto ocultándola a Ash, o cuando Christabel no recibe la última carta de Ash que podría haberlos reconciliado.  

El argumento del siglo XX consiste en el redescubrimiento de esta historia secreta de la vida de Randolph Henry Ash, gran clásico victoriano (imaginario), por parte de Roland Michell, un académico de medio pelo. Michell es un insignificante becario que trabaja para el magno proyecto de investigación de su catedrático, que tiene catalogada la vida de Ash al milímetro, o eso cree. Por el camino, Michell que hacer de detective y hombre de acción, y evitar las intrigas de su desaprensivo colega Magnus, que aliado con un profesor americano no dudará en abrir la tumba de Ash para desenterrar las cartas que fueron enterradas con él (otro tema à la Rossetti, éste). Michell se alía y se lía con la distante y atractiva doctora Maud, en principio pariente lejana de LaMotte, pero que según acaban descubriendo es descendiente directa suya. La historia de amor de estos académicos y lectores del siglo XX hace renacer y salir a la luz los acontecimientos que viveron Ash y LaMotte en el siglo XIX, y a la vez les hacen releer sus obras con una nueva comprensión. Es una bonita manera de dramatizar la lectura que vuelve a traer a la vida las experiencias del pasado y muestra su continuidad con la actualidad, y su capacidad de influir en lectores en el futuro—aquí el affaire intenso de Ash y Christabel, y su separación, contribuye a hacer que Maud y Roland rompan sus moribundas relaciones anteriores y redescubran la pasión y la intensidad. En la novela, Roland rompe con la chica con la que vivía tras conocer a Maud; en la película se dulcifica el tema haciendo que esa historia u otra parecida sea sólo una herida del pasado. También se hace a Roland americano, para hacerlo más vendible al público mayoritario—aunque el actor Aaron Eckhart no da para nada el tipo de becario. Está muy bien, en cambio, Gwyneth Paltrow como Maud, y también la victoriana pareja—pero sobre todo Lena Headey como la celosa y trágica lesbiana suicida, Blanche Glover.  

Lo principal que desaparece de la película es un ingrediente esencial en la novela: los estilos, la recreación y reinvención de dos poetas victorianos perfectamente creíbles, cada uno con su mundo de ideas, y con su estilo y asociaciones, que conocemos directamente en la novela de Byatt a través de sus poemas y correspondencia: un auténtico tour de force de virtuosismo literario, y un festín para los amantes de la literatura de la época por el juego de alusiones, variantes y guiños a la tradición literaria. El equivalente en el cine se logra mediante la reconstrucción de la ambientación victoriana en maneras, objetos y atmósferas de la época, logradísima también. Es divertida la transición que se hace de una época a otra, de las dos historias entrelazadas, mediante un simple movimiento de cámara, que sin solución de continuidad nos muestra el mismo paisaje ciento treinta años antes, o después.

Queda la duda, sobre todo en la película, sobre la solidez de la relación de Maud y Michell—todo parece poco intenso, y prosaico, comparado con la intensidad pasional que se respira en la historia victoriana. Pero tanto más efectiva es la evocación de algo que fue intenso y ya no es, de una relación que ardió y quemó en su momento, cuando tenía que hacerlo; y es trágico ver el sufrimiento que causaron Ash y LaMotte sin desearlo, sólo por no doblegarse y no aceptar ahogar la pasión que sentían. El enamoramiento es peligroso: es jugar con fuego, y todo el mundo se quemó, en estas viejas cenizas. Pasiones pasadas, que tuvieron tiempo de sobra de apagarse con el remordimiento y la separación, una muerte en vida antes de la separación definitiva de la muerte—Quizá sea cierto el epitafio de LaMotte, escritora escéptica con su posteridad: "To a dusty shelf we aspire". Pero cuando haya un lector capaz de rescatar la vida de un poema, o un escritor que como Byatt sea capaz de hacer vívida de nuevo toda una manera de sentir.... será un loving dust el de ese estante, un polvo enamorado como decía Aute, reescribiendo a Quevedo.

Possession. Dir. Neil LaBute. Screenplay by David Henry Hwang and Laura Jones and Neil Labute. Based on A. S. Byatt's novel. Cast: Gwyneth Paltrow, Aaron Eckhart, Jeremy Northon, Jennifer Ehle, Lena Headey, Toby Stephens, Tom Hollander. Photog. Jean-Yves Escoffier. Music by Gabriel Yared. Costumes by Jenny Beavan. Casting by Mary Selway. Exec. prod. David Barron, len Amato. Coprod. Stephen Pevner. Line prod. Guy Gannahill. Prod des. Luciana Arrighi. Prod. Puala Weinstein and Barry Levinson. Warner Bros / USA Films / Focus Features …. Contagious Films, 2002. DVD. Warner Bros / Gramercy Films, 2002.*

Possession







Sábado 29 de noviembre de 2008

Tombe la neige

Eso nos dice el parte, de camino a Biescas hoy. Así que desempolvamos nuestras cadenas, y nuestro Adamo:



Salimos cuando Ivo termine su partido de balonmano, en el que invariablemente lo golean. Menos mal que le han insuflado la teoría de que lo importante es participar.

Dicen que en el amor es lo mismo—consuélate, Adamo.

I Shall Be Released


Viernes 28 de noviembre de 2008

La Torre Nueva y la Universidad de Zaragoza

Un escrito de Fernando Plo y Gerardo Sanz, difundido hoy por el Colectivo de Profesores. Sobre la reforma universitaria en curso, y las soluciones improvisadas:
Torre Nueva de Zaragoza
En tiempos de relativa riqueza, a comienzos del siglo XVI, el concejo de Zaragoza  mandó levantar una torre para albergar reloj y campanas. En tiempos menos boyantes, el mantenimiento de esa Torre Nueva  se descuidó algo, y, a finales del siglo XIX la torre se había inclinado más de lo conveniente. Era necesario intervenir para repararla y se fue abriendo camino la idea de demolerla, como una opción rápida y definitiva.

Los comerciantes del sector, que veían en el mal estado de la torre un peligro para sus negocios, urgieron al ayuntamiento para que tomara medidas. Todo se decidió en muy poco tiempo, y la piqueta se llevó la torre antes de que la ciudad de Zaragoza pudiera darse cuenta y reaccionar.

Durante el último siglo se han multiplicado los intentos para recuperar esa torre, sin ningún éxito. Es más fácil demoler un edificio que volverlo a levantar.

La Universidad de Zaragoza se encuentra ahora frente al desafío de redefinir su mapa de titulaciones. Estamos en una etapa de recortes presupuestarios, y las opciones rápidas y definitivas tienen un atractivo evidente. Pero hay motivos para dudar de que estas opciones sean las mejores y las más eficientes. Sobre todo, si no se valoran los beneficios de mantener los títulos (renovándolos donde haga falta) y se sobrevaloran los ahorros que se obtendrían al eliminarlos.

Estamos todavía a tiempo. Cuesta mucho construir una titulación desde la nada. Hay que buscar edificios, preparar aulas, instalar equipamientos de prácticas. Todavía es más difícil formar un equipo de profesores especialistas. Las tareas de formación, si se hacen bien, son tareas de muchos años. También es difícil crear una red de relaciones: con empresas, para que los estudiantes puedan realizar prácticas; con universidades europeas, para que puedan  realizar intercambios Erasmus. Los títulos nuevos también han tenido que definir sus nichos profesionales. El esfuerzo y el buen hacer de los antiguos titulados en el mercado laboral  facilita la entrada y la demanda por parte de los empleadores de los nuevos titulados.

Todo esto es lo que se tira abajo cuando se elimina de raíz una titulación que ya está asentada. Como ocurre con los edificios, es más fácil cerrar una titulación que volverla a levantar desde la nada.

Estamos en un periodo de reflexión y decisiones en la universidad. Las reformas radicales son necesarias y todos estamos preparados para realizarlas. También esperamos que nuestras autoridades académicas, a la hora de tomar la decisión de suprimir títulos, valoren, aunque sea difícil de cuantificar, la pérdida que supone prescindir de una organización que funciona, de unas redes de relaciones y conocimiento establecidas, de un capital humano de especialistas, frente a un ahorro nominal, muchas veces ilusorio por las sinergias entre titulaciones que se imparten en un mismo centro.

Fernando Plo
Gerardo Sanz


Demolición y expulsión




Jueves 27 de noviembre de 2008

Monster

Película basada en la historia de Aileen Wuornos, prostituta que decidió empezar a matar clientes en lugar de pasar por la piedra y cobrar lo acordado. El tono de toda la película va destinado, desde el principio, a hacernos comprender las actuaciones y el personaje de Lee (Aileen): de niña descuidada y maltratada, pasando por embarazo infantil, carrera de prostitución y mala vida, hasta llegar a la desilusión casi total con el género humano. Ya está algo añosa como prostituta de lo más tirado, tiene un carácter violento y desagradable, inteligencia mínima y educación insuficiente para sacarse de la cuneta donde está sin un mínimo esfuerzo—esfuerzo que tampoco parece muy dispuesta a hacer, viviendo día a día con lo que llega. La película se centra en su relación con Selby, una chica lesbiana agobiada por sus fracasos sentimentales y por el ambiente opresivo de su casa—y juntas crean una burbujilla de realidad alternativa, una folie à deux, en la que Selby consigue por fin ligar y huir, que es lo que le pedía el cuerpo, y Lee recupera una ilusión por alguien y por llevar su vida en alguna dirección—buscando un mínimo de estabilidad económica. Pero cuando intenta trabajar enseguida detectan (con acierto me temo) que es un personaje sin sustancia y nada de fiar: vive en una realidad alternativa, al dictado de la euforia, el impulso y la improvisación. Cuando tiene dinero, lo chafa alegremente sin un átomo de previsión, pensando que le caerá antes o después un golpe de suerte. Y de ahí pasa sin transición a la realidad brutal de su vida de prostituta, en cuanto le falta el dinero para mantener la huída con Selby. Y va matando a hombres de todo pelaje, desde infelices o buena gente hasta tarados sacados del subsuelo de una América tan profunda que sólo llega a ella esta Lee. Vamos, una historia de pena, en la que la brutalidad del personaje sólo se ve compensada por la pena que da su historia y por su profunda estupidez. Claro que la guionista/directora narrativiza el material de partida, y lo transforma en una historia de valores humanos a un nivel digamos minimalista. monsterPara que el título "Monster" sea adecuadamente irónico, hay que humanizar al personaje y atraer simpatía, además de comprensión. Eso se hace por medio de tres ingredientes que acercan el personaje a valores deseables: el sufrimiento moral de Lee por sus asesinatos, su amor por Selby, y su sacrificio al final.
Sobre lo primero, Lee sufre un tormento interno (en la medida en que puede el personaje) cuando decide matar al buen samaritano que la quería ayudar, y lo elimina sólo por cubrir sus pistas perfectamente. En una elección trágica suele haber un elemento de bien que se destruye junto con el mal, y ese momento de sufrimiento de Lee, empeñada en seguir su camino de crimen con coherencia implacable, es quizá el mayor bien al que llega a elevarse esta individua—y su decisión es aplastar esa conciencia que le pide que no haga lo que va a hacer. Es lo que ha de redimirla (o casi) a ojos del espectador, esa parte de ella que se resiste a lo que va a hacer. A los ojos de la autora/directora es también la energía del personaje y su determinación lo que la hacen excepcional y casi admirable, aunque eso es más discutible viendo lo mal orientada que está esa determinación. Luego está, claro, el amor como redentor, "su chica", la relación ilusionada con Selby, un islote de perfección cutrilla y precaria en el mar de indiferencia y embrutecimiento que es su vida. El cóctel es explosivo, sin embargo: dos personajas sin talento ni miramiento a los demás, embobadas la una con la otra, en una sociedad que las rechaza y las encierra aún más una en otra, arrastrando una tonelada de frustraciones, compartiendo una tendencia a la huida delirante, a la influencia mutua, a la improvisación y a la autocomplacencia.... en fin, que cogen la vía rápida al dinero fácil. Lee descubre aquí el amor, y se vuelve una mártir por amor cuando acepta sacrificarse sin inculpar a Selby; en cuanto a ésta, ha salido de la burbuja y lleva adelante todo lo tiesa que puede su vergonzosa traición a su colega, inculpándola y salvando su propio pellejo como buenamente puede. Eso no la condena a los ojos de Lee, que ahora está decidida a vivir su condena sola y aislar su amor como objeto sagrado en un pequeño altar virtual del pasado—al menos conoció un momento de ilusión y esperanza, antes de que todo se fuese al traste. Vamos, una historia de amor y de cómo atesoramos las ilusiones que nos mantienen funcionando. Los avatares posteriores del personaje real de Wuornos aquí se eliminan y se da así a una versión más unificada, dramática y simple de la historia. Por mucho que se maquille y afee la Charlize, la realidad siempre es más fea que el cine—y más inmoral y con una hordinariez más densa aún. Aunque es cierto que las actuaciones tanto de Charlize Theron como de Christina Ricci son magníficas, y aunque fuese nada más por ellas merece la pena ver la película.

Sobre la representación de "monstruos" morales y acciones monstruosas siempre habrá debate. La tragedia (y Monsterpertenece al género) nos hace comprender las circunstancias del criminal y la mezcla problemática que se da entre el bien y el mal. Eso puede hacer que resulte molesta a veces—que parezca justificar o defender al monstruo. Por aquello de tout comprendre, c'est tout pardonner, los moralistas menos dispuestos a aceptar monstruosidades prefieren que ni siquiera se representen ni recuerden, siguiendo el razonamiento de Sir Thomas Browne al final de Pseudodoxia Epidemica:

Many other accounts like these we meet sometimes in history, scandalous unto Christianity, and even unto humanity; whose vertities not only, but whose relations honest minds do deprecate. For of sins heteroclital, and such as want either name or president, there is oft times a sin even in their histories. We desire no records of such enormities; sins should be accounted new, that so they may be esteemed monstrous. They omit of monstrosity as they fall from their rarity: for, men count it veniall to err with their forefathers, and foolishly conceive they divide a sin in its society. The pens of men may sufficiently expatiate without these singularities of villany; For, as they encrease the hatred of vice in some, so do they enlarge the theory of wickedness in all. And this is one thing that may make latter ages worse then were the former; For, the vicious examples of Ages past, poyson the curiosity of these present, affording a hint of sin unto seduceable spritis, and soliciting those unto the imitation of them, whose heads were never so perversly principld as to invent them. In this kind we commend the wisdom and goodness of Galen, who would not leave unto the world too subtile a Theory of poisons; unarming thereby the malice of venomous spirits, whose ignorance must be contented with Sublimate and Arsenick. For, surely there are subtiler venenations, such as will invisibly destroy, and like the Basilisks of heaven. In things of this nature silence commedeth history: 'tis the veniable part of things lost; wherein there must never rise a Pancirollus,* nor remain any Register but that of hell.

* Who writ De Antiquis deperditis, or of inventions lost.

Monster. Writer and dir. Patty Jenkins. Cast: Charlize Theron, Christina Ricci, Bruce Dern, Lee Tergesen, Annie Corley, Scott Wilson. Music by BT and Howard Paar. Coprod. Brent Morris. Prod. des. Edward T. McAvoy. Ed. Jane Kurson and Arthur Coburn. Photog. Steven Bernstein. Exec. prod. Sammy Lee, Meagan Riley-Grant, Stewart Hall, Andreas Grosch, Andreas Schmid. Prod. Charlize Theron, Mark Damon, Clark Peterson, Donald Kushner, Brad Wyman. Media 8 Entertainment / DEJ Productions / KW Productions / Denver & Delilah Films, 2003. DVD: Prism Leisure, 2005.



Vivre sa vie

Miércoles 26 de noviembre de 2008

Bio/Neurolingüistica

Entrevista con Juan Uriagereka en Tercera Culturasobre la naturaleza y origen del lenguaje; salen a colación uno de mis temas de interés, las neuronas espejo. Y también me parece interesante cómo modera Uriagereka la posición reduccionista, admitiendo que los problemas se pueden tratar a distintos grados de "granularidad" por así decir—o sea, que cada tipo de problema requiere su enfoque, y su disciplina.

