Ramón Acín Aquilué

(1888-1936)

 

 

 

Sangre en la tierra

Ramón Acín Aquilué, hacia 1936

 

 

 

 

Indefenso, solo, apaleado, maniatado, destrozado por el llanto y los gritos de Conchita y de las niñas, mutilados los sueños, sin palabras, con la boca seca y la cabeza a punto de estallarle. Ramón Acín se enfrentó en solitario al grupo de asesinos que lo llevaron a las tapias del cementerio de Huesca. Conocía a todos aquellos hombres convertidos en bestias. Después de tanto dolor, solo conservaba la mirada. Era el seis de agosto de 1936, aquel verano maldito. Sonaron los disparos y la tierra se mezcló en la sangre. Se apagó la luz y las manos creadoras se quedaron para siempre quietas, y los labios inertes, y la mirada rota...

*  *

Me emociono cada vez que José Manuel Ontañón cierra los ojos y entona el Lied que sonaba en la cajita de música que Ramón Acín tenía en su estudio. Era una jaula en cuyo interior revoloteaba un pajarillo acompañando la melodía. Esta cajita de música y el esqueleto encandilaban a los hermanos Ontañón cuando acudían con su madre, mi María Sánchez Arbós, a casa de los Acín, a jugar con Sol y Katia.

*  *

 

Un sueño en la prisión, 1929

 
   
 

 

Por escribir sus nombres

 

... "Ramón Acín no pudo resistir la imagen que construía con los sonidos que llegaban desde la habitación de al lado. No hay sufrimiento más cruel que el sufrimiento imaginado. Y salió de su refugio. Allí, en el pequeño habitáculo que le había servido de escondite, quedaron, esparcidos en el suelo, papeles de distintos tamaños con las últimas palabras, con los últimos apuntes que hizo durante los días que estuvo escondido"

[Fragmento de la novela Por escribir sus nombres que Víctor Juan presento al Certamen Ciudad de Barbastro 2005 LEER MÁS y Escuchar La última rosa del verano]

 

 

 
 

 

La caja de música de Ramón Acín

 

 

Selección de textos sobre la vida y la obra de Ramón Acín

 

Ramón Acín Aquilué, Víctor Pardo en La Vanguardia >>

*  *  *

Los tres ochos tendidos de Ramón Acín Aquilué, Francisco Carrasquer, en Trébede >>

*  *  *

Página de Jesús Lou dedicada a Ramón Acín

*  *  *

La mariposa y la pajarita. Homenaje de Chema Lera a Ramón Acín

 

 

*

 

Ramón Acín. Arte comprometido y de Vanguardia, Sonya Torres (pdf)

*  *  *

Ramón Acín. El renacer del artista silenciado, Víctor Pardo Lancina en Trébede >>

*  *  *

Katia Acín, Antón Castro, Heraldo de Aragón >>

Conchita Monrás, Katia y Sol Acín

Ramón Acín (1888-1936): Un artista en el periódico, Antón Castro >>

*  *  *

Ramón Acín, apología de la libertad, Antón Castro, en Aragoneses ilustres, ilustrados e iluminados >>

 

Ramón Acín, por José Luis Cano

*  *  *

"- Allí están mamá y papá.

Nos acercamos hasta quedar frente al conocido bajorrelieve de bronce. Yo las miré, supongo que con un interrogante en la mirada y dije:

- ¿Aquí? -y mis primas musitaron:

- Sí, esto creemos. Entre los restos que se encontraron había una chaqueta de pijama, la de papá y unos lapiceros que acostumbraba llevar en los bolsillos".

El recuerdo imposible, Joaquín Monrás Sender, en Trébede, 75-76.

 

*  *  *

"Cuando se habla de la licencia Creative Commons, el copyleft y todo eso siempre viene a la cabeza Ramón Acín, su entrega a compartir el conocimiento y a difundir la cultura. Seguro que Ramón Acín se hubiera entusiasmado con el software libre". Mariano Gistaín

*  *  *

 

Paco Ponzán o el beso del olvido, Víctor M. Juan Borroy, en Qriterio Aragonés  >>

 

Las Pajaricas, escultura de Acín en el Parque de Huesca

Homenaje a Ramón Acín y a Concha Monrás