Blog de notas de José Ángel García Landa (Biescas y Zaragoza) - Septiembre 2006balloon

e-Binnacle

Aquí mi clon para escribir comentarios.
También se pueden enviar comentarios no públicos a garciala@unizar.es

o por SMS al 685056264 - Voy leyendo...

Blog de hoy Archivos: 2006/8 2006/7 2006/6 2006/5 2006/4 2006/3 2006/2 2006/1 2005/3 2005/2 2005/1 2004

 Enlaces y blogs Mi web Indice hit counter scriptEstadísticas

Música que viene:  River of Dreams (Billy Joel) Que se va: O sole mio (Andreas Scholl) - - Que vuelve: In my secret life (Leonard Cohen)


Sábado 30 de septiembre de 2006

Subo la media

En muchas cosas; por ejemplo, en kilos (100)—kilos de peso, que diría alguno. Pero también subo la media en algunas dimensiones de Internet. Vía Barrapunto, me entero de un informe sobre La difusión del español en Internet  realizado por la consultora Accenture para la Fundación Caja de Burgos y la Fundación de la Lengua Española (ver noticia en El País); no sólo tenemos un bajo número de usuarios con respecto a países "de nuestro entorno" (de nuestro entorno hacia arriba, se entiende), sino que tenemos una baja ratio de páginas: "Si se divide el número de usuarios por el número de páginas del mismo idioma, el inglés tiene el ratio más elevado con un 1,47, después se coloca el francés con un 1,25 y el alemán con un 1,23. El de España, con un 0,58, es casi la mitad que el francés o el alemán."

Bueno, pues yo contribuyo a subir la ratio, porque en lugar de 0'58 páginas tengo más bien varios miles (¿cinco mil? ¿diez mil?—ni sé cuántos); la mayoría de ellas páginas bibliográficas generadas automáticamente por Google a partir de mi bibliografía. Esas no sé si cuentan, la verdad; tampoco sé si un fichero de texto colgado en la red cuenta como "página web". Estrictamente hablando... pues sí. Sea como sea, acabo de caer en la cuenta de que tengo seis blogs al menos en potencia: uno, dos, tres, cuatro, cinco,  seis.

Tengo que empezar a bajar mi media.

(Oops, acabo de caer en la cuenta de que aunque subo la media de las páginas españolas, también subo la media de las páginas en inglés, porque en inglés está escrita la bibliografía—si es que una bibliografía está escrita en algún idioma en concreto).
Otra tarta lingüística


Viernes 29 de septiembre de 2006

Narración, interacción e interpretación

Me han publicado en el Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza (—Opiniones vedadas al vulgo, y sólo visibles para autorizados ojos universitarios) el artículo de ayer sobre la Investigación en grupo (o tribu). Buscando ayer por el despacho el papel ese donde me decía la DGA que no investigaba con suficientes aragoneses, me apareció también mi colección de otros informes negativos. Que tengo unos cuantos, pues nunca se me ha concedido un proyecto de investigación si no era en un equipo dirigido por un catedrático. (Puede que sea casualidad, pero es mi experiencia con estos proyectos: tened y se os dará, como decía Cristo).

Bien, pues qué lástima no haber tenido el blog hace tres años para publicar el informe negativo de mi último proyecto rechazado. En fin, aunque con retraso, como ahora lo encuentro, ahí va. Lo presenté a la convocatoria del Ministerio dos años consecutivos, uno con equipo y otro sin, pero ni con ni sin. Ante eso, cabrían, supongo, dos opciones:
- una, seguir presentando el mismo proyecto, con las pequeñas modificaciones a que pudiera haber lugar, ad infinitum, o hasta el caso (improbable) de que me lo concedieran. Qué pesado este señor, ¿no? siempre con lo mismo, hala, dile otra vez que no, que ya lleva cinco informes negativos.
- otra, abandonar esa línea de investigación y dedicarme a algo que (según el olfato del momento) el Ministerio pueda querer financiar.
Pues ni una ni otra. Lo que hago es, mientras no perciba cambios sustanciales en el panorama, pasar de rellenar impresos y dedicarme a investigar con los medios de a bordo y sin reconocimiento oficial. Que tiene gracia, porque menos que la ridícula cantidad que les pedía como ayuda para libros y un par de viajes, me interesaba por supuesto el simple hecho del reconocimiento del proyecto como tal, por el acoso administrativo que representa en mi departamento ser un hombre de-proyectado (como diría nuestro antiguo colega Benno Hübner). A la DGA de hecho no le pedí otra cosa que el reconocimiento de la existencia, sin aflojar un duro, y ni eso dio. Pues oigan, ¿saben? Que paso. Que con estos planteamientos, que rellene más impresos de solicitud de proyectos su tía. Yo tengo otras cosas más interesantes en las que perder el escaso tiempo de vida que me queda. Y si la Universidad estima oportuno contratarme como funcionario para docencia e investigación, pero luego hay que rogarle por favor que implante docencia para que yo pueda darla, y que se digne reconocer la existencia de la investigación que produzco... pues ella sabrá, quien paga manda. Es que esa es otra, ahora de repente nos ha cambiado el panorama súbitamente, y resulta que somos nosotros los que tenemos que justificar en términos de rentabilidad el trabajo en nuestras disciplinas académicas, y rogar que no se supriman las titulaciones que tenemos contratos vitalicios para impartir... y que nos den cuatro duros para realizar la labor que nos han contratado para realizar. O al menos que aunque no den ni un duro, se molesten en reconocer que en efecto la estamos realizando. Pues ni por esas, no nos vayamos a crecer y a presumir de que somos gente con proyectos, oye.

Bueno, a lo que iba. Esta es la copia cuasi-facsímil del informe negativo que me dieron cuando pedí al Ministerio una ayuda (o reconocimiento) para el proyecto "Narración, Interacción e Interpretación" solo y a las bravas, cosa en modo alguno descartada por las bases de la convocatoria:

PROGRAMA NACIONAL DE PROMOCION GENERAL DEL CONOCIMIENTO
AREA DE CIENCIAS SOCIALES

REFERENCIA: BFF2002-00268
INVESTIGADOR PRINCIPAL: JOSE ANGEL GARCIA LANDA

ORGANISMO: UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

TITULO: NARRACIÓN, INTERACCIÓN E INTERPRETACIÓN

OBSERVACIONES:

EN REALIDAD EL EQUIPO NO EXISTE, PUES ESTÁ COMPUESTO POR UN ÚNICO INVESTIGADOR, QUE TIENE SIN DUDA UNA IMPORTANTE EXPERIENCIA INVESTIGADORA, EXTENSA Y DE ALTA CALIDAD A NIVEL INTERNACIONAL (COMO PONE DE MANIFIESTO SU EXCELENTE CURRÍCULO), EN ESPECIAL EN EL CAMPO DE LA NARRATOLOGÍA, QUE ES EL OBJETO DEL PROYECTO QUE PRESENTA. EL OBJETIVO PRINCIPAL DEL PROYECTO ES DE TIPO METODOLÓGICO, CONSISTENTE EN FUSIONAR DIVERSOS MODELOS DE ACERCAMIENTO AL HECHO NARRATIVO, TANTO DE TIPO ESTRUCTURAL PROPIO DE LA NARRATOLOGÍA LITERARIA MÁS CLÁSICA COMO DE ENFOQUE LINGÜÍSTICO. COMO TAL OBJETIVO ES SIN DUDA MUY INTERESANTE Y  MUY AMBICIOSO PUES PRETENDE INTEGRAR DISCIPLINAS DIVERSAS DE LA CIENCIA DE LA LITERATURA Y DE LA LINGÜÍSTICA. SIN EMBARGO SE TRATA DE DISCIPLINAS VASTAS Y COMPLEJAS, SOBRE LAS QUE ES DIFÍCIL QUE UN SOLO INVESTIGADOR PUEDA MANTENERSE AL DÍA. EN RESUMEN, SI BIEN CABE DUDAR DE LA SINGULAR CAPACIDAD DE TRABAJO Y DE LA CALIDAD DEL MISMO QUE HA DEMOSTRADO EL SOLICITANTE, DEBIDO A LAS CARACTERISTICAS Y OBJETIVOS PROPIOS DE LA PROPUESTA (VÉASE APARTADO B) ES DIFÍCIL CREER EN LA VIABILIDAD DE ESTE PROYECTO.

Bueno, pues sin proyecto que me quedé, yo y la Ciencia, porque claro, aunque he seguido trabajando en esa línea, al no tener compromisos que cumplir también me he dedicado a otras cosas, por ejemplo a los blogs. Y he seguido colaborando con mis colegas de París y Hamburgo etc., pero sin poder aportar un duro a la colaboración. Es curioso eso de "en realidad el equipo no existe" después de invitar en la convocatoria a equipos o investigadores individuales. Claro que como el impreso (cortado por el patrón de las ciencias experimentales) decía "equipos", pues equipo que te casco, y si el equipo es de uno, pues ya veremos si se lo pasamos o no. También contiene un lapsus gracioso, ese de "si bien cabe dudar de la singularidad capacidad de trabajo" etc., por "no cabe dudar". Ya se le iba la mano a quien lo hizo hacia la negativa que iba a dar. En suma, que soy muy bueno, y el proyecto es muy interesante, pero que no lo sabré hacer porque al informante le parecen muy difíciles estas cosas y demasiado estudiar, y que no me financien. Que nadie sabe a la vez de lingüística, literatura y filosofía (¡pero si el proyecto era para desarrollar eso precisamente!). Claro que al año siguiente, en colaboración con más gente de lingüística, literatura y filosofía, tampoco lo dieron, con razonamientos parecidos. Por entonces (y supongo que por ahora) la política de la comisión de proyectos era dar mucho dinero a muy poca gente (incluidos miembros de la propia comisión), en lugar de tender a repartirlo entre los investigadores solicitantes. Y, en fin, por mí que les den bola, a mí ya me la han dado.

Para sacar del baúl de los recuerdos los fines y planteamientos del proyecto, esto era un trozo del principio:

Narración, interacción e interpretación

Este proyecto pretende desarrollar el marco conceptual de la teoría narrativa, buscando un paradigma teórico más integrador, que ayude a potenciar la capacidad analítica de las teorías narrativas actuales y su capacidad interpretativa en el análisis de textos culturales concretos.

Esto se logrará, básicamente, mediante un estudio interdisciplinar que integre los logros analíticos de diversas disciplinas y metodologías. En esencia el proyecto hará confluir tres líneas de trabajo sobre la narración, una de ellas específicamente limitada a este estudio (la narratología de tradición estructural) y otras dos que han contribuido ocasionalmente a la reflexión sobre la naturaleza y funciones de la narración (teorías pragmalingüística y hermenéutica). Estas disciplinas ofrecen perspectivas prometedoras de enriquecimiento mutuo, tanto en sus coincidencias parciales como en la complementariedad de perspectivas que ofrecen sus planteamientos diversos. Sin embargo, se han ignorado mutuamente en gran medida (si exceptuamos la síntesis de las dos primeras propuesta por Paul Ricoeur en Tiempo y Relato), por pertenecer a contextos disciplinares y a tradiciones académicas diferentes. Nuestro trabajo de investigación efectuado hasta el presente, sin embargo, nos ha situado en el punto en que parece oportuno y factible intentar una síntesis metodológica más amplia.

Esperamos obtener de la confluencia de estas tres corrientes de pensamiento un enriquecimiento de nuestra comprensión de los fenómenos narrativos, tanto en el sentido de una más adecuada conceptualización teórica (y un mayor diálogo interdisciplinar) como en su poder explicativo concreto para el análisis de textos narrativos pertenecientes a diversos géneros y autores del área anglosajona en particular. El objetivo es la elaboración de publicaciones académicas que contribuyan a difundir esta línea de análisis textual y discursivo, y demuestren la viabilidad de la misma como un marco crítico-teórico que permite un estudio más integral y profundo de los fenómenos comunicativos, en especial de la narración.

Antecedentes y estado actual de los conocimientos

El trabajo a realizar, según se ha expuesto, consistirá en fomentar la confluencia de las siguientes líneas teóricas:

1) La narratología literaria, desarrollada originalmente en la tradición formalista y estructuralista de las escuelas alemana, francesa y eslava (K. Friedemann, F. Stanzel, R. Barthes, G. Genette, M. Bal, B. Uspenski, L. Dolezel) pero que también cuenta con importantes exponentes clásicos en el mundo anglosajón (W. Booth, S. Chatman), especialmente en lo que se refiere a la fase de reelaboración y crítica post-estructuralista (J. Culler, A. Gibson). Nuestras aportaciones en esta disciplina en concreto ya tienen reconocimiento a nivel internacional, como se echa de ver en la presencia de J. A. García Landa junto a figuras como M. Bal o L. Dolezel en el grupo de asesores internacionales del Forschergruppe Narratologie de la Universidad de Hamburgo. Pueden verse por ejemplo las páginas de Internet http://www.narratology.net o http://www.narrport.uni-hamburg.de/ en las que se informa sobre los proyectos en curso de dicho grupo investigador.

2) La teoría de la interacción comunicativa. Hay elementos relativos a la interacción comunicativa tanto en narratología (que estudia por ejemplo la interacción entre autor implícito, narrador, narratario y lector implícito) como en la teoría hermenéutica (pues de hecho ya se encuentran en la hermenéutica de Schleiermacher muchos principios de pragmática lingüística que luego serían “descubiertos” en una tradición distinta, por ejemplo con los nombres de procedimientos de comprensión “top-down” y “bottom-up” utilizados por lingüistas del discurso como van Dijk y Kinsch). Pero nos referimos en este punto más específicamente a los desarrollos de la pragmalingüística anglosajona, en particular durante las últimas décadas del siglo XX.  A este respecto hay que referirse obligadamente a teoría de los actos de habla desarrollada por Austin en How to Do Things with Words y seguidamente por Searle en Speech Acts y Expression and Meaning. Estas obras pusieron los cimientos teóricos para estudios más específicos de pragmática literaria, como el reciente Literature as Communication de Roger Sell (2000) o el volumen de J. A. García Landa Acción, Relato, Discurso (1998). Otros desarrollos de la teoría de la interacción lingüística, como la teoría de la cortesía desarrollada por Brown y Levinson en Politeness o por Leech en Principles of Pragmatics son todavía una fuente potencial sin explotar de conceptos que pueden desarrollarse y aplicarse en un marco diferente, literario o narratológico. Lo mismo puede decirse acerca de la teoría interaccional basada en el análisis de rituales situacionales que desarrolla Goffman en Frame Analysis o Forms of Talk. La teoría de la relevancia (el libro de Sperber y Wilson Relevance: Communication and Cognition es un punto de referencia central aquí) está dando numerosos frutos en traductología o análisis conversacional, pero todavía no se han extraído sus consecuencias para la teoría narratológica ni la interpretación crítica literaria. Los volúmenes The Intertextual Dimension of Discourse y The Pragmatics of Understanding and Misunderstanding, editados por la Dra. Beatriz Penas, y a los que también contribuyeron J. A. García Landa y Carmen López, son una muestra significativa de la colaboración previa de los miembros del equipo en el estudio de la interfaz entre pragmática y teoría de la interpretación.

3) La hermenéutica filológica, en particular a partir de Schleiermacher, propone la noción del círculo hermenéutico como vía de estudio de una multiplicidad de fenómenos comunicativos. El círculo hermenéutico puede aplicarse de muy diferentes maneras y a distintos procesos. Por ejemplo, al proceso de lectura y comprensión de una frase: el todo se deduce a partir de las partes o palabras pero el sentido y sintaxis de éstas se interpretan en relación a un todo anticipado, en un proceso continuo de reelaboración interpretativa. La teoría de la relectura, expuesta por el libro de Galef Second Thoughts: A Focus on Rereading supone un desarrollo de estas nociones para enlazar con teorías interpretativas postestructuralistas y con la filosofía de la repetición. Una vez más, la interfaz potencial con la narratología queda por desarrollar. Exploraremos, en concreto, las implicaciones narratológicas de esta circularidad hermenéutica, y, recíprocamente, los aspectos narrativos del proceso hermenéutico. Otros autores cuya obra resultará imprescindible a este respecto son M. M. Bajtín, W. Iser, P. Ricœur y G. S. Morson. Quedan por explorar también desde la óptica de la pragmática comunicativa los protocolos de la narración, una perspectiva apuntada en los trabajos de Couturier pero que promete desarrollos ulteriores, describiendo la manera en que los estilos narrativos desarrollan mediante formas específicamente literarias un proceso equivalente a lo que Goffman ha llamado “interacción dialéctica” en el análisis de la conversación. La Dra. López Sáenz en particular aporta a nuestro equipo una amplia experiencia en el estudio de la tradición de la hermenéutica en filosofía, y J. A. García Landa cuenta asimismo con una amplia trayectoria en el estudio y docencia de la teoría de la interpretación en su vertiente filológica.

El proyecto “Narración, interacción e interpretación” propone pues la convergencia de estas tres disciplinas, cada una aludida por una de las palabras del título, según recalcamos:

a)    la narratología de origen predominantemente literario (Barthes, Genette, Bal, Booth, Culler, etc.) aunque se tendrán en cuenta las aportaciones realizadas por teorizadores de la autobiografía (por ej. Mark Freeman) o de la historia (Hayden White).

b)    La pragmalingüistica: teoría de los actos de habla (Austin, Seale) que en el libro de Acción, Relato, Discurso  (Salamanca, 1998) reformulamos como teoría de los actos discursivos; modelos de análisis del discurso (Bajtín, Cicourel, Schegloff, Tannen, etc.). y teoría de la cortesía (Goffman, Brown y Levinson, Leech).

c)    La hermenéutica, entroncando de nuevo con el análisis del círculo hermenéutico de Schleiermacher, que tanto recuerda desarrollos recientes de la lingüística, y desarrollando los brillantes análisis de Bernstein en Foregone Conclusions o de Gary Saul Morson en Narrative and Freedom. (A título de ejemplo sobre la necesidad de una convergencia, véase que estos libros no ofrecen barruntos de una posible convergencia con la pragmalingüística, y apenas mencionan en alguna ocasión la narratología de modo superficial).

Nuestra tesis es que estas tres tres disciplinas, o sus manifestaciones en tanto que subdisciplinas dentro del marco de la Filología, saldrán reforzadas mutuamente de un análisis que señale sus puntos de contacto, los límites de su convergencia, y ofrezca ejemplos de las modalidades prácticas de aplicación de la metodología desarrollada a partir de ellas. A su vez, esta metodología no tendrá consecuencias únicamente en el ámbito de reflexión teórica que acabamos de señalar. Cada una de estas disciplinas es especialmente relevante por su aplicabilidad al análisis práctico de los más diversos fenómenos culturales, empezando por la literatura y otras formas narrativas, pero con consecuencias prácticas para el análisis conversacional, la práctica de la historia y la autobiografía, la estética y teoría del arte, la teoría de la cultura, la divulgación científica o la reflexión filosófica. Piénsese, a título de ejemplo, en los puntos de contacto que ofrecen las siguientes teorías y manifestaciones culturales que citamos a continuación en tanto que fenómenos narrativo/retrospectivos:

Ejemplo 1: Giambattista Vico, en su teoría evolutiva de la cultura humana, denuncia lo que el denomina la “falacia de los estudiosos”, que consiste en intentar descubrir los conceptos y nociones desarrollados en la actualidad  como si estuviesen ya plenamente formados en las prefiguraciones imperfectas que más tarde darían lugar a ellos. Es el caso, por ejemplo, de los intérpretes homéricos, que descubrían oculto en el poeta griego todo un sistema de disciplinas académicas; es un problema al que no son ajenos los intérpretes actuales (por ejemplo, nosotros mismos, según el uso que hagamos de Vico en una teoría de la interpretación desarrollada a posteriori).

Ejemplo 2: El concepto de retrospección permite interpretar muchos fenómenos “naturales” como efectos de perspectiva narrativa. Por ejemplo, este razonamiento sirve de base a la crítica que hace S. J. Gould (por ej. en The Structure of Evolutionary Theory, 2002) a las teorías antropocéntricas de la evolución, que presentan como una culminación en el hombre lo que es un proceso histórico-biológico mucho más complejo. En el campo de la filosofía, podríamos pensar en un caso de perspectivismo como el que presenta Nietzsche en La voluntad  de poder, criticando el concepto de causalidad. Nietzsche veía las explicaciones causales como una estructura narrativa: a saber, el “efecto” es el que “causa” la causa en tanto que fenómeno cognoscitivo, al lanzarnos a la búsqueda de causas y a establecer conexiones entre fenómenos que antes no se percibían como causalmente interconectados.

Ejemplo 3: La noción del círculo hermenéutico desarrollada por Schleiermacher y otros condujo a una mayor consciencia del papel que desempeña la retrospección en los procesos de comprensión. El círculo hermenéutico es más bien una espiral que se expande temporalmente, englobando cada vez mayor número de fenómenos culturales y haciendo que surja mayor significación de la interacción entre las partes englobadas en un argumento, adquiriendo las primeras un nuevo sentido a la luz de las que les siguen. Tal es el fenómeno interactivo que se produce, por ejemplo, a lo largo del proceso de lectura de los ejemplos que estamos presentando, si el lector compara sus puntos comunes y extrae un argumento general de ellos.

Ofrecemos estos ejemplos precisamente por no pertenecer estrictamente al campo de la narratología literaria, ni de la pragmalingüística, pues creemos que en ellos se echa de ver que una perspectiva que desarrolle un estudio de los conceptos de narración e interacción puede hallar una vía para la interpretación de una multiplicidad de fenómenos culturales en los que están implicadas estructuraciones narrativas y procedimientos interactivos.

    Estos objetivos no son “nuevos” en el sentido de que suponen una reinterpretación y una reelaboración de cuestiones que han ofrecido tradicionalmente gran interés para las disciplinas humanísticas. Sí son nuevos en el sentido de que esa reelaboración  y revitalización de las disciplinas y conceptos que pueda surgir del diálogo metodológico es siempre la que ofrece vías nuevas de acceso a fenómenos culturales de relevancia crucial-- en el sentido de que la cultura no consiste sólo en recibir la herencia del pasado, sino en reelaborarla y asimilarla a los nuevos contextos. En el contexto humanístico de hoy en día, el diálogo entre pragmalingüística, hermenéutica y narratología es imprescindible.

Ética académica subvencionada




Más Madeira

He puesto en mi fotoblog unas pocas fotos de las que tomé en la boda de mi cuñado. A ver si se ven desde Madeira.

Boda en Biescas




Jueves 28 de septiembre de 2006

Investigación en grupo (o tribu)

Me quedo pasmado leyendo una resolución tomada este verano por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza, sobre el reconocimiento de grupos de investigación. Según los Estatutos de la Universidad, ésta "podrá reconocer grupos de investigación a petición de los interesados, de acuerdo con los criterios elaborados por la Comisión de Investigación y aprobados por el Consejo de Gobierno". Bien, pues estos órganos se despacharon bien pronto su tarea veraniega, porque el Consejo de Gobierno aprobó por unanimidad "reconocer como grupos de investigación de la Universidad de Zaragoza a los grupos de investigación reconocidos por el Gobierno de Aragón en los que participen miembros de la comunidad universitaria" (Acuerdo de 6 de julio de 2006. BOUZ 08-06).

Entiéndase bien: sólo se reconoce a éstos, los reconocidos por el Gobierno de Aragón, y a ninguno más.

Aquí está la lista de grupos resultante.

Bien, o sea que la Universidad de Zaragoza, centro crucial de la investigación en Aragón, no tiene criterios propios para determinar grupos de investigación, y se remite a los del gobierno. Vale, esto puede tener su lógica, reconocer a los que reconoce el gobierno que la financia, pero... ¿no tener criterio propio suplementario? ¿No es excesiva supeditación de la investigación universitaria a los criterios gubernamentales? ¿No existe un pequeño espacio en el que los fines investigadores de la Universidad se desligan de los del gobierno? Aunque sólo sea por eso de la autonomía universitaria. Bueno, pues no. Pero claro, podríamos pensar que se está evitando trabajo inútil, repetición, papeleo. Si los criterios del gobierno son buenos, y universitarios, y por qué no habrían de serlo, no es preciso que la Universidad repita el trabajo. Buena sintonía, etc. OK.

Peeeroo.... Resulta que a mí los criterios del gobierno no me parecen buenos. Será por mi experiencia personal quizá. En 2003 recibí esta respuesta cuando, ateniéndome a una convocatoria del Gobierno de Aragón para el reconocimiento de grupos de investigación (esos que ahora hace suyos la Universidad), solicité con otros profesores, siendo yo el investigador principal, el reconocimiento de un grupo "emergente" según la clasificación que hacían. (Traducción: emergente quiere decir que se dan por enterados de que existes, pero no te dan ninguna ayuda financiera). Se nos negó el reconocimiento, o sea, la existencia a coste cero para el gobierno, por criterios que no pueden calificarse sino como cerriles, ignorantes... y casi como una parodia malintencionada del momento político que vivimos en España. Cito literalmente el texto de la respuesta a la solicitud:

"Mediante Orden de 8 de Octubre de 2002, del Departamento de Educación y Ciencia, se convocaron las ayudas [JE!] destinadas a Unidades Operativas de Investigación de la Comunidad Autónoma de Aragón. En desarrollo de la citada Orden, la Comisión de evaluación de expertos, reunida en Zaragoza durante los días 14 y 15 de noviembre, realizó el primer reconocimiento tentativo.

A la vista de los resultados de dicha evaluación, y de conformidad con lo establecido en las bases de la convocatoria, le comunico lo siguiente:
Primero.- Denegar la adscripción de su grupo a la tipología EMERGENTE. De acuerdo con las mencionadas bases, la presente convocatoria está dirigida a unidades grupos de investigación de la Comunidad Autónoma de Aragón. En su caso, dos de los miembros propuestos pertenecen a la UNED y la U. de Navarra, respectivamente, y no pueden ser considerados como investigadores del grupo. Debido a ello su grupo no puede ser reconocido como emergente al no alcanzar el mínimo de 4 miembros establecido. En su caso, dos de los miembros propuestos son estudiantes de últimos cursos que no pueden ser considerados como investigadores

lo que pongo en su conocimiento a los efectos de comunicación de la resolución de la citada convocatoria, teniendo un plazo de 7 días para, en us caso, efectuar las alegaciones que estime oportunas.

Atentamente,
El Director General de Enseñanza Superior,
Manuel López Pérez
([Sello:] Gobierno de Aragón, Departamento de Educación y Ciencia, 17 MAR. 2003, SALIDA nº 49597)"

He de reconocer que no presenté alegaciones (con lo cual igual hasta se presupone que estoy de acuerdo con la resolución). Acababan de suspenderme la oposición de cátedras y estaba hasta las cejas escribiendo recursos y alegaciones a "eso" (—escritos que quedaron todos sin respuesta por parte del rector Pétriz: silencio administrativo, que todo lo cura; buena solución a alegaciones, recursos, y denuncias).

El criterio, es, como digo, cerril y tribal. No se reconoce a un equipo de investigación como tal porque de los cinco investigadores dos son de centros de otras comunidades autónomas. Suponiendo que la UNED sea de otra comunidad, claro, detalle en el que sin duda no cayó el Director pero que tiene su chiste. En cuanto a lo de "estudiantes"... por supuesto los investigadores a que se alude eran licenciados y profesores de Universidad. No funcionarios, es cierto, y estaban a punto de leer la tesis doctoral, cosa que pronto hicieron con la máxima calificación—pero naturalmente tenían sus publicaciones y su línea de investigación, y por otra parte la convocatoria no decía nada de eso. Lo de "estudiantes de últimos cursos" es sencillamente una falsedad. Simplemente, quien hiciese este informe pasó a presuponer que sólo los Doctores tienen suficiencia investigadora, cosa que es falsa no sólo en términos reales sino también en el mundo especial de los términos administrativos.

Aquí hay una convocatoria más reciente en la que se aprecia la misma nebulosidad en cuanto al origen/adscripción territorial de los investigadores aceptables como tales: nos dice que "Son beneficiarios de esta convocatoria todos los investigadores que realicen su labor en los centros de investigación radicados en la Comunidad Autónoma de Aragón, adecuadamente agrupados".

O sea, que hay que agruparse con ARAGONESES. Un críterio político-autonómico-cerruzo donde los haya, un criterio de cachirulo a rosca y hago un corralillo. Comprensible, quizá, en el horizonte de unos políticos locales que tienen que venderse a sí mismos como aragoneses y promotores de lo aragonés por encima de todo lo demás. Pero esa idea de LOCALidad está reñida de entrada con la idea de UNIVERSidad. Y sin embargo la "Universidad" hace suyos estos criterios que supeditan a la política local la libertad política y administrativa necesaria para la investigación de calidad. De calidad real, no de calidad certificada por los políticos y sus chupatintas. Pero si los investigadores les dicen a los políticos y los chupatintas que les pongan ellos el criterio, porque los propios investigadores no lo tienen... apaga y vámonos.

Por otra parte, se viene dando a los grupos de investigación una importancia desmedida. Con esto me refiero a la investigación en lo que ahora se llama "Arte y Humanidades"; entiendo que los investigadores de otras áreas sí aceptan la lógica de la investigación en grupo. Y, por supuesto, se puede investigar en grupo en Arte y Humanidades, pero también se puede investigar individualmente, y de hecho es lo que se hace. De hecho, en muchos casos, la investigación en estos "grupos" no es sino la suma de las líneas de investigación desarrolladas indiidualmente por sus miembros, y el grupo se constituye mayormente con vistas a facilitar administrativamente la adqusición de recursos y ayudas oficiales que no se ofrecerían a los miembros por separado. Creo que esto es bastante obvio y no resulta sorprendente para nadie que conozca la manera de trabajar en Arte y Humanidades. Una manera que sin embargo se va transformando (no siempre positivamente) bajo la presión de la lógica competitiva de los grupos.

El grupo no aporta sólo recursos. También aporta una dinámica de grupo, y ésta no siempre es totalmente beneficiosa. Sí tiene aspectos beneficiosos que no voy a negar ni tampoco entrar a discutir (la unión hace la fuerza, suplir deficiencias individuales, espíritu de colaboración, criterios objetivables, aprender de los demás, emulacón, espíritu de equipo etc etc.). En cuanto a las negativas, los grupos de investigación tienden a resucitar la vieja lógica de las cátedras feudales de antaño. No siempre se consituyen los grupos en un mundo angélico de lógica investigadora y coincidencia de objetivos. En su constitución entran elementos de personalidad y de conflictividad laboral; los grupos se constituyen así pues para potenciar la carrera de unas personas (las del grupo) por encima de otras (las que no pertencen al grupo). Un grupo se convierte en un departamento en un partido político, con las consabidas lealtades incondicionales, liderazgos sacrosantos, fotos en las que no sale el que se mueve, y en suma, renuncia o seria moderación de la independencia y espíritu crítico que tan de desear son en la investigaciòn en humanidades. Y este aspecto pernicioso del funcionamiento del grupo se extiende, por supuesto, a todo el entorno que rodea al grupo, una vez se acepta que la única manera de hacer carrera y obtener reconocimiento, recursos, etc., es a través de un grupo (o sea, con la bendición y protección de un Jefe).

Encuentro cuestionables, pues, muchos aspectos de los grupos de investigación tal y como veo que funcionan de hecho. Pero más cuestionable encuentro aún que la propia institución universitaria contradiga sus propios principios al convertir en un fin o un requisito imprescindible lo que sólo es un medio: el trabajo en grupo (insisto y repito: estoy hablando de mi experiencia en las Humanidades).

Según los Estatutos de nuestra Universidad, "La Universidad desarrollará la investigación a través de su profesorado y de grupos de investigación reconocidos; ésta se llevará a cabo principalmente en departamentos e institutos universitarios de investigación" (Art. 118). OK, muy bien, también muy bien que se fomente la formación de grupos y redes en las que participen los investigadores (119.1). Se especifica que los grupos trabajan coordinados en líneas de investigación concretas y desarrollan una actividad investigadora de calidad contrastada, y también que los responsables (no todos los investigadores, señor López Pérez) habrán de tener el grado de Doctor. (Art. 119). Luego dicen los Estatutos eso de que establecerá criterios (jeje) para el reconocimiento de grupos (Art. 119.3), y a continuación lo que sigue:

"4. La adjudicación por la Universidad de recursos para investigación irá ligada al reconocimiento de los grupos, sin menoscabo a la libre investigación individual. La pertenencia a grupos no podrá ser requisito absoluto o excluyente de adjudicación de recursos para la investigación o de becas, salvo que se establezca en la correspondiente convocatoria nacional o internacional" (Art. 119.2)

Si leo bien, esto quiere decir que en las convocatorias  propias de la Universidad de Zaragoza es ANTIESTATUTARIO el establecer como criterio excluyente la pertenencia a grupos de investigación. No es que esta Universidad destine mucho dinero a programas de investigación, pero eso sí, sus convocatorias propias vulneran sistemáticamente los estatutos en este punto, al ser la pertenencia a grupos requisito previo y no haber programas de apoyo a los proyectos de investigación individuales. Pero esto al parecer no llama la atención a nadie.

En mi departamento (Filología Inglesa y Alemana) la lógica de los grupos de investigación se ha extendido a la implantación de nuevas enseñanzas. Los grupos financiados se apoderan de las enseñanzas de postgrado y utilizan el criterio de pertenencia a un grupo para excluir a quienes no forman parte de él, pretendiendo convertir la pertenencia a un grupo en criterio determinante para que un profesor pueda ejercer docencia en segundo ciclo o dirigir tesis doctorales. Lo cual me parece no sólo antiestatutario, sino contrario a la lógica misma de la Universidad y el significado mismo de la titulación de Doctor. Con todos los equipos votando prietas las filas, naturalmente.

La pertenencia a un equipo con un proyecto financiado en curso viene considerándose meritoria en sí misma, independientemente de los resultados del proyecto (que están por venir); ahora quiere convertirse la integración en un equipo en requisito excluyente de acreditación, algo que ofende a la sequentia temporum. ¿Quousque tandem? Ni se sabe. Hasta ahora, esta lógica ilógica no ha hecho sino ir a más. Cabe esperar, pues, que siga, y siga. Así pues, quien no tenga equipo, o Protector, o grupo de ayuda mutua, que se lo busque rápido. Y que sean todos de la tribu, "adecuadamente agrupados".

(Envío esta nota al Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza).

Apoyo a la libre investigación







Miércoles 27 de septiembre de 2006

Me enlazan en Oxford (o Manchester?)

Bueno, la bibliografía ya tenía algún enlace de la Universidad de Oxford, pero me he encontrado un nuevo y flamante en Intute: The Best Web Resources for Education and Research.  Es un portal educativo que han lanzado (en su sección de humanidades) la Universidad de Oxford junto con las de Manchester y Manchester Metropolitan, el Arts and Humanities Research Council, el Joint Information Systems Committee y otros. Pues zenkiu por el enlace.

Economía del enlace







Martes 26 de septiembre de 2006

Ética académica subvencionada

Circular enviada hoy a los profesores del Departamento de Filología Inglesa y Alemana de la Universidad de Zaragoza:

Estimados compañeros:

Es posible que mañana en la reunión de la Comisión de Postgrado del
Departamento se trate como asunto urgente o de trámite un punto que no
figura en el orden del día, a saber, la propuesta de un programa de
doctorado de Estudios Ingleses adaptado a la nueva ley, que se convertirá
previsiblemente en el único programa de doctorado del Departamento.

Es, en sustancia, el programa de literatura y cultura "Estudios Textuales y
Culturales", que con este movimiento pasa a apoderarse de todo el tercer
ciclo de nuestro departamento. Según se proyecta, sólo podrán dirigir tesis
en el futuro los profesores que tengan dos sexenios de investigación y
estén recibiendo actualmente subvenciones de organismos oficiales. Por
ejemplo, yo, independientemente de mi experiencia o de mis RESULTADOS de
investigación, quedo eliminado de entrada frente a quienes tienen PROYECTOS
de investigación.

Comoquiera que esta decisión, que a mí me parece perniciosa, va a afectar a
muchas personas en este departamento, y al futuro de sus estudios de
postgrado, es MUY IMPORTANTE que acudáis a la reunión, para que la
propuesta que llegue al Consejo sea en efecto la que parezca más adecuada
al conjunto de los Doctores de este departamento - incluidos los que quedan
desdoctorados de facto.

Y, aun en el caso de que no os sintáis afectados personalmente, creo que
merece reflexionarse seriamente si con una decisión así estamos
construyendo el modelo de universidad que queremos tener. Se fomenta, sí,
el cierre de filas en torno a los directores de proyecto, y la expulsión de
disidentes e independientes. ¿pero es eso realmente lo más importante que
debe tener en cuenta la investigación en la Universidad?

Os ruego reflexionéis si es oportuno restringir al máster ahora existente
lo que deben ser los estudios de postgrado en el Departamento, y excluir a
los demás: pues eso es lo que se va a decidir en la práctica. Decidir si es
conveniente, y académico, y además, si es ÉTICO.

Un cordial saludo,
JOSÉ ÁNGEL GARCIA LANDA

(Nota: Al remitirse en esta reunión la decisión al Consejo de Departamento, vuelvo a reenviar el recordatorio, cum variatio:)




Estimados compañeros:

Por su importancia, se ha postpuesto a la reunión extraordinaria del consejo de
departamento del lunes el asunto que iba a tratar Comisión de Postgrado, a
saber, la propuesta de un programa de doctorado de Estudios Ingleses adaptado a
la nueva ley, que se convertirá previsiblemente en el único programa de
doctorado del Departamento.

Es, en sustancia, el programa de literatura y cultura "Estudios Textuales y
Culturales", que con este movimiento pasa a apoderarse de todo el segundo y
ahora del tercer ciclo de nuestro departamento, quedándose para sí el
conjunto del programa de "Estudios Ingleses". Según se proyecta, sólo podrán
dirigir tesis en el futuro los profesores que a la vez tengan dos sexenios de
investigación y pertenezcan a un equipo de investigación. Los demás quedan a
expensas de que se aprobase un segundo programa postgrado para nuestro
departamento, algo muy improbable puesto que el actualmente existente,
"Estudios Ingleses", ocupa el conjunto de nuestra área de conocimiento, y de
hecho se puso ese nombre para que hubiera sitio en él para más másteres y
para todos los doctores del Departamento. Los doctores jóvenes y doctorandos
deberían reflexionar sobre la manera en que esta propuesta devalúa el título
de Doctorado.

