8/6/2018

INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

RECONOCIMIENTOS

XVIII Edición de los Premios Sabina de Oro y Sabina de Plata

Doña Conchita Martínez Bernat y Doña María Villarroya Gaudó, merecedoras de los Premios Sabina de Oro y de Plata respectivamente

Entrega de premios: jueves, 28 de junio de 2018
Hora: 19:30 horas
Lugar: Caixaforum

La entrega de premios se realizará el próximo día 28 de junio de 2018, jueves, a las 19:30 horas, en CAIXAFORUM. La entrada será libre hasta completar el aforo. Posteriormente al acto tendrá lugar un pequeño cocktail.     

Doña Conchita Martínez Bernat, merecedora del Premio Sabina de Oro 2018, propuesta para el premio por el Instituto Aragonés de la Mujer  y Doña María Villarroya Gaudó, merecedora del Premio Sabina de Plata 2018, propuesta por la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) y por la Universidad Autónoma de Barcelona. La elección ha sido sumamente difícil, por el perfil del resto de candidatas, pero esta misma dificultad es una prueba de que el principal  objetivo de estos premios, la visibilización de las mujeres en los diferentes ámbitos, se está consiguiendo.  Aunque en internet se encuentran los curriculums completos, aquí se detalla una reseña de cada una.      

Sabina de Oro de 2018,  Conchita Martínez Bernat:

Tenista aragonesa con un excepcional palmarés nacional e internacional, comenzó muy joven en la competición. Con 15 años ganó la medalla de Oro en los Juegos Mediterráneos de 1987.  Su debut en el antiguo circuito de Virginia Slims fue en Suiza en 1988, en el torneo previo a Roland Garros. En el  Roland Garros de 1988, primer 'Grand Slam' en el que tomaba parte, dejó su tarjeta de presentación, en el que destacaba un 'drive' considerado como el mejor del circuito. Meses después, en Sofía, Conchita conseguía su primer título como profesional después de dejar por el camino a Katerina Maleeva, número 14 del ranking mundial, y a Barbara Paulus en la final.   En 1989 sumó tres nuevos títulos, Wellington, Phoenix y Tampa. En 1993 Conchita se convirtió en la primera tenista española desde Lili de Alvarez en 1928, en llegar a las semifinales de Wimbledon y ganó el abierto de Roma. En el año 1994, Conchita Martínez se convertiría en la primera, y única hasta 2017, tenista española en ganar el torneo más prestigioso del panorama tenístico, Wimbledon, derrotando a Martina Navratilova en la final por 6-4, 3-6 y 6-3.34. La jugadora española alcanzaría la última ronda de un torneo de Grand Slam otras dos veces, en Australia (en el año 1998) y en Roland Garros (en el año 2000). 

Además de su rendimiento a nivel individual en la WTA.  Conchita Martínez ha demostrado también su capacidad como jugadora de dobles.  En esta modalidad la tenista ha conseguido 13 títulos de la WTA y en compañía de Virginia Ruano, la clasificación para el Masters Femenino en el año 2005, año en el que se situó entre las diez mejores doblistas del mundo.  Conchita Martinez ha competido con España tanto en los Juegos Olímpicos como en la Copa Federación consiguiendo cinco títulos y tres medallas olímpicas.

El 15 de abril de 2006 Conchita anunció su retirada del circuito profesional, destacando como hitos de su carrera, haber logrado torneos en todas las superficies posibles (33 individuales de la WTA), ser la única española que ha ganado medallas en tres Juegos Olímpicos distintos, haber ganado 71 partidos en una temporada (1993) y ser la primera tenista que gana por un doble 6-0 a una jugadora situada entre las diez mejores del mundo. El 26 de enero de 2013 fue elegida capitana del equipo español de Copa Federación.  El 5 de junio de 2015, fue a su vez designada por la RFET capitana del equipo español de Copa Davis, convirtiéndose así en la primera mujer en ponerse al frente de la selección masculina de tenis.

 

Sabina de Plata de 2018, María Villarroya Gaudó:

Profesora Contratada Doctora en el Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas. Área Arquitectura y Tecnología de Computadores, Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza.   La doctora Villarroya lidera un grupo de mujeres, mayoritariamente de ese departamento, que lleva años trabajando en pos de la igualdad de hombres y mujeres. En los años 90 fue fundadora de la Asociación de Mujeres Científicas y Técnicas de Aragón (MUCIT), posteriormente integrada en la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT). Desde entonces ha liderado diferentes iniciativas para visibilizar a las mujeres del ámbito tecnológico. Entre esas iniciativas destaca la campaña 'Una ingeniera en cada cole', planteada por la Dra. Villarroya y acogida con entusiasmo por parte de mujeres ingenieras del mundo académico inicialmente y, ahora también, del profesional gracias al apoyo de los Colegios Profesionales. Dicha iniciativa ha recibido el Premio de Divulgación Tercer Milenio en su última edición.
Estas y otras iniciativas, como el GirlsDay (primero en ser llevado cabo a nivel español) o Wikilnformática, no se podrían haber llevado a cabo sin el trabajo, el entusiasmo y el liderazgo de la Dra. Villarroya.
Así, en el Grado de Ingeniería Informática de la Universidad de Zaragoza, la presencia de mujeres ha ido disminuyendo en los últimos años estando hoy en día por debajo del 10%. Es por esto que consideramos que iniciativas como las lideradas por la Dra. Villarroya son imprescindibles para intentar revertir esta tendencia.      

    Compartir: