Diseño de cubierta:
Pascual Blanco

Edita: Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza

Edición subvencionada por:
-Vicerrectorado de Investigación de la Universidad de Zaragoza
-Vicerrectorado de Extensión Universitaria
-Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón
-Caja de Ahorros de la Inmaculada
-Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón

I.S.S.N.: 0213-1498
Depósito legal: Z-2.330-87
Cometa, S. A.- Ctra. Castellón, Km. 3,400- 50013, Zaragoza

   
 

Formas y espacios urbanos en la Historia de Zaragoza

Manuel Expósito Sebastián

 

La historia del arte en la encrucijada

Gonzalo Máximo Borrás Gualis

El palacio musulmán de la Aljafería

Manuel Expósito Sebastián, José Luis Pano Gracia

Las techumbres islámicas del palacio de la Aljafería : fuentes para su estudio

Bernabé Cabañero Subiza, Carmelo Lasa Gracia

Intervenciones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército en el Castillo de la Aljafería de Zaragoza durante el siglo diecinueve

Pedro I. Sobradiel Valenzuela

Las inscripciones del tímpano de la Catedral de Jaca

Juan Francisco Esteban Lorente

Aportaciones al catálogo de la obra de Tomás Giner, pintor de Zaragoza

María del Carmen Lacarra Ducay

La Parroquia de San Felipe según un vecindario de 1530 : un nuevo hito para la historia urbana de Zaragoza

María del Carmen Gómez Urdáñez

La Residencia de los canónigos de Montearagón en Huesca : restos escultóricos

María Teresa Cardena García

Diego Guillén, imaginero burgalés (1540-1565)

María Pilar Ruiz de la Cuesta

Observaciones sobre el antiguo retablo mayor de la iglesia parroquial de Cella (Teruel), 1560-62

Ernesto Carlos Arce Oliva

Felipe II y el miniaturista aragonés Pedro Sánchez de Ezpeleta

M. Carmen Morte García

Estado de la cuestión, fuentes y metodología para el estudio de los ornamentos de las iglesias zaragozanas (siglo XVI)

Ana María Agreda Pino

La participación de los miembros de las Ordenes Religiosas en el proceso de construcción de sus Monasterios : el caso de la Orden Cartujana en España (siglos XVII y XVIII)

Elena Barlés Báguena

El retablo mayor de la iglesia de San Ildefonso (Simón Ubau, 1762) : reflejo de la estancia de Ventura Rodríguez en Zaragoza y de la inauguración de la Santa Capilla

María Isabel Alvaro Zamora

Las pinturas de Aula Dei y el "Cuadernillo italiano" de Goya

Federico Torralba Soriano

Goya y los Bayeu a través de las cartas de Fray Manuel Bayeu

José Ignacio Calvo Ruata

Resumen

Una aproximación al estudio del Teatro Principal de Zaragoza : el teatro nuevo de comedias de 1799

Amparo Martínez Herranz

Estudio documental de la colección de tapices de la Universidad de Zaragoza

Carmen Rábanos Faci

Escenografías para el culto : los monumentos de Semana Santa en el siglo XIX

Ascensión Hernández Martínez

Resumen

Telones y teloneros

Manuel Santiago García Guatas

La urbanización de los terrenos de los antiguos conventos de Santa Inés, Fecetas y Santa Lucía

Isabel A. Yeste Navarro

Avance del estado de la bibliografía sobre Honorino García Condoy

Margarita Vela Tejada

El cine español y la transición

Agustín Sánchez Vidal

 

Presentación

Gonzalo M. Borrás Gualis

El Camino de Santiago y la muerte del rey Sancho Ramírez : un expolio que coincide con la commemoración de un aniversario

Bernabé Cabañero Subiza

Como cuartos de ajusticiado

María del Carmen Gómez Urdáñez

Las últimas pérdidas de arquitectura civil de los siglos XV-XVI en Zaragoza

María del Carmen Gómez Urdáñez

El 'Rincón' arrinconado

Carmen Rábanos Faci

El Teatro Fleta

Amparo Martínez Herranz

Responsabilidades compartidas

Agustín Sánchez Vidal

¿La última cisura urbanística en el casco histórico de Zaragoza?

Carmen Gómez, Guillermo Fatás Cabeza, Gonzalo Máximo Borrás Gualis

Lo que el Tubo ya ha perdido y lo que aún puede perder

Carmen Gómez, Guillermo Fatás Cabeza, Gonzalo Máximo Borrás Gualis

El desaparecido Hotel 'Villa Alta' de la familia Ostalé en el zaragozano Paseo de Ruiseñores

María Pilar Poblador Muga

Estudio histórico-artístico de los manuscritos iluminados de La Seo de Tarazona (Zaragoza) : aportación a su análisis y catalogación

María Pilar Falcón Pérez

 

Los castillos catalanes del siglo X : circunstancias históricas y problemas arqueológicos

Bernabé Cabañero Subiza

 

Las exequias reales de la Casa de Austria en España, Italia e Hispanoamerica

María Adelaida Allo Manero

 

Arqueología industrial en Aragón : arte, industria y sociedad (1850-1936)

Francisco Javier Jiménez Zorzo

 

Manuel Viola y el informalismo en España

Cristina Giménez Navarro

 

Catalogación y estudio de los fondos de pintura española del Museo de Bellas Artes de Bilbao del siglo XIII al XVIII (de 1270 a 1700)

Ana Galilea Antón

 

Las cartujas construidas de nueva planta durante los siglos XVII y XVIII en la provincia cartujana de Cataluña : Ara Christi (Valencia), Nuestra Señora de las Fuentes (Huesca) y Jesús Nazareno de Valldemosa (Mallorca)

Elena Barlés Báguena

 

Escultura monumental románica en La Rioja : iconografía y ornamentación

Minerva Sáenz Rodríguez

 

Estudio documental de las artes en la Iglesia Imperial de Santa María de Palacio, de Logroño, durante los siglos XII al XVI

María Teresa Alvarez Clavijo

 

Los cines en Zaragoza (1896-1936) : introducción, consolidación y desarrollo: arquitectura y decoración

Amparo Martínez Herranz

 

 

 

EXPÓSITO SEBASTIÁN, Manuel, “Formas y espacios urbanos en la historia de Zaragoza”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

El concepto de espacio en la ciudad va evolucionando rápidamente, y con la misma velocidad cambia de significado, corriendo el peligro de olvidar su carácter original: desde la dimensión histórica de ese espacio a su valor como emblema de la ciudad. El artículo, a modo de reflexión, analiza algunos ejemplos de Zaragoza: la transformación de nuestras plazas y su consecuente cambio de sentido, intentando no olvidarlo mediante la instalación de símbolos, esculturas con las que recordar su significado primigenio, pero con las que raramente se consigue.

BORRÁS GUALIS, Gonzalo M., “La Historia del Arte en la encrucijada”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

La tendencia actual a la excesiva especialización en los estudios universitarios está conduciendo a una curiosa situación en la que el estudio de la Historia del Arte ya no se basa en la Historia, disciplina madre, o como, por ejemplo, la creación de la Licenciatura en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, que carecerá del necesario conocimiento de la Historia y de la Historia del Arte. Se defiende el abandono de esta superespecialización, en pro de una vuelta al estudio de la Historia, que no va en detrimento del conocimiento artístico sino en busca de una mejor y más rica comprensión del hecho artístico.

* * * * * *

EXPÓSITO SEBASTIÁN, Manuel y PANO GRACIA, José Luis, “El palacio musulmán de la Aljafería”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Con el presente texto, que nos fue encargado por el Instituto Herzen de Leningrado, hemos querido hacer una exposición lo más ordenada posible de las distintas partes que integran el palacio musulmán de la Aljafería (Zaragoza), dado que se trata de uno de los ejemplos más sobresalientes que la arquitectura taifal del siglo XI que se conserva en la Península Ibérica. Para ello se analizan sus precedentes tipológicos, que se encuentran en los denominados palacios musulmanes del desierto (siglo VIII); luego se hace un estado de la cuestión de sus distintas partes y estancias, y por último se apuntan las influencias que ejerció en edificios tan emblemáticos como la Alhambra de Granada. Sin olvidarnos tampoco de cuáles han sido los criterios de restauración que se han tenido en cuenta desde los tiempos del arquitecto D. Francisco Iñiguez Almech, para concluir con el comentario de la instalación de las Cortes de Aragón en el interior del monumento, a cargo de los arquitectos D. Luis Franco Lahoz y D. Mariano Pemán Gavín.

* * * * * *

CABAÑERO SUBIZA, Bernabé y LASA GRACIA, Carmelo, “Las techumbres islámicas del palacio de la Aljafería. Fuentes para su estudio”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Del estudio de las noticias existente del siglo XIX, el estado actual de la alcoba oeste del salón del Trono, de las piezas trasladadas desde este lugar en 1866 al Museo de Zaragoza, y del análisis de techumbres islámicas y mudéjares semejantes se desprende que la cubierta original de dicha sala era un alfarje, cuya sustentación era favorecida por un friso de canes y cobijas de yeso. Dichos canes debían de ser un trasunto de las existentes en el Salón del Trono pues sólo verdaderamente allí cumplían una función tectónica. Podemos hacer cierta idea del aspecto de los elementos lígneos desaparecidos contemplando los del coro alto de la iglesia de la Virgen de Tobed (Zaragoza) y el tablero almorávide conservado en el museo del Bathá de Fez con n.º de registro 45.41., pieza esta última que presenta grandes afinidades decorativas con las del taller de la Aljafería.

* * * * * *

SOBRADIEL, Pedro, “Intervenciones del Cuerpo del Ejército de Ingenieros del Ejército en el Castillo de la Aljafería de Zaragoza durante el siglo XIX”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

El palacio musulmán de la Aljafería, que había nacido como construcción civil, va a sufrir toda una serie de transformaciones en el siglo XVIII con la finalidad de adaptarlo a su nuevo uso: acuartelamiento militar.

Tras las destrucciones sufridas durante la ocupación francesa, se plantea la necesidad de una nueva reforma, estudiada en este artículo, con la que poner al día la escasa capacidad defensiva de la construcción. Se van a suceder múltiples proyectos de reforma, eligiendo el proyecto de D. Juan Palou Comasema y Sánchez de 1864, al que seguirán varios proyectos más de reforma y ampliación sobre el proyecto de Palou.

* * * * * *

ESTEBAN LORENTE, Juan Francisco, “Las inscripciones del tímpano de la Catedral de Jaca”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se presenta el calco de las inscripciones del tímpano de la catedral de Jaca y su correcta traducción. Se explica el sentido gramatical, teológico y pictórico de la inscripción. Se concluye que la explesión “Duplex Sps. Almus”, se refiere a la doble procedencia del Espíritu Santo y a la letra del crismón X. Este artículo continúa con una segunda parte “El tímpano de la catedral de Jaca (continuación)”, Aragón en la Edad Media, XIV-XV, Universidad de Zaragoza 1999, pp. 451-472.

* * * * * *

LACARRA DUCAY, Mª del Carmen, “Aportaciones al catálogo de la obra de Tomás Giner, pintor de retablos” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se describen nuevas obras de Tomás Giner, pintor documentado en Zaragoza entre 1458 y 1480, relacionándolas con otras ya conocidas de las que se tiene documentación.

Las primeras son cuatro tablas que formaron parte del guardapolvo del retablo mayor de la Iglesia de San Lorenzo de Magallón (Zaragoza), pintado por Giner en 1466. Representan las de mayor tamaño, medias figuras de los profetas, Isaías y Jacob, con filacterias en las manos, y las dos restantes, las figuras orantes de sendos caballeros, posibles miembros del Concejo de la villa de Magallón, que encargara la obra.

Completan el catálogo las pinturas murales realizadas por Giner en la capilla mayor de la Catedral de San Salvador de Zaragoza, en tiempos del arzobispo Juan I (1457-1475) que decoraban los ventanales fingidos del presbiterio. Cuatro ventanales ciegos, dos a cada lado del frente del testero, con falsas vidrieras ocupadas con imágenes de ángeles mancebos portadores de las “armas de la Pasión de Cristo”, que pueden ser datados entre 1473 y 1474.

* * * * * *

GÓMEZ URDÁÑEZ, María del Carmen, “La parroquia de San Felipe según un vecindario de 1530. Un nuevo hito para la historia urbana de Zaragoza” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Cuando una elevada mortandad castigaba ya a la ciudad de Zaragoza, se adoptaron medidas consabidas de protección frente a la peste, en marzo de 1530. Una de ellas fue el reforzamiento de la guardia del recinto urbano, organizada por parroquias y mediante el decenamiento de los vecinos, tal y como era usual en casos, como este, de necesidad. La fuente excepcional que sirve de base a este estudio desarrolla completamente esta agrupación en decenas, cincuentenas y centenas de los vecinos de una parroquia, la de San Felipe, constituyendo una ilustración concreta del proceso, nunca conocido hasta este punto en la historia de la ciudad. Pero, más importante aún, brinda un censo exhaustivo de la población del barrio, según un recorrido por las calles del mismo que se ha podido restablecer. Las aportaciones al conocimiento de la demografía y del urbanismo de la ciudad que han podido efectuarse han sido, en consecuencia, de gran relieve.

* * * * * *

CARDESA GARCÍA, Mª Teresa, “La residencia de los canónigos de Montearagón en Huesca: restos escultóricos” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

En este artículo, en primer lugar se deshace un error, se deslinda la identificación de dos edificios que se habían identificado como uno solo. En segundo lugar, se hace un estudio detallado del patio y teniendo en cuenta la bibliografía existente, el ambiente artístico del momento y los escasos restos conservados: unos tondos (ya que el patio desaparece hacia 1935), la autora realiza un estudio comparativo con otras obras existente y estable una hipótesis de autoría y cronología: el patio, en su aspecto estructural y decorativo considera que es obra de Gil Morlanes el Joven; en el aspecto escultórico, duda de que el autor sea el mismo y le atribuye una fecha aproximada entre 1520 y 1530, años en que Gil Morlanes el Joven está realizando varias obras en Aragón.

* * * * * *

BARRÓN GARCÍA, Aurelio y RUIZ DE LA CUESTA, Mª Pilar “Diego Guillén, imaginero burgalés (1540-1565)” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Diego Guillén, hijastro del pintor Diego de Torres el Viejo, fue uno de los imagineros más destacados en Burgos durante el siglo XVI. Pasó por el taller de su padrastro, donde estuvo en contacto con multitud de artistas, y conoció a Felipe Vigarny, trabajando, quizá, en el taller que el escultor tenía en Peñaranda. A partir de la muerte de su padre y de Vigarny, comienza a trabajar por su cuenta, poniéndose al frente del taller de Torres el Viejo, realizando multitud de encargos, algunos de los cuales (Salas de los Infantes, participación en Santa Clara de Briviesca) son analizados en el artículo.

* * * * * *

ARCE OLIVA, Ernesto, “Observaciones sobre el antiguo retablo mayor de la Iglesia parroquial de Cella (Teruel), 1560-1562.” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Esta investigación sobre el retablo de la Asunción de la iglesia de Cella pretende dirimir la cuestión de su autoría y su datación, tarea ardua dado el estado fragmentario de los restos, dañados a causa del desplome del templo en 1802. En lo referido a su autoría, se decanta por un trabajo en colaboración entre Cosme Damián Bas, que se encargaría de la mazonería, y Bernardo Pérez, a quien se le atribuyen las esculturas. En cuanto a su cronología, se sabe que el retablo está terminado en 1562. Más problemático es dilucidar la fecha de inicio de las obras, siendo lo único seguro que, en 1544, Hernando de Aragón ordena levantar el retablo mayor. Tipológicamente, se adscribe al retablo denominado de entrecalles. En el estudio de las formas, se advierte una asimilación del italianismo cinquecentista de raíz miguelangelesca, no exento de cierta expresividad.

* * * * * *

MORTE GARCÍA, Carmen, “Felipe II y el miniaturista aragonés Pedro Sánchez de Ezpeleta” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se dan a conocer tres cartas fechadas en Monzón (Huesca), en 1585, dirigidas al secretario de Felipe II Mateo Vázquez de Leca, donde se informaba de la pericia del miniaturista Pedro Sánchez de Ezpeleta “con la pluma y la iluminación”, demostrada en sus trabajos en los cantorales del monasterio de El Escorial. La correspondencia avalaba a Ezpeleta para conseguir su nombramiento como artista real, quien ya había entregado personalmente al monarca, en las Cortes de Monzón, una cartilla manuscrita destinada a su hijo el príncipe Felipe.

* * * * * *

ÁGREDA PINO, Ana María, “El estado de la cuestión, fuentes y metodologías para el estudio de los ornamentos de las iglesias zaragozanas (S.XVI)” en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se analizan las fuentes y metodologías necesarias para el estudio del trabajo textil, especialmente el de los ornamentos eclesiásticos de las iglesias zaragozanas. El siglo XVI fue la época de gran esplendor de Zaragoza en la producción de lujosos tejidos. A pesar de la riqueza y calidad de las piezas zaragozanas, y a la abundancia de fuentes documentales conservadas en los archivos, no se ha elaborado ningún estudio ni de carácter global ni particular. Además de las fuentes documentales contamos con los propios ornamentos sagrados que han llegado hasta nuestros días y que nos ofrecen una información a todos los niveles de incalculable valor. Como muestra de lo anteriormente expuesto, el artículo concluye con un estudio completo del terno de Don Hernando de Aragón, conservado en la iglesia de San Pablo.

* * * * * *

BARLÉS BÁGUENA, Elena, “La participación de los miembros de las órdenes religiosas en el proceso de construcción de su monasterios. El caso de la Orden Cartujana en España (siglos XVII y XVIII)", Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

El artículo tiene como objeto definir cuales fueron las responsabilidades y competencias específicas asumidas por los miembros de las comunidades cartujanas en el proceso de construcción de sus monasterios durante los siglos XVII y XVIII, poniendo como ejemplo el caso español. Tras estudiar la legislación cartujana de la época así como diversos documentos inéditos encontrados en diferentes archivos (Archivo Histórico Nacional, Archivo del Reino de Valencia, Archivo del Reino de Mallorca, Archivo particular de Huesca, Archivo de la cartuja de Aula Dei, Archivo de la Iglesia Parroquial de Fuentes de Ebro, Biblioteca de Catalunya, etc.), que demuestran la implicación concreta que tuvieron los priores, los padres visitadores, los capítulos de las comunidades monásticas y los hermanos en las obras de edificación de sus casas , hemos podido concluir que los Estatutos que guiaron el modo de vida de las comunidades cartujas en las centurias señaladas no solo fomentaron sino que exigieron la activa participación de los miembros de la familia cartujana en el proceso de creación u ejecución de sus monasterios y de hecho se ha podido constatar que los priores guiaron hasta los últimos detalles el proceso de edificación de los conjuntos, previa consulta a los miembros de su comunidad, que los visitadores vigilaron, orientaron o frenaron en su caso las obras de los monasterios, informando puntualmente de todo ello al Prior General; por fin los legos con formación como maestros de obras o albañiles fueron utilizados como mano de obra cuando fue necesario.

