CONSTRUCCIÓN CON TIERRA: TRADICIÓN Y NUEVAS APLICA-CIONES.

Cañas Guerrero, Ignacio ; Fuentes Pardo, José María (p)

 

 

RESUMEN:

En esta comunicación se ofrece una visión de conjunto sobre las técnicas de construcción con barro, una tradición íntimamente ligada al medio rural español.

Aunque existe una tendencia errónea a considerar la tierra como un material de bajas prestaciones, en la actualidad, constituye una interesante alternativa para el proyectista preocupado por integrar la construcción rural en el paisaje.

A partir de una revisión bibliográfica sobre el tema y del estudio de casos prácticos en la provincia de Soria (Ribera del Duero), se ofrece aquí una revisión de los sistemas tradicionales de construcción con tierra, se enumeran las ventajas derivadas de su uso y se ofrece una proyección de futuro para dicho material.

1 - INTRODUCCIÓN:

Aunque la construcción de edificios con barro es una tradición arraigada en el medio rural, donde existe un vasto patrimonio así edificado, durante las últimas décadas, apenas se construyen nuevos edificios de tierra dado el acelerado éxodo y envejecimiento de la población rural, los prejuicios contra el material, la pérdida del saber-hacer popular y la aplicación de nuevos sistemas de construcción industrializados.

No obstante, el empleo de nuevos materiales en el medio rural no siempre se integra bien en el paisaje, en un momento en que éste ha pasado a ser considerado por las economías rurales como un recurso de vital importancia.

La necesidad de conservar las construcciones de barro en los pueblos hace necesario un esfuerzo de investigación y análisis de las soluciones tradicionales, basadas en un legado evolutivo centenario. Así mismo, la aparición de bloques comprimidos de características mecánicas apreciables y los estudios realizados sobre estabilización de la tierra, deben suponer un avance hacia la incorporación definitiva del material al ámbito de la construcción rural.

2 - LAS VENTAJAS DE LA TIERRA COMO MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN:

Las potencialidades de la tierra como material de construcción son innegables. Algunas de las causas se recogen en las líneas siguientes::

  1. Fácil integración de las construcciones en el paisaje (Bajo impacto visual).
  2. Figura 1 – Colmenar de barro bien integrado en el paisaje

    (Castillejo de Robledo – Soria)

  3. Material abundante y barato (Puede reincorporarse la tierra procedente de excavaciones y obras de acondicionamiento, evitando costes de transporte a vertedero y reduciendo los problemas que ocasiona su depósito).
  4. Carácter reciclable del material, pues se reduce fácilmente a su estado original tras el derribo del edificio, sin producir residuos de carácter industrial.
  5. La producción es simple y requiere bajos recursos tecnológicos, lo que hace este tipo de construcción accesible incluso para economías muy modestas.
  6. El proceso de producción del material es limpio y requiere bajos consumos de energía, como puede apreciarse en el siguiente gráfico:
  7.  

    Figura 2 - Energía necesaria para producir 1 kg de distintos materiales (kw·h)

    Elaboración propia a partir de datos de Sinha, S. - 1997

  8. El material presenta buenas características como aislante térmico frente a otros materiales de construcción de uso frecuente.

MATERIAL

Conductividad térmica

Adobe (densidad: 750 kg/m3)

Bloque de tierra compactada típico

Ladrillo

Hormigón en masa

0.25 W/mşC

0.34 W/mşC

0.85 W/mşC

1,50 W/mşC

Tabla 1 – Conductividad térmica de algunos materiales de construcción.

3.- LOS SISTEMAS TRADICIONALES DE CONSTRUCCIÓN CON TIERRA:

Las primeras referencias a edificaciones construidas con barro en España se deben a Plinio (siglos I y II), quien en su Historia Natural menciona que "en España se ven torres y atalayas hechas de tierra de antigüedad remotísima".

En el ámbito mediterráneo podemos mencionar las siguientes técnicas tradicionales:

3.1 - Tapial:

Técnica basada en la compactación de la tierra mediante apisonado manual de grandes masas de tierra, empleando un encofrado o molde desmontable de madera.

Entre las diferentes técnicas de construcción con tapial merece la pena mencionar:

  • Tapia común
  • Tapia mejorada: Mezcla de la tierra con gravas o cal (Tapia real).
  • Tapia reforzada en las caras: Con distintos materiales (Tapia valenciana: Mampuestos de piedra / Tapia calicastrada: Argamasa de arena gruesa y cal) en las caras exteriores para mejorar la tapia y la adherencia del revestimiento.
  • Tapia reforzada: Juntas entre bloques de tapial reforzadas con mortero de yeso o cal. Evita efectos de retracción, mejora la trabazón y refuerza puntos débiles.
  • Tapia con machones: El tapial actúa como relleno entre machones que reciben las cargas (zonas de mayor resistencia de ladrillo, adobe o yeso). En ocasiones se refuerzan también las juntas horizontales con varias verdugadas.
  • Tapia con entramado de madera: Un entramado de madera recoge y transmite las cargas de la edificación, cumpliendo el tapial una función de cerramiento.

3.2 - Adobe:

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define el adobe como una "masa de barro mezclado a veces con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al aire que se emplea en la construcción de paredes y muros".

Supone un segundo paso en la evolución de las técnicas constructivas con tierra, al ser más manejable, poder manipularse cómodamente en altura, posibilitar su empleo en el relleno de entramados y permitir la fabricación de bóvedas, arcos y cúpulas.

