1.- INTRODUCCIóN

 

 

            Los árabes aparecen mencionados por primera vez, en algunos textos de la antigedad a lo largo del primer milenio antes de J.C., como habitantes de la semidesrtica península sudasiática que lleva su nombre -Península Arábiga- y por su presencia en los confines sirio-palestinos y mesopotámicos, pero no entran realmente en la historia hasta la aparicin del Islam en el siglo VII , poca en la que comienza la era árabe, la Hgira fechada en la marcha del profeta Muhammad de la Meca a Medina (año 622). Al largo periodo de tiempo anterior a esta fecha los árabes le llaman Yahiliyya  o poca de la ignorancia, pero solamente desde el punto de vista religioso, ya que esta poca pre-islamica es la que fija los artequipos culturales y literarios de la civilizacin arábigo islámica.

 

 

            El árabe clásico (fusha) saca su origen de los antiguos dialectos árabes. Los árabes de la Yahiliyya ( ááí ) -hablaban diversos dialectos pero tenían una Koin, una superestructura lingística común que era el vehículo de su literatura y será la lengua literaria árabe hasta nuestros días, aunque con las variaciones lgicas que puede recibir una lengua a lo largo de los siglos. Los árabes preislámicos poseían igualmente una escritura propia procedente del alfabeto fenicio y como tal se escribía de derecha a izquierda y era exclusivamente consonántica pero a diferencia de las otras lenguas semíticas unía unas letras a otras, era cursiva. Pero su utilizacin era ocasional y el saber se transmitía a travs de forma oral con un gran desarrollo de la capacidad de la memoria que sería y será la gran característica  de la cultura árabe, aún despus del uso habitual de la escritura.

           

 

            La literatura árabe nace en el medio beduino de los nmadas, pastores de camellos, recorredores de las reverberantes estepas semidesrticas de la Península Arábiga en busca de pastos y del agua que hace posible la vida y que aflora en pozos salobres o en los aosis, mancha verde en el horizonte que el beduino transcenderá como paraíso, agua procedente de las altas montañas por las breves y violentas tormentas primaverales que generarán arrambladas y una vegetacin efímera..  El agua se convertirá en el símbolo de vida, de la generosidad, hasta el punto que el árabe pedirá para sus muertos que la lluvia riegue sus tumbas.

           

 

            El hombre solo sobrevive en este medio hostil mediante un riguroso cdigo social, basado en la consanguinidad patrilineal. Los árabes tienen plena conciencia tnica patrilineal:  son semitas, descendientes de Abraham a travs de Ismael, hijo de Agar y no de Sara como en la Biblia.

 

 

            Las tribus árabes, que guardaban entre sí una solidaridad tnica de lazos de sangre agnaticios o de parentela patrilineal, vivían enzarzados en continuas luchas a las que les obligaba el duro equilibrio de la vida de las estepas semidesrticas, en donde la muerte de un hombre debía de ser compensada con igual prdida por aqullos que lo habían causado, aunque esta prdida podía compensarse econmicamente -el precio de sangre-, según el derecho consuetudinario que tambien regulaba treguas peridicas bajo la forma de meses sagrados.

 

           

            La generosidad y el honor se mezclaban. Cualquier viajero podía llegar a la tienda del más rico o del más pobre de los árabes , y sería bien recibido y alimentado durante tres días antes de ser preguntado quin era y qu quería. Violar las leyes de la hospitalidad es una gran deshonra. Además será protegido mientras permanezca alli y los perseguidores tendrá que respetar la inviolabilidad del hogar áí, en caso contrario podrí causar conflictos y guerras entre las tribus.

 

 

            La forma de vida beduina fue mitificada por la civilizacin árabe como emblemática de su humanismo convirtindola en el arquetipo cultural y tico, aunque los árabes pre-islámicos no eran exclusivamente beduinos y pastores de camellos. En la Península Arábiga existían valles agrícolas y un medio de vida basado en el sector de transporte comercial: las caravanas, que permitieron un cierto desarrollo urbano en los oasis como La Meca, Yatrhrib -luego Medina           áí- y una clase social de comerciantes.

 

 

            Por otro lado los árabes no se encontraban encerrados en su península sino que habían iniciado una expansin hacia la zona  siriopalestina y mesopotamia, creando pequeños reinos seminmadas.

 

 

 

2.- LA POESA

 

 

            La referencia principal y obligada de la literatura árabe remonta a la poca llamada jahiliyya (de juhl á: ignorancia), es decir la poca anterior al Islam. No es la poca de oro de la civilizacin islamo-árabe que sirve de referencia, ni es el Bagdad de Dar al Hikma (Casa de la Sabiduria edificada por Al-Mamun) sino una prehistoria imposible de imaginar. Una prehistoria cuna de la civilizacin árabe donde la poesía -no la prosa- marca las pautas de la creatividad. Un mundo de palabras recitadas -no escritas-, mundo de arenas sin arquitecturas , sin pinturas, sin esculturas.

 

 

            Era una poesía formal: el arte de discurrir en versos no se aplica a los pensamientos, sino a las palabras. Estas constituyen el objeto principal, mientras que los pensamientos son simples accesorios, diría Ibn Jaldun mas tarde.

 

 

            La poesía árabe andaba como reina absoluta por los caminos. Los árabes hablaban bien y los poetas árabes eran señores de este arte: verbos mágicos, torbellino de comparaciones y reglas y moldes para los predecesores.  Y es allí donde los poetas posteriores irán a abrevarse mas tarde en esta institucin llamada qasida í (poema),que significa precisamente dirigirse a alguien y en segunda acepcin atacar a alguien. Aunque la poca de la que se conservan los primeros especímenes, la qasida ya no tiene ese caracter belicoso, sigue siendo un poema dirigido al público, a un jefe de tribu o a un grupo de gentes a las que se alaba o vitupera, y es con frecuencia, contra alguien. Es una poesía de carácter social y forma parte de la sociedad de los árabes de la yahiliyya , sociedad beduina y tribal.

 

 

            El lugar donde se recitaba el poema se llamaba el samar   --(la velada), donde los beduinos junto al fuego y bajo las estrellas, hablaban de los acontecimientos del día y recordaban el pasado por medio de relatos y se celebraban sus triunfos. El rawiya - áí - recitaba los poemas de los contríbulos (posiblemente fueron recitados en ferias, mercados o escaramuzas para arengar contra el enemigo o llorar a los muertos) o el poeta improvisaba sus versos.

 

 

            El poeta (sa^ir ) tenia una importante condicin social en la tribu,  que consideraba sus poemas parte de su patrimonio conservándolos por medio del rawiya. La transmisin de estos poemas era oral y su oralidad se reflejaba en la existencia de las frmulas elocutivas propias de esta creacin/transmisin oral -según J.T.Monroe-. Contrario a la polmica creada por Taha Husayn, el cual ponía en duda la autenticidad de esos poemas atribuyendo su falsificacin a los fillogos árabes de Kufa y Basora. Probablemente sea cierta la falsificacion de algunas qasidas, pero stas serían copias de originales.

 

 

            El pueblo del Hijaz era la lite de las tribus árabes , entiende y goza de la poesía. Su lengua, rica en sustantivos para designar  los relieves del suelo, las lluvias, las cualidades y defectos de los seres, corresponden a una realidad geográfica y cultural. El poeta, hablando la lengua de su auditorio, podía facilmente apropiarse de l y lograr así su adhesin a las causas que canta. El poeta era el historiador, el genealogista, y el ministro de informacin de su tribu o quien le paga y protege. Sus versos precedían o sellaban las guerras.

 

 

            Este Olimpo árabe gozaba del privilegio de la extraterritorialidad. Era un tiempo de tregua en el cual masas inmensas concurrían con la sola arma de la palabra. Y aparecian los poetas. Su lengua era magnífica. Su vocacin sobrenatural. Ellos mismos poseían un genio particular. En esta sociedad, a la vez refinada y brutal, los jueces son los oyentes. El hroe es el poeta mismo. A l se debe el haber conservado las antiguas tradiciones. Es informante y antroplogo pero no siempre conforme con la vida colectiva: al lado de los poetas mercenarios existe la larga tradicin de los poetas bandidos del preislam. Su vida es el desierto. Sus companeros el caballo o el camello. Y esta poesía con sus formas exactas, su vocabulario y sus reglas, fue el modelo a seguir entre los poetas de Damasco, Bagdad, Crdoba, etc.

           

 

             La qasida es un poema monorrimo, de rima siempre consonante y mtrica cuantitativa, como la grecolatina, formada por una cantidad variable de versos todos construidos sobre el mismo ritmo, todos sellados con la misma rima, divididos en dos partes (hemistiquios) iguales siguiendo un plan rígido: la qasida se abre a un prlogo donde el poeta observa los restos de un campamento y se lamenta. Allí estuvo su amada. Allí tambin estuvo la tribu que abandon. Recuerda sus días felices antes de la separacin luego sigue con la mente el viaje de sus seres queridos.

 

 

            !Ah!, esta perfeccin .... suele decir con nostalgia Pedro Martínez Montávez mientras que Jacques Berque recitaba las Moa^llaqat áá como verdadero rawi      í- - (recitante) de ^Ukaz -   -(ciudad de la península arábiga).

 

 

            Los fillogos árabes del siglo VIII dividieron a los poemas en tres partes:

 

            - Nasib - í - o elogia amorosa, frente a las huellas del campamento de la tribu de la amada, el poeta recuerda los momentos felices que pas con ella antes de la separacin forzosa. En su poesía describe a su amada con abundantes metáforas, comparándola con el medio natural que le rodea, lleno para l de absoluta perfeccin (dunas, gacelas, etc.) Así describe el poeta An-Nabiga a su amada:

 

     Ella te miraba con los ojos negros de una gacela domesticada

     que llevase puesto un collar;

     su piel es mate como el oro puro, y su cuerpo perfecto

     es como una rama cimbreante;

     su vientre ofrece una delicada curva y su escote

     se hincha con un seno orgulloso;

 

 

            - El rahil - áíá - es una descripcin del viaje que emprende el poeta, en el cual menciona muchos lugares, nombres de valles y barrancos, etc. Describe los animales que habitan estos lugares, las inclemencias del tiempo, así como su caballo y camello. Así el poeta Ka^b ibn Zuhayr   í describe su camella y el ardiente paisaje por el que viaja en su poema de la Burda, que recit dedicado al Profeta y que corresponde plenamente a la esttica pre-islámica:

 

 

     Suad se fue a una tierra a la que no llegan

     sino las nobles, generosas y veloces cabalgaduras;

     no llegara sino una robusta camella, que tenga,

     a pesar del cansancio, el paso rapido y ligero:

     el sudor le cae detras de las orejas, transpirando,

     cuando busca las señales de un camino ignoto;

     escruta el espacio como un toro blanco salvaje

     cuando arden los pedregales y las dunas;

 

 

            - El fajr -  á-  el poeta describe la llegada a su meta, en donde se encuentra con la tribu, con el jefe, con el amigo y los enemigos.A los primeros les dedica un elogio (madih áí) o un poema de autoalabanza (fajr á). A los rivales les dedica una invectiva, una sátira (hiya á). El siguiente fragmento de An-Nabiga es un madih dedicado al rey de Hira:

 

 

     El Eúfrates va henchido por los vientos

     y sus olas espumosas baten sus dos orillas,

     engrosado por riachuelos desbordados,

     cargado de arbustos y plantas arrancadas,

     y el que navega sobre sus aguas, aterrado,

     se aferra al timn, con esfuerzo y fatiga.

     Y aún así no es comparable su generosidad a la de An-Nu^man,

     cuyas dádivas de hoy no excluyen las de mañana.

 

 

            Esta clasificacin por parte de los fillogos de una sola qasida no encajaba con la realidad de la poesía pre-islámica porque no se cumplían las tres partes, nasib í  , rahil áíá y madih áí , encontrándose estos temas de forma independiente.

 

 

            Los árabes dividieron lo literario en dos grandes apartados: nazm  á   y natr á lo ordenado y lo esparcido, describiendo de esta forma a la poesía y a la prosa.

 

 

 

3.-AL-MU^ALLAQAT  áá

 

            3.1- EL CONTEXTO HISTORICO

 

           

            En una pequeña ciudad llamada ^Ukaz , se reunían cada año , en una larga feria, todas las tribus de la Península Arábiga. Alli hacían y deshacían alianzas, comerciaban y contactaban con las gentes de otras tribus. Sin embargo una de las actividades más importantes de estas ferias era sin duda la poesía.