Un poco decepcionante resulta tanta especulación sobre el papel del supuesto gen del lenguaje, FOXP2, total para decirnos al fin que no sabemos lo que hace... aunque bueno, no sería la primera vez que una reactivación genética de algo muy antiguo da lugar a fenómenos y combinaciones nuevos—como la capacidad de procesar lenguaje que interesa (chomskianamente) a Uriagereka. O incluso esta idea del origen del lenguaje en un virus... vaya a saber si tendrá alguna base de realidad, que también hay viruses que provocan mutaciones, aunque aquí lo diga en un tono especulativo casi de broma.

Enfatiza esta aproximación biolingüistica los temas chomskianos básicos: la gramática universal, la identidad fundamental de todas las lenguas, la existencia de un "mecanismo cerebral" específico para el lenguaje... pero de una manera un tanto más constructiva e interesante, que los pone en conversación con otras disciplinas e incluso al final (quién sabe) hasta con el evolucionismo cultural. Aunque para esto último aún parece que les falta un poco de desarrollo.

En fin, que con lo que más estoy de acuerdo con él que ojo no vayamos a intentar reducir todo a biolingüística y neurolingüística ahora... Por interesante que sea el trabajo que hagan en el Biolinguistics Network.

El toque abstracto se le ve a Uriagereka cuando se niega a reconocer la preponderancia de unas lenguas sobre otras y se pone casi sentimental, idealista, hablando de las lenguas castigadas por la brutalidad de la historia... Desde un punto de vista chomskiano, quizá todas las lenguas sean iguales o equivalentes, pero eso es lo que le falta a este universalismo—el reconocer que no sólo de gramática vive la lengua. Será comprensible en alguien medio vasco, pero semejante victimismo lingüístico no tiene los pies en el suelo (llega a proponer Uriagereka rescatar como lingua franca el lakota u otra lengua extinta, mejor que aceptar el papel del inglés como lengua internacional. Y esto estando en Maryland...). De los procesos comunicativos y sociales que a lo largo de la historia han constituido las grandes lenguas, se queda Uriagereka sólo con la brutalidad de la historia y el colonialismo que oprime y margina: ignorando el logro cultural que supone la existencia de lenguas francas, comunes e internacionales. Por matizar esta postura, modificaría yo una frase de Walter Benjamin: todo documento de cultura, además de ser un documento de barbarie, es un documento de cultura.

En fin, que como buen chomskiano al fin y al cabo—hay que leerse su profesión de fe para creer hasta qué punto—Uriagereka elige ignorar la historia (o vilipendiarla) y en última instancia esto le lleva a ignorar de hecho la evolución del lenguaje: no considera que el lenguaje sea algo que se hace progresivamente, que evoluciona, que se va improvisando y desarrollando a partir de otros sistemas cognitivos y motores, con la interacción, la internalización de esquemas, y la complejificación gradual de procesos sociales y comunicativos, no: este enfoque tiende a considerar el lenguaje como algo que surgió... algo así como por un virus o una mutación súbita. Y, teniendo su meollito de verdad (siempre hay pasos significativos, gotas que desbordan el vaso, presas que se rompen, etc.)—hay que señalar que este planteamiento básico es el error básico de los bio/neurolingüistas.

A no perderse, tampoco, los comentarios sobre la entrevista, en el blog de La Revolución naturalista. De éstos, en general vengo a concurrir con el PaleoFreak.

PS: otra crítica a algunos planteamientos biolingüísticos en Babel's Dawn.

Y re-PS: Me ponen un enlace en el nuevo blog Biolingüistica.


   Neanderthal Language





Martes 25 de noviembre de 2008

Máquina de racionar agua

La ha hecho Álvaro con Phun:






Pero no es ficción ficción; estamos no sólo racionando agua sino acarreando cubos desde la fuente de la Plaza de los Sitios... y es que esta mañana ha petado una tubería y había un bonito manantial en el sótano de casa, que en un rato lo ha llenado dos metros de profundidad de agua.  Así que pronto han venido los bomberos a bombear, y una perforadora gigante y han levantado toda la acera... y gracias si no nos acaban levantando el patio de entrada con sus mármoles y columnas.

También ha petado el ascensor—con lo cual hay que subir los cubos a pulso. Y el capitalismo:




A este paso no sé dónde vamos a llegar.

¡Alarma!





Lunes 24 de noviembre de 2008

Tercera Cultura

Me suscribo hoy al canal de YouTube de esta iniciativa llevada por el director de Muy Interesante, por Arcadi Espada, por Eduardo Robredo et al.  También tienen este sitio web. Deriva su título de las famosas Two Cultures de C. P. Snow—las culturas enfrentadas de las ciencias y de las letras. Los desarrollos en cibernética, en neurociencias, y en teoría evolucionista se presentan aquí como las grandes esperanzas de síntesis o apertura de una "tercera vía". Hay un toquecillo antioscurantista militante en la iniciativa—con el peligro concomitante de reducir el conocimiento a la racionalidad, y la racionalidad al método científico... con propuestas como la "filosofía experimental", a la que no sabemos si habría que reducir la filosofía, según lo entienden aquí. O la lingüística reducirla a la biolingüística. En mala hora sería, si esto se entendiese como cerrar vías en lugar de abrirlas. También hay un proselitismo escéptico que a veces es ve las cosas demasiado en blanco y negro. Y yo participo de él, cómo no reconocerlo, hasta cierto punto. Pero de ahí a considerar a Derrida un farsante, como lo llama Arcadi Espada... hombre, aprenda a leerlo, primero. Si no, mal podremos abrir una tercera episteme, o multiplicaremos las culturas en lugar de tender puentes entre ellas.

Índices de productividad, expertos y calidades



Domingo 23 de noviembre de 2008

One More Night

Bob Dylan cover. Or is it Nino Bravo.






If You Could Read My Mind


Sobre los gobernantes y el gobierno de sí

Es el título que le doy a este fragmento de la tragedia Thyestes, de Jasper Heywood traduciendo a Séneca (1560). Un magnífico poema de ideales estoicos:

Not riches make a king, or high renown;
Not garnish'd weed with purple Thyrian dye;
Not lofty looks, or head enclos'd with crown;
Not glitt'ring beams with gold, and turrets high.
A king he is, that fear hath laid aside,
And all affects that in the breast are bred;
Whom impotent ambition doth not guide,
Nor fickle favour hath of people led. (...)
It is the mind that only makes a king.
There is no need of sturdy steeds in war,
No need with arms, or arrows else, to fight,
That Parthus wonts with bow to fling from far,
While from the field he falsely feigneth flight.
Nor yet to siege no need it is to bring
Great guns in carts to overthrow the wall,
That from far off their batt'ring pellets sling.
A king he is that feareth nought at all.
Each man himself this kingdom gives at hand.
Let whoso list with mighty mace to reign
In tickle top of court delight to stand;
Let me the sweet and quiet rest obtain;
So set in place obscure, and low degree,
Of pleasant rest I shall the sweetness know.
My life, unknown to them that noble be,
Shall in the steps of secret silence go.
Thus when my days at length are overpass'd
And time without all troubles tumult spent,
An aged man I shall depart at last,
In mean estate to die full well content.
But grievous is to him the death, that, when
So far abroad the bruit of him is blown
That known he is too much to other men,
Departeth yet unto himself unknown.


No hacen a un rey riquezas, ni alto renombre;
Ni ornado el atavío de tiria púrpura teñido;
Ni el aspecto altivo y cabeza cercada por corona;
Ni doradas columnas y altos torreones.
Aquél es rey, que el miedo ha echado a un lado,
Y todas las afecciones criadas en su pecho;
Que no es guiado por ambiciones impotentes
Ni el favor caprichoso del pueblo a quien conduce. (...)
La mente sola es la que hace a un rey.
No necesita corceles recios en la guerra,
Ni combatir con armas, ni con las flechas
Que el Parto lanza desde lejos con su arco
Tras fingir su fuga del combate falsamente.
Ni es necesario arrastrar para el asedio en carros
Grandes cañones que tumben las murallas
Derrumbándolas con balas, arietes desde lejos;
Un rey es quien a nada le tiene ya temor.
Un reino que lo tiene cada cual, si se lo da.
Que esté quien guste de reinar con un pesado cetro
En la cima incierta alzado del gozo cortesano;
Que yo buscaré la descansada y dulce vía
Del puesto oscuro y de la alcurnia baja,
Y gozaré la dicha del descanso ameno.
Mi vida, ignorada por nobles e importantes,
Seguirá tras los pasos secretos del silencio.
Y así cuando mis días se salgan de su cuenta,
Sin tumulto de tormentos mi tiempo ya gastado,
Partiré ya, siendo hombre al fin anciano,
Contento de morir en la mediocridad.
Pero es atroz morir para quien, cuando
Tan lejos esparcidos noticias y rumores
Sobre él, pues todos demasiado lo conocen,
Parte siendo un desconocido para sí.


La Beatriz





Sábado 22 de noviembre de 2008

Pleitos tengo y...
correo basura

...¿los gano? Se verá, porque la Justicia, y la Injusticia, se mueven a cámara lenta, lenta como las balas de Matrix. Hasta ahora no he tenido mucha suerte, porque o bien no me han dado la razón, o si me la han dado se han quedado sin aplicar las resoluciones que me la daban.

Tengo un juicio pendiente en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón por un concurso-oposición de cátedra al que me presenté hace varios años, y que el tribunal dejó desierto. Éste lo perdí en primera instancia, con una sentencia discutible y discutida. El recurso de apelación tiene fecha indefinida—sólo espero que no estuviese el legajo virtual de mi caso entre las decenas de ordenadores que afanaron de la Audiencia unos cacos, el año pasado.

Otro caso de Juzgado es el que nos tiene enfrentados a nuestro departamento por una normativa insólita que se han sacado de la manga: reservar las enseñanzas de segundo y tercer ciclo "a la boloñesa", y la dirección de tesis, para los miembros de los equipos de investigación: en concreto, los equipos de quienes coordinan esos postgrados. Con lo cual se ha desatado una dinámica absurda de meterse bajo el ala protectora de los catedráticos y de desarrollar estrategias de apoyo mutuo y esprit de corps: los equipos de investigación han pasado a ser partidos políticos, con comisarios políticos y férrea disciplina de voto y de control de la opinión, y con la paranoia de vigilancia mutua que acompaña a estos procesos. Un asquillo de ambiente, vamos. Y como la base de todo es ilegal, pues lo hemos recurrido.

En dos partes, pues el Rectorado sí declaró contraria a derecho la actuación de Our Betters—aunque sin llevar a efecto su resolución. Este segundo juicio, contra la inactividad del Rectorado (de Felipe Pétriz, y ahora por herencia inactividad también de López, supongo) al no cumplir sus propias resoluciones, se verá en los juzgados en mayo de 2009. Así lo expone nuestra abogada:

"Pues bien, ni la resolución del rector de 22 de diciembre de 2006, descrita en el hecho anterior, ni la del 14 de mayo de 2007, fueron ejecutadas por la Universidad, lo que provocó que se requiriera su ejecución por parte de mis mandantes. La falta de ejecución de sus resoluciones firmes por parte de esta Administración, provocó que mis mandantes se vieran obligados a recurrir la falta de atención a su requerimiento, lo que dio lugar a los Autos nº 80/2008 que se siguen ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº Tres de Zaragoza.
   Muy al contrario, en lugar de proceder a ejecutar las resoluciones del Rector, el Consejo de Departamento vino a aprobar unos criterios de adjudicación de la carga docente para los programas de postgrado, que seguían excluyendo antijurídicamente a mis mandantes como profesores de dichos programas, tal y como se pasa a describir a continuación"—etc.

Vamos, que Our Betters apuestan fuerte, y no se apean de la burra: remodelaron su normativa anulada dándole un barniz desconchadillo de legalidad—procurando eso sí que surtiese los mismos efectos—y volvieron a aplicarla, y volvimos a recurrirla sin respuesta por parte del Rectorado. Así que al juzgado que vamos una vez más.

Y ahora nos acaban de comunicar la fecha del tercer juicio: contra la ilegal normativa que ahora mismo rige los criterios de nuestro departamento, y sus másteres y doctorados de Calidad. Y que, sobre todo, le hace perder el norte sobre la manera de investigar en la Universidad, y de actuar en la administración. El asunto se llama "Procedimiento abreviado 442/2008 - sección A/P, sobre Procesos contenciosos administrativos" y enfrenta a "D/ña José Angel García Landa Beatriz Penas Ibáñez" contra "D/ña Universidad de Zaragoza". Se nos cita a juicio oral en el Juzgado Contencioso Administrativo nº 2 de Zaragoza, el 15 de junio de 2009 a la 11:30 horas. De modo que se verá sobre este asunto un juicio en mayo, y otro en junio.

Vista mi experiencia de la Justicia hasta ahora, y teniendo en cuenta que la sustancia del asunto es exactamente la misma, casi es para apostar que uno lo perderemos y otro lo ganaremos—por coherencia administrativa.

Y sobre todo porque la sustancia misma del asunto—unas relaciones de vasallaje feudal mal llevadas, y la falta de criterio de quienes así actúan siendo ya mayorcitos—no cabe en el lenguaje administrativo; se desvanece entre los legajos, y no aparece en ningún momento entre lo que se somete a contencioso.

Enmienda sin propósito de










Viernes 21 de noviembre de 2008

Complementos indirectos

Nos comunica el vicerrector que podemos consultar en la red si hemos obtenido nuestros complementos salariales autonómicos. Y, en efecto, los hemos conseguido. ¿Cuánto? Pues ni idea. Entre toda la información que nos dan al respecto, este aspecto se suele considerar (curiosamente) irrelevante. Costaría averiguarlo. Así que ya nos llegará la nómina—eso es elegancia.

Ah, y también nos comunican las webs los resultados de nuestra evaluación del año pasado. Yo en las asignaturas que me evaluaron obtengo...

En Shakespeare—                Media  :  3.90             
En Comentario de textos—  Media  :  4.02  

Mediocrillas, las medias (sobre cinco). No sé si con la asignatura de crítica, que al parecer no me evaluaron, subiría o bajaría la media de mis medias. Pero vamos, nada espectacular: me mantengo en mi aúrea.


Medonte


Julio César

Vuelve César, siempre vuelve César—sea disfrazado de Napoleón, de Mussolini o de Chávez. Nos proyectan en la biblioteca María Moliner el Julio César de Mankiewicz, basado en la tragedia de Shakespeare; lo presenta y comenta Antonio Duplá, de la Universidad del País Vasco, en un ciclo sobre cine e historia. La semana que viene, Troya—con Pitt the younger.

¿Era Julio César de izquierdas?—le pregunto al conferenciante, invidiously. "El dictador democrático", lo llama Luciano Canfora: y es que César era el líder del partido de la plebe, y se aupaba al poder con un incontestable apoyo popular—de unas masas romanas que, por plebeyos que fuesen, eran los patricios del imperio, y estaban maleados por tanto por las subvenciones de César a costa de las extorsiones al resto del imperio. Así que lo del tema de la democracia y las izquierdas está demasiado difícil como para analogías sencillas: lo que sí está claro es que los conspiradores que acabaron con su vida lo hacían por preservar no una "democracia" y unas libertades igualitarias, sino más bien para defender unas instituciones aristocráticas, que corrían el riesgo de ser arrinconadas por César. Y, desde luego, también era César un golpista, apoyado por su ejército "más acá" del Rubicón. Todo el episodio es ocasión para muchas reflexiones y analogías sobre la legitimidad del poder, el liderazgo carismático, la tiranía, el correcto uso de las instituciones, la legitimidad o no del tiranicidio—y las estrategias más adecuadas para el golpe de estado. Podría decirse que, como sucedió en la guerra civil española, fue el golpe de estado fallido de los conspiradores—tras el golpe de estado fallido de César, fallido para él—el que causó o reanudó la guerra civil.

Las analogías son engañosas, claro, pero también ilustrativas por lo que tiene esta tragedia de emblemático y arquetípico—como dice Casio, "cuántas veces en el futuro será representada otra vez esta alta escena, en estados no nacidos, y en acentos aún desconocidos" (III.i, 111-13). Shakespeare era muy dado a estas perspectivas de retrospección prospectiva, y sin duda se echaba aquí una flor a sí mismo y su fama futura, con sus ejercicios de metateatralidad. Pero también era consciente de las analogías con su misma época—sin que sea conveniente buscar equivalentes exactos de los personajes de su drama en la Inglaterra isabelina. Un buen ejercicio en esta línea, resituando Julio César en 1599, lo hace James Shapiro en su reciente biografía de Shakespeare enfocada en ese año (1599: A Year in the Life of William Shakespeare). Tal vez Shakespeare, al traer a colación a un César, pensase especialmente en el conde de Essex y sus dudosas aventuras al frente del ejército de Irlanda durante la campaña de ese año. Aunque también la figura de César, autócrata sin descendencia, debe algo a la reina Isabel. Más que paralelismos exactos, es el juego de habladurías, intrigas partidistas y estrategias de propaganda lo que aporta la realidad vivida de Shakespeare a esta recreación de Roma. También la cuestión del tiranicidio era candente, con la fatwa del Papa contra la Reina de Inglaterra, con las teorías de Buchanan justificando el tiranicidio, y con la condena del tiranicidio en los escritos del que muy pronto sería rey de Inglaterra, Jacobo I—otro éste que andaba en boca de los círculos selectos y de los hoi polloi, en tanto que Isabel se negaba a designar sucesor y gravitaba sobre Londres el fantasma de las guerras civiles y de las luchas por el poder que tan bien había retratado Shakespeare en sus dramas sobre el siglo XV.Bruto y César - Mankiewicz

Llama la atención en Julio Césarel contraste entre las intrigas de los Pocos, los aristócratas, y la necesidad a la vez de hacerse con el beneplácito de la plebe. Los oradores se dirigen al pueblo tras el asesinato, y aquí hay que subrayar la habilidad de Shakespeare al superponer casi sin transición la plebe romana, representada por actores en la escena, y el público de su teatro—una continuidad natural, tras las alusiones políticas isabelino-romanas que señala Shapiro. Pone así de relieve, de la manera más natural posible, la teatralidad de la política, y de los hombres públicos; será el mejor actor allí en las tablas (y no necesariamente el mejor guionista) quien asegure el triunfo de la obra. Esto es especialmente efectivo en el teatro, claro: aquí el cine establece una mayor distancia entre el espectador de la sala y el plebeyo del foro, aunque Mankiewicz y Brando son especialmente eficaces conservando la ambigüedad allí donde conviene. Los oradores se dirigen a la plebe convenciéndoles de cuál es el bien de Roma, y el de la propia plebe—son las líneas de argumentación de Bruto y Marco Antonio respectivamente, podríamos decir. Es Bruto el que aparece como un hombre honesto en la tragedia, exponiendo su causa abiertamente e invocando el honor y la dignidad tradicional de Roma, mientras que Antonio es un sutil manipulador—una zorra frente a un león, en la terminología de Wyndham Lewis. Y sin embargo cabría argüir que la honestidad de Bruto llega hasta donde llega: pues el bien de la república romana y las libertades de sus aristócratas no tienen por qué ser el bien del plebeyo, ni garantía de las libertades de éste; y cuánto menos del esclavo o del galo moribundo.

Es impresionante la tragedia de Shakespeare por las transformaciones de sus personajes, y por las consecuencias inesperadas de sus actos—esas ironías del destino que nos vamos haciendo, a medida que nuestros planes y nuestra ordenación mental de la realidad se estrellan contra los planes y planteamientos de los demás—y contra la dura realidad. Casio está movido por la envidia tanto como por la defensa de las instituciones republicanas. También aparece en principio como un manipulador maquiavélico, una zorra hablando a favor de los leones. Bruto, por el contrario, se presenta como la reencarnación de su antepasado, y garantía de la República contra tentaciones monárquicas. Es un personaje más íntegro—estoico, desinteresado hasta donde hemos dicho, un intelectual que defiende un bien abstracto, un poco como los revolucionarios franceses, trazando un plan que si bien es de por sí razonable, en realidad no se sustenta sobre bases firmes, y se estrellará contra la realidad. De hecho, su caracterización de César como "el huevo de la serpiente"—que todavía no es tirano pero llegará a serlo—tiene mucho de diagnóstico acertado, sí, pero también de soberbia intelectual: ¿cómo se atreve Bruto a calcular y controlar el futuro de esta manera, a hacer semejante ejercicio de retrospección anticipada, pues no en otra cosa se basa este asesinato preventivo? Como si su intervención en la cadena de las cosas fuese a enderezarlas, como si Bruto controlase el tiempo y el curso de las cosas. Así pues, es Bruto un personaje ambivalente como todos, un recto idealista que contribuye como el que más al caos que arrasa Italia con la guerra—y al cesarismo tiránico que quería evitar, esta vez en las figuras de Marco Antonio y Octavio, con sus listas de condenados a muerte.

Está la tragedia estructurada también en una serie de ironías sucesivas, basadas como digo en parte en la transformación de los personajes una vez han sellado alianzas y trazado planes contra un tercero. César, por supuesto, ya ha perdido contacto con la realidad, y está autoendiosado; cree que lo ve todo y no ve sino parte—es carne de conspiración. Ante los augurios tiene una actitud titubeante: los rechaza y los consulta, los desautoriza y los reinterpreta; creyendo conocer a los hombres como Casio, desconoce a Bruto, en quien confiaba. Casio, el flaco envidioso, primero manipula a Bruto para sus fines,  pero al final es él quien se ve seducido: sufre por los desprecios de Bruto a su carácter—no soporta la mala opinión de su amigo y aliado; podríamos decir que, frente a Bruto, ha depuesto sus intrigas y está en actitud suplicante, como esos amantes despechados de Shakespeare en las parejas semirrománticas de amigos íntimos de The Two Gentlemen of Verona, El Mercader de Venecia o Twelfth Night. No es casual, quizá, que sea John Gielgud quien lo interprete en la película de Mankiewicz, con un toque de fascinación homosexual.

Más ironías con Antonio: al principio un indolente seguidor de César, va sacando su verdadera talla por partes, engañando a los conspiradores con un ajustado juego de dolor y nobilitas romana—y pronto vuelve a la plebe, partido de César, contra Bruto y Casio. Como estratega militar también sigue la táctica de la zorra, atacando emboscado en lugar de en campo abierto—y sin embargo, esta ironía queda para la historia, será él mismo la víctima de Octavio, ante quien se confía. Antonio ha constituido un triunvirato junto con Lépido y Octavio, esperando seguramente ser el César de ese triunvirato, craso error, pues como su nombre indica será César Augusto quien lo cese a él. No bastará con aliarse y liarse con Cleopatra para seguir los pasos de César al poder—y total para qué, en un mundo de intrigas. Antonio critica a Lépido por su escasa visión en cuanto éste sale de la reunión, sin saber que con el tiempo—en otra tragedia de Shakespeare y otra película de Mankiewicz—él mismo será víctima de un Octavio llamado a suceder con más éxito a su tío abuelo, pues mejor supo que nadie mantener las formas republicanas y a la vez acumular poder después de haberse cepillado a los senadores (manteniendo, eso sí, el Senado).

Es una vez más la dinámica de la ceguera estratégica descrita por Lacan: el que ha visto con penetración, y ha trazado un plan, cae víctima de su propio éxito, pues se confía en su visión privilegiada (en su ceguera) y no se sabe objeto de los planes de otros. También Shakespeare analizó esta dinámica, antes de "La carta robada" de Poe. Quizá de ahí su escepticismo ante revoluciones e intervenciones planificadas en la realidad política: con la perspectiva del que llega a toro pasado, sabe que siempre hay factores inesperados, que la realidad es más compleja que los planes, y que siempre hay alguien al lado con quien no contaban ni los césares ni los conspiradores, pero con quien sí contará la Historia.

Por cierto, parece ser que las últimas palabras de Augusto fueron muy shakespearianas—"¿Os ha gustado la función?", aludiendo a su papel magistral como emperador en el teatro del poder... Si es que a eso de que la vida imita al arte que dicen unos, o el arte a la vida que dicen otros, hay que matizar que se imitan cada uno imitando al otro... hay un cierto progreso entre el ingenuo y desilusionado "et tu, Brute" de César y este saludo de cortina de Augusto, su versión corregida y aumentada. The show must go on...


Julius Caesar. Dir. Joseph L. Mankiewicz. Screenplay by Joseph L. Mankiewicz, based on Shakespeare's play. Cast: Marlon Brando, James Mason, John Gielguld, Louis Calhern, Edmond O'Brien, Greer Garson, Deborah Kerr, George Macready, Michael Pate, Alan Napier, Ian Wolfe, Douglass Dumbrille, Edmund Purdon. Art dir. R. Cedric Gibbons and E. Carfagno. Photog. Joseph Ruttenberg (b/w). Music by Miklos Rozsa. Ed. John Dunning. Prod. John Houseman. 121'. USA: Loew's Inc., 1953. (Oscar for art direction and set decoration, National Board Review award for best actor, Mason, best b/w photog., best score, best film 1954, Bodil festival prize for best US film, BAFTA prize for best British actor, Gielgud, and best foreign actor, Brando).

(Shakespeare, Trillo, y las ficciones del poder)



Jueves 20 de noviembre de 2008

Lettre à France

De ma boîte à musique—une chanson de Michel Polnareff.





Les années d'autrefois





Sitios increíbles

Salar de Uyuni, Bolivia


Shipton's Arch


Guilin

El Salar de Uyuni, el arco de Shipton, Guilin. Y luego las Colinas de Chocolate, el Cañón  del Antílope... todos ellos a los que me temo que no iré nunca. Por suerte está Internet para verlos, por ejemplo en este foro fotográfico. Vale la pena de verdad hacer una excursión por allí. O por este sitio web sobre arcos naturales—de los cuales del de Shipton es el mayor y más remoto, pero los hay impresionantes. Mi hermana vuelve de Laos, unos amigos se van ahora a Patagonia—yo creo que exploraré mi barrio, o poco más allá.

Hasta aquí abajo sí he llegado—está al lado de mi pueblo, conforme cruzas los montes... 

Circo de Gavarnie


La catarata ni siquiera es de las más altas del mundo—aunque es más alta que diez Niágaras uno encima de otro. ¿Volveremos allí? Quién sabe.

Entre dos mares










Miércoles 19 de noviembre de 2008

A Published Author

Estimados editores:

Sería un placer poder contribuir a la edición en español del libro de G. H. Mead La filosofía del presente, y a que se publicase en vuestra editorial. Yo no he terminado la traducción de la obra, si bien estoy en ello y podría acelerarlo si hay razones para hacerlo.

El principal problema para la publicación que se me ocurre podrían ser los derechos de autor de la obra original.
El texto en inglés está disponible en la red en esta dirección: http://www.brocku.ca/MeadProject/
y como veis está en libre acceso. Ahora bien, desconozco las limitaciones o derechos de autor que pueda haber para su publicación en forma de libro. En la página web pone "copyright todos los derechos reservados" pero a continuación afirma que "el copyright no pertenece a The Mead Project". La edición impresa que yo tengo remite a una publicación por acuerdo con los editores originales de 1932, que eran Open Court Publishing, 332 S. Michigan, Suite 1000,  Chicago, IL 60604, USA. Pero no indican copyright alguno, ni propio ni ajeno—aunque es una cuestión que seguramente os interesaría aclarar una vez entran en cuestión beneficios, ISBNs, etc.

Por mi parte, yo estoy más interesado en la difusión y accesibilidad de la obra en la red que en su publicación en forma de libro; por eso no me he puesto en contacto con ningún editor. Si una condición de la edición va a ser que no esté accesible el texto en la red, entonces no tengo mucho interés en publicarlo como libro. Pero por supuesto no tengo ningún inconveniente para que aparezca también como libro—son muchos los textos que coexisten en libre acceso en la red y como libro en las librerías, aunque no sé si ese tipo de publicación os interesaría, eso ya es cuestión de estrategias. En lo que a mí respecta sería un placer contribuir a la edición de una obra que evidentemente me parece de gran interés, ya sea con o sin las notas que le añado por mi cuenta en la traducción que estoy haciendo. Si averiguáis la cuestión de los derechos (si se aplican) y os interesa utilizar mi traducción, que procuraré activar, podemos seguir en contacto y sacar adelante el libro.

Un saludo muy cordial,

Jose Angel García Landa
Universidad de Zaragoza


John Battelle, The Search







Martes 18 de noviembre de 2008

Garzón desiste, Bush insiste

Garzón ha conseguido quizá lo que buscaba, exculpar o indultar a Franco o "extinguir su responsabilidad". Ya suponíamos cuando procesaba a Franco que de hecho no llegaríamos a ver el esqueleto en el banquillo. Vaya, podía haber esperado a pasado mañana, como regalo de cumpleaños al Caudete. PDF del nuevo auto aquí...

Pero aunque aquí el Juez se achanta, sí abre el camino a la investigación en juzgados locales... con lo cual seguiremos hablando del tema durante años, quizá. Mientras (misión cumplida) la fama de Garzón llega hasta América —observen que esta crónica del New York Times del año que viene va firmada por Bart Garzon. Menos mal que allí ha sido Bush el que ha decidido autoinculparse, así no hay peligro de que el juez archive nada.

A veces se hace difícil distinguir las bromas de las serias, así de absurdo e injusto está el mundo. Supongo que en USA también esperarán a que Bush lleve muerto treinta años antes de procesarlo.

Justicia poética




Información complementaria

Mensaje recibido a través de la lista de correo electrónico de AEDEAN ========

Estimad@s colegas: me es grato poder comunicaros que le ha sido renovada la Mención de Calidad al Programa de Doctorado en Estudios Ingleses (MCD2007-00170) que impartimos en la Universidad de Zaragoza. Las características y los
contenidos del Programa de Doctorado y del Máster en Estudios Textuales y Culturales en Lengua Inglesa que constituye la parte docente del mismo están a
vuestra disposición en la página web del Departamento que aparece al final de mi firma electrónica.
Saludos afectuosos, Susana Onega

Dpto. de Filología Inglesa y Alemana
Facultad de Filosofía y Letras
50009 Universidad de Zaragoza, España
Tel: 00+34+976 76 15 21
Fax: 00+34+976 21 15 19
http://cne.literatureresearch.net/
http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/



Y mensaje enviado a la lista de correo electrónico de AEDEAN:

Estimados compañeros:

En relación a los programas de calidad de la Universidad de Zaragoza, y como información complementaria a la que ha sido enviada a la lista por la Dra. Onega, coordinadora del Máster y Doctorado de Estudios Ingleses de esta universidad, conviene hacer notar que la ordenación docente de estos dos programas está sometida a un recurso, pendiente de resolución, en los Juzgados de lo contencioso administrativo de Zaragoza. Lo que ha de dirimir el tribunal es si son contrarios o no a derecho los criterios de ordenación docente que excluyen de la docencia en segundo ciclo y de la dirección de tesis doctorales a quienes no pertenezcan a un equipo de investigación subvencionado.

                       Un cordial saludo,

José Angel García Landa            Beatriz Penas Ibáñez

Seguimos con la mota negra




Lunes 17 de noviembre de 2008

La Visión de César

El sueño que he tenido esta noche me daría para mucho rato. No voy a contar mis peripecias acarreando cubos de agua manchada de polvo de carbón, ni que me encontraba sin papeles para trabajar de siervo de l
a gleba en unas piscinas, ni mi extrañeza porque Bach hubiese compuesto un Evangelio según San Juan que yo encontraba entre mis discos, en lugar de la Pasión según San Juan. No, me centraré en el episodio de Julio César. CaesarEstaba yo traduciendo un texto de César, como en el instituto, sobre gobierno y economía, pero se volvía tan vívido y tan actual, a cuenta de sus parecidos con la crisis financiera de estos últimos días, que pronto dejaba de ser una traducción que yo escribía, y tomaba la palabra directamente César, o más bien una estatua de hierro suya, gris oscuro, un busto parlante algo idealizado (le habían puesto el típico flequillo romano y lo habían rejuvenecido un tanto).

