CASIDAS DE AMOR MISTICO

 

Miró el rayo oriental y amó el oriente

de fulgurar en occidente, el occidente hubiera amado,

pues mis ansias de amor son por el rayo y sus fulgores

no decidieron mi amor ni los lugares ni la tierra .

la brisa me ha narrado de ella un decir aprendido

del dolor y de mi pasión, de la tristeza y de mi sufrimiento,

del éxtasis y de mi razón, de la nostalgia y del amor

de las lágrimas y de mis ojos, del fuego y de mi corazón

Aquella a quien amas sólo está en tu pecho

y la brizan tus suspiros

Yo le dije: Hazle saber que ella es

quien causa el fuego de mi corazón.

Sólo puede apagarlo la unión eterna

y si arde más no es culpa del amante

*****

Ir a Poema2 . . . .

Ir a Inicio

. . . . Volver a Poetas