* * * * * *

ÁLVARO ZAMORA, María Isabel, “El retablo mayor de la iglesia de San Ildefonso (Simón Ubau, 1762): reflejo de la estancia de Ventura Rodríguez en Zaragoza y de la inauguración de la Santa Capilla”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se analiza el retablo mayor de la iglesia de Santiago (originalmente iglesia del convento dominico de San Ildefonso) y las atribuciones de autoría hechas hasta la fecha. A partir de aquí se aporta documentación inédita que invalida todo lo anterior y nos permite saber que fue obra del escultor Simón de Ubau –dentro del barroco tardío clasicista- y de los carpinteros Lorenzo y Francisco Miranda, contratada en 1762 y finalizada en 1770. Se estudia formal y estilísticamente su mazonería y escultura, y se reconstruye la disposición original del retablo, en parte desmontado y transformado con el paso del tiempo, siendo evidente la influencia que tuvo en su diseño la presencia de Ventura Rodríguez en Zaragoza y la coetánea inauguración de la Santa Capilla de la basílica del Pilar.

* * * * * *

TORRALBA SORIANO, Federico, “Las pinturas de Aula Dei y el “Cuadernillo Italiano” de Goya”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

La cronología que se venía aceptando como tradicional para la realización de las pinturas de Aula Dei fue puesta en duda por D. Federico Torralba, en base a las evidentes diferencias de estilo que se pueden observar en éstas, e incluso cambios iconográficos.

En el presente artículo, Torralba presenta una”prueba” más con la que ratificar su hipótesis: los dibujos y anotaciones realizadas por Goya en su “Cuaderno italiano”, apuntes datados en 1774 que hacen alusión al conjunto de “La circuncisión” y “La adoración de los Reyes Magos” del conjunto de Aula Dei.

* * * * * *

RÁBANOS FACI, Carmen, “Estudio documental de la colección de tapices de la Universidad de Zaragoza”, en Artigrama, nº10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Documentación sobre la compra, conservación, restauración y participación en exposiciones de las piezas de la colección de tapices de la Universidad de Zaragoza, trabajo realizado por C.R.F. en  el curso 1972-1973 para su Tesis de Licenciatura. La colección había pertenecido previamente a la familia Las Balsas,residentes en las proximidades de la Universidad, en la Calle del Coso, provenientes de Tarazona, donde se les conoce antes de 1600. Algunos tapices participaron en las Exposiciones  de 1917 y 1928.

* * * * * *

GARCÍA GUATAS, Manuel Santiago, “Telones y teloneros”, en Artigrama, nº10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se aborda el estudio pormenorizado de los sucesivos telones de boca del Teatro Principal. Los dos primeros fueron pintados por Ramón Urquizu y de ellos sólo se conoce su fecha (uno, datado en 1799 y el otro, en 1815). Poco después, en 1818, Cristóbal Garrigo materializa el tercer telón de boca, escogiendo como tema una alegoría mitológica. En 1825, Vicente García de Vera, diseña un telón del que se ignora su temática. En 1850, Mariano Pescador decora el quinto telón con una vista de Zaragoza. A éste, le sucedió uno nuevo encargado a Unceta a finales de 1875, en el que presentó el Templo de la Gloria. Asimismo, se traza un análisis epidérmico de los telones pertenecientes a teatros privados zaragozanos. Se cierra con un recorrido por los escenarios aragoneses más relevantes y con la nómina de los teloneros y escenógrafos.