César criticaba a la oposición, una colección de patricios intrigantes que (sin comprensión real de las dificultades del gobierno) criticaban a César por perderse en especulaciones no monetarias sino mentales, y por no hacer nada práctico por remediar los males de Roma. Esa misma inacción les reprochaba César a ellos, a la vez que exponía unas verdades poco observadas a las que había llegado en sus reflexiones sobre la economía. Había calculado César que todos los sestercios de las arcas del Estado eran muy poquita cosa, por mucho que pareciesen, si se comparaban con el dinero en circulación e imposible de controlar. Pero aún más alarmante para él, y trasladaba esta observación sorprendente a los indolentes senadores y patricios, era lo siguiente: que todos los sestercios jamás acuñados por el Estado no bastaban para comprar ni una mínima parte de las posesiones y objetos de los romanos. Que las posesiones no se podían pagar en dinero. Que en cierto modo estaban en el mercado, pues se podían comprar y vender, eran dinero, pero no había dinero para pagarlas, ni podría haberlo jamás por lo astronómico de la cantidad que suponía tanto bien en el mercado. Creo que los romanos no llegaban a captar las implicaciones de esto, y miraban a César extrañados: pero su estatua continuaba impertérrita con la explicación.

Y César (o su cabeza de hierro) hacía partícipes a los patricios y tribunos de la plebe por igual de los planes que había tenido inicialmente: planes de acuñar más moneda para poder permitir la compraventa de las cosas—o más bien de crear el equivalente de éstas en dinero, pues como digo era algo que en principio ofendía a su lógica, el que no existiese el dinero equivalente a las cosas que (paradójicamente) sí lo valían. Y había pretendido acuñar, claro, acuñar más dinero —que se me ocurre se hubiese devaluado inmediatamente— y una duda así debió asaltar al subconsciente de César, porque a continuación relataba una visión o sueño explicativo que había tenido, y que le hizo desistir: un sueño que aparecía en una pizarra ilustrado con unos gráficos casi infantiles de vaquitas y casitas y otros símbolos económicos: a saber, que el dinero era un dios o semidiós (el envoltorio de esta dream vision era un tanto mitológico) que había sido engendrado por sí mismo, y que sólo se engendraría a sí mismo, por muchas veces que se engendrase.

Aquí el sentido de la visión de César se volvía un tanto más oscuro o problemático, y (como un patricio) me he despertado, o dormido, antes de que llegase al final el discurso de su estatua.

Un sueño con anécdota de Franco



Domingo 16 de noviembre de 2008

No Fate

Es lo que graba en la mesa con un cuchillo Sarah Connor en Terminator 2. Esta película invierte elegantemente los presupuestos de la primera entrega de la trilogía, a la vez que los mantiene estrictamente. 


The Terminator
se basaba en dos premi
sas contrapuestas: a) el futuro se va a realizar, y es espantoso. b) Pero también se puede modificar al menos en parte, pues las historias que nos cuentan sobre él pueden no ser fiables.

El intento de modificación del futuro, en la primera película, venía primordialmente de parte de las máquinas, el malvado sistema robótico Skynet. El sistema quiere eliminar al jefe de la resistencia humana, John Connor, por el procedimiento de acabar con su madre en el pasado, antes de que nazca, y alterar así el futuro. Una premisa eminentemente narrativa, claro, pues sólo narrativamente puede corregirse el pasado de esta manera—y el viaje en el tiempo viene a ser la materialización literal de este hindsight bias.
terminator
En The Terminator fracasaba el plan, y se mantiene el futuro en los términos iniciales: es decir, con la catástrofe acechando dentro de unos años, en el horizonte al que se dirige Sarah Connor, pero con el grano de esperanza en el futuro que será su hijo que va a nacer. En Terminator (1) la mayor esperanza consiste en evitar que el futuro cambie. En algún momento del guión inicial sí se hablaba de asesinar al ingeniero que diseñará Skynet, pero esa escena se suprime y da lugar a un desarrollo más extenso en Terminator 2.

En esta película, a tono con el deshielo de la guerra fría ("los rusos son ahora nuestros amigos"), hay mayores esperanzas de evitar la hecatombe nuclear—aunque se nos retrata la misma diversas veces en las pesadillas premonitorias de Sarah Connor, mezcladas con el nivel "real" de la película de una manera antaño reservada al cine modernista europeo—estos recursos como la ambigüedad de subjetivo y objetivo, las transiciones de nivel, etc., proliferaron durante los ochenta y los noventa ya en el cine de acción; son muy útiles para controlar la identificación del espectador y guiar sus hipótesis y emociones. Bien, a lo que vamos: que en Terminator 2 el futuro ya no está escrito, "no fate": y queda de hecho modificado, cosa que no sucedía en Terminator 1,  por la destrucción del ingeniero que habría de crear Skynet y de todos los restos del futuro que podrían servir de modelo para ello, incluído el terminator Schwarzenegger, en una escena de eutanasia asistida.

La imagen inquietante de una carretera por la que la cámara va avanzando en la oscuridad a toda velocidad, con sólo un pequeño trozo de camino adelante iluminado por los faros, expresa esa imposibilidad de conocer el futuro: no hay destino, en el doble sentido de que no podemos conocer el futuro que hay delante (está negro, los faros son luces cortas) y en el sentido de que podemos actuar para cambiar el curso de las cosas que se nos anuncia en las profecías agoreras—por ominosas y bien informadas que éstas parezcan, como estos robots venidos como prueba del futuro, el futuro siempre es incierto, y siempre puede cambiar con respecto al relato que se nos da de él—y nuestra acción no es irrelevante.

La imagen de la carretera, sin embargo, es ambigua. No vemos qué hay al final de la carretera, pero la carretera sí conduce a algún sitio, y no a otro. En el caso de una narración sobre el futuro, resulta una interesante tensión. Si hay un sitio donde sí hay fate, y viajes en el tiempo, y conocimiento exacto del futuro, es en una narración futurista. La historia de Terminator 2 juega así a invertir los términos con que empieza, eliminándose a sí misma en cierto modo, fundiendo todos los rastros del futuro inexistente, y dejándonos con el mundo más o menos como lo encontramos antes de entrar en el cine. A esa experiencia del presente histórico e incierto del espectador alude la imagen del coche—pues quizá la mayoría de los espectadores, en América especialmente, hayan ido a ver la película a una sesión nocturna de cine, y en coche; por eso está bien elegida la imagen. Ya se sabe que el parabrisas del coche es un equivalente de la pantalla cinematográfica, y por eso la imagen contribuye a subrayar esa transición de una pantalla a otra, o a enfatizar la narratividad de la historia humana como una historia del desarrollo tecnológico y sus posibles consecuencias.

Terminator 3 cierra la serie—volviendo a las premisas de la primera película, cuando ya parecía conjurada la amenaza. Repentinamente vemos cómo en efecto se han creado las condiciones para que el destino escrito en esa película se cumpla efectivamente. Esta vez la amenaza de Skynet se ha ido materializando de manera más insistente en la realidad "extrafílmica"—es Internet lo que conduce a Skynet, y John Connor vive ahora como un paria social evitando todo contacto con la Red. Ya en películas como La Red se había retratado esta amenaza de vigilancia universal online. También en consonancia con el pesimismo post-11-S, se reinstaura la predicción de la catástrofe nuclear—predicción que esta vez se realiza. Es una vieja base subterránea de finales de la Guerra Fría la que permitirá sobrevivir a John Connor, como una alegoría del retorno a los viejos presupuestos catastrofistas, después de todo.

De este modo, la trilogía se completa de manera adecuada, y ominosa: reiterando la premisa inicial del futuro ya escrito, y la llamada al individuo para actuar en consecuencia sabiendo lo que se avecina, y siendo consciente de que el efecto de sus acciones es incalculable, posiblemente ínfimo, pero éticamente crucial. Siempre hay una deuda con el futuro, la de no ser indiferentes a él—por conocido o desconocido que sea. Que los cataclismos en un mundo hipertecnológico y globalizado pueden ser universales, y que las máquinas pueden mediatizar la acción humana y sus decisiones, no hace falta esta trilogía para demostrarlo. Si debajo de la carne de la humanidad, una vez consumida por el fuego y la guerra, se oculta un futuro esqueleto robótico, eso no lo sabe nadie.   

Y sin embargo sería inquietante que Arnold Schwarzenegger, de entre todo el mundo, fuese el competidor de Obama en las siguientes elecciones presidenciales norteamericanas. Habría que pensar que en efecto vivimos en Matrix y que son alegorías e interferencias de nivel que nos envían los diseñadores, para reírse de nosotros. Porque no hay destino, en efecto, hasta que se materializa de repente, llegado del pasado hasta ahora en que lo vemos, o del futuro (que es ahora) hasta entonces, hasta lo que fue "el momento decisivo" en que se determinó el destino que nos ha tocado—del pasado o del futuro qué más da—el caso es que entonces ya vemos que sí lo había, pero era invisible, porque por definición sólo se ve, vale decir que sólo existe, mirando hacia atrás. Normalmente, cuando ya es tarde.


Terminator 2: Judgment Day. Dir. James Cameron. Cast: Arnold Schwarzeneger, Linda Hamilton, Edward Furlong, Robert Patrick, Earl Boen, Joe Morton, S. Ephata Merkenson, Castulo Guerra, Danny Cooksey, Jenette Goldstein, Xander Berkeley. USA, 1991.* (Oscars for Best makeup, Sound, Sound Effects Editing, Visual Effects).



The Self-Begettor









Sábado 15 de noviembre de 2008

So long, Marianne

Eran los ochenta, pronto sería yo almost young—cuando practicaba esta canción de Leonard Cohen. Ahora no la practico, pero la toco igual. Viene de Songs of Leonard Cohen, disco que venía escuchando esta mañana. Ruidos de fondo por gentileza de la familia.






Les faux soleils



Organizando lo que vemos

Increíble, pero cierto. Observen este gráfico tipo tablero de ajedrez:


chequerboard illusion


Los cuadrados A y B son exactamente igual de blancos—o igual de negros, o igual de grises. Lo siento, es así.

Para terminar de creérselo, o empezar a creérselo, hay que volver a mirar el dibujo con los ojos casi cerrados, y comparar A y  B mentalmente.

Las ilusiones ópticas ofrecen algunas de las pruebas más tangibles, o visibles, de que lo que vemos no es "lo que hay" ahí delante, sin más, sino el resultado de lo que nuestro organizador cerebral construye con los datos que le llegan, y con sus propias estrategias y esquemas proyectados sobre el mundo. Que no está ordenado ni tiene sentido ni contiene nada en concreto hasta que aprendemos a verlo. Y lo que vemos es un sistema de relaciones establecidas mentalmente, no una suma de datos que vienen de los sentidos.

Abscondita sapientia





Viernes 14 de noviembre de 2008

La boda de Rachel

Película bastante visible sobre disfucionalidades familiares—con las tensiones saliendo a la luz, por enésima vez se supone, con ocasión de la boda de una de las dos hijas, Rachel. La protagonista no es Rachel sino más bien su hermana Emma (Anne Hathaway), que hace una actuación memorable de una yonki en fase de recuperación. Le dan suelta de su centro de rehabilitación para la boda de su hermana, y tras la acogida inicial vuelven a salir poco a poco todos los roces, trapos sucios del pasado, reproches, y dinámicas pervertidad en la relación de Emma con su familia. Sus padres están divorciados y recasados, otro motivo de tensión en la boda. La madre se ha distanciado bastante de las hijas y lleva su vida lo más ajena que puede: aun con todo Emma se las arregla para acabar a tortazo limpio con ella, y refrotarle lo que ella entiende fue su irresponsabilidad—para quitarse parte de la culpa que Emma misma arrastra. Rachel Getting Married Anne HathawayUn trauma del pasado es la muerte de Ethan, su hermano pequeño, hace años, cuando se supone que Emma lo cuidaba—pero iba drogada y se estamparon con el coche. Ahora Emma repite la maniobra en una crisis de lloros y desgarros, y se estampa otra vez con el coche tras pelear con su madre, aunque sale sin mayores daños del accidente... y hace de madrina en la boda por fin. Con Rachel hay tensiones, de esas que a veces se crean en familias de dos hermanas, por atención distinta dedicada por los padres a una y otra... Rachel, cuya vida es más o menos un éxito, se siente dejada de lado por sus padres, más pendientes de los traumas y crisis y adicciones de Emma. Y tiene con ella una relación de amor-odio: Emma la saca de quicio y la vuelve bitch como no parece ser con nadie más. El padre de las dos es un buen hombre, traumado como todos por la pérdida de su hijo hace años, pero haciendo lo que puede por mantener a todo el mundo a flote... aunque también resentido con su esposa por el divorcio. En un concurso chistoso de llenar el lavavajillas compitiendo contra su yerno, se le funden de repente los plomos cuando alguien saca de la alacena el platito de Ethan. Pero el hombre razona, y se aviene, y hace lo que puede... muy buena actuación por cierto de Bill Irwin en este papel, e impresionante como digo la de Anne Hathaway, aunque un actor secundario casi se carga la película en la escena de la peluquería... En fin, termina la estancia de dos días de Emma, y vuelve a su centro de rehabilitación escoltada por su poli buena. Quizá un poco más cerca de exorcizar los resentimientos del pasado, con catarsis a gritos y con pequeñas ceremonias de expiación. Tiene ciertas perspectivas de salir adelante, y de encontrar un modus vivendi con su familia, y hasta encuentra un ligue en la boda, un colega de la rehabilitación que había ido allí entre los amigos del novio. Promete la cosa para el futuro, con lo cual las emociones de la película no están totalmente lastradas por el peso del pasado. Otras cosas que se ven: la pesadilla que es (tal como yo lo veo) un bodorrio a la americana, con carpa y bailongo y discursos obligatorios sentidos e ingeniosos para todos los amigos—aunque el discurso de Emma, egocéntrico y forzado, casi agua la fiesta del todo. Mucha música, y buena (el novio es músico y se aprovecha para ponernos muchas sesiones de jazz de fondo o en primer plano). La cámara es extremadamente dinámica y nerviosa—empieza casi mareante, de puro tembleque, comunicándonos la inquietud interior de Emma—aunque luego se tranquiliza un tanto, por suerte para el espectador, que iba a acabar mareado. Y otra cosa, la película es muy determinadamente, single-mindedly, color-blind—la familia de Rachel es blanco-judía, y la de su novio es negra, pero no sólo no se menciona el tema racial para nada, sino que no hay la menor reacción atmosférica al asunto ni tensiones implícitas en ningún momento: un problema evaporado, éste de la raza, en el mundo de la boda de Rachel y en el de la película. En otras escenas también se aprecia esta determinación en que la raza no es cuestión aquí. Será que es práctico tener unos problemas para así olvidarse de otros, o es quizá para disimularlos. Por cierto, que la feliz pareja se va a ir a vivir a Hawaii, de donde viene Obama, y Rachel cuando esté curada y se eche de novio a su best man también irá a Hawaii. Parece haber un mensaje obamático - posttraumático - postracial en todo esto, y es muy politically correct: aunque claro, en América llama un tanto la atención esto de no llamar la atención sobre la raza. En suma, película con chica tóxica guapa e irritante, a la que el espectador por turnos aborrece, o compadece, o admira por su desengaño; destructiva, vulnerable y deseable a la vez. E indeseable también, muy indeseable. Palabras clave: Adicción, Autoayuda, Hermanas, Familia, Trauma, Boda, Tensiones, Catarsis, Multirracial.

La boda de Rachel. Dir. Jonathan Demme. Cast: Anne Hathaway, Rosemarie DeWitt, Debra Winger, Mather Zickel, Bill Irwin. Sony Pictures, 2008.