 

 

            Se hacían concursos, se juntaban los poetas que acudían de todos los rincones de Arabia para medir su habilidad potica y narrar sus hazañas. Sus qasidas  trataban de los temas del Nasib  áí, Rahil áíá, Madih áí, Hiya á y Rita á . No importaba que se decía sino cmo; la qasida era el objeto, no el medio. La palabra era su arma que tenía mas efecto que la espada, sus versos podrían causar enemistades, rivalidades y tambien alianzas entre las tribus. El poeta en muchos casos era el representante de su tribu, cantaba su causa.

 

 

            El poema se volvía ídolo y el poeta un semidios. El pueblo se sabía de memoria aquellos versos monorrítmicos, sellados con una sola rima, cada uno completo e independiente como un medalln. Ningún verso podía montarse sobre el siguiente. No había jamás un conjunto, una síntesis. El verso -su imagen, impresin y pensamiento- valía por si mismo.

 

           

            En ^Ukaz - -, el ganador de los concursos poticos tenía su qasida í  grabada en letras de oro sobre pieles de animales y colgada alrededor de la Qa^ba á, al mismo nivel que uno de los innumerables ídolos que se encontraban allí. De este hecho viene el nombre Mu^allaqat del verbo arabe ^allaqa -á- , colgar. Cuestin que ha hecho correr mucha tinta y puesta en duda por los invistigadores occidentales (cosa que no es rara en ellos, ya que durante mucho tiempo  ,dudar ha sido la tnica sistemática de sus invistigaciones, en todo lo relacionado con lo árabe. Algunos han escrito amplíisimos estudios sobre el mundo árabe y el Islam sin saber una palabra de árabe) aduciendo motivos y dificultades tcnicas para la fijacin por escrito de la poesía siendo poco usual su utilizacin en la poca yahilí, y atribuyen su nombre a una interpretacin de tipo etimolgica popular forzado del trmino colgada y debido al gran respeto y valor que honoraban al arte de  la escritura.

 

 

            En menos de doscientos años unos cien poetas establecieron una herencia válida hasta hoy. Dos o tres siglos despus de su creacin,  los eruditos musulmanes reunieron sus poemas. Circularon varias antologías, la más famosa de las cuales, la del recitador (rawi) Hammad, es conocida como las Mu^allaqat (colgadas áá). Pero stas no son las únicas fuentes que poseemos sobre la poesía árabe de la poca pre-islámica. Existen, un manuscrito que reúne la obra de seis poetas antiguos llamado al-Mufaddalat áá (las preferidas), otro conjunto de poesía beduina llamado As^ar al-^arab   á  ( la poesía de los árabes), un libro llamado Hamasa      reunido por abu Tammam , que recoge la poesía pica del desierto, los poemas de los bandidos  As^ar al-lusus áá y el libro de las canciones Kitab al  agani áí   de  abu  Farah  al-Asfahani áí. Todos ellos constituyen una fuente muy importante sobre el mundo de los árabes de la Yahiliyya, y donde los poetas desempeñan el papel de testigos e historiadores.

 

 

            3.2.- LOS POETAS

 

 

  El número de las Mu^allaqat está en contradiccin. Algunos consideran que son siete y sus autores son los siguientes:

 

- Imru Al Qays                                

            - Tarafa Bnu Al Abd 

            - Zuhayr Bnu Abi Salma      

            - Labid Bnu Rabi^a  

            - ^Amru Bnu Kulzum       

            - ^Antara Bnu Saddad         

            - Al Harit Bnu Hil-liza

 

Mientras que para otros son ocho y añaden :

 

            - Annabiga Addubyani         

 

Y para otros son diez y agregan los nombres de :

 

            - Al A^sa Al-Akbar    ( )         

            - ^Abid Bnu Al Abras           

 

 

Mientras que para otros son ocho y añaden :

 

            - Annabiga Addubyani

Y para otros son diez y agregan los nombres de :

 

            - Al A^sa Al-Akbar    ( í

            - ^Abid Bnu Al Abras           

 

 

            A la cabeza de todas las listas se encuentra un nombre: Imru-l- qays áí , hijo del rey de Kinda, este autntico príncipe fue nombrado filarca de Palestina por el emperador bizantino Justiniano. Su padre fue asesinado y l fue despojado de su herencia. Incluso toda su vida fue potica: rey destronado y errante buscaba recuperar el trono de su padre sin poder hacerlo. El emperador Justiniano quiso utilizarlo en contra de los persas y lo llama a Constantinopla donde residi durante un tiempo esperando un cargo político que nunca llego. Entonces el rey poeta se encamina hacia el desierto tras librarse del político. Su vida esta marcada por grandes momentos: su gran amistad con el poeta Sumuil íá , el abandono de su mujer, quien prefirio al poeta ^Alkama á.

 

            Su mu^allaqa á -con rima en l- á - y ritmo (bahar ) largo - queda impresa en la mente de todos los árabes de Damasco a Rabat hasta hoy en día. No es de extrañar que un estudiante de árabe  de Primaria supiese de memoria el comienzo de su famosa qasida qifa nabki min dikri habibin wa manzili ....

 

 

 

 

 

     Haced alto!: lloremos al recuerdo de un amante y campamento

     al termino de sinuosas dunas, entre Dajul y Hawmal....

 

 

            Esta qasida está dedicada a su prima de la cual estaba enamorado.

 

 

            Otro ganador de ^Ukaz - - es Tarafa B. Al-^Abd Al-Bakri á áí, poeta desde sus mas tiernos años, hijo de una familia de poetas y protegido durante un tiempo por el rey de Hira. Pago con su vida el terror de su lengua. Su Mu^allaqa es la mas larga de las siete que figuran en la antología de Hammad (contaba con 102 versos). En ella canta a sus camellos y sus orgías. Elogia el vino y los placeres de la vida. Su frivolidad ocultaba un caracter reflexivo y pensamientos profundos. Fue quizá el único de los poetas de la antiguedad arabe en acercarse a la filosofía.

 

 

            Comienza su qasida haciendo referencia a los restos dejados por un campamento nmada y refleja una de las costumbres árabes de tatuarse el dorso de la mano.

 

 

           

     En el pedregoso arenal de tahmud hay trazas de jawla

     que semejan cual restos de tatuaje al dorso de la mano

     Parando allí mis compañeros junto a mí sus monturas

     decían : No parezacs de pesar sufrelo                                    

           

            Esta Mu^allaqa á fue compuesta con ocasin de haberse extraviado unos camellos de su hermano: cuando fue a pedir ayuda a su primo para encontrarlos, ste le reproch duramente a Tarafa el que los hubiera dejado escapar por descuido y luego ir a pedir ayuda para encontrarlos. Es muy notable en esta Mu^allaqa su nasib í-- inicial, en que Tarafa --  explica su postura filosfica ante la vida, su absoluto agnosticismo, su firme resolucin de consumir a la par vida y fortuna en los mejores placeres. En su breve rahil nos muestra un arranque de naves cruzando el mar, un reflejo de la tradicional navegacin en el Golfo Prsico y su ambiente:

 

           

áí í í                       í áá ú íúí

í á íú                     áú áíá áí

 

 

     Naves adulies o como las de ibn Yamin

      que, ora en su curso, ora a bordadas, el marinero lleva

     Sureando su proa las ondas del agua

     cual divide la tierra con la mano quien juega al mufayil

 

 

            El tercero en la lista de las Mu^allaqat -á- se llama Zuhayr bin Abi Salma í í á, de la tribu de Muzayna, que dio a la antigedad árabe sus tres más grandes poetas: Imru^l Kais, Al Nabiga al Zubiyani y el propio Zuhayr. En su familia había numerosos poetas. Era un hombre muy moralista que predicaba el olvido de las injurias y la paz entre las tribus.

 

 

            Virti en sus versos más bellos las ideas más profundas. Vivi los principios del Islam pero era, l mismo, hombre de la Yahiliyya. Su mundo era el de las tribus. El Islam representaba un paso adelante: aquel que lleva a forjar la nacin.

 

 

            El cuarto de los señores de ^Ukaz se llamaba Labid Bnu Rabi^a áí í , poeta humano y sensible, erudito, de lengua rica que se convirtio al Islam y no volvi a escribir más que un solo verso despidindose de la poesía. Vivi entre 120 y 145 anos.

