La vida de Ibn Jaldun :

Ibn Jaldun, según el mismo indica en su autobiografía, nació en Túnez el primero del mes de ramadán del año 732. El origen de su familia es yemení hadrumí. Según el mismo Ibn Jaldun, en su libro “Kitab Al-Ta^arif”, cita la existencia de un parentesco entre él y Wa´il Ibn Hayr As-sahabi al cual bendijo el Profeta cuando vino anunciando su Islam diciéndole: “Dios bendiga a Wa´il Ibn Hayr y a toda su descendencia hasta el día del Juicio Final.”

De su noveno abuelo le viene el nombre de Ibn Jaldun ÎáÏæä ÇÈä el cual llegó a Al-Andalus con la llegada de los árabes a la Península y se hizo famoso por el nombre de Jaldun siguiendo la costumbre de entonces en el Magreb y Al-Andalus de añadir ¨waw¨y ¨nun¨como indicativo de importancia. Esta familia se dio a conocer con el nombre de Bani Jaldun Èäí ÎáÏæä .

A su nombre se le suele añadir Al-maliki ÇáãÇáßí haciendo referencia a sus tendencias religiosas y especialmente después de haber sido nombrado “el juez de los jueces maliquíes de Egipto”. También ponía siempre acompañando a su nombre “Al-Hadrumí” que viene de hadramut (zona yemení de la que procedía su familia).

Ibn Jaldun en su autobiografía describe capítulos largos de su formación cultural determinando su orígen y sus maestros describiendo al detalle todos los conocimientos que fue adquiriendo paulatinamente. Deducimos de ello que los principios de su formación fueron tradicionalistas, siguiendo la costumbre de los países islámicos supervisada por su padre que fue su primer maestro.

Estudió el Corán, el Hadiz, Tafsir y Fuqh (Jurisprudencia), todo esto según la corriente maliquí. Estudió lingüística y más tarde filosofía, lógica, Ciencias Naturales obteniendo la admiración de sus maestros.

De entre sus profesores Ibn Jaldun destaca en su biografía a dos de sus maestros los cuales dejaron una gran huella en su formación jurídica y lingüística. El primero de ellos es Muhammad bin Abd al-Muhayman al-Hadrumí el cual le enseñó el Hadiz y la lingüística y la Sira.

El segundo es Abu Abd allah bin Ibrahim al-ábili cual aprendió la lógica, Ciencias Naturales, Astronomía y Música.

Su vida como historiador :

En sus inicios su formación no era la de un historiador; el primer libro que escribió sobre historia fue el “kitab Al-Ibar” cuando ya contaba con 45 años dado que en su juventud dedicó más tiempo a la Filosofía, lo que se deduce de su Biografía. Así lo confirma también Ibn Al-Jatib su libro “ Al-Ihata bi-Ajbar Garnata.

Dos motivos fueron los que le hicieron interesarse por la Historia. El primero de ellos es la ricaexperiencia política que adquirió a lo largo de los años ocupando importantes cargos. El segundo motivo se debe a las reflexiones que se hizo como consecuencia de las intensas experiencias por él vividas. Se involucró profundamente en los sucesos políticos de su época teniendo una vida rica en experiencias y sorpresas y llena a su vez de éxitos y fracasos.

Vivió entre los palacios de los reyes y emires tanto de Marruecos como de Al-Andalus y Argelia persiguiendo la fama en ocasiones y otras huyendo de las persecuciones y de la cárcel estableciéndose finalmente en el castillo de Beni Salama en el año 776 H., abandonando entonces la políticay dedicándose a la Historia tras haber fracasado en sus metas en el campo de la política.

Sus fracasos en las experiencias políticas solamente son el reflejo de lo que ocurría en su época. Es el siglo octavo H. el siglo en el que se vislumbra la decadencia, tanto en Oriente como en Occidente, de la civilización árabe-islámica lo que supuso un gran impacto para él, hecho comentado en su Muqaddima. 

Las circunstancias de su vida personal y de su época fueron realmente lo que le indujeron a escribir la Historia, principalmente para aprender de ella y ayudarse a comprender el presente y sus problemas, al contrario que otros historiadores.

La combinación de sus ricas experiencias políticas y sociales así como sugran sentido crítico formaron una realidad a la hora de comprender y plasmar sus ideas en la historia. 

El conocimiento de otros historiadores, reforzó su sentido crítico viendo los errores que estos habían cometido ya que ellos habían escrito libros de Historia bajo la presión de la época en la cual vivieron y estando a merced de los gobernantes. 