Juno


Antibolonios

Ayer ví, y hasta no sé si estuve en ella, mientras pasaba por allí, una manifestación contra la reforma universitaria de Bolonia. Desde hace tiempo no veía tantos estudiantes manifestándose: unos ochocientos o mil me pareció contar entre los que subían hacia la Universidad desde el centro. 
A estas alturas ya no hay quien pare esto, claro, con las leyes en esa dirección aprobadas desde hace tiempo tanto por PP como por PSOE. Sobre todo cuando los estudiantes reaccionan esta vez con retraso—años y años de retraso, y con la información sesgada que caracteriza a estos movimientos, que siempre tienen un lado un tanto borreguil y empiezan y se acaban como la espuma de cerveza que sube y desaparece.

Bolonia no

Ay, los estudiantes... niños grandes y siempre a medio informar. Van a las asambleas un poco hipnotizados, por campanas que oyen, o si van sus amigas o el chico que les gusta. De las ventajas de tener un espacio común europeo para el reconocimiento de titulaciones, nada... No niego que tenga una cierta verdad panorámica, casi poética, lo que denuncian—pero el movimiento hacia la universidad orientada profesionalmente no puede cambiar. Demasiados intereses creados, elitismos enquistados, y endogamias propias tiene la universidad, como para no aplicarle un mínimo Principio de Realidad. Ahora que, la reacción química entre los intereses enquistados y el principio de mercado promete un ambiente no menos pernicioso para el free play of spirit, y el libre dinamismo intelectual. Al menos en las humanidades.

Hace unos años hubo un cierto revuelo en las humanidades cuando se anunció la "supresión de las filologías"—incluida la filología inglesa. Pero la reacción de los estudiantes fue mínima. Cuatro gatos salieron a manifestarse, sí... (y eso era en la época en que el gobierno sociata contestaba a manifestaciones masivas contra su política con el argumento de que la mayoría de la población española no se había manifestado).  Aun con todo, el Ministerio cambió de planes—y de ministra. Se consiguió que en vez de quedar suprimidas estas titulaciones por decreto de la superioridad, fuese cada universidad la que decidiese si quería implantarla o no. Total, que tanto que protesté entonces por la supresión de la Filología Inglesa, y el resultado será, según parece, que se implantará en Madrid, y Barcelona, y algún sitio más... pero no en Zaragoza. Con lo cual se habrá conseguido una especie de vuelta a los años sesenta, y que ni siquiera estemos en pie de igualdad a la hora de ofertar la misma titulación.

Eso sí que es justicia poética. Y es que como decían en Hamlet, uno nunca sabe en qué van a parar sus manifestaciones ni qué efectos imprevistos tendrán. Que tenerlos, los tendrán.

PS: Del resumen de prensa que nos pasan últimamente en la Universidad:

*Movilización estudiantes *

Protesta contra la "mercantilización" de la Universidad
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/1.pdf>  14/11/2008  HERALDO DE ARAGÓN
Renace el espíritu estudiantil
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/2.pdf>  14/11/2008  EL PERIÓDICO DE ARAGÓN
Movilización de los estudiantes
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/3.pdf>  14/11/2008  DIARIO DEL ALTOARAGÓN
Los estudiantes se suman a la lucha contra el Plan Bolonia
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/4.pdf>  14/11/2008  DIARIO DEL ALTOARAGÓN
Contra la nueva universidad
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/20min%20manif.pdf> 14/11/2008  20 MINUTOS
Rebelión de los estudiantes contra la nueva universidad
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/20min%20rebelion.pdf>  14/11/2008  20 MINUTOS
Universidad. En contra de unos estudios más caros
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/metro%20manif.pdf>  14/11/2008  METRO
Miles de estudiantes contra la reforma universitaria
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/8.pdf>  14/11/2008  EL PAÍS
La mayoría de docentes no secunda la jornada de huelga
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/9.pdf>  14/11/2008  LA VANGUARDIA
Miles de estudiantes contra las reformas europeas de la Universidad
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/10.pdf>  14/11/2008  LA RAZÓN
Bolonia echa a los universitarios a la calle
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/11.pdf>  14/11/2008  EXPANSIÓN
Matices sobre el "Proceso Bolonia" / El apoyo de Luis García Montero
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/12.pdf>  14/11/2008  EL PAÍS

Y otra:

Los grados promoverán las clases en inglés en todas las titulaciones  (Ojo que no es lo que parece...)
<http://www.unizar.es/prensa/noticias/0811/081114/Grados.pdf>  13/11/2008  REDARAGON.com



Bingo


Jueves 13 de noviembre de 2008

Las fotos y el tiempo

No se decide uno... si lo que vemos en las fotos es un pasado desaparecido, o un presente eterno. Sugieren que el momento que captan está guardado para siempre en alguna dimensión del tiempo—almacenado en la misma estructura de la realidad, aparte de en la foto misma. Sugieren incluso que los que estamos fuera somos una especie de impostores que por alguna razón van adoptando caras distintas y posturas distintas de las que tenían en la foto—gente que persistimos en hacernos constantemente distintos de nosotros mismos, y no iguales a nosotros mismos, como somos en las fotos.


boda padres


Qué mezcla tan extraña de gente a la que veo mucho, poco o nada ya, qué reunión social de vivos y de muertos—de muertos vivos, claro, o que no saben que están muertos. Y hasta los no nacidos parece que estuvieran, porque me extraña ver a tanto conocido sin estar yo por ahí en algún sitio, aunque me faltaba un año para llegar. Son un carnaval extraño, las fotos, un poco como los sueños, con su convivencia de gente cercana antes y lejana ahora; y más extrañas que las va volviendo el tiempo.


La marche nuptiale. Les acaba yendo a las fotos, qué duda cabe, una música melancólica y de otros tiempos—las grabaciones son otra manera de congelar el instante, o de hacer coincidir eternidad e instante. A invocar esta coincidencia (eternity in an hour) nos dedicamos con más frecuencia de lo que parece.

Nostalgia por el futuro


Miércoles 12 de noviembre de 2008

Fiera viviente

En sus años mozos, mi hermano Luis Alberto no tenía la vocación muy clara: si quería ser peón, o policía, o petrolero, o comando, o campeón de esquí... fue pasando por todo esto hasta que descubrió su auténtica vocación: el sillín de la bici. Con lo cual tuvo que reciclarse, y cambiar de constitución, como en la República: tenía que ponerse con tipo de ciclista, así flacucho y con carnes prietas, cuando estaba cachas como Rambo (recuerdo que es el único individuo al que he visto agarrarse a una barra de metal por encima de su cabeza y levantarse hasta la barbilla... con una mano sólo). Bueno, pues al ciclismo que se dedicó, aunque ya le llegó tarde para meterse a profesional, así que se ha dedicado a ganar pruebas amateur a medida que iba subiendo de categoría de edad... pruebillas así light, para cuarentones añosos... del estilo de la primera carrera Madrid-Gijón-Madrid de una tancada, que la ganó hace unos años.
¿El truco? No sé, alguna idea fija que lleva será, o quizá sea que pedalea su ración y también la mía, que se la pasé en bloque desde me bajé de la bicicleta allá por 1974...

Pues sigue pedaleando fuerte Luis. Me han contado que el otro día volvió a ganar una carrera de su categoría en las Baleares... ¿y quién iba pedaleando detrás intentando pillarlo? Pues otro de su categoría...  ¡Miguel Induráin! Y no lo pilló, no. Para luego.

Mi hermano Luis es un matao












Martes 11 de noviembre de 2008

Ascensos horizontales


Según promete el borrador del Estatuto del Personal Docente e Investigador de las universidades, podremos ascender sin ascender. Dentro de cada cuerpo se establecerán tres escalas y se ascenderá en ellas sometiéndose a una evaluación externa.
strange fruitPara lo de las acreditaciones y oposiciones (ya eran obstáculos duplicados) parece bastante cerrado el grifo, y el club de los catedráticos seguirá siendo una cuestión reservada a quienes quieran dedicar a ello su vida y esfuerzos e intrigas. La gente se desmotiva. Así que proliferan los quinquienios y sexenios y tramos y cuerpos virtuales.

En esa línea se abre ahora esta especie de multiplicación de las entidades, o de promoción en falso, o de divide y los tendrás entretenidos, y reunidos en comisiones contando puntos. Desde aquí veo las montañas de resenti
miento acumulándose cuando se vea que no todos van a primera a la primera...

Pero el sistema será eficaz para tener a la gente compitiendo, y organizándose en equipos, y siguiendo líneas favorecidas, e indicaciones de la superioridad, y dándole vueltas todo el día a cómo sacar un puntejo más para la evaluación. (Por ejemplo, metiéndose en comités evaluadores). Y cómo se lo van a pasar algunos, redistribuyendo prebendas, funciones y tareas reservadas a los de primera, segunda, o tercera.

Yo creo que ya que la evaluación es voluntaria me quedaré en mi nivel, o mucho me equivoco: total, para ascender horizontalmente, casi te sale a cuenta dedicarte a lo tuyo y descender horizontalmente. Y aunque llegásemos a otro cuerpo más encumbrado tendríamos que volver a empezar, para no ser de tercera—porque con esto de los ascensos horizontales, hasta en tercera va a haber primera, segunda y tercera. Ya nos anunciaba esta reforma universitaria, y su estrategia 2015, aquel corrido de María Dolores Pradera.

desde el dia en que en la cuna te arropan
hasta el dia que te cubre la tierra
pues ahí tambien hay distinciones
ni de muerto te escapas siquiera
se dividen tambien los panteones
en primera, segunda y tercera

—todos horizontales, eso sí. Lo del ascenso vertical es más hipotético.

(PS: Me dice la Dra. Penas que para el caso, con esta reforma los Cuerpos se convierten en Castas. Y en el periódico hoy: Los profesores universitarios españoles, entre los peor pagados de Europa).

PS: Circular de Comisiones Obreras sobre este borrador de Estatuto del PDI:

El Estatuto de PDI es, junto con la LOMLOU y el EBEP, la norma legal de mayor trascendencia para la regulación de las condiciones laborales y retributivas de TODO el PDI.

Afecta a 56.000 PDI de todas las categorías, y nos va gobernar durante los próximos 20 años.

Ante la enorme relevancia de esta norma CC.OO. Informa:
·       El Ministerio tiene la OBLIGACION legal de NEGOCIAR con los representantes de los trabajadores en la Mesa Sectorial de Universidad. Hasta el momento el Ministerio no ha hecho más que iniciar "el debate del borrador". No ha iniciado la NEGOCIACION COLECTIVA con los REPRESENTANTES LEGITIMADOS, puesto que ni siquiera ha atendido la petición unánime de la representación sindical (CC.OO., UGT y CSI-CSIF) de CONSTITUIR LA MESA DE NEGOCIACION.

Este Borrador de Estatuto:
·       Es como un mal Convenio Colectivo sin promoción ni tablas salariales. Ascensos y salarios quedan en manos del Gobierno, para dentro de un año (¡otro más!), y sin negociación colectiva (Artículo 16.4, 16.5 y 17.3).

·       POSPONE SINE DIE LA CARRERA Y PROMOCIÓN DE TEUS Y CEUS, QUE QUEDAN TAMBIEN EN MANOS DEL GOBIERNO (Transitorias 1ª Y 2ª) SIN NEGOCIACIÓN COLECTIVA.

·       Acaba con el actual modelo de quinquenio, que dejará de ser el complemento universal que da algo de lustre a nuestras nóminas (Artículo 16.3 y 16.6).

·       Sólo algunas de las actividades docentes computan dentro de la dedicación del PDI (cotejar Artículos 9.1 y 14.10).

·       Despoja a los futuros funcionarios de sus méritos anteriores al ingreso en los cuerpos docentes a efectos de retribuciones e incentivos (Artículo 17.3).

·       Acaba con la ilusión de la carrera investigadora: no hay más que PRECARIZACIÓN y vulneración del derecho a la negociación colectiva en los contratos de investigadores (Artículo 5.2 y 5.3).

·       Vulnera la Ley Orgánica de Universidades (Artículo 48), introduciendo la contratación de PERSONAL DOCENTE POR OBRA O SERVICIO para encargos docentes especializados de duración limitada, apoyo de los procesos de enseñanza-aprendizaje o innovación educativa (Artículo 5.1 y 5.2.d).

·       OLVIDA a contratados administrativos, becarios, Cajales, Juan de la Cierva, � (Artículo 1).

·       Introduce subrepticiamente la contratación a término de Profesores Contratados Doctores, contra lo establecido en la Ley Orgánica de Universidades (Artículo 52).

CC.OO. INSTA A TODO EL PROFESORADO A SEGUIR LA INFORMACIÓN SINDICAL QUE PERIODICA Y PUNTUALMENTE SUMINISTRAREMOS, A ACUDIR A LAS ASAMBLEAS INFORMATIVAS QUE VAMOS A CONVOCAR Y A ESTAR PREPARADOS PARA APOYAR NUESTRAS LEGITIMAS REIVINDACIONES LABORALES

De inhabilitados a desacreditados


Desproyectado

Hola, X:  perdona el retraso en contestarte, es que me lo quería pensar bien antes de decirte nada, y lo cierto es que a estas alturas aún no sé bien qué debería hacer. Ante todo muchas gracias por tu invitación a hacer equipo por la confianza que supone en mi capacidad de contribuir a él—no sé si demasiado optimista! No sé muy bien si quiero participar en un equipo, aunque seguro que me conviene... Estoy en una fase un poco alérgica a los proyectos y grupos de investigación; no sé si sabrás que aquí nos han puesto pertenencia obligatoria a ellos y si no ni siquiera puedes dirigir tesis ni dar clase en máster ni nada, por obra de nuestros catedráticos. Y yo que me rebrinqué contra la normativa he llevado el asunto ajuicio, y en los tribunales está. Así que igual metiéndome en un equipo desaparecía el problema (para mí). Pero mis dudas vienen por muchos lados, sobre todo que no sé si podré hacer una contribución que compense tenerme allí. Me gusta últimamente escribir a mi aire, y la publicación académica en revistas, libros colectivos, etc., me ofrece muchos obstáculos para eso: he llegado a la conclusión (provisional siempre) de que no me merece la pena. Y con esas  perspectivas.... Bueno, escribir sí escribo, como te digo: le puedes echar un vistazo a los títulos de lo que he colgado estos dos últimos años en esta página:
http://papers.ssrn.com/sol3/cf_dev/AbsByAuth.cfm?per_id=889468
—pero es que no sé si de lo que hago (o pudiera concebiblemente hacer) va a ser nada mínimamente relacionable con el tema que propones—que el tema me parece muy interesante, y como dices capaz de ser tratado desde un abanico de
perspectivas, o sea que no será difícil que haya personas cuyo trabajo se puedar relacionar con esto. Hasta parte de lo mío, un poco traído por los pelos, seguramente—es que no sé si llevas idea de un proyecto con un plan de trabajo claro, ceñido al tema, con una producción mínima de publicaciones.... Lo cierto es que me falta fe para comprometerme a eso. No tengo inconveniente para nada en participar en la solicitud del proyecto, si crees que mi presencia puede ayudar rather than hinder, y luego si de lo que hago veo que se pueden relacionar cosas con el proyecto, pues al proyecto que van. Pero por ser sincero, me parece que no voy a cambiar la línea que llevo de intereses un tanto erráticos quizá, para centrarme en un solo tema y dedicar todos mis esfuerzos a él: aparte de que me siento incapaz, tal como lo veo yo ahora, no se hizo el hombre para el proyecto, sino el proyecto para el hombre. Por eso encuentro lógico solicitarlo sobre todo si estáis un núcleo más "duro" trabajando en ese tema: como te digo a mí me viene un tanto de refilón, pero puedes contar conmigo como "apoyo" en la solicitud, en las publicaciones que buenamente pueda aportar (y perdona que tenga tan poca
confianza en producir nada muy relevante sobre el tema, pero más vale ser realista). Y en cuestiones de bibliografía, lo que dices de informática, etc., si es que os puedo aportar algo, que más bien me lo debería aportar a mí primero, pero bueno. Lo cierto es que se me van aclarando las ideas conforme te escribo, así que igual no vale la pena decir por ahora más que OK, que aquí hay un miembro que promete ser más bien flojo que otra cosa, pero que si te sirve, pues te lo piensas y me mantienes informado sobre lo que vas reuniendo de gente que se apunte al carro, la manera en que piensas llevarlo, si hay que hacer papeleos, rellenar (ay dios...) algún currículum... También podría aportar sugerencias sobre algún borrador del proyecto si lo preparáis el "núcleo duro" seais quien seáis, que creo que os corresponde más visto que la iniciativa sale de allí y es pongámoslo así "tu tema y no el mío", puestos a ponerlo crudamente. Pero eso, que puede ser un punto de encuentro para distintas líneas de trabajo, y por lo menos colaborar contigo será un placer, eso tenlo por seguro. Y en cualquier caso, decidas lo que decidas sobre la presencia de miembros escépticos o periféricos, por aquíandaremos si se te ofrece algo en lo que pueda ayudar. Por cierto, otra cosa a la que soy alérgico (hablando de salud) es, y debería avergonzarme decirlo, a los viajes: los reduzco a un mínimo, no estoy yendo a congresos ni casi a vacaciones, y si lo que planeas va a requerir mucho viajar y mucha reunión igual sería más razonable no incluirme. Pero en fin, ténme informado, y veremos qué tal se desarrolla la cosa, si vemos que no aporto gran cosa siempre me puedo descolgar para la fase europea esa que dices, que ójala salga adelante todo. Ya me contarás cómo lo ves; un saludo, y gracias por la propuesta.
JOSE ANGEL


Yes, Master




¡Alarma!

alarma


Otas se pega las tardes dibujando frenéticamente lo que le brota del cerebro...

Oye, Otas, ¿qué dibujo es este? ¿Me lo explicas? ¿Es un perro o qué es?
— Mira, es un bicho que es un caso muy raro, va armado con una pistola...
— ¿Y dispara bolas de fuego?
— Sí, pero lo raro es que las dispara hacia adelante. Mira: pertenece a una especie de bichos que en general son muy tontos. No saben manejar armas, y todo el rato se disparan encima a ellos mismos. Es que antes ni tenían pistolas.
—Ya, sí que tiene cara de tonto, sí... ¿y se defenderían antes con el cuernito ese que lleva en la nariz?
— No, el cuernito sólo les sirve para diferenciar unas razas de otras. Son los bichos de la Salsa Tártara, que  me los he inventado yo. Pues lo raro de este bicho es que el disparo sale hacia adelante, porque los demás de su especie siempre siempre cogen la pistola al revés, y ¡PUUM! — se equivocan y se eliminan ellos.
— ¿Y éste no?
— NO, este tiene otra inteligencia. Y les asusta de tan listo, lo tienen que tener encerrado. Por eso pone ¡ALARMA!
— ¿Y este gráfico de aquí?
— Indica su inteligencia, ves, todos tontos y de repente, sube, sube...—¡alarma! Este es diferente de su especie, demasiado listo. Hay que encerrarlo en una jaula bien segura. Y aquí está su cerebro, sometido a una tensión....
— Oye, yo esto lo escaneo.
— ¿Y sabes cuál es su comida favorita? Las patatas fritas con salsa tártara. Es lo único de listos que tienen, que saben hacer el hornillo para las patatas. Y por cierto, saben hacer magdalenas. Únicos alimentos—única comida.

¿Qué dibujas, Gottax?







Lunes 10 de noviembre de 2008

Mensajes del cíborg

Me escribe el cíborg Michael Jensen, presidente del Social Science Research Network, con cierta frecuencia.
Debe ser la décima vez que llega un artículo mío a una lista de Top Ten de una de las secciones temáticas del SSRN—lo cual no quiere decir que sea MUY leído—y cada vez me llega un mensaje automático de este estilo:


Dear José Angel García Landa:

Your paper entitled, "Internalized Interaction: The Specular Development of Language and the Symbolic Order" was recently listed on SSRN's Top Ten download list for  RHT: Rhetorical Identity & Identification (Topic). To view the top ten list for the journals click on these links   http://papers.ssrn.com/sol3/topten/topTenResults.cfm?groupingId=1121187&netorjrnl=jrnl and to view all the papers in the journals click on these links link(s)  http://papers.ssrn.com/sol3/JELJOUR_Results.cfm?form_name=journalBrowse&journal_id=1121187.


ciberAs of 11/10/2008 your paper has been downloaded 23 times. You may view the abstract and download statistics at the URL: http://papers.ssrn.com/abstract=1073782.

Your paper may be listed in the Top Ten for other networks or journals and if so, you will receive additional notices at that time. If your paper was classified for additional SSRN journals, you may receive this announcement prior to distribution of your abstract in those additional journals.

To view the any of the Top Ten lists, click the TOP button on:
http://www.ssrn.com/Browse

To view your SSRN Author Page: http://ssrn.com/author=889468.

If you have any corrections or additions please use the email form available on your author page to send them to us.

You can use these URLs to refer readers directly to your paper and SSRN Author Page.  Many authors include links to their SSRN papers and their SSRN Author Page on their own home pages, and in the signature on their emails.  Here is an example of an email signature reference to your author page:

My papers are available on SSRN at:  http://ssrn.com/author=889468

To view the Top Authors Lists:
http://ssrn.com/TopAuthors

Thank you for your participation in the Social Science Research Network.  We welcome any comments or suggestions and hope you will submit additional papers to the SSRN eLibrary.

Sincerely,

Michael C. Jensen
Chairman
Social Science Research Network

Sí diré en mi descargo que un "download" del SSRN, si bien no asegura "un lector", no equivale ni mucho menos a un mero clic o visitante (el equivalente a esto serían los lectores del abstract de cada artículo, que son mucho más numerosos). En mi página del SSRN me entero de que aunque no estoy (ni estaré) entre los Top Authors, sí estoy entre el 10% de arriba: mi "author rank"  es de "10056 out of 102977". Pronto subo a los primeros 10.000... ánimo que aún queda, there's room at the top. Y sigo preparando articulillos para colgarlos aquí, pero va despacio la cosa... se me acumula el trabajo encima de la mesa, y tengo ya 300 páginas de referencias bibliográficas por ordenar antes de empezar a despejarla.

Con esto no sé que hacer con otra carta que me ha llegado, esta no de un cíborg, sino de un colega, proponiéndome que participe en un proyecto de investigación. Tampoco tengo cíborg para contestarle... Siendo realista, le diría que nada más con lo que tengo encima de la mesa estaré desbordado el resto de mis días.

Ahora bien, ¿es realista ser realista?

La página 148





PSOE-breros

El blog de Rosa Díez es hoy, como tantas veces, impagable. Por favor que alguien vote más a esta señora. Los comentaristas tampoco se quedan mancos: recopio aquí un comentario que aparece hoy allí, firmado por "Cuquiellu", sobre lo que llama "pesebreros", o sea la masa de votantes que aún SIGUEN VOTANDO (y seguramente seguirán votando) al PSOE:

He cometido el error en algunas ocasiones de referirme genéricamente a “…los once millones de ovejas”, y debo rectificar. Un análisis algo más serio por mi parte de esa “multitud” la divide en una serie de grupos. A saber:

1-Pesebreros de nivel-I. En este primer grupo podemos incluir a todos los concejales, alcaldes, presidentes, diputados, asesores y demás “funcionarios políticos” que en la mayoría de los casos se “autofijan” sus retribuciones.

2-Pesebreros de nivel-II. En este grupo se incluye la “prensa y tv amiga” y demás empresas, autónomos y artistas a las que un cambio de gobierno les afectaría directamente en su cuenta de resultados. También he de situar aquí a todos aquellos amigos colocados en puestos altamente remunerados, como por ejemplo los directivos de cajas de ahorros y similares.

3-Pesebreros de nivel-III. Aquí figura lo que podríamos denominar “paro amigable” ya sea PER o cualquier otra de las modalidades que las privilegiadas mentes socialistas se encargan de extender como soporte de su poder. Ultimamente la ley de dependencia está generando nuevos miembros de este tercer grupo.

Estos tres grupos tal y como su nombre indica, tienen en común y ya comentado por otros en este blog, el que reciben prebendas económicas de uno u otro tipo y que en caso de perder el PZOE el poder, tienen la certeza o la intuición de que su situación económica se deterioraría inevitablemente de forma desastrosa para ellos.

4-Inútiles variopintos. Lo constituyen un grupo de gentes que se consideran a sí mismos una élite intelectual por encima de la masa. Son de piñon fijo a la hora de votar y no contrastan en absoluto la información que les facilitan los pesebreros de nivel-II, normalmente a través de la prensa. No se quejan, son conscientes de sus limitaciones, de su inutilidad, y tienen cierto resentimiento contra todos aquellos que progresan económicamente, a los que califican como de derechas o fachas. Ultimamente están un poco “descolocaos” y “mosqueaos” al ver a los nuevos ricos socialistas surgir como setas.

5-Rebaño propiamente dicho. Forman el último grupo. Son también consumidores de información facilitada por los pesebreros de nivel-II, pero al contrario que los inútiles variopintos, este último grupo consume la conocida habitualmente como televisión basura. No lo duden, si este tipo de programas se mantienen en la programación es porque tienen audiencia, si no, durarían dos días. Este grupo suele ser gente de buen corazón, con un nivel de formación tirando a bajo. Se les come el coco con facilidad, y sus capacidades de análisis y raciocinio suelen ser bastante limitadas. Los más espabilados o con “contactos” suelen pasar a formar parte del grupo de pesebreros de nivel-III.


Pues ¡hala! ¡a votar!


Fin de la cita. Y Rosa Díez nos habla hoy sobre UN PRESIDENTE PROVINCIANO (cuál será...):

 
UN PRESIDENTE PROVINCIANO.

Lo queramos o no, esa es la imagen que ha dado el presidente Rodríguez Zapatero y toda la diplomacia española buscando el hueco para meterse en la reunión del G20. La desenfrenada tarea emprendida por Zapatero y todo su gobierno para conseguir que alguien le dejara entrar en una reunión a la que no le habían (ni le han) invitado, da una imagen patética de país. Que un país con gravísimos problemas económicos y sociales como los que tiene España haya dedicado lo mejor de sus esfuerzos en las últimas semanas para conseguir una foto y una imagen para los medios afines, certifica de forma indubitable hasta qué punto tenemos un gobierno mucho más preocupado por la demoscopia que por la política.

Todo el Gobierno de Rodríguez Zapatero y todo el el PSOE han reiterado hasta la saciedad que "España tiene que estar", sin explicar a nadie lo que España puede aportar en esa reunión. No lo han explicado porque lo único que les importa es que Zapatero salga en la foto, que de la impresión de que se ha sentado "entre los grandes", que se le ha considerado uno de gobernantes cuyo criterio ha de ser tenido en cuenta. El PSOE y Rodríguez Zapatero creen tener tomada la medida a los ciudadanos españoles. Y piensan que la gente no se dará cuenta de que está allí sin que nadie hubiera reclamado su presencia, sin que nadie hubiera considerado necesario que participara en ese foro. Rodríguez Zapatero y el PSOE consideran que los ciudadanos españoles no tenemos criterio propio; los socialistas del PSOE creen que si le vemos en las fotos, la propaganda surtirá efecto y nadie se percatará de cómo y por qué ha conseguido sentarse en ese foro.

Quizá tengan razón los socialistas de este PSOE. Pero yo voy a hacer el esfuerzo de que los ciudadanos no olviden que este gobierno ha convertido a España en un país perfectamente prescindible. Esta gobierno ha "pasado" de comprometerse colectivamente en la solución de los problemas comunes, ya sea a nivel europeo o a nivel internacional. Este gobierno sólo se ha sumado a las fotos cuando conocía la opinión pública y ésta era favorable. Este gobierno, en política internacional también, ha ido siempre por detrás de los acontecimientos. No ha dedicado ni un minuto a dialogar con los demás para encontrar un acuerdo sobre las política comunes; puso en marcha una política de inmigración al margen y en contra de la opinión de la Unión Europea; rompió el consenso  de la política Europea respecto de  Cuba; dejó de liderar el proceso del Mediterráneo; rompió el consenso del Parlamento Europeo respecto de la política antiterrorista; se quedó solo (hasta físicamente solo) en las cumbres europeas a las que asistió (porque no a todas iba el Presidente)... Este gobierno se ha convertido en prescindible a costa de serlo.

Y ahora se vuelven locos buscando un pase para la reunión  del G20. Y los líderes de nuestro entorno; y los de América Latina a los que incluso ha ofrecido "representar" (es el colmo del despropósito); y los demócratas norteamericanos a los que el equipo de Sebastián manda recados; y los de la Alianza de Civilizaciones-- empezando por Turquía--, a los que han pedido manden telegramas a la Casa Blanca recordando que somos miembros de la OTAN... todos, sin ningún género de duda, piensan que somos patéticos.  Zapatero se va a parecer a ese tipo que  se cuela en las bodas y al que todos preguntan: "¿Tú de quien eres, de la novia o del novio? Patético, sí señor.

Pero bueno, ya que va a ir, si le dejan hablar debiera de utilizar el turno para explicar algunas cosas. Por ejemplo debería explicar por qué y cómo hemos conseguido ser el país del mundo que más empleo destruye, a mayor velocidad y sin que se visualice un cambio de tendencia en nuestro horizonte. Más que nada para que el resto de gobiernos hagan justo lo contrario de lo que ha hecho el nuestro.

Debería explicar por qué España es el país que más dinero va a destinar a "no rescatar" entidades financieras. Debiera de explicar que somos el único país en el que se ha decretado (de común acuerdo con la oposición del PP, todo hay que decirlo) la opacidad respecto de las entidades financieras receptoras de las ayudas y respecto de los requisitos  y cuantía establecidos.

Debería  explicarles que los tres grandes bancos --Santander, BBVA y Popular, cuyo capital representa el 90 por ciento de los bancos-- ya han anunciado que no van a solicitar ni avales ni van a vender activos. Debiera de explicarles que el Gobierno va a destinar  esa cifra astronómica, el diez por ciento de nuestro Producto Interior Bruto, a resolver, sin ningún tipo de control democrático y con total opacidad, los problemas "políticos" de las Cajas de Ahorro, instituciones estas trufadas por los partidos políticos y que sirven a sus intereses menos altruistas y más sectarios. Debiera de explicar todo esto con detalle, para que las economías emergentes y las democracia asentadas descubran cómo en la Europa democrática hay unpaís en el que es posible burlar el control democrático. Más que nada para que nadie se apunte a este modelo de degeneración democrática.

Debería  explicarles que una buena parte de nuestras dificultades económicas estriban en que hemos mantenido un modelo de crecimiento y desarrollo económico completamente obsoleto, basado en el empleo de baja calidad y en un sector productivo que incorpora escaso valor añadido. Debiera de explicarles que él se limitó a heredar el modelo Aznar-Rato y a no tocarlo, hasta que ha agotado los ahorros.

Debería explicarles que otro elemento de inestabilidad y de debilidad es nuestra enorme dependencia energética; pero que aún sabiéndolo hemos decidido seguir así porque preferimos comprar la energía a terceros países y poder seguir diciendo que estamos en contra de la energía nuclear. Aunque la que compramos provenga de esa fuente de producción. Debiera de decirles a sus colegas que lo importante es aparentar, y que si uno hace el esfuerzo suficiente, se puede engañar durante bastante tiempo al común de los ciudadanos.

Debería explicarles que otra de nuestras debilidades --como adecuadamente señala The Economist-- es nuestra falta de cohesión política y territorial. Y nuestros localismos, que privan a España de poder desarrollar una auténtica política nacional, tanto económica como social.

Debería  explicarles también que en España hay diecisiete leyes educativas; que ni la geografía ni la historia que se estudia en una Comunidad Autónoma tiene que ver con lo que se estudia en la de al lado. Debería explicarles que la consecuencia de que el instrumento más cohesionador y más igualitario que tiene un país, la educación, esté repartida entre las diecisiete comunidades es que España está a la cola de Europa en cuanto a la calidad de nuestro nivel educativo y a la cabeza en los ratios de fracaso escolar. Debiera de explicar todo esto con detalle; para que si alguien no tiene claro lo que no hay que hacer lo descubra de un solo plumazo.

Debería explicarles también que hemos decidido  que uno de nuestros principales factores de competitividad, el idioma común, que lo hablan más de cuatrocientos millones de ciudadanos en el mundo, sea excluido del espacio público. Y que los ciudadanos no lo puedan elegir para educar en él a sus hijos o para acceder a plazas de la administración pública. Debería  explicarles que se multa a los comerciantes por poner los letreros en el idioma común. O que para ser neurólogo, por ejemplo, se puntúa hasta veinticuatro puntos el conocimiento de otra lengua oficial y un máximo de cinco puntos la especialidad conseguida en el mejor hospital y/o Universidad del mundo. Debería explicar todo esto en detalle para que si los interlocutores de esa Cumbre no se habían dado cuenta por la forma en que consiguió colarse en la reunión (haciéndose amigo del "segurata" de la puerta) , lleguen a la conclusión de que las cosas que hace este gobernante que a los españoles nos ha tocado en suerte son justamente aquellas que nadie con un  mínimo de  sentido de la responsabilidad debe hacer.

Así que, ya que va, que le dejen hablar y lo cuente.

(—end of quote. ¿Que lo cuente Zapatero? Que esperen sentados en sus sillas Bush et al... a los que por otra parte se la refanfinfla lo que gobierne o desgobierne Zapatero de puertas adentro. Las cuentas las debería rendir aquí, pero aquí mola su rollito... Y así nos va, y nos irá.)


Proletarios a las barricadas





Domingo 9 de noviembre de 2008

Cada nueve de noviembre

... es nuestro aniversario. Y no veo que lleguen ramillitos de violetas anónimos.




Esto no lo cantan Manzanita ni Mecano, sino Rufus Wainwright, y es un soneto de Shakespeare, con su pareado final y todo.

Han estado por aquí Eva y Oscar. Hemos estado hablando de los primos vascos, de las sorpresas que te da la vida... y de divorcios y matrimonios y niños, claro.

Time piece





Sábado 8 de noviembre de 2008

Yes Oui Can

Mira que nos han dado la lata con el "Yes We Can". Sugiere una idea para márketing de productos en conserva—

yes oui can

Su eficacia está demostrada. Ahora que... aún no sabemos qué aparecerá cuando Obama abra su lata. Igual sale más conservador de lo que se esperaba.

Cogito non sequitur





Quemar después de leer

Una película gris con varios famosillos añosos que se la podían haber ahorrado. También los idolizados Coen, que van despeñándose con esto hacia los abismos de la comedia española tipo José Luis López Vázquez. Un guión sosico, chistes con calzador, personajes todos despreciables poniéndose los cuernos sin orden ni concierto ni ganas, y con quien no se quiere identificar uno, actuaciones muchas veces forzadas (sobre todo Brad Pitt, fatal)—sólo se salva Malkovich, que en personajes cabreados, obcecados y egocéntricos se lleva la palma siempre. Aquí es un agente de la CIA chantajeado por unos empleados de gimnasio que han encontarado un CD con datos confidenciales, y se lía a tiros al final con quien no debe, pero bah, el mismo guionista se harta y no nos dice en qué para la mitad de los personajes, el jefe de la CIA dice que volvamos cuando todo tenga más sentido. Y que quemen el cadáver. Pues eso, a quemar el cadáver, pero antes de leer.

Quemar después de leer. Dir. Joel Coen and Ethan Coen. Cast: George Clooney, Brad Pitt, Frances McDormand, John Malkovich, Richard Jenkins. 2008.

Michael Clayton

Viernes 7 de noviembre de 2008

Estrategias de ceguera racial

Hace poco mencionaba este artículo:
Evan P. Apfelbaum y Samuel R. Somers (Tufts University), y Michael I. Norton (Harvard Business School). "Seeing Race and Seeming Racist? Evaluating Strategic Colorblindness in Social Interaction." Journal of Personality and Social Psychology 95.4 (2008): 918-32. DOI: 10.1037/a00111990    http://www.apa.org/journals/releases/psp954918.pdf

Hoy abrevio su contenido y lo comento. El título viene a ser "¿Ver raza y parecer racista? Evaluación de la ceguera estratégica al color durante la interacción social". En Estados Unidos, y probablemente también en otras partes, existe una tendencia a solventar la cuestión de una diferencia racial en la interacción social haciendo como que no existe la cuestión: fingiendo o asumiendo una ceguera a la raza, color blindness. Esto se hace por una serie de motivaciones (irrelevancia práctica, dudas sobre la terminología a utilizar, tendencia a evitar conflictos, etc.) entre las cuales es prominente, hoy en día, la corrección política: parece a muchos impropio mencionar la raza de alguien de no ser una cuestión pertinente para lo que se está discutiendo, y a veces aun cuando lo sea. La finalidad es proyectar una imagen de uno mismo como una persona sin prejuicios raciales.halle berry worth1000

Según los autores, esta color blindness es una estrategia más frecuente entre los blancos (en los que centran su estudio). La estrategia depende del contexto, pues (tratándose de un comportamiento interactivo) se aplica más cuando el interlocutor lo aplica a su vez—si el otro no menciona la raza, pues yo tampoco. Especialmente, en el caso de los blancos, cuando el interlocutor es negro. Si el negro finge o propone implícitamente la estrategia de ceguera al color, los blancos (más que los negros) seguirán la iniciativa. Si la propone un blanco, los blancos se atendrán algo menos a ella, y los negros todavía menos. Los porcentajes en que los blancos siguen la norma establecida por un negro son los mayores: el 95% tienden a reconocer la raza si el interlocutor negro la menciona primero, pero sólo cerca de un 10% de blancos aluden a la raza de un tercero ante un negro si éste no lo hace antes. Entre blancos, los resultados están mucho más centrados estadísticamente, y la raza se menciona con más espontaneidad a pesar de la influencia normativa del interlocutor. Es decir, la sujeción de esta estrategia a normas comunicativas es especialmente prominente en la interlocución interracial.

El estudio se hizo en un entorno de experimentación psicológica muy controlado estadísticamente, con sujetos ignorantes de la cuestión sometida a experimento, y con valoraciones objetivadas por medio de informadores también neutrales y que no estaban al tanto de la cuestión sometida a estudio. Se daban a describir fotografías de personas (ya blancas, ya negras) a los sujetos (blancos) en presencia de un sujeto colaborador (ya blanco, ya negro). Este fingía ser un sujeto más sometido al experimento—cuyas hipótesis desconocía sin embargo—, y asumía (o no) la iniciativa de mencionar la raza de las personas en las fotos, estableciendo así una norma implícita. Todo ello tabulado y tratado estadísticamente. Vamos, un experimento de laboratorio en sociología, con metodología estricta, muy controlado y documentado... si bien se echa en falta la repetición del mismo experimento con sujetos negros.

Uno de los hallazgos más curiosos es que, estadísticamente hablando, la estrategia de ceguera al color tiene efectos indeseables en la comunicación no verbal: en los intercambios en los que se emplea esta estrategia, los interlocutores se tensan, y sus movimientos corporales expresan frialdad o rechazo. Es por tanto una norma de corrección política que sin embargo puede ser contraproducente para la fluidez comunicativa y el entendimiento mutuo. Esto sucede especialmente en los casos en los que la diferencia racial es más obvia o relevante para lo que se está tratando: en esos casos, los blancos suelen responder de maneras bastante diferentes a la estrategia de la ceguera al color. Las evaluaciones de esta estrategia, sin embargo, se acercan más a los términos medios en los casos en los que se emplea cuando la raza es irrelevante para el asunto. La tendencia de los blancos a evitar mencionar la raza con interlocutores negros es, según este estudio, una estrategia contraproducente en ciertos sentidos, pues mediante el movimiento corporal se comunica distancia o rechazo cuando se sigue esta estrategia supuestamente prudente o bienintencionada. Mediante un test cognitivo basado en el efecto Stroop se llega a la hipótesis adicional de que los esfuerzos realizados para suprimir una alusión a la raza inhiben la capacidad de control del individuo sobre sus propias señales no verbales de simpatía o afiliación social.

Hay que destacar que la ceguera al color es por supuesto estratégico-comunicativa, y no cognitiva. Como señalan los autores, la diferencia racial es una de las categorizaciones más rápidas y automáticas que hacemos de una persona—como el sexo o la edad, pongamos—pero a veces este hecho se oculta, por prudencia, de maneras incluso ridículas—como en la anécdota sobre una boda interracial que abre el artículo (donde una señora le dice a uno de los autores, cuando él comenta algo sobre el contraste entre el novio y la novia, que ella ni siquiera se había dado cuenta de que el novio era blanco y la novia negra).

Se desprende del estudio que son precisamente los blancos más interesados en que otros no los vean como racistas los que practican una estrategia (la ceguera fingida a la raza) que les hace aparecer menos amistosos, o incluso más racistas, al comunicarse con un sujeto de otra raza. Y, paradójica o previsiblemente, son otros blancos los que más positivamente valoran esta estrategia de ceguera, no los negros. Ahora bien, tanto los negros como los blancos valoran negativamente las alusiones a la diferencia racial al observar interacciones entre blancos—en ese contexto sí que aprecian la estrategia del color blindness, y también en las ocasiones en que la cuestión racial se percibe como irrelevante. Los autores sugieren cosas de sentido común para la interacción interracial, como no evitar alusiones a la raza cuando se percibe como relevante para la cuestión que se trata.

Una limitación del estudio proviene quizá de sus necesidades metodológicas. Para contabilizar estadísticamente los casos, los autores han diseñado un modelo de identificación racial bien definida. Y de hecho la han limitado a blancos y negros (de ahí que utilicen tan alegremente el término poco preciso digamos de "color blindness", dado que hay "negros" igual de claros que los "blancos" y sin embargo reconocibles como tales "negros". La introducción de otras etnicidades (como la judía, la hispana, la italiana, etc.) hubiera dado lugar a otro experimento, y quizá a otros resultados. Tampoco se nos dice si los "blancos" del experimento pertenecen a cualquiera de las etnias que pasan por blancas, o si eran "blancos blancos", o sea de etnia nórdica, germanica o anglosajona. También hay que decir que la distribución por edades del estudio es demasiado limitada a personas de alrededor de 20 años—y estudiantes universitarios, un colectivo especialmente atento al discurso de la corrección política. Y puestos a buscar peros, los evaluadores "neutrales" de la comunicación no verbal en varios experimentos eran también blancos, o blancas.  Hasta aquí el estudio, y muy interesante que es.

Podría decirse que una minoría como la comunidad negra tenderá a percibirse como "marcada" semióticamente, un hecho que da lugar a tratamientos distintos en la comunicación entre negros y blancos, como el uso de protocolos distintos de reconocimiento racial en el seno de cada comunidad, y de estrategias distintas en la comunicación interracial.  Especialmente cuando se trata de aludir a la raza—cuestión que según los autores de este artículo es un "campo minado". Así surge el uso de terminología cuidadosamente seleccionada para referirse a ella: conocida es la evolución terminológica desde "blacks" o "niggers" a "Negroes" (término respetuoso allá por la primera mitad del siglo XX), a "blacks" otra vez en los años 60 y siguientes, y luego a Afro-Americans y African-Americans... uf. La dinámica racial americana asegura que no haya manera de acertar siempre, pues el término que es aceptable en un contexto, o tratando entre blancos, o entre negros, es inaceptable en una conversación interracial. No se trata sólo del término en cuestión que se use—sino del término y su hablante y su referente y su oyente, todo ello en un contexto.

Sirva de ejemplo "nigger", usado frecuentemente con los negros entre sí como señal de confianza, ya sea para bien o para mal, pero inaceptable en un blanco dirigiéndose a un negro. O "brother" con el significado de "negro como yo", otro término que mal puede usar un blanco para aludir a un tercero en discordia, sea negro o blanco, cuando habla con un blanco, o con un negro. Tiene que recurrir a términos que también pueden señalar mensajes de afiliación no deseados, o términos de aire oficialesco, como African-American, etc., que marcan distancia. Podríamos decir que el propio discurso favorecido en la comunidad negra está racialmente marcado, reconoce la raza en sus apelativos, mientras que el lenguaje "blanco" es "blanco" en el sentido de no hacerlo, de actuar como si no hubiese interacción significativa entre negros y blancos (o, podría decir un negro, de actuar como si los negros no existieran). La estrategia del "color blindness" viene a ser, en una interpretación negativa, precisamente eso: "ya que hay negros entre nosotros, hagamos al menos como si no los hubiese"—un planteamiento típicamente blanco, y de dudosa eficacia para tratar con una comunidad cuyo discurso dominante profiere constantes marcas raciales en su vocabulario, sus apelativos, y su mismo acento y entonación.

Merecería un análisis, por cierto, la manera en que Obama se enfrenta estos días a la cuestión del discurso racialmente marcado, y la solventa y la torea. "Yes we can". A saber quién es ese inclusivo we... Menudo artista, Obama; será que ha practicado numerosos ejercicios de afiliación discursiva.


Reading Racism

Jueves 6 de noviembre de 2008

Tower of Song

Gran canción. A tower of a song. Me gusta la versión que graba Leonard Cohen con U2 para la película I'm Your Man. Tiene un toque de memoria póstuma, más bien algo así como I will have been your man...

No la he ensayado mucho, pero ahí va, en directo desde el estudio:



Si realmente preferís a Leonard Cohen... pues aparecen varias versiones suyas al final de la canción, por gentileza de YouTube, que no nos ahorra comparaciones no solicitadas.


Dance me to the end of love

Miércoles 5 de noviembre de 2008

Let the Sun Shine In




Gana las elecciones Barack Obama, y se acerca la hora de que se vaya el lamentable Bush... Que sea enhorabuena.

Bombardear Beirut, Bilbao...





Martes 4 de noviembre de 2008

Hencguayable... u cguayable

Así está la heducación en Hespaña... Y aún se lo toman a guasa. Si no hace falta ni Jiménez Losantos para ponerlos en evidencia (iba a decir sacarles los colores): basta con poner delante un micrófono, una cámara...





(PS: Atención: posible fraude. Estoy intentando averiguar si este vídeo, que procede de la web de Mondadori http://www.heducacion.com, es auténtico o ha sido manipulado... cosa que sería una irresponsabilidad por parte de la editorial. En la web las opiniones están divididas: unos creen que es cierto, otros que ha sido manipulado. El caso es que les he enviado una petición de aclaración a la web de Mondadori, donde la gente que pone comentarios acepta la autenticidad del vídeo. Y de momento ni me contestan ni aparece mi mensaje con los demás. Aquí hay "otra versión" del mismo acto—queda dudoso cuál de las dos es la manipulada. De hecho, la ministra no es ni de "Heducación" ni de "Educación y Ciencia", es de "Educación, Política Social y Deporte").






(Re-PS: En efecto: fraude. Me pillé los dedos con un vídeo falso. Pero me parece que no soy el único, menos mal, consuelo de tontos... y desconsuelo de listillos, porque los de Mondadori han debido ver a estas alturas que su supuesta bromita no era captada por la gente, que la aceptó literalmente... tal es la fe que hay en el gobierno y en sus criterios sobre la educación. Así que tacho lo de arriba, aunque no porque no haya cosas vergonzosas en la educación en España, sino por haberme tomado en serio lo de la anécdota risible esta de la hache. La prueba de que es falso: al pasarlo fotograma a fotograma, se ve que el rótulo de la cartera se alarga: primero no llega a la hebilla izquierda, luego sí. Y al retirar la cartera, si bien está aceptablemente hecha la rotulación falsa, en un fotograma se adivina que ha desaparecido la hache y pone "educación". Mis disculpas al público y a la Ministra y Vicepresidenta—no por pensar que ponen faltas de ortografía, que nadie dice que rotulasen ellas la cartera (y además igual sí ponen faltas por otra parte, como todo dios, aunque no en este contexto)—no por eso, sino por dar por cierto erróneamente un vídeo falso que manipulaba su imagen. Comentaré, por otra parte, que el valor humorístico del vídeo es una cosa, y su oportunidad en la campaña publicitaria de Mondadori otra. Allí mucha gente bien intencionada se ha visto burlada por los mismos que les invitaban a hacer sugerencias sobre la mejora de la eduación. Es curioso que no se introducen más comentarios en la web, y los que les puse yo criticándoles, ni se supo.  También les he puesto comentarios afeándoles su conducta en su canal de YouTube: esos no los han borrado.
Es una campaña confusa, que habla de presentar sugerencias "respetuosas" a la Ministra, a la vez que enarbola un vídeo bien poco respetuoso con ella y con el público. Un error de este tipo de campañas es creer que la gente tiene tiempo o capacidad de comprobar al detalle las falsificaciones, y dedicarles su atención. En fin: una campaña diseñada por algún vivales que se ha pasado de listo, pues sólo se promociona a sí misma en lugar de al fin al que supuestamente sirve. Y como digo si su finalidad era poner en evidencia a quienes son dados a lamentarse por el estado de la educación y de la alfabetización, entonces no sé qué público buscan realmente. Así que un cero a Mondadori: si antes no sabía si comprarme o no ese libro que promocionan, ahora ya me han decidido. Por cierto que en cualquier caso el rótulo de la cartera tiene una gran errata aunque no tenga faltas de hortografía, porque como decía antes Mercedes Cabrera no es ministra de "Educación y Ciencia").

Re-psss. Me contestan en efecto del departamento de publicidad de Mondadori, ofreciéndose a llamarme y a aclararme mis dudas sobre la campaña. Al final me envían este mensaje:

Buenas tardes,

Esta mañana me ha sido imposible llamarle. Mi intención era comentarle que, si bien hemos utilizado imágenes que conducen a la confusión entre el ámbito de lo real y lo ficticio, lo hemos hecho para generar un debate sobre la educación en España. Lo cierto, es que el vídeo, con el que muy lícitamente puede no estar de acuerdo, ha cumplido con el objetivo de animar a todos a dejar opiniones y a debatir sobre algo importante que concierne a toda la sociedad.

Muchas gracias,

Sílvia Fornells

Nuestros prohombres





Pasan por aquí mis padres

—incluyendo a mis madres: así de maja se la veía hoy ante el ordenador... y eso que estaba malucha.


Mami



























Otra historia con perla




Lunes 3 de noviembre de 2008

La mujer, de rojo

Me dirán que la que se viste de verde por guapa se tiene. Pero según este artículo de Ibercampus, no hay color: el color rojo tiene un poder afrodisíaco y de estimulación sexual que no se debe a condicionamientos culturales, sino que es puramente biológico. No sé si pecará de tanta parcialidad la investigación a la que se refiere de la Universidad de Rochester, no creo: pero aquí se echa de ver uno de los prejuicios de la sociobiología: a saber, que si una tendencia del comportamiento humano puede relacionarse con una base biológica, se la reduce a eso. Con lo cual hay una cierta petición de principio en toda la cuestión: resulta que la cultura humana tiene una base biológica (principio éste central en la sociobiología)—pero luego se desecha todo lo "puramente cultural" y la argumentación constructivista para (back to basics) quedarse con las raíces. Como si el tronco y las hojas no tuviesen interés... y raíces en las raíces, claro, que de eso se trataba.
Red dress

El abstract reza así:

"Romantic red: Red enhances men's attraction to women."
Elliot, Andrew J.; Niesta, Daniela
Journal of Personality and Social Psychology. Vol 95(5), Nov 2008, 1150-1164.

En muchos primates no humanos, el color rojo aumenta la atracción de los machos hacia las hembras. En cinco experimentos, los autores demuestran un efecto paralelo en los humanos: el rojo, en comparación con otros colores acromáticos
y cromáticos, conduce a los hombres a ver a las mujeres más atractivas y más sexualmente deseables. Los hombres no parecen conscientes de este efecto del rojo, y el rojo no influye las percepción que tienen las mujeres sobre el atractivo de otras mujeres, ni la percepcion del atractivo global, la amabilidad o la inteligencia de las mujeres. Los hallazgos tienen claras implicaciones prácticas para los hombres y las mujeres en el juego del cortejo y, quizá, para los asesores de modas, diseñadores de productos, y estrategas de mercado. Además, los hallazgos documentan la importancia de extender a los humanos la investigación sobre la señalización de colores, y para considerar el color en cierto modo un lenguaje común, tanto dentro de una especie como entre ellas.

(Por cierto, en esta revista también hay otro interesante artículo reciente sobre percepción y uso del color... en este caso sobre la percepción y uso interactivo del color de la raza, otra cuestión al rojo vivo).

Y es inútil que nieguen estos efectos del color, o que digan que a mí las mujeres de rojo, pschá. El efecto, nos dicen, es inconsciente, así que tales afirmaciones, y las reacciones defensivas del ego consciente, valdrán lo que valgan.

Así que ya saben: si quieren ligar, o venderle la moto a alguien en condiciones ventajosas, vestida de rojo se hace mejor.  Si eres mujer, claro, y la víctima es hombre o simio: no nos dicen aquí si hay un color secreto para gustar a las mujeres, ni si las lesbianas reaccionan también como toros al capote.

Pero un consejo—al usar estos colores primarios, no me sean primarias, y cuiden también la moda, y el look, y la conversación, y todas las demás construcciones culturales. Que hasta los instintos básicos se benefician con los adornos de la cultura.

La imagen (de Worth1000) es de Photoshop, de acuerdo—pero es que en esto de la feminidad, atraen la mascarada, el maquillaje y lo artificial tanto como el rojo natural. Pues qué estábamos diciendo que había que hacer, sino disfrazarse con los ingredientes de la Naturaleza y así, como decía Oscar Wilde, echarle una manita mediante las malas artes del arte.

Ficción narrativa y evolución








Ley del Silencio y mafia vasca

Terrorismo y nacionalismo obligatorio: dos hermanos siameses.
"Hay mucho cretino, y mucho asesino, y mucho protector de asesinos". Entrevista a Iñaki Arteta, director del documental El infierno vasco:




Ya en toda España, en general, y no sólo en el país Vasco, se lleva mucho lo de no opinar sobre esto en público. Sólo entre íntimos. Por si las moscas.



José María Calleja, Algo habrá hecho





Domingo 2 de noviembre de 2008

Indices de productividad, expertos y calidades

Acabo de comprarme un libro interesantísimo sobre todos estos temas que me traen a vueltas, de la retrospección, la falacia narrativa, el hindsight bias, la reescritura de la historia, las sorpresas, catástrofes, y reorganizaciones súbitas de la realidad....

Es El Cisne Negro: El impacto de lo altamente improbable, de Nassim Nicholas Taleb (2007; Círculo de lectores, 2008). Y desarrolla toda una teoría narrativa del conocimiento (prospectivo y retrospectivo) en esta línea, aplicándolo a multitud de cuestiones del mundo que nos rodea. En suma, un libro que me habría gustado escribir...

Por ejemplo, un comentario en esta línea sobre la crisis hipotecaria de las sub-prime, el desfonde del sistema financiero, la burbuja inmobiliaria que por fin estalló etc. etc. Observa Taleb que "el período de rendición de cuentas en el que se evalúan los resultados de las empresas es demasiado corto para poder evelar si se va o no por buen camino" (p. 162). Y esto se repite una y otra vez:

pensemos en el director de un banco que lleve mucho tiempo acumulando beneficios y que, por un único revés de la fortuna, lo pierde todo. Por regla general, los banqueros de crédito tienen forma de pera, van perfectamente afeitados y visten de la forma más cómoda y aburrida posible, con traje oscuro, camisa blanca y corbata roja. En efecto, para su negocio del préstamo, los bancos contratan a personas aburridas y las forman para que sean aún más sosas. Pero lo hacen para despistar. Si tienen el aspecto de personas conservadoras es porque sus préstamos sólo caen en la bancarrota en muy rarísimas ocasiones. No hay forma de calcular la eficacia de su actividad prestamista con la simple observación de la misma durante un día, una semana, un mes o... incluso un siglo. En verano de 1982, los grandes bancos estadounidenses perdieron casi todas sus ganancias anteriores (acumuladas), casi todo lo que habían reunido en la historia de la banca estadounidense. Habían estado concediendo préstamos a países de América Central y del Sur, que dejaron de pagar todos al mismo tiempo, "un suceso de carácter excepcional". Así que bastó con un verano para comprender que ése era un negocio de aprovechados y tque todas sus ganancias provenían de un juego muy arriesgado. Durante ese tiempo, los banqueros hicieron creer a todo el mundo, ellos los primeros, que eran "conservadores". No son conservadores, sólo fenomenalmente diestros para el autoengaño y para ocultar bajo la alfombra la posibilidad de una pérdida grande y devastadora. De hecho, la parodia se repitió diez años despés con los grandes bancos "conscientes del riesgo", que nuevamente se hallaban bajo presión económica, muchos de ellos a punto de quebrar, tras la caída del precio de las propiedades inmobiliarias a principios de la década de 1990, cuando la hoy desaparecida industria del ahorro y el préstamo necesitó un rescate a cargo del contribuyente de más de medio billón de dólares. El banco de la Reserva Federal los protegió a nuestras expensas: cuando los banqueros "conservadores" obtienen beneficios, ellos son quienes se llevan las ganancias; cuando caen enfermos, nosotros nos hacesmos cargo de los costes. (....) Otro suceso reciente es la bancarrota casi instantánea, en 1998, de una compañía de inversiones financieras (fondo de protección) llamada Long-Term Capital Management (LTCM, Gestión de Capital a Largo Plazo), que empleaba los métodos y la experiencia en riesgo de dos "premios Nobel de Economía", a los que llamaban "genios" pero que en realidad empleaban las falsas matemáticas al estilo de la curva de campana, mientras conseguían convencerse de que era ciencia de la buena y convertían a todos los empleados en unos redomados imbéciles. Una de las mayores pérdidas bursátiles de la historia tuvo lugar en un abrir y cerrar de ojos, sin ningún signo premonitorio. (92-94)

Eso, claro, si no se considera signo premonitorio la recurrencia de estas prácticas y de estos cracks. Lo más curioso es la manera en que los propios bancos han ido labrándose la crisis (la crisis nuestra más que suya) a base de planes de "eficacia" y productividad. Es conocida la manera en que han proliferado en los servicios financieros los controles de productividad, los cupos impuestos a cada empleado sobre las cantidades a contratar, según políticas establecidas por los bancos o aseguradoras. Bien, pues cada empleado se esforzada por cumplir con el supuesto criterio de calidad, muchas veces contra su propio criterio sobre la seguridad o racionalidad del préstamo, o de la hipoteca, o del valor de la vivienda, porque era la plantilla impuesta desde la superioridad la que exigía cubrir esos cupos. Resultado al final de cada balance: fantástico, hemos cubierto con nuestros criterios de calidad y hemos aumentado la productividad en un tantos por ciento. Pero la Calidad a piñón fijo y a corto plazo llega hasta donde llega. ¿Resultado después del batacazo? Que pague el contribuyente. Que de eso ya se encargan los expertos.

Atraco banquero-socialista




Sábado 1 de noviembre de 2008

The Academic Rat-race

Some advice I’ve been giving to an unknown student asking me about how to embark on postgraduate study in a literary program:

Dear Anna:

Glad to help if I can. I’m sorry you didn’t make it into the PhD program; and I hope you may find some way to fulfil your expectations about literary studies  eventually. You ask for some advice on how to do this. Unfortunately I don’t think I can give much advice. Of course the enjoyment of literature is one thing, so I would just say—go and read. And keep in touch with some literary community, either a reading group or an online social network of readers. But that’s by the way. Pleasure is one thing, work is another, and they get together only in the pleasure of working, which is not unalloyed pleasure. So I assume that you’re asking me about how to become a graduate student in literature, in an official academic programme, and embark on an academic career, in order to become, eventually, a teacher of literature or some other job connected with literature. Publishing, or journalism, or library management are other possible directions which might land you into some activity connected with literature, but I don’t know whether you are considering those, so I’ll stick to your question about getting some academic kudos in a university context. Well, as I said, I can’t be much help because I don’t know the specific requirements of the program you’re trying to access. Mind, my advice is this: be specific, be  contextual, be practical. Much love of literature, or even much knowledge of  literature, may help, but is not essential; it may also be counterproductive if it makes you lose focus on essentials. And the essentials are administrative essentials: literary, to be sure, but only of the kind that count in an administrative and academic context. So, if the entrance is determined by an  exam, focus on the exam, on the syllabus or guidelines or whatever materials provide a clue as to what to expect there. If the exam is a real exam, with a guarantee of fairness, etc., and it’s the only requirement, then don’t waste time on other things. I take it that you are writing to me from the UK, I don’t remember right now. Different departments and programs have different requirements; for instance, here in Spain it would be helpful indeed if you had academic publications to your credit, and there would be no examination to enter the program. So everything depends on which are the actual requirements. Here in Spain the university context is based on mutual-help groups: so you really need to be working along a specific line of research with some well-established professor. It’s helpful for students to contact a professor whose line of work they’re interested in, during their undergraduate years, and then go on "under a protective wing" to the graduate programme, and work in that professor’s research team. It’s a fairly feudal system, but anyway, that’s the way it works here. I don’t know whether this is the case at your university, but contacts can’t do harm. Of course, if you approach a professor wishing to do research and graduate study in that line, etc., there must be some reason why you think the professor might be interested in your work and in helping you along. It’s a two-way relationship. Some students here get a grant in order to do their research in a postgraduate program, their Ph.D. and so on, and it is the research teams led by the professors who either propose or choose the candidates. I gather that you have finished undergraduate studies—or an M.A.? Your best bet would be to contact the teacher whose line of work you found most congenial there, and see if there’s any specific advice s/he could give you, or some clue on how best to enter the program, get financial aid, etc. Have you applied for any grants? All the information on grants and programmes should be on the web, though it may take some sorting through. Of course, if your marks as an undergraduate are poor, it may be useless to kick much against the wall, and it will be difficult to keep on track unless you can afford to register as a graduate student in some program with your own means, and do better there. Survival at university trying to get hold of a permanent post is tricky and trying. It takes much patience (sometimes an ability to put up with humiliation), and a determination to stick through many years of ill-paid jobs, intermittent contracts... many people find a living is easier to get elsewhere.

And how do you get academic credit before (and after) your  Ph.D? Well, mainly through publications. Publications in journals, which might be the subject of a letter much longer than this one... or publications through  conferences. Many people find this way easier, but it is also expensive: you  have to register, travel abroad, etc., and that’s hard to do without the  financial help of a research group and project—that is, once you’re "inside" things are easier, but it’s still hard, and then you’ve got to get in. Otherwise... well,  you see, this depends on your financial situation, or your family’s, and I don’t  know about that.

But conferences are also places where you can contact people working on the same thing, people who can give you useful information about jobs, publications, grants, research facilities... and as I say, it’s easier to  land a publication in conference proceedings than in a journal; not that it’s  worth that much, academically speaking, but it’s a way to begin. The really  essential thing, though, is to "be around", to speak to lots of people, to the people who are in the relevant academic institutions and societies, to get information from them about academic requirements, jobs, financial aid...  If they discourage you, you can try a little further down, in the next door. But face-to-face communication is always your best bet. Speak with the professors—and with the junior members of the departments, too, they may give you another perspective on the picture. And if you do decide to stay and persist at university, be warned... it’s a  long-distance race, more exactly a long-distance rat race. And you may lose most of your love for literature in the process, or find that it has become a darker kind of love.

Well, good luck, and I’ll be around if you’d like to discuss these topics further. But remember: be practical, be contextual, don’t waste time, literature is long but life is short—and keep apart in your mind literature and life, and  literature and work!

Más calidad-precio




Más atrás: septiembre 2008






 










 

www.flickr.com

IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1

(también tengo el IBSN 0-000-0000-1

... menos)

 

Archivos:  2008/10  2008-9  2008-8  2008-7 2008-6  2008-5  2008-4  2008-3   2008-2  2008-1  2007-12  2007-11 2007-10   2007-9   2007-8   2007-7   2007-6   2007-5   2007-4    2007-3   2007-2   2007-1    2006-12   2006-11 2006-10  2006-9   2006-8   2006-7   2006-6   2006-5   2006-4   2006-3   2006-2   2006-1   2005-3   2005-2   2005-1   2004  1995-2003