 

 

            ^Amru Bnu Kulzum á , era un hombre típico de su poca;. Su madre Asma , según la leyenda, cuando estaba embarazada, tuvo un sueño en el cual un señor le decía Laila, tendrás un niño que será valiente como un leon...

 

 

y cuando naci el niño tuvo otro sueño en el cual le decía que el niño gobernaría su pueblo a los 15 años, y asi a sta edad, era el dirigente de su tribu.

 

 

            En sus poesías llamaba a las armas y hablaba de triunfos, cantaba al amor-pasin y elogia la valentia de las mujeres. Entre su tribu Taglib á  y la tribu Bakr    había una fuerte rivalidad y un dia acudieron a la corte del rey de Hira ^Amru Bin Hind , para que pusiera fin a las disputas entre las tribus con su mediacin. Tras una fuerte discusin entre l y su contrincante de la tribu de Bakr , se levant y recit su famosa poesía de su Mu^allaqa donde canta al vino y al amor , amenaza al rey y elogia a su tribu desafiando a los reyes en general, lo que le supuso la enemistad del rey de Hira quien mas tarde humill a su madre lo que provoco su ira, matando al rey. En estos versos refleja su ira:

 

 

            Su Mu^allaqa es lo mas importante de sus poesías, estando formada sta por más de mil versos aunque solamente nos han llegado unos pocos . Se piensa que esta Mu^allaqa fue compuesta en varias etapas ya que algunos versos cuentan la enemistad existente entre las tribus Taglib á y  Bakr  asi como los hechos acaecidos con el rey de Hira.

 

 

            Otros versos cuentan hechos que acontecieron en pocas más tardías, por ejemplo el asesinato del rey de Hira.

 

 

            Al comienzo de la Mu^allaqa habla de los placeres del vino y de beberlo temprano, a primera hora del día, y sus efectos sobre los que lo beben. Esto difiere de lo acostumbrado en las poesías yahilíes en las que comenzaban citando los restos del campamento, el viaje de los amados, etc.

 

 

            A continuacin pasa a describir la mujer comparando su cuerpo con aquello que a l le gustaba llegando al tema fundamental de la poesía que es el orgullo de sí mismo y de su pueblo, el elogio por su valentía y sus desafíos a los reyes, así como el miedo y respeto que tienen las otras tribus debido a su fuerza. El comienzo de la Mu^llaqa es el siguiente:

 

 

á í úí                        á úí áí

ú á í                         á á í

 

 

            En el primer verso el poeta le dice a la mujer que traiga el vino por la mañana temprano, y le advierte que no guarde los mejores vinos del pueblo.

 

 

            En el segundo verso describe el color del vino comparándolo con el brillo de las perlas.

 

 

            Uno de los hroes populares y epopeyas, cuya Mu^allaqa ha sido famosa por sus versos describiendo al caballo en plena batalla , es ^antara ibn saddad de la tribu de ^abs , hijo de un padre noble y madre esclava de origen etiopí, enamorado de su prima ^abla á . Pas su vida cantando sus propias hazañas y participando en la guerra de su tribu contra la tribu de zubiyan í .  Guerrero frentico y cantor de combates, se transform en el hroe oficial de su tribu y más tarde de los árabes conocido por Faris al-^arab á .

 

           

            Sus versos estan considerados como una obra maestra de musicalidad:

 

Mikarrin mifarrin muqbilin mudbirin ma^an....

úá ú ....

 

            En su famosa Mu^allaqa toca todos los temas en general, aunque los versos dedicados a su prima son muy conocidos por los árabes:

 

 

 

     Me acorde de ti cuando las lanzas me alcanzaban

     y los puñales goteaban mi sangre;

     quise besar las espadas porque

     brillaron como el resplandor de tu boca

 

 

            Al Harit Bnu Hil-liza á áí , el sptimo de los señores de la Mu^allaqa , era el poeta de la tribu de Bakr y uno de sus dirigentes. Se hizo famoso por su Mu^allaqa: adanatna bibayniha asmao íú ú . Se cuenta que el motivo que el empujo a recitarla fue el hecho de que estando las tribus de Bakr y Taglib en la corte del rey de Hira el cual mediaba entre las dos, se enfad el rey con el representante de su tribu, hecho que hizo Al Harit recitase el poema para alabar al rey y ganar su confianza (lo contrario que hizo ^Amru Bnu Kulzum á que desafi y ofendi al rey).

 

 

            Sus versos en alabanza al rey de Hira, fueron los mejores de su poesía y le dieron la fama, siendo muy conocido en el arte de las alabanzas. En sus poesías utilizaba la lgica sabiendo llegar a sus oyentes e influir en ellos ganando su apoyo. En su Mu^allaqa hace referiencia al medio en el que vivía , amenaza a sus enemigos y alaba a su tribu.

            Además en sus versos cuenta que Asma ha decidido marcharse y que a pesar de su larga estancia entre ellos, no se ha aburrido con ella.

 

 

            Annabiga Addubyani á áíí, fue apodado asi por su habilidad y su notabilidad a la hora de componer versos. En sus primeros años estuvo en la corte del Nu^man á , rey de Hira alabando sus cualidades y sus buenas obras, llegando a ser el poeta principal de la corte durante muchos años. Pero esto no le duro mucho, ya que los enemigos que tenía en palacio pusieron al rey en su contra y tuvo que salir huyendo. Se cuenta que sus enemigos habían dicho que el poeta habia satirizado al rey lo que caus la ira en el monarca. Otros dicen que su ira fue por una poesía que había compuesto en la que describia las distintas partes del cuerpo de la esposa del Nu^man á. Ademas de las versiones anteriores, no se excluyen los motivos políticos. Posteriormente volvi a la corte sin que se conozcan realmente los motivos de su regreso y el perdn por parte del rey.

 

 

            Ha sido comparado con los grandes poetas de la yahiliyya, siendo considerado como el mejor de entre ellos. Incluy un nuevo estilo en la poesía árabe y es el arte de la disculpa á  . Demostr una gran innovacin en este campo.

 

            En su Mu^allaqa alaba al Nu^man á y le pide disculpas por los injustos comentarios causados por las intrigas de la corte, explicándole al rey su inocencia.

 

 

 

 

            Entre los asiduos de la feria de ^Ukaz, acudía un hombre cuyo verdadero nombre nadie recuerda pero cuyo apodo es Al-A^sa í í áí)  á). Fue llamado así por la debilidad de su vista y pas a ser representativo de una poesía en extremo musical en la que la forma le gana al fondo y la libertad potica lleva al uso de palabras persas para lograr sus efectos. Poesía panigrica, báquica o satírica de un cortesano formado tambin en la corte de Hira.

 

           

            Está considerado el autor mas prolifico. Su Diwan es el mas extenso de la poesía árabe en la poca preislámica. Contiene 82 qasidas y 2.326 versos. Los críticos le consideran el emir de los poetas de la yahiliyya . Otros consideran que hay demasiada poesía atribuída a l compuesta en el Kufa y otros sitios de Irak. En su Mu^allaqa describe a su amada y al vino y satiriza a algunas personas de su entorno; tambin amenaza con la venganza y al mismo tiempo se autoalaba.

 

           

 

            En estos versos el poeta ordena a su corazn que se despidiera de Hurayra antes de partir, pero repentinamente teme decirle adios. En el segundo verso la describe caminando despacio, como aquel que no puede andar bien entre el barro.

 

 

            En las paginas anteriores hemos tratado de hacer una breve historia de las Mu^allaqat así como de sus autores, intentando describir el ambiente reinante en aquella poca. No obstante no hemos podido conseguir ningun tipo de bibliografía sobre el supuesto dcimo poeta de las Mu^allaqat .

 

 

 

 

4.-BIBLIOGRAFíA

 

 

- La Literatura árabe clásica.- María Jesús Rubiera Mata.- Alicante: Universidad, 1996.

 

- Las Mu^allaqat: Antología y panorama de Arabia preislámica.- Federico Corriente Editorial: Instituto Hispano-arabe de Cultura. Madrid, 1974.

 

 

-       - -  

-      -   -

-   - -

-   -   -  

-     - -

-   - -

- - -  1995

-         Observación: En est texto hay letras en árabe y por lo tanto para poder visualizar las palabras bien hay que escoger un tipo de letra en árabe.

 

Volver a Inicio Volver a Cultura

-