Figuras 3 y 4 – Arco y bóveda de adobe en Langa de Duero y Atauta (Soria).

El moldeado de los adobes se realiza en un molde de madera denominado adobera o gradilla, tras extraer la tierra, cribarla, estabilizarla con paja, mojarla y amasar la mezcla hasta que quede compacta, homogénea y sin grumos.

Las medidas de las piezas suelen ser de 25 ó 33 cm de longitud (tres o cuatro piezas para completar 1 m), 20 cm de anchura y grosor de 10 cm.

1.- Modelo de adobera para fabricar adobes medianeros.

2.- Adobe de medianería.

3.- Modelo de adobera para fabricar adobes para cerramientos externos.

4.- Ballarte: Elemento para transportar el barro.

5.-Cuezo: Elemento para recoger el barro sobrante que se empleará para realizar enlucidos.

 

 

Figura 5 - Utensilios para fabricar adobes (Museo etnográfico-Alcubilla del Marqués)

3.3 – Entramados de madera y emparrillados:

Entramado: Técnica de construcción consistente en una estructura formada por piezas de madera (de unos 10 cm de diámetro) en disposición más o menos compleja, que recibe y transmite las cargas, dejando entre sí vanos o paños que se rellenan con adobes colocados a soga, horizontalmente o inclinados (en espina de pez).

Figuras 6 y 7 - Entramados y emparrillado en fachadas (provincia de Soria)

Emparrillado: Formación de un encestado con varas de sabina o enebro sobre palos verticales de mayor grosor. El conjunto se revoca con una argamasa de barro.

4.- TÉCNICAS TRADICIONALES DE PROTECCIÓN DE MUROS DE TIERRA:

En las siguientes líneas se recogen algunos técnicas y detalles constructivos utilizados desde la antigüedad para reducir el deterioro en las construcciones de barro:

    1. - Protección de la parte inferior del muro:

  • Un zócalo de mampostería evita que el agua de lluvia de lluvia salpique la pared, deteriorando su base y el ascenso por capilaridad de la humedad del suelo.

Figuras 8 y 9 – El zócalo evita el deterioro de la base de los muros.

  • Realizar zanjas de drenaje alrededor del edificio o dar ligera pendiente a la calle para facilitar la evacuación de las aguas de lluvia.

4.2 – Cubiertas y/o culminación de los muros:

  • Construir aleros amplios que protejan la pared ante la acción erosiva del agua.

Figura 10 - Alero amplio en fachada de adobe (Matanza de San Esteban - Soria)

  • Vigilar y mantener la cubierta del edificio; reemplazar las tejas descolocadas y limpiar la suciedad acumulada en canales y canalones.

  • Colocar una viga de atado sobre el muro para facilitar el reparto de las cargas.
  • Formas tradicionales de culminación de muros construidos de barro:

Figuras 11 y 12 – Culminaciones de muros (Provincia de Soria)

4.3 - Revestimientos:

  • Seleccionar un revestimiento adecuado sin que exista un salto de resistencia excesivo con la base estructural del muro, para evitar su desprendimiento.

Figuras 13 y 14 – Desprendimiento de revestimientos sólidos en fachadas de adobe.

5.- PERSPECTIVAS DE FUTURO. LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

Actualmente, la investigación para hacer de la edificación con tierra una práctica moderna y competitiva se centra en el estudio y mejora de los sistemas tradicionales, el desarrollo de nuevas técnicas acordes (estabilización del producto) y la normalización de ensayos sencillos para controlar la calidad de las obras ejecutadas con tierra.

En Australia y Estados Unidos la tierra prensada empieza a usarse a gran escala y existen ya fabricantes y constructores dedicados a este material (Sinha, S. 1997).

Figura 15 - La estética del barro goza de gran popularidad en Australia y EEUU.

6. – CONCLUSIONES:

El estudio que aquí se presenta muestra una visión de conjunto sobre las técnicas de construcción con tierra y ofrece soluciones técnicas y nuevas aplicaciones de este material para la ejecución de proyectos de nueva planta o la rehabilitación y reutilización del vasto patrimonio edificado con barro en el mundo rural.

7. – BIBLIOGRAFÍA:

[1] ÁLVAREZ M. ; GUINEA M.J. ; DÍAZ-ROMERAL J. , 1984 – "Constru cciones a base de tierra" – Informes de la Construcción - vol. 36 – nş 365 – pp 47-51

[2] MALDONADO L. ; VELA F. , 1999 – "Curso de construcción con tierra" – Cua dernos del Instituto Juan Herrera – ETS Arquitectura- Madrid – Cuadernos 51.01, 54.01 y 103.01

[3] SINHA, S. , 1997 – "Down to earth buildings" – Architectural Design (London, England) vol. 67 – Jan/Feb – pp 91-93.

[4] VARIOS , 1999 – "Arquitectura de tierra: Encuentros internacionales – Centro de Investigación Navapalos" – Ministerio de Fomento – Madrid, 279 pp.

8.- CORRESPONDENCIA:

Dpto. Construcción y Vías Rurales - E. T. S. de Ingenieros Agrónomos.

Avda. Complutense s/n. – Ciudad Universitaria – 28040 - MADRID

Teléfono: 91 336 57 67 - Fax: 91 336 56 25

e-mail: icanas@cvr.etsia.upm.es / jmfuentes@cvr.etsia.upm.es

Los autores agradecen a la Asociación Tierras Sorianas del Cid y al Ministerio de Ciencia y Tecnología su colaboración en la financiación de este trabajo.