Por mi parte, pienso solicitar además que se someta a votación la inclusión
dentro del postgrado ya existente de Estudios Ingleses del nuevo máster en
Lingüística Aplicada que se presenta. Esta inclusión ha sido vetada por los
coordinadores del máster de "Estudios Textuales y Culturales", pero debe
quedar claro que si se acepta este veto es CASI IMPOSIBLE que la universidad
apruebe este nuevo máster.

Comoquiera que estas decisiones van a afectar al futuro de muchas personas en
este departamento, y al futuro de sus estudios de postgrado, es MUY IMPORTANTE
que acudáis a la reunión, o que si no sois miembros del Consejo decidáis con
vuestros representantes el sentido de su voto, para que la propuesta que apruebe
el Consejo sea en efecto la que parezca más adecuada al conjunto de los
Doctores de este departamento - incluidos los que quedan desdoctorados de facto
en lo que a esta Universidad se refiere. Que sepáis bien lo que vais a votar.


Un cordial saludo,
JOSE ANGEL GARCIA LANDA

Tolkien y las "subáreas"







No hay Mamas

La pregunta que tiene a Pibo intrigado estos días:
- Papá, mamá, ¿por qué hay Pápas, y no hay Mámas?
Le he contestado más o menos que en la Iglesia tampoco había curas/as, aunque sí había monjas, pero que siempre habían mandado más los hombres, y que los que gobernaban eran todos hombres, y los elegían los hombres, ya desde que Jesucristo (que era hombre) eligió para sus discípulos a doce hombres. Que a las mujeres no se las trataba igual, y que algunas estaban muy enfadadas.

Claro que doctores (-es) tiene la Iglesia para explicarles por qué ellas no, ni antes ni ahora. Y en realidad pocas fieles tienen los arrestos intelectuales como para cabrearse seriamente por el tema. (O igual es que las tienen convencidas los teólogos).

Enhorabuena, por cierto, al Gobierno por acabar con la asignación privilegiada a la Iglesia Católica. Ahora sólo falta que podamos destinar la misma cantidad del IRPF (0'7 %) a cualquier otra ONG en las mismas condiciones que a la Iglesia. (¿O debería exigírseles a las ONGs subvencionadas, como mínimo, que en sus estatutos no atentasen contra los principios constitucionales de igualdad de los sexos, no discriminación, etc.?

La Cope: Sí, sí...



Lunes 25 de septiembre de 2006

Fiesta del Corpus

Atención, corpuslingüistas: Google publica su corpus de más de un billón de palabras (no más de un trillón, que dirán algunos), para uso de la comunidad investigadora. Interesados pregunten aquí: http://googleresearch.blogspot.com/2006/08/all-our-n-gram-are-belong-to-you.html

En cuanto a mí, aunque nací el día del Corpus, y reconozco que hay artistas de la lingüística por ordenador, me sigue atrayendo más la que se hace desordenada/mente, poniendo junto todo lo que un ordenador separa y clasifica.

Hiperhipertexto: Hipertextualizar todo el texto

 

Domingo 24 de septiembre de 2006

Las Traconeras

No faltó Gordon a la  boda, según previsto, y este fin de semana casi no hemos podido pisar la calle en Biescas. En un ratito que escampaba, hemos subido al cruce de Santa Elena a ver las Traconeras con mi padre, los pequeños Pibo, Otas y con el primo Iván ("un tal iván", según su abuelo). Ningún crío se nos ha despeñado por los precipicios vecinos, con lo cual puede concluirse que la excursión ha sido un éxito.

Las Traconeras son fuentes que surgen de repente de la tierra, ni siquiera de un agujero visible, sino de la tierra sin más, procedentes de unas cuevas tremendas que hay bajo el monte del Pinarillo, frente a Santa Elena (que también tiene su propia fuente con surgientes inesperadas y sus propias cuevas). Hoy, gracias a la lluvia, salía un caudal espectacular, al parecer de ningún sitio. Luego hemos ido a ver la fuente del Batán, enfrente al otro lado del Gállego, al pie de Fajalata. También bajaba con una fuerza impresionante, pero mi padre dice que el sitio que indica si la sequía ha terminado de verdad es Arratiecho; sólo que hay que subir arriba, para ver si el caudal que baja es el del propio barranco, y no el de la Fuente del Llano que la hayan soltado por allí.

Lo bien que se sabe mi padre todos los nombres de los sitios del pueblo, y cúal es la peculiaridad de cada cual... y lo mal que me los he aprendido yo, y lo mucho que me los he desaprendido, después de veinte o treinta años de ir poco al pueblo... Forastero en tierra propia.

La Gloriosa y los ríos sagrados





Sábado 23 de septiembre de 2006

Boda en Biescas

Oscar ("Oscar grande") y Eva (mi hermana, no la original) se han casado esta mañana en Biescas.

Oscar y Eva

Yo iba a ser uno de los tres oficiantes en este tipo de ceremonias (1 - el cura, en este caso mi primo Luis que es el alcalde 2- el cocinero del restaurante 3- El tío del vídeo / fotos, ese era yo) pero no sé si me habrán quedado muy lucidas, tanto la cámara como yo íbamos a cámara lenta. A cambio de eso, le hemos ayudado a la novia a ultimar los preparativos del traje a cinco minutos de la boda... lástima que sólo lo vaya a llevar hoy porque estaba hecha una real hembra. ¡Enhorabuena a los dos y buen viaje - el del Atlántico y el otro!

He visto a más familia que en mucho tiempo, en plan intenso. Y no se nos ha perdido ningún niño en el jolgorio de primos de la boda, y se lo han pasado como enanos que son. Bueno, aún siguen en ello. Y ahora empalmamos con la cena.

En la comida, en Tramacastilla, me ha comentado mi primo el oficiante que tenía un cargo de responsabilidad en San Juan de la Peña. Inmediatamente le he sugerido, "Ah, pues entonces tienes una misión por delante. Tienes que recuperar el Santo Grial. Ahí es ná".

Evita decir mucho




Viernes 22 de septiembre de 2006

Propongo análisis crítico

A pesar de la oposición de los profesores del máster de literatura y cultura, parece que sigue adelante la propuesta de un nuevo máster de lingüística aplicada. En la reunión, se recuerda que cuando se propuso el nombre del postgrado de Estudios Ingleses, era con la intención de desarrollar en su seno nuevos másteres en un futuro; la oposición de los profesores del máster de Estudios Textuales y Culturales (el de los catedráticos, vamos)  no tiene pues otro sentido que el de querer monopolizar el postgrado. Sugiero a los implicados que reflexionen sobre lo que podría hacer un campus novelist como David Lodge por ejemplo con las actitudes y comportamientos que adoptan durante estas maniobras de atrincheramiento y señalización del territorio.

Propongo para este máster de Lingüística aplicada una asignatura de "Análisis crítico del discurso", con elementos de estilística ideológica, narratología, materialismo cultural y teoría de la interpretación.

También propongo que el Departamento se ponga las pilas de una vez y se haga responsable de planificar sus enseñanzas de segundo y tercer ciclo como tal departamento, y no como lugar de encuentro de corralitos de influencia. Y recuerdo que llevo años pidiendo que simplemente organice de modo abierto el debate sobre estas cuestiones, en el Consejo o en las comisiones correspondientes. No basta con hacer autocrítica (que se admitió) diciendo que sí se han hecho mal las cosas: lo que hay que hacer es empezar a hacerlas bien. Para empezar, estableciendo criterios sobre quién puede impartir docencia de postgrado que tengan sentido para el departamento como tal, y no sólo para los intereses de los catedráticos.

 Para eso, una gran parte de los profesores de este departamento tendrán que empezar a hacerse responsables de lo que votan cuando votan.

Masterminds



Jueves 21 de septiembre de 2006

Me expulsan del Doctorado

Hoy hemos tenido una reunión del programa de doctorado "Estudios textuales y culturales en lengua inglesa 2" para tratar la adaptación de los estudios de doctorado de nuestro departamento al nuevo Real Decreto de estudios de postgrado y sus desarrollos locales.

En sustancia, resulta que tenemos demasiados estudios de postgrado y muy pocos estudiantes. Así que pasamos a la lucha por el Lebensraum y al darwinismo académico: la supervivencia del más apto... o, mejor dicho, del mejor adaptado a su medio local (aunque sea un medio enrarecido).

Ha empezado la reunión con un informe del Director del departamento (que no es miembro de este programa de doctorado "de literatura y cultura"), invitado a la reunión para exponer su intención de proponer un nuevo máster más (¿otro? ¡otro!) esta vez en Lingüística aplicada para profesionales de la lengua inglesa. E insertarlo, cómo no, en el programa oficial de postgrado ya aprobado de Estudios Ingleses. Hasta aquí todo normal, habida cuenta que la propuesta interdepartamental de máster oficial de traducción que se hizo el año pasado no cuajó (y se reorientó el programa como un estudio propio de la universidad, con un éxito en su arranque tirando a moderado: una docena de alumnos).

Bueno, pues la propuesta del Director de presentar un máster de lingüística para que haya un segundo ciclo de lingüística inglesa en nuestro departamento y tengan docencia de postgrado los profesores de lingüística, etc.,  ha sido poco menos que abucheada por los profesores del programa éste, que es básicamente de literatura y cultura. Se le ha comunicado al Director que la propuesta era muy mal bienvenida, y que los profesores de este máster no deseaban que hubiese otro máster (... que les vaya a hacer la competencia, claro). Cuando se propuso el máster de literatura y cultura ("Estudios Textuales...") ya me opuse yo a su composición y a los criterios, y a sus ambiciones de fagocitar todo el alumnado para una línea de estudios que no es la más demandada por los estudiantes de este departamento. Hasta presentamos con Beatriz una propuesta de máster de Filología Inglesa más equilibrada en el peso que daba a la lengua y a la literatura.

Naturalmente, lo que se le ha dicho al Director no es que se quiere despejar el terreno alrededor del máster de Estudios Textuales para que sea en la medida de lo posible la única opción de postgrado para nuestros estudiantes de Filología Inglesa. Se ha hablado de concentrar esfuerzos, etc., y de la calidad, el famoso discurso de la calidad estandarizada con el cual nos llevan hinchando las orejas desde el Ministerio para orientar los esfuerzos del personal en la dirección deseada. Se ha recordado a los profesores de Lingüística que tienen insuficiente calidad, pocos tramos de investigación reconocidos y pocos proyectos de investigación subvencionados. Así que en un ambiente de dura competencia impuesto por la normativa autonómica y de la ANECA, tienen que ser los proyectos con marchamo de Calidad los que salgan adelante, y se procurará que el Departamento no proponga ningún otro estudio que los avalados por la Calidad Oficial.

En sustancia, la propuesta que ha salido adelante (con mi único voto en contra) es la siguiente: en el postgrado de Literatura sólo van a poder dirigir tesis doctorales, e impartir docencia en segundo ciclo, los profesores que cumplan a la vez estos dos requisitos:
-
Tener dos sexenios de investigación reconocidos.
- Estar participando actualmente en un proyecto de investigación subvencionado por organismos oficiales.
Bueno, igual miento: resulta que la docencia de postgrado (según aprobó nuestro obtuso departamento) la podían impartir también los profesores que fuesen invitados personalmente por estos profesores de Calidad Oficialmente Certificada. Me pregunto si a la dirección de tesis también se aplicará esta excepción: que los amigos invitados por los Catedráticos y de los Titulares Proyectados sí puedan dirigir tesis, y los demás no.

Así que, después de doctorarme hace dieciocho años, de impartir ya ni sé cuántos cursos de doctorado, de dirigir una tesis doctoral (sólo una... porque esa es otra, a los mejores estudiantes con visos de hacer tesis también se los llevan los catedráticos como un vortex, todo el mundo sabe lo que le conviene—y así no es fácil dirigir tesis  aquí)—después, digo, de presidir durante años la Comisión de Doctorado del Departamento, ser miembro de la Comisión de Doctorado de la Universidad, dirigir dos años el programa de Doctorado del Departamento, teniendo dos sexenios de investigación, habiendo participado en cuatro o cinco proyectos de investigación nacionales, blablabla, — resulta que de repente no puedo ni dar clases de segundo ciclo ni dirigir una tesis doctoral en mi departamento.

Y estos criterios, propuestos por los catedráticos por interés propio (un catedrático en condiciones quiere leyes feudales, si es posible, y que tengan a la plebe bien aherrojada)—son aceptados sin chistar, para empezar, hoy, por los profesores titulares, ayudantes, etc. que en muchos casos son conscientes de la injusticia y el absurdo de semejante medida. Pero chitón.

A ver, por decir nombres: esta normativa le parece muy bien, supongo, a los doctores que estaban en la reunión y la han aprobado: los catedráticos Dra. Onega, Dr. Collado, Dr. Deleyto (—prácticamente las únicas personas que hablan en estas reuniones al margen de los disidentes como yo). Y los profesores que las han apoyado: Dra. Nadal, Dra. Herrero, Dra. Cornut-Gentille, Dra. Martínez Falquina, Dra. Martínez Alfaro, Dra. Arizti, Dra. del Río, Dra. Loyo. Y le parece muy mal al Dr. García Landa, única voz en contra hoy. Veremos si los demás profesores del Departamento aceptan su pase al banquillo con la mansedumbre que de ellos se espera. La Dra. Onega ha explicado que los absurdos requisitos ministeriales nos obligan a tomar estas medidas. Yo he replicado que ningún requisito ministerial apoya o justifica las decisiones absurdas que adopta nuestro departamento por iniciativa propia y bajo su única responsabilidad. Son decisiones y actitudes como éstas las que convierten la vida en la administración en un proceso y la universidad en un castillo kafkianos.

Hay que recalcar que estos extraordinarios criterios no se basan en ninguna normativa legal al margen de la autoimpuesta en nuestro departamento por los catedráticos y seguida mansamente por la mayoría de los profesores (queden o no excluidos por esos criterios). Si la LOU introdujo los tramos de investigación como criterio para algunas cosas (criterio criticado), nuestro departamento se ha abalanzado sobre la idea, resultando ser más papista que el papa cuando le conviene a las fuerzas vivas. Claro que, imaginemos, si de repente por lo que fuese no se renovase el proyecto de investigación de uno de los catedráticos, rápidamente cambiaría la normativa de lo que determina la  calidad ad hoc...  no iba a estar nuestra catedrática autodeclarándose incapacitada para dirigir tesis, claro. La calidad bien entendida empieza por uno mismo.

Y esta normativa del grupito controlado más de cerca por los catedráticos va a ser la moto que se intente vender al Consejo de Departamento (en plan toma esta cuerda y ahórcate, que no tienes calidad). Y tenemos un departamento con la autoestima moral tan castigada, tan acostumbrado a dejar pasar las injusticias y a comulgar con servidumbres, inercias y ruedas de molino, que es muy posible que hasta se apruebe esta desdoctoración de los doctores por amplia mayoría. Ya tuvimos un preaviso con el máster del año pasado. Claro que esto irá recurrido ante el Rectorado inmediatamente, pero, en mi experiencia, el Rectorado tiene una cierta tradición de dejar hacer en estos casos y permitir que quien manda mande—a sus anchas.


Yes, Master


Miércoles 20 de septiembre de 2006

Selección natural del cuervo negro

Vaya, primera vez que me dedican un artículo (—es en la revista venezolana Letralia). ¡Gracias! Lástima que sea con afán polémico. y quizá esté el autor un poco dolido conmigo, pero bueno, me parece que es una polémica amistosa (y elegante por su parte). Acabo de descubrirlo en la red, y es la continuación de un debate que comenzó aquí, con una entrada a la cuestión que hice en un tono prepotente que me sale a veces de modo espontáneo. Sobre la respuesta a mí dedicada, hay cosas con las que estoy de acuerdo, pero más que no. Así que en espíritu de buena lid, anotaré, interlineadas en cursiva negra, algunas cuestiones con las que sigo disintiendo.

=== No todos los cuervos son negros      Miguel A. Schmucke P. ============

                                Artículo dedicado a José Ángel García Landa
                Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza

                              “A veces lo que afirman los científicos no es ciencia verdadera”.
Cierto; a veces no lo es para otros científicos, si es una cuestión sujeta a debate; otras veces ya no lo es, pues existe la ciencia desfasada. Pero el núcleo de lo que llamamos "ciencia" son las cuestiones no sujetas a debate, sino presupuestas por el mismo paradigma de investigación.

El pensador Karl Popper desarrolló en el siglo XX la llamada “Filosofía de la Ciencia”, y uno de sus postulados es el método de la “falsación”. Observar y percibir intuitivamente que los cuervos son negros no es suficiente para asegurar que “todos los cuervos son negros”, aún observando 10.000 cuervos negros,
Es suficiente, mientras no aparezcan casos contrarios. Provisionalidad no quiere decir "imposibilidad de afirmar o de conocer".
todavía puede suceder que aparezca un cuervo que no
sea negro, negando la hipótesis.
Vale, aquí lo esperamos. Entonces la teoría dirá "negros, con muy raros casos de albinismo".
En otras palabras, toda teoría es siempre
provisional, en el sentido de que no es más que una hipótesis.
Hombre, pero no todas las hipótesis son igualmente provisionales. A algunas ya no las llamamos "hipótesis" sino "hechos" pues no es previsible que sean falsadas en nuestro universo de discurso.
A pesar que
muchos de los experimentos pueden concordar con la teoría, nunca se puede estar seguro que la próxima vez el resultado de un nuevo experimento pueda contradecirla. Ahora bien, se puede y se debe rechazar una teoría si se llega a comprobar, aunque sea una sola vez, que una observación o experimento que contradiga las predicciones de la teoría que pretenda ser ciencia.
Eso es la teoría, sí. Pero en la práctica, si una teoría sigue siendo productiva en la comunidad científica, se prefiere poner en cuestión la observación o experimento en cuestión hasta que haya más razones acumuladas para rechazar la teoría.
Las buenas teorías se caracterizan por predecir un gran número de resultados que en principio pueden ser refutados o invalidados por la observación o con la experimentación, así, cada vez que se comprueba que un nuevo experimento está de acuerdo con las predicciones, la teoría sobrevive y la confianza en ella aumenta, pero si por el contrario se realiza una nueva observación que contradiga la teoría, ésta deberá ser abandonada, rechazada o por lo menos modificada.
Este es un modelo aplicable a las ciencias experimentales, en especial a las que siguen el modelo de la física matematizada. La cuestion es muy distinta, sin embargo, en las "ciencias humanas" (que en este sentido no son ciencias, por no ser experimentales, aunque sí producen su propia ciencia o conocimiento). Incluyendo las ciencias históricas. Y cuánto más la filosofía.
Popper sentía cierta aversión por las teorías de Marx y de Freud, pero la teoría de la relatividad de Einstein tenía algo que la hacía más creíble, y era porque su autor indicó las circunstancias bajo las cuales su teoría probaría ser falsa, y concluyó que esa debería ser la verdadera actitud científica, en total contraste con las actitudes dogmáticas de Marx y de Freud, que constantemente buscaban verificaciones de sus propias teorías.
Otras personas han sometido a crítica, sin embargo, a las teorías de Marx y de Freud. Y sin embargo eso no invalida la aportación que han hecho al pensamiento, aunque transforme su interpretación. Mal se puede decir que Marx y Freud no eran "críticos".
La actitud crítica es la verdadera actitud científica, debido a que ésta no apunta a la verificación, sino que busca realizar revisiones críticas que puedan rebatir la teoría, pero jamás pruebas para demostrar su veracidad.
¿¿¿??? Por supuesto que se buscan pruebas para la veracidad de las teorías. Es la misma sustancia de la ciencia.
El intelecto humano tiene la posibilidad de acercarse a la verdad mediante la realización de un examen crítico de las teorías, es decir, exponiéndolas a la falsación. La actitud crítica compromete al investigador a luchar contra la tendencia al error. La crítica también compromete al científico al uso de un lenguaje sencillo, falto de toda pretensión que dificulte la comprensión del tema a los profanos, lo cual es contrario a la verdadera naturaleza de la ciencia, es decir, la búsqueda de la verdad; el objetivo de la falsación es evitar el dogmatismo científico y promover la sinceridad intelectual.
Y sin embargo hay cuestiones complejas que requieren una discusión compleja, y que nunca serán seguidas por los profanos.
El conocimiento científico no avanza confirmando nuevas leyes, sino descartando leyes que contradicen la experiencia.
Bueno, más bien las dos cosas, ¿no?
La labor del científico
consiste principalmente en criticar.
Pues no. Según Kuhn, la "ciencia normal" consiste básicamente en aplicar, desarrollar y confirmar teorías y paradigmas existentes. Las épocas donde la crítica es predominante son las revoluciones científicas. Que por supuesto son un aspecto crucial de la actividad científica, pero son sólo una parte de ella.
Según Popper, sólo debe admitirse como
proposiciones científicas aquellas para las que sea conceptualmente posible un experimento o una observación que las contradiga. Así, dentro de la ciencia quedan por ejemplo la teoría de la relatividad, la ley de la gravedad, las leyes de la herencia y la mecánica cuántica, y fuera de ella el marxismo, el psicoanálisis y el evolucionismo.
Pues sí: la teoría política, el psicoanálisis y el evolucionismo no son teorías físico-matemáticas. Por supuesto pueden diseñarse experimentos para confirmar o refutar algunos de sus aspectos, pero en lo esencial son ciencias intepretativas, históricas.
Karl Popper se interesó
mucho en escudriñar todas estas teorías que causaban gran interés en los círculos científicos e intelectuales de su tiempo y mantuvo muchos combates intelectuales cuerpo a cuerpo con los defensores de las teorías científicas que han dominado, y dominan todavía, el pensamiento científico del siglo XX.
Bueno, "dominan todavïa" el del XXI, supongo. Aunque "dominar" es mucho decir.

Criticó al psicoanálisis en sus obras sobre la filosofía de la ciencia, por estar basado en hipótesis no falseables y por replantear sus defensores la evidencia cuando ésta no confirmaba las hipótesis. Hoy las ciencias modernas consideran el estatus científico del psicoanálisis cuestionable y también es considerado una seudociencia
Sí, la lingüística también es una pseudociencia según quien la mire, o la teoría económica. Y es que los parámetros de una disciplina no producen el tipo de conocimiento de otras, ni siguen sus métodos. Un análisis del Quijote utilizando los métodos más avanzados de la química no tendría mucho sentido, ni nos ayudaría a entenderlo. Y sin embargo la crítica literaria es una pseudociencia si la medimos con los parámetros de la química.
por la psicología cognitiva, la
biología molecular,
Dudo que lo que tenga que decir la biología molecular sobre el psicoanálisis (si alguna vez algún biólogo molecular ha dicho algo al respecto) tenga interés o relevancia.
la neurobiología y la psiquiatría actual. La critican
por basarse en teorías obsoletas y teorías que nunca tuvieron apoyo empírico.
La interpretación psicoanalítica no puede reducirse a la metodología empírica de otras psicologías. Igualmente absurdo sería esperar de ellas el tipo de interpretación que produce el psicoanálisis.
Con respecto al materialismo histórico, Marx concibió el socialismo como la etapa que sobrevendría luego de la caída del modo de producción capitalista, pero es evidente que en los países en los cuales se intentó aplicar la teoría marxista, la calidad de vida de la población se vino al suelo y la mayoría de estos países, comenzando por la Unión Soviética, tuvieron que dar marcha atrás, o mejor dicho, un salto cuántico hacia adelante, y restablecer de nuevo las reglas del mercado para poder restablecerse económicamente, demostrándose en la práctica la falsedad del socialismo.
No, se demostró la inviabilidad del capitalismo de Estado frente al capitalismo de mercado. Si el modo de producción capitalista no ha caído, tampoco puede decirse que lo que hubiese allí fuese socialismo. Desdichadamente, puede que caiga después de todo, pues al menos en su versión occidental actual es inviable a nivel global. Que no veamos nosotros esa caída, pues será dolorosa.
La teoría de la evolución también fue motivo de interés para este pensador vienés, nacionalizado británico, pero explicablemente, Popper se mostró una actitud ambigua y contradictoria con sus propios principios al no definir concluyentemente las características no falseables que presenta la teoría de Darwin, asunto que se pretende atender a continuación.
Si es posible falsear una inducción observable como lo es; el evidente color negro de la mayoría de los cuervos que se pueden observar en la
naturaleza, una teoría que afirma que los seres orgánicos, tanto vegetales como animales, se transforman con el tiempo,
A ver, a ver. Supongo que estamos hablando de Darwin, porque evolucionismos hay muchos y no se pueden meter en el mismo saco. En todo caso ninguno de ellos defiende que "los seres orgánicos, tanto vegetales como animales, se transforman con el tiempo". Los seres orgánicos en el sentido de individuos se transforman con la muerte en seres inorgánicos, pero no hace faltas ser evolucionista para decir eso. Los evolucionistas hablan del origen y la transformación de las especies, no de los seres. Y las especies también pueden mantenerse fijas durante mucho tiempo, pero eso no contradice a todas las teorías de la evolución. Quizá sí algunos aspectos de las teorías de Darwin, aunque eso no desmerezca de la importancia histórica de este gran personaje. Sea como sea, del hecho de que haya objeciones a Darwin no puede deducirse la invalidez científica de la evolución—que es el pasmoso salto mortal de razonamiento que pretende dar Miguel A. Schmucke.
ya adolece de ser un
conocimiento que NO parte del método inductivo, es decir, no se puede observar
¿Qué es lo que no se puede observar? ¿El pasado? Para eso están las huellas del pasado, en este caso los fósiles. También hay multitud de datos sobre evolución de poblaciones medida en experimentos actuales "en tiempo real".
y tampoco se puede experimentar, mucho menos se pueden hacer
predicciones, por lo tanto si no es falseable, no debe considerarse ciencia,
No es en su esencia una ciencia experimental, aunque muchos de sus aspectos admitan experimentación. Sí es una ciencia histórica, que trata de fenómenos concretos que han sucedido una vez en la historia. Aunque por supuesto compartan ciertas regularidades entre sí, que es lo que hace significativos los experimentos que se hacen.
sin embargo la realidad es que la evolución sigue siendo
considerada el “fundamento” de la biología moderna.
Por supuesto, dicho así en términos generales (no precisamente todo lo que dijo Darwin). El creacionismo, en cambio (por poner otro caso) no es en absoluto el fundamento de la biología moderna.
Otro aspecto que es necesario considerar es el principio que dice que: “Una teoría cuasi-tautológica tiene un poder explicativo prácticamente nulo”.
Y sin embargo una tautología (como ésta) puede expresar una verdad. Por otra parte, lo que es tautológico en un contexto a veces no lo es en otro.
Popper llamó la atención sobre el carácter tautológico que tiene la siguiente expresión, que es considerada el corolario de la base del argumento evolucionista de la transformación orgánica por la acción de la “selección natural”, la cual es “la sobrevivencia del más apto”.
A ver, que ya no sé lo que debatimos. Una cuestión es el hecho de la evolución de las especies de seres vivos (ver arriba, "hechos" y "teorías") y otra es la teoría darwinista de que esté guiada mayormente por la selección natural y la supervivencia del más apto. Esto segundo sí que está sometido a debate significativo en la comunidad científica; lo primero, no.
Veamos a
continuación lo que dijo nuestro “filósofo de la ciencia”:

      “No parece haber mucha diferencia —si es que la hay— entre decir ‘los
      que sobreviven son los más aptos’ y la tautología ‘los que sobreviven
      son los que sobreviven’. Esto es así porque me temo que no hay más
      criterio de aptitud que la supervivencia efectiva, de manera que del
      hecho de que haya sobrevivido un organismo concluimos que era el más
      apto o el más adaptado a las condiciones vitales”.

Esto no se puede tratar a un nivel tal de simplificación. Hablando de organismos, un organismo muy adaptado puede sin embargo sucumbir accidentalmente a un cambio local de su medio; hablando de especies, al nivel adecuado, sucede lo mismo. Lo interesante está sin embargo en el detalle, en la interacción entre medio y organismos, que lleva a la aparición y extinción de especies. Y nos da lo que tenemos, que es lo que hay que explicar. Predecir es más periférico, y mucho más hipotético, para una ciencia histórica.
La conclusión de Popper es que la teoría de la selección natural no es una ley estrictamente universal, es decir, no es una ley estrictamente verdadera.
Vaya, pues del razonamiento parecía desprenderse lo contrario, al nivel de generalidad a que se trataba. ¿Acaso no sobreviven los que sobreviven, y no se extinguen los que se extinguen? Será tautológico, pero malamente puede decirse que no sea verdadero y universal. ¿Quizá se trata, más bien, de que no puede demostrarse que la selección natural de los más aptos en la lucha por la vida, etc., dirija la evolución? Eso es otra cosa muy distinta.
En realidad, habría que afirmar, según su teoría de la ciencia,
y Popper llega a hacerlo, que esta formulación radical de la teoría de la selección natural convierte al neodarwinismo en una teoría científica que ha sido refutada.
¿Ahora "convierte al NEOdarwinismo"?Pero si el neodarwinismo tiene en cuenta cuestiones que no trató Darwin, como la genética de Mendel. De la refutación del darwinismo (si se hubiese producido) no seguiría la del neodarwinismo, que es otra teoría diferenciada (históricamente).
Una teoría científica refutada tendría que ser eliminada y habría que buscar otra que la sustituyera.
Naturalmente que hay otras teorías evolucionistas cuyas hipótesis son opuestas al (neo)darwinismo—pongamos el equilibrio puntuado de Gould y Eldredge, que a mí me parece mucho más convincente. Otra cosa es que haya logrado imponerse en la comunidad científica, que vista un poquito de cerca no es comunidad sino debate. Pero estamos hablando de debates entre evolucionistas. Los debates entre evolucionistas y creacionistas, en cambio, no son debates en el seno de la comunidad científica, sino debates entre científicos y predicadores. Es que  los razonamientos de Miguel A. Schmucke se producen a un nivel tal de vaguedad que no se sabe si argumenta contra la teoría de Darwin en una frase (derribando puertas abiertas) o contra todo evolucionismo en la siguiente (a modo de cristiano integrista). Y en un debate así de vaporoso no llegan a encontrarse entre sí los argumentos.

Esta conclusión debe llamar la atención a todas aquellas personas responsables de la enseñanza de la biología en las universidades,
Confiemos en que en general ya están al tanto de que la evolución es un hecho, y de que las hipótesis de Darwin tienen gran interés histórico-científico. Si no, mal vamos.
especialmente en aquellas que forman a los profesores que luego van a
transmitirles el conocimiento a los jóvenes adolescentes en las escuelas secundarias. También es una buena razón para hacerle llegar una carta a todos los especialistas, científicos y responsables de producir y transmitir los documentales que transmiten las televisoras, donde se les pida que revisen sus argumentos, especialmente aquellos donde aseguran que la evolución es la responsable de las magníficas características que exhiben los seres vivos.
Bueno, el final, como ven, es de traca. Lo dejaré sin comentar. Sólo espero que los documentalistas y educadores que hablen de la historia de la vida se documenten en obras científicas y de divulgación fiables, y no en las del Sr. Schmucke—ni en las mías.

** Miguel A. Schmucke P.
   maspar@cantv.net
Docente y comunicador social venezolano (Caracas, 1954). Ha publicado artículos de opinión en los diarios El Impulso y El Informador, sobre temas de filosofía, didáctica, historia, psicología, polìtica y ciencias en general.


(Sobre Darwin, por cierto, me estoy leyendo una excelente novela de Harry Thompson, titulada This Thing of Darkness [2005]. Esa sí la recomiendo).

No evolucionaremos









Soy el 278

Es el puesto que ocupa Vanity Fea entre los blogs en español, según el nuevo Ranking de blogs en español. Caigo en la tercera página del ranking. Qué bien, otra lista en la que ir bajando poco a poco—there's always room at the bottom. O incluso ir subiendo un poquito. Ah, pequeñas alegrías que me esperan, cuando llegue al 268...  Dentro de unos días vuelvo a mirar. Me parece que el algoritmo no tiene en cuenta índices de locuacidad; también serían significativos, y nos darían otro ranking en el que estaría yo en una posición parecida probablemente.

Índices de locuacidad





Martes 19 de septiembre de 2006

El derecho a la blasfemia

Vienen los noticiarios alterados con la famosa Yihad, con Al Quaeda amenazando con atentar contra el Papa. Evidentemente el Papa no calculó las consecuencias de su discurso sobre la irracionalidad de la guerra santa, pero quién puede calcular las consecuencias de las palabras de uno en la irracionalidad del vecino. En lo fundamental tiene razón aquí el Papa: que la religión no puede ser ajena a la razón, ni justificar la violencia. Y, traduciendo, pues evidentemente no comparto ni el lenguaje ni los presupuestos del Papa, lo entiendo yo así: la religión debe estar sometida a los límites de la racionalidad social que posibilita la convivencia. Es decir, nada de religiones violentas, atentados, etc. Que proteste cada cual lo que quiera por las caricaturas de Mahoma o por los Cristos asados por ateos bromistas, mientras lo haga ateniéndose a la ley, que es la expresión de la racionalidad social (por imperfecta que sea a veces). Así pues, el límite que pone la racionalidad es el siguiente: puedes asar tu cristo si quieres, o quemar tu bandera norteamericana, si te la has comprado; a mi cristo y a mi bandera norteamericana déjalos tranquilos. La libertad de expresión, y de crítica a las irracionalidades del vecino, debe estar garantizada; lo que no debe estar garantizado es el derecho a la coacción; tampoco puede estar garantizado el derecho a no ser ofendido más que en los límites establecidos por la ley (no por tu credo). Y si nos creemos infamados, insultados, etc. por las expresiones de los demás, hay tribunales para denunciarlo y determinar si se ha atentado contra nosotros o no. Bastante oprimen las religiones el pensamiento de sus fieles, sólo faltaría permitirles que extiendan sus dogmas a los infieles. Ahí sí que tendríamos la Jihad montada, menudo guirigay de prohibiciones entrecruzadas habría al haber varias religiones, si no se sometiesen a una racionalidad común que les ponga límites a sus pretensiones (que siempre serán las de sentar la verdad absoluta de unos pocos, para todos). Y a cuidar que los ofendidos no restrinjan indebidamente los límites de la expresión libre de los demás. Pero es una batalla continua, porque al ser las palabras actos, no hay límite entre el daño causado por las palabras y el daño causado por las acciones. Pero estamos situados en este debate. Y a los infieles nos corresponde no dejarnos comer terreno de libertades sólo porque los fieles se sientan heridos en sus sentimientos. Y el espacio público de Occidente, por generalizar, es laico e infiel. Católico, a Dios gracias, ya no es. Musulmán desde luego tampoco es, y esperemos que nunca lo sea.

Por supuesto, de ahí a decir que "el Islam" "nos" ha declarado la guerra, como proclama Jiménez Losantos por la radio de los obispos, va un trecho. Esta sí que es una narrativización precipitada, tergiversada y falaz de la situación. "El Islam" no tiene portavoces autorizados que hablen en su nombre y representen a todos los musulmanes. Ni siquiera tiene ese portavoz el catolicismo, por mucho que el Papa diga y dicte que lo es él.

Por cierto, hoy he expandido mi artículo sobre la narratividad, donde escribo más sobre narraciones, contranarraciones, y debates ideológicos. Evidentemente, todo el mundo nos quiere vender su narración. Pues en lugar de comprar sin más la narracion, o la moto, del vecino, hay que analizarla, y ofrecer una contranarración que articule mejor cuáles son los hechos desde nuestro punto de vista. Que nunca coincidirá totalmente con el del vecino, porque si lo hiciese sería que estábamos en sus zapatos.

Así pues, no nos dejemos impresionar demasiado por los sentimientos heridos de quienes nos dicen que han ofendido gravemente a su fe, que han blasfemado contra sus creencias. En el espacio multicultural, casi cualquier acción o expresión es ofensiva o blasfema para las creencias de algún individuo o minoría. Por eso se desliga de esas creencias. La blasfemia no es delito, y esperemos que no vuelva a serlo. Hagamos de ella, como de todo lo demás, un uso inteligente y moderado, sabiendo que también nos ha de tocar oír cosas indignantes y ofensivas de boca de otros fieles o infieles.

Promoviendo el matrimonio indisoluble




Lunes 18 de septiembre de 2006

Desde el Salto de Roldán

Ayer hicimos una excursión con los chavales al Salto de Roldán, a ver buitres un rato. Qué pequeñito se ve todo desde ahí arriba: el espacio, y el tiempo; el pasado desde la última vez que estuve, hace unos quince años, cuando hicimos una excursión (otra primera persona del plural, otra gente, alter ego probablemente); subimos a la ermita que hay encima del mallo y luego bajamos a bañarnos al río Flumen... pero nunca te bañarás dos veces en el mismo flumen. Y sin embargo, para: se me juntan en la memoria varias excursiones allí—es curiosa la disociación que se produce. El pasado parece a la vez lejano, y aquí mismo, cuando vuelves a un sitio de esos a los que vas cada diez años. Los años vuelan, y a la vez parece detenido el tiempo. También podías estar en la Edad Media. La misma puesta de sol, los mismos buitres (si son los mismos ruiseñores los de Borges); a la vez lejos y la misma. Quizá la vida parece pequeña por esa superposición súbita de años que se han ido de golpe, la llanura enorme, y la ciudad diminuta, vista desde la altura. Me viene a la cabeza mientras oteo el panorama del pasado, y del futuro posible: "Una vez más aquí, en un tiempo de vida, y en un lugar de España, como tantos... recuerdo y no recuerdo lo que nunca he vivido". 

