22/12/2017

INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

Toda la energía eléctrica consumida en la Universidad de Zaragoza es 100% de fuentes de origen renovable

La Institución ya se encuentra inscrita en el Registro de huella de carbono del Ministerio de Medio Ambiente y el siguiente objetivo es conseguir el sello "Reduzco"

El campus aragonés se comprometió a que el 100% de la energía eléctrica consumida en la Universidad debiera tener certificado de garantía de origen renovable, es decir, que toda la energía eléctrica consumida fuera 100% verde, lo cual es una realidad desde el 1 de enero de 2017

La Universidad de Zaragoza ya se encuentra inscrita el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono del Ministerio de Medio Ambiente, con una huella de 14.265,57 Tn CO2eq para el año 2016. La Universidad de Zaragoza a través de este sello se comprometió a reducir sus emisiones durante este año 2017 que está a punto de acabar.

Para ello, ya a finales de 2016 se marcó una iniciativa muy ambiciosa: "El 100% de la energía eléctrica consumida en la Universidad debería tener certificado de garantía de origen renovable", es decir, que toda la energía eléctrica consumida sería 100% verde. Esto es una realidad desde el 1 de enero de 2017. 
 
Desde la Oficina Verde comienzan ya a trabajar en el cálculo e inscripción de la Huella de carbono de la Universidad para el año 2017, con el objetivo de seguir avanzando en conseguir el siguiente sello Reduzco.
 
En el mes de enero, el Gobierno de Aragón hará entrega a la Universidad de Zaragoza del Sello que representa el Registro de huella de carbono, el cual facilita a las organizaciones demostrar su participación en el registro y, por otro lado, permite reflejar el grado de esfuerzo acometido por las mismas en la lucha contra el cambio climático
 
En España únicamente 6 universidades han realizado el registro de su huella de carbono, siendo la Universidad de Zaragoza la segunda por número de alumnos de toda España que registra sus emisiones equivalentes, y únicamente 2 universidades han conseguido la segunda parte del sello que avala su reducción de emisiones.

    Compartir: