pisadasBlog de notas de José Ángel García Landa (Biescas y Zaragoza) - Agosto 2007

 GarciaLandia

Aquí mi clon para poner comentarios. También se pueden enviar comentarios no públicos a vanityfea@garcialanda.net o por SMS al 685056264
BLOG DE HOY

Archivos: 2007/7  2007/6  2007/5 2007/4  2007/3  2007/2 2007/1  2006/12 2006/11 2006/10 2006/9 2006/8 2006/7
2006/6 2006/5 2006/4 2006/3 2006/2 2006/1 2005/3 2005/2 2005/1 2004
Voy  leyendo...
 FOTOBLOG  Enlaces y blogs Mi web Indice Free counter and web stats Estadísticas
Música que viene:
 Déjame vivir con alegría (Sergio y Estíbaliz) - Y vuelve - How to Be Invisible (Kate Bush) - y vuelve: Je crois entendre encore (Georges Bizet)




Viernes 31 de agosto de 2007

En la Biblioteca Virtual

Acabo de descubrir un enlace que me han puesto en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, en el libro o sección Por Tierras Hispánicas: el área de las letras en la red, de Vanda Durante, de la Universidad de Bari. El enlace es a un comentario sobre "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, de Vicente Blasco Ibáñez" que escribí cuando era estudiante, allá a mediados de los ochenta. ¡Gracias por el enlace! Yo los enlaces, cuando son en páginas de interés, los recompenso con otro enlace en mi bibliografía. Que también es, en el mejor de los casos, una Biblioteca Virtual—y en el peor, una Bibliotheca Abscondita o Biblioteca Sumergida.

Portal del Hispanismo



The Long Tale

El gráfico de la cola larga no es sólo útil para economistas que buscan nichos en la red (al final todos encontramos un nicho en la red de nichos, por modesto que sea). No: va más allá. Parece describir una dimensión básica de la realidad, de la humana seguro, pero aún va más allá la cosa: es una especie de número de Avogadro, una proporción áurea, el  pi (otro número con larga cola donde las primeras cifras tienen nicho en nuestra mente, y las demás... van en viabilidad decreciente) que nos da la fórmula de la atención que merecen las cosas, la fórmula de la cuadratura del círculo vicioso que se crea entre la oferta y la demanda.

Larga cola



Así, creo que también es aplicable a la interacción textual y narrativa. Una larga intervención narrativa, o discursiva en general, se enfrenta a un duro dilema. Por ser larga, es evitada por los interlocutores, que no están dispuestos a ceder espacio de su breve vida ni a ser esclavos de la interacción discursiva cuando ésta parece perder su honesto nombre de interacción. Sin embargo, para acceder realmente a un número importante de interlocutores, una intervención tiene que ser significativa—diferente o nueva, si se quiere. Y una de las dimensiones que permiten la novedad es la articulación extensa (poemas épicos, sinfonías, tratados filosóficos, largas novelas, películas en tres partes de tres horas cada una).

Una narración de gran importancia cultural, de gran autoridad, que se asegura su puesto y el ser oída en una comunidad ya no hoy, sino también dentro de cinco siglos, es, con frecuencia, una larga narración. La Ilíada. El Quijote. La Biblia en verso, vamos. La paradoja es que su longitud les hace ganar autoridad cultural, y atraer a nuevos lectores, a la vez que su longitud también hace que enormes números de lectores potenciales sean desanimados por lo imponente del mamotreto.

Tenemos pues, el gráfico de The Long Tale, que nos indica la relación entre los lectores atraídos o influidos por el texto, y la de los lectores que lo han leído efectivamente—entero.

Muy poquitos lectores, y entre esos los más influyentes (que esa es otra) han leído el texto completo. Son la cabeza del gráfico. Que desciende rápidamente a través de los lectores que lo intentaron duramente pero no llegaron (pendiente pronunciada aquí) hasta la larguísima cola de lectores que conocen la primera frase del Quijote, o eso de "En el principio creó Dios el Cielo y la Tierra", y no han pasado de allí. (Yo sí que me he leído el Quijote, y la Biblia, y la Ilíada, pero en esto no se puede ganar: por cada uno que te lees hay diez más cortos que no te leerás).

Por cierto, que la Biblia nos avisa al terminar de que "si alguno quitare cualquiera cosa de las palabras del libro de esta profecía, Dios le quitará a él del Libro de la vida, y de la ciudad santa, y no le dará parte de lo escrito en este libro".  Así que ojo con saltarse nada de los textos largos—yo seguiré defendiendo la longitud de mis monstruosos posts para el lector que haya tenido paciencia de llegar hasta esta frase.

(Se me ocurre que la misma proporción gobierna la lectura recibida por los blogs: muy poquitos en cabeza han leído todo el blog, normalmente sólo el autor; menos han leído mucho, y muchos han leído muy poquito: a la larga cola que van. Y el blog queda como una de las formas posibles del long tale: el animalejo textual que tenía una cabeza bien definida y, pongamos, viva —y luego una larga serie de segmentos prescindibles y de importancia decreciente, perdidos en los intestinos del Tiempo).

Pero hoy no quiero abusar y no lo alargaré más. La gracia de nuestro señor Jesu-Christo sea con todos vosotros. Amen.

Rendimiento del trabajo y Long Tail






Jueves 30 de agosto de 2007


Ficcionalidad e inutilidad del blog personal

¿Cuándo es ficticio un blog? La cosa no tiene respuesta sencilla. No se puede presuponer una línea divisoria clara entre blogs ficticios y blogs no ficticios. Más bien habría que estudiar las diversas maneras en que puede haber elementos de ficcionalidad en un blog. O en un texto cualquiera: pues muchas cuestiones son problemas generales de comunicación textual, y sólo algunas formas particulares aparecen en los blogs por su medio o estructura.

Angela Thomas (en Uses of Blogs, ed. Axel Bruns y Joanne Jacobs) presenta esta tipología de "blog fiction", presentando una oposición básica entre

- El blog usado como un mero instrumento de publicación, y

- El blog usado como un instrumento de escritura, utilizando las posibilidades propias del medio, lo que a su vez se subdivide en
       
            - Historia contenida en el propio blog o

            - Historia sólo parcialmente contenida por el blog,
–y aquí distingue, no sé si de modo exhaustivo, entre blogs relacionados con juegos de rol interactivos, y diarios de personajes ya sean basados en una fuente ficticia o real. (Así pues, el blog de Julio César, por ejemplo, tiene una fuente real pero es ficticio en tanto que blog)

Dedica además una sección aparte a los blogs ficticios utilizados con fines comerciales.

Como instrumento de escritura, el blog utilizará sus características de hipertextualidad, serialidad, multimedia, e interactividad para crear efectos artísticos propios. Se dice que en los blogs el lector "idealizado" que todo escritor crea adquiere un carácter distinto, pues son lectores reales los que interactúan con el escritor. Aquí habría que matizar, pues nunca un lector efectivo se confunde con el lector implícito o ideal de un texto. Quien ha leído un texto efectivamente no es sino una muestra no representativa de quienes pueden leerlo en el futuro. Ahora bien, quizá se esté pensando en otra característica de los blogs: su evanescencia. No porque desaparezcan (siempre) de la red, sino porque en los blogs sólo hay un punto vivo, la cabeza del mismo que va creciendo, y una cola larga (cola larga digo) de texto semimuerto que arrastra, tiempo muerto del pasado, que sólo viven e proporción a la vida de la cabeza—si vive en absoluto.

El ejemplo de blog que utiliza para la ficción todas estas posibilidades del blogging es para Thomas The Glass House (que ya ha desaparecido de la red, con su puesto ocupado por anuncios de préstamos rápidos y tonos para móviles... la evanescencia es el peor enemigo de los blogs, y del hombre). En fin, The Glass House empleaba por ejemplo los comentarios para introducir comentarios ficticios de los personajes amigos del protagonista, James el hombre invisible. E iba introduciendo elementos multimedia, como yo (me pregunto si mis multimedia son ficticios también; quizá luego me conteste).

Más corrientes son los blogs derivados de una ficción ya existente, como los de comunidades de fans (tipo Harry Potter), como los fans de Buffy the Vampire Slayer). Es especialmente llamativo el caso de la fan fiction escrita por adolescentes: según Angela Thomas, en referencia a un estudio de una comunidad de fan fiction,

"además de meterse en la cabeza de un personaje y crear una historia de trasfondo para escribir fan fiction, estos diarios en red concretamente son también un medio de explorar y construir el yo, y las chicas (...) estaban creando versiones de sí mismas al escribir adoptando un rol. Se vio que la narración y la ficción servían como un mecanismo de distanciamiento de seguridad para explorar sentimientos y experiencias de la adolescencia que o bien eran difíciles o bien estaban sin explorar a través de sus personalidades reales." (204).

Así, los autores de fan fiction crean identidades híbridas entre ellos mismos y los personajes del mundo ficticio, atribuyéndoles recuerdos, gustos o deseos del propio autor: "Sus personajes son un ensayo de lo que quieren volverse, y al interpretar el rol de ese yo ideal, pueden acercarse más a volverse en él. Son las posibilidades imaginativas de sus personajes ficticios lo que les da a las chicas el poder de imaginar esas mismas posibilidades para sus personalidades reales" (206). Esto no parece radicalmente distinto de las proyecciones que establece un autor adulto con sus personajes: muchas veces estos provienen de lados alternativos de su personalidad. Ahora bien, en el caso de los adultos, al estar la personalidad y sus posibilidades más asentadas, muchas veces son posibilidades rechazadas o desaparecidas para el propio autor lo que se proyecta y desarrolla: no proyectos de transformación del yo.

Vemos en todo caso que aquí hay bajo la ficción evidente una buena dosis de realidad—una de las razones por las cuales no es fácil trazar la línea entre ficción y realidad en los blogs, ni en ningún otro sitio. Lo mismo sucede sin duda a la inversa: en blogs que se presentan como realidad puede haber una buena dosis de invención o falsedad. Ya veremos si puede hablarse de ficción en ese caso. Pues ficción quiere decir bastantes cosas (es un concepto borroso), pero uno de sus sentidos principales es un juego consensuado entre emisor y receptor, el juego de la ficción.

Un apartado especial dedica Thomas a los blogs comerciales, donde los personajes de ficción también adquieren la dimensión "real" de interacción con la vida real y situaciones a través del humor por ejemplo - más casos mixtos o borrosos, dentro de un marco general ficcional.

Cita de David Gauntlett, Media, Genre and Identity: "Para interpretar las elecciones que hemos hecho, los individuos construimos una narración del yo, que da cierto orden a la complejidad de nuestras vidas" (en Thomas 208). Este orden impuesto por selección u omisión es también otra dimensión de la ficcionalidad, pero ya de esa ficcionalidad que aplicamos fuera de los textos de ficción, para construir el espacio social donde interactuamos, y donde mantenemos la ficción de que somos siempre la misma persona.

Según Tim Wright, "a medida que más y más gente empiece a bloguear, inevitablemente se difuminarán las líneas entre autor y lector, y entre hecho factual y ficción" (en Thomas 208). Thomas ve mucho potencial artístico, interactivo y comunicativo a los blogs ficticios, y a este terreno indefinido entre ficción y realidad.

Observa Axel Bruns en el capítulo final de Uses of Blogs que en las definiciones de qué es "un blog" se oscila entre definirlo como un tipo de género o un tipo de tecnología, aunque evidentemente hay una cierta conexión entre las tecnologías y los géneros que posibilitan: "Está claro que los rasgos tecnológicos de las tecnologías de publicación también ayudan a determinar qué géneros serán posibles en su seno, pero al mismo tiempo las tecnologías también son modeladas por las necesidades sociales que están presentes en la cultura contemporánea y pueden impulsar el auge o caída de géneros particulares de expresión" (250).

En el caso de los blogs es importante la aparición del produsage, "produso", mezcla de uso y producción, y esto es a la vez algo posibilitado por la tecnología y demandado por los usuarios, que favorecerán la adopción de las tecnologías que cubran estas necesidades sociales de comunicación. Tecnologías hay muchas, pero lo crucial no es que existan, sino que se difundan y sean adoptadas. Si los blogs son fantásticos pero a la gente le va más Twitter porque se presta más al SMS, pues Twitter que tendremos (¡¡espero que no!!), y los blogs se quedarán para filatelistas, esperantistas y radioaficionados, y otras personas con problemas de socialización.

Así, por ejemplo, los videoblogs o los podcasts no han tenido tanto éxito para el blog personal como el texto escrito, no tanto quizá por lo engorroso de la tecnología, sino porque los usuarios prefieren la velocidad que permite un barrido visual y que la da el texto, no el vídeo ni el audio. Concluye Bruns que "quizá, pues, el ímpetu para la evolución de los blogs en todas sus formas lo vaya a seguir dando la evolución de los géneros y no tanto de las tecnologías" (251)—y sin embargo los géneros también proporcionan la ocasión encasilllarse en un género, una limitación tanto como una orientación. Hasta en los límites del blog personal, supuestamente menos "temático" que los demás, hay prácticas generalizadas sobre lo que cabe y no cabe en un blog personal; de este modo la blogosfera va encontrando sus prácticas mayoritarias, y minoritarias. Yo creo que me seguiré apuntando a las que más me convengan o más atractivas me resulten en cada momento, sean mayoritarias o minoritarias. Aunque me quede en un islote tecnológico... que esperemos no sea el caso.

Volvamos al tema "ficcionalidad". E "inutilidad". En principio, lo que leemos como ficción carece de otra utilidad práctica, en cuanto tal, que el de ser legible, interesante, proporcionar interés en el proceso mismo de la lectura. Otra cuestión es que una narración ficticia, por ejemplo Manolo's Shoe Blog, sirva además para otros fines—que la ficción esté subordinada aquí, o esté al servicio de, la venta de zapatos. Si ficción es, habrá de sostenerse en tanto que ficción, placer inútil.

Con "inútil" quiero decir no instrumental para fines inmediatos. Porque la ficción, como otros artes inútiles, puede desempeñar funciones culturales, cognoscitivas, etc. muy variadas. (Así lo sostiene Oscar Wilde en "The Decay of Lying", que comienza declarando la inutilidad del arte para luego admitir que el arte genera, o ayuda a generar, el mundo perceptual y social en el que vivimos). Pero el arte en tanto que juego de la semiosis carece de utilidad referencial: así, la ficción es su territorio natural. Si la historia de la Decadencia y Caída del Imperio Romano de Gibbon es arte en este sentido, lo es en no por su valor histórico—aunque sí exista, por otra parte, un arte de la historia...— sino por los valores compositivos, retóricos, imaginativos, que comparte con textos de ficción.

¿Qué quiere esto decir? Pues, en suma, que la ficción no se opone a lo factual... precisamente porque su terreno propio está allí donde la factualidad o no factualidad de un hecho o dato se vuelve irrelevante. Es esta indeterminación, u oposición en otra dimensión, la que a menudo confunde las discusiones teóricas sobre factualidad y ficcionalidad. Podemos concebir la comunicación ficticia como un juego comunicativo distinto del juego de la referencialidad. En cierto modo, nunca se encuentra un juego con otro... menos cuando una persona juega a uno y otra juega a otro, e intentan entenderse. Lo dicho, normalmente no se encontrarán.

¿Cómo se determina si un texto es ficticio o no? Lo decisivo es que no hay nada decisivo. Sólo hay contextos comunicativos en los que se hace una atribución de ficcionalidad, o un uso ficcional del texto. Y es muy posible que en otro contexto se haga otro uso o se estimule otro uso—por ejemplo, clasificando un libro como ficción o no ficción según convenga, como sucedió con La Lista de Schindler. En la práctica del discurso no hay tribunales de última instancia (excepto cuando se lleva una cuestión a los tribunales efectivamente), y un nuevo contexto supone una reelaboración y reciclaje del texto para darle un nuevo uso.

Por supuesto hay muchos blogs que se presentan como información especializada, factual, y en tanto que publlicaciones informativas no tendrían por qué ser más problemáticos ni contrafactuales que una revista o diario impreso. Aunque el medio electrónico se preste a difuminar sus contornos hacia el terreno del blog personal, por la facilidad de publicación, la gratuidad (que crea virtualidad) y la tendencia al pseudonimato.

En el caso de los blogs personales, los conocidos del bloguero pueden leer su diario o reflexiones como información factual que lleve a otros tipos de interacción, o proporcione datos. Pero la mayoría de los lectores se sitúan en un ámbito de lectura por placer o entretenimiento, donde queda en suspenso la factualidad de lo dicho, se mezcla la realidad con la invención o las mentiras de maneras no contrastables, y todo queda aún más ficcionalizado por el uso frecuente de pseudónimos, que ayuda a separar lo que aparece en el blog de otros contextos "factuales" de interacción del bloguero. El pseudónimo es una de las mayores garantías de virtualización de la experiencia en red—pues usar el propio nombre se presta a interferencias. Pero es fácil adivinar que con estos presupuestos (variabilidad de los contextos, variabilidad de los usos, mayor o menor referencialidad contrastable de los hechos relatados...) los blogs personales se mueven libremente en un ámbito elástico de indeterminación entre un mundo ficcional virtual y el mundo real donde aterrizan a veces con estrépito o  crean interferencias y ondas de irrealidad—como cuando irrumpen en nuestro mundo, por un portal interdimensional, seres incorpóreos procedentes de otro mundo coexistente pero inmaterial.

Blogs, narratividad, ficcionalidad


Miércoles 29 de agosto de 2007

Rosa Díez, lealtades y decepciones políticas

Comentarios que dejo a esta nota de La Bitácora de Barba Roja sobre el asunto de que Rosa Díez deja el PSOE. Un partido que está que peta... ya era hora.

Escribe Barba Roja:

Era algo ya sabido desde hace tiempo, pero ahora se ha confirmado. Me parece bien que abandone el PSOE si no está de acuerdo respecto a sus posiciones en Euskadi, y también me parece bien que se quiera crear un tercer partido bisagra.
Lo que no entiendo, o no me parece consecuente, es que siga agarrada a su sillón de eurodiputada. A fin de cuentas está ahí por el partido del que ahora reniega. Supongo que la pela es la pela.
En cualquier caso….. suerte en tu nuevo proyecto, sea dentro de Ciudadanos u otro partido.


3 Responses to “Rosa Díez deja el PSOE”

   1. JoseAngel Says:
      Agosto 29th, 2007 at 12:50 pm

      De acuerdo en casi todo. Respecto a lo del puesto de eurodiputada, convengo en que es menos discutible la opción de dejarlo al dejar el partido. Pero supongo que visto desde dentro se pueden encontrar justificaciones aparte del interés obvio: así pues, Rosa Díez puede sostener que sus electores la eligieron para un ideario que el actual PSOE no lleva a cabo… con lo cual igual serían todos los demás los que deberían renunciar a sus actas, cosa que tampoco van a hacer. Empates.

   2. BarbaRoja Says:
      Agosto 29th, 2007 at 3:05 pm

      Me gustaría que hubiera un sistema electoral de listas abiertas, y así podríamos saber si los electores votaron a Rosa Díez (con su ideario) o votaron al PSOE (con el suyo). Lo que no tiene sentido es que si no hay listas abiertas los escaños pertenezcan a los diputados.
      Un saludo!


   3. JoseAngel Says:
      Agosto 29th, 2007 at 9:25 pm

      Tal como está, el caso es que no se puede saber, así que la interpretación es libre. (O interesada, cada cual la que más le conviene). El sistema de las listas abiertas parece bonito, pero los partidos jamás lo fomentarán, porque se presta a los votos “de castigo” a los cabezas de lista que han decepcionado, y eso no mola en un partido, donde el punto número uno es que las jerarquías están muy claras.

En cualquier caso, parece ser que Rosa Díez (según anuncia El Mundo) va a dejar también su escaño de eurodiputada. Mucha suerte le deseo.

En lo que respecta a Rosa Díez y Savater, ya pueden contar con mi voto en las próximas elecciones—un voto que jamás volverá a ir al PSOE, visto el borreguismo, servilismo, vendidismo y falta de criterio demostrado por el partido en (casi) pleno, siguiendo a los piernas y los sinvergüenzas que hoy lo gobiernan. Hoy como ayer, vamos.

Parece que peta el PSOE






¿Estudiar en Zaragoza, conmigo? —Uff...

Me preguntan desde la India sobre la posibilidad de venir a hacer una tesis doctoral conmigo a Zaragoza...

Dear Aishwarya,

I am grateful for your interest in pursuing narratological studies in Zaragoza and for counting on me as a prospective supervisor. Up to now we have had some international students from Europe, but this is the first time we receive an application from India. The research line in narrative theory you intend to pursue is quite valid and interesting to me, so that would not be a problem in that respect. I must warn you, however, that there are some practical difficulties which must be carefully considered before you take a decision.

First there is the problem of academic compatibility associated with the admission of foreign students. There's some information in English about the procedure here: http://wzar.unizar.es/servicios/ingles/insti/admis/docto.htm
I can give more information if you want once you read this, and I can help you with the application proceedings, but it's a quite formal process with lots of paperwork which may be irritating and even discouraging (not that I want to discourage you! But I think you had better have this in mind, not to be taken unawares). The most important thing, however, is to determine whether a doctorate in a foreign university is what you really need for your professional plans. I do not know about the validity of foreign degrees in India, if you do plan to live and work in India—certainly if you plan to live in the European Union, a European doctorate would be most convenient, but then you might need to validate your degrees here, which is a slow and (again) irritating process, fraught with difficulties. If you plan to study abroad and then return to India, you absolutely need to make sure beforehand that the degree you are going to pursue will have official validity in India—I am aware that perhaps you are not making such specific plans at this point, but perhaps this is something you need to do before taking such a significant step; certainly you don't want to take a degree course lasting several years abroad and then find that this is not the kind of degree you need in order to work in the country where you want to live. So thinking this out is quite crucial before you go to study abroad, in Zaragoza or elsewhere.

Then there are the specificities of doctoral degrees here. I understand you are on your way to your second master's degree: I am sorry to say that in order to enter the doctoral programme here you would need to take yet another master's degree in the English programme here (you can have a look at this in the website, http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/master/master.htm). This would take about two years of postgraduate courses and a master's thesis before you can begin work on your doctoral dissertation. As I see it from here, it is not your best option in order to obtain a Ph.D. I should also warn you that students in our department take an inordinately long time to complete their Ph.D. dissertations (about eight years on average). And there is no financial aid to speak of unless you are a Spanish resident at the moment of application.

And finally there's no guarantee that you might get me as your supervisor, since the way things stand here right now I am not a member of that doctoral programme. This is due to a highly irregular decision taken by the organisers of the programme and by my department, and it's under appeal to the University authorities, I don't want to bother you with the details– but the fact is that, illegal decision and all, at this moment this is quite a real obstacle, and at this moment there is no easy way for me to supervise a Ph.D. in my department. Not to mention the unofficial difficulties, backstabs, etc., which might attend on the process... the academy is the jungle, you see. I am sorry I cannot offer better prospects, and to be so long-winded, but I think it is better to give your a realistic picture of the difficulties I see. As you have expressed a genuine interest in the kind of research you would like to carry out with me here, I thought you deserved a fuller view of the picture, rather than merely getting referred to the admissions office.

Therefore, on the whole, and taking into account your interests and your personal situation as a postgraduate student, I am afraid I must recommend you to undertake doctoral studies elsewhere, and to consider carefully the convenience of getting a foreign degree before you make your move. As to your research interests in narratology, I suggest we can remain in contact if you think I can assist you in any way, exchange ideas, suggestions, and so on. I would be delighted to do so. Only I see too many difficulties along the way to make it worthwhile for you to take a degree in Zaragoza. But again, that's only my point of view—and it's up to you to take a decision! Thank you again for your interest in working with me. Please write again if you have any questions about study in Zaragoza, or if you want to keep up the narratological connection. (By the way, was it you who wrote a review of The Constant Gardener in the web? I also liked the film!). I wish you much luck and success in your career.

All best wishes,

José Ángel García Landa

Me expulsan del Doctorado




Martes 28 de agosto de 2007

Un tipo calvo llamado Estela

Hemos ido con los críos a ver Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer, y desde luego pasaron (pasamos) un buen rato, aunque a los mayores nos produzcan emociones encontradas las versiones cinematográficas de nuestros cómics de los años sesenta. Y eso que hay que reconocer que en muchos aspectos hacen un buen trabajo de adaptación, siguiendo la tónica de la película anterior (y ya no hablo de efectos, etc., que eso da gusto verlos ahora sin que se les note el falso fondo de pantalla cuando vuelan). Así, la Antorcha es aquí irritante para todo el mundo, y no sólo para la Cosa; la Cosa está "bien hecho" pero a cambio pierde colorido su lenguaje, al menos en la versión doblada, con respecto a los comics. La Chica Invisible es menos muerma desmayada y menos esposa asexuada que en los tebeos—aquí tiene un peligro, y ahora siempre se las arreglan para desnudarla (esta vez la tapan envolviéndola en llamas).
Y Mister Fantástico... bueno, la verdad es que el hombre no tiene mucho remedio, siempre tiene que haber un muermo en el equipo para que los demás parezcan más coloridos. A cambio, se lleva a la chica, y esta vez hasta se casan, con boda fallida al principio, y lograda al final de la película, una vez han salvado al planeta. La Chica Invisible renuncia a sus aspiraciones de ama de casa, que las tenía, y se resigna a formar una familia anormal. Algo es algo.

Entretanto se dilucidan estos problemas de me estudias o trabajas, se dedican a salvar al planeta, librándolo de la amenaza de Galactus—convertido aquí en una nube espacial maligna, sin faraón gigante dentro, al menos  que veamos. Sus poderes desbordan a los del equipo, así que la manera de derrotarlo es volver contra él a su heraldo y esclavo, Estela Plateada, que es quien se encarga de destrozar a su omnipotente patrón... y sin sufrir un rasguño, oyes. No es la menor de las arbitrariedades de la película, que hacen que el entretenimiento de verla se compre con constantes dosis de irritación por las volteretas del guión. Así, el Dr. Muerte recupera sus facciones originales, y se entromete en el argumento no se sabe muy bien para qué (cuestiones de contrato del actor, supongo); y los cuatro fantásticos intercambian sus poderes alegremente, produciendo la sensación de que donde no hay normas claras ni límites todo vale y nada vale: pero es lo que pide el público comiquero, efectismo rápido y fuegos artificiales.  Marchando una. Nos falta en español el adjetivo preposterous, imprescindible en estos casos. Hala, allá va: una película prepóstera.Silver Surfer

En la que vuelve el subtexto terrorista: la interrupción de la boda de Mister Fantástico y La Chica Invisible por efecto del Surfer es un poco como el 11-S, aunque el Surfer tiene un tanto de piloto eslavo, más que de piloso esclavo de Alá. Lo que está claro es que sí es un esclavo mental de un régimen tiránico, el de Galactus. El Surfer, en tanto que mensajero o Enviado, es a la vez una especie de ángel del apocalipsis y una figura de Cristo—pero es el Enviado de un dios maligno y destructor, que con esta escatología cósmica interfiere el funcionamiento correcto de la maquinaria capitalista ya globalizada. Pero en fin, llega el final del rollo y desaparece en un momento, y las luces de neón vuelven a encenderse: Occidente no se apagará, y es más bien la malvada deidad que emborrona los cielos la que desaparece en el momento en que la libertad de conciencia se le hace entrar en la mente a Norrin Radd.  La lección viene de la Chica Invisible, que le recuerda al Surfer a su amada.
Siempre se puede elegir, le dice, y (paradójicamente, dado el subtexto de terrorismo árabe) el Surfer elige el combate suicida, para obtener la libertad espiritual. Ay, si las raíces del terrorismo se arrancasen con hacerles reflexionar a esos mastuerzos... pero nuestros expertos aseguran que no funciona así la cosa.

Un pequeño guiño hay también contra las cárceles tipo Abu Ghraib y las prisiones secretas de Bush: el ejército americano tortura al Surfer y usa "métodos ilegales" puesto que no es humano y no tiene derechos vulnerables. Observemos que aquí es el Ejército el responsable de estas acciones: al Presidente no se le ve por ningún lado, y la figura de máxima autoridad es un general negro e insolente. Es este general, o el Ejército, el responsable de involucrar al Lado Oscuro (un Doctor Muerte que recuerda al Emperador de Star Wars) en la Guerra contra el Terror.  Los 4 Fantásticos desaprueban esta deriva, pero también son prisioneros...  Todo esto pasa en Rusia, que aparentemente tiene ahora puntos de contacto con la parte más negra del Ejército de los EE.UU. Pero aunque  esta vez sobrevive el calvo de la película, el negro, naturalmente, muere. Y Alicia, que se case con la Cosa. Si la Cosa casa quiere.

Alegorías de la Bomba


Lunes 27 de agosto de 2007

Pas d'âme, pas d'âme

Reconozco que le echan más alma Edith Piaf o Nolwenn Leroy, y sin embargo sigo practicando.




Recolectando Rockollections



Domingo 26 de agosto de 2007

World outside your windows

Pobre Oscarelo, le habíamos comprado para su cumpleaños, y contra nuestra costumbre, dos videojuegos, uno de "Los Increíbles" y otro de "Buscando a Nemo", supuestamente compatibles con PC y Mac... pero sólo supuestamente. No funcionan en nuestra MacCasa. Así que un poco de plancha, pero bueno, le preparamos una buena merienda. Y a ver si nos los cambian. Los niños viven esto de los macs como una maldición que los aísla del mundo... "¿Que no tenéis Windows?" - les dicen en el cole. Pues no, no tenemos windows, y así nos va a veces.

Conclusión: "Papá, queremos un PC."

Aún me acuerdo en 1980 que íbamos por ahí cantando "Iremos esta noche / A la fiesta del PC". Pero esta otra transición no sé yo si me anime a hacerla.

Una raza malvada y cruel








Kafka y los fans traidores

A veces un post se vuelve un comentario, a veces al revés. Este comentario le puse a una nota de Apostillas Literarias sobre "Kafka, traicionado".

Yo creo que quien tenga una visión muy severa de lo que hizo Max Brod no debería él mismo leer los escritos de Kafka, una vez sabe las circunstancias de su publicación. Pues si lo hace está colaborando tanto como el mismo Max Brod en la "traición" a la memoria de Kafka. Aunque más bien creo, como han dicho antes, que hay en este asunto de la quema mucho si no de pose, sí de ambivalencia o de deseos conflictivos del autor.

No conviene interpretar demasiado literalmente a Kafka. Ni a nadie.

Si tras la aparente humildad o autoanulación de Kafka podía haber una vanidad de autor oculta, ¿qué monstruosa pretensión se esconderá tras las neutralidades o las vanidades manifiestas de los demás autores? Igual no sería ético leerlos, si lo supiéramos.

Un híbrido Kafka / Monterroso:

"Cuando se despertó, seguía allí convertido en monstruoso insecto".

(Y un híbrido Monterroso / Beckett: "Cuando se despertó, seguía allí").


Dos microrrelatos











Sábado 25 de agosto de 2007

Datos sobre comentarios

Me he leído un análisis sobre comentarios en los blogs que aporta ciertos datos estadísticos interesantes, además de otras reflexiones menos cuantitatificadas. Es un artículo presentado en 2006 por Gilad Mishne y Natalie Glance, "Leave a Reply: An Analysis of Weblog Comments" (PDF) - vía Reflexiones e Irreflexiones.

Los autores se plantean estudiar esta parte un tanto descuidada de la blogosfera: después de todo, un blog suele definirse como un texto en red donde aparte del autor o autores pueden escribir, de manera más subordinada o comentativa, otras personas, añadiendo comentarios - personas que por tanto también son coautores del blog en conjunto, si bien no de los artículos. Estiman Mishne&Glance que la "comentosfera" supone cerca de un tercio del volumen de la blogosfera, una parte descuidada en los estudios
, como en la tecnología: en general no se sindican los comentarios: sólo cerca del 2% de la comentosfera lo estaba (en 2005).

El análisis se basa en un corpus de unos 645.000 comentarios (todos de 2005), impresionante. No entraré a discutir la manera en que obtienen los datos, aunque como es de suponer la búsqueda automatizada tiene tantas virtudes como inconvenientes: cuadricula mucho lo que se puede buscar, y a veces se eliminan bloques enormes de datos en principio relevantes porque no cuadran con el método empleado, como eliminar todo Livejournal, o todos los posts sin enlaces permanentes. Gajes. Pero hay que darlo por bueno:  Datos principales aportados por Mishne&Glance:

- 685.976 posts analizados, con 645.042 comentarios - a 0'9 comentarios por post, aunque como veremos esto no funciona por términos medios. Sólo el 15% de los posts tienen comentarios. De los comentados, el número medio de comentarios es de 6'3, la mediana 2, y la desviación media 20'5.
- Algunos datos sorprenden, y hasta duda uno de su exactitud. Por ejemplo, el número de blogs sin ningún comentario: el 78 %. Y eso que han eliminado blogs inactivos, o falsos, o blogs de un solo post para el análisis. Esa es otra: estos pseudo-blogs o neonatos muertos son una parte importante de todos los supuestos millones de blogs  (más de 56 millones hoy según Blogpulse). Admiten los autores que su corpus sólo contiene cerca de una cuarta parte de los comentarios correspondientes a su corpus de blogs. Con lo cual, hay que relativizar...
- Media de palabras por post: 63; mediana, 31; desviación: 93.
The Long Tail

Aunque no presentan los gráficos con la forma típica de cola larga, así hay que verlos: "un pequeño número de posts [y de blogs] con un gran numero de comentarios y una larga cola de posts [y de blogs] con pocos comentarios [o ninguno]". Y otro gráfico de larga cola para la longitud de los comentarios: pocos extraordinariamente largos, pocos largos, muchos cortos. 

Y lo mismo se aplica sin duda a la relación entre cantidad de texto y número de comentarios, o a otras dimensiones no tenidas en cuenta en este estudio, como la presencia relativa de comentaristas específicos o su índice de retorno, así como a la relación entre actividad lectora y actividad comentarística: muchos lectores silenciosos o comentadores ocasionales (la larga cola) con pocos de ellos proporcionando altos índices de comentarios. Pero como digo, estas dimensiones no entran en este estudio.

Otras conclusiones no sorprendentes: que los comentarios aportan contenido, que ayudan a la localización temática automatizada de un artículo por palabras clave, que ayudan a medir la relevancia de un post... Que los blogs más enlazados y más visitados son también más comentados... y otras inevitabilidades estadísticas. Con las excepciones que señalan los autores: al usarse con relativa frecuencia la opción de desactivar comentarios, también hay blogs relevantes con pocos comentarios o sin ellos. También se apunta la razón del caso contrario, blogs poco enlazados y poco relevantes pero muy comentados—en el caso de pequeños grupos que utilizan los comentarios como si fueran un chat (con lo cual dejan de ser comentarios al post, y hasta al tema del post). En fin, usos diversos para la misma tecnología.

Me ha interesado el intento de cuantificar automáticamente las disputas, desacuerdos o desavenencias en los comentarios. La mayoría de los comentarios son "consonantes" con el autor o con otros comentaristas, pero un 16% de los comentarios son disonantes o "disputative" (y un 21% de las series de comentarios). Los asuntos que más se prestan a desavenencias son los políticos, religiosos e ideológicos.

La manera de captar las frases que indican actitud subjetiva fue comparar el corpus de entradas de la Wikipedia con el corpus de comentarios de usuarios en la misma.  Claro que habrá comentarios (por ejemplo muchos míos) que muestran desacuerdo sin usar frases con alto nivel de subjetividad. Y, por otra parte, la diferencia entre el acuerdo y el desacuerdo es un continuo. No obstante, el método seguido aquí parece adecuado para analizar grandes masas de datos a grandes rasgos, for what it's worth (a mí me va más, y estoy mejor equipado para, el microanálisis de matices). Otros datos: los comentarios disputativos tienden a ser más largos y a aparecer en series de comentarios más largas. No observan los autores el retorno de los comentadores disputativos a la discusión, pero también obviamente hay más interacción sostenida en torno a una disputa que en torno a un acuerdo.

Autoevaluación a la luz de estos datos: Que mis posts son larguísimos, mi relación entre cantidad de texto del artículo y comentarios recibidos es atroz, y va a peor, que estoy en la larga cola de blogs no comentados o poco comentados. Poco comentado, incluso, en relación al número de visitas... aunque a base de perseverancia y muchos posts sí tengo más comentarios, en términos absolutos, que muchos que le dedican menos tiempo y esfuerzo. Y que si bien antes tenía comentarios con desavenencias, han ido desapareciendo, para dejarme hablar solo en una amplia llanura de silencio, en la que puedo largar a gusto lo que tenga que decir, sin que valga la pena ponerse a discutir conmigo. Lo bueno del caso es que no se puede uno sentir solo, entre tantos blogs sin comentario.

En el fondo no estoy tan mal









Viernes 24 de agosto de 2007

Tu viens me visiter

Voy practicando "Il n'y a plus d'après", canción de Guy Béart, una de esas canciones a las que vuelvo como si fuese siempre el mismo.








Dos Libertangos




Lila Downs, "Agua de rosas"

Muy musicales estamos este mes por aquí. Para variar de mi línea habitual, o para no variar, no sé, aquí hay una de Lila Downs. Lo hace tan bien que no le importaría a una que la llamasen "suripanta de pueblo", dicho así...

 

 

Twist in my sobriety



Jueves 23 de agosto de 2007

Blogs, narratividad, ficcionalidad

Para mi paper in progress sobre los blogs y la narratividad de la experiencia....

Comencemos por la diferencia entre narración y ficción, o narratividad y ficcionalidad. No siempre se tiene en cuenta en el rigor de las definiciones. Por ejemplo, Angela Thomas define un "blog ficticio" (fictional blog) como "any form of narrative that is written and published through a blog, Livejournal, or other similar online Web journal" (199)—una conceptualización claramente deficiente.

Distingamos la ficcionalidad involuntaria de la ficcionalidad explícita. La primera puede identificarse en principio, en lo que a las narraciones se refiere, con la narratividad y las demás dimensiones de articulación semiótica de un contenido. A saber: por el mero hecho de recibir una forma narrativa, una distribución de la información en base a presuposiciones y un punto de vista, etc., todo texto presentado como factual ha de entenderse críticamente como una versión de la realidad supuestamente factual que presenta. Por supuesto, la argumentación del hablante es que su discurso es una fiel transcripción de los hechos, y por eso hablamos de ficcionalidad involuntaria—es el punto de vista de un tercero el que señala la discrepancia entre los hechos y su representación. 

El segundo tipo de ficcionalidad, la ficcionalidad explícita, es un juego verbal diferente: supone la invitación al receptor a entrar en un universo alternativo que puede mantener diversos tipos de relaciones con el real, según los géneros invocados y las maniobras específicas de cada texto. Pero se trata en principio de una actividad poética, que remite al emisor y receptor a un mundo referencial alejado de la interacción comunicativa sobre hechos factuales.

Por tanto, puede haber en principio en los blogs narrativos, como en cualquier otra narración, una ficcionalidad involuntaria y una ficcionalidad explícita. Puede haber blogs que ficcionalicen o narrativicen la experiencia real del bloguero, y blogs que relaten una historia de ficción—o que sometan a una ficcionalización la forma misma del blog (por ejemplo con falsos archivos antiguos, enlaces a otros blogs que a su vez también formen parte de la obra diseñada por el autor...). Y una vez sentados estos dos polos... hay que tener en cuenta que el terreno intermedio está también ocupado.

¿Es el blog de por sí una forma narrativa?

Aquí tenemos que tener en cuenta diversas dimensiones de la narratividad. La propia secuencialidad temporal, la datación cronológica inherente a los blogs, les dota de una importante potencialidad narrativa de un tipo particular: lo que Genette llamaba narración intercalada (típica de los diarios). Pero existen muchas otras dimensiones en la narratividad al margen de la mera secuencialidad.

Tomemos la retrospectividad, por ejemplo. La enunciación típicamente intercalada de los blogs hace que en el momento de la composición la retrospectividad se limite a lo ya escrito y ya contado, no a lo que está por contar (y de hecho por venir). El bloguero es inocente del porvenir de su texto, que no está diseñado como no está diseñada la vida que hemos de vivir. (Y, sin embargo, repito que este efecto como cualquier otro efecto textual se puede ficcionalizar, reutilizar, en una estructura estética que utilice la estructura del blog como un material compositivo).

En el blog caben referencias temporales al pasado o al futuro que enfaticen la narratividad, por el procedimiento de señalar o enfatizar secuencias de acción, causalidad, expectación... así pues, puede haber referencias a artículos anteriores que enfaticen un desarrollo narrativo, o expresión de futuros desarrollos, planes, incógnitas que se han de resolver. Estamos teniendo en cuenta aquí de modo especial la narratividad enfatizada por la referencia del texto a sí mismo (pero naturalmente también pueden darse referencias al pasado y al futuro que no sean además referencias al propio texto que ha de recoger ese pasado y ese futuro).

Cabe especialmente en los blogs un tipo de retrospección muy unido a los textos en proceso: la reevaluación de anteriores datos, sucesos, circunstancias, entradas, etc. - a la luz de hechos imprevistos o sobrevenidos. Esta relación del blog o del diario - como de la vida - con la imprevisión es lo que hace de ellos narraciones vitales - textos que enfatizan el carácter narrativo del propio discurrir de la vida.

Bajtín, autoobjetivización, blogs



Early morning rain

Otra de Gordon Lightfoot—I'll do it my way.




Plus d'autrefois


Miércoles 22 de agosto de 2007

Tarde de piscina

Con guitarra y todo (aunque a tocarla dentro del agua no llego, y eso que me ayudaría a flotar). Es a lo que nos dedicamos este agosto, muchos días con la piscina para nosotros solos. Hoy hasta hemos coincidido con gente conocida, pero la mayoría de los días la ausencia de vida social se compensa con la posibilidad de dejar el encefalograma plano mientras flotas.  He puesto algunas fotos en el flicker, por cierto. Y alguna otra más en mi álbum de Facebook.

A pedra de avalar 

2046



Esta es una película que fue extraordinariamente premiada en 2004, quiero decir excesivamente: según El País, "inmensa, impresionante", según ABC, "la Casablanca del siglo XXI..." – vamos, vamos... más quisieran. Es una película china, con una mezcla irritante de convencionalismo y extravagancia, bellamente fotografiada y demasiado larga para lo que da de sí. No me extraña que, a pesar de tantos premios, pasase sin pena ni gloria por las salas. 2046

Es casi un remake de la cargante Deseando amar del mismo Wong Kar-wai, con la misma combinación de colorido precioso y actitudes simplistas y convencionales de los personajes, y la misma carencia de interés humano, pues no pueden interesar personajes tan superficiales, u opacos, o bidimensionales, o falsos, o robotizados. En un momento dado cambia en esta película a las chicas por androides, pero la diferencia es mínima. En lo que es psicología del amor, los personajes y argumentos de estas películas tienen la sutileza literaria de las novelas de artes marciales que escribe el protagonista. Y con semejantes mimbres ya le puedes echar vestidos estampados y luces matizadas...

Aquí encontramos las mismas historias de amantes maltratadas, medio putillas seleccionadas-seducidas por hombre de negocios, a lo Don Juan o Clark Gable chino—inexplicablemente seducidas, si además de guapas no tuviesen sesos de chorlito. El machismo del implausible seductor pasa con un fundido imperceptible al del narrador de la historia, al del guionista y al del director. Este tipo de historias decimonónicas en una película vigesimoprimérica, o vigesímica - pues la mayor parte de la acción pasa entre 1966-68 - pues como que son rancias; diría estereotípicas si no porque lo de estéreo queda demasiado tridimensional. Hablo de actitudes cinematográficas, pues no dudo que el mundo esté lleno de hecho de chicas guapas con cabeza de modistilla, en 2046 o en 1846. Pero en fin, que nos vengan a estas alturas los donjuanes chinos de tercera en plan castigador... es un castigo que no tenemos por qué aguantar.

En esta ocasión la historia se complica con el hecho de que el personaje sea escritor, que inventa su propia historia, o variaciones sobre ella, que se mezclan de maneras paradójicas con su propia vida, en un juego de repeticiones, variaciones, flashbacks,  anamorfosis y transiciones imposibles que a su manera sí expresan bien la sensación de un personaje empantanado en las mismas actitudes y recuerdos, como me pasa a mí. Formalmente, estos recursos convierten a la película en un cruce entre La casa de citas  de Robbe-Grillet e Hiroshima mon Amour. O L'Année dernière à Marienbad. O sea, pretenciosa, un rato, sobre todo por lo larga y lenta de más. Así que eso, que le debían haber dado el premio en los viejos tiempos del Nouveau Roman, o de la Nouvelle Vague. Hoy es un futuro un poco passé, éste de 1966. Pero bueno, en realidad nunca cambiaremos, y vale la pena mirarla aunque sea sólo por la fotografía.

Zodiac












Martes 21 de agosto de 2007

A mí que me demanden





Otra historia con perla



Lunes 20 de agosto de 2007

Closing Time

Quince años tiene—esta impresionante canción. (De Leonard Cohen, The Future).



Antes de cerrar el garito por hoy, nos vemos un concierto de Leonard Cohen en YouTube.

Les rois du monde


Carefree highway

Me voy a dar una vuelta en moto...






Esta canción es de Gordon Lightfoot, uno de los cantantes que me acompañan desde 1980.

In My Secret Life







Domingo 19 de agosto de 2007

La vida de los otros

Las películas sobre fisgones, curiosos y espías, en especial las que incluyen a un personaje que contempla a otros desde la oscuridad, convirtiéndolo en espectáculo inconsciente, son altamente cinematográficas, pues añaden a la situación del personaje (o a la del espectador) la intensidad reflexiva de la propia situación de percepción de la película, situación voyeurística que nos coloca en situaciones de percepción privilegiadas e ideales, en las cuales nunca deberíamos haber estado. Así esta película tiene en común cosas con Peeping Tom, con La ventana indiscreta, con Retrato de una obsesión (aquella de Robin Williams en la tienda de fotos)—además de con todas las películas de espías e identidades secretas que colocan al espectador en un punto de vista privilegiado, en esa ventanita casi omnisciente junto al tapado, o al espía, desde la que se sabe quién es quién mientras los demás vagan por los errores del orden público creyendo que las gentes son quienes son.

La historia la resumo: un agente de la Stasi, funcionario simplista, gris y falso como el propio régimen al que sirve, recibe el encargo de espiar a un escritor, todo porque la novia del escritor le gusta al ministro y quiere quitarlo de enmedio. Entre la mala conciencia de su papel corrupto y el contacto secreto con el mundo de los artistas (Brecht, el músico autor de la partitura dedicada a un hombre bueno...) y se va humanizando—un poco como el monstruo de Frankenstein en la novela, aprendiendo a medida que escucha, eavesdropping, captando lo que sería la decencia y una vida más plena que la que él tiene (es patética la escena en su piso con la prostituta). Así que cuando se entera de que en efecto puede hacer arrestar al escritor, que ha publicado en Occidente un artículo comprometedor con seudónimo, falsifica el informe, no da cuenta de lo que realmente escucha por los micrófonos ocultos, y hasta oculta las pruebas corriendo riesgos considerables.

El asunto cuesta, no obstante, la muerte a la amante disputada entre el ministro y el escritor. Era una actriz un tanto vendida a su carrera, lo cual si se suma a lo que invitaba el régimen a venderse, la lleva a escenas realmente abyectas, primero dejándose violar por el ministro en aras de su carrera, y luego haciéndose confidente de la Stasi. Pero la vergüenza propia la lleva a suicidarse, al parecer, saltando delante de un camión—un sacrificio inútil pues el espía le dice mientras muere que había ocultadoo las pruebas que ella acababa de revelar (la máquina de escribir incriminatoria). Como la tinta roja de la máquina, la huella de la sangre de la actriz queda impresa en el último informe redactado un minuto después por el espía.

Estos informes son leídos años más tarde por el escritor, en una Alemania unificada que ha desclasificado los documentos de la Stasi. Allí descubre que el hombre encargado de espiarlo corrió riesgos ocultando los informes—y le dedica una novela, con el título de la pieza musical que les había emocionado a los dos, "Sonata para un hombre bueno". Termina la película con el  oscuro funcionario, ahora repartidor buzonero, comprando la novela y descubriendo la dedicatoria.  Quizá para no desilusionarse, el escritor decidió no abordarlo en persona cuando lo ve un día por la calle, y prefiere dedicarle una novela—posiblemente esta historia u otra parecida. Hay algo un poco ñoño en esa remisión de las verdades y la autenticidad al mundo de la Literatura, como si las más importantes no pudieran decirse cara a cara.

Esta trasposición al mundo del Arte, a una dimensión trascendente y superior, de los conflictos humanos, como modo de darles resolución, también emparenta a la película con una cierta tradición. Se me ocurren novelas en las que el acto de escribir la propia novela era un acto de expiación, como La Dentellière de Pascal Lainé, o Atonement de Ian McEwan. En ellas resulta ser la propia novela que leemos el propio acto de expiación y reconciliación. No es tan reflexiva la situación en esta película (como hubiera sido si la propia película hubiera sido la obra dedicada al gris espía, en lugar de una novela).

Como sucede en otras películas alemanas sobre la mala conciencia nacional (se me ocurre El Hundimiento, de Olivier Hirschbiegel) la película busca la humanidad aun donde era difícil encontrarla, en el corazón del régimen inhumano.
Aquí el año es 1984 (—alusión a Orwell, claro, con un Big Brother que responde plenamente a sus pesadillas), y la cosa está reciente. Así que no deja de haber aquí también un ingrediente de auto-reconciliación de Alemania consigo misma (en plan 'hasta en la Stasi podía surgir la decencia')... lo cual sin duda tiene el inconveniente de poner la lupa en un punto altamente atípico de la Stasi y sus actividades. Una pieza de la máquina decidió volverse persona: sin duda es algo de celebrar, pero ¿ha pasado esto realmente alguna vez? Más típica de estos regímenes parece ser la experiencia contraria, la de ver cómo se renuncia a supuestos ideales mantenidos de boquilla y se pasa abiertamente a abrazar la corrupción y la sumisión abyecta ante el poder. Big Brother

Un cierto valor histórico (en el sentido del tipismo que según Lukács ha de estar presente en la narración histórica para que no sea falsa) lo daría esta película en tanto que trasfondo de la caída del régimen comunista. Hacia el final, los espías de la Stasi abandonan su puesto donde abrían el correo de la gente al oir por la radio que ha caído el Muro. Se nos deja intuir, quizá, que el muro cayó por la propia insostenibilidad del régimen, minado desde dentro por su falsedad—un ejemplo de la cual hemos visto en directo en la película. Aunque la caída del régimen no fue precisamente debida a la pérdida de fe o a la benevolencia de los hombres de la Stasi. Ni a los artistas y escritores de la RDA.

Así que en lo que tiene de factor corrector imaginario la película produce un cierto efecto de falsedad o de special pleading. Aunque son suficientemente creíbles, por desgracia, los muchos servilismos y bajezas que retrata en el trasfondo de la historia. Especialmente siniestra es la escena del chiste en la cantina. Un jefe de la Stasi pilla a un subordinando contando un chiste contra el gobierno, y le obliga a terminarlo con falsa camaradería. Luego lo aterra diciéndole que este es el fin de su carrera, etc. Y cuando lo tiene acoquinado, dice: "jaja, era broma, hombre", y cuenta él un chiste aún más fuerte sobre el jefe del Partido. Pero luego vemos al empleadillo destinado a un mal puesto en efecto: ahí se ve en claro la falta de criterio, la arbitrariedad y la ley del embudo que impera en los sistemas autoritarios, donde todo el mundo ha de estar vigilado hasta por sí mismo por la cuenta que le trae, y no hay relación auténtica posible entre las personas, todos sometidos a una inseguridad permanente sobre si están en privado o en público, todos bajo el Ojo Escrutador del Estado. El retrato que da la película de la pobreza espiritual, la cutrez ambiental y la sociedad de pesadilla a que lleva el totalitarismo. Es escalofriante pensar la de funcionarios perfectos que pasaron de servir al régimen nazi a servir al régimen comunista de la RDA- y los que aún continuarán lamiendo pólizas hoy en el nuevo régimen, mientras no les pidan que hagan otra cosa.

La vida de los otros. Dir. Florian Henckel von Donnersmarck. Intérpretes: Ulrich Mühe, Sebastian Koch, Martina Gedeck, Ulrich Tukur, Thomas Thieme, Hans-Uwe Bauer. Alemania, 2006.


El libro negro



Sábado 18 de agosto de 2007

Siegfried Sassoon, "Alone / Seul"

'When I'm alone'— the words tripped off his tongue
As though to be alone were nothing strange.
'When I was young,'  he said; 'when I was young....'

I thought of age, and loneliness, and change.
I thought how strange we grow when we're alone,
And how unlike the selves that meet, and talk,
And blow the candles out, and say good-night.
Alone... The word is life endured and known.
It is the stillness where our spirits walk
And all but inmost faith is overthrown. 

"Quand je suis seul"—les mots sortaient de sa bouche
Comme si être seul n'était pas quelque chose d'étrange.
"Quand j'étais jeune"—qu'il disait—"quand j'étais jeune..."

J'ai songé à la vieillesse, à la solitude et aux choses qui changent.
J'ai songé à comme on devient étrange quand on est seul,
Et si différent des nous qui se rencontrent et causent,
Et soufflent les chandelles, et se disent bonne nuit.
Seul...  le son qui nomme la vie supportée et connue,
Qui nomme le silence des pas de nos esprits
Où, sauf la plus profonde, toute foi sombre.

Jorge Luis Borges, "La tarde"



Viernes 17 de agosto de 2007

Un día que pasó

He empezado el día leyendo a W. H. Auden, creo—Los señores del límite. Luego le he puesto encima al libro una botella de aceite y creo que llevará la huella encima el resto de sus días—si la expresión "el resto de sus días" puede usarse refiriéndose a un libro.

The watch upon my wrist
Would soon forget that I exist
If it were not reminded
By days whan I forget to wind it.

—aunque ahora tenemos el reloj conectado a la Red, no nos deja olvidarnos de que existimos. Llevamos cuenta. He hojeado Vanities of the Eye, sin escribir nada de provecho, he hecho las compras; he estado con los pequeños en la plaza, Ivo en bicicleta, Otas leyendo 13 rue del Percebe y yo Manuscrito encontrado en Zaragoza. Potocki estuvo puliendo pacientemente una bala de plata antes de suicidarse con ella en su biblioteca. Ese carácter obsesivo deja huella en su libro. Más aprende Oscar con su tebeo ("Papá, ¿qué son acreedores? ¿Hay acreedoras?"). He hecho más probatinas de grabación: el ordenador, juguete de infinitas posibilidades, bifurca el día en montones de elecciones posibles. Pero luego no sabes dónde has estado, si aquí o en otra realidad. Sí, he estado en la piscina también chapoteando con los niños (una adivinanza de la piscina he acertado: "¿Qué es Air Berberecho?"). He releído "Fifty pounds" de A.E. Coppard. Estudiando bifurcaciones, aún no he decidido qué hacer con el resto de mi vida, llegado a un cruce más del camino; tampoco he terminado de poner orden en la mesa. Una vez más me quedaré sentado aquí. ¿Qué más? Sí, rencillas familiares, de refilón por suerte... Recuerdos de las personas a quienes no veo bastante, y que vuelven como olas a mi cabeza, por alguna razón no me dejan tranquilo e indiferente... También la muerte, también, ha tenido su papel hoy—el rayo ha caído por los alrededores, una vez más, hasta que un día acierta de lleno. Le digo a una amiga que procuramos que todos los días sean idénticos para vivir en un marasmo temporal, hacer creer que no pasa el tiempo, aunque es de prever que llegará septiembre. Oscar está impaciente porque pasen los días hasta su cumpleaños, pobrecico. Yo querría que los días no pasasen, aunque tiene mal remedio la cosa aparte del que digo. Ahora miras atrás, ves lo que has hecho en el día (examen de conciencia) y te dices que tiene que dar más de sí... pero ni all the king's horses ni all the king's men podrían hacerlo volver un segundo para atrás. Lo mismo diremos de la vida entera que de un día cualquiera. Mañana volveremos a fingir que somos inmortales, por el procedimiento de perder el tiempo lamentablemente. Ya se sabe, they also serve who only stand and wait—se aplica a nuestros minutos y días también, supongo.

Time passes slowly down here






Jueves 16 de agosto de 2007

Dance me to the end of love

Sigo ensayando ante las cámaras... (Qué raro suena, dice Pibo).




PS. Veo que al menos algunos PCs no se ve este vídeo de Quicktime... no sé si en todos. Creía que existía para Windows. En fin, de momento ahí queda eso, aunque me ruegan que lo borre. Seguiremos practicando. Hay que arreglarse con lo que hay. Esta es del último disco no póstumo de Gilbert Bécaud. Era, hasta que la pillé yo.









L'amour n'est rien


Miércoles 15 de agosto de 2007

El legislador ha decidido remover

Una de las ventajas de la Red es la accesibilidad de las leyes para su consulta a golpe de teclado, en lugar de necesitar prácticamente una carrera jurídica para saber dónde empezar a buscar la ley que regula tal o cual circunstancia. Entender el alcance de la ley es otra cosa, claro... pero para eso, ni con carrera jurídica, pues eso ya se determina en decisiones legales específicas para un caso concreto, y que son de resultados totalmente imprevisibles, desde el Congreso que hace las leyes hasta el juzgado de guardia que las aplica y el Tribunal Constitucional que revisa las decisiones. Pues se cuecen habas en cada uno de los peldaños de la escala.

Hoy me leía la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio.Allí se ponen en boca del Rey ciertos razonamientos y órdenes relativos en concreto al matrimonio entre personas del mismo sexo. Sabida es la polémica causada por esta ley que supone la extensión del concepto de matrimonio para regular la relación entre parejas homosexuales. Que yo sepa, se presentó un recurso de inconstitucionalidad contra esta ley, por parte de un grupo de diputados del Partido Popular (no por el propio partido, observemos), un recurso que sigue aún sin resolver a estas alturas. No creo que este comentario ayude a resolverlo.

Los preliminares de la ley ya suponen las conclusiones, pues comienza con una reflexión al efecto de que "la relación y convivencia de pareja, basada en el afecto, es  expresión genuina de la naturaleza humana y constituye cauce destacado para el desarrollo de la personalidad" etc.— preliminares en los que los conceptos de "pareja", "naturaleza humana" y demás ya han adquirido un carácter inclusivo, haciendo así plausible la modificación de la ley que en este razonamiento se asienta. La ley que establezca el régimen matrimonial concreto será la adecuada, se nos dice, "en cada momento histórico y de acuerdo con sus valores dominantes."  Eso sí, nos asegura que la regulación del derecho al matrimonio se va a hacer "con base en la Constitución" y "dentro del margen de opciones abierto por la Constitución".

Nuestro monarca continúa empero en sus supuestas reflexiones previas recordándonos la tradición legislativa occidental y española, según la cual el matrimonio "sólo ha podido establecerse entre personas de distinto sexo", siendo la presuposición de heterosexualidad uno de sus fundamentos: "los códigos de los dos últimos siglos, reflejando la mentalidad dominante, no precisaban prohibir, ni siquiera referirse, al matrimonio entre personas del mismo sexo, pues la relación entre ellas en forma alguna se consideraba que pudiera dar lugar a una relación jurídica matrimonial". Es curioso que se refiera sólo a los dos últimos siglos, como si no hubiera habido códigos o matrimonio anteriormente en España o en Occidente. Las raíces del derecho llegan, en la memoria del Legislador, hasta 1804. Claro, antes era derecho canónico, se supone... ignorando la dimensión civil del matrimonio, muy anterior a la existencia de la Iglesia. Con estos mimbres, el legislador está preparando la relatividad absoluta del concepto de matrimonio, y su variabilidad histórica, al ser un fenómeno reciente y producto de mentalidades decimonónicas. Pero a la vez quiere realizar la difícil pirueta de asentarlo en la base de una normativa legal de los dos últimos siglos (el XIX y el XX) como es la Constitución Española.

El legislador reconoce explícitamente, por tanto, que en siglos anteriores, incluido el siglo en el que se redactó la Constitución, los textos legales no pueden interpretarse como neutros en lo referente a la heterosexualidad del matrimonio, sino que antes bien presuponen la diferencia de sexo de los contrayentes como uno de los fundamentos básicos de la institución—tan básico que no necesita mencionarse, por obvio. Por obvio no para el legislador, sino para esos códigos, incluida la Constitución Española, código redactado en el siglo XX por mentalidades decimonónicas. Aquí evita por pudor y conveniencia la alusión a la Constitución, y sólo se remite al Código Civil de 1889—pero silencia el hecho de que la Constitución no alteró ese código civil (alteración que tan necesaria se estima), precisamente porque la Constitución participa de los mismos "arraigados prejuicios y estigmatizaciones"—y no menciona el matrimonio unisexual precisamente porque es obvia su imposibilidad para el legislador. La Constitución dice, en su Artículo 32.1, "El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica". Observemos que no está hablando de "los ciudadanos", sino de "el hombre y  la mujer"—el sentido y presuposición de la frase es meridianamente claro, según acaba de reconocer la Ley que va a retorcer el sentido de esta frase. No estamos hablando de las ideas concretas de los Padres de la Constitución, por supuesto, sino del principio jurídico de la intención del legislador como regulador de los límites de la interpretación.  

Así pues, en el Código Civil se añade simplemente un párrafo diciendo que "el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo sexo". Que en lo que a presuposiciones se refiere sigue siendo ilustrativo, pues no dice "cuando ambos contrayentes sean de sexo diferente". (Y así sigue presente la huella del carácter excepcional o sobrevenido del matrimonio entre personas del mismo sexo en la misma ley que lo garantiza).

¿Por qué, aun reconociendo que el sentido de la Constitución es el que es, se lanza el Legislador a hacer una interpretación que explícitamente vulnera ese sentido—insisto, según reconoce el propio Legislador, que nos ha aclarado que este código presupone la heterosexualidad del matrimonio— y a la vez, con el mismo golpe de voz, dice que está trabajando "dentro del margen de opciones abierto por la Constitución"?

Se apela a otros derechos garantizados por la Constitución. Cierto, pero las regulaciones explícitas del texto sobre un punto dado siempre actúan como limitaciones a la extensión posible de otros artículos. Por ejemplo, cuando la ley dice que "los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España" (Art. 30.1), hay que tener en cuenta para la interpretación de ese deber la existencia de otras especificaciones, como las garantías a la objeción de conciencia (Art. 30.2). No se puede ignorar sin más el 30.2 porque exista el 30.1. De igual modo, no se debería poder ignorar el 32.1 (cuyo sentido nos ha explicado amablemente el Legislador), por el hecho de que el Art. 14 diga que "los españoles son iguales ante la ley" y se prohiba la discriminación. Por ejemplo, no es anticonstitucional tampoco el artículo que discrimina por sexo a la hora de suceder a la Corona. Será machista, e incluso incoherente, pero no anticonstitucional. Del mismo modo, el artículo que estipula el matrimonio entre personas de distinto sexo será homófobo, o decimonónico, o insuficientemente rico, plural y dinámico, según opiniones—lo que malamente puede decirse es que es anticonstitucional. O que no significa lo que significa, cosa que repito, nos acaba de confirmar el propio Legislador. Colocándose así en una posición difícilmente sostenible desde el punto de vista de la lógica y de la hermenéutica.

Del mismo modo, sería incoherente decir que cuando la Constitución utiliza el masculino genérico ("los españoles son mayores de edad a los 18 años") cabría sin embargo proponer una ley especial para las españolas, tras haber reconocido que en efecto el sentido de la Constitución era el del masculino genérico aplicado a ambos sexos. También podría haber parecido oportuna una reforma del Código Civil en ese artículo que prohíbe a una persona casarse con el asesino/a de su anterior cónyuge. ¡Y eso que atenta contra la libertad de las personas, aun de las reinsertadas con su pena cumplida! Lo mismo se aplica a otras restricciones al matrimonio.

No es posible, pues, la explicación de esta maniobra interpretativa apelando a una  garantía de derechos constitucionales establecidos en otros artículos. ¿Es un intento deliberado de ver hasta dónde puede estirarse la Constitución? Si las intenciones pueden ser múltiples o confusas, desde luego, el efecto está servido. El efecto, hermenéuticamente hablando, es que una ley de rango inferior puede modificar la Constitución, y "evitar toda quiebra entre el Derecho y los valores de la sociedad cuyas relaciones ha de regular", por el procedimiento de hacer que la Constitución se pliegue en cada momento a la mayoría absoluta parlamentaria necesaria para aprobar una ley—en lugar de a la mayoría porcentual superior requerida para una modificación de la Constitución.

Evidentemente, el mismo razonamiento serviría para declarar constitucionales la poligamia, poliandria, y matrimonios de grupo, previo comentario de que la frase "el hombre y la mujer" a la vez significa lo que significaba en 1978 y que ahora por ley puede significar "un grupo de hombres y otro grupo de hombres", pongamos por caso. Eso si la sensibilidad social lo autoriza—claro que la medida de la sensibilidad social es la mayoría parlamentaria de la mitad más uno.

Obsérvese que no se intenta decir que la Constitución dice otra cosa que la que dice: sencillamente se aclara lo que dice, y a la vez se proclama de modo incoherente que abre otras opciones—cuando es la propia ley la que las abre, y no la Constitución, en una maniobra hermenéutica-performativa sin paralelo conocido. Esto hace sospechar que, a pesar de sus aclaraciones iniciales sobre la recta manera de interpretar los códigos anteriores, esta ley no pretende establecer principios interpretativos, sino más bien crear la pista donde poder hacer una voltereta retórica, y una ficción legal. A saber, que el atrasado y decimonónico era el código civil, así como los demás textos legales de los siglos XIX y XX. A excepción de la Constitución, que abre —o a la que se puede hacer abrir, tanto da— posibilidades y márgenes. Se supone que mediante la práctica de legislación creativa que no sea derogada por el Tribunal Constitucional. 

Subsiste en la ley una pequeña incoherencia (en sus propios términos, si es posible). Tras ordenar la reforma terminológica del Código Civil (de "marido y mujer" a "cónyuges"), aclara el Legislador:

"Subsiste no obstante la referencia al binomio formado por el marido y la mujer en los artículos 116, 117 y 118 del Código, dado que los supuestos de hecho a que se refieren estos artículos sólo pueden producirse en el caso de  matrimonios heterosexuales."

Aquí topa con alguna paradoja más esta ley tan avanzada. Esos artículos son los relativos a la filiación, y dice el 116 que "se presumen hijos del marido los nacidos después de la celebración del matrimonio y antes de los trescientos días siguientes a su disolución o a la separación legal o de hecho de los cónyuges".

Los casos de impotencia, adulterio—y ya no entro en transexualidad, etc.— quedan remitidos por tanto a las sentencias judiciales específicas en tanto que excepciones. Entiendo que no se presuponen hijos del cónyuge los hijos habidos por una lesbiana después de la disolución del matrimonio unisexual. ¿Pero, y antes? Y, aún más: en el caso de matrimonio entre una lesbiana transexual y una lesbiana vulgar, cuando el cambio de sexo se ha limitado al cambio de una palabra en el registro—¿sigue vigente esta limitación? Si se deja la terminología de estos artículos de filiación sin cambiar, a esa "cónyuga" no se le aplican las presuposiciones relativas a "maridos", por muy hombre que sea biológicamente hablando.

El artículo 115, a su vez, declara que "la filiación matrimonial materna y paterna quedará determinada legalmente: 1) Por la inscripción del nacimiento junto con la del matrimonio de los padres. 2) Por sentencia firme.

No es fácil saber qué quiere decir "los padres" en este artículo. ¿Se refiere a dos varones exclusivamente? No parece plausible. ¿Se refiere a un hombre y una mujer exclusivamente? Nada permite presuponerlo, habida cuenta de la reforma de la ley del matrimonio. Parece que la filiación, en el caso de una pareja homosexual, se contempla de modo no problemático dentro del caso general, por inscripción del nacimiento junto con la del matrimonio de los padres, a menos que medie una sentencia que disponga lo contrario. En el caso de una pareja de hombres, no sé si se aceptaría en el Registro Civil la inscripción de un nacimiento a la pareja sin problemas—habría que acudir a la casuística, y probablemente habrá soluciones diferentes según el funcionario de turno en la ventanilla. En el caso de una pareja de lesbianas, no queda excluido por el sentido común que pueda haber un nacimiento, y que se inscriba una criatura como hija del matrimonio. Lo que no sé es si en la ley ha lugar siquiera a especificar cuál de las dos cónyuges ha parido efectivamente el hijo, puesto que aquí tampoco valen presuposiciones. ¿Alguien tiene datos?

Ideas sobre el matrimonio hay muchas, está claro. Y sobre la interpretación, también. Lo que me parece que no hay es ningún principio común, ni ético ni interpretativo, sobre el que asentar las leyes. Y menos lo habrá si el Tribunal Constitucional abandona su extraño silencio y rechaza el recurso contra esta ley. Las palabras, como decía Humpty Dumpty, significan lo que mande el jefe. Incluida la palabra "remover" utilizada en el articulado de esta ley: "La Historia evidencia una larga trayectoria de discriminación basada en la orientación sexual, discriminación que el legislador ha decidido remover". Pues removido queda el asunto, hasta nueva orden.

Ley de ropa, peinado y maquillaje






















Martes 14 de agosto de 2007

Narratología de los blogs

Tengo que empezar a pensar en cumplir mi compromiso de escribir un artículo sobre narratología de los blogs que le prometí a mi cuñada. Así que empiezo hoy inaugurando una hoja en blanco (quizá ya no tan blanca cuando tú la leas) para irla rellenando con reflexiones sobre Los blogs y la narratividad de la experiencia. Und so weiter.

Y aunque aún no me he decidido a ir a París, a dar una conferencia sobre narratología en la École Supérieure des Hautes Etudes en Sciences Sociales, es posible que sí lo haga. Y quizá presente allí una versión preliminar del trabajo éste sobre narratología de los blogs... por matar dos pájaros. Si me animo a hacerlo en francés, lo iré traduciendo y colgando aquí: Les blogs et la narrativité de l'expérience.  Quizá el título vaya cambiando. Raro lo que no cambia.

Procesos - representaciones - narraciones - narratologías




Lunes 13 de agosto de 2007

Videor

Otra probatina de colgar vídeos caseros en este blog. Éste se titula "Videor":



Como no tengo a Buster Keaton, pues tengo que salir yo. (Sí lo encontró, por cierto, Sophie B. Hawkins de camino a California—a él o a su gemelo).
Fotos de Galicia






En el fondo no estoy tan mal

De la reseña editorial de Zero Comments: Blogging and Critical Internet Culture, de Geert Lovink (Routledge, 2007):

In Zero Comments, internationally renowned media theorist and 'net critic' Geert Lovink upgrades worn out concepts about the Internet and interrogates the latest hype surrounding blogs and social network sites. In this third volume of his studies into critical Internet culture, following the influential Dark Fiber and My First Recession, Lovink develops a 'general theory of blogging.' Unlike most critiques of blogging, Lovink is not focusing here on the dynamics between bloggers and the mainstream news media, but rather unpacking the ways that blogs exhibit a 'nihilist impulse' to empty out established meaning structures. Blogs, Lovink argues, are bringing about the decay of traditional broadcast media, and they are driven by an in-crowd dynamic in which social ranking is a primary concern. The lowest rung of the new Internet hierarchy are those blogs and sites that receive no user feedback or 'zero comments'.

– entre los cuales me encuentro. O sea, en el fondo de la red social. Bueno, aún podía estar peor, con cero comentarios y cero visitas y cero enlaces...  en un islote de la red como este otro que tengo. (Pues claro que no funciona el enlace—si digo que es un islote). Pero mejor vivir en una isla desierta, o en un rincón apartado, que en según qué barrios—digo yo. O recibir según qué visitas...

No es que vaya a decir, con Locomotoro, "solo, solo, solito y solo / soy más pirindolo". Pero, contrariamente a lo que esperaba, y sin ánimo de ofender a mis visitantes dialogantes, resulta que el diálogo más interesante a que ha dado lugar este blog para mí es el diálogo conmigo mismo. Esto iba contra mis previsiones, a pesar del título Vanity Fea. Y la sociedad de uno consigo mismo no es de despreciar.

En fin, que con eso dicho queda que concibo situaciones peores que la que apunta Lovink de no tener feedback. A estas alturas me importaría más la falta de autofeedback.

Pero comprendo que la red social interna no cuenta mucho en el mercado de la comunicación. Los autoenlaces tan abundantes en este blog no cubican. Toda interacción en Internet es moneda de cambio, y medida de posicionamiento, pero han de ser enlaces entre sitios distintos. Los enlaces, ya se sabe, son casi una moneda oficial de cambio en la web desde que Google los utilizó como medida del éxito, importancia y calidad de un sitio. Pero también el número de suscripciones, la lista de citas en Google, a ver quién la tiene más larga. Y también el número de comentarios recibidos—por no hablar de su calidad.

Hay que tener en cuenta que existe un mercado de intercambio de comentarios (tú me visitas, yo te visito), con lo cual habría que tener en cuenta no sólo el número de comentarios en bruto, sino la relación entre el número de comentarios recibidos y el número de comentarios puestos. Si poner un comentario (al margen de otras consideraciones) es comprar un boleto para recibir un comentario, valen mucho más los comentarios no solicitados—y los no respondidos.

Incluso, siguiendo este razonamiento, podríamos considerar que todo comentario puesto a un bloguero muy comentado va en detrimento de nuestro propio sitio... puesto que los autores muy comentados no van a entrar en el mercadeo de comentarios, siquiera sea por falta de tiempo: al comentarlos estamos engrandeciendo su sitio y encogiendo, comparativamente, el nuestro. Claro que la participación en un sitio muy visitado también puede revertir en visitas a nuestro blog.

Así que cada cual ha de encontrar la comunidad adecuada a su actividad, y sopesar a la hora de intervenir con un comentario: al margen de la importancia de la observación que queramos hacer, y al margen de la calidad de los comentarios recibidos—una consideración fuera del ámbito de este post—hay que tener en cuenta la relación entre energía reticular perdida con el comentario, y la potencialidad de absorber energía reticular a través del comentario. Es un riesgo, una apuesta. No sé si me equivoco, pero me parece observar una menor frecuencia de comentarios no sólo en mi propio blog, sino en blogs antes muy comentados. ¿Síntoma de los tiempos, del aumento del número de blogs, de prudentes cálculos?

Con lo dicho, adivinarán mis lectores que no tengo mucha intención de devolverles visitas a través de sus comentarios.

Y para terminar, una canción que propongo como himno para los blogueros sin comentarios: de Amistades Peligrosas, "Me quedaré solo":


Mis visitas y lectores

 



Domingo 12 de agosto de 2007

Twist in my sobriety

Vídeo de la canción de Tanita Tikaram... hace veinte años. Ancient heart.






Vaya, en un rato que dedico a la autoeducación, aprendo a hacer y a insertar vídeos propios en este blog. Aquí está mi primera probatina, donde puede verse al autor (vestido) cantando like a rolling stone. Mucha marcha. Pero tranquilos, que prometo no dar más conciertos hasta que tenga algo ensayado.
Demodé

ramasombra

Sábado 11 de agosto de 2007

As I Lay Me Down

Vídeo no insertable de Sophie B. Hawkins, "As I Lay Me Down," de 1994. Un año tremendo, aquél.

Girl from the North Country






A luva de ferro

Gilson Dantas, médico y sociólogo brasileño, me confirma que va a utilizar uno de mis dibujos en la portada de  A luva de ferro: EUA, mundialização, militarização e América Latina, volumen de una serie sobre "Política contemporánea". ¿Alguien adivina cuál de éstos? Sólo doy una oportunidad.

Por cierto, una reflexión sobre el mérito y la calidad. Este dibujo no valía un duro, curricularmente hablando, hace un minuto, por aparecer en mi propio sitio web. Ahora, como aparece (aparecerá) en un libro o revista, se convierte de repente en un mérito académico. Pequeño, pero mérito.

Y si le hubiese cobrado al autor, más mérito—claro que igual se lo hubiera pensado, toma y daca. Los méritos son un complot de reconocimiento mutuo, mediado a veces por el dinero. Los objetos no tienen mérito ni valor ni calidad antes de entrar en este juego: todo lo más potencial de mérito que alguien les ve—empezando por el autor que los diseña. Todo es producto de la interacción. De modo que lo que calculamos al calcular el potencial de precio, mérito, calidad, de algo... es en realidad su potencial de interacción, aunque no nos lo planteemos así. Pero no hay relación ninguna entre el valor potencial de un objeto y su valor real porque la interacción efectivamente llevada a cabo no es calculable. La interacción y la información se retroalimenta en torbellinos de interacción e información, de modo que un objeto dado, por ejemplo, la foto del Che Guevara que todo dios conoce, tiene mucho más valor que otra foto del mismo Che hecha por el mismo fotógrafo y potencialmente o a priori igual de buena o mala.

La prueba objetiva de mérito y calidad realizados: el éxito, el dinero, la oferta y la demanda. No para mí, claro, hablo de prueba objetiva. Tanto más cuando se deja de hablar de mérito y calidad, y se habla sólo ya de precio. Ya no entramos a hablar de si un Tapiès tiene más mérito que mis propios borrones—la cuestión es irrelevante e implanteable: tiene más precio, y basta.

Eso si es un original irreemplazable. Si es una copia, su precio baja a la vez que su valor cultural aumenta. Pero cuando es reconocible en cualquier parte, cuando se convierte en un icono cultural, hasta cualquier simulacro de original (la foto del Che Guevara que perteneció al propio fotógrafo, pongamos) adquiere contagio y aura de originalidad.

Todo esto también tiene que ver con el capitalismo y la globalización, claro. Que potencian esos torbellinos incontrolables y caóticos, especialmente con un instrumento que se presta tanto a ellos como la red. Si no, mirad lo que más se ve en YouTube.

Mis imágenes según Google



Reframing and narrative technique

Sometimes (as happens in Beckett's trilogy) a later work throws new light on, or reframes, the narrative technique as well as the story of previous related works. There is much talk these days in the narrative list of the "T.S. Eliot-influence-over-Shakespeare" kind of issue, actually the modernist influence on our readings of Richardson. (The issue began as an offshoot of the debate over first person versus third person narratives).

Does a later work rewrite its predecessors? Well, such rewritings are part of the postmodernist narrative consciousness, they have been happening all the time, but now they take place in elaborate and self-conscious ways, and are fed back on the process of composition and reading. These issues are fascinating for me—they lie at the fuzzy edge where retrospection meets retroaction, and the significance of previous discourse or previous works is modified après la lettre through a reframing which both transforms the previous work and leaves it untouched—most masterfully by bringing to a clearer light certain aspects which were already there, or perhaps had the potential  to be there. Such reframing, then, is a process of emergence.

Here is my contribution in answer to Annjeanette Wiese's note on one such reframing:

Annjeanette Michelle Wiese escribió:

> seymour chatman wrote:
>> So, with all due respect to Annjeanette Michelle Wiese's interesting citations, I would question the utility of a phrase like "told mostly in an omniscient third-person perspective from one of the twins."  It is precisely to avoid that kind of blurring of terminology that I proposed a distinction between "slant"--the narrator's perspective--and "filter"--the focalizer's perspective.
>
> I agree with the others that we are appreciatively in Seymour Chatman's debt for keeping these distinctions in view--thank you.
>
> To further this idea, I would very much like to know what is thought about the situation in this second novel, The Proof (La Preuve), in the trilogy by Agota Kristof. This is the novel about which I said it was a third-person narrative from the voice of one of the twins. Sorry for the lack of clarity in this comment. The situation is difficult because the story itself is strictly speaking about "Lucas" and is told in the third person ("On his return to Grandmother's house, Lucas lies down by the garden gate..."). The last chapter changes and is about Claus, Lucus's brother. But the end of the book and the other two novels in the trilogy that bracket it suggest that perhaps unbeknownst to the reader what we've been reading up to the end of the penultimate chapter is either from Lucas's own notebooks (the most likely choice based on the story) or from those of his brother Claus. But the latter claims to have only written the last chapter (although even this last chapter is told in the third person: "Claus arrives by train," etc., perhaps simulating the voice of the rest of the novel). Evidence in a report appended to the end of the novel suggests it was written in same handwriting throughout. It's also possible neither brother exists and that someone is making it all up, as neither twin's identity is confirmed by this report. So it is only retroactively that we get suggestions of who the narrator was. And even then the books remain ambiguous. How should one qualify this situation?
>
> Thank you in advance for your thoughts.
> -Annjeanette Wiese

José Angel García Landa escribió:

Hindsight bias—or perhaps hindsight slant!

I would suggest the reframing—with its retroactive 'rewriting' or alternative insights—takes place not just "objectively" in the context of the later novels, but also locally every time one of these novels, or else the three, is used in a given reading or communicative exchange. Which is perhaps another way of saying that a trilogy is a whole made of self-standing units.

Jose Angel Garcia Landa
www.garcialanda.net


There are bibliographical listings on retrospection, hindsight bias, etc. in my Bibliography of Literary Theory, Criticism and Philology.

Backwards




piboaraña







Blog en vacaciones

Como de costumbre, este bloguero no flojea en verano, y por tanto este blog NO CIERRA por vacaciones. Si tuviese que tomarme vacaciones de bloguear, no bloguearía. Pero allá cada cual. De todos modos a mi público le es indiferente. Y al de los que cierran, también.

Paranoia panóptica reticular










Viernes 10 de agosto

Almafuerte

Vía Antonio Pérez Morte, llego a los poemas de Pedro Bonifacio Palacios, alias "Almafuerte", poeta argentino de hace cien años. Aquí hay algunos—son memorables, en la línea nietzscheana-decimonónica de "tónicos de la voluntad". Me hacen pensar a otros poemas en segunda persona dirigidos en realidad al propio poeta—o a quien se identifique con él—como "The Last Word" de Matthew Arnold o "The Prison" de Jones Very. Como Nietzsche, también parecen decir éstos "bendito sea lo que nos endurece".


¡AVANTI!

    Si te postran diez veces, te levantas
    otras diez, otras cien, otras quinientas:
    no han de ser tus caídas tan violentas
    ni tampoco, por ley, han de ser tantas.
    Con el hambre genial con que las plantas
    asimilan el humus avarientas,
    deglutiendo el rencor de las afrentas
    se formaron los santos y las santas.
    Obsesión casi asnal, para ser fuerte,
    nada más necesita la criatura,
    y en cualquier infeliz se me figura
    que se mellan los garfios de la suerte...
    ¡Todos los incurables tienen cura
    cinco segundos antes de su muerte!

¡PIU AVANTI!

    No te des por vencido, ni aun vencido,
    no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
    trémulo de pavor, piénsate bravo,
    y arremete feroz, ya mal herido.
    Ten el tesón del clavo enmohecido
    que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
    no la cobarde estupidez del pavo
    que amaina su plumaje al primer ruido.
    Procede como Dios que nunca llora;
    o como Lucifer, que nunca reza;
    o como el robledal, cuya grandeza
    necesita del agua y no la implora...
    Que muerda y vocifere vengadora,
    ya rodando en el polvo, tu cabeza!

¡MOLTO PIU AVANTI!

    Los que vierten sus lágrimas amantes
    sobre las penas que no son sus penas;
    los que olvidan el son de sus cadenas
    para limar las de los otros antes;
    Los que van por el mundo delirantes
    repartiendo su amor a manos llenas,
    caen, bajo el peso de sus obras buenas,
    sucios, enfermos, trágicos,... ¡sobrantes!
    ¡Ah! ¡Nunca quieras remediar entuertos!
    ¡nunca sigas impulsos compasivos!
    ¡ten los garfios del Odio siempre activos
    los ojos del juez siempre despiertos!
    ¡Y al echarte en la caja de los muertos,
    menosprecia los llantos de los vivos!

¡MOLTO PIU AVANTI ANCORA!

    El mundo miserable es un estrado
    donde todo es estólido y fingido,
    donde cada anfitrión guarda escondido
    su verdadero ser, tras el tocado:
    No digas tu verdad ni al más amado,
    no demuestres temor ni al más temido,
    no creas que jamás te hayan querido
    por más besos de amor que te hayan dado.
    Mira cómo la nieve se deslíe
    sin que apostrofe al sol su labio yerto,
    cómo ansía las nubes el desierto
    sin que a ninguno su ansiedad confíe...
    ¡Trema como el infierno, pero ríe!
    ¡Vive la vida plena, pero muerto!

¡MOLTISSIMO PIU AVANTI ANCORA!

    Si en vez de las estúpidas panteras
    y los férreos estúpidos leones,
    encerrasen dos flacos mocetones
    en esa frágil cárcel de las fieras,
    No habrían de yacer noches enteras
    en el blando pajar de sus colchones,
    sin esperanzas ya, sin reacciones
    lo mismo que dos plácidos horteras;
    Cual Napoleones pensativos, graves,
    no como el tigre sanguinario y maula,
    escrutarían palmo a palmo su aula,
    buscando las rendijas, no las llaves...
    ¡Seas el que tú seas, ya lo sabes:
    a escrutar las rendijas de tu jaula!


Vera Violeta

En pos de su nivel se lanza el río
por el gran desnivel de los breñales;
el aire es vendaval, y hay vendavales
por la ley del no fin, del no vacío;
la más hermosa espiga del estío
ni sueña con el pan en los trigales;
el más dulce panal de los panales
no declaró jamás: yo no soy mío.
Y el sol, el padre sol, el raudo foco
que fomenta la vida en la Natura,
por calentar los polos no se apura,
ni se desvía un ápice tampoco:
¡Todo lo alcanzarás, solemne loco,
siempre que lo permita tu estatura!


Y de  Sin tregua:

VIII

Aquel que se desploma en su miseria,
padece la miseria de sí mismo…
en su nervio, en su músculo y su arteria,
desteje, desordena el raquitismo:
¡fiebre de destrucción, furor de histeria,
dinámica de sombra y cataclismo!…
¡Levántate chacal: deja tu acecho,
huye para in aeternum de tu pecho!

IX

¡Huye para in aeternun, en el carro
de los suspiros que al gemir exhalas!…
¡fuga, como una esencia de su tarro:
sueña, como una larva, con tus alas;
brota, como una flor brota del barro;
surge de tu dolor, lleno de galas;
ten una vez, hermano, la inmodestia
de pensarte más hombre que una bestia!

X

Llenate de ambición, ten el empeño;
ten la más loca, la más alta mira;
no temas ser espíritu, ser sueño,
ser ilusión, ser ángel, ser mentira.
La verdad es un molde, es un diseño
que rellena mejor quien más delira…
¿que la ciencia es brutal y que no sueña?
¡eso lo afirma el asno que la enseña!

XI

Naciste en el peldaño de una escala,
no en el seno confuso de una nube;
con el cetro en las manos, o la pala
pero raudo y audaz como un querube;
si no son los peldaños es el ala
que te despierta y que te grita: ¡sube!…
¡sube sin timidez, no te abandones;
si te asusta volar, hay escalones!

XII

Escalones vibrantes que repelen
con poderosa percusión elástica,
que a salvar las alturas nos impelen
en una sin cesar marcha gimnástica;
¡anhelación de ser, marchas que suelen
rematar en la púrpura dinástica!…
¡no te duermas, por Dios; no hagas tu nido
en el vil escalón donde has nacido!

XVI

Odio por lo tranquilo y uniforme,
y ansia de otro nivel y de otro aspecto;
fiebre de perfección en lo deforme,
y hambre de superluz en lo perfecto;
soberbias de Luzbel; vacío enorme
en el alma sombría del insecto…
eso requiere Dios, para sus planes:
angustias de Satán…¡somos satanes!

Lástima no tener a Almafuerte para traducir a Jones Very... era el traductor que necesitaba "The Prison."

Very Gnostic Matrix


Chatterbox y el blog dentro del blog

Estreno Chatterbox en Vanity Fea...

JoseAngel: Mucho hablan en la radio de Nafarroa Bai. Pero vistos sus planes para Navarra, más bien habría que llamarlos Nafarroa Ez - o Nafarroa Bye.
10 ago 07, 14:07
JoseAngel: pero bueno, con seguir en otro mensaje, hecho. También los puedo utilizar para hacer microcomentarios yo mismo, como el que sigue. Sigue por arriba... igual que en los blogs, vamos.
10 ago 07, 14:06
JoseAngel: Me llamaba la atención un sistema que diese "igualdad", es un decir, al bloguero y a los comentaristas. Igualdad en altura en la pantalla, al menos. Acabo de ver que esto tiene un límite de palabras,
10 ago 07, 14:05
JoseAngel: ¡Hola! Acabo de estrenar esta cosa llamada Chatterbox, donde se pueden poner comentarios en directo y visibles en portada. No es que mis comentaristas sean tan lanzados, pero bueno...

De momento me servirá de Twitter, mientras no vea la necesidad de quitarlo o de cambiarlo por otro sistema más avanzado.

Esto me recuerda mi intención (hasta ahora no realizada) de desarrollar el concepto de blog dentro del blog, o blog en abyme. Eso sucede cuando una entrada específica, o varias, crecen según el mismo sistema que el blog: con entradas fechadas que van empujando hacia abajo el texto inicial. Este artículo es un buen candidato para estrenar el concepto:

Blogs en la Facultad


I sit and watch the children play

Dicen que "As Tears Go By" es la primera  canción compuesta por los Rolling, en colaboración con su manager.

It is the evening of the day
I sit and watch the children play
Smiling faces I can see, but not for me
I sit and watch as tears go by

My riches can't buy everything
I want to hear the children sing
All I ever hear is the sound of rain falling on the ground
I sit and watch as tears go by

It is the evening of the day
I sit and watch the children play
Doin' things I used to do, they think they are new
I sit and watch as tears go by
Mm mm mm...

Hay versiones. A mí me gustaba mucho una de María del Mar Bonet. De hecho la grabación original la hizo Marianne Faithfull, antes que los Rolling, en 1964.



Aunque, dado el tema de la canción, queda mejor cantada por Marianne Faithfull treinta o cuarenta años más tarde, tal que así:





Pero buscando versiones y versiones, el tema de la canción, sobre un adulto que contempla a los niños jugar desde la tristeza y la melancolía, me ha llevado a un poema de Thomas Gray que explicaba en clase hace años: la Oda sobre una vista lejana del colegio de Eton.

El poema está asociado con recuerdos de su amigo Richard West (muerto en 1742); la o fue escrita en 1742, publicada en 1747. Como en el caso de los Rolling, es el primer poema publicado por Gray.

El texto está en The Thomas Gray Archive: aquí siguen mis notas para un comentario.


Thomas Gray, Ode on a Distant Prospect of Eton College

Metre: Tetrametres and trimetres, rhyming AbAbCCDEEd  Stanzas coincide with syntactic units; solemn and quiet rhythm suggested, but moderated by the combination of long and short lines (more varied, suggesting afterthoughts).

Title
Ode not on Eton, but on Eton seen from a distance. Distance both physical and emotional (one becomes a symbol of the other).

Epigraph: "I am a man: sufficient reason for being miserable." A commentary on a classical locus. Neoclassical morality (here Christian consolation is absent).

Line 1: Ye distant spires, ye antique towers

"Ye" is the Early Middle English nominative pronoun ("you" was an accusative which later became both nominative and accusative). Archaic language, suggesting
a) Conventional poetic diction, “prettifying”
b) The venerable antiquity of Eton and its association with a world of tradition and eternal values
c) The distance, perhaps, between the present-day self of the poet and that world he now associates with a distant past. Spires and towers, religion and might.

The spires are distant not only because of physical (objective) distance, but also because of emotional or subjective distance. Characteristic of this poem: the coincidence between objectivity and subjectivity (universality)—Cf. the epigraph.
Apostrophe. Actually it is a pure address, no main sentence follows (a kind of prayer).

Line 2: That crown the watery glade

Crown: metaphor (towers look like a crown). Association of magnificence, royalty, dominion (communal power) (vs. the solitude of the speaker)

Watery glade: Poetic diction. Back to Pope, Milton... already very artificial in Gray. Connotation of stability, not only through the image, but also through the language the image refers back to.

Lines 3-4: Where grateful Science still adores
         Her Henry’s holy shade;

Science (Learning) is personified (Augustan stability conveyed through poetic diction). Stability associated here to tradition (memory of Henry VI, who founded Eton in 1440).

Lines 5-6: And ye, that from the stately brow
         Of Windsor’s heights the expanse below

Ye: otras torres y campanarios, los del castillo de Windsor. Asociación con el poder, la cultura oficial, la tradición.
Stately brow: Majestad. Dicción poética petrificada, lleva implícita ideología de estabilidad cósmica y social (por ejemplo, la idea de la nobleza de espíritu visible en el cuerpo)

7. Of grove, of lawn, of mead survey

Hipérbaton (influencia de Milton, poetic diction). Gray, "the language of the age is never the language of poetry".
Grove, lawn. Naturaleza domesticada, orden, paisaje inglés que connota orden social y un estado de ánimo equilibrado. Crucial: se ve aquí como algo distante, algo que es deseable pero está separado del poeta.

8. Whose turf, whose shade, whose flowers among
Convencionalidad de los aspectos paisajísticos elegidos por mucha poesía del XVIII. Belleza convencional. Menos convencional entonces, naturalmente: desgastada por la tradición poética. Tradición de la belleza y armonía, reemplazada en el romanticismo por el paisaje excesivo, lo sublime, enérgico y falto de equilibrio.

Extremo hipérbaton de preposición y régimen, latinizado (asociación del neoclasicismo con la cultura oficial de la época, desde la Restauración hasta la época victoriana. Ideal grecolatino. Asociado también a una política y a una ética (patriarcado, homosocialidad). Connotación.

9.     Wanders the hoary Thames along
    His silver-winding way

“Hoary”, canoso, viejo (con connotación literaria de venerable). Ríos personificados en la mitología clásica. Ideal augusto, asociación del paisaje de Inglaterra con un paisaje clásico, y de la poesía de Gray con los poetas clásicos (Horacio).

Aliteración imitativa en una imagen visual concentrada. Asociación del río a la plata también le da connotaciones de orden y elevación social, asociadas a la belleza.

11.     Ah happy hills, ah pleasing shade
    Ah fields beloved in vain,

Happy hills, asociación entre las emociones del poeta y el paisaje, que inmediatemente se matiza: introducción de la distancia temporal, la retrospectividad, “beloved in vain”, anuncio de la frustración de las ilusiones que es el tema central del poema.

13    Where once my careless childhood strayed,

Personificación de su niñez como una entidad distinta de sí: acentúa distancia, alienación con respecto al momento presente. (Obsesión de Gray con la personificación de abstracciones. Pero ténganse en cuenta los matices de su funcionalidad retórica).

14.    A stranger yet to pain.

Implicación: el dolor vino después. Doble perspectiva temporal, presencia fantasmal del futuro en el presente que se describe; prepara la imagen donde el poeta parece contemplarse a sí mismo jugando con otros niños.

15.     I feel the gales, that  from ye blow,
    A momentary bliss bestow,

Gales connota hoy un viento muy fuerte; Gray parece referirse a una brisa más suave. El viento parece venir del pasado; alivio físico y emocional a la vez (se subraya con la sensación física del viento en la cara la fuerza emocional del recuerdo que se apodera del poeta).

17.     As waving fresh their gladsome wing
    My weary soul they seem to soothe

Personificación / mitologización de los vientos como entes voladores y alados. Dicción poética (gladsome).
Hipérbaton violento.
Weary soul: físico/espiritual
Aliteración (w/s)

19-20. And, redolent of joy and youth,
    To breathe a second spring

To breathe: desplazamiento del poeta a los vientos, implicación física y emocional con ellos.


21.     Say, Father Thames, for thou hast seen

Apóstrofe (apostrophe), invocar o dirigirse a un oyente fingido o ausente. El río eterno impasible al paso de las generaciones.

22.     Full many a sprightly race

Lenguaje arcaico, connota el paso de las generaciones desde tiempo immemorial.
Sprightly, vivo, ágil. Race, como si fuesen pueblos de la antigüedad, ya desaparecidos, contraste con “sprightly”.

23.     Disporting on thy margent green

Hipérbaton. El lenguaje de esta estrofa es muy artificial, contrastando los juegos de los niños que se describen con la solemnidad del lenguaje. Ventaja: sugiere la mirada grave y diferente del poeta como observador invisible, añade una sugerencia del paso del tiempo que gravita invisible sobre lo que hacen. Inconveniente: el contraste entre solemnidad y juego puede ser ridículo o grotesco, el lenguaje artificial de Gray aparece más artificial que nunca.

24.     The paths of pleasure trace

Aliteración. Actividad de los niños como exploradores o ingenieros, ocupación seria y valiosa.

25.     Who foremost now delight to cleave   
    With pliant arm the glassy wave?

Dicción poética, solemnidad añadida al juego; distancia del poeta con respecto a aquel tiempo. Escena de belleza y gozo de los sentidos y del cuerpo, asociada al pasado.

27    The captive linnet which enthrall?

Linnet: pardillo.    
Solemnidad (contraste pájaro y servidumbre), se asocia por connotación al contraste entre los niños y la visión posterior del poeta.

28.     What idle progeny succeed
    To chase the rolling circle’s speed
    Or urge the flying ball?

Urge: impulsan, apremian.
idle progeny: variante del anterior “sprightly race”, sugiere el paso de las generaciones sobre el mundo.
Rolling circle (hoop), aro.
Persiste el contraste entre presente y pasado, expresado mediante el desajuste entre lo que los niños son y hacen y la expresión solemne que le da el poeta. La actividad de los niños parece ahora seria, adquiere una solemnidad que ellos no ven, y que le da sólo el paso del tiempo, el hecho de que para el poeta ya está irremediablemente perdida en el pasado.

31.    While some on earnest business bent
    Their murmuring labors ply
   
Ply, trabajar, manejar
Ply-liberty, eye-rhyme.
Armonías: some on earNESt busiNESS bent

33.    ‘Gainst graver hours, that bring constraint
    To sweeten liberty:

Gradación de gravedades: los que juegan, los que repasan la lección, las horas “graves” de clase, y la melancolía del propio poeta, que contrasta con todas ellas.

35.     Some bold adventurers disdain
    The limits of their little reign
    And unknown regions dare descry.

Aliteraciones: l-l, d-d;
Suave ironía en los “bold adventurers” y “unknown regions” como en el “earnest business” de los versos anteriores. El poeta se coloca en el punto de vista de los muchachos, pues lo comparte porque sigue estando en su pasado, en su experiencia de la infancia; la distancia irónica es también la distancia de la experiencia y desilusión adquiridas desde entonces.

38.     Still as they run they look behind
    They hear a voice in every wind
40.     And snatch a fearful joy

Inocencia de los niños hasta en sus transgresiones, contempladas con benevolencia y con una sonrisa irónica  por el poeta. Pero también amago de que se deja atrás el mundo de la infancia, y primeros sentimientos de amenaza; en eso se parecen al poeta, que ha corrido mucho más lejos que ellos.

41.     Gay hope is theirs by fancy fed

Gay hope, personificación típica de Gray. Tienen esperanza y alegria: se personifica la esperanza y la alegría pasa a ser un atributo de ésta. Cuando se junta a metáforas muertas (“by fancy fed”) el resultado es especialmente artificioso y poco natural.

42    Less pleasing when possessed
    The tear forgot as soon as shed

Amago de la experiencia posterior del poeta: el objeto del deseo no puede alcanzarse nunca, porque su esencia es ser deseado. Pero ese desengaño no es todavía conocido por los escolares. El poeta está anclado en la melancolía, pero ellos pasan de la frustración a la alegría otra vez.

44.      The sunshine of the breast;

Metáfora doble, frecuentemente criticada por Samuel Johnson: “breast” por “ánimo”, y “sunshine” por “alegría”

45.     Theirs buxom health of rosy hue,
    Wild wit, invention ever new
    And lively cheer of vigor born

Incluso en estos versos se nota la tendencia de Gray a la personificación. Sin llegar a ser figuras alegóricas, a “health” se le atribuye la tez de los muchachos, y las demás cualidades son expresadas con sustantivos y no con adjetivos (incluso hay una genealogía cuasi mitológica en “of vigor born”). Los muchachos no conocen limitaciones: a “wild wit” e “invention ever new” se opone implícitamente la estética neoclásica a la cual se acoge el poema, y que muestra las limitaciones del ingenio y la invención.

48.    The thoughtless day, the easy night,
    The spirits pure, the slumbers light
    That fly the approach of morn

Zeugma en esta estrofa: se sobreentiende todo el rato “suyo es...” . Más personificaciones y nominalizaciones, hipérbaton. Quiasmo en los cuatro adjetivos.

51.     Alas, regardless of their doom,
    The little victims play!

Ominosa sensación de un asesino o verdugo cruel observando escondido a los niños, sin que ellos lo vean. Asociado espontáneamente con el poeta. Veremos más bien que el poeta es como un observador impotente, que no puede impedir el daño que van a hacer a los niños.

53.    No sense have they of ills to come,
    Nor care beyond today.

“Ills to come” y “today” ya han llegado en la experiencia del poeta; aquí parece desdoblarse y verse a sí mismo jugando en otro tiempo.

55.    Yet see how all around ‘em wait
    The ministers of human fate,
    And black Misfortune’s baleful train.

Baleful: funesto, siniestro,
Train: cortejo. Misfortune como la figura soberana que rige la vida humana (implícitamente comparada a un emperador maligno o el Satán de Milton). Pesimismo: vida como una ceremonia de la desdicha, ritualizada y bien organizada (impotencia del individuo ante la autoridad).

Aquí funcionan mejor las personificaciones abstractas de Gray, porque su abstracción permite justificar que sean invisibles, presencias siniestras pero que sólo pueden ser contempladas por un nivel de percepción diferente del que tienen los niños. Juego con dos puntos de vista, o tres: los niños que no ven más que la superficie, las personificaciones siniestras que los acechan, y el poeta que contempla impotente la escena, y nos invita a los lectores a esa contemplación como modo de obtener una superioridad moral.

58.     Ah, show them where in ambush stand
    To seize their prey the murderous band!
    Ah, tell them they are men!

Se dirige al lector, que evidentemente es impotente para entrar en el poema y avisar a nadie, o quizá al río (Father Thames) a quien se ha dirigido antes, y que sigue su curso impasible. Los niños no entenderían las implicaciones de “ser hombres”; se refuerza la invisibilidad del enemigo y la inconsciencia inocente de las víctimas. Pasa a describir a la banda de vicios y pecados que acechan a los niños.

61.    These shall the fury Passions tear
    The vultures of the mind

Con esta expresión se reducen los buitres a una existencia imaginaria (no sólo destrozan la mente, sino que sólo existen en la mente), y se prepara la conclusión implícita del poeta: somos nosotros mismos nuestros peores enemigos, al dejarnos caer en pasiones y vicios que nos degradan y nos hacen desdichados. Cada vez está más clara la razón de la melancolía del poeta, y ahora vemos por qué él también es invisible para los niños: los asesinos invisibles están dentro de él, en su mente.

63.    Disdainful Anger, pallid Fear,
    And Shame that skulks behind

Personajes alegóricos, en la tradición de los emblemas o las ilustraciones alegóricas.  (moralidades, poesía alegórica de tradición cristiana o el Pilgrim’s Progress de Bunyan), psicomaquia.

65.     Or pining Love shall waste their youth
    Or Jealousy with rankling tooth
    That inly gnaws the secret heart,

Pining: que (se) consume, doliente,
Rankling: que roe, atormenta, aflige,
Nuevo zeugma. Obsérvese que el amor está entre las pasiones y vicios peligrosos, enemigos de la felicidad, de la paz de espíritu y de la sabiduría. “Inly,” “secret”, opuestos al espacio abierto y soleado de los niños, asociados a la mente y meditación del poeta, y a la invisibilidad y ocultación de la vida de los adultos. La inconsciencia se opone al tormento mental, a tormentos que además son secretos e invisibles, que no pueden salir a la luz. (Cf. el tema de lo secreto en la literatura homosexual).

68.     And Envy wan, and faded Care,
    Grim-visaged comfortless Despair
    And Sorrow’s piercing dart.

Zeugma paralelo al de estrofas anteriores. Se sigue aquí insistiendo en pasiones privadas y secretas, que atormentan a la mente solitaria. Va mostrando el futuro implícito en el destino de cada uno de los niños, sin que al parecer ninguno vaya a alcanzar la felicidad. Proyección implícita de la melancolía del propio poeta.

71.     Ambition this shall tempt to rise,
    Then whirl the wretch from high
    To bitter Scorn a sacrifice
    And grinning Infamy

Ahora a vicios y tormentos sociales, presentados como demonios o ídolos paganos.

75.     The stings of Falsehood those shall try
    And hard Unkindness’ altered eye,
    That mocks the tear it forced to flow;
    And keen Remorse with blood defiled
    And moody Madness laughing wild
    Amid severest woe

Cada personaje aparece con el emblema que lo caracteriza; la acumulación produce un efecto de pesimismo acentuado, como si todas las desgacias acechasen a todos los niños; la locura riendo al final parece reír del propio poeta, y a la vez hacernos dudar de su razón.

81    Lo, in the vale of tears beneath
    A grisly troop are seen
    The painful family of Death,
    Mor hideous than their queen;

Vale of tears, imágen bíblica, paisaje moralizado. La realidad física que contemplaba el poeta (el valle del Támesis) da paso ahora a un río de lágrimas, a una realidad moral que subyace pero que es invisible para la mirada de los niños. Efecto de ver una realidad siniestra donde no veíamos antes nada. Cambio de género, de la poesía topográfica a la moralidad alegórica. El mundo se convierte en un infierno lleno de diablos, una imagen de pesadilla.

85    This racks the joints, this fires the veins,
    That every laboring sinew strains
    Those in the deeper vitals rage:

Diablos en el infierno atormentando a los condenados. Pero se mantiene la doble visión, el infierno está ya en la tierra, todo depende del punto de vista.

88.    Lo, Poverty, to fill the band,
    That numbs the soul with icy hand,
    And slow-consuming Age.

Age al final, como corresponde, para ser retóricamente más efectiva e inevitable. “Numbs the soul” opuesto a la descipción de los niños antes: lively cheer, buxom health, sunshine. Colores, emociones y temperaturas todos contrastan en los dos cuadros superpuestos.

91.    To each his sufferings: all are men,
    Condemned alike to groan;
    The tender for another’s pain,
    The unfeeling for his own

El poeta se coloca entre "the tender" implícitamente, pero también subyace su propia experiencia de sufrimiento que le ha abierto los ojos al espectáculo que ha descrito. En gran medida el poema funciona porque permite expresar y sentir de manera objetiva ("for another’s pain") emociones propias ("his own");  —permite el gozo de compadecernos de nosotros mismos o de lo que fuimos cuando éramos niños, sin hacerlo de modo obscenamente directo.

95.    Yet ah! Why should they know their fate?
    Since sorrow never comes too late,
    And happiness too swiftly flies.
    Thought would destroy their paradise.
    No more; where ignorance is bliss,
    ‘Tis folly to be wise.

Conclusión pesimista: se refugia en el recuerdo y la felicidad momentánea, y no en la esperanza cristiana. Gray decía sobre las elegías que la devoción interfería con el tema: "devotion . . . teaches [a man] that he ought not to be sorry, which is all the pleasure of the thing." Renuncia el poeta a su propia percepción como algo superfluo, y proporciona así una conclusión adecuada al punto de vista del poema. Experiencia temporal: se retira el poeta con su punto de vista del presente, dejando a los niños jugando en una infancia que adquiere un matiz de eternidad. Se refuerza el sentido de soledad del poeta al renunciar a la comunicación de su experiencia (excepto al lector), y tanto lector como poeta se disocian de lo que eran cuando eran niños. Según Bonstetten, uno de sus amigos y críticos, "There was in Gray between the present and the past an impassable abyss" y esto le llevaba a silenciar gran parte de su experiencia. Sugerencia del paraíso perdido de Milton, donde Satán (experiencia) contemplaba a Adán y Eva (inocencia).






Nostalgia por el futuro




Sophie B. Hawkins - "I Want You"

He vuelto a ver la televisión sólo desde que inventaron YouTube—si YouTube es televisión. Hace tanto que quería hacerme con esta canción "so bad"... Es Sophie B. Hawkins cantando "I Want You" de Bob Dylan en el concierto del 30 aniversario de Dylan,  hace quince años.


Aquí hay otra canción, no insertable, pero memorable, de Sophie B. Hawkins: "California Here I Come". Me acuerdo de oírsela cantar en la tele, en un programa junto a los Leningrad Cowboys, hace esos quince años... con un grupo de amigos que nunca se volverán a reunir conmigo en esa habitación, ni en ninguna otra. Sophie B. Hawkins también se ha sumergido, mayormente, en el pasado. Igual se fue a California.

Mylène Farmer, California








Jueves 9 de agosto

cumple aboCumple

Hoy hemos celebrado el 13 cumpleaños de Abo. Le ha regalado Rosa una impresionante enciclopedia de dinosaurios, que es lo suyo, y también por fin hemos comprado... el primer videojuego, que llevaba tiempo pidiendo, Riven, la continuación de Myst. Esperemos que no deje secuelas.

Aquí hay una foto del soplaje de velitas, con pudding por no comprarle tarta. También había de postre higos del jardín. Como se ve, el abuelo se lo ha pasado tan bien como los críos.

Luego estos se han dedicado a hacerse fotos espantosas con la cámara del ordenador. Aquí hay una donde salen a la luz lados ocultos de sus personalidades—ocultos por siempre jamás, espero.

fotofea

Día del padre





Lenguas en guerra

Acabo de leerme Lenguas en Guerra, de Irene Lozano (Espasa, 2005, y Premio Espasa de Ensayo ese año), que contra lo que su propio título indica no nos quiere llevar a creer que las lenguas estén en guerra. Las lenguas no tienen voluntades, ni intenciones, ni planes. Son usadas por grupos sociales, y si son usadas para guerras lingüísticas es por los intereses de determinados grupos... y no por enfrentamientos que tengan las lenguas en sí, claro.

Es un argumento breve, contundente y directo contra la política lingüística del llamado "Estado de las Autonomías", donde cada cual se busca su "lengua propia" o se la inventa si no la tiene, y todo en última instancia por intereses bastardos de partidismo político, que nada tienen que ver con los intereses de los hablantes, ni de la comunicación, ni de la defensa de una cultura amenazada.

En España hay una lengua común, y los intereses de las oligarquías locales se atrincheran mejor si se ignora esa realidad y se utiliza la lengua "propia" como instrumento de manipulación política e ideológica—en última instancia, para orientar el dinero a donde conviene que vaya. Y la comunicación y la racionalidad, que la parta un rayo.

Frente a la convicción kantiana de que no es posible legislar sobre las lenguas, y a la presunción de Humboldt de que 'no se puede influir sobre los idiomas sino imperceptiblemente' y sin que uno sepa demasiado cómo se ejerce semejante influencia", la realidad española de los últimos años se erige irrefutable: los hábitos lingüísticos de la población se están cambiando mediante leyes de normalización, Oficinas de Garantías Lingüísticas, subvenciones públicas... Sólo ha sido necesario que el poder regional cifrara en esa evolución su razón de ser y la asociara a insondables sentimientos de identidad. (149).

Señala Lozano que la hegemonía del español no proviene de una imposición administrativa centralista, sino de la realidad comunicativa y de la necesidad de una lengua común. La lengua no puede ser en España el fundamento de una comunidad nacional y cultural diferenciada sin que eso se lleve a cabo con múltiples falacias y manipulaciones. El privilegiar la lengua no común, de hecho, sólo se hace con vistas a un proyecto separatista o ventajista—y esto tanto frente a las demás comunidades como frente a la ola de inmigración de personas que necesitan una lengua de comunicación general. Y también para privilegiar de manera interesada a un sector de la población, todo con vistas a ese proyecto político. El caso vasco es de antología, o traca:

En el País Vasco se aprobó en 1982 la Ley de Normalización y Uso del Euskera, que reconoce en su título preliminar el vasco como 'lengua propia' y la caracteriza como 'el signo más visible y objetivo de identidad de nuestra comunidad y un instrumento de interación plena del individuo en ella a través de su conocimiento y su uso'. Curioso que resulte el signo más visible de la identidad una lengua que más del 75 por 100 de la población no habla. (160-61).

Es por tanto una política falsaria e interesada la que ignora la realidad lingüística y pretende hacer de las llamadas "lenguas propias" la esencia de una identidad nacional—buscando en la lengua lo que no encuentra apoyo suficiente en las sardanas o en los levantamientos de piedras.  Pasma la mansedumbre con la que se aceptan las imposiciones lingüísticas en España, pero eso es por lo mismo que antes se aceptaba mansamente la imposición del español (aunque Lozano no coloca allí el acento, claro, y hace del proceso de imposición del español algo "natural" y sin traumatismo ninguno... como si no hubiese habido intereses bastardos y oligarquías influyentes antes como ahora). 

La lengua es una palanca, y en el caso de los nacionalistas localistas españoles, sirve sobre todo para orientar el dinero fuera de las instituciones administradas por los poderes centrales, y hacia corrillos y círculos más próximos a la política local y que vayan a servir mejor a sus intereses. Cierto es que el Estado se carga con mucho peso muerto institucional a lo largo de los siglos... pero la dinámica de estos estadillos regionales es hacer lo mismo, por supuesto, en su propia esfera. Y para eso les sirve bien el mito de la comunidad nacional y la lengua propia.

Claro que esto de las lenguas siempre corta en dos direcciones: la buena es la mía y no la del vecino aunque esté mejor situada... Cuando habla Lozano de la comunicación a nivel mundial, propugna un bilingüismo general (con una lengua local y otra internacional, supongo)... pero se corta mucho de decir cuál es la lengua internacional realmente existente. ¡Cuando menciona el inglés, no es sino para decir... "por desgracia, el inglés"!

En un mundo globalizado y multicultural, observa Lozano, las míticas "peculiaridades culturales" de vascos o catalanes, emblematizadas y sacralizadas en este uso de la lengua como símbolo patriótico, encuentran su auténtica dimensión:

Enfrentados a otros valores étnicos, a las diferencias culturales y religiosas que afloran ya en Europa, los hechos diferenciales que proclama el nacionalismo quedan reducidos a humo. (192).

Pero es humo que nos va a seguir cegando la vista una buena temporada, me temo yo...

En fin, que aparte de ser un tanto expeditiva sobre las habas que también le ha tocado cocer al español, es una lectura interesantísima, y que denuncia nunca mejor denunciados los absurdos de las políticas lingüísticas nacionalistas de vía estrecha. O sea, imprescindible para quienes no se la van a leer—vade retro: por ejemplo, los que querrían llenar Aragón de ikastolas donde se enseñase en aragonés, que como todo el mundo sabe es nuestra lengua propia aquí a orillas del Ebro... y aún lo veremos, si esto no deriva en otra dirección. Y con el nuevo ministro anunciándonos que  se va a emitir la programación nacional en español, en gallego, en vasco, y en catalán. Y en valenciano, cómo no. Qué cruz.

Y hablando de cruces, los árabes inmigrantes no sé cómo no se suben al carro de la lengua propia, y no reclaman el árabe como lengua propia de este territorio. Que esa sí que fue perseguida y despreciada, y también es lengua internacional.

 Siniestras normalizaciones


Miércoles 8 de agosto

L'amour n'est rien

Otro vídeo de Mylène Farmer, pas très prolixe, sexuellement incorrect. Qui m'aime me suive...





Pour que tu m'aimes encore



Martes 7 de agosto

La academia y los blogs

Me estoy leyendo Uses of Blogs, libro editado por Axel Bruns y Joanne Jacobs (Peter Lang, 2006)—sin tremendas sorpresas, claro, una vez conocido el terreno desde dentro.  Me han interesado hasta ahora sobre todo los artículos sobre los blogs académicos escritos por Alexander Halavais ("Scholarly Blogging: Moving toward the Visible College") y Jill Walker ("Blogging from Inside the Ivory Tower").

"Los académicos que bloguean", dice Halavais, "están dedicados a algo más que la publicación personal: están dando forma a un nuevo 'tercer espacio' para el discurso académico, un espacio para desarrollar las redes sociales que ayudan a impulsar a las instituciones de investigación más visibles" (117, traducciones todas mías).

Los blogs y prácticas blogueras son muy variados, y al igual modo que un cuaderno en blanco puede llegar a contener cosas muy distintas, es aventurado generalizar sobre los blogs. Tampoco siquiera es lo mismo un blog académico que el blog escrito por un académico… Pero algunos rasgos prominentes en los blogs son, para Halavais, estos:

a) Son sitios de comunicación entre público disperso. Más disperso que el de los grandes medios, que tienden a agregar. (Aquí no queda claro en qué sentido los televidentes de una cadena están más 'agregados' que los lectores de un blog—a no ser de la disgregación resultante del mero hecho de la baja densidad de partículas…)

b) Los blogs estimulan la conversación. (Vale, hay más posibilidad de iniciativa para el feedback por parte del lector que en la radio, o la televisión. Y los blogs conservan la conversación, aunque esta tiende a morir de muerte natural bastante pronto. Existe además una paradoja: si el blog tiene mucho éxito, o sea, potencia comunicativa, la respuesta por parte del autor se vuelve imposible; si no tiene éxito, la conversación también tiende a no materilizarse… in medio aurea via, claro: un blog debería tener un público conversador, si es posible selecto, pero no morir de éxito).

c) Los blogs son una actividad de baja intensidad, y bajo coste, productora de microcontenido. (Aquí habría que matizar: si la intensidad es realmente baja, baja la capacidad comunicativa del blog; y si no es tan baja, el coste de trabajo ya no es tan irrelevante… como en este blog mío, de alta intensidad productiva y baja intensidad comunicativa. Diversos gráficos pueden hacerse midiendo la productividad relativa de autor y comentadores).

d) Dice Halavais que "los blogs representan una visión relativamente transparente y no editada del pensamiento en curso" (—otra que hay que matizar. Porque hasta la conversación en directo está editada según protocolos adecuados al medio. Así que habría que hablar más bien de una retórica ligera de edición—más ligera en todo caso que las publicaciones académicas).

En 1996, observaban Teresa M. Harrison y Timothy Stephen que la Red prometía proporcionar un espacio donde se materializasen ideales inherentes desde hacía tiempo a la academia y todavía por realizar:

"una conversación académica interminable e inclusiva; una investigación en colaboración limitada sólo por los intereses mutuos, un acceso sin restricciones a los recursos académicos; un aprendizaje independiente y descentralizado, y un sistema oportuno y universalmente accesible para representar, distribuir y archivar el conocimiento" (Harrison y Stephen, Computer Networking and Scholarly Communication in the Twenty-First Century, SUNY Press, 1996, cit. en Halavais 118).

Los blogs prometen ser más efectivos que otros medios electrónicos para realizar estos ideales. Pero las nuevas tecnologías pueden producir un desequilibrio en la comunicación social, y reorganizan el espacio comunicativo. Halavais compara los blogs con otros espacios o instrumentos comunicativos como son el cuaderno de notas, la cafetería, y la página de opinión del periódico. (Deja fuera de la comparación, sin embargo, los medios 'oficiales' obvios de la academia, como son las lecciones, los congresos y las publicaciones académicas).


El cuaderno de notas

El bloc personal ideal del investigador lo describe C. Wright Mills de un modo que recuerda bastante a una típica entrada de blog académico:

En un archivo como el que voy a describir, se unen la experiencia personal y las actividades profesionales, estudios en curso y estudios proyectados. En este archivo, tú, como artesano intelectual, intentarás reunir lo que estás haciendo intelectualmente y tu experiencia personal. Aquí no temerás usar tu experiencia y relacionarla directamente a diversos trabajos en curso. Al servir como un control del trabajo repetitivo, tu archivo también te permite conservar las energías. También te anima a capturar 'pensamientos marginales', ideas diversas que pueden ser proctos colaterales de la vida cotidiana, fragmentos de conversación oídos por la calle, o por qué no, sueños. Una vez anotados, estos pueden conducir a un pensamiento más sistemático, además de proporcionar relevancia intelectual a una experiencia más dirigida. (Mills, The Sociological Imagination, Oxford UP, 2000, cit. en Halavais 119).

Los 'sabios' solían intercambiar sus cuadernos, y también abren nuevas vías a investigadores posteriores. Vannevar Bush ya señaló en su 'memex' la importancia de dejar constancia de los enlaces de ideas, el 'rastro' que un investigador podía dejar en la red de documentos. (Claro que esto no es muy distinto del sistema académico tradicional de referenciar y anotar los materiales usados. Las notas académicas son sólo filtradas con vistas a un público muy especializado y dentro de lo 'relevante' para una disciplina, algo que puede conducir a perder cosas además de a ganar tiempo y concentración).

Cory Doctorow también observa cómo externalizar y comunicar el pensamiento contribuye a hacerlo, a entenderlo y desarrollarlo mejor. Me gusta especialmente el concepto de "ignorancia especificada" de Robert Merton citado aquí, y que según Halavais ayudan los blogs a establecer muy bien: "ignorancia especcificada" significa tomar consciencia por primera vez de algo que no se sabe o no se entiende, y dar razones de por qué valdría la pena saberlo. La forma de los blogs conduce más a interacción y colaboración que la de otras formas de "conversaciones con rastro" . "Nunca tantos han tenido acceso a tantos, de modo tan fácil"—y no olvidemos que "los lectores crean a los blogs tanto como los autores" (Nardi, Schiano y Gumbrecht).

La cafetería

Se refiere Halavais a las cafeterías del Londres del XVIII como comunidades sociales fluidas que permitían la diseminación de ideas y noticias. (Recordemos que Patrick Rebollar comparaba las listas de distribución de correo a los salones literarios de hace dos o tres siglos). Las comunidades de la Web no están localizadas en un espacio, claro, pero también se organizan por afinidades ideológicas o temáticas.

(A este respecto, hay que señalar que la imagen que aquí se da de una red de blogs académicos centrados en torno a Crooked Timber es engañosa, al aislar esa red del conjunto de la Red. Sí es útil ver que hay nodos más centrales o activos que otros—aunque lo determinante no sea el número de enlaces hipertextuales de un sitio sino el uso que se hace de ellos y el tráfico que soportan. Las comunidades son siempre estructuras definidas por una mayor densidad de interacción, o quizá por el interés específico del observador de comunidades, sobre la base de una red que está abierta por todas partes a otras conexiones y comunidades. Por supuesto, un blog que se quiera puramente académico puede evitar todo tipo de enlaces a blogs ajenos a su disciplina. Pero a través de los enlaces que a él pongan otros blogs académicos menos disciplinados, también está conectado al resto de la red).

Observa Halavais que la cafetería era idealmente un esacio restringido físicamente y que esa restricción física centraba la discusión… pero bueno, también la entorpecía por otra parte, supongo. Los blogs como cafetería ideal. Sin café, menos el que se ponga cada cual, vamos.

La página de opinión

Los blogs continúan la tradición de interacción entre el periodismo y la academia, rebajando las barreras para la comunicación directa con el público. La mayoría de los blogueros académicos vienen de disciplinas relacionadas con la esfera pública. Señalan Mortensen y Walker que los blogs se han vuelto para ellos instrumentos para pensar sobre la investigación, sus valores, y sobre cómo se contecta al resto del mundo—ahora que se lleva tanto lo de "conectar universidad y sociedad" los blogs prometerían ofrecer una vía. Pero las instancias universitarias más bien los ignoran activamente, es curioso…


Impedimentos al blogueo académico

¿Por qué hay tan pocos académicos que se abran un blog, vistas estas supuestas ventajas? Bien, pues aquí topamos con Bourdieu y con la noción del capital cultural. Los blogs pueden hacer peligrar el capital cultural acumulado por la academia, que se basa en la restricción al discurso (También podríamos citar aquí a Foucault y El orden del discurso: la academia controla el discurso, y lo incontrolado o incontrolable queda fuera). El esfuerzo que se exige en poner en publicaciones académicas aceptadas también trabaja en contra del esfuerzo dedicable a los blogs. Así pues, "parece improbable que muchas instituciones vayan a dar el visto bueno al blogueo como práctica en el futuro próximo" (123).libro-mano

Especialmente molesta para la academia es la mezcla de lo personal y lo profesional: "La transparencia del blogueo, en particular cuando se identifica a los autores por nombre, lleva a una extraña nivelación de la esfera pública y privada, una regresión a la vida rural y a círculos sociales concéntricos" (123)—Me gusta esta imagen, aunque lo de "rural" llama un poco la atención en este espacio cibernético: ¿será que somos de pueblo, al fin y al cabo?

"Los mismos elementos del blogueo que lo hacen tan valioso—una red de público, una conversación abierta, pocas barreras de entrada, y transparencia—son también los que más amenazan las estructuras establecidas del conocimiento académico. Aunque cada uno de esos elementos pueda ser valorado por un investigador en concreto, la universidad en tanto que insitutción en muchos casos se basa en tratar al público como una masa, en proporcionar autoridad a unos canales de comunicación limitados, en construir barreras al discurso académico, y en mantener separaciones burocráticas entre la academia y otros aspectos de la vida de un académico." (Halavais 123).

Recientemente en la Chronicle of Higher Education se avisaba a los académicos en busca de trabajo que evitasen tener un blog… a pesar de lo mucho que este medio puede revitalizar el contacto entre la academia y el exterior.

(Bueno, sobre esto hay opiniones divididas. Otros recomiendan tener un blog como la mejor presentación profesional. Claro que tendría que ser un blog estrictamente profesional... con todo lo más una leve simulación de presencia personal, para producir un effet du réel que contribuya a reforzar la identificación de este individuo con su profesión…. No deja de ser alarmante que semejantes blogs laborales rosas vayan a ser la presencia autorizada del individuo en red con su propio nombre—devorado por su identidad profesional, mientras que el individuo variado y problemático se ve relegado al pseudonimato en plan mister Hydeous, y ojo con meterse en el terreno del brillante profesional Dr. Jekyll… en fin).

Blogs académicos y los Colegios visibles

Para Halavais, "el blogueo seguirá siendo una parte de la vida académica que existirá fuera de las instituciones académicas, aun practicándose desde dentro de ellas" (123). Sí contribuirán sin embargo a hacer más visibles los "colegios invisibles". El término "colegio invisible" se refiere a los lazos entre académicos que crean una comunidad virtual usando canales tanto formales como informales para comunicar sus ideas. Los medios electrónicos (email, foros, páginas web, listas de distribución) han funcionado como auxiliares de estos colegios invisibles, siempre subordinados a los encuentros cara a cara (congresos, etc.). Los blogs  proporcionan un "tercer espacio" donde sea posible encontrarse con otros académicos libres de las necesidades de presentaciones.

(—Sí, qué rollo las presentaciones y el small talk en los congresos; de hecho a veces llega a devorar el espacio de la supuesta interacción académica, total para nada—aunque me pregunto si esto se evitará o sólo se reducirá con los medios electrónicos. En esto de proporcionar un 'tercer espacio' no los veo yo tan distintos de los foros o listas, aunque sí tienen la característica crucial de prestarse a ser espacios personales enlazados de maneras variables y optativas, antes que un único espacio central para todos).

—Sea como sea, sostiene Halavais que de hecho apoyan más a los canales y medios de comunicación existentes antes que sustituirlos. (Pienso en lo bien que funciona a veces la Narrative List como medio de intercambio de ideas y conversación. Se ha hablado de cambiarla por un blog, pero sería un error hacerla en esta fase, antes de que degenere como la lista de AEDEAN a un sitio donde anunciar publicaciones, congresos y titulaciones. Yo a veces desarrollo en mi blog una idea que he enviado antes a la lista—supongo que es una forma de interacción "intermedial" entre listas y blogs).

Así pues, los blogs irán adquiriendo a la larga un papel creciente como una parte integrante de la vida académica, aunque les cueste cambiar a las instituciones académicas y no vaya a contar como una "publicación académica".


La torre de marfil

En "Blogueando desde el interior de la torre de marfil", Jill Walker comenta que tiene ahora una actitud ambivalente a la relación entre blogs y academia. En el comienzo de su carrera, el blog le ayudó a hacer contactos, relacionarse con colegas interesados en temas similares, ganar karma disciplinario (ojo, en la disciplina de ordenadores para las humanidades), terminar la tesis, colocarse… pero a veces crea ahora interferencias indeseables. "Quizá el blogueo desestabilice jerarquías que ahora me resultan útiles, y eso me hace sentir ambivalente hacia ellas?" (129).

Cita también a Timothy Stephen y Teressa M. Harrison, que en "Comserve" señalaban con relación a las listas de distribución que su relativo anonimato y apertura tendía a disolver los sistemas jerárquicos necesarios para el funcionamiento de la academia.

"De hecho, el grado en el que queda restringida la comunicación es a menudo uno de los pocos signos públicos de la estatura disciplinaria de un académico. El acceso a los que están en la cima de la jerarquía académica es más difícil, y a menudo restringen su comunicación pública a canales de alto prestigio. Así pues, es dudoso que los académicos orientados hacia su promoción tengan en principio muchas tentaciones de llevar su diálogo a un espacio en el que el anonimato relativo de los autores y el público reduce la capacidad de sopesar el impacto de la contribución de uno. Podría uno anticipar que los académicos tenderán a restringir su comunicación en los canales públicos a información poco trascendente." (Cit. en Walker, 129).

Aunque observa Walker que al contrario que las listas, un blog parece apoyar más el concepto de jerarquía, pues al margen de identificarse, un blog funciona en principio como un estrado o tarima que privilegia al autor o autores sobre los demás participantes, y subordinan el discurso de los participantes al de los autores. Y la comunicación se puede restringir, y se restringe, aunque normalmente esto sucede según unas líneas determinadas:

a) Los blogs temáticos tienden a dejar de lado el proceso social y personal de la investigación, y suelen ir firmados con el nombre auténtico.

b) Los blogs sobre el proceso social y reacción personal a la vida académica tienden a dejar de lado las cuestiones disciplinarias concretas, y a presentarse bajo pseudónimo. Curiosamente reducen la identidad del bloguero a su posición en la jerarquía. Son un mero pseudónimo, pero son un becario, o un estudiante, o un profesor interino…

(Por otra parte hay muchos blogs académicos, o blogs de académicos, como éste, que no caen ni en una ni en otra categoría....) Y además las interferencias tienden a producirse.

"El blogueo no permite los cambios de roles a los que estamos acostumbrados en diferentes relaciones. Yo me comporto de manera diferente cuando estoy de camping con mi familia o almorzando con los amigos el domingo de cuando estoy en una reunón con el decano o discutiendo el presupuesto con los colegas. A mis amigas les cuento versiones de mi vida diferentes y más completa que a mis estudiantes. Los más desconcertantes son los extraños…. (133)

… que te conocen o creen conocerte porque leen tu blog. (Claro que la respuesta a esto ya la ha indicado la propia Walker: disciplinarse, reducirse a asuntos disciplinarios, o bloguear anónimamente. Pero parece difícil resistirse a explotar todas las posibilidades del medio, o resistir a la tendencia del medio a conectar ámbitos distintos…).

Walker sostiene que a pesar de sus dudas, sí cree que los blogs contribuirán más en el futuro a hacer visible la práctica de la investigación y a aumentar el intercambio—aunque los blogs aún tengan que encontrar su tono y su espacio.

¿Se escribirán artículos académicos en el 2035?

Pues veremos, dice Walker. Quizá la forma de comunicación científica dominante pase de los productos terminados, tipo libro o artículo, a los procesos de diálogo y comunicación como los blogs o lo que descienda de ellos—una forma más socrática de intercambio de conocimientos.¿O seguiremos necesitando a un Platón que ponga los diálogos en forma de libro almacenable para la posteridad? Sea como sea, Walker cree que seguiremos explorando los límites y ensayando las herramientas comunicativas que contribuyan a construir la Academia que queremos tener.

De momento, yo me he leído esto en un libro. Pero llegué a él a través de un blog, y ahora ha ido a parar a otro blog.

PS: Importante texto acaba de salir relacionado con esto: The Ithaka Report - University Publishing in a Digital Age.

Que anticipa que va a desarrollarse (o se ha desarrollado) un espectro más continuo entre lo formal y lo informal, un terreno entre la publicación académica y la literatura gris. Por allí nos pasearemos.


PS: Artículo sobre The Place of Blogs in the Academy en The Valve.

Qué aporta tu post




Lunes 6 de agosto

Mylène Farmer: California

Más recomendaciones musicales en la línea Vanity Fea, ésta apta para espíritus decadentes y para las noches tórridas en California, en Bercy o en Zaragoza. Me encanta especialmente su franglais.



c'est sexy le ciel de Californie
sous ma peau j'ai L.A. en overdose
so sexy le spleen d'un road movie
dans l'rétro ma vie qui s'anamorphose...



Todos dicen I love you moi non plus


In my secret life

Conceptualicemos YouTube como una emisora de televisión. Ignoremos (por supuesto) la página de presentación. Veamos qué se emite. Se emite, por generalizar, abreviar, e idealizar, todo el presente y todo el pasado del cine y la televisión. O, al menos, se emiten más cosas de las que jamás podrías ver en varias vidas—por eso digo que se emite todo.

Y a la vez no se emite nada. No hay ninguna selección (aparte de esa patética primera página sin ningún interés, de la que jamás he pinchado ni pincharé ningún vídeo).

Por tanto, quien emite son los usuarios de YouTube: los que seleccionan efectivamente y utilizan su criterio para señalar lo que otros deberían molestarse en ver, entre todas las cosas posibles. Con lo cual YouTube (o la Red, por generalizar más) nos ha proporcionado a cada uno una cadena de televisión particular. Bueno, pues aquí está mi programa de hoy, el vídeo de la canción "In My Secret Life" de Leonard Cohen.




Y aparte de eso, in my secret life, poquito de nuevo. Hemos hecho, en plan agricultura urbana, recolección de higos en la higuera del jardín—que ya tiene mérito, a cincuenta metros del Paseo Constitución. Hasta el abuelo se animó a bajar a ayudar a coger, pasando por la zona de las catacumbas. Y estaban riquísimos.

Ahora nos vamos a la piscina. No hay mucho más que hacer en la canícula zaragozana. Mis amistades me mandan recuerdos desde Londres, desde Bulgaria. Yo desde aquí se los mando—desde Vulgaria.


River of Dreams







Domingo 5 de agosto

Chas y aparezco a tu lado

Hace veinte añitos que oía esto... en fin, para luego acabar como Alex y Cristina. Qué maja estaba—bueno, qué majos estábamos hace veinte años todos. El pasado también hace eso de chas y aparezco a tu lado.



Dos Arielles


Next

Podríamos ser crueles con esta película, como casi toda la crítica, y decir: "Déjà vu—Next." Pero hay que ver qué alto colocan el listón los críticos (en The Guardian, en la BBC, en Village Voice... ). Ahí los querría ver yo haciendo una película como esta. Ni escribiendo críticas, que es lo suyo, se lucen tanto, vamos.

Para mí, toda película basada en una obra de Philip K. Dick merece verse, in my experience: Blade Runner, Total Recall, Minority Report, y hasta Paycheck e Impostor, la vida es larga. Dick tenía unas antenas especiales para ver el futuro, aún mas que Nicolas Cage en esta película... y eran especialmente sensibles a los problemas de la identidad precaria, la virtualidad de la experiencia, y las paradojas temporales: cuestiones que proporcionan tanto combustible a una película de acción como el teatro dentro del teatro o los disfraces le proporcionaban a Shakespeare. Son el material con que está hecho el cine, tematizado, reduplicado y utilizado como principio organizador. Estas películas explotan así el medio de una manera reflexiva especialmente hipnótica para la atención del público. Aunque los trucos con el tiempo y las experiencias virtuales sean casi una garantía también de que alguien va a protestar al final, como ya le sucedía a Hitchcock en sus experimentos.

Aquí el truco es fantástico, burdo, primario, arbitrario, etc.: Cage puede ver lo que le va a suceder en dos minutos. O más bien, lo que podría suceder si no interviene. Así que lo que ve no es el futuro, en absoluto, sino lo que sería el futuro si no existiese su intervención deliberada sobre él. O, por ponerlo de otro modo, ve futuros alternativos que no llegan a realizarse al elegir tomar él una acción que actualiza únicamente el futuro o línea de acción preferible para él. Jessica Biel protesta: "¡pero si el futuro no está decidido!"—Bueno, pues está más decidido de lo que ella piensa, pero no totalmente decidido... Esto también nos sucede a otros muchos que no tenemos información privilegiada.

En fin, que la película no utiliza (como podría parecer a primera vista) el concepto del futuro ya escrito, tan popular y erróneo, como señala G. H. Mead, sino otro concepto, el del futuro previsible sobre el que hay que intervenir, barriendo para casa, de modo que no llegue a materializarse. Y que es, naturalmente, el presupuesto estándar de todas las películas sobre paradojas temporales, sobre intervenir en el presente (o el pasado) para que no se produzca el futuro: Terminator,  Regreso al futuro, Transmission.... etc. Muchas juegan con presentar efectivamente el futuro que se iba a producir, pero con datos nuevos que lo presentan como abierto y de hecho lo transforman aunque "superficialmente" sea el mismo el que se produce. Una película es una máquina temporal que se mueve hacia un final predeterminado, y estas películas elevan al cuadrado la convención tan frecuente de la cuenta atrás o plazo límite tan frecuente en las películas de acción, que intensifica el suspense superponiéndolo a la experiencia del final de la cinta.

Aquí no se vive efectivamente el futuro previsto: los futuros que ve Nicolas Cage han de ser eliminados, todos menos el elegido. Como dice un par de veces: "ese es el problema de ver el futuro: el hecho de que lo veas, lo cambia". Hay una escena en la que se multiplica siguiendo un jardín de senderos que se bifurcan o una trayectoria dicotómica a la Bremond: menos mal que eso sólo lo hace en momentos concretos y con concentración, porque si no el pobre adolecería de una esquizofrenia ad infinitum. Sea como sea, esta experiencia del tiempo no permitiría una experiencia humana, claro: es un recurso cinematográfico que funciona muy bien en un medio que sí está ya escrito y desenrollándose desde el futuro, al contrario que nuestra experiencia real. Pero esta historia imposible presenta analogías útiles con la realidad, por la manera en que en la experiencia real también proyectamos secuencias de acción, planes, hipótesis sobre las acciones de los demás, etc., sobre las cuales podemos intervenir. Así pues, es un presupuesto fantástico y arbitrario, pero también una literalización de maniobras cognitivas frecuentes.

La película hace un uso generoso de secuencias virtuales, futuros posibles vistos por Cage (y por el espectador a través de la focalización cinematográfica, poco marcada en sus transiciones)—pero futuros que son corregidos inmediatamente por la línea "real" de la película. No vendrá como una sorpresa ver que esta estructura se puede multiplicar en abîme, con virtualidades dentro de virtualidades, y que al final resulta que media película, con final desastroso y explosión atómica, resulta ser una prospección virtual. La catástrofe se puede evitar, el futuro está abierto, como nos decían en Terminator 2 con esa imagen de la carretera en la noche iluminada por los faros del coche...

Es, al margen de esto, una película sobre terrorismo, post-11/S, un tema que también combina suficientemente bien con la semiótica de la prospección utilizada aquí. El ataque a las Torres Gemelas se podía haber evitado con un poco más de capacidad anticipativa, con una utilización mejor de la información... vamos, que hubieran querido tener los del FBI unas cámaras de seguridad con función de vista al futuro, y no sólo de replay. Está muy bien utilizado el tema de las cámaras de seguridad del casino, secuencias retrospectivo-prospectivas pasadas una vez y otra, al principio de la película. Control policial, análisis de la información, previsión de movimientos... pero la catástrofe que se evita es siempre la que no iba a suceder, claro. La que sucederá efectivamente es la que escapa a las maniobras de detección. Y el detective interviene sobre el proceso terrorista a modo de retroalimentación cibernética: las acciones de detección transforman las maniobras de intriga posible, y el juego entre intriga y prevención amenaza con embarcarnos en una mise en abyme paradójica... Por suerte, aquí los terroristas no tenían un vidente, a pesar de lo eficaces que eran.

Y así juega con ventaja Cage, una sensación inevitable en las películas de superpoderes. Lo vemos pasar esquivando balas, pegando porrazos con movimientos anticipatorios... y ahí sí que puede decepcionar una película muy bien hecha, pero al modo de Hollywood y dentro de sus parámetros, es decir, según convenciones previsibles para el espectador, que en última instancia no sale out of the glass cage.

Como alegoría política: Jessica Biel es la Democracia, o la América que Vale la Pena (trata con niños, indios, etc.); Cage se ve obligado a trabajar con los tíos duros del FBI, tipo Julianne Moore, que lo van a llevar sin duda a una guerra sucia contra el Terror... pero todo vale ahí: mejor detenerlos antes de que actúen—si es posible antes de que se les ocurran las ideas—y sin que América sepa demasiado lo que le está sucediendo. Cosas de hombres: espérame, democracia, que volveré en cuanto arregle este asuntillo.


Next. Dir. Lee Tamahori. Screenplay by Gary Goldman, Jonathan Hensleigh and Paul Bernbaum, based on "The Golden Man" by Philip K. Dick. Cast: Nicolas Cage, Julianne Moore, Nicolas Pajon, Paul Rae, Jessica Biel. Music by Mark Isham. Photog. David Tattersall. Ed. Christian Wagner. Prod des. William Sandell. Prod. Nicolas Cage et al. USA: Revolution Studios / Saturn Films / Eyetronics USA/ IEG / Virtual Studios, 2007.

Deja vu





Sábado 4 de agosto

Atylantos - Capdevielle - Shapplin

Aquí está el único trocito que se ha materializado por la red de la ópera rock Atylantos, una de mis preferidas. A ver si se lanza su compositor, el rockero francés Jean-Patrick Capdevielle, a sacar otra cosa parecida... La canción que sigue a la introducción del viscoso narrador es "La Diosa Fredda", cantada por Chiara Zeffirelli, Nicola Todorovich, Elena Cojocaru y Jade Laura d'Angelis:

 

A falta de más vídeos de Atylantos, podemos escuchar a Chiara Zeffirelli en "Legge senza legge" o en "Altri che 'l sol", también de esa ópera. O podemos ver a Emma Shapplin en concierto, cantando otras canciones de Capdevielle, por ejemplo esta "Cuor senza sangue":



También recomiendo, para un efecto "Európera", poner los dos vídeos, el de Atylantos y el Emma Shapplin, a la vez.


Lucifero, quel giorno



Retroalimentación histerizada

Ha aparecido recientemente unas novedades de diseño en la página de YouTube—un sitio que, como se sabe, ha ido abriendo camino a nuevas tendencias en la Red.

 Lo recomendable (lo que yo hago siempre) es ignorar todo lo que sale en primera página, ir al cuadro de búsqueda, y poner "Sarah Brightman", o "Notre Dame de Paris", o lo que sea que quiero ver. Porque el contenido de la primera página se constituye por agregación siguiendo el criterio de "lo más demandado"—y así se da lugar a fenómenos virales y de estupidez colectiva que parecen reflejar bien lo que es el interés medio y el intelecto medio del televidente.

Los vídeos de portada, al margen de uno de tamaño mayor y status incierto, son los "destacados" (featured) por ser los más vistos recientemente o los que más suben; también se puede elegir ver los más vistos sin más, los más discutidos, y los "top favoritos" que supongo mezclarán estos criterios según los ajustes que introduzca el programador.

Bien, pues ahora han aparecido también los videos promocionados, supongo que mediante pago, y que si no me equivoco pasarán a ser una de las mayores fuentes de ingresos de YouTube.

Y el caso más interesante (bueno, interesante es comparar las diferencias mutuas entre todo esto... y lo que ves efectivamente. Pero a lo que voy): también ha aparecido la categoría de vídeos que se están viendo ahora mismo, que eleva al cuadrado por así decirlo el principio de retroalimentación inherente a la web 2.0. Antes la página de YouTube se estaba quietecita—por cierto, no sé por qué no ponen en marcha automáticamente el vídeo que quieren que veas—supongo porque de momento ahora aún van de que no quieren que veas nada en concreto.

El caso es que las imágenes de los vídeos propuestos siguen quietas, pero ahora, cada seis segundos, te aparecen cinco nuevos iconos de vídeos que se están viendo ahora mismo. En primera línea de página—durante un rato. Con lo cual, ese menú de vídeos tiende a retomar vídeos de sí mismo, en retroalimentación permanente: lo más visto ahora mismo es lo más visto ahora mismo (o sea hace un momento). También aparecen un montón de veces los iconos de los featured videos y por supuesto los de los promoted videos... con lo cual es una auténtica promoción lo que se puede lograr, márketing demostrado en directo. Y retroalimentación histerizada en un capítulo más de la web 2.0 que por lo inmediato de este proceso de feedback no sé si habría que llamar ya 3.0. Muy interesante—y muy cristiano, esto de tened y se os dará— aunque yo seguiré usando, por supuesto, el buscador, guiado por procesos de retroalimentación más reposados y menos globalizados.

George Dalaras & Emma Shapplin: Spente le Stelle



Je est a third person

A running thread in the Narrative List discusses third-person autodiegetic narratives, which wouldn't make any sense from a classical narratological viewopoint, but... Many people propose examples of problematic first person / third person relationships, or "first-person narratives told in the third person". This is my post:

 I suppose in a technical narratological sense Julius Caesar is the author and the protagonist, but not the narrator, of The Gallic Wars. The same for Henry Adams. Therefore, can a first person narrator refer to him/herself as a third person narrator? In principle, no: if s/he refers to him/herself as a third person narrator, it is a third person narrator we have – with the author and the protagonist coinciding, which is not the same thing.

 That said, of course there may be some cases (perhaps even those I have ruled out, one woud have to examine the text in detail) in which a narrator alternates between first and third person, with the first person establishing itself as a narratorial mode so that we can justify speaking both of a "first-person narrator" (and not just an autobiographical work - for autobiographies can be written in the first and in the third person), AND of "a first-person narrator referring to herself in the third person" in many, or most, sections of the text. This is the case, for instance, with Carol Shields's The Stone Diaries (1993).

 Jose Angel Garci­a Landa

 Review (in Spanish) of /The Stone Diaries:
 http://garciala.blogia.com/2007/071705-the-stone-diaries.php


And I've got an interesting response from Brian Richardson (thanks!):

As always, José raises a number of important points and distinctions. I can add that  many narratologists do not bother to distinguish between pronominal usages in a character's self narration: one may tell one's story using an I, a "royal" we, or a "he" (Caesar, Adams) without altering the speaking subject or, for the most part, its reception (ie, we may think the writer is affected but we all know his or her her identity: eg, that Adams is writing about himself in the third person); in each case we have what Genette calls an autodiegetic narration. For me, things get much more interesting when a first person narrator pretends to be a third person, usually onmiscient voice for most of the narrative. One of the classics is Borges' "The Shape of the Scar"; Woolf's Jacob's Room is another early example. Others can be found in Robbe-Grillet's In the Labyrinth, Beckett's Company and Calvino's The Nonexistent Knight. In this last one, gender changes as well as person. Some funny things happen in the narrator's self-referencing in Camus' The Plague as well. An especially interesting case is that of Iris Murdoch's The Philosopher's Pupil, where a naturalistic explanation is given by the for the forays into other person's minds during the course of the novel by the narrator who admits to merely being a mere homodiegetic character (I got this from Suzanne Keen's work). I briefly discuss these and some other specimens in the first chapter of my book, Unnatural Voices; in the fourth chapter, I talk about texts that oscillate between 1st and 3rd (and, at times --eg, Nuruddin Farah's Maps--) 2nd person narration.

Brian Richardson
University of Maryland


I was trying above to bring back to the discussion the basic distinction between real author, fictional author and narrator, which seemed to have gotten lost along the way. The question of the identity of the narrator, of course, cannot be reduced to a matter of narrative person— the use of first person or third person is in the last analysis a rhetorical move which can be modulated in an infinite number of ways, played off against other rhetorical strategies such as the use of a single or multiple focalizer, the ascription to the speaker of a definite identity, through explicit attribution or through the play of attitudes, judgments, opinions...

It is no doubt always significant that we should choose to speak about us in the third person, or for that matter in the first person plural. But the analysis of that significance must be always contextualized and related to the whole play of identity, agency and representation in the discourse in question.

Here's a paper I wrote back in 1991, on Beckett's use of narrative person and identity: "Personne: Aventuras de 'yo' en la trilogía de Beckett". One would have to coin a special vocabulary to deal with Beckett's personal paradoxes. Or with mine indeed, one is not so alien to them.

Nivel narrativo, status, persona y tipología de las narraciones



Viernes 3 de agosto

De camello a dromedario

Quien siga bien las conferencias en inglés que no se pierda esta excelente ponencia de Hans Rosling, "Debunking Third World Myths with the Best Stats You've Ever Seen" sobre diferencias estadísticas (economía, esperanza de vida, etc.) entre el Primer y el Tercer Mundo.

La presentación gráfica de los datos estadísticos es realmente notable. A destacar: que la gráfica comparativa de riqueza por regiones mundiales, que muestra originalmente dos jorobas de camello (tercer y primer mundo: por ejemplo, la diferencia entre China y Estados Unidos) tiende a hacer desaparecer el hueco o abismo que separa los pobres de los ricos, y dar en una gráfica más similar a la campana de Gauss.

En la que, por supuesto, los ricos siguen siendo los ricos, y los pobres pobres; todavía jorobados, pero un poco menos.

Al parecer, según Rosling, nuestras ideas sobre el mundo vienen mayormente de Tintín, y están ancladas en la situación de los años 60...  Según Rosling, "the world is flattening itself", una perspectiva halagüeña y gradualista (el fin de las jorobas) que no deja de recordar a Thomas Friedman. Yo creo más en las súbitas catástrofes... sooner or later. Mientras tanto, espero que me toque vivir un mundo lo más plano posible, a mí y a los todavía pequeñajos.

El mundo distorsionado

Jueves 2 de agosto

Indeméiking

PS (los postscripta en los blogs deberían ir siempre al principio del post, o sea, estar prescripta):

- He mejorado la conexión de mi blog con mi fotoblog de Flickr, y ahora aparecerán un poco al azar más fotos mías en los artículos (o al final del blog). Por fin más santicos y menos letras.

- He actualizado la información sobre el recurso de apelación presentado por la oposición a cátedras. Tema judicial jugoso.

- Y también he modificado la portada de mi sitio web.


Ayer vino la Doctora Penas de visita desde Madrid, y aprovechamos para comentar lo que será mi contribución a un libro que va a coeditar, muy posiblemente para la editorial Peter Lang, titulado Estudios sobre el texto: Nuevos enfoques y propuestas.

Pues me he animado a proponer un capítulo sobre la narratología de los blogs, o los blogs y la teoría narrativa, tema alrededor del cual que llevo un tiempo dando vueltas. Por ejemplo aquí.

Y parece que va a salir una edición española, cum variatio, de un libro coeditado por otra Doctora Penas, todo queda en familia, en el que tengo un capiartículo. Aquí está la historia completa del escrito ese (extraída de mi bibliografía), y sus versiones españolas e inglesas (incluidas autoediciones en red). Supongo que tanta traducción y reimpresión me contará como indicio de calidad, o quizá de todo lo contrario, quién sabe, habiendo autoedición y familia de por medio. (Y eso que en ocasiones trabajar con la familia debería ser un mérito añadido, jeje...)

García Landa, José Ángel. "Rereading(,) Narrative(,) Identity(,) and Interaction." Paper read at the conference on "Identity and Diversity: Philosophical/Philological Reflections." Madrid: UNED, Oct. 9-10, 2003.
 
- - -. "Rereading(,) Narrative(,) Identity(,) and Interaction." In Interculturalism: Between Identity and Diversity. Ed. Beatriz Penas Ibáñez and Mª Carmen López Sáenz. Bern: Peter Lang, 2006. 207-26.

- - -. "Rereading(,) Narrative(,) Identity(,) and Interaction." Online edition in García Landa, Vanity Fea 10 Aug. 2006.
    http://garciala.blogia.com/2006/081001-narracion-identidad-interaccion-relectura.php
    2006-09-03

- - -. "Narración, Identidad, Interacción—Relectura". Online edition. 2006.
    http://www.unizar.es/departamentos/filologia_inglesa/garciala/publicaciones/comminternesp.html
    2006-08-10

- - -. "Narración, Identidad, Interacción—Relectura." In Paradojas de la interculturalidad: Filosofía, lenguaje y discurso. Ed. Mª Carmen López Sáenz and Beatriz Penas Ibáñez. Madrid: Biblioteca Nueva, forthcoming 2007.

Pues mezclando una cosa con otra, seguro que el tema de la interacción, la relectura y la identidad tienen bastante que ver con la narratología de los blogs...

Reinventando la narración




En otro orden de cosas, he actualizado la información sobre el recurso presentado por la oposición de cátedras.





Miércoles 1 de agosto

Fotos de Galicia

Las voy a ir subiendo a mi Flickr estos días; de momento aquí hay un par para ir empezando. Este año estaban los paisajes de vicio: si no por la reforma universitaria con que nos jorobaron los del estado de las autonomías, y que nos tiene apalancados en Aragón, me pedía traslado para Galicia, pero ya. Que no hay color, hombre.

--- O igual es que ahí estoy de vacaciones. 

Pibín

La patata transgénica




Vuelve la guerra de banderas

A estas alturas, después de más de veinte años sin banderas españolas en el País Vasco (y Cataluña), nos sale el Tribunal Supremo con que les quiere obligar a ponerlas. Permítanme que me ría. En veinticinco años no les ha dado a los gobiernos nacionales, fiscales y jueces, para hacer el razonamiento de que la independencia se declara arriando una bandera e izando otra. Ahora pretenden hacer creer que la justicia va despacio, que cuesta veinticinco años que algo le llegue al cerebro, pero que llegar llega. Lo dicho: risa floja me entra. Ahora que los sesudos jueces han determinado, tras veinticinco años de deliberaciones (que para eso son profesionales), lo que todo el mundo sabe a primer golpe de vista... pues tenemos para otros veinticinco años hasta que decidan qué hacer con el primer político que sea denunciado por incumplir esta avispada resolución. Y luego otros veinticinco cuando se incumpla esa resolución.

De todos modos, admiro y apoyo la determinación del Foro Ermua de llevar adelante esta batalla de papel (y perdida de antemano) hasta que las fuerzas les abandonen:

COMUNICADO DE PRENSA DEL FORO ERMUA

TRAS LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO EL FORO ERMUA VA A EXIGIR AL GOBIERNO VASCO QUE LA BANDERA DE ESPAÑA ONDEE EN TODOS LOS EDIFICIOS AUTONÓMICOS  DEL PAÍS VASCO. ESTA SENTENCIA ES VÁLIDA PARA LAS DEMÁS COMUNIDADES AUTÓNOMAS Y MUNICIPIOS DE ESPAÑA

Bilbao. 1 de agosto de 2007. El Tribunal Supremo ha dictado el 24 de julio de 2007 sentencia (hecha pública ayer día 31 de julio) por la que se confirma otra del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 2003, en la que se recoge de manera explícita y clara la obligación de que la bandera española ondee permanentemente en el interior y exterior de todos los edificios y establecimientos de la administración autonómica vasca. Este proceso fue iniciado por la Delegación del Gobierno de España en el País Vasco en 2001.

El Tribunal Supremo no puede ser más claro cuando dice: <<En  el art. 3º 1 [de la Ley 39/1981 que regula el uso de la bandera nacional y otras enseñas] especifica que “La Bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado”. La expresión “deberá ondear” que utiliza el legislador, formulada en imperativo categórico viene a poner de relieve la exigencia legal de que la Bandera de España ondee todos los días y en los lugares que expresa […] la utilización de la Bandera de España en dichos edificios o establecimientos debe de serlo diariamente como manifestación, frente a los ciudadanos, del contenido que simboliza y representa…>>

La Bandera nacional representa tanto los valores constitucionales como la soberanía, unidad e independencia de España y, por ello, el hecho de que en el País Vasco nos veamos privados desde hace más de 25 años de la presencia de este símbolo en los edificios autonómicos, lejos de tener un carácter anecdótico, tiene un profundo sentido de negación u ocultamiento de la vigencia de la Constitución en nuestra tierra. El nacionalismo gobernante conoce sobradamente que el universo simbólico es fundamental para crear y solidificar los vínculos de solidaridad, lealtad y pertenencia y, por ello, se niega de manera voluntaria y pertinaz a cumplir la Ley.

Por este motivo desde el Foro Ermua requeriremos de manera inmediata al Gobierno Vasco para que proceda a dar cumplimiento a la obligación legal de que la bandera nacional ondee en todos sus edificios tanto en el interior como en el exterior y en lugar visible para los ciudadanos. Asimismo, solicitaremos al Defensor del Pueblo, al Delegado del Gobierno y a la Fiscalía que apoyen nuestra petición y adopten cuantas medidas se encuentren a su alcance para que la bandera española luzca en los edificios autonómicos. En el caso de que en unos meses no se diera cumplimiento a esta obligación legal, iniciaríamos las acciones que fueran necesarias en el ámbito judicial, incluida la vía penal.

La presente sentencia del Tribunal Supremo aunque se ha producido en un proceso judicial iniciado en el País Vasco es igualmente válida y aplicable en todo el territorio español, referida tanto a los edificios de los gobiernos regionales como municipales, a los que se puede y debe exigir su puesta en práctica inmediata.

Por otra parte, el Foro Ermua desea informar a la opinión pública que hace un par de meses ha requerido formalmente al Gobierno Vasco para que los agentes que han sido seleccionados en la última promoción de la Ertzaintza y  quienes habrán de tomar posesión próximamente juren o prometan cumplir la Constitución española para que puedan adquirir el derecho a actuar como agentes de la autoridad, tal como establece la Ley Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Sólo matizar que el gobierno vasco sólo se atiene a su política de barrer para casa sistemáticamente, y en eso es coherente. No ha hecho ninguna dejación de banderas: la suya, la ikurriña, bien que ondea en todas partes; la del enemigo, la española, está consistentemente suprimida. Por tanto, desde sus presupuestos y objetivos (que son desmantelar la nación española desde dentro), coherencia total. Quien no es coherente son el Estado central, la Fiscalía, el Gobierno, el Tribunal Supremo, el Constitucional, etc., que van a dejar que este asunto se ahogue en un marasmo de recursos y verborrea legal, en lugar de tomar ninguna medida efectiva. Como han hecho hasta ahora. Y el Foro Ermua ya puede cantar misa, me temo. No se hizo la ley para los ingenuos que creen poder apelar a su letra, y que se cumpla. Hay que saberse la letra y la música—y la música en este caso de las banderas nacionales en el País Vasco y Cataluña es música celestial.

Porque el pensar español y catalán y vasco sobre esta cuestión es el siguiente: si un grupo de aguerridos ciudadanos va y arranca la bandera nacional de los edificios oficiales, saltándose las leyes, son defensores de la libertad. Como los alcaldes que ordenan que no se pongan, lo mismo. En cambio, si un grupo de aguerridos ciudadanos va e iza la bandera nacional en un edificio oficial, cumpliendo la ley contra las recomendaciones de la autoridad local, son unos fachas—¿O no? Claro que tampoco lo van a hacer—porque ya se sabe quién recurre a la violencia, y quién se salta las leyes impunemente, en el país vasto, en el país basto, y en el país asco.

Teatro dentro del teatro






www.flickr.com
garciala1's photos More of garciala1's photos
IBSN: Internet Blog Serial Number 0-000-00000-1
Más atrás: julio 2007
Blog de hoy