Salto de Roldán

Bajo conduciendo meticulosamente a paso de tortuga por la pista para no acabar mis meditaciones en el fondo del precipicio, y luego volviendo a Zaragoza por la autopista, ya de vuelta al presente, se nos plantea el siguiente dilema moral y legal:

- ¿Es legal, es cívico, es ético, conducir por la autopista a la velocidad máxima autorizada de 120 por hora, manteniendo el carril izquierdo sin echarse a la derecha para que te adelanten los que quieren ir a más de 120?

Problema sin solución clara, seguramente.

La atalaya retrospectiva




Domingo 17 de septiembre de 2006

La dama del agua

Qué película más mala, no se os ocurra ir a verla, a menos que disfrutéis con esa variante del cine de terror que son las películas que te hacen sentir vergüenza ajena por lo que rechinan por los cuatro costados y lo mal que combinan sus ingredientes.

Shyamalan se inventa una mitología ad hoc que hace la película arbitraria, y sus pretensiones de moralizar a la humanidad altisonantes desde el primer fotograma. Es una historia de náyades que vienen a ayudar a los humanos y son amenazadas por un perro-hiena monstruoso que a su vez es amenazado por monos monstruosos mitológicos—en serio. El papel de los humanos es ayudar a las náyades a regresar a su mundo. Y es doloroso ver cómo el engranaje predeterminado para irnos informando de la mitología esa se va desarrollando a trompicones según la fórmula ideada por el autor, mientras los diversos personajes ven aterrizar sobre ellos una serie de roles (la curandera, el protector, el intérprete... etc.) que la historia ha predeterminado para ellos, y asisten con una paciencia infinita a este aterrizaje de mitología oriental en una comunidad de vecinos de Pennsylvania... una paciencia que sin duda sólo es comparable a la de productores y actores de esta película danzando al son disonante de la música de Shyamalan. Es un espectáculo grotesco, para quien quiera vivir emociones aderezadas con un poco de schadenfreude.

Remata la historia la propia presencia del director haciendo un papel como autor de El libro de cocina, (el título probablemente es malo, sí), una colección de pensamientos sobre "nuestros líderes" que cambiará la historia de América tras la muerte futura y violenta de su autor. Todo esto lo sabemos por los poderes proféticos de la náyade, de la que nadie duda jamás ("Ah, eres una náyade. ¿Y cuándo vuelves a tu mundo?", etc.). Quien venga a este blog buscando un display de egolatría, mucha mejor idea es irse a ver La dama del agua.

Es una película del género ese como Bagdad Café donde una comunidad anómica y desintegrada se ve unificada, dinamizada con un propósito y un destino en lo universal por la llegada de un personaje que da sentido a sus vidas, que restaura la comunidad, vamos. En este caso, la comunidad desorganizada es un bloque de vecinos de Pennsylvania, en cuya piscina aparece la joven. La verdad es que los vecinos hasta se conocen, parece, con lo cual la cosa no era tan mala ni mucho menos. Pero el mito de la joven los convierte a cada uno en una figura de juego de rol, cosa que une mucho más. La casa de vecinos puede ser los USA, o el mundo, según se quiera, un microcosmos multirracial donde lo sagrado se desconoce, hasta que lo traen conjuntamente la protectora náyade y Shyamalan el escritor indio, con el Gran Cambio que provocarán sus obras. Hasta los judíos, encarnados en el portero, Cleveland Heep, que acoge a la joven y los va reclutando a todos para esta minisecta improvisada, lograrán superar el doloroso trauma de la exterminación de su familia. (Siempre le van a Shyamalan estos personajes heridos emocionalmente que se superan; aquí se juntan el hambre y las ganas de comer cuando a este portero lo encarna Paul Giamatti, el de Entre copas). Convencidos inexplicablemente por el portero Heep, todos los vecinos se unirán, al parecer, en un redescubrimiento del Sentido, que acabará fructificando en la transformación de los USA por los efectos de la obra visionaria de Shyamalan. Esto sí que es plantear la propia narración como una solución imaginaria a problemas reales, pero a un nivel de arbitrariedad tal que te cuelga la mandíbula.

La historia se desarrolla según previsto, tras una ligera confusión de los personajes al asignarse los papeles en el juego de rol, para distraer al personal. La náyade era una náyade especial, cosa que la abruma pero poco, y por eso está tan perro el perro y deben intervenir los monos sagrados. Uf. Si es que hasta la fantasía necesita un mínimo de prudencia. Pero al final, por suerte, se la lleva al fin a la chica acuática su águila gigante, dejando a todos investidos con el sentido de lo sagrado y del mito cocinado ad hoc. A todos menos a uno: un desagradable vecino, un crítico cinematográfico que expone en unas intervenciones metaficcionales las convenciones argumentales de la película, es devorado por el perro-hiena (aunque creía, contra toda lógica, que un personaje secundario desagradable no podría sufrir ese final, ahí patina por primera vez su lógica). Lamentablemente para Shyamalan, el perrohiena no se ha manifestado para devorar a sus propios críticos, por ejemplo el de Film Journal International, en esta realidad pedestre. Claro que para el Christian Science Monitor  y gentes New Age dispuestos a agarrarse a un clavo ardiendo para creer que nuestra realidad está vigilada por poderes trascendentales, las empanadas mentales de Shyamalan les resultan agradables y sugerentes. Pues nada, nada, a por ellas, todas para ustedes. Mitología barata, entretenimiento barato, filosofía barata, lanzamientos multimillonarios de semejantes productos... ay que tristes auspicios para el futuro de América tras el Gran Cambio.

Unlocking Million Dollar Baby







Sábado 16 de septiembre de 2006

El académico que llevamos dentro

Me paso por el congreso de AELFE (sin apuntarme, sin pagar, sin certificar, me cuelo malamente) a oír una ponencia sobre blogs de equipos de investigación, de María José Luzón; clasifica las distintas funciones que cumplen... entre las que, dice, rara vez está la de publicar los resultados de la investigación. Al parecer la información se suele filtrar cuidadosamente y se remite a publicaciones "serias"... aunque, observo yo, precisamente la publicación instantánea en el blog podría ser la manera de hacer constar el hallazgo temprano de una idea o resultado. Ramón Plo (moderador) observa que en algunas revistas científicas se está difundiendo la convención de asignar un identificador de primera publicación electrónica a sus artículos prepublicados en blogs y similares. Aún ganará más en importancia académica y autonomía, supongo, como es lógico. Sobre todo si el equipo está bien reconocido y el blog es estrictamente académico. Al ser blogs de equipo, están supeditados (observa John Swales desde el público) a la dirección del director del equipo, un senior professor, con una carrera que cuidar... (ojo con la falta de seriedad)... y de hecho suele ser éste el que más postea según Luzón. Aunque hay una función social, y un lado más informal y personalizado de la comunicación académica, da la impresión de que muchos ofrecen la versión sanitized y optimista de la realidad, la "oficial" dentro del equipo, con mucho feelgood y una visión dinámica y creativa de sus componentes. La más característica (en tanto que tipo específico de blogs) que tienen, creo, de entre las que dice MJL es la de "crear un sentido de comunidad buscando visibilidad y colaboración". Autopromoción e interacción, parece una combinación imbatible. Pero parece inevitable que cuanto más colectividad, más ficción colectiva. Bueno, pues en conjunto mi blog, aunque es un blog y no un blog académico, y menos de un equipo, sí que cumple de rebote varias de esas funciones de los blogs académicos: comentar trabajo de otros, dar una versión optimista y positiva de mí mismo, potenciar mi ficción individual, quién sabe, igual hasta crear comunidad conmigo mismo.... en plan géminis. También está supeditado lo que se publique, supongo, a la vigilancia y autorización de mi director interno. Pero fracasa lamentablemente en muchas de estas funciones, sobre todo el campo de la interacción. No comment. Sobre blogs académicos (no específicamente de equipo) publica un artículo Tíscar Lara. "La utilidad de un blog académico." En conjunto la visión es tan positiva que no sé cómo hay tantos académicos que no se abren un blog... o tan pocos que se lo abren, más bien. Pero, eso sí: a acotar el discurso, y ojo con los comentarios negativos. Que si los blogs académicos son muy ventajosos, no está tan claro que lo sean los blogs de los académicos.

Blogs en la Facultad




Viernes 15 de septiembre de 2006

In(ter)comunicaciones académicas

A través de la página web de mi departamento, me he topado con Cinema, Culture, and society, un sitio web donde los cinéfilos del equipo de investigación dirigido por Celestino Deleyto (en el despacho de al lado del mío, vamos) nos ponen información sobre actividades de estudios cinematográficos, sitios web relevantes, etc. Y también, para mí más interesante, una colección de reseñas de películas recientes escritas por miembros del equipo (en inglés). No sé si se colgarán también publicaciones académicas del equipo en el futuro, pues parece que ha arrancado este año (yo es que no me entero de estas cosas hasta que me aparecen en la pantalla). Me parece una idea excelente la de asociar un sitio web a las actividades de uno (qué voy a decir yo, vamos), que experimentemos con un modo de publicación y de escritura más light, y que saquemos un poco a la luz pública nuestras actividades. Sobre todo en el caso del cine, que es afición para muchos además de trabajo para unos pocos... Lo que echo en falta es que no se haya elegido un formato de blog para fomentar un poquito más la divulgación de ideas y la comunicación: si una ventaja clara tienen las nuevas tecnologías, además de la accesibilidad universal, es que son bidireccionales. La verdad es que según como se mire no andamos escasos de foros de expresión: ahora mismo están teniendo lugar bajo los auspicios del departamento nada menos que dos congresos simultáneos... demasié de golpe, incluso, se me hace. Y precisamente mañana habla en uno de ellos una colega sobre blogs de equipos de investigación: a ver si me acerco a esa charla. Pero se echa en falta una web del departamento (y de la Facultad) más organizada, donde nos enteremos o podamos llevar a cabo actividades, discusiones, etc. Igual al fin llega. De momento, las posibilidades de los medios nos desbordan: están sin explotar, y quién sabe si llegaremos a explotarlas. Más sí, no parece difícil, pero aprovecharlas totalmente... ¿demasiada información para un solo cuerpo, quizá? Y mientras, con la sobreinformación, no nos enteramos de lo que trabaja el vecino. También por el correo llega cantidad de información, sobre todo si te apuntas a listas de distribución, pero el problema de base sigue siendo el mismo: una sola cabeza para procesarla. Demasiado correo se convierte, por efecto perspectiva, en correo basura... Hay que seleccionar, y la cabeza selecciona espontáneamente dejando de percibir lo que tenemos sin embargo delante de las narices.


Interiorizando el medio








Jueves 14 de septiembre de 2006

Shakespeare y los cien clones

Otra de clones. If you want somebody you can love—clone yourself! Esto es lo que parece sugerir Shakespeare a su narcisista amigo, el Bello Joven de los sonetos.  (Cántese con música de Bob Dylan, "Trust Yourself"). He aquí un soneto revelador de la fijación erótico-contemplativa, y de la obsesión homosocial, del Poeta:

Sonnet 6

Then let not winters wragged hand deface,
In thee thy summer ere thou be distil’d:
Make sweet some viall: treasure thou some place,
With beauties treasure ere it be self kil’d:
That vse is not forbidden vsery,
Which happies those that pay the willing lone;
That’s for thy selfe to breed an other thee,
Or ten times happier be it ten for one,
Ten times thy selfe were happier then thou art,
If ten of thine ten times refigur’d thee,
Then what could death doe if thou should’st depart,
Leaving thee liuing in posterity?
Be not selfe-wild for thou art much too faire,
To be deaths conquest and make wormes thine heire.

Una traducción libre, parafrástica y postmoderna del Sexto soneto lo versaría tal que así:

No toleres, pues, que la mano áspera del invierno desfigure el rostro del verano en ti, antes de que tu esencia haya sido destilada. Haz que tus fluidos sexuales concentrados dignifiquen algún receptáculo de cristal, probeta o matraz (u otro recipiente análogo: una madre de alquiler, mujer insignificante, deleznable de por sí, fea si es posible, y que no se mezclará contigo, que actuará como mero receptáculo neutro para tu líquido seminal— y bien afortunada puede considerarse con ello)—Resérvate, atesórate algún lugar donde guardar el genoma que codifica tu identidad única e intransferible, vuélvelo en tesoro con el tesoro de tu presencia, con el tesoro de la belleza, antes de que ésta se suicide, desperdiciándose: hazte una copia de seguridad. Usarte así a ti mismo no es un uso prohibido por las leyes (no es un préstamo abusivo el que deja contento a quien paga el interés de buena gana). Es hacer que tú mismo generes otro tú mismo, engendrándote o dándote a luz a ti mismo, para ti mismo. O, aún mejor, diez veces mejor—aunque pagases un interés de mil por cien T.A.E.—si del original que eres hicieras diez copias. Serías diez veces más feliz, con tu misma persona multiplicada por diez. Y si esos diez te reprodujesen haciendo nuevas copias, diez veces cada uno, dando figura cada uno de ellos a diez rostros idénticos al tuyo—entonces ¿qué podría hacer la muerte aunque tú te fueses, habiéndote dejado a ti mismo viviendo y multiplicándote para la posteridad? No seas testarudo, no te resistas a hacerlo, pues eres demasiado hermoso para ser conquistado por la muerte, y para darte en herencia a los gusanos.


El fluido al que se refiere el soneto al principio desarrolla y continúa la idea del soneto 5, que comparando al amado con una rosa, le dice que tras la muerte las rosas dejan su esencia transformada en perfume. Es el perfume destilado de la rosa la esencia de su belleza, y se guarda en un frasco para la posteridad, “A liquid prisoner pent in walls of glass” (Soneto 5). El frasco será, claro, por una parte, la imagen del soneto, pequeño receptáculo a prueba del tiempo, y que, es más, se reproduce por impresión de copias idénticas, ofreciendo una analogía textual al proceso de autoclonación imaginado para el amado. Como siempre en los Sonetos, la descendencia poética y la descendencia biológica son imágenes una de otra. Por otra parte, el “fluido” es naturalmente el fluido seminal, esencia del bello joven, destilación de su cuerpo, que permite su perpetuación en el futuro. Es aquí donde la misoginia que late en los sonetos asoma por primera vez su rostro. La mujer con la cual el poeta dice al amado que se case será por supuesto totalemente irrelevante desde el punto de vista emocional o erótico: es una mera nulidad, un cristal transparente, un recipiente que contiene el fluido sin mezclarse con el, es “vile” (viall) de por sí, y sólo por contacto puede volverse “sweet” en tanto que contiene o da a luz al pequeño clon. Porque lo que nace es un clon, una copia perfecta del Bello Joven: el joven no tiene un hijo suyo y de la mujer, el hijo es sólo suyo, es más, es él mismo, reeditado, reimpreso, clonado y multiplicado “to the crack of doom”. Sounds like too much of a good thing, sin duda; tanto dulzor concentrado emphalaga. Qué digo cien clones: mil, diez mil... el Bello Joven amenaza invadir la realidad con un ejército de clones, copias idénticas, inquietantes para el lector, no para el poeta, y no se sabe si esta proliferación de simulacros producto de las fijaciones eróticas del poeta es realmente preferible a la proliferación de gusanos que es su alternativa. Por suerte, la proliferación será únicamente una proliferación textual de los propios sonetos que invocan esa clonación y son su equivalente figurativo. Es también el sueño de una masculinidad que se perpetúa a sí misma sin ningún contacto de herencia genética con la mujer (ese peligro para la masculinidad); y es el sueño de una línea patrilineal perfecta, transmisión de herencia e identidad de hombre a hombre, sin interferencias de insignificantes linajes femeninos: la homosocialidad llevada a su extremo lógico, la anulación completa de la mujer en su papel vehicular entre varones idénticos a sí mismos.

En un artículo que leía hoy  (*) Peter C. Herman examina cómo Shakespeare combina imágenes de usura y de procreación, de patrimonio y matrimonio, y las sitúa en su contexto histórico, el capitalismo temprano: "Not only does the speaker entirely occlude the partner's role, but the child is himself now an endlessly reproducible commodity" (268). La usura era condenada por la Iglesia y las costumbres aristócratas, pero era incipientemente legislada por textos legales que en un ejercicio de mala conciencia a la vez decían aborrecer de ella; era un tema contencioso y ambiguo, quizá para el propio Shakespeare, especulador y quizá prestamista que sin embargo condenaba ambas prácticas en sus obras. "The homology between usury and procreation thus instantiates a hermeneutic dilemma, an aporia, that is difficult if not impossible to resolve" (274). La usura se describe en términos de procreación contra natura, de lo que no debía procrear de por sí (el dinero), "which creates a further homology between usury and homoeroticism, a practice medieval and early modern discourse also figured as fundamentally 'unnatural'. . . . Like usury, homosexuality was often considered an abomination that threatened the very order of the universe" (275). En los sonetos de Shakespeare, el lenguaje del mercado se infiltra en el del amor y el deseo, y también ilustran las ambivalencias donde la supremacía patriarcal corre el riesgo de volverse sodomita, de tanta fijación homosocial... El homoerotismo también parece hacer peligrar el orden del universo aquí, entre la carencia de descendencia por un lado y la multiplicación especular de más y más de lo mismo por el otro; también en ese exceso parecen ventilarse algunas fantasías o pesadillas homosociales.

En cuanto a los tabués y discursos que había sobre la usura hacia 1600, no dejan de recordar en cierto modo a los actuales tabúes hacia la manipulación genética humana y la clonación: prohibición religiosa, e intereses económicos; desacralizaciones obscenas, peligro de pérdida de la identidad del alma (la del cristiano, frente al abyecto judío que sí presta con interés—también lo hacía Shakespeare)... pero la ley autoriza algunos casos, y es tal la tentación y tan pingües los beneficios, que bien lo podemos utilizar al menos como una analogía aceptable.

En otro artículo de Shakespeare's Sonnets ("The Matter of Inwardness: Shakespeare's Sonnets", 1999) Michael Schoenfeldt analiza el ideal de autocontrol que tan a menudo presuponen los sonetos y que los hace a veces difíciles de entender para una mentalidad moderna, que identifica este autocontrol con hipocresía o represión. Cierto es que los sonetos tempranos incitan al joven a abandonar su estéril absorción en sí mismo, "But even in those early sonnets, the young man is urged to give himself away in order cunningly to preserve himself through the techniques of heterosexual reproduction, not out of some ethical joy implicit in the virtue of giving" (318). Podríamos añadir que en cierto modo el joven, protegido ya sea entre las paredes de cristal que contienen su "esencia" o entre las límpidas líneas del soneto, estará incólume y nunca mezclado por la polución con un elemento ajeno a sí. En especial no con el elemento femenino que (en la segunda parte de los Sonetos) aportará la experiencia de la vergüenza, la duplicidad y la corrupción a este Poeta sifilítico y escopofílico.

Para Schoenfeldt Shakespeare es "clásico" en su admiración al autocontrol, la autosuficiencia y el buen gobierno de sí. Yo argüiría, sin embargo, que es moderno al mostrar (quizá en parte a su pesar) la frialdad inhumana autorreplicante a la que puede llevar el autocontrol absoluto, y también por su actitud ambivalente hacia la propia corrupción, reconociéndola y admitiéndola como el resultado de un choque entre los ideales y el deseo, un conflicto que lleva al ahondamiento y complejidad de la experiencia subjetiva. Es decir, que me sigue pareciendo en líneas generales admirable y ajustada la interpretación de Joel Fineman en Shakespeare's Perjured Eye.