* * * * * *

YESTE NAVARRO, Isabel, “La urbanización de los terrenos de los antiguos conventos de Santa Inés, Fecetas y Santa Lucía”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

El extremo noroccidental de la ciudad histórica de Zaragoza estuvo ocupado desde el siglo XIII por tres grandes conventos: Dominicas de Santa Inés, Carmelitas Descalzas de Santa Teresa de Jesús —Fecetas— y Cistercienses de Santa Lucía. Hasta mediados del siglo XX, el sector se mantuvo inalterable. En el Plan de Reforma Interior de 1939, los arquitectos Regino Borobio y José Beltrán, autores del plan, propusieron la urbanización del mismo, fragmentándolo y haciendo que las calles preexistentes del Barrio de San Pablo, se prolongaran a lo largo de la zona. Esta urbanización conllevó para la misma un cambio de uso, pasando ésta a estar ocupada fundamentalmente por edificios de carácter residencial, lo cual, sin embargo, tuvo escasa incidencia en sectores limítrofes. No se crearon nuevos servicios para el barrio, de tal forma que el sector ha quedado como un espacio insolidario con el entorno y, en cierta forma, autoabastecido en sí mismo.

* * * * * *

VELA TEJADA, Margarita, “Avance del estado de la bibliografía sobre Honorio García Condoy”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

El artículo de Vela Tejada se centra en la presentación de toda la bibliografía disponible sobre el escultor aragonés Honorio García Condoy, artista escasamente estudiado. Se incluyen todas las obras en las que se le hace referencia, desde obras generales a monografías o catálogos, además de fuentes audiovisuales como entrevistas de radio o televisión.

* * * * * *

SÁNCHEZ VIDAL, Agustín, “El cine español y la transición”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

En este artículo se hace un análisis de nuestro cine de transición haciendo una triple distinción: la transición del cine español, marcado por La caza, de Carlos Saura en 1965, la transición en el cine español con Siete días de enero, de Bardem en 1978, La fuga de Segovia, de Imanol Uribe en 1981 y otras, y el cine español de la transición, como Los nuevos españoles, de Roberto Bodegas.

Se plantean los problemas del cine español tras la Transición, como fue la caida del cine español en taquilla frente al cine estadounidense, y las propuestas que surgieron para la mejora de la situación como fue la ley Miró.

 

 

CABAÑERO SUBIZA, Bernabé, “El Camino de Santiago y la muerte del rey Sancho Ramírez: un expolio que coincide con la conmemoración de un aniversario”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se denuncia el estado de semiabandono de Tiermes, que fue punto focal del Camino de Santiago en el medievo. Su expropiación por la Confederación Hidrográfica del Ebro, a causa de las obras del embalse de Yesa, propició su decadencia. Ante tal situación de desamparo, se han perpetrado expolios como el del cancel que coronaba el acceso de la casa parroquial y que pudo ser, en origen, el cancel del presbiterio de un templo.

* * * * * *

GÓMEZ URDÁÑEZ, María del Carmen, “Como cuartos de ajusticiado”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se llama la atención sobre la instalación de sólo una parte del artesonado de la sala de la casa de Gabriel Sánchez, tesorero del rey, de finales del s. XV, en el llamado Palacio de Montemuzo, sede del Archivo y Hemeroteca municipal de Zaragoza. El rescate de esta importante pieza del más inicial Renacimiento aragonés, muy deteriorada por largos años de abandono, no ha sido el idóneo, al entenderse al margen de su valor como elemento definitorio de un espacio característico.

* * * * * *

GÓMEZ URDÁÑEZ, María del Carmen, “Las últimas pérdidas de arquitectura civil de los siglos XV-XVI en Zaragoza”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se trata de los siguientes casos: el de la casa conocida como del Prior Ortal en la calle Santa Cruz, que ha sido rehabilitada según criterios no rigurosos de conservación de su carácter y sus elementos históricos; de la techumbre de la sala de la casa de Gabriel Sánchez, tesorero de Fernando el Católico, instalada sólo parcialmente en el palacio de Montemuzo; del derribo de la casa llamada de la Caballería en la esquina de las calles Cinegio y Estébanes, con importantes restos de techumbres labradas en su interior; y, finalmente, del palacio de Armijo, sede del Justicia de Aragón, en la calle don Juan de Aragón nº 7, que, rescatado inicialmente del derribo emprendido por sus propietarios, ha sido vaciado completamente por su dueño actual: la Diputación General de Aragón.

* * * * * *

RÁBANOS FACI, Carmen, “El "Rincón" arrinconado”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Este artículo mantiene una postura reacia a la pretensión de transformar uno de los monumentos artísticos más emblemáticos del racionalismo español y del Movimiento Moderno: el "Rincón de Goya", erigido por Fernando García Mercadal entre 1926-1928. Este edificio, estimatizado desde su nacimiento, se ve abandonado, nuevamente, al arbitrio de quienes no estiman su valor histórico-artístico.

* * * * * *

MARTÍNEZ HERRANZ, Amparo, “El Teatro Fleta”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

El artículo evidencia la disconformidad con los planes de demolición del Teatro Fleta, diseñado por José de Yarza en la década de los cincuenta. Esta impresionante construcción, concebida para la representación de espectáculos teatrales y la proyección de películas, declarada edificio de Interés Arquitectónico se ve amenazada por el desconocimiento, la falta de sensibilidad y los intereses especulativos.

* * * * * *

SÁNCHEZ VIDAL, Agustín, “Responsabilidades compartidas”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se rechazan los planes de demolición del Teatro Fleta, tanto por su valía artística como por representar la inclinación natural de los aragoneses por el cine. La desidia respecto al cine es evidente en la desatención de las infraestructuras cinematográficas y en el hecho de que la Consejería de Cultura de la DGA no haya concretado, todavía, su política relativa al audiovisual.

* * * * * *

GÓMEZ URDÁÑEZ, María del Carmen, FATÁS CABEZA, Guillermo y MÁXIMO BORRÁS GUALIS, Gonzalo, “¿La última cisura urbanística en el casco histórico de Zaragoza?”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se denuncia el proyecto de intervención drástica en la zona conocida como el Tubo, entre Plaza de España y calles Cinegio y Mártires, en donde se encuentran restos importantes del patrimonio histórico de la ciudad.

* * * * * *

GÓMEZ URDÁÑEZ, María del Carmen, “Lo que el Tubo ya ha perdido y lo que aún puede perder”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

En el contexto del proyecto de intervención drástica en la zona conocida como el Tubo, entre Plaza de España y calles Cinegio y Mártires, en Zaragoza, se relacionan los restos históricos que hasta hace poco existieron en ella y los que están hoy amenazados por la agresiva actuación que se plantea.

* * * * * *

POBLADOR MUGA, María Pilar, “El desaparecido Hotel Villa Alta de la familia Ostalé en el zaragozano Paseo de Ruiseñores”, en Artigrama, nº 10, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Zaragoza, 1993.

Se analizan tanto el desaparecido hotel Villa Alta como las circunstancias que lo han condenado a su desaparición. Fue construído para la familia Ostalé entre 1912-15 en el Paseo de Ruiseñores. El edificio constituía un ejemplo singular de arquitectura híbrida, combinando elementos de clara influencia de la Sezessión vienesa, con otros característicos del estilo ecléctico norteño tan de moda en aquellas fechas en Cantabria y País Vasco. Además, el escultor Dionisio Lasuén realizó para este hotel una de sus últimas intervenciones. A pesar de todo ello y de estar catalogado como edificio de “Interés Arquitectónico” fue derribado en 1994. La falta de sensibilidad ciudadana y la ineficacia de los ridículos expedientes sancionadores de las instituciones públicas, hacen que este tipo de prácticas sean terriblemente cotidianas.

 


   
_____________________________________________________________________________________________________

Dirección de la revista: María Isabel Álvaro Zamora Secretario de la Revista: Javier Ibáñez Fernández

Diseño y mantenimiento de la página: Jorge Peralta Artacho