En el estudio preliminar a la Muqaddima que hace Elías Trabulse, Ibn Jaldun es considerado como un precursor y un hombre abanzado para su tiempo en algunos aspectos sin embargo en otros parece anclado en el siglo XV islámico.

También hay que destacar que el sistema de Ibn Jaldún es prácticamente aplicable, debido a su amplitud, a cualquier momento o situación de la historia de la humanidad. Así, su historia es, como él mismo lo advierte, una historia universal. Lejos de concretarse a la historia del Magreb, incluye análisis de historias de otros pueblos como asirios, hebreos, griegos y romanos.

Su punto de vista de la historia lo enfoca principalmente en comprender el estado social del hombre, es decir la ciencia de las civilizaciones.

Comparado con otros historiadores para los que el individuo en sí es el que va creando la historia, para Ibn Jaldun es la sociedad la que hace el futuro siendo el individuo un átomo minúsculo cuyo único papel es el de ser espectador.

Para Ibn Jaldun “la historia es una ciencia digna, que se distingue por la nobleza de su objetivo, su gran utilidad y la importancia de los resultados....” Da gran importancia al rigor histórico, criticando la costumbre de algunos autores de relatar hechos históricos sin comprobar su veracidad gustando de los relatos y fábulas los cuales son adoptados luego por la gente sencilla que no sabe discernir de la realidad.

Ante todo para Ibn Jaldun ...”el historiador debe de conocer los principios fundamentales de la política, del arte de gobernar, la verdadera naturaleza de las entidades, el carácter de los acontecimientos, las diversidades que ofrecen las naciones, los países, la naturaleza geográfica y las épocas en lo que se refiere a costumbres, usos, modalidades, conducta, opiniones, sentimientos religiosos y todas las circunstancias que influyen en la sociedad humana y su evolución.....”

Ibn Jaldun clasifica las causas que inducen a la equivocación y la mentira a la hora de escribir la historia son:

- No ser preciso y razonable tanto por parte de la persona que vive los acontecimientos como por parte del trasmisor. Ibn Jaldun achaca esto a la subjetividad de la persona sin someterla a ninguna crítica ni razonarla.

- El no respetar las leyes de la naturaleza ya que el historiador en muchos casos cuenta hechos imposibles de suceder ya que van en contra de las leyes naturales.

- El desconocimiento de los fenómenos sociales y sus consecuencias y evolución.

- El historiador se limita en ocasiones a narrar los hechos históricos, tal como los citan los autores anteriores, letra por letra, mientras que Ibn Jaldun opina que debe de tener en cuenta la evolución de la sociedad así como el cambio de costumbres para dar a sus contemporáneos una visión que les ayude a comprender el presente.

Para Ibn Jaldun la historia es conocer las civilizaciones tanto en el aspecto externo como interno. En el aspecto externo incluye el relatar de los acontecimientos de los tiempos mientras que en el aspecto interno la historia sería una interpretación lógica de la actividad humana y lo que produce a través de los siglos en todos sus aspectos. 

Así pues su metodología no se detiene a narrar los hechos pasados sino que también a relacionarlos con el presente y el futuro, por lo tanto su libro kitab al ibar , contiene la sabiduría y la historia a la vez. La sabiduría en la introducción y la historia en lo que sigue.

Para finalizar queremos recalcar que estamos ante un historiador formado por su propia vida, al que se puede considerar como un precursor parala época en la que vive, separándose de todas las corrientes que afloran en su tiempo para plasmar las ideas que él se ha forjado de lo que realmente debe de ser un historiador. Es pues, un hombre consecuente a sus principios y que no duda en criticar a sus contemporáneos cuando piensa que sus estudios son erróneos.

Por otra parte podríamos considerarlo también como un precursor dentro de la Filosofía Social al considerar que no es el individuo en sí quien crea el futuro sino el conjunto de la sociedad, introduciendo además en la historia los fenómenos sociales, tratando de interpretar todo hecho social en el seno de la sociedad en la que se manifiesta.

BIBLIOGRAFÍA:

- Introducción a la Historia Universal (Al-Muqaddimah).- Estudio preliminar, revisión y apéndices de Elías Trabulse.

Fondo de Cultura Económica.- México. 1977

ÏÇÑ ÇáßÊÈ ÇáÚáãíÉ - Íóíä ÚÇÕí -ãÄÑÎÇ ÎáÏæä ÇÈä

ÈíÑæÊ- 1991

Volver