Nota

(*) Peter C. Herman, "What's the Use? Or, The Problematic of Economy in Shakespeare's Procreation Sonnets", en Shakespeare's Sonnets, ed. James Schiffer (Nueva York y Londres: Garland, 2000), 263-83.

Shakespeare y los eclipses





Presuntos presos

"Presunción de inocencia" es una frase utilizada con demasiada alegría por la prensa, me parece. Entiendo el concepto como un principio general fundamentador del derecho, en el sentido de que en principio (y mientras no haya razones de peso para lo contrario) no hay que considerar a alguien como culpable hasta que se ha demostrado su culpabilidad. Es un principio garantista que (incluso en nuestro ordenamiento jurídico excesivamente garantista) es saludable y muy de agradecer, sobre todo cuando te pasa eso que llaman los anglosajones being framed, que te hagan un montaje para hacerte pasar por culpable de algo. A mí desde luego me gustaría que me presumiesen inocente si lo era. (También si no lo era...).

Ahora bien, esto de la presunción de inocencia rechina bastante cuando deja de ser un principio inspirador general del derecho y pasa a aplicarse como axioma a todo caso individual, máxime cuando se invoca preferentemente en los casos criminales más sonados, de manera un tanto incongruente — "bueno, hay que respetar la presunción de inocencia"... cuando a veces los presuntos inocentes cantan tanto que han sido capturados mientras le cortaban el cuello a su señora en plena calle, o sorprendidos con una ametralladora y un saco atracando un banco... De los asesinados en estos casos nadie dice "los presuntos cadáveres".  Y tenemos así, además, la paradoja (que hace parecer muy feo a nuestro sistema legal) de presuntos inocentes arrestados por la policía, encarcelados, obligados a pagar fianzas...  Mientras, otros que son presuntos culpables para mucha gente, si bien no para la ley, se pasean "con cien mil delitos".

Vamos, que mal que nos duela, estos señores arrestados que digo no tienen nada de presuntos inocentes, excepto para algún incondicional, que todos los tenemos—y para la prensa, siempre. Para mí desde luego son (no me refiero a mi opinión sobre su culpabilidad, sino a lo que considero que es su status legal objetivo), o sea, son para la ley de facto, si no de boquilla, presuntos culpables, que por eso son enviados a prisión preventiva. Hasta que se confirme su presunción de culpabilidad, o se demuestre que no se puede demostrar su culpabilidad. Que no es lo mismo que demostrar su inocencia... aunque esta sí pase entonces a ser presumida por la ley, y bien que presumen de ella entonces los interesados.

Ajusticiamientos


Miércoles 13 de septiembre de 2006

Lonelygirl Pattern Recognition

Se ha montado en la lista de distribución "Narrative" una discusión sobre el blog Lonelygirl, 15, que tiene a la gente discutiendo sobre su género, ficcionalidad, status, estructura narrativa... Hoy envío este comentario.

This lonelygirl phenomenon seems to follow a "life-imitates-art" pattern. At least it's reminded me (who done it, etc.) of the main mystery in the storyline of William Gibson's PATTERN RECOGNITION, which is about a mysterious fragmentary artwork which is posted on the internet and becomes a cult phenomenon in forums worldwide, part of the issue being its precise fictional or aesthetic status (framing, if you want) and the location of authorship... This is intertwined with other storylines about infectious marketing, memes, etc. all of which has a family  resemblance with the Girl 15 thing.

William Gibson, Pattern Recognition



Martes 12 de septiembre de 2006

AeonFlux

Esta película deriva de un videocómic, o sea que gentes no dispuestas a transigir con ciertos absurdos argumentales y convenciones, mejor abstenerse porque se podrían irritar gravemente. Está hecha con Charlize Theron en letras grandes; es muy visual y espectacular; vemos generosas dosis de la actriz, que hace honor a su papel estando de impresión como tiene que estar. El asunto va de una desagradable utopía futura, único habitáculo humano, ciudad ahistoricista amurallada, perdida en una selva mundial, que al parecer es tóxica, tras la extinción masiva de la mayoría de la especie humana en el lejano pasado. Todo es de diseño, muy bonito y futurista, pero el gobierno, como en las buenas distopías, controla, asesina y tiene horribles secretos. El secreto es que todos son clones, copias fabricadas generación tras generación de los pocos millones de supervivientes a la catástrofe de hace cuatrocientos años... que era nuestro tiempo. AeonFluxCharlize es AeonFlux, una terrorista/rebelde de la banda de los Monicans, que luchan por derrocar a la dinastía gobernante, los Goodchild, herederos de quienes encontraron la cura contra la epidemia. AeonFlux es la más gatuna y letal de las Monicans. Y va derrocando al gobierno con patadas y volteretas espectaculares que ya querrían otras Monicans, ayudada por una amiga cuadrhumana, y todo salpicado por unas sesiones de comunión virtual que tienen con la líder de la sectabanda Monican. Esta línea argumental se cruza con otro plot en el seno del gobierno, donde hay un hermano malo, un Badchild que quiere ser califa en lugar del califa para hacerse con el poder absoluto... y resulta que el Goodchild bueno (y benéfico líder) era, en la vida pasada, marido de AeonFlux, Christine que fue en nuestros días. Ahora ha descubierto la curación para que vuelva a haber nacimientos naturales, pero el hermano malo quiere perpetuar las clonaciones y su control gubernamental.... por suerte, es derrotado, y parece al final que de todos modos el bosque ya no es tóxico y los embarazos se producen de modo natural. Reunión de los futuros clones de Christine y su marido, aceptación de la muerte, encarnada en la imagen de un viejísimo Peter Postlethwaite que era el director de la fábrica de clones. Y tear down the wall, dulce reunión final.... (me dicen que esta justiciera moral esposa del Presidente poco tiene que ver con la anarquista de la serie original).

Los clones se presentan de manera un tanto acientífica como entes derivados, copias sin alma ni entidad auténtica, meras reproducciones vacías de ser, sobre todo si viven sin vivir en sí, que ni son ellos ni los que eran. Son como malas reencarnaciones, con el karma mal llevado. Están lastrados por quienes fueron en origen, y llevan una existencia de falsa conciencia. Así, AeonFlux vive su identidad como un trauma, interrumpido por flashes de memoria (característicos de los estados traumático) donde se le aparecen imágenes inconexas del pasado, fragmentos que no reconoce ni puede integrar en una narración vital—un poco en plan trauma, a la manera de Memento. Así pues, la recuperación de la autenticidad es también la recuperación de una historia coherente y de una memoria organizada. La realidad del futuro está traspasada de irrealidad: aparte de la ficción social en la que vive la comunidad (un poco a la manera de La Isla), están las comuniones mentales y reuniones virtuales de los Monicans, en una especie de ciberespacio mental. Frente a eso, la autenticidad está en derribar el muro (el muro del trauma que bloquea los recuerdos) y en regresar, en cierto modo, al pasado. Nuestro pasado, pero no del todo; hay un cierto toque años setenta u ochenta en flashback final que nos muestra la despedida de Christine y su pareja tras su primer encuentro amoroso. Nuestro pasado en los años setenta: más auténtico, lejos de tanta mediatización visual y realidad virtual. La película nos sumerge en un paréntesis virtualvisual, y nos promete que tras su fin regresaremos a nuestra realidad, que es la que era, más auténtica y sencilla. El futuro como trauma, pero el futuro que es un poco nuestro presente, donde la identidad ya es problemática, nuestro genoma está codificado, y nuestra interacción está cada vez más virtualizada, nuestros pasos más controlados por la vigilancia antiterrorista. El presente como trauma, interrumpido por recuerdos mal estructurados de lo que fuimos, o creemos que fuimos, en los setenta, esa reencarnación anterior.

AeonFlux. Dir. Karyn Kusama. Written by Phil Hay and Mat Manfredi, based on the characters by Peter Chung. Cast: Charlize Theron, Marton Csokas, Jonny Lee Miller, Sophie Okonedo, Frances McDormand, Peter Postlethwaite, Amelia Warner, Nikolai Kinski, Yangzom Brauen. Paramount Pictures / Lakeshore Entertainment, 2005.



El hombre del tiempo






United 93

9/11Si llegamos a ir ayer a ver esta película... ya hubiera estado redonda la redundancia. Yendo hoy, nos han enviado a la S-11 (Sala 11) de los Palafox. Es, dicen, la mejor película hasta la fecha de entre las que han hecho como homenaje al once-ese ese, lo que los americanos llaman 9/11—para el cual sugiero el logo de la izquierda. Es  curioso que aquí no nos muestran el derrumbamiento de las torres en la película, sólo el impacto del segundo avión, y filtrado por una pantalla de televisión, para mayor verdad de la experiencia. Muchos personajes de esta película se interpretan a sí mismos, unos años más viejos... ninguno de los pasajeros del vuelo, claro. Es una película muy bien hecha, de ritmo trepidante con cámaras agitadas y grano gordo, simulando el documental; lo del ritmo merece la pena destacar porque realmente la mayor parte de la acción consiste en técnicos de vuelo desesperados intentando aclararse de qué avión están hablando. Comienza la película con los terroristas como protagonistas, en plan mártires de la fe, y no busca demonizarlos más de lo que se demonizaron a sí mismos con sus acciones, esas bestias pías. El final es descorazonador, con los pasajeros al fin decididos a atacar, muertos de miedo, rabiosos y no especialmente heroicos, haciéndose con los mandos justo demasiado tarde como para poder enderezar el rumbo del avión. Justo antes de la oscuridad súbita, escenas convulsas y recortadas, fanáticos musulmanes y occidentales desesperados sacándose los ojos en la cabina de pilotaje de este United 93, modelo a escala de nuestro planeta—es lo que hace pensar. Los servicios de emergencia, la Fuerza Aérea, el Presidente... no salen bien parados, pero de manera discreta. De todo se enteraban todos por la CNN: los altos mandos, los controladores, yo mismo... en fin. El funcionamiento de las cosas no estaba pensado para contar con las acciones estúpidas y criminales de gente con las prioridades tan mal puestas como para no apreciar ni su propia vida. Ahora sí, un poquito más. Los servicios secretos que supuestamente estaban investigando a esta gente ni se mencionan. Nada estaba, y seguramente ni está, tan bajo control como nos hacían creer. Por suerte. Un mundo tan complicado como el nuestro, y donde todo estuviese además bajo control perfecto, no sería un mundo humano. Ni siquiera el Patriot Act lo va a deshumanizar, espero. Pero a estos salvajes del turbante prieto dentro del cráneo no se les detiene con la Fuerza Aérea, como les quieren hacer creer Bush y sus lobbies armamentistas a sus votantes y contribuyentes. No se les podrá detener, de hecho, hasta que sean más aborrecidos por los musulmanes pacíficos que por los propios occidentales... cosa que aún está muy lejos de suceder. Mientras, se lo están trabajando sin descanso.

(PS: Comentario añadido a una reseña de la película en Cinema, Culture and Society, el 5 de octubre:)

Maybe you sound too suspicious about the film's ideology. Certainly it doesn't make much of the USAF's ability or efficiency, and just showing this (which may well be the truth for anything I know) might be play into Bush's discourse that we need more money for the military and more surveillance... but that is about all. To me the film doesn't offer a flattering portrait of the passengers; they are not especially "heroic" (the filmic rhetoric of heroism is conspicuously absent). And the sudden ending... well, to me it was a strong point in the film, and I don't see that it contains any of the "seeds of hope" you perceive. Not to me, at least. And it could just as well be read as an allegorical representations of Western society and radical muslims fighting each other as Airplane Earth crashes into the end of history—not much optimism there! It is a violent ending, because the film might well have taken us back to a viewpoint external to the plane, and it doesn't. And, as to "siding" and the use of point of view, is it really questionable to side with the victims and not with the terrorists? Can anyone who is not a radical muslim do otherwise? I don't think the film's position can be questioned in this respect.


Salvaciones imaginarias, matanzas reales











Gilgamesh y la escritura (II)

Me comprado una nueva traducción del poema de Gilgamesh, hecha por Jorge Silva Castillo, y en esta versión he encontrado el poema todavía más interesante (y disfrutable) como obra literaria. Es una versión un tanto "interpretativa": hasta le añade a la traducción un subtítulo que refuerza su interpretación de la obra: Gilgamesh, o la angustia por la muerte. Poema babilonio. Traducción directa del acadio, introducción y notas de Jorge Silva Castillo (3ª ed.; Barcelona: Kairós, 2006; primera edición en 1994). Es una interpretación que hace girar todo el poema alrededor de la tristeza de la mortalidad en contraste con la grandeza por la vida, una idea presente de modo memorable en un poema donde se dice que "la humanidad, su nombre es 'como una caña de cañaveral se quiebra'" (222, n. 130). Así resume el traductor su interpretación del poema en relación al tema de la inmortalidad. El ser humano es intrascendente, frente a la trascendencia de los dioses, recuerda Gilgamesh a su amigo Enkidú.

Gilgamesh entonces le propone lanzarse a la gran aventura de la expedición al bosque de los Cedros y, ante las objeciones de su amigo, que trata de disuadirlo, fundamenta su decisión en trascender por la fama de sus proezas. Trascender de la única manera posible para un mortal, puesto que sólo los dioses poseen la vida... los hombres están destinados a la muerte: "La humanidad tiene sus días contados. . . todo cuanto hace es viento" (Tablilla III, col. iv, versos 142-143). Enkidú, creatura salvaje, semihombre, semianimal, se había humanizado por los ritos del amor de una hieródula. Gilgamesh, rey tiránico y en este sentido deshumanizado, inicia un proceso de humanización por la amistad de Enkidú, pero deberá sufrir la muerte de su amigo para tomar conciencia de su intrascendencia humana, y sufrir el fracaso de su intento por lograr la inmortalidad para llegar al fin de ese proceso: sólo cuando vuelve a Uruk resignado y asume su condición humana alcanza Gilgamesh una humanización completa" (p. 29)

Disiento, sin embargo, de lo que a continuación dice Silva: "... y, de ese modo, se convierte en el antihéroe, prototipo del hombre-mujer mesopotámico". Gilgamesh es siempre un héroe, el héroe del poema, y sus hazañas son sobrehumanas aunque no consiga alcanzar la inmortalidad. Descendiendo a las profundidades en busca de la planta que da la inmortalidad, Gilgamesh cumple el recorrido arquetípico del héroe: viaja a los infiernos, y regresa, si bien con una inmortalidad imperfecta. La culpable es (como en el Génesis) la serpiente, que se lleva la planta mientras Gilgamesh duerme. Como dice el editor, "sucumbir al sueño no sólo es prueba de la debilidad de la naturaleza humana, cuya máxima consecuencia es la mortalidad, sino, más aún, el sueño es en sí una pequeña muerte" (225, n. 149). A su vez, la serpiente deja su muda, lo cual parece aludir a su propio poder de regeneración.

El pukku y el mekku que pierde Gilgamesh en un fragmento aislado o quizá en otra versión de la historia quizá sean el equivalente de la planta de la juventud en la versión estándar que sirve de base a esta traducción. Como señala el editor, "Ciertamente son símbolos de poder y probablemente, por ser don de Ishtar, la diosa del amor, su simbolismo tenía alguna connotación sexual, puesto que el rey estaba investido para regenerar año con año a la sociedad humana" (226, n. 154). La forma que a veces se atribuye a estos símbolos reales, un aro y una vara, ciertamente hace pensar en un símbolo vaginal y uno fálico, respectivamente. No olvidemos que como rey, se atribuye a Gilgamesh el derecho de pernada que sin duda tiene también un sentido simbólico (y supongo que a veces literal) de fecundación.

En el mundo de los muertos, al que Gilgamesh llega acompañado de la versión babilónica de Caronte, "Los etimmu, los muertos mismos en su estado semi-inmaterial, son comparados con las sombras y con el viento, pero tienen necesidades báscias (comer y beber), que satisfacen gracias a las ofrendas funerarias que les proveen sus descendientes vivos" (226 n. 157). Los muertos sólo viven su precaria existencia mientras son recordados. El relato que hace Enkidú de las leyes del infierno sí parece dar a los muertos un puesto y vida mejor según el número de descendientes. No iban desencaminados los babilonios, al considerar que son los descendientes quienes con sus ofrendas mantienen al muerto alimentado en la medida de lo posible en su vida de sombras. El destino último de los vivos es un buen puesto en el infierno, pero más importante es gozar de la vida mientras la tenemos, como le aconsejan a Gilgamesh:

Gilgamesh, ¿hacia dónde corres?
La vida que persigues, no la encontrarás.
Cuando los dioses crearon a la humanidad,
le impusieron la muerte;
la vida, la retuvieron en sus manos.
¡Tú, Gilgamesh, llena tu vientre;
día y noche vive alegre;
haza de cada día un día de fiesta;
diviértete y baila noche y día!
Que tus vestidos estén inmaculados,
lavada tu cabeza, tú mismo estés siempre bañado.
Mira al niño que te tiene de la mano.
Que tu esposa goce siempre en tu seno.
¡Tal es el destino de la humanidad!   (p. 29)


(O, como decía Bob Dylan, "have a bunch of kids that call me pa — That must be what it's all about"). Enkidú había sido una simple bestia, y como tal desconocía la muerte: de ello parece acordarse cuando maldice al cazador que lo encontro, y a Shamhát, la prostituta sagrada que lo hizo humano haciéndole el amor (120-21). Hasta a su nombre inscrito (que le ha de trascender) maldice Enkidú cuando sabe que va a morir (118).  Pero sí que se consuela, en cambio, sabiendo que tendrá bonitos ritos funerarios... Gilgamesh manda hacer una efigie de Enkidú en lapislázuli (135).

Los hombres de piedra del mundo infernal a los cuales ataca Gilgamesh parecen tener algo en común con la pervivencia de las imágenes tras la muerte en efigie: son similares a "una estatua funeraria, supremo honor que un difunto podía tener y por el cual sería recordado siempre y, por lo tanto, habría de gozar de mejor vida en el inframundo" (219, n. 110).

Pero el tema de la rememoración funeraria y de la inmortalidad se trata de la manera más memorable en la propia estructura narrativa de la obra y en su textualidad. Recordemos el principio de Gilgamesh. (Aquí estandarizo el texto y unifico los hemistiquios; a veces modifico ligeramente la traducción de Silva Castillo).

Quien vio el Abismo, fundamento de la tierra,
quien conoció los mares, fue quien todo lo supo;
quien, a la vez, investigó lo oculto:
dotado de sabiduría, comprendió todo,
descubrió el misterio, abrió la vía
de las profundidades ignoradas
y trajo la historia de tiempos del Diluvio.

Tras viaje lejano, volvió exhausto, resignado,
y grabó en estela de piedra sus tribulaciones.

Al comienzo del poema no sabemos de quién se nos habla; luego comprenderemos que quien ha hecho esos viajes y obtenido ese conocimiento es Gilgamesh. El inicio del poema nos habla así no sólo de algo que ha pasado, como toda narración, sino también, prolépticamente, de algo que va a pasar en el poema; es una especie de abstract o tráiler que resume lo esencial de la aventura de Gilgamesh: no su fracaso a la hora de alcanzar la inmortalidad, sino su éxito en la obtención del conocimiento. El viaje no es sólo una aventura que termina mal, también es un viaje a la experiencia, y nos anuncia desde el principio la culminación de esa experiencia: la enseñanza, la memoria, la escritura: "grabó en estela de piedra sus tribulaciones". Así pues, Gilgamesh no obtiene la inmortalidad, pero sus hazañas sí que serán inmortales: también él se convierte en "hombre de piedra", de material imperecedero, capaz de resistir las aguas del olvido, una figura grabada en la roca, una inscripción que perdura. El hombre no puede trascender la muerte, pero su experiencia, a través de la escritura, sí puede. Un tema éste, la inmortalidad a través de la fama y de la literatura que la inmortaliza, que emerge periódicamente en la gran literatura, como una necesidad expresiva, inherente a su propia grandeza: de Homero, a Horacio, a Shakespeare, a El Señor de los Anillos—sí, también lo encontramos en versiones más populares. Tal parece ser un importante descubrimiento de Gilgamesh: la narración puede ser grabada en piedra, no se ve limitada a la transmisión oral (que sin duda fue la primera forma del poema). La escritura cuneiforme se destinó primero al parecer a llevar contabilidad (está ligada a la ciudad, al mercado, al registro de excedentes agrícolas que posibilitan las poblaciones). Con Gilgamesh, da la escritura un salto cualitativo, y recoge ya no medidas de grano, sino la historia modélica de un héroe. El principio del poema superpone dos obras imperecederas de Gilgamesh: las murallas de la ciudad de Uruk, antes de sus viajes, y la (hipotética) estela de piedra con esta narración, tras ellos. Hay una cierta analogía o parentesco entre estas dos obras duraderas que hablarán de su memoria.

El erigió los baluartes de Uruk la amurallada,
el del Eanna, sagrario santo.
Mira sus muros... ¡Como de bronce...!
Observa sus fundamentos. ¡No tiene par!
Toca el umbral de vieja hechura.
Acércate al Eanna, morada de Ishtar.
Ningún rey en el pasado, ningún hombre lo igualará.
sube y pasea sobre sus muros.
Mira sus cimientos. Considera su estructura.
¿No son acaso cocidos sus ladrillos?
¿No habrán echado sus fundamentos los Siete Sabios?
Un sar mide la ciudad, un sar sus huertos, un sar el templo de Ishtar.
En total... ¡tres sar abarca Uruk!


Considerando la estructura del poema, vemos que es lo que Steven G. Kellman llamaría una self-begetting narrative (aunque él habla de novelas), una historia que es, entre otras cosas, la historia de cómo llegó a ser escrita la historia que tenemos. Hay en esta estructura un asomo de circularidad (y por tanto de inmortalidad), un renacer de la narración a manera de ouroboros, cuando el final se junta con el principio. Es una estructura temporal a la que tienden de por sí las narraciones en primera persona, y también ésta aunque esté en tercera persona, pues Gilgamesh es, supuestamente, su autor, aunque no sea su narrador.  Encontramos así que esta descripción de Uruk aparece de modo casi literal en la conclusión del poema (si exceptuamos el fragmento inconexo en el que Enkidú describe el mundo de los muertos). Gilgamesh vuelve tras su fracaso a Uruk, acompañado por el barquero de los muertos, Urshanabí:

Gilgamesh se dirigió a Urshanabí:
"Sube y pasea sobre los muros de Uruk la amurallada.
Mira sus cimientos. Considera su estructura. ¿No son acaso cocidos sus ladrillos?
¿No habrán echado sus fundamentos los Siete Sabios?
Un sar mide la ciudad; un sar, sus huertos, un sar, el solar del templo de Ishtar.
¡Tres sar abarca el dominio de Uruk!

La historia de Gilgamesh nos ha llegado en tablillas de barro cocido, semejantes a las murallas de Uruk hace poco desenterradas. El traductor/editor nos recuerda, inoportuno, que los muros de Uruk no son sino de adobe (201, n. 10). El poema dignifica tanto las murallas como el poema, comparando las primeras al bronce y, en cuanto al segundo, mencionando una hipotética versión grabada en lapislázuli y guardada en un cofre de bronce. Símbolos, en todo caso, de la pervivencia de los materiales construidos o grabados frente al hombre en sí. Es quizá la visión de la permanente Uruk a su vuelta lo que sugiere a Gilgamesh fijar su historia en una inscripción permanente. Antes ha existido en versión oral: en el propio poema se conserva una huella de esa oralidad anterior a la fijación por escrito, cuando el propio Gilgamesh, y su amigo Enkidú antes de morir, evocan una y otra vez sus hazañas anteriores, a modo de carta de presentación y explicación de por qué continúan sus aventuras:

Shelley, Ozymandias¡... mi amigo, Enkidú, mulo errante, onagro del monte, pantera de la estepa,
—con quien, uniendo nuestras fuerzas, juntos, escalamos la montaña,
nos apoderamos del Toro y lo matamos,
derrotamos a Humbaba, que moraba en el Bosque de los Cedros,
y en los pasos de montaña matamos a los leones—;
mi amigo, a quien tanto amé, quien conmigo pasó tantas pruebas,
Enkidú, a quien tanto amé, quien conmigo pasó tantas pruebas,
llegó a su fin, destino de la humanidad!

En última instancia, el destino de la humanidad es morir y ser olvidados; los más afortunados logran que sus descendientes los recuerden y hagan ritos funerarios; los héroes pueden aspirar a una estatua, y a que sus historias pasen a grabarse en material duradero. La escritura es, frente a la palabra, como la estatua frente a la persona: imperecedera, al menos de momento. Gilgamesh, el poema, murió, pero ha renacido; y si bien ha de morir, tiene más posibilidades de pervivir que cualquiera de nosotros. El principio de Gilgamesh recuerda al poema Ozymandias de Shelley. Quizá la vida humana quede empequeñecida en ambos, y las ambiciones de los reyes, pero nos transmiten de modo muy vívido, desde luego, la pervivencia inhumana de estatuas e inscripciones como voces que nos llegan desde lo más profundo de los tiempos, voces e imágenes de alguien que quería seguir viviendo aunque fuese sólo con la poca vida que prestamos a una figura de piedra en la que reconocemos una forma humana, o a una inscripción que pronunciamos, las palabras aún vivas de alguien que existe ya sólo como una voz grabada en piedra. En el fundamento de la escritura está el epitafio, una mezcla de voz,  piedra, ausencia, y aspiraciones inmortales.

Gilgamesh y la escritura







Lunes 11 de septiembre de 2006

Despedidas

Ayer nos despedimos (hasta la vista) de la pequeña Elsa, una nenita encantadora, que hoy cumple dos meses pero ya estaba en la reunión de sobremesa tan atenta que parecía totalmente socializada. Y luego, bajando a Zaragoza, nos despedimos de la temporada de piscinas apeándonos (y colándonos descaradamente, me temo) en la de Zuera. Hasta el año que viene.
Y luego habíamos quedado a tomar unas cañas por Zaragoza la nuit con Fabiola, para despedirnos de ella,
Fabiolaque se nos va a Alemania definitivamente, con gata y todo. Bueno, en realidad ya lleva yendo y viniendo una temporada, cada vez más tiempo allá, desde su euromatrimonio con Gottfried, y ahora sólo es la definitiva. Pide la excedencia de su instituto, y se queda a trabajar  indefinidamente en un instituto cerca de Stuttgart, en el país de los suevos. Pues mucha suerte y que sea para bien el traslado. Aunque para ella vaya a ser mejor, a mí me da pena, porque ya es otra amiga que se va de aquí para siempre, y ya se sabe, algo se muere en el sitio donde debería estar el alma. Siempre se dice que nos veremos, etc., pero la realidad es que la gente que sale de tu ciudad en general sale bastante de tu vida, snif. Si ya te ves poco viviendo en la misma ciudad, pues menos aún estando fuera. Aunque igual es una excusa para emailarse más, vaya usté a saber. Tendré que potenciar mis ciberamistades, porque mi proporción de amistades zaragozanas va bajando alarmantemente; debe estar en un uno por cien mil. Igual si las virtualizase a todas nos trataríamos más, von verlost zum Fluß.

Felicitazione


Lista de deseos


Lista de deseos

Esta es la lista de deseos de Otitas, lo que desea a estas alturas, a los pocos días de cumplir seis años. Me la acaba de pasar, no sé si se espera que yo haga que se cumpla alguno de ellos. Como es el primer día de cole, he pensado que lo de "tener matones" sería por alguna inquietud del chaval, pero en realidad ha ido tan contento y sin incidentes por supuesto. A no ser el incidente de que lo han separado de su querido amigo Sergiopueyo, que le ha tocado en otro grupo. Me ha insistido que "¡tener matones a los lados es guay!" —pobre, no sabe aún que la realidad y el deseo nunca coinciden, y que si un día tiene que andar con matones a los lados probablemente no le hará ninguna gracia.


Aventuras con banderas














Domingo 10 de septiembre de 2006

Pisando huevos no tocándolos

Estamos de sobremesa en Biescas, poniendo a caldo a los ausentes, que si el piso de tal que si las tallas de ropa de cual que si los hábitos sociales de Mengana, cuando de repente caen sobre mí miradas horrorizadas.

- Oye, todo esto que estamos diciendo no lo vamos a encontrar mañana publicado en tu blog, supongo.

- No, que selecciono la información interesante.

- Pues más interesante que lo que acabamos de decir...

- Y ojo que alguno se lo lee. Yo por lo menos, bueno, cuando hablas de cosas de la familia.  Cuando empiezas con tus rollos patateros esos que te van, pues halahala, cambio de página. A mí no me pongas, ¿eh?

- Ni a mí tampoco. Ni mencionarme. Yo tengo una profesión y clientes, ojo.

- Pero qué me decís... imposible. Estáis hablando con la prensa. Imaginaos que Zapatero le dice al de El Mundo, "a mí ni me menciones, ojo", vamos, ¡que se pudiese borrar uno de los informativos así sólo con decirlo! Pues aquí lo mismo, a pequeña escala. Con la proliferación de medios, nadie sabe lo que va a ser reproducido o retransmitido, es el presente, es el futuro.

En realidad, como los grandes medios, mido mucho lo que digo. Mmm. Estoy en Biescas en un ordenador que no conozco, con una webcam que veo que está conectada. No sé si mi imagen también está siendo retransmitida...

Blogs como literatura



Sábado 9 de septiembre de 2006

Este día nos vamos a Biescas pasando por la piscina de Zuera, y conocemos a Elsa en Gavín.




Viernes 8 de septiembre de 2006

Masters of War

Se ha publicado más evidencia de que el Gobierno Norteamericano amañó deliberadamente la información para montar la guerra de Iraq. En este artículo de The Nation sale a la luz que aquella Valerie Plame, agente de la CIA que fue "desenmascarada" por el gobierno para perjudicarla no era una mandada castigada por el gobierno para vengarse de su marido, que había puesto en evidencia manipulaciones, sino que era ella en persona la jefa de operaciones de la CIA encargada de buscar datos para justificar la invasión, y se la castigó cuando no proporcionó los datos que requería el gobierno Bush. Vía MakingLight, donde hay un buen comentario del caso. Saddam era un criminal, pero también lo son los masters of war norteamericanos. Tenían la invasión planificada, y el 11-S les vino de perilla como excusa; menuda manipulación criminal del terrorismo.

Profanó la razón, y disfamóla,
mecánica codicia diligente,
pues al robo de Oriente destinada,
y al despojo precioso de Occidente... está.

Esto lo decía Quevedo. 

¡Oh corvas almas, oh facinorosos
espíritus furiosos!
¡Oh varios pensamientos insolentes,
deseos delincuentes,
cargados sí, mas nunca satisfechos;
alguna vez cansados,
ninguna arrepentidos,
en la copia crecidos,
y en la necesidad desesperados!
De vuestra vanidad, de vuestro vuelo,
¿qué abismo está ignorado?
Todos los senos que la tierra calla,
las llanuras que borra el Oceano
y los retiramientos de la noche,
de que no ha dado el sol noticia al día,
los sabe la codicia del tirano.

Si es que se merecen, además de un pleito, el Sermón Estoico de Censura Moral. Ójala acaben todos en los tribunales: por una nimiedad comparado con esto casi ahorcan a Nixon. Claro que la justicia de los USA tiene muchas varas de medir, y un arte especial para desviar la atención de las vigas fijándose en las pajas. Como las de Clinton, por ejemplo.

¿Qué hace la justicia norteamericana ante esta manipulación interesada de los recursos, vidas y dignidad de la nación? El mejor comentario a esto lo pone Shakespeare, cuando denuncia la ceguera culpable y cobardía de todos ante las manipulaciones de la realidad que hace el tirano Ricardo III:

¿Quién es tan torpe que no ve esta obvia artimaña?
¿Y quién sin embargo tan osado no dice que no la ve?
Mal va el mundo, y mal han de acabar todos 
Cuando sólo con pensamientos se ven trampas semejantes.

7/16





No evolucionaremos

Bueno, nosotros seguro que no; lo que digo es que tampoco evolucionará la especie humana en su conjunto. Una teoría que he conocido a través de The Structure of Evolutionary Theory, de Stephen Jay Gould, parece avalar la teoría de que las especies con éxito en su dispersión tienden a no evolucionar. Es lo que argumentan B. S. Lieberman y S. Dudgeon en su artículo "An Evaluation of Stabilizing Selection as a Mechanism for Stasis" en Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology 127 (1996): 229-38. Sostienen estos autores lo siguiente, traduzco, sobre el llamativo estatismo de las especies que parece contradecir algunos postulados de Darwin:

El estatismo puede surgir de la manera en que las especies se organizan en grupos reproductivos que se dan en medioambientes separados (...). La morfología de los organismos en cada una de estas poblaciones puede cambiar a lo largo del tiempo debido a la adaptación local o la deriva, pero la suma neta de estos cambios independientes a menudo se cancelará, conduciendo a un estatismo neto de conjunto. (...) Sólo si todos los cambios morfológicos a lo largo de todos los medioambientes sucediese en la misma direccción, o si los cambios morfológicos en unos pocos medios fuesen muy dramáticos y en la misma dirección, habría con el tiempo un cambio neto en la morfología de la especia. (...) Así, mientras una especie se dé en medios diferentes, podría predecirse que por término medio será resistente al cambio. (231, cit. en Gould 882).

Los cambios adaptativos locales no tienen, precisamente por ser adaptaciones locales, muchas posibilidades de extenderse a los miembros de la especie que habitan en ecosistemas muy distintos. Aunque no veo por qué esta variabilidad local no habría de favorecer la ramificación de especies diversas con el tiempo (si bien no de una evolución conjunta de la especie en una dirección dada). Parece faltar algo en la teoría, una predisposición estructural al estatismo de las especies que ha sido capaz de adaptarse a medios tan diversos (y siguen siendo en el momento del estudio una sola especie). 

Aunque los autores no están discutiendo este caso, difícilmente puede concebirse una especie más distribuida por una diversidad de medios que la especie humana. Esto la haría, si la teoría es correcta, especialmente resistente a la evolución. Si a los medios diferentes le sumamos los contactos constantes entre poblaciones aisladas, que favorecen la dispersión de los rasgos, la variabilidad tendería a cero...  Desde luego, la paleontología parece avalar la idea de que la estructura corporal del Homo Sapiens no ha experimentado evolución alguna desde su aparición en algún grupúsculo poblacional africano hace quizá 200.000 años. Y según esta teoría, se extinguirá la especie como la mayoría se extinguen: sin haber evolucionado hacia nada distinto, cuánto menos "superior".

Siempre me ha llamado la atención la diversidad local de las razas y tipos humanos; cómo ha debido haber un larguísimo periodo donde el aislamiento de poblaciones predominó, con intercambios mínimos entre grupos, hasta el punto de haberse diferenciado las morfologías de pelo, color, rasgos, etc., hasta este extremo. Y cómo, a partir de un momento dado, se invierte la dirección, al menos en parte, al terminar la prehistoria: la globalización, los viajes e intercambios mucho más generalizados vuelven a poner a estos grupos en contacto uno con otro y tienden a difuminar los cambios producidos a lo largo de decenas de miles de años.

Ni siquiera la degradación global del medio ambiente es probable que conduzca a una evolución diferenciada. En nuestra experiencia, desde luego, el medio no se degrada igualmente para unos y para otros. Siempre hay humanos en el ecosistema del lujo, y otros en el ecosistema de la miseria. Así que no cambiaremos.

De este tema se hablaba al final de Sapiens: El largo camino de los homínidos hacia la inteligencia, de Josep Corbella, Eudald Carbonell, Salvador Moyà y Robert Sala (Península, 2005). Eudald Carbonell dice allí que en el futuro habrá cambios mentales y culturales, como siempre los ha habido, pero que es improbable que evolucionemos hacia una especie distinta. "Para que evolucionáramos hacia una especie distinta haría falta que un grupo de humanos viviera aislado del resto de la humanidad durante miles de años. Así es como aparecieron los neandertales. Pero es imposible que esto ocurra en la Tierra, porque ya controlamos todo el planeta" (150). La respuesta deja una vía sin discutir: quizá las colonias en otros planetas sean la única (muy improbable) manera en que un grupo pudiera aislarse lo suficientemente como para evolucionar independientemente, como en las historias del futuro de Stapledon. Salvador Moyà apunta la otra posibilidad, la de cuasi-extinción por catástrofe nuclear que aislase pequeñas poblaciones en un ambiente muy alterado: posibilidad aún más indeseable explorada humorísticamente por Kurt Vonnegut en Galápagos (1985). Pero la expansión por toda la Tierra probablemente se produciría en una fracción del tiempo que llevó la primera expansión.

Carbonell apunta posibilidades utópico-distópicas igualmente inquietantes: la historia tiene una dirección, que es la de la globalización. Y la globalización llevará, piensa, a un salto ideológico y social trasendente para acceder a una nueva sociedad (que recuerda a la sociedad del Último Hombre de Fukuyama). Pero para Carbonell, "en el futuro, el cambio ideológico que debe hacerse para acceder a una nueva sociedad es imposible sin una catersis. Usando un símil cristiano, es como si tuviéramos que hacer una purificación" (152). Un símil peligroso y extraño... "purificación" para lo que Carbonell describe como "una catástrofe y que se traducirá en miles de muertos y en deastres ecológicos brutales". "Nuestra única posibilidad de susbsistir ahora es continuar con la selección técnica hasta alcanzar la globalización" (154). Una globalización que en su estado final llevará, según Carbonell, "a un funcionamiento de laa Tierra como una red neuronal. Los humanos evolucionamos hacia una inteligencia mundial, hacia una conciencia única. Crítica, pero única" —Aunque lo de "crítica" debe ser dentro de un orden, porque seguidamente dice Carbonell que "no habrá ideologías distintas sino un pensamiento único" (155). Con lo cual la "evolución" nos conducirá, digo yo, a una segunda Edad Media, la etapa más parecida que ha existido al pensamiento único... Aunque aclara Carbonell que él es comunista, y que esta visión (no se sabe si utópica o distópica) es materialista, "esto no es una visión capitalista de la evolución humana sino una visión progresista". Un futuro en el que "la técnica que nosotros hemos generado nos controlará a nosotros. Y esto que inquieta tanto a tanta gente, a mí me parece un hecho magnífico, fenomenal, un big bang de la vida y de la conciencia que es nuestra principal obra en la Tierra" (158). Y a mí que sí me inquieta. Me inquieta el futuro, pero también el pasado, y el presente. En ninguno veo ni deseo ver la Gran Conciencia Universal con la que al parecer se motiva Carbonell al pensar en la evolución humana. Hay muchas narraciones de cómo se proviene de, o se vive bajo, o se progresa hacia, esa conciencia total. Pero son eso, narraciones. Sobre algunas de ellas escribí aquel artículo del "Apocalipsis de la comunicación total" ("An Apocalypse of Total Communication: Utopian and Dystopian Perspectives in Star Maker (1937) and The Matrix (1999)," en Memory, Imagination and Desire in Contemporary Anglo-American Literature and Film, ed. Constanza del Río-Álvaro y Luis Miguel García-Mainar;  Heidelberg: Winter, 2004, 253-68).

No sé si cambiaremos, o si cambiarán, o no. En esa primera o tercera persona del plural está una cuestión importante: con qué grupo de seres pasado, presente, o futuro, nos identificamos. Y esa es una cuestión ideológica tanto como biológica. Si "cambiamos", en todo caso, nunca seremos "nosotros".

 Yo no desciendo de ningún chimpancé




Jueves 7 de septiembre de 2006

"Maricón" y su uso

Mensaje enviado hoy a la sección de "denuncias" de Periodista Digital.

He puesto este comentario en el blog "Artículos Incorruptos" (de José Luis Palomera Ruiz) que ustedes albergan. [Con ocasión del artículo "Maricones... pasen"]

"Las dos primeras normas para hacer comentarios en PERIODISTA DIGITAL son, copio:
# Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
# No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
No sé si se supone o no que deberían aplicarse también a los artículos (no veo por qué no). Sea como sea, su artículo es una vergüenza, por la mala baba, desprecio, fobias y voluntad de ofender que manifiesta. Espero que alguno de sus colegas en el blog tenga la decencia de expresarle su opinión. La palabra "maricón" la ha acuñado una cultura intolerante, perseguidora, e inquisitorial, con la que veo que usted se solidariza cien por cien, por la manera y la intención con que la utiliza. Allá usted."

Mi pregunta es, ¿Dejan pasar estos artículos ustedes sin comentario? Quede claro que me parece muy bien que el Sr. Palomera exprese sus opiniones homófobas en un medio que simpatice con la homofobia. Lo que pregunto es si ustedes son ese medio."

Y cómo se escudan algunos en las limitaciones y defectos del diccionario...
Categorías obsoletas



Google (ayss...) cegato

Justo cuando tengo que presentar la bibliografía como mérito, a ver si me dan un complemento salarial que me río, pues resulta que se changa. Y el Servicio de Informática no contesta a mis correos y llamadas (bueno, las llamadas al teléfono que indican me sale la casa de un señor de Soria). El webmaster no contesta... habrá que ir a localizarlos a su ubicación física, el sótano donde se esconden. Aún nos falta un hervor informático en la Universidad... a mí más de uno. Porque otra cosa, ¿alguien se explica que los editores html que vengo utilizando, antes el Word y ahora el NVU, me cambien las direcciones de los enlaces y de las imágenes a su antojo y albedrío? ¿Hay derecho? Si los hacen inteligentes, que supongo que será la idea, que los hagan inteligentes de verdad, y no inteligentes-tontos, como las bombas de Bush, o Bush mismo.

Bueno, a lo que voy. Intentaba consolarme de que en tanto no logro reparar el acceso a la bibliografía, ésta está sólo medio changada, porque si bien al directorio de archivos no se puede entrar, tiene un bonito buscador Google que le encasqueté en la última edición, y que debería ser tanto monta. Pero no. Resulta que es un Google cegato, porque al probarlo no me encuentra la mitad de los archivos, normalmente la mitad más interesante. Así, si ponemos "Dickens" en la casilla de búsqueda, pues salen bastantes documentos de mi bibliografía (y del resto de mi website, que también busca allí) donde se nombra a Dickens... pero no sale el principal, el archivo titulado "Charles Dickens".  Povaya. Este microuniverso de mi sitio y mi bibliografía me lo conozco, o sea que sé bien lo que debería aparecer y que no aparece. O sea que sin saberlo puse un Google barateiro. O... terrible sospecha... ¿será barateiro también el bueno, el Google que anuncian por televisión?

Go go go Google






Presidente español en ESSE

Circular enviada por la presidenta de AEDEAN, Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos:

A todo el profesorado de Filología Inglesa:

Este curso académico empieza con buenas noticias; no solamente se abre ante los Estudios Ingleses un abanico de posibilidades, que iremos comentando según se vayan desplegando, sino que nuestro compañero Fernando Galván, que fue Presidente de AEDEAN de 1996 a 2002, ha sido elegido Presidente de ESSE a partir del 1 de enero de 2007 en el Congreso celebrado en Londres la semana pasada. Desde AEDEAN le enviamos nuestra más cordial enhorabuena y le deseamos grandes éxitos en el cargo, éxitos que, sin duda, repercutirán en beneficio de nuestra especialidad.

Socorro Suárez Lafuente

Presidenta de AEDEAN

Se convierte así Fernando Galván, catedrático de Filología Inglesa en la Universidad de Alcalá de Henares, en el primer presidente de la Asociación Europea de Estudios Ingleses (ESSE). Aquí está la página de la presidencia de ESSE, que hoy aún no muestra la noticia. Enhorabuena también desde aquí a Fernando, excelente persona y colega muy apreciado entre la profesión, además de sus méritos como anglista, de los que da buena idea esta elección. Y que le sea leve. Lástima no haber estado yo en el congreso, que estuve pensando que si voy que si no, y mi cartera y mi agenda dijeron no.... pero en fin, allá va mi voto virtual para el once and future president (Dr. Gawain, en este caso).

En el Dream Team










Miércoles 6 de septiembre de 2006

Landa's original and promising thesis

Aquí hablan bien de mí (es un boletín electrónico sobre estudios shakespeareanos):

Ton Hoenselaars y Paul Franssen. "Update on the Shakespeare Industry." Staple of News 11 (July 2006), http://shakespeare.let.uu.nl/staple11.htm

Incluye una reseña de lo que llaman "a short but insightful essay en­titled 'Adap­ta­tion, Appropriation, Retroaction: Sym­bolic Interaction with Henry V'". Qué bien: a mi colección de alabanzas va.  (Quien quiera el artículo en sí, está en versión PDF aquí ). No tengo el gusto de conocer a los autores más que a través de bibliografías, Y lo que dicen es esto:

Last year saw the publication of a collection of essays entitled Books in Motion: Adaptation, Intertextuality, Authorship, and edited by Mireia Aragay (Rodopi: Amsterdam and New York, 2005), ISBN 90-420-1885-2. This collection (with a very fine and useful introduction, con­taining a historical survey of “Adaptation Studies”) is mainly devoted to screen adap­tations of Pride and Prejudice, Wuthering Heights, James Joyce’s The Dead, Harry Potter, and Bridget Jones’ Diary, but it also con­tains an interesting Shakespearean contribution by José Ángel García Landa (Uni­versity of Zara­goza, Spain), a short but insightful essay en­titled “Adap­ta­tion, Appropriation, Retroaction: Sym­bolic Interaction with Henry V” (181-200). In it, the author looks at screen adapta­tions of Shake­speare’s Henry V – like Laurence Olivier’s film version of 1944 and Kenneth Branagh’s famous rendering of the same play in 1989 – and develops an argument about the way in which adap­tations, like these screen adaptations of Shakespeare, produce a “retro­active trans­formation” of the “original,” not by changing that “original,” but by making us perceive it differently at different moments in time; they become part of the cultural heritage that we call “Shake­speare” and can no longer be dissociated from it as we see and interpret the plays. The article provides a useful analysis of the way in which a “Shakespearean” adaptation differs from other adap­tations (for example because, given its traditional status, the source text continues to play a more impor­tant role in our appreciation of the “end” product) and argues an interesting case for the existence of a complex series an inter-picto­rial and inter-textual networks commanding the per­ceived meaning and im­pact of the screen adaptations that we see. Given the original and promis­ing thesis that Landa sets out to illustrate, it is curious that he should fall back on tra­ditional examples from Henry V that so many critics have discussed, in­stead of advancing examples of filmic texture that his own novel ap­proach could help us see for the first time. Never­theless, his final argu­ment that even as scholars we ought to be prepared to read Henry V in the light of recent political events, is bold as well as valid.


Para alimentar más el ego, que con la amenaza del fin del verano hace falta exorcizar la depre, acabo de encuadernar el tercer volumen del blog, versión impresa. Así podré decir que fatiga los estantes, una frase que siempre me ha gustado. Ya se sabe: el que no puede publicar, bloguea. Y a mí ni siquiera me han invitado los  de Blurb.com a imprimirme mi blog. Pero seguro que no compiten en estética; me ha quedado tan bonito, en tapa dura color bronce, como los dos anteriores. Y como ellos es una larga parrafada de párrafos, o miscelánea sátira-crítica menipea, o silva de varia lección; 360 páginas para la primera mitad de 2006, o sea casi dos páginas de blog al día. A ver si bajo la media (aunque hoy, que he pedido por fin el complemento de docencia, hasta lo he incluido al blog como "recurso de interés docente ocasional", jeje.  Estos ejercicios de recopilar tus propios méritos para el Estado te suben el nivel de autobombo malamente).

Entre los temas tratados en este "volumen 3": el IBSN, la trETAtregua, Shakespeare, las hazañas de Abo, Pibo y Otas, las de Colón; Spielberg, la nostalgia por el futuro, los fracasos de los planes, la patata transgénica, poesías y endechas, la batalla por el título de Filología Inglesa, los entresijos del curro, King Kong... vaya, por qué no; ya que no os regalo un ejemplar encuadernado, os paso esta reseña sobre los grandes simios derechos (sobre un rascacielos). Y el resto, en los archivos, fatigando los estantes virtuales.

King Kong


(Leído hoy en Fírgoa: estudio sobre la concentración de más del 80% de la investigación y producción científica mundial en sólo ocho países. España no es uno de ellos. Holanda, o Landa, sí).




Martes 5 de septiembre de 2006

Silence Once Broken

Novedades de hoy en esta huegg: (re)e-dición de un quinceañero artículo que publiqué en un volumen de homenaje a Enrique García Díez en 1991: "Silence Once Broken: Metalenguaje y clausura narrativa en Beckett". Va mayormente sobre El Innombrable, y sobre algunas paradojas y usos literarios que tiene el hablar sobre el silencio. Es que por no callar, hablamos hasta de los que hablan del silencio.

Ephemera et aeterna



Lunes 4 de septiembre de 2006

Terroristas pero no delincuentes

Leyéndome el libro de entrevistas hechas por Baltasar Garzón, La lucha contra el terrorismo y sus límites (Madrid: Adhara, 2006), me llama la atención algo que no parece llamársela ni al entrevistador ni al entrevistado. Es un aspecto del código penal español comentado por el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, al que hay que suponerle, como al juez Garzón, informado de lo que habla. Pues comenta de pasada esta surrealista disposición de nuestro Código Penal:

A) está el hecho de que "el artículo 571 CP considere terroristas a 'los que perteneciendo, actuando al servicio o colaborando con bandas armadas, organizaciones o grupos cuya finalidad sea la de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública" etc. etc. (p. 177).

B) "el Código Penal no considera delictivo, como a veces se afirma, la simple integración en una banda armada o grupo terrorista, sino la realización de actos de delincuencia común por quienes pertenezcan o colaboren con dichas organizaciones, con la intención expresa de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública" (Art. 571 CP). (Garzón: "Esta aclaración es muy oportuna"). (P. 181).

C) "Es conveniente destacar que se sanciona especialmente la colaboración con el terrorismo de aquellas personas que sin integrarse en la organización le prestan su colaboración de cualquier modo (Art. 576 CP 95). El Tribunal Supremo español, en sentencia del 10 de octubre de 1997, de la que fui ponente, estableció que la esencia del delito de colaboración con banda armada consiste en poner a disposición de la banda, conociendo sus métodos, medios de cualquier clase que a la organización le resultaría más dificultoso obtener sin dicha ayuda" (p. 191).

Total, A+B+C= es delito colaborar con una banda armada en un acto criminal concreto, pero no es delito de por sí formar parte de ella. Es decir, el legislador, en su sabiduría o ceguera, no entiende que ser miembro de una organización terrorista sea "colaboración con banda armada", es decir, que sea "poner a disposición de la banda, conociendo sus métodos, medios de cualquier clase que a la organización le resultaría más dificultoso obtener sin dicha ayuda"—por ejemplo sin miembros. De alucine, el código penal. Y sus intérpretes. Quizá por eso veamos a tantos miembros de organizaciones terroristas tan campantes haciendo declaraciones ávidamente recogidas por los medios de comnicación, conferencias invitadas por universidades, etc.

Entre esto, y el ayuntamiento "socialista" de mi ciudad que nos cierra las piscinas en pleno verano y plena ola de calor, me dan ganas, de verdad, de emigrar a un país donde las instituciones sean un poco menos memas, un poco menos tarugas. Y aún lo haré.

Impuesto revolucionario con desgravación










Fernando Poo y Rio Muni

Nos ha ofrecido nuestro patrono, el Gobierno de Aragón, un pequeño complemento salarial por desarrollar actividades extra para mejora de la docencia, publicación de materiales docentes, encuestas favorables de los alumnos, etc. Hoy he estado rellenando los impresos en red, o intentándolo, porque siempre te encuentras con el consabido "se ha producido un fallo imprevisto"... Como detalle bonito de esta experiencia, señalar que en el apartado "datos personales" del formulario electrónico te da a elegir la provincia de España en la que vives, y despúes de una lista más o menos alfabética (era alfabética, pero con los cambios de nombre autonómicos—un estrato geológico de datos, vamos), te salen al final de la lista de provincias nuestras colonias africanas.... Ceuta, Melilla, fuera de orden, claro, y seguidamente el Sáhara, Guinea Ecuatorial, Fernando Poo, Rio Muni... Todo esto desarrollado informáticamente este año, pero copiando, claro, una lista heredada de los ancestros. Vamos, que si no te salen Cuba, Filipinas y México, o la Florida y los Países Bajos, es porque el funcionario que hizo la lista aún se corta, y la recorta...

Este es mi autobombo para el recurso que presento, la bibliografía:

Esta bibliografía está disponible en red, en libre acceso a través de Internet. Se encuentra en elaboración desde 1995, con ampliaciones y actualizaciones anuales. Es un recurso utillizable tanto como apoyo a la investigación, como para la docencia. La media de consultas diarias en los últimos años, según el contador incorporado, es de alrededor de cincuenta. Es un trabajo de gran envergadura, con unas 200.000 referencias, que en su versión impresa ocupa unos 40 volúmenes. La bibliografía está referenciada e incluida como un recurso destacado en muchos repertorios y servidores de gran prestigio, como la Universidad de Oxford, la universidad de Harvard, el Massachusetts Institute of Technology, la Encyclopaedia Britannica, etc. En la Universidad de Zaragoza está incluida entre los recursos desarrollados para mi docencia en el Anillo Digital Docente.

Esta vez, por vez primera, especifican que valen materiales en cualquier tipo de soporte. Hasta ahora no los consideraban; como digo es que hay un ligero desfase a veces. Así que allí voy con mi bibliografía, a la primera convocatoria de estas en la que cabe. Y, sin embargo... ¿Hay apuestas a que no me dan el aumentillo de sueldo?

(Me tendré que buscar algún extrilla para completar el sueldo, como hace todo hijo de vecino avispado... porque lo que es los complementos salariales estos además son de risa, te sacarías muchísimo más dando una clase particular, y sin tener que hacer el trabajo extra que te van a apreciar o no en la evaluación. Ya lo hace la gente, cada cual a su manera. Que si te traduzco esto, que si te dozo aquello. Hoy mismo nos comunican por el correo de la Facultad que hay un grupo de clase de inglés para profesores y administrattivos, que va a dar en este centro una de las profesoras del clan joven. Era el proyecto del Rectorado para hacer la universidad bilingüe y luego traer muchos chinos.... Aunque gente que trabajamos tontamente como chinos ya la hay. En fin, de momento prefiero hacer bibliografías y blogs a fondo perdido que buscarme un sobresueldo. Ya se me pasará).

Web, teoría, filología, anglística



Domingo 3 de septiembre de 2006

Últimas fotos

de las vacaciones en Galicia; las he uploadeado en Flickr, aquí:

http://www.flickr.com/photos/garciala/

cum commento.

Datos adicionales: La nubosidad, interna y externa, variable. El agua estaba, en general, fría, pero mucho más fría en Vares que en Viveiro. Y he reducido el tamaño de las fotos para que me quepan más. Pero se pierde tamaño, que ya se sabe que importa (en las fotos ).

Y hoy nos hemos despedido del verano psicológico, al cerrarnos el ayuntamiento las piscinas en pleno verano de calendario y de meteorología. Abucheo desde aquí al concejal irresponsable que así lo haya desorganizado. Por lo menos nos hemos pegado ahí todo el día, con Eva y Oscar, que pasaban por aquí y nos han comentado el montaje gradual de la boda que se avecina. Ah, casarse, ¡hay que currárselo! Y encima, luego, seguírselo currando.

Más luz


Sábado 2 de septiembre de 2006

Gusanos al horno

El aterrizaje en Zaragoza no ha sido todo lo pimpante que hubiera podido. Bien es cierto que este año por lo menos no nos habían cambiado la llave del portal y no estábamos encerrados fuera con el equipaje a las dos de la madrugada, como nos pasó el año pasado. Pero... a cambio, en nuestra ausencia ha petado el frigorífico. Así que hoy expedición a comprar uno nuevo (a la manera occidental, hemos juzgado que es más razonable eso que intentar conseguir un técnico eficaz y puntual y que no se nos riese del modelo...). Así que el viejo, para armario ropero. Ahora que peor ha sido la sorpresa con la que nos hemos encontrado (un mes despúes de haberla dejado dentro) en el horno... in-en-a-rrabble. Como que hemos optado por la vía del genocidio, empezando por poner el horno en marcha y acabar con la masa viviente que allí había, por la vía del asado socarrado.... El horno no lo hemos tirado luego, pero el fregote que ha seguido ha sido de penitencia. ¿Será este desagradable episodio una alegoría del retorno a la vida cotidiana?

La patata transgénica




Viernes 1 de septiembre de 2006

Y viajando

de Galicia a Zaragoza, pasando otra vez por Madrid. (Et in Alcala ego). ¿Tiene lógica? Pues ya ni lo sé...  Hacemos alto para comer como auténticos salvajes, y para bañarnos en una piscina en Arévalo. Y llegamos a las dos y pico de la madrugada, sin incidentes.

Bringing It All Back Home



Más atrás: Agosto 2006

